elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: USA

EE.UU. se prepara para el relevo de Nicolás Maduro por David Alandete – ABC – 21 de Octubre 2018

La Casa Blanca ha autorizado consultas sobre una acción armada si lo piden aliados suyos en Sudamérica

El Gobierno de EE.UU. trabaja en un plan de transición en Venezuela ante la certeza de que la crisis humanitaria que vive el país sudamericano puede provocar la caída del régimen, con un número de refugiados que superará al de la guerra en Siria. Varios altos funcionarios, diplomáticos y senadores consultados por este diario han aconsejado al presidente Donald Trump que prepare una propuesta de intervención en el país, ante la posibilidad de que la situación devenga pronto en un golpe militar, una revuelta popular o la propuesta de una coalición armada.

Recientes en la memoria norteamericana las experiencias de Afganistán e Irak, el único escenario que no contempla la Casa Blanca es una misión armada unilateral, a pesar de que Trump ha expresado esa posibilidad en varias ocasiones. Sí ha habido consultas en ese sentido entre EE.UU. y aliados suyos e instituciones como la Organización de Estados Americanos, cuyo secretario general, Luis Almagro, dijo recientemente: «Respecto a una intervención militar para deponer al régimen de Maduro, ninguna opción debe descartarse». De producirse, sería a través de una coalición, con un objetivo limitado.

Drama de los refugiados

Según admitió recientemente el almirante Craig Faller, candidato a liderar el Comando Sur de EE.UU., «los esfuerzos militares de momento han dado cobertura a la diplomacia para garantizar una transición pacífica en Venezuela, pero la situación es desastrosa, y está afectando a toda la región. Nuestro principal foco serán nuestros aliados». Colombia, Perú y Ecuador han acogido a 1,8 millones de los 2,6 millones de venezolanos que han abandonado hasta la fecha el país, ante la carestía de alimentos y medicinas y una inflación que el FMI estima que a final de año llegará al 1.000.000%.

Trump cuenta con apoyo de ambos partidos en el Capitolio, que trabajan en su propio plan de transición. Once senadores republicanos y demócratas han elaborado una ley dedicada a preparar a EE.UU. para un cambio de régimen inminente, con 55 millones en fondos de ayuda y créditos para la reconstrucción de Venezuela. Sus objetivos declarados son «restaurar la ley y la democracia, liberar a los presos políticos, permitir la entrega de ayuda humanitaria y crear las condiciones necesarias para que se celebren unas elecciones libres y democráticas».

Según opina uno de los autores de la ley, el senador republicano David Perdue, «muchas cosas deben cambiar, desde el hundimiento de la economía al deterioro del marco legal. Es de vital importancia que EE.UU. se mantenga junto a la ciudadanía de Venezuela frente a esta tiranía». «Hasta que Leopoldo López, Juan Requesens y los otros presos políticos sean liberados, se le devuelvan los poderes a la Asamblea Nacional y se restablezcan los mecanismos legítimos de la democracia, seguiré ejerciendo presión sobre ese régimen corrupto», añade el demócrata Dick Durbin.

Una de las medidas principales que ya ha tomado la Administración de Trump es aumentar la presión sobre Cuba. Según un alto funcionario de EE.UU., la Casa Blanca cree que lo único que mantiene a Maduro en el poder es «que la inteligencia cubana le ayuda a tener bajo control a los elementos del Estado que están insatisfechos con él y que podrían tomar la iniciativa para deponerle». Ese representante del Gobierno norteamericano, que explicó estas medidas a un grupo de periodistas bajo condición de anonimato, dijo que 22.000 cubanos se han infiltrado en las instituciones venezolanas.

En los próximos días, el Asesor de Seguridad Nacional de Trump, John Bolton, prevé ofrecer detalles sobre esas medidas de presión a Cuba, que pasan por mayores restricciones a los norteamericanos que quieran viajar o hacer negocios en la isla, revirtiendo varias medidas aperturistas de Barack Obama. Un impedimento para Bolton y EE.UU. son sus constantes ataques a la Corte Penal Internacional, ante la que Argentina, Canadá, Colombia, Chile, Paraguay y Perú han denunciado los crímenes contra la humanidad de Maduro. Varios senadores han aconsejado a la Casa Blanca que se sume a esas demandas, en lugar de boicotear a la Corte.

Una razón de peso para que la Casa Blanca se haya resistido hasta ahora a tomar medidas más enérgicas contra Maduro es que Venezuela fue el año pasado el cuarto país que más petróleo vendió a EE.UU., un 7% del total de sus importaciones. Las ventas a EE.UU. suponen un 80% de las exportaciones totales de crudo de Venezuela, y una fuente primordial de ingresos del régimen.

De momento, las sanciones económicas de EE.UU. se han dirigido al régimen y sus representantes, pero el secretario de Estado [ministro de Exteriores], Mike Pompeo, sugirió el mes pasado que Trump está considerando sanciones parciales a la producción de crudo, en concreto a las productoras de petróleo del Ejército y a las aseguradoras que cubren el transporte del crudo. El año pasado, Washington prohibió a bancos de EE.UU. conceder créditos a la petrolera pública venezolana, PDVSA.

Desde que llegó al poder, Trump ya ha impuesto cuatro rondas de sanciones al régimen. La última, el mes pasado, afectó entre otros a la mujer de maduro, Cilia Flores, la vicepresidenta, Delcy Rodríguez, y al ministro de Defensa, Vladimir Padrino López.

Varios altos funcionarios de EE.UU. se llegaron a reunir con militares venezolanos que sopesaban un deponer a Maduro, pero finalmente decidieron no apoyar logística o militarmente ningún golpe de Estado, según reveló hace un mes «The New York Times». Dos intentos recientes de derrocar al régimen han fallado: una conspiración militar en mayo y un ataque con drones a Maduro en agosto.

 

The US ‘Economic War’ against Venezuela by TalCual -Latin American Herald Tribune – 18 de Octubre 2018

During the first half of this year, goods valued at approximately $2.7 billion were shipped from the U.S. to Venezuela, which makes the northern giant the main supplier of goods that Venezuela needs to import. That being said, what economic war is Venezuela talking about?

The U.S. and Venezuela have traditionally been good trading partners, and that old friendship does not seem to have been affected with the diplomatic and political discord between both governments today.

During the first half of this year, goods valued at approximately $2.7 billion were shipped from the U.S. to Venezuela, which makes the northern giant the main supplier of goods that Venezuela needs to import. Of that amount some $1.7 billion come from oil and its derivatives, which makes clear that the Venezuelan oil industry is not only producing less and less every time, but needs to import oil for the making of alloys or mixtures, between light and heavy crudes, which are most demanded by the international market. And the country supplying that kind of oil that Venezuela needs to produce oil is precisely the U.S.

Yet the most interesting part of these sales is that they have been increasing over the last year. The U.S. exported $2.2 billion in goods to Venezuela in the first half of last year, out of which a little over $1 million consisted of oil and its derivatives. That is to say, over the last year – precisely when political tensions and ringing declarations on both sides have intensified more – the cold trade has continued to escalate. It seems that the war going on between the two countries can be at political and diplomatic level, but it is not so clear that a trade war exists, which ultimately is positive for both countries.

Without a doubt, trade is not the only element of economic relations. It is also necessary to add financial relations and the movements of foreign direct investment. Financial relations seem to be the field with more difficulties between the two countries, yet they do not seem as relevant as to affect trade flows in a substantial way. Foreign investment, in turn, is at its lowest level due to the lack of incentives and legal certainty, which are matters that each company in particular has to analyze in the face of each project.

La guerra “de los otros” por Jesus Seguias – El Estimulo – Septiembre 2018

Para leer este interesante analisis sobre una intervención militar en Venezuela , abrir el siguiente enlace:

LA+GUERRA+DE+LOS+OTROS+pdf

Opposition Legislator’s Arrest for Venezuela’s Maduro Attack Illegal, US Says – Latam Herald Tribune – 13 de Agosto 2018

WASHINGTON – The United States Department of State called it illegal on Saturday to arrest opposition legislator Juan Requesens – accused in the attack on Venezuela President Nicolas Maduro – adding that the move is the latest example of human rights abuses.

“#Maduro and his secret police continue to disregard the rule of law in their arrest and illegal detention of constitutionally elected National Assembly member @JuanRequesens. Latest example in a long litany of #HumanRights abuses,” the Assistant Secretary of State for Western Hemisphere Affairs, Francisco Palmieri, tweeted Saturday night.

The Venezuelan government has accused Requesens of complicity in the alleged drone attack that occurred last week while Maduro was giving a speech during an event celebrating the 81st anniversary of the Bolivarian National Guard (Venezuelan military police).

Requesens was arrested on Tuesday along with his sister, Rafaela, by officials of the Bolivarian Intelligence Service (SEBIN).

The Venezuelan Minister of Communication and Information, Jorge Rodriguez, at a press conference on Friday presented a video in which Requesens appears to be allegedly confessing to participating in the failed assassination plot at the request of the former president of the Venezuelan National Assembly Julio Borges, exiled in Colombia.

In this video, he claims to have coordinated the entry into Venezuela of Juan Monasterios, also arrested for the attack.

The video was intended to demonstrate the involvement of Borges in the assassination attempt and Venezuela is seeking his arrest from Interpol.

The family of Requesens has rejected the video and his sister has pointed out to the possibility of him being drugged or tortured to coerce him into making those incriminating statements.

Nicolás Maduro pide al FBI que investigue el atentado por Maolis Castro – El País – 12 de Agosto 2018

El mandatario solicita la colaboración de la Casa Blanca para “desmembrar” grupos “terroristas” en Florida

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha asegurado que aceptará la colaboración del FBI en las investigaciones del atentado con drones cometido hace una semana en un desfile de la Guardia Nacional Bolivariana en Caracas. El mandatario ha pedido al fiscal general, Tarek William Saab lade, que “ratifique” la propuesta de “cooperación” con la Embajada de Estados Unidos en Venezuela. “Yo estaría de acuerdo con que venga el FBI […] y ayude a desmembrar las células terroristas que están en Florida”, ha dicho en un acto militar celebrado el sábado.

Maduro acusa a Osman Delgado Tabosky, que según el mandatario reside en Florida, de financiar el atentado con drones y un asalto al fuerte militar Paramacay, en el Estado de Carabobo, en 2017. “Es desde la Florida donde se activa la explosión del dron que explota al frente de la tribuna presidencial”, ha afirmado. Con insistencia ha pedido al Gobierno de Donald Trump que extradite al presunto conspirador.

También ha cargado contra el periodista peruano Jaime Bayly por afirmar que conocía el plan del ataque. “Imagínense ustedes a un periodista en la televisión venezolana hablando, por ejemplo, del asesinato, qué Dios lo cuide, del presidente Donald Trump. ¿Qué haríamos aquí? Lo primero es capturarlo, iría a la cárcel y si es extranjero lo extraditaríamos”, agregó.

La persecución contra opositores se ha acentuado tras el ataque con drones del pasado sábado. El Gobierno ha exigido a la Interpol la captura de Julio Borges, expresidente del Parlamento, radicado en Colombia. Maduro ha vuelto a acusar al opositor de haber recibido “la orden, los recursos logísticos y el apoyo” para asesinarlo.

También ha arrestado al diputado Juan Requesens por presuntamente participar en el complot. Antes, la chavista Asamblea Nacional Constituyente ha acabado con la inmunidad parlamentaria que le otorga la Constitución por ser parlamentario, un acto rechazado por el Legislativo, elegido en 2015 y de mayoría opositora. Según Bayly, el diputado detenido no sabía nada de la conspiración. “Diré lo que me han contado mis fuentes, y estoy bien informado, créanme. ¿Entrenaron en Colombia los conspiradores? Sí, ¿tuvieron dificultades para meter los drones a Venezuela? Sí. La primera tentativa falló, por eso Requesens los ayudó sin saber que estaban tratando de meter unos drones con explosivos”, indicó el periodista en su programa de televisión.

Los agentes del Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional) han filtrado un vídeo en el que el diputado declara que ha ayudado a uno de los presuntos culpables del atentado, el exmilitar Juan Carlos Monasterios Venegas, a ingresar con explosivos en Venezuela. La policía política también ha hecho circular otra grabación en la que se muestra al opositor semidesnudo y notoriamente perturbado.

En EE UU, el secretario de Estado Adjunto Interino para América, Francisco Palmieri, ha condenado la detención del parlamentario. “Maduro y su policía secreta siguen haciendo caso omiso del estado de derecho con el arresto y retención ilegal del miembro de la Asamblea Nacional, constitucionalmente elegido, Juan Requesens. El último ejemplo en una larga letanía de abusos (a los) Derechos Humanos”, ha escrito Palmieri en un mensaje en Twitter.

Por el momento, no ha habido reacciones de la Administración de Donald Trump sobre la propuesta del sucesor de Hugo Chávez. El canciller, Jorge Arreaza, se reunió el pasado miércoles con el encargado de negocios de Estados Unidos en la capital venezolana, James Story. Según el Gobierno de Venezuela, Story se había mostrado preocupado y asomó la posibilidad de “cooperar con Caracas”. Pero esta información no ha sido confirmada por el diplomático estadounidense.

Los lazos entre ambos países no son tan estrechos. Hace una semana, John Bolton, asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, tuvo que aclarar que el Gobierno estadounidense no ha participado en el ataque con drones. “Podría haber muchas cosas (detrás de lo sucedido), desde un pretexto establecido por el propio régimen de Maduro a otra cosa”, dijo en una entrevista con la cadena Fox News.

El chavismo ha considerado a Estados Unidos uno de sus legendarios rivales políticos. Las relaciones bilaterales han atravesado momentos de tensión durante casi dos décadas, pero con el Gobierno de Maduro se han fracturado hasta el límite. De ahí que una alianza entre ambos países pareciera ser lejana.

Declaración conjunta sobre la lucha contra la corrupción venezolana – 12 de Julio 2018

1*8-xoGmjKPcouoQQzW65kkQ.png

El Ministro de Finanzas y Crédito Público de Colombia, Mauricio Cárdenas, fue anfitrión de una reunión con funcionarios de México, Panamá y los Estados Unidos para compartir información sobre funcionarios corruptos del gobierno venezolano y sus redes de apoyo corruptas. Los participantes acordaron ampliar la cooperación internacional y el intercambio de información sobre funcionarios venezolanos corruptos y sus redes de apoyo corruptas.

Los participantes reconocieron la importancia de la coordinación internacional para combatir las redes de financiación ilícitas que respaldan el régimen represivo del Presidente Maduro. El grupo notó que el régimen usa alimentos y ayuda humanitaria como un arma para el control social. Además, los Ministerios de Hacienda de los cuatro países condenaron el robo de fondos del programa venezolano de ayuda alimentaria (conocido como CLAP) y compartieron información financiera sobre redes de corrupción que se están beneficiando a costa del sufrimiento del pueblo venezolano. Tras varios meses de trabajo conjunto, multiplicidad de líneas de investigación se encuentran en curso, y se ha tomado la decisión de incorporar a países adicionales, para continuar el proceso de investigación conjunta. El grupo reiteró su apoyo al pueblo venezolano que merece tener una voz sobre el futuro de su país.

Esta cooperación se basa en el compromiso de alto nivel de la región para apoyar al pueblo venezolano y responsabilizar a los responsables por la crisis política, social, y económica en Venezuela.

Why Trump’s proposal to invade Venezuela is worth taking seriously by Ben Kew – Spectator USA – 9 de Julio 2018

GettyImages-632487484.jpg

Last week, the Associated Press reported that President Trump once pressed aides on the possibility of invading Venezuela to topple the ruling Maduro regime. The move, last August, was allegedly dismissed by his then-National Security adviser H.R. McMaster as a rash idea that would undermine America’s relationship with his Latin American allies.

Yet Trump wasn’t convinced. According to Colombian officials who spoke to AP, he decided to propose the idea to a group of regional leaders at the UN General Assembly last September. The answer was an unequivocal no, and the trading bloc later declared that “the only acceptable means of promoting democracy are dialogue and diplomacy” and opposing “any option that implies the use of force.”

Despite its obvious significance, the story was drowned out by the usual and ongoing rows over everything from immigration to the Russia investigation. Venezuela’s demise in the aftermath of Hugo Chávez’s ‘Bolivarian Revolution’ remains a somewhat inconvenient topic for much of the media who presented Chavez as a hero of his time.

Most dismiss the Trump Venezuela story as an example of Trump’s impulsivity on a matter that he does not fully understand. That may be true, although the idea itself is not without reason or precedent. It is also increasingly discussed by the many Venezuelans living in exile or fighting the regime from the inside.

Apart from its long term ally in Cuba, Venezuela is the only country in Latin America indisputably within the grip of an authoritarian dictatorship. Since seizing power in 2013, Nicolás Maduro, a former bus driver who rose the ranks of Chávez’s socialist government, has degraded the country’s democratic institutions and installed a fraudulent lawmaking body filled with government stooges. After calling a presidential election in May, he banned nearly all opposition candidates from running and succeeded in conducting a sham election. Venezuelan democracy is well and truly dead.

Political repression is also rampant. Hundreds of former political figures are locked up for having opposed the regime. The most prominent of those is the opposition leader Leopoldo Lopez, who was imprisoned for his role in organizing mass protests against the government. According to multiple human rights groups, prisoners are regularly tortured. Through his new legislature, Maduro has begun introducing new laws designed to chip away at freedoms guaranteed in the Venezuelan constitution. An example includes the recent passing of the “Law Against Fascism and Hatred,” which effectively silences criticism of the government.

As well as his tyrannical streak, Maduro has also overseen an economic collapse that has left millions of people in dire poverty. The country’s minimum wage is equivalent to under two dollars ($2) a month and increasing numbers are suffering health problems linked to malnutrition. Countless Venezuela horror stories have emerged, including cases of child prostitution, the butchering of zoo animals, even cannibalism. Thousands of people are now fleeing the country every day to neighbouring countries such as Brazil and Colombia. Last year the U.S. received more asylum requests from Venezuela than Syria. The Council on Foreign Relations has deemed Venezuela a “humanitarian crisis,” and, as things worsen, America can only expect to see more political and economic migrants turning up on its southern border. This is all from a country that has the largest oil reserves in the world.

Yet an attempt to liberate and relieve the suffering of the Venezuelan people is only one aspect of a potential military intervention. In recent years, the State Department has acknowledged that the Maduro is allowing jihadist groups such as the Islamic State to operate freely in Venezuela. The country’s vice-president, Tareck El Aissimi, is also a designated drug ‘kingpin’ with strong links to Hezbollah. Last year, it even emerged that prominent Maduro henchman Diosdado Cabello (believed to be the head of the drug trafficking group Cartel de los Soles) ordered a failed assignation attempt on Florida Senator Marco Rubio. The Venezuelan regime is by all accounts an enemy of the United States, and will do anything within their limited power to undermine it. A Venezuelan invasion would differ from recent US-led wars, too, in that it would be an example of America interfering in its ‘near abroad’ rather than the more remote Middle East.

Removing the Maduro regime from power can be presented as a priority for U.S. national security, a concept fully in line with Trump’s policy of ‘America First.’ As with all foreign policy, there is no easy solution to reviving a failed state and removing its leaders from power, but a Venezuela intervention would not necessarily be as unpopular with Trump voters as a move to put boots on the ground in, say, Syria.

Trump has made no secret of his determination to win Venezuelans their freedom, and has refused to rule out a military solution. However, his response so far has come in the form of economic sanctions against the country’s crucial oil sector. That appears only to be hurting the Venezuelan people. To set Venezuela back on the path to recovery and to secure regional security, a more radical solution must be found.

Ben Kew is a National Security reporter for Breitbart News who has written extensively on Venezuela

Maduro redobla los ataques a la comunidad internacional por Francesco Manetto – El País – 29 de Junio 2018

2018-05-21T165314Z_1_LYNXNPEE4K18B_RTROPTP_3_VENEZUELA-POLITICS-PENCEEl vicepresidente de EE UU insta durante una gira por América Latina a aislar al régimen chavista

El mandatario venezolano, Nicolás Maduro, tiene dos guiones para dirigirse al mundo y a sus seguidores. Con el primero habla de diálogo y con el segundo busca ahondar en la confrontación con la oposición y las principales instancias internacionales, a menudo recurriendo al insulto. Con ambos mensajes, calculadamente incompatibles, trata de construir un discurso con el que se presenta como único garante de la paz y de la integridad del país. El presidente, reelegido hace poco más de un mes hasta 2025 en unas elecciones que registraron una abstención sin precedentes y en medio de acusaciones de fraude, aprovecha ahora la gira del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, por América Latina, para revolverse contra toda presión o crítica llegada del exterior.

“Cada ataque nos hace más fuertes, yo lo siento así”, afirmó el miércoles. “Cada vez que la culebra venenosa de Mike Pence abre la boca yo me siento más fuerte, más claro de cuál es el camino. El camino es nuestro, es venezolano, no el que nos señalan Mike Pence ni 20 culebras venenosas, ni veinte víboras”, espetó ante decenas de fieles durante la entrega del Premio de Periodismo 2018. La ocasión era insólita, casi irónica, puesto que precisamente su Gobierno se ha caracterizado por hostigar, cuando no aplastar, a la prensa crítica con el régimen y por ejercer un control agotador sobre el trabajo de los informadores. “Fracasado y derrotado Mike Pence”, continuó Maduro, quien empleó dos calificativos ya habituales, que suele aplicar a todos los que se oponen a su gestión. “Sí, te hemos derrotado y te vamos a derrotar, Mike Pence”, concluyó el sucesor de Hugo Chávez, acorralado por una hiperinflación insoportable, las sanciones impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea y el repudio de la mayoría de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

El número dos de la Administración de Donald Trump había pedido desde Ecuador, durante su tercera visita a América Latina, que los países de la región unan esfuerzos para aislar al chavismo. La catástrofe económica y su deriva autoritaria -“hacia una dictadura”, dijo- supone “una amenaza” para la estabilidad de sus principales aliados latinoamericanos. Solo en Colombia, que comparte con Venezuela más de 2.000 kilómetros de frontera, entraron en los últimos meses más de un millón de ciudadanos que huyen de la miseria o de la persecución.

Maduro logró desactivar a la oposición interna, que está debilitada y dividida. Sus principales líderes se encuentran ahora en la cárcel o fuera del país. A uno de ellos se dirigió para reiterar unas amenazas que dan cuenta la ausencia de separación de poderes en el país. “Los inmorales racistas y extremistas que gobiernan los EE UU tienen como obsesión perseguir a Venezuela, hacerle daño a Venezuela, con la complicidad de los Julios Borges”, manifestó en referencia al dirigente de Primero Justicia, expresidente de la Asamblea Nacional, y su entorno. Le llamó “patiquín del imperio” y siguió: “Más temprano que tarde, estoy seguro, terminará bajo rejas el Julio Borges. Y ustedes saben que lo que nosotros decimos lo hacemos. Puede tardar un poquito de tiempo, pero lo hacemos”.

 

Estados Unidos eleva a nivel 3 la alerta de viajes a Venezuela – La Patilla – 29 de Mayo 2018

El Departamento de Estado de Estados Unidos exhortó a los ciudadanos a reconsiderar los viajes hacia Venezuela debido a la situación de inseguridad, los disturbios, la deficiente infraestructura de salud y las detenciones arbitrarias de estadounidenses.

EEUU elevó así la alerta a nivel 3. Indicaron que en algunas áreas hay más riesgo que en otras. En la página web del Departamento de Estado destacan diversas recomendaciones para tomar previsiones.

A continuación las recomendaciones de EEUU a sus ciudadanos:

No viajar:

  • En las carreteras al anochecer fuera de Caracas debido a la delincuencia.
  • A ciertos barrios dentro de Caracas debido a la delincuencia.
  • Dentro de 50 millas de la frontera con Colombia debido a la delincuencia.

Los delitos violentos, como los homicidios, los robos a mano armada, los secuestros y el secuestro de vehículos, son comunes.

Se producen protestas y manifestaciones políticas, a menudo con poca antelación. Las manifestaciones generalmente provocan una fuerte respuesta de la policía y las fuerzas de seguridad que incluye el uso de gas lacrimógeno, gas pimienta, cañones de agua y balas de goma contra los participantes y ocasionalmente se convierten en saqueos y vandalismo.

Hay escasez de alimentos, electricidad, agua, medicinas y suministros médicos en gran parte de Venezuela. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EEUU (CDC) emitieron un aviso de Nivel 3 “Evitar viajes no esenciales” el 15 de mayo de 2018 debido a una atención médica inadecuada y al desglose de la infraestructura médica en Venezuela.

Las fuerzas de seguridad han detenido arbitrariamente a ciudadanos estadounidenses por largos períodos. La Embajada de los EEUU No puede ser notificada de la detención de un ciudadano y el acceso consular a los detenidos puede denegarse o demorarse gravemente.

Si decides viajar a Venezuela:

  • No viaje entre las ciudades después del anochecer.
  • Evite viajar entre el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar y Caracas por la noche.
  • No tome taxis no regulados del Aeropuerto Internacional Simón Bolívar y evite los cajeros automáticos en esta área.
  • Evita las demostraciones.
  • Traiga un suministro suficiente de medicamentos de venta libre y recetados.
  • Visite nuestro sitio web para viajar a áreas de alto riesgo.
  • Inscríbase en el Programa de Inscripción de Smart Traveler (STEP) para recibir Alertas y para que sea más fácil localizarlo en una emergencia.
  • Sigue al Departamento de Estado en Facebook y Twitter.
  • Revise el Informe de Crimen y Seguridad para Venezuela.

Los ciudadanos de EEUU Que viajan al exterior siempre deben tener un plan de contingencia para situaciones de emergencia. Revise la lista de verificación del viajero.

Áreas fuera de Caracas

El gobierno de EEUU Tiene una capacidad limitada para proporcionar servicios de emergencia a ciudadanos estadounidenses fuera de Caracas, ya que los empleados del gobierno de EEUU deben obtener autorización especial para viajar fuera de Caracas. Viaje interurbano en automóvil desde las 6:00 p.m. a las 6:00 a.m. se desaconseja firmemente y, en algunos casos, puede estar prohibido para los empleados del gobierno de EEUU.

Visite nuestro sitio web para viajar a áreas de alto riesgo.

Ciertos barrios en Caracas

El gobierno de EEUU Tiene una capacidad limitada para proporcionar servicios de emergencia en ciertos vecindarios de Caracas ya que el personal del gobierno y sus familias están sujetos a restricciones de viaje por su seguridad y bienestar. El personal estadounidense tiene prohibido viajar en los siguientes vecindarios por asuntos personales:

Libertador occidental (Coche, El Valle, El Retiro, 23 de Enero, Blandin, La Vega, La Rinconada, Las Mayas, Tazón, Oropeza Castillo, Lomas de Urdaneta, Propatria, Casalta, Lomas de Propatria, Carapita, Antímano, Tacagua, Ruíz Pineda, Caricuao, La Quebradita, El Atlántico, Sarría, San Martín y La Yaguara).

Sucre del Este (Barrio Píritu, Barrio La Rubia, Barrio Altavista, Petare, Caucaguita, La Dolorita, Paulo Sexto, El Llanito).

Barrios específicos en Baruta (Las Minas, Santa Cruz del Este, Ojo de Agua, La Naya, Las Minitas).

El personal de EEUU También tiene prohibido viajar fuera del área de vivienda de la Embajada entre las 9:00 p.m. y 2:00 a.m. en un solo vehículo sin blindaje. Además, se requiere que todo el personal de EEUU Esté fuera de los lugares públicos y físicamente ubicado dentro del área de vivienda de la Embajada u otro lugar seguro específico desde las 2:00 a.m. hasta las 6:00 a.m.

Visite nuestro sitio web para viajar a áreas de alto riesgo.

Frontera colombiana

Los narcotraficantes y los grupos armados están activos en los estados fronterizos colombianos de Zulia, Táchira y Apure. La violencia transfronteriza, el secuestro, el narcotráfico y el contrabando ocurren con frecuencia en estas áreas. Algunas víctimas de secuestro son liberadas después de pagar el rescate, mientras que otras son asesinadas.

El gobierno de EEUU Tiene una capacidad limitada para proporcionar servicios de emergencia a estadounidenses Dentro de 50 millas de la frontera con Colombia, ya que los empleados del gobierno deben obtener autorización especial para viajar allí.

 

EEUU acusa a Maduro de cometer “crímenes contra la humanidad” en Venezuela – La Patilla – 25 de Mayo 2018

JuanCruz.pngEE.UU. acusó hoy al Gobierno del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, de cometer “crímenes contra la humanidad” al “matar de hambre a su propio pueblo” como hacía el “régimen de Pol Pot” en Camboya en la década de 1970, y advirtió de que Washington “no tiene límites” en su respuesta y planea aumentar sus sanciones.

“Me siento tentado a compararles con el régimen de Pol Pot, y no en el aspecto del genocidio, evitemos la hipérbole”, dijo Juan Cruz, el principal asesor para Latinoamérica del presidente estadounidense, Donald Trump, en un acto en el Consejo de las Américas en Washington.

“Hablemos mejor en términos de cómo están matando de hambre a su propio pueblo y cómo usan la comida para la manipulación política, es repugnante. Si eso no son crímenes contra la humanidad, no sé qué lo es, y el mundo hará que rindan cuentas”, añadió.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, denunció hace un año que en Venezuela se estaban cometiendo crímenes “de lesa humanidad”, y convocó una serie de audiencias para examinar esa posibilidad.

Pero hasta ahora, el Gobierno de Trump no había denunciado explícitamente la existencia de crímenes de ese tipo, y lo hizo cuatro días antes de la prevista presentación de un informe elaborado por expertos de la OEA con el objetivo de determinar si hay base para denunciar a Venezuela ante el tribunal de La Haya.

Cruz, que ocupa el cargo de director para las Américas en el Consejo de Seguridad Nacional (NSC) de la Casa Blanca, advirtió además de que las “opciones” de Estados Unidos para responder al Gobierno de Maduro “no tienen límites”.

“Seguiremos presionando para restaurar la democracia en Venezuela. Intentaremos formas de llevar la ayuda alimentaria a ese país, a pesar de la resistencia constante del régimen a aceptar que necesitan comida y su rechazo a todas las ofertas de ayuda humanitaria”, afirmó el alto funcionario.

“Seguiremos sancionando a aquellos que necesitemos sancionar, especialmente al nivel más alto, y a aquellos que están robando al pueblo venezolano y decidiendo llenarse los bolsillos y enriquecer a sus secuaces en lugar de usar ese dinero para comprar comida”, agregó.

En ese sentido, dijo que la Casa Blanca está considerando “sanciones individuales y a sectores”, incluso aquellas que puedan afectar “al petróleo”, aunque lo hará de forma “muy cuidadosa”, sin olvidar “el efecto que esto puede tener en el pueblo venezolano”.

“No hemos descartado ninguna opción”, subrayó Cruz, y dijo que “no es cierto” que Washington haya agotado ya todas sus posibles medidas de respuesta a Caracas.

“Seremos todo lo creativos que tengamos que ser. Queremos hacer que el mundo sea más pequeño para quienes roban dinero (…) y estamos trabajando con otros países para hacer que el mundo sea más y más pequeño para el régimen venezolano y aquellos que apoyan a Maduro”, destacó.

Cruz también recordó que queda poco para la 70 Asamblea General de la OEA, que se celebrará el 4 y 5 junio en Washington.

“Esta es una oportunidad para ver quién se pone del lado de la democracia, la humanidad y la decencia, y qué país decide apoyar los engaños, las mentiras y a quienes matan de hambre al propio pueblo de Venezuela. Estaremos observando y tomaremos nota”, alertó.

 

A %d blogueros les gusta esto: