elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Sanciones USA

¿Está negociando Maduro su salida de Venezuela? por German Gorraiz López – Kaosenlared – 24 de Mayo 2019

Trump y Putin mantuvieron una larga conversación telefónica en la que se habrían sentado las bases para posteriores acuerdos relativos a Venezuela, Siria y Ucrania dentro de la nueva dinámica acción-reacción propia de escenarios de Guerra Fría 2.0.

Trump y Putin mantuvieron una larga conversación telefónica en la que se habrían sentado las bases para posteriores acuerdos relativos a Venezuela, Siria y Ucrania dentro de la nueva dinámica acción-reacción propia de escenarios de Guerra Fría 2.0.

¿Está negociando Maduro su salida de Venezuela?

El acuerdo chino-venezolano por el que la empresa petro-química estatal china Sinopec invertirá 14.000 millones de dólares para lograr una producción diaria de petróleo en 200.000 barriles diarios de crudo en la Faja Petrolífera del Orinoco, (considerado el yacimiento petrolero más abundante del mundo), sería un misil en la línea de flotación de la geopolítica global de EEUU (cuyo objetivo inequívoco sería secar las fuentes energéticas de China), por lo es perentorio para EEUU la defenestración de Maduro. Así, tras una sistemática e intensa campaña desestabilizadora basada en el desabastecimiento selectivos de artículos de primera necesidad, la obscena especulación, la amplificación en los medios de la creciente inseguridad ciudadana, la toma de las calles por la oposición y la aplicación de sanciones al crudo venezolano para provocar el default o cese de pagos, estaríamos asistiendo a la fase final de la trama para lograr la defenestración de Maduro para lo que se antoja inevitable el visto bueno de Putin. En consecuencia, Trump y Putin mantuvieron una larga conversación telefónica en la que Putin habría confirmado a Trump su voluntad inequívoca de “no respaldar militarmente a Maduro” , por lo que tras el exilio a Cuba de Maduro y la cúpula militar, asistiremos a la conformación de un Gobierno de Transición integrado por figuras neutrales de la oposición y del chavismo que deberá preparar las Elecciones Presidenciales para el próximo otoño.

¿Podrá esquivar Cuba la asfixia energética?

Donald Trump habría adoptado como leit motiv de su Presidencia eliminar todo vestigio del legado obamaniano. Así, tras el intento de finiquitar el Obamacare, el anuncio de revisión del Tratado NAFTA y la retirada de EEUU del Acuerdo de París contra el Cambio Climático, el siguiente paso será intentar deshacer los avances diplomáticos y comerciales alcanzados con Cuba bajo el mandato de Barack Obama fruto de la extenuante presión de los destacados representantes cubano-americanos Marco Rubio y Mario Díaz-Balart. Además, la renovación automática por parte de EEUU por un año más del embargo comercial a la isla atentarían contra el vigente sistema financiero y político internacional y podrían suponer para Cuba pérdidas estimadas en cerca de 50.000 millones de $, abocando al régimen cubano a la asfixia económica que se verá agudizado con la asfixia energética tras la actual ofensiva de EEUU para finiquitar a Petrocaribe.

Petrocaribe fue creado en 2005 por iniciativa de Chávez con el objetivo de suministrar combustibles a los países miembros en condiciones ventajosas de pago, como créditos blandos y bajas tasas de interés y estaba integrado por 18 países (incluidos Honduras, Guatemala, Cuba, Nicaragua, República Dominicana, Haití, Belice y una decena de islas del Caribe). En sus comienzos, Venezuela exportaba 100.000 barriles diarios a los países del bloque que generaban una factura de 4.000 millones de dólares, de la cual una parte se pagaba en “efectivo” y el resto estaba subsidiado pero la nueva estrategia de EEUU sería estrechar lazos comerciales y militares con los países de Petrocaribe ante el peligro de contagio mimético de los ideales revolucionarios chavistas al depender en exclusiva de la venezolana Petrocaribe para su abastecimiento energético.

Así, Mike Pence, anunció la implementación de nuevas medidas contra dos compañías que transportan el crudo venezolano hasta Cuba así como contra los 34 buques que utiliza PDVSA para tal cometido aunado con un posible bloqueo naval con el objetivo confeso de provocar la “asfixia energética de Cuba” mediante la amputación del cordón umbilical que unen Venezuela y Cuba, pues en la actualidad tan sólo Cuba estaría recibiendo cerca de 30.000 barriles diarios del crudo venezolano que pagaría mediante servicios médicos y asesores de inteligencia y en el supuesto de persistir el bloqueo naval de EE.UU. al crudo venezolano la Isla se vería abocada a una asfixia energética de resultados imprevisibles, por lo que agentes del G2 (la  Inteligencia cubana), habrían tomado como rehén al propio Maduro y estaría negociando con EEUU la salida de Maduro hacia Cuba a cambio de suspender el bloqueo energético a la Isla, quedando Diosdado Cabello y el resto de la cúpula chavista abandonados a su suerte.

Maduro’s last stand by Douglas Farah and Caitlyn Yates – IBI Consultants, LLC and National Defense University (INSS) – Mayo 2019

Venezuela’s Survival Through the Bolivarian Joint Criminal Enterprise

Executive Summary

In 1998, the Venezuelan people elected Hugo Chávez, initiating a regional movement known as the Bolivarian Revolution. In an effort to isolate the United States and promote his “Socialism for the 21st Century” political project, Chávez systematically consolidated power in the executive branch. He in turn transformed PDVSA – the Venezuelan national oil company – into a multibillion dollar regional enterprise operating in concert with sympathetic political leaders, economic elites and criminal organizations. While Chávez led the project, he was aided by the political leadership in Cuba, Nicaragua, Bolivia, Ecuador, Suriname and El Salvador. Over the past 20 years, this criminal network grew to encompass several dozen individuals and hundreds of front companies. Nicolas Maduro then warmly inherited this criminal regime in 2013 after Chávez’s death. Twenty years after the political project’s inception, the network spans the globe, from El Salvador to the United States, from Russia to Hong Kong, and across several offshore financial havens in between.

Yet even after the United States’ sanctioned hundreds of individuals and entities on charges like drug trafficking and money laundering, Maduro continues to serve as Venezuela’s de facto leader. The results of this criminal regime culminated in a Venezuelan economy that shrunk by more than 50 percent while at least 10.5 percent of the Venezuelan population now live as refugees. This increasingly visible crisis imposes enormous costs on regional neighbors. Meanwhile, the illicitly laundered funds undermine the rule of law and democracy, wreak havoc on the legal economies, strengthen corrupt autocratic regimes, and create spaces where transnational organized criminal networks thrive. While the dynamics of joint criminal activities in Venezuela remain largely unchanged, the Maduro regime is increasingly feeling the domestic and international pressure for regime change.

This report highlights the scale of what we call the Bolivarian Joint Criminal Enterprise. Here we highlight some of the criminal typologies used by the network and explore the wider impact of this network’s actions. The brief compiles fieldwork conducted over five years in 11 countries and augments this qualitative analysis with open source research and data analysis. Ultimately, we argue that the Bolivarian Joint Criminal Enterprise is not a single entity, but rather a network of allied companies, regional structures, and historically linked individuals operating across the globe. Unless the network is attacked from multiple points simultaneously, the alliance will survive and morph into a more dispersed and sophisticated operation.

Para acceder al Informe completo abrir el siguiente enlace :

maduros-last-stand

La dificil transición pacifica y democrática por Nelson Bocaranda Sardi – RunRunes – 22 de Mayo 2019

Nelson-Bocaranda-Sardi.jpg

 Este artículo editorial de The Washington Post conecta con un profundo trabajo de dos catedráticos estadounidenses Douglas Farah y Caitlyn Yates de IBI Consultants para la National Defense University. Nos da luces sobre la complejidad del tejido criminal montado durante los gobiernos de Chávez y Maduro en estos 20 años de “revolución bolivariana”.

Me interesó, y por eso lo comparto con nuestros lectores, pues pareciera servir, con datos reales y precisos, para ir definiendo la terrible y posible denominación de Venezuela como “Estado Forajido”. Prende las alarmas a todos los niveles globales. Angustia compartida ante una difícil transición pacífica. Preocupa a los países vecinos y mucho mas a los “socios” involucrados. Algunos ya detectados, otros ya comprometidos cantando y los terceros listos para el “bel canto” , bien de uniforme o de civil:

LA VERDADERA RAZÓN POR LA CUAL MADURO SOBREVIVE: EL DINERO SUCIO.

 En Venezuela, la administración de Trump necesita retroceder. Los venezolanos son los perdedores en el conflicto político entre el gobierno y la oposición, y Estados Unidos lo está empeorando. (Joshua Carroll, Kate Woodsome / The Washington Post)

 Por Jackson Diehl, sub-director de la página Editorial de The Washington Post

12 de mayo de 2019.

“Cuando se les pidió que explicaran por qué sus esfuerzos por derrocar al presidente venezolano, Nicolás Maduro, se han quedado cortos, los funcionarios de la administración de Trump suelen citar la influencia siniestra de Cuba y Rusia, que dicen ha endurecido la resistencia del régimen. De lo que no hablan tanto es un factor posiblemente más importante: el Cartel de los Soles. Ese término colorido se refiere a la red de tráfico de drogas que cada año transporta cientos de toneladas de cocaína colombiana desde los aeródromos venezolanos a América Central y el Caribe para su distribución final en los Estados Unidos y Europa, y eso incluye a algunos de los funcionarios de mayor rango en el régimen de Maduro. Estos hombres no se aferran al poder porque son verdaderos creyentes en el socialismo, o por su lealtad a Vladimir Putin y Raúl Castro. Se aferran porque, a pesar de la implosión económica de Venezuela, todavía están cosechando millones, y es probable que se encuentren encarcelados en Venezuela o los Estados Unidos si se alejan de su país. El tráfico de cocaína es solo una de las muchas actividades delictivas en las que está inmersa la élite de la “revolución bolivariana” de Hugo Chávez. También hay minería ilícita de oro y hierro; ventas fraudulentas de petróleo; los beneficios de las importaciones de alimentos y medicinas; y el comercio de divisas corruptas. Maduro y todos los que están cerca de él, incluyendo a su esposa, su No. 2 y los ministros del Interior y de la Industria, están a su altura.

Aunque tanto el gobierno de Trump como los defensores extranjeros de la extrema izquierda de Maduro prefieren describir la crisis venezolana en términos políticos, la realidad es que el régimen es menos un gobierno, mucho menos socialista, que una pandilla criminal. Eso tiene dos consecuencias que complican su eliminación.

Primero, el dinero que está obteniendo de la actividad criminal está sirviendo como un apoyo que le permite sobrevivir a las sanciones de los Estados Unidos.

Quizás lo más importante es que la contaminación tóxica en casi todos los altos funcionarios hace que sea mucho más difícil seguir las fórmulas habituales para una transición pacífica, incluida la creación de un gobierno de transición y la amnistía para aquellos que renuncian.

El colapso de la economía regular de Venezuela ha creado una grave escasez de alimentos, agua, medicinas y energía, y ha provocado que más del 10 por ciento de sus 30 millones de personas huyan del país. Sin embargo, los ingresos ilícitos que se están derramando para la camarilla de Maduro parecen estar aumentando. Un reciente informe de CNN dijo que los vuelos de drogas desde Venezuela habían aumentado de aproximadamente dos por semana en 2017 a casi todos los días en 2018; citó a un funcionario de los Estados Unidos diciendo que este año se habían realizado hasta cinco vuelos por noche. En el 2018, se calcula que se traficaron a través de Venezuela 265 toneladas de cocaína colombiana, con un valor de venta de $ 39 mil millones, según el informe.

Otro nuevo estudio preparado para la Universidad de Defensa Nacional por Douglas Farah y Caitlyn Yates encontró que incluso mientras el régimen de Maduro vendió 73 toneladas de oro en Turquía y los Emiratos Árabes Unidos el año pasado para recaudar efectivo, sus reservas crecieron en 11 toneladas, el resultado probable de la minería ilegal de oro, incluso por grupos rebeldes colombianos con sede en Venezuela y aliados con el régimen. Esas ventas podrían haber recaudado cerca de $ 3 mil millones, más que suficiente para financiar las fuerzas de seguridad y los grupos paramilitares aún leales a Maduro.

Farah y Yates describen el régimen venezolano como parte de una red regional que denominan Empresa Criminal Conjunta Bolivariana, un “consorcio de estados criminalizados y actores no estatales”. Identificaron 181 individuos y 176 empresas en 26 países vinculados a la actividad criminal venezolana. Gracias a esta empresa, dicen, “el régimen de Maduro no se ha derrumbado y puede que no durante un período de tiempo significativo. . . . “La capacidad de la red para adaptarse y diversificar su cartera criminal significa que el dinero continúa fluyendo hacia los cofres del régimen”.

En teoría, la oposición venezolana, el gobierno de Trump y otros que buscan sacar a Maduro podrían resolver perdonar todo esto. La oposición ha hablado sobre la amnistía para los líderes militares que denuncien el régimen y la semana pasada, el Departamento del Tesoro levantó las sanciones al jefe de inteligencia de Venezuela luego de que desertara el 30 de abril.

Sin embargo, como cuestión práctica, es difícil imaginar a la mayoría de la mafia de Maduro simplemente alejándose del poder. Al menos dos de sus capos han sido acusados ​​por grandes jurados federales de los Estados Unidos. Otro, el ex general Hugo Carvajal, desertó a España el mes pasado, y fue encarcelado rápidamente en una solicitud de extradición de los Estados Unidos. Se enfrenta a cargos federales de contrabando de cocaína.

Algunos líderes de la oposición y gobiernos extranjeros esperan negociar una administración de transición que incluya figuras del régimen. Pero, como dijo la veterana activista de la oposición María Corina Machado a The Post, “no se puede tener a los capos de la droga. . . no puede haber individuos que formen parte de la mafia en el tráfico de oro, el tráfico de petróleo y el tráfico de gasolina o las mafias de alimentos ”. Eso, por desgracia, puede excluir a casi todos los que tienen el poder de lograr un cambio pacífico en Caracas”.

Hasta aquí el editorial.

El detallado trabajo del que habla Diehl elaborado este mes de mayo por Douglas Farah y Caitlyn Yates, de IBI Consultants,LLC para la National Defense University, es contundente en su investigación. Las pesquisas incluyen desde movimiento de dinero en diferentes monedas y en variados países hasta las empresas fachadas, las ventas de oro, la distribución de las comisiones, los negocios en países amigos del régimen venezolano, y otros elementos que podrían servir para declarar a Venezuela un “estado forajido” con la contundencia de los hallazgos de ilícitos criminales de tipo muy variado. La investigación estuvo en parte financiada por la National Defense University a través del Instituto de Estudios de la Seguridad Nacional. En una aclaratoria inicial enfatizan que el reporte no representa la visión de la Universidad, el Departamento de Defensa o cualquier otro ente del gobierno estadounidense.

Estos son los tres párrafos introductorios:

“En 1998, el pueblo venezolano eligió a Hugo Chávez, iniciando un movimiento regional conocido como la Revolución Bolivariana. En un esfuerzo por aislar a los Estados Unidos y promover su “Socialismo para el proyecto político del siglo XXI”.

Chávez consolidó sistemáticamente el poder en la rama ejecutiva. A su vez, transformó a PDVSA, la compañía petrolera nacional venezolana, en una empresa regional multimillonaria que opera en concierto con líderes políticos simpatizantes, élites económicas y organizaciones criminales. Mientras Chávez dirigió el proyecto, fue ayudado por el liderazgo político en Cuba, Nicaragua, Bolivia, Ecuador, Surinam y El Salvador. En los últimos 20 años, esta red criminal creció para abarcar varias docenas de personas y cientos de empresas de fachada. Nicolás Maduro luego heredó este régimen criminal en 2013 después de la muerte de Chávez. Veinte años después del inicio del proyecto político, la red abarca todo el mundo, desde El Salvador a los Estados Unidos, desde Rusia a Hong Kong, y a través de varios paraísos financieros en el medio.

Sin embargo, incluso después de que Estados Unidos sancionó a cientos de personas y entidades por cargos como el narcotráfico y el lavado de dinero, Maduro continúa sirviendo, de facto, como el líder de Venezuela. Los resultados de este régimen criminal culminaron en una economía venezolana que se contrajo más del 50 por ciento, mientras que al menos el 10,5 por ciento de la población venezolana ahora vive como refugiados. En otros países. Esta crisis cada vez más visible impone enormes costos a los vecinos regionales.

Mientras tanto, los fondos lavados ilícitamente socavan el estado de derecho y la democracia, causan estragos sobre las economías legales, fortalecen los regímenes autocráticos corruptos y crean espacios donde las redes criminales organizadas transnacionales prosperan. Si bien la dinámica de las actividades delictivas conjuntas en Venezuela se mantiene prácticamente sin cambios, el régimen de Maduro está sintiendo cada vez más la presión doméstica e internacional para el cambio de régimen.

Este informe destaca la escala de lo que llamamos la “Empresa Criminal Conjunta Bolivariana”. Aquí nosotros resaltamos algunas de las tipologías criminales utilizadas por la red y exploramos el impacto más amplio de las acciones de esta red. El informe recopila el trabajo de campo realizado durante cinco años en 11 países y aumenta este análisis cualitativo con investigación de código abierto y análisis de datos.

Por último, argumentamos que la Empresa Criminal Conjunta Bolivariana no es una entidad única, sino una red de empresas aliadas, estructuras regionales e individuos históricamente vinculados que operan en todo el globo. A menos que la red sea atacada desde múltiples puntos simultáneamente, la alianza , sobrevive y se transforma en una operación más dispersa y sofisticada”.

El profundo trabajo de investigación incluye las ventas falsas de petróleo venezolano, las Compras Cíclicas de Activos Fijos, la Minería Ilegal, los Proyectos de Infraestructura Falsificados y las Transferencias Banco a Banco, El Impacto Humano y Económico, las Conclusiones y el detalle de las múltiples fuentes utilizadas en tan enjundiosa investigación durante cinco años.

CONCLUSIONES: Este informe destaca la interconexión de diferentes actores y mecanismos económicos que facilitan la resistencia de la empresa, aunque actualmente en un estado debilitado. La “Bolivarian Joint Criminal Enterprise” es una estructura única basada en la participación directa del Estado en el comportamiento criminal, operando en múltiples esferas económicas y jurisdicciones de aplicación. Este portafolio criminal se basa en el apoyo de entidades estatales, empresas lícitas y grupos delictivos organizados.

El resultado es una compleja operación criminal que socava el Estado de Derecho, la Democracia, la Gobernanza y las alianzas de Estados Unidos en todo el hemisferio occidental.

La estructura bolivariana ha demostrado ser resistente y adaptable, con múltiples capacidades redundantes. Operacionalmente, cuando se presiona una faceta de la red criminal, la Empresa Criminal Conjunta Bolivariana es experta en trasladar operaciones a nuevas áreas o encontrar nuevos aliados, a menudo alimentando las diferentes fortalezas y conexiones de la historia compartida de la Empresa y sus objetivos comunes. El gobierno de los Estados Unidos ha emprendido recientemente un esfuerzo más holístico y unido para enfrentar a estos actores criminales, dando resultados significativos.

Los esfuerzos para canalizar algunos de los fondos que fluyen desde PDVSA y la estructura bancaria bolivariana al legalmente reconocido gobierno interino de Guaidó, y fuera de las manos del régimen de Maduro, es innovador y necesario.

Pero, como dijo el ex comandante del USSOUTHCOM, el almirante James Stavridis: “se necesita una red para luchar contra una red ”.

La clave para combatir esta red, argumentamos, es la integración de las autoridades y las capacidades en todo el gobierno de los Estados Unidos, y en colaboración con socios de confianza como Colombia, para abordar el alcance de la Red Bolivariana. Este enfoque incluye la combinación de recursos y autoridades de los departamentos de Hacienda, Estado, Justicia, Seguridad Nacional y Defensa, junto con la Comunidad de Inteligencia para enfrentar los múltiples nodos de la “empresa”. Sin embargo, abordar la “Empresa Criminal Conjunta Bolivariana” también requiere respuestas de los actores en países más allá de Venezuela y abrazar en conjunto un compromiso más sólido y a largo plazo con políticas alineadas con naciones socias en el hemisferio occidental. Como los impulsores ideológicos de la revolución bolivariana. han sido ampliamente desacreditados, recientemente esta es una oportunidad para que Estados Unidos se comprometa audazmente con la región y abordar el alcance y la complejidad que esta empresa criminal hoy abarca.

Aquí el enlace con el trabajo que en sus 20 páginas incluye gráficos en detalle de las conexiones globales actualizadas. Incluyen PDVSA, las compañías fachadas, los activos millonarios, la corrupción de funcionarios del régimen, los traficantes de oro, las falsas refinerías de oro usadas para venderlo en el mercado internacional, el mercado de oro en Dubai, las organizaciones traficantes de oro, las inversiones falsas de PDVSA, bancos locales, bancos corresponsales, bancos de terceros países con cuentas personales y presión a vecinos por éxodo de refugiados.

https://www.ibiconsultants.net/_pdf/maduros-last-stand.pdf

EEUU aprueba severo proyecto de ley para enfrentar crisis de Venezuela por Sonia Osorio – El Nuevo Herald – 22 de Mayo 2019

El senador estadounidense Marco Rubio dijo el 22 de enero de 2019 que Nicolás Maduro no es presidente de Venezuela porque no fue elegido según la Constitución de ese país. 

Un proyecto de ley considerado como la legislación más amplia y severa hasta el momento para enfrentar la crisis en Venezuela y restaurar la democracia en ese país fue aprobado este miércoles por el comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos.

El proyecto Ley de Ayuda de Emergencia, Asistencia para la Democracia y Desarrollo de Venezuela (VERDAD) es liderado por los senadores Bob Menéndez, demócrata por Nueva Jersey, y Marco Rubio, republicano de Florida, que lo presentaron junto a otros congresistas en abril pasado.

“El comité de Relaciones Exteriores del Senado está enviando un mensaje bipartidista de apoyo al pueblo de Venezuela al aprobar la Ley VERDAD. El camino de Venezuela hacia la restauración del estado de derecho y del orden democrático exigirán un esfuerzo significativo por parte de los Estados Unidos, nuestros aliados regionales y de la comunidad internacional”, dijo Rubio en un comunicado.

El senador aseguró que su país continuará proporcionando la asistencia humanitaria “que tanto se necesita y ayudará a coordinar los esfuerzos para una Venezuela post-Maduro“.

Menéndez, a su vez, calificó la aprobación del proyecto como un paso trascendental de Estados Unidos para apoyar a los venezolanos “en este oscuro y difícil capítulo de su lucha por recuperar a su país del régimen de Nicolás Maduro y restaurar un proceso democrático”.

“A través de este esfuerzo bipartidista basado en objetivos compartidos y una diplomacia vigorosa y de principios, estamos estableciendo la estructura para que la administración Trump fortalezca el movimiento democrático en crecimiento de Venezuela”, dijo el senador.

Entre las medidas que incluye VERDAD destacan $400 millones en ayuda humanitaria, revocar las visas de los familiares de funcionarios sancionados del régimen chavista, sancionar el endeudamiento indebido del régimen de Nicolás Maduro y el comercio del oro y coordinar sanciones internacionales, en especial con gobiernos de países latinoamericanos y europeos.

El proyecto de ley también amplía las herramientas actuales para abordar la cleptocracia, reconoce y apoya formalmente los esfuerzos del presidente interino Juan Guaidó para restaurar la democracia y acelera la planificación con instituciones financieras internacionales para avanzar en la reconstrucción de Venezuela posterior a Maduro.

Marco Rubio

@marcorubio

This afternoon Senate Foreign Relations Committee passed our Human Rights Act & our Verdad Act supporting humanitarian aid & democracy in

Los senadores que copatrocinaron VERDAD fueron Dick Durbin (D-IL), Ted Cruz (R-TX), Ben Cardin (D-MD), John Cornyn (R-TX), Tim Kaine (D-VA), Todd Young (R-IN), Jeanne Shaheen (D-NH), Lindsey Graham (R-SC), Michael Bennet (D-CO), John Barrasso (R-WY), Chris Coons (D-DE), Bill Cassidy (R-LA), Josh Hawley (R-MO), Kirsten Gillibrand (D-N.Y.), Tom Carper (D-Del.), y Cory Gardner (R-Colo.).

Estos son algunos de los elementos clave de la legislación que ahora deberá ir a discusión en el pleno del Senado estadounidense:

Ayuda humanitaria:

-Autoriza $200 millones para enfrentar la crisis humanitaria de Venezuela y se destinará igual monto para ayudar a los venezolanos que se han refugiado en países vecinos.

-Solicita al Departamento de Estado que celebre una conferencia de donantes para coordinar financiamiento internacional para enfrentar la crisis humanitaria de Venezuela.

-Requiere al Representante Permanente de los Estados Unidos ante las Naciones Unidas un incremento en los esfuerzos en el Consejo de Seguridad de la ONU y las agencias de esa organización para que se aborde la crisis de Venezuela.

Enfrentar la cohesión del régimen:

-Informe clasificado sobre la “disminución de la cohesión dentro del ejército venezolano y el régimen de Maduro”. Requerir reportes de inteligencia sobre la dinámica de las fuerzas de seguridad venezolanas y el régimen.

-Restricciones adicionales sobre las visas. Prohíbe y anula visas para la familia de los individuos sancionados y elimina las restricciones del visado si la persona sancionada reconoce al presidente interino de Venezuela.

-Exención para los funcionarios sancionados que reconocen a Guaidó.

-Elimina las restricciones a las personas sancionadas que no están involucradas en abusos a los derechos humanos si reconocen al gobernante interino.

Restaurar la democracia y abordar la crisis política:

-Designar un Enviado Especial para Venezuela y establecer un grupo de trabajo interinstitucional.

-Apoyo al Grupo de Lima.

-Apoyo del Congreso de EEUU a los esfuerzos para responsabilizar a los funcionarios venezolanos por crímenes de lesa humanidad.

-Apoyo del Congreso a los esfuerzos del Secretario General de la OEA, Luis Almagro, para lograr una respuesta hemisférica a la crisis venezolana, que incluya invocar la Carta Democrática Interamericana.

-Se autorizan $14.5 millones para apoyar a la sociedad civil democrática y $500,000 para la observación internacional de futuras elecciones democráticas.

Reconstrucción de Venezuela:

-Involucrar a las instituciones financieras internacionales para avanzar en la reconstrucción de la economía de Venezuela y la infraestructura energética.

-Recuperación de activos robados al pueblo venezolano. El Departamento de Estado debe trabajar con el de Justicia y del Tesoro para diseñar una estrategia para identificar, bloquear y recuperar activos de las personas y de las instituciones robados, por lavado de dinero u otros medios ilícitos.

Restaurar el estado de derecho:

-El Departamento de Estado coordine sanciones internacionales y fortalezca la capacidad de los gobiernos de América Latina y el Caribe para que las impongan. Se autorizan $3 millones para los esfuerzos relacionados con este objetivo.

-Solicitar información de inteligencia sobre la participación de los funcionarios venezolanos en actividades ilícitas, incluido el narcotráfico.

-Sanciones a personas responsables de la corrupción pública.

-Sanciones financieras al endeudamiento indebido por parte del régimen de Maduro.

-Sanciones al comercio de oro del régimen de Maduro.

-Transacciones de la estatal petrolera PDVSA con la empresa rusa Rosneft. Requiere que “el Presidente tome todos los pasos necesarios para evitar que esta compañía obtenga el control de la infraestructura enérgica en EEUU”, en referencia a las inversiones que Rosneft realizó en la filial estadounidense de PDVSA, Citgo.

-Recaudar información clasificada sobre las actividades de gobiernos y personas extranjeras en Venezuela.

-Sanciones a la criptomoneda

La oposición venezolana ahora considera negociar con Maduro por Anatoly Kurmanaev – The New York Times – 21 de Mayo 2019

Juan Guaidó en un mitin en Caracas este mayo CreditRodrigo Abd/Associated Press

Fue una apuesta atrevida: Juan Guaidó, el líder de la oposición venezolana, apareció en una base militar rodeado por decenas de oficiales uniformados y aliados políticos para llamar a las fuerzas armadas a sublevarse contra el presidente Nicolás Maduro.

Tres semanas después, Guaidó se ha estado moviendo entre casas seguras para evadir una posible captura. Muchos de los hombres que estuvieron a su lado ese 30 de abril, al igual que varios legisladores y políticos que lo han apoyado, ahora están en prisión o refugiándose en embajadas de otros países en Caracas. Los soldados ya han cerrado varias veces el acceso a la Asamblea Nacional que encabeza Guaidó.

Además, las protestas de simpatizantes de Guaidó que desbordaban las calles se han reducido mientras los venezolanos, ante el desplome económico y la escasez de alimentos, combustibles y medicamentos, han regresado a su rutina de sobrevivencia.

Debilitado y sin poder resolver de manera rápida la crisis política que asedia a Venezuela, Guaidó se ha visto forzado a considerar posibles negociaciones con Maduro, el hombre al que prometió sacar del poder. Ambos lados enviaron representantes a Noruega para discusiones hace poco, en una concesión que Guaidó ya había rechazado.

En público, Guaidó se muestra optimista y decidido. En varios mítines celebrados en la capital venezolana ha urgido a sus partidarios a mantener vivas las protestas. Sin embargo, en una entrevista, reconoció que la capacidad operativa de la oposición se ha visto afectada.

“Ha sido muy salvaje la persecución del gobierno”, dijo desde el pasillo vacío de una de las casas seguras que ha estado usando.

Rafael del Rosario, asesor de Guaidó, huyó hacia Colombia cuando sus vecinos le advirtieron que lo estaban buscando oficiales del servicio de inteligencia. CreditFederico Rios Escobar para The New York Times

Más de cincuenta países —incluyendo a Estados Unidos, Canadá y casi toda la Unión Europea— reconocieron a Guaidó como presidente legítimo a finales de enero, después de calificar como fraudulenta la elección del año pasado que le dio un segundo mandato a Maduro.

A partir de enero, los gobiernos de varios países que respaldan a Guaidó se han pronunciado a favor de adoptar otros enfoques para acabar con la parálisis política venezolana, un giro respecto a los llamados internacionales para que Maduro fuera removido del poder.

En una entrevista en abril, Elliott Abrams, el enviado especial para Venezuela del gobierno de Donald Trump, dijo que para que pueda funcionar una transición democrática todos los venezolanos deben ser parte, incluidos los que son leales a Maduro.

“Son parte de la escena política de Venezuela”, dijo Abrams. “Entonces solo queremos dejar claro que realmente queremos una Venezuela democrática. No estamos eligiendo a un bando como ganador”.

El presidente Trump ahora ha puesto su mirada sobre Irán, lo que desvaneció las esperanzas que pudieron tener algunos miembros de la oposición sobre el respaldo militar estadounidense.

Sin ver atisbos de una resolución expedita, los aliados europeos de Guaidó redoblaron sus esfuerzos para conseguir un pacto negociado entre la oposición y el gobierno, lo que trasladó la batalla política venezolana hacia el ámbito diplomático, dijo Félix Seijas, director de la encuestadora Delphos, con sede en Caracas y que ha asesorado a la oposición.

A mediados de la semana pasada viajaron a Noruega representantes de la oposición para reunirse con enviados del gobierno con el fin de sostener diálogos exploratorios, según funcionarios de ambas partes.

Guaidó dijo el 16 de mayo pasado, en un evento con trabajadores del sector público, que estuvo de acuerdo con que se iniciaran esos diálogos, pero aseguró: “No nos vamos a prestar para ningún tipo de negociación falsa”. Declaró que el objetivo seguía siendo sacar a Maduro del poder, establecer un gobierno de transición y convocar elecciones libres.

Asimismo, Guaidó se reunió la semana del 13 de mayo con diplomáticos europeos que representan al Grupo de Contacto Internacional sobre Venezuela, el cual ha estado trabajando para que haya nuevas elecciones en el país. En otros esfuerzos para encontrar un espacio común con los principales defensores de Maduro, la canciller canadiense, Chrystia Freeland, viajó a Cuba y el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, acudió a Rusia.

El presidente Nicolás Maduro habla con sus tropas el 14 de mayo. Buena parte de las fuerzas armadas se mantuvo leal en abril cuando Guaidó los llamó a sublevarse. CreditPalacio de Miraflores

Maduro también ha quedado debilitado por la sublevación convocada por Guaidó. El jefe del servicio de inteligencia desertó y Estados Unidos asegura que varios funcionarios de alto nivel, incluidos el ministro de Defensa y un magistrado del Tribunal Supremo de Justicia estuvieron involucrados en el complot que buscaba derrocarlo.

Las sanciones de Estados Unidos han golpeado duramente los sectores clavede la economía venezolana, el petróleo y las importaciones, lo que dificulta que Maduro pueda gobernar. Este fin de semana, el país quedó prácticamente paralizado debido a la falta de combustible, una escasez que el presidente atribuye a las sanciones.

Sin embargo, seis años de recesión han preparado a Maduro para gestionar, aunque no para resolver, una serie de crisis. Su apuesta parece ser que la represión y la fatiga eliminen el respaldo a Guaidó antes de que las sanciones lo obliguen a dejar el poder, según sostiene Seijas, el encuestador.

“El gobierno cree que el tiempo juega a su favor, y no están tan equivocados”, dijo Seijas. “Parece un equilibrio. Ningún lado puede doblar el brazo del otro, pero el gobierno cree que es una situación que puede manejar y controlar”.

Líderes opositores dijeron que seguirán trabajando para sacar a Maduro y que están estableciendo un gobierno de transición desde las casas seguras y embajadas donde se han estado refugiando.

“La meta ahora no es volverse mártires políticos al ser arrestados”, dijo Juan Andrés Mejía, diputado del partido Voluntad Popular, quien se escondió después de que el gobierno le retiró la inmunidad política el 15 de mayo. “La meta es asegurar un gobierno de transición. Estoy enfocado ahora en asegurarme de que el trabajo que iniciamos no se detenga”.

Guaidó (izquierda) con su mentor de Voluntad Popular, Leopoldo López, quien se escapó del arresto domiciliario, el pasado 30 de abril CreditMiguel Gutiérrez/EPA vía Shutterstock

No obstante, para los integrantes de la oposición que están escondidos es difícil mantener su trabajo de contacto con las bases, que han dicho es fundamental para que siga el respaldo popular. Después de que fracasó el levantamiento, el objetivo de sacar a Maduro sí parece más lejano, reconoció Rafael del Rosario, el vicejefe de gabinete para Guaidó.

Cuando los vecinos de Del Rosario le dijeron en abril que los funcionarios del servicio de inteligencia lo estaban buscando, eligió exiliarse ante la amenaza de ser arrestado y tomó el primer vuelo a Bogotá, Colombia. Solo llevó consigo tres pares de ropa interior y un suéter prestado.

“Tengo que seguir luchando porque sé que esto va a caer, pero yo entiendo que puedo pasar un buen tiempo aquí”, aseguró Del Rosario en una entrevista desde el departamento de Bogotá que renta por Airbnb.

Al día siguiente de la huida de Del Rosario, su esposa y sus dos hijos pequeños lo siguieron a Colombia. Tuvieron que cruzar a pie un río por la noche, con la ayuda de soldados que simpatizan con Guaidó.

Desde entonces la familia ha estado subsistiendo con donativos, ayuda de familiares y la amabilidad de partidarios. Solamente cuentan con 300 dólares de ahorros en efectivo que Astrid Zuleta, la esposa de Del Rosario, agarró de su casa antes de irse.

Más de 3,7 millones de venezolanos han huido del país a medida que empeoran las condiciones, según la Agencia de la ONU para los Refugiados. Como la familia Del Rosario, alrededor de 1,3 millones de ellos están en Colombia.

“Aquí soy un venezolano más”, dijo Del Rosario.

La policía nacional apostada afuera de la sede de la Asamblea Nacional en Caracas, el 14 de mayoCreditIván Alvarado/Reuters

Repsol reduce sus operaciones en Venezuela por Marín Arostegui – La Patilla – 22 de Mayo 2019

Referencial. El logotipo de Repsol en su sede en Madrid, España | Foto: Reuters

La española Repsol, el último gigante petrolero occidental con operaciones importantes en Venezuela, está abandonando el país, a medida que aumenta la presión de las sanciones estadounidenses y la continua incertidumbre.

Las inversiones de Repsol en Venezuela, valoradas en casi $ 1,7 mil millones (1.480 millones de euros) en 2017, han caído un 70% en el último año. El informe anual de la compañía también dice que la empresa continuará reduciendo su negocio venezolano en los próximos meses.

Repsol ha sido objeto de intensas negociaciones entre España y Washington mientras el gobierno de Trump intenta que el gobierno socialista de Madrid se una a los esfuerzos para aislar al régimen de Nicolás Maduro.

A las compañías petroleras españolas mantienen “cierta actividad” (en Venezuela) se les puede “plantear un problema” con las sanciones de EE. UU. según el ministro de Relaciones Exteriores español, Josep Borrel que habló después de una reunión con el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, en Washington el mes pasado.

Mientras tanto, Repsol está negociando la reducción de sus intereses comerciales venezolanos con el Departamento de Estado, según fuentes diplomáticas de Estados Unidos.

El enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Eliot Abrams, dijo recientemente durante una visita a Madrid, que “el negocio de Repsol en Venezuela se está debatiendo de manera muy activa en Washington”, donde la compañía solicitó exenciones especiales para sus empresas conjuntas restantes con la compañía petrolera nacional de Venezuela, PDVSA.

“Habrá decisiones tomadas en Washington en los próximos días sobre esto”, dijo Abrams.

Repsol se ha adaptado sistemáticamente a las políticas socialistas de gobiernos populistas en América Latina,  rechazadas por otros gigantes petroleros como Exxon Mobil y BP. Fue una de las pocas empresas que permaneció en Bolivia cuando el presidente Evo Morales, un aliado cercano de Maduro, obligó a las empresas extranjeras a aceptar una participación mayoritaria del estado en proyectos energéticos.

Repsol también ha explorado en busca de petróleo en alta mar en Cuba.

Los ejecutivos de Repsol han negado que la presión de Estados Unidos la esté expulsando de Venezuela. Pero las acciones de la administración Trump están bloqueando cada vez más la capacidad de la compañía para realizar negocios con Pdvsa.

Rusia realiza negocios petroleros en Venezuela a través de una filial que Pdvsa abrió recientemente en Moscú. La compañía rusa Rosneft, dirigida por un amigo cercano del primer ministro Vladimir Putin, ha asumido cada vez más el control de la disminución de la producción de petróleo en Venezuela.

Algunos de los contratos petroleros de Repsol con el gobierno venezolano se prolongan hasta 2036. La compañía tiene una participación del 40% en cuatro bloques petroleros bajo una empresa de riesgo compartido, así como participaciones mayoritarias en proyectos de gas.

La firma ha estado tratando de sortear las sanciones de Estados Unidos mediante el trueque de envíos de crudo venezolano por combustible refinado enviado de vuelta a Venezuela.

Pero este sistema de intercambio ahora está en peligro por una nueva directiva del Departamento de Energía de EE. UU. que autoriza a los funcionarios a confiscar petroleros y congelar los activos de las compañías que mueven petróleo venezolano.

Según la agencia de noticias Reuter, los petroleros con destino a Europa que cargan crudo en los puertos venezolanos han quedado paralizados en el puerto.

Washington le ha otorgado a Repsol un período de gracia para cerrar sus operaciones en Venezuela de manera ordenada, según los portavoces de la compañía.

También hay crecientes presiones legales sobre los individuos españoles involucrados en el negocio petrolero de Venezuela. El embajador de España en Venezuela bajo el ex primer ministro socialista Rodríguez Zapatero, Raúl Morodo, está siendo investigado por lavado de dinero a través de contratos falsos con PDVSA. Tres personas, incluido su hijo, fueron arrestados esta semana por orden del tribunal más alto de España.

Venezuela vive la peor crisis económica para un país sin guerra, según los expertos por Anatoly Kurmanaev – The New York Times – 17 de Mayo 2019

En Maracaibo, dos hombres revisaban los desperdicios en busca de objetos que todavía sirvieran o que pudieran ser reciclados. CreditMeridith Kohut para The New York Times

MARACAIBO, Venezuela — El colapso de Zimbabue con Robert Mugabe. La caída de la Unión Soviética. La desastrosa crisis de Cuba en la década de los noventa. El desplome de la economía de Venezuela ha superado todos esos desastres.

Venezuela experimenta el mayor colapso económico sucedido en un país sin guerra en al menos 45 años, según los economistas.

“Cuesta pensar en una tragedia humana de esta magnitud que no sea producto de una guerra civil”, comentó Kenneth Rogoff, profesor de economía de la Universidad de Harvard que fue el economista en jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI). “Este puede ser el ejemplo más sobresaliente de políticas desastrosas en décadas”.

Jenifer Del Valle Vejar Martínez con su bebé de dos meses, durante un apagón CreditMeridith Kohut para The New York Times

Para encontrar niveles similares de devastación económica, los economistas del FMI mencionan a países devastados por la guerra, como Libia a principios de esta década o Líbano en los setenta.

No obstante, Venezuela, que fue el país más rico de América Latina, no vivió un conflicto armado. Según los economistas, el mal gobierno, la corrupción y las políticas erróneas del presidente Nicolás Maduro y su predecesor, Hugo Chávez, desataron una inflación desenfrenada que clausuró empresas y destruyó al país. Además, en meses recientes, el gobierno de Donald Trump ha impuesto duras sanciones para tratar de paralizar todavía más a esta nación.

Mientras la economía del país se desplomaba, grupos paramilitares tomaron el control de poblaciones enteras, los servicios públicos colapsaron y el poder adquisitivo de la mayoría de los venezolanos se redujo a un par de kilos de harina al mes.

En los mercados, los carniceros se ven afectados por los apagones frecuentes por lo que, al final de cada jornada, compiten para vender la carne en descomposición; quienes antes trabajaban como obreros escarban entre pilas de basura en busca de sobras y plástico reciclable. Los minoristas hacen decenas de viajes al banco con la esperanza de depositar varios montones de billetes cuyo valor se desvanece debido a la hiperinflación.

Aquí en Maracaibo, una ciudad de dos millones de habitantes en la frontera con Colombia, casi todos los vendedores de carne en el mercado principal han dejado de vender cortes, debido a que las vísceras y las sobras como la grasa y las pezuñas de vaca se han convertido en la única proteína animal que pueden costear muchos de sus clientes.

Personas que compraban despojos no refrigerados y otros subproductos de carne de res en un mercado de Maracaibo. CreditMeridith Kohut para The New York Times

En parte, la crisis actual se ha desencadenado por las sanciones estadounidenses que buscan obligar a Maduro a ceder el poder al líder de la oposición nacional Juan Guaidó. Las recientes medidas de Estados Unidos contra Petróleos de Venezuela, la petrolera estatal venezolana, han dificultado que el gobierno de Maduro pueda comercializar el petróleo, que es el principal producto de exportación del país. Aunadas a la prohibición estadounidense a comercializar bonos venezolanos, el gobierno de Trump ha dificultado la importación de productos, desde alimentos hasta medicinas.

Maduro culpa a Estados Unidos y a la oposición venezolana por la hambruna generalizada y la falta de suministros médicos, pero los economistas independientes afirman que la recesión comenzó años antes de las sanciones que, si acaso, aceleraron el colapso.

“Tenemos una batalla cruenta contra las sanciones internacionales que le han hecho perder a Venezuela al menos 20.000 millones de dólares en 2018”, aseguró Maduro en un discurso reciente. “Nos persiguen las cuentas bancarias, las compras en el mundo de cualquier producto, es más que un bloqueo, es una persecución”, agregó el mandatario.

La escasez ha sumido a buena parte de la población en una crisis humanitaria que se profundiza, aunque un grupo importante de los mandos militares y funcionarios de alto nivel que siguen siendo leales a Maduro pueden tener acceso a los recursos que quedan para sobrevivir, o incluso se enriquecen de manera ilegal.

Muchos venezolanos se han acostumbrado a que cada mes se registre una nueva caída histórica.

En el Lago de Maracaibo, comerciantes y obreros que perdieron sus trabajos lavaban el plástico reciclable que recolectaron. CreditMeridith Kohut para The New York Times

Venezuela tiene las mayores reservas comprobadas de petróleo en el mundo pero su producción, que alguna vez fue la más grande de América Latina, ha caído más rápido en el último año que la de Irak después de la invasión estadounidense en 2003, según datos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo.

Venezuela ha perdido a una décima parte de su población en los últimos dos años, debido a que han huido, e incluso atravesado montañas, desatando la crisis de refugiados más grande que se haya visto en la región.

La hiperinflación de Venezuela, que se espera que alcance los diez millones por ciento este año, según el FMI, está en camino de convertirse en el más largo periodo de aumentos incontrolados de precios desde el que se vivió en el Congo en la década de 1990.

“En esencia, este es un colapso absoluto del consumo”, mencionó Sergi Lanau, economista en jefe adjunto del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por su sigla en inglés), una asociación comercial financiera.

Un grupo de hombres llenaban envases de plástico con agua de un arroyo sucio, su única fuente de líquido durante los días en que no les llega el suministro. CreditMeridith Kohut para The New York Times

El instituto calcula que, durante el gobierno de Maduro, la caída en el rendimiento económico de Venezuela ha experimentado el declive más pronunciado que haya tenido un país que no está en guerra desde 1975.

Para fin de año, el producto interno bruto venezolano habrá disminuido un 62 por ciento desde el comienzo de la recesión en 2013, que coincidió con la llegada al poder de Maduro, según las estimaciones del IIF (el gobierno de Venezuela no ha publicado sus estadísticas macroeconómicas oficiales desde 2014, lo que obliga a los economistas a depender de indicadores como las importaciones para calcular la actividad económica).

En comparación, el declive económico promedio en las antiguas repúblicas soviéticas fue de alrededor del 30 por ciento durante el punto más álgido de la crisis a mediados de la década de los noventa, según cálculos de la asociación.

Por ahora, el gobierno está concentrando sus pocos recursos en la capital, Caracas. No obstante, la presencia del Estado es cada vez más débil en el interior del país, y su ausencia es particularmente visible en Zulia, el estado más poblado de Venezuela.

Su capital, Maracaibo, alguna vez fue el enclave petrolero de Venezuela. En marzo, un apagón sumió al estado en una semana de oscuridad y caos que dejó 500 negocios saqueados.

La energía eléctrica ha sido esporádica desde entonces, lo que acrecienta la escasez de agua y gasolina y deja a las poblaciones sin sistemas bancarios ni cobertura de telefonía celular durante días enteros.

El mercado Las Pulgas, que alguna vez fue un bullicioso laberinto de puestos donde los vendedores vendían alimentos y artículos para el hogar, se ha convertido en el rostro de la crisis.

Continue reading the main storyFoto

Vendedores con bolsas de dinero, que ha perdido buena parte de su valor, en un puesto del mercado Las Pulgas en Maracaibo. CreditMeridith Kohut para The New York Times

Juan Carlos Valles llega a su pequeño restaurante ubicado en un rincón del mercado a las 05:00 a. m. y comienza a preparar caldo de res con huesos y cachapas en la oscuridad. Dice que desde marzo no ha tenido luz en el local, sus ventas han caído un 80 por ciento desde el año pasado y cada día es una lucha contra los soldados que lo obligan a aceptar billetes de bajas denominaciones que casi carecen de valor.

El dinero que gana, lo invierte de inmediato en huesos y harina de maíz, porque los precios aumentan a diario.

“Si descansas, pierdes”, dijo Valles, quien ha tenido este restaurante desde 1998. “El dinero ha perdido su valor. Para cuando lo llevas al banco, ya perdiste una parte de lo que tenías”.

Según el IIF, los ingresos reales en Venezuela han caído a niveles nunca vistos en el país desde 1979, lo que ha ocasionado que muchas personas sobrevivan de tareas como recoger leña, recolectar frutas y acarrear agua de los arroyos.

Daniel González, de 53 años, cuidaba a sus hijos y los de su vecino en el barrio Arco Iris en Maracaibo.CreditMeridith Kohut para The New York Times

“El gobierno habla de soluciones en el mediano y largo plazo, pero el hambre sucede ahora”, declaró Miguel González, director del consejo comunal del barrio Arco Iris en Maracaibo.

González dijo que perdió su empleo en un hotel cuando fue saqueado en marzo, las personas que irrumpieron en el local arrancaron hasta los marcos de las ventanas y el cableado eléctrico. Ahora recoge ciruelas silvestres que vende por unos cuantos centavos en los parques de la ciudad. La mayoría de la dieta de su comunidad consiste en frutas silvestres, alimentos elaborados con harina de maíz frita o cocida y caldo de huesos de res, dijo.

Lejos de la capital del estado, las cosas son todavía peores.

La Isla de Toas, que alguna vez fue un paraíso turístico de unos 12.000 habitantes que vivían en los caseríos de pescadores, ha quedado casi abandonada.

“Aquí no hay representantes del gobierno local, regional ni nacional”, afirmó José Espina, conductor de un mototaxi. “Estamos solos”.

La electricidad y el agua potable solo están disponibles unas horas al día. El barco que da servicio regular a la región continental se descompuso el mes pasado. Un barco prestado por la petrolera estatal remolca de vez en cuando a un ferri oxidado que lleva unos cuantos suministros de alimentos subsidiados, el precario sustento de los residentes más pobres de la isla.

Un barco petrolero arrastra el ferry oxidado desde la Isla de Toas hacia el continente para conseguir escasas cantidades de alimentos subsidiados. CreditMeridith Kohut para The New York Times

Según el alcalde, Héctor Nava, la hiperinflación ha reducido todo el presupuesto de la isla al equivalente a 400 dólares al mes, unos 3 centavos de dólar por residente.

El hospital no tiene medicamentos ni pacientes. La última persona en ser hospitalizada fue una mujer que murió luego de agonizar todo un día por la escasez de tratamiento para su enfermedad renal, según confirmaron los médicos de la institución.

Las camas del hospital de Toas yacen vacías, Anailin Nava, de dos años, se consume en una choza cercana debido a la desnutrición y una parálisis muscular tratable. Su madre, Maibeli Nava, dice que no tiene dinero para llevarla a Colombia en busca de tratamiento.

El hospital de la Isla de Toas está vacío, su último paciente murió sin recibir cuidados médicos. Cerca de esa institución de salud, Anailin, una niña de dos años de edad, sufre desnutrición severa y una parálisis muscular tratable. CreditMeridith Kohut para The New York Times

Las cuatro canteras que constituyen la única industria de la isla no han producido desde que el año pasado unos ladrones se llevaron todos los cables de energía que las conectaban a la red eléctrica. Los activistas locales de la oposición calculan que una tercera parte de los residentes se ha ido de la isla en los últimos dos años.

“Esto era un paraíso”, dijo Arturo Flores, coordinador de seguridad de la municipalidad local, quien vende una bebida de maíz fermentado a los pescadores locales para aumentar en algo su salario, equivalente a cuatro dólares mensuales. “Ahora, todos están huyendo”.

En el otro lado del estado de Zulia, en el pueblo ganadero de Machiques, el colapso económico ha diezmado la industria de la carne y los lácteos que suministraba estos productos a todo el país.

Los apagones eléctricos hicieron que cerrara el matadero, que alguna vez fue uno de los más grandes de América Latina. Grupos de hombres armados extorsionan a los ganaderos que todavía mantienen sus rebaños y les roban ganado.

“No se puede producir si no hay ley”, manifestó Rómulo Romero, un ganadero de la localidad.

El matadero de Machiques, que alguna vez fue uno de los más grandes de América Latina, ha estado inactivo por los cortes de energía eléctrica. CreditMeridith Kohut para The New York Times

Los comerciantes locales se han unido para ayudar en la reparación de las líneas eléctricas y mantener las torres de telecomunicaciones en funcionamiento, también colaboran con la alimentación de los trabajadores públicos y buscan diésel para los generadores eléctricos de respaldo.

“Prácticamente, hemos asumido las funciones del Estado”, dijo Juan Carlos Perrota, un carnicero que lidera la cámara de comercio de Machiques. “No podemos simplemente cerrar la puerta con candado y darnos por vencidos. Tenemos la esperanza de que esto mejorará”.

Departamento de Transporte de EEUU suspende todos los vuelos desde y hacia Venezuela – La Patilla – 15 de Mayo 2019

Un avión de American Airlines despega en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar en Caracas, Venezuela, 25 de enero de 2019. REUTERS / Andres Martinez Casares

El Departamento de Transporte de los EEUU, bajo órdenes de su Secretaria, Elaine Chao mediante un comunicado, informó que suspende todos los vuelos desde y hacia Venezuela debido a la crisis que hoy vive el país.

COMUNICADO

Si se determina que, “(1) existe una condición que amenaza la seguridad de los pasajeros, aeronaves o tripulación que viajan hacia o desde un aeropuerto[extranjero]; y (2) el interés público requiere una suspensión inmediata del transporte entre los Estados Unidos y ese aeropuerto ”, se suspenderán los derechos de las compañías aéreas estadounidenses y extranjeras para proporcionar dicho transporte extranjero.

El Secretario interino de Seguridad Nacional ha enviado una carta al Departamento en la que detalla sus conclusiones sobre la situación de seguridad en Venezuela. El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) ha llegado a la conclusión de que “las condiciones en Venezuela amenazan la seguridad de los pasajeros, aeronaves y la tripulación que viajan hacia o desde ese país, y que el interés público requiere una suspensión inmediata de todos los vuelos comerciales de pasajeros y carga“. entre los Estados Unidos y Venezuela. ”El Secretario Interino McAleenan ha basado su conclusión en una serie de factores que incluyen:

(1) Informes de disturbios civiles y violencia en y alrededor de los aeropuertos; (2) La incapacidad de la TSA para obtener acceso a los aeropuertos venezolanos para realizar las evaluaciones de seguridad necesarias para garantizar que se implementen las medidas de seguridad adecuadas; (3) La actual crisis económica y política en Venezuela; (4) La cancelación de vuelos al país por parte de American Airlines, la mayor compañía aérea que presta el servicio y otras dos aerolíneas; (5) La publicación del Departamento de Estado de los EE. UU. De los avisos de No Viajar, la suspensión de las operaciones de la Embajada y la recomendación de que los inspectores de la Administración de Seguridad del Transporte (TSA) no ingresen al país debido a preocupaciones de seguridad; (6) La emisión por la Administración Federal de Aviación de una Notificación a los Aviadores (NOTAM) el 1 de mayo de 2019, que prohíbe todas las operaciones de vuelo de las compañías aéreas y operadores comerciales de los EE. UU. En el espacio aéreo de Venezuela por debajo del FL 260; y (7) el riesgo de acciones del régimen de Maduro contra estadounidenses y los intereses estadounidenses ubicados en Venezuela.

Sobre la base de estos hallazgos sobre las condiciones actuales en Venezuela por parte del DHS, estoy de acuerdo en que el interés público requiere una suspensión inmediata del transporte aéreo extranjero entre los aeropuertos de Estados Unidos y Venezuela. Por lo tanto, conforme a la sección 44907 (e), estoy suspendiendo la autoridad de todas las compañías aéreas estadounidenses y aéreas extranjeras para proporcionar transporte aéreo extranjero desde o hacia los aeropuertos venezolanos. Específicamente, estoy agregando una condición a todos los certificados y exenciones de las compañías aéreas de los EE. UU., Así como a todos los permisos y exenciones de las compañías aéreas extranjeras, a fin de evitar que estas compañías aéreas de los EE. UU. Y las compañías aéreas extranjeras operen desde o hacia los aeropuertos venezolanos.

La Sección 44907 (e) requiere la aprobación del Secretario de Estado. Hemos recibido la aprobación requerida.

POR CONSIGUIENTE: 1. Modifico todos los certificados de las compañías aéreas de EE. UU. Emitidos conforme a la sección 49 U.S.C. § 41102 y todas las exenciones de la sección 41102 para agregar la siguiente condición: Con vigencia inmediata, y hasta nuevo pedido del Departamento, el titular no deberá realizar transporte aéreo extranjero de pasajeros o carga hacia o desde ningún aeropuerto de Venezuela.

2. Modifico todos los permisos de compañías aéreas extranjeras emitidos en virtud de 49 U.S.C. § 41302 y todas las exenciones de la sección 41302 para agregar la siguiente condición: Con vigencia inmediata, y hasta nuevo pedido del Departamento, el titular no debe realizar transporte aéreo extranjero de pasajeros o carga hacia o desde ningún aeropuerto de Venezuela.

A menos que sea desaprobado por el Presidente de los Estados Unidos bajo 49 U.S.C. § 41307, esta orden entrará en vigencia el día 61 después de su presentación para la revisión de la sección 41307 o en la fecha en que recibió el consejo del Presidente o su designado según la Orden Ejecutiva 12597 y las regulaciones de implementación que no pretende desaprobar. La orden del Departamento según esa sección, lo que ocurra antes; 4 y Le entregaremos una copia de esta orden a todas las compañías aéreas estadounidenses que posean certificados de conveniencia y necesidad pública, a todas las compañías aéreas extranjeras con permisos, a la Embajada de Venezuela en Washington, DC, y El Departamento de Estado de los Estados Unidos.

Por:

ELAINE L. CHAO

Secretaria de Transporte

 

DOCUMENTO EN INGLÉS

Departamento de Transporte … by on Scribd

EEUU sancionará a las compañías que negocien con Maduro en materia de seguridad – La Patilla – 10 de Mayo 2019

seguridad

Maduro durante ejercicios militares (Foto AVN)

 

Este viernes,  un funcionario de alto rango del gobierno del presidente Donald Trump., señaló que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos decidió que “cualquier compañía local o extranjera que haga negocios con sectores de defensa y seguridad de Venezuela es objeto de sanciones”, señaló la agencia de noticias Reuters.

Asimismo, destacaron que han aumentado “significativamente” el contacto de EEUU con militares venezolanos “desde intento de levantamiento de la semana pasada”.

De igual forma destacó este funcionario que en el contacto telefónico del presidente de EEUU, Donald Trump con el mandatario ruso, Vladimir Putin, este, reveló que a Rusia no le interesa Venezuela, “lo usa como ficha para asuntos geopolíticos mayores”.

Reuters Venezuela

@ReutersVzla

Departamento Tesoro decidió que cualquier compañía local o extranjera que haga negocios con sectores de defensa y seguridad de es objeto de sanciones: Funcionario

Reuters Venezuela

@ReutersVzla

Contactos de con militares venezolanos han aumentado significativamente desde intento de levantamiento de la semana pasada: Funcionario

Reuters Venezuela

@ReutersVzla

Llamado telefónico del 3 de mayo de @realDonaldTrump a Putin reveló que a no le interesa , lo usa como ficha para asuntos geopolíticos mayores: Funcionario

Además, el asesor de Seguridad Nacional de La Casa Blanca sentenció que “los actores malignos como Rusia y Cuba que permiten la represión de la gente deberían tomar nota”.

John Bolton

@AmbJohnBolton

In response to increasing acts of intimidation by the former Maduro regime, the U.S. has determined that defense & security sector is subject to sanctions. Malign actors like Russia & Cuba enabling repression of the people should take notice.

EEUU sanciona a navieras y buques vinculados con la actividad petrolera del régimen de Maduro – La Patilla – 10 de Mayo 2019

droga
La sede del Departamento del Tesoro de EEUU en Washington, foto tomada el 6 de agosto de 2018. REUTERS/Brian Snyder

Este viernes, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos impuso nuevas sanciones relacionadas al régimen de Nicolás Maduro, colocando en su nueva lista como medida al chavismo, a dos compañías y dos buques para aumentar la presión.

Se pudo conocer que las dos navieras tienen su base en las Islas Marshall, ubicadas en el océano Pacífico y en Liberia, en la costa oeste de África. En el caso de los buques petroleros, ambos tienen bandera panameña.

A través de un comunicado el Departamento del Tesoro describió sus sanciones como “una respuesta directa al arresto ilegal por parte del Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia) de miembros de la Asamblea Nacional (Parlamento)”, dos días después de que el vicepresidente del Parlamento, Édgar Zambrano, fuera detenido.

A continuación el comunicado del Departamento del Tesoro de EEUU:

Hoy, el Secretario del Tesoro Steven T. Mnuchin, en consulta con el Secretario de Estado Michael Pompeo, y de conformidad con la Orden Ejecutiva (EO) 13850, según enmendada, determinó que las personas que operan en el sector de defensa y seguridad de la economía venezolana pueden estar sujeto a sanciones. Además, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro designó a dos compañías que operan en el sector petrolero de la economía venezolana, de conformidad con la EO 13850, según enmendada. La OFAC también identificó dos embarcaciones, que transportaban petróleo desde Venezuela a Cuba, como propiedad bloqueada de propiedad de ambas compañías.

“La acción del Tesoro de hoy pone a los servicios militares y de inteligencia de Venezuela, así como a aquellos que los apoyan, en aviso de que su continuo respaldo del régimen ilegítimo de Maduro tendrá graves consecuencias”, dijo el Secretario del Tesoro Steven T. Mnuchin. “Estados Unidos tomará más medidas si Cuba continúa recibiendo petróleo venezolano a cambio de apoyo militar. Como hemos dicho repetidamente, el camino hacia el alivio de las sanciones para aquellos que han sido sancionados es tomar acciones concretas y significativas para restablecer el orden democrático “.

Las designaciones de hoy, que son una respuesta directa al arresto ilegal de miembros de la Asamblea Nacional por parte de SEBIN, tienen como objetivo atacar a aquellos actores que han participado en el represivo sector de defensa e inteligencia de Maduro. Esto incluye el sector petrolero de Venezuela, que sigue siendo crítico para la supervivencia del régimen ilegítimo del ex presidente Maduro:

Monsoon Navigation Corporation tiene su sede en Majuro, Islas Marshall, y es el propietario registrado de la embarcación, Ocean Elegance.

Ocean Elegance es un petrolero de petróleo crudo (IMO: 9038749) que entregó petróleo crudo desde Venezuela a Cuba desde fines de 2018 hasta marzo de 2019.

Serenity Maritime Limited tiene su sede en Monrovia, Liberia, y es el propietario registrado de la embarcación, Leon Dias.

Leon Dias es un petrolero químico y petrolero (IMO: 9396385) que entregó petróleo crudo desde Venezuela a Cuba desde fines de 2018 hasta marzo de 2019.

Para obtener información sobre los métodos que utilizan las figuras políticas de alto nivel de Venezuela, sus asociados y el personal del frente para mover y ocultar los ingresos corruptos, incluida la forma en que intentan explotar el sistema financiero y el mercado inmobiliario de EE. UU., Consulte la Red de Ejecución de Delitos Financieros del Tesoro (FinCEN ) avisos FIN-2019-A002 , “Asesoramiento actualizado sobre la corrupción pública generalizada en Venezuela”, FIN-2017-A006 , “Asesoramiento a instituciones financieras y empresas y profesionales de bienes raíces” y FIN-2018-A003 , “Asesoramiento sobre abusos de los derechos humanos Habilitado por figuras políticas extranjeras de alto nivel y sus facilitadores financieros “.

Como resultado de la acción de hoy, todos los bienes e intereses en la propiedad de estas entidades, y de cualquier entidad que sea propiedad, directa o indirectamente, del 50 por ciento o más de las entidades designadas, que se encuentren en los Estados Unidos o en posesión o control Las personas estadounidenses están bloqueadas y deben ser reportadas a la OFAC. Las regulaciones de la OFAC generalmente prohíben todos los tratos por personas de los Estados Unidos o dentro (o en tránsito) de los Estados Unidos que involucren cualquier propiedad o interés en la propiedad de personas bloqueadas o designadas.

Las sanciones de los Estados Unidos no necesitan ser permanentes; Las sanciones están destinadas a provocar un cambio positivo de comportamiento. Por ejemplo, el 7 de mayo de 2019, la OFAC eliminó las sanciones impuestas a Manuel Ricardo Cristopher Figuera, ex funcionario de inteligencia de alto rango, después de su ruptura pública con Maduro. Los Estados Unidos siguen dejando en claro que la eliminación de las sanciones está disponible para las personas designadas bajo la EO 13692 o la EO 13850, ambas enmendadas, que toman acciones concretas y significativas para restablecer el orden democrático, se niegan a participar en abusos contra los derechos humanos. contra los abusos cometidos por el régimen ilegítimo de Maduro, o combatir la corrupción en Venezuela.

A %d blogueros les gusta esto: