elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Relaciones Internacionales

Declaración del Grupo de Lima – 21 de Mayo 2018

Los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía, expresan lo siguiente:

No reconocen la legitimidad del proceso electoral desarrollado en la República Bolivariana de Venezuela que concluyó el pasado 20 de mayo, por no cumplir con los estándares internacionales de un proceso democrático, libre, justo y transparente.

Acuerdan reducir el nivel de sus relaciones diplomáticas con Venezuela, para lo cual llamarán a consultas a los embajadores en Caracas y convocar a los embajadores de Venezuela para expresar nuestra protesta.

Reiteran su preocupación por la profundización de la crisis política, económica, social y humanitaria que ha deteriorado la vida en Venezuela, que se ve reflejada en la migración masiva de venezolanos que llegan a nuestros países en difíciles condiciones y en la perdida de la instituciones democráticas, el estado de derecho y la falta de garantías y libertades políticas de los ciudadanos.

Deciden presentar en el marco del 48° periodo de sesiones de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos una nueva resolución sobre la situación en Venezuela.

A fin de atender la situación derivada por el preocupante incremento en los flujos de venezolanos que se ven obligados a abandonar su país y por el impacto que esta situación está teniendo en toda la región, deciden adoptar las siguientes medidas:

Convocar a una reunión de alto nivel con autoridades responsables del tema migratorio y de refugio para intercambiar experiencias y definir los lineamientos de una respuesta integral, incluyendo temas de facilidades migratorias y documentos de identidad. En ese sentido, aceptan el ofrecimiento de Perú de ser sede de dicha reunión la primera quincena de junio.

Considerar la posibilidad de realizar contribuciones financieras a los organismos internacionales competentes para fortalecer las capacidades institucionales de los países en la región, especialmente los países vecinos, para atender el flujo migratorio de venezolanos.

Deploran la grave situación humanitaria en Venezuela y tomando en cuenta las implicaciones en materia de salud pública para toda la región deciden adoptar las siguientes medidas:

Convocar a una reunión de alto nivel con autoridades responsables del sector salud para coordinar acciones en materia de salud pública y fortalecer la cooperación para atender la emergencia epidemiológica.

Apoyar el suministro de medicamentos por instituciones independientes y las acciones de vigilancia epidemiológica en Venezuela y en sus países vecinos, en particular frente a la reaparición de enfermedades como sarampión, paludismo y difteria.

Reiteran el párrafo 4 de la Declaración de Lima del 8 de agosto de 2017 y, con objeto de contribuir a preservar las atribuciones de la Asamblea Nacional, acuerdan adoptar, siempre que su legislación y normativa interna lo permitan, las siguientes medidas en el ámbito económico y financiero:

Solicitar a las autoridades competentes de cada país que emitan y actualicen circulares o boletines a nivel nacional que transmitan al sector financiero y bancario el riesgo en el que podrían incurrir si realizan operaciones con el gobierno de Venezuela que no cuenten con el aval de la Asamblea Nacional, incluyendo convenios de pagos y créditos recíprocos por operaciones de comercio exterior –incluido bienes militares y de seguridad.

Coordinar acciones para que los organismos financieros internacionales y regionales procuren no otorgar préstamos al Gobierno de Venezuela, por la naturaleza inconstitucional de adquirir deuda sin el aval de su Asamblea Nacional, excepto cuando el financiamiento sea utilizado en acciones de ayuda humanitaria teniendo presente previo a su otorgamiento, los posibles efectos no deseados en economías de terceros países más vulnerables.

Intensificar y ampliar el intercambio de información de inteligencia financiera, a través de los mecanismos existentes, sobre las actividades de individuos y empresas venezolanas que pudieran vincularse a actos de corrupción, lavado de dinero u otras conductas ilícitas que pudiera derivar en procedimientos judiciales que sancionen dichas actividades criminales, tales como en el congelamiento de activos y la aplicación de restricciones financieras.

En el marco de los estándares internacionales fijados por el Grupo de Acción Financiera (GAFI) y de los mecanismos operacionales ya existentes, se insta a contar con un análisis de riesgo de lavado de activos y financiamiento al terrorismo, y se propone además que los países sensibilicen al sector privado en sus jurisdicciones, sobre las amenazas y riesgos de lavado de dinero y corrupción que han identificado en Venezuela y que afecten a la región, lo que ampliará la capacidad de prevenir o detectar posibles actos ilícitos con mayor oportunidad.

De igual forma, se solicita a las Unidades de Inteligencia Financiera y a las autoridades competentes de cada país, que emitan y actualicen guías, circulares o boletines a nivel nacional que alerten a las instituciones financieras sobre la corrupción en el sector público venezolano y los métodos que los servidores públicos venezolanos y sus redes pueden estar usando para esconder y transferir recursos procedentes de actos de corrupción.

El Grupo continuará dando seguimiento al desarrollo de la situación en Venezuela con el objeto de adoptar las medidas adicionales que correspondan, de manera individual o colectiva, para favorecer el restablecimiento del estado de derecho y el orden democrático en ese país.

 

Tras fraude electoral piden retirar a embajadores en Venezuela por Sabrina Martin – Panampost – 20 de Mayo 2018

A partir de hoy, la deslegitimación del régimen de Nicolás Maduro llevará a su Gobierno a ser rechazado por la mayor parte de la comunidad internacional.

El fraude electoral que se caracterizó por trampas y escasez de garantías democráticas, dejó en evidencia el masivo descontento contra el régimen de Nicolás Maduro (Twitter)
Llegó el 20 de mayo, día del fraude electoral en Venezuela, y fecha en la que Nicolás Maduro se consolida como dictador. Ante esta situación especialistas aseguran que “es hora” de que la comunidad internacional actúe.

El fraude electoral que se caracterizó por trampas y escasez de garantías democráticas, dejó en evidencia el masivo descontento contra el régimen de Nicolás Maduro, a tal punto que la abstención fue evidente quizás rompiéndo cifras históricas en cuanto a baja participación

Exigen el retiro inmediato de los embajadores

Luis González Posada, excanciller peruano y expresidente del Congreso señaló a PanAm Post una serie de acciones internacionales que deben tomar los gobiernos ante el evidente fraude electoral; señaló que lo primero que hay que hacer es retirar a los embajadores de Venezuela.

“Si 35 países europeos y 15 latinoamericanos han dicho que desconocen el proceso electoral y sus resultados, sería incongruente que mantengan su representación diplomática de más alto nivel con un presidente que es ilegítimo, sería necesario que se retiren los embajadores y dejarlo a nivel consular, eso sería una forma muy clara de señalar la ilegitimación del gobierno de Maduro”, señaló.

“La segunda acción debe ser que los organismos financieros internacionales como la CAF y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) concerten para aprobar una cláusula democrática (…) lograr que para que un gobierno tenga acceso a los créditos, tenga que cumplir los estándares internacionales de democracia, respeto a derechos humanos y libertades cívicas. No es posible que esos organismos financien dictaduras”, agregó.

El especialista señaló también la importancia de que desde la OEA se emitan acciones contundentes contra la dictadura en Venezuela.

“Creo que es momento de convocar una reunión extraordinaria de la OEA para aplicar de una vez por todas la Cláusula Democrática a Venezuela, que significa su separación del organismo internacional. Eso, aunque no tendría un efecto práctico, igual sería una señal muy clara de repudio internacional”.

“En cuarto lugar, es necesario que se tomen nuevas medidas o sanciones desde los países que repudian estas elecciones. Sanciones como impedir el ingreso a su territorio y bloquear los bienes del alto mando chavista, que eso se extienda en los países del mundo”, señaló.

Agregó además que ha llegado el momento de decirle a la Corte Penal Internacional que cumpla con su responsabilidad.

“Esa Corte tiene más de 600 casos de venezolanos torturados, muchos de ellos con testimonio de puño y letra de sus autores y hasta ahora la Corte no hace nada, no moviliza un equipo técnico a pesar de que esa es su obligación. La Corte desde que se instaló ha cobrado cerca de 1.550 millones de dólares, entonces cómo es posible que en el caso de Venezuela no envíen un equipo para verificar la situación”, enfatizó.

“También creo importante que se modifiquen dos cláusulas fundamentales: la veeduría electoral y que la Comisión de Derechos Humanos pueda verificar “insitu” lo que esté sucediendo.Tiene que ser algo obligatorio y vinculante”; sentenció.

Para González Posada “hay que agotar todos los recursos para salir de esta pesadilla” y señaló que Estados Unidos tiene “la llave maestra” para reducir la compra de petróleo a Venezuela.

Inminentes sanciones

Durante la jornada en Venezuela, el gobierno de Estados Unidos reiteró que no reconocerá los resultados de los supuestos comicios y advirtió que se acercan sanciones económicas contra el régimen del país suramericano.

“Las llamadas elecciones venezolanas de hoy no son legítimas”, tuiteó Heather Nauert, vocera del Departamento de Estado estadounidense.

Por otro lado, el subsecretario de Estado norteamericano John Sullivan señaló que Estados Unidos considera activamente aplicar sanciones petroleras sobre Venezuela.

Sullivan dijo que una respuesta a la votación del domingo se discutirá en un encuentro del G20 en Buenos Aires el lunes.

El funcionario estadounidense llamó a las sanciones petroleras “un paso muy significativo” y dijo que las mismas “están bajo revisión activa”.

La pasada semana países del Grupo de Lima hicieron un ultimátum al régimen de Nicolás Maduro. Junto a los encargados de Finanzas de cada nación se anunció que en conjunto vienen sanciones esconómicas contra funcionarios de la dictadura en Venezuela, sobre todo tras efectuarse las fraudulentas elecciones presidenciales

 

Grupo de Lima se reunirá el lunes para urgir cambios en Venezuela – AFP – 10 de Mayo 2018

unnamed-7.jpg

El canciller de Perú, Ricardo Luna (c, fondo), preside la mesa de reunión de cancilleres y ministros de Relaciones Exteriores de América y el Caribe hoy, martes 8 de agosto de 2017, en Lima (Perú). Los cancilleres y representantes de 17 países de América y el Caribe iniciaron hoy en Lima una reunión convocada de urgencia por Perú, para buscar una posición conjunta y propiciar una salida negociada a la crisis política y social en Venezuela. Se prevé que tras el encuentro se emita una resolución conjunta sobre el orden constitucional en Venezuela, de rechazo a la nueva Asamblea Constituyente y a favor de los derechos humanos del pueblo venezolano.

El Grupo de Lima, el bloque de países que rechazan al gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela, se reunirá el próximo lunes en Ciudad de México para urgir a Caracas a restaurar la democracia, dijo el jueves el canciller chileno de visita en Washington.

El ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Roberto Ampuero, lo anunció tras un encuentro con el subsecretario de Estado estadounidense John Sullivan, con quien abordó la situación en Venezuela, que consideró “una tragedia hemisférica” en términos “políticos, económicos y humanitarios”.

“Estados Unidos, Chile, los países latinoamericanos y también la Unión Europea, estamos muy preocupados”, dijo, y aseguró que la comunidad internacional debe “buscar alternativas que contribuyan a un cambio” en Venezuela.

En una conferencia en el centro de reflexión Wilson Center, Ampuero enfatizó que la solución a la “crisis” en Venezuela debe ser interna.

“No es la comunidad internacional que debe mostrar el camino, sino el pueblo venezolano que debe pedir apoyo para un proyecto de desarrollo de Venezuela y la búsqueda de un gobierno democrático”, dijo.

Ampuero llamó al “régimen venezolano” a escuchar a su gente y a la comunidad internacional. “El gobierno (de Maduro) es responsable de la tragedia que enfrentan estos días, una tragedia con grave impacto hemisférico”, enfatizó.

“Por esa razón” el Grupo de Lima se reunirá para instar a Maduro “a ofrecer elecciones democráticas, libres y justas”, añadió.

Consultado sobre eventuales sanciones a Caracas por parte de los países del bloque, algo que Washington defiende como estrategia para forzar la salida de Maduro del poder, Ampuero se mostró cauto.

“Las sanciones tienen que ser muy precisas y no dañar a los venezolanos, que están sufriendo mucho”, dijo.

Estados Unidos, que ha impuesto numerosas sanciones económicas a funcionarios y exfuncionarios de Venezuela, además de prohibir a entidades estadounidenses negociar deuda del Estado venezolano o de su petrolera PDVSA, llamó el martes a la comunidad internacional a continuar una política de aislamiento hacia el gobierno de Maduro hasta lograr que “se vaya”.

Maduro, electo en 2013 tras la muerte del mandatario Hugo Chávez, aspira a un nuevo mandato el próximo 20 de mayo.

Los comicios, considerados ilegítimos por el Grupo de Lima, Estados Unidos y la Unión Europea, se realizarán a pesar del boicot de una parte importante de la oposición y en medio de una aguda recesión e hiperinflación, que generó la salida del país de cientos de miles de venezolanos.

Surgido en agosto de 2017 para abordar la crisis venezolana, el Grupo de Lima fue creado por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú.

Estos países, junto con Estados Unidos, Bahamas, Guyana y Santa Lucía, firmaron al margen de la reciente Cumbre de las Américas en Lima, una declaración para que los comicios venezolanos ofrezcan las “garantías necesarias” de un proceso democrático.

 

Roberto Ampuero: “Queremos ver la reacción de Maduro tras las elecciones, ahí veremos si corresponde o no enviar un embajador” por Catalina Göpel – La Tercera – 12 de Mayo 2018

Imagen-ROBERTO-AMPUERO-05.jpgCanciller se abre a posibilidad de dejar Caracas sin representación diplomática, en medio de la decisión de La Moneda de dar señales “muy claras” hacia el gobierno venezolano.
En su primera visita a Estados Unidos como canciller del gobierno de Sebastián Piñera, Roberto Ampuero conversó con La Tercera en la residencia de la embajada chilena ubicada en Washington.

Durante algunos minutos se ausentó de una recepción en su honor celebrada en el primer piso, para sentarse a responder nuestras preguntas. Mientras revisaba algunos documentos y carpetas, el actual ministro, un novelista y converso desde el comunismo a la derecha, confesó que en este corto periodo ha perdido casi 10 kilos de peso. “El secreto es ser canciller”, comentó riendo.

Tras despedirse del Distrito de Columbia en un acto simbólico, en el que dejó un ramo de flores como ofrenda en el memorial instalado en el lugar donde en 1976 fue asesinado el excanciller socialista Orlando Letelier, Ampuero viajaba ayer rumbo a Miami, para hacer una breve escala antes de aterrizar en Ciudad de México, donde participará de una nueva cumbre del Grupo de Lima, el bloque de países que rechaza al gobierno de Nicolás Maduro. El mismo al que llama a dar una declaración a un nuevo nivel, “acompañado de medidas que tengan un impacto concreto dentro de lo que es la realidad de Venezuela”.

Su nombramiento fue uno de los más sorpresivos. De hecho, recibió fuertes críticas por falta de experiencia. ¿Qué les responde hoy a esas personas, a dos meses de asumir su cargo?

Lo importante cuando a uno lo nombran a un cargo de tanta responsabilidad es tratar de hacerlo lo mejor que se puede, utilizando todas las herramientas y toda la experiencia que se ha ido acumulando. Quisiera decir algo adicional: yo no soy un canciller en el sentido tradicional. Los cancilleres han venido por lo general de otros sectores o de otros mundos. Creo que el Presidente me escogió porque vio algunos elementos que le parecían interesantes. Soy un chileno que pertenece a la diáspora. Hay más de 1 millón 100 mil chilenos que pertenecen a la diáspora. Somos chilenos que hemos vivido o siguen viviendo fuera de Chile desde hace mucho tiempo y que han hecho su vida, su profesión, sus familias fuera de Chile, pero que siguen teniendo una intensa relación con el país y se sienten profundamente chilenos. Me ha tocado vivir en muchos países y he vivido a profundidad en Cuba, Alemania Oriental, Alemania Occidental, Suecia, México y EE.UU. Por lo tanto, acumulo una experiencia de vida de haber visto muchos mundos y de haber visto la Guerra Fría, haberla conocido por dentro y por fuera. Esa experiencia de vida y el hecho de haber sido durante años periodista especializado en asuntos internacionales, los viajes mismos, las escritura y los contactos internacionales me permitieron poder desempeñar también este trabajo.

Su primera visita a EE.UU. se enmarca en una semana importante en materia internacional para el gobierno de Donald Trump con la salida del acuerdo nuclear con Irán y sus acercamientos a Corea del Norte. ¿Cuál es su posición sobre las decisiones que se han tomado?

Como canciller de Chile no comento las decisiones de otros gobiernos. En términos generales, pienso que ha sido una semana muy intensa en materia de política exterior para EE.UU., y especialmente para el Secretario de Estado, Mike Pompeo. Consideré muy valioso que como Pompeo venía de viaje, trayendo de vuelta a tres reos norteamericanos desde Corea del Norte, tuviese la oportunidad de reunirme con el subsecretario John Sullivan. Y en ese sentido Chile también tiene posiciones. Por ejemplo, en el caso de la relación con Irán nosotros no opinamos sobre eso en sí mismo, lo que sí opinamos es que nos interesa mucho crear el máximo nivel de seguridad internacional y también en términos nucleares. Es decir, aquellos acuerdos que contribuyan a dar más seguridad y a limitar el uso de las armas nucleares siempre son bien vistos por Chile, es parte de su política exterior y de su política multilateral.

Pero el gobierno del Presidente Trump ha dado señales que van en contra de posiciones que ha mostrado Chile de ser un país abierto en materia de política internacional como en materia comercial…

Chile es un país con un determinado tamaño, una determinada economía y una población de alrededor de 18 millones de habitantes, y tiene también un prestigio. Cuando sentimos que hay comentarios o aires que están vinculados con el proteccionismo, nos preocupamos de inmediato, porque somos una economía extraordinariamente abierta y que ha logrado su progreso y desarrollo fundamentalmente gracias a que es capaz de acceder a la mayor parte de las economías del mundo. A nosotros nos interesa el libre comercio, estamos a favor del libre comercio.

La crisis de Venezuela tomó bastante protagonismo de su agenda acá en EE.UU. ¿A qué lo atribuye?

Lo que está sucediendo en Venezuela se va agravando día a día cada vez más. La crisis humanitaria, sin siquiera hablar de la crisis política, que es una crisis en sí enorme. La económica también es gigantesca, en uno de los países con las mayores reservas de petróleo del mundo. Era imposible imaginarse que podía llegar a este caso en que no hay ni comida ni medicinas.

Usted ha señalado que hay que tomar nuevas vías para abordar la crisis venezolana. ¿A qué se refiere, estando cada vez más cerca de las elecciones del 20 de mayo?

Todos estos temas Chile los trata en forma multilateral, uno va consultado y hablando con los otros cancilleres, por eso es tan importante conocer a los otros cancilleres. Establecer un vínculo personal de tal manera que uno se ‘whatsapea’ o llama y resuelve los temas rápidamente. En cada paso que nosotros damos, conscientes de nuestro tamaño, de nuestro prestigio y de nuestro softpower, siempre tratamos de ver qué están pensado los demás países con respecto a ideas nuestras, y las consultamos. Porque en la medida en que tengamos respaldo a esas ideas o podamos apoyar ideas similares, formamos un grupo mayor de países y tienen mayor peso. Una convicción que tiene Chile en este momento es que si va a haber una declaración del Grupo de Lima, que se va a reunir el lunes en el D.F., no puede ser una declaración más, con la cual el Presidente Nicolás Maduro simplemente empapela su despacho. Tiene que ser una declaración de una nueva calidad, de un nuevo nivel, que implique elementos que se están viendo y se están discutiendo con otros cancilleres. Y al mismo tiempo esto debe ir acompañado de medidas que tengan un impacto concreto dentro de lo que es la realidad de Venezuela. Pero lo importante es que no afecte más a la población de Venezuela, que está sufriendo una tragedia de proporciones.

¿Y qué medida concreta es la que está dispuesto a realizar Chile?

Uno las propone, las conversa y las dialoga. No se trata de un camino que uno va solo en una dirección como país. Por ejemplo medidas que faciliten la ubicación de inversiones, depósitos de altos funcionarios o familiares del gobierno de Venezuela. Ese es un tema en el que EE.UU. y la Unión Europea ya han tomado medidas en torno a eso. Eso es una señal interesante. La otra que se está conversando es también la de tener un mayor control sobre las visas de ingreso que se dan a ciertas personalidades de la dirigencia del gobierno de Maduro, todas estas son opciones que se están analizando y con las que se trata de no afectar al pueblo venezolano, que está sufriendo el hambre y la escasez, y por otro lado que permitan que el gobierno de Maduro sienta que no solamente hay una opinión internacional crítica a su forma de dirigir Venezuela y la crisis, sino que también sienta que la comunidad internacional está reaccionando de forma concreta frente a ello. Se trata de medidas pacíficas, que apuestan por soluciones de tipo político, pero queremos que se sienta de una forma más patente la preocupación que tiene la comunidad internacional.

A falta de un embajador, hoy en Caracas, ¿estudia Chile no llenar esa vacante como señal potente de rechazo hacia el gobierno de Maduro?

Chile cuenta con una cancillería altamente profesional, de gente experimentada que conoce las materias, y es bueno tenerlo en cuenta porque cuando se dice que en un lugar no está el embajador o no se ha nombrado, pareciera que se entra en una suerte de caos y no funcionan las instituciones. Nosotros no tenemos embajador en Venezuela, estamos observando cómo se desarrollan las circunstancias. Queremos ver qué pasa en estas mal llamadas elecciones, queremos ver cuál es la reacción de la comunidad internacional. Queremos ver cuál es la reacción del gobierno de Maduro (tras las elecciones), y allí veremos si corresponde o no corresponde enviar a un embajador.

¿Pero se estudia como una posibilidad?

Lo más importante es lanzar señales muy claras hacia el gobierno de Maduro de que esto no puede seguir así. De que se agota la paciencia en muchos países, de que la situación es dramática para los venezolanos y de que los países vecinos están sufriendo también esta situación y esta migración. No se puede tratar de esa forma a todo un país, uno que históricamente ha sido uno de los más prósperos de América Latina.

A propósito de la tardanza en otros nombramientos de embajadores. ¿A qué se debe? ¿Poco interés o falta de candidatos adecuados?

No, yo creo que hay que tomar varias cosas en cuenta. Por cierto, hoy tenemos dos nuevos beneplácitos: el embajador en la Santa Sede, Octavio Errázuriz, y también el embajador en Panamá, Germán Becker. Es decir, esto sigue funcionando. Los ritmos de la diplomacia son distintos a los ritmos de la política y al deseo legítimo de los periodistas. Pero también invito a las personas a reflexionar sobre las primeras tareas que hubo que enfrentar como país cuando asumimos en materia del frente exterior. Una de ellas fue de inmediato hacerme cargo de La Haya, a la cabeza de lo que era la defensa. Inmediatamente después viene la Cumbre en Lima, que también demandó muchas energías, y posteriormente tuvimos la presencia inmediata en Argentina y Brasil con grandes resultados. Son estas tareas que no las tuvieron otros gobiernos al inicio, es un comienzo muy especial.

¿Puede ser también que el nombramiento de Pablo Piñera inhibió de alguna manera al gobierno para nombrar a otros cercanos que podrían haber estado en las listas?

Pienso que ese es un asunto puntual, y las otras embajadas que están allí, unas esperando al beneplácito y otras esperando la decisión final, siguen por carriles diferentes, porque las especificidades que se requieren son distintas. Que tengan conocimiento del país donde van, que tengan noción del idioma que se habla, que conozcan su historia, su cultura y que tengan fundamentalmente los nexos y las relaciones, que son centrales para el desarrollo de la diplomacia y nada reemplaza eso. Todos esos elementos hay que sopesarlos para tomar una decisión.

¿Qué lecciones sacó el gobierno y usted del episodio?

Ahí lo central es que cuando tomamos nota de que esta decisión por parte de la Contraloría iba a tomar meses, obviamente la conclusión que se saca es que una embajada como la de Buenos Aires no puede estar tanto tiempo sin un embajador, y esa fue la razón por la que se tomó la decisión que se tomó.

En cuanto a la demanda marítima en La Haya y de cara al fallo, ¿ve Chile escenarios posteriores sobre cómo encausar las relaciones con Bolivia tras esta etapa?

Un gobierno siempre tiene una mirada de futuro, y esto pasa en Cancillería también por imaginarse escenarios. Desde luego, no quiero manifestarme con respecto a eso porque son estudios que se van haciendo y nos permiten actuar de la mejor forma. En lo concreto, la defensa chilena en términos jurídicos fue muy sólida y no hay ninguna experiencia que permita a la Corte de Justicia, si actúa apegada completamente a lo que es el Derecho Internacional, acceder a las demandas de Bolivia.

EE UU llama a Latinoamérica a aislar a Maduro para forzar su salida por Antonia Laborde – El País – 9 de Mayo 2018

La embajadora estadounidense ante la ONU sostiene que la dimisión del mandatario venezolano depende de la región

Estados Unidos está liderando la anti campaña presidencial de Nicolás Maduro. La embajadora estadounidense en las Naciones Unidas, Nikki Haley, hizo un llamamiento este martes a la comunidad internacional para continuar con la política de aislamiento hacia el Gobierno venezolano hasta lograr que su mandatario se vaya. El reclamo se ha hecho un día después de que el vicepresidente de EE UU, Mike Pence, pidiera suspender las elecciones del 20 de mayo.

“Tenemos que seguir aislando a Maduro hasta que ceda”, afirmó Haley durante la 48ª Conferencia de las Américas del Departamento de Estado, auspiciada por el Consejo de Las Américas. La embajadora ante la ONU argumentó que “la opresión sistemática” del pueblo venezolano por el “dictador” Maduro es una fuente de inestabilidad regional. “Para la seguridad de todos los pueblos de América Latina, es hora de que Maduro se vaya”, enfatizó.

Consultada por el presidente emérito del Consejo de las Américas, el exembajador estadounidense y exdirector de la CIA, John Negroponte, sobre cómo se logrará la salida de Maduro, Haley insistió en la presión de todo el continente. “No estoy segura cómo podemos hacer que suceda, pero sé que no podemos parar”, dijo. “Tratar de conseguir que Maduro se vaya depende de la región”. “El tiempo para hablar, el momento de instar al régimen a abrirse a las opiniones de la gente, ya pasó en Venezuela”, recalcó.

Las elecciones presidenciales venezolanas se realizarán a pesar del boicot de la oposición del propio país. Estados Unidos, la Unión Europea y los principales países latinoamericanos no reconocerán el resultado. Por si todavía cabía alguna duda, la respuesta de Maduro a la petición de Pence fue: “Venezuela, llueve, truene o relampaguee, irá a elecciones presidenciales el próximo domingo 20 de mayo. Llueva truene o relampaguee, ¡carajo!”.

Durante la Conferencia de las Américas, el subsecretario de Estado, John Sullivan, aprovechó de anunciar que su Gobierno concederá 18,5 millones de dólares (alrededor de 15,5 millones de euros) a Colombia para apoyar a los venezolanos que huyen de la crisis que azota a su país. Se calcula que son cerca de 550.000 los que han inmigrado al país cafetero debido a la precariedad económica. La partida anunciada por Sullivan es la mayor dotada por la Administración de Donald Trump para paliar la crisis humanitaria que viven los refugiados de Venezuela.

En un tono más suave que la embajadora de EEUU ante la ONU, Sullivan insistió en que el Gobierno de Maduro debe permitir que entre la ayuda humanitaria internacional, e insistió en la falta de la legitimidad de los comicios presidenciales convocados. “Seguimos apoyando al pueblo venezolano y su derecho a celebrar unas elecciones libres y democráticas”, postuló.

Venezuela ha perdido más del 40% de su producto interior bruto (PIB) en los últimos cuatro años y registra una inflación disparada que se estima que alcanzará el 13.000% este año, según datos del Fondo Monetario Internacional (FMI).

 

Zapatero a tus zapatos por William Cárdenas Rubio – Análisis Libre – 30 de Abril 2018

“¿ … habrá que esperar que el Parlamento español de inicio a una investigación en la que el ex presidente tenga que rendir cuentas acerca del origen de los fondos que le han permitido viajar 30 veces a Venezuela y 10 a República Dominicana para “mediar” entre el gobierno y la oposición?”

Jose-Luis-Rodriguez-Zapatero-con-Nicolas-Maduro-602x337.gif

.La oposición política al régimen de Nicolás Maduro, en los largos 19 años del castro chavismo instalado en Venezuela, ha tenido que soportar la actuación de líderes políticos extranjeros que han intervenido a favor, inicialmente de Hugo Chávez y luego de Nicolás Maduro, para dar sostén a una dictadura que ha cercenado las libertades y los derechos del pueblo venezolano.

Al principio fue Fidel Castro y todo lo que le rodeaba, quien sin disparar un sólo tiro, llegó a ver cumplido su sueño de controlar el país más rico de Latinoamérica, al convertir a Hugo Chávez en el Caballo de Troya que permitió la entrada de más de 80.000 agentes castrocomunistas a Venezuela, que se instalaron en las áreas mas sensibles de su seguridad nacional, las Fuerzas Armadas, los órganos de inteligencia y contra inteligencia, las notarías, registros y servicios de identificación y extranjería.

Ha sido un caso de delito de “Agresión consentida”, recientemente incorporado como crimen en el artículo 8 bis) del Estatuto de Roma que creó la Corte Penal Internacional, y por el cual además, esto es lo más insólito, Venezuela ha pagado una cuota de 90.000 barriles de petróleo diarios a la isla caribeña.

Al líder cubano se sumaron posteriormente figuras de la izquierda latinoamericana integrados en el Foro de Sao Paulo, como Luis Ignacio “Lula Da Silva, Daniel Ortega, Evo Morales, Ernesto Kirchner y su esposa Cristina, Rafael Correa y algunos jefes de gobierno de islas del Caribe, con los que el habilidoso Hugo Chávez constituyó organizaciones internacionales como el ALBA, UNASUR y Petrocaribe, para llegar a construir un bloque hegemónico de poder y opinión, ante el que sucumbió cualquier iniciativa del pueblo venezolano por rescatar su democracia y libertad.

Luego, en el panorama internacional aparecieron algunos otros fanáticos, como el Director de Le Monde Diplomátique en español, el español Ignacio Ramonet, quien abrió espacios a la Revolución Bolivariana en los Campos Eliseos y ante la izquierda europea, que admira las “revoluciones” siempre que no afecten sus espacios Louis Vuitton.

Podemos-chavismo-450x320.png

Podemos, una franquicia chavista

Y desde España, como ultima expresión de aquel intercambio de espejitos por oro, vinieron los miembros de la Fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), de la española ciudad de Valencia, entre los que al principio estaban Roberto Viciano, Rubén Martínez Dalmau y Víctor Ríos. Y como el negocio se hizo próspero, arribaron posteriormente a nuestras tropicales tierras mercenerios ideológicos de la catadura de Juan Carlos Monedero, Pablo Iglesias, Carolina Bescansa, Íñigo Errejón, Jorge Bestringe etc., hoy “importantes líderes” de la formación antisistema española conocida como Podemos.

A estas alturas Vladimir Pútin ya sabía por donde cojeaba Chávez y no perdió tiempo en convertirlo en su mejor cliente de cuanta chatarra armamentista podía vender, engrosando progresivamente una factura que le ha permitido hacerse presente en el negocio petrolero de la Faja del Orinoco con su Rosneft. Lo mismo han hecho los chinos, quienes desde su pragmático asalto al capitalismo, no paran de crecer en influencia en Latinoamérica, habiendo utilizado a Venezuela como cabeza de playa, con otra factura a favor que hace palidecer las cuentas de Petróleos de Venezuela.

Hugo Chávez incursionó en el Medio Oriente de la mano de Sadam Hussein, para una vez desfenestrado éste, pasar a los brazos del iraní Madmoud Admadineyad con quién se desarrollaron los más inimaginables planes de desarrollo, desde la fábrica de bicicletas y tractores a los vuelos de Conviasa Caracas-Damasco-Teherán, que nadie supo qué y a quiénes transportaban.

Todo este bagaje de apoyo internacional lo heredó Maduro a la muerte de Chávez, especialmente las deudas acumuladas, que hoy hacen naufragar al régimen, aún más represor, más totalitario y más violador de los derechos humanos a medida que se debilita.

Y es justo ahora, cuando todo se diluye entre las manos de una pandilla de traficantes de drogas que integra el llamado Cartel de los Soles, con vínculos con organizaciones terroristas como las FARC, el ELN, ETA, Hamas y Hezbollah, señalados por hechos de corrupción mil millonarios, con ilícitos que los vinculan al escándalo de la empresa Odebrech, el desfalco de PDVSA, la compra de plantas eléctricas o de comida para las bolsas CLAP, aparece desde hace más de dos años atrás la figura del ex presidente español José Luis Rodríguez Zapatero, para según su testimonio, “mediar” entre dos bandos enfrentados y así evitar un conflicto civil.

Lo primero que hay que desmontar a JLRZ es fu falaz argumento de que Venezuela está frente a un eventual conflicto civil. Totalmente, cínico y falso! En Venezuela, como el lo sabe perfectamente, lo que hay es una tiranía criminal condenada por la Comunidad Internacional, que ya sabe lo que allí está ocurriendo.

Danilo-Medina-Raul-Castro-Nicolas-Maduro-1.jpg

Danilo Medina, presidente de República Dominicana; Raúl Castro y Nicolás Maduro

.En segundo lugar, es infeliz el argumento de que su papel es de mediador. En el Derecho Internacional la condición de mediador exige que quien la cumple se encuentre al margen o en medio de dos posiciones contrapuestas. Mal puede ser mediador un cómplice ideológico del régimen chavista, quien se ha hecho acompañar en esa mediación de otros ex presidentes abiertamente plegados al gobierno de Nicolás Maduro, como Leonel Fernández, Omar Torrijos o Eduardo Samper. Además, el Presidente de República Dominicana, Danilo Medina, donde se han celebrado gran parte de los encuentros, ha sido señalado ante la OEA como protector de Omar Farías, refugiado en la isla y uno de los presuntos autores de un escándalo de corrupción por sobreprecios de pólizas de seguro de PDVSA, lavado de dinero y utilización de empresas de maletín, para el desfalco de más de dos mil millones de dólares,

En tercer lugar, no podemos olvidar que fue durante el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero que se contrató aquella extraña operación de compraventa de cuatro patrulleras costeras y doce aeronaves “no ofensivas” por un monto de 1.300 millones de euros, operación sobre la que pesan denuncias no clarificadas de sobreprecio, que rondan los 32 millones de euros. Los EE.UU se opusieron y frustraron que fuera incluida en la operación la venta de las aeronaves, o componentes de su industria aeronáutica.

La “mediación” de Zapatero sólo ha servido para que el régimen castrochavista se mantenga en el poder, ganando dos años y prolongando su agonía, cuando ya nadie la acompaña, salvo sus aliados ideológicos o sus preocupados acreedores. Fracasó el “diálogo de ZP” y como retaliación vinieron los muertos y la represión totalitaria, que ha encarcelado a miles de personas, muchas de ellas han sufrido tratos crueles e inhumanos y cientos o miles han sido torturados.

Después de la “mediación” de Zapatero ha llegado el hambre y la falta de medicinas como instrumentos de dominación, lo que ha conducido a un auténtico crimen de exterminio previsto en el Estatuto de Roma, pues el gobierno de Maduro ha rechazado enfática y públicamente la ayuda humanitaria ofrecida por estados y organizaciones internacionales. La consecuencia ha sido el destierro de cientos de miles de venezolanos que hoy buscan refugio y asilo en países de la región, los EE.UU o la UE.

En esto ZP no ha estado sólo. Otro español de Podemos, Alfredo Serrano Mancilla, ha fungido como creador y organizador de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), que utilizan para el reparto de cajas de comida, como instrumento perverso de dominación.

Será necesario pedir a las autoridades españolas que fijen posición frente ante esta conducta moralmente inaceptable de alguien que ha ocupado tan alto cargo en su gobierno en época reciente? O habrá que esperar que el Parlamento español, de inicio a una investigación en la que el ex presidente tenga que rendir cuentas acerca del origen de los fondos que le han permitido viajar 30 veces a Venezuela y 10 a República Dominicana para “mediar” entre el gobierno y la oposición?

Para la oposición venezolana no hay duda de donde sale este dinero manchado de sangre, es producto del narcotráfico, la corrupción o los vínculos con organizaciones narco terroristas como las FARC, que alimentan las arcas de la tiranía venezolana. Esto es suficiente para por lo menos sentir vergüenza.

Hoy cuando José Luis Rodríguez Zapatero vuelve a insistir en el diálogo y su “mediación”, sólo por cuestiones de respeto a los españoles que gobernó, y a los miles de españoles que viven en Venezuela compartiendo nuestro destino, los opositores a la tiranía de Nicolás Maduro nos limitaremos a espetarle enfáticamente: ZAPATERO A TUS ZAPATOS!

 

Maduro anuncia la normalización de las relaciones con Panamá y reactivación de vuelos – ProDaVinci – 26 de Abril 2018

Maduro.jpgEl jueves 26 de abril el presidente Nicolás Maduro anunció el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y comerciales entre Venezuela y Panamá, tras mantener conversaciones con Juan Carlos Varela, presidente del país centroamericano.

“Hemos acordado tres cosas: primero, el regreso de los embajadores de Panamá y Venezuela a sus respectivas embajadas; segundo, reactivar la conectividad aérea con todas las líneas aéreas a partir de mañana (27 de abril); tercero, una comisión presidida por ambos Cancilleres en 30 días nos debe dar un informe para solucionar los problemas y asuntos pendientes entre los dos gobiernos y los dos países”.

Maduro hizo el anuncio tres semanas después de que su gobierno suspendiera por 90 días las relaciones económicas con 22 personas naturales y 46 empresas de Panamá. El listado incluía al presidente Varela y a la aerolínea Copa Airlines, que ofertaba 4.636 asientos semanales con destino a Ciudad de Panamá. Cuatro días después el gobierno panameño aprobó medidas de retorsión y ordenó el cese de actividades de nueve aerolíneas venezolanas a partir del 25 de abril. El impasse ocasionó ambos países retiraran a sus embajadores.

En su declaración, Maduro no se refirió a las sanciones aplicadas a las demás empresas de capital panameño, ni a la limitación de actividades comerciales y financieras impuestas por Comisión Nacional Contra Blanqueo de Capitales de Panamá a 55 funcionarios y 16 empresas venezolanas, lo que permite suponer que las sanciones forma parte de la agenda de diálogo entre los dos países, de acuerdo con lo expresado en el comunicado oficial del gobierno de Venezuela.

Durante su alocución, Maduro agradeció al presidente Varela su disposición para tener mejores relaciones bilaterales y al presidente de República Dominicana, Danilo Medina, por su intermediación diplomática y haber “ayudado a pasar la página entre Panamá y Venezuela”.

 

Nicolás Maduro prevé más sanciones y corre a reunirse con sus “enemigos” por Sabrina Martín – Panampost – 25 de Abril 2018

Maduro fue informado que hubo reuniones bilaterales para coordinar esfuerzos contra la dictadura, y ahora se encuentra en la fase de “negociación y diálogo” para conocer más a fondo lo que se le viene

maduro-sanciones.jpg

De manera extraoficial se conoció que Nicolás Maduro también podría estar analizando una “vía de escape” ante la gran presión internacional con el objetivo de abandonar el poder.

Un ambiente de tensión internacional pesa sobre los hombros de Nicolás Maduro, pues todo indica que se aproximan nuevas y más severas sanciones contra la dictadura en Venezuela y eso lo ha puesto a “correr”.

El analista político e internacionalista, Luis Fernando Nunes señaló a PanAm Post que a raíz de la Cumbre de las Américas, Maduro fue informado que hubo reuniones bilaterales para coordinar esfuerzos contra la dictadura, y ahora está en la fase de “negociación y diálogo” para conocer más a fondo lo que se le viene.

“Conversar no es pactar, es un proceso que pasa por una etapa de incertidumbre donde los jugadores no muestran todas sus cartas”, señaló Nunes.

De manera extraoficial se conoció que Nicolás Maduro también podría estar analizando una “vía de escape” ante la gran presión internacional con el objetivo de abandonar el poder.

El senador estadounidense Marco Rubio, fue claro en su columna publicada en el portal digital de CNN, donde dijo que llegó la hora de “acelerar la salida de Nicolás Maduro del poder”.

Rubio se ha convertido en un personaje “clave” en la lucha internacional por la democracia en Venezuela, así como él, líderes como Luis Almagro, secretario general de la OEA; Antonio Ledezma, ex preso político venezolano, y gobiernos pertenecientes al Grupo de Lima han señalado que no se quedarán de brazos cruzados ante la situación en el país suramericano.

“Si bien EE.UU. y nuestros socios han condenado repetidamente al régimen de Maduro y exigido el fin de la crisis, ahora debemos acompañar nuestras palabras con acciones decisivas. Es el momento de que las naciones democráticas de la región trabajen juntas y apresuren la salida de Maduro del poder”. – Rubio
En su columna de opinión, Rubio estableció una especie de línea de trabajo que debe implementar Estados Unidos para “ahorcar” política y financieramente a la dictadura en Venezuela.

Durante la Cumbre de las Américas se comentó tras bastidores que “todo lo que propone Marco Rubio, es asumido por Donald Trump”; por lo que puede inferirse que probablemente esta sea la línea de acción que tome el gobierno norteamericano.

En primer lugar, Rubio destaca que Estados Unidos debe trabajar on los países del Grupo de Lima para coordinar sanciones con el fin de concentrarse “en los elementos criminales del régimen de Maduro”.

El senador propone entonces que se le limite el acceso a la banca y el financiamiento internacional a funcionarios del régimen venezolano en estas 16 naciones .

“El objetivo es maximizar el dolor de los funcionarios corruptos, opresivos e ilegítimos en Venezuela que menoscaban la democracia y los derechos humanos, así como también a aquellos actores que los mantienen en el poder.” – Rubio
En segundo lugar, Rubio propone “coordinar esfuerzos para aliviar la crisis humanitaria creciente en Venezuela”.

En palabras del senador, hay que sumarle la información extraoficial que surgió en la Cumbre de las Américas, pues al parecer países de la Organización de Estados Americanos (OEA) se reunirán el mes de mayo para alinear acciones conjuntas.

Así lo hizo ver el mandatario peruano Martín Vizcarra en su rueda de prensa al concluir la Cumbre regional, quien afirmó que, junto a su canciller, analiza sanciones contra el régimen de Maduro; a sus declaraciones también se sumaron las del presidente chileno Sebastián Piñera y el mandatario argentino Mauricio Macri.

Aunque la Cumbre no dejó un consenso general sobre la crisis en Venezuela por la presencia de países como Bolivia y Nicaragua que aún respaldan la dictadura de Maduro y que quedaron aislados y rezagados en su posición, quedó en evidencia que la mayoría de los países de la región están dispuestos a presionar con fuerza hasta que el régimen abandone el poder.

Pero como una muestra más de que se avecinan contundentes sanciones contra Maduro, el ex alcalde de Caracas y perseguido político, Antonio Ledezma asomó en su cuenta en la red social Twitter que el panorama para el dictador no es nada alentador.

“Ay, Maduro, si estás chillando por las sanciones que han aplicado…..aprieta Maduro, aprieta duro, porque lo que viene es candanga…”; dijo Ledezma.

Maduro ¿está asustado?

Al parecer el dictador de Venezuela sabe que se avecinan nuevas sanciones internacionales. Recientemente decidió “recular” en relación con sus relaciones diplomáticas con España y Panamá, dos naciones que también han asumido una posición frontal contra la dictadura. Asímismo se conoció una reciente reunión de cancilleres entre el venezolano Jorge Arreaza y el peruano Néstor Popolizio.

De la noche a la mañana Maduro dijo que estaba dispuesto a restablecer comunicaciones con Juan Carlos Varela (Panamá), a pocos días de haber decidido cortar toda relación comercial con el país centroamericano.

“Yo quiero solucionar las relaciones con Panamá, vamos a resolver entre usted (presidente Juan Carlos Varela) y yo”, expresó Maduro luego que funcionarios del chavismo recibieran sanciones por parte de ese país.

Lo mismo sucedió con España; los gobiernos acordaron iniciar un proceso de normalización de sus relaciones diplomáticas, que incluye el retorno en los próximos días de sus embajadores expulsados en enero.

El anuncio se produjo casi tres meses después que el gobierno de Maduro declarara persona non grata en Venezuela al embajador de España, Jesús Silva Fernández, tras comentarios del presidente español, Mariano Rajoy, relacionados a las sanciones europeas a siete funcionarios venezolanos.

Pero esto no es todo, el canciller venezolano Jorge Arreaza se reunió en la sede de las Naciones Unidas con su homólogo peruano, supuestamente para iniciar un diálogo.

La reunión sorprendió a Venezuela y al mundo; pues Perú ha mantenido una posición frontal ante la dictadura en el país suramericano. El gobierno de Pedro Pablo Kuckzinsky y ahora de Martín Vizcarra son los líderes del Grupo de Lima, creado para luchar contra la dictadura de Maduro.

“En Naciones Unidas, sostuvimos una cordial y respetuosa reunión con el canciller de la República del Perú, Néstor Popolizio; acordamos mantener contactos permanentes y privilegiar el diálogo y la cooperación entre los Gobiernos”; señaló Arreaza.

Todo pareciera indicar que Maduro está buscando restaurar el diálogo con los gobiernos que han asumido una fuerte posición condenando la dictadura en Venezuela; esto, a solo un mes de que se lleven a cabo las fraudulentas elecciones presidenciales que más de 60 países han decidido desconocer.

 

España y Venezuela pactan retomar relaciones y el retorno de sus embajadores por Javier Casqueiro – El País – 19 de Abril 2018

El Gobierno de Rajoy interpreta que el ejecutivo de Maduro necesita algún gesto de apertura ante las cuestionadas elecciones del 20 de mayo

Los Gobiernos de Mariano Rajoy y del venezolano Nicolás Maduro han acordado este miércoles, tras casi tres meses de crisis diplomática bilateral, abierta y descontrolada, recuperar sus relaciones más básicas y restablecer el funcionamiento normal de sus embajadas con el regreso a sus puestos de los embajadores destinados en ambos países expulsados a finales de enero. La semana pasada el ministro de Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, entregó en Madrid a su homólogo español, Alfonso Dastis, a través de un emisario, una carta en la que pedía esa tregua política y la normalización de esas relaciones. Desde entonces se han producido varias negociaciones que se han concretado hoy sobre la base de una frase que es toda una declaración de intenciones y que se ha introducido al final del segundo párrafo pactado en el comunicado: “En el marco del respeto mutuo y del Derecho Internacional”. Es decir, España se reserva su derecho a discrepar de nuevas y futuras actuaciones del Gobierno de Maduro.

En el texto con el que se ha anunciado este miércoles, a última hora, el pacto se especifica que “el Reino de España, a través del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación y la República Bolivariana de Venezuela, a través del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Exteriores, han acordado iniciar un proceso de normalización de sus relaciones diplomáticas en beneficio de sus ciudadanos, que están unidos por estrechos vínculos que deben preservarse”.

El anuncio explica a continuación que como consecuencia de ese acuerdo los dos países “han convenido el regreso en los próximos días de sus embajadores, con el fin de restituir los canales de diálogo diplomático entre los dos gobiernos, en el marco del respeto mutuo y del Derecho Internacional”. Maduro ha celebrado la decisión en un vídeo que ha publicado este miércoles en Facebook y ha asegurado que recibirá “con afecto” al embajador español. “Ojalá las relaciones mejoren, así debe ser”, ha añadido.

Fue el Gobierno de Venezuela el que decidió el pasado 25 de enero expulsar de ese país y declarar persona non grata al embajador español en Caracas, Jesús Silva Fernández, con el argumento de que se le acusaba de “continuas agresiones y recurrentes actos de injerencia en los asuntos internos” del país sudamericano, según un comunicado del Ministerio de Exteriores venezolano aunque en realidad se responsabilizaba al diplomático español por delegación y como represalia por el último paquete de sanciones adoptado por la Unión Europea y que se presumía que había liderado Mariano Rajoy.

El Ministerio de Asuntos Exteriores español, liderado por Alfonso Dastis, confirmó a continuación la expulsión Fernández y anunció que en el siguiente Consejo de Ministros tomaría “medidas de reciprocidad proporcionadas”, que en el lenguaje diplomático avanzaba la inmediata expulsión a su vez del embajador venezolano en Madrid, Mario Isea.

Dastis habló la semana pasada con Jorge Arreaza, tras recibir su carta durante un viaje gira por diversos países de la UE y desde entonces se estableció una negociación para asegurar que pese al retorno respectivo de los embajadores, cada país guardaría su autonomía para disentir y mostrar sus discrepancias sobre distintas actuaciones políticas. El embajador español ya estaba alertado de la posibilidad de este acuerdo desde hace días y está preparado para volver a su despacho incluso este mismo fin de semana.

Este acercamiento obedece también a la necesidad de mantener una vía de comunicación abierta con el ejecutivo de Maduro ante la realidad de que en Venezuela hay más de 200.000 españoles censados pero no varía la postura de España tampoco con respecto a las sanciones europeas ni a los ataques contra los derechos y libertades de numerosos dirigentes venezolanos en la oposición.

En el Gobierno interpretan que esta petición ahora de Maduro tiene que ver con que cada vez está más aislado en el panorama internacional y quiere dar la sensación de que hace algún gesto de apertura de cara a las elecciones presidenciales tan criticadas, que ha convocado unilateralmente y sin garantías para el próximo 20 de mayo. Unos comicios que han sido cuestionados duramente por el propio Rajoy, como hizo precisamente la semana pasada durante su viaje oficial a Argentina en compañía del presidente Mauricio Macri.

 

Restablecimiento de relaciones entre Venezuela y España es un recule de Maduro – La Patilla – 18 de Abril 2018

2017-11-05T170610Z_1402446418_RC1236CCA0C0_RTRMADP_3_VENEZUELA-POLITICS.jpgJulio Borges, diputado a la Asamblea Nacional por Primero Justicia, dijo que la decisión de Nicolás Maduro de retomar el hilo diplomático entre su gobierno y el de España es un recule por la presión internacional.

“Maduro intentará vender esto como una victoria, cuando en realidad es un recule de su gobierno por la presión internacional que hay sobre Venezuela. Las democracias del mundo no darán vuelta atrás hasta que haya elecciones libres, canal humanitario y respeto a los DDHH en nuestro país”, escribió el ex presidente del Parlamento en Twitter.

Los Gobiernos de España y de Venezuela iniciaron acercamientos este miércoles para normalizar sus relaciones diplomáticas, reseña un comunicado emitido por la Cancillería venezolana. Acordaron que en los próximos días volverán sus embajadores a sus respectivos consulados.

La decisión se tomó “en beneficio” de los ciudadanos venezolanos y españoles “que están unidos por estrechos vínculos que deben preservarse”, se lee en el comunicado suscrito por ambos países.

 

A %d blogueros les gusta esto: