elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Represion

Detienen a bioanalista en Trujillo por denunciar crisis del sistema de salud – TalCual – 4 de Abril 2020

Otra de las denuncias expuestas por el personal de salud a la federación es la negativa de efectivos de la GN o milicianos de permitirle el ingreso al sistema Metro de Caracas, pese a la orden emanada por el gobierno de Maduro que permite a trabajadores estratégicos hacer uso del transporte ferroviario


La diputada de la Asamblea Nacional (AN) Mariela Magallanes denunció este 3 de abril la detención de la bioanalista Andrea Sayago, del Hospital Pedro Emilio Carrillo en el estado Trujillo, por denunciar la situación de riesgo y emergencia que se vive en los hospitales tras la llegada del coronavirus a la nación.

La parlamentaria hizo la denuncia a través de su cuenta en la red social Twitter, en ella señaló que la profesional de la salud, de 30 años de edad, fue recluida en la brigada de inteligencia de La Beatriz, en Valera, estado Trujillo.

Mariela Magallanes

@MariMagallanesC

URGENTE| En la Brigada de Inteligencia de La Beatriz, en , estado se encuentra detenida la lcda ANDREA SAYAGO, por denunciar la situación de riesgo y de

«Sigue la arremetida contra el personal de salud, que es perseguido y encarcelado por decir la verdad. El régimen criminal ataca y persigue a las mujeres y muestra lo cobarde y lo vi de su comportamiento. Dejen en pan a las enfermeras y enfermeros y al personal de salud. La verdad sale a la luz». escribió la parlamentaria a través de su cuenta en la red social Twitter.

Tras la llegada del coronavirus a la nación han sido encarcelados profesionales de salud y trabajadores de la prensa por reportar la situación de hospitales y aportar datos de casos por la enfermedad.

La ONG Provea exigió por Twitter la liberación inmediata de Sayago y el cese de la persecución por parte del régimen contra el personal de salud venezolano.

PROVEA

@_Provea

Nos informan de la detención arbitraria en el día de ayer de la bioanalista Andrea Sayago del Hospital Pedro Emilio Carrillo por parte de la policía del estado . Exigimos su inmediata libertad. Basta de persecución contra el personal de salud

Ver imagen en Twitter

Cesar O. Sanchez R.@cesarosanchez

Desde el Colegio de Bioanalistas del estado Carabobo Exigimos Respeto a los Derechos Humanos de la Colega Andrea Sayago, joven Bioanalista trujillana, y su inmediata liberación por parte de los órganos de seguridad del estado Trujillo

Ver imagen en Twitter

Falta de apoyo a trabajadores de la salud

Trabajadores de la salud denuncian falta de apoyo para ejercer su labor en medio de la cuarentena declarada a mediados de marzo en el país por la llegada del coronavirus. Señalan que a las precarias condiciones en las que trabajan se suman las arbitrariedades de funcionarios de seguridad al momento de trasladarse de un lugar a otro o en algunos casos al momento de intentar surtirse de gasolina.

El secretario ejecutivo de la Federación de Trabajadores de la Salud, Pablo Zambrano, aseguró conocer casos de personal médico que pese a tener un salvoconducto que los exceptúa de las medidas de cuarentena y del racionamiento de combustible pierden horas para poder acceder al combustible, tiempo que podrían invertir en la atención de pacientes.

El representante de Fetrasalud manifestó que entre las inconformidades que han manifestado los profesionales de la salud es que pese a que se encuentran trabajando sumidos en la precariedad y con un sistema de salud destruido tampoco puedan abastecerse de gasolina porque en las estaciones de servicios funcionarios de la Guardia Nacional ignoren el documento que los acredita para estar en la calle y poder acceder al combustible.

La federación reiteró el compromiso y la disposición de los profesionales de la salud por hacer frente a la contigencia que vive la nación tras la llegada del virus. Sin embargo, piden que se doten los centros de salud y sobre todo que se respete su labor.

Otra de las denuncias expuestas por el personal de salud a la federación es el negativa, en algunos casos, de efectivos de la GN o milicianos de permitir el ingreso al sistema metro de Caracas, pese a la orden emanada por el gobierno de Maduro de que todos los trabajadores estratégicos, entre esos del sector salud, alimentos, medios de comunicación, telecomunicaciones y servicios básicos podrán utilizar el servicio.

Se pudo conocer que en hospitales como el Rafael Zamora León Arévalo, en Valle de la Pascua, estado Guárico no cuentan con tapabocas, batas, botas y otros insumos necesarios para atender a los pacientes por lo que el personas se las debe ingeniar para trabajar.

En este mismo centro hospitalario falleció un enfermero que prestó servicios por más de 35 años por el centro no contar con recursos e insumos para realizarse su diálisis. «Exigimos que se nos presten materiales necesarios para enfrentar casos sospechosos y poder ayudar auxiliar a nuestro pueblo», denunció uno de los trabajadores de este centro hospitalario a Fetrasalud.

Nicolás Maduro encarcela a tres españoles del entorno de Juan Guaidó por Daniel Lozano – El Mundo – 4 de Abril 2020

///Para Inter/// Opositor Venezolano lt;HIT gt;detenido lt;/HIT gt;
Quijada, uno de los detenidos por la policía de Maduro, junto a su familia. E. M.

Se llaman Demóstenes Quijada, Víctor Silio y Sergio Termini Tudela y son los nuevos presos políticos del régimen bolivariano. Los tres poseen la doble nacionalidad española y venezolana. Su delito: pertenecer al círculo de Juan Guaidó, presidente encargado del país. Alguno tan cercano como Quijada, asesor clave y “cerebro” en la sombra desde que comenzara el desafío contra Nicolás Maduro en enero de 2019.

Las fuerzas de la revolución les detuvieron en los últimos días en medio de la ola represiva puesta en marcha por el gobiernocon la excusa del coronavirus. Un operativo que contrasta con las declaraciones públicas y llamados del “presidente pueblo”, que ha propuesto un “alto el fuego” cuando las andanadas violentas llegan siempre desde el mismo lado. El chavjsmo ha situado a opositores, periodistas y personal médico en el centro de su diana para mantener el control social en medio de la pandemia. Al precio que sea.

Al hogar de Quijada en Caracas llegó un pequeño ejército de la Dirección de Contrainteligencia Militar de Venezuela (Dgcim) en la madrugada del jueves. Intentaron reventar la puerta del apartamento. En su interior, la familia compuesta por el ingeniero de 43 años; su mujer Ana Carolina; su hijo Demo, de 8 años, y la abuela materna del niño. El pequeño también dispone de nacionalidad española.

“¡Pongánse las máscaras, aquí hay un infectado!”, gritaron, como si se tratara de otra serie de Netflix. Quijada abrió lo que quedaba de puerta y comenzó la pesadilla, relatada a EL MUNDO por Ana Carolina Agüero, mujer del detenido y psicopedagoga de 45 años.

Tres horas durante las cuales los agentes armaron el escenario ordenado por la revolución. Los militares se introdujeron en el dormitorio conyugal y “sembraron” en un cajón dos granadas. Una pistola, un artefacto explosivo y marihuana también fueron repartidos en la estancia. Todo ello ha servido de base para acusar de terrorismo al asesor de Guaidó.

“Pese a que nos avisaron de que venía un médico, nunca apareció. También nos dijeron que iban a fumigar, pero tampoco ha pasado. Se llevaron dos computadoras, tres teléfonos celulares y los mandos de la consola del niño. También el router y los teléfonos de la casa”, precisa Agüero.

Los abogados defensores del opositor consiguieron hablar durante unos minutos con Quijada, que permanece detenido en la sede de la Dgcim, principal centro de torturas del país según las denuncias de la ONU y la OEA. “Está bien, sereno, no le han golpeado, que era mi gran miedo porque él es un intelectual, no un hombre de campo”, desvela Agüero.

Quijada se ha convertido en un referente durante los 15 meses de pulso contra Maduro, siempre en una cercanía discreta al líder opositor, con unas gafas de pasta que le hacían muy reconocible.

“Funcionarios del régimen: al secuestrar a otro luchador sólo consiguen deshonra y perpetuar emergencia. En cambio, por el usurpador (Maduro) son 15 millones de dólares y hacer historia”, clamó Guaidó tras la detención. Ambos, Quijada y el presidente de la Asamblea Nacional (AN) son ingenieros industriales formados en la Universidad Católica Andrés Bello. En el extenso currículum de Quijada figuran sus planes para mejorar las bases de datos del Poder Judicial y las instalaciones del Metro de Caracas.

Por otro lado, los abogados del opositor confirmaron a la familia de Víctor Silio, ayudante de Rafael Rico, asistente de Guaidó, que el joven de 23 año fue trasladado a una comisaría de la Policía Nacional. Sobre él pesa una denuncia por portar marihuana. El joven hispanovenezolano fue brutalmente golpeado a finales de febrero durante el ataque a la manifestación encabezada por el presidente legítimo del Parlamento en Barquisimeto.

La caza de Rico prosigue por toda Caracas, convertido en objetivo preferencial tras su huida de esta semana. Su novia, Andrea Bianchi, fue secuestrada por agentes de las FAES (policía especial de Maduro, acusados de ser los “batallones de exterminio” de la revolución), desnudada, golpeada y arrojada en una autopista. Sergio Termini Tudela es el detenido más alejado del presidente encargado, ya que está más vinculado al círculo de Julio Borges, canciller en el exilio de Guaidó.

Así es la represión, la censura y el control social de Maduro en tiempos de coronavirus por Zenaida Amador – ALnavío – 3 de Abril 2020

Desde el 13 de marzo, cuando en Venezuela se decretó el estado de alarma nacional por la aparición de Covid-19 en el territorio, Nicolás Maduro no ha escatimado en sus prácticas represivas y en sus violaciones a la libertad de expresión. La “furia bolivariana” va en escalada, sin importar si se trata de líderes políticos, médicos o periodistas. Para eso el régimen tiene en las calles a sus fuerzas especiales de seguridad a cargo de la represión.
Las FAES han protagonizado buena parte de las recientes detenciones / Foto: Provea
Las FAES han protagonizado buena parte de las recientes detenciones / Foto: Provea

La ONG Foro Penal afirma que desde el 13 de marzo y hasta el 1 de abril registró 23 detenciones por motivos políticos. Sólo en el caso del equipo de trabajo del presidente interino, Juan Guaidó, ya suman cinco los detenidos desde el fin de semana como parte de un férreo cerco en su contra luego de conocerse las acusaciones del Departamento de Justicia de Estados Unidos contra Nicolás Maduro y varios de sus allegados, y de que este activara lo que denominó “la furia bolivariana”.

Guaidó, en un comunicado, señaló que “la tiranía de Nicolás Maduro”, en el marco del confinamiento obligatorio debido a la pandemia de Covid-19, “se aprovecha de dicha situación de vulnerabilidad para arremeter contra sus adversarios políticos, para hostigarlos, perseguirlos y encarcerlarlos forzosamente, sin el más mínimo respeto a sus derechos y dignidad humana”.

Se trata de una arremetida anunciada formalmente. “Si le tocan un pelo a un solo líder de este país, se arrepentirán para toda la vida”, amenazó Maduro en respuesta a las acusaciones en su contra y al supuesto plan de magnicidio en el que presuntamente Guaidó estaría implicado, según señalamientos del militar retirado Cliver Alcalá, quien luego de las denuncias se entregó a las autoridades de EEUU.

Horas más tarde de estas declaraciones ya habían hecho pintas con amenazas (“vamos por ti”) en las casas de varios diputados de la Asamblea Nacional de partidos de oposición. La firma de los grafitis: la furia bolivariana. Pero no se trata sólo de una persecución política, sino de un sistema de control ciudadano basado en el miedo.

El control policial y político

El régimen de Maduro tiene en las calles a las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), las mismas que han sido señaladas por organismos internacionales por sus reiteradas violaciones a los derechos humanos.

Precisamente las FAES han protagonizado buena parte de las recientes detenciones y han estado presentes en casi todos los actos de amedrentamiento de los últimos días.

Para Marino Alvarado, integrante de la junta directiva del Programa Venezolano Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea), “en esta lógica de terror, en que se mueve el gobierno para aterrorizar a la gente, se usan las FAES de manera inapropiada” poniéndolas al frente del control ciudadano en medio de la pandemia.

La ONG Proiuris denunció el rol de las FAES para hacer cumplir el aislamiento social impuesto a propósito del coronavirus, ya que han sido vistos encapuchados y con armas largas arremetiendo en zonas populares o comerciales para obligar a la gente a regresar a sus casas.

No hay que olvidar que en el marco del estado de alarma decretado el 13 de marzo, que crea un estado excepcional que les permite a las autoridades limitar ciertas libertades, el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, informó que “todas las policías pasan a orden del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional para cumplir todas las indicaciones”. Es decir, que los militares se imponen a la par de los cuerpos especiales de Maduro.

Cerco a la prensa

Según el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), hay reportes de cerca de 20 periodistas que han sido agredidos, asediados o limitados por las autoridades a la hora de cumplir su trabajo desde el 13 de marzo. Esto incluye desde negarles el libre tránsito, a propósito de las restricciones impuestas por el coronavirus aun cuando el propio Padrino López aseguró que esa medida no aplicaba para periodistas en el cumplimiento de sus funciones; pasando por quitarles el material de trabajo y obligarlos a borrar videos y fotografías, hasta detenerlos.

Este jueves fue liberado con medidas cautelares el periodista Darvinson González, quien había sido secuestrado de su casa por las FAES y mantenido 12 días detenido por suministrar información sobre los casos de coronavirus que se registran en el país.Maduro y Diosdado Cabello han respondido a Trump acentuando la represión / Foto: PSUV

También estuvo detenida brevemente la directora del diario La Verdad de Vargas, Beatriz Rodríguez, a quien las autoridades le exigían que revelara las fuentes que le proporcionaron datos sobre enfermos de coronavirus, según denunció el SNTP. Los grafitis de la “furia bolivariana” también han comenzado a aparecer en las casas de algunos periodistas.

Silencio sobre el coronavirus y la crisis

Y es que hay alta sensibilidad en el régimen de Maduro hacia los datos sobre el Covid-19 que se comparten fuera de su línea informativa. Según Transparencia Venezuela, “existen muchos vacíos de información que impiden a la población conocer el verdadero alcance del coronavirus. Además, lejos de privilegiar una vocería científica y experta en el área de la salud, todo se ha dejado en mano de portavoces partidistas que mezclan sus informes con consignas y denuncias de supuestas conspiraciones”.

Añade que “estos portavoces ofrecen declaraciones cuando lo estiman pertinente, pero no convocan ruedas de prensa para que los medios independientes puedan consultar y contrastar la versión oficial”.

El Instituto Prensa y Sociedad (IPYS) también ha documentado casos de personal médico asediado por las autoridades por compartir información sobre los enfermos y por denunciar las fallas del sistema de salud para atender la situación.

Tan pronto Donald Trump formalizó este miércoles que redoblaría la presencia militar en el océano Pacífico y el Caribe para contener los flujos del narcotráfico, incluyendo los del régimen venezolano, Maduro señaló que “la furia bolivariana está lista y preparada para llegar hasta el último rincón”.

Tal es el caso de Julio César Molinos, trabajador jubilado del sector salud, a quien le dictaron privativa de libertad bajo arresto domiciliario luego de detenerlo e imputarle los delitos de incitación al pánico y la zozobra a la comunidad, agavillamiento e incitación al odio, debido a una denuncia que hizo a través de sus redes sociales sobre las condiciones del Hospital Universitario Dr. Manuel Núñez Tovar de Maturín, estado Monagas, que es un centro de salud centinela para atender casos sospechosos de Covid-19.

Enfermeras, educadores y ciudadanos en general se suman a la lista. El abogado y defensor de Derechos Humanos, Henderson Maldonado, fue detenido el 31 de marzo por acompañar y grabar una protesta de pacientes renales que reclamaban por la falta de gasolina que les impide movilizarse para sus tratamientos. El racionamiento de combustibles, que administran los cuerpos militares, es una más de las medidas excepcionales dictadas por Maduro desde el 13 de marzo.

Según Foro Penal, los detenidos no sólo están expuestos a los peligros del coronavirus mientras están en manos de las autoridades, sino a las demoras procesales a raíz de la cuarentena nacional decretada por las autoridades y las limitaciones de tránsito que entraban las gestiones de sus familiares y abogados para lograr su libertad.

Además, los que son llevados a tribunales para ser procesados deben esperar en “calabozos mugrientos”, como los califica el abogado Alfredo Romero, y muchos ni siquiera logran que se inicie la debida gestión porque las audiencias son canceladas.

Más amenazas de Maduro y Cabello

Tan pronto Donald Trump formalizó este miércoles que redoblaría la presencia militar en el océano Pacífico y el Caribe para contener los flujos del narcotráfico, incluyendo los del régimen venezolano, Maduro señaló que “la furia bolivariana está lista y preparada para llegar hasta el último rincón”. Con esto dejó entrever que traspasará los límites de Venezuela con su contraofensiva. Días antes ya había asegurado que esa furia responderá “dentro o fuera de nuestras fronteras”.

Además, les pidió a las organizaciones de base del Partido Socialista Unido de Venezuela y a sus unidades de control comunal “identificar” a cualquiera que pueda estar involucrado en planes conspirativos.

Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Maduro, fue más contundente: “Les voy a dar una recomendación a los escuálidos (la oposición) que andan contenticos porque vienen los marines en los barcos: les están echando una vaina a ustedes, porque ellos van a poner un pie aquí y cuando lo hagan, nosotros vamos por ustedes”.

Nicolás Maduro desencadena la “furia bolivariana” contra la oposición por Daniel Lozano – El Mundo – 30 de Marzo 2020

Pintadas amenazantes en viviendas y detenciones de opositores y familiares días después de que el “presidente pueblo” contestase a la acusación estadounidense: “Prepárense para la furia bolivariana”
Pintadas en casas de opositores venezolanos firmadas por “Furia Bolivariana”.E. M.

“Si se atrevieran a tocarnos un pelo, prepárense para la furia bolivariana que arrasaría con ustedes”. Dicho y hecho. Nicolás Maduro ha desencadenado la prometida “furia bolivariana” en las últimas horas, pero no contra Estados Unidos o Colombia, a quienes señaló la semana pasada. Los objetivos de la represión gubernamental son opositores y familiares, una larga lista que aumenta con el paso de las horas.

Las fuerzas especiales de la policía, consideradas “batallones de exterminio” por Naciones Unidas, detuvieron ayer ilegalmente a dos de sus colaboradores y secuestraron hoy en Caracas a Andrea Bianchi, novia de Rafael Rico, asistente de Juan Guaidó. Además los hogares de diputados opositores amanecieron con pintadas y amenazas, todas ellas con la misma firma: “Furia bolivariana”.

La joven permaneció varias horas en manos de sus secuestradores, quienes la desnudaron, la golpearon y amenazaron con violarla, según denunció su familia. Más tarde, la abandonaron en una autopista.

Pintadas en casas de opositores venezolanos firmadas por "Furia Bolivariana".
Pintadas en casas de opositores venezolanos firmadas por “Furia Bolivariana”.E.M.

“Maduro y Diosdado Cabello [número 2 de la revolución] son cobardes. Desde pequeño se aprende que la familia es sagrada. Ayer y hoy actuaron las FAES [Fuerzas Especiales de la Policía Nacional Bolivariana]. Resto de cuerpos [policiales] son cómplices por dejar actuar a ejecutores de violación de derechos humanos. Seguiremos insistiendo en proteger a nuestras familias: gobierno de Emergencia Nacional”, censuró Guaidó, quien ha propuesto la formación de un gobierno de unidad nacional sin la presencia de Maduro y con un préstamo urgente de 1.200 millones de dólares para combatir al coronavirus.

“Perseguir a la familia es una práctica exclusiva de carteles de droga y terroristas. Hoy la dictadura arrecia la depresión”, protestó la diputada Mariela Magallanes. El Departamento de Justicia de EEUU y la agencia antidrogas DEA acusan a Maduro y otros jerarcas chavistas de formar parte del Cartel de los Soles, mafia del narcotráfico que opera en la región desde la llegada de Hugo Chávez al poder. Cualquier información que conduzca a la detención de Maduro se recompensará con 15 millones de dólares, mientras la “cabeza” de Cabello está valorada en 10 millones.

“Rechazamos actuaciones de terrorismo de Estado”, añadió Provea, ONG de derechos humanos.

Rico fue el primer objetivo de los agentes chavistas, pero el asistente del presidente encargado consiguió escondersemientras detenían a dos de sus colaboradores, Rómulo García y Víctor Silio. Este último, quien ya fue duramente golpeado durante el ataque de paramilitares chavistas contra la concentración opositora del 29 de febrero en Barquisimeto, tiene nacionalidad española.

La policía presentó a los dos jóvenes ante el juez en la madrugada de hoy, en un nuevo ejercicio de cinismo: con armas y una bolsa de marihuana para justificar la detención.

Pintadas en casas de opositores venezolanos.
Pintadas en casas de opositores venezolanos.E. M.

El cerco bolivariano que rodea al presidente encargado se estrecha día a día. El chavismo ha usado la crisis mundial provocada por el coronavirus para detener y hostigar a diputados y miembros de la Oficina del presidente legítimo de la Asamblea Nacional (AN). Incluso el fiscal chavista ha abierto diligencias contra Guaidó, acusado de intentar un golpe de Estado contra el “presidente pueblo”.

Todo vale para amedrentar a quienes se oponen a la revolución. “Te tenemos ubicada. Colectivos (paramilitares) de la Frontera”, “Carlos vamos a por ti, maldito proyankee”, “Luis Silva, maldito golpista, vamos a por ti”, “María Gabriela, estás muerta”, “Oracio (sic), maldito, estás muerto” son algunas de las pintadas que han aparecido en las paredes de las viviendas de diputados y opositores en varios estados del país. Todas ellas llevan la misma firma: Furia Bolivariana (La FB).

Juan Guaidó

@jguaido

De nuevo la dictadura en mi casa, con la misma excusa con la que secuestraron a Darvinson Rojas, un supuesto contagio del virus. El objetivo: aterrorizar.

El Gobierno de Emergencia convoca a los funcionarios honestos para salvar al país. No arruinen su futuro apoyando criminales

Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter
Las amenazas se extendieron incluso contra el propio presidente encargado, cuando el gobierno desplegó ayer un supuesto operativo contra el Covid-19 en el edificio donde vive.

Dos miembros del equipo de Juan Guaidó fueron detenidos por el régimen de Maduro – Infobae – 29 de Marzo 2020

Las fuerzas de seguridad se llevaron a los miembros del equipo presidencial Rómulo Garcia y Víctor Silio. Se desconoce su paradero
(Twitter @VPITV)
(Twitter @VPITV)

La oposición venezolana denunció este domingo la detención ilegal de dos cercanos colaboradores del presidente interino, Juan Guaidó, y responsabilizó al dictador Nicolás Maduro por “la integridad física” de estos trabajadores, cuyo paradero se desconoce por el momento.

“Grupos armados de la dictadura llegaron a la residencia de Rafael Rico, miembro del equipo (de) Juan Guaidó. Secuestraron a dos trabajadores: Rómulo García y Víctor Silio”, dijo el centro de comunicaciones de Guaidó en Twitter.

El propio Rico dijo luego en un video difundido en las redes sociales que el suceso, que calificó como un “secuestro”, ocurrió la mañana de este domingo en un sector residencial de Caracas.

Centro de Comunicación Nacional

@Presidencia_VE

Rafael Rico, miembro del equipo del Presidente (e) de Venezuela @jguaido , confirma el secuestro de Rómulo García y Víctor Silio, integrantes de su equipo, ocurrido esta mañana por grupos armados. Responsabiliza a Nicolás Maduro de los que le pueda ocurrir.

Embedded video

“Nicolás Maduro y los usurpadores son responsables de su integridad física”, dijo el joven en el material.

En un video que colgó en Twitter el mismo centro de comunicaciones se aprecia a un hombre forzar a otro a ingresar a una camioneta, para luego escapar en una motocicleta que era conducida por otro.

No se aprecia a nadie con uniformes de las fuerzas de seguridad de Venezuela. Tampoco vehículos oficiales.

Silio había sido agredido a finales de febrero pasado por miembros de los llamados colectivos chavistas -que la oposición asegura son paramilitares armados- cuando estos robaron el vehículo de un diputado opositor en el estado de Lara (oeste).

En tanto que Guaidó, a quien casi 60 países reconocen como presidente encargado de Venezuela, reaccionó en Twitter a la noticia y señaló que “deshonra perseguir a quienes defienden la libertad”, en referencia a estos dos colaboradores que, trascendió, hacen parte de su equipo de seguridad.

Juan Guaidó

@jguaido

Deshonra perseguir a quienes defienden la Libertad. La Historia y el Pueblo esperan quienes se la devuelvan.
Funcionarios honestos, la oportunidad: Gobierno de emergencia.
Es minoría quien está acusada de narcoterrorismo y violación DDHH. No sean cómplices del régimen agonizante https://twitter.com/ntn24ve/status/1244302125150212097 

NTN24 Venezuela

@NTN24ve

Grupos armados detuvieron a los trabajadores del equipo del presidente encargado Juan Guaidó, Rómulo García y Víctor Silio https://bit.ly/3atwuvw  (Vía: @RCamachoVzla)

Embedded video

“Funcionarios honestos, la oportunidad: Gobierno de emergencia. Es minoría quien está acusada de narcoterrorismo y violación de derechos humanos. No sean cómplices del régimen agonizante”,agregó en referencia a la propuesta que lanzó la víspera a las fuerzas del país para la conformación de una nueva administración amplia sin Maduro.

Cubanovirus – Editorial El Nacional – 24 de Marzo 2020

El régimen de Daniel Ortega anunció la llegada de médicos cubanos para asesorarlos con todo lo relacionado al coronavirus. Microbiólogos, biólogos, infectólogos e intensivistas, entre otros, fueron recibidos por los Ortega, para intercambiar experiencias según la información.

Lo mismo hizo su par en Venezuela, Nicolás Maduro, quien aprovechó las circunstancias para meter más médicos cubanos a nuestro país, con los mismos “logos”, es decir, epidemiólogos, virólogos, infectólogos, que llegan a engrosar las nóminas de pago que Maduro mantiene con el castrismo.

El Salvador, San Vicente y las Granadinas, Jamaica, entre otros, también han solicitado la cooperación del régimen cubano, quien ha sabido vender muy bien sus recetas médicas, aprovechando la actual crisis mundial, e incluso tratar de exportar la idea de que el antiviral Interferón Alfa 2B, producido en ese país a bajo costo -pero no de forma exclusiva porque también es fabricado en otros países- es una cura del coronavirus, cuando la verdad es que solo ha sido usado entre otros medicamentos en China y su impacto todavía está siendo evaluado.

La propaganda cubana funciona y en especial cuando hay crisis y miedo, y así es como logra introducir a sus agentes -aunque no dudamos que algunos sean médicos que deben cumplir órdenes- en los nuevos gobiernos de países que no están viviendo hoy la peste castrista, tal como la conocemos en Venezuela, y quizá es bueno recordarles a nuestros hermanos del continente, como son expertos en tejer redes de información e inteligencia a cuenta de “la simpatía de su lenguaje caribeño”, porque son muy buenos exportando su ideología en países donde sus democracias son frágiles y los partidos de izquierda son cuna del cubanovirus.

Si algo debemos aportar los venezolanos en esta crisis que hoy nos embarga es el alerta temprano sobre las intenciones que tienen las dictaduras de Cuba y Venezuela de expandirse, de influenciar para desestabilizar sistemas democráticos, y lo hacen con la experiencia de 70 años de formación, militancia y control social, y además, con muchísimo dinero, sumas que se pierden en la imaginación del lector, aquellas robadas al pueblo venezolano que hoy reposan en cuentas internacionales a nombre de testaferros, y además, traficando con el Oro de Sangre que no se agota nunca, y otras riquezas minerales de nuestra tierra.

El régimen cubano ha traído represión y odio, división y manipulación a través de la formación ideológica a nuestro país. Además, hay pruebas bien fundamentadas de su inducción y comisión de crímenes de lesa humanidad, como el crimen de la tortura. El pueblo cubano es víctima día a día de la represión, los lideres civiles son encarcelados, juzgados y sometidos a torturas, tratos crueles e inhumanos. Nos preguntamos: ¿cuál es entonces la simpatía que tienen los gobiernos demócratas por la dictadura cubana, muy bien llamada por el recién reelecto secretario general de la OEA, Luis Almagro, como los Jineteros de América?

Las FAES, grupo de exterminio por Miguel Henrique Otero – El Nacional – 15 de Marzo 2020

2019082608585583990Ahora mismo, no hay en el mundo un grupo de exterminio estatal como las FAES, la unidad elite de la Policía Nacional Bolivariana -PNB-. Su nivel de letalidad supera con creces al que podría ser hoy su pariente más próximo: el Grupo de Detección e Investigación Criminal, de Filipinas, dirigido desde el más alto nivel del poder que encabeza Rodrigo Duterte, el gobernante de ese país. En tres años y medio -julio de 2016 a noviembre de 2019-, de acuerdo a cifras del propio gobierno filipino, la supuesta guerra contra el tráfico de drogas habría acabado con las vidas de 5 mil 552 personas (muchos de ellos, dirigentes sindicales, ambientalistas y defensores de los Derechos Humanos). Baste con decir que, solo en 2018, de acuerdo a cifras del régimen madurista, en nuestro país fueron liquidadas 5 mil trescientas personas (mientras, el Observatorio Venezolano de la Violencia -OVV- estima que las muertes reales superan las 7 mil 500). Esto significa que la letalidad de las FAES es más de tres veces mayor, en un país que tiene menos de un tercio de la población de Filipinas.

También las FAES, anunciadas en 2016 y puestas en funcionamiento en julio de 2017, fueron creadas por la más alta instancia del poder, con una doble y específica finalidad: matar y sembrar el país de miedo. No hay especulación en esto: se diseñó una organización uniformada de negro -que, en el marco de sus prácticas, representa el color de la muerte y el luto-, que utiliza una calavera como un elemento presente en sus uniformes, y que enmascara a sus funcionarios, tanto en sus operaciones como en sus exhibiciones públicas. Hay que entenderlo: las máscaras no solo tienen como finalidad ocultar el rostro de los funcionarios. El principal objetivo es infundir terror. Hacer de las FAES una presencia temible y temida por la sociedad venezolana.

Basta con ver los numerosísimos videos o fotografías que circulan en las redes sociales para estimar que la inversión que se ha hecho en esta organización debe haber sido enorme: toda clase de lujosos y variados vehículos, armas largas de alto calibre, uniformes y equipos del más alto costo y, por supuesto, una dotación de máscaras y pasamontañas, que no tiene antecedentes en la historia de los cuerpos policiales venezolanos.

Como es previsible, las FAES están rodeadas de opacidad. Se han publicado reportajes -Reuters, BBC Mundo, Infobae, entre otros- que hablan de una estructura de 1200 a 1500 miembros. No solo habrían sido reclutados en varios cuerpos policiales, sino que entre sus filas cuentan con miembros provenientes de las bandas de delincuentes y paramilitares conocidas como colectivos. El entrenamiento que reciben no se limita a las técnicas policiales y militares -en particular, a la producción masificada de francotiradores- sino a la configuración de un enemigo interno, encarnado por líderes de la oposición democrática, periodistas, personas que protestan, dirigentes de los barrios que reclaman sus derechos y el deterioro de las condiciones de vida de las comunidades en las que habitan. Al igual que los exterminadores de Filipinas, bajo la promesa de combatir la delincuencia, se asesinan a ciudadanos inocentes e indefensos.

Desde finales del 2017 vienen circulando testimonios simplemente pavorosos, historias de extrema ferocidad e indefensión, que han ocurrido en barriadas o zonas populares, en Caracas y en otras ciudades. La mayoría de estos ataques responden a un patrón, a un método para asesinar. Funciona así.

En la mayoría de los casos, se trata de operaciones nocturnas, aunque también se han producido a plena luz del día. Un piquete de asesinos uniformados de negro, encapuchados o enmascarados, portando armas largas, llega a un barrio o urbanización. Atraviesan uno o dos vehículos en la calle, para impedir la libre circulación. Golpean o derriban la puerta, en medio de la madrugada. A partir de ese momento, nada importa: si hay niños (como ha ocurrido), si hay ancianos (como ha ocurrido) o si hay mujeres en situación de embarazo (como ha ocurrido). El espectáculo de la atrocidad es parte del guion FAES.

De inmediato proceden a desalojar a las familias del propio hogar. Los alejan unos metros, pero no demasiado: de este modo se aseguran que los gritos y las detonaciones sean escuchados. Hay numerosos testimonios que lo reiteran: antes de matarlos, a varias de las víctimas las han golpeado y torturado. Después de los aullidos de dolor, a continuación, siguen los disparos a quemarropa. Recogen el cadáver, lo meten en un vehículo y lo dejan en un hospital o morgue. Algunos relatos publicados consignan variantes: hay quienes han sido llevados de sus casas, desaparecidos por horas, y luego asesinados en las inmediaciones. En todos los casos, los criminales reportan lo mismo: dado de baja por resistirse a la autoridad.

No solo matan a quienes, en la mayoría de los casos, son el sostén económico de sus familias. También desvalijan los hogares: se llevan dinero, medicamentos, comida, equipos informáticos, ropas, zapatos, juguetes y hasta bicicletas. Y, antes de marcharse, rompen objetos, destrozan el lugar para simular un enfrentamiento, disparan a las paredes, siembran armas, drogas u objetos robados.

Esta organización, destinada a propagar la muerte y el terror real, ha realizado su misión con éxito: la sociedad venezolana les teme, tanto o más que a los delincuentes. Los venezolanos sabemos, además, que gozan de total impunidad. Al contrario, como cuerpo de muerte estrella, se benefician del derecho al botín, al saqueo de las propiedades de las víctimas. En alguna ocasión, cuando se han levantado denuncias en contra de este ejército de asesinos, Maduro ha respondido: ¡qué viva el FAES!

Maduro reprime la marcha de Guaidó para impedir que recupere la Asamblea Nacional por Ludmila Vinogradoff – ABC – 11 de Marzo 2020

El líder opositor Juan Guaidó se une a simpatizantes durante los enfrentamientos con la Policía Nacional Bolivariana
El líder opositor Juan Guaidó se une a simpatizantes durante los enfrentamientos con la Policía Nacional Bolivariana – EFE

Las fuerzas militares y policiales chavistas lanzaron bombas lacrimógenas y disparos contra los manifestantes opositores

Las fuerzas militares y policiales del régimen de Nicolás Maduro dispararon bombas lacrimógenas y perdigones contra los manifestantes opositores del presidente interino, Juan Guaidó, que ayer marchó por el centro de Caracas en dirección a la sede de la Asamblea Nacional. El Parlamento está actualmente en manos de los chavistas desde que se constituyó una Asamblea paralela, controlada por el gobierno.

El uso de la violencia impidió ayer que Guaidó -reconocido como presidente legítimo de Venezuela por 59 países- lograse su propósito, en su primera convocatoria de marchas tras su reciente gira internacional. Pero, según sus allegados, «la lucha no ha hecho más que comenzar». «Este es el comienzo de la movilización nacional, todos unidos, para cambiar la dictadura», dijo el propio Guaidó al comenzar la manifestación en la Plaza Juan Pablo Segundo en el municipio de Chacao, al este de Caracas.

A pocas manzanas de distancia, en la Plaza Morelos, y de manera improvisada, Diosdado Cabello, el número dos del régimen y presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, convocó la contramarcha oficialista denominada «Gran Marcha por la Paz» como acostumbra el chavismo para arañar espacios en los medios internacionales, pues los nacionales se encuentran censurados y bloqueados por internet.

La polémica de las dos marchas, la de Guaidó convocada desde hace un mes y la de Cabello apenas hace un día, es que el régimen controla los cuerpos policiales y militares. Bajo la excusa de la segunda fase de la «Operación Escudo Bolivariano» contra la supuesta invasión extranjera, el ejército venezolano militarizó Caracas desde este lunes pasado para intimidar a los opositores.

Los tanques y los soldados con sus ejercicios de despliegue, que sólo se han visto en Venezuela en las maniobras militares, tomaron las calles de Caracas y las principales ciudades del país. Pero su objetivo principal fue impedir la marcha de Guaidó que solo recorrió ayer un kilómetro desde la Plaza Juan Pablo II hasta la zona del Bosque en Chacaíto y no pudo llegar al palacio legislativo como era su objetivo.

Minutos antes de su desmovilización, Guaidó declaró que «la dictadura actúa de manera predecible. Sabíamos que nos enfrentaríamos al despliegue de lo único que les queda. Hagamos que cada policía, cada guardia, cada esbirro vea y escuche que somos más y vamos para encima y juntos».

Pliego Nacional de Conflicto

Al llegar a su manifestación en Chacao, el presidente encargado y líder del Parlamento aseguró que él y los diputados «iremos al frente para protegernos todos. No vamos a caer en provocaciones, el objetivo es reencontrarnos en las calles, como la mayoría que somos, y que la Asamblea Nacional apruebe el Pliego Nacional de Conflicto».

Las mismas restricciones de seguridad militar y policial se presentaron en las principales ciudades del país, que se hicieron eco de la llamada de Guaidó para protestar contra el régimen de Maduro y protestar en el Pliego Nacional de Conflicto contra los bajos salarios, la falta de servicios de agua, seguridad, luz, gas, telefonía, gasolina, comida y medicinas. Los diversos sectores y gremios sindicales protestaron por sus derechos.

Con un megáfono en mano y montado en el techo de una camioneta Juan Guaidó lanzó su discurso por el cambio. Se dirigió a los uniformados de la Policía Bolivariana: «Pónganse del lado de la Constitución, no sigan permitiendo ser cómplices de la dictadura. Es el momento de ponerse del lado del pueblo. Tienen una posibilidad. Los del régimen están desesperados y me lo han dicho sus superiores».

La manifestación de los chavistas tuvo lugar en la Plaza Morelos, situada a tres kilómetros de la avenida Universidad y de la esquina de San Francisco donde se encuentra el Palacio Legislativo en el centro de Caracas. Ningún cuerpo policial ni militar impidió el recorrido breve de los activistas rojos que fueron escoltados por los motoristas de los denominados «colectivos» armados chavistas.

Diosdado Cabello, muy satisfecho celebró eufórico que los militares hayan impedido a Guaidó llegar hasta la sede del Parlamento, de donde fue desalojado en enero pasado porque el oficialismo mediante la compra de diputados opositores vendidos nombraron a Luis Parra como presidente de una Asamblea ilegítima.

«Guaidó no llegó al Parlamento», fue el grito de guerra de Cabello. En su arenga política dijo que Guaidó prometió llegar a la sede de la Asamblea y no pudo. «Fue un engaño como también la quema de las computadores del Consejo Nacional Electoral, pero los comicios parlamentarios van», afirmó el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente que no ha sido reconocida por la comunidad internacional.

Minutos antes Freddy Bernal, exalcalde de Caracas y comisionado de Maduro del estado Táchira, aseguró que están por la paz y el amor pero «firmes para impedir a Guaidó no pasará». El dirigente chavista Darío Vivas, cuyo sobrepeso no pasa desapercibido, lanzó un discurso de odio y amenazas contra Guaidó y Donald Trump. «Aquí te vamos a fulminar, eres un amargado, ven acá a Caracas para que veas como te vamos a masacrar».

 

Juan Guaidó anunció una nueva movilización para este jueves luego de que la dictadura arremetiera violentamente contra la marcha hacia la Asamblea Nacional – Infobae – 11 de Marzo 2020

La policía del régimen disparó gases lacrimógenos contra los manifestantes afectando a varias personas y posteriormente procedió a detener de manera arbitraria a tres diputados

Juan Guaidó rodeado por simpatizantes en manifestación contra la dictadura
Juan Guaidó rodeado por simpatizantes en manifestación contra la dictadura

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, anunció una nueva movilización para este jueves, después de que las fuerzas represoras del régimen de Nicolás Maduro atacaran de manera violenta la marcha que fue convocada este martes con el objetivo de dirigirse hasta el Palacio Federal Legislativo, sede de la Asamblea Nacional.

Guaidó anunció la convocatoria de la nueva movilización durante una sesión de la Asamblea Nacional celebrada en la plaza Alfredo Sadel de Las Mercedes al sur este de la ciudad de Caracas y en la que aseguró haber logrado su objetivo, al aprobar el Pliego Nacional de Conflicto, documento con el que el líder de la oposición pretende poner de relieve los problemas que existen en Venezuela a causa de la crisis política y económica.

Rodeado por sus partidarios y por los micrófonos de los medios de comunicación, Guaidó, a través de un megáfono, mandó un “saludo fraterno” durante su intervención, para sus “amigos”, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y el de Ecuador, Lenín Moreno, para quienes pidió un “aplauso”.

“Todos estamos juntos en esto, Venezuela es una, el dictador no tiene nada que hacer” dijo el presidente interino, quien, de acuerdo con el diario El Nacionalintentó junto con algunos diputados negociar con los agentes allí presentes para que les dejaran continuar. No obstante, un grupo de infiltrados en la manifestación, a los que Guaidó supo descubrir y los calificó como “pertenecientes al G2 cubano” lanzaron objetos contundentes contra los uniformados, pese a que el mandatario intentó controlarlos, esto causó que los funcionarios respondieran reprimiendo de manera brutal con gases lacrimógenos contra los ciudadanos que intentaban avanzar en la marcha guiados por el presidente encargado.

Guaidó intenta controlar violencia en la manifestación

Guaidó intenta controlar violencia en la manifestación

Miles de venezolanos acudieron a la convocatoria realizada por Guaidó con el objetivo de llegar a la Asamblea Nacional, en el centro de Caracas, donde buscaban aprobar su Pliego Nacional de Conflicto e intentar así aumentar la presión sobre el régimen de Nicolás Maduro.

Según el portal de noticias Efecto Cocuyoagentes de la Policía y la Guardia Nacional Bolivariana (PNB y GNB) se desplegaron desde primera hora en los alrededores de la sede legislativa y en otros puntos de la capital venezolana, llegando incluso a restringir el tráfico de vehículos en las principales autopistas que conectan los estados de Miranda y Vargas con Caracas.

“La dictadura actúa de manera predecible, sabíamos que enfrentaríamos el despliegue de lo único que les queda”, escribió Guaidó en su cuenta oficial de la red social Twitter, al mismo tiempo que pidió a sus simpatizantes “no caer en la violencia”. “Hagamos que cada policía, cada guardia, cada esbirro vea y escuche que somos más y vamos pa’encima y juntos”, agregó.

Aún no se conocen los detalles de la nueva movilización convocada para este jueves, se espera que el presidente encargado pueda dar las directrices de esta nueva movilización en las próximas horas.

Creación del Cuerpo Nacional contra el Terrorismo – Acceso a la Justicia – 10 de Marzo 2020

logo-acceso-a-la-justicia-web1.2.png

Frente a la crisis humanitaria que vive el país producto de la catástrofe económica y social, y ante la grave amenaza del coronavirus, el régimen de Maduro responde con más políticas de control y represión, tras la creación del denominado Cuerpo Nacional Contra el Terrorismo,según decreto n.º 4.135 del 27 de febrero de 2020, publicado en Gaceta Oficial n.º 41.828 de la misma fecha, y que estará adscrito al Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz.

El Cuerpo Nacional Contra el Terrorismo, según se lee en el decreto, se crea bajo la orientación del Plan de la Patria, instrumento ideológico del chavismo, con la finalidad de «proteger, investigar, combatir y sancionar, de manera sistemática y mediante políticas integrales, los fenómenos delictivos ligados a la corrupción, la delincuencia organizada, el narcotráfico y el terrorismo».

Para Acceso a la Justicia el decreto en cuestión es preocupante, fundamentalmente, porque está inspirado en las mismas políticas represivas que en los últimos años se ha implementado contra las personas, especialmente a partir de 2015, mediante la creación de los cuerpos llamados Operación de Liberación del Pueblo (OLP), Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) o los Cuadrantes de Paz, entre otros.

De hecho, el decreto presidencial faculta expresamente al Cuerpo Nacional Contra el Terrorismo para efectuar operaciones tácticas necesarias para «prevenir, reprimir, neutralizar y combatir » los delitos arriba señalados.

Por otra parte, también abre un amplio margen de discrecionalidad para que el mencionado órgano administrativo determine el origen y la procedencia de los capitales emergentes de las personas -naturales y jurídicas- que estén ligados a los delitos arriba señalados (artículo 4.5), así como para ejecutar órdenes de captura y aprehensiones contras las personas naturales, además de practicar inspecciones y allanamientos (artículo 4.7).

En definitiva, el decreto n.º 4.135 del 27 de febrero de 2020 se suma a las acciones represivas y la política de terrorismo de Estado que el régimen de Maduro aplica contra la población, situación que, sin duda, agravará aún más la violación de los derechos humanos. de las personas en Venezuela.

 

A %d blogueros les gusta esto: