elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Reservas

Reservas probadas ciudadanas por Gustavo Coronel – Blog Las Armas de Coronel – 8 de Noviembre 2019

gse_multipart55967
No importa donde leamos un artículo sobre Venezuela, ya sea en el New York Times o en El Correo de Urumaco, la primera frase reza más o menos así: “Venezuela, país que posee las mayores reservas probadas de petróleo en el mundo, atraviesa una profunda crisis económica y social….”.  Todos los periodistas se limitan a repetir como loros eso de las mayores reservas petroleras probadas del planeta, como si ello debiera ser garantía de riqueza y prosperidad. Esta  aseveración contiene dos grandes mentiras, una es de naturaleza geológica económica y la otra es aún peor, porque confunde, por flojera o ignorancia, el concepto de recursos materiales con el de prosperidad social.  
 

LA PRIMERA MENTIRA ES  GEOLÓGICA ECONÓMICA

La primera mentira relacionada con el tema de las reservas petroleras probadas es de naturaleza geológica y económica. Como desde la década de 1960 la información geológica publicada sobre la Faja del Orinoco (Galavís y Velarde, Congreso Mundial de Petróleo, 1967)  apunta a recursos de petróleo pesado  “in situ” (es decir, en el subsuelo)  del orden de 1.3 billones (doce ceros) de barriles y el comportamiento de los yacimientos en producción han apuntado históricamente a una recuperación del 10% de ese volumen, las reservas petrolíferas probadas de esa zona se habían cuantificado tradicionalmente en unos 130 millardos de barriles. Sin embargo, Hugo Chávez y Rafael Ramírez, vestidos de aprendices de brujo, decidieron promover su revolución gansteril decretando  que el factor de recobro de esos yacimientos no sería ya el 10% sino el 20%,  sin que se cumpliesen las normas internacionales que regulan esta materia y sin que se hiciesen los extensos trabajos de perforación y verificación que tal dramática revisión hubiese requerido. Por ello, las “reservas probadas de petróleo” de Venezuela se multiplicaron por dos mágicamente, de un día para otro,  y Chávez comenzó a cacarear  que Venezuela tenía las mayores reservas petroleras probadas del planeta. A pesar de que la Sociedad Venezolana de Ingenieros de Petróleo, SVIP,  denunció esta farsa y  que expertos petroleros de rango mundial como Aníbal Martínez u otros geólogos venezolanos, incluyendo al suscrito, denunciaran este fraude, la prensa simplemente comenzó a repetir la falsa especie, lo cual le dio al régimen dictatorial un cierto “caché internacional. En el seno de las empresas de energía y de la OPEP esta mentira de Chávez era objeto de burla y hoy en día nadie que conozca del tema toma en serio lo que todavía el régimen venezolano alega.
 
Como se ve en este gráfico las “reservas probadas petroleras” de Venezuela dieron un tremendo salto a partir de 2010, cuando Chávez y Ramírez comenzaron a decretar tales aumentos a los empujones, sin perforar pozos adicionales o sin estudios de comportamiento de yacimientos que lo justificaran, en abierta violación de las normas internacionales sobre esta materia.  
 
El colapso de este fraude propagandístico se ha acelerado porque   el valor económico del barril de petróleo en el subsuelo es una ínfima fracción de lo que sería si estuviera en plena producción. El caso venezolano es dramático porque el régimen chavista alega tener inmensas reservas de petróleo pero su producción se ha venido al suelo, de manera que la relación producción a reservas es la menor del mundo. Como las reservas petroleras venezolanas, por ley, no pueden ser enajenadas en el subsuelo, su valor es realmente cero mientras no se produzcan. De allí que la empresa petrolera venezolana asemeje hoy un triste tigre desdentado y famélico,  impotente frente  a una supuesta suculenta presa.   
  

LA SEGUNDA MENTIRA ES PRETENDER QUE LO IMPORTANTE  ES LA RIQUEZA MATERIAL Y NO EL RECURSO HUMANO

La segunda mentira relacionada con las reservas petroleras probadas es dar por sentado, que esos barriles de petróleo garantizan nuestra prosperidad. Esta tesis llegó a un nivel paroxístico durante los años de la satrapía de Hugo Chávez, quien utilizó el dinero petrolero para dar a los venezolanos la ilusión de que estaban saliendo de la pobreza. Hoy, después de la orgía chavista de derroche, limosnas y extorsiones,  los venezolanos son más pobres, más miserables que nunca, más indefensos, menos capaces de integrar una sociedad civilizada y armoniosa. Una sociedad, hay que decirlo sin afeites, en peligro de desintegración.
Venezuela no cuenta con suficientes reservas probadas ciudadanas
El recurso fundamental para garantizar la riqueza de una sociedad es el recurso humano. Venezuela tiene unos 32 millones de habitantes. Estos son sus recursos. Pero, ¿cuantos venezolanos, de esos 32 millones, están contribuyendo activamente al progreso social del país? Hagamos este ejercicio, a fin de comprender porque Venezuela está chapoteando en la miseria. ¿De los 32 millones de habitantes cuantos venezolanos podrían definirse como reservas probadas ciudadanas?

DEFINICION DE RESERVAS PROBADAS CIUDADANAS

Podemos definir reservas probadas ciudadanas como el número de venezolanos que llevan a cabo una actividad de buena ciudadanía activa. Es decir, aquellos  venezolanos que  no solo son buenos ciudadanos porque no hacen nada malo sino porque contribuyen activamente al progreso de su sociedad.. Son honestos, obedecen las leyes, promueven la limpieza y armonía en sus barrios y urbanizaciones, educan a sus hijos para que sean un activo social, trabajan y ahorran. Y en las condiciones actuales de crisis luchan con decisión para recuperar la democracia y la libertad.  
¿De los 32 millones de venezolanos que existen hoy, cuántos de ellos podrían ser catalogados como miembros de las reservas probadas ciudadanas? ¿Qué creen ustedes?  Nadie lo sabe con exactitud  pero yo estimaría el número de buenos ciudadanos venezolanos activos en unos 6-8 millones de venezolanos, apenas una cuarta parte de nuestra población.. Pueden ser más o menos pero lo importante es que nuestras reservas probadas ciudadanas  integran una relativa pequeña parte de nuestros recursos humanos totales.
Reservas ciudadanas probables  y posibles
¿Cómo se divide el resto de nuestros habitantes? Hay una apreciable cantidad de venezolanos que podemos llamar reservas probables y posibles ciudadanas, dependiendo de su grado de pasividad. Son buenos  porque no hacen nada abiertamente malo, pero no están contribuyendo al progreso social venezolano. Forman una gran masa dependiente del estado benefactor, paternalista. Se han acostumbrado a ser sobrevivientes sociales, obteniendo un empleo en base a sus relaciones familiares o de amistad, confiando en el azar y en la buena suerte o resignados de manera fatalista, ejercitando sus dotes de astucia y viveza para mantenerse a flote en un ambiente que ven lleno de  “enemigos” y competidores. Para ellos la sociedad es una jungla, más que una asociación solidaria. Con excepción de quienes son activamente malos ciudadanos y están más allá de la redención estimo que tenemos unos 20 millones de estos buenos ciudadanos pasivos, es decir, los que pudiéramos definir como reservas probables y posibles ciudadanas.
La tarea fundamental de Venezuela es incorporar sus reservas ciudadanas probables y posibles a la categoría de reservas probadas ciudadanas. No hay cuantía de recursos materiales que nos saquen del atraso si esa tarea no se lleva a cabo.
Es una tarea de magnitud en la cual muy pocos líderes políticos venezolanos están pensando y la cual parecería imposible de lograr, ya que tenemos años manteniendo artificialmente esta pesada carga de gente pasiva. Sin embargo, es perfectamente posible, siempre y cuando exista la voluntad de llevarlo a cabo. Más difícil fue enviar un hombre a la Luna y traerlo sano y salvo de regreso y ello se hizo. Lo que hay que hacer en Venezuela no requiere de sofisticadas tecnologías sino de buen liderazgo y perseverancia.
Discutir sobre el cómo hacerlo será el tema de nuestra tercera entrega sobre los aspectos éticos de la tragedia venezolana.

La reinvención del petróleo por Rafael Gallegos – Petroleum Blog 413 – 13 de Septiembre 2019

Al revés del Rey Midas quien todo lo que tocaba se convertía en oro, esta “revolución” se ha transformado en “el Rey Sadim” y todo el oro que toca lo convierte en miseria. Tocaron el agro y lo convirtieron en erial, tocaron el parque industrial y lo convirtieron en parque fantasma, tocaron la educación y la convirtieron en ignorancia y atraso… tocaron a Pdvsa y transformaron el petróleo en hambre. El “toque” a Venezuela ha sido explosivo. El petróleo, otrora pivote de nuestro desarrollo, está jadeando y requiere, al igual que el país, ser reinventado.

HIDROCARBUROS: PÉSIMOS RESULTADOS

Rockefeller dijo que el mejor negocio del mundo era una empresa petrolera bien administrada, y que el segundo mejor negocio del mundo era una empresa petrolera mal administrada. No estaba en sus cálculos  pensar en el escenario de una empresa petrolera quebrada. Si él pudiera observar los resultados de la Pdvsa roja, sorprendido y tal vez desesperado arañaría su tumba. Producción en picada, refinerías destartaladas, personal botado en 2003 (23.000 trabajadores) y hoy en día personal en fuga, y lo peor, la cuantiosa renta petrolera utilizada para destruir a Venezuela.

Nada que ver con la Pdvsa azul, que fue calificada como la segunda empresa petrolera del mundo. Claro, no podemos hacer un ejercicio de inocencia creyendo  que la solución es volver a la Pdvsa azul. En todo caso esa es una nostalgia… irrepetible. Primero porque no se trata de un cuento de hadas. A los resultados positivos los de la nacionalización, los acompañan el petroestado que facilitó  a Chávez un comportamiento monárquico y la creciente marginalidad que no fue casual y hay que estudiar sus porqués. Además, recuperar Pdvsa requeriría la misión imposible de reconstruirla sobre los restos de este desastre que es la Pdvsa roja, contrario al proceso de nacionalización que arrancó de unas transnacionales organizadas, con valores y  con inercia positiva. La Pdvsa roja es una Pdvsa escombro.

Pdvsa no es recuperable; pero ojo, la industria petrolera sí, y más que eso es necesario  reconstruirla y para ello es imperativo reinventarla. Hay muchas ventajas competitivas y comparativas: gigantescas reservas, personal venezolano con vastos conocimientos, tradición hidrocarburífera de más de cien años,  y una infraestructura seguramente averiada pero con posibilidades de reparación. Claro que Venezuela tiene futuro petrolero; pero pasa por una óptica diferente.

NUEVAS PREMISAS

El mundo de los hidrocarburos ha cambiado significativamente en los últimos 20 años. La industria que se planifique tendrá que considerar las nuevas premisas, que destacamos a continuación:

–      Las reservas de hidrocarburos no se van a agotar… El Pico de Hubbert, que planteaba la decadencia de producción de Estados Unidos a partir de 1970, quedó desmentido con la resurrección de la producción norteamericana por efecto del petróleo y gas de lutita. Igual los avances  tecnológicos han permitido cuantiosos descubrimientos, tantos que ahora se habla de Pico de Demanda, es decir que no se agotaran las reservas petroleras, sino que las energías alternas las dejarán en el subsuelo.

–      La producción de hidrocarburos de lutita… Permitieron a Estados Unidos revertir su decadencia y pasar de 6 millones de barriles a 12, creciendo. Un gran cambio geopolítico. Las reservas de gas de lutita superan el volumen convencional. Otros países avanzan en su explotación y los hidrocarburos se han convertido en un mercado de sobreoferta, que obligará a competir más que en los años anteriores. 

–      Las Matrices Energéticas… Por lo menos  hasta el 2040 las proyecciones indican que la demanda de hidrocarburos crecerá paulatinamente. La transición energética ha sido mucho más larga de lo que se consideraba.  

–      El cambio climático… Hace necesario acelerar energías limpias. La industria de los hidrocarburos se ve forzada a desarrollar tecnologías menos contaminantes a lo largo de toda la cadena de valor. Ya se habla, por ejemplo, de enterrar el CO2.

–      La OPEP… No tiene la influencia de antes. Sin embargo en los últimos años ha efectuado recortes que sostienen los precios. Por otra parte los conflictos árabes como el de  Arabia – Irán, o las sanciones norteamericanas a Irán influyen en el alza de precios, claro con el gigantesco riesgo nuclear.   

–      Ex Monopolio… Ya Venezuela no tiene el monopolio energético de América Latina. Presal de Brasil, Vaca Muerta de Argentina, las reservas de México y otros países, dinamizados por las Rondas de Licitación, obligan a los venezolanos  a proyectar seguridad jurídica y diseñar esquemas muy competitivos para atraer las inversiones.  

–      La Faja… En este ambiente la Faja tiene mucha competencia. ¿Será rentable?… depende, de los esquemas de inversión y de la calidad de los proyectos. Canadá para producir que tala el bosque, saca el petróleo con palas, lo envía para procesamiento, le extraen el petróleo a la tierra, la cual regresan a su sitio y vuelven  a sembrar el bosque, y produce más de 3 millones de barriles… si los canadienses pueden, nosotros también.

EL RETO

Es imperativo planificar el rescate de la industria petrolera de manera sistémica. Es decir, desde el pozo hasta la calidad de vida… y sin parchetes. No se trata de llamar unos inversionistas aislados, sino de estudiar el todo y a partir de allí diseñar una estrategia. Es necesario poseer una industria de alta calidad que tenga como Misión: 1.- generar divisas para el desarrollo -no el rentismo- del país, 2.- satisfacer el mercado interno (gas, gasolina, diésel), y 3.- proveer a la industria eléctrica de los insumos necesarios.

Y además, que los Beneficios del Negocio (ISRL, Regalía, Economía Conexa, Responsabilidad Social y Petroquímica) sean orientados hacia el desarrollo sustentable del país. Nada ganamos con una industria de primera si no logramos que sus beneficios impulsen una sociedad próspera. Una industria próspera para un país próspero.

La futura industria de los hidrocarburos requiere de tres “altas”: altas inversiones, alta tecnología y alta gerencia. Por cierto, de las tres adolece la Pdvsa roja.

Venezuela en la posición 9 del ranking de mayores reservas recuperables. EE.UU. es el numero 1 – World Energy Trade – 27 de Agosto 2019

Escultura frente a la sede principal de la compañía estatal Petróleos de Venezuela en Caracas.

Escultura frente a la sede principal de la compañía estatal Petróleos de Venezuela en Caracas.

En el más reciente reporte anual de las reservas mundiales de crudo recuperables de la firma independiente noruega Rystad Energy, se estima que las reservas de Venezuela se sitúan en 68.000 millones de barriles.

De acuerdo al reporte, en primer lugar se encuentra los EE.UU. con 293.000 millones de barriles de crudo recuperables, en segundo lugar está Arabia Saudita con 274.000 millones y en tercer puesto se encuentra Rusia con 190.000 millones.

El reporte estima que el crudo recuperable de los Estados Unidos es 5 veces superior a las reportadas oficialmente correspondientes a reservas probadas que fueron publicadas en el reporte de BP Statistical Review of WorldEnergy2019.

Las cifras oficiales de Venezuela reportan que la nación tiene cerca de 300 mil millones de barriles de reservas probadas, lo que sería la mayor reserva mundial de petróleo. Gran parte de este petróleo es del tipo bituminoso, lo que significa que puede no ser económicamente rentable extraerlo del subsuelo con los precios actuales.


Las arenas bituminosas o petrolíferas son denominadas en Venezuela como crudo extra pesado.


En el año 2005 las reservas probadas de Venezuela eran de 77.000 millones de barriles y pasaron a 297.000 millones en el 2014. La razón de este cambio no se debió a nuevos descubrimientos de yacimientos de crudo, sino al hecho que el precio del crudo había superado los US$ 100 por barril. Esto permitió que la producción de crudo extra pesado de Venezuela fuese económicamente rentable y en consecuencia los recursos en el subsuelo fueron trasladados a la categoría de “reservas probadas”.

Metodología utilizada para el estudio

La revisión anual de reservas de petróleo de Rystad Energy realiza una agrupación coherente y rigurosa del crudo recuperable en reservas probadas y reservas probables, también otras sub categorías de recursos recuperables contingentes y recursos recuperables posibles o prospectivos.

Las reservas probadas es un estimado estadístico conservador del crudo a ser producido de los campos y pozos que ya han sido autorizados para ser desarrollados por las compañías petroleras y aprobados por los gobiernos. Los recursos contingentes representan el crudo recuperable que ha sido descubierto pero que no ha sido aprobado para su desarrollo, los recursos prospectivos, por su parte, son estimaciones riesgosas de yacimientos que no han sido descubiertos.

Los reportes oficiales provenientes de las autoridades nacionales aplican estándares variados y menos transparentes. Por ello, en el reporte anual de Rystad Energy se aplicaron los estándares de la Sociedad de Ingenieros de Petróleo (SPE) para estimar las reservas y recursos en campo, de tal manera que las reservas puedan ser comparadas de manera coherente para los países OPEP y no-OPEP, así como para yacimientos convencionales y no convencionales.

Resultados del análisis a nivel global

Como resultado del análisis se estima que las reservas probadas de crudo (OPEP y no OPEP) de acuerdo con el esquema de la SPE son de 386 billones de barriles, esto es el 25 % de las reservas oficiales en la Revisión Estadística de BP (BP Statistical Review – BPSR, por sus siglas en inglés).

Para poder alcanzar las reservas estimadas de 1,73 billones de barriles provenientes de los cálculos de BP, es necesario incluir 0,5 billones de barriles de los cálculos de Rystad Energy consideradas como estimados de crudo aun no descubiertos.

Ranking de top-10 países con mayores reservas recuperables de crudo

Tabla 1. Ranking de top-10 países con mayores reservas recuperables de crudo

Resultados del análisis para el caso Venezuela

De acuerdo con el reporte anual algunos países OPEP como Venezuela, reportan las reservas oficiales incluyendo recursos aun no descubiertos, mientras que otros como Brasil y Noruega reportan estimados conservadores que cubren solo yacimientos existentes.

Recursos petroleros mundiales con base en el reporte 2019 de RystadEnergy

Tabla 2. Recursos petroleros mundiales con base en el reporte 2019 de RystadEnergy

Todos estos resultados provienen de la tabla 1 que muestra los recursos petroleros mundiales.

  • Los resultados de Rystad Energy muestran que Venezuela tiene 68 mil millones de barriles de recursos recuperables (2PCX).
  • Las cifras oficiales de Venezuela que son consideradas por la Revisión Estadística de BP, están en el caso de “reservas probadas” (1P) cuya cifra está sobrestimada en 4.818 %. Mientras que en el caso de “reservas probadas + probables” (2PC) está sobrestimada en 1.042 %.
  • La producción de crudo actual de Venezuela (columna mmbbld) es de 900.000 barriles diarios, a esta tasa de producción los recursos recuperables (2PCX) se agotarían en 212 años (2PCX life).

 

 

Venezuela no tiene las reservas petroleras más grandes del mundo por David Morán B. – La Patilla – 14 de Junio 2019

EEUU es el país con las mayores reservas petroleras del mundo, según estimaciones de consultora noruega Rystad Energy. Venezuela ocupa el noveno lugar detrás de China | Informe Rystad Junio 2019

Según la más reciente revisión (junio 2019) de la consultora Rystad Energy de los recursos petroleros recuperables en el mundo, Venezuela no tiene las reservas probadas más grandes del mundo.

Oficialmente, Venezuela tiene las reservas de petróleo crudo más grandes del mundo con 303 mil millones de barriles de reservas probadas. Sin embargo, gran parte de este petróleo es crudo extrapesado y puede que no sea económico producirlo a los precios vigentes. Por lo tanto, es posible que una parte de los barriles de Venezuela ya no se encuentre en la categoría de “reservas probadas”.

Las reservas probadas de Venezuela pasaron de 77 mil millones de barriles en 2005 a 297 mil millones de barriles en 2014. La principal razón para ello no fue un montón de nuevos descubrimientos de petróleo. No, era el hecho de que los precios del petróleo habían alcanzado los tres dígitos, lo que hacía que la producción de petróleo extra pesado de Venezuela fuera económica. En otras palabras, los “recursos” (el petróleo en el suelo) se trasladaron a la categoría de “reservas probadas” (petróleo que es económicamente factible de producir).

Venezuela, reportó a la Opep, que para el cierre del año 2017, contaba con 302.809 millones de barriles de petróleo como reservas probadas.

La revisión anual de Rystad Energy proporciona una clasificación consistente de los recursos petroleros recuperables en reservas probadas, probables y esperadas, así como también recursos recuperables contingentes y prospectivos. Las “reservas probadas” se refieren a una estimación estadística conservadora del petróleo de campos y pozos ya operados por las compañías petroleras y aprobados por los gobiernos. Los “recursos contingentes” abarcan el petróleo recuperable en proyectos no autorizados, mientras que los “recursos prospectivos” son estimaciones arriesgadas de campos no descubiertos.

Rystad Energy aplica los estándares de la Society of Petroleum Engineers (SPE) para evaluar reservas y recursos. Como tal, la comparación de reservas está estandarizada en todo el mundo, logrando una coherencia entre los países de la OPEP y los países que no pertenecen a la OPEP, así como entre los recursos convencionales y los no convencionales. Otras fuentes públicas de reservas mundiales de petróleo, como la Revisión Estadística de British Petroleum, (BPSR en iglés) se basan en informes oficiales de las autoridades nacionales, que a menudo informan los recursos de acuerdo con diversos y opacos conjuntos de estándares.

Venezuela, así como otros países de la OPEP, incluye petróleo prospectivo en sus informes oficiales de reservas. Otros productores que no pertenecen a la OPEP, como China y Brasil, proporcionan estimaciones oficiales conservadoras que incorporan solo los campos existentes.

Los números de Rystad Energy retan severamente las cifras oficiales de Venezuela, al calcular que Venezuela tiene 68 mil millones de barriles de recursos petroleros recuperables (2PCX), 2 mil millones menos que en la revisión anterior (junio 2018).

En esta oportunidad destacan que las cifras oficiales de Venezuela y Kuwait son superiores a cualquier categoría del Sistema de Gestión de los Recursos Petroleros de la Sociedad de Ingenieros Petroleros (SPE en inglés).

Indican además que las cifras oficiales de Venezuela que se reflejan en el BPSR, están en el caso de “reservas probadas 1P” están sobrestimadas en 4.818%  y el en caso de “reservas probadas + probables 2P” (2PC)  estarían sobrestimadas en 1.042%

Señalan que la producción actual de Venezuela es de 900.000 barriles diarios, y que a esa tasa de producción, los recursos recuperables se agotarían en 212 años, según las estimaciones de Rystad o en 303 años según los datos oficiales publicados en el BPSR.

Entonces, ¿por qué la discrepancia entre las cifras oficiales y las de Rystad? Parte de la diferencia se debe a las diferentes estimaciones de la viabilidad comercial del crudo extrapesado de la Faja del Orinoco, entre 8° – 11° API , un umbral clave para el estado de las reservas probadas.

El grupo Rystad con sede en Oslo también analiza el rendimiento de la producción, la perforación y la actividad exploratoria para estimar las reservas para campos individuales. Como resultado, la caída del precio del petróleo desde 2014 y la consiguiente turbulencia económica en Venezuela ha arrastrado gravemente sus estimaciones de reservas para el país.

“La principal razón por la que los recursos petroleros en Venezuela se han revisado a la baja se debe a las menores perspectivas de los precios del petróleo”, dijo el analista de Rystad, Aditya Ravi, en 2017. “El menor precio del petróleo ha afectado especialmente a Venezuela y la producción en el país ha disminuido más rápido de lo que estimamos por primera vez”.

De hecho, si bien las reservas oficiales de Venezuela han aumentado desde el año 2000 debido a que los precios del petróleo aumentaron el optimismo, la producción petrolera del país se dirigió en dirección opuesta desde que Chávez llegó al poder en 1998. Y con Maduro desde 2013, los problemas se agravaron.

Las mayores reservas están en EEUU

En su informe de Junio 2019 de los recursos petroleros recuperables del mundo, Rystad Energy encuentra que los Estados Unidos tienen actualmente 293 mil millones de barriles de recursos petroleros recuperables. Esto es 20 mil millones de barriles más que Arabia Saudita y casi 100 mil millones de barriles más que Rusia. La estimación de Rystad Energy del petróleo recuperable en los EE. UU. también es cinco veces más que las reservas comprobadas oficialmente publicadas, según se publicó en el  BP Statistical Review of World Energy 2019.

En el estudio de Rystad, los 10 países con mayores recursos petroleros recuperables (2PCX) son:

 

“Los informes oficiales de reservas de Arabia Saudita indican una revisión al alza del 10%, pero no vemos aumentos en la actividad que justificarían una actualización tan grande, por lo que esta revisión podría deberse a cambios en la metodología de informes. La revisión del 20% de las reservas oficiales de EE. UU., por otro lado, se debe a las mayores reservas informadas por los operadores y se basa en normas más estrictas de la Comisión de Intercambio de Seguridad de EE. UU.”, dice Per Magnus Nysveen, Director de Análisis de Rystad Energy

“Aproximadamente 5 millones de barriles por día de capacidad de producción mundial de petróleo están inactivos por varias razones: menos perforación en el mar, sanciones contra Irán, inestabilidad continua en Libia, colapso económico en Venezuela, saqueo y sabotaje en Nigeria y cortes voluntarios por parte de la OPEP y su aliados ”, dice Paola Rodriguez-Masieu, analista del mercado petrolero de Rystad Energy.

La previsión gradual de esta supresión de la producción de petróleo y el crecimiento sostenido de la producción de crudo de Estados Unidos, combinado con la reducción de la demanda de petróleo debido a los conflictos comerciales, se prevé que ponga un firme freno a los precios del petróleo durante un par de años, según analistas del mercado petrolero. Rystad Energy (lapatilla.com)

 

El remate de la riqueza mineral venezolana por Miguel Henrique Otero – El Nacional – 9 de Junio 2019

Miguel Henrique Otero

El régimen usurpador de Nicolás Maduro acaba de anunciar que monetizará las reservas minerales de Venezuela. Eso significa que, bajo supuestos métodos de certificación –cuyo origen y validación técnica, por supuesto, no fueron explicados– las reservas comprobadas de oro, hierro, bauxita, fosfato, feldespato, níquel, coltán, diamantes y otros minerales, todos de alta o muy alta cotización en los mercados mundiales, serán vendidas, en operaciones desesperadas y clandestinas, a posibles inversionistas.

A ese riesgo concreto hay que sumar otros: la principal región minera venezolana, en el sur del país, está plagada de grupos guerrilleros, mafias militares, bandas de delincuentes que mantienen pequeños ejércitos para su protección, grupos dedicados al contrabando de combustibles, al robo y contrabando de minerales, al tráfico de drogas y más. Las carreteras y vías en general están en pésimo estado. El servicio eléctrico es intermitente. Las aguas están contaminadas. Los hospitales están destruidos. El costo de los alimentos y los bienes en general solo se transan en dólares, a precios fuera de toda lógica. Hay epidemias que los boletines epidemiológicos no reportan. La insalubridad predomina en los centros de salud. Todo ello sin contar con el rechazo que algunas de las comunidades indígenas organizadas de la zona mantienen en contra de la minería, que destruye el territorio, sin que suponga para ellos ningún beneficio económico o social.

A todo este panorama casi infernal tengo que agregar algo más, cuya gravedad no ha sido denunciada con la urgencia y fuerza que sería necesario: la devastación de bosques, zonas selváticas, cursos de agua y regiones enteras de flora y fauna por los grupos mineros paramilitares que actúan con la protección del régimen de Maduro. Los escasos informes sobre la situación ambiental del sur venezolano son simplemente escalofriantes.

Todos estos elementos son los que llegarán a los despachos de unos inversionistas: una grotesca acumulación de riesgos, un estado de cosas tremendamente explosivo, una región en manos de grupos armados, y la promesa de un poder desfalleciente de que, en muy corto tiempo, podrán iniciarse las operaciones mineras. Hay que denunciarlo de una vez: en estas condiciones, la monetización de las reservas, es decir, la venta a inversionistas, ocurrirá a precios alrededor de 25% de su valor. En otras palabras: desesperados por el cerco económico, Maduro y su banda se disponen a regalar las reservas mineras venezolanas, a precios ridículos, con tal de conseguir divisas que les permitan mantenerse en el poder.

Pero no solo se dilapidará la riqueza venezolana. Hay algo más que nadie puede perder de vista: si este proyecto se pusiese en movimiento, si ocurriese que aparecieran inversionistas-buitre que tomasen el camino abismal de comprar reservas, y ello obligara a poner en movimiento una operación para tomar el control de la zona e iniciar las operaciones mineras, vendrán más muertes, vendrán nuevas masacres, vendrán nuevas violaciones de los derechos humanos, vendrán nuevos asesinatos por encargo, vendrán más y más acciones comisionadas a bandas de sicarios que llegarán a la región a imponer su mandato.

Esto no puede perderse de vista: para intentar cumplir con los supuestos inversionistas, que exigirán garantías sobre la eficacia de los planes mineros, Maduro tendrá que “limpiar” la zona. Tendrá que intentar tomar el control de la misma, que ha entregado a grupos de violentos. Por ejemplo: ¿convertirá al Ejército de Liberación Nacional de Colombia, ELN, en socio de los nuevos inversionistas, o los disfrazará de contratistas, o les pagará una indemnización para que abandonen el lugar, o enviará un contingente militar para que les saque del lugar, o pondrá a Padrino López a leer un comunicado en el que, respetuosamente, se les ruegue a los señores de la narco-guerrilla colombiana que abandonen la zona, porque ahora han aparecido otros señores, que son los nuevos propietarios de las riquezas del subsuelo? ¿El anuncio del gobierno de rematar la riqueza del subsuelo venezolano cuenta con la aprobación del ELN y las FARC? ¿Tiene la aprobación, en todas sus partes, de la dirigencia castrista?

A finales de 2017, la Cámara Minera de Venezuela denunciaba que el plan del llamado Arco Minero carecía de viabilidad. En concreto, hacían la siguiente afirmación: “Es una venta de ilusiones”. ONG internacionales han reportado algo todavía más grave: no se sabe cuántos mineros están bajo la contaminación del mercurio. Se ha dicho que unas 50.000 personas están dedicadas a la extracción de minerales, pero no se sabe cuántas de ellas podrían estar bajo el efecto de los vapores de mercurio, que destruye el organismo silenciosamente y produce deformaciones en los descendientes.

¿Qué ha cambiado entre las promesas del Arco Minero y las de vender las reservas minerales de Venezuela? Muchas cosas. El de hoy es un poder más hambriento e inescrupuloso. Más peligroso. Más asesino. Dispuesto a todo a cambio de dólares y euros. La legítima Asamblea Nacional y el presidente encargado, Juan Guaidó, deben pronunciarse sobre esta grave cuestión. Debe impedirse que se consuma el remate. Están en juego millones de hectáreas de recursos naturales, riquezas invaluables y el futuro de varias generaciones de venezolanos.

Ni con el precio del crudo en máximos Venezuela se salva del desastre petrolero del chavismo por Daniel Gómez – ALnavío – 8 de Mayo 2019

“Lo que vemos en Venezuela es el peor de los escenarios. El crudo puede llegar a 200 dólares, pero esto, en vez de mejorar la situación del país, la empeora”, dice a ALnavío el venezolano Evanán Romero, exdirectivo de PDVSA y consultor petrolero con 60 años de experiencia.

Venezuela le tiene que comprar crudo liviano a Nigeria / Foto: Ministerio del Petróleo
Venezuela le tiene que comprar crudo liviano a Nigeria / Foto: Ministerio del Petróleo

Las sanciones de Estados Unidos a Irán dispararon el precio del petróleo de 40 a 70 dólares. Una noticia positiva para las empresas y países productores de crudo. ¿Y para Venezuela?

– No. En absoluto. Esto no le va a beneficiar ni una cosquillita, ni un arañazo, declara a ALnavío el consultor petrolero Evanán Romero, analista con 60 años de experiencia en el sector, exviceministro venezolano de Energía y Minas entre 1996 y 1996, y director ejecutivo de la estatal PDVSA (Petróleos de Venezuela) entre 1998 y 1999.

Romero define la situación en Venezuela como “deplorable”. Explica que la “revolución socialista del siglo XXI -como se hacía llamar el chavismo- destrozó al país como productor”.

Venezuela es el país con mayores reservas de hidrocarburos del planeta. Antes del chavismo, la producción superaba los tres millones de barriles al día. En marzo de 2019, según la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), la producción es de apenas 732.000 barriles.

– Por primera vez en 100 años vemos una producción así de baja. Hoy lo único que está produciendo en Venezuela son las participaciones que tienen los rusos, los chinos, los franceses y las estadounidenses como la Chevron.

Agrega Romero que en PDVSA “no tienen ni siquiera cómo darles un almuerzo a sus obreros para ir al campo y que vean lo que está pasando”.

– Lo que vemos en Venezuela es el peor de los escenarios. El crudo puede llegar a 200 dólares, pero esto, en vez de mejorar la situación del país, la empeora.

Hace dos semanas informó la agencia Bloomberg que Venezuela tuvo que importar petróleo de Nigeria. Crudo nigeriano ligero para afrontar el desplome de la producción y la crisis energética.

– Esto es un fenómeno que se viene produciendo en los últimos 15 años. La producción principal en Venezuela es la de la Faja del Orinoco. El de la faja es un petróleo que no fluye por sí mismo, que no se puede mover por el campo y que necesita mezclarse con otros más ligeros. Los ligeros venezolanos la revolución del siglo XXI se los regaló a Cuba, a Petrocaribe. Esto destruyó las capacidades de los yacimientos y generó la necesidad de utilizar grandes unidades de gas natural o barriles de agua para producir, explica Romero.

Hasta ahora, agrega el analista, Venezuela tenía una escapatoria: “exportar petróleo ligero desde EEUU a un precio mucho más barato”. Sin embargo, llegaron las sanciones, y con ellas, el colapso de la producción.

– Venezuela ahora tiene que ir a Nigeria, o a Rusia, a conseguir el petróleo liviano porque lo necesita. Antes era mucho más barato desde EEUU. Este llegaba a Curazao y lo intercambiaban por otro menos denso que el de la Faja del Orinoco. Ahora tienen que salir a buscar dinero donde no hay porque los nigerianos piden pagos adelantados. Cuando no hay dinero, la cosa se pone más grave.

La cosa se pone grave, indica Romero, porque Venezuela en estos momentos, más que un país exportador y productor, es un país importador “al que se le encarecen los insumos que necesita y los servicios”.

¿Cómo resolver esta situación? Este analista lo tiene claro: “Hay que salir de la revolución del siglo XXI, para que haya una solución en el horizonte”.

La fuga del oro por Ludmila Vinogradoff – ABC – 14 de Abril 2019

Las puertas del Banco Central de Venezuela (BCV) han cerrado bajo el pretexto de los apagones. Algo anormal y misterioso está ocurriendo en el ente emisor, que ha quedado sin control ni vigilancia. Su personal no tiene acceso desde hace un mes.

Nicolás Maduro con el oro de los venezolanos

La sospecha es que el régimen de Nicolás Maduro está saqueando el oro monetario, las obras de arte, las joyas del Libertador Simón Bolívar y todos los bienes de valor que se encuentran en sus bóvedas.

En lo que va de año han desaparecido unas 24,5 toneladas de oro. Y en el mejor de los casos todavía quedan en las reservas unas 100 toneladas, sin garantías de que se vayan a esfumar también por manos inescrupulosos.

Quien lo denuncia es el diputado opositor Angel Alvarado: “han estado sacando oro en cuatro camionetas por las puertas 3 y 4 del banco, usando un acta con fecha del año pasado para despistar. Pretenden venderlo de contrabando fuera del país”, agregó sin dar detalles del supuesto destino de las barras.

Afirma que de las 24,5 toneladas faltantes, la semana pasada sacaron 8 toneladas, de las cuales 4,5 toneladas últimas salieron  el pasado viernes llevadas en 40 cajas de las bóvedas del banco.

Parece que la operación saqueo se produce con personal ajeno al banco y en vehículos privados no oficiales.

También se han observado extranjeros, como delegaciones rusas, visitando a las autoridades del Banco Central, pero no hay información del motivo de su visita ni del tema tratado.

Antes de las sanciones impuestas contra los altos cargos del régimen, las empresas de Dubai, China y Rusia compraban el oro venezolano, pero ahora llegan clandestinamente a Uganda para ser procesadas en la refinadora de oro. Antes se procesaba en  Sudáfrica, dice la fuente.

El diputado Alvarado añadió que las obras de arte y las joyas del Libertador Simón Bolívar “también han sido removidas del museo”del Banco Central. Y denunció que el personal del banco sigue sin tener acceso a las instalaciones.

Desde hace un mes, cuando estalló el sistema eléctrico nacional con el primer apagón, y  Maduro decretó una semana de inactividad laboral y escolar, las puertas del BCV fueron cerradas. Sus autoridades afirman que no hay luz ni agua en sus dos torres por lo que no pueden reanudar sus actividades.

Es todo un “misterio” el cierre del BCV, dice la fuente al sugerir de que “hay gato encerrado”, mientras el régimen permite  la fuga del oro.  De los 2.000 empleados que tiene la nómina del BCV sólo asisten 30 funcionarios de mayor confianza.

Seguimos cobrando nuestro sueldo sin trabajar”, dice la fuente al advertir a los que saquean la riqueza del país que “todo está documentado” y se les aplicará la ley a los responsables cuando se haga justicia.

20 años de revolucion bolivariana en Venezuela – AFP – Febrero 2019

En 2018 las exportaciones de crudo de Venezuela cayeron a su mínimo en 28 años – La Patilla – 3 de Enero 2019

Un balancín no operativo es fotografiado cerca de Atapirire, Venezuela, 10 de mayo de 2018. REUTERS/William Urdaneta/

Venezuela, que una vez fue el mayor exportador de petróleo de América Latina, cerró 2018 crujiendo ya que las ventas en el extranjero cayeron al nivel más bajo en casi tres décadas. En un nota, Bloomberg destaca que tanto las exportaciones como la producción alcanzaron mínimos en décadas

Comenta Bloomberg que “El país, que alberga las mayores reservas de crudo del mundo, exportó un promedio de 1.245 millones de barriles por día el año pasado, el nivel más bajo desde 1990, en la medida que la producción se desploma en medio de una crisis económica y humanitaria. Mientras que los acreedores han buscado apoderarse de sus activos, para recuperar el dinero que se les adeuda, incluidas cargas de petróleo y sus preciadas refinerías de Citgo en los EE. UU,”

Espiral descendente

Las exportaciones de petróleo crudo venezolano caen a su nivel más bajo desde 1990

 

 

La caída de las exportaciones agrava el dolor, ya que el petróleo es la principal fuente de ingresos del país y financia al régimen del presidente Nicolás Maduro. La producción de crudo de Venezuela se redujo en más de la mitad en los últimos cinco años a un promedio diario de 1,346 millones de barriles este año, según datos de fuentes secundarias de la OPEP.

En Diciembre en una nota a sus clientes, la consultora noruega Rystad Energy prevé la declinación de los campos maduros en Venezuela de un 35% en 2018, respecto a la producción de 2017.

 

 

El recuento de taladros en actividad es actualmente de 25 en noviembre, (26 en octubre) en comparación con un estimado de 60-70 equipos necesarios para normalizar la declinación natural de los campos maduros que se ubica entre el  6-7% por año.

Como resultado, Rystad pronostica que algunos campos maduros, como El Furrial, Tia Juana y Bachaquero, perderán alrededor de la mitad de su producción en 2018.

Reuters, en un trabajo especial publicado en diciembre afirmó que “Se proyecta que el valor bruto de las exportaciones petroleras de PDVSA caerá a 20.900 millones de dólares este año en comparación con los 24.900 millones de dólares del año pasado, según cálculos proporcionados a Reuters por el Centro Internacional de Energía y Ambiente del IESA, una escuela de negocios en Caracas”.

 

 

Hace una década, el valor de las exportaciones era cuatro veces más alto, de unos 89.000 millones de dólares, según datos de PDVSA. La petrolera no ha publicado su balance financiero de 2017 y tampoco estadísticas sobre su gestión este año.

Carta del Representante Andrew Lewer del Parlamento Británico al Banco de Inglaterra – 5 de Diciembre 2018

A %d blogueros les gusta esto: