elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Violencia

Los 16 puntos más importantes en la actualización del informe de Michelle Bachelet sobre Venezuela – El Nacional – 10 de Marzo 2020

El documento señala la escalada de tensión política que se ha registrado en el país en los últimos meses y la continuidad de la situación de crisis que ha impactado en la calidad de vida de los ciudadanos

Michelle Bachelet, informe sobre Venezuela

Michelle Bachelet, alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, presentó este martes 10 de marzo en la ciudad de Ginebra la actualización de su informe sobre Venezuela.

El documento señala la escalada de tensión política en el país y la continuidad de la crisis que ha impactado en los venezolanos.

A continuación, 16 puntos más importantes de la intervención de Bacheletsobre Venezuela:

1.- La alta funcionaria de la ONU señaló la continuidad de las tensiones políticas y los actos de violencia de las fuerzas de seguridad del Estado y simpatizantes del régimen de Nicolás Maduro en contra de los diputados de la oposición.

2.- Señaló que desde el 5 de enero de este año los militares han dificultado el acceso de los diputados que apoyan al presidente interino de la República Juan Guaidó a la sede del Palacio Federal Legislativo.

Juan Gauidó
Foto EFE

3.- Bachelet lamentó la detención del diputado Gilber Caro a finales de 2019. Caro sigue privado de libertad sin que se conozca oficialmente el lugar donde se encuentra detenido.

4.- Asimismo, habló sobre la detención del diputado Ismael León cuando se dirigía a una sesión de la Asamblea Nacional el pasado 21 de enero. El parlamentario, en delicado estado de salud, se encuentra bajo arresto domiciliario.

5.- La oficina de Bachelet documentó también agresiones contra opositores políticos, manifestantes y periodistas bajo la mirada complaciente de los organismos de seguridad del Estado.

6.- Rechazó que el 11 de febrero por lo menos 12 periodistas fueron agredidos en Maiquetía por seguidores del chavismo, durante la llegada del presidente interino Juan Guaidó luego de una gira internacional.

7.- La ex presidente de Chile criticó que el pasado 29 de febrero presuntos colectivos armados por el chavismo atacaron una manifestación opositora en Barquisimeto, estado Lara, en la que se encontraba Guaidó.

Juan Guaidó en Barquisimeto (1)
Foto Centro de Comunicación Nacional (@Presidencia_VE)

8.- Bachelet afirmó que las agresiones contra políticos y ciudadanos de oposición suelen estar acompañadas por una retórica que estigmatiza, expone y desacredita a las víctimas y justifica la violencia.

9.- Manifestó su preocupación porque la ilegítima asamblea nacional constituyente apruebe una ley que sancione a las organizaciones de derechos humanos que reciben financiamientos desde el exterior, así como las acusaciones en contra de las ONG.

10.- La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos documentó asimismo hostigamientos dirigidos hacia algunas autoridades universitarias y restricciones a la libertad sindical.

11.- Aseguró que su oficina sigue recibiendo alegaciones de tratos crueles, inhumanos o degradantes en la sede de la Dirección General de Contra Inteligencia Militar en Caracas.

12.- Bachelet manifestó la urgencia de que sean atendidos los niños y niñas que necesitan un transplante. Puntualizó también que hasta la fecha 38 menores continúan en la lista de espera en Venezuela y 6 esperan por atención en Argentina.

13.- Mencionó la última encuesta realizada por el Programa Mundial de Alimentos, que mostró que 2.3 millones de venezolanos se encuentran en inseguridad alimentaria severa y 7 millones en inseguridad alimentaria moderada.

14.- Declaró que, según la Plataforma Regional de Naciones Unidas, casi 5 millones de venezolanos han abandonado su país. Reconoció los enormes esfuerzos realizados por algunos países de la región.

venezolanos
Foto AFP

15.- Manifestó su confianza en que se puedan alcanzar los acuerdos políticos necesarios en el país. Incluida la renovación del Consejo Nacional Electoralpara que se convoquen a unas elecciones inclusivas, transparentes y creíbles.

16.- Finalmente, reiteró su llamado a todas las partes para que actúen con la altura para evitar una escalada en la confrontación política que pueda traducirse en acciones violentas.

Comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores sobre el ataque contra la manifestación liderada por el presidente Encargado Juan Guaído en Barquisimeto – 1 de Marzo 2020

Morir en la frontera: en 2019 hubo 1.850 víctimas y 484 enfrentamientos armados en los seis estados limítrofes de Venezuela por Sebastiana Barráez – Infobae – 21 de Febrero 2020

FundaRedes presentó la Curva de la violencia en Bolívar, Táchira, Falcón, Zulia, Apure y Amazonas. Los grupos armados irregulares y la guerra del oro, entre las causas de la impactante estadística

Un soldado venezolano en la frontera

Un soldado venezolano en la frontera

El Observatorio FundaRedes presentó la Curva de la violencia en seis estados fronterizos de Venezuela durante el 2019, destacando que concentran gran parte de la ola de criminalidad en Venezuela. Ellos son Bolívar, Táchira, Falcón, Zulia, Apure y Amazonas, en los que ocurrieron 1.850 muertes por homicidio, 104 desapariciones y secuestros, y 484 enfrentamientos armados.

Revela el informe que fueron cometidos variedad de crímenes, “desde homicidios con desmembramientos y decapitaciones, como los registrados en Táchira, Zulia, Bolívar y Falcón, así como incineración de cadáveres, infanticidios, feminicidios y masacres en áreas urbanas y comunidades indígenas”.

Aseguran que encontraron un patrón en lo que los organismos de seguridad del Estado presentan como “enfrentamientos”. “Los hechos sucedieron en circunstancias prácticamente similares, sólo cambió el escenario, pero en todos los casos las víctimas murieron en el lugar de los hechos. Un punto de coincidencia es que los familiares de las víctimas solicitaron derecho a réplica para desmentir que se haya tratado de enfrentamientos” y con versiones que coinciden en que se trataría de ejecuciones extrajudiciales.

Las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana; el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC); la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), así como algunas policías estadales, son los organismos que más aparecen mencionados en las denuncias sobre este tipo de hechos.

FundaRedes considera que el incremento de los supuestos enfrentamientos en los territorios fronterizos obedece más a una política de exterminio delincuencial, aplicada por los organismos de seguridad del Estado desde 2017. También a “procedimientos de grupos armados irregulares por el control de territorios, principalmente de Táchira; pugnas entre bandas delictivas y de fuerzas de seguridad del Estado contra la delincuencia común”.

Las cifras que evidencian un incremento totalizan 692 muertos en “enfrentamientos” o “ejecuciones extrajudiciales” en los seis estados analizados en el transcurso de 2019.

Víctimas de la violencia en la frontera

Víctimas de la violencia en la frontera

El silencio

Afirma FundaRedes que, desde hace cerca de tres años, los organismos de seguridad recomiendan a familiares de desaparecidos y secuestrados no revelar información a los medios de comunicación. El argumento es que así llegarán a una rápida solución de los casos. “No obstante, para las organizaciones no gubernamentales como FundaRedes, lejos de lograr ese propósito, resulta una forma de silenciar el delito y avalar la impunidad, más aún en los últimos años cuando la participación de funcionarios policiales en secuestros y extorsiones ha sido una práctica común, muchas veces en alianza con delincuentes”.

Eso explicaría que la prensa tiene poco acceso a este tipo de informaciones, solo lo tuvo cuando las víctimas fueron halladas sin vida. “En Táchira y Zulia es donde más casos de secuestro y desapariciones se conocieron en 2019”.

Otro tipo de desapariciones ocurrieron en el estado Falcón. “Ahí 38 personas fueron denunciadas como desaparecidas, luego de abordar embarcaciones para emigrar del país. En estos casos se habló de redes de trata de personas que secuestran a los migrantes”.

En el estudio realizado por el observatorio determinaron que “Táchira es uno de los estados fronterizos con mayor variedad criminal”. En 2018 la tasa de homicidios fue de 23 por cada 100 mil habitantes, cifra que en 2019 ascendió a 26,36 por cada 100 mil habitantes, al registrarse 316 muertes por esa causa. “En total hubo 316 víctimas”.

De los 29 municipios del Táchira, el mayor número de homicidios ocurrió en Pedro María Ureña (20,57%), el municipio donde la guerrilla ha enfrentado a los paramilitares para controlar el territorio, que tiene como principal atractivo la poderosa industria del contrabando. Le sigue la capital San Cristóbal (8,54%), Bolívar (8,23%), García de Hevia (8,23%) y Fernández Feo (6,33%). 90% de esos crímenes fueron cometidos por arma de fuego.

Los principales victimarios fueron grupos armados irregulares (cerca de 70% de los casos), y el móvil principal fue el sicariato (más de 25%). 20 víctimas eran mujeres”. La mayoría de las víctimas fueron jóvenes entre 20 y 35 años de edad.

Homicidios en la frontera

Homicidios en la frontera

Oro sangriento

En el estado Bolívar se libra la guerra por el control de las minas de oro. Es el estado con el índice más alto de violencia con una incidencia muy significativa de homicidios seguido de enfrentamientos o ejecuciones extrajudiciales y secuestros y/o desapariciones.

Es un mineral bañado de sangre. “Los medios de comunicación digitales reseñaron que durante 2019 hubo 869 homicidios: 532 asesinatos y 337 muertos en ‘enfrentamientos’ o ‘ejecuciones extrajudiciales’, con una tasa de 36,59 por cada 100 mil habitantes”.

Lo más doloroso es que entre las víctimas resaltan 32 niños y/o adolescentes. Entre los hombres la mayor incidencia se dio de 18 a 45 años de edad. “El municipio más violento fue Caroní con 54,35% de los casos” y en la mayoría de los sucesos estuvo presente un arma de fuego.

“Los principales victimarios fueron la delincuencia común, grupos armados irregulares y las mafias que operan en la extracción minera (sindicatos). Los móviles fueron: 41,78% hechos delictivos no esclarecidos. 19,34% sicariato, 14,31% robos, 10,44% ajuste de cuentas, 4,84% supuestos enfrentamientos, 2,71% violencia de género y 1,74% en protestas sociales”.

En el 2019 ocurrieron en Bolívar 28 secuestros y/o desapariciones, entre las víctimas figuran dos efectivos del Ejército; tres mujeres (una hallada asesinada); un niño de 4 años (asesinado) y 16 hombres, dos de ellos asesinados.

El ELN tiene presencia en cinco de los seis estados fronterizos: Bolívar, Táchira, Zulia, Apure y Amazonas.

El ELN tiene presencia en cinco de los seis estados fronterizos: Bolívar, Táchira, Zulia, Apure y Amazonas.

La presencia de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en el estado Bolívar es pública y notoria. En septiembre de 2019 el diputado a la Asamblea Nacional Francisco Sucre lo denunció luego de viajar a esa entidad, pues en un punto de control del Ejército, en la isla de Anacoco, los efectivos militares le advirtieron que unos 800 metros más adelante había una alcabala del ELN”.

“En completa impunidad actúa este grupo armado colombiano desde antes de 2017; constantemente sostiene enfrentamientos con ‘sindicatos’ mineros (mafias organizadas que pugnan por el control del Arco Minero y las minas de coltán, entre otros) que han dejado un número no precisado de víctimas en masacres y asesinatos individuales. Estos hechos son calificados por las autoridades gubernamentales como ‘confrontaciones entre grupos criminales rivales’, sin reconocer la implicación de la guerrilla”.

A Zulia lo describe el informe de FundaRedes como una bomba de tiempo. “La frontera en Zulia tiene en común con Táchira la presencia de grupos armados irregulares colombianos, lo que hace esta zona particularmente violenta. En esa entidad desde hace años es un secreto a voces la toma de varios municipios, sobre todo Catatumbo, por parte del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y más recientemente por el grupo paramilitar Los Rastrojos. Adicionalmente, existen estructuras de crimen organizado”.

No es casual que el año pasado se registraron 388 homicidios con una tasa de 4,67 por cada 100 mil habitantes.

En el caso del estado Falcón, considera FundaRedes, está planteada una lucha de poderes. “Es donde hay menor presencia de guerrilla y grupos paramilitares”, pero es la más afectada por otras organizaciones criminales, algunas de reciente surgimiento.

Para FundaRedes, a los estados Amazonas y Apure la caracteriza la censura y limitaciones informativas. “Una data completa de hechos violentos como homicidios, enfrentamientos, secuestro y/o desapariciones ocurridos desde enero hasta diciembre de 2019 en los estados fronterizos Amazonas y Apure resultó imposible de registrar debido a la inexistencia de medios de comunicación social tradicionales y/o portales digitales informativos en esas entidades o a la presión que sufren los pocos que operan para que esta información no se dé a conocer”.

Finalmente, el observatorio destaca que en ambas entidades federales existe una notoria merma informativa por el progresivo cierre forzado de periódicos, no sólo por la escasez de materia prima, sino por la censura y la autocensura impuestas. “Los medios de comunicación tradicionales que aún sobreviven publican ocasional y discretamente algunas informaciones de violencia, pues reciben constantes intimidaciones por las estructuras criminales que allí operan, como la guerrilla y los grupos armados irregulares, además de los llamados ‘colectivos’ respaldados por el gobierno nacional para evitar que estas informaciones circulen”.

Delincuentes condenados forman parte de la fuerza policial que aterroriza a Venezuela por Sarah Kinosian y Angus Berwick – Reuters – 19 de Febrero 2020

Una investigación de Reuters revela que delincuentes condenados forman parte de las filas de una fuerza policial especial creada por el presidente venezolano Nicolás Maduro. Exconvictos están entre los agentes procesados por matar a dos hombres fuera de Caracas.

GUARENAS, Venezuela–Desde que el presidente Nicolás Maduro fundó la Fuerza de Acción Especial de la Policía Nacional de Venezuela hace dos años y medio, el escuadrón se ha ganado una reputación temible en los barrios pobres del país.

Oficiales de la fuerza han sido acusados ​​de torturar y realizar ejecuciones sumarias por grupos de derechos humanos, políticos de oposición y ciudadanos comunes.

El pasado noviembre, Reuters publicó una investigación sobre 20 muertes cometidos por la fuerza, conocida como FAES, en la que las versiones oficiales de tiroteos como actos de autodefensa se contradicen con la de testigos, evidencia en video, certificados de defunción, informes de autopsia y otra documentación. La fuerza se ha relacionado con cientos de muertes desde su creación en 2017.

Sin embargo, pese a su notoriedad, el grupo FAES es muy reservado y es conocido por sus máscaras y uniformes negros con insignias de calavera, pero sin llevar etiquetas con sus nombres. Los oficiales suelen permanecer en el anonimato incluso después de derramar sangre.

Ahora, un caso judicial que involucra a la fuerza FAES en la muerte de dos hombres el pasado marzo revela otro hecho poco conocido que Reuters es el primero en ofrecer de manera pública: algunos oficiales del escuadrón son criminales condenados.

Según cientos de documentos reservados presentados por los fiscales del caso, al menos dos oficiales procesados ​​por participar en las muertes cumplieron penas de prisión antes de unirse al FAES.

Los documentos, que incluyen autopsias, informes balísticos, testimonios de oficiales y archivos de personal, muestran también que por lo menos tres miembros del mismo grupo, que no están siendo procesados ​​por la mortal operación, tienen antecedentes penales.

Es ilegal y contrario a la política de la policía nacional la presencia de delincuentes en la FAES. Una ley de 2009 prohíbe a los venezolanos con condenas penales trabajar como agentes. Las normas del grupo y los documentos de reclutamiento, revisados ​​por Reuters, dicen que los oficiales no deben tener antecedentes penales y sí tener “buen carácter moral”.

José Domínguez, jefe nacional de la fuerza FAES, en un breve intercambio de mensajes de texto, dijo a Reuters que los miembros de la fuerza pasan por “procesos selectivos” y “entrenamiento especial”. No respondió a preguntas sobre los antecedentes penales de algunos policías del grupo FAES ni a una solicitud para discutir los hallazgos de Reuters en persona o por teléfono.

El Ministerio del Interior, que supervisa a la policía, y el Ministerio de Información, responsable de las comunicaciones gubernamentales, no devolvieron las llamadas y correos electrónicos de Reuters detallando sus hallazgos.

La presencia de convictos dentro de las filas de la FAES arroja nueva luz sobre una fuerza de seguridad ampliamente considerada por los venezolanos como un mecanismo de control social de Maduro, cuyo gobierno está asediado por el declive económico, el hambre, la inseguridad generalizada, las sanciones internacionales y el aislamiento.

Defendido por el presidente como un nuevo medio para combatir el aumento de la delincuencia y la violencia, el grupo FAES se ha vuelto tan temido como los criminales a los que estaba destinado a combatir, especialmente en las barriadas pobres, donde las dificultades avivan la inestabilidad política.

Personas familiarizadas con la unidad FAES dicen que los administradores del grupo están más preocupados por la fuerza y ​​el miedo que por la rectitud.

“Ellos veían la necesidad de contratar personas que no tengan temor de cometer delitos, de ingresar a una vivienda sin orden de allanamiento y matar”, dijo Nora Echavez, exfiscal jefe en Miranda, el estado donde se escuchará el caso judicial en curso.

“Un delincuente hace esto fácilmente porque ya lo hizo la primera vez”, agregó.

Reuters no pudo determinar exactamente cuántos exconvictos pueden estar trabajando dentro de las filas de la fuerza FAES en todo el país. El gobierno no hace públicos los registros de personal y ni siquiera el número de integrantes, que según estiman miembros de la policía, es de unos 1.500 oficiales.

El misterio que rodea a la fuerza, incluida la falta de transparencia sobre sus oficiales, es fundamental en su manual.

“El FAES prefiere el anonimato”, dijo Javier Gorriño, un criminólogo y comisionado de policía municipal en El Hatillo, un distrito de Caracas, que ha interactuado con la fuerza. “Una máscara da más terror cuando uno no sabe quién está detrás”.

El caso que se sigue en Guarenas, una localidad a unos 39 kilómetros al este de Caracas, es uno de los pocos en los que la identidad y los antecedentes de los oficiales de FAES han salido a la luz.

Los dos hombres muertos allí estaban relacionados con las fuerzas de seguridad. Uno era un policía municipal de Caracas y el otro era un exmiembro de la misma fuerza en la capital venezolana. Ninguno de los dos estaba afiliado a la fuerza FAES ni a ninguno de sus oficiales.

Personas familiarizadas con el caso creen que probablemente la única razón por la que sus muertes han provocado una mayor investigación son los vínculos de las víctimas con la policía. Los casos de miles de otros venezolanos que murieron a manos de la policía, supuestamente después de resistirse a un arresto, habitualmente no se investigan.

Alexis Lira, un antiguo policía convertido en abogado cuyo hermano fue una de las víctimas en Guarenas, dice que la mayoría de las familias de personas muertas a manos de policías carecen de recursos y medios para desafiar las versiones de los operativos del grupo FAES.

“La mayoría de las víctimas tiene que aceptarlo”, dijo Lira, quien ahora pasa gran parte de sus días trabajando con los fiscales para buscar la responsabilidad por la muerte de su hermano. “Yo no”.

Su hermano Fernando era un expolicía de 39 años que se había convertido en diseñador gráfico. También murió el amigo de Lira, Eligio Duarte, un funcionario municipal de 41 años en Caracas. Ninguno de los dos tenía antecedentes penales.

Murieron el 6 de marzo de 2019, cuando un grupo de oficiales de FAES les disparó tras una breve persecución en auto. En un comunicado a los investigadores policiales, el supervisor de la fuerza que dirigió la operación dijo que los hombres habían disparado primero contra sus agentes.

La respuesta de la policía fue “bajo estado de proporcionalidad”, dijo el supervisor en su declaración.

No obstante, pronto surgieron pruebas de lo contrario.

Las pruebas forenses mostraron que ni Lira ni Duarte, que habían ido a Guarenas a cobrar un dinero debido a la novia del primero, dispararon un arma.

Ambos hombres fueron baleados desde arriba, según informes de autopsia, lo que socava la afirmación de la fuerza FAES de que fueron alcanzados en un tiroteo.

En una presentación judicial que llevó a la imputación de cargos de homicidio al supervisor de FAES y a seis oficiales, un fiscal estatal escribió: “Los hechos no se suscitaron de la forma como los funcionarios policiales pretenden hacer ver”.

“No hay lugar en ninguna fuerza de policía”

Guarenas es el tipo de lugar violento que podría haberse beneficiado de una nueva fuerza nacional de lucha contra el crimen. Con unos 200.000 habitantes, esta comunidad del estado de Miranda, al este de la capital, tiene tasas de criminalidad que históricamente han excedido el promedio de Venezuela.

Algunas pandillas, expulsadas de Caracas en los últimos años, se han mudado a las colinas que rodean Guarenas y se extienden a lo largo de la costa caribeña. Las fuerzas policiales aquí y en otros lugares de Miranda son consideradas corruptas desde hace mucho tiempo.

Después de que los precios del petróleo se hundieron en 2014, provocando que Venezuela cayera en recesión, Maduro siguió políticas que profundizaron los problemas del país. Casi 5 millones de personas han migrado, aproximadamente el 15% de la población del país.

En ese éxodo han participado soldados, policías y otros trabajadores de la seguridad pública. Con salarios equivalentes a unos pocos dólares al mes en la economía hiperinflacionaria de Venezuela, quedan pocos incentivos para atraer candidatos calificados para reemplazarlos.

En Miranda, las filas policiales disminuyeron tan rápidamente que los jefes de las comisarías comenzaron a bajar los estándares para los reclutas, dijeron a Reuters seis exoficiales familiarizados con el área.

Algunos de los contratados tenían antecedentes penales. La policía del área acrecentó su reputación de sobornar, cometer extorsiones y secuestros, así como de usar tácticas como chantajear a ciudadanos para sacarles sus pertenencias o detener camiones y saquear su carga.

“Había funcionarios que no deberían haber pertenecido a ningún cuerpo policial”, dijo Luis Martínez, un oficial de policía retirado que trabajaba en el área.

El crimen se disparó. La tasa de homicidios, que aumentó en toda Venezuela, subió particularmente rápido en Miranda.

De 100 asesinatos por cada 100.000 habitantes a comienzos de década,  la tasa para 2017 en Miranda se disparó a 153, según el Observatorio Venezolano de Violencia, un grupo de investigación con sede en Caracas.  La cifra fue la segunda más alta en el país y alrededor de 30 veces la tasa en ese momento en Estados Unidos.

Cuando Maduro anunció la creación del FAES en julio de 2017, su gobierno encargó a los administradores de la policía local reclutar a oficiales para la nueva fuerza. Las prioridades incluían la lealtad al gobernante partido socialista y la disposición a usar agresivas tácticas en los vecindarios delictivos en todo el país, dijeron más de una docena personas conocedoras de esos esfuerzos.

En abril de 2018, la Policía Nacional lanzó la unidad FAES del área, administrada desde Zamora, un municipio cercano. La fuerza estableció su sede detrás de un hospital local, al lado de la morgue. Un cráneo toscamente dibujado adorna una pared de yeso encalado junto a la entrada.

Un exjefe de operaciones policiales de Zamora, Oliver Álvarez, tomó el mando. Construyó una unidad de 120 oficiales, muchos de cuales provenían de las fuerzas locales y cercanas, de acuerdo con los contratos de empleo para el escuadrón revisados por Reuters. Álvarez no pudo ser contactado para hacer comentarios.

Entre los nuevos oficiales de FAES estaba Richard Sánchez, uno de los procesados ​​en las muertes de Guarenas. Sánchez, ahora de 34 años, fue imputado en 2004 por robo y asalto, según registros judiciales. Reuters no pudo determinar si fue condenado por esos cargos. En 2014, fue declarado culpable de robo y cumplió dos años y medio de prisión, según muestran los documentos judiciales.

 Reuters no pudo comunicarse con Sánchez.

Su abogado, Miguel Peña, también representa a todos menos uno de los otros seis oficiales acusados ​​en el caso de Guarenas. Peña dijo a Reuters que los acusados ​​están detenidos en un cuartel del grupo FAES en Caracas, pero aún son oficialmente parte de la fuerza. Confirmó la condena previa de Sánchez, pero dijo que sus clientes en este caso actuaron en defensa propia.

 “No estoy diciendo que son unos santos”, dijo a Reuters en una entrevista. “Hubo un enfrentamiento y ellos tuvieron que defenderse”.

Otro recluta de la fuerza FAES local fue José Oliveros, un oficial que había escalado a través de las filas policiales en Miranda pese a una condena previa como cómplice de asesinato. Según los registros judiciales, Oliveros, ahora de 37 años, había acompañado a dos hombres cuando uno de ellos mató a tiros a un hombre después de un altercado de 2009.

Después de cumplir un año de una condena de cinco, Oliveros fue nombrado subdirector de una pequeña fuerza policial cerca de Guarenas en 2017, según muestran los documentos que anuncian su designación al cargo. Se convirtió en jefe de otra comisaría en 2018 y luego en jefe de otra el año pasado, incluso después de unirse a las filas del grupo FAES.

Contactado por teléfono, Oliveros dijo que buscaría el permiso de sus superiores para hablar con Reuters. No respondió a intentos adicionales para contactarlo. Su abogado, Julio Ortega, se negó a hablar con Reuters para esta historia.

“Todos vamos a morir”

Las dos muertes en Guarenas siguieron a una fallida transacción en moneda extranjera, según las transcripciones de testimonios de los involucrados a fiscales e investigadores policiales. No está claro por qué los funcionarios del grupo FAES se involucraron  o por qué el episodio se tornó violento.

En la mañana del 2 de marzo, María González recibió un mensaje de texto en su apartamento de Caracas que compartía con Lira, el expolicía.

La pareja llevaba junta 10 años y dirigía un negocio de impresión de camisetas. El mensaje ofrecía una transacción básica que muchos venezolanos buscan para evitar que sus ingresos se vean erosionados por la hiperinflación. Al convertir su moneda local en dólares, conservan el valor a largo plazo de sus ganancias.

Jhonathan Coraspe, un excolega de González de Guarenas, le dijo a la mujer que un amigo tenía 500 dólares que quería cambiar por bolívares, la moneda de Venezuela. En los textos, revisados ​​por Reuters y corroborados por González en entrevistas, ella aceptó la transacción.

Ese mismo día, la mujer transfirió 1,68 millones de bolívares,  aproximadamente el valor equivalente de los 500 dólares en ese momento, a una cuenta que Coraspe dijo que pertenecía al amigo, Rubén Alarcón. González manejó la media hora a Guarenas para recoger los dólares.

Reuters no pudo comunicarse con Coraspe. Después de las dos muertes de Guarenas, Coraspe testificó ante los investigadores y fiscales de la policía, pero desde entonces se ha escondido, según los abogados involucrados en el caso.

Alarcón, el amigo de Coraspe, no respondió a llamadas telefónicas o mensajes de texto de Reuters para discutir el incidente.

En Guarenas, Alarcón no apareció en la farmacia donde Coraspe dijo que se reuniría con González para entregar los dólares. “Confié en ti”, escribió Coraspe. “Estoy chimbo (me siento terrible)”, respondió, y aceptó verla más tarde.

Esa noche, Coraspe condujo hasta el departamento de González en Caracas. Prometió asegurar los 500 dólares.

Lira, el expolicía, y Duarte, el agente policial municipal y amigo que también recibiría un disparo cuando se frustró la transacción, estaban en el departamento, según el testimonio de Coraspe y González. Coraspe dijo a los investigadores que los dos hombres lo obligaron a dejar su automóvil como garantía en caso que nunca entregara los 500 dólares. González dijo que Coraspe ofreció voluntariamente el Honda Civic plateado de 1997.

Ni Duarte ni Lira tenían antecedentes penales, según un documento que la policía de Caracas envió a los fiscales para el caso. Cinco excolegas dijeron a Reuters que ambos hombres habían sido ciudadanos y policías honestos.

En la mañana del 4 de marzo, Coraspe llamó a Hugo Martínez, un oficial de la fuerza FAES que conocía de su vecindario, según el testimonio de Coraspe a los fiscales. Le dijo a Martínez que dos hombres le habían robado su automóvil y estaban tratando de extorsionarlo pidiéndole 500 dólares.

Al día siguiente Martínez le dijo a Coraspe que le dijera a González que tenía los 500 dólares, pero que no tenía forma de llegar a Caracas, testificó Coraspe.

Coraspe le envió un mensaje de texto a Gónzalez y le dijo que podría encontrarse en Guarenas al día siguiente.

A la mañana siguiente, el 6 de marzo, González envió a Lira, que se fue con Duarte a recuperar el dinero, dijo González a los investigadores.

En mensajes de texto, testificó Coraspe, Lira acordó encontrarse con él en una estación de servicio.

Con Lira con destino a Guarenas, Martínez llamó a su supervisor de FAES, Alexander Uzcátegui, y le contó sobre la supuesta extorsión, según muestran las transcripciones de testimonios de Uzcátegui.

Martínez le dijo a Uzcátegui que Coraspe pronto se encontraría con los dos hombres de Caracas en la estación de servicio. Uzcátegui dijo que ellos y un pequeño grupo de colegas de FAES estaría “en espera” de ellos allí.

Reuters no pudo comunicarse con Martínez, Uzcátegui ni con ninguno de los otros oficiales acusados ​​en la operación.

“Ellos veían la necesidad de contratar personas que no tengan temor de cometer delitos, de ingresar a una vivienda sin orden de allanamiento y matar”

Nora Echavez, exfiscal jefe en Miranda

A las 13.00, Coraspe esperaba en la estación de servicio. Lira y Duarte llegaron en una camioneta Toyota Hilux azul. Cerca, en dos vehículos, los oficiales de FAES observaban.

Según el testimonio de Uzcátegui a los investigadores policiales, los hombres en la camioneta sacaron un arma y obligaron a Coraspe a ir hacia su vehículo “bajo amenaza de muerte”. Salieron a toda velocidad, dijo. Su escuadrón los persiguió.

Coraspe, en sus propios comentarios a los investigadores, dijo que ingresó a la camioneta voluntariamente. Ni Duarte ni Lira empuñaron un arma, dijo. Sin prisa, los oficiales FAES dispararon contra la camioneta Toyota en movimiento, agregó.

Asustado, Coraspe apretó el freno de mano. La camioneta se estrelló a un costado de la carretera. “Todos vamos a morir”, recordó Coraspe que le dijo a los otros hombres.

Según la transcripción de su testimonio, Coraspe corrió entonces hacia un vehículo FAES y entró. Mientras tanto, los oficiales se acercaron a la camioneta.

Duarte y Lira, testificó Coraspe, salieron con las manos en alto. Siguieron las órdenes de FAES de tirarse al piso. Con los hombres en el suelo, Coraspe afirmó que ya no podía verlos. Escuchó disparos.

Cinco minutos después, los agentes del FAES sacaron a Coraspe de su vehículo y le ordenaron tirarse al piso, dijo en su testimonio. Vio a Lira y Duarte “tirados como inmóviles”, dijo Coraspe a los fiscales.

Uzcátegui indicó a los investigadores que Lira y Duarte habían disparado contra su escuadrón. Sus oficiales respondieron, disparando a ambos. Después del incidente, dijo, los oficiales llevaron a los hombres a un hospital, donde un médico los declaró muertos.

“Lo que realmente sucedió”

A las 14.30, Marlon Brito, un detective del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, recibió una orden de un supervisor para ir a la morgue, según su informe escrito sobre el caso. El cuerpo, conocido como el CICPC, realiza trabajos forenses para la Policía Nacional. Reuters no pudo comunicarse con Brito para hacer comentarios.

En la morgue, al lado del hospital, Brito vio dos cuerpos.

Con una tarjeta de identidad nacional que estaba en el cadáver de Duarte, Brito identificó el cuerpo del oficial de Caracas. El cadáver de Lira sería identificado más tarde por las palabras inglesas “LIBERTAD” e “Historia” tatuadas en su antebrazo izquierdo.

Duarte sufrió dos heridas de bala en el pecho, escribió Brito en su informe. Lira tenía dos heridas en el pecho y un disparo en el estómago. Las autopsias confirmaron las heridas que informó Brito.

Desde la morgue, Brito condujo hasta el lugar del accidente y los disparos. Uzcátegui, el supervisor, hacía guardia con otros 15 oficiales de FAES, según el informe de Brito.

La camioneta Hilux estaba acribillada a balazos, escribió Brito. Las fotos de la escena revisadas por Reuters también muestran las perforaciones. Los proyectiles gastados cubrían el área y dos pistolas yacían en el suelo.

Los oficiales dijeron a Brito que las armas pertenecían a los dos sospechosos que les habían disparado.

En cuestión de días, la autopsia y los informes forenses rebatirían la versión de los miembros del FAES.

Los resultados de la autopsia, preparados por otra agencia gubernamental, concluyeron el 19 de marzo que ambos hombres habían recibido disparos desde arriba. Los informes, revisados ​​por Reuters e incluidos también en los documentos de la corte, dicen que las balas perforaron a Duarte “de arriba abajo”. Lira recibió un disparo de “arriba hacia abajo”.

Duarte Nuno Vieira, profesor de medicina forense y derecho médico en la Universidad de Coimbra, en Portugal, revisó los resultados de la autopsia a solicitud de Reuters. “Los informes de autopsia”, señaló, “están más en línea con un contexto de ejecución sumaria”.

En su informe forense, el CICPC concluyó que las manos de Lira y Duarte no tenían rastros de antimonio, bario o plomo, químicos reveladores expulsados ​​por la mayoría de las armas. Un especialista forense en España que revisó los hallazgos para Reuters dijo que el informe era concluyente.

“No realizaron disparo alguno”, dijo Francisco Gallego, director del Instituto Técnico de Estudios Balísticos de Madrid.

“No estoy diciendo que son unos santos”

Miguel Peña, abogado defensor, confirmando un pasado criminal entre los policías acusados en Guarenas

El informe del CICPC dijo que el reporte forense y testimonios situaron a los siete oficiales procesados en la escena.

Uzcátegui, el supervisor, disparó las balas de pistola de 9 milímetros que mataron a Duarte, según el informe. La especificidad fue posible porque las balas, rastreadas por forenses hasta el arma de Uzcátegui, permanecieron en el cuerpo de Duarte, según la autopsia. Aunque las rondas que mataron a Lira salieron por las heridas, la balística en el informe indica que tres de los otros seis oficiales involucrados en el caso habían disparado armas.

Meyfer Díaz, un recluta de 23 años que se unió a la fuerza solo dos meses antes del suceso, disparó una ametralladora Heckler & Koch MP5. Un mes antes de la operación, Díaz publicó una foto de sí mismo en Facebook con el equipo de FAES. “Mámalo un ratico”, escribió, “nada me afecta”.

Sánchez, el oficial que cumplió condena en prisión por robo, disparó su pistola Tanfoglio cuatro veces. Los investigadores rastrearon otras catorce rondas en la escena hasta Oliveros, el oficial que fue cómplice de asesinato.

Reportes de balística y un registro de armas del FAES contenidos en el archivo del caso de los fiscales, ambos  revisados ​​por Reuters,  muestran que las rondas provienen de un Heckler & Koch MP5 asignado a Oliveros.

 En una audiencia en julio, Ortega, el abogado de Oliveros, argumentó que su cliente no tenía el arma el día de los asesinatos.

En su testimonio ante los fiscales, Coraspe, cuya llamada telefónica desencadenó el episodio, dijo que después de las muertes en Guarenas los oficiales del FAES le dijeron que contara a los investigadores “que lo que pasó fue un enfrentamiento”.  En cambio, dijo: “les dije a los funcionarios todo lo que sucedió realmente”.

Los acusados ​​tienen previsto comparecer ante el tribunal en marzo. Se espera que el juicio demore meses. Los abogados de la Fiscalía no respondieron a las solicitudes de Reuters para discutir el caso.

 Alexis Lira, el hermano del diseñador gráfico, visita semanalmente el juzgado y a los fiscales para asegurarse de que el caso progresa. González, la novia de Fernando Lira y beneficiaria prevista de los 500 dólares faltantes, se debilitó gradualmente tras la muerte de Lira debido a su larga lucha contra la hipertensión pulmonar.

Reuters la entrevistó varias veces a fines de 2019.

El 3 de enero, González murió de una insuficiencia cardiaca.

“Ella fue nuestra compañera en esta batalla”, dijo Jeanette Padrón, médica, amiga y  la pareja de años de Duarte, el otro hombre asesinado. “La muerte de Fernando la rompió”.

Venezuela’s Minister of Culture Just Became the Person He Used to Be Before 1999 by TalCual – Latin American Herald Tribune – 16 de Febrero 2020

An unexpected tweet from Ernesto Villegas defending his fellow journalists after an incident that took place at the Maiquetía airport on Tuesday has left many dazed and confused on whose side he is on

Ernesto Villegas, Venezuela’s current Minister of Culture, had a “reunion” with his older alter ego that existed prior to 1999. Villegas recalled that before that date he was an active supporter of freedom of expression, the rights of workers – as a trade union leader in local newspapers such as Nuevo País (new country) or El Universal – and also that was against violations of human rights.

For many years, too many maybe, the youngest of the three Villegas brothers (all of them journalists) forgot what that was like and became quite the contrary. He has endorsed, by omission, every violation of freedom of expression that has been committed all these years. He has not raised his voice to condemn all the attacks on colleagues – his own colleagues – since 1999. He has not said a word about the media shutdowns caused by the late President Hugo Chávez or the current one, Nicolás Maduro.

Today Villegas becomes the man he used to be. At least according to a recent tweet he wrote. It seems that his conscience has been troubling him after an incident at the Maiquetía airport on Tuesday and expressed his rejection of the aggression suffered by several journalists, who were waiting for the arrival in Venezuela of the country’s interim President Juan Guaidó. He calls for justice – we sincerely doubt it will ever come, but let’s just hope he does from the bottom of his heart.

It could be also that what Villegas said is reflecting the existing rifts within the government for the particular way events developed in Maiquetia. Not everyone is like Diosdado Cabello, the nation’s No.2 leader, who praised the attacks on the press and assured they will continue to take place.

The journalists reported the assault to the Public Prosecutor’s Office and the Office of the Ombudsman. Villegas also tweeted that both Guaidó and Alberto Ravell, a journalist and cofounder of local news channel Globovisión, after endorsing the complaint made to the Public Prosecutor’s Office and the office of the Ombudsman, recognize those who lead these institutions. We cannot speak for Guaidó and Ravell, but we need Villegas to know that, in making these allegations, the holders of these offices are required to investigate and act accordingly. If they don’t, which is exactly what has been going on, they will become accomplices of the aggressors. This is something necessary to put on record for future actions. Ernesto, it seems to us that you want to be on the right track.

Con las hordas del chavismo dejan en claro que no hay posibilidades de un cambio pacífico por Luis De Jesús – El Nacional – 14 de Febrero 2020

Los politólogos Guillermo Tell Aveledo y Pedro Urruchurtu coincidieron en declaraciones a El Nacional que las agresiones en contra de la dirigencia opositora y los trabajadores de la prensa están organizadas desde los grupos adeptos al régimen de Maduro y que no se trata de manifestaciones espontáneas

Guaidó es recibido con una paliza de oficialistas al aterrizar en Caracas, Maduro, Chavismo

Juan Guaidó llega al Aeropuerto Internacional de Maiquetía Simón Bolívar el martes 11 de enero y recibió una paliza por parte de una muchedumbre oficialista que lo esperó en el aeropuerto cuando regresaba de una gira internacional de 23 días | EFE/ Rayner Peña

Nicolás Maduro comenzó a utilizar con mayor fuerza los grupos del chavismo para atacar a quienes considera sus adversarios políticos, ante la asfixia y la presión internacional que los gobiernos democráticos dirigen hacia su régimen socialista.

El martes 11 de febrero colectivos afectos al régimen lideraron los hechos violentos en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía, durante la llegada al país del presidente interino Juan Guaidó.

La emboscada contra la dirigencia opositora y trabajadores de la prensa quedó registrada en fotografías y videos. Los sujetos lanzaron golpes al garete e incluso usaron tubos, conos viales y palos.

Guaidó es recibido con una paliza de oficialistas al aterrizar en Caracas
El presidente interino estuvo durante casi un mes en gira internacional con el objetivo de definir las estrategias en contra del régimen | EFE / Rayner Peña

Los politólogos Guillermo Tell Aveledo y Pedro Urruchurtu afirmaron en declaraciones  a El Nacional que esas acciones están planificadas, y desestimaron la versión oficialista de que son manifestaciones espontáneas.

Señalaron que los agresores son miembros de colectivos, grupos de choque, consejos comunales, círculos bolivarianos y otras organizaciones que defienden al régimen.

«Siempre han tenido algún tipo de carácter guapo y apoyado para estas acciones. No es solo una población indignada o ciudadanos comunes, es gente que está actuando también en correlación con las fuerzas del Estado, usadas para agredir a ciudadanos», afirmó Tell Aveledo.

Urruchurtu expresó asimismo que esas personas tienen la intención de generar violencia y zozobra. «Está demostrado que tienen armas, odio y ganas de cometer cualquier tipo de delito», señaló.

Al mismo tiempo, aseguró, el oficialismo advierte que responderá si la oposición reactiva las protestas de calle o genera una estrategia de presión.

Colectivos armados atentaron contra periodistas y diputados el 15 de enero, chavismo
Colectivos armados hostigaron el 15 de enero a diputados opositores y a periodistas cerca del Palacio Federal Legislativo | Foto Centro de Comunicación Nacional

El oficialista Diosdado Cabello instó el miércoles al chavismo a seguir realizando este tipo de actos. Desde el régimen intentan hacer creer que es una supuesta reacción de los venezolanos que están cansados de las sanciones.

«El pueblo, donde vaya ahora, lo va a esperar (a Guaidó). Lo que ocurrió fue una reacción espontánea de un pueblo indignado que se cansó de quienes piden sanciones en contra de Venezuela. Estaban horrorizados porque los recibieron violentamente. Se sienten impresionados porque el pueblo reclamó», dijo Cabello.

El 15 de enero también ocurrió una situación similar. Irregulares asediaron a una comisión de diputados que se dirigía al Palacio Federal Legislativo y agredieron y robaron a periodistas que se encontraban en los alrededores.

En ambas situaciones hubo complicidad del chavismo con funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana y otros uniformados de los organismos de seguridad del régimen.

Diosdado Cabello, Chavismo
Diosdado Cabello, presidente de la ilegítima asamblea nacional constituyente, dijo que los periodistas son agentes del imperialismo | EFE/ Miguel Gutiérrez

Guaidó regresó el martes 11 de febrero de una gira internacional en la que denunció la crisis humanitaria en el país. También se reunió con jefes de Estado y altos funcionarios para definir estrategias que conduzcan a la expulsión de Maduro de Miraflores.

Tell Aveledo subrayó que el régimen siente que la apuesta política es mucho más audaz y agresiva. Afirmó que el acorralamiento internacional y la deslegitimación hace sentir a Maduro muy necesitado de demostrar fuerza y de acentuar la idea de que en Venezuela es imposible una sociedad democrática.

Señaló que la hostilidad del chavismo varía de acuerdo con la crispación de los momentos políticos. Añadió que en Venezuela no ocurre ninguna manifestación que no esté autorizada por el régimen porque, precisamente, toda protesta espontánea es reprimida.

«El gobierno estimula la violencia para reforzar la idea de que en Venezuela no hay posibilidades de intercambio pacífico ni civilizado; que no hay la posibilidad de una ruta distinta a la de la fuerza y, hasta cierto punto, para encerrar a la oposición en que solo la alternativa de fuerza puede ser la salida», agregó.

Agresiones a la prensa
Defensores del régimen de Maduro golpearon a periodistas que cubrían el martes 11 de enero el regreso de Guaidó a Venezuela | EFE/ Rayner Pena

Los politólogos no descartaron una escalada. «La violencia hasta cierto punto es impredecible. Esta es una violencia irracional, que tiene un objetivo político específico», observó Tell Aveledo.

Manifestó que es posible que ocurra una mayor agresión por el chavismo en momentos como los que se desarrollaron en Maiquetía. Este escenario, continuó el experto, puede usarlo Maduro como propaganda y para justificar que las acciones de la oposición provocaron el rechazo de los ciudadanos.

Urruchurtu recordó que en Cuba aparecieron muertos dirigentes de oposición en supuestos accidentes. «Todos sabían que era parte de la persecución del régimen cubano; nada sorprendería (que ocurra lo mismo en Venezuela), podemos esperar cualquier cosa de un régimen como este», expresó.

Maduro, continuó el politólogo, permite y promueve las actuaciones violentas del chavismo para hacer creer que su régimen cuenta con el respaldo del pueblo. Sin embargo, indicó que el apoyo al oficialismo apenas llega a 15%.

Guaidó es recibido con una paliza de oficialistas al aterrizar en Caracas, Chavismo
Maduro intenta hacer creer que las agresiones de chavistas responden al rechazo a las sanciones dirigidas hacia el régimen chavista | EFE/ Rayner Peña

Destacó que Maduro se siente arrinconado, pero esa situación de asfixia no significa que se encuentre más débil o que haya perdido capacidad, sino todo lo contrario.  El experto aseguró que, precisamente, el régimen da señales en función del apoyo que recibe Guaidó.

«El régimen es capaz de dialogar en términos de violencia y de generar suficientes condiciones para herir a políticos y periodistas sin ningún tipo de escrúpulos. No se puede seguir tratando como político a quien se comporta como un criminal, y eso nos obliga a asumir que son una amenaza creíble. Queda claro que no van a ceder el poder por las buenas«, advirtió Urruchurtu.

Vicealmirante justificó violencia en Maiquetía: «Es la respuesta a los traidores» – Caraota Digital – 11 de Febrero 2020

El comandante de la Zodi Vargas, vicealmirante Gustavo Romero Matamoros, justificó la actuación de un grupo de supuestos trabajadores de Conviasa que irrumpió de manera violenta contra varios diputados que estaban esperando al presidente Juan Guaidó en Maiquetía.

“Es un pueblo enardecido que está molesto. Cuando un traidor a la patria va a pedir sanciones e invasiones, esa es la respuesta”, comentó a los periodistas.

En horas de la tarde de este miércoles varios sujetos identificados como trabajadores de la aerolínea estatal manifestaron su descontento contra Guaidó. Justo cuando los parlamentarios estaban declarando a los medios, sabotearon de forma violenta la actividad de los legisladores.

CaraotaDigital

@CaraotaDigital

| Adeptos al régimen dentro de las instalaciones del Aeropuerto Internacional de Maiquetía “Nosotros decidimos ser libre, vamos a transitar por el camino que decidamos escoger que es el camino de la revolución” | Vía @rohernandezm_

CaraotaDigital

@CaraotaDigital

| “Cuando un traidor a la patria va a pedir sanciones, invasiones es la respuesta” fue la respuesta de un Guardia Nacional con respecto a la actuación de los adeptos al régimen que agredieron a los periodistas en el Aeropuerto de Maiquetía | @rohernandezm_

Video insertado

Guaidó pide retomar las protestas en un regreso a Venezuela entre golpes – El Nacional – 12 de Febrero 2020

Apenas salió de la terminal aérea, cerca de 200 personas le dieron una serie de puñetazos al presidente interino y lo golpearon con objetos contundentes

El presidente interino, Juan Guaidó, protagonizó este martes un tumultuoso regreso a Venezuela, en el que recibió agresiones por parte de un grupo de chavistas en el aeropuerto de Maiquetía. Estos incidentes no impidieron que horas más tarde hiciera un llamado a retomar las protestas contra el régimen de Nicolás Maduro.

«Los mecanismos de presión van a aumentar. Por polémicos que sean, van a seguir aumentando», dijo el opositor frente a decenas de diputados, 2 horas después de su llegada a Venezuela luego de una gira internacional de 23 días.

Guaidó pidió a los venezolanos no acostumbrarse a la dictadura de Maduro. Los instó a retomar las protestas callejeras.

Para ello, dijo que es necesaria la unión de todos los dirigentes políticos y que sectores como los gremios o los estudiantes reclamen en las calles los embates de la crisis que vive el país.

«Tenemos que hacernos sentir en todos los espacios… Ese es el factor determinante para lograr la victoria», aseguró.

Lo reciben a golpes

Apenas salió de la terminal aérea, cerca de 200 personas le dieron puñetazos y lo golpearon con objetos contundentes.

Su esposa, Fabiana Rosales, también resultó agredida, así como varios diputados opositores que acudieron a recibirlo.

Varios periodistas también fueron agredidos con contundencia y robados por el grupo chavista, frente a decenas de agentes de la Policía Nacional Bolivariana y de la Guardia Nacional Bolivariana.

Más tarde, desde el municipio caraqueño de Chacao Guaidó recriminó las agresiones que sufrió.

«Es una dictadura cobarde…, porque no aceptan su destino. Cobarde, Nicolás, que no enfrentas, no a mí que te derrotamos hace tiempo, sino al pueblo que te quiere sacar de una vez de ahí», expuso.

De vuelta al Parlamento

El líder opositor convocó una sesión parlamentaria para este miércoles a las 2:00 pm. Sin embargo, no informó si pretenderán ingresar una vez más al Palacio Federal Legislativo.

En las últimas tres semanas, mientras Guaidó era recibido como mandatario en países como Estados Unidos o Francia, la mayoría opositora que lo reconoce como líder de la Cámara no pudo acceder a la sede parlamentaria por impedimento de la fuerza pública y los grupos conocidos como colectivos.

Guaidó adelantó que en su gira consiguió el compromiso de varias organizaciones multilaterales para la creación del Fondo Venezuela para la recuperación del país.

Afirmó que este se pondrá en marcha una vez inicie la transición; es decir, si llegara a poner fin al régimen chavista.

El chavismo

Cerca de un centenar de simpatizantes del chavismo se concentraron horas antes en la puerta de llegada de la terminal y gritaron consignas contra Guaidó.

Algunos se identificaron como trabajadores de la aerolínea estatal Conviasa, y otros, la mayoría, con camisetas del oficialista PSUV.

Con frases como «Guaidó, fascista proimperialista» o «fuera la derecha, la patria se respeta», los simpatizantes del régimen abarrotaron los espacios de la terminal y hasta tuvieron choques con los diputados opositores presentes.

Algunos mostraron carteles en los que podía leerse los mensajes «Guaidó, maldito jalabola de los gringos» o «Guaidó, marico».

Los diputados confrontaron problemas para llegar a la terminal, luego de que el autobús en el que se desplazaban fue retenido por un cordón policial.

Varios de los legisladores decidieron luego caminar un largo trecho para llegar hasta el aeropuerto y mostrar así su apoyo a Guaidó.

Maduro esquiva el tema

Entretanto, Maduro encabezó un acto con transportistas que fue transmitido por el canal estatal VTV.

Durante su alocución no se refirió directamente al regreso de Guaidó, sobre quien pesa una prohibición de salida del país que ya ha violado en dos ocasiones.

«No perdamos tiempo. No nos dejemos distraer en estupideces; en bobolongos, en traidores a la patria. Concentremos nuestro esfuerzo en defender Venezuela, en defender la patria y en construirla hacia el futuro», comentó minutos después de la llegada del presidente de la Asamblea Nacional.

Juan Guaidó: por qué no lo detuvieron a su regreso a Venezuela – BBC News – 12 de Febrero 2020

Guaidó dio un discurso a sus seguidores en Caracas.
Tras su regreso a Venezuela, Guaidó dio un discurso a sus seguidores en Caracas.

Juan Guaidó regresó a Venezuela este martes.

El líder opositor no lo tuvo fácil a su llegada a Caracas, donde sufrió los golpes, empujones e insultos de un grupo de simpatizantes del gobierno que lo esperaban en el aeropuerto.

Un video difundido por simpatizantes de Guaidó mostró que en el control de inmigración le fue requisada su cédula de identidad.

Los accesos al aeropuerto fueron bloqueados por fuerzas militares desde horas antes de la llegada del vuelo procedente de Lisboa en el que llegó Guaidó y se desplegaron equipos de lanzamiento de misiles en lugares visibles de la carretera que conecta la ciudad de Caracas con el aeródromo internacional Simón Bolívar de Maiquetía.

Pero, pese a estos obstáculos, Guaidó -a quien Estados Unidos y la mayoría de países europeos y latinoamericanos reconocen como presidente interino de Venezuela- no fue detenido y poco después de aterrizar participó en un mitin con sus seguidores en el feudo opositor de Chacao, un municipio de clase media de Caracas.

Un partidario de Maduro (centro) confronta a un periodista (segundo a la izquierda) tras la llegada de Guaidó al estado de Vargas.Un partidario de Maduro (centro) confronta a un periodista (segundo a la izquierda) tras la llegada de Guaidó al estado de Vargas.

Por qué había expectación

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela prohibió en enero de 2019 que Guaidó saliera de Venezuela.

El gobierno de Nicolás Maduro considera al líder opositor un “terrorista” y un “traidor” controlado por Estados Unidos, pero hasta ahora no ha dado el paso de su detención.

El presidente de la Asamblea Nacional ya desafió la prohibición del TSJ en febrero de 2019, cuando apareció en un concierto celebrado en Colombia con el objetivo declarado de recaudar fondos para la “ayuda humanitaria” a Venezuela.

Guaidó regresó entonces por vía aérea a Caracas.

Su fotografía identificándose a la llegada sin ser molestado por los agentes de inmigración se consideró entonces una afrenta a la autoridad de Maduro, a quien Guaidó y sus seguidores consideran un “dictador”.

Por qué lo dejaron pasar

En la última etapa de la gira internacional de la que regresaba esta vez, Guaidó recaló en Washington, donde el presidente estadounidense, Donald Trump, le reiteró su apoyo en la lucha contra Maduro.

Mientras estaba allí, un funcionario de la Casa Blanca advirtió a la dirigencia chavista de “consecuencias significativas” en el caso de que el líder opositor sufriera “cualquier daño” a su vuelta, unas palabras cuyo eco amplifican acciones recientes como el ataque que mató en Irak al general iraní Qasem Soleimani.

Guaidó se reunió con Trump en la Casa Blanca, en Washington.Guaidó se reunió con Trump en la Casa Blanca.

Durante la visita de Guaidó a Washington, el analista de la Oficina de Washington de América Latina David Smilde vaticinó en un artículo en el New York Times que el apoyo de Trump “aumentará las posibilidades de que Guaidó pueda volver a Venezuela sin ser arrestado”.

Los seguidores del gobierno suelen pedir el encarcelamiento del dirigente opositor en los mítines en los que participan.

Este mismo martes, quienes le esperaban en el aeropuerto gritaban “Guaidó a Tocorón”, en alusión a una de las prisiones más conocidas y de peor reputación del país.

Cuando el político salió por la terminal, le reprocharon a gritos la imposición de sanciones por parte de Estados Unidos. También lo llamaron “asesino” y “traidor”.

Nicolás Maduro ha dicho refiriéndose a Guaidó en repetidas ocasiones que “el tiempo de Dios es perfecto”, insinuando un arresto que hasta ahora no se ha producido.

Pero en las últimas semanas se aprecia un cambio de tono. “Maduro insiste a las bases chavistas en que no hay que dejarse distraer de los asuntos principales y Guaidó es descrito como un don nadie, alguien a quien se debe ignorar”, explica Guillermo Olmo, corresponsal de la BBC en Venezuela.

El fiscal Tarek William Saab dijo recientemente que Guaidó “es la nada”.

“El gobierno da la impresión de haber sacado conclusiones tras lo que ocurrió el 5 de enero en la Asamblea Nacional, cuando un diputado opositor tránsfuga intentó desplazar a Guaidó de su presidencia con el apoyo del chavismo”, indica Olmo.

“Entonces quedó claro que una acción abiertamente hostil y visible contra Guaidó puede tener el efecto contrario al deseado y relanzar su causa justo cuando muestra signos de agotamiento”, añade el corresponsal.

“Parece también una de las razones por las que las fuerzas de seguridad y los grupos irregulares afectos al gobierno ponen tanto celo en impedir el trabajo de los periodistas en la cobertura de las actividades de Guaidó”.

Juan Guaidó.Las últimas protestas convocadas por Guaidó contaron con una asistencia menor a las primeras.

Entonces, ¿Guaidó no corre peligro?

Las fotografías y videos que muestran los golpes y empujones que sufrió a su llegada muestran que la posición del líder opositor sigue lejos de ser cómoda.

No es la primera vez que se ve envuelto en forcejeos e incidentes al término de los cuales miembros de su equipo y de los medios de comunicación denuncian haber sido agredidos por los partidarios de Maduro.

El día antes de su regreso a Venezuela, Maduro lo señaló directamente en un acto de protesta contra las sanciones a la aerolínea Conviasa, las últimas que ha impuesto Washington: “Les pidió a sus amigos de Estados Unidos que sancionaran a Venezuela y por eso tiene que pagar”, dijo el presidente.

Pese a que Guaidó no ha sido detenido, sí lo fueron personas de su círculo más cercano, como su jefe de gabinete, Roberto Marrero, o el diputado opositor Edgar Zambrano.

En la misma noche de su llegada, la oficina de Guaidó denunció la “desaparición” de su tío, que lo acompañaba en el avión que lo devolvió a Venezuela.

Y ahora, ¿qué?

Una de las preguntas pendientes es si Guaidó logrará capitalizar el apoyo recibido por algunos de los más destacados líderes mundiales en su gira y el refuerzo de su liderazgo entre los suyos que resulta de su accidentada llegada a Caracas.

Una encrucijada se avecina con la convocatoria de elecciones parlamentarias este año anunciada por el gobierno. “La oposición no ha decidido aún si participará y el debate interno al respecto puede volver a poner en peligro su unidad, que costó mucho forjar”, indica Olmo.

“La imagen de liderazgo casi heroico que se está construyendo en torno al coraje de Guaidó no ha bastado por ahora para revitalizar al alicaído movimiento opositor”.

Nada en el discurso del líder opositor permite hasta ahora vislumbrar un posible cambio de rumbo: “Los mecanismos de presión no van a hacer más que aumentar”, les anunció Guaidó a sus seguidores en Chacao, lo que se interpretó como una referencia a más sanciones internacionales contra el gobierno.

Luis Vicente León, de la consultora Datanálisis, cree que Guaidó logró “relanzar su protagonismo, fortalecer la simbología de líder, afianzar alianzas y renovar esperanzas de cambio. Todo positivo para él, pero es una obra de arte efimero: sirve si trae algo distinto a lo visible, que concrete su oferta de cambio”.

Para David Smilde, lo ocurrido en los últimos días “no cambia el contexto político actual del país, que tiene a la coalición opositora contra las cuerdas”.

La convulsa llegada de Juan Guaidó a Venezuela entre empujones e insultos tras su gira internacional – BBC News – 11 de Febrero 2020

Juan Guaidó.
Guaidó fue increpado por seguidores del gobierno de Nicolás Maduro.

El líder opositor venezolano Juan Guaidó regresó este martes a Venezuela después de completar una gira internacional de tres semanas que lo llevó a entrevistarse con algunos de los principales líderes mundiales.

Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, salió de la terminal entre empujones y los gritos de sus partidarios y de los simpatizantes del gobierno de Nicolás Maduro que habían acudido al aeropuerto.

La llegada de Guaidó en un vuelo desde Lisboa de la aerolínea TAP estuvo precedida de algunos incidentes entre esos partidarios del gobierno y seguidores de la oposición congregados en la terminal aérea.

Imágenes publicadas en redes por medios de comunicación y activistas de oposición muestran cómo las fuerzas de seguridad del Estado tratan de impedir el acceso al aeropuerto de periodistas y parlamentarios.

No obstante, tanto políticos opositores como miembros del cuerpo diplomático acreditados en Caracas consiguieron llegar al aeropuerto de Maiquetía para recibir a quien Estados Unidos y la mayoría de países europeos y latinoamericanos reconocen como presidente interino de Venezuela.

Empujones entre oficialistas y opositores.El regreso de Guaidó a Venezuela estuvo marcado por incidentes entre oficialistas y opositores.

Guaidó apareció pasadas las cuatro de la tarde y se desplazó hasta la salida de la terminal en medio de una muchedumbre en la que se mezclaban opositores y oficialistas.

Simpatizantes del gobierno y personas con uniformes de la aerolínea estatal Conviasa, recientemente incluida en la larga lista de intereses del Ejecutivo sancionados por Estados Unidos, lo esperaron a su salida, increparon y zarandearon.

Guaidó abandonó el aeropuerto en una camioneta contra la cual algunos de los presentes lanzaron conos de tráfico.

En la noche, el equipo de Guaidó denunció la detención en el aeropuerto de Juan José Márquez, tío del presidente de la Asamblea Nacional y quien lo acompañaba en el avión al momento de arribar a Venezuela.

Gira internacional

Pese a que con su viaje Guaidó desafió por segunda vez la prohibición de abandonar el país que le impusieron los tribunales venezolanos, el dirigente no fue detenido por los agentes de inmigración a su llegada.

Estados Unidos, uno de los mayores valedores de Guaidó, había advertido al gobierno de Nicolás Maduro que enfrentaría “consecuencias significativas” si el dirigente opositor sufría “cualquier daño” a su regreso a Venezuela.

Donald Trump y Juan GuaidóGuaidó necesitaba que Trump lo recibiera mucho más que el presidente estadounidense.

El viaje de Guaidó lo llevó durante las últimas semanas a capitales como Bogotá, donde fue recibido por el presidente colombiano, Iván Duque; Londres, donde se encontró con el primer ministro británico, Boris Johnson; o París, donde fue recibido por el presidente francés, Emmanuel Macron.

Pero la escala más destacada de su viaje fue la que realizó en Washington, donde se reunió en la Casa Blanca con Donald Trump y recibió una ovación unánime de los miembros del Congreso.

En un vídeo difundido este lunes, Guaidó había anunciado su regreso inminente a Venezuela y se declaró satisfecho tras su gira. “Tenemos el respaldo del mundo”.

La visita de Guaidó a Estados Unidos coincidió con la imposición por parte de nuevas sanciones a intereses del gobierno venezolano. Washington sancionó esta vez a la aerolínea estatal Conviasa.

Maduro culpó este lunes a Guaidó de la decisión. “Le pidió a sus amigos de Estados Unidos que sancionaran a Venezuela y por eso tiene que pagar”.

A %d blogueros les gusta esto: