elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Sanciones USA

EE UU impuso nuevas sanciones a cinco funcionarios cercanos a Maduro – El Nacional – 15 de Febrero 2019

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos indicó que todos los bienes e intereses de los individuos están bloqueados y deben ser reportados a la OFAC

1550243585250.jpg

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro emitió este viernes nuevas sanciones contra cinco funcionarios cercanos a Nicolás Maduro.

Un comunicado difundido por la institución indica que todos los bienes e intereses de  Rafael Bastardo Mendoza,  Manuel Cristopher Figuera,  Iván Hernández Dala,  Manuel Quevedo Fernández,  Hildemaro Rodríguez Mucura y de cualquier entidad que sea propiedad están bloqueadas y deben ser reportadas a la OFAC.

Entre los sancionados están el jefe del Sebin, el comandante de la “guardia presidencial”, el comandante de la Fuerza de Acciones Especiales (FAES) y el presidente de Pdvsa designado por Maduro.

En el texto, el departamento aclaró que las sanciones “están destinadas a provocar un cambio positivo de comportamiento”. “Los Estados Unidos han dejado en claro que consideraremos levantar las sanciones para las personas designadas bajo EO 13692 o EO 13850 que tomen acciones concretas y significativas para restablecer el orden democrático, se nieguen a participar en abusos contra los derechos humanos y denuncien los abusos cometidos por el gobierno”.

Golpe militar o intervención, dos escenarios por Francisco Olivares – El Estimulo – 15 de Febrero 2019

Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, las dos figuras fuertes del chavismo en Venezuela, han descartado la posibilidad de un proceso electoral libre que promueva una transición pacífica. En su lugar han exaltado la guerra prolongada y el despliegue de misiles como advertencia ante los escenarios de golpe interno o de una intervención extranjera.
El grupo más radical del Gobierno, aquel que ha sido vinculado al lavado de dinero, al tráfico ilegal de oro, al narcotráfico y a otros delitos financieros, es el que tendría más que perder frente a una salida negociada en la cual se aplique la solución electoral libre, supervisada internacionalmente, y en la cual se suspendan las inhabilitaciones de los partidos políticos opositores y de sus líderes hoy presos o en el exilio.

Se trata de altos funcionarios, militares o empresarios en las listas de sancionados por el Departamento de Estado o con juicios en tribunales de Estados Unidos, América del Sur o Europa, por distintos delitos ligados a la legitimación de capitales, sobornos y sobreprecios en obras públicas.

Es este sector el que mayor influencia ha tenido en el grupo del chavismo que gobierna, según las informaciones provenientes de los tribunales de EEUU, de disidentes chavistas, la fiscal en el exilio Luisa Ortega Díaz, y lo que han revelado los escándalos de corrupción más sonados en el mundo como los de Odebrecht, Andorra, PDVSA y el caso Andrade. En ellos trasciende el tráfico de miles de millones de dólares manejados por figuras que están o han estado ligadas al alto Gobierno.

De allí que la opción militar ha sido la carta más jugada por Maduro quien, intentando exaltar el patriotismo frente a una intervención extranjera, ha pasado el último mes visitando guarniciones, ordenando ejercicios militares, desplegando públicamente armas misilísticas y anunciando el uso de importantes recursos financieros para adquirir armamentos modernos.

Dos escenarios armados

Sobre la situación militar interna, como señalamos en nuestro análisis anterior “La crisis en Venezuela escala hacia una salida militar” publicado en El Estímulo, hay dos factores a tomar en cuenta.

Los pronunciamientos militares que se han registrado en el último mes son síntomas del deterioro interno, pero se trata de hechos aislados, que solo tienen un efecto sicológico o mediático. Para que un pronunciamiento genere un efecto determinante, debe ser de carácter masivo y vinculado a las guarniciones más importantes del país, especialmente las que están cercanas a la región capital. Igualmente es de recordar que estas guarniciones fundamentales de la capital, como los batallones Ayala, Simón Bolívar y la Guardia de Honor, están comandadas por oficiales altamente ideologizados, formados en Cuba y son receptores de importantes privilegios, mientras sus guarniciones gozan de presupuestos paralelos.

Recientemente, el jefe del Comando Sur de Estados Unidos, almirante Craig Faller, aseguró que unos 2.000 oficiales son el “centro de gravedad”, de la dictadura en Venezuela.

Al comparecer ante el Comité de Servicios Armados del Senado de EEUU, el alto oficial afirmó, además, que la mayoría de estos militares está “a sueldo de Nicolás Maduro”, subrayando que los generales en Venezuela son “más que los existentes en toda la OTAN combinada” (…) “gran parte de ellos están implicados en redes de clientelismo, incluido el tráfico de drogas y los ingresos petroleros, con los que Maduro compra su lealtad”.

De manera que esas unidades, con una mayoría de su oficialidad entrenada en Cuba y con altos privilegios, es una de las garantías con las que cuenta Nicolás Maduro para enfrentar un eventual pronunciamiento militar en contra su Gobierno.

Igualmente se destaca en el informe el desarrollo y reorganización de la llamada defensa aeroespacial de Venezuela, con la activación de importantes grupos misilísticos de defensa aérea y su incorporación a las brigadas geográficas.

Con estas inversiones, el gobierno de Maduro previó escenarios como el actual, en los cuales la crisis económica, política y social, que afecta a todas las instancias del país, pudiera llegar también, como en efecto así ha ocurrido, a la FANB, y en consecuencia exponer al poder central a un escenario de rebelión interna.

Uno de los mensajes que se han dirigido desde EEUU para estimular el quiebre a esa lealtad, no solo ideológica, sino también económica, de los altos mandos militares venezolanos, ha sido la oferta de amnistía.

“Para lograr el control de las fuerzas armadas (en Venezuela) es necesario que se le den garantías a los altos mandos, que son esencialmente corruptas. Maduro los está comprando. Pero, para acabar con esa falsa lealtad a Maduro es necesario darles alguna forma de amnistía. Y eso es muy importante solo si ellos están convencidos de que la amnistía es verdadera”.

Como ejemplo puso el caso de cómo, al final de la década de los 80, cuando Ferdinand Marcos tenía cientos de miles de manifestantes protestando en las calles de Filipinas, “nosotros organizamos su salida y le garantizamos a Marcos que no sería enviado de nuevo a Filipinas para ser juzgado allí por los crímenes cometidos. Creo que esa es la vía para salir de Maduro”.

Esa oferta también ha sido promovida por Juan Guidó y fue el centro de la masiva movilización del pasado 12 de febrero.

Estados Unidos y la intervención

Aunque Donald Trump y voceros de su gobierno han sostenido que todas las opciones están en el tablero para lograr la salida de Nicolás Maduro del poder en Venezuela y promover una transición, la opción armada desde el exterior aún no se encuentra en una fase cercana.

Eso significa que el presidente Trump usará a los organismos de inteligencia y la vía diplomática hasta agotarse, más la presión financiera y las sanciones impuestas a figuras del chavismo. De no funcionar esas medidas, la intervención militar se presentará en escalada con bloqueos y ataques selectivos, para finalmente llegar al acto de guerra, como ha ocurrido en otros escenarios.

Es una escala que va del nivel 5 que es la paz, hasta el nivel 1, que es el despliegue de tropas para entrar en combate. Es de destacar que esta fase requiere de la aprobación del Congreso de Estados Unidos y ese paso ya ha encontrado trabas en la bancada demócrata, cuyos congresistas no se han alineado con los republicanos para pactar un apoyo total a Juan Guaidó.

El punto de desacuerdo está justamente en el apoyo al empleo de la fuerza militar en Venezuela.

En la actualidad podríamos ubicar la escala, en DEFCON 4, en la que políticamente se demuestra un compromiso con el proceso de transición hacia la democracia. Esa escala se ha observado en toda la política emprendida por EEUU con los países de la Unión Europea, de Latinoamérica, y las medidas financieras internacionales que se han aplicado en el último mes.

Asimismo se refleja en las declaraciones de sus jefes de seguridad, del propio presidente Trump y las reuniones que ha sostenido el jefe del Comando Sur y declaraciones sobre Venezuela.

Esa fase podría mantenerse por poco tiempo y no pasar de inmediato a la fase DEFCON 3, con movilización de tropas, dependiendo de las acciones que pudiera emprender Nicolás Maduro contra el presidente interino, Juan Guaidó o la Asamblea Nacional de Venezuela, con mayoría opositora. Asimismo está en expectativa la situación que pudiera presentarse con la ayuda humanitaria auspiciada por Estados Unidos y que forma parte de la estrategia geopolítica de EEUU a favor de una transición.

“La ayuda humanitaria entrará sí o sí a Venezuela porque el usurpador va a tener que irse sí o sí de Venezuela”. La frase corresponde a Juan Guaidó y con ella refleja cómo la concentración de ayuda humanitaria que ha llegado a Cúcuta, Colombia, es una estrategia primordial de la acción política en la que se miden las fuerzas del poder dual que se debate en Venezuela.

Asimismo refleja que la estrategia para asistir a las víctimas de la crisis puede convertirse en el primer escenario de conflicto entre las partes que ya alcanzan un rango internacional. Un conflicto entre las fuerzas democráticas y los aliados internacionales de la izquierda radical.

Las imágenes del bloqueo con contenedores por parte del gobierno de Maduro, en la frontera con Colombia, han colocado tal ayuda humanitaria en una confrontación internacional de poderes que puede devenir en la profundización del conflicto y llevarlo al escenario bélico.

Mauricio Claver Carone, quien es el asesor de Seguridad Nacional para el Hemisferio Occidental del presidente Donald Trump, en entrevista concedida a El Tiempo de Bogotá, ha declarado que “es solo cuestión de tiempo que la ayuda humanitaria ingresará a Venezuela”.

Cuando una declaración como esta es referida por el asesor de seguridad de EEUU, implica que detrás de esa acción hay un componente geopolítico que incluye a toda la alianza por la transición. En dicha entrevista el experto en seguridad se refirió al “cerco humanitario” y describió el momento que vive Venezuela como “irreversible” que solo concluirá con la salida de Maduro.

“Ningún militar puede detener a los jóvenes venezolanos, ningún militar puede detener la ayuda que el pueblo precisa, la juventud va a llevar adentro y va a lograr que y su pueblo acceda a los recursos necesarios. Sigan adelante, a romper las cadenas” , dice el secretario general de la OEA, Luis Almagro, refiriéndose al rol de la ayuda humanitaria.

De manera que, si bien, aún no está en Colombia el grupo Anfibio de la FA de Estados Unidos con 5 mil marines, en esta fase, una fuerza de medicinas y alimentos comienza a rodear al país.

Las sanciones petroleras y sus consecuencias por Aurelio Concheso – Panampost – 2 de Febrero 2019

Las sanciones impuestas por Estados Unidos a PDVSA tendrán un pronto impacto en la economía del país.

¿Cuáles son los escenarios posibles tras las sanciones de EE UU al régimen de Maduro?
(Foto: EFE)

Esta semana el gobierno de los Estados Unidos impuso una serie de sanciones a PDVSA que reduce la capacidad de maniobra de los inquilinos de Miraflores, y cuyas consecuencias se sentirán en las próximas semanas.

La primera de las mencionadas medidas (y quizás la más severa) es la congelación de los activos de la empresa, así como los del régimen y cualquier otro ente propiedad de este que se encuentren en los EE UU (y quedan, además, a disposición del Gobierno Interino al que EE UU acaba de extenderle su reconocimiento). Corolario de esta medida es que también aplica a los flujos de caja futuros de esos entes producto de ventas en territorio estadounidense, que también queda a disposición del Interinato.

Una incógnita que se desprende de esas acciones  (pero que no está contemplada de manera explícita) es quién tendrá el control de las operaciones de la empresa Citgo, una corporación registrada en el estado de Delaware con sede en Houston, y propietaria del 5% de la capacidad refinadora estadounidense. Es concebible que el Gobierno Interino nombre nuevos miembros a la directiva de Citgo y que los tribunales del Norte aprueben esos nombramientos, en cuyo caso la empresa podría seguir operando. Esto también puede hacerse con crudos venezolanos (si llegan) o si no con crudos comprados en el mercado spot. Citgo es una empresa solvente y las cargas que pesan sobre ella son las hipotecas con la que las cargo PDVSA para usos distintos al de su actividad.

La segunda arista es la prohibición de pagarle a Miraflores por los crudos que se exporten, pues esos ingresos irían a las cuentas antes mencionadas. En este caso el problema es complejo: EE UU no es el mayor cliente venezolano por accidente, sino porque sus crudos más apetecibles tienen especificaciones que cuadran con las necesidades de las refinerías de la Costa del Golfo. Buscar compradores alterativos como Reliance en India es una opción que toma tiempo, porque el comprador no va a darle la espalda a sus proveedores tradicionales de la noche a la mañana. Esto quiere decir que la capacidad de almacenamiento nacional corre el riesgo de coparse en el cortísimo plazo, requiriendo el cierre de pozos productivos. Irónicamente, otra opción sería seguir despachando crudos a EE UU (así el pago lo reciba en sus cuentas el Gobierno Interino) reduciendo de esta manera el riesgo de daño a los pozos por una parada abrupta mal ejecutada.

La tercera sanción tiene dos aristas: la prohibición de envío de gasolina y diluyentes desde EE UU a Venezuela. En el caso de la gasolina, hay un mercado mundial y proveedores como Argelia podrían tal vez cubrir esa demanda, pero en el caso de los diluyentes el mercado de oferta no es tan claro ni amplio.

Los diluyentes se requieren para mezclarlos con los crudos extra-pesados de la Faja para así poderlos transportar por los oleoductos. El diseño logístico original era que el diluyente (extraído de pozos de crudo convencional nacionales) se mezclaba a boca de pozo, llegaba a los mejoradores de José y se devolvía a los campos para repetir la operación en un proceso continuo. Pero, como todo lo de este régimen, surgieron dos contratiempos. Primero, al declinar la producción no había diluyente nacional suficiente y se empezó a importar. Segundo, al tomar control de los mejoradores por la vía de la confiscación, estos dejaron de funcionar (salvo en los contados casos en que los opera un socio extranjero), por lo que el diluyente se re-exporta (junto con el crudo extra-pesado), una operación extremadamente costosa que reduce los ingresos de PDVSA, pero que también tiene el inconveniente de requerir la compra de muchísimo más diluyente.

No hay que olvidar que el destino de esos crudos es nada más y nada menos China. Lo cual tal vez explica la cara de circunstancia de sus representantes cuando el tema Venezuela se toca en instancias multilaterales.

¿Cómo encauzar la crisis de Venezuela hacia una solución electoral?por Leopoldo Martínez Nucete – ALnavío – 31 de Enero 2019

¿Cómo encauzar la crisis de Venezuela La crisis que vive Venezuela, así como la ruta que transita para restablecer el orden constitucional democrático, son inéditas. Sin elecciones confiables, el sufrimiento del pueblo venezolano, ya inmenso, sería aún mayor; y asistiríamos irremediablemente a un escalamiento del conflicto político cuyo desenlace nadie puede predecir.

La ruta de Juan Guaidó debe conducir a unas elecciones libres / Foto: @juanguaido
La ruta de Juan Guaidó debe conducir a unas elecciones libres / Foto: @juanguaidoLa crisis que vive Venezuela, así como la ruta que transita para restablecer el orden constitucional democrático, son inéditas.

Las sanciones recientemente impuestas por los EEUU a Petróleos de Venezuela, PDVSA, sumadas a las que ya antes había adoptado, que afectan operaciones de financiación, así como al sector aurífero, auguran un escenario de extrema dificultad para el régimen de Nicolás Maduro. No, por cierto, sin un costo alto para la población. La expectativa inmediata es que este escenario produzca un punto de quiebre para el cambio.

Más allá de esto, ¿qué hace falta?

Un horizonte electoral. Sin elecciones confiables, el sufrimiento del pueblo venezolano, ya inmenso, sería aún mayor; y asistiríamos irremediablemente a un escalamiento del conflicto político cuyo desenlace nadie puede predecir. En estos días, el profesor Fernando Mires decía, en uno de sus siempre ilustrativos artículos, que el momento es político y no insurreccional. Tiene razón. Apostar al conflicto entre el interinato presidencial de Juan Guaidó y la ilegítima Presidencia de Nicolás Maduro, sin desplegar el arte de la política, podría desembocar en una solución militar… no precisamente una opción que asegura la recuperación del hilo constitucional que aspiramos para Venezuela.

Las sanciones recientemente impuestas por los EEUU a PDVSA, sumadas a las que ya antes había adoptado, que afectan operaciones de financiación, así como al sector aurífero, auguran un escenario de extrema dificultad para el régimen de Nicolás Maduro. No, por cierto, sin un costo alto para la población

Avanzar en el interinato presidencial, construido con base en el artículo 233 de la Constitución con inmenso apoyo internacional, sin una perspectiva electoral creíble, es una apuesta a una intervención militar extranjera, que podría resultar una trágica incógnita, además de un capítulo que restaría voces que hoy se han sumado a la condena de la ilegitimidad del régimen. Lo sensato es aprovechar este extraordinario posicionamiento, sin duda el mejor que se haya tenido hasta la fecha, con tan contundente acompañamiento internacional, para forzar una negociación que desemboque en elecciones creíbles, en el marco de una transición político-económica sustentable. De hecho, el artículo 233 de la Constitución es tajante: el presidente interino asume esa función por 30 días, plazo en el cual deberían celebrarse nuevas elecciones.

Si el régimen de Maduro hubiese aceptado el planteamiento de España, Francia, Alemania y Reino Unido de facilitar elecciones presidenciales en ocho días, el camino para instrumentarlo hubiera sido la dimisión de Maduro, en cuyo caso el vicepresidente asumiría el interinato por 30 días en los que deberían celebrarse elecciones. Pero algo está claro. No hay forma de hacer elecciones creíbles en 30 días. Y el proyecto de cambio no tendría éxito sin las garantías legales de que ese proceso electoral se realice de forma que los actores políticos puedan competir en condiciones que permitan un resultado legítimo. En ambos escenarios, todo nos trae de nuevo a una condición indispensable para la legitimidad y viabilidad del complejo proceso por el que transita Venezuela: la urgencia de una perspectiva electoral para que el pueblo venezolano tenga la última palabra a través de elecciones libres y justas. En cómo construir ese horizonte electoral radica la excepcionalidad necesaria, para que esas elecciones ocurran en un plazo razonable, ya que 30 días es materialmente imposible.

¿Qué podría hacer la comunidad internacional, y en especial los EEUU y Europa, concretamente la Administración Trump, para allanar el camino hacia este escenario pacífico y negociado? Una, entre otras cosas, sería elevar el asunto a una conversación franca con China (y otros países que pueden influir en un cambio de conducta por parte de Maduro). China debe ser persuadida, y es posible, dada la madeja de intereses en juego entre EEUU y China, de que nadie, en la comunidad internacional, debe imponer una agenda en el caso venezolano; y que corresponde a los venezolanos darse un destino basado en elecciones libres y justas, con las bases de una transición sustentable acordadas, claro está, con el acompañamiento internacional necesario para ofrecer garantías a todos de que la palabra empeñada debe ser cumplida.Una negociación entre EEUU y China podría influir sobre Maduro / Foto: Casa Blanca

El desconocimiento de la legitimidad de la Presidencia de Maduro y el apoyo al interinato del presidente de la Asamblea Nacional, por parte de la Administración Trump, son uno de los pocos, si no el único tema que cuenta con respaldo bipartidista. Tan pronto se pronunció el Gobierno de los EEUU, en la misma dirección lo hicieron el subjefe de la minoría demócrata en el Senado, Dick Durbin (quien, además, se reunió el año pasado con Maduro para advertirle que las elecciones sin garantías que proponía hacer en mayo de 2018 no serían reconocidas internacionalmente); el líder de los demócratas en la Comisión de Relaciones Exteriores en el Senado, Bob Menéndez; la vocera de la Cámara de Representantes, líder parlamentaria del Partido Demócrata, Nancy Pelosi; y el demócrata de Nueva York, que preside la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara, Eliot Engel. Finalmente, con relación al consenso bipartidista, el senador Marco Rubio, quien ha sido vocal e instrumental en todo esto, siempre ha tomado sus decisiones con la estrecha colaboración y apoyo del demócrata Bob Menéndez.

Dos proyectos de ley

Además del esfuerzo bipartidista por recuperar la democracia venezolana, esta semana las diputadas demócratas por MiamiDonna Shalala y Debbie Mucarsel-Powell, presentaron dos proyectos de ley, que se suman a las estrictas sanciones financieras contra PDVSA: una prohibiendo la proveeduría militar a Venezuela; y la otra disponiendo un marco para profundizar la ayuda humanitaria en esa transición. Por su parte, el senador Menéndez y el diputado Darren Soto presentaron en ambas Cámaras legislación para otorgar alivio o estatus migratorio temporal (TPS) a los venezolanos en los EEUU.

Ver imagen en Twitter

Rep. Donna E. Shalala

@RepShalala

🚨BIG NEWS: I introduced my first bill today, the Venezuela Arms Restriction Act. This bipartisan bill bans the export of arms and crime control materials from the United States to Maduro’s security forces in Venezuela.

Rep. Debbie Mucarsel-Powell

@RepDMP

Estoy con mis hermanos y hermanas venezolanos. Aumentar la asistencia humanitaria es imperativo para que el pueblo venezolano pueda sobrevivir y ayudará restaurar la democracia y la estabilidad en el hemisferio occidental. https://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/venezuela-es/article225251480.html 

Presentan proyecto de ley de $150 millones en asistencia humanitaria para Venezuela

Varios congresistas estadounidenses presentaron este martes un proyecto de ley de ayuda humanitaria para los venezolanos que incluye proporcionar hasta $150 millones.

elnuevoherald.com

El primer gran paso sería el regreso de la representación oficialista a la Asamblea Nacional, la única institución legítima en la deshecha constitucionalidad de Venezuela, y único espacio donde coinciden todas las fuerzas políticas del país por voluntad del pueblo. Y desde allí, con apoyo de la misma comunidad internacional que hoy presiona por una salida, negociar hasta lograr por consenso el estatuto electoral especial que deberá regir esas elecciones en un plazo razonable. Esto, en conjunto con la Ley de Amnistía, indispensable para avanzar hacia el restablecimiento del orden constitucional de manera pacífica. Despejado ese camino, quedaría la apremiante necesidad de atender la crisis humanitaria de Venezuela, al tiempo que se dan los pasos mínimos e indispensables para detener la debacle económica a la que nos ha arrastrado el régimen de Maduro.

EE. UU. sanciona a Pdvsa y bloquea 7.000 millones de dólares en activos – NTN24 – 28 de Enero 2019

EE. UU. sanciona a la compañía estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) dentro del proceso de presión contra Nicolás Maduro

Estados Unidos sancionó a la compañía estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) dentro del proceso de presión contra Nicolás Maduro, al que no reconoce como mandatario legítimo, dijo Steven Mnuchin, secretario del Tesoro, en rueda de prensa en la Casa Blanca.

Mnuchin dijo que las sanciones impedirán a Maduro desviar más recursos del país, ahogado por la crisis, hasta que el control en Caracas pueda ser transferido al gobierno interino de Juan Guaidó.

Las sancionescontra Pdvsa se acompañan del congelamiento de unos 7.000 millones de dólares en activos de esa compañía estatal venezolana

Sin embargo, Mnuchin dijo que la filial de Pdvsa en Estados Unidos, Citgo, podría continuar sus operaciones, siempre y cuando sus ganancias se depositen en una cuenta bloqueada en los Estados Unidos.

Washington “está responsabilizando a los responsables del trágico declive de Venezuela”, anunció Mnuchin en la Casa Blanca.

El presidente Donald Trump reconoció la semana pasada a Juan Guaido, lo que provocó un enfrentamiento con Maduro.

“Pedimos a nuestros aliados y socios que se unan a los Estados Unidos para reconocer al presidente interino Guaido y evitar que Maduro pueda acceder a los fondos”.

Las últimas sanciones a Pdvsa, que ha sido un “vehículo para la corrupción … ayudarán a evitar que Maduro desvíe los activos de Venezuela y los conserve para el pueblo de Venezuela”, dijo Mnuchin.

“El camino hacia el alivio de sanciones para Pdvsa es a través de la transferencia expedita del control al presidente interino o un gobierno posterior, elegido democráticamente”.

Estados Unidos emitirá licencias temporales para garantizar que las refinerías de Estados Unidos, el Caribe y Europa que dependen del crudo venezolano puedan seguir comprando petróleo de Pdvsa, pero dijo que muchos habían estado tomando medidas para encontrar otras fuentes.

Treasury Sanctions Venezuela’s State-Owned Oil Company Petroleos de Venezuela, S.A. – OFAC – 28 de Enero 2019

download

Action Intensifies Pressure on Maduro and Regime Insiders, Demonstrates U.S. Commitment to Leverage Economic Pressure to Support the Venezuelan People’s Transition to Democracy

Washington – Today the Department of the Treasury’s Office of Foreign Assets Control (OFAC) designated Petroleos de Venezuela, S.A. (PdVSA) pursuant to Executive Order (E.O.) 13850 for operating in the oil sector of the Venezuelan economy.  PdVSA is a Venezuelan state-owned oil company and a primary source of Venezuela’s income and foreign currency, to include U.S. dollars and Euros.

“The United States is holding accountable those responsible for Venezuela’s tragic decline, and will continue to use the full suite of its diplomatic and economic tools to support Interim President Juan Guaidó, the National Assembly, and the Venezuelan people’s efforts to restore their democracy,” said Secretary of the Treasury Steven T. Mnuchin.  “Today’s designation of PdVSA will help prevent further diverting of Venezuela’s assets by Maduro and preserve these assets for the people of Venezuela.  The path to sanctions relief for PdVSA is through the expeditious transfer of control to the Interim President or a subsequent, democratically elected government.”

As with previous OFAC designations of certain Venezuelan officials and their supporters, U.S. sanctions need not be permanent.  Sanctions are intended to change behavior.  The United States has made it clear that we will consider lifting sanctions for those who take concrete, meaningful, and verifiable actions to support democratic order and combat corruption in Venezuela, including PdVSA.

As Venezuela’s state owned oil company, PdVSA has long been a vehicle for corruption.  A variety of schemes have been designed to embezzle billions of dollars from PdVSA for the personal gain of corrupt Venezuelan officials and businessmen.  For example, a 2014 currency exchange scheme was designed to embezzle and launder around $600 million from PdVSA, money obtained through bribery and fraud.  By May 2015, the conspiracy had allegedly doubled in amount, to $1.2 billion embezzled from PdVSA.  Abraham Edgardo Ortega, a Venezuelan national who was PdVSA’s executive director of financial planning, pled guilty to one count of conspiracy to commit money laundering for his role in the billion-dollar international scheme to launder funds embezzled from PdVSA.  In a separate case, U.S. prosecutors have alleged that, from 2011 to 2013, senior Government of Venezuela and PdVSA officials, including Nervis Villalobos, the former Venezuelan vice minister of energy; Rafael Reiter, who worked as PdVSA’s head of security and loss prevention; and Luis Carlos de Leon, a former official at a state-run electric company, sought bribes and kickbacks from vendors in exchange for helping them secure PdVSA contracts and gain priority over other vendors for outstanding invoices during its liquidity crisis.

Today’s action designating PdVSA follows a determination by Secretary Mnuchin pursuant to E.O. 13850 that persons operating in the oil sector of the Venezuelan economy may be subject to sanctions.

Concurrent with this action, OFAC is issuing general licenses that authorize certain transactions and activities related to PdVSA and its subsidiaries within specified timeframes.

As a result of today’s action, all property and interests in property of PdVSA subject to U.S. jurisdiction are blocked, and U.S. persons are generally prohibited from engaging in transactions with them.

For additional information about the methods that Venezuelan senior political figures, their associates, and front persons use to move and hide corrupt proceeds, including how they try to exploit the U.S. financial system and real estate market, please refer to FinCEN’s advisories FIN-2017-A006, “Advisory on Widespread Public Corruption in Venezuela,” and FIN-2017-A003, “Advisory to Financial Institutions and Real Estate Firms and Professionals.”

Maduro se aferra al poder y pone en riesgo los ingresos de Venezuela por Zenaida Amador – ALnavío – 24 de Enero 2019

La complejidad de la situación venezolana ha entrado en una nueva fase. Este 23 de enero Juan Guaidó asumió las competencias del Ejecutivo nacional como presidente encargado de Venezuela en apego a la Constitución y recibió el reconocimiento de al menos una docena de países. Aun así, Nicolás Maduro sigue aferrado al poder, se resiste a dejar la Presidencia y compromete el flujo natural de las exportaciones petroleras, que son la principal fuente de ingresos del país.

Nicolás Maduro decidió romper relaciones con EEUU / Foto: @NicolasMaduro
Nicolás Maduro decidió romper relaciones con EEUU / Foto: @NicolasMaduro

El Gobierno de Estados Unidos viene aplicando sanciones al Gobierno venezolano desde agosto de 2017, luego de que Nicolás Maduro impusiera una Asamblea Nacional Constituyente al margen de la ley con el fin de proveerse de un cuerpo que legisle a favor de su continuidad en el poder. Sin embargo, Washington mantuvo inalterables sus negocios petroleros con Caracas y, en consecuencia, ha seguido despuntando como cliente y pagador oportuno de los fondos con los que se sostiene la economía nacional.

Pero ahora el panorama cambia. En primer lugar, por la postura de la Casa Blanca. Estados Unidos fue el primer país del mundo en reconocer a Guaidó y, además, asomó que está dispuesto a profundizar las sanciones según la evolución de la situación en Venezuela. En segundo lugar, por la postura del chavismo. Nicolás Maduro decidió romper relaciones diplomáticas con ese país.

¿Qué implica esto?

Estados Unidos ha venido preparándose para adoptar sanciones petroleras contra el Gobierno de Maduro y el cuadro actual puede acelerar su aplicación. Datos de la agencia Reuters dan por hecho que Washington ya conversó con compañías petroleras estadounidenses sobre este escenario, ya que es preciso adoptar acciones para compensar el suministro del crudo pesado venezolano que atiende a parte de su sistema refinador.

Pero ahora el panorama cambia. En primer lugar, por la postura de la Casa Blanca. Estados Unidos fue el primer país del mundo en reconocer a Guaidó y, además, asomó que está dispuesto a profundizar las sanciones según la evolución de la situación en Venezuela. En segundo lugar, por la postura del chavismo. Nicolás Maduro decidió romper relaciones diplomáticas con ese país

Aunque se desconoce el alcance de las eventuales sanciones, funcionarios de EEUU han señalado que “todas las opciones están sobre la mesa” con el fin de garantizar una transición pacífica en el país. De allí que EEUU pudiera limitar o cerrar la compra de hidrocarburos a Venezuela y, a la vez, limitar o cesar la venta a Caracas de mezclas y derivados que son vitales para atender al mercado interno de combustibles.

Cualquiera de las medidas haría crujir a la nación. Según estimaciones de la firma Ecoanalítica, los barriles exportados que le producen flujo de caja a Venezuela son los que compra EEUU, ya que el resto se destina a acuerdos o pagos de compromisos conChina y Rusia. Es decir, sirven para honrar obligaciones, pero no generan ingresos.

Debido al deterioro de la industria petrolera el bombeo de crudo ha descendido a niveles históricos y se ubica ligeramente sobre el millón de barriles al día, lo que ha contraído los volúmenes exportables. Por esa razón también viene cayendo la porción de barriles generadores de caja. En el tercer trimestre de 2018 representaban casi la mitad de las exportaciones efectivas, pero en el cuarto trimestre rondaban el 37% y siguen cayendo. A pesar de ello, esos son los ingresos que le dan oxígeno al país que lleva cinco años consecutivos en recesión, que carece de capacidad para pagar su deuda externa, que experimenta un severo proceso hiperinflacionario y cuya población padece, además, el rigor de la escasez de productos básicos como alimentos y medicinas.

Pero más allá de que EEUU decida restringir o suspender el comercio petrolero con Venezuela, ahora está presente el hecho de que Washington reconoce a Juan Guaidó como el presidente interino. Es decir, que ya no reconoce al gobierno de Nicolás Maduro como el proveedor de los hidrocarburos.

Para el economista Francisco Rodríguez, de la firma Torino Economics, el reconocimiento hecho por Washington hace que el gobierno de Juan Guaidó sea “el único representante válido de Venezuela en Estados Unidos”. Esto pone en el tapete la facturación de las exportaciones petroleras.

La decisión de Maduro compromete las exportaciones petroleras / Foto: PDVSA

La decisión de Maduro compromete las exportaciones petroleras / Foto: PDVSA

Aunque es un tema complejo y es difícil dibujar la ruta de su instrumentación, EEUU podría no cancelar los despachos como lo ha hecho hasta ahora y dejar a Maduro sin esos recursos. Ante este escenario es mucho más probable que Maduro suspenda los envíos y apresure cualquier tipo de acuerdo con sus aliados (China, Rusia, Turquía) para reorientar los despachos a esos mercados, a pesar de los costos que esto implica.

Tampoco hay que perder de vista que en Estados Unidos se encuentra Citgo, filial de Petróleos de Venezuela (PDVSA) y principal activo externo de la nación, que ha estado en el ojo del huracán por varias acciones que intentan ejercer acreedores ante el incumplimiento en los pagos de la República y de PDVSA.

Para Rodríguez, en la situación actual, el gobierno de Nicolás Maduro “pierde la posesión” de los activos de la nación en EEUU, así como la capacidad de facturar ventas de petróleo en ese país.

A todo lo anterior, Maduro le añade la ruptura de relaciones con Estados Unidos y se podría pensar que está dispuesto a suspenderle en lo inmediato las ventas de petróleo, aunque no fijó posición al respecto. “Damos 72 horas para que abandone el país todo el personal diplomático de EEUU”, gritó desde el balcón del Palacio de Miraflores.

Tampoco hay que perder de vista que en Estados Unidos se encuentra Citgo, filial de Petróleos de Venezuela (PDVSA) y principal activo externo de la nación, que ha estado en el ojo del huracán por varias acciones que intentan ejercer acreedores ante el incumplimiento en los pagos de la República y de PDVSA

En todo caso, este es otro tema de alta complejidad, ya que el presidente interino de Venezuela, que es el único reconocido por EEUU, invitó a las misiones diplomáticas a mantenerse en el país y les instó a desconocer cualquier orden o disposición que contradiga el firme propósito del poder legítimo de Venezuela. Esto implica que Guaidó dejó sin efecto el señalamiento de Maduro.

¿Qué pasará cuando transcurran las 72 horas del ultimátum de Maduro?

Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, arrojó luces al respecto. “Ellos (los diplomáticos) dicen que no se van (del país) porque no reconocen a Nicolás. Está bien. A lo mejor se va la luz en el sector donde están, o no llega el gas. Si no hay relaciones diplomáticas, no hay prerrogativas”.

Se abre así un compás de alta tensión política y diplomática, que de seguro tendrá su impacto sobre los ya menguados ingresos que percibe Venezuela.

Actions Against Venezuela’s Corrupt Regime, statement by Secretary Pompeo – U.S. Department of State – 10 de Enero 2019

download.jpg
The United States condemns Maduro’s illegitimate usurpation of power today following the unfree and unfair elections he imposed on the Venezuelan people on May 20, 2018. The United States remains steadfast in its support of the Venezuelan people and will continue to use the full weight of U.S. economic and diplomatic power to press for the restoration of Venezuelan democracy.Today, we reiterate our support for Venezuela’s National Assembly, the only legitimate branch of government duly elected by the Venezuelan people. It is time for Venezuela to begin a transitional process that can restore the constitutional, democratic order by holding free and fair elections that respect the will of the Venezuelan people.

To advance this goal, the United States has taken aggressive action against the Maduro regime and its enablers. Most recently, on January 8, the United States imposed sanctions on seven individuals and 23 entities involved in a corruption scheme to exploit Venezuela’s currency exchange practices. By rigging the system in their favor, these individuals and entities stole more than $2.4 billion as the Venezuelan people starved. We applaud the initiative by the new National Assembly leadership to work with the international community to recover these and other stolen funds and to use them to relieve the suffering of Venezuela’s people. The United States will continue to play an active role towards this end.

We also have implemented and will continue to impose visa revocations and other restrictions for current and former Venezuelan government officials and their family members believed to be responsible for or complicit in human rights abuses, acts of public corruption, and the undermining of democratic governance. We will not allow them to act without consequence or enjoy their ill-gotten gains in the United States – and urge other countries to act likewise.

It is time for Venezuelan leaders to make a choice. We urge those who support this regime, from every day employees getting by on food subsidies to the Venezuelan security forces sworn to support the constitution, to stop enabling repression and corruption and to work with the National Assembly and its duly elected leader, Juan Guaido, in accordance with your constitution on a peaceful return to democracy. The Venezuelan people and the international community will remember and judge your actions. Now is the time to convince the Maduro dictatorship that the moment has arrived for democracy to return to Venezuela.

EE UU sancionó a personas y empresas vinculadas con corrupción en Venezuela – El Nacional – 8 de Enero 2019

El Departamento del Tesoro estadounidense dijo que dichas actividades ilícitas generaron más de 2.400 millones de dólares de ganancias

1546960935774.jpg

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó a personas y empresas venezolanas vinculadas con casos de corrupción.

“Para ofuscar la propiedad real de estos activos, estos individuos utilizaron una red de entidades y estructuras corporativas”, explica el comunicado.

Las compañías sancionadas por ser propiedad o estar controladas por las personas sancionadas fueron:

  • Globovisión Tele CA: controlada por Gorrin y Perdomo.
  • Globovisión Tele CA, Corp: controlada por Gorrin y Perdomo.
  • Seguros La Vitalicia: controlada por Gorrin.
  • Corpomedios GV Inversiones, CA: controlada por Gorrin y Perdomo.
  • Corpomedios LLC: controlada por Gorrin y Perdomo.
  • RIM Group Investments, Corp.: controlada por Gorrin y su esposa, Maria Alexandra.
  • Grupo RIM Inversiones i Corp.: controlada por Gorrin y su esposa.
  • Grupo RIM Inversiones II Corp.: controlada por Gorrin y su esposa.
  • Grupo RIM Inversiones III Corp.: controlada por Gorrin y su esposa.
  • RIM grupo Propiedades de Nueva York, Corp.: controlada por Gorrin.
  • RIM grupo Propiedades de Nueva York II Corp.: controlada por Gorrin
  • Mago Holdings EE.UU., Corp.: controlada por Perdomo y su esposa, Mayela Antonina.
  • Magus Holding LLC:  controlada por Perdomo.
  • Magus Holding II LLC: controlada por Perdomo.
  • Tindaya Propiedades Holding Corp. EE UU: controlada por Perdomo.
  • Propiedades Tindaya de Nueva York, Corp.: controlada por Perdomo.
  • Tindaya Propiedades de Nueva York II Corp.: controlada por Perdomo.
  • Posh 8 Dynamic Inc.: controlada por Gorrin.
  • Constello No. 1 Corporation: controlada por Perdomo y su esposa.
  • Constello Inc.: controlada por Perdomo y su esposa.
  • Windham Comercial Group Inc.:  controlada por Gorrin y Perdomo.
  • Planet 2 Alcanzar Inc.: controlada por Gorrin.
  • Potrico Corp.: controlada por Perdomo.

Además, identificaron una aeronave como propiedad bloqueada de Perdomo. Aseguran que dichas actividades vinculadas a la corrupción generaron más de 2.400 millones de dólares de ganancias.

“Los miembros del régimen venezolano han saqueado miles de millones de dólares de Venezuela mientras el pueblo venezolano sufre. El Tesoro está apuntando a esta red de cambio de divisas, que era otro esquema ilícito que el régimen venezolano había utilizado para robar a su gente “, dijo el Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

Señalan que los bienes en cuestión están bloqueados, por lo que los estadounidenses tienen prohibido realizar transacciones con ellos.

Agregaron que la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) está emitiendo una licencia que autoriza ciertas transacciones y actividades con Globovisión Tele CA y Globovisión Tele CA, Corp por un periodo de un año.

“Esta licencia general está destinada a permitir que la red de noticias Globovisión con sede en Venezuela continúe operando al autorizar actividades específicas que de otro modo estarían prohibidas”, se puede leer en la misiva.

Añadieron que la aplicación de las sanciones está sujeta a la renuncia del control de las empresas por parte de los sancionados.

“El camino para que los Estados Unidos proporcionen alivio de sanciones permanentes a estas entidades es a través de la desinversión y la renuncia al control por parte de los nacionales especialmente designados, incluidos Gorrin y Perdomo”, explicaron.

A %d blogueros les gusta esto: