elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Uruguay

La OEA le mete más presión a Maduro con más poder para los delegados de Guaidó por Daniel Gómez – ALnavío – 28 de Junio 2019

La delegación de Juan Guaidó, y así lo decidió la Asamblea General por mayoría, es la representante de Venezuela ante la OEA. ¿Por qué es importante este gesto? “Es una manera de presionar más a Maduro para que se siente a negociar. De verdad”, dice al diario ALnavío la investigadora senior para América Latina del Centro de Información y Documentación Internacional de Barcelona, Anna Ayuso. Sobre las negociaciones, la internacionalista Beatriz de Majo dice que ahora mismo se ven posiciones “extremas” y que será “el más débil” el que finalmente termine cediendo. ¿Debilitará el gesto de la OEA a Nicolás Maduro?

Para la OEA los enviados de Guaidó son los representantes de Venezuela / Foto: OEA
Para la OEA los enviados de Guaidó son los representantes de Venezuela / Foto: OEA

El desplante de Uruguay en la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) celebrada este jueves en Medellín fue la noticia que más revuelo causó.

El representante uruguayo, el viceministro de Relaciones Exteriores, Ariel Bergamino, abandonó la sesión luego de que por mayoría se reconociera al enviado de Juan GuaidóGustavo Tarre, como representante legítimo de Venezuela ante la OEA.

“Intentar imponer el reconocimiento como legítimo representante de Venezuela a esa delegación, es ni más ni menos que un avasallamiento de la legalidad de la OEA y, por lo tanto, no puedo sino estar en contra de una acción de tal naturaleza”, dijo Bergamino antes de abandonar la sala.

La internacionalista Beatriz de Majo considera que al desplante de Uruguay se le dio más bombo de lo que se merece. “Ahí hubo un poco de circo”, dice al diario ALnavío. “Lo verdaderamente importante es que los temas venezolanos se trataron dentro de la reunión. Estos temas son establecer una política conjunta, un estatus de protección temporal de toda la masa migratoria venezolana y la importantísima ratificación de EEUU a Guaidó, con todas las dudas que se habían expresado sobre él últimamente”.

Anna Ayuso: “Si la Asamblea General asume que este reconocimiento es legal, es legal. La Asamblea es la que tiene la potestad para decidirlo, según los estatutos. En el fondo, el problema está en que la delegación de Guaidó no ocupa el gobierno de facto en Venezuela”

En los mismos términos que Uruguay, también se pronunciaron NicaraguaGranadaAntigua y BarbudaSan Vicente y las GranadinasSurinamDominicaTrinidad y TobagoBoliviaMéxico. Nada nuevo. Son los 10 países que siguen apoyando a Maduro. Unos porque se dicen neutrales. Es el caso de Uruguay y México. Otros porque apoyan abiertamente a Maduro, como Nicaragua y Bolivia. Y luego está el caso de los países caribeños, leales al régimen por los envíos de crudo.

En su discurso, todos coincidieron en que aceptar a los representantes de Guaidó como miembros de la OEA atenta contra la naturaleza de la institución. ¿Qué está pasando?

Ocurre que, en abril, Venezuela, la Venezuela de Maduro, abandonó la OEA de forma oficial. Fue la culminación de un proceso iniciado en 2017. ¿Esto quiere decir que Venezuela quedó fuera de la OEA? Sí y no. La que quedó fuera es la Venezuela de Maduro. La Venezuela de Guaidó, la reconocida por 25 de los 35 países que conforman el organismo, fue admitida en la OEA en febrero por orden de su secretario general, Luis Almagro, y ratificada por los países en la sesión de este jueves. ¿Es esto legal?

“Si la Asamblea General asume que este reconocimiento es legal, es legal. La Asamblea es la que tiene la potestad para decidirlo, según los estatutos. En el fondo, el problema está en que la delegación de Guaidó no ocupa el gobierno de facto en Venezuela”, explica al diario ALnavío la investigadora senior para América Latina del Centro de Información y Documentación Internacional de BarcelonaAnna Ayuso.

Agrega Ayuso que en el derecho internacional hay dos puntos para aceptar un gobierno. La legalidad: los países que apoyan a Guaidó afirman que este es el representante legítimo. Y luego está el punto de vista efectista: “Quien efectivamente gobierna, de facto, es Maduro”, dice la experta. De ahí las denuncias de los países neutrales.

Independientemente de este conflicto, Ayuso apunto que la situación de Venezuela, un país en el que conviven dos mandatarios, supone “un status quo que a la larga es imposible de sostener”. Por eso la experta entiende que “el reconocimiento a los delegados de Guaidó es una manera de presionar más a Maduro para que se siente a negociar. De verdad. Y que así su cerco sea mayor”.

¿Qué ocurre con la negociación? Ahora mismo las posturas de las partes son “extremas”, dice De Majo. “Tendrá que ceder el más débil de la negociación”, agrega. Y este gesto de la OEA reconociendo a los delegados de Guaidó sirve para seguir debilitando a Maduro.

Julio Borges

@JulioBorges

En Venezuela se han cometido crímenes de Lesa Humanidad como fue el asesinato el año pasado de nuestro hermano, Fernando Albán https://www.pscp.tv/w/1DXGyNXLNrkJM 

Julio Borges @JulioBorges

#27Jun: Discurso como Jefe de Delegación Venezolana en la Asamblea General de la #OEA, Medellín, Colombia

Como también sirve para mermar a Maduro el informe que Julio Borges, representante de Guaidó ante el Grupo de Lima, y en esta ocasión, líder de la delegación venezolana en la OEA, presentó en Medellín.

“Terminar con el régimen de Maduro no sólo restablecería la libertad en nuestro país sino que tendría consecuencias para la libertad de Cuba y de Nicaragua. Y acabaría con cualquier tentación de quienes pretendan convertirse en dictadores a futuro. Este cambio es sólo comparable con lo que vivió Europa hace 30 años. Por ello podemos afirmar que el final de Maduro es la caída del Muro de Berlín para América Latina. En nombre de millones de venezolanos que sufren puedo decir que llegó el momento de América”, dijo.

Borges también recordó que en Venezuela se cometen “crímenes de Lesa Humanidad”. Entonces citó la muerte de un compañero suyo en Primero Justicia. “Un hermano”. Fernando Albán, quien el año pasado murió en extrañas circunstancias, tras caer de lo alto de las oficinas del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional.

“Un hombre puede morir por su país, pero lo que no podemos permitir es que un país muera por un hombre”, dijo Borges en referencia a Nicolás Maduro.

Sólo la corrupción explica el apoyo incondicional de Uruguay a Maduro por Pedro Benítez – ALnavío – 28 de Junio 2019

Es inevitable que el velo de la sospecha caiga sobre el gobierno del presidente Tabaré Vázquez y del Frente Amplio uruguayo en su para nada disimulado respaldo a Nicolás Maduro. Después de todo, el régimen que este encabeza se ha dedicado por años a comprar apoyos mediante la más gigantesca trama de corrupción del continente. Esto último está suficientemente documentado y mancha a cuantos aparezcan respaldando a Maduro.
Tabaré Vázquez dice que aislar a Maduro sería contraproducente / Foto: Presidencia Uruguay
Tabaré Vázquez dice que aislar a Maduro sería contraproducente / Foto: Presidencia Uruguay

El retiro de la delegación uruguaya de la 49 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) que se efectúa en Medellín, como medida de protesta por el reconocimiento dado en esa cumbre a los representantes enviados por Juan Guaidó, presidente del Poder Legislativo venezolano y reconocido como mandatario interino, no ha sido, por supuesto, un hecho improvisado.

La delegación de Uruguay ha podido hacer lo mismo que las de México, Bolivia y Nicaragua, que cuestionan el reconocimiento que la mayoría de los países de esa organización otorgan a Guaidó, pero no se retiraron de la reunión.

El retiro de la delegación uruguaya de la 49 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) que se efectúa en Medellín, como medida de protesta por el reconocimiento dado en esa cumbre a los representantes enviados por Juan Guaidó, presidente del Poder Legislativo venezolano y reconocido como mandatario interino, no ha sido, por supuesto, un hecho improvisado.

En cambio, el gobierno uruguayo ha decidido romper una lanza llevando su protesta más allá de lo esperado. Por la razón que haya sido esto tiene un costo en su imagen.

El gobierno del presidente Tabaré Vázquez argumenta que su actitud busca mantener los canales de comunicación abiertos con Nicolás Maduro a fin de promover una solución dialogada a la situación venezolana. Que aislar al régimen madurista sería contraproducente para ese propósito.

Sin embargo, las masivas violaciones a los derechos humanos que ocurren en Venezuela, junto a la escandalosa corrupción que caracteriza al chavismo, hacen difícil creer que la actitud del gobierno de Tabaré Vázquez sea por cuestiones de principios. Como dice el viejo adagio romano: la mujer de César no sólo debe ser honesta, además debe parecerlo. Pues las apariencias condenan al gobierno del Frente Amplio.

Los gobiernos de Evo Morales y Daniel Ortega son firmes aliados de Nicolás Maduro desde hace años y por razones que los implicados nunca han ocultado. Nicaragua ha involucionado de una frágil democracia a una dictadura represiva en manos de Ortega con la asistencia del subsidio petrolero venezolano. Bolivia corre el riesgo de ir en la misma dirección.

La tendencia ideológica del presidente del México, Andrés Manuel López Obrador, es suficiente explicación del cambio de postura de ese país ante Venezuela.El vicecanciller Ariel Bergamino se retiró de la Asamblea de la OEA / Foto: @MMRR_Uruguay

Pero ninguna de esas razones es aplicable al respetable Uruguay. Aunque aliado de los comunistas en el Frente Amplio, Tabaré Vázquez ha encabezado en sus dos ocasiones como mandatario un moderado gobierno de centroizquierda, caracterizado por un pragmatismo tanto puertas adentro como en su política exterior.

Esto último ha tenido una sola excepción: su actitud ante la abierta deriva dictatorial de Nicolás Maduro. El gobierno uruguayo no sólo ha guardado silencio ante la creciente represión en Venezuela, además ha sido indiferente. A diferencia, por cierto, de la expresidenta Michelle Bachelet que en su último gobierno mantuvo discreción ante el tema mientras su embajador en Caracas daba refugio a perseguidos políticos y su canciller no avalaba la propuesta negociadora del expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero.

La decisión de Tabaré Vázquez de marginar a Uruguay de la conformación del Grupo de Lima en agosto de 2017 fue una sorpresa generalizada en la región.

Y más sorprendente aún ha sido la actitud ante Luis Almagro, quien fuera militante Frente Amplio, canciller del expresidente José Mujica, y quien desde la Secretaría General de la OEA ha sido uno de los críticos más beligerantes del régimen de Maduro.

El pasado diciembre Almagro (cuyas credenciales de izquierda son conocidas) fue expulsado del Frente Amplio y sus razones nunca han sido atendidas por su excompañero Tabaré Vázquez. Muy por el contrario, su gobierno no secundaba la decisión de los países más importantes de la región de no reconocer la legitimidad del nuevo periodo presidencial que Maduro pretende ejercer desde inicios de año.

Si esa política del gobierno uruguayo hubiese servido para moderar la deriva autoritaria en Venezuela, o al menos conseguir la liberación, si no de todos, sí de al menos un número significativo de presos políticos venezolanos, allí habría una justificación clara. Pero no ha sido así.

A estas alturas queda claro que Maduro no es el tipo de personaje que esté dispuesto a cambiar de opinión atendiendo buenas razones, sino que sólo cede ante la presión. Esta última es la ruta que han tomado la mayoría de las democracias del mundo, contándose Uruguay entre las excepciones.

Defender a un régimen indefendible

De modo que en este punto, y agotadas otras opciones, cobra fuerza la sospecha de que algo turbio (o muy turbio) esconde el apoyo del gobierno uruguayo a Nicolás Maduro, al punto de estar dispuesto a cazar una pelea con la mayoría de los países miembros de la OEA para defender a un régimen indefendible.

En este punto, y agotadas otras opciones, cobra fuerza la sospecha de que algo turbio (o muy turbio) esconde el apoyo del gobierno uruguayo a Nicolás Maduro, al punto de estar dispuesto a cazar una pelea con la mayoría de los países miembros de la OEA para defender a un régimen indefendible.

Es inevitable que esto sea así pues el régimen chavista se ha caracterizado por su estilo escandalosamente corrupto y su vocación por comprar la voluntad de los dirigentes de izquierda de todo el continente y más allá.

De hecho, los negocios del segundo hijo del presidente uruguayo con el gobierno de Venezuela desde el 2000 dan fundamento a la sospecha, y aunque la justicia de su país no lo ha condenado, el implicado sí ha admitido las jugosas cuantías de esa relación comercial, particularmente cuando su padre ocupó la primera magistratura de Uruguay.

Por ahora pareciera que la justicia uruguaya no le inculpa, pero dado el estilo del régimen que encabeza Maduro no es de extrañar que esa relación de “negocios” no haya sido la única, ni que tarde o temprano se destape en Uruguay un caso como el del exembajador de España en Caracas durante la Presidencia de Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, Raúl Morodo, encauzado por la Audiencia Nacional y la Fiscalía Anticorrupción de ese país por blanqueo de capitales de dinero proveniente de Petróleos de Venezuela (PDVSA) junto con su hijo.

Algo huele podrido en el margen oriental del Río de la Plata.

México, Bolivia, Uruguay y Nicaragua rechazan enviados de Guaidó en la Asamblea de la OEA – HSB Noticias – 27 de Junio 2019

gonzalo-koncke-0_r0.jpg

En la 49 Asamblea General de la OEA empezó con una batalla por las credenciales y es que los representantes de México, Uruguay, Bolivia y Nicaragua, pero también respaldada por los países del Caribe, por lo que exigieron que no se reconozca a la delegación venezolana compuesta por los representantes del gobierno interino de Juan Guaidó.

Este grupo alegó que Venezuela había decidido retirarse de la OEA, pero la decisión fue recapitulada cuando más de 50 países desconocieron al régimen de Maduro como poder legítimo de Venezuela.

“Quiero llamar la atención sobre el hecho que sobrevuela el episodio de la validez de las credenciales. Si se convalidan las credenciales a las del enviado de Guaidó, se reconoce un nuevo gobierno de Venezuela y Uruguay eso no lo puede aceptar”, dijo el embajador uruguayo, Hugo Cayrús.

 Mientras que Paula María Bertol Embajadora, Representante Permanente de Argentina, respaldó a la delegación del Parlamento venezolano e indicaron que “Venezuela es un estado miembro porque hubo una manifestación en ese sentido por parte del AN, por eso reconoce la presencia de Venezuela porque representa al gobierno democrático de ese país”.

Uruguay desconoce a embajadores de Guaidó y se retira de sesión en la OEA por Bordan – Venezuela Al Día – 27 de Junio 2019

En la 49 Asamblea General de la OEA se inició un debate por las credenciales. Países como México, Uruguay, Bolivia y Nicaragua, respaldaron al régimen de Maduro y exigieron que no se reconozca a la delegación venezolana compuesta por los representantes del gobierno interino de Juan Guaidó.

Este grupo alegó que Venezuela había decidido retirarse de la OEA, pero la decisión fue recapitulada cuando más de 50 países desconocieron al régimen de Maduro como poder legítimo de Venezuela.

Uno de los países que decidió retirarse de la reunión fue Uruguay. Quienes indicaron que “si se convalidan las credencialesse reconoce un nuevo gobierno de Venezuela”, dijo Hugo Cayrús, embajador uruguayo.

“Uruguay eso no lo puede aceptar”, dijo el embajador. Una vez dicho esto anunció que su país decidió retirarse de la Asamblea “sin pretender condicionar, ni ser modelo ni vanguardia de nada” porque se está violando la “institucionalizad de la OEA”.

Ver imagen en Twitter

VPItv

@VPITV

Representación de Uruguay en la OEA: debemos ser leales a las normas de esta organización. Solicitamos retirarnos de esta sesión. Esto no significa que nos retiramos de la OEA. https://bit.ly/2XFAHJk 

Federico Black B.@FedericoBlackB

Uruguay se retira de la Asamblea General de OEA por no reconocer a la delegación enviada por Juan Guaidó, Presidente (E) de Venezuela.

¿Reconocen y aceptan a la dictadura de Nicolás Maduro?

La simpatía de José Mujica por las tanquetas de Maduro por Loris Zanatta – La Nación – 11 de Mayo 2019

Loris ZanattaBOLONIA.- La frase de José Mujica se hizo viral: “No hay que ponerse delante de la tanqueta”, comentó las imágenes de los manifestantes venezolanos arrollados por un blindado de la policía bolivariana que se les tiró encima. ¿Cómo no pensar en la plaza de Tiananmen? ¿Qué le hubiera pasado a ese joven intrépido o desprevenido parado frente al tanque, de haberlo conducido el mismísimo Mujica? ¿La foto que hizo historia representaría a un cuerpo destrozado sobre el asfalto? Olfateada la gaffe, sumergido por los insultos, el expresidente corrigió el disparo, pero como suele suceder, el parche era peor que el agujero: “En Venezuela están todos locos”, dijo. En Uruguay también hay varios que lo están, se podría agregar.

¿Que decir de esto? Por más que se le dé vueltas, por más que se le busquen excusas o matices, la frase suena repugnante. Detrás de la cara plácida del estadista retirado, del anciano cordial que pasea por el mundo predicando paz, austeridad y fraternidad, de repente se asomó la cínica mueca del guerrillero que fue, el abuelo amargado y vengativo que todavía sueña con aplastar al “enemigo de clase” con un oruga.

El tema no merecería más comentarios si no se prestara a algunas consideraciones. La primera concierne a Mujica y Venezuela: pedir elecciones libres, dijo, viola su “soberanía y autodeterminación”. Es decir que cada uno tendría en su casa el derecho de hacer lo que quiere: matar, robar, torturar. Pero como hay tanto ruido, explicó, entonces, que se vote: ojalá así se apague el fuego. ¡Qué generosa concesión! Pero hay un pequeño problema: con Maduro en la Casona, sus hombres al frente del Consejo Nacional Electoral, la caja de Pdvsa en manos de sus esbirros, los colectivos armados en las calles, en Venezuela no puede haber ninguna elección libre. ¿Es tan difícil de entender? E incluso si se votara, la victoria de la oposición estaría prohibida: queda demostrado por el destino reservado a la Asamblea Nacional. Volvemos a las andadas: la “concesión” de Mujica es una trampa, como las “negociaciones” que muchos invocan con Maduro, simulando no saber que el régimen no tiene ninguna intención de poner en juego el poder. Por eso tantos países reconocieron a Guaidó, presidente de la Asamblea, para dirigir un gobierno de transición encargado de organizar las elecciones. La Unión Europea lo hizo; Mujica, que dice apoyarla, no.

La segunda consideración se refiere a los derechos humanos y la soberanía nacional. La desdichada ocurrencia de Mujica sobre la tanqueta nos da a entender que para él, como para muchos otros veteranos militantes de los años de plomo, aquellos son principios flexibles: tan flexibles como para aplicar diferentes pesos y medidas según el caso y la conveniencia. Las denuncias de violaciones de los derechos humanos y la presión de la comunidad internacional sobre las dictaduras del Cono Sur, hace cuarenta años, ¿fueron violaciones de la soberanía nacional? Eran insuficientes, a menudo reticentes, pero salvaron vidas. Muchos de esos militantes se beneficiaron, afortunadamente. Los países “burgueses” y capitalistas que los acogieron no pretendieron que firmaran un certificado de adhesión ideológica a sus principios; el principio era la protección de los derechos humanos.

¿Podemos decir que hoy ellos, y entre ellos Mujica, hacen lo mismo con los derechos humanos de los venezolanos y con su soberanía? ¿Ha leído los informes sobre violaciones de derechos humanos en Venezuela redactados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos? ¿Saben los chavistas argentinos que es la misma institución que destapó la olla de los horrores del Proceso? ¿Y que Videla la combatió invocando la soberanía argentina, denunciando la “injerencia”? ¿No es eso lo que Maduro dice y hace hoy? ¿Qué diríamos de un político que se burlara de las víctimas de Pinochet, aconsejándoles no pararse en frente de un pelotón de ejecución? Pero como el chavismo forma parte de la propia familia, lo que para otros es negro ellos lo pintan de gris, si no de blanco.

Queda una última, escueta consideración: la desenvuelta ocurrencia de Mujica y el abismo moral que deja entrever, sugiere que malinterpretó su elección como presidente de Uruguay. ¡Ay de pensar que fue la victoria tardía de la guerrilla y de sus ideales! Fue, al revés, el triunfo de una democracia tan antigua y arraigada como para obligar a un redentor armado a transformarse en un presidente constitucional, ¡y capaz de sobrevivirle! La democracia ha sido mucho más generosa con Mujica que cuanto él lo es con los venezolanos que la reclaman y, a diferencia de él, no la disfrutan.

Uruguay se plegó a Unión Europea en reclamo de “elecciones libres” en Venezuela – El País – 7 de Febrero 2019

México, por su parte, indicó que no acompaña esta decisión.

Tabaré Vázquez y Federica Mogherini en conferencia, Nin Novoa al frente. Foto: Presidencia

 

Tabaré Vázquez y Federica Mogherini en conferencia, Nin Novoa al frente. Foto: Presidencia

El Grupo Internacional de Contacto (GIC) sobre Venezuela había redactado este jueves una declaración final tras el encuentro que se celebró en Montevideo. El texto que se divulgó en una primera instancia por parte de la Unión Europea no planteaba la necesidad de convocar elecciones y hablaba de “posiciones políticas diversas” entre los integrantes del grupo.

Sin embargo, la discusión continuó y esta no fue la declaración que se leyó horas más tarde. En una conferencia de prensa que brindaron el canciller uruguayo Rodolfo Nin Novoa y la representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, sí se solicitó que haya en Venezuela “elecciones presidenciales libres”.

Nin Novoa expresó que “es crucial restaurar la plena democracia” y estableció la necesidad de “elecciones presidenciales libres”.

Además el canciller uruguayo agregó que se buscará brindar “garantías para un proceso electoral creíble en el menor tiempo posible”, aunque no se precisaron plazos.

México, en tanto, indicó que no acompaña esta decisión.

Por su parte Mogherini expresó que el objetivo es “colaborar para que se puedan dar elecciones justas y libres”.

A su vez, la jerarca de la UE enumeró otros desafíos que se deben encarar para acercarse a una solución de la crisis venezolana: la liberación de los prisioneros políticos, el levantamiento de la prohibición de candidatos, el reconocimiento del rol de la Asamblea Nacional, la facilitación de la llegada de asistencia humanitaria internacional y la eliminación de obstáculos para que se permita la participación de los partidos políticos.

Días atrás Nicolás Maduro fue consultado por el periodista Jordi Évole en el programa Salvados de la cadena española La Sexta sobre si se negaba a convocar elecciones por miedo a perderlas.

“No me niego a convocarlas, hay elecciones en 2024. No nos importa para nada lo que diga Europa de Venezuela, Europa que se encargue de sus problemas como el desempleo o la migración”, respondió Maduro.

Ayer, en la antesala de este encuentro, Uruguay, México y los países del Caricom (Comunidad del Caribe) habían sorprendido con la presentación del Mecanismo de Montevideo. Éste, dijeron, “se pone a disposición de los actores venezolanos como una alternativa pacífica y democrática” y que propone “un diálogo inmediato”.

“Cuanto más condiciones se pongan para el diálogo, más difícil es conseguir un resultado favorable, si nosotros decimos que tiene que haber elecciones en tal momento, que tiene que cambiarse la Corte Electoral, que tiene que haber liberación de los presos políticos, estamos imponiendo condiciones. Lo que tiene que acordarse entre las partes son cuáles son las condiciones, son ellos lo que tienen que acordar. Nosotros vamos al diálogo sin condiciones: júntense, hablen, acuerden, arreglen”, había dicho ayer el canciller uruguayo Rodolfo Nin Novoa.

Esta postura es bien diferente a la que había planteado la Unión Europea. Su responsable de política exterior, Federica Mogherini, ya había manifestado la semana pasada cuál era, a su entender, el objetivo del GIC: facilitar elecciones en Venezuela. “”El grupo ayudará a construir confianza y crear las condiciones necesarias para un proceso creíble en línea de la Constitución de Venezuela, con el objetivo de que los venezolanos determinen su propio futuro con nuevas elecciones, con todas las garantías”, había dicho durante una conferencia de prensa en Bucarest.

Este jueves en Montevideo Mogherini insistió acerca de la necesidad de celebrar elecciones en Venezuela: “Creemos que una iniciativa internacional es importante para una salida democrática a través de elecciones libres, transparentes y creíbles”.

Aquí el texto final del GIC:

Aquí el texto del GIC divulgado en un primer momento: 

El mecanismo de Montevideo se quebró antes de sesionar por Pedro García Otero – Noticiero Digital – 7 de Febrero 2019

mecanismo_de_montevideo_7feb2019-300x203.jpg

El Análisis ND del octavo día de la crisis institucional tras la juramentación de Juan Guaidó como presidente interino designado por la Asamblea Nacional (30 de enero) versaba sobre las posiciones que estaba adoptando la comunidad internacional respecto a Venezuela, Guaidó y Maduro. Fue el día en que México y Uruguay, sin darle nombre aún, anunciaron el mecanismo de Montevideo. El artículo terminaba así:

“Si la reunión del que llamaremos ‘Grupo de Montevideo’ es solo para brindarle una mampara a Maduro, su vida será muy corta, y se le verán las intenciones en breve. El Gobierno uruguayo y el mexicano verán si quieren hacer ese papel ante uno de los regímenes más violentos y envilecidos de la historia de América Latina.

Bueno, llegó el día de la primera reunión del “mecanismo de Montevideo” y este no solo no llegó a reunirse, sino que la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, les dio el equivalente diplomático de un “tatequieto” en la primera reunión del Grupo de Contacto, que coincidía con la reunión convocada para el mismo día por Tabaré Vázquez, presidente de Uruguay, y Marcelo Ebrard, canciller mexicano.

Dijo Mogherini en la capital uruguaya, con Tabaré Vázquez frente a ella, que era poco menos que un despropósito ponerse a buscar interminables contactos con alguien que definitivamente no quiere negociar nada (Maduro) y que el propósito de la reunión era el “acompañamiento para la realización de unas elecciones libres”. Unas elecciones libres como alternativa a la intervención militar y a la violencia. No era un encuentro para lanzarle una cuerda a Maduro, en resumidas cuentas.

Vázquez (quien a lo largo de toda esta crisis ha mostrado, mucho y mal, las costuras), solo pudo replicar con lugares comunes: “los problemas de la democracia se resuelven con más democracia”, y “el pueblo de Venezuela merece el mejor futuro posible”. Palabrería para ocultar lo inexplicable.

Bolivia y México, miembros del “Grupo de Contacto Internacional” y seguramente del “mecanismo de Montevideo” se retiraron sin firmar. En otras palabras, el “mecanismo de Montevideo” se dividió el mismo día en que nació.Y al final de la jornada, tuvo que plegarse a la posición de la UE, su petición de elecciones presidenciales “libres, transparentes y creíbles”. Cero manguareo. Cero convocatoria a grupos “exploratorios de diálogo”, como soñaban Ebrard (AMLO) y Vázquez, quien, atenazado tanto por la UE como por su propia opinión pública y la oposición uruguaya, no pudo sino ceder.

Su vida fue más corta que lo que el más optimista antichavista podía soñar.

La mala imagen

Maduro, quien se especializa en dar abrazos de la muerte (así pasó con su adhesión instantánea al mecanismo de Montevideo) ocupó su día en hablar de que reunió 10 millones de firmas para “enviárselas al pueblo de Estados Unidos”. Disculpen si encuentran este artículo laudatorio, pero el primero de esta serie de análisis, fechado el 22 de enero, señalaba que ese era el día en el que el chavismo se había quedado sin argumentos.

Maduro no tiene una sola idea nueva que mostrar, vuelve con la ficción de las 10 millones de firmas, pero el mundo completo (172 periódicos) pusieron la foto de sus contenedores bloqueando el puente Tienditas ayer. Es decir, su pésima imagen empeoró varios grados, para consternación de Vázquez, Evo y cualquiera que desee apoyarlo.

Y para colmo, da “todo su respaldo al mecanismo de Montevideo”, habla de fases y de mucho tiempo para él: otra vez rodeado de militares, y cuando ya Uruguay había firmado el comunicado del Grupo de Contacto Internacional…

Jorge Rodríguez debe ser el peor publicista del Universo.

Para más, Diosdado Cabello hoy negaba de plano la posibilidad de que el avión con ayuda haya llegado de Puerto Rico. Pero toda esta obcecación viene acompañada de decenas de reportajes sobre lo mal que lo están pasando los venezolanos, los que ya huyeron y los que resistimos aquí, y de cómo centenares de personas se han desplazado a la frontera con Cúcuta a esperar la ayuda humanitaria.

Encerrados en sí mismos, Maduro, Cabello y compañía ven cada día como el entorno se les vuelve hostil y los recursos a los cuales recurrir (incluso los recursos argumentativos) se les van volviendo más inefectivos cada día.

En búsqueda de De Klerk

Desde la oposición, fuentes confiables y directas señalan que el grupo alrededor de Maduro, sus más leales (básicamente Padrino, los Rodríguez, Arreaza, etc.) ha suspendido cualquier intento de contacto, han cerrado filas y se disponen a resistir. La oposición ha tratado de buscar, infructuosamente, un interlocutor dispuesto a abrir el juego: recordando la crisis final de la Suráfrica del apartheid, “un de Klerk”. Alguien qué, básicamente, entienda que la cosa terminó y que se pueden negociar algunas garantías.

¿Quién es el Frederik de Klerk del chavismo? Difícil ver alguien con ese perfil, que dé garantías a los que van saliendo de que no van a ser perseguidos por los que quedarán. En la búsqueda de ese “de Klerk” Estados Unidos ha ofrecido, todos estos días, puentes de plata para quienes quieran pasarse al bando de la negociación.Pero también señalan que en este momento, hay por lo menos cinco grupos en el chavismo, lo que hace muy difícil la negociación. “Es lo mismo que en algún momento pasó con nosotros”, reconocen las fuentes.

El conde de Montecristo

En tanto, desde fuentes que tienen acceso al chavismo (pero no son fuentes directas del chavismo) señalan que Maduro ha ofrecido incluso entregar el poder, pero que no tiene a quién entregarle (y cito) “las llaves de Miraflores”.

Maduro no quiere entregárselas a cualquiera, siente que eso lo puede negociar, y tiene un solo nombre tachado en su lista, según las fuentes: El de Leopoldo López.  Decir Leopoldo López es, por supuesto, decir Juan Guaidó, es decir Voluntad Popular. Desde el chavismo se siente que López es el “conde de Montecristo”, y el símil es tan universal y tan atemporal que no hace falta explicarlo. Aunque probablemente si Guaidó fuera de PJ diría que no puede entregarle a Julio Borges.

El mandatario ha dicho, muy en privado, según se afirma, estar dispuesto a entregar, pero solo a alguien que permita la salida ordenada. ¿Lo sabrá Cabello? Quizás sí, pero las fuentes no lo pueden corroborar.

Así están las cosas en el día 16 de esta crisis.

La oposición ha ganado tanto terreno que casi da vértigo.

Y una victoria inconmensurable puede ser el ingreso de la ayuda humanitaria, lo que terminará de producir quiebres a lo interno del chavismo, y sobre todo, en la base de apoyo popular que aún usufructúa.

Mañana hay un acto de Guaidó con los jóvenes en el Aula Magna de la UCV, un acto que promete mucho…  Maduro, en tanto, solo en Miraflores, solo con militares.

La batalla de la imagen la ganó hace tiempo el aspirante.

A %d blogueros les gusta esto: