elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: USA

Poderoso legislador venezolano puede haber mandado a matar a senador Marco Rubio por Patricia Mazzei – El Nuevo Herald – 13 de Agosto 2017

RubioCabello.jpegUno de los líderes gubernamentales más poderosos de Venezuela puede haber ordenado la muerte del senador floridano Marco Rubio, un ferviente crítico del gobierno de ese país sudamericano, según información de inteligencia obtenida por Estados Unidos el mes pasado.

Aunque las autoridades federales no estaban seguras en ese momento si la amenaza no verificada era real, se tomaron la situación con la suficiente seriedad como para ordenar que Rubio fuera protegido por un equipo de seguridad durante varias semanas tanto en Washington como Miami.

Detrás de la posible amenaza está Diosdado Cabello, el influyente ex jefe militar y legislador del partido de gobierno que ha tenido roces públicos con Rubio.

En una audiencia en el Senado el 19 de julio, el mismo día que fue observado por primera vez con más medidas de seguridad a su alrededor, Rubio repitió que Cabello —quien desde hace tiempo las autoridades federales estadounidenses sospechan que está involucrado en el narcotráfico— es “el Pablo Escobar de Venezuela”. Una semana más tarde, en Twitter, Cabello se refirió al senador como “Narco Rubio”.

La amenaza de muerte se describe en un memorando enviado a varias agencias policiales el mes pasado por el Departamento de Seguridad Nacional. El Miami Herald tuvo acceso al memorando, dirigido a las agencias policiales, identificado como sensible pero no clasificado.

El memorando reveló una “orden para asesinar al senador Rubio”, aunque también advirtió que “hasta el momento no se ha obtenido información específica sobre un plan para asesinar al senador Rubio” y que Estados Unidos no había podido verificar la amenaza. El documento también menciona que Cabello ha criticado abiertamente a Rubio en medios de prensa venezolanos, una señal de que las autoridades federales conocen bien las fanfarronadas políticas que complican la situación.

Según el memorando, Cabello habría llegado tan lejos como contactar “a mexicanos no identificados” en relación con su plan de matar a Rubio.

Marco Rubio le tiene un mensaje a Maduro: “El camino actual no terminará bien para usted”

El senador de la Florida, Marco Rubio, se dirigió al pueblo venezolano en un video que fue emitido por el canal Globovisión en el que critica al gobierno de Nicolás Maduro.

La embajada venezolana en Washington declinó comentar sobre la situación el sábado. El Ministerio de Comunicaciones e Información de Venezuela dijo el domingo que no podía responder a preguntas de los medios hasta el lunes. Varios mensajes enviados a algunas delas direcciones de correo electrónico de Cabello no fueron contestados de inmediato.

Por su parte, a través de un portavoz, Rubio declinó hablar del asunto. El despacho de Rubio había enviado previamente las preguntas de reporteros sobre su seguridad a la Policía del Congreso, que el sábado no respondió y que en el pasado ha declinado comentar sobre estos asuntos.

La Policía del Congreso “es responsable de la seguridad de los legisladores”, dijo David Lapan, portavoz de Seguridad Nacional, en un comunicado. “Sería indebido que el Departamento de Seguridad Nacional comente sobre la seriedad de la amenaza”.

Los legisladores están en un nivel de alerta elevado desde una agresión a tiros en Virginia el 14 de junio contra congresistas republicanos que jugaban béisbol. El coordinador de la mayoría en la Cámara de Representantes, Steve Scalise, representante de California, fue herido de gravedad. Scalise estaba protegido por agentes de la Policía del Congreso, quienes abatieron al agresor, solamente porque era miembro del liderazgo legislativo.

Los reporteros que cubren el Congreso notaron inicialmente hace un mes que Rubio estaba protegido por agentes. Cuando fue entrevistado la semana pasada por WFOR-CBS 4, aliado noticioso del Herald, su equipo de seguridad tenía al menos un agente de la Policía de Miami-Dade, que es una de las agencias policiales que se ha pedido proteja a Rubio.

Senador de la Florida Marco Rubio dice que “hemos perdido una democracia” sobre la votación de este domingo 30 de julio que podría cambiar dramáticamente la constitución de Venezuela.

Rubio, de 46 años, ha presionado por una respuesta robusta de Estados Unidos contra el gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro antes y después de las disputadas elecciones del 30 de julio, que eligieron una Asamblea Constituyente con poderes sobre todas las demás entidades del gobierno, incluida la Asamblea Nacional, controlada por la oposición. Rubio ha advertido públicamente a Maduro que se cuide de personas en su círculo íntimo que pudieran tratar de traicionarlo.

La Casa Blanca avanzaba en crear una coalición regional para presionar a Maduro, hasta que el presidente Donald Trump dijo el viernes que una “opción militar” era posible en Venezuela, a pesar del poco apoyo a tal intervención en Estados Unidos, la propia Venezuela y América Latina.

“No nos extrañan las amenazas del imperio, en la voz de jefe Trump”, escribió Cabello el sábado en Twitter. “Ante las desquiciadas amenazas imperiales cada quien q asuma su trinchera, en lo personal la mía será junto al Pueblo defendiendo la Patria!”

EEUU sanciona a 8 aliados del gobierno de Maduro, incluyendo el hermano de Chávez
Durante años, las autoridades estadounidenses han investigado a Cabello y a otros altos funcionarios del gobierno venezolano por sospechas de narcotráfico, alegación que Cabello ha negado con fuerza. Hace unos meses, Estados Unidos acusó al vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami, de ser un capo del narcotráfico, y posteriormente reveló que tenía al menos $500 millones en fondos obtenidos ilícitamente acumulados en otros países.

Cabello, de 54 años, era un teniente del Ejército muy cercano al fallecido presidente Hugo Chávez, junto a quien participó en un fallido golpe de Estado en 1992. Antiguo vicepresidente y presidente del Parlamento, Cabello es ahora uno de los delegados a la nueva y poderosa Asamblea Constituyente y sigue ejerciendo una amplia influencia sobre el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela. Estados Unidos cree que Cabello controla todas las fuerzas de seguridad venezolanas.

Pero Cabello no es uno de los 30 funcionarios venezolanos, incluido el propio Maduro, a quien el gobierno de Trump impuso sanciones financieras recientemente por socavar la democracia, participar en actos de corrupción y reprimir la disidencia.

El senador republicano Marco Rubio dio un discurso en el Senado de EEUU exigiendo la aplicación de sanciones para los jueces del Tribunal Supremo de Venezuela que han apoyado el golpe de Estado perpetrado por el mandatario Nicolás Maduro. (En inglés)

Los reporteros del Miami Herald Charles Rabin y Jay Weaver contribuyeron a este reportaje. Los corresponsales de McClatchy, William Douglas y Franco Ordoñez contribuyeron desde Washington

 

MUD rechaza la intervención cubana y la amenaza militar de cualquier potencia extranjera – La Patilla – 13 de Agosto 2017

logo-comunicado-nuevo-600x310.jpegLa oposición venezolana reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) rechazó hoy la amenaza militar del presidente estadounidense, Donald Trump, al país, así como la injerencia de Cuba que, asegura, el Gobierno de Nicolás Maduro ha permitido en las Fuerzas Armadas y en la política interna.

Trump señaló el viernes que su Administración no descarta la “opción militar” para resolver el “lío muy peligroso” que atraviesa Venezuela y recordó que su país tiene tropas por todo el mundo mientras que, agregó, “Venezuela no está muy lejos y la gente está sufriendo y está muriendo”.

Ante ello, la coalición de partidos que se oponen a la llamada revolución bolivariana emitió un comunicado en el que denuncia que la “dictadura de Nicolás Maduro ha llevado a Venezuela a una tragedia humanitaria sin precedentes. Ahora se suma a la crisis la amenaza del uso de la fuerza por parte de una potencia extranjera”.

“La cúpula que tiene el poder en el país está sufriendo el repudio internacional y nos está aislando del resto del mundo, especialmente de países hermanos y vecinos que han sido nuestros aliados históricos”, asegura la MUD que repudia “el uso de la fuerza, o la amenaza de aplicar la misma, por parte de cualquier país en Venezuela”.

En ese sentido, el antichavismo recrimina además “la presencia e injerencia en los asuntos internos de nuestro país y, muy especialmente, de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana, de personal civil y militar extranjero”.

“Venezuela tiene años intervenida militar y políticamente por Cuba no solo afectando nuestra soberanía e independencia, sino también constituyendo una de las principales causas de la violencia y la represión por parte del Gobierno”, prosigue el texto.

Los opositores acusan igualmente al Gobierno por “el remate de los activos y las facturas petroleras” y por manejar “doble moral en materia de relaciones internacionales” que “desangra el país con políticas entreguistas”.

“Es el empeño autoritario de Nicolás Maduro y su cúpula (…) lo que ha traído el aislamiento y las amenazas externas a nuestro país. Por ello exigimos a la dictadura de Nicolás Maduro cesar en su empeño para detener la destrucción de Venezuela”, agrega la nota.

La MUD cree que mediante la “realización de elecciones libres en todos los niveles” el país caribeño podrá salir de la crisis, “volver al orden constitucional y a las mejores relaciones con la comunidad internacional”.

El chavismo gobernante se atrincheró este sábado para enfrentar la que consideran una “temeraria amenaza” de Trump, y criticó a la oposición por su “silencio cómplice” durante el día sábado, reseñó Efe.

La soberanía es indivisible

La MUD rechaza la intervención cubana, la amenaza militar de cualquier potencia extranjera y responsabiliza a la dictadura de Maduro por convertir al país en una amenaza regional.

La dictadura de Nicolás Maduro ha llevado a Venezuela a una tragedia humanitaria sin precedentes. Ahora se suma a la crisis la amenaza del uso de la fuerza por parte de una potencia extranjera. La cúpula que tiene el poder en el país está sufriendo el repudio internacional y nos está aislando del resto del mundo, especialmente de países hermanos y vecinos que han sido nuestros aliados históricos.

La Mesa de la Unidad Democrática rechaza el uso de la fuerza, o la amenaza de aplicar la misma, por parte de cualquier país en Venezuela, de conformidad con lo establecido en la Carta de las Naciones Unidas. En este mismo sentido, rechazamos la presencia e injerencia en los asuntos internos de nuestro país y, muy especialmente, de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana, de personal civil y militar extranjero. Venezuela tiene años intervenida militar y políticamente por Cuba no solo afectando nuestra soberanía e independencia, sino también constituyendo una de las principales causas de la violencia y la represión por parte del Gobierno .

También, hablando de soberanía e independencia, rechazamos el entreguismo de nuestros activos en las horas más difíciles de los venezolanos. El remate de los activos y las facturas petroleras es sólo una muestra de cómo esta dictadura ha permitido que otros países se beneficien en perjuicio de los venezolanos. No puede haber doble moral en materia de relaciones internacionales. No se puede condenar una amenaza, mientras por otro lado se desangra el país con políticas entreguistas y se abandona el territorio en las fronteras o espacios en reclamos históricos como el Esequibo.

Es el empeño autoritario de Nicolás Maduro y su cúpula, expresado en la eliminación del referéndum revocatorio, el encarcelamiento e inhabilitación de miles de presos políticos, el asesinato de cientos de venezolanos bajo la más cruel represión y la instalación de la asamblea nacional constituyente fraudulenta y antidemocrática; es lo que ha traído el aislamiento y las amenazas externas a nuestro país. Por ello exigimos a la dictadura de Nicolás Maduro cesar en su empeño para detener la destrucción de Venezuela.

El único camino a la paz es la restitución de la democracia. Los venezolanos exigimos la realización de elecciones libres en todos los niveles para que podamos volver el orden constitucional y a las mejores relaciones con la comunidad internacional. De esta forma garantizaremos la soberanía y lograremos la solución de los problemas que hacen sufrir a millones de venezolanos todos los días.

 

El chavismo lleva al exilio a más de dos millones de venezolanos por A. Torres/P. De Llano/A. Marcos/C. Ballesteros – El País – 13 de Agosto 2017

Estados Unidos y España son los principales destinos de los que abandonan el país
1502379778_751102_1502479935_sumario_normal_recorte1.jpg
Venezuela ya no es solo esa porción de tierra entre Colombia, Brasil, Guyana y el Caribe. Venezuela es España. Venezuela es, también, Estados Unidos o México. Si los países son sus habitantes y de Venezuela ya se han ido tantos, ¿dónde está Venezuela? “En todo el mundo. Los venezolanos se han expandido tanto que están construyendo una nueva geografía. Una geografía que no se ve en el mapa tradicional”, reflexiona el sociólogo Tomás Páez, coordinador de La voz de la diáspora venezolana (Catarata, 2015).

El primer informe global sobre este fenómeno migratorio, elaborado por el Observatorio de la Voz de la Diáspora Venezolana con cifras de los institutos de estadística de los países de acogida, concluye que más de dos millones de ciudadanos han dejado Venezuela en los últimos 18 años, desde la llegada del chavismo al poder. La mayoría se ha marchado a Estados Unidos (entre 400.000 y 450.000) y España (300.000). El éxodo empezó en el Gobierno de Hugo Chávez (1999-2013) y se ha acelerado, en distintas oleadas migratorias, al calor de la crisis. “El ritmo de crecimiento de la emigración es tan rápido que es casi imposible mantener los datos actualizados”, matiza Páez. “Pero la gente lo puede percibir en el metro o en la calle: no hay lugar donde no escuches el acento venezolano”.

Leer más de esta entrada

Diosdado Cabello confirma detención de empleado de la Embajada de Estados Unidos en Venezuela – NTN24 – 11 de Agosto 2017

Unknown.jpegEl empleado de la Embajada de Estados Unidos en Caracas que había sido detenido por el Sebin fue liberado la mañana de este viernes.

La noche del jueves, la detención del venezolanos fue confirmada por el férreo chavista y constituyente, Diosdado Cabello. “Fue detenido ayer un señor que trabaja en la embajada de EE. UU., venezolano, andaba preguntando por aquí, dónde era que se ubicaba a Diosdado y lo agarraron, ahí está pues”, dijo durante su programa de televisión.

Esta información circuló vía redes sociales la noche del jueves y fue el mismo Cabello quien lo confirmó en un momento de tensiones con la administración de Donald Trump tras las últimas sanciones que ha aplicado a funcionarios chavistas por violación a derechos humanos e implicaciones en la Constituyente que cuenta con rechazo internacional.

Estados Unidos ordena a las familias de sus diplomáticos en Venezuela salir del país por Pablo Ximénez de Sandoval – El País – 28 de Julio 2017

Washington lanza una advertencia de no viajar al país por la violencia generalizada y la falta de suministros

El Departamento de Estado de Estados Unidos publicó este jueves una advertencia pidiendo a sus ciudadanos que no viajen a Venezuela debido al “malestar social, crimen violento y amplias carencias de comida y medicinas”. La alerta además ordena la salida del país de los familiares de su personal diplomático y autoriza a los empleados de la Embajada en Caracas a pedir la salida voluntaria.

La medida de emergencia llega en vísperas del referéndum convocado para el domingo por el Gobierno de Nicolás Maduro con la intención de formar una asamblea constituyente que reforme la actual Constitución de Venezuela. La oposición ha redoblado la presión en las calles en esta semana después de meses de protestas que han dejado un centenar de muertos. Este jueves se produjo una segunda jornada de huelga general contra los planes de Maduro.

Además, el miércoles el Gobierno de Estados Unidos anunció nuevas sanciones contra un total de 13 cargos del régimen venezolano. A la presión internacional contra el Gobierno venezolano se han sumado la Unión Europea y Mercosur. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advirtió la semana pasada de que está dispuesto a nuevas sanciones si sigue adelante el proyecto de Asamblea Constituyente, que EE UU considera “el fin de la democracia en Venezuela”.

En la advertencia lanzada este jueves, el Departamento de Estado prohíbe a sus funcionarios estar en la calle entre las 6 de la tarde y las 6 de la mañana. Todo el personal deberá pedir permiso para salir de Caracas.

“La situación política y de seguridad en Venezuela es impredecible y puede cambiar rápidamente”, razona la nota. Las manifestaciones, habituales desde que el pasado mes de abril el régimen intentara desactivar al Legislativo, pueden derivar en situaciones de violencia rápidamente. “Bandas armadas en moto relacionadas con el Gobierno suelen utilizar la violencia para intimidar a los manifestantes”, dice el Departamento de Estado. “El crimen violento indiscriminado es endémico en todo el país y puede ocurrir en cualquier momento y en cualquier lugar”.

 

 

Sanciones a Venezuela: ¿Estrategia acertada? por Claudio Sandoval – Alternos – 19 de Julio 2017

FotoJet-5-702x315.jpg
Existe el riesgo de que las sanciones generales contra Venezuela victimicen al gobierno y potencien la polarización. Ese tipo de medidas pueden refrescar la popularidad de la élite gobernante, la cual apelaría a sentimientos nacionalistas legítimos para mantenerse en el poder ilegítimamente. Más grave aún, dependiendo del alcance práctico de sanciones económicas, el caos y la crisis humanitaria causaría el colapso definitivo del Estado y una tragedia migratoria que impactará en todo el hemisferio

Las sanciones contra Venezuela podrían ser unilaterales y/o multilaterales, dependiendo de si provienen de un país particular o de un bloque de países, por ejemplo, Estados Unidos o la Unión Europea, respectivamente

Bajo el Derecho Internacional podría debatirse si la reacción unilateral o multilateral de las sanciones contra Venezuela que esta semana han asomado Estados Unidos y la Unión Europea encuadra en lo que se conoce como retaliaciones o contramedidas. De ello también depende la legalidad y legitimidad internacional de cualquier sanción.

Las potenciales sanciones tendrían, al menos, tres implicaciones previsibles en los ámbitos económico-financiero, militar y sociopolítico. En ese sentido, Venezuela podría ser incluida en la lista de países con régimen especial de exportación de ítems de uso dual o reciproco. Ello conllevaría controles que dificultarían la exportación e importación de productos y servicios desde y hacia Venezuela.

La prohibición de asistencia económica sería otra forma de sanción. Si la medida proviene de Estados Unidos el alcance e impacto no sólo sería unilateral, sino también multilateral en caso que incluya veto sobre préstamos de instituciones financieras como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.
Existe otra variedad de contramedidas, generalmente denominadas restricciones financieras misceláneas. Eso involucraría la prohibición de compañías sujetas a la jurisdicción sancionadora de realizar transacciones comerciales con empresas del estado venezolano, incluidas Pdvsa, Citgo, la CVG, por mencionar algunas.

En el campo de seguridad y defensa las sanciones pueden comportar la prohibición de venta de armas y productos y servicios asociados al armamento de tipo bélico, como repuestos para unidades de combate y entrenamiento operativo de esas tecnologías.

Considero que para el caso actual del país las sanciones generales de cualquier naturaleza contra Venezuela son contraproducentes. He sostenido y promovido el establecimiento de sanciones individuales contra personas naturales y jurídicas –particularmente funcionarios públicos– involucradas en violaciones de derechos humanos y acciones verificables para conspirar en contra del orden democrático establecido en la Constitución venezolana. Pero sanciones contra Venezuela no sólo afectarían al gobierno, sino también a la nación y de allí que los niveles de rechazo hacia esas medidas serían abrumadoras. Concretamente, el impacto sociopolítico de sanciones contra el país sería significativamente negativo por varias razones.

En primer lugar, crearía la excusa perfecta para justificar el discurso de la guerra económica y la lucha contra el imperialismo. Ambos temas representan el argumento exculpatorio principal del gobierno frente a la crisis, aunque las principales encuestas señalan que la mayoría de los venezolano atribuyen al Ejecutivo mayor responsabilidad ante la situación. De allí también derivan sus porcentajes elevados de impopularidad.

En otras palabras, existe el riesgo de que las sanciones generales victimicen al gobierno y potencien la polarización. Algo parecido a lo que observamos en Cuba, donde el embargo estadounidense sirve de excusa para cualquier aspecto negativo que impacte al gobierno. Ese tipo de medidas también pueden refrescar la popularidad de la elite gobernante, la cual apelaría a sentimientos nacionalistas legítimos para mantenerse en el poder ilegítimamente.
Más grave aún, dependiendo del alcance práctico de sanciones económicas generales, el caos y la crisis humanitaria causaría el colapso definitivo del Estado y una tragedia migratoria que impactará en todo el hemisferio, incluido el propio Estados Unidos.

En conclusión, el tema de la imposición de sanciones es muy delicado. En este caso particular, la lógica debe estar orientada a imponer contramedidas hacia personas específicas para elevar el costo político y económico en el gobierno, sin que ello cause daños colaterales a las verdaderas víctimas de la crisis: la mayoría de los venezolanos.

Florida no quiere soltar ni un dólar en dirección a Nicolás Maduro por Pablo De Llano – El País – 7 de Julio 2017

El gobernador pretende que ningún flujo de dinero de su Estado pueda beneficiar directa o indirectamente al régimen venezolano

Los problemas de Venezuela resuenan con intensidad en Florida. La comunidad de emigrantes económicos y exiliados políticos venezolanos crece a medida que se profundiza la crisis en su país y su posicionamiento contra el gobierno de Nicolás Maduro marca el tono político local como lo hizo -lo sigue haciendo- el exilio cubano contra el castrismo desde principios de los años sesenta.

El gobernador republicano de Florida, Rick Scott, aprovechó ayer, miércoles 5 de julio, Día de la Independencia de Venezuela, para anunciar en un comunicado que se plantea cortar lazos económicos con empresas que tengan vínculos de capital que puedan “beneficiar a Maduro y sus matones”.

Los detalles de la propuesta de Scott se conocerán en agosto. Antes que el gobernador, propuso la misma iniciativa el senador estatal de Florida José Javier Rodríguez, del Partido Demócrata, representante del distrito electoral que incluye a Miami, la ciudad con más emigrantes venezolanos.

En entrevista telefónica con este diario, Rodríguez explica que se le ocurrió impulsar esta medida después de que en mayo trascendiera que Goldman Sachs había hecho negocio comprando 2.800 millones de dólares en bonos de deuda venezolana con un 69% de descuento.

El senador pidió a entidades estatales información sobre posibles relaciones entre Florida y Goldman y supo que la poderosa firma de inversión maneja 478 millones de dólares en fondos de su territorio y que Florida es propietaria de acciones en Goldman por valor de más de 300 millones de dólares. Por aquel entonces, el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, el opositor Julio Borges, acusó de Goldman de contribuir a “fortalecer la brutal represión desencadenada contra los venezolanos”.

“La idea es que los contribuyentes de Florida no participen en transacciones como la que ha hecho Goldman con Venezuela”, dice el senador. “Y que mandemos un mensaje a todo Wall Street: si van a hacer lo mismo que ha hecho Goldman, no cuenten con Florida como cliente”. Rodríguez presentará su propuesta legal en agosto en el Senado de Florida. Aparte de Goldman Sachs, afirma que por el momento no tiene información sobre otras empresas ligadas a la vez a Florida y a Venezuela.

El gobernador Scott, por su parte, siempre ha mantenido un discurso duro con el chavismo. En junio publicó otro comunicado urgiendo a la Casa Blanca a “frenar de inmediato cualquier negocio con Venezuela” y elogiando a compañías como General Motors, Bridgestone o United Airlines por restringir sus lazos comerciales con el Gobierno venezolano.

 

Cuba, Venezuela o el paradigma del doble rasero de EE. UU. por Julio A. Fariñas – La Voz de Galicia – 17 de Junio 2017

Cuba y Venezuela viven momentos decisivos para su futuro. Los gobiernos de ambos países se ven afectados muy de cerca por los efectos de la llegada del huracán Trump a la Casa Blanca pero no se los mide por el mismo rasero.

El pasado viernes entraba en Miami el huracán a cosechar los aplausos de la vieja guardia del exilio cubano en Florida -las primeras filas estaban reservadas para los supervivientes del frustrado desembarco de Bahía Cochinos- a la que, en agradecimiento de su generosa contribución, tanto económica como en votos, a su coronación como emperador de la primera potencia mundial les alegró el oído recitando lo que ya todo el mundo sabía: se acabó la apertura hacia el régimen de La Habana, iniciada hace un año por Obama y que no había ido mucho más allá de flexibilizar el inútil embargo económico que pesaba sobre la isla desde hacía más de medio siglo. Cuba La democratización política de Cuba que demanda Trump como paso previo para la normalización plena de relaciones pasa por la legalización de los partidos políticos, la celebración de elecciones supervisadas, la liberación de los presos políticos y entregar a los fugitivos.

Raúl Castro que mantiene en pie su compromiso de celebrar elecciones municipales y parlamentarias para octubre, presidenciales para febrero del año que viene y de no presentarse a las mismas como candidato, no se dio por aludido e incluso, según algunos analistas como el historiador Rafael Rojas, le vino bien para calmar los ánimos del sector más conservador del Partido Comunista Cubano, receloso del aperturismo propiciado por la política de Obama. La segunda Cuba Mientras tanto, apenas se le han visto gestos determinantes que puedan contribuir a evitar que un inefable peón del régimen castrista convierta a Venezuela, un país con clara trayectoria democrática, en una segunda Cuba.

Frente a la brutal ofensiva del madurismo contra la inmensa mayoría de los ciudadanos venezolanos, que ya se ha cobrado 73 víctimas mortales, a las que que hay que sumar las del hambre, la falta de medicamentos y los linchamientos -cerca de un centenar de enero a mayo- cometidos por ciudadanos acosados hartos de la impunidad de la que gozan los delincuentes, el gobierno que preside Trump no ha ido más allá de lanzarle unas cuantas bravuconadas a los responsables de la barbarie y de ampliar la lista negra de los chavistas con cuentas pendientes con la justicia del Imperio. No ha molestado para nada a los familiares directos del muñidor de las desgracias que padece el país y que disfrutan en la misma península de Florida de la obscena riqueza que han acumulado a costa de la robolución bolivariana. Tampoco existe constancia de que haya ordenado devolverle la generosa aportación realizada a los faustos de su toma de posesión, cifrada en más de 500.000 dólares.

Y el embargo, ¿qué? Son muchos los que se preguntan por qué el gobierno norteamericano no decreta un embargo comercial internacional contra un país al que le compra diariamente 792.000 barriles de petróleo, que suponen el 41 % de las exportaciones de crudo venezolano y que es casi al único que vende a precio de mercado. Una medida de este tipo apenas afectaría a los intereses de la economía norteamericana, ya que no suponen más que el 8 % de sus importaciones totales de crudo en un momento en que la producción nacional casi cubre sus necesidades energéticas. Entre los expertos existe casi unanimidad en que una medida de ese tipo axfisiaría la maltrecha economía venezolana y tumbaría al régimen en cuestión de semanas.

El paradigma Lo que casi nadie acierta a comprender es el porqué del paradigma de ese doble rasero. Hay quien opina que una medida de ese tipo perjudicaría más a la población civil que al régimen, como ocurrió con Cuba. Otros, en cambio apuntan que la razón última puede esconderse tras los intereses de alguna multinacional del sector cuyos directivos o ex directivos forman parte del equipo del actual inquilino de la Casa Blanca. Si alguien no lo remedia, en cuestión de semanas Maduro y Cilia (su verdadero cerebro y esposa) sacarán adelante su Asamblea Nacional Inconstituyente, si hace falta nombran a Zapatero presidente honorario con sede en Los Roques….y luego a ver quién les tose.

Trump y su nueva política cubana por Carlos Alberto Montaner – Gentiuno – 17 de Junio 2017

Trump-Raúl-Castro-Obama.jpg

El presidente Donald Trump se propone modificar y endurecer la política de Barack Obama con relación a Cuba. Obama, que acertó en ciertos aspectos sociales de su política interna, erró totalmente en su estrategia cubana. Me parece, pues, razonable cambiarla. No todo lo que Trump hace es equivocado. A veces, entre twitters insomnes, acierta.

Si hay algo que el jefe de cualquier Estado debe tener muy claro, es precisar quiénes son los amigos y los enemigos de la nación a la que le toca proteger. Trump sabe o intuye que los Castro, desde hace décadas, intentan perjudicar a su país por cualquier medio. En 1957 Fidel Castro le escribió una carta a Celia Sánchez, entonces su amante y confidente, explicándole que la lucha contra Batista (la carta está firmada en Sierra Maestra) era sólo el prólogo de la batalla épica que libraría contra Washington durante toda su vida.

Fidel Castro, que fue un comunista convencido, cumplió esa promesa, luego reiterada docenas de veces oralmente y por la naturaleza de sus acciones. Por eso, cuando Fidel murió, Donald Trump, que había sido electo presidente pocas semanas antes, pero todavía no había tomado posesión, tras calificarlo como un “dictador brutal”, aseguró que: “A pesar de que las tragedias, muertes y dolor causados por Fidel Castro no pueden ser borradas, nuestro Gobierno hará todo lo posible para asegurar que el pueblo cubano pueda iniciar finalmente su camino hacia la prosperidad y libertad”.

En consecuencia, Trump, a los pocos meses de iniciar su andadura, ha retomado el propósito de cambiar el régimen cubano, irresponsablemente cancelado por Barack Obama en abril del 2015, como anunció el expresidente durante la Cumbre de Panamá, aunque, contradictoriamente, tuvo la solidaria cortesía de reunirse con disidentes cubanos que habían viajado desde la Isla, gesto simbólico que hay que agradecerle.

Trump contra tiranía cubana
¿Por qué Trump ha retomado la estrategia de “contener” a Cuba, como se decía en la jerga de la Guerra Fría? Porque Trump y sus asesores, guiados por la experiencia del senador Marco Rubio y del congresista Mario Díaz-Balart, verdaderos expertos en el tema, piensan que Raúl Castro no ha renunciado a la confrontación, lo que aconseja privarlo de fondos.

Muy en consonancia con la impronta que Fidel le dejó a su hermano y a su régimen, la revolución cubana continúa siendo enemiga de los ideales e intereses de Estados Unidos, como si la URSS continuara existiendo y el marxismo no se hubiera desacreditado totalmente hace ya más de un cuarto de siglo. Para Cuba la Guerra Fría no ha concluido. Para ellos, “la lucha sigue”.

Eso se demuestra en la alianza cubana con Corea del Norte, que incluye suministros clandestinos de equipos bélicos, prohibidos por Naciones Unidas, incluso mientras negociaba el “deshielo” con Washington. Es evidente en el respaldo a Siria, a Irán, a Bielorrusia, a la Rusia de Putin, y a cuanto dictador u “hombre fuerte” se enfrenta a las democracias occidentales. Se prueba en la permanente hostilidad contra el Estado de Israel, pero, sobre todo, queda clarísimo en la actuación de Raúl Castro en el caso venezolano.

Si Obama creía que la dictadura cubana, a cambio de buenas relaciones, ayudaría a Estados Unidos a moderar la conducta de la Venezuela de Chávez y Maduro, se equivocó de plano. La Cuba de Raúl Castro se dedica a echar gasolina al incendio que devora a ese país, con el objeto de no perder los subsidios que le genera la enorme colonia sudamericana.

Maduro-y-Ramiro-Valdes-5.jpg

Maduro y Ramiro Valdes
Los militares cubanos son el sostén esencial de la dictadura de Nicolás Maduro, personaje formado en la Escuela de Cuadros del Partido Comunista cubano llamada “Ñico López”. Le proporcionan inteligencia y adiestramiento a sus colegas venezolanos para que repriman cruelmente a los demócratas de la oposición. Los muy hábiles operadores políticos cubanos, formados en la tradición del KGB y la Stasi, asesoran a los chavistas y le dan forma y sentido a la alianza de los cinco gobiernos patológicamente “antiyanquis” de América Latina: la propia Cuba, Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Ecuador.

Tiene razón el presidente Trump cuando afirma que Barack Obama (pese a su hermoso discurso en defensa de la democracia pronunciado en La Habana) no debió haber entregado todas las fichas norteamericanas sin que Raúl Castro hiciera concesiones fundamentales en beneficio del pueblo cubano y de su derecho a la libertad y la democracia. Eso es lo que Trump ahora intenta corregir

 

 

Vicepresidente de EEUU insta a condenar al Gobierno Bolivariano por abuso de poder – La Patilla – 15 de Junio 2017

mikepence.jpgEl vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, instó hoy al resto de los países del continente a condenar “el abuso de poder” en Venezuela y a mostrar al Gobierno venezolano que la “libertad es el único camino verdadero para la prosperidad”.

“Todos debemos levantar nuestra voz para denunciar el abuso de poder en Venezuela y debemos hacerlo ahora”, dijo Pence durante la Conferencia sobre Seguridad y Prosperidad en Centroamérica que reúne hoy y mañana viernes en Miami a Gobiernos y empresarios de los países de la Alianza de la Prosperidad más México.

Pence puso a Venezuela como un mal ejemplo para la prosperidad en la región y criticó la violación de la democracia y la represión en ese país.

“Venezuela es víctima de un Gobierno autoritario, un Gobierno que está haciendo sufrir al pueblo venezolano”, lamentó Pence.

El vicepresidente urgió acabar con esa violencia y condenarla, al señalar que la “seguridad es el camino a la prosperidad”.

En ese sentido hizo un llamado a los presidentes del Triángulo Norte de Centroamérica a hacer “una alianza más fuerte para combatir a las pandillas y al narcotráfico”.

“(El presidente Donald) Trump quiere reforzar la frontera, pero recibiremos con las manos abiertas los inmigrantes legales y el comercio legal”, manifestó Pence al finalizar su discurso.

Desde el pasado 1 de abril se inició en Venezuela una ola de manifestaciones a favor y en contra del Gobierno de Nicolás Maduro, algunas de las cuales han degenerado en hechos violentos que se saldan con 72 muertos y un millar de heridos.

 

A %d blogueros les gusta esto: