elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Sanciones

La UE acuerda sancionar al ‘número dos’ del régimen de Venezuela y al presidente del Supremo por Lucía Abellán y Claudi Pérez – El País – 19 de Enero 2018

Tras adoptar los embargos sobre las armas, Europa pasa a las sanciones individuales
1516280710_748377_1516289457_noticia_fotograma.jpg
La Unión Europea eleva la presión sobre Venezuela. Tras el embargo de armas aprobado en noviembre, Bruselas ha reforzado este jueves las sanciones a Caracas con la inclusión de nombres de primer nivel como el número dos del partido de Nicolás Maduro, Diosdado Cabello, el presidente del Tribunal Supremo, Maikel Moreno, y los principales responsables de las durezas de seguridad venezolanas, según confirman fuentes de la Comisión Europea. La inclusión en esa lista implica la prohibición de entrada en la UE y la congelación de activos.

El deterioro de la situación en el país caribeño explica esa vuelta de tuerca a las medidas sancionadoras europeas, que se equiparan así a las de Canadá y Estados Unidos y que entrarán en vigor cuando se publiquen en el diario de la UE. En la lista de sancionados figuran el ministro del Interior y Justicia, Néstor Reverol, el jefe del servicio de inteligencia, Gustavo Gonzalez, y el excomandante de la Guardia Nacionsl Bolivariana, Antonio Benavides. Además, Bruselas pone también en ese listado a Tibisay Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), y Tarek William Saab, que sustituyó como fiscal general a Luisa Ortega tras su huida del país.

Los representantes de los 28 Estados miembros han decidido tomar estas medidas ante el agravamiento de la situación en Venezuela, donde el diálogo entre el Gobierno y oposición no da ningún resultado. La UE ha querido hacer un enfoque gradual en lo relativo a las sanciones a Venezuela, con una primera decisión en noviembre para sancionar directamente a personas responsables de los abusos del régimen (pero sin nombres concretos en ese momento) y con un veto a la exportación de armas y material potencialmente empleable para la represión de los ciudadanos.

La decisión, que aprobarán el próximo lunes los ministros de Exteriores de la UE durante la reunión que celebrarán en Bruselas, vendrá acompañada de una apostilla, añadida por Grecia. Este país, desde el principio el más reacio a fijar sanciones a Venezuela por las dudas de que esa medida contribuya a suavizar la crisis, ha querido referirse al caso particular de Tibisay Lucena, enferma de cáncer. El Gobierno griego quiere garantizar que si la presidenta del Consejo Nacional Electoral quisiera trasladarse a Europa a tratarse, se podría hacer una excepción.

Aunque Bruselas se había mostrado mucho más prudente que Washington en la adopción de sanciones al régimen venezolano, las elecciones a la Asamblea Constituyente celebradas en verano, que despojaron a la Asamblea Nacional de su poder representativo y crearon otra cámara afín al Gobierno de Maduro, desataron las alarmas. El castigo diplomático tiene una duración anual y la UE siempre resalta que está dispuesta a levantarlo si la situación se reconduce. De momento los acontecimientos llevan a intensificar las medidas.

Es la primera vez que activan sanciones individuales. Los ministros de Exteriores de los 28 miembros del club comunitario, preocupados por el “deterioro” de la democracia y los derechos humanos en el país americano, ya aprobaron en noviembre pasado una serie de medidas sancionadoras, entre ellas un embargo de armas y de material que podría usarse para la “represión interna”, aunque es la primera vez que activa esas sanciones individuales. En ese momento decidieron entonces no imponer sanciones individuales contra “responsables de graves violaciones de derechos humanos” y aquellos cuyas acciones “atenten de alguna manera contra la democracia o el Estado de derecho en Venezuela”, a la espera del desarrollo de los acontecimientos.

 

La UE acuerda sancionar al ‘número dos’ del régimen de Venezuela y al presidente del Supremo – El País – 18 de Enero 2018

Unknown-2Tras adoptar los embargos sobre las armas, Europa pasa a las sanciones individuales

El ministro del Interior venezolano, el presidente del Tribunal Supremo y el número dos del gobernante PSUV, Diosdado Cabello, figuran en la lista de altos cargos a los que la UE impondrá sanciones por la situación en el país, según ha informado a la agencia France Presse (Afp) una fuente diplomática.

Preocupada por el “deterioro” de la democracia y los derechos humanos en el país sudamericano, la UE ya adoptó en noviembre pasado una serie de medidas, entre ellas un embargo de armas y de material que podría usarse para la “represión interna”, aunque es la primera vez que activa esas sanciones individuales. Los ministros de Exteriores de los 28 países comunitarios decidieron entonces no imponer sanciones individuales contra “responsables de graves violaciones de derechos humanos” y aquellos cuyas acciones “atenten de alguna manera contra la democracia o el Estado de derecho en Venezuela”, a la espera del desarrollo de los acontecimientos.

La elección de una Asamblea Nacional Constituyente, que rige como poder absoluto en el país, supuso el punto de inflexión para la adopción de sanciones por parte de un bloque ya preocupado por los cuatro meses de protestas que dejaron unos 125 muertos entre abril y julio. Tras adoptar los embargos sobre las armas, los europeos deciden aplicar sanciones individuales, como ya hicieron Canadá y Estados Unidos.

Según la fuente diplomática, varios de los sancionados son responsables de las fuerzas de seguridad venezolanas, como el ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol; el jefe del servicio de inteligencia, Gustavo González, o el excomandante de la Guardia Nacional Bolivariana, Antonio Benavides.

La lista de sancionados se completa con Tibisay Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), y Maikel Moreno, presidente del Tribunal Supremo, así como Tarek William Saab, quien sustituyó como fiscal general a Luisa Ortega tras huir esta del país al denunciar persecución política.

 

La tragedia de la oposición venezolana por Tomás Straka – Nueva Sociedad – Noviembre 2017

El campo opositor al gobierno de Nicolás Maduro está más dividido que nunca. Lo que ayer era motivo de unidad, hoy lo es de ruptura. ¿Cómo pudo, en medio de la crisis, ganar espacio el chavismo?

Las elecciones regionales del 15 de octubre fueron una catástrofe para la oposición. Pocas veces en la historia un evento electoral ha logrado consecuencias tan contundentes: nada menos que la práctica destrucción del perdedor. La Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la alianza de partidos que con relativo éxito se había venido enfrentado a Nicolás Maduro, ahora está disuelta en los hechos y los partidos que la integraban, cada uno con una interpretación distinta de lo ocurrido, se han reagrupado en tres grandes bloques más o menos enfrentados entre sí. Los candidatos que hasta la víspera punteaban en las encuestas, se desdibujaron hasta el punto de que nadie los considera seriamente para los comicios del 2018, y la población opositora, que aún es mayoría, se hunde en la desesperanza y no sabe si resignarse y acomodarse como pueda con el gobierno o encontrar un modo para mudarse al exterior.

¿Cómo fue posible una hecatombe de tal dimensión? ¿Cómo, después de cuatro meses de protestas que prácticamente paralizaron el país, con un rechazo de alrededor del 80% de los venezolanos, las sanciones y condenas internacionales, la peor crisis económica de la historia del país y la posibilidad cierta de un default en el cortísimo plazo, Maduro puede cantar una victoria y encima una de esa dimensión? Lo que se pueda responder a estas preguntas es clave tanto para entender la cambiante situación venezolana como para extraer lecciones de utilidad para el análisis político. El modo en que cada bando jugó sus cartas, en el que uno supo reconcentrar sus fuerzas y mientras el otro las dispersó, la importancia de los discursos y de los líderes para crear sentido en la población ante hechos que la conmueven, y el papel de las apariencias para tomar o mantenerse en el poder, quedan de manifiesto en la cadena de acontecimientos y decisiones que desembocaron en el 15 de octubre.

Comencemos con las apariencias. El tamaño y la continuidad en el tiempo de las protestas le hizo pensar a muchos que el régimen estaba cerca de caer. Pero la verdad es que salvo la disidencia de la fiscal Luisa Ortega Díaz, el bloque gubernamental no se rompió, al menos no de forma visible o en todo caso capaz de obligarlo a aceptar los reclamos de la oposición (cronograma electoral, liberación de los presos políticos, apertura de un canal humanitario).

Por el contrario, mientras la policía, la Guardia Nacional y los llamados «colectivos», lograban el control, aunque no sin grandes esfuerzos, de una sociedad cansada después de más tres meses de protestas y más de un centenar de muertos; Maduro tomó la delantera con la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente. A partir de ese momento la lucha fue por evitar su instalación, hecho en el que se obtuvieron enormes triunfos como el referéndum simbólico del 16 de julio y la condena de muchos países a la iniciativa, pero que le permitió al gobierno llevar la batuta de los debates.

Y es acá donde lo de los discursos entroncan con las apariencias: Maduro no tenía ninguna razón para echarla atrás, aún cuando hizo un par de amagos, como el de proponer su posposición si los opositores se unían a ella. Pero todo indica que la dirigencia opositora estaba segura de que lograría detener la convocatoria y, hasta donde se ve, no se prepararon para la eventualidad de que se instalara finalmente. Además, el rechazo a la Constituyente era altísimo por lo que era casi imposible participar sin ofender a sus seguidores y una larga lista de promesas incumplidas durante los diálogos sostenidos antes de la crisis, desaconsejaban hacer caso a Maduro.

Pero el juego de las apariencias y los discursos que les dan sentido tuvo otro flanco: acaso para hacer reconcentrar la movilización contra la Constituyente, se dijo que si se instalaba, el gobierno tendría poderes absolutos. Eso significaba dos cosas: que de antemano le reconocía este poder con el hecho de que lograra reunirse y, por lo tanto, que si esos ocurría, ya estaba todo perdido. Pues bien, eso fue lo que ocurrió, y el discurso opositor funcionó como una soga atada a su propio cuello.

El 30 de julio, cuando el Consejo Nacional Electoral dijo que ocho millones de venezolanos votaron por la Constituyente (en el referéndum del 16 de julio, se calculó que habían sido siete), la dirigencia, básicamente no dijo nada contundente. Ahora carece de plan para avanzar. A lo sumo, que las cifras sólo podían explicarse por un monumental fraude. Días después, la empresa que procesa los datos, Smartmatic, dijo que habían sido manipulados, lo que venía a ser un aval para esa tesis. Pero ya se había convocado a las elecciones de gobernadores y eso abría una disyuntiva: o participar pese a todas las dudas por el árbitro electoral, o abstenerse y arriesgarse a perder espacios, dejando todas las gobernaciones en manos del gobierno. Se decidió –la verdad que con razones de peso—la segunda opción, pero es evidente que muchos electores vieron una incongruencia en aquello: ¿cómo se le pide al electorado que participe en unas elecciones organizadas por quienes ellos mismos a los que han acusado de fraudulentos? Aunque hubo líderes que llamaron a la abstención no hacía falta demasiado esfuerzo para que la duda se sembrara, sobre todo si en vez de explicar los riesgos y las razones por los que valía la pena enfrentarlos, se prefirió el discurso triunfalista de que se ganaría sino todas, casi todas las gobernaciones.

Acá es donde Maduro terminó de demostrar que era mejor jugador. Mientras en los circuitos electorales dominados por la oposición la gente decidía no votar y tal vez el peso de la emigración a gran escala de la clase media empezaba a sentirse, el gobierno desarrolló una eficiente máquina cooptación de votos a través de sus canales para distribución de ayudas – en especial de comida—, y de la organización disciplinada de su militancia. Hay quienes hablan de un sistema como el del PRI: un autoritarismo electoral en el que no es necesario hacer un fraude masivo sino sumar muchas formas de ventajismo distintas para ganar siempre, siendo o no mayoría. Estas formas van desde el traslado a último momento de votantes de la opositora clase media a otros centros lejos de sus hogares o en sitios que consideren peligrosos, a emplear los consejos que distribuyen alimentos para movilizar votantes.

El resultado fue el nocaut del 15 de octubre: diecinueve gobernaciones en manos del gobierno y cinco en las de la oposición. Nuevamente se habló de fraude, pero rápidamente se señaló como culpable a la abstención, lo que da a entender que la victoria del gobierno fue meridianamente limpia o, lo que es lo mismo, un reconocimiento de la derrota por parte de la oposición. Como guinda del postre, cuatro de los cinco gobernadores opositores electos se juramentaron ante la Asamblea Nacional Constituyente que esa misma oposición había declarado ilegítima. En lo subsiguiente las diferencias que todos sabían que anidaban en la MUD se revelaron con fuerza, para dividirse en tres bloques: el de los partidos socialdemócratas Acción Democrática y Un Nuevo Tiempo, que han preferido actuar dentro de los límites que permite el régimen (aunque algunos hablan de simple connivencia con el poder); en el otro extremo, el del partido liberal Vente Venezuela y el socialdemócrata Alianza Bravo Pueblo de los líderes María Corina Machado y Antonio Ledezma, que reunidos en la alianza Soy Venezuela plantean una resistencia sin concesiones; y el que en el centro tienen los partidos Primero Justicia (centro), Voluntad Popular (socialdemócrata) y La Causa Radical (Causa R, socialista), que se presentan como los herederos de la MUD en una nueva alianza, Venezuela está Primero.

Aunque el rechazo mayoritario de la población, la situación económica desastrosa que va a empeorar y las sanciones internacionales no le ponen fácil el panorama a Maduro, la tragedia de la oposición venezolana ha hecho que las discusiones se concentran en la posibilidad de que Maduro se postule para la reelección el año que viene o de que el Partido Socialista Unido de Venezuela opte por una renovación con el joven Héctor Rodríguez, figura promisoria en el chavismo que acaba de ganar el muy estratégico Estado Mirando, que básicamente agrupa al hinterland de Caracas y, según parece, está subiendo en las encuestas. Se da por descartado que otras figuras, por las razones que sean, tengan un chance real. El desastre vivido por la oposición venezolana probablemente se convierta en un modelo de estudio. Pero precisamente porque demuestra que en política las cosas no son lo que parecen ser y que los relatos que se hacen de ellas pueden tener un peso fundamental. El juego sigue y aún hay cartas bajo la manga. Tal vez la experiencia le haya enseñado algunas cosas al jugador de oposición.

Camarada por Nelson Castellano Hernández – Noticiero Digital – 6 de Enero 2018

Pasaron años montando el tinglado, Adán el hijo mayor, servía de enlace entre la Habana, su hermano infiltrado en las Fuerzas Armadas, encapuchados universitarios, viejos izquierdistas fracasados y descendientes de comunistas. Hijos resentidos de secuestradores, ex-asaltantes de bancos y guerrilleros colombianos… todos camaradas.
Como cobardes terroristas esperaban el momento propicio para atacar… por la espalda… por sorpresa; dentro de un sistema democrático que les hubiera permitido actuar públicamente. Ellos sabían que carecían de argumentos estructurados, para representar una opción convincente; necesitaban un golpe publicitario y la exaltación de las armas, para impactar el inconsciente colectivo… conscientes de que solo triunfarían por vía emocional.

Lo demás es historia, Chávez fue una opción que se apoyó en un malestar general, que había debilitado un sistema perfectible. Presentó un mensaje primario, destinado a manipular rencores, envidias y deseos de venganza.

Jamás pensó en construir un país o elevar su población, por el contrario, someterlo y reducirlo a la más vil dependencia.

Fueron diversos los intereses que lo acogieron: los “reconcomiados”; los que pensaron que podrían dominar al monstruo y dirigirlo, los que conocían sus verdaderas intenciones y compartían los planes de Fidel con el Foro de Sao Paulo.
Existieron los ilusos; los que sufrían por sus utopías perdidas; los que vieron la oportunidad de hacer negocios acercándose al régimen y aquellos a quienes se les alimentó odio y resentimiento.

Los que obtuvieron armas y motos, para controlar zonas y barrios; puestos al servicio del proyecto castro –chavista, esos contaron con impunidad para organizar sus bandas. A los militares comenzó poniéndolos donde había… y una vez “embarrados”, manipularlos a su antojo. Estos últimos, pronto dejaron la Patria de lado e instalaron sus propios “negocios”, a fin de enriquecerse lo más rápido posible… todos uniformados de rojo… camaradas.

Los camaradas ahora son ministros, miembros del TSJ, del CNE, controlan PDVSA, la distribución de la luz, la gasolina, los medios de comunicación, el arco minero, las divisas, todas las empresas expropiadas. Monopolizan la importación de comida, medicinas, papel y armas.

Son banqueros, aseguradores, contrabandistas, traficantes de droga, expertos en empresas de maletín, en triangular importaciones y depósitos bancarios ¡en el extranjero camarada! A todos ellos les importa poco la democracia, el bienestar del pueblo o el futuro del país.

Hay camaradas para todos los gustos, desde los que beben licores anejos, se visten de marcas y utilizan relojes de oro, hasta aquella que se siente muy a gusto con los privados de libertad… intima de los Pranes. El que perdió la vida por atormentar sus escoltas; los que utilizan damiselas pre-pago y hasta un imbécil que me escribe, creyendo insultarme por mis escritos.

Otros están en lo suyo; la prensa internacional denuncia que exministros y testaferros de políticos del Gobierno presidido por Chávez, recibieron comisiones ilegales superiores a 2.000 millones de euros, por intermediar a favor de compañías extranjeras en adjudicaciones de PDVSA. Dinero que fue ocultado en Andorra y luego enviado a paraísos fiscales como Suiza o Belice, a través de una intrincada red destinada a ocultar los fondos.

La paciencia internacional tiene sus límites y los corruptos empiezan a caer, muchos nombres aparecen en las listas de sancionados por los EEU y Canadá. Otros nombres aparecerán en un anunciado listado europeo.

En Madrid han sido detenidos miembros de la red, se señalan a los ex -viceministros de Energía de Venezuela Nervis Villalobos y Javier Alvarado; también un primo de un expresidente de PDVSA y además se investigan las cuentas ocultas del magnate venezolano de los seguros Omar Frías, cuyos depósitos alcanzaron los 586 millones de euros.

Ante el escándalo que se avecina, luego de 19 años en que los camaradas tenían “rueda libre”, para llenaron los bolsillos; Maduro decidió preparar su reelección lavándose la imagen y sacrificando a antiguos socios de Chávez. De esta manera eliminaba uno de sus rivales para la silla de Miraflores.

Las baterías se enfilaron contra el ex presidente de PDVSA Rafael Ramírez, hombre de confianza de María Gabriela Chávez, quien fue destituido como representante de Venezuela ante la ONU y desapareció del radar. El hombre puso sus barbas en remojo, ante la detención de Eulogio Del Pino y Nelson Martínez, sus sucesores en el Ministerio de Petróleo y la estatal Petrolera… y de su primo Diego Salazar.

Mientras tanto como lo afirmó Eva Gollinger, chavista de “uña en el rabo” e incondicional defensora de la revolución bolivariana: “los verdaderos mafiosos siguen en el poder”.

Por lo que podemos concluir que en esta “pelea de perros”, para el régimen los camaradas chavistas son corruptos y para el clan de los Chávez los maduristas son traidores.

El lumpen bolivariano, vive con abundancia, son camaradas boliburgueses, son testaferros de Diosdado, Tareck, Maduro o Cilia. Bailan y cantan mientras gracias a ellos, se pierden vidas inocentes en Venezuela; por hambre, falta de tratamientos médicos y bajo las balas de los camaradas colectivos.

Son los zares de la comisión, de la “tajada”, la corrupción roja y el mercado negro de divisas. Responsables de este doloroso despeñadero, han condenado al pueblo a vivir en la oscuridad, sin transporte y hurgando en la basura.

Miserables traidores de la Patria quienes, engañando al pueblo, se convirtieron en rastreros de los Castro y sus planes de expansión. El otrora camarada revolucionario es ahora pura escoria chavista, los reyes del compadrazgo, del abuso de autoridad, del atropello y de la represión… como tal pasaran al basurero de la historia.

Son los constructores de la “Venezuela Surrealista”, un país arruinado con una de las mayores reservas petroleras del mundo. Un país de gente formada, muertos de hambre gracias a la escasez de productos y la inflación galopante; donde el reposero de PDVSA, gana muchas veces más que, cualquier profesor de las universidades autónomas venezolanas.

Destructores de una república que era ejemplo democrático en la región, con una sociedad permeable y donde progresar era una realidad. Donde los supermercados te ofrecían una variedad extensa de productos, donde podías vivir de tu sueldo, comprar una casa y un carro.

En ese país con buenas universidades, teatros y orquestas, el venezolano tenía una familia unida, que nacía, crecía y moría dentro de sus fronteras. Fue arrasado por una escoria de expertos en malversación y por el saqueo insaciable de los recursos del Estado.
Pero los camaradas no saldrán “lisos”, las denuncias de Ortega Díaz los alcanzarán. Las denuncias ante la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos de la ONU, por delitos de lesa humanidad, también.

El camarada de hoy dispara contra su pueblo, le niega el derecho a protestar y a exigir sus derechos, se ha convertido en un asesino. Encarna un proceso anti-histórico del desarrollo de la humanidad.

No establece diferencias, es un virus que ataca la sociedad, al ciudadano y a los países. Cuando alguien te llame así ¡protégete! Y protege a Venezuela; date la vuelta y corre en dirección contraria, entona el Himno Nacional… el patriotismo es el único antídoto que existe.

Ex Cónsul de Venezuela en París
Presidente de Venezuela-Futura, Francia

Almagro exige sanciones “cada vez más duras” contra el Gobierno de Maduro – Noticiero Digital – 4 de Enero 2018

Almagro-1100x619

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, pidió a la comunidad internacional sanciones “cada vez más duras” contra el Gobierno y el sistema económico venezolano para forzar al presidente Nicolás Maduro a unas “negociaciones serias” que permitan un proceso electoral con garantías.
“El camino diplomático que queda por delante es el camino de las sanciones y creo que tiene que haber sanciones cada vez más duras que permitan que el régimen venezolano estructure y permita un proceso electoral claro, la construcción de un sistema electoral garantista”, dijo a un grupo reducido de medios, entre ellos Efe.

“Aún hay espacio para la vía diplomática, que en este momento implicaría negociaciones serias para la democratización y el aumento de sanciones contra los personeros (representantes) del régimen y/o el aparato económico y financiero”, explicó el excanciller uruguayo, una de las voces más críticas contra el Gobierno de Maduro.

Almagro, al frente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) desde mayo de 2015, ya se había pronunciado anteriormente a favor de las sanciones a Venezuela aplicadas por Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea.

Su opinión es que las sanciones de la comunidad internacional, incluidos los países americanos, son la única vía diplomática que queda para que Maduro se vea forzado a aceptar un proceso electoral con garantías y observación internacional.

Este año deben celebrarse en Venezuela elecciones presidenciales, pero no hay certeza sobre la fecha.
“Hoy Venezuela más que elecciones necesita un proceso electoral nuevo que le permita edificar un sistema garantista que nos permita realizar por ejemplo una observación internacional seria”, consideró Almagro.

“Hoy el sistema electoral de Venezuela después de la elección de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y la desvinculación de la empresa (Smartmatic, encargada del recuento de votos) es prácticamente incontrolable, y eso lo han podido ver quienes participaron en el proceso de la Constituyente, en las elecciones regionales y en las elecciones a alcaldes”, agregó.

Almagro subrayó que ese nuevo sistema electoral que reclama debe permitir votar a los venezolanos que viven fuera del país.
“Si hay algo que nos da una dimensión de la crisis que hay en Venezuela es la migración de cuatro millones de venezolanos en los últimos años, eso es muy claro, es una migración más alta que la que ha habido de Medio Oriente a Europa en este tiempo”, indicó.

Gobernador de Florida busca prohibición de negocios con Venezuela – Caraota Digital – 18 de Diciembre 2017

El gobernador de Florida, Rick Scott, se reunió este lunes Miami con líderes del exilio venezolano para perfilar un proyecto de ley que “prohíba estrictamente” al Estado y todas sus agencias hacer negocios con empresas vinculadas con el Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

“Fue una primera discusión sobre la legislación que está confeccionándose y que es una iniciativa más del gobernador para apoyarnos. Escuchar los comentarios de venezolanos que viven aquí ayuda a levantar la voz y a hacer presión internacional”, indicó a la agencia EFE Carlos Vecchio, coordinador nacional político de Voluntad Popular.
Durante la mesa redonda “Freedom for Venezuela” (Libertad por Venezuela), Vecchio propuso al gobernador ver hasta dónde se puede regular a empresas venezolanas vinculadas con el gobierno de ese país que tuvieran activos y propiedades en Florida, incluyendo a la estatal petrolera Pdvsa.
A tenor con la idea de Scott de prohibir las inversiones, el coordinador de Voluntad Popular sugirió desmantelar lo que ya está hecho.
“También le dije que sería bueno ‘desinvertir’, o sacar la inversiones que ya se han efectuado y evitar a toda costa los ‘bypass’ con empresas que están situadas en terceros países y pudieran escapar a la legislación”, agregó Vecchio.
En la conversación, que tuvo lugar en la sede de la Universidad Rafael Belloso Chacin, situada en Doral, ciudad contigua a Miami y donde vive una numerosa comunidad venezolana, los participantes, según Vecchio, hicieron hincapié en que la iniciativa de Scott se pueda expandir a otros estados.
Unos 20 estados podrían trabajar con ella en el futuro, dijo el político exiliado, según lo que trascendió de la reunión.
En opinión de Vecchio, se trata de “un proceso legal largo pero que entraría en vigor con seguridad el año que viene”.
“Que Scott nos escuche ayudaría en las sanciones al Gobierno de Maduro que solo el gobierno federal (estadounidense) puede imponer”, sostuvo.
En octubre de este año, durante la apertura en Miami de la Cumbre Latinoamericana 2017, en la que participaron representantes del sector público y privado de EE.UU. y Latinoamérica, Scott sostuvo que las empresas pueden optar entre “apoyar al régimen de Maduro o buscar inversiones del estado de Florida, no ambas cosas”.

La lista de venezolanos que sancionará la Unión Europea se conocerá después de Navidad – La Patilla – 16 de Diciembre 2017

La relación de personas a las que se congelarán sus bienes o se prohibirá entrar en territorio comunitario como parte de las sanciones de la Unión Europea (UE) a dirigentes de Venezuela “estará lista a la vuelta de navidades”, aseguró el ministro español de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis.

“Nuestra experiencia es que al Gobierno venezolano hay que presionarle un poco para que cumpla esas promesas tantas veces hechas y que luego no acaban de cumplir”, indicó Dastis en declaraciones a Efe.

Los ministros de Exteriores de la UE acordaron por unanimidad el pasado día 13 imponer un embargo de armas y un veto a material que pueda utilizarse para la “represión interna” en Venezuela, lo que Dastis explicó como una “primera fase”.

La segunda se pondrá en marcha “a la vuelta de navidades”, precisó, cuando se “identificarán las personas contra las que, desgraciadamente, vamos a tener que adoptar medidas restrictivas, de movilidad en la UE, de congelación de haberes”.

Subrayó que el objetivo es que las medidas no afecten a los ciudadanos venezolanos, pero sí a los responsables.

Preguntado por si España ya ha elaborado la relación de personas que considera deben ser objeto de sanciones, el ministro español respondió: “La tendremos cuando esta cuestión se aborde a la vuelta de las navidades”.

En cuanto a las negociaciones entre oposición y gobierno venezolanos que se llevan a cabo en la República Dominicana para intentar encontrar una salida a la crisis del país sudamericano, Dastis explicó que España apoya “cualquier esfuerzo que conduzca a un diálogo que tenga como resultado una salida negociada, democrática y pacífica a la crisis”.

“Que haya una salida pacífica y negociada, con elecciones como Dios manda, con liberación de los presos, que abra un canal humanitario para paliar las carencias de la sociedad venezolana y que se respeten las competencias de la Asamblea Nacional venezolana”, precisó.

Lo cierto es que España no está presente en las conversaciones en la República Dominicana, salvo por la participación del expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero como impulsor de las mismas junto al presidente dominicano, Danilo Medina.

Preguntado por si está al tanto de dicha participación, Dastis explicó que tanto él como su equipo está en contacto con Zapatero y que recibe “puntualmente información suya sobre estas conversaciones y sus gestiones”.

El Ministerio español también está en contacto con la oposición venezolana y con el ministro de Asuntos Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza: “Todo con el fin de ayudar en la medida en que se nos pida y podamos contribuir a esa recuperación de la concordia y del orden constitucional en Venezuela”.

A %d blogueros les gusta esto: