elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Victimas

Discurso de Luis Ugalde S.J. en el Aula Magna de la UCV – 31 de Mayo 2018

Luis_Ugalde_ex_rector_ucabNos encontramos aquí juntos en busca de una unidad superior para responder al intento fraudulento de perpetuar desde el poder la dramática negación de la vida que reina en Venezuela. Aquí todos somos distintos, cada uno con su propia historia, su pertenencia grupal y su conciencia, pero nos une algo común: la indignación y la rebeldía contra la dictadura que niega la vida a los venezolanos y cierra el paso a los cambios imprescindibles para que el pueblo de Venezuela tenga vida.

1– Ustedes saben que soy sacerdote católico. Permítanme que, desde las fuentes de mi identidad, comparta con ustedes, no mi religión, sino una profunda sabiduría que trasciende a cualquier parcela religiosa y es patrimonio común de toda la humanidad.

Uno de los primeros libros de la Biblia nos presenta cómo el joven pastor de ovejas Moisés se sintió llamado a liberar su pueblo sometido a la esclavitud en Egipto. Sintió que desde la misteriosa zarza ardiendo Yahvé le decía “quítate las sandalias de los pies, porque el sitio que pisas es terreno sagrado” (Éxodo 3,5). Me atrevo a decir que ahora, en esta magna asamblea, a cada uno de nosotros desde nuestra propia conciencia se nos dice “quítate las sandalias de los pies, porque el sitio que pisas es sagrado”.

El terreno sagrado de esta asamblea es la vida de la gente, la vida de los cientos de asesinados, torturados y maltratados, de los millones de exiliados, de las decenas de millones que malviven sin esperanza y acaban de recibir la pésima noticia de que el gobierno dictatorialmente quiere perpetuar su miseria por seis años más. No entenderemos la gravedad de este hecho si nos acercamos calzados con las sandalias de nuestras rutinas y seguridades que nos protegen e impiden que nuestros pies estén en contacto directo con el sufrimiento humano y sientan la palpitación de su agonía.

Encontrarnos descalzos con la vida de la gente significa despojarnos de nuestros pequeños intereses, de las parcelas partidistas, de los prejuicios, de las rutinas y de las apatías. Moisés descalzo escuchó desde lo profundo la invitación que transformó su vida y lo convirtió en el gran líder movilizador de su pueblo e inspirador de la humanidad por los siglos venideros: “He visto la opresión de mi pueblo en Egipto, he oído sus quejas contra los opresores, me he fijado en sus sufrimientos. Y he bajado a librarlos…” (Éxodo 3,7).

Si cada uno de nosotros presta oídos a esta llamada trascendente desde el fondo de su conciencia, superaremos nuestras pequeñeces y diferencias y dejaremos de ser un rebaño de gente dispersa, desorientada y resignada para convertirnos en un inmenso pueblo unido y organizado, en marcha hacia la liberación.

2– Me llena de vergüenza y me parece una burla cruel al pueblo entero que Maduro- en lugar de sincerarse tras la farsa electoral y presentar su renuncia- festeje su falso triunfo y anuncie la prolongación sin fin de esta agonía y que pretenda engañar a opositores con “diálogos” calculados para no cambiar y con pequeñas concesiones de perdonavidas dictatoriales, sin restituir nuestros plenos derechos humanos, ni restablecer la Constitución.

Acerquémonos descalzos y desnudos, sin autoengaños, a la realidad de los muertos, presos y exiliados y a los millones de venezolanos cuyos ingresos y vida cada día son más agonizantes. Sí, no es una exageración, millones de familias agonizan, agonizan nuestras universidades y todo el sistema educativo, agonizan las empresas, los hospitales, los trabajadores y los enfermos, niños y ancianos, agonizan el transporte, la luz y demás servicios públicos, atrapados entre la corrupción y la ineptitud.

3– Para salir de nuestras rutinas y de las trampas jurídicas y políticas que tratan de disfrazar la realidad partamos de la verdad de hechos indiscutibles que al menos tiene tres componentes:

A-Maduro no fue elegido democráticamente para nuevo período hasta 2025.

B-Su continuación en el poder prolonga la desesperación y la negación de la vida de la gente. El pueblo con su desprecio a la tramposa votación del 20 de mayo expresó su clamor silencioso por un cambio socio-económico que no puede esperar y debe empezar cuanto antes, con movilización y colaboración nacional e internacional.

C-Cuanto antes debe ser restablecida nuestra violada Constitución, para lo cual debe eliminarse la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente, cambiar el CNE, liberar a presos políticos y exiliados, acabar con las arbitrarias anulaciones de partidos, tarjetas opositoras, candidatos presidenciales, y establecer las condiciones electorales básicas que diferencian en el mundo entero una votación dictatorial de una elección democrática, libre, justa y transparente.

4– Buscamos UNA GRAN UNIDAD SUPERIOR con el consenso sobre estas tres realidades y es imprescindible la convergencia de cuatro factores claves: El primero, el más importante y decisivo, es el profundo malestar del pueblo que se manifestó de manera tan elocuente el 20 de mayo y que cada día empeora.

El segundo son los países e instituciones democráticas del mundo que están claros en no reconocer la farsa y exigir la elección verdadera para el cambio. A pesar de la urgencia que clama por los otros dos factores, todavía no han madurado y son los que siguen:

El tercero es un renacido liderazgo nacional y local en todos los sectores e instituciones: líderes de los trabajadores, vecinos, empresarios, educadores y universidades, academias, partidos políticos, comunidades espirituales, organizaciones de la sociedad civil… cada uno activado y organizado con su especificidad para aportar para todos, con humildad y audacia, lo más valioso de sí.

El cuarto factor decisivo es la Fuerza Armada que conoce mejor que nosotros la tragedia nacional y el fraude y está obligada a restablecer la Constitución y evitar que se perpetúe la miseria. Cuando los cuatro converjan y se den la mano, se abrirá la puerta hacia el camino de la liberación y la reconstrucción. Camino difícil y retador que despertará las mejores fuerzas espirituales de Venezuela.

5– VENEZUELA LIBRE NO SE RINDE. Para ello tenemos que nacer de nuevo. Nicodemo, un honrado y reconocido líder espiritual judío, se atrevió a visitar a Jesús de noche y a escondidas por miedo a los suyos y le preguntó “qué hay que hacer”. El Maestro le respondió, “es necesario nacer de nuevo”, aunque seamos viejos, tenemos que nacer de nuevo (Juan 3,1-8)

Nacer de nuevo con una gran fuerza espiritual para romper barreras sociales, corrupciones y deformaciones del pasado y del presente. Los partidos políticos necesitan nacer de nuevo, pero no sólo ellos sino todos nosotros y las organizaciones e instituciones a las que pertenecemos. Desarrollar la sociedad civil con nueva responsabilidad para transformar y controlar a su Estado e impedir que un partido o grupo se apodere de él y lo convierta en botín; deformación que en este país petrolero ha llegado a extremos trágicos.

Nacer de nuevo para reconstruir juntos el país desbordando nuestra necesidad en creativa fuerza solidaria. Los venezolanos no podemos esperar meses o años la respuesta a la emergencia humanitaria y el cambio del funesto modelo que nos ha llevado a este inmenso fracaso y mucho menos podemos esperar que ese cambio nos sea otorgado por quienes lo han impuesto y quieren perpetuarlo con la fuerza y el atropello.

Su renuncia es reclamada por las realidades y las víctimas, para así abrir las puertas del cambio. El camino no es fácil por eso necesitamos una fuerza interior superior, una solidaridad y una unidad de salvación nacional. Si coincidimos en eso, sabremos trazar los cauces concretos con la bendición de Dios.

Boletin #6 – Justicia Encuentro y Perdon – Febrero 2018

Los criminales de la emigración por Fernando Luis Egaña – El Nacional – 10 de Marzo 2018

1480153503987El solo hecho de que uno de los países más reconocidos del mundo –Venezuela– por su histórica apertura a la inmigración, por la inclusión de los inmigrantes en el grueso de la sociedad, por su hospitalidad y acogida a los refugiados y exiliados de cualquier parte y de cualquier ideología, haya pasado a ser, a lo largo del siglo XXI, uno de los países con mayor cantidad y calidad de emigrantes, sobre todo de las nuevas generaciones, es una prueba irrefutable de la tragedia económica, social y política que se vive: una verdadera catástrofe humanitaria. Es la explicación lógica, cerebral, desapasionada e imparcial para explicar este fenómeno de tan graves consecuencias para la nación venezolana.

Todos los días se van venezolanos de Venezuela con la intención de establecerse en otro país. De emigrar. Sobre todo gente joven que se va casi sin nada, casi a tientas, con la esperanza de un futuro humano, y con la tristeza de irse de su país porque aquí y ahora ese ideal de destino no es posible alcanzarlo, y ni siquiera vislumbrarlo. Unos se van en avión, otros en chalanas y barcazas, otros por vía terrestre hacia países de América Latina, incluso a Argentina y Chile, en viajes de muchos días y muchas complicaciones… Cuando uno escucha tantos casos, o cuando los vive en su propio entorno, de inmediato la reacción es de indignación hacia los responsables de la diáspora, o mejor dicho, de la estampida.

Pero también de admiración por el coraje de estos venezolanos que se van por el mundo en búsqueda de un porvenir digno. Coraje que ojalá también sustente el retorno de muchos de nuestros compatriotas, cuando Venezuela, por fin, empiece a cambiar para bien. Porque no nos confundamos: para que la diáspora se alivie en sus corrientes de emigración o para que estas se reversen, hay una condición indispensable: que la hegemonía despótica, depredadora, corrupta y envilecida que sojuzga al país sea definitivamente superada. De lo contrario, la diáspora venezolana no solo no se angostará, sino que seguirá ensanchándose y acelerándose.

Cálculos confiables señalan que cerca de 4 millones de venezolanos se encuentran viviendo en el exterior, la mayor parte de ellos en situación irregular o precaria desde el punto de vista de la estabilidad laboral o incluso legal. Una situación insólita para el gran país de la inmigración en América Latina durante el siglo XX, y en particular en la etapa petrolera de esa centuria. Y una situación quizás irreparable, por el capital humano que ya no está acá, y que es probable que no vuelva. Al menos no a corto plazo.

No se trata de un tema socio-demográfico para que lo estudien los expertos, hagan seminarios académicos y publiquen voluminosos informes. No. Se trata de un crimen de lesa patria. Incluso de lesa humanidad. Pero los criminales no son, desde luego, los que se van; esos son las víctimas. Los victimarios o los criminales son los que han “creado” las condiciones terribles que hacen posible la diáspora venezolana. La dispersión venezolana. Los criminales son los mandoneros de la hegemonía y los que les hacen el juego. Esos son los criminales o causantes de la emigración venezolana. Acaso uno de los crímenes más atroces en contra de la nación que han cometido y siguen cometiendo.

 

En 2017 los cuerpos policiales causaron 15 muertes por día, según Observatorio de la Violencia – La Patilla – 28 de Diciembre 2017

2017-07-28T224358Z_1204859657_RC1B0112DC30_RTRMADP_3_VENEZUELA-POLITICS-768x378.jpg

El Observatorio Venezolano de la Violencia (OVV) dijo este jueves al presentar su informe anual, que en promedio 15 personas murieron a diario en 2017 a manos de funcionarios policiales o militares, lo que también se traduce en 106 fallecidos en acciones de las fuerzas del orden por semana, reseñó EFE.

“Lo que podemos encontrar este año es que ha existido una disminución de los homicidios considerados jurídicamente como tales, pero han aumentado las víctimas de la Policía, como resultado de la violencia del Estado”, dijo el sociólogo y director del OVV, Roberto Briceño León.

El representante del OVV señaló que según sus datos “durante 2017, cada semana fallecían 106 personas en manos de funcionarios policiales o militares. Esto da en un cálculo sencillo que la Policía en Venezuela, a través de sus operaciones da de baja (…) 15 personas cada día”.

Asimismo, Briceño indicó que cada día de este año un policía fue asesinado.

También se informó que en los últimos doce meses los cuerpos de policías municipales han sufrido una reducción de sus funcionarios por renuncias para emigrar o para pasarse al sector privado debido a los sueldos insuficientes, lo que ha supuesto una reducción de la fuerza policial en las localidades venezolanas.

El informe de la OVV, elaborado con seguimiento de los medios de comunicación, cifras de los organismos oficiales y entrevistas a la ciudadanía y a policías y trabajadores de la salud y otras profesiones presentó, asimismo, el número de muertes violentas durante 2017, que elevó a 26.616 víctimas.

 

Despotismo y default en Venezuela – The Economist/La Patilla – 1 de Diciembre 2017

Maduro-Quiebra.jpg

En julio pasado, el gran problema de Nicolás Maduro fue una rebelión respaldada por la oposición contra su plan de reemplazar el parlamento electo de Venezuela por una asamblea constituyente elegida a dedo. Más de 120 personas murieron en protestas masivas y las fuerzas armadas parecieron dudar brevemente en su apoyo al gobierno. Ahora el dictador presidente de Venezuela tiene su nueva asamblea en su lugar y a la oposición donde la quiere, dividida y debilitada. Pero él tiene ahora otro problema: se está quedando sin dinero en efectivo.

Después de años de mala gestión, la industria petrolera más importante de Venezuela figura como un buque petrolero naufragado. Según los datos proporcionados por el gobierno a la OPEP, la producción de petróleo en octubre promedió 1.96 millones de barriles por día, un descenso de 130.000 barriles diarios frente a septiembre (y 361.000 barriles diarios desde octubre de 2016). Restan el petróleo suministrado por casi nada a los venezolanos y a Cuba, y los envíos para reembolsar préstamos de China y Rusia, y solo alrededor de 750,000 barriles diarios se venden en efectivo, según Francisco Monaldi, economista venezolano de la Universidad de Rice en Texas. Y aunque el precio del petróleo está por encima de su mínimo de 2015, todavía es un poco más de la mitad de su nivel de 2012.

Debido a que las políticas del régimen han acabado con muchas empresas, el petróleo ahora representa el 96% de las exportaciones. A pesar de una brutal reducción de las importaciones, el gobierno está luchando para pagar las deudas acumuladas por Hugo Chávez, el último predecesor y mentor de Maduro. En octubre, Standard & Poor’s, una agencia de calificación, declaró a Venezuela en “default selectivo”. Para el 27 de octubre, el país estaba atrasado en pagos por un total de $ 1,5 mil millones de dólares, de los cuales más de la mitad no se pagaron dentro del período de gracia de 30 días.

América Latina ha visto muchos incumplimientos de deuda, pero este es diferente. “Decreto una refinanciación y una reestructuración de todos … los pagos en Venezuela”, dijo Maduro. Le gusta emitir decretos; pero podría sorprenderse al saber que los acreedores no pueden ser simplemente mandados. Confió las negociaciones a su vicepresidente, Tareck El Aissami, con quien un banquero de Nueva York no puede hacer tratos porque Estados Unidos dice que es traficante de drogas (lo que él niega). Las recientes sanciones de los Estados Unidos también significan que los estadounidenses no pueden aceptar nuevos bonos de Venezuela, como lo requeriría una reestructuración de la deuda.

Algunos tenedores de bonos ahora están consultando a sus abogados, según Francisco Rodríguez de Torino Capital. Una de sus opciones contractuales es “acelerar” el incumplimiento de los bonos, exigiendo su reembolso completo inmediato, y luego solicitar una orden judicial para confiscar los cargamentos de petróleo y otros activos. Podrían dudar en creer que el gobierno intentará seguir pagando; algunas de las demoras se deben a que los banqueros ahora están sometiendo los pagos venezolanos a un escrutinio minucioso. Pero “la pelota está en el campo de los tenedores”, dijo el Sr. Rodríguez.

Todo esto en un momento que Maduro eligió para despedir a su ministro de Petróleo y al jefe de la compañía petrolera estatal, PDVSA. El nuevo jefe de PDVSA, Manuel Quevedo, es un general de la guardia nacional, la policía militar que reprimió las protestas. Su designación se produce después del arresto, presuntamente por corrupción, de más de 50 gerentes de la industria petrolera cercanos a Rafael Ramírez, el jefe petrolero de Chávez, quien fue presuntamente despedido como embajador de Venezuela en la ONU el 29 de noviembre. El señor Quevedo no sabe nada del petróleo, pero está cerca de Diosdado Cabello, un ex oficial del ejército que es el principal rival de Maduro en el régimen. Los analistas dicen que el señor Cabello siempre ha querido controlar la industria petrolera, la principal fuente de dinero en Venezuela, ya que el dinero es poder.

Una perspectiva brilla en esta oscuridad. Maduro se mantiene alentado por el éxito del gobierno en las elecciones estatales de octubre. Los votantes desmoralizados de la oposición se mantuvieron alejados, y el régimen logró persuadir a muchos venezolanos pobres de que si no votaban por el gobierno no recibirían raciones de alimentos subsidiados. El fraude también pudo haber ayudado. Al encarcelar a oponentes intransigentes, Maduro ha domesticado a otros. Aunque parte de la oposición mantiene conversaciones con el gobierno en la República Dominicana el 1 de diciembre, no hay señales de que Maduro permita que las elecciones presidenciales previstas para diciembre de 2018 sean libres o justas.

Por el contrario, las especulaciones en Caracas señalan que adelantará las elecciones, tal vez hasta marzo. Habiendo cuadrado al Sr. Cabello, el Sr. Maduro volvería a postularse. Y gastaría unos miles de millones que podrían haberse destinado a los pagos de la deuda para impulsar las importaciones temporalmente. Esperanzar a los tenedores de bonos mientras pretenden incumplir pudiera ser una estrategia política ganadora a corto plazo. ¿Y entonces? “Claramente esperan que el precio del petróleo los salve”, dice Monaldi. “Pero puede ser demasiado tarde.”

 

Familiares de víctimas de represión documentan crímenes de lesa humanidad por Rafael León – La Patilla – 4 de Octubre 2017

2017-07-28T224410Z_27934020_RC116A6B1B50_RTRMADP_3_VENEZUELA-POLITICS.jpg

El Comité de Familiares y Víctimas de la Represión y Presos Políticos de Venezuela denunciará ante la Organización de Estados Americanos los casos de crímenes de lesa humanidad que se habrían cometido durante las protestas de 2014 y 2017, acusación que se encuentra bajo investigación de esa instancia internacional para determinar si el gobierno de Venezuela cometió delitos de esa naturaleza y, por consiguiente, remitir el caso a la Corte Penal Internacional, publica El Nacional.

Durante la tercera audiencia pública del ciclo de sesiones de la OEA que investiga los posibles casos de lesa humanidad, la activista de los derechos humanos, Lilian Tintori, junto con un grupo de parientes de las víctimas fatales de la violencia del Estado y de presos políticos, grabaron un video en Caracas que será enviado al secretario general de la OEA, Luis Almagro, así como al ex fiscal jefe de la Corte Penal Internacional, Luis Moreno Ocampo, para sustentar la denuncia contra el gobierno de Nicolás Maduro que hizo la abogada venezolana Tamara Suhú el pasado 14 de septiembre.

La esposa de Leopoldo López, preso político, denunció que durante las protestas el gobierno empleó el patrón de disparar hacia la parte superior de los cuerpos de las víctimas. Indicó que durante los 2 períodos de protestas, 37 personas fueron asesinadas de tiros en el cuello o en la cabeza, disparados por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana, Policía Nacional Bolivariana, cuerpos policiales estadales y grupos de civiles armados.

Tintori explicó que, de acuerdo con el registro de las ONG Justicia, Encuentro y Perdón, y el Foro Penal Venezolano, son 128 las personas asesinadas durante los 4 meses de manifestaciones de este año; 15.000 heridos aún están convalecientes y que hay 487 presos políticos sometidos a torturas constantemente.

Sin anestesia ni quimioterapia

Cecilia de Sousa manifestó que a su hermano, Juan Miguel de Sousa, que se encuentra en el Hospital Militar tiene cáncer de próstata y no le han realizado las quimioterapias.

Denunció que el ingeniero, que fue detenido en 2015 y aún no ha tenido audiencia, estuvo en La Tumba, aislado en una celda de 15 metros de profundidad, sin luz solar y a bajas temperaturas, donde le realizaron un tratamiento odontológico, sin anestesia y con un taladro manual.

“El médico solicitó una biopsia de emergencia, pero se la hicieron 45 días después porque se negaban a trasladarlo”, expresó.

Informó que solicitaron una vez más una medida menos gravosa de privación de libertad ante el tribunal que conoce la causa, para que su hermano pueda comparecer en su domicilio, pero a la fecha no han obtenido respuesta.

“Rogamos a Dios por la justicia”

El sargento Rubén Bermúdez, que fue detenido durante una cita de la Dgcim por presunto intento de golpe de Estado este año, requiere ser operado del ojo y hasta la fecha las autoridades han hecho caso omiso, y no han dado respuesta al caso. “Rogamos a Dios por la justicia. Él no ha cometido ningún delito”, manifestó su hermana Odalys Bermúdez.

Denunció que desde que fue detenido permaneció 55 días aislado, estuvo 15 días sin aseo personal y sin comida, luego fue trasladado a Ramo Verde, y en mayo lo recluyeron en la 26 de Julio, en Guárico, sin informar a los abogados ni a familiares de la causa.

Indicó que no tiene ni siquiera la fecha de audiencia y que la defensa no ha tenido acceso al expediente. En todo ese tiempo no le han permitido la visita de sus hijos.

Sin despacho a la libertad

Yon Goicoechea, dirigente de Voluntad Popular que fue detenido por unos hombres sin identificación el 29 de agosto del año pasado y que tiene boleta de excarcelación, ha sido sometido no solo a tratos crueles e inhumanos sino a la omisión del tribunal que lleva la causa, el cual permanece sin despacho desde hace un año, denunció su madre, Luz Lara.

“Vivimos una agonía. Nada nos garantiza su vida ni su libertad”, expresó. Relató que su hijo se encuentra injustamente preso y que ha sido sometido al aislamiento en cuartos de castigos de Ramo Verde, como el Tigrito, donde estuvo encerrado con bolsas de basura, sin ver el sol ni ventilación, y sin visitas de sus hijos. Informó que este mes el gobierno debe responder la solicitud de liberación hecha por la ONU.

“El responsable es Maduro”

“Salga lo que salga en las investigaciones, el único responsable es Nicolás Maduro Moros, porque si él no estuviera haciendo una mala gestión, ninguna persona hubiese estado en la calle protestando ni mi hijo enterrado”, manifestó Zugeimar Armas, madre de Neomar Lander, joven de 17 años de edad, quien murió en la avenida Libertador durante una protesta que era reprimida por la Policía Nacional Bolivariana.

Informó que a cuatro meses de la muerte de su hijo, no han tenido resultados de las investigaciones. Solo le han informado que esperan por las pruebas químicas forenses. Indicó que aunque ella llevó a los testigos a comparecer ante el Ministerio Público, los funcionarios de la PNB que reprimieron la manifestación no han sido llamados a declarar.

Disparos a la cabeza 2014: Robert Redman, 28 años de edad, Bassil Da Costa, 23 años de edad,  Génesis Carmona, 21 años de edad, Jesús Acosta, 22 años de edad, Geraldine Moreno, 23 años de edad, Guillermo Sánchez, 42 años de edad, Juancho Montoya, 53 años de edad, Willmer Caravallos, 41 años de edad,  Wilfredo Rey, 32 años de edad,Cliver Roa, 14 años de edad

Victimas 2017: Daniel Queliz, 20 años de edad (Policarabobo), Carlos Moreno, 17 años de edad (colectivos), Tony Canelón, 32 años de edad, tiro en el cuello (GNB), Kevin León, 19 años de edad (colectivos), Luis Márquez, 52 años de edad (colectivos), Orlando Medina, 22 años de edad (colectivos), Eyker Rojas, 20 años de edad (GNB), Hecder Lugo, 20 años de edad (GNB), Armando Cañizález, 18 años de edad, disparo de metra en el cuello (GNB), Anderson Dugarte, 31 años de edad (Colectivos), Yeison Mora, 17 años de edad (GNB), Manuel Castellano, 46 años de edad (GNB), Jhon Quintero (colectivos), Augusto Pugas, 22 años de edad (Polibolívar), José Pérez, 20 años de edad (colectivos), Nelson Arévalo, 22 años de edad (colectivos), Jonathan Zavatti, 25 años de edad (colectivos), Ísael Macadan, 18 años de edad (colectivos), Roberto Durán, 24 años de edad (colectivos), Alfredo Figueroa, 19 años de edad (colectivos), Ramsés Martínez, 20 años de edad (colectivos), Janeth Angulo, 55 años de edad (GNB), Gilimber Terán, 16 años de edad (colectivos), José Leal, 18 años de edad (Plan República), Eduardo Orozco, 19 años de edad (Conas), Luis Espinoza, 16 años de edad (GNB)

 

Situación en Venezuela será tema principal en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU – La Patilla – 10 de Septiembre 2017

un-logo-light-blue.jpgLa situación en Venezuela centrará el inicio de la próxima sesión del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, que comienza este lunes con una intensa agenda protagonizada por el canciller del país, Jorge Arreaza, reseña EFE.

El primero que hará alusión a los presuntos abusos cometidos en el país andino será el alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, en su presentación general sobre violaciones de las libertades fundamentales en distintas partes del mundo.

Se espera que haga referencia al informe que su oficina presentó en agosto y en el que denuncia torturas y malos tratos perpetrados por las fuerzas del orden venezolanas durante las protestas antigubernamentales.

Zeid pedirá al Consejo medidas para evitar un mayor deterioro de los derechos humanos en ese país, mediante un mecanismo de supervisión, informes regulares o una comisión de investigación.

Tras la intervención del alto comisionado, Arreaza tomará la palabra para exponer durante diez minutos la versión del Gobierno de Nicolás Maduro sobre lo que ocurrió de abril a julio en Venezuela, donde más de 130 personas murieron durante las protestas y miles fueron detenidas, muchas de ellos, según la ONU, arbitrariamente.

Arreaza mantendrá después encuentros bilaterales y una reunión con el Grupo de Países No Alineados, y al mismo tiempo, organizaciones defensoras de los derechos humanos como Human Rights Watch expondrán su versión de los hechos en actos paralelos.

Al día siguiente los países miembros del Consejo y el resto de naciones de la ONU podrán responder al ministro venezolano.

Fuentes próximas al Consejo indicaron que muchos países ya han señalado que así lo harán, dado su interés en que las palabras de Arreaza queden “equilibradas” por su propia evaluación de la situación.

Por ahora no se espera la presentación de una resolución de condena a Venezuela, ni que se pida la suspensión de ese país como miembro del Consejo, aunque los países tienen hasta el 21 de septiembre para hacerlo si así lo desean.

Este extremo sí que podría suceder en el caso de Burundi -también miembro del Consejo- dado que su Gobierno ha sido acusado por una comisión de investigación de la ONU de haber cometido actos que, de probarse, podrían constituir crímenes contra la humanidad.

La suspensión debe ser decidida por la Asamblea General, pero el Consejo podría solicitarla argumentando que un gobierno que comete crímenes de lesa humanidad contra su propio pueblo no puede ser garante de las leyes fundamentales.

En el caso de Yemen, otro de los temas candentes de esta sesión, se espera que esta vez los Estados miembros acepten la sugerencia de Zeid de constituir una comisión de investigación internacional, dado que la última vez se consensuó confiar en una pesquisa nacional, cuyos resultados no fueron nada satisfactorios.

La acuciante situación en Birmania (Myanmar) y la llegada de casi 300.000 rohinyás a Bangladesh huyendo de la represión del Ejército birmano se tratará también con la presentación de un primer informe de la nueva comisión de investigación de la ONU.

Finalmente, y como hace siete años, Siria será uno de los asuntos clave del Consejo. La comisión de investigación presentará su informe en presencia de Carla del Ponte, que recientemente renunció a su cargo como miembro de este ente “frustrada” por la falta de resultados concretos.

Se espera que la discriminación racial en EEUU y la situación en la República Democrática del Congo (RDC), Filipinas y Egipto sean también tratados durante esta sesión.

 

La solución para Venezuela está encaminada por Jurate Rosales – El Nuevo País – 4 de septiembre 2017

Jurate_statkute_de_rosales

Tres constataciones relativas a lo obtenido en los cuatro meses de luctuosas manifestaciones, permiten vaticinar lo que viene ahora para Venezuela, su gobierno y todos los venezolanos.

Primera constatación: terminó el heroico período de cuatro meses en que la gente marchó día tras días a sabiendas que corre peligro de vida y en lo que 124 personas, en su mayoría jóvenes, perdieron la vida. ¿Qué se ganó y qué se perdió en ese particularmente luctuoso período?
Lo irreparable son las vidas de gente joven, valiente, decidida a luchar por una Venezuela libre y próspera. La progresión calculada de esos asesinatos aparece claramente en el informe de la ONU del 31 de agosto 2017: “El análisis del ACNUDH, basado en los tipos de lesiones sufridas por los manifestantes, revela cómo el uso de la fuerza aumentó progresivamente en paralelo con la aplicación del Plan Zamora. La información aportada por el personal médico muestra que en la primera mitad de abril la mayoría de manifestantes lesionados fueron tratados por intoxicación causada por gases lacrimógenos. En la segunda quincena de abril, muchas de las lesiones resultaron del impacto de los cartuchos de las bombas lacrimógenas en las piernas, en el pecho, o en la cabeza de las personas. En mayo, las heridas fueron causadas principalmente por el impacto de perdigones y de objetos convertidos en proyectiles, como metras y tuercas. En junio, el personal médico registró una combinación de heridas causadas por cartuchos de bombas lacrimógenas, perdigones y otras municiones. En julio, comenzaron a tratar heridas de bala.”

El informe de la ONU, es una tajante acusación que traerá consecuencias personales: “El 18 de abril de 2017, el Presidente Maduro anunció públicamente la puesta en práctica del Plan Zamora”. Se agrega un gráfico de la cadena de mando, encabezada por el presidente de la república.

El sacrificio fue de promisorias vidas jóvenes: “La mayoría de víctimas eran hombres jóvenes, de 27 años en promedio; también murieron 15 niños y 7 mujeres. En general, las víctimas eran estudiantes o personas que acababan de terminar sus estudios”.
Los heridos son otro renglón espeluznante: “Según cálculos de los médicos, entre 10.000 y 12.000 personas podrían haber sido lesionadas en el país en los primeros 100 días de manifestaciones.”

A lo cual hay que agregar los detenidos y torturados, tema que conforma otra lista de delitos de los cuerpos de represión. Otro capítulo más, es titulado: “Allanamientos ilegales y violentos y destrucción de propiedad privada”.

Segunda constatación. Contrariamente a lo que una desanimada opinión pública cree, la limitación en el tiempo de las manifestaciones fue acertada. Terminaron cuando ya estaba claro que el pueblo venezolano obtuvo con los terribles sacrificios de ese vital – y decisivo período -, una respuesta mundial y su acción de calle no debía prolongarse más. El movimiento empezaba a ser contaminado por intrusos aparecidos en busca de “chambas” al disfrazarse de combatientes cuando en realidad eran delincuentes. Noto que no los hubo en el interior de la república, donde en las ciudades los manifestantes se conocen y son del mismo vecindario. La contaminación se asomó en Caracas, cuando los vecinos de Altamira, El Rosal o Los Ruices empezaron a notar rostros nunca antes vistos que pedían dinero o comida, terminando con el robo del teléfono celular. Era el momento preciso para poner punto final a las manifestaciones, antes de que se conviertan en desorden.
Esto no impide que en el futuro no vuelvan a ser necesarias las manifestaciones de calle, pero serán con marchas en apoyo a exigencias nacionales, muy precisas en su formulación. La situación económica/social las hará cada vez más numerosas, por más que los “colectivos” chavistas de cada barrio, intenten sofocarlas.

Tercera constatación. Gracias a los cuatro meses del histórico sacrificio hecho por un amplio segmento de la nación en todo el país, la opinión pública mundial finalmente se percató del problema y los dirigentes de países democráticos se dieron cuenta que también ellos poseen el germen en sus predios de lo que ocurre en Venezuela. Allí cada uno tiene sus razones para darse por enterado, pero todos coinciden en que es necesario cortar en Venezuela el mal que podría ser contagioso.

Por primera vez en Francia y España, con las siembras, regadas y abonadas desde Venezuela, de los “Insumisos” y de Podemos, los respectivos gobiernos de Macron y Rajoy se percataron de que existe para ellos el peligro de una destrucción total del país, similar a la venezolana. Además, como para aclarar en qué radica el peligro, Mélenchon de los Insumisos e Iglesias de Podemos, declararon por turnos que el ejemplo a seguir es la constituyente de Maduro, no importa – al igual que en Venezuela – que no tenga la mayoría electoral, porque les basta con que tenga “pueblo”.

En Holanda, Bélgica y Alemania, se dan cuenta que la alianza forjada por Chávez y Maduro con el radicalismo islámico tampoco debe ser tomada como un chiste. Cada nuevo atentado terrorista en Europa, salpica a todos quienes albergan células islámicas, si bien no son del ISIS.
En América toda, los gobiernos se preocupan por los flujos de refugiados que les llegan de la patria de Bolívar – con lo cual están obligados a recibirlos. Colombia es la primera en declarar que algo se debe hacer.

Pero es Estados Unidos el que posee el más apremiante interés económico, con la necesidad que tiene la Exxon Mobil, alma mater del canciller norteamericano Rex Tillerson, de explotar pacíficamente el petróleo del Esequibo. En eso han puesto a trabajar hasta la mismísima ONU – a ver como soluciona ese reclamo venezolano sobre el territorio donde yace el tesoro. Una condición previa es tener en Venezuela a un gobierno democrático y dicen ellos “reliable” – fiable, responsable. Lo cual sólo es posible con un gobierno en Caracas legalmente electo, unitario y democrático.

Que si los cuatro meses de rebeldía han sido la campana de alarma para el mundo entero – hay que decir: SÍ, lo son. Ahora viene lo demás, que tampoco será fácil, pero la solución ya está encaminada.

Geraldine Moreno: la muerte que persiste en la memoria del venezolano por Winnifer Mijares – El Nacional – 1 de Septiembre 2016

Unknown.jpegLa joven de 23 años de edad fue asesinada en Carabobo por la GNB

A Geraldine Moreno le gustaba participar en las movilizaciones en contra del régimen de Nicolás Maduro que se hicieron en 2014, año en que empezó a gestarse la desobediencia civil en Venezuela hacia la gestión del chavismo.

El 19 de febrero de ese año, Rosa Orozco, madre de Moreno, le había dicho a su hija que quería descansar ese día, pero la respuesta fue tajante: “Mamá, Venezuela no espera por ti”. Y salió a protestar en la ciudad donde nació, Naguanagua.

Minutos después de que Geraldine fue a la manifestación, a Rosa le dijeron que su hija había sido herida.

“Salgo a la entrada de la urbanización y veo a mi muchacha en el piso con la cara tapada”, dijo Orozco.

La muerte de Geraldine Moreno, por sus características de tratos crueles e inhumanos, permanece en la memoria del imaginario venezolano, en especial de los ciudadanos que perdieron a sus familiares durante las protestas de 2014.

La joven deportista y estudiante de Citotecnología fue asesinada por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana, quienes le dispararon perdigones en la cara y el cuerpo.

Geraldine fue trasladada a la Clínica Metropolitana. Allí los médicos informaron a los familiares que la estudiante había perdido el ojo derecho y 80% de la masa cerebral.

A pesar del diagnóstico, Rosa Orozco afirmó que su hija pudo articular sus últimas palabras: “¡Bendición! Te espero en libertad, no dejes la calle”. Fueron cuatro días de agonía, el 22 de febrero falleció.

Por el crimen, el Ministerio Público condenó a 30 años de prisión a Albin Bonilla Rojas, sargento de la GNB; y a 16 años y seis meses a Francisco Caridad Barroso, también militar.

A Bonilla lo culparon por el delito de homicidio calificado con alevosía por motivos fútiles y trato cruel en grado de complicidad. A Barroso lo acusaron de complicidad no necesaria y uso indebido del arma orgánica, quebrantamiento de pactos y convenios internacionales, y trato cruel a la víctima.

Sobre el proceso judicial, Orozco señaló que fueron 33 meses de juicio, en los que difirieron siete audiencias.

“Fue el deber del Ministerio Público hacer su trabajo, no pedirles favores”, aseveró.

Luego de tres años del asesinato de Moreno, la convicción de Rosa Orozco sigue intacta. Consciente de que su hija no la acompaña físicamente, considera que siempre la tiene presente en su espíritu. “Nadie me va a quitar el estar con ella”.

Asimismo, se sintió comprometida con los cuatro meses de protestas de este año, pues tiene presente la promesa que le hizo a su hija en la tumba: “Te voy a regalar un país democrático, a ti y a todos los caídos”.

 

A %d blogueros les gusta esto: