elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Relaciones Internacionales

Alemania condena destitución “de facto” de la Asamblea Nacional – TalCual – 14 de Agosto 2017

648092.jpgEl gobierno alemán ya se había referido a finales de julio a las elecciones a la ANC, que se hicieron sin las debidas garantías democráticas de libertad ni confidencialidad del voto y bajo un clima de violencia
El gobierno alemán condenó hoy la ruptura del orden democrático en Venezuela con la destitución de facto de la Asamblea Nacional, y apeló a la responsabilidad del presidente Nicolás Maduro para hallar una solución a la crisis.

El portavoz del Ejecutivo alemán, Steffen Seibert, urgió al mandatario venezolano a allanar el camino hacia una solución pacífica y diplomática de la crisis.

“Apoyamos el regreso pacífico al orden democrático”, subrayó Seibert en una rueda de prensa.

El portavoz se refirió a la “nueva ilegítima asamblea constituyente”, de la que dijo supone “de facto una destitución del Parlamento elegido democráticamente”.

Además, Seibert exigió la protección de la fiscal general Luisa Ortega Díaz, destituida de su puesto por la asamblea constituyente en una de las primeras acciones de este órgano, así como de los presos políticos.

El gobierno alemán ya se había referido a finales de julio a las elecciones a la ANC, que se hicieron sin las debidas garantías democráticas de libertad ni confidencialidad del voto y bajo un clima de violencia.

Las elecciones a la asamblea constituyente solo sirvieron para “dividir aún más el país” y están orientadas a “debilitar y desprestigiar” instituciones democráticas legítimamente elegidas, había apuntado un portavoz del Ministerio de Exteriores.

Además, expresó también su consternación por las víctimas mortales registradas durante la jornada electoral y calificó de “desproporcionado” el uso de la fuerza desplegado para impedir las protestas de la oposición.

La ANC impuesta desde el Gobierno nacional se materializó en las elecciones del 30 de julio, bajo un llamado presidencialista sin la previa consulta al pueblo, como se hizo en la convocatoria de 1999, que apeló a la soberanía popular a través del voto para expresar su acuerdo o no con ese llamado.

 

 

Las potencias de América Latina rechazan una intervención militar en Venezuela por Javier Lafuente – El País – 12 de Agosto 2017

Las cancillerías de los principales países critican las declaraciones de Trump, sin mencionarlo expresamente

1502556398_834245_1502560328_noticia_fotograma.jpg
Las principales potencias de América Latina rechazan una intervención militar en Venezuela. Sin citar explícitamente las declaraciones ni el nombre del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, las cancillerías de los principales países han trasladado un mensaje similar de repudio a lo largo de la mañana de este sábado, a cualquier participación extranjera en el país caribeño.

El primer Gobierno en salir al paso ha sido el colombiano. La Cancillería emitió un comunicado en el que “rechaza medidas militares y el uso de la fuerza en el sistema internacional” en Venezuela. El Gobierno de Juan Manuel Santos, sin embargo, no hace ninguna referencia a Trump, consciente de que este domingo el vicepresidente Michael Pence comienza su gira latinoamericana en Cartagena de Indias, donde se reunirá con el presidente colombiano.

“Todas las medidas deben darse sobre el respeto de la soberanía de Venezuela a través de soluciones pacíficas”, continúa el comunicado. “A pesar de las dificultades actuales para lograr una salida pacífica y negociada, seguimos creyendo que este camino es el adecuado para encontrar soluciones de largo plazo”. Colombia ha condenado de manera reiterado lo que consideran “una ruptura constitucional” en el país vecino desde que se votara el pasado 30 de julio la nueva Asamblea Constituyente del mandatario Nicolás Maduro.

En todo momento, la postura del Gobierno se ha remitido al consenso regional que se materializó en la Declaración de Lima del 8 de agosto pasado. Además, de hacer un llamamiento constante al Secretario General de Naciones Unidas para que “utilice los mecanismos que pongan fin a la crisis de ruptura democrática en Venezuela”.

En el mismo tono que Colombia se pronunció poco después la Cancillería de México, cuyo responsable, Luis Videgaray, ha sido uno de los mayores críticos con la deriva autoritaria de Nicolás Maduro en los últimos meses. La diplomacia mexicana rechaza “el uso o la amenaza de uso de las fuerzas en las relaciones internacionales” y añade que “la crisis en Venezuela no puede resolverse mediante acciones militares, internas o externas.

Tras endurecer sustancialmente en los últimos días su actitud con Venezuela, los países del Mercosur también han dejado claro que rechazan con la misma contundencia la hipótesis de una intervención militar exterior. Las palabras de Trump tuvieron como respuesta un comunicado del bloque comercial, ahora mismo bajo presidencia brasileña, en el que, sin citar de forma expresa al presidente de EE UU, los Gobiernos de Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay manifiestan de forma conjunta su censura a las amenazas veladas de Washington.

“Los únicos instrumentos aceptables para la promoción de la democracia son el diálogo y la diplomacia”, señala la nota del Mercosur. Los cuatro países del gran bloque comercial de Sudamérica incluso equiparan una eventual acción militar con el uso de la violencia por parte del Gobierno de Nicolás Maduro contra sus opositores: “El repudio a la violencia y a cualquier opción que implique el uso de la fuerza es irrenunciable y constituye base fundamental de la convivencia democrática, tanto en el plano interno como en el de las relaciones internacionales”.

Después de algunas semanas de titubeos, debido fundamentalmente a los recelos del Gobierno izquierdista de Uruguay, los cancilleres de los cuatro países del Mercosur decidieron el pasado día 5 en São Paulo ponerse firmes con Maduro y suspendieron definitivamente a Venezuela en aplicación de la “cláusula democrática” del tratado comercial. Una semana después, los gobiernos constatan que “aumentaron la represión, las detenciones arbitrarias y el cercenamiento de las libertades individuales”, un comportamiento del Gobierno de Caracas que “reduce aún más el espacio para el debate político y la negociación”. Aun así los países del Mercosur seguirán abogando “de forma individual y colectiva” por una política de presión pacífica sobre Maduro para que asuma “la democracia como única forma de Gobierno aceptable en la región”.

Otro de las cancillerías más activas ha sido la de Perú. El Gobierno andino trató en un primer momento de lograr una declaración conjunta de las potencias latinoamericanas, según informó Reuters. No obstante, y hasta conseguirla, también la Cancillería del país andino repudió las palabras de Trump. “La Declaración de Lima es la reacción regional para defender el último órgano democrático vigente en Venezuela: la Asamblea Nacional electa libremente”, expresó la diplomacia peruana. “Una negociación de buena fe, con objetivos claros y plazos precisos, es la única vía aceptable para recobrar la democracia en Venezuela. Todo intento interno o externo para recurrir a la fuerza socava el objetivo de restaurar la gobernabilidad democrática en Venezuela, así como los principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas. El Perú rechaza cualquier amenaza o el uso de la fuerza no autorizado por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”, insistió.

 

Comunicado de prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia – 12 de Agosto 2017

comunicado-de-prensa_15_0.jpg
El Ministerio de Relaciones Exteriores, en nombre del Gobierno de Colombia, ha sido explícito en su condena a la ruptura constitucional de Venezuela. Considera urgente mantener la postura adoptada por varios países y las declaraciones y decisiones individuales y colectivas en la región para restablecer las instituciones democráticas en Venezuela, tal y como lo hicimos en la Declaración de Lima del 8 de agosto pasado.
A pesar de las dificultades actuales para lograr una salida pacífica y negociada, seguimos creyendo que este camino es el adecuado para encontrar soluciones de largo plazo para el pueblo venezolano. En este contexto y respetando los principios y propósitos de la Carta de Naciones Unidas y del derecho internacional, hemos hecho llamados al Secretario General de Naciones Unidas para que utilice los mecanismos de solución pacífica de controversias y buenos oficios para crear las condiciones que se requieren para una negociación que ponga fin a la crisis de ruptura democrática en Venezuela.
En este sentido, rechazamos medidas militares y el uso de la fuerza en el sistema internacional. Todas las medidas deben darse sobre el respeto de la soberanía de Venezuela a través de soluciones pacíficas.
Bogotá, 12 de agosto de 2017.

Gobierno de Perú expulsa a embajador de Venezuela en Lima – La Patilla – 11 de Agosto 2017

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú informó hoy que decidió expulsar al embajador de Venezuela en Lima, Diego Alfredo Molero Bellavia, debido a una nota de protesta enviada por el Gobierno venezolano.

Diego-Molero.jpg

A través de un comunicado de prensa, la Cancillería informó que al “haber expresado su condena a la ruptura del orden democrático en Venezuela, el Gobierno del Perú ha decidido expulsar al embajador Diego Alfredo Molero Bellavia”.

Agregó que “se le ha otorgado un plazo máximo de cinco días para abandonar el territorio peruano”.

La Cancillería explicó que también “ha dado por no recibida la nota de protesta del Gobierno de Venezuela sobre la Declaración de Lima, debido a que contiene términos inaceptables”.

La Declaración de Lima suscrita el martes pasado por 17 cancilleres de América y el Caribe afirmó que se ha roto el orden democrático en Venezuela y desconoció las acciones que emanen de la Asamblea Nacional Constituyente.

El Gobierno peruano ratificó, en el comunicado, “su firme disposición de continuar contribuyendo a la restauración de la democracia en Venezuela”.

Horas antes, el canciller peruano, Ricardo Luna, dijo que el retiro definitivo del embajador peruano en Venezuela, en protesta contra el Gobierno de Maduro, “es una decisión que tomaremos en el debido momento”.

Asimismo, Luna había descartado la reunión de mandatarios planteada por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, para reanudar el diálogo político en Latinoamérica, al considerarla una “invitación informal” sin claridad.

El ministro de Relaciones Exteriores dijo que “esta invitación no está hecha con claridad, no se sabe cuál es la temática, no se sabe a quién está invitando, ni para qué, ni por qué”.

“Él (Maduro) está hablando, también, a nombre de un grupo de países del Alba y un grupo de países que no tienen, necesariamente, un grupo organizado”, agregó Luna, que el martes último encabezó un encuentro de 17 cancilleres en Lima para tratar la crisis venezolana.

En ese sentido, el ministro resolvió que se trata de una “invitación informal” que “no la consideramos como una cosa a evaluar” y por ese motivo quedó “descartada”.

Maduro pidió ayer que “se convoque de urgencia una cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de América Latina y el Caribe (Celac) para atender la denuncia de Venezuela ante el intervencionismo grosero (…) para restituir las relaciones de dialogo”.

“No veo razones para que nadie se niegue a una cumbre de puertas cerradas (…), si ellos se la pasan hablando de Venezuela (…). Si nos tenemos que quedar dos días encerrados allí, hablando de tú a tú, hablemos y busquemos recomponer las relaciones de América Latina y el Caribe”, agregó Maduro, tras el encuentro en Lima donde se calificó a su Gobierno de “dictatura”.

El ministro de Exteriores peruano remarcó que la Declaración de Lima es un compromiso adoptado por los cancilleres de América Latina y el Caribe, que consideran que Venezuela “ya no es una democracia” y que “son ilegítimos” los actos de la Asamblea Constituyente.

peru.jpg

 

Maduro invita a América a debatir sobre su régimen para evitar su aislamiento por Alfredo Meza – El País – 11 de Agosto 2017

Maduro-Constituyente-económica-1100x619El presidente de Venezuela afirma sentirse tan asediado como la Cuba de Fidel Castro

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha comparecido por primera vez ante la Asamblea Nacional Constituyente, el Parlamento diseñado a su medida que hizo elegir hace 10 días en unas polémicas elecciones, para proponer una reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), que toque como punto único “la restitución de las normas del respeto internacional” y “el diálogo sobre la verdad de Venezuela”.

Maduro parece haber acusado los resultados de la reciente cumbre de cancilleres de América Latina celebrada en Lima, Perú, que amenaza con aislar a Venezuela de la región. “Allí hablaron de bloqueo, que a Venezuela no se le preste ni un dólar”, denunció. Las comparaciones con la Cuba de Fidel Castro fueron inevitables en el discurso.

El régimen venezolano espera que esa cita sea la cumbre de la reunificación de Latinoamérica y el Caribe. La próxima reunión del foro, que no incluye a Estados Unidos ni Canadá, se celebrará en octubre en San Salvador, El Salvador. El Gobierno del presidente de ese país, Salvador Sánchez Cerén, es de los pocos países del área que ha apoyado al régimen bolivariano en un lance condenado por los países influyentes de la comunidad internacional.

“No veo la razón para que se nieguen. Se la pasan hablando de Venezuela. ¿Quieren hablar de Venezuela? Hablen conmigo, pues. Si nos tenemos que quedar dos días encerrados hablando de tú a tú, hablaremos y buscaremos recomponer las relaciones de América Latina y El Caribe. Hagamos una agenda común, con los temas que unen a la región”, propuso el mandatario venezolano durante una alocución transmitida en cadena nacional.

Maduro también pareció dar por terminada la facilitación del exjefe del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, en el conflicto venezolano, porque pretende que la Celac “acompañe a Venezuela en los caminos del diálogo constituyente y con los factores políticos del país”. La relación de Zapatero con el régimen no ha terminado muy bien después de su última visita. Las autoridades venezolanas criticaron el comunicado, donde Rodríguez Zapatero exige un gesto al Gobierno para retomar la negociación política con la oposición.

Uno a uno Maduro fue nombrando a los presidentes que han sido más críticos con la deriva autoritaria de su Gobierno –Juan Manuel Santos (Colombia), Enrique Peña Nieto (México), Pedro Pablo Kuczynski (Perú) y Mauricio Macri (Argentina)– para que acepten su invitación. “Restituyamos el respeto y la fraternidad entre los modelos políticos y económicos”, agregó. Con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue algo más crítico, aunque ordenó al canciller Jorge Arreaza que gestionara una conversación telefónica con él e insistió en la idea de mantener relaciones armónicas a pesar de las diferencias políticas.

Ley antiescrache

En el acto Maduro entregó a la presidenta de la ANC, Delcy Rodriguez, un proyecto de ley contra el odio, la intolerancia y la violencia. El gobernante prometió entre 15 y 25 años de cárcel para quienes durante la protesta “expresen odio”.

La propuesta es una manera de detener los escraches que ha sufrido la alta jerarquía revolucionaria en las calles. El más reciente blanco de los reclamos ha sido la rectora del Consejo Nacional Electoral, Socorro Hernández. Maduro prometió que la persona que insultó a la funcionaria en un supermercado está siendo buscada por la policía.

 

La Constituyente, asume todo el poder en Venezuela por Jorge López – Yoinfluyo.com – 9 de Agosto 2017

La Asamblea Nacional Constituyente (ANC), impulsada por Nicolás Maduro, se declaró superior a todos las estructuras estatales en Venezuela, por lo que ha tomado una especie de control total en el país. No obstante, sectores significativos de la comunidad internacional no reconocer la legitimidad de la señalada Asamblea.

Mediante un decreto emitido por este organismo, en que se ordena la subordinación de todos los poderes públicos a la llamada Constituyente. Delcy Rodríguez, ex canciller del régimen, sostuvo un diálogo con el presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, para señalarle lo imperioso de convivir con ese poder, pero “no tienen la intención de aceptarlo”.

La Unión Europea, los Estados Unidos y varios países del continente americano, como Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Jamaica, México, Panamá, Paraguay y Perú, como bloque realizaron una declaración conjunta, en la que indicaron un quebranto del orden democrático.

En consecuencia el régimen de Maduro, sólo es apoyado por países como Cuba, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, El Salvador, Suriname y algunas otras de la zona del Caribe; quedando en un estado de aislamiento general.

La Asamblea Nacional Constituyente que fue instalada la semana pasada, en sus resoluciones ha ido desmontando la institucionalidad del país, siendo su primera decisión, destituir a la Fiscal General, Luisa Ortega, quien había combatido decisiones arbitrarias del Presidente Maduro. Además han determinado que la Asamblea que integran legisladores afines al régimen, tendrá una temporalidad de hasta de 2 años.

 

Doce países del hemisferio desconocen en Lima la Constituyente ilegal de Maduro por Orlando Avendaño – Panampost – 8 de Agosto 2017

DGvfE_cW0AABD45.jpgLa declaración de los cancilleres es una clara condena al proceso ilegítimo de la Asamblea Nacional Constituyente de Nicolás Maduro. (Cancillería Perú)
Este martes, 8 de agosto, 12 cancilleres de países del hemisferio se reunieron en la capital de Perú para discutir la crisis política y social que impera en Venezuela. Al final se firmó una declaración en la que se desconoce la Asamblea Nacional Constituyente ilegal de Nicolás Maduro y todas las decisiones que surjan de ella.

A la reunión, convocada por el Gobierno de Perú, asistieron los ministros de Exteriores y representantes de:

Argentina
Brasil
Canadá
Chile
Colombia
Costa Rica
Guatemala
Honduras
México
Panamá
Paraguay
Perú
Todos suscribieron un documento que, primero, “condena la ruptura del orden democrático en Venezuela”.

En segundo lugar, los países declaran “su decisión de no reconocer a la Asamblea Nacional Constituyente, ni los actos que emanen de ella, por su carácter ilegítimo”.

En el tercer punto dan su respaldo a la Asamblea Nacional de Venezuela elegida por los venezolanos el pasado 6 de diciembre de 2015. Según la declaración, esta goza de legitimidad democrática. Según el cuarto punto, “los actos jurídicos que conforme a la Constitución requieran autorización de la Asamblea Nacional, sólo serán reconocidos cuando dicha asamblea los haya aprobado”.

Asimismo, los ministros de Exterior confirman su respaldo a la Fiscal General de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, quien recientemente fue destituida por la fraudulenta Constituyente impuesta el pasado 30 de julio. Los cancilleres también condenaron la represión, la violencia, la restricción de libertades, la persecución y la existencia de presos políticos.

También apoyan “la decisión de MERCOSUR de suspender a Venezuela en aplicación del Protocolo de Ushuaia sobre Compromiso Democrático”.

Por último, al final se señaló que en septiembre se llevará a cabo otra reunión de cancilleres sobre Venezuela, el autoritarismo de Nicolás Maduro y las violaciones de los derechos humanos que comete regularmente su régimen.

También anunciaron que es posible otra reunión para discutir la crisis venezolana en Nueva York en el marco de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU). Prevén que, a raíz de ello, se logre aumentar el respaldo a la causa de la democracia en Venezuela.

Ver el texto de la Declaración en el siguiente enlace:

Declaración de Lima final

 

Macri ordenó que se investiguen cuentas de dirigentes chavistas por Damián Nabot – La Nación – 7 de Agosto 2017

Macri-persecucion-venezolanos-Foto-AFP_NACIMA20151123_0126_19Instruyó a la UIF para que bancos y entidades financieras corroboren si hay operaciones ligadas a Maduro y otros 13 funcionarios en la Argentina
El gobierno argentino ordenó a unos 50.000 bancos, entidades financieras, concesionarias, inmobiliarias, casinos y otras empresas radicadas en la Argentina que informen si tienen registrados bienes o activos de Nicolás Maduro y otros 13 miembros del régimen chavista.

Se trata de un fuerte gesto de alineamiento del presidente Mauricio Macri con la decisión tomada por la administración de Donald Trump en los Estados Unidos, que dispuso congelar en territorio norteamericano los bienes del presidente de Venezuela y de sus principales colaboradores, con el objetivo de sancionar a su gobierno por convocar a una Asamblea Constituyente.

La medida es una nueva señal de Macri hacia el gobierno norteamericano y también hacia Maduro, tras el protagonismo que el presidente argentino tuvo en las negociaciones para suspender a Venezuela del Mercosur, en el marco de los movimientos para aislarlo en la región.

En un nuevo giro de la artillería diplomática contra el chavismo, Estados Unidos había dispuesto la semana pasada congelar los activos de Maduro bajo jurisdicción estadounidense y prohibió a los norteamericanos hacer negocios con el mandatario venezolano.

Washington también impuso sanciones económicas a otros 13 altos representantes del régimen chavista, como Franklin García Duque, jefe de la policía nacional bolivariana y ex comandante militar de las fuerzas armadas; Jesús Rafael Suárez Chourio, comandante general del ejército; Rocco Albisinni Serrano, titular del Centro Nacional de Comercio Exterior de Venezuela, y Néstor Reverol Torres, ministro del Interior del gobierno de Maduro, entre otros.

La nómina incluye, también, a Tarek William Saab Halabi, a quien Maduro nombró anteayer fiscal general de Venezuela horas después de que la Asamblea Constituyente destituyó a la hasta entonces titular del cargo, Luisa Ortega Díaz, por sus críticas al gobierno.

Circulares de la UIF

El último viernes, las circulares de la Unidad de Información Financiera (UIF) comenzaron a llegar a los bancos, financieras y otras firmas de la Argentina, para que “corroboren la existencia de cualquier tipo de operatoria en la que puedan haber intervenido de forma directa o indirecta las personas individualizadas”, en referencia a la lista de 14 venezolanos encabezados por Maduro que conformó Estados Unidos.

Así lo confirmaron a LA NACION ejecutivos de las entidades que recibieron las circulares de la UIF y que deben elaborar la lista de operaciones en la Argentina que involucren a las figuras del chavismo perseguidas económicamente por los Estados Unidos.

La UIF, organismo que preside Mariano Federici, había recibido una notificación de la Office of Foreign Assets Control (OFAC), un organismo que depende del Departamento del Tesoro norteamericano, que comunicaba la decisión de sancionar y congelar las cuentas y bienes de los 14 venezolanos.

Existe un acuerdo de cooperación entre la UIF y la Fincen, que es el organismo análogo en los Estados Unidos, para “facilitar el intercambio de información con fines de inteligencia en asuntos relacionados con el lavado de activos, delitos conexos, incluidos aquellos vinculados con el crimen organizado o el financiamiento del terrorismo”.

En ese marco, la UIF resolvió emitir una alerta a los “sujetos obligados” a remitirle información sobre Maduro y el resto de los miembros de la lista. Por supuesto, la medida supera una decisión puramente técnica y enfatiza la decisión política de Macri de profundizar la presión sobre el gobierno venezolano.

Atribuciones

La UIF, a partir del decreto 918 de 2012, sólo tiene facultades para congelar fondos y activos en casos de sospechas de financiamiento del terrorismo. Por lo tanto, la medida apunta en principio a remitir la información detectada en Argentina a Estados Unidos.

De todas formas, si tras recibir y analizar los datos que remitan las 50 entidades existieran indicios de un delito financiero, la unidad podría presentar una denuncia penal. Los bancos y el resto de las firmas tienen tiempo hasta pasado mañana para responder.

El presidente Macri encontró en la disputa contra el chavismo una bandera que le permite asumir protagonismo en la región y, a la vez, sintonizar con Estados Unidos con una intensidad que hasta ahora la cooperación económica le había negado.

 

¿Está a tiempo Venezuela de evitar la explosión? por Tomás Straka – Nueva Sociedad – Agosto 2017

Venezuela arde. Maduro se atrinchera mientras numerosos países desconocen la Constituyente. Los líderes opositores son encarcelados y la población teme por su futuro. ¿Se puede detener la espiral de locura?

Muchos venezolanos creían que el 30 de julio llegaría algo parecido al fin del mundo. La elección de una Asamblea Constituyente dotada de poderes absolutos lleva más lejos las sentencias que suspendieron el proceso de referéndum revocatorio a Nicolás Maduro en octubre del año pasado, y aquella que en marzo de este año disolvía en la práctica a la Asamblea Nacional en manos de la oposición. Es decir, dotaba por la vía judicial, de todo el poder a un gobierno que venía de una abrumadora derrota electoral y que según los sondeos no está en condiciones de ganar ninguna otra elección. Cien días de protestas, intensificadas desde que el 1 de mayo Maduro anunció la convocatoria a una Constituyente saltándose los pasos estipulados por la ley y los principios de la igualdad y la universalidad del voto, no lo detuvieron en su empeño. Tampoco lo hicieron los llamados de muchas naciones, las sanciones de los Estados Unidos o los intentos de negociación encabezados por José Luis Rodríguez Zapatero. Con el apoyo firme de las Fuerzas Armadas, el 30 de julio se hicieron las votaciones. En la madrugada el Consejo Nacional Electoral anunció que algo más de ocho millones de personas habían participado de los comicios. Maduro se declaró ganador. Una Constituyente con todos los poderes está por instalarse y la mayoría de los venezolanos se preguntan angustiosamente qué es lo que vendrá.

Casi todos los analistas apuntan que se producirá un aumento de la conflictividad. Lo ocurrido el mismo día de la elección fue un muy mal presagio: el 30 de julio ha sido el más sangriento de los cien días que llevan las protestas, con dieciséis personas muertas en diversos acontecimientos. Dos días después, fueron nuevamente encarcelados los líderes opositores Antonio Ledezma y Leopoldo López, hasta el momento en situación de arresto domiciliario. A esto se le suma el debate por la cifra de electores anunciada por el Consejo Nacional Electoral. Esos ocho millones de votantes han resultado muy difíciles de creer. Son casi tantos como la votación más alta obtenida por Hugo Chávez, justo cuando todos los sondeos indicaban un rechazo del 70% a la Constituyente y una intención de voto de sólo el 13%. Pero el gobierno tenía frente a sí el monumental acto de protesta del 16 de julio, cuando siete millones y medio de personas salieron a la calle a firmar contra la iniciativa de la Constituyente. La forma en la que ese acto le quitó legitimidad y se la dio a la oposición, puede medirse por la reacción internacional que desató. Necesitaba superarlos de alguna manera y el 30 de julio fue el momento para medir fuerzas. Todos los observadores imparciales coinciden en que perdió la competencia. Las estimaciones hablan de una participación de dos millones y medio de electores. Los más optimistas dicen que fueron cinco millones.

La consecuencia es que los gobiernos de Estados Unidos, Colombia, Reino Unido, Panamá, Brasil, Argentina, Paraguay, México, Costa Rica, Chile, Suiza y España, han decidido no reconocer la Asamblea Nacional Constituyente. Recientemente, la Unión Europea ha hecho lo propio. Una lista de veintiocho países más han manifestado su preocupación y muchos anuncian que aplicarán sanciones. Pero nadie ha ido tan lejos como la administración de Donald Trump. Primero le impuso sanciones financieras a trece altos funcionarios. Después, lo hizo directamente con Nicolás Maduro. Finalmente, ya ha anunciado que estudia imponer otras medidas, probablemente en el área petrolera. Los especialistas indican que Trump tiene un buen margen para moverse en esta dirección sin afectar los precios del combustible. Para explicarlo de forma muy simple: en su empeño de diversificar el mercado y disminuir la dependencia de Estados Unidos, Venezuela redujo progresivamente la venta de crudo a ese país, que hoy ronda los setecientos mil barriles. Sin embargo, como el resto de la producción se divide entre lo que se vende a otros mercados por convenios que no pagan de inmediato o no lo hacen en efectivo (Petrocaribe), o está ya hipotecada a China que pagó por adelantado, los barriles que van a Estados Unidos se volvieron cada vez más importantes ya que son los que producen flujo de caja. Además, no hay manera de hallar colocación para ellos en otra parte. Tal vez se logre con algunos, como lo consiguió ISIS o como lo hacen las mafias nigerianas a través de ciertos brokers, pero sería a un precio aún menor al existente y nunca en las cantidades suficientes (aunque tal vez sí para mantener rica a la cúpula y armar a las Fuerzas Armadas). Por el contrario, para Trump resulta relativamente fácil buscar otros proveedores o librar algo de su reserva estratégica (cosa que además le daría efectivo, que también necesita) porque desde hace tiempo compra menos petróleo venezolano. Queriendo ser menos dependiente de Estados Unidos, Venezuela obtuvo justo lo contrario.

Las sanciones planteadas hasta ahora son solo algunas del largo menú. Estas se extienden desde la posibilidad de no venderle gasolina a Venezuela – que por la situación de la estatal PDVSA debe importarla–, a no proveerle los disolventes para los crudos pesados y extrapesados que constituyen la mayor parte de sus reservas. Pero sobre todo pueden hacerle la vida imposible a la cúpula (y a muchos de los cuados medios, porque ya se habló de sancionar a todos los que participaron en el proceso Constituyente) y las transacciones financieras del país. Los tenedores de bonos, pieza clave del financiamiento del Estado, y los socios mayores o menores en otros negocios, tienen razones para estar preocupados.

Aún es difícil saber cómo se moverán Maduro y sus aliados –especialmente Rusia–, o si la Constituyente dará algún paso para ganar algo del respaldo popular. De momento, el panorama es el de una Asamblea Constituyente sin una amplia base social y desconocida por muchos países (entre ellos, aquel que nos da los dólares de los que vivimos); un presidente declarado dictador por Estados Unidos; una oposición legitimada y mayoritaria, pero con pocos recursos para enfrentarse a las Fuerzas Armadas; una protesta social creciente, que responde a dinámicas autónomas a la agenda de la oposición; un conflicto que cada vez es más internacional y una situación económica y social que ya es enorme y sólo parece que se agravará, sobre todo si se imponen la sanciones. La combinación de todos esos gases inflamables es lo que viene ahora en Venezuela. Ojalá, como saben hacerlo los bomberos cuando hay fugas, alguien logre evitar la explosión.

Nicolás Maduro es muy bueno por Claudio Nazoa – El Nacional – 7 de Agosto 2017

 

1480240523886.jpgEn inmigración de Estados Unidos, un guardia me preguntó:

—¿Cómo hacer usted parra trabajar en diarrio El Nacional y no estar preso o perseguido?

¡Me quedé loco! En ningún lado notifiqué que trabajaba aquí. Así que, con sobrado orgullo, le expliqué que en este periódico el único que apoya al gobierno soy yo.

No tengo miedo de ir preso por mis opiniones. No. Imposible tener miedo por decir la verdad: nunca he visto un gobierno tan de pinga como este. No reconocerlo sería mezquino. No tengo miedo de que la policía, a medianoche y en pijama, me saque a empujones de mi casa. Yo soy, y he de admitirlo, igual al único bueno de Serenata Guayanesa. El grandote, talentoso y simpático que canta: “Saaapo… ¡Vete de aquí…!”.

Hay que estar ciego para no ver el progreso de Venezuela. Hoy somos el centro de atención del mundo. El país más admirado por Cuba, Bolivia, Nicaragua, Corea del Norte y… y… otros.

Nótese la libertad con la que escribo. Sin temor a que agentes de seguridad, con una tanqueta, destrocen la reja de mi edificio, destruyan los ascensores, vuelvan añicos los automóviles o maten a mi mascota. Eso, a mí, no me va a pasar, porque con valor y sin mariconerías de ninguna especie digo la verdad. Respondan: nuestro comandante presidente ¿no está realmente bello? Cutis perfecto. Bigote mexicano. Trajes estilo Mao, que están ¡guaooo! Sonrisa Colgate. Verbo audaz y locuaz. Inglés sin precedentes y ni hablar de lo bello que baila. Rudolf Nureyev, a su lado, era un pendejo.

¡Qué maravilla de mandatario! Qué tacto. Elegante hasta cuando se pone bravo y denuncia, con razón, a países horribles que envidian a Venezuela: España, Italia, Francia, México, Argentina, Brasil, Alemania, Chile, Paraguay, Perú. Los ingratos de Colombia, Reino Unido, Panamá, Costa Rica, Suiza, Noruega, Holanda, Canadá y… la Colonia Tovar. Todos lacayos del imperio yanqui donde, como bien dijo nuestro comandante presidente, desprecian a los negros. Al punto de que el presidente era un negrito y ahora pusieron a un catire.

Por cierto, me reuní con Winston Vallenilla, Roberto Malaver, Roberto Hernández Montoya, Roque Valero y el grandote de Serenata Guayanesa, para fundar un colectivo y caerle a coñazo limpio a los artistas de la derecha que digan que nuestro presidente es malo. Solo le pido al gobierno que nos faciliten las motos. Seguro las consigo porque Nicolás Maduro es muy bueno.

A %d blogueros les gusta esto: