La palabra de José Brito tras la solicitud ante el TSJ chavista

“Ese burdel llamado Tribunal Supremo de Justicia con la finalidad de encarcelar a trece alcaldes…”. Ese extracto de una conferencia de prensa brindada hace dos años por el diputado José Brito se viralizó este jueves luego de que el parlamentario acudiera al Tribunal Supremo, afín al chavismo, para solicitar su reincorporación al partido opositor Primero Justicia (PJ).

“Solicitar la restitución de nuestras garantías como militantes de PJ (…) De forma violenta, ilegal, inconstitucional nosotros fuimos sometidos al escarnio público y además expulsados”, dijo ante periodistas el diputado a su salida del máximo juzgado.

“Ante el país les decimos que nos ponemos la mano en el pecho y que este paso lo damos con conciencia clara y meridiana, que aquí muera lo que tenga que morir y que nazca lo que tenga que nacer. Nosotros invocamos un Parlamento, y un movimiento como Primero Justicia, que no esté del lado de la confrontación, sino del lado de la solución de los problemas de la gente”, agregó.

 

Además de solicitar su reincorporación, solicitó “dar paso a una directiva que esté en Venezuela, que se ponga del lado de la gente”. “Y que lo más pronto posible pueda convocar a un proceso interno de elecciones, que haya elecciones en Primero Justicia”.

Brito estuvo acompañado de otros diputados, quienes formaron parte del golpe parlamentario contra Juan Guaidó el pasado 5 de enero.

La petición fue recibida por la Sala Constitucional del Supremo, que ejerce poderes definitivos en el país, y está firmada por varios de los expulsados, entre ellos los legisladores Conrado Pérez y Luis Parra; quien fue elegido presidente del Parlamento por un pequeño grupo de disidentes de la oposición y el chavismo.

Brito denunció que la directiva de PJ conformó “una junta de inquisición” que decidió las expulsiones sin derecho a la defensa ni a la presunción de inocencia, por lo que espera que el TSJ analice la situación y haga “prevalecer el debido proceso”.

Parra, Brito, Pérez y otros opositores que fueron expulsados de sus organizaciones políticas se vieron señalados en una investigación periodística según la cual este grupo de legisladores estaba colaborando con la dictadura de Nicolás Maduro para evitar investigaciones de corrupción y sanciones internacionales.

El Tribunal Supremo de Justicia está controlado por la dictadura de Nicolás Maduro (REUTERS/Carlos Garcia Rawlins)

El Tribunal Supremo de Justicia está controlado por la dictadura de Nicolás Maduro (REUTERS/Carlos Garcia Rawlins)

Unas 200 personas, que se presentaron ante los medios de comunicación como militantes de PJ, se concentraron a las afueras del tribunal y corearon consignas a favor de los expulsados. No obstante, usuarios en las redes sociales denunciaron que esas personas fueron movilizadas por el chavismo para respaldar a los diputados disidentes.

El diputado de PJ, Ángel Medina, por su parte, respondió en nombre de Primero Justicia que la denuncia de Brito y Pérez se trata de un “plan diseñado que busca acabar con la institucionalidad de la democracia en Venezuela”.

En su opinión, “lo que está planteado en Venezuela para 2020 es un plan que busca crear un teatro de elecciones” para fingir que “existe democracia en Venezuela”, puesto que para este año está prevista la celebración de comicios legislativos en una fecha todavía no dictaminada.

Para Medina el primer acto se vivió el pasado 5 de enero cuando debía elegirse a un nuevo presidente del Parlamento pero las fuerzas de seguridad impidieron el acceso al hemiciclo a Juan Guaidó y a los diputados de la oposición.

Brito, Parra y Pérez, quienes están acusados de corrupción y de aliarse a la dictadura chavista, participaron del golpe parlamentario a Guaidó el 5 de enero (REUTERS/Manaure Quintero)

Brito, Parra y Pérez, quienes están acusados de corrupción y de aliarse a la dictadura chavista, participaron del golpe parlamentario a Guaidó el 5 de enero (REUTERS/Manaure Quintero)

Como resultado, Parra fue elegido en el interior del Palacio Legislativo con el apoyo de la bancada chavista, pero sin contar con el quórum ni los votos necesarios, mientras que en el exterior del recinto Guaidó fue víctima de una violenta resistencia por parte de la Guardia Nacional Bolivariana.

El presidente interino, ante ese escenario, convocó a una sesión paralela celebrada en la serie del diario El Nacional en la que fue reelegido presidente de la AN con el apoyo de 100 legisladores.

“Hoy pretenden acabar con PJ pero no van a lograr como no han conseguido acabar con la AN”, advirtió Medina.