elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Vaticano

“Venezuela sufre un genocidio, una tragedia inimaginable” por Andrés Beltramo Alvarez – Ciudad del Vaticano – La Stampa – 8 de Mayo 2018

Dos obispos venezolanos cuentan detalles sobre la crisis humanitaria que vive el país sudamericano. Y advierten que el gobierno del presidente Nicolás Maduro “es delincuencial”

0aebf52a-52c6-11e8-a940-75040c72eca3_IMG_9214-RE4j9sUXXmvGHEvhJL1CSOL-1024x576@LaStampa.it.jpg

Jaime José Villarroel Rodríguez y Enrique Pérez Lavado

La crisis en Venezuela se agudiza a cada momento. Diariamente, miles de personas abandonan el país engrosando la peor ola migratoria de las últimas décadas en Sudamérica. Una situación creada por un “gobierno delincuencial”, cuyos dirigentes “están involucrados en el narcotráfico” y, para mantener su poder, están provocando “un genocidio”.

Es el crudo diagnóstico que trazan dos obispos venezolanos. Jaime José Villarroel Rodríguez y Enrique Pérez Lavado, de Carúpano y Maturín respectivamente. Sus diócesis son pequeñas, ubicadas al noreste del país. No obstante, sufren igualmente los estragos de una tempestad social y económica que parece no tener fin. En esta peculiar entrevista doble con el Vatican Insider denuncian la trágica realidad en esa nación.

¿Cómo es la situación en Venezuela?
Jaime José Villarroel Rodríguez: “Tenemos una tragedia de dimensiones inimaginable. En este momento la situación de la falta de alimentos se ha agravado, más del 80 por ciento de las personas viven en pobreza y más del 20 por ciento padece pobreza extrema, a causa de la cual la gente no tiene ni para comer. La falta de medicinas es una calamidad, porque las personas mueren por eso. El año pasado más de 22 mil recién nacidos fallecieron y se registraron más de 700 mil casos de malaria o paludismo. Nosotros los venezolanos no imaginamos lo que se nos viene encima después de cinco años de decrecimiento económico en torno al 35 por ciento. La industria está totalmente destruida y la gente quiere irse del país porque no ve esperanza ni solución posible”.

¿Cómo se explica esta situación?
Enrique Pérez Lavado: “Hay un componente ideológico que todos conocemos pero es lo que menos pesa, porque existen otros intereses muy graves de por medio. Nuestros altos dirigentes políticos y militares están involucrados en el negocio del narcotráfico internacional. Esto ha llevado a que no se preocupen del pueblo sino de incrementar sus capitales, todos en el exterior. Eso les conviene, no hay otra manera de explicarse que estemos llegando a una especie de genocidio. Es una palabra muy grave, pero ya la situación ha alcanzado niveles de aniquilación hacia el pueblo venezolano. La gente está huyendo del país, es un asunto de supervivencia. No sabemos entonces qué busca esta gente. Quizás desde afuera es difícil comprender que no se trata de una dictadura política ni militar sino del ejercicio de una verdadera delincuencia”.

Jaime José Villarroel Rodríguez: “Puede sonar radical pero este es un gobierno delincuencial porque sabe del sufrimiento del pueblo y, por sus decisiones, gente muere, por eso está cometiendo un genocidio, eso no se puede negar. No podemos decir que es negligente porque no conoce la realidad”.

¿Cómo sobrevivir en esta situación?
Jaime José Villarroel Rodríguez: “La Iglesia tiene la misión de acompañar al pueblo. Es la única institución que tiene credibilidad porque está cercana a la gente y habla con claridad. Su trabajo, a través de instituciones como Cáritas, es extraordinario, en condiciones dificilísimas porque el gobierno no permite que entre ningún tipo de ayuda humanitaria. En nuestras parroquias y oficinas diocesanas se abren cada vez más comedores, se busca llevar medicinas para asistir a los enfermos necesitados, se asiste a niños desnutridos y a las madres. Poco a poco estamos sobreviviendo. El pueblo se las ingenia, a veces debe buscar en la basura la comida o comer mal porque no hay otra salida”.

El Papa Francisco ha indicado siempre al diálogo como el único camino de salida a la crisis, ¿esa vía ya está agotada?
Enrique Pérez Lavado: “Al diálogo no lo descartamos nunca porque es el camino fundamental para nosotros, por convicción no podemos recomendar caminos distintos a ese. Sin embargo en este momento está cerrado. Se mantienen algunas instancias de diálogo a otros niveles, por ejemplo algunos contactos entre delegados el Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam) y personeros del gobierno, pero son -más bien- de tipo académico, no político. Siempre hablamos con el Papa del diálogo pero pensamos que, en este momento, no es factible”.

¿Hacia dónde creen ustedes que va el gobierno?
Jaime José Villarroel Rodríguez: “A una radicalización de este sistema, a terminar de controlar la otras instancias que quedan como la banca privada y tomar las pocas empresas que restan, terminando de apoderarse de todas las instituciones. Busca un pueblo sometido, no admite ningún tipo de crítica ni disidencia, menos de la Iglesia católica. Va a haber menos libertad, más violaciones de los derechos humanos y un país más sometido, donde cada vez existe menos esperanza. Quizás lo que va a ocurrir es que debamos salir a las calles, a recoger a los muertos para ver cómo les damos cristiana sepultura”.

Ustedes se reunieron estos días con el secretario de Estado de Vaticano, Pietro Parolin. ¿Cuál es la posición de la Santa Sede sobre lo que ocurre en Venezuela?
Enrique Pérez Lavado: “La Santa Sede sigue muy de cerca toda la situación. Anualmente la presidencia de la Conferencia Episcopal viene a Roma, se reúne con el secretario de Estado y con el Papa. Hay una información directa de los hechos y de la postura que hemos tomado los obispos. La mediación que se intentó para el diálogo no dio resultados, la misma Santa Sede lo reconoció. El pontífice ha manifestado su apoyo a los obispos venezolanos y, por supuesto, al pueblo. No obstante, la situación venezolana es tan compleja y evoluciona tan rápidamente que no es fácil mantener una posición fija, predecible. Por eso se requiere estar sobre la marcha y en eso el Papa debe hacer alarde de prudencia, porque sería como la última carta a jugar en esta situación”.

¿Qué va a pasar? ¿En qué va a terminar todo esto?
Jaime José Villarroel Rodríguez: “Nosotros no perdemos la esperanza de que podamos superar esta tragedia. ¿Cuándo va a ser? No sabemos. Pero igual luchamos, trabajamos, estamos junto al pueblo, no nos dejamos vencer por el desánimo y por estas situaciones tan difíciles, que parecen imposibles de superar en este momento. Nuestro mensaje siempre es de esperanza, no de gente derrotada. El pueblo venezolano ahora sólo quiere sobrevivir. No podemos pensar ni siquiera en qué pasará dentro de una semana, sólo vivimos pensando en cómo llegar al final del día. Pero no somos un pueblo que renuncia a luchar por sus libertades, por una vida más digna y para darle un futuro a los hijos. En estas situaciones difíciles, nuestra tarea es sembrar la esperanza en el corazón de las personas, así cuando esta situación pase aquella semilla germinará y dará frutos”.

Mientras tanto hay que afrontar el hoy…
Jaime José Villarroel Rodríguez: No podemos esperar a que esto pase para hacer nuestro trabajo, hay que hacerlo ya de modo que la buena semilla pueda crecer en el corazón de las personas. No nos sentimos desanimados, a pesar de la tragedia de dimensiones terribles. Existen ámbitos donde podemos actuar, podemos incidir y acompañar a nuestro pueblo. No solamente hablamos de nuestra tragedia, también pedimos el apoyo de instituciones internacionales para seguir impulsando nuestro trabajo. Queremos seguir sembrando valores y decirle a la gente que no podemos dejarnos corromper, porque todavía es posible encontrar una solución.

Cardenal Porras anunció que El Vaticano activará la semana próxima plan de apoyo a venezolanos por Sharon Brito – El Universal – 4 de Mayo 2018

Aunque el plan pastoral “Puentes de Solidaridad” está dirigido a los migrantes del mundo, El Vaticano hará especial énfasis en los venezolanos en vista de que cada vez son más los que dejan su lugar de residencia para establecerse en otras latitudes de América del Sur

monsenor-baltazar-porrasBaltazar Porras, cardenal y arzobispo de Mérida, manifestó que a partir de la próxima semana El Vaticano pondrá en marcha el plan pastoral “Puentes de Solidaridad” que se basa en una serie de acciones para amparar a los migrantes del mundo.

En una entrevista en el programa “A tiempo” que transmite Unión Radio, el cardenal explicó que el plan hará hincapié en los venezolanos regados por Sudamérica, consecuencia del creciente éxodo de los últimos años.

Porras señaló que se presentará el próximo lunes la propuesta en la Santa Sede, al tiempo de manifestar la preocupación de la iglesia por este “problema geopolítico, porque la cantidad es tal que, poder digerir esa situación para todos los servicios no es sencillo”.

Aseguró que los ciudadanos se marchan del país y al llegar a su destino lo hacen sin referencias, todo es una “aventura”, lo que trae un problema psicológico. “Un ambiente diferente al principio es una incertidumbre”, recalcó.

La iglesia ofrecerá días de cobijo, comida y orientación, además de qué hacer en cuanto a los papeles, visa y la posibilidad de trabajo para desarrollarse y “llevar a los suyos lo más necesario”, añadió el arzobispo.

Por último, Porras comentó que la próxima semana se harán encuentros en Chile y Colombia donde se promoverán iniciativas para conocer la realidad de cada país, región y zona que se ofrece para el recibimiento.

Acoger a otras personas “no es fácil, porque cada uno va con su problema y angustia”, no obstante, “hay grupos en la Iglesia preparados para ello”, señaló el cardenal.

 

El Vaticano lanza un plan para inmigrantes venezolanos – Summarium.es – 4 de Mayo 2018

Unknown.pngEl “ministerio” del Vaticano que se ocupa de inmigrantes ha elaborado un plan para la acogida, protección e integración de los venezolanos que se ven obligados a salir de su país y que será presentado el próximo lunes en la Santa Sede.

El programa que se ha llamado “Puentes de solidaridad – Plan pastoral integrado para asistir a los inmigrantes venezolanos en Sudamérica” se ha creado en respuesta a una petición del papa Francisco y ha implicado a las Conferencias episcopales de ocho países latinoamericanos, reza un comunicado de la oficina de prensa del Vaticano.

El Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano integral, que se ocupa de inmigración, quiere con este programa dar respuestas concretas a los desafíos que presenta la inmigración masiva de venezolanos.

Se ocuparán así de “todas las fases de su desplazamiento, desde su salida a su llegada a otros países o su eventual regreso a Venezuela”.

El próximo lunes, añade el comunicado, también será presentado el curso de “Advocacy” (Patrocinio) para formar a los trabajadores de las conferencias episcopales.

Durante la presentación del proyecto estará el superior general de los Jesuitas, el venezolano Arturo Sosa y el subsecretario de la sección inmigrantes de dicho dicasterio.

 

El Papa implora el fin del “exterminio” en Siria y de la crisis en Venezuela por Soraya Melguizo – El Mundo – 1 de Abril 2018

407.jpeg

El papa Francisco hizo un llamamiento en favor de la paz en todo el mundo y pidió el cese del “exterminio” en Siria y de la crisis política y humanitaria que “oprime” al pueblo venezolano, durante el Mensaje Pascual pronunciado en la plaza de San Pedro del Vaticano. En una de las citas más importantes para el cristianismo como es el Domingo de Resurrección, el pontífice lanzó un contundente mensaje para que cese la violencia en todos los rincones del planeta. Asomado desde la logia central de la Basílica de San Pedro, y antes de impartir la tradicional bendición ‘Urbi et Orbi’ (a la ciudad de Roma y al mundo), Francisco hizo un repaso de los lugares castigados por guerras, conflictos y crisis humanitarias, empezando por “la amada y martirizada Siria cuya población está extenuada por una guerra que no tiene fin”.

El pontífice deseó que la Pascua “ilumine las conciencias” de los responsables políticos y militares en Siria para que pongan “fin inmediatamente al exterminio que se está llevando a cabo, se respete el derecho humanitario y se proceda a facilitar el acceso a las ayudas” que la población necesita “urgentemente”, asegurando al mismo tiempo las condiciones que faciliten “el regreso de los desplazados”.

A pesar del aumento de las medidas de seguridad desplegadas por las autoridades italianas, después de las operaciones llevadas a cabo en los últimos días en el país contra presuntos colaboradores del Estado Islámico, más de 80.000 personas se reunieron en la plaza de San Pedro para escuchar el mensaje que pronunció el pontífice desde el balcón central de la fachada de la Basílica vaticana.Durante su discurso, Francisco no olvidó a las víctimas del perenne conflicto en Tierra Santa, donde en los últimos días murieron 16 palestinos y más de 1.400 personas resultaron heridas durante la marcha de protesta organizada por Hamas en la frontera entre Gaza e Israel, e invocó la reconciliación en Yemen y todo Oriente Próximo “para que el diálogo y el respeto mutuo prevalezcan sobre las divisiones y la violencia”.

Diálogo fue también el deseo que el pontífice invocó para las partes enfrentadas en Ucrania y en las dos Coreas. “Que los que tienen responsabilidades directas actúen con sabiduría y discernimiento para promover el bien del pueblo coreano y construir relaciones de confianza en el seno de la comunidad internacional”, dijo.

El papa recordó también los conflictos “endémicos” que afligen a las poblaciones del continente africano, en especial a los niños, y suplicó para que se construya la paz a través del diálogo en Sudán del Sur. “No olvidemos a las víctimas de ese conflicto, especialmente a los niños”, dijo. “Que nunca falte la solidaridad para las numerosas personas obligadas a abandonar sus tierras y privadas del mínimo necesario para vivir”. Y como en recientes ocasiones, el papa no olvidó los conflictos que asfixian su propia tierra, América Latina y, en particular, Venezuela.

Bergoglio deseó que “la fuerza de la resurrección” de Cristo favorezca el descubrimiento de la “vía justa, pacífica y humana” que permita superar lo antes posible la crisis política y humanitaria en el país latinoamericano, y denunció las condiciones en las que se encuentra el pueblo venezolano, “el cual vive en una especie de ‘tierra extranjera’ en su propio país”.

Por último el pontífice lamentó la cultura del descarte de la que son víctimas los niños, “que a causa de las guerras y del hambre viven privados de futuro y de asistencia sanitaria”, y los ancianos, “descartados por la cultura egoísta que pone a un lado quien no es productivo”. Tras pronunciar el Mensaje Pascual, el papa impartió la Bendición Urbi et Orbi (a la ciudad de Roma al mundo).Antes de asomarse al balcón de la Basílica vaticana, Francisco celebró la tradicional misa Pascual en la Plaza de San Pedro en la que pronunció una breve homilía improvisada. La noche anterior el pontífice presidió la Vigilia Pascual, el evento más solemne del calendario litúrgico cristiano, y bautizó a ocho adultos, incluido un inmigrante nigeriano.

Papa Francisco: Venezuela está atravesando una crisis política y humanitaria cada vez más dramática y sin precedentes – La Patilla – 8 de Enero 2018

000_W04O9.jpg

El papa Francisco manifestó su preocupación por la crisis de Venezuela y abogó por elecciones en ese país en su tradicional saludo este lunes al cuerpo diplomático.

En su largo discurso ante los 183 embajadores y representantes acreditados ante la Santa Sede, el papa argentino analizó los varios focos de conflicto que amenazan al mundo y se refirió en particular a la situación de Venezuela.

“Pienso especialmente en la querida Venezuela, que está atravesando una crisis política y humanitaria cada vez más dramática y sin precedentes”, señaló.

“La Santa Sede, mientras que exhorta a responder sin demora a las necesidades primarias de la población, desea que se creen las condiciones para que las elecciones previstas durante el año en curso logren dar inicio a la solución de los conflictos existentes, y se pueda mirar al futuro con renovada serenidad”, subrayó.

Francisco, que emprende este mes un viaje a Chile y Perú, recordó su histórica visita en septiembre pasado a Colombia.

“Por último, en Colombia deseé bendecir los esfuerzos y la valentía de ese amado pueblo, marcado por un vivo anhelo de paz tras más de medio siglo de conflicto interno”, recalcó.

– La aberrante lógica de la guerra –

En su discurso, pronunciado en la imponente Sala Regia del Vaticano, el pontífice pidió el respeto de los “derechos humanos” en el mundo y condenó como “aberrante” la lógica de la guerra.

“Un hecho cualquiera imprevisible puede de improviso e inesperadamente provocar el incendio bélico”, advirtió.

Francisco reiteró la posición de la Santa Sede de que toda diferencia debe “resolverse no con las armas, sino por medio de negociaciones”, dijo.

“En la era atómica, la guerra no puede ser utilizada como instrumento de justicia”, aseguró al analizar la situación mundial.

El papa lanzó también un sentido pedido por los refugiados e instó a la comunidad internacional a que trabaje para que puedan regresar a sus países.

El jefe de la Iglesia católica pidió a los europeos que cultiven la cultura de la acogida, que traten de descubrir su bagaje cultural y animó a los países a “luchar contra la pobreza, tanto material como espiritual, y a edificar la paz y construir puentes”.

En su discurso a los embajadores el papa pidió también que no se olvide el continente africano y advirtió, que “no basta indignarse con tanta violencia”.

000_W04OS.jpg

– Corea del Norte y Jerusalén –

Entre los focos de conflicto citados por el pontífice figura el de la península coreana e instó al mundo a apoyar “todo esfuerzo de diálogo con el fin de encontrar nuevas vías para que se superen las actuales confrontaciones”.

Un impulso indirecto al excepcional encuentro previsto para el martes entre Corea del Sur y Corea del Norte tras dos años de silencio.

Las conversaciones estarán centradas principalmente en la posible participación de Corea del Norte en los Juegos Olímpicos de invierno, que se celebran del 9 al 25 de febrero en la localidad surcoreana de Pyeongchang.

Francisco recordó también las resoluciones de Naciones Unidas para que se respete el status quo de Jerusalén y advirtió que “setenta años de enfrentamientos obligan a que se encuentre una solución política que permita la presencia en la región de dos Estados independientes dentro de las fronteras internacionalmente reconocidas”.

– El derecho al trabajo y el cuidado de la Tierra –

El papa latinoamericano, sumamente sensible a la cuestión social, habló también del derecho del trabajo, “Un bien escaso en muchos países”, comentó.

“No podemos pretender que se plantee un futuro mejor, ni esperar que se construyan sociedades más inclusivas, si seguimos manteniendo modelos económicos orientados a la mera ganancia y a la explotación de los más débiles, como son los niños”, lamentó.

“La eliminación de las causas estructurales de este flagelo debería ser una prioridad para los gobiernos y las organizaciones internacionales”, clamó tras criticar los “ritmos de trabajo estresantes”, “la reducción progresiva de los días y tiempos de descanso”, el “flagelo del trabajo infantil”, entre tantos males.

A esa misma comunidad internacional llamó “con urgencia” a afrontar en forma colectiva el cuidado de la Tierra, frenar el calentamiento global, reducir las emisiones a la atmósfera de gases nocivos.

“Es una obra que se asemeja a la de los constructores de catedrales medievales”, dijo al recordar que sabían que no verían el propio trabajo terminado pero que entendían que el proyecto lo disfrutarían las generaciones venideras.

 

 

El Papa se verá con cinco obispos venezolanos en su visita a Colombia por D. Verdú/F. Manetto – El País – 7 de Septiembre 2017

Francisco conversará con ellos y otras autoridades en la sacristía tras la misa de Bogotá

1504711170_288462_1504716803_noticia_normal_recorte1.jpg
El papa Francisco se verá durante su viaje a Colombia con cinco obispos venezolanos. Será mañana, jueves, en privado, tras oficiar la primera misa en Bogotá, un breve saludo según el Vaticano. La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) llevaba semanas buscando una reunión con Jorge Mario Bergoglio. La gravísima crisis institucional que golpea a Venezuela es uno de los temas que, indirectamente, sobrevuela el viaje a Colombia y la expectativa ante un mensaje papal es máxima.

Tras difundirse especulaciones sobre una cita, el portavoz del Vaticano, Greg Burke, había asegurado el pasado viernes que no estaba organizado ningún encuentro formal con representantes de la Iglesia venezolana ni con miembros de la antigua guerrilla de las FARC. La frontera entre Colombia y Venezuela, alrededor de 2.200 kilómetros, se ha convertido en la principal vía de fuga del régimen de Nicolás Maduro. Las relaciones entre los dos Gobiernos atraviesan su peor momento desde que el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, encabezara la oposición internacional contra las elecciones de la Asamblea Constituyente celebradas el 30 de julio, unos comicios rechazados por las fuerzas críticas con el chavismo y convocados con unas reglas del juego que favorecían al actual Ejecutivo.

FRANCISCO PIDE “UNA ORACIÓN POR VENEZUELA”
El papa Francisco pidió ayer una oración por la paz en Colombia y por el diálogo entre el Gobierno y la oposición en Venezuela al saludar a los periodistas que viajaban con él a Colombia, poco después de despegar del aeropuerto italiano de Fiumicino.

“Buenos días y gracias por la compañía, por este trabajo que vais a realizar para acompañarme en este viaje, que es un poco especial porque es un viaje también para ayudar a Colombia a seguir adelante en su camino de paz. Y os pido una oración por esto durante el viaje. Y gracias por todo lo que haréis”, dijo Francisco. “Además, quisiera decir que durante el vuelo sobrevolaremos Venezuela. Así que una oración también por Venezuela, para que se pueda dar el diálogo y el país encuentre una buena estabilidad, mediante el diálogo con todos”, agregó a continuación el Pontífice.

Colombia recibe a diario miles de venezolanos que buscan comenzar una nueva vida en el país. En julio el Gobierno regularizó la situación de 150.000 sin papeles hasta 2019, provocando la ira de Maduro, que había llegado a insultar a Santos públicamente. “Pide la bendición, compadre. Inclínate, híncate ante tu padre. Soy tu padre”, le espetó.

Jorge Mario Bergoglio visita Colombia, donde permanecerá hasta el próximo domingo, en búsqueda de la paz, la convivencia y la reconciliación de una sociedad que se halla profundamente dividida tras más de medio siglo de conflicto armado con las FARC. Pero la brecha que separa a los venezolanos es mucho mayor y parece cada vez más insalvable. Por esta razón, las palabras del Papa sobre esa crisis suponen una prioridad para la Iglesia de la región y la oposición venezolana.

Mediación

El papel que pueda desempeñar el Vaticano en la mediación entre el régimen de Maduro y los partidos de la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) es crucial, según la Iglesia de ese país. En junio, una delegación de la Conferencia Episcopal Venezolana se reunió con Francisco para abordar la situación y buscar su respaldo. Lo hizo en medio de la oleada de protestas que duró cuatro meses y dejó más de 120 muertos. El grupo de obispos quiso transmitirle al Pontífice su clara posición en defensa del pueblo y contra las políticas del Gobierno de Maduro, que consideran “erradas”. Según la propia delegación, Francisco se mostró entonces consternado por la grave crisis humanitaria y la violencia en la represión de las manifestaciones.

El Pontífice ha afrontado esa crisis en varias ocasiones, pero el enconamiento político del país hace que cualquier mensaje corra el riesgo de ser instrumentalizado por el chavismo y criticado por los sectores más duros de la oposición. Así las cosas, Francisco no ha encontrado todavía la fórmula para abrir una nueva vía de diálogo. Los obispos, al igual que las fuerzas opositoras, consideran que el Gobierno de Maduro debe asumir sus errores y acceder al establecimiento de un canal humanitario por el que puedan entrar productos básicos y medicinas, convocar elecciones y conceder libertad a los presos políticos. El Papa está dispuesto a hacer lo posible, según afirmó hace meses en el vuelo de vuelta de su viaje a Egipto. “Todo lo que se pueda hacer por Venezuela hay que hacerlo, pero con las garantías necesarias. Si no, jugamos al pin-pin-pirulero”, señaló.

El futuro de Venezuela en manos del pulso Putin Vs Trump por Marinellys Tremamunno – Yo Influyo – 29 de Agosto 2017

putin_trump.jpgVenezuela está a la deriva en manos de los hilos de poder a nivel internacional. El pasado martes 22 de agosto el Secretario de Estado Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, llevó el tema de Venezuela a Rusia. A la salida de su encuentro con el canciller Serguei Lavrov en Mosca, el cardenal confirmó que la crisis de nuestro país fue uno de los temas tratados y aseguró que “Rusia puede ayudar a superar este momento tan difícil que ya tiene mucho tiempo, puede ayudar porque tiene relaciones estrechas con Venezuela”.

Venezuela a suerte

El segundo a bordo del Vaticano ya había anunciado que hablaría de Venezuela en su gira por Rusia. “Nuestra propuesta es siempre la misma, se necesita diálogo entre gobierno y oposición, diálogo en modo serio para un acuerdo político que permita encontrar juntos una solución democrática y pacífica de la crisis”, afirmó horas antes de partir a la agencia de noticias Askanews. Para el alto prelado la comunidad internacional puede jugar un rol importante para facilitar el “negociado” y en particular aquellos que países que “tradicionalmente tienen relaciones estrechas con Venezuela” como Rusia.

Y vaya que son estrechas esas relaciones: según el informe financiero trimestral de la petrolera Rosneft, publicado el pasado 04 de agosto, la estatal rusa habría dado este año un pago adelantado a PDVSA por la cantidad de 1.015 millones de dólares, por futuras compras de petróleo; y confirmó que en el 2016 también realizó pagos por el orden de $ 1.485 millones. Adelantos que obviamente los rusos no hacen en nombre de la “revolución bonita”, pues según medios internacionales nuestra empresa de refinación en tierras norteamericanas Citgo ya se encuentra hipotecada a los rusos en 49,9% como garantía de pago. Aquí la respuesta de por qué el Vaticano ha decidido hablar con Rusia sobre Venezuela.

Ese mismo martes, Nicolás Maduro pidió la ayuda al Papa Francisco. “Que el Papa nos ayude a impedir que Trump lance sus tropas e invada Venezuela. Le pido al papa ayuda contra la amenaza militar de los Estados Unidos. Que no me abandone, que no nos abandone”, declaró Maduro desde el palacio de Miraflores, durante una rueda de prensa con periodistas nacionales y extranjeros. Ocasión que aprovechó para hacer alarde del “apoyo” que tiene su gobierno de Rusia y anunció que próximamente viajará a Moscú para reunirse con Vladimir Putin.

Pero, no podemos dejar de meter el ojo a los movimientos de Trump. El vicepresidente de los Estados Unidos Mike Pence desestimó que “la opción militar” signifique una “intervención militar” en Venezuela. Hecho confirmado por el jefe del Comando Sur Almirante Kurt Tidd, afirmando que la mejor solución para Venezuela es la “opción diplomática”. Y el viernes la gran estocada, con la orden ejecutiva que impone por primera vez sanciones financieras para asfixiar el gobierno de Nicolás Maduro.

¿A dónde nos lleva todo esto? Está claro que los rusos no dan dinero a cambio de nada y mucho menos apoyan la “revolución chavista” por simpatías ideológicas. Tampoco necesitan de nuestro petróleo, ya que se trata del mayor productor y exportador de petróleo del mundo. Para comprender cómo se mueven los hilos internacionales, también debemos mirar las cada vez más delicadas tensiones entre Washington y Moscú.

Mientras Donald Trump marca distancias con el Kremlin, Vladimir Putin oxigena el régimen de Maduro con dinero y ahora incluso enviará 60 mil toneladas de trigo al mes para abastecer las panaderías venezolanas. Con una oposición desarticulada y la incapacidad interna para resolver nuestros problemas, ahora el destino de Venezuela pareciera depender del pulso entre Trump y Putin.

 

Comunicado de la Santa Sede – La Patilla – 4 de Agosto 2017

 

Unknown-1.pngLa Santa Sede manifiesta nuevamente su profunda preocupación por la radicalización y el agravamiento de la crisis en la República Bolivariana de Venezuela, por el aumento de los muertos, de los heridos y de los detenidos. El Santo Padre, directamente y a través de la Secretaría de Estado, sigue de cerca dicha situación y sus implicaciones humanitarias, sociales, políticas, económicas e incluso espirituales. Asimismo, asegura su constante oración por el País y por todos los venezolanos, mientras invita a los fieles de todo el mundo a rezar intensamente por esta intención.

Al mismo tiempo, la Santa Sede pide a todos los actores políticos, y en particular al Gobierno, que se asegure el pleno respeto de los derechos humanos y de las libertades fundamentales, como también de la vigente Constitución; se eviten o se suspendan las iniciativas en curso como la nueva Constituyente que, más que favorecer la reconciliación y la paz, fomentan un clima de tensión y enfrentamiento e hipotecan el futuro; se creen las condiciones para una solución negociada de acuerdo con las indicaciones expresadas en la carta de la Secretaría de Estado del 1 de diciembre de 2016, teniendo en cuenta el grave sufrimiento del pueblo a causa de las dificultades para obtener alimentos y medicamentos, y por la falta de seguridad.

La Santa Sede dirige, finalmente, un apremiante llamamiento a toda la sociedad para que sea evitada toda forma de violencia, invitando, en particular, a las Fuerzas de seguridad a abstenerse del uso excesivo y desproporcionado de la fuerza.

 

A %d blogueros les gusta esto: