elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Rodriguez Zapatero

Los cuatro presos políticos españoles de Maduro por Andreína Itriago – El Mundo – 14 de Agosto 2017

15025541956892.jpg

Son Andrea, Yon, Dany e Ignacio. Y Zapatero no los ha podido rescatar.
Podrían haber otros muchos entre los más de 600 encarcelados por razones políticas por el régimen bolivariano, al que esta semana la ONU ha recriminado por el maltrato y tortura a que los somete
Desde que comenzó la oleada de protestas de este año, la cifra de presos políticos se ha multiplicado casi por seis en Venezuela. De los 117 que contabilizaba la ONG Foro Penal Venezolano antes de abril, pasaron a ser 676, este viernes. El martes, las Naciones Unidas, al denunciar el uso generalizado y sistemático de fuerza excesiva y torturas en Venezuela, aseguró que sólo en los cuatro meses de manifestaciones en contra del Gobierno deNicolás Maduro, unas 5.000 personas habían sido detenidas de forma arbitraria y, de ellas, más de 1.000 seguirían detenidas. Seguramente en esa cifra aún desconocida, y cada día creciente, de presos políticos hay nuevos venezolanos con ascendencia española. Sus nombres se sumarán a los de al menos cuatro que el ex presidente español José Luis Rodríguez Zapatero y otros no han podido rescatar con su criticada mediación en el conflicto venezolano. Estas son sus historias.

Andrea González: la repostera ‘canaria’Tiene 31 años, estudió en Tenerife, donde vive su familia, y hace 6 años regresó a Venezuela.Andrea González ya no prepara bizcochos. A veces los dibuja o los hace en cerámica. Pero en el espacio en el que se encuentra detenida desde hace dos años, esta repostera hispanovenezolana ya no puede cocinarlos.Comparte con otras dos mujeres una habitación de 3×4 metros. Sin ventanas ni baño. Sólo una litera, una cama, una columna y una reja. Por ahí sale Andrea para ver cada semana al único familiar que tiene en Venezuela o para recibir algo de sol. Pero cuando en el país hay protestas contra el Gobierno, como ahora, no puede hacer ni lo uno ni lo otro.Participó activamente en las manifestaciones de 2014. En esas protestas conoció a Liana Hergueta. Vivían en la misma zona y se hicieron amigas. También conoció a José Rafael Pérez Venta, a quien tildan de “patriota cooperante” o delator del Gobierno. El hombre asesinó y descuartizó a Hergueta y después acusó a Andrea y a otras tres personas de idear un plan para asesinar a la cantante Daniela Cabello, hija del entonces presidente del Parlamento, Diosdado Cabello. A él le habrían ofrecido 500.000 dólares para matarla.La italovenezolana Betty Grossi, una de las compañeras de celda de Andrea, está implicada en el mismo caso, como presunta financiadora. Cuando fueron detenidas, convivieron en una habitación de 50 m2 con 31 mujeres que habían cometido distintos delitos. Algunas, según Andrea, tenían enfermedades contagiosas. Todas usaban el mismo baño.Una huelga de hambre, en diciembre de 2016, las sacó de ahí. Las llevaron a una nueva celda pero Andrea, con 15 kilos menos, seguía en el mismo bloque que el hombre que la acusó. Mas no estaba en las mismas condiciones que él. La familia González ha denunciado que Pérez Venta recibe tratos privilegiados y ha sido visitado por altos funcionarios del Gobierno.Andrea se despierta tarde para que sus días sean más cortos: “Nada más horrible que un día largo en prisión”. A veces, tiene suficientes ánimos para hacer ejercicio o tomar lecciones de guitarra; leer El factor humano, de John Carlin; ver películas en inglés, para mejorar su nivel; o escribir reflexiones. “Por momentos sentimos que un poco más de presión puede quebrarnos”, dice desde su celda.

Andrea González
Arresto :En agosto de 2015.
Dónde está :Sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia en El Helicoide, Caracas.
Delito : Le acusan de terrorismo.

Yon Goicoechea: el letrado que reza,tiene 32 años, origen vasco y tinerfeño. Es abogado y dirigente de Voluntad Popular.Cuando detuvieron a Yon Goicoechea, él le pidió a Dios que lo compensara con dos días más de vida por cada uno de prisión injusta. Ya la tierra dio una vuelta al sol desde ese momento. Lo que significa que si Yon recibe su recompensa, vivirá por lo menos dos años más. Hacía poco más de un mes que había regresado de Madrid. Dijo sentirse más preparado para participar en la reconstrucción del país que lo vio nacer y por el que comenzó a luchar en 2007 como uno de los líderes del Movimiento Estudiantil. No pudo hacer mucho. El 29 de agosto de 2016, mientras viajaba en su coche por una de las principales autovías de Caracas, fue interceptado y detenido por funcionarios armados. El ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol, aseguró que le incautaron 1.325 gramos de explosivos, cordón detonante y material subversivo. Su abogado, Nizar El Fakih, cuestionó la veracidad de las supuestas pruebas y denunció que la detención se había hecho irregularmente. De la misma manera ha transcurrido su encarcelamiento. Primero estuvo en una celda de 2 por 1.50 metros, sin luz ni ventilación. Tenía gusanos, ropa con restos fecales y decenas de cucarachas. Luego fue llevado a una oficina administrativa en la que había una ventana y mejores condiciones higiénicas, pero debía permanecer en un área muy pequeña durante el día y dormir en el suelo. Y compartir un baño con cientos de funcionarios. Finalmente fue trasladado a una celda de unos 12 metros, sin entrada de luz ni ventilación, que comparte con tres personas más. Pero Yon no debería estar ahí. Desde octubre de 2016 tiene una orden judicial de libertad, sin que, a la fecha, se haya cumplido. Incluso en julio el defensor del pueblo solicitó públicamente su liberación. Unos días después la ONU hizo lo mismo. También se ha sumado la Fiscalía General de la República, que pidió el sobreseimiento de su caso. “Nadie puede explicar por qué sigue preso. Es un caso insólito e inexplicable”, dice su abogado. Mientras tanto, Yon sigue con su rutina: se levanta temprano, se ducha con un balde de agua y desayuna lo que le lleva su familia. Lee. Hace ejercicio, escribe… Y por las noches reza y llora para no odiar.

Yon Goicoechea
Arresto : El 29 de agosto de 2016.
Dónde está : Sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia en El Helicoide, Caracas.
Delito : Posesión de sustancias explosivas.

Danny Abreu: el chico destruido,tiene 33 años, estudia Ingeniería electrónica y es hijo de padre tinerfeño.Este martes, Dany Abreu pasó su segundo cumpleaños en una habitación de la sede del servicio de inteligencia venezolano, en Caracas. No era día de visitas, por lo que no pudo ver a sus familiares. Pero al menos no lo pasó en la misma celda con presos comunes en la que estuvo el año pasado. Lo pasó con otros cinco presos políticos. En 2015, Dany y Andrea González, con la que arrancan estas cuatro historias, eran novios. Vivían juntos en San Antonio de los Altos. Dany estudiaba ingeniería electrónica. Cuando lo detuvieron por el mismo caso que a Andrea, estaba a punto de concluir la carrera.El 17 de agosto, después de que funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) se presentaran en la vivienda de la pareja y se llevaran a Andrea, supuestamente para que declarase sobre el caso de Liana Hergueta, Dany recibió un mensaje de texto en su móvil en el que, presuntamente, su novia le pedía que la fuera a buscar a la sede del servicio de inteligencia. Al llegar a El Helicoide, fue detenido. “Dany fue la persona que envió el correo con la toma satelital (Google Maps) de la casa del diputado Diosdado Cabello a José Pérez Venta, con la planificación y la toma de la casa de dicho diputado, lo que, sin duda alguna, conllevaría a la desestabilización grave de una estructura política fundamental del Estado, como lo sería la Asamblea Nacional, aunado a la gran conmoción social que esto causaría”, dice la acusación en contra de los implicados. El abogado Joel García asegura que esa única prueba fue “sembrada” por los funcionarios del Sebin, quiene habrían pedido a los jóvenes las claves de todas sus cuentas digitales. Por eso y por el retraso procesal en este caso, Dany no tuvo ánimos para hacer nada por su 33º cumpleaños. Ni salir de su celda. Ni siquiera quiso levantarse de la cama. Al día siguiente, su madre pudo visitarlo y le llevó un pastel. “Ten paciencia”, le dijo.Isabel Abreu asegura que antes de llegar a ese lugar, hace dos años, Dany era una persona feliz. Pero, ahora no sólo ha perdido la alegría, también el apetito. Pesa 12 kilos menos. Sueña con volver a casa y ver a sus padres y a su querida madrina, quien emigrará de Venezuela a España pronto.

Danny Abreu
Arresto : En agosto de 2015.
Dónde está : Sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia en el El Helicoide, Caracas.
Delito : Le acusan de terrorismo.
Ignacio Porras: el testigo de un asesinato.Tiene 46 años, es catalán de origen por parte de madre, informático y encargado de una lavandería. Tras haber estado casi un año en la cárcel de El Rodeo II, el hispanovenezolano Ignacio Porras no es el mismo. Ya no es un hombre robusto de 120 kilos. Durante sus primeros tres meses de reclusión perdió más de la mitad de su peso. Tampoco es el mismo psicológicamente. “Está dolido e irritable”, dicen de quien solía ser “echador de bromas y colaborador”. De sus vivencias en prisión se sabe que al menos presenció un asesinato. Ahora, desde su hogar en el municipio caraqueño de Chacao, a donde lo trasladaron el 14 de marzo de 2015 por motivos de salud, escribe sobre esas experiencias. Pero sigue preso. Y anímicamente destrozado. “Es una persona a la que le gusta viajar, salir y el encierro le ha afectado”, explica su abogado, Rubén Araujo. En la puerta de su piso, hay dos policías las 24 horas. Dentro lo acompaña Zeus, un bóxer albino que se ha convertido en su amigo fiel. Tiene una hija adolescente pero vive con su abuela. Nacida en Cataluña, Rosario asegura que su hijo “no estaba metido en nada de política”. Se encargaba del negocio familiar: una lavandería ubicada a una calle de su vivienda. Era querido por todos en el barrio.El 14 de abril de 2014, en los mismos 70 m2 en los que ahora se dedica a la mecánica y a reparar cosas, se efectuó a las 20.00 horas una reunión en la que varias personas habrían debatido acerca del comunismo, del socialismo y del marxismo. Entre los asistentes había dos agentes encubiertas del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas. Grabaron la conversación con sus móviles. Según el abogado de Nacho, no se cometió delito alguno durante la reunión, pero a las 4.00 del 22 de abril allanaron su piso y, sin orden de detención, lo arrestaron junto a otras tres personas que estaban con él. El abogado que los asistió en el allanamiento también fue detenido. Cuatro días después dictaron una orden privativa de libertad contra los cinco y contra otras cuatro personas que supuestamente participaron en una reunión similar en otra vivienda. Tras ser trasladado de la cárcel a su piso, lo único que ahora le da algo de vida es poder ver, desde un ventanal de su apartamento, El Ávila, la montaña que protege a Caracas pero que no puede proteger a sus habitantes.

Ignacio Porras
Arresto : El 22 de abril de 2014.
Dónde está : En su apartamento de Caracas.
Delito : Asociación para delinquir, intimidación pública…

 

Maduro invita a América a debatir sobre su régimen para evitar su aislamiento por Alfredo Meza – El País – 11 de Agosto 2017

Maduro-Constituyente-económica-1100x619El presidente de Venezuela afirma sentirse tan asediado como la Cuba de Fidel Castro

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha comparecido por primera vez ante la Asamblea Nacional Constituyente, el Parlamento diseñado a su medida que hizo elegir hace 10 días en unas polémicas elecciones, para proponer una reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), que toque como punto único “la restitución de las normas del respeto internacional” y “el diálogo sobre la verdad de Venezuela”.

Maduro parece haber acusado los resultados de la reciente cumbre de cancilleres de América Latina celebrada en Lima, Perú, que amenaza con aislar a Venezuela de la región. “Allí hablaron de bloqueo, que a Venezuela no se le preste ni un dólar”, denunció. Las comparaciones con la Cuba de Fidel Castro fueron inevitables en el discurso.

El régimen venezolano espera que esa cita sea la cumbre de la reunificación de Latinoamérica y el Caribe. La próxima reunión del foro, que no incluye a Estados Unidos ni Canadá, se celebrará en octubre en San Salvador, El Salvador. El Gobierno del presidente de ese país, Salvador Sánchez Cerén, es de los pocos países del área que ha apoyado al régimen bolivariano en un lance condenado por los países influyentes de la comunidad internacional.

“No veo la razón para que se nieguen. Se la pasan hablando de Venezuela. ¿Quieren hablar de Venezuela? Hablen conmigo, pues. Si nos tenemos que quedar dos días encerrados hablando de tú a tú, hablaremos y buscaremos recomponer las relaciones de América Latina y El Caribe. Hagamos una agenda común, con los temas que unen a la región”, propuso el mandatario venezolano durante una alocución transmitida en cadena nacional.

Maduro también pareció dar por terminada la facilitación del exjefe del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, en el conflicto venezolano, porque pretende que la Celac “acompañe a Venezuela en los caminos del diálogo constituyente y con los factores políticos del país”. La relación de Zapatero con el régimen no ha terminado muy bien después de su última visita. Las autoridades venezolanas criticaron el comunicado, donde Rodríguez Zapatero exige un gesto al Gobierno para retomar la negociación política con la oposición.

Uno a uno Maduro fue nombrando a los presidentes que han sido más críticos con la deriva autoritaria de su Gobierno –Juan Manuel Santos (Colombia), Enrique Peña Nieto (México), Pedro Pablo Kuczynski (Perú) y Mauricio Macri (Argentina)– para que acepten su invitación. “Restituyamos el respeto y la fraternidad entre los modelos políticos y económicos”, agregó. Con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue algo más crítico, aunque ordenó al canciller Jorge Arreaza que gestionara una conversación telefónica con él e insistió en la idea de mantener relaciones armónicas a pesar de las diferencias políticas.

Ley antiescrache

En el acto Maduro entregó a la presidenta de la ANC, Delcy Rodriguez, un proyecto de ley contra el odio, la intolerancia y la violencia. El gobernante prometió entre 15 y 25 años de cárcel para quienes durante la protesta “expresen odio”.

La propuesta es una manera de detener los escraches que ha sufrido la alta jerarquía revolucionaria en las calles. El más reciente blanco de los reclamos ha sido la rectora del Consejo Nacional Electoral, Socorro Hernández. Maduro prometió que la persona que insultó a la funcionaria en un supermercado está siendo buscada por la policía.

 

Al día siguiente del golpe constituyente por Asdrúbal Aguiar – RunRunes – 30 de Julio 2017

 

Unknown

El proceso de montaje, por el Poder Electoral, de una espuria constituyente pedida e inconstitucionalmente convocada por el narco-dictador Nicolás Maduro, de buenas a primera recuerda la similar tropelía que ejecuta el Consejo Nacional Electoral de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez el 15 de diciembre de 1957, antes de caer ésta el 23 de enero de 1958.

La Constitución de 1953 disponía que al vencer el quinquenio debían convocarse elecciones generales para presidente de la república, diputados y senadores al congreso, legisladores regionales y concejales municipales. No obstante, tanto como Maduro, el dictador las suspende y ordena realizar un plebiscito a su medida.

La situación del General dictador se ve comprometida – a pesar de sus obras faraónicas y de los ingresos fiscales ingentes que recibe – y su prestigio mengua. ¡Y es que el país de entonces es una república de letrinas cruzada, sólo su capital como una suerte de boutique, por obras de ingeniería y arquitectura impresionantes!

La migración del campo a las ciudades y la miseria de vida en que vive la clase trabajadora muestran el rostro ominoso de los pocos que se enriquecen en el poder, mientras la mayoría sufre víctima de una crisis humanitaria sin razones. Ello provoca la reacción adolorida de la Iglesia Católica con la célebre la carta pastoral del arzobispo de Caracas, Monseñor Rafael Arias Blanco. Entre tanto las cárceles pululan de presos políticos y las torturas son hábito en los sótanos de la Seguridad Nacional.

El dictador, así las cosas, amenaza a los funcionarios que no voten por él. Les ordena devolver a sus jefes la tarjeta roja opositora en prueba de haber depositado la de color azul que lo apoya. Sus rectores electorales trucan los resultados. Le otorgan la victoria al llamado “gordito del Táchira”. Ese fue el principio de su inmediato final. Lo demás es historia.

Hoy, Tibisay Lucena, esbirro electoral – en comandita con el estafador comicial que ha sido siempre Jorge Rodríguez, negociador de las célebres máquinas Smarmatic – monta un tinglado y organiza, en breves días, unas elecciones de conveniencia entre los suyos. Busca se cambie el orden de la república para que la revolución no abandone jamás el poder. Eso creen. Eliminan las garantías de pulcritud que han de revestir a los votos y abren centros de voto masivo a los que pueden acudir sus pocos votantes, arrastrados como bueyes.

Ayer, no más, en otras elecciones como las del 15 de diciembre de 2015 – salvadas por la disciplina vigilante opositora – obligan a los venezolanos a viajar hasta mesas distantes de sus residencias para frustrar los votos en contra del régimen. Les llenan de alcabalas electrónicas para ello. Ayer, no más, suspenden el referéndum revocatorio presidencial y las elecciones de gobernadores y alcaldes, arguyendo todo tipo de dificultades y obstáculos reglamentarios, inexistentes ahora y en la hora.

Tengo presente en mi memoria la patraña que se monta por este equipo truhan – el de la Lucena y Rodríguez – a fin de revertir los resultados del referéndum revocatorio de 2004, cuando el ex presidente Jimmy Carter acude en auxilio de Hugo Chávez como lo hace esta vez el impresentable Rodríguez Zapatero con Maduro.

En vísperas del golpe de Estado constituyente en curso, por si fuese poco, Zapatero lo declara legítimo. Le pide a Maduro tomar decisiones luego de ello. Y afirma el desacato en que se encuentra la actual Asamblea Nacional, electa libremente por el pueblo, mediante voto universal, directo y secreto. Esas tenemos.

No abundo, pero anoto lo que afirma, asimismo, en estos infaustos instantes en los que la vergüenza no encuentra recodo, otro ex presidente tan caro a ciertos actores de nuestra oposición, Ernesto Samper. Después de hacerle tanto daño al país junto Zapatero – responsables al igual que Maduro del asesinato de más de 100 jóvenes venezolanos – confiesa su devoción por la vida y obra del genocida cubano fallecido, Fidel Castro. Y pide de las generaciones políticas latinoamericanas actuales emular su ejemplo; que para mí no es otro que el mal ejemplo de un asesino que fusila en el paredón y mata de hambre a sus compatriotas antes de coludirse con el negocio del narcotráfico, e imponérselo más tarde al gobierno chavo-madurista.

Al día siguiente del golpe constituyente, que habrá de consumarse este domingo 30 de julio, la Venezuela decente y amante de la libertad sabe de su ruta; la que le fijó su consulta popular del último 16 de julio y 7.600.000 votos: Ha de desconocer, desde su primer día, a la constituyente golpista; seguir en su esfuerzo por exigir de la Fuerza Armada se lave el rostro y acate el orden constitucional; y reclamar de la Asamblea Nacional acelere su esfuerzo para organizar un gobierno de unidad nacional y transición hacia la democracia.

A la cárcel ya han ido los primeros jueces supremos designados por la Asamblea, otros les seguirán, sin lugar a duda; lo que no arredra, por lo visto, el sentimiento de resistencia nacional. El pueblo llano y los jóvenes, a la cabeza, saben mejor que la lucha por la libertad tiene su costo en dictadura. Lo están pagando, dándonos un ejemplo que ha de avergonzar a no pocos acomodaticios.

En suma, luego del nuevo golpe por consumarse nada cambiará en el corto plazo. Ya la Sala Constitucional – constituyente de 7 miembros avalada por Zapatero – ha profanado la Constitución y hecho mutar su texto, para desconocer la soberanía popular representada en la Asamblea y anular el Ministerio Público. Los presos políticos, ahora más de 400, allí siguen. Los miles de heridos se lamen sus heridas como símbolos de dignidad. El hambre no cesa ni la falta de medicinas. Queda, eso sí, algo muy claro: Desnudos y al aire como se encuentran los Zapateros y Lucenas el país sabe que sólo cambiaran las cosas cuando caída la dictadura haya elecciones libres, sin presos y con un poder electoral sano, reconstituido, ajeno al miasma revolucionario.

 

Presos políticos españoles en las cárceles de Maduro por Miguel González – El País – 30 de Julio 2017

1501351195_698453_1501351589_noticia_normal_recorte1.jpg
Media decena de ciudadanos de este país y otros 30 europeos, la mayoría con doble nacionalidad, figuran entre los más de 400 encarcelados por el régimen en Venezuela

David Vallenilla, estudiante de enfermería de 22 años, fue asesinado el pasado 22 de junio cuando participaba en una protesta junto a la base militar de La Carlota, en Caracas. Resultó alcanzado en el pecho por tres disparos efectuados a corta distancia por un agente de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada). Días después de su muerte, la madre de Vallenilla comunicó a la Embajada de España en Caracas que el joven tenía nacionalidad española. Vallenilla sería la primera víctima española de las protestas contra Maduro iniciadas en abril pasado, con un saldo provisional de más de un centenar de muertos y 2.000 heridos.

En Venezuela viven unos 200.000 españoles, la mayoría con doble nacionalidad, que comparten con el resto de venezolanos las penurias causadas por el colapso económico y la represión con la que el régimen intenta acallar un descontento cada vez más amplio. Ya hay 431 presos políticos, seis veces más que hace un año, según la ONG Foro Penal Venezolano; entre ellos, al menos media decena de españoles, así como unos 30 europeos. La Embajada española en Caracas sigue de cerca estos casos y les presta apoyo consular, aunque el aumento de las detenciones haga difícil llevar un registro completo y actualizado, según fuentes diplomáticas.

El más conocido de los presos políticos españoles es Yon Goicoechea. Nieto de vascos y canarios, de 32 años, fue uno de los líderes del movimiento estudiantil que propició la única derrota electoral de Chávez: el referéndum constitucional de 2007. Tras estudiar en Estados Unidos, regresó a Venezuela en 2016. El 29 de agosto de ese año su coche fue interceptado por un grupo de hombres armados. Durante 56 horas estuvo en paradero desconocido y las autoridades negaron toda información a su familia, pese a que uno de los pesos pesados del régimen, Diosdado Cabello, dijo públicamente que había sido detenido con explosivos.

El expresidente Felipe González criticó esta semana, en declaraciones a Antena 3, que el Gobierno español no haya logrado “la liberación y el traslado a España ni siquiera de Yon Goicoechea”. La esposa del preso político, Rosaura Valentini, española como su marido y sus dos hijos, solo tiene palabras de agradecimiento para “la Embajada española [en Caracas que] ha estado pendiente del caso”, pero agrega que “el Gobierno español debe hacer más” y que ella solo estará satisfecha cuando logre su “liberación definitiva”. Especialmente ahora, subraya, que la Fiscalía ha retirado todos los cargos contra Yon y su situación solo puede calificarse de “secuestro”.

El expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, que recientemente medió en la excarcelación del líder opositor Leopoldo López, consiguió en septiembre de 2016 la liberación y traslado a España del político de Voluntad Popular Gabriel San Miguel, hispano-venezolano, quien fue detenido y pasó 82 días encarcelado cuando trabajaba por el referéndum revocatorio contra Maduro.

Finalmente, fue llevado al juez y encarcelado en la sede del Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia, la policía política del régimen), en El Helicoide (Caracas), donde el pasado 21 de mayo le visitó el embajador español en Venezuela, Jesús Silva. El Gobierno español otorgó la nacionalidad a Goicoechea el 23 de diciembre de 2016, cuando ya estaba preso.

Años de encierro

Según su esposa, Rosaura Valentini, Yon comparte con otro recluso un habitáculo de 10 metros cuadrados, en pésimas condiciones higiénicas y donde no llega nunca la luz del sol. Solo sale dos horas semanales a una especie de patio y, aunque no ha sido torturado físicamente (asegura haber oído cómo lo eran otros detenidos), empieza a acusar los efectos de casi un año de encierro.

El Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de la ONU dictaminó el 24 abril que la detención de Goicoechea fue ilegal, por lo que instó a que fuera inmediatamente puesto en libertad e indemnizado.

El 20 de octubre pasado, el tribunal acordó la libertad condicional de Goicoechea al haber transcurrido el plazo legal sin que el fiscal presentara acusación, pero esta orden nunca se cumplió. Finalmente, el pasado jueves el ministerio público pidió el sobreseimiento definitivo de la causa, por lo que no hay ninguna acusación contra él, pero sigue privado de libertad.

Goicoechea no es el único inquilino español de El Helicoide. Allí está presa también, desde agosto de 2015, Andrea González de León, una repostera de 31 años de origen canario. Fue arrestada sin orden judicial junto a su marido, Dani Abreu, acusada de conspirar para asesinar a la hija de Diosdado Cabello. La causa se basa en el testimonio de José Pérez Venta, autor confeso de la violación, muerte y descuartizamiento de Liana Hergueta y reconvertido en “patriota cooperador” del régimen.

Andrea era amiga de Liana y la ayudó a denunciar públicamente por estafa a quien sería su futuro asesino, por lo que su familia cree que Pérez Venta actúa por venganza. La salud de Andrea se ha deteriorado durante los dos años que lleva en prisión, donde en diciembre pasado se puso en huelga de hambre para reclamar un juicio que se ha aplazado una decena de veces con distintos pretextos.

También está en arresto domiciliario, tras pasar casi un año en la prisión Rodeo II, donde llegó a perder 65 kilos, Ignacio Porras Fernández, encargado de una lavandería en Chacao (Caracas) detenido en abril de 2014 supuestamente por dar apoyo a manifestantes. Hay más españoles privados de libertad. Nadie sabe exactamente cuántos.

 

Este domingo es el día clave por Iñaki Anasagasti – Blog Deia – 28 de julio 2017

 

6a00d8341bf85353ef01b8d192017b970c-150wi

El domingo en Venezuela van a ocurrir cosas terribles. Maduro, cargándose la Constitución bolivariana de Chávez, quiere elegir a dedo una plataforma orgánica que anule a la Asamblea Nacional y PARA TENER A SU ENTERO SERVICIOS A UN ÓRGANO tan inservible como la Asamblea Cubana.

Durante el franquismo, a esa representación de Familia, Municipio y Sindicato, se le llamaba aquí Consejo Nacional del Movimiento, porque se dedicaba a aconsejar a Franco lo que Franco les decía tenían que hacer. Era pues una dictadura. Una criminal dictadura.

Se habla de ingerencia norteamericana pero los venezolanos en la calle luchan contra dos dictaduras, la de Maduro y la cubana ¿Que más ingerencia quieren?.

En todo esto, Zapatero ha vuelto a llegar a Caracas, gastos y suite pagadas, para disfrazarse de mediador y seguir haciendo el imbécil. Por eso en Venezuela la oposición ha sacado esta imagen bolivariana del ex presidente a quien descalificó Felipe González diciendo que ahora hay más presos que antes y que uno media, si las dos partes te dejan mediar porque de lo contrario eres un instrumento de una de las partes, en este caso de la dictadura. Y a eso ha llegado este mal político español buscando su protagonismo personal.

Venezuela vive horas agónicas. Confiemos que todo el país en pie, con ayuda internacional le diga a Maduro y a sus sicarios que ya no aguantan más y que se vayan del poder cuanto antes con sus paramilitares, sus robos y su angustiosa situación de desabastecimiento, inseguridad, falta de libertad y de democracia y sobre todo de futuro.

Si Maduro impone el domingo su dictadura, su régimen va a estar más aislado que nunca.

Este domingo pues, es un día clave.

 

Amanecimos de paro por Nitu Pérez Osuna – Yo Soy Venezolano – 26 de Julio 2017

unnamedLos venezolanos hemos hecho de todo para mostrar nuestra inconformidad y rechazo a la tiranía que nos oprime y hambrea, encarcela y asesina, que nos confisca el presente y pretende hacerlo también con nuestro futuro.

Estamos en desobediencia y más que eso: estamos en rebeldía, en resistencia contra un régimen manejado desde el extranjero que con su aliado indocumentado, pretende continuar ocupándonos.

Venezuela ha dicho ya basta, ¡se acabó! como cualquier mujer hastiada de humillaciones, golpes y deslealtades del marido. Y cuando dice hasta aquí, no hay diálogo, acuerdo, conversación o encuentro que pueda con la decisión tomada.

Los ciudadanos venezolanos estamos decididos a salir de la tragedia. Varias son las generaciones que se han alzado e impuesto con su rebeldía a que se instaure definitivamente el narco-comunismo en Venezuela, incluso que se suscriba nada con el autor de sus desventuras. El único acuerdo posible es en cual avión se quiere ir .

Sobre la fraudulenta constituyente, si va o no, carece de importancia porque el régimen está condenado a la destrucción. Tanto así que “la mejor constitución del mundo” ya no les sirve, pretenden cambiarla cuando debieron cumplirla; la violaron mil veces con saña y alevosía. No les sirvió la constitución del “comandante eterno”, ni les servirá ninguna otra… están de despedida.

Zapatero perdió su viaje, ya no engaña nadie. Ese señor no piensa en una Venezuela democrática, libre y con justicia. Lo que ese sujeto ha tratado durante meses es que el narco Estado se mantenga, quien sabe con cuales oscuras intenciones. Los otros mediadores no aparecieron más… algo de vergüenza les quedaba.

En los días que han antecedido a este de hoy, hemos observado angustia y esperanza, preocupación y fe en la población, pero sobre todo, determinación. Intuimos que estamos en horas decisivas y sin duda lo estamos. Llegó el tiempo de la unidad efectiva mientras el régimen sigue atrincherado en los únicos espacios que les queda: oficinas ministeriales e institutos que a nadie representan, que los venezolanos desconocemos y que el mundo señala como jerarcas miembros de la peor de las dictaduras. El pueblo los abandonó y pueblo somos todos.

Avancemos con la convicción que nuestra lucha dará sus frutos. Falta menos para reconquistar la libertad anhelada.

 

Durísima y merecida descalificación de Felipe González a Zapatero por Inaki Anasagasti – Blog Deia – 25 de Julio 2017

Maldigo el trabajo de Zapatero blanqueando una dictadura.

CnpyHbHWYAAV52A.jpg-smallUnknown-1

Sí, sé que Felipe González es el responsable del Gal. Sí, sé que Felipe González es responsable del bloqueo estatutario. Sí, sé que Felipe González es el gran responsable de los excesos de Juan Carlos. Sí, lo sé. Y lo he combatido desde la tribuna y desde otros foros, pero también sé que en relación con la situación de Venezuela es el único político español que siempre ha acertado con su postura y lo sigue haciendo.

Frente a eso tenemos un mediocre José Luis Rodríguez Zapatero que ayuno de posibilidades en España absolutamente de nada y en el exterior de mucho menos, está haciendo un gravísimo papelón en Venezuela que debería ser denunciado por la gente que tiene sensibilidad y dos dedos de frente. Zapatero es un idiota político en manos de Maduro, por el único deseo de notoriedad y de “servir para algo”. De hecho, bajo su mandato tuvo al frente de la embajada de España en Caracas al muy cretino de Raúl Morodo, que se convirtió al chavismo y hemos sabido que su hijo hacía negocios con un régimen corrupto a través de Petróleos de Venezuela. Llegó a decir públicamente, en las escaleras del Palacio de Miraflores, que la Moción que habíamos aprobado en el Senado en favor de la democracia en Venezuela no servía para nada. Y no lo cesaron.

Sí, es verdad que hemos tratado de que a Yon Goicochea lo libere Maduro en reiteradas ocasiones y la única manera de llegar a Maduro era a través de Zapatero. Pues bien, a pesar de sus ínfulas y claudicaciones, no ha logrado nunca nada de nada y eso que Goicoechea que además tiene nacionalidad española y sigue preso por un alijo de armas que le metieron en su coche los paramilitares maduristas para encarcelarlo.

El pase de Leopoldo López a su casa en arresto domiciliario, el muy obsceno se lo atribuyó, cuando desconoció los más de cien muertos en la calle y la irrupción el Día Nacional de una montonera de matones para romper el acto solemne de la Asamblea Nacional. De lo contrario Maduro no hubiera movido ni un pelo de su bigote y tontamente el gobierno de Rajoy le agradeció a un inane Zapatero lo que había hecho cuando está legitimando una dictadura sin piedad.

El que una persona como González haya dicho en Antena 3 lo que ha dicho en relación con un ex presidente del gobierno y compañero de partido sobre su malhadada acción en Venezuela es gravísimo y escandaloso pero Zapatero solo pondrá su sonrisa bobalicona y seguirá yendo a Venezuela, viajes y suites pagadas. a hacer de tonto útil y tratar de legitimar un régimen corrupto y sanguinario como el de Maduro. ¿Se acuerdan cuando Ferreras le preguntó si en Venezuela había presos políticos y éste sujeto se negó a contestar la verdad?. ¿Se acuerdan cuando fue a Ramo Verde a convencer a Leopoldo López que no insistieran en el Revocatorio y tendría lista su salida de la cárcel?.

Zapatero es un idiota político y por tanto muy peligroso en manos de Maduro y sus sicarios que lo mueven de aquí para allá con el fin de tener a alguien que les haga el trabajo sucio y encima legitime su gobierno, rechazado por el 90% de los venezolanos y además, lo está demostrado todos los días. Mejor haría en reconocer su error, dejarle a González que lidere la postura de su partido y que el gobierno de Rajoy, con la Unión Europea al frente y con la OEA presionaran como es debido para que el horror venezolano acabe de una vez.

He aquí las declaraciones de González que no tienen desperdicio: El expresidente del Gobierno asegura que la mediación ha conseguido «lo contrario de lo que se pretendía». Totalmente de acuerdo, pero Zapatero nunca lo va a reconocer. Es un fatuo.

González y Zapatero coincidieron en el foro de expresidentes organizado por Vocento.

El expresidente del Gobierno Felipe González considera que el diálogo que están llevando a cabo en Venezuela su sucesor José Luis Rodríguez Zapatero y otros expresidentes ha conseguido «lo contrario de lo que se pretendía» y ha tenido como resultado «multiplicar por seis el número de presos políticos, desabastecimiento e inflación infinitamente mayores y en ningún momento se ha devuelto poder a la Asamblea democráticamente elegida». Los presos, ha dicho, han pasado en este último año de 72 a más de 430.

En una entrevista en Antena 3, González se ha mostrado también crítico con la actitud del Gobierno español que, a su juicio, «se ha puesto de perfil». «Cuando le conviene ataca a Venezuela, incluso por razones políticas internas y cuando le conviene apoya el diálogo de Zapatero», ha lamentado.

Además, aunque ha admitido que el Gobierno «parece que ampara de alguna manera a la oposición», cree que en España no se ha sido “generosos ni serios en la cantidad de venezolanos que huyen de la persecución, que piden asilo “, puesto que no se ha concedido ninguno. «No digo que haya miles de peticiones justificadas, pero sí un centenar de personas que saben que si volvieran a Venezuela irían directamente a la cárcel», ha dicho.

También ha lamentado que no se haya defendido «la liberación y el traslado a España ni siquiera de (el preso político) Yon Goicoechea, ciudadano con nacionalidad española y con dos hijos pequeños que son españoles».

En cuanto al diálogo que llevan a cabo Zapatero y los expresidentes Leonel Fernández (República Dominicana) y Martín Torrijos (Panamá), cree que «desde el principio estuvo mal enfocado», porque la delegación de mediadores se nombró «al gusto de Maduro» y porque para negociar tiene que haber una agenda y no se puede decir que «el diálogo tiene valor por sí mismo». González ha reiterado que nunca ha hablado con Zapatero de su labor en Venezuela.

En la situación actual, el expresidente socialista está convencido de que aún hay «una salida democrática para el país» que hoy todavía está en manos de su presidente, Nicolás Maduro y que pasaría por cancelar la convocatoria de la Asamblea Constituyente prevista para el día 30. «Puede tener un ataque extemporáneo de responsabilidad y de inteligencia política y facilitar la salida», ha dicho.

A su modo de ver, en Venezuela hay ahora tres opciones: que Maduro cancele la Constituyente, libere a los presos políticos y acceda a negociar un calendario electoral; o que siga adelante y consume su «golpe de Estado continuado» con una Asamblea Constituyente donde «todos los candidatos son suyos» y que ocupará el palacio legislativo desalojando a la Asamblea Nacional.

La tercera sería que las Fuerzas Armadas, que deben ser «obedientes al mandato constitucional», optaran por la «desobediencia», cosa que, en su opinión, podría estar legitimada dada la situación actual. A su juicio, el poder de Maduro es ahora «que las Fuerzas Armadas lo toleran» pero ya «muchos» piensan que los militares podrían dejar de apoyar unas iniciativas que no son constitucionales.

En todo caso, ha puntualizado que no cree que la situación legitime una intervención de los militares, sino una desobediencia como está haciendo la fiscal general, Luisa Ortega.

Hasta aquí las declaraciones de Felipe González que suscribo de la A a la Z porque conozco mejor que Zapatero la situación de Venezuela y a pesar de nuestras observaciones parlamentarias y viajes en ayuda de los encarcelados, Zapatero siempre se ha negado, como a Felipe González, a escucharnos. Maldigo pues, una y mil veces, el trabajo de blanqueo de una dictadura de José Luis Rodríguez Zapatero, el hombre que se negó a llamar crisis económica a lo que era un tsunami económico.

 

 

Gallegos y vascos buscamos la democracia en Venezuela por Iñaki Anasagasti – Blog Deia – 23 de Julio 2017

6a00d8341bf85353ef01b8d192017b970c-150wiEl pasado domingo, 16 de julio, día del Carmen, Venezuela y, los venezolanos desparramados por el mundo, votaron en un 95% contra la aventura antidemocrática del presidente venezolano Nicolás Maduro de aprobar una iniciativa que convierta aquel país en un remedo dela dictadura cubana, o de la “democracia orgánica” franquista.

Ese día fui uno de los mil quinientos que votamos en Bilbao en favor de la democracia y la libertad. Nací en Venezuela, en el exilio de mis padres, y tengo la posibilidad de votar en aquel país y en Euzkadi como miles de gallegos que también así lo hicieron. Nada mejor que conocer lo que allí está pasando para repudiar una dictadura que ha quebrado al país con la ideología populista de un Podemos que sigue creyendo que con demagogia, enfrentamiento, y aplicando un marxismo fenecido, puede solucionar los complicados problemas de cualquier país. Incluso de Galicia y de Euzkadi.

Miraba yo la cola que en forma de L casi rodeaba toda la manzana y veía gente del pueblo, mucho joven, un extraordinario civismo y ganas de que sus familiares superen aquella pesadilla. Algunos me pidieron ayuda para enviar insulina y medicamentos oncológicos a un país cuyo gobierno se niega a declarar Venezuela en crisis humanitaria y por ende impide abastecer de medicinas e implementos insumos para curar a niños y ancianos. En eso han quedado las llamadas Misiones cubanas que Monedero me explicó con todo detalle cuando visité, en calidad de Observador parlamentario a unas elecciones legislativas. Allí le conocí y no sé como todavía, a un personaje como éste se le deje dar consejos sobre cómo solucionar el bloqueo de una sociedad a la que ellos han contribuido tan activamente a llevar al abismo.

En Venezuela la colectividad gallega era una fuerte referencia de trabajo, buen hacer y respeto al país. En la Hermandad Gallega, siendo presidente del gobierno José Luis Rodríguez Zapatero supe del primer plante que se le hizo al actual ex presidente cuando les visitó por la desastrosa política que llevaba a cabo su ministro de Asuntos Exteriores Miguel Ángel Moratinos, una de las desgracias, y no la menor era de la de haber nombrado embajador en Caracas a uno de esos santones de la transición, Raúl Morodo, que como decimos en criollo, ponía la torta todos los días. Un fatuo que se convirtió al chavismo e hizo negocios con él. Su hijo, y la noticia saltó al ruedo hace poco, hizo sucios negocios con Petróleos de Venezuela por casi cuatro millones de euros, sin que nuestras reclamaciones traspasaran la dura coraza de un Zapatero sordo, ciego y mudo, ante lo que estaba ya ocurriendo en aquel país en tiempos de Hugo Chávez. Los gallegos en Caracas se lo dijeron con contundencia al final de los años noventa.

Y aprovecho para denunciar la obscenidad de este hombre que con su sonrisa de plástico se pone la gran medalla del pase de la cárcel de Ramo Verde a su domicilio de Leopoldo López, uno de los líderes de la oposición venezolana. Si López está donde está no ha sido por Zapatero, sino por los casi cien jóvenes asesinados en las calles de Venezuela, por la irrupción de un numerosos grupo de matones en la Asamblea Nacional cuando ésta sesionaba en un acto conmemorativo del día de la Independencia y porque Venezuela está harta de chavismo y de dictadura, y a ese hartazgo se suman de día en día los propios chavistas que no ven futuro ni para sus hijos ni para ellos.

En el local de Bilbao, donde pusimos cuatro urnas colocamos asimismo una mesa para organizar en toda España una plataforma que vaya a Madrid y de estado a estado reclame se paguen las pensiones que arbitrariamente el régimen venezolano se niega a pagar a las miles de, entre ellas gallegos y vascos, que han cotizado durante toda su vida y ahora Maduro se niega a pagarles lo que es suyo, porque no viven en Venezuela haciéndoles sufrir situaciones harto dramáticas.

A Venezuela llegó mi padre en 1939, huyendo de la dictadura franquista y de la II guerra mundial. Y no fue solo. El PNV mayoritariamente recaló en Venezuela y desde allí se mantuvo el gobierno vasco en el exilio cuando aquellos perseguidos rehicieron sus vidas en aquel generoso país que les abrió los brazos y las puertas de sus casas. Por esta razón, me indigno cuando se dice que ya está bien de hablar sobre Venezuela y nos preguntan con retintín que se nos ha perdido en aquel país. En primer lugar, un mínimo de agradecimiento y solidaridad. En segundo lugar, gritar que todas las libertades son solidarias y en tercer lugar ocuparnos de los gallegos y de los vascos que viven en aquella Tierra de Gracia, como la llamó Colón, y que piden nuestra ayuda.

Hasta el golpe de estado de Hugo Chávez, que mató al hijo de nuestro Delegado en Caracas, Venezuela era un modelo de estabilidad democrática soportada por dos grandes partidos que recibían inalterablemente el apoyo del 90% de los electores. Era una referencia emblemática aunque, a pesar de sus logros, no estaba creando una poderosa clase media sobre la que asentar con fuerza el funcionamiento de la democracia.

Acción Democrática y Copei incurrieron en pecados capitales.

1.- Incapacidad para diversificar la economía, dependiente del petróleo.

2.- Frustración del ciudadano ante el incumplimiento de promesas demagógicas en tiempos electorales.

3.- Pasar del gobierno institucional al clientelismo

4.- La Corrupción, y eso que el precio del petróleo, el presidente Rafael Caldera lo dejó a diez dólares por barril, llegando a estar con Chávez a 140.Todo ese chorro de billones se ha malgastado en corrupción y objetivos absurdos.

La historia no perdonó tales pecados y llegaron los militares, los cubanos fidelistas, los populistas, Pablo Iglesias y Monedero. Y el resultado está a la vista.

Lo llamativo y esperanzador de esta situación es que el venezolano en su desesperación ha perdido el miedo y está dispuesto incluso a perder la vida a la hora de reclamar sus derechos y que ya, lo venezolano, no es algo a tapar y esconder, sino a seguir, divulgar y apoyar internacionalmente.

Y en esta buena causa, gallegos y vascos, vamos de la mano.

 

Dictadura contra las cuerdas por Hector E. Schamis – El País – 9 de julio 2017

Leopoldo López, el líder opositor venezolano, saluda a sus seguidores después de salir de la cárcel.

1499557069_329104_1499596261_noticia_normal_recorte1.jpg
Leopoldo López se entregó voluntariamente el 18 de febrero de 2014. Aquel gesto mandeliano tuvo algo de premonitorio. Que, al igual que Nelson Mandela, él también pasaría de presidiario a presidente en un viaje sin escalas. Es la premonición que persigue a su carcelero, la pesadilla que le acompaña cada noche.

Oficial del ejército y Presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello también se constituyó en oficial de justicia al arrestar personalmente a Leopoldo López. Los tres poderes del Estado fusionados en su persona—a propósito de cómo definir la palabra dictadura–y, sin embargo, tan débil. Y hoy reconoce esa debilidad.

Es que acaba de entregar a su rehén predilecto, no por ser magnánimo sino por necesidad. Tal vez, ahora sí, sea el comienzo del fin. Leopoldo López en su casa—si bien no en libertad—es el síntoma inequívoco de un régimen desesperado. Es un boxeador contra las cuerdas tratando de recuperar oxígeno, rogando que esa campana suene de una buena vez y pueda llegar a su rincón.

Los segundos finales de ese round son eternos para un boxeador sin aire, sin piernas y con los reflejos adormecidos. La división en el chavismo, las defecciones, las acciones de los paramilitares que se vuelven en contra. En ese momento no debe interrumpirse el uno-dos. En realidad lo contrario: al estómago y ese boxeador se desploma hacia delante. Allí no hay cuerdas.

El uno-dos es la calle. Después de muchos intentos de negociación espuria—mandar a Leopoldo a su casa a cambio de que ordene enfriar la calle—es la calle quien hoy manda a Leopoldo a su casa y libera a otros presos. Es la vieja lección de los textos: protesta ciudadana, unidad de la oposición y presión internacional. Así caen las dictaduras. El uno-dos (y tres) al estómago.

El proceso nunca es lineal, pero está en marcha. La sociedad tuvo sus momentos de movilización seguidos de apatía y desesperanza. Hoy la calle es de esos jóvenes que comienzan a darse cuenta que arrinconaron al régimen en tan solo cien días. Nadie les va a decir que se desmovilicen ahora. Mucho menos Leopoldo López, no sería la racionalidad de un político de raza.

La oposición está unida. Muy atrás quedó el colaboracionismo de Un Nuevo Tiempo, los cálculos egoístas de pretendidos candidatos, las indecisiones de los dirigentes sin experiencia. Pues ellos aprendieron la lección. Se foguearon en cien días que valen mil.

La presión internacional está cohesionada. Los informes de Almagro son hoja de ruta, en tanto son testimonio detallado de lo que ya ocurría hace dos años. Están disponibles en la misma página donde se puede leer la Carta Democrática Interamericana. Resulta que tenía razón, reconocen quienes ya no pueden mirar hacia otro lado, precisamente a la luz de estos cien días.

Muchos usan la noción de guerra civil para pronosticar el futuro. Es errado, no hay dos ejércitos. El régimen actúa como un ejército de ocupación frente a una población civil en resistencia. Francia 1940 es mejor metáfora. Los jóvenes son maquisards venezolanos, solo que armados con escudos de cartón.

Los crímenes cometidos contra ellos también son comparables. El régimen no tiene manera de seguir adelante con su constitución para diseñar un régimen de partido único, ahora menos que nunca. El chavismo comienza a darse cuenta hoy, finalmente, que el poder no es eterno. La transición se hace más tangible.

Al vocero y negociador oficial del régimen, José Luis Rodríguez Zapatero, solo le resta un anuncio por hacer frente a la comunidad internacional: la fecha de elecciones universales, libres, secretas y sin presos políticos. Es decir, la fecha de la liberación del pueblo venezolano.

Hasta entonces, ese pueblo también cumple arresto domiciliario.

 

A %d blogueros les gusta esto: