elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: SEBIN

Maduro arremete contra 6 ejecutivos de Citgo como respuesta a la amenaza de Trump por Daniel Gómez – ALnavío – 6 de Febrero 2020

Los ejecutivos de Citgo, la filial de PDVSA en Estados Unidos, fueron detenidos por policías del Sebin en la noche del miércoles en Caracas, horas después de que se produjera la reunión entre Donald Trump y Juan Guaidó, y horas después de que la Casa Blanca anunciara futuras sanciones contra los negocios petroleros de Nicolás Maduro. Desde hace dos meses estos ejecutivos estaban en Venezuela bajo arresto domiciliario.

Policías del Sebin irrumpieron en las casas de los ejecutivos en la noche del miércoles / Foto: Provea
Policías del Sebin irrumpieron en las casas de los ejecutivos en la noche del miércoles / Foto: Provea

Alirio Zambrano, hermano de dos de los seis ejecutivos estadounidenses de Citgodetenidos, es quien hace la denuncia. Informó este jueves la agencia AP que estas personas “fueron sacadas abruptamente de sus hogares anoche” por policías del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

“¡Exigimos saber que están a salvo, pero, lo que es más importante, su libertad!”, dijo Zambrano.

La maniobra del régimen se produjo horas después del encuentro entre los presidentes Donald Trump y Juan Guaidó en la Casa Blanca. Horas después de que funcionarios del gobierno de Estados Unidos, y también el asesor de Seguridad Nacional, Robert O’Brien, advirtieran de futuras sanciones contra las petroleras que mantenían negocios con el régimen de Nicolás Maduro.

Hace dos meses estos ejecutivos de Citgo fueron puestos bajo arresto domiciliario. La medida coincidió con el viaje que hizo a Caracas el magnate y mercenario, Erik Prince, a quien se definió como una especie de emisario de Trump, versión que el equipo de abogados de Prince descartó.

Según AP, el régimen de Maduro estaría usando a estos petroleros “en un intento por reparar los lazos con la administración Trump, que ha estado presionando agresivamente para su destitución”.

Los ejecutivos fueron detenidos en noviembre de 2017, cuando iban a acudir a una reunión de la petrolera estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA). Cabe recordar que Citgo es la filial de PDVSA en Estados Unidos. Es el activo de Venezuela más importante en el exterior y es controlado por el equipo de Juan Guaidó.

El régimen todavía tiene un juicio pendiente contra estos seis hombres. Les atribuye cargos de corrupción derivados de un plan nunca ejecutado para refinanciar 4.000 millones de dólares en bonos Citgo al ofrecer una participación del 50% en la compañía como garantía.

Juan Guaidó calificó de “cobarde” a la dictadura de Nicolás Maduro tras el allanamiento a sus oficinas en Caracas

El presidente interino de Venezuela se pronunció desde Londres sobre el ilegal procedimiento en su despacho, en Caracas. “¡Seguimos firmes, vamos a lograr la Libertad!”, aseguró

Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela (REUTERS/Manaure Quintero)
Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela (REUTERS/Manaure Quintero)

Mientras Juan Guaidó cerraba su paso por Londres con un acto con la diáspora venezolana, la dictadura de Nicolás Maduro realizó un allanamiento ilegal en el despacho del presidente interino, en Caracas.

El líder opositor reaccionó a través de su cuenta de Twitter, calificando de “cobarde” al régimen chavista: “¡Dictadura cobarde! Mientras estoy de gira, consolidando apoyos para superar la tragedia que vivimos los venezolanos, se exhiben sin pudor: secuestran al diputado Ismael León y allanan nuestro despacho”.

“¡El mundo nos recibe y apoya! ¡Seguimos firmes, vamos a lograr la Libertad!”, agregó en su mensaje que acompañó con un video de la parlamentaria Delsa Solórzano transmitiendo en vivo desde las afueras de la Torre Zurich, donde se encuentra la oficina del presidente interino.

Este martes por la tarde, agentes de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) chavistas y del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) allanaron las oficinas del despacho de Guaidó, en El Rosal, en Caracas.

 

Fabiana Rosales, esposa de Guaidó, advirtió que el régimen podría intentar “sembrar” documentos contra el presidente interino. “Alertamos al mundo, que nuestras oficinas ubicadas en el Rosal, Torre Zurich, están siendo allanadas, con más de 40 funcionarios entre miembros de las FAES, SEBIN y demás organismos de la dictadura”.

“Alertamos al mundo, ante la posible siembra, en estos momentos nuestras oficinas se encuentran solas. Mientras el presidente Juan Guaidó realiza exitosa gira, funcionarios del régimen de manera vil y cobarde atacan nuestras oficinas”, agregó.

Rosales detalló, además, que los agentes chavistas “apagaron ascensores de la Torre Zurich” y que “los accesos se encuentran bloqueados”. “Funcionarios del régimen no poseen orden de allanamiento y se identificaron como una comisión anticorrupción”.

La Embajada Virtual de los EEUU en Venezuela también repudió el allanamiento en Caracas. “Condenamos el último intento de intimidación de los matones y lacayos armados de la dictadura, incluidas las FAES, que ingresaron hoy de manera forzada e ilegal a la oficina del presidente interino @JGuaido. Pueden esforzarse al máximo, pero la democracia no puede ser intimidada”.

El allanamiento a las oficinas de Guaidó tiene lugar el mismo día en que la oposición venezolana denunció la “desaparición” del diputado Ismael León, miembro de Voluntad Popular, el partido político del presidente encargado y del destacado opositor Leopoldo López, en el marco de la crisis política que sufre el país.

Mientras el régimen continúa su persecución contra la oposición, el presidente interino de Venezuela se reunió este martes en Londres con el primer ministro británico Boris Johnson y el canciller Dominic Raab.

Este miércoles, en tanto, se trasladará a Bruselas, donde se verá con el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, y luego participará del Foro de Davos, en Suiza. Allí se espera que se reúna con el presidente norteamericano Donald Trump.

Agentes de Sebin en la Torre Zurich (REUTERS/Manaure Quintero)

Agentes de Sebin en la Torre Zurich (REUTERS/Manaure Quintero)

Estiman que cerca de 40 agentes chavistas allanaron las oficinas de Guaidó

Estiman que cerca de 40 agentes chavistas allanaron las oficinas de Guaidó

Nuestros presos políticos por Luis Betancourt Oteyza – El Nacional – 18 de Enero 2020

«La fe es tal vez más fuerte que la realidad:

la fe crea la realidad«

Menahem Begin

Hoy me quiero hacer eco en una campaña necesaria iniciada hace varias semanas por mi hermano mayor Guillermo, publicista sin remedio, y opacada por los últimos acontecimientos ocurridos alrededor de la Asamblea Nacional, donde Venezuela con Guaidó a la cabeza ha cosechado importantes triunfos a la par que Maduro iguales derrotas, por lo que se hace más urgente retomarla, y me refiero a recordar y reclamar por nuestros presos políticos.

¿Qué es un preso político? Es un ciudadano privado de su derecho natural a la libertad, por sus ideas o acciones políticas, sin haber sido acusado o cometido falta o delito identificado en las leyes -tipificado-, por un régimen o gobierno que actúa despóticamente y en desconocimiento de la ley y los derechos ciudadanos.

Esa caracterización intentada es la que distingue a 388 venezolanos, según cifras del Foro Penal Venezolano, que dirigen con enorme valentía los abogados Alfredo Romero y Gonzalo Himiob, a quienes debemos mucho hasta ahora; de estos 388 seres, 370 son varones y 18 son hembras, 270 son civiles y 118 militares, activos y retirados -sí, esos militares que tantos bobalicones reclaman neciamente: «dónde están tus militares…»-; esa cifra, dada por el Foro Penal a principios de enero, representa la más alta de nuestra historia, que no es gloriosa desde el siglo XX, con Gómez y Pérez Jiménez en el escenario oprobioso de las dictaduras modernas que nos hemos gastado. Pero, además de los récords, representa una culpa casi colectiva por no mantenerlos en nuestra mente y vista de todos los días, porque ellos viven y sufren, con sus familias, todos nuestros días y no de vez en cuando.

Están repartidos en distintas ergástulas de la tiranía castrochavista que representa el sátrapa de Nicolás Maduro, con adláteres civiles y militares de monta. Está el Sebin, que muchos piensan que es una organización, no institución, exclusivamente para hacer y mantener presos políticos, dirigida por no importa quién, pero bajo el mando de un general sumiso a Maduro.

También tenemos eso que llaman degecim o DGCIM, antro bajo la férula de otro vergonzoso oficial del ejército de apellidos Hernández Dala, donde, según recientes noticias, se construyen más sótanos para albergar más calabozos en los que secuestrar a más oficiales dignos de nuestras FAN. Los recursos que se niegan para nuestros hospitales y escuelas se van a esas nuevas maravillas de la ingeniería militar de la barbarie y vergüenza. También hay que agregar a Fuerte Tiuna, que contiene una prisión de nueva data, de mucha seguridad y custodia para aquellos que piensan en unas FAN al servicio de Venezuela y no de la Cuba castrista.

No sé si hay otros antros y puede que existan recodos donde se esconden presos, al menos circunstancialmente, de momento, frescos o veteranos, mientras se interrogan y torturan – recordemos al capitán de fragata Rafael Acosta Arévalo, entre otros- pero no son de fácil ubicación e identificación. No importa, no son motivo de nuestra curiosidad porque nada bueno agregarían a la maldad de la satrapía para con los venezolanos.

No es un tema de estadísticas ni inventario, sino otro motivo de nuestra rebelión libertaria. Hay que derrocar la tiranía que nos oprime para rescatar nuestra libertad y dignidad de herederos de los próceres que nos dieron la nacionalidad y el orgullo de ser venezolanos, lo que implica y se manifiesta con la liberación, muy humana, de los presos políticos. Hay que forzar esa liberación de la tiranía de cualquier forma: con presiones nacionales e internacionales o con acciones heroicas contra las sedes donde quiera que los mantengan, con acciones civiles, civicomilitares o militares. Sé que es difícil, pero no imposible. En nuestras luchas juveniles por la dignidad de la UCV contra los hoy secuaces del tirano, repetíamos que «lo difícil nos costaría algo y lo imposible solo un poco más», y así fuimos liberando facultad tras facultad de las manos terroristas y subversivas del extremismo ya al servicio de la Cuba de Fidel.

Ahora ¡manos a la obra!, que nuestros presos políticos, civiles y militares, esperan por nosotros, compañeros civiles y militares.

Voices from Inside Sebin – Caracas Chronicles – 17 de octubre 2019

helicoide-caracas-32.jpg

“The Bolivarian Intelligence Service is a monster that takes away the freedom from your body and soul,” is the first we hear from a former prisoner, whose identity remains hidden in SEBIN, the documentary researched and produced by 14 Lawyers. In it, the NGO that protects the right of defense, scrutinizes the repressive dynamics behind Sebin: the dissolvement of the rule of law, poorly trained and easily manipulated officers forging evidence, the intitutionalization of torture and the lack of autonomy in the judicial system.

The team of 14 Lawyers—an NGO based in Bilbao that protects and fights for the independence of the most exposed and vulnerable lawyers— first set foot in Venezuela after the 2017 protests, which resulted in 4,848 political arrests. “Our first visit was focused on talking to defense attorneys. We interviewed 15 people, and every attorney who had been involved in a political trial reported threats, persecution and harassment from Sebin officials,” says Ignacio Rodríguez, director of 14 Lawyers. “We realized how Sebin was a fundamental piece of the Venezuelan regime to persecute and contain civil organizations.”

Sebin was created in 2009 as the premier intelligence agency in Venezuela but, since 2013, it became an internal security force subordinated to the Vice-Presidency, currently occupied by Delcy Rodríguez. It’s a division aimed at “detecting and neutralizing internal and external actors that threaten national security” and has been described as the political police force of the Bolivarian government to persecute dissidents. Former prisoners of this force insistently describe arbitrary detentions, intimidation, physical violence and torture. “Testimonies are consistent, so we conclude this is state policy,” says Rodríguez.

For the five-part documentary, 14 Lawyers interviewed 40 people—human rights activists, lawyers, former Sebin officers and prisoners—most of them with hidden identities due to the precautionary measures dictated by Venezuelan courts prohibiting them to publicly talk about their case. “Testimonies were hard to hear, but the most difficult interview was with a former Sebin officer, who acknowledged and talked with incredible ease about forged evidence. She didn’t understand the magnitude and consequences of her actions,” recalls Rodríguez after explaining the long and detailed process behind the interviews and the importance of corroborating testimonies.

The former Sebin officer’s testimony confirms how often intelligence bodies forge evidence, plant weapons, money and fingerprints, and present made-up witnesses. Such is the case of Raúl López, La Tumba’s first prisoner. He was detained during a demonstration, but when officers saw his ID, they presented him as Leopoldo López’s brother and made up communications between him and opposition leaders. He was detained for two months under gruesome conditions.

Alonso Medina Roa, director of  the Coalition of Human Rights and Democracy, sustains how torture has been implemented systematically as part of the detention process. In Caracas, El Helicoide, La Tumba and Ramo Verde are the most notorious political prisons, but there’s a multitude of satellite centers, scattered and hidden inside the city, destined specifically for torture. Interviewees describe practices like waterboarding, electric shocks, asphyxia, beatings, mock executions, deep cuts, cigarette burns and sexual abuse.

While detention centers like La Tumba apply total isolation, white surroundings, 9° temperature, bright lights at all times and 24 hour surveillance; punishment areas inside El Helicoide like El Tigrito, Guántanamo and La Pecera are minuscule spaces without ventilation or running water, where common and political prisoners have to endure overcrowding, extreme heat and police brutality. “Political prisoners suffer grave abuses even though they usually have NGOs, lawyers and public opinion on their side. Common prisoners are exposed to ill treatment because they don’t have proper representation. Officers feel free to show their most sadistic side with them,” says Andrea González, former Sebin prisoner.

Meanwhile, arbitrary arrests, abuses and torture can’t be denounced to prosecutors. Medina Roa explains how the judicial system is subordinated to the intelligence divisions and judges get their posts for ideological reasons rather than academic ones. “Attorneys are also exposed to a lot of violence while they try to defend political prisoners. The team was impressed, on our first visit in cities like Caracas, Maracaibo, Barquisimeto, San Carlos, to see how threats, intimidation and physical violence were normalized among Venezuelan lawyers trying to do their jobs.”

Even though 14 Lawyers has documented harassment, provided lawyers with technology so they can work safely, assisted attorneys in strategic litigation, and pressured governments that violate the freedom and independence of lawyers (like China, Turkey, Iraq, Iran, Afghanistan, Nicaragua, Mexico and Colombia) Rodríguez says that Venezuela’s most distinguishable trait is how public Sebin’s practices have become: “They don’t want to hide what they do. They’re comfortable with how they’re seen.”

SEBIN – 14Lawyers – Octubre 2019

sebin-caracas.jpg

«LEALES SIEMPRE, TRAIDORES NUNCA»

Esta frase repetida por Nicolás Maduro en los actos oficiales ha cobrado un sentido diferente para 14Lawyers. Va mucho más allá de una proclama de adhesión a unas ideas.

Venezuela atraviesa una honda crisis económica y social, muy difícil de revertir. Y un retroceso democrático inaceptable. Con esta situación de país, el descontento de la población es enorme y las voces críticas y contestatarias son imparables. El Gobierno es consciente de ello, y utiliza la servicios de inteligencia (SEBIN) y contrainteligencia militar (DGCIM) para “neutralizar” a los desleales, es decir, a los disidentes.

Enlace para el sitio web con videos sobre Montajes, Torturas y complicidad de jueces aplicados por esta policia represiva:

https://www.sebin.site/es/

El SEBIN, el servicio bolivariano de inteligencia, adscrito a la Vicepresidencia de la República, ha creado un sistema que le ha permitido controlar la acción penal, tener bajo cuerda a jueces y fiscales, institucionalizar impunemente la tortura, la arbitrariedad policial y la violación permanente de los derechos más elementales.

Esta investigación nace de otra investigación previa. Nuestra organización, 14Lawyers, estaba registrando y documentando los casos de persecución y hostigamiento que sufrían los abogados defensores de derechos humanos en Venezuela. Abogados que habían sido golpeados, secuestrados, torturados, tiroteados, amenazados o acosados, por enfrentarse al sistema judicial de su país. Detrás de estas acciones represivas siempre estaban “los colectivos” (grupos paramilitares leales y a sueldo del Gobierno) y el SEBIN. El SEBIN siempre era citado en todas las entrevistas. Pero, ¿quién era el SEBIN? Nunca habíamos oído hablar de ellos, y apenas había información sobre él.

Desde entonces, esta investigación ha sido desarrollada a lo largo de un año, hemos recogido más de 40 testimonios en ciudades como Caracas, Maracaibo, Maracay, Barquisimeto, San Carlos o Valencia. De los primeros testimonios de abogados defensores de derechos humanos, pasamos a entrevistarnos con profesores universitarios, presos, torturados, familiares de presos, activistas, militares, ex jueces, funcionarios del SEBIN y ciudadanos de a pie. Todos ellos tienen una cosa común; en algún momento manifestaron su desacuerdo con las decisiones del Gobierno de su país.

No se ha contando con el testimonio de ningún líder político.

No más tortura – Editorial Revista SIC – Agosto 2019

downloadPara la Iglesia la vida es sagrada. La dignidad humana está por encima de cualquier poder. El Estado está llamado a garantizar los derechos humanos, no a violarlos. Hoy, en Venezuela, la tortura, los tratos crueles y degradantes por par‑ te de los cuerpos de seguridad no son un hecho aislado, obedecen a una política sistemática de Estado. La tortura está tipificada como crimen de lesa humanidad. El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos regula su prohibición absoluta en el artículo 7, donde reza: “Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes…”. Los venezolanos, en nuestra Constitución contemplamos en el artículo 43 que:

“… el derecho a la vida es inviolable. Ninguna ley podrá establecer la pena de muerte, ni au‑ toridad alguna aplicarla. El Estado protegerá la vida de las personas que se encuentren privadas de su libertad, prestando el servicio militar o civil, o sometidas a su autoridad en cualquier otra forma. “

Nuestra realidad contrasta con estos principios. Se observa cómo, desde 2009, con la de‑ tención arbitraria de la doctora Afiuni –jueza sentenciada públicamente en cadena nacional por el finado y entonces presidente de la República Hugo Rafael Chávez Frías–, se viene aplicando la detención arbitraria y la tortura como recursos de amedrentamiento y control de los poderes, en este caso del Poder Judicial. La doctora Afiuni, actuando institucionalmente, apegada a la Constitución y siguiendo las recomendaciones de la ONU, había otorgado unas medidas cautelares a Eligio Cedeño, decisión que se convirtió en tragedia para la jueza debido a que el detenido en cuestión era de interés presidencial. En julio de 2015, después de varios años de prisión, la doctora Afiuni declara haber sido sometida a tortura y tratos crueles: “A mí me vaciaron el útero, porque lo tenía vuelto mierda. Pero no contentos con eso, se me destruyó la vejiga, la vagina y el ano. Yo estoy reconstruida”.

Este hecho ha generado lo que se conoce como el efecto Afiuni, que no es otra cosa que el control total, por la vía del miedo, del Ejecutivo hacia el Poder Judicial.

De igual modo, los testimonios registrados por las ONG de DDHH en las protestas de 2014, 2016, 2017, 2018 y 2019 dan cuenta de que los tratos degradantes y la tortura no son eventos aislados, sino un modo de represión sistemático que ex‑ presa una política de Estado. Se trata de un listado extenso difícil de enumerar, lleno de rostros y biografías de personas –en su mayoría jóvenes– que han entregado su vida por Venezuela. En estos casos tales mecanismos de represión se han utilizado sistemáticamente con el fin de desmovilizar social y políticamente a la población.

Después de las parlamentarias de 2015, cuando las fuerzas democráticas ganan legítimamente el Parlamento, se inicia una confrontación entre los poderes cooptados por el Ejecutivo Nacional en contra de la Asamblea Nacional (an). Los ataques sistemáticos hacia los miembros de la an, la persecución, detención arbitraria de los diputados y la emblemática tortura de Juan Requesens como corolario de este proceso represivo, es un indicador claro de que se trata de una política de Estado. El 10 de agosto de 2018 fuimos sorprendidos por un video que circuló por las redes donde el diputado Juan Requesens, quien había sido detenido arbitrariamente, aparecía drogado y torturado dando declaraciones en contra de Julio Borges, para entonces presidente de la AN, hoy refugiado en Colombia. El hecho fue tan horrendo, que el poeta Armando Rojas Guardia lo describió así: “me estremece la percepción de que ya hemos ingresado al horror literalmente obsceno, al terreno minado de la pornografía política”.

También miembros del nivel municipal del Poder Público han sido violentados en el sagrado derecho a la vida por la vía de la tortura. El 8 de octubre de 2018, el mártir por la democracia, Fernando Albán, concejal del Distrito Metropolitano, fue lanzado por una ventana del edificio del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), en Caracas, donde se encontraba detenido arbitrariamente y había sido cruelmente torturado por el régimen.

Su asesinato causó gran conmoción, dolor e impotencia en los sectores populares y las iglesias. Eran los dos ámbitos de Fernando Albán: acompañar a las organizaciones sociales de base para responder al desafío humanitario y convidar a las iglesias, de distintos credos, a una cruzada por la vida desde la no violencia activa. Lo hacía con pasión. Su modo de vivir y hacer política, que le otorgó una gran credibilidad y autoritas, se convirtió en una amenaza para el poder de facto. La supuesta “versión oficial” de los hechos, en boca del fiscal Tarek Williams Saab, responde a un suicidio: “Murió tras saltar desde la ventana de un décimo piso”, dijo entonces. No obstante, quienes conocimos a Fernando Albán sabemos que, por sus hondas raí‑ ces cristianas, católicas, de amor y defensa de la vida, la versión del régimen es una mentira que busca banalizar el crimen y disfrazar la verdad. Así lo señalaron también representantes de la Arquidiócesis de Caracas, el partido Primero Justicia, la ONG Foro Penal, entre otros.

El estrato militar tampoco ha estado inmune. Los miembros de las Fuerzas Armadas que se han desmarcado del régimen han sido tratados con ensañamiento e imputados de traición a la patria, instigación a la rebelión y contra el decoro militar. El reciente fallecimiento del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, detenido el 21 de junio y torturado hasta arrebatarle la vida el sábado 29 a la 1 de la madrugada, por funcionarios de la Dirección de Contrainteligencia Militar (DGCIM), pone nuevamente en evidencia la tortura como política de Estado. Según la abogada Tamara Suju, el capitán “llegó a tribunales en silla de ruedas, presentando graves signos de torturas. No hablaba, solo pedía auxilio a su abogado. No entendía ni escuchaba bien… El juez ordenó su traslado a un centro de salud en el que falleció a la 1:00 a.m.”. En el contexto del asesinato del capitán de corbeta, Provea –ong de derechos humanos–, publicó un comunicado avasallante: “el pasado 29 de junio Provea dio a conocer que, de los 100 casos de tortura registrados durante 2018, 75 fueron cometidos por agentes de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM)”1 , el mismo cuerpo de seguridad que tenía bajo custodia al capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo. Fue, por lo tanto, el organismo que más torturó en 2018, y desde 2017 se vienen incrementado las denuncias contra dicho organismo policial, tanto por prácticas de tortura como por desaparición forzada de personas.

Este recorrido deja claro que la tortura es hoy, en Venezuela, una política sistemática de Estado, dirigida desde el Ejecutivo y utilizada con el fin de aterrorizar, amedrentar y doblegar al resto de los poderes públicos: Judicial (caso Afiuni), Legislativo (Juan Requesens), en el nivel Municipal (caso Albán), así como la desmovilización de la sociedad civil (coaccionando líderes de protestas) y, también, controlar por vía de la fuerza a sectores descontentos y disidentes de las Fuerzas Armadas (caso ilustrativo el de Rafael Acosta Arévalo). Mientras, el fiscal general y el defensor del pueblo hacen silencio cómplice, aun sabiendo que la tortura es un crimen de lesa humanidad y estos, por su naturaleza, no prescriben.

NOTA: 1 PROVEA. (29 de junio 2019): La DGCIM el organismo que más torturó en 2018. Recuperado de: https://www.derechos.org.ve/actualidad/dia-internacional-enapoyo-a-las-victimas-de-la-tortura-488-casos-de-tortura-registro-provea-entre2013-y-2018 A

¿Qué se deriva del informe de la revista Semana? por – Editorial El Nacional – 15 de Septiembre 2019

Me refiero a la revista Semana, de Colombia, y a los contenidos de la edición del 7 de septiembre de 2019, #1949, titulada “Manguala contra Colombia” (la Real Academia de España define manguala como “confabulación para fines ilícitos”). De acuerdo con lo señalado por la publicación, el contenido del reportaje se basa en documentos secretos del Sebin y del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. El solo hecho de que documentos de inteligencia salten al espacio público es un síntoma más, particularmente revelador, de que no existe la cohesión y unidad política e institucional que Padrino López y el resto del Alto Mando Militar proclaman: hasta en las unidades de inteligencia hay resquebrajamientos, disparidad de criterios y funcionarios que filtran materiales, para mostrar a los venezolanos y al resto del mundo, los extremos de ilegalidad que rigen las conductas del poder que somete a Venezuela.

Del material periodístico elaborado por la revista Semana se desprenden una serie de graves hechos, que listaré y ordenaré a continuación.

Uno. La alianza entre el poder usurpador de Nicolás Maduro y las narcoguerrillas del ELN y disidencias de las FARC no se limita a lo retórico o a meras declaraciones circunstanciales. Los acuerdos tienen una serie de implicaciones territoriales, militares, institucionales y con respecto a la propiedad de tierras y minas, que exceden todas las denuncias y estimaciones que se han venido publicando en los últimos tres o cuatro años.

Dos. Entre las múltiples perversiones de la narcoalianza, es obligatorio llamar la atención sobre el más grave y peligroso de sus contenidos, que compromete a sectores de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. La institución que estaría llamada a desempeñar el más decisivo rol ante organizaciones que son enemigas de Venezuela y los venezolanos, enemigas del Estado de Derecho y de la convivencia, que tendría como su tarea primordial, establecida en la Constitución, la de expulsar, con todos los recursos a su disposición, a esas bandas criminales del territorio venezolano; no solo las acoge, sino que las protege, les suministra apoyo y recursos, y les entrega zonas en distintas regiones, para que operen y puedan eludir la acción de la justicia.

El reportaje cita una denuncia de la organización no gubernamental  Fundaredes, que habría alertado que estos grupos tienen bajo su control, armas y municiones provenientes del Ejército venezolano. Añade Semana que existe un memorando del día 9 de agosto, firmado por el almirante Remigio Ceballos, la máxima autoridad del Ceofanb, dirigido a generales y a prácticamente todas las unidades regionales –REDI, ZODI y ADI–, que “por orden del presidente Nicolás Maduro Moros deberán evitar entablar enfrentamiento con personal de los grupos rojos en las zonas de entrenamiento y abastecimiento desde 080106002019 hasta nueva orden. Brindar apoyo logístico y entrenamiento”.

Tres. Los documentos permiten concluir que la FABN conoce con absoluto detalle dónde están localizados los campamentos y guaridas donde se han instalado los delincuentes –entre 1.600 y 2.000 aproximadamente–, que estarían distribuidas en casi todos los estados de Venezuela. Una parte de estos delincuentes, entre 15% y 20%, serían venezolanos, lo que, es evidente, forma parte de una estrategia para convertir al ELN y las FARC en fuerzas multinacionales.

Cuatro. No solo desestabilizar a Colombia: entre los descabellados propósitos de esta siniestra malanga está el de acopiar información de carácter estratégico-militar, relativa a lugares claves –posibles blancos– en el territorio colombiano, que podrían ser atacados en el caso de una confrontación militar entre estas bandas de delincuentes y sus socios venezolanos, y la nación colombiana.

Los ejercicios militares que Maduro ordenó realizar en la frontera, tienen algo de exhibicionismo, tal como ha escrito Rocío San Miguel. La pregunta que surge de todo esto: ¿a quién pretenden impresionar o atemorizar con el pavoneo guerrerista? ¿A la estructura militar del Estado colombiano? ¿Al presidente Iván Duque? ¿Al almirante Craig S. Faller, jefe del Comando Sur de Estados Unidos? ¿No es más que un señuelo –costosísimo, de acuerdo con los expertos– para desatar los ánimos patrioteros y crear un ambiente de mutuas amenazas?

¿O se trata de un claro e inequívoco mensaje, dirigido a los venezolanos y al resto de los demócratas del mundo, que viene a decir que no dejarán el poder, que continuarán matando y destruyendo las vidas de las familias venezolanas, que el diálogo no es más que una treta para ganar tiempo y complacer al buenismo y a la corrección política, pero que en realidad,de lo que se trata es de que esa alianza, la de militares, narcos y delincuentes, no dejará el poder en Venezuela, y que para ello harán uso de las armas contra quien sea y cuando sea necesario?

¿Esas bandas de criminales que no acataron nunca los llamados al diálogo en Colombia –el ELN– y que rompieron los supuestos acuerdos de paz –las disidencias de las FARC–, ahora aliados con militares y mafias del poder venezolano, autorizarán el diálogo, permitirán que en Venezuela se realicen elecciones libres y en igualdad de condiciones? Mi respuesta: el exhibicionismo militarista y todo lo revelado por el informe de Semana, que se suma a las innumerables denuncias que tienen realizando periodistas y organizaciones no gubernamentales  de Venezuela y otros países, no dejan lugar a dudas: no quieren diálogo sino confrontación. Balas en vez de palabras.

Acto de la oposición venezolana en favor de Requesens, un año después de su detención por Ymarú Rojas – ABC – 8 de Agosto 2019

El parlamentario sigue en los siniestros calabozos del Sebin, acusado de complicidad en el supuesto atentado contra Maduro de agosto de 2018

re-k0MG--1240x698@abc.jpg

La oposición venezolana recordó ayer al diputado Juan Requesens, que hace un año fue detenido por funcionarios del Servicio de Inteligencia del régimen chavista y acusado de estar involucrado en el “magnicidio frustrado” contra Nicolás Maduro del 4 de agosto del año pasado. En un acto en Caracas, la dirigencia opositora se solidarizó con el joven parlamentario y reprochó al régimen “el secuestro” de Requesens.

El presidente interino, Juan Guaidó, expresó que la lucha para la liberación de Requesens, y de muchos presos políticos, se mantendrá. “Hoy le puedo decir a la familia de Juan Requesens que no lo hemos olvidado (…) Gracias por no rendirse”.

Requesens fue capturado en su residencia en Caracas por funcionarios del Sebin, tres días después de que un dron con explosivos sorprendiera a Maduro y los altos cargos del régimen en un desfile militar en la avenida Bolívar de Caracas. El 10 de agosto, el ministro Jorge Rodríguez publicó dos vídeos del parlamentario opositor: en el primero aparecía Requesens en una presunta confesión, mientras que en el segundo estaba en ropa interior manchada con excrementos.

Tras la difusión del material audiovisual, el abogado de Requesens, Joel García, precisó que el preso político fue obligado a colocarse ropa interior sucia para ser grabado y posteriormente difundir el vídeo. Desde hace 365 días, el diputado está encerrado en los calabozos del Helicoide, sede del Sebin, conocida por ser un lugar siniestro donde se aplican torturas.

El 14 de agosto de 2018, a Requesens le imputaron “instigación pública continuada, terrorismo, financiación del terrorismo, asociación para delinquir, homicidio calificado por motivo fútil en grado de frustración, homicidio calificado con alevosía en grado de frustración y posesión ilícita de armas y municiones”.

 

Esta es la nueva excusa de Maduro para arreciar la cacería contra diputados opositores por Zenaida Amador – ALnavío – 29 de Julio 2019

Juan Guaidó ha dicho que jugará en todos los escenarios para lograr el cese de la usurpación del poder por parte de Nicolás Maduro, lo que llevó al Parlamento venezolano a aprobar el regreso de Venezuela al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR). La medida se ha convertido en el nuevo pretexto del chavismo para reforzar su estrategia de persecución a los líderes opositores.
Maduro usa la excusa del TIAR para arreciar la persecución política / Foto: Presidencia
Maduro usa la excusa del TIAR para arreciar la persecución política / Foto: Presidencia

En la sesión celebrada a propósito de los primeros seis meses de Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, la Asamblea Nacional aprobó la reincorporación del país al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR). La decisión, ampliamente debatida y que generó diferencias entre los distintos partidos opositores, tuvo luz verde por unanimidad de los parlamentarios.

El TIAR, pacto de defensa mutua del que Venezuela se retiró en 2012, ha sido vendido en el debate interno como un paso al frente en la posibilidad de que pueda formarse una coalición militar para actuar en el caso de Venezuela. Aunque en términos generales podría ser así, todos los expertos en la materia apuntan a que en términos políticos una acción de esta naturaleza es cuesta arriba.

Maduro aseguró que Venezuela tiene “quien la ame y la defienda”. Por ello le ordenó a la Milicia prepararse para defender con las armas en las manos a Venezuela de cualquier agresión extranjera imperialista que se pretenda, en cualquier lugar del país, y estar lista para buscar al enemigo armado imperialista en cualquier lugar de América “si somos agredidos algún día”.

No obstante, el regreso al TIAR es otra más de las acciones de presión ejercidas por las fuerzas políticas de la oposición venezolana contra Nicolás Maduro en un nuevo intento por acelerar su salida del poder.

Por eso Guaidó ha tratado de manejar las expectativas sobre el tema. “El TIAR no es mágico, el TIAR no es un botón que apretamos y mañana se soluciona todo (…) Reincorporarnos plenamente al sistema interamericano, es atender la emergencia, es ponerle fin al sufrimiento. Y por eso hablé de todos los espacios de lucha donde estamos y estaremos, por cierto, porque no le tenemos miedo a ningún espacio, siempre y cuando aproxime soluciones y ponga fin y cese al sufrimiento de nuestra gente que ya por mucho ha pasado”, explicó al momento de la aprobación.

Esta acción de la oposición ya generó la reacción del chavismo. El Tribunal Supremo de Justicia de Maduro descalificó la decisión de la Asamblea Nacional y la consideró nula, pero más allá de esto señaló que “cualquier actuación que se realice con la finalidad de aplicar dicho tratado debe ser considerada un acto hostil a la soberanía nacional y una agresión al territorio, al pueblo venezolano, a la paz y al derecho internacional”.

Según Maduro, la decisión del tribunal “pone en su lugar” a la Asamblea Nacional que, según dijo, aprobó el TIAR “y que ese era el primer paso para llamar a una invasión (…) ¿Cómo se puede llamar eso? Traición a la patria, vendepatria que son”.

A los líderes opositores los llamó “minoría extremista de autoproclamados fascistas que hacen políticas enloquecidas” y adelantó que los servicios de inteligencia ya están preparados para apresarlos. “Ahí va la grúa de González López (refiriéndose a Gustavo González López, director del Servicio Bolivariano de Inteligencia -Sebin-) a buscar a los delincuentes que pretenden que Venezuela se invada. ¡Justicia!, ¡Justicia!”, señaló Maduro.

Con el chiste de la grúa Maduro rememoró la detención del vicepresidente de la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano, quien se parapetó en su camioneta al ser perseguido por los cuerpos de seguridad. Al final fue detenido, con todo y vehículo, y estuvo un par de semanas con paradero desconocido.

No hay que olvidar que desde 2015 a la fecha son casi 50 los parlamentarios que han sido perseguidos por el régimen de Maduro con diversas excusas. Debido a estas acciones hay dos diputados presos, incluyendo a Zambrano, y al menos 14 en el exilio.

Maduro aseguró que Venezuela tiene “quien la ame y la defienda”. Por ello le ordenó a la Milicia prepararse para defender con las armas en las manos a Venezuela de cualquier agresión extranjera imperialista que se pretenda, en cualquier lugar del país, y estar lista para buscar al enemigo armado imperialista en cualquier lugar de América “si somos agredidos algún día”.

“Por eso tenemos que llegar a cuatro millones de milicianos y cada miliciano respaldado por su familia”, afirmó en un acto militar en el Fuerte Tiuna de Caracas.Juan Guaidó ha dicho que jugará en todos los escenarios / Foto: @jguaido

Juan Guaidó ha dicho que jugará en todos los escenarios / Foto: @jguaido

El ministro de la defensa, Vladimir Padrino López, también se había referido a la decisión de la Asamblea Nacional para rechazarla y decir que muestra “las nefastas intenciones de una minoría política proimperialista, quienes demostrando su antipatriotismo, invocan el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca. ¡Qué decadencia!”.

De inmediato el ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol Torres, giró órdenes para fortalecer los puestos fronterizos. La medida busca “reforzar el control migratorio en todos los pasos fronterizos y aeropuertos tanto nacionales como de carácter privado”, lo que incluye revisar y retener de forma preventiva el pasaporte “a posibles ciudadanos que incumplan lo establecido en la sentencia” del TSJ sobre el regreso de Venezuela al TIAR.

Doscientos cubanos guardan a Maduro de sus rivales por David Alandete – ABC – 13 de Julio 2019

«Le dije al presidente que el Sebin era un centro de extorsión y de secuestro», afirma Cristopher Figuera, responsable de la liberación de Leopoldo López

El homicidio, en octubre de 2018, del concejal Fernando Albán, de quien Nicolás Maduro y su gobierno dijeron que se suicidó bajo custodia policial, marcó un punto de inflexión para numerosos altos mandos civiles y militares del régimen de Venezuela que en ese momento tomaron la decisión de colaborar en precipitar un cambio político en la cúpula de gobierno. Uno de ellos fue el general Manuel Cristopher Figuera, que hoy se encuentra en Estados Unidos colaborando con las autoridades y que ha revelado a ABC que hizo varias recomendaciones verbales y escritas a Maduro para que efectuara cambios urgentes y evitara una crisis como la que finalmente vive Venezuela, con millones de refugiados y una asfixia económica sin precedentes que ha provocado hambruna y muertes.

Precisamente Cristopher Figuera se hizo cargo del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) el 30 de octubre de 2018, tres semanas después de la muerte del concejal Albán, cuyo cuerpo fue lanzado desde la décima planta del edificio de Caracas donde tiene sus oficinas y prisiones esa agencia de espionaje. El abogado del concejal opositor, Joel García, informó a ABC de que las actas del expediente policial identificaron como motivo de la muerte de su cliente el homicidio. El régimen y la fiscalía siempre mantuvieron que este pidió ir al baño y se lanzó al vacío desde un décimo piso.

El general Cristopher Figuera dijo en una conversación mantenida con ABC en Miami el miércoles que a los días de tomar las riendas del Sebin llegó a la conclusión de que era «un centro de extorsión y secuestro» y así se lo dijo a Maduro. Apenas dos meses meses después el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, juró la constitución tras declarar a Maduro usurpador por fraude electoral. El general, que duró apenas seis meses al frente del Sebin, dice hoy que le hizo entrega a Maduro de un documento, que facilita a ABC, en el que hace cuatro recomendaciones para evitar el deterioro ulterior del país y posiblemente un baño de sangre.

Cristopher Figuera dice que le pidió a Maduro que desmantelara el poder legislativo paralelo creado a su medida; que eligiera una nueva junta electoral para convocar elecciones, y se emplearan esos pasos pata pedir una retirada de las sanciones. En el documento pide que:

«a) La Asamblea Nacional Constituyente, cese sus funciones, por cuanto no ha cubierto las expectativas para las que fue elegida.

b) Se hagan las gestiones para nombrar un nuevo Consejo Nacional Electoral.

c) Se planteen unas elecciones generales, sin que ello sea interpretado como una muestra de debilidad del Gobierno.

d) De manera firme y determinada se comience a exigir a la Comunidad Internacional, el levantamiento de las sanciones que le han impuesto a nuestro país».

Incidente revelador

ABC no ha podido comprobar de forma independiente que Maduro recibiera ese documento, pero Cristopher Figuera y quienes trabajan con él aseguran que el presidente venezolano le llamó derrotista y cobarde y desde ese momento perdió su confianza en él. Si el jefe máximo de la inteligencia, que había sido subdirector de la inteligencia militar durante cuatro años, hizo semejantes recomendaciones, el aislamiento de Maduro en su propio régimen es ya máximo.

Según Cristopher Figuera, el presidente está cada vez más solo, rodeado por un círculo estrecho de unos 200 altos mandos cubanos que le dan seguridad y le mantienen en el puesto, mientras crece la distancia con sus propios subalternos, como la vicepresidenta Delcy Rodríguez o el ministro de Defensa Vladímir Padrino. Por eso se fraguó el pronunciamiento programado para el 1 de mayo, en el que participaron, según Cristopher Figuera, el propio ministro Padrino y el presidente del Supremo venezolano, el juez Maikel Moreno. Fue este último, según mantienen el general y la inteligencia de EE.UU., quien abortó el relevo por sus ambiciones de presidir el país.

El general revela además varios incidentes que reflejan el aislamiento de Maduro, entre los que destaca un episodio que llevó a su ascenso a jefe del Sebin. «Hubo una situación irregular con unos escoltas que hacen su trabajo en el Sebin y que además cumplen funciones con el capitán Diosdado Cabello [jerarca del régimen y presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela]», recuerda Cristopher Figuera. «Ellos interceptaron el vehículo de Maduro y este se bajó y les ordenó que rindieran las armas y ellos se negaron. Él les dijo que si no le habían reconocido, que era el presidente. Los soldados le dijeron que sí sabían quién era, pero que no era su jefe. Al final no pasó nada pero así quedaron las cosas», añade el general.

Maduro depende cada vez más de Cuba

Según estas revelaciones, Maduro se encuentra cada vez más aislado y dependiente de los 15.000 cubanos que han sido enviados a Venezuela para labores que van desde la asistencia técnica al espionaje, incluida su guardia pretoriana y contactos directos de forma habitual con Raul Castro. El secretario general de la OEA, Luis Almagro, volvió a pedir el viernes que la comunidad internacional presione a Cuba para que desista de sus injerencias a favor del régimen en Venezuela. «No conozco ningún país en el mundo, mucho menos en este continente, en el que Cuba haya intervenido para restaurar la democracia. Nunca ocurrió y nunca ocurrirá», dijo Almagro.

Por su parte, EE.UU. está todavía convencido de que el cambio en Venezuela ocurrirá en los próximos meses, sobre todo por las presiones de las sanciones económicas contra el régimen. «No hay dictadura que dure para siempre», asegura Elliott Abrams, representante especial de la Casa Blanca para Venezuela. «Cada día que dura la dictadura de Maduro es un día más de represión, tortura y sufrimiento».

Es la institución Foro Penal, que sigue los abusos sistemáticos de los derechos humanos en Venezuela, la que informa de que en 2018 el régimen mató a 5.200 personas a las que se añaden más de 1.500 en los primeros cinco meses de este año.

 

A %d blogueros les gusta esto: