elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: SEBIN

Antonio Ledezma de nuevo en casa – La Patilla – 4 de Agosto 2017

000_R50Q5.jpgAgentes del Sebin regresaron a su casa al alcalde Antonio Ledezma la madrugada del viernes para que continue en arresto domiciliario, informó Mitzy Capriles en la cuenta Twitter de su esposo.

Ledezma fue sacado a empujones de su casa la madrugada del martes 1 de agosto por encapuchados del Sebin, revocando por sorpresa y sin motivo su medida humanitaria de casa por cárcel, y fue recluido nuevamente en Ramo Verde al igual que Leopoldo López. Hoy, también sorpresivamente fue regresado a su hogar. A primeras horas del día ningún familiar de López había informado de una posible excarcelación.

La justicia venezolana dio orden de detenerlos tras acusarlos a ambos de violar los términos de la reclusión en sus hogares al realizar proselitismo político, y hasta llegaron a decir que ambos tenían planeado fugarse.

“Informo al país que hace minutos sorpresivamente a Antonio lo trajo el SEBIN a nuestra residencia. Vuelve a la casa por cárcel”, escribió Mitzy Capriles en Twitter.

“Antonio dijo al entrar al apartamento que retorna con la angustia de que Leopoldo y más de 600 Presos Políticos siguen tras las rejas”, agregó.

Las detenciones generaron una nueva ola de condenas externas, que se sumó al rechazo de buena parte de la comunidad internacional a una cuestionada votación el domingo para elegir los miembros de una Asamblea Nacional Constituyente, un proceso donde no participó la oposición.

Ledezma, de 62 años, cumplía arresto domiciliario desde el 2015 por razones de salud. El abogado fue acusado a principios de ese año de conspirar contra el Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

El mandatario había advertido sobre detenciones a líderes opositores una vez que entrara en funciones la polémica asamblea constituyente, que reescribirá la carta magna y podrá abolir los poderes públicos.

La excarcelación de Ledezma se produce a pocas horas de la instalación el viernes del nuevo cuerpo de 545 miembros en el edificio que ocupa el Parlamento opositor, que legislará para pacificar el país, según prometió Maduro.

La oposición en Venezuela, entre tanto, convocó a marchar en la jornada contra lo que consideran es un fraude, para seguir presionando por una salida a la crisis política en el país petrolero, que vive una ola de protestas violentas que han dejado más de un centenar de fallecidos en los últimos 120 días.

Escribir la historia por Alberto Barrera Tyszka – ProDaVinci – 23 de julio 2017

 

unknown

“Cuando desperté nada podía hacer: seis revólveres me apuntaban a la cara. Abrí un ojo. Un vistazo soñoliento, brumoso, parcial. Podía ser una pesadilla. Fracciones de segundo para saber que estaba preso. Debía hacer algo. Seis revólveres.”

No es el testimonio de un estudiante detenido injustamente en algún prisión del interior del país. Pero podría serlo. Tampoco es un fragmento de una carta de un preso político, llevado sin trámite legal y de madrugada desde su casa hasta El Helicoide. Las comillas con las que comienzo este domingo no fueron escritas en este tiempo y, sin embargo, dolorosamente, de pronto vuelven a formar parte de nuestro presente. Esas tres líneas con un hombre inocente frente a seis revólveres están en la primera página de una novela escrita por José Vicente Abreu en 1964. “Se llamaba SN” es su título. Es un libro terrible y desolador, una denuncia sobre la brutal represión durante la dictadura de Marcos Pérez Jiménez. SN era nombre del terror, las siglas designaban a la Seguridad Nacional.

Hoy en día no hay un solo cuerpo de destrucción, un solo nombre. Hoy está el SEBIN pero también está la Guardia Nacional Bolivariana, la Policía Nacional Bolivariana, la milicia, los grupos paramilitares…Actúan sin temor, sin remordimiento, como si la violencia contra civiles que protestan fuera algo natural, como si la represión, la tortura y el asesinato formaran parte de una nueva normalidad.

Quienes invocaron el Caracazo para rebelarse en contra de los poderes establecidos, han terminado reproduciendo miles de Caracazos cada día. Han profesionalizado la ejecución institucional en contra de la población. Han hecho de la masacre no un evento esporádico sino un procedimiento legal; una rutina uniformada, con permiso para liquidar ciudadanos. El chavismo, en vez de combatir la represión, la ha sacralizado. La violencia militar en contra del pueblo es ahora un acto heroico. Atacar entre 7 u 8 a un estudiante, golpearlo con todo y donde sea, dispararle…merece un bono, una condecoración. Hay que entender que la represión que hemos visto y padecido durante todos estos largos días no es un acontecimiento aislado, no es una reacción repentina frente a la multitud indignada. Es un sistema. El mismo sistema que se aplica en las OLP o en la nómina de las empresas públicas. El mismo procedimiento que aprobó el CNE y que define las bases comiciales para la elección de la Constituyente. El Estado como arma de exclusión y aniquilamiento.

Pero hoy el discurso legitimador es mucho más potente, más delirante. Ahora el poder desarrolla y trata de imponer, con mucha más fuerza, su propia justificación. Las dictaduras militares que azotaron a Suramérica en el siglo XX trataron de excusar su violencia denunciando la amenaza comunista. El gobierno de Maduro invoca ahora la amenaza derechista. Pero actúa de la misma manera. El SEBIN y la Fuerza Armada funcionan con los mismos patrones de comportamiento que el crimen organizado. No tienen ningún control. Secuestran ciudadanos. Los desaparecen dentro de los túneles de las fortalezas oficiales. Se mueven al margen de la ley. Y acumulan muertos. Imponen una justicia propia, sin respetar a los tribunales civiles. Y llenan las cárceles de presos políticos…Y siguen repitiendo que todo lo hacen por la paz, por el futuro, por el progreso, por el amor al pueblo y a la patria. También así hablaba Pinochet. Eso mismo también dijo Videla.

El discurso oficial es otra versión de las mismas prácticas represivas del Estado. Es una bomba lacrimógena o una ráfaga de perdigones sobre el orgullo, sobre el derecho a protestar, sobre el ánimo, sobre el sentido común. Te disparan pero, además, te llaman asesino. Te golpean pero, encima, te acusan de golpista. Todo tiene que ver con la misma estructura. El discurso también forma parte del mismo sistema de producción de muerte. Existe para confundir, para desesperar, para generar sensación de impotencia, rabia, locura. Cada palabra y cada pausa, cada cita y cada omisión, tienen un espacio y una función en la maquinaria. No es azaroso el silencio selectivo que practica con demasiada frecuencia el Defensor del Pueblo, por ejemplo. Es otra versión de la violencia. Una forma de tratar de darle un nuevo orden al caos.

Cuando Nicolás Maduro dice que la Constituyente traerá la paz y el reencuentro de todos los venezolanos, lo único que hace es bailar nuevamente sobre los muertos. Cuando asegura que la Constituyente es un milagro, que relanzará la economía, que nos dará una nueva identidad, no está en el fondo diciendo nada. Solo trata de distraer. Habla para evitar decir. Y, mientras tanto, en alguna oscura celda, hoy como ayer, una mano tal vez raya unas líneas sobre un papel y escribe la verdadera historia del país: “Cuando desperté nada podía hacer. Seis revólveres me apuntaban a la cara”.

 

Escribir la historia por Alberto Barrera Tyszka – ProDaVinci – 23 de Julio 2017

leo-alvarez-e1500818830826.jpg

“Cuando desperté nada podía hacer: seis revólveres me apuntaban a la cara. Abrí un ojo. Un vistazo soñoliento, brumoso, parcial. Podía ser una pesadilla. Fracciones de segundo para saber que estaba preso. Debía hacer algo. Seis revólveres.”

No es el testimonio de un estudiante detenido injustamente en algún prisión del interior del país. Pero podría serlo. Tampoco es un fragmento de una carta de un preso político, llevado sin trámite legal y de madrugada desde su casa hasta El Helicoide. Las comillas con las que comienzo este domingo no fueron escritas en este tiempo y, sin embargo, dolorosamente, de pronto vuelven a formar parte de nuestro presente. Esas tres líneas con un hombre inocente frente a seis revólveres están en la primera página de una novela escrita por José Vicente Abreu en 1964. “Se llamaba SN” es su título. Es un libro terrible y desolador, una denuncia sobre la brutal represión durante la dictadura de Marcos Pérez Jiménez. SN era nombre del terror, las siglas designaban a la Seguridad Nacional.

Hoy en día no hay un solo cuerpo de destrucción, un solo nombre. Hoy está el SEBIN pero también está la Guardia Nacional Bolivariana, la Policía Nacional Bolivariana, la milicia, los grupos paramilitares…Actúan sin temor, sin remordimiento, como si la violencia contra civiles que protestan fuera algo natural, como si la represión, la tortura y el asesinato formaran parte de una nueva normalidad.

Quienes invocaron el Caracazo para rebelarse en contra de los poderes establecidos, han terminado reproduciendo miles de Caracazos cada día. Han profesionalizado la ejecución institucional en contra de la población. Han hecho de la masacre no un evento esporádico sino un procedimiento legal; una rutina uniformada, con permiso para liquidar ciudadanos. El chavismo, en vez de combatir la represión, la ha sacralizado. La violencia militar en contra del pueblo es ahora un acto heroico. Atacar entre 7 u 8 a un estudiante, golpearlo con todo y donde sea, dispararle…merece un bono, una condecoración. Hay que entender que la represión que hemos visto y padecido durante todos estos largos días no es un acontecimiento aislado, no es una reacción repentina frente a la multitud indignada. Es un sistema. El mismo sistema que se aplica en las OLP o en la nómina de las empresas públicas. El mismo procedimiento que aprobó el CNE y que define las bases comiciales para la elección de la Constituyente. El Estado como arma de exclusión y aniquilamiento.

Pero hoy el discurso legitimador es mucho más potente, más delirante. Ahora el poder desarrolla y trata de imponer, con mucha más fuerza, su propia justificación. Las dictaduras militares que azotaron a Suramérica en el siglo XX trataron de excusar su violencia denunciando la amenaza comunista. El gobierno de Maduro invoca ahora la amenaza derechista. Pero actúa de la misma manera. El SEBIN y la Fuerza Armada funcionan con los mismos patrones de comportamiento que el crimen organizado. No tienen ningún control. Secuestran ciudadanos. Los desaparecen dentro de los túneles de las fortalezas oficiales. Se mueven al margen de la ley. Y acumulan muertos. Imponen una justicia propia, sin respetar a los tribunales civiles. Y llenan las cárceles de presos políticos…Y siguen repitiendo que todo lo hacen por la paz, por el futuro, por el progreso, por el amor al pueblo y a la patria. También así hablaba Pinochet. Eso mismo también dijo Videla.

El discurso oficial es otra versión de las mismas prácticas represivas del Estado. Es una bomba lacrimógena o una ráfaga de perdigones sobre el orgullo, sobre el derecho a protestar, sobre el ánimo, sobre el sentido común. Te disparan pero, además, te llaman asesino. Te golpean pero, encima, te acusan de golpista. Todo tiene que ver con la misma estructura. El discurso también forma parte del mismo sistema de producción de muerte. Existe para confundir, para desesperar, para generar sensación de impotencia, rabia, locura. Cada palabra y cada pausa, cada cita y cada omisión, tienen un espacio y una función en la maquinaria. No es azaroso el silencio selectivo que practica con demasiada frecuencia el Defensor del Pueblo, por ejemplo. Es otra versión de la violencia. Una forma de tratar de darle un nuevo orden al caos.

Cuando Nicolás Maduro dice que la Constituyente traerá la paz y el reencuentro de todos los venezolanos, lo único que hace es bailar nuevamente sobre los muertos. Cuando asegura que la Constituyente es un milagro, que relanzará la economía, que nos dará una nueva identidad, no está en el fondo diciendo nada. Solo trata de distraer. Habla para evitar decir. Y, mientras tanto, en alguna oscura celda, hoy como ayer, una mano tal vez raya unas líneas sobre un papel y escribe la verdadera historia del país: “Cuando desperté nada podía hacer. Seis revólveres me apuntaban a la cara”.

 

Maduro anuncia que detendrá “uno a uno” a los 33 magistrados de la oposición por Ewald Scharfenberg – El País – 24 de Julio 2017

El primero ha sido el catedrático Ángel Zerpa, arrestado en Caracas por la policía política del presidente

El Gobierno venezolano inició durante el fin de semana una nueva ofensiva contra la oposición, que el pasado viernes designó un Tribunal Supremo paralelo para desafiar al régimen de Nicolás Maduro. La primera víctima de esta reacción del chavismo fue el catedrático Ángel Zerpa Aponte, uno de los 33 magistrados nombrados por el Parlamento. Poco después, el presidente venezolano confirmó sus intenciones y aseguró que apresará “uno por uno” a todos los juristas nombrados por la oposición y se les congelarán sus bienes y sus cuentas bancarias. Líderes opositores como Henrique Capriles denunciaron una operación contra toda la nueva Corte Suprema. Los partidos de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) anunciaron para el miércoles una huelga general de 48 horas contra el proceso constituyente impulsado por Maduro.

El jurista Ángel Zerpa fue detenido el sábado por la tarde en Caracas por agentes de la policía política de Maduro. La Fiscalía General de la República confirmó el arresto pocas horas más tarde. Funcionarios del ministerio público acudieron a la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) para comprobar el estado del detenido, pero no les fue permitido el acceso.

Zerpa, profesor de Derecho de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab), ambas en Caracas, es uno de los 33 juristas que el Parlamento venezolano —controlado por una mayoría opositora desde enero de 2016, y declarado “en desacato” por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) oficialista el pasado octubre— designó el viernes como integrantes de un nuevo Supremo “paralelo” o “en la sombra”. La medida desafiaba al aparato estatal controlado por el chavismo, que incluye poderes como el judicial y el electoral, a los que el Gobierno ha activado a discreción para intimidar o someter a sus adversarios.

El arresto de Zerpa parecía confirmar la advertencia lanzada el mismo viernes por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo oficial, que advirtió que la toma de posesión de nuevos magistrados era “extemporánea” e irritante. También avisó a los juristas de que podían estar incurriendo en varios delitos, entre otros, el de usurpación de funciones.

Algunos de los recién nombrados magistrados, desde la clandestinidad, expresaron el sábado a periodistas que recogieron sus declaraciones el temor a ser el blanco de arrestos. Por su parte, el líder opositor y dos veces candidato presidencial Henrique Capriles Radonski, gobernador del Estado de Miranda, aseguraba que se trataba del inicio de una redada: “¡Se ordenó al Sebin buscar y detener a los recién nombrados magistrados del TSJ! ¡Y a los detenidos ponerlos a la orden de la Fiscalía Militar!”.

Los partidos de la opositora Mesa de Unidad Democrática emitieron un comunicado de rechazo a la detención. “Esta actuación del Sebin, avalada por anticipado y a ciegas por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, es una continuación del golpe de Estado contra la Asamblea Nacional y la Constitución que han perpetrado Nicolás Maduro y los órganos que le están servilmente subordinados”, denunció la oposición.

A lo largo de la jornada de ayer no se informó de nuevos encarcelamientos de magistrados, pero Maduro confirmó durante su programa semanal de la televisión pública las intenciones del régimen. “Esta gente que nombraron [por los jueces del tribunal paralelo], usurpadores que andan por ahí. Todos van a ir presos, uno por uno, uno detrás de otros. Todos van a ir presos y a todos les van a congelar los bienes, las cuentas y todo, y nadie los va a defender”, afirmó el presidente que también está listo para dialogar con la oposición y “llegar a un acuerdo de paz, de convivencia nacional y a un ciclo de diálogo y conversaciones en función de los intereses de Venezuela, única y exclusivamente”.

Mientras las alertas por la posibilidad de nuevas detenciones de jueces se agudizan, la oposición también teme que otro objetivo de los cuerpos de seguridad sea la fiscalía, otro poder rebelde en los últimos meses. El abogado detenido es profesor de la Escuela Nacional de Fiscales, y ha representado a la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, durante el proceso que el Tribunal Supremo inició en su contra a finales de mayo por supuestas irregularidades en el desempeño de su cargo.

La fiscal rebelde

En marzo pasado, Ortega Díaz declaró inconstitucional una decisión del Supremo que disolvía en la práctica el Parlamento y otorgaba a Maduro poderes legislativos. Y luego, durante las protestas que esa decisión originó, la fiscal atribuyó a los cuerpos militares y policiales violaciones sistemáticas de los derechos humanos en las manifestaciones, lo que la puso en el punto de mira del Gobierno.

Horas después del ingreso en prisión de Zerpa, el presidente Maduro se refirió al caso de la fiscal durante un programa especial de la principal cadena de televisión del Estado. “Algunos traicionan ahora por cobardía, porque sienten que la revolución se acabó y saltan del barco”, dijo al hacer alusión a Ortega Díaz, a quien acusó de estar fuera de control. “Desde hace tiempo teníamos conocimiento del perfil del ego descontrolado de la fiscal”, añadió.

La ofensiva del Gobierno contra el alto tribunal paralelo anticipa las tensiones que vivirá Venezuela esta semana. El régimen se apresta a celebrar el próximo domingo unas elecciones para escoger a los diputados a la Asamblea Nacional Constituyente. La oposición, que ha llamado a una Hora Ceropara impedir que se elija a la asamblea y poner en jaque al régimen con una huelga general de 48 horas el miércoles y una marcha sobre Caracas desde distintos puntos del país el viernes, a dos días de la votación.

 

OEA revela patrón en torturas a los detenidos por protestas y manifestaciones por Laura Weffer Cifuentes – Efecto Cocuyo – 20 de Julio 2017

WhatsApp-Image-2017-07-20-at-7.22.10-PM-1.jpeg
El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro presentó su tercer informe sobre la situación de Venezuela. En el documento -de 60 páginas-dedica un capítulo entero al uso de torturas por parte de los funcionarios policiales y militares del Estado.

En una recopilación que hacen de casos, entre el 1 de abril al 12 de junio de 2017, se documentan denuncias a personas detenidas durante las manifestaciones o incluso a algunos transeúntes que solo caminaban por las adyacencias. Luego de cuantificar los sucesos y cotejar las denuncias determinaron que se cumple un patrón -o varios- en la aplicación de las mismas. Según el informe:

-El 100 por ciento de las víctimas describieron la violencia y fuerza ejercida por los funcionarios mientras los torturaban. “La intencionalidad no era solo cumplir una orden, sino hacer el máximo daño corporal posible, para castigarlos por estar manifestando e incluso como venganza”.

-Se detectó el uso de gases tóxicos o polvo extraído de las bombas lacrimógenas, para aplicarlos directamente en el rostro de la víctima. Las denuncias apuntan a que les tapaban la cara con bolsas plásticas para que el efecto fuera más contundente, o encerrándolos en lugares muy pequeños (tanquetas o cuartos que no pasan de más de 2 metros x 2 metros y en grupos) hasta provocarles desmayos y graves consecuencias en las vías respiratorias. Diez víctimas denunciaron que los funcionarios les abrían los ojos a propósito, para meterles el polvo tóxico. Por lo menos 15 víctimas denunciaron que los funcionarios les colocaron los polvos tóxicos en la nariz, para obligarlos a abrir la boca para poder respirar, y así obligarlos a comer excremento humano. Seis jóvenes denunciaron que les lanzaron bombas lacrimógenas dentro de la tanqueta donde los tenían detenidos y les cerraron la puerta, provocándoles asfixia y desmayos.

-Otra sistematización grave y preocupante es la tortura sexual de desnudamiento, amenazas de violación, actos lascivos o violación en aproximadamente el 80 por ciento de los nuevos casos presentados. “Estos hechos demuestran el sadismo de algunos oficiales en sus tratos a los detenidos. Por lo menos 34 personas fueron objeto de actos lascivos directos, 10 denunciaron que fueron obligadas a practicarse actos lascivos entre ellas. Uno fue objeto de intento de violación con un tubo por el ano, y otro fue violentamente violado con un tubo, presentando graves consecuencias”.

-Entre el 15 de junio y el 3 de julio se han recibido tres denuncias más de violación e intento de violación de manifestantes detenidos por parte de funcionarios de la GNB, dos jóvenes del sexo femenino y uno masculino. “El joven fue violado con un arma de fuego, luego de ser atado a un poste de electricidad en la calle, y haber recibido una paliza”.

-Por lo menos ocho víctimas han denunciado que los ponen a comer gusanos y que sumergen sus ropas en tobos con excrementos humanos para obligarlos a usarla luego.

-El incremento de los golpes con las culatas de las armas, cascos y objetos contundentes en el cráneo de las víctimas – algunas de ellas tuvieron heridas graves que ameritaron sutura – los golpes y puntapiés propinados en el rostro, costillas y zona lumbar, ha sido sistemático en el 100% de los casos presentados. Dos víctimas denunciaron que fueron golpeados con tablas con clavos en la espalda.

-Las descargas eléctricas en las partes íntimas, cabeza y codos, el arrodillamiento o hacer acostar a las víctimas para someterlas más fácilmente, esposarlas de manos y pies, taparles la cabeza, o colgarlos por los brazos permitiendo que toquen el piso solo con las puntas de los pies por horas, también ha sido sistemático, según el informe.

-Dos de los detenidos fueron “arrollados” con las motos policiales, de acuerdo con el el documento. Los funcionarios les pasaron las motos por encima, mientras los tenían acostados en el piso.

– Denuncian que una víctima fue arrastrada por encima de excrementos, salvajemente golpeada y luego le introdujeron orine sacado de los baños de los detenidos en sus partes íntimas, permaneciendo en estas condiciones de contaminación por casi 24 horas, provocándole una grave infección.

-Los disparos de balas de perdigón a quemarropa, a manifestantes que ya han sido detenidos o retenidos por las fuerzas públicas, es otra de las sistematizaciones de tortura. Según el documento son centenares de víctimas que están quedando lisiadas de alguna manera, con pérdida por ejemplo de un ojo, o heridas gravísimas en su rostro, o pérdida de algún órgano vital o en la movilidad.

El informe señala al SEBIN como el principal responsable de estos actos. “En los calabozos que operan permanecen o estuvieron personas detenidas sin orden judicial y están otras que siguen allí a pesar de que los tribunales hace mucho tiempo ordenaron sus liberaciones; están personas en condiciones infrahumanas, que se ven obligadas a dormir al lado de sus propios excrementos y los de sus compañeros de celda”. Los calabozos en la sede el Helicoide del SEBIN tienen una capacidad para 80 reclusos, pero actualmente alberga a 340 presos, de los cuales el 80% son presos políticos.

 

Comunicado Asamblea Nacional ante la detención de magistrado del TSJ – 22 de Julio 2017

Ahi viene el coco! por Eduardo Colmenares Finol – Junio 2017

Siempre se afirma, que en la política como en todo proceso social, termina imponiéndose la racionalidad. Se pudiera aseverar de igual forma, a la viceversa, que cuando en política se actúa en forma irracional se termina generando una crisis de consecuencias impredecibles. Cuando uno analiza lo que está ocurriendo en nuestro país en los últimos tiempos, concluye que este desastre, inducido por delincuentes desde un proyecto político descabellado, resulta tan irracional en su ejecutoria, especialmente desde que Maduro asumió la presidencia (Chávez tenía dinero y pueblo), que sencillamente es inviable y pronto debe llegar a su fin, por cuanto es rechazada por casi el 90% de la población. Aun así, convoca a una asamblea nacional constituyente “comunal”, autoproclamándose como el poder originario, por cuanto él sabe que no cuenta ni con pueblo ni con votos, cuando el 85% de la gente la objeta. El mensaje del régimen es claro: ganar tiempo y crear desesperanza en la resistencia de los venezolanos que desde hace dos meses mantienen al gobierno en jaque, anunciando: ¡ahí viene el coco de la cubanización definitiva del país, con Diosdado a la cabeza!, infiltrando un mensaje subliminal… esto representa el “triunfo definitivo del comunismo sobre la derecha burguesa”. Es verdad, piensan algunos…ellos siempre hacen lo que se proponen, sin importar lo que intentemos desde la oposición y por tanto abandonamos la lucha y salimos del país.

Empecemos por establecer quienes son las fuerzas del mal que tienen el control sobre el poder político contra el cual luchamos. Maduro es un comisario del Partido Comunista Cubano, nacido en Colombia y formado en Cuba, por tanto, Venezuela nunca ha sido su patria. Sus órdenes desde Cuba son continuar la obra iniciada por Chávez de conquistar, a cualquier precio, al país para el comunismo cubano, a sabiendas que el pueblo rechaza tal propuesta en una proporción del 87% y hoy solo cuenta con el apoyo de unas FANB prostituidas en el negocio del narcotráfico, encargadas de la administración de empresas estatales creadas con el fin de permitirles hacer negocios lucrativos en un sin número de actos de corrupción y en otorgarle todo tipo de ventajas en dádivas exclusivas. Y para más perversión entrenaron y prepararon a los cuerpos más repudiados y odiados por el pueblo para hacer el trabajo sucio, como son la GNB, PNB, SEBIN y los paramilitares tomados de la delincuencia común, como son los colectivos. Esas FANB son los que permiten todos las actos abusivos y anticonstitucionales de cuerpos como el tsj y el cne, en visible falta a su juramento como oficiales. En el fondo la guerra planteada es, por un lado, la SOCIEDAD CIVIL democrática, todos los días más fortalecida, contra la patota de la sociedad (o suciedad) militar cada día más debilitada. Pero, ¡OJO! ¡Como están desesperados con las conquistas logradas por resistencia pacífica de la SC en esta dura lucha! Ellos no cuentan ya con el sólido respaldo internacional de otros tiempos, ni cuentan con líderes, ni con reservas monetarias y han perdido el apoyo de sus antes leales servidores, entre ellos, algunos muy importantes como la Fiscal, dos diputados, varios magistrados y cada día se suman más oficiales de las FANB.

El respaldo internacional ha venido mermado por las constantes violaciones a los DD. HH y al orden constitucional, difundidos al mundo como consecuencias de las protestas del bravo pueblo venezolano. El dinero, despilfarrado por la ineptitud y carencias de moral y de conocimientos de los funcionarios del régimen, que lograron, entre sus hazañas más connotadas, llevar a la quiebra a la empresa petrolera con mayores reservas de crudo del planeta y alejar cualquier posibilidad de recuperar su producción y de aportar divisas al fisco, aun si los precios del crudo superaran los 100 US$ el barril, En otras palabras, no importa lo que intenten a esta altura del tiempo, NO hay forma de recuperar al país de la grave crisis que padecemos mientras ellos continúen en el poder.

Si de líderes hablamos, el PSUV lo conduce los personajes más rechazados y odiados de la historia política de Venezuela, Maduro, Cabello, Rodríguez, El Aissami y el refuerzo de última hora, el inefable Isaías Rodríguez, (todos cartuchos quemados, con edad promedio por encima de los cincuenta) sin ningún poder de convocatoria y ya sin bolsas CLAP que ofrecer, sino solo le quedan las armas y las amenazas directas de quitarles los pocos y disminuidos beneficios de misiones, hoy casi inexistentes. Entre los aspectos más positivos de esta guerra en la calle es que hemos descubierto, para satisfacción de los venezolanos, un tesoro raro en el mundo de hoy, como son líderes y jóvenes guerreros en todos los rincones del país que NO están dispuestos a dejarse quitar el país, que nos pertenece por derecho y por razón. Ahí han quedado héroes inmortales como Pernalete, Lander, Tinoco. Cañizares, etc. Más de 100 jóvenes asesinados desde el 2014 por los esbirros del régimen, pero hoy se encuentran en pie de guerra en la calle cientos de miles de héroes anónimos, dispuestos a morir por nuestro país y contra esa triste y macabra realidad, de defender la libertad exponiendo la vida, no hay nadie quien pueda. Y si a esta lista le sumamos líderes veteranos como Ramos Allup, Ledezma y Borges junto a jóvenes como Leopoldo, Capriles, María Corina y más juventud en Pizarro, Ceballos, Guevara, Requesens, Olivares, Mejías, Arellano, Smolansky, Paparoni, Goicoechea, González y pare Ud. de contar (formados, carismáticos y valientes, cuya edad promedio no supera los 30 años) no es entonces temerario concluir que nuestro liderazgo actual, unidos y coordinados en un solo propósito de derrotar a Maduro y sus generalotes, tendrá éxito si la sociedad civil sigue actuando en forma monolítica hasta que sea necesario, incorporando cada día nuevos autores del oeste de Caracas y de otras zonas del país, hoy defraudados por el fiasco revolucionario.

Frente a este escenario Maduro lanza la convocatoria a la “prostituyente” como último recurso político, para que desde un tsf y un cne bajo su control, ejecute con una premura inusitada, este burdo fraude inconstitucional para aglutinar sus pocos seguidores y a la vez crear desesperanza en la oposición. En mi modesta opinión este recurso debe resultar un bumerán para su causa y si llegara a darse, resultaría en un “parto anal” en que poca gente creería y respetaría y seguramente va a precipitar una salida de la dictadura, como fue el caso de Pinochet, de Pérez Jiménez y de Fujimori.

Es solo cuestión de tiempo, pero Maduro no podrá sobrevivir con las finanzas públicas en el suelo, con solo el apoyo del 15% de la población, con unas FANB que no parecieran en este momento ser tan incondicionales y un cne – tsj tan precario, frente a una oposición fortalecida por el chavismo disidente, ahora con el Ministerio Publico de su lado, una AN con los 2/3 de sus miembros, el apoyo internacional, el de la Iglesia y del 85% de la gente. ¡Es lo racional! ¿O todo este show es para mejorar su posición ante una salida negociada?

 

En memoria de nuestros GUERREROS de cartón por Tamara Sujú Roa – Blog Alfredo Coronil Hartman – 20 de Junio 2017

thumbnailtamarasujuBuenos días. Hoy tengo un sabor amargo, ese con el que seguro se levantará mi gente en Venezuela. Los ciudadanos vejados, asesinados, heridos, torturados, encarcelados y perseguidos por la Dictadura de Nicolás Maduro y los matones de los Organismos de Seguridad que encabezan la GNB, la PNB, el SEBIN y otros.
El sabor amargo de la muerte de Fabián Urbina, de tan sólo 17 años…el guerrero del escudo de cartón u hojalata que ayer hacia correr en huida a un pelotón de guardias, que al verse sorprendidos por esos muchachos valientes, con zapatos de goma y shores corroídos y sus ya famosas máscaras antigás de fabricación casera, le tiraban piedras a quienes desde el otro lado, dispararon con armas de fuego de forma criminal, hiriendo por lo menos a tres de nuestros guerreros de cartón y matando a Fabián.

Mientras todo esto pasaba, en México, los cancilleres deshojaban la Margarita, para aprobar una propuesta que al final de la discusión término en 20 votos a favor, 5 en contra y 8 abstenciones. Es decir, en nada, porque no hubo la mayoría necesaria.
Los venezolanos agradecemos esos 20 votos, pero no es suficiente ante el horror que estamos viviendo. ¿Que le pasa al resto del continente? Que más necesita Bolivia , Nicaragua, República Dominicana o Ecuador para entender lo que la Dictadura de Maduro le hace a su gente? Mujeres y hombres violados y torturados en las mazmorras, niños asesinados que sólo pedían un mejor país, miles de encarcelados, tres centenas de presos políticos, y estos países todavía actúan como las focas del circo aplaudiendo o callando ante el Tirano?

Los invito a ver el VIDEO EN ADJUNTO. Tomense 2 minutos de su tiempo, y vean a esos muchachos ayer, a aquellos que por su juventud e ingenuidad se creían inmortales, hasta que una 9 mm le quitó a un ángel…..

Un manifestante asesinado y varios heridos de bala en el Distribuidor Altamira
https://www.lapatilla.com/site /2017/06/19/extraoficial-repor tan-al-menos-6-heridos-de- balan-en-el-distribuidor-altam ira/

Registramos cuando GNB le disparó a manifestantes en Altamira
http://www.el-nacional.com/not icias/protestas/exclusivo-regi stramos-cuando-gnb-disparo- manifestantes-altamira_188563

El Pogromo de Los Verdes por Ramón Peña – La Patilla – 18 de Junio 2017

“Mi señor, la vida podéis quitarme, pero más no podéis.”

Santo Domingo de Silos a un rey castellano

El asalto vandálico, cruel y devastador de la Guardia Nacional, la Policía Nacional y el Sebin contra la residencia Los Verdes en El Paraíso, es uno de los hechos más significativos en la larga cadena de agresiones, asesinatos y vandalismos de las fuerzas oficialistas. No conocemos de un acto comparable en anteriores dictaduras criollas, en el cual se haya atacado a una comunidad entera en su sitio de residencia. Mucho menos, con tal sevicia, ferocidad y escarnecimiento, con el objetivo de causar tanto daño como fuera posible: disparando armas de fuego indiscriminadamente, violentando puertas, rompiendo automóviles, destrozando enseres, secuestrando a jóvenes, robando y hasta asesinando a inocentes mascotas. Algo que rebasa el territorio de lo político y se hunde en el barrial del terrorismo, cual acto irracional movido por lo étnico, lo fanático, lo religioso o lo esotérico.

Este evento es evocador de los Pogromos, vocablo ruso con el que se conocían los ataques contra comunidades judías, primero, en la Rusia zarista del SXIX y más tarde en tiempos del holocausto nazi. Su objetivo era el mismo: además de causar daño en vidas y efectos materiales, sembrar terror y provocar la diáspora.

Dos motivaciones se atisban en el cerebro de quienes ordenaron a sus mesnadas esta agresión miserable: primero, la cólera de los mandones del régimen por tener ante sí a un pueblo que no les teme, cuyos muertos se reproducen en nuevos combatientes, y segundo, el sentirse traicionados por el Oeste de la ciudad, con el cual, el profeta charlatán y sus secuaces, contaban para enfrentarlo a los “burgueses” del Este, pero que hoy los desafían con la misma rabia del 85% de todos los venezolanos.

Sebin no acata órdenes de tribunales y cobra $ 10 mil para liberar a detenidos – RunRunes – 4 de Enero 2017

Funcionarios del Poder Judicial denuncian que desde el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) está operando una red de extorsión en dólares a detenidos que tienen boletas de excarcelación emitidas por los tribunales, e incluso por la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia. El caso más reciente es el de un ciudadano de nacionalidad iraní-canadiense cuya libertad fue ordenada hace 3 semanas (antes de la Navidad) por un tribunal penal y permanece detenido todavía en enero de 2017.

El 20 de diciembre de 2016 el Juzgado Tercero de Primera Instancia en Funciones de Control de Caracas emitió una boleta de excarcelación con el número 013-2016 en la que se ordena “al ciudadano jefe del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) poner en libertad al ciudadano Niroumand Iraj, titular de la cédula de identidad E- 84.397.275… toda vez que este Juzgado… acordó Medida Cautelar Sustitutiva de Libertad…”.

Sin embargo, la medida no fue acatada por los funcionarios del Sebin que le exigen al detenido el pago de 10 mil dólares para dejarlo salir de los calabozos de la policía política. “Primero estaban cobrando 3 mil dólares, pero como se acercaba la Navidad subieron la ‘tarifa’ a 10 mil dólares”, explicó una fuente ligada al Poder Judicial.

Este tipo de extorsiones es una práctica novedosa que se estaría generalizando entre los funcionarios de distintas jerarquías del Sebin. “Ahora es una extorsión en dólares que varía según el nivel económico del detenido y piden cantidades de dinero exorbitantes para ejecutar la orden de excarcelación de un tribunal, que es sagrado”, dijo el denunciante, que pidió no revelar su identidad por seguridad.

Sin embargo, desde hace varios meses jueces y abogados vienen denunciando que el Sebin desacata las órdenes de excarcelación de los tribunales y no ejecuta las medidas de libertad otorgadas a presos políticos. “Está el caso de Yon Goicochea, por ejemplo, que tiene una orden de ser liberado emitida por un tribunal el 5 de diciembre de 2016 y el Sebin de ha negado a ejecutarla. Pensábamos que se trataba de medidas de presión contra los presos políticos, pero ahora vemos que también lo están haciendo con los presos comunes. Nunca había visto lo que está pasando, los jueces dan órdenes de excarcelación pero es el director del Sebin quien decide quien sale y quien no”, denunció la fuente.

“Un policía no tiene la facultad de negar o aceptar nada, solo debe cumplir la orden de un tribunal. Es un funcionario ejecutor. Han negado libertades ordenadas por la misma Sala Penal”, denunció la fuente.

Una situación similar enfrentan 14 funcionarios de Polichacao, cuya libertad fue ordenada por un tribunal hace 4 meses.

La situación ha sido calificada como “una aberración violatoria de toda norma jurídica”, pues la policía política, que es dirigida por el general Gustavo González López, ya no obedece ni las órdenes o decisiones del TSJ.

A %d blogueros les gusta esto: