elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Rusia

Así es el plan de pagos de la deuda que Rusia le impuso a Venezuela: el monto anual se multiplica cinco veces desde 2023 – Infobae – 1 de Julio 2020

Caracas está comprometida en saldar sus cuentas con Moscú: 133 millones de dólares al año desde 2019 al 2022 y 684 millones entre 2023 y 2026

El Gobierno de Rusia divulgó este martes los términos de una reestructuración de deuda acordada previamente con Venezuela que muestra que los pagos anuales de Caracas a Moscú se incrementarán en cinco veces a partir de 2023.

Los detalles se incluyeron en un proyecto de ley gubernamental presentado para su ratificación a la cámara baja del Parlamento, o Duma. No estaba claro qué pasaría con el acuerdo entre Rusia y Venezuela si la Duma rechaza el proyecto de ley.

Caracas tiene que pagarle a Moscú 133 millones de dólares al año desde 2019 al 2022. La cifra aumenta a 684 millones de dólares entre 2023 y 2026, mostró el documento en el sitio web de la Duma.

El acuerdo, firmado por Rusia y Venezuela en 2018, prevé el reembolso de 3.120 millones de dólares en capital y pagos de intereses por 217 millones de dólares.

Ambos países acordaron la reestructuración de la deuda a finales de 2017.

Moscú ha actuado como prestamista de último recurso para Caracas, con el gobierno ruso y el gigante petrolero Rosneft proporcionando al menos 17.000 millones de dólares en préstamos y líneas de crédito desde 2006.

Algunas de las armas rusas más importantes del arsenal venezolano (en sentido horario): cazas Sukhoi Su-30, misiles S-300, tanques T-72 y lanzadores portátiles Igla-SAlgunas de las armas rusas más importantes del arsenal venezolano (en sentido horario): cazas Sukhoi Su-30, misiles S-300, tanques T-72 y lanzadores portátiles Igla-S

La influencia militar de Rusia en Venezuela

En febrero pasado, Rusia confirmó que ampliaba su cooperación militar con el régimen de Nicolás Maduro para incrementar la capacidad de defensa del país caribeño frente a posibles amenazas armadas, anunció el canciller ruso, Serguéi Lavrov, desde Caracas.

“Es importante desarrollar nuestra capacidad de cooperación técnico militar para incrementar la capacidad de defensa de nuestros amigos frente a estas amenazas desde fuera”, dijo Lavrov, después de reunirse con Nicolás Maduro en el Palacio Presidencial de Miraflores.

Rusia es uno de los mayores aliados políticos y comerciales del régimen de Maduro, siendo Moscú, además, el segundo acreedor de Venezuela, después de China, con unos 7.500 millones de dólares, según una estimaciones de la consultora local Ecoanalítica.

Se estima que en los últimos 18 años, Rusia y Venezuela firmaron cerca de 300 acuerdos de cooperación. En octubre, Maduro ratificó junto al vice primer ministro ruso, Yuri Borisov, una batería de acuerdos de cooperación militar en Caracas.

Venezuela cuenta con al menos 20 unidades operativas del cazabombardero ruso Sukhoi Su-30, cuyas características se consideran similares a las del F-15E Strike Eagle estadounidense, así como con armamento antiaéreo y radares de tecnología rusa.

También se levanta en Venezuela una fábrica de rifles Kaláshnikov, un arma que en la actualidad ya emplean las Fuerzas Armadas de Venezuela.

La agencia rusa Interfax señaló que los contratos en el campo técnico-militar entre Rusia y Venezuela rondan los 11.000 millones de dólares.

Así es el plan de pagos de la deuda que Rusia le impuso a Venezuela: el monto anual se multiplica cinco veces desde 2023 – Infobae – 1 de Julio 2020

Caracas está comprometida en saldar sus cuentas con Moscú: 133 millones de dólares al año desde 2019 al 2022 y 684 millones entre 2023 y 2026

Foto de archivo. El presidente ruso Vladimir Putin le da la mano a Nicolás Maduro durante una reunión en el Kremlin de Moscú, Rusia. 25 de septiembre de 2019. Sergei Chirikov/Pool vía REUTERSFoto de archivo. El presidente ruso Vladimir Putin le da la mano a Nicolás Maduro durante una reunión en el Kremlin de Moscú, Rusia. 25 de septiembre de 2019. Sergei Chirikov/Pool vía REUTERS

El Gobierno de Rusia divulgó este martes los términos de una reestructuración de deuda acordada previamente con Venezuela que muestra que los pagos anuales de Caracas a Moscú se incrementarán en cinco veces a partir de 2023.

Los detalles se incluyeron en un proyecto de ley gubernamental presentado para su ratificación a la cámara baja del Parlamento, o Duma. No estaba claro qué pasaría con el acuerdo entre Rusia y Venezuela si la Duma rechaza el proyecto de ley.

Caracas tiene que pagarle a Moscú 133 millones de dólares al año desde 2019 al 2022. La cifra aumenta a 684 millones de dólares entre 2023 y 2026, mostró el documento en el sitio web de la Duma.

El acuerdo, firmado por Rusia y Venezuela en 2018, prevé el reembolso de 3.120 millones de dólares en capital y pagos de intereses por 217 millones de dólares.

Ambos países acordaron la reestructuración de la deuda a finales de 2017.

Moscú ha actuado como prestamista de último recurso para Caracas, con el gobierno ruso y el gigante petrolero Rosneft proporcionando al menos 17.000 millones de dólares en préstamos y líneas de crédito desde 2006.

Algunas de las armas rusas más importantes del arsenal venezolano (en sentido horario): cazas Sukhoi Su-30, misiles S-300, tanques T-72 y lanzadores portátiles Igla-SAlgunas de las armas rusas más importantes del arsenal venezolano (en sentido horario): cazas Sukhoi Su-30, misiles S-300, tanques T-72 y lanzadores portátiles Igla-S

La influencia militar de Rusia en Venezuela

En febrero pasado, Rusia confirmó que ampliaba su cooperación militar con el régimen de Nicolás Maduro para incrementar la capacidad de defensa del país caribeño frente a posibles amenazas armadas, anunció el canciller ruso, Serguéi Lavrov, desde Caracas.

“Es importante desarrollar nuestra capacidad de cooperación técnico militar para incrementar la capacidad de defensa de nuestros amigos frente a estas amenazas desde fuera”, dijo Lavrov, después de reunirse con Nicolás Maduro en el Palacio Presidencial de Miraflores.

Rusia es uno de los mayores aliados políticos y comerciales del régimen de Maduro, siendo Moscú, además, el segundo acreedor de Venezuela, después de China, con unos 7.500 millones de dólares, según una estimaciones de la consultora local Ecoanalítica.

Se estima que en los últimos 18 años, Rusia y Venezuela firmaron cerca de 300 acuerdos de cooperación. En octubre, Maduro ratificó junto al vice primer ministro ruso, Yuri Borisov, una batería de acuerdos de cooperación militar en Caracas.

Venezuela cuenta con al menos 20 unidades operativas del cazabombardero ruso Sukhoi Su-30, cuyas características se consideran similares a las del F-15E Strike Eagle estadounidense, así como con armamento antiaéreo y radares de tecnología rusa.

También se levanta en Venezuela una fábrica de rifles Kaláshnikov, un arma que en la actualidad ya emplean las Fuerzas Armadas de Venezuela.

La agencia rusa Interfax señaló que los contratos en el campo técnico-militar entre Rusia y Venezuela rondan los 11.000 millones de dólares.

“A la oposición se le olvidó que lideraba una rebelión democrática y social” – Entrevista a Michael Penfold por Blanca Vera Azaf – Hispanopost – 10 de Mayo 2020

Michael Penfold le huye a la retórica, se niega al discurso apocalíptico, analiza en frío y a profundidad, pero sobre todo evita las visiones que califica de “infantiles” y que se centran en la lucha por alcanzar el poder y no de generar los cambios. Esto, en su opinión, ha fortalecido a Nicolás Maduro, quien gobierna en la práctica.

Egresado de la Escuela de Ciencias Políticas de la Universidad Central de Venezuela y doctor en Ciencias Políticas de la Universidad de Columbia en Estados Unidos, ha dedicado gran parte de sus horas de estudio a entender el proceso político derivado del surgimiento del chavismo.

Destaca con pesar que la oposición venezolana se burocratizó cuando su principal figura, Juan Guaidó, prefirió usar corbata, caminar alfombras rojas y centrar su estrategia en la presión internacional. Sostiene su argumento señalando que todo el liderazgo logrado por la oposición se lo dio la gente al entender la necesidad de defender la institucionalidad democrática alrededor de la Asamblea Nacional, y esa fue una lucha interna en las calles venezolanas.

Le preocupa la retórica belicista de salidas exprés y aboga por la necesidad de recuperar un espacio de entendimiento que conduzca a la reinstitucionalización del país, a través de una fórmula que perfectamente puede ser la negociación impulsada por Noruega.

-En las últimas semanas el lenguaje político opositor y de Maduro se ha vuelto particularmente violento. Pareciera que hay una puja por demostrar quién puede hacerle más daño al otro. ¿Acaso murió el ejercicio político en Venezuela?

-Es evidente que el país enfrenta un deterioro económico, político y social tan pavoroso -cuyo origen está en una revolución que quiere aferrarse al poder a cualquier costo- que hace que la dinámica de supervivencia del régimen y la política de una parte importante de la oposición de promover un quiebre interno por la vía de la fuerza nos haya terminado llevando cada vez más cerca de una espiral de violencia política. Lo preocupante es que esa dinámica muy probablemente se mantenga por un tiempo, pues nadie tiene incentivos reales de abandonarla mientras este conflicto político continúe teniendo un carácter existencial y el país continúe en una dinámica de grandes ganadores y grandes perdedores.

El problema central que tiene Venezuela es que el régimen percibe que no tiene más opciones que resistir en el poder y que eso tiene menos riesgos que abandonarlo; y la oposición piensa que la única forma de lograr una transición democrática es por medio de crear capacidades que hagan que las amenazas sean creíbles o simplemente incrementando el costo de sostenerse a través de más sanciones.

Estamos viviendo literalmente una guerra de supervivencia política. El problema es que esa dinámica, cuya principal causa fue el desmontaje de toda la institucionalidad democrática del país y el haber cerrado las salidas constitucionales y electorales para sostener por la fuerza a la revolución, hizo que el costo social y económico de este proceso sea el mismo que el de un país con una guerra civil. El tema no es retórico.

El lenguaje político de guerra tiene consecuencias, y lo viven los venezolanos con una crisis humanitaria como nunca la ha tenido América Latina; y esa es quizás la peor herencia del chavismo, el haber concebido la política de esa forma. Todo o Nada. Amigo y Enemigo. Revolución o Muerte.

La oposición tampoco ha sabido responder adecuadamente frente a esa dinámica del lenguaje. Guaidó llegó donde lo hizo no solo por la presión internacional exclusivamente. Antes de que Guaidó ascendiera a la presidencia de la Asamblea Nacional, ya había mucha presión internacional, pero todos pensaban que la oposición venezolana estaba liquidada. Ese diciembre fue probablemente uno de las más tristes de la historia contemporánea.

Curiosamente, su sorpresivo ascenso en enero de 2019 se logró porque se había realizado un trabajo previo en el plano doméstico de muchos meses y contra grandes intereses políticos. Se cerró filas alrededor del pacto parlamentario, se logró enmarcar la crisis institucional alrededor de la falta de legitimidad de los comicios presidenciales de mayo de 2018, se logró denunciar el cerco institucional a la Asamblea Nacional y se movilizó a la sociedad para restaurar el orden constitucional y buscar una salida democrática. Solo luego vino el apoyo internacional. En el fondo, se trazó una línea política orientada a construir una coalición nacional por la democracia.

Sin embargo, muy pronto, ese objetivo fue sustituido por una estrategia de ambivalencia que se resume en “todas las opciones están sobre la mesa e incluso debajo de la mesa”, que subrepticiamente volvía a privilegiar lo internacional y la fuerza por encima de lo doméstico; lo cual le ha permitido a grupos avanzar con iniciativas que han sido muy problemáticas como la del puente Simón Bolívar o el 30 de abril o con la construcción de amenazas creíbles, como el TIAR, que han terminado siendo muy contraproducentes, o esta última exploración que hace quedar a grupos internos muy radicales, que parecieran operar incluso fuera del G4, explorando salidas insurreccionales financiadas quien sabe cómo.

Tampoco ha ayudado creerse en la práctica que se es un gobierno cuando no tienes de facto control sobre el territorio. A mí me parece que la imagen de Guaidó saltando una verja para entrar a la Asamblea Nacional es mucho más poderoso como político que un Guaidó en flux con una bandera de Venezuela luciendo como un presidente que en la práctica no existe o caminando por alfombras rojas por todo el mundo.

La oposición al aceptar ser gobierno se burocratizó, al ponerse a gastar se arriesgó a escándalos por corrupción, al no montarse sobre el tema humanitario se volcó sobre las sanciones, se olvidó que estaba liderando una rebelión democrática, y social y se montó en una retórica también muy belicista (de más sanciones, narcoestado e incluso intervención) auspiciada por diversos factores nacionales e internacionales.

Lo que quiero decir es simple: la oposición debe volver a construir su estrategia sobre sus verdaderas fortalezas y no sobre unas debilidades en las que nunca va a poder superar al régimen. Y esas fortalezas vienen dadas por la amplitud de una coalición política y social; por su capacidad de movilizar a la población para buscar una salida electoral; apuntalando la única institucionalidad democrática que queda en el país que es la Asamblea Nacional; conectándose socialmente con los problemas de la gente y las regiones; impulsando la legitimidad que tiene la demanda social de restaurar el orden constitucional y democrático y alineando a toda la comunidad internacional detrás de ese objetivo y no solamente fijando una política exterior perfectamente acorde con los intereses, muchas veces electorales, de Estados Unidos por más importante que ese apoyo pueda resultar.

-¿Qué tan popular y exitoso puede ser para la oposición y para Maduro centrar la diatriba política en enemigos y aliados externos?

-Yo creo que la pregunta es qué tanto interés tiene ese tipo de actores externos en resolver de una forma adecuada el problema venezolano. Y yo te diría que es interesante verlo de esa manera para comprender porque son relevantes para ambos en su diatriba. Te pongo dos ejemplos: Rusia y Estados Unidos. En el caso de Rusia, el conflicto venezolano lo ha beneficiado desde todo punto de vista. Nosotros en el fondo competimos con Rusia como país petrolero, lo cual hace un poco contradictorio verlo como un aliado permanente. En la práctica, Rusia se ha visto beneficiado por el simple hecho de que Venezuela salió casi por completo del mercado petrolero, debido al pésimo manejo de la industria y también de las sanciones impuestas por Estados Unidos e incluso se ha quedado con parte de su mercado.

Rusia tiene un interés muy claro en mantener la crisis venezolana y por eso ayuda a bypasear las sanciones, pero también accede a retirar a Rosneft cuando se ve muy asediado por las sanciones secundarias, pero tampoco hace nada para obligar un desenlace que permita resolver la situación. Mientras Venezuela siga con esta crisis ellos se benefician en el corto, mediano y largo plazo como el segundo país productor más grande en el mundo detrás de Arabia Saudita. En ese sentido, son muy útiles para el régimen como aliado para resistir, pero no para resolver en el largo plazo. La crisis venezolana también le permitió a Rusia debilitar a la OPEP y ampliar su influencia dentro de esa organización, en la que Venezuela antes era uno de los socios más importantes.

En el caso de Estados Unidos es diferente. Venezuela no tiene realmente ningún valor estratégico para ellos salvo por los temas de narcotráfico y por la influencia regional y en especial su competencia con China. Venezuela no tiene un valor estratégico como país petrolero, que lo tuvo y muy relevante, pero lo perdió frente a países como Canadá y a la mayor producción interna de los mismos Estados Unidos.

La decisión de Trump de colocar a Venezuela en un lugar muy alto en su agenda de política exterior obedece a otros factores: Obama había instrumentalizado la relación con Venezuela para favorecer el proceso de paz en Colombia y para negociar el acuerdo con Cuba, por lo que el asunto venezolano le permitía diferenciarse y, en segundo lugar, porque le ayuda mucho electoralmente en Florida y fortalece su relación con distintos senadores republicanos y también demócratas.

¿Le importa tener un triunfo político en Venezuela? Ciertamente, en la medida en que lo ayude en Florida. Pero en Florida lo que ellos quieren percibir es que a Trump le importa resolver los temas de Cuba y Venezuela; pero eso no quiere decir que demanden una acción militar, sino que le basta ver que mantiene una posición de confrontación con Venezuela a través de más sanciones o acciones más focalizadas de otra naturaleza. Y eso pone a Cuba en una posición más defensiva frente a Venezuela, pues sabe que la tiene que proteger a toda costa.

En ese sentido, el único interés político de Estados Unidos es que salga Maduro. Eso sería una victoria. Su victoria no necesariamente es un triunfo en el sentido que eso pase por estabilizar institucional y políticamente al país. Idealmente, quisieran ambas. Pero no van a estabilizar a Venezuela pactando con algo que incluya a Maduro. Al menos no de aquí al momento electoral de finales de año en Estados Unidos.

El riesgo de tercerizar la política exterior de Venezuela, que en parte es lo que viene haciendo tanto el régimen como la oposición hacia este tipo de actores, es que los intereses de estos países no siempre van a coincidir con los nuestros.

-A casi dos meses de cuarentena en Venezuela ha sido imposible que Maduro y Guaidó hayan podido llegar ni siquiera a pequeños acuerdos humanitarios. ¿Esta lucha de poder está dejando de lado a los venezolanos más vulnerables?

-Indudablemente. No hay forma de justificar moralmente que ambos no puedan ponerse de acuerdo en torno a unos mínimos para ayudar a una población que ya ha sufrido innecesariamente. Entiendo que hay grupos que han estado trabajando muy activamente en una especie de tregua humanitaria para permitir la entrada de apoyo internacional y darles mayor espacio a las organizaciones de la sociedad civil a fin de atender el problema sanitario pero también el alimentario. Quizás ahí se pueda iniciar algo que posteriormente ayude políticamente. Me parece que diversos grupos muy heterogéneos han estado impulsando iniciativas muy interesantes. También es importante que ambos dejen a la comunidad científica, médica, farmacéutica y tecnológica asumir el liderazgo en las recomendaciones de cómo seguir abordando los temas de la pandemia. Hay muchas cosas que se pueden hacer.

-La propuesta de gobierno de transición impulsada por Estados Unidos se centra en una salida política en la que no queda claro el papel de la reinstitucionalización. De hecho, ni se nombra. ¿Es ese un talón de Aquiles?

-Yo leo esa propuesta de la siguiente manera. Primero, tiene el visto bueno tanto de Estados Unidos como de la oposición en su conjunto. En ese sentido está bien coordinada y busca un quiebre interno en el chavismo. Sin embargo, dudo mucho que lo logre por diferentes razones, entre ellas, que ese anuncio vino acompañado de los “indictments” y de la movilización militar en el Caribe, que son acciones que más bien cohesionan al chavismo y a los militares. Y en ese sentido es muy contradictorio, pero muy consistente con el lema de todas las cartas están sobre la mesa.

Debido a ello, ni el chavismo ni los militares confían realmente en que tienen verdaderas garantías por parte de Estados Unidos, quienes siguen privilegiando el uso del garrote, y hace por lo tanto que chavistas y militares decidan mantenerse donde están.

En segundo lugar, el hecho de que hablen de una salida negociada me parece positivo, pero yo pienso que es poco realista pensar que vas a tener una negociación sin Maduro. En el fondo la oferta es la siguiente: el chavismo remueve o convence a Maduro que salga del poder, controla la transición con algunas figuras opositoras a través de un Consejo de Estado (que es una figura constitucional de difícil interpretación para ese papel), mantiene intacta a las Fuerzas Armadas y es posteriormente cuando se negocian los términos de la transición para, eventualmente, convocar a elecciones.

El mayor avance aquí es que Estados Unidos es muy claro en la secuencia de eventos para desmontar las sanciones tanto económicas como individuales y acceder a ayuda de los multilaterales. El problema es que esa secuencia de eventos es más un deseo que cualquier otra cosa.

En este sentido, la propuesta es muy problemática a mi juicio por otra serie de elementos. Asume que Maduro no es una parte del chavismo. Y creo que eso es difícil en la práctica traducir en acciones concretas, pues Maduro existe en el chavismo así haya mucho descontento dentro de sus filas con su talante y su desempeño.

De modo que la idea que existe una negociación sin Maduro, después de tantos errores y en un momento en que el chavismo se percibe fortalecido a pesar de la crisis económica y social, es un tanto utópico. Tampoco ayuda que los “indictments” hacen que la negociación cambie completamente y obliga incluso, tal como ocurrió con las FARC en Colombia, a que la negociación tenga que ser previa, pues se necesita amarrar todas las garantías -tanto constitucionales como legales- antes de si quiera entrar en la transición.

Con esas acciones, ningún factor de poder dentro del chavismo ni dentro del mundo militar va a aceptar nada sin haber amarrado todo previamente. Incluso, aquellos que nunca han estado de acuerdo con la idea de la negociación, con esta propuesta de Estados Unidos y con la activación de los “indictments”, van a tener que aceptar que la única salida es negociada. Y en esa negociación, las garantías, es decir, el tema institucional pasa a ser central.

-¿Cuál es la razón por la que se habla tanto de cese de la usurpación, cambio de gobierno y elecciones libres, pero no de una estrategia plausible que priorice a las instituciones como vía del rescate democrático?

-Idealmente eso podría funcionar, pero lamentablemente los sueños no empreñan. ¿Por qué habría el chavismo de remover del poder a otro chavista y compartir el poder con la oposición y otorgarle unas instituciones electorales que les permitan ganarles unas elecciones y luego barrerlos políticamente? La oposición tiene que poder presionar y tratar de obtener las concesiones suficientes para garantizar unas elecciones competitivas, pero es difícil pensar que eso lo va a obtener sin entregar concesiones y garantías muy importantes y que eso lo vaya a poder lograr sin pelear ella misma por esas condiciones.

La realidad es que en Venezuela no quedan instituciones y que el sistema electoral venezolano está completamente destruido en cuanto a su credibilidad y muy debilitado en cuanto a su infraestructura. Pero eso no quiere decir que ese no sea el centro de una estrategia unitaria. Maduro quiere unas elecciones parlamentarias, y la verdad es que tocan, pero esas elecciones son una oportunidad para abrir una negociación, que evidentemente el chavismo no quiere, sobre el tema de las garantías institucionales y las mismas elecciones presidenciales. Ese era el centro de la discusión en Oslo y creo que era la discusión correcta. Lamentablemente ese proceso fue bombardeado por distintos grupos, pero toca retomarla.

-Hay quienes señalan que Nicolás Maduro no tiene suficientes incentivos para negociar, pero las dificultades económicas son enormes a lo que se añade la escasez de combustible. Hay quienes apuestan que esto impulsara su salida y otros piensan que más bien se perpetuará. ¿No llegó el momento de comenzar a ver soluciones a la crisis desde otra perspectiva?

-La verdad es que las soluciones a la situación económica y social de los venezolanos tiene básicamente tres requerimientos: acceso a financiamiento masivo por parte de los multilaterales, la ejecución de un plan que permita retomar el crecimiento y acciones inmediatas para restablecer los servicios públicos básicos. De modo que no hay muchas alternativas. Y satisfacer esos tres requerimientos va a depender de la posibilidad de remover las sanciones internacionales, reconstruir el sector petrolero, impulsar la actividad privada y atender la emergencia social. Pero nada de eso se puede dar sin que el país resuelva su problema institucional, que en el fondo es una grave crisis de gobernabilidad y de libertades.

Dada esa realidad, ¿tiene Maduro incentivos para negociar? Yo pienso que no la tiene en el sentido de buscar acuerdos integrales, pero sí puede tener incentivos para acuerdos incrementales que lamentablemente no van a resolver ninguno de los problemas estructurales del país.

Maduro hoy se siente más fuerte y el chavismo rara vez negocia en un momento de fortaleza.  En ese sentido, Maduro va a buscar acuerdos parciales como lo puede ser un acuerdo humanitario, las elecciones parlamentarias, el Consejo Nacional Electoral y lo tratará de hacer puntualmente. Pero nada de eso va a resolver el tema de las sanciones ni la escasez de gasolina ni va a permitir reactivar económicamente al país ni atender integralmente la emergencia social.

Yo creo que Maduro va a esperar también a los resultados de las elecciones presidenciales en Estados Unidos. Mientras tanto resistirán. Sin embargo, no hay duda de que la situación externa -y en especial las sanciones- los obliga a explorar seriamente algunas soluciones. El tema está en que el chavismo muy pronto hará una propuesta similar a la de Estados Unidos, pero a la inversa: descabecen a Guaidó de la Asamblea Nacional y hagamos una transición a la medida con una parte de la oposición. Y eso tampoco va a volar como no voló con la mesita, que era un mal chiste, ni funcionó tampoco con la Asamblea ilegítima de Parra.

En el fondo aquí hay combinación de gula por el poder, muy propia del chavismo, y de infantilismo político, muy propio de un sector opositor relevante, que impide aceptar lo inevitable:  retomar las negociaciones con el apoyo de Noruega para buscar una solución integral.  Mientras tanto el costo social de esa dinámica política continuará siendo extremadamente alta.

-Hasta el momento el gobierno interino de Juan Guaidó basa su legitimidad, fortaleza, y liderazgo en el gobierno de Estados Unidos, pero ¿qué pasaría si Donald Trump pierde las elecciones presidenciales?

-La política de Estados Unidos hacia Venezuela es bipartidista, aunque hay distintos bemoles en cómo se debe resolver el problema. Ya Biden ha dicho abiertamente que si gana va a retomar el acuerdo de Obama con Cuba y va a centrar su política hacia Venezuela, sin necesariamente eliminar las sanciones, en tratar de buscar una salida electoral que permita restaurar el funcionamiento del Estado de Derecho. Eso se traduce en que probablemente Estados Unidos esté más dispuesto a alinearse con Europa y con otros países latinoamericanos en buscar una solución más política. Pienso que Biden también va a instrumentalizar la apertura a Cuba a cambio de una salida democrática en el país. Sin embargo, Biden no creo que vaya a bajar la guardia en cuanto a su interés por el tema venezolano ni va a bajar necesariamente la presión externa.

 

 

Militares rusos se suman a la caza de los supervivientes de la Operación Gedeón por Daniel Lozano – El Mundo – 8 de Mayo 2020

De confirmarse el operativo se trataría de la primera acción militar sobre el terreno de fuerzas rusas en las cuatro últimas décadas en el continente
Nicolás Maduro, durante una entrevista con la televisión Telesur. EFE

Militares rusos estarían participando en la Operación Tiburón 2020, el inmenso despliegue de fuerzas revolucionarias en caza y captura de los militares rebeldes venezolanos supervivientes de los desembarcos fracasados de los últimos días. Así lo reconoció la cuenta en Twitter de la Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI) de La Guaira, la región militar donde se produjo el enfrentamiento armado de Macuto.

“Se presentaron ocho especialistas de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa quienes operarán el equipo aéreo no tripulado para conducir operaciones y acciones de patrullaje y escudriñamiento en Carayaca con el fin de apoyar las actividades de captura de los mercenarios”, aseguró la ZODI en un tuit, borrado posteriormente. Las fuerzas rusas han utilizado con frecuencia drones en sus operaciones militares en Siria.

En Carayaca fueron capturados los tres últimos comandos de la Operación Gedeón, que pretendía capturar a Nicolás Maduro para trasladarle hasta Estados Unidos. Se trata de un policía de Caracas, un sargento de la Guardia Nacional Bolivariana y un sargento de la Armada. Hasta el momento las fuerzas chavistas han matado a ocho rebeldes y han capturado a una veintena de comandos, la mayoría militares que se levantaron contra la revolución, además de dos mercenarios de EEUU, quienes ejercieron en las últimas semanas como entrenadores de los distintos grupos operativos en la frontera colombiana.

El Gobierno ha decretado toque de queda en la Colonia Tovar, zona montañosa cercana a Caracas, desde primera hora de hoy, obligando a la población a mantenerse en sus hogares y restringiendo cualquier actividad comercial. Tamara Suju, defensora de derechos humanos, denunció que agentes encapuchados de las fuerzas especiales (FAES) y de la policía política irrumpen ilegalmente en las viviendas, incluso en la sede la Orden Católica de las Carmelitas. Las FAES son los “batallones de exterminio” de la revolución, según los informes de Naciones Unidas.

EL OPERATIVO

Los militares rusos arribaron en una aeronave en la tarde del jueves para ayudar en el operativo contra los insurrectos. Medios locales informaron también que esta mañana otro avión ruso, de la compañía Azur Air, ha aterrizado en el país sudamericano, donde desde el inicio de la “cuarentena radical” ordenada por Nicolás Maduro están restringidos los vuelos. Horas después de borrar el mensaje en las redes sociales, el periódico chavista Últimas Noticias matizó que existían obstáculos para operar con sus drones.

Se trataría de la primera acción militar sobre el terreno de fuerzas rusas en las cuatro últimas décadas en el continente. Asesores y entrenadores soviéticos asistieron en Nicaragua a las tropas sandinistas y sus aliados cubanos durante la guerra contra la Contra, financiada por Estados Unidos, durante la década de los 80.

“De confirmarse, sería una acción militar directa con la anuencia del Gobierno del país, de una potencia extracontinental en América, que va mucho más allá de los vínculos que ha tenido el Gobierno de EEUU con los ejércitos de la región”, destaca para EL MUNDO el historiador cubano Armando Chaguaceda, experto en revoluciones. “En las acciones rusas en Siria operan pequeños equipos de fuerzas especiales con alta tecnología combinando fuerzas oficiales del Estado ruso con paramilitares”, añade.

“Cuando los militares rusos vinieron a emplazar todo el sistema de defensa antiaérea estaban operando en territorio venezolano. Ahora existe claramente la evidencia. Estamos ante un hecho gravísimo desde el punto de vista de soberanía nacional y política interna, pero indiscutiblemente desde la geopolítica es de enorme impacto“, subraya a este periódico Rocío San Miguel, presidenta de Control Ciudadano para las Fuerzas Armadas, quien insiste además en que la utilización de ejércitos extranjeros en territorio nacional debe ser autorizada por el Parlamento.

Los antecedentes históricos más cercanos llevan hasta Cuba, con la brigada rusa de cuatro batallones tras la crisis del Caribe, que permaneció en la isla hasta el año 91, precisa Chaguaceda. “Y la participación en Nicaragua de militares rusos que acompañaron acciones de contrainsurgencia, como es esta”, concluye el historiador.

 

Los bulos del Kremlin sobre una inminente guerra por Venezuela por David Alandete – ABC – 7 de Mayo 2020

Medios pagados por Rusia alertan de una guerra con las fuerzas armadas de EE.UU.

rusia-bulos-kq8E--620x349@abc.jpg

En el universo paralelo de la desinformación en español financiada directamente por el Kremlin, hay una guerra en ciernes en el Caribe. Una serie de diarios digitales creados por Moscú han publicado informaciones dudosas como que «Rusia está lista para romper el bloqueo de Venezuela con sus buques de guerra» o que «las tropas rusas capturaron a mercenarios estadounidenses» en un frustrado intento de invasión ocurrido el domingo. Esas afirmaciones, poco creíbles, llegan después del éxito de la campaña de máxima presión de la Casa Blanca para cortar el suministro de petróleo venezolano a la empresa pública rusa Rosneft y después del despliegue en el Caribe de buques de guerra estadounidenses contra el narcotráfico procedente de Venezuela.

Tras una llamada el mes pasado entre Nicolás Maduro y el presidente ruso, Vladímir Putin, el sitio web Avia.pro, que según el ‘think tank’ The Atlantic Council recibe dinero del Kremlin, publicó una nota en la que alertaba de toda una campaña militar defensiva rusa frente a las cosas de Venezuela en caso de que EE.UU. procediera a un bloqueo naval. Dice la nota: «Como se desprende de datos proporcionados por las autoridades venezolanas, Rusia está dispuesta a proporcionar a la República Bolivariana apoyo y asistencia necesarios si EE.UU. quiere organizar un bloqueo marítimo de este país. Dada la lejanía de Rusia desde Venezuela, los expertos no excluyen que Moscú pueda enviar su flota a la región, además, estamos hablando no solo de buques de guerra, sino también de submarinos».

Bloqueo naval

En la Casa Blanca se estudia desde hace tiempo la posibilidad de someter a Venezuela a un bloqueo naval completo para aislar al régimen después de varias rondas de sanciones y un embargo casi integral al crudo de ese país. Así lo dijo a principios de año un alto funcionario de la Administración estadounidense a ABC. Después, el propio Donald Trump anunció un despliegue militar sin precedentes en el Caribe, cuyo objeto es cortar el suministro de droga hacia EE.UU. por medio de Centroamérica y México. Ese dispositivo militar sigue en pie, y recientemente ha sido reforzado.

Aislado, el régimen de Maduro ha estrechado sus lazos con Irán, otro socio preferente de Rusia. Y aunque Rusia tuvo que abandonar el negocio del crudo venezolano tras ser sancionada dos veces por ello por parte de EE.UU., el Kremlin ha decidido intensificar su campaña de desinformación en apoyo de Maduro.

Desde el año pasado, Moscú ha enviado a decenas de uniformados y técnicos a Caracas, que han tenido un discreto papel en el mantenimiento y recalibración de un sistema de misiles de fabricación rusa, que el chavismo había dejado inservible. Desde entonces, poco más se había sabido del apoyo militar de Putin a Maduro, hasta que los medios de desinformación del Kremlin publicaron esa semana que el intento de invasión de un puñado de mercenarios, el domingo, fue frustrado en parte por soldados rusos. «El ejército estadounidense, que trató de organizar una toma del poder en Venezuela, podría ser capturado con la participación directa en la operación especial del ejército ruso» dice, de nuevo, el portal Avia, en una nota con miles de interacciones en redes sociales, como otras publicadas por ese medio.

 

Por qué Maduro se puede convertir en el privatizador de las empresas que Chávez estatizó por José Guerra – ALnavío – 19 de Abril 2020

Venezuela enfrenta una situación fiscal explosiva. Los precios del petróleo luego del acuerdo de la OPEP lejos de recuperase se han desplomado hasta alcanzar -la cesta venezolana- el 17 de abril el irrisorio nivel de13 dólares por barril, con el cual no se cubren los costos de producción, situados en promedio cerca de 27 por barril.
Hugo Chávez expropió y estatizó y ahora Maduro puede privatizar / Flickr: Hugo Chávez
Hugo Chávez expropió y estatizó y ahora Maduro puede privatizar / Flickr: Hugo Chávez

Según la OPEP, la producción de Venezuela disminuyó en marzo 100.000 barriles diarios con relación a febrero, con lo cual se ubica en apenas 600.000 barriles por día.

La combinación de precios a la baja y la caída en picada de la producción ha determinado la desaparición del ingreso fiscal petrolero por cuanto los costos exceden los ingresos que genera la producción. Es la primera vez que ello ocurre en Venezuela.

Todo dependerá de la futura evolución de los precios petroleros por cuanto la producción no luce factible de que se recupere en el mediano plazo porque las inversiones requeridas no se podrán realizar pues todas las empresas petroleras están cortando gastos y Petróleos de Venezuela, PDVSA, no tiene flujo de caja para apuntalar las inversiones.

El mejor estimado de ingresos petroleros por exportaciones petroleras para 2020 se sitúa en 4.500 millones de dólares, cifra inferior a los costos de producción.

Las exportaciones no petroleras de acero, aluminio y productos petroquímicos desparecieron hace varios años. Otras exportaciones privadas no petroleras con seguridad van a disminuir debido a los problemas de la falta de electricidad, de gasolina y en general por un entorno en el cual la economía mundial está demandando menos productos.

Los fondos disponibles de los entes multilaterales para proteger a las economías en aprietos, están cerrados para Venezuela porque Nicolás Maduro acumuló cuentas por pagar y está en default y además no es reconocido como presidente. La banca privada no le va a prestar a un régimen que no paga la deuda. Por otro lado, las remesas se han reducido a menos de la mitad.

Dirijamos la mirada a los socios de Maduro. China está muy expuesta en Venezuela con una deuda acumulada de más de 15.000 millones de dólares que no sabe cómo va a cobrar. También es probable que China entre en recesión debido a la pandemia del coronavirus y por tanto sus exportaciones disminuirán. Ciertamente puede aportar algunos fondos pero nunca como antaño.

El mejor estimado de ingresos petroleros por exportaciones petroleras para 2020 se sitúa en 4.500 millones de dólares, cifra inferior a los costos de producción.

Rusia, que ha tenido un manejo fiscal responsable y acumuló fondos en divisas, ha sido fuertemente golpeada por la caída de los precios del petróleo adicional a los recortes de producción. Por tanto, no luce viable que pueda aportar los recursos de un fisco urgido de moneda extranjera. Con Turquía no se cuenta. Su moneda está deprimida y enfrenta una severa restricción de caja.

Así las cosas, es probable que el mecanismo de última instancia a la mano de Maduro, sea vender el oro del BCV aprovechando los precios favorables que hoy registra el mercado. El Banco Central de Venezuela con certeza va a acelerar la emisión de dinero para enjugar el déficit fiscal.

Pero queda otra carta: la privatización de áreas como la venta de gasolina, que si bien no aporta divisas sí impide que estas salgan; y la privatización de otras empresas hoy en manos del Estado.

Llegamos así a una paradoja: Maduro el privatizador de lo que Hugo Chávez estatizó.

México toma el relevo de Rusia y ya distribuye el crudo venezolano por David Alandete – ABC – 6 de Abril 2020

Dos desconocidas empresas radicadas en México llegan a un pacto para intercambiar petróleo de Maduro por maíz y agua potable

cabi-kDEE--620x349@abc.jpg

El Gobierno de Estados Unidos investiga un reciente acuerdo entre dos desconocidas empresas mexicanas y la petrolera estatal venezolana por si le está sirviendo a Nicolás Maduro para sortear el duro régimen de sanciones aprobado el año pasado. En virtud de ese acuerdo alcanzado a finales del año pasado, dos compañías radicadas en México y sin apenas experiencia en el sector petrolífero van a adquirir un total de 15 millones de toneladas de crudo de Pdvsa a cambio de 210.000 toneladas de maíz y 1.000 tanques de agua potable.

Un alto funcionario de la Casa Blanca dijo la semana pasada a ABC que para EE.UU. «está claro que las actividades de esas dos empresas son sancionables». «No hay duda de que están prestando apoyo material al régimen de Maduro, y eso desde luego es motivo de sanciones»,dijo ese alto funcionario, quien de hecho reveló que ya ha requerido información al gobierno de México sobre ambas compañías.

Los abogados de las dos firmas, Libre Abordo S.A. y Schlager Business Group, mantienen según estas que ese trato no viola las sanciones de EE.UU. porque no hay una transacción monetaria, sino que se entrega petróleo por material de primera necesidad. Ambas empresas son relativamente nuevas y están conectadas entre ellas. Una de la copropietarias de Libre Abordo, Verónica Esparza García, es gerente de Schlager. De momento, Libre Abordo ya ha extraído como mínimo 13 cargamentos en petroleros desde Venezuela. Ambas revenden el crudo.

De este modo, México ha tomado el relevo de Rusia como principal exportador del crudo venezolano. En diciembre, la petrolera estatal rusa Rosneft adquirió un 78% de la producción de Pdvsa. En febrero, EE.UU. tomó la decisión sin precedentes de dictar sanciones contra la filial de Rosneft encargada de distribuir el crudo venezolano. Inmediatamente, Rosneft canalizó la distribución de ese combustible por medio de otra filial, la empresa suiza TNK, que había adquirido a BP años atrás. El 12 de marzo, EE.UU. amplió las sanciones a TNK. Después, las compañías mexicanas tomaron el relevo. Hace una semana, finalmente, la rusa Rosneft anunció que se salía del mercado venezolano y vendía todos sus activos en el país caribeño a un holding que es 100% propiedad del gobierno ruso. A finales del año pasado, Pdvsa extraía de sus campos en Venezuela algo menos de 800.000 barriles diarios.

Como hacía la petrolera rusa, las dos compañías mexicanas mantienen a Asia como su mercado principal. El carguero Perfect ha llevado crudo venezolano distribuido por Libre Abordo a Malasia y Singapur. Esta empresa utiliza además el buque Lion King. Por su parte, Schlager también hará rutas similares con los petroleros Euroforce, Afra Laurel e Icaria. Lo único que ha dicho la empresa Libre Abordo por comunicados con los medios es que ni distribuye el petróleo venezolano por medio de casas de comercio ni lo entrega a Rosneft.

En octubre de 2018 otro negocio mexicano en Venezuela provocó un escándalo de proporciones mayúsculas en el continente. La Procuraduría General de la República de México, todavía bajo la presidencia de Enrique Peña Nieto, denunció entonces que varios altos mandos del régimen chavista habían conspirado con compañías mexicanas para inflar los precios de los paquetes de ayuda de alimentos básicos que se entregaban a los venezolanos más necesitados, las llamadas «bolsas Clap». La fiscalía demostró que varios funcionarios venezolanos y empresarios mexicanos adquirieron al por mayor productos de baja calidad y los vendieron al estado venezolano a casi el triple de su precio real. Entonces las autoridades estadounidenses identificaron al colombiano Alex Saab como mediador y parte central en la investigación. La fiscalía estadounidense le imputó en julio de 2019 a Saab un delito de lavado de dinero por un monto de 350 millones de dólares (313 millones de euros). Un juez de Miami instruye su caso.

La llegada de Andrés Manuel López Obrador al gobierno mexicano ha supuesto un cambio en las relaciones del país norteamericano con el resto del continente. Aunque López Obrador y Donald Trump mantienen una buena relación personal, el presidente mexicano es uno de los pocos en todo el continente que no ha reconocido a Juan Guaidó como representante legítimo de los venezolanos y mantiene relaciones con los diplomáticos de Maduro.

Al no poder vender su crudo por las diversas rondas de sanciones dictadas por Trump, y al ver completamente desbordado el almacenamiento de Pdvsa, el régimen de Maduro aumentó el año pasado los envíos a la isla de Cuba. Son remesas que han llegado hasta unos 170.000 barriles diarios según cifras de febrero de la consultora Refinitiv Eikon, que quedan en la isla a la espera de que el régimen venezolano puedo volver a venderlos en algún día a futuro. En septiembre de 2019, el gobierno estadounidense aprobó una serie de duras sanciones contra las empresas cubanas encargadas de transportar el petróleo venezolano a Cuba. Según el departamento del Tesoro (ministerio de Finanzas) tanto la empresa estatal Cubametales como otras asociadas estaban ayudando al régimen de Maduro a sortear las sanciones.

Estos pasados días el envío de petróleo a Cuba por parte de Maduro se ha disparado. Por ejemplo, solo entre el 28 y 29 de marzo los cuatro cargueros Esperanza, Alicia, Petion y Carlota C transportaron hasta 800.000 barriles de fuel, incluido diesel, desde Venezuela a almacenes de Cubametales en la isla. Los dos últimos petroleros están sujetos a sanciones por parte de EE.UU.

El jueves, el presidente Trump anunció el despliegue de barcos de la Armada en el Caribe, ante Venezuela, como parte de una campaña de mayor alcance para interrumpir las rutas de la droga con destino a EE.UU. Esa operación, que ya está en marcha, no tiene fecha de fin.

En febrero, un alto funcionario del Gobierno de EE.UU. dijo a ABC que la medida más drástica que han considerado para poder cortar de una vez el envío de crudo, la última fuente de liquidez del régimen, es un bloqueo naval con la movilización de la Armada. «¿Quiere decir esto que es necesaria una intervención militar? Esperamos que no», añadió esa fuente.

Además, pronto la Casa Blanca presentará su primera estrategia de seguridad para el continente americano desde la que George Bush hijo aprobó en 2004. Esa estrategia, que se hará pública en las próximas semanas, constará de cinco grandes puntos y uno de ellos está dedicado a la preservación de la democracia en todo el continente, con menciones expresas a la necesidad de un cambio democrático en Venezuela y Cuba. Su objetivo es lograr un continente americano completamente libre de dictaduras, lo que pasa por provocar cambios en esos dos países y también en Nicaragua.

 

Rusia califica de “burla” el plan de transición de EE.UU. para solucionar la crisis en Venezuela – albertonews – 2 de Abril 2020

2728432 10/29/2015 Russian Foreign Ministry's spokesperson Maria Zakharova during a briefing on the current foreign policy issues. Maksim Blinov/RIA Novosti

Rusia calificó hoy de “burla” el plan de transición de Estados Unidos para solucionar la crisis en Venezuela, cuando lo que se debe hacer es ayudar al país latinoamericano a superar la catástrofe humanitaria.

“Como una burla, Washington ha anunciado una improvisación en forma de plan de arreglo con la condición de constituir en Venezuela una especie de Gobierno de transición”, dijo la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova, en una comparecencia de prensa telemática.

Agregó que, cuando “en todo el mundo de hecho se ha implantado una moratoria a todas la actividades políticas y sociales importantes, se propone elaborar y consensuar cierto calendario de elecciones nacionales en Venezuela con especial hincapié en la elección del presidente del país”.

Estados Unidos propuso este martes un nuevo plan para la “transición” a la democracia en Venezuela y la “retirada” de las sanciones económicas, a través de un “Gobierno de transición” que incluya representantes del actual presidente del país, Nicolás Maduro, y del líder opositor, Juan Guaidó, y la celebración de “elecciones libres y justas”.

El plan propone que tanto Maduro como Guaidó se hagan a un lado, de modo que miembros elegidos en la Asamblea Nacional de ambas partes puedan crear “un Consejo de Estado que sirva como Gobierno de transición, que organice elecciones presidenciales libres y justas”, escribió Elliott Abrams, encargado del Departamento de Estado para Venezuela, en un artículo en el diario “The Wall Street Journal”.

Añadió que, “si las condiciones necesarias se cumplen”, el Ejecutivo del presidente estadounidense, Donald Trump, está “preparado para retirar las sanciones económicas” impuestas a Caracas.

De acuerdo con la diplomática rusa, Moscú “considera que en primer lugar hay que pensar en el pueblo de Venezuela y en cómo ayudar a este país a salir de esta catástrofe humanitaria”.

Zajárova denunció que hay grupos políticos en una serie de países que “intentan aprovechar la difícil situación que hay en el mundo y, en particular, la situación epidemiológica en Venezuela para alcanzar sus objetivos políticos”

Según la diplomática, algunas fuerzas políticas en Occidente no descartan la idea de un golpe de Estado para derrocar a Maduro.

“Rechazamos el bloqueo de la ayuda a Caracas por los mecanismos del Fondo Monetario Internacional. Condenamos la emisión en Estados Unidos de la orden de busca y captura contra el jefe de Estado soberano basada en su falsa acusación de narcotráfico”, subrayó la portavoz de Exteriores. EFE

 

Las operaciones secretas de Maduro, Hezbollah, Rusia, Cuba, China y España entre túneles y sótanos con miles de millones de dólares que sostienen a Maduro por Daniel Romero – Total News – 1 de Abril 2020

Total News desnuda el entramado de relaciones de Maduro y su organización criminal, la construcción de túneles junto a Hezbollah y Hamas, el lugar de los bunkers donde se almacenan miles de millones de dólares y el sitial que ocupan el terrorismo y otras potencias en la continuidad del régimen venezolano, en una entrevista con Johan Obdola*, Presidente de la Organización para la Seguridad e Inteligencia (IOSI). 

*Johan Obdola, es presidente de la Organización para la Seguridad e Inteligencia (IOSI), mantiene una red global de expertos y colaboradores quienes vienen investigando las operaciones de narcotráfico, terrorismo, lavado de dinero y genocidios cometidos por la Revolución Chavista durante los últimos 18 años.

DR: Johan, ¿Cómo y con quienes se compone tu investigación sobre el régimen Venezolano?

JO: Daniel, este grave tema no solo ha impactado a Venezuela, sino que impacta la seguridad hemisférica con implicaciones en el contexto global y es importante remarcar esto.

Trabajo en coordinación con grupos de resistencia en Venezuela, específicamente con la organización “Democracia Virtual” del cual soy también coordinador, además de otro grupo llamado Fraternidad Nacionalista de Venezuela, que son grupos que han estado luchando contra el régimen venezolano durante más de 18 años, incluyendo operaciones de inteligencia, reuniendo y procesando información sobre las operaciones nacionales y globales sobre tráfico de drogas, terrorismo y lavado de dinero del régimen venezolano.

En el caso de la organización Democracia Virtual, contamos con más de 8,000 miembros, incluyendo ex militares y agentes policiales y de seguridad, utilizando una plataforma abierta de comunicación con miles de venezolanos interesados en ayudar en el rescate de Venezuela llamada Yammer.

¿Puedes decirnos, sin vulnerar su seguridad, como logran información del régimen venezolano? ¿Son fuentes confiables?

R: Las informaciones e inteligencia que obtenemos nos vienen por vías de nuestros hombres y mujeres que trabajan bajo nuestra coordinación dentro y fuera de Venezuela, además de otras fuentes, incluyendo colaboradores, quienes son altos ex comandantes militares de Venezuela, incluidos ex asistentes militares de Hugo Chávez, miembros del servicio de inteligencia SEBIN y otras fuerzas de seguridad venezolanas. Igualmente contamos con un equipo de expertos en áreas de inteligencia quienes procesan están informaciones, y además coordinamos con algunas agencias de inteligencia de varios países.

¿Qué tipo de información lograron obtener y como repercutió el ofrecimiento de recompensa sobre Maduro y sus cómplices?

Mira Daniel, hemos venido reuniendo muchísima información, la que luego vamos diseminando a agencias de inteligencia, gobiernos y otros organismos internacionales.

Sobre la reciente decisión del Departamento de Justicia de los Estados Unidos de América de ordenar el arresto de la cúpula del régimen venezolano por sus acciones narco-terroristas que incluyen el ofrecimiento de recompensas por la captura de estos criminales y terroristas, te digo que ya están generando movimientos muy rápidos por parte de miembros del régimen de Venezuela, quienes están desesperados buscando comunicarse con autoridades americanas para negociar sus entregas, hemos decidido dar a conocer a través de Total News, información de carácter estratégico que exponen las estructuras terroristas establecidas en Venezuela y que representan los anillos de protección al régimen de violencia terrorista con repercusión regional y hemisférica, las cuales estimamos puedan registrase en cuestión de meses.

En este sentido, hemos identificado desde 2014 que el régimen, con el apoyo de miembros de Irán, Hezbollah y Hamas construyeron más de 17 kilómetros de túneles localizados en varios puntos en Caracas. Estos túneles sirven como rutas seguras, almacenamiento de armas de clasificación militar, y además tienen capacidad de alojamiento especial para cientos de miembros armados de la revolución y de grupos terroristas.

Regional developments accelerate Hamas-Hezbollah reconciliation

P: Caramba, esto es novedoso. Tienen identificados los túneles? Están en funcionamiento? Donde nacen y a qué lugar llegan?

R: estos túneles están localizados en varias partes de Caracas, incluyendo, el Palacio de Miraflores, Banco Central, Fuerte Tiuna, Sedes del SEBIN, bases militares, inclusive el Cuartel de la Montana, donde reposan los restos de Chávez, y donde funciona el cuartel general del Hezbollah en Venezuela y centro de coordinación estratégica de este grupo para las Américas.

P: Se sabe cuántos miembros de estos grupos terroristas fundamentalistas se encuentran hoy en Venezuela?

Actualmente en Venezuela hay 18.000 miembros de Hezbollah, 3.000 de Hamas y 1500 de los miembros de la Guardia de la Revolución iraní en toda Venezuela. Estas fuerzas han estado trabajando en Venezuela en una capacidad activa durante 12 años en varios escenarios de respuestas terroristas en el hemisferio, en caso de un escenario como el que ya se está presentando en Venezuela, y que de alguna manera está siendo apenas afectado por la pandemia que afecta al mundo, pero que será cuestión de semanas o meses que se entre en otras fases.

P: Cual es la tarea de estos grupos?

R: Los grupos de Hamas, Hezbollah, Guardia Revolucionaria Iraní e inclusive miembros del estado Islámico que regresaron de Siria y quienes volvieron a las Américas en los años recientes, tienen tareas compartimentadas.

En el caso de Irán y Hezbollah, brindan entrenamiento a terroristas y grupos de venezolanos fanatizados del chavismo dentro de Venezuela e Irán, específicamente en Qom y otros lugares. Ellos han venido trabajando en coordinar y ejecutar acciones terroristas en varios países de la región, además de potenciales ataques terroristas dentro de los Estados Unidos de América; y claro controlan extensas áreas para la explotación de minerales estratégicos en el Amazonas venezolano, junto a las FARC, y los grupos criminales del régimen venezolano. Claro, además de estas acciones, Hezbollah mantiene una extensa operación de narcotráfico y lavado de dinero. Es importante mencionar, que Tareck El Aissami es el líder de estos grupos, no solo en Venezuela, sino que controla y coordina estas operaciones en el hemisferio. De hecho tiene a varios de sus familiares cercanos coordinando estas acciones en algunos países de la región.

P: En cuales países de la región El Aissami opera y donde están ubicados estas milicias terroristas?

R: Hamas tiene una base sólida en la Isla Margarita, y han estado muy activos en viajes frecuentes desde la Isla Margarita a Puerto Rico. La sede de Hezbollah en Venezuela está ubicada en el Cuartel de la Montana, el museo militar donde permanecen los restos de Hugo Chávez. Esta locación, es donde funciona el cuartel central de Hezbollah, e incluye una red de túneles y 4 niveles hacia abajo. Estimamos que de manera permanente operan un número de 50 miembros de Hezbollah solo en este centro. Otros lugares se encuentran en la Isla Margarita, el Estado Bolívar, Zulia y otros Estados y ciudades donde Hezbolá tiene una fuerte presencia.

Hezbollah ha tenido células activas en varios países de América del Sur. En 2005 es cuando una nueva estructura de este grupo terrorista se forma y es justamente cuando Hugo Chávez saca a la DEA de Venezuela y Tareck El Aissami asume la creación del Cartel de la Revolución, integrando a Hezbollah. Es ahí cuando se unen con la alianza bolivariana (ALBA); a medida que creció el ALBA creció la presencia iraní y de Hezbolá, teniendo a Venezuela como su comando principal.

Luego, Bolivia bajo la administración de Evo Morales se convierte en aliado estratégico de esta nueva estructura operativa del Hezbollah en América Latina, fortaleciendo las operaciones de este grupo terrorista en la Triple Frontera, Uruguay, Brasil, Ecuador y Colombia principalmente, además de Argentina.

Irán busca alianza con los regímenes radicales de América Latina

En el resto de la región, están presentes en Nicaragua, Cuba y México. Cabe mencionar también Uruguay, donde el hermano de Tareck El Aissami, Feras El Aissami opera una red de empresas dedicada al lavado de dinero.

P: Tras las recompensas ofrecidas por EE.UU para obtener información que permita la captura de Maduro y algunos de sus cómplices, se entregó Cliver Alcalá Cordones, vinculado hace unos días a una “operación” con armas. Quien es Cliver Alcalá?

R: El General Cliver Alcala fue comandante de guarniciones militares, y unidades especiales del ejército venezolano.

Así mismo, su nombre empezó a relacionarse con las operaciones de narcotráfico que lleva a cabo el régimen venezolano, cuando en el 2008 un operador del narcotráfico, Walid Makled, fue apoyado por Hugo Chávez para el envío de cocaína a los estados Unidos y luego sacrificado por el régimen cuando Chávez lanza de manera más firme una operación global de narcotráfico dirigido por los dos carteles de drogas del régimen: El Cartel de Los Soles, dirigido por Diosdado Cabello; y el Cartel de la Revolución, dirigido por Tareck El Aissami y las milicias del Hezbollah. Alcalá también está señalado como responsable directo de varios asesinatos.

A pesar de sus antecedentes, Cliver Alcala logro sumarse al equipo del Presidente Interino de Venezuela Juan Guaido, trabajando desde Colombia en varias tareas, incluyendo la coordinación y recepción de los militares venezolanos que desertaron y huyeron para Colombia tras el llamado de Guaido a las Fuerzas Armadas de Venezuela. Estos militares fueron luego abandonados por Guaido y su gente en Colombia.

Cliver Alcalá, a pesar de iniciar ataques públicos contra Maduro, estaba jugando para los dos bandos, el régimen venezolano y para la oposición. Es decir era un doble agente que mantenía una operación de apoyo al cartel de Tareck El Aissami y el Hezbollah. En este sentido, Cliver Alcalá fue infiltrado por un oficial de inteligencia extranjero (no de EE. UU.) termino comprando armas de grado militar y se le siguió es rastro.

Estas armas fueron luego incautadas por las fuerzas de seguridad colombianas, arrestando a un individuo conocido con el seudónimo de AKA Pantera. El destino de las armas era la célula de Hezbolláh que opera en estado de Bolívar, Venezuela.

Una vez que Cliver Alcalá se enteró de la orden de arresto lanzada por Estados Unidos, mostró a través de Twitter un video en el que se indicó que: “Las armas incautadas en Colombia pertenecían al pueblo venezolano en el marco de un pacto o un acuerdo firmado por el presidente (Juan) Guaidó , el Sr. JJ Rendón, el señor (Sergio) Vergara y asesores de Estados Unidos “, dijo, en referencia a la operación en Colombia que el martes secuestró 26 AR-15, rifles de asalto, y varios accesorios en la carretera entre las ciudades de Barranquilla y Santa Marta “. Guaidó también firmó ese contrato “, agregó ” .

Cliver Alcalá era parte activa del comercio mundial de drogas llevada a cabo por el régimen venezolano.

Es claro que el Sr. Guaido está obligado a explicar su relación con Cliver Alcalá, no sólo a los venezolanos sino a la comunidad internacional.

Un dato a tener en cuenta es que el general Carlos Antonio Alcalá Cordones, es el embajador de Venezuela en Irán y hermano de Cliver, y esto es muy llamativo.

P: ¿Cuál es el rol o intención de Irán en Venezuela?

R: Fue durante la administración del iraní, Mahmud Ahmadineyad , cuando Irán inició una fuerte operación para hacer de Venezuela el centro más fuerte de Hezbollah e Irán en la región. Durante ese tiempo, el general Soleimani vivía en una costosa casa ubicada en Lagunita, Caracas. Vivió allí durante 3 años dirigiendo el establecimiento de Hezbolá y otros grupos en Venezuela.

En Venezuela, hay 70 bases de lanzadera de misiles, dispuestas en varias latitudes del país y que se encuentran en un estado avanzado de fabricación y puesta a punto. Estas bases tienen como objetivos los Estados Unidos, Colombia y Brasil. Los asesores militares iraníes y cubanos controlan estas instalaciones de lanzamiento de misiles.

P: Es decir que el régimen de Maduro y Hezbollah se preparan para atacar a EE.UU desde Venezuela o su intención es atacar a otras naciones?

R. Creemos que ellos han trabajado en varios escenarios que puedan presentarse en Venezuela y que tendrán inmediata repercusión en varios países de la región, además de acciones directas contra los Estados Unidos dentro de su suelo.

Pasaportes del Líbano y Venezuela: un pase libre para Hezbollah en ...

En este sentido, Hezbollah-Venezuela (identifiquémoslo así), inicio desde el principio una operación de ingreso de sus operadores a los estados Unidos desde Venezuela y con identificación venezolana. Luego, hemos detectado que se llevaron a cabo operaciones similares de entrega de identificaciones nacionales a miembros de Hezbollah en Nicaragua. Otros países como Bolivia (durante la administración de Evo Morales) y Cuba han brindado apoyo de inteligencia y logístico para el ingreso de estos operadores del terrorismo a Estados Unidos. Así mismo, es importante resaltar la coordinación y apoyo directo del Cartel de Sinaloa a estas operaciones.

El Cartel de Sinaloa es otro importante operador del narcotráfico global en Venezuela en coordinación directa con el régimen Venezolano.

P: Como se financian estas operaciones y el régimen de Maduro?

R: Nosotros hemos identificado una estructura de bunkers en las principales ciudades de Venezuela bajo férrea protección del régimen Venezolano con sus Fuerzas Armadas, de Bunkers subterráneos donde hemos relevado cerca de 70 de ellos donde están almacenados unos $900 millones de dólares además de barras de oro, diamantes producto del robo al Estado. Creemos que existen en el territorio nacional más de 200 de estos bunkers con un aproximado de $3+ billones de dólares producto de las operaciones globales del narcotráfico del régimen. Igualmente estimamos un monto muy superior de dólares y oro/diamantes en países como Rusia, China, Cuba, Nicaragua, Turquía, países del África y del Medio Oriente, donde los miembros de la revolución chavista han establecidos sus operaciones de resguardo de estos bienes donde también lavan el dinero.

Dentro de esta organización criminal, se han establecido cuotas colaborativas especiales para la operación de pivote ubicada en Venezuela, estas son: Corea del Norte: tecnología nuclear y tráfico de armas. Irán: tecnología nuclear y grupos terroristas fundamentalistas islámicos. Rusia: entrenamiento militar, comunicaciones, sistemas informáticos especializados, tecnología de armas y lavado de dinero. China: sistemas de comunicaciones y lavado de activos. Turquía: lavado de dinero. Nicaragua: tráfico de drogas y refugio seguro para activos terroristas internacionales y narcotraficantes. Cuba: Dirección General y Apoyo de Tropas.

P: Es decir que el apoyo de estas naciones a Venezuela podría hacerlas cómplices de un régimen criminal

R: Eso no debería sorprender a nadie, y por supuesto que los hace cómplices de un régimen narco-terrorista. Uno de los problemas de la comunidad internacional es el de implementar un mecanismo más firme de responsabilidades en casos como estos a las naciones que estén involucradas directa o indirectamente en corrupción, alianza o complicidad y otras acciones criminales como genocidio y narco-terrorismo. Sabes que cuando hay dinero algunos gobiernos miran hacia un lado para que el dinero entre a sus países y dinamicen sus economías. Es dinero manchado con sangre de inocentes, con terror, y muerte. La verdad la gente está cansada de esta forma de hipocresía cómplice donde se hace poco al respecto. En lo personal, una de las herramientas más firmes y efectivas son las sanciones que imponen las agencias judiciales de los Estados Unidos.

P: Rusia decidió que su empresa estatal de petróleo abandone la operación en Venezuela. Consideras que el pedido de captura de EE.UU sobre Maduro y los suyos tuvo que ver con eso? Rusia paso los activos de Rosneft a otra compañía de propiedad del estado Ruso manejada por Putin, en que cambio esto su apoyo a Venezuela?

R. No creo que Putin haya cambiado en su totalidad su estrategia en Venezuela. Putin es un hombre muy sagaz que busca sacar provecho a cualquier situación. Recuerda que la economía de Rusia es limitada. Putin lo que mantiene es una jugada inteligente y reactiva sobre la situación venezolana, ya otear que Rusia tiene demasiados intereses económicos en el país. Ellos, los Rusos, siempre se mueven teniendo presente los escenarios más inmediatos que puedan presentarse.

Lo que Maduro le paga a Putin para tenerlo de amigo

Putin puede voltear la cara para que inclusive dinero proveniente de Venezuela (sea cual fuese su origen) entre en su economía, pero al mismo tiempo, y de esto estoy seguro, Putin puede, como lo ha hecho, mantener una relación estratégica con regímenes criminales, pero Putin no mantendría una relación directa con carteles de las drogas, o grupos terroristas del Medio Oriente. Una situación compleja lo sé, pero es lo que puedo leer.

P: Volviendo a los túneles construidos junto a Hezbolah y Hamas y sus operaciones en Venezuela, nos podes agregar algo más?

R: Hemos realizado en el sitio, el mapeo del 30% de los nuevos túneles subterráneos con más de 17 kilómetros de ruta que se construyeron bajo la ciudad de Caracas de 2014 a 2017 con la capacidad de albergar hasta 5000 fuerzas armadas y actualmente alberga 1500 miembros de la guardia de la revolución iraní y más de 60 miembros del grupo ruso Wagner.

P: cuál es el rol chino?

China ha sido el apoyo fundamental al régimen de Venezuela en cuanto a la vigilancia y espionaje y hacking electrónico en Venezuela con alcance regional. Por ejemplo, hay un edificio de telecomunicaciones ” CANTV ” en el sector Acacias en Caracas donde los funcionarios chinos operan el principal centro de espionaje y guerra cibernética, así como para vigilar todas las redes sociales en Venezuela. El sistema chino se conoce como ” Halcón ” . Jorge Márquez es el jefe de esta base.

P: La base China en Argentina podría estar colaborando en estas acciones?

R. Ciertamente es así. Esta base de rastreo espacial, telemetría y comando operada por una unidad del Ejército Popular de Liberación de China ubicada en la Patagonia, viene siendo usada como centro de vigilancia y espionaje electrónico en nuestro hemisferio, y eso no es un secreto. Estas bases funcionan de esta manera: la base principal opera en este centro en Argentina, teniendo bases secundarias en Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Cuba, que en su dimensión geográfica cubre América Latina y El Caribe.

P: Que papel juega el ex jefe de inteligencia Hugo Carvajal?

El general Hugo “el Pollo” Carvajal, es uno de los acusados por Estados Unidos, estuvo inicialmente protegido en España por el Capitán Aguilera.

Hugo Carvajal podría entregarse a las autoridades norteamericanas ...

Carlos Aguilera, es Capitán retirado y ex director de la Dirección de Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip), como antes se llamaba el actual Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin). Es cliente del Banco Madrid, por eso está en el grupo de miembros del chavismo investigado por lavado de dinero. En España administra la sociedad CLAB-Consultoría Inmobiliaria y es accionista de constructora Girardot 53, que hizo obras en el Metro de Caracas durante la gestión de Hugo Chávez. Estuvo al frente de esa organización hasta 2002, cuando renunció a su cargo y reconoció que no pudo detener el golpe de Estado de abril de ese año pese a tener en sus manos información confiable. También fue director de Relaciones Presidenciales, Secretario de la Presidencia, viceministro de Gestión Comunicacional, viceministro de Gestión Administrativa y presidente de la Fundación Pueblo Soberano y compartió aulas en el Ejército con el director del SEBIN, Gustavo Enrique González López.

Aguilera ha venido protegiendo a Hugo Carvajal durante casi toda su permanencia en España. Recientemente Hugo Carvajal fue trasladado a Portugal donde el embajador de Maduro en ese país, general Lucas Rincón Romero lo mantuvo protegido en su residencia, pero ante las recientes acciones, además de las operaciones de vigilancia que se mantuvo sobre Carvajal, fue retornado a España.

Lo que nos sorprende es que el CDI español, así como altos funcionarios del gobierno Español asumimos estaba al tanto que desde hace tiempo Carvajal estaba siendo solicitado para ser extraditado a USA, y de alguna manera nada hicieron para detenerlo. Aun esperamos que sea arrestado o en su defecto se entregue, y que eventualmente algunos funcionarios del gobierno español deberán dar explicaciones del porque no se detuvo a este criminal.

Finalmente y sobre España, este país se convirtió en la nación donde más inversiones han hecho la gente del chavismo en Europa. Hablamos de cientos de millones de Euros, y que igualmente, las autoridades españolas deberán actuar al respecto.

De hecho, un tema muy relacionado con la extensa red de lavado de dinero del régimen de Venezuela en España, se refleja en la visita que hiciera la Canciller Venezolana Delcy Rodríguez a ese país para reunirse con el Ministro de Transporte de España, José Luis Ábalos. Recordemos que Delcy Rodríguez es una de las sancionadas por EE.UU.

Delcy Rodríguez: Las claves del encuentro entre Ábalos y la ...

 

Delcy iba de camino a Turquía y se detuvo en España para sostener la reunión con el señor Ábalos. Esta situación, creemos tendrá repercusiones fuertes en España una vez que los chavistas que están ya hablando con las autoridades de los Estados Unidos brinden más información a las investigaciones que se están llevando a cabo.

La costosa apuesta petrolera de Putin por Maduro por Zenaida Amador ALnavío – 30 de Marzo 2020

Si bien Rusia ha sido un aliado estratégico del régimen de Nicolás Maduro, cada día se le hace más costoso seguir adelante con este apoyo. No se trata solamente del riesgo de que las sanciones de Estados Unidos impacten sus negocios, en un contexto global desalentador para el negocio energético, sino de que la Federación Rusa se está exponiendo a una pérdida milmillonaria en su apuesta por Venezuela. La salida de Rosneft no blinda al gobierno de Vladímir Putin en su arriesgada jugada de respaldo al chavismo.
A Putin cada vez le sale más caro su apoyo a Maduro / Foto: Kremlin
A Putin cada vez le sale más caro su apoyo a Maduro / Foto: Kremlin

Aunque desde hacía algún tiempo era conocido que los negocios de Rosneft en Venezuela venían desvalorizándose y que el cerco de Estados Unidos contra el régimen de Nicolás Maduro se estaba convirtiendo en un riesgo para la empresa, no dejó de sorprender el anuncio de su cese de operaciones en el país. Algunos llegaron a interpretar la medida como una ruptura en la alianza estratégica de Vladímir Putincon el chavismo, pero en verdad parece ser todo lo contrario.

Sobre Rosneft venían pesando las amenazas de Estados Unidos al haberse convertido en el principal agente comercial del petróleo venezolano. De hecho, fue gracias a Rosneft que las autoridades venezolanas pudieron redireccionar sus exportaciones hacia India y China, especialmente cuando otros aliados comenzaron a suspender despachos por temor a las sanciones

Por eso este año la empresa recibió dos impactos fuertes de parte de Washington, cuando le sancionó a Rosneft Trading y a TNK Traiding por facilitarle estas operaciones petroleras al régimen venezolano.

Mikhail Leontyev, portavoz de Rosneft, declaró a la agencia rusa TASS acerca de su salida de Venezuela y allí aseguró que tomaron la “decisión en interés de nuestros accionistas, como una empresa internacional que cotiza en bolsa”. Vale destacar que en Rosneft el Gobierno ruso tiene más de 50% del capital a través de Rosneftegaz y el resto lo comparten BP y el Fondo Soberano de Inversión de Qatar, lo que habla de otros intereses por los que velar.

Rosneft intenta así protegerse, pero cómo lo hace. En esencia decidió traspasar todos sus bienes locales a una compañía 100% propiedad del Gobierno de la Federación Rusa. Serguéi Mélik-Bagdasárov, embajador de Rusia en Venezuela, definió la operación como un “traspaso de los activos de Rosneft en Venezuela al Gobierno de Rusia”.

Sin embargo, en Rusia no es del todo bien vista esta jugada para salvaguardar los intereses de Rosneft.

La jugada

El negocio en Venezuela venía perdiendo valor de manera significativa. Aunque se calcula que la empresa invirtió en el país más de 9.000 millones de dólares, algunas estimaciones de la operación recién anunciada ubican en cerca de 4.000 millones de dólares el valor de la sesión de los activos en Venezuela al Estado ruso.

Igor Yushkov, experto petrolero, señaló a medios de ese país que, más allá del riesgo de que aumentaran las sanciones de EEUU, la verdad es que los activos en Venezuela le generaban pérdidas a Rosneft. Con esta operación los transfiere al Estado ruso a cambio de un activo líquido: sus acciones. Esto implicaría que el Estado perdió participación en la petrolera a cambio de unos activos problemáticos en Venezuela.

Según se detalló al informar sobre la operación, el traspaso no genera un pago en efectivo, sino que Rosneft recibe en el balance de una de sus sucursales un paquete del 9,6% de sus propias acciones. Es decir, que el Estado ruso, que poseía más de 50% de Rosneft, estaría transfiriendo cerca de 10% de sus acciones a la propia compañía petrolera, bajando así su participación.

Para el experto ruso Andrei Manoilo esto expone activos de la nación, que quedarían sin protección alguna si el régimen de Maduro cae, un riesgo del que buscó protegerse Rosneft.

No hay que perder de vista que Rosneft se limitó a informar que cedía su participación en las empresas mixtas Petromonagas, Petroperijá, Boquerón, Petromiranda y Petrovictoria, donde mantiene sociedad con Petróleos de Venezuela (PDVSA), sin mencionar los trámites que debió hacer localmente en Venezuela para ello. Estas empresas mixtas se rigen por la Ley de Hidrocarburos de Venezuela, donde claramente se indica que cualquier cambio en su composición accionaria requiere de la aprobación de la Asamblea Nacional, que es de mayoría opositora y está presidida por Juan Guaidó.

La salida de Rosneft no blinda al gobierno de Putin / Foto: Rosneft

La salida de Rosneft no blinda al gobierno de Putin / Foto: Rosneft

El diputado Ángel Alvarado, de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, asegura que de no ser aprobado por el Parlamento “es írrito y no será reconocido por la República” el contrato de traspaso o venta de acciones de Rosneft dentro de las empresas mixtas.

Ya la Asamblea Nacional había declarado nulos los acuerdos suscritos por Maduro con Rosneft a fines de 2016, que comprometían como garantía 49,9% de las acciones de Citgo por un financiamiento de 1.500 millones de dólares. El Parlamento declaró inconstitucionales tales tratos, que pusieron en riesgo uno de los principales activos de la región.

Esto indica que poco a poco se va desmontando el soporte legal de estas alianzas, por lo que podrían ser desconocidas por un gobierno venezolano legítimo, distinto del régimen de Maduro.

¿La gran apuesta?

Todavía no hay claridad de cómo se ejercerá esa presencia del Estado ruso en las empresas petroleras venezolanas, pues en verdad no se han revelado datos acerca de la compañía rusa que absorbió los activos de Rosneft.

Sin embargo, Serguéi Mélik-Bagdasárov, en sus comentarios iniciales tras conocerse la decisión de Rosneft, señaló: “¡No se preocupen! Se trata del traspaso de los activos de Rosneft en Venezuela al Gobierno de Rusia directamente. Seguimos juntos en adelante”.

Todavía no hay claridad de cómo se ejercerá esa presencia del Estado ruso en las empresas petroleras venezolanas, pues en verdad no se han revelado datos acerca de la compañía rusa que absorbió los activos de Rosneft.

Si bien todo pudiera resumirse a una estrategia preventiva nada más, las palabras del embajador Mélik-Bagdasárov, que usa con frecuencia la frase “¡hasta la victoria siempre!” en sus mensajes de Twitter, parece mostrar que hay una apuesta de Putin por el régimen venezolano.

En el mercado petrolero no descartan que el nuevo actor pudiera ser una empresa propiedad del Ministerio de Energía de la Federación Rusa, incluso ya sancionada por Estados Unidos, con lo cual Moscú intentaría subir el tono de las tensiones. En este caso cualquier reacción de EEUU ante las operaciones petroleras que busquen favorecer las gestiones de Maduro sería contra una empresa estatal rusa, es decir, una pugna Washington-Moscú.

A %d blogueros les gusta esto: