elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Refinerias

Operar las refinerías de El Palito y de Cardón puede generar una tragedia de altas magnitudes por Luis De Jesús – El Nacional – 4 de Agosto 2020

""

Eudis Girot, director ejecutivo de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela, aseguró que funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana y de la Dirección General de Contrainteligencia Militar tienen amenazados a los empleados de las plantas. Advirtió que la gasolina importada desde Irán se acabó y que las reservas de producción nacional no alcanzarán para 15 días

Gasolina en refinería Cardón; El Palito
Reuters

En Venezuela puede ocurrir una tragedia de grandes magnitudes si el régimen insiste que los trabajadores pongan en funcionamiento las refinerías de Cardón, que forma parte del Centro de Refinación de Paraguaná, en el estado Falcón, y la de El Palito, en Carabobo.

La alerta la hizo Eudis Girot, director ejecutivo de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela, en una entrevista concedida a El Nacional. Advirtió que poner en funcionamiento esas plantas, que están destruidas, pone en peligro la integridad física y la vida de los empleados y las comunidades aledañas.

“Puede ocurrir una tragedia por la irresponsabilidad del gobierno nacional. Tanto las refinerías de Cardón y El Palito tienen riesgo latente de que ocurra una desgracia, de magnitudes sin precedentes”, dijo.

Pero las improvisaciones, sin embargo, persisten.

Durante el último fin de semana de julio se registraron dos incendios en la refinería de Cardón: uno en la casa de bomba, que envía el producto a la planta de reformador, que produce gases de gasolina; y en la planta de vacío, donde se cocina el petróleo.

La planta, aparentemente, está totalmente destruida y paralizada.

“Al estar la casa de bomba y la planta de vacío inoperativas, no hay producción de absolutamente nada. Está tan deteriorada esa planta que a la torre de fraccionamiento de craqueo catalítico le pegaron vulgarmente un parche extremo de hierro para tapar un hueco, como cuando le poner un parcho a una bicicleta”, expresó.

Girot señaló que El Palito tiene fugas por todas partes. Explicó que el espesor de las torres fraccionadoras disminuyó progresivamente porque no se le ha hecho mantenimiento. En el interior, los platos que la conforman, están deteriorados.

El sindicalista aseguró que el régimen de Maduro sabe las condiciones reales en las que se encuentran las refinerías.

Amenazas del régimen

El director ejecutivo de la Futpv afirmó a esta redacción que, no conforme con la situación, en el interior de las plantas hay funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana y de la Dirección General de Contrainteligencia Militar.

Los oficiales, de acuerdo con Girot, tienen amenazados a los trabajadores para que mantengan la operatividad de las refinerías.

“A pesar de que los trabajadores dicen que es inseguro el trabajo, los amenazan con llevárselos presos. Se violan todos los protocolos de seguridad para operar unas plantas tan peligrosas como estas porque esos son estándares internacionales de confiabilidad de los procesos que están siendo vulnerados de manera descarada“, señaló.

Niveles de gasolina en rojo

Para el momento de la entrevista, el sindicalista manifestó que en Venezuela no se está produciendo ni una sola gota de gasolina. También aseguró que los niveles de almacenamiento del combustible son extremadamente alarmantes.

Girot indicó que la gasolina importada por el régimen chavista desde Irán se acabó y afirmó que lo poco que queda de reservas corresponde a lo que se producía para el momento en el que atracaron los tanqueros iraníes en el país.

“La refinería El Palito estaba produciendo 25.000 barriles y cardón 22.000. El que tenga gasolina en vehículo, que la cuide y la utilice para cosas esenciales porque no hay y la que está actualmente en los tanques no alcanza para 15 días”, recomendó.

PDVSA: Los Resultados de Asdrubal y las Intenciones de la Junta Usurpadora por Einstein Millán Arcia – Aporrea – 18 de Junio 2020

  • Reestructurar la industria y crear los llamados consejos productivos de trabajadores [CPT]
  • Lograr operatividad de las refinerías
  • Revertir la caída de producción
  • Asegurar exportaciones

A 4 meses desde entonces, ninguno de dichos objetivos ha sido cumplido.

LOS RESULTADOS DE ASDRUBAL:

Aunque A. Chávez asume desde Abril’2020 funciones en calidad de encargado al frente de PDVSA, no es menos cierto que es a partir de Febrero cuando se posiciona con rango de decreto presidencial al frente de la industria petrolera. Es decir, es a partir de entonces cuando en efecto esta en capacidad de influir sobre la toma de decisión.

Para un individuo que ha permanecido sobre los 20 años “recirculando’ entre cargos directivos como lo es el caso de A. Chávez, las sanciones no pueden ser la excusa que sirva como escondite predilecto de su incapacidad para prever acciones de contingencia que garanticen la continuidad operativa de la industria, o que busquen aliviar el doloroso presente que atraviesa y el peor futuro que se visualiza a apenas 4 meses de su nombramiento.

Desde la directiva de PDVSA nadie da la cara. Por el lado de la producción, se desconoce hasta ahora acción alguna de parte de esa directiva, tendiente a activar mecanismos de contención y/o compensación a la creciente complejidad por la que atraviesan. Por el lado de refinación, los 4 principales complejos refinadores de Venezuela; Amuay, Cardón, El Palito y Puerto la Cruz continúan literalmente inactivos, a pesar de una masiva maquinaria propagandística dirigida a confundir incautos, cuando la realidad es que aun no han logrado estabilizar los procesos para el normal arranque de las unidades de producción de gasolinas.

Tal y como habíamos advertido, la reparación y sobretodo la estabilización de dichos procesos en Cardón y El Palito aparte de costosa y riesgosa no será de corto plazo y continúa sin dar frutos. Mientras tanto, desde el gobierno siguen desechando nuestra propuesta del uso del gas vehicular [https://www.costadelsolfm.org/2020/04/22/einstein-millan-arcia-gasolina-propuesta-para-detener-el-contrabando-y-la-escasez/], como alternativa viable e inmediata para mitigar la escasez de gasolina y eliminar de una vez por todas, el contrabando de extracción.

La gestión de Asdrúbal es responsable de un desplome continuado de producción que ha acumulado hasta el cierre de Mayo cerca de 292.000/190.000 BPD al haber pasado de 865.000/760.000 BPD en Febrero a 573.000/570.000 en Mayo según fuentes OPEP directa/secundaria. Todo ello predice un duro desenlace para el mes de Junio, toda vez que se han conjugado, un fuerte desplome en la actividad operacional al haber cedido desde 25 taladros activos en Marzo’2020 a tan solo 2 en la actualidad, con un cuello de botella en la capacidad de almacenamiento, que ha tocado máximos sobre los 40 MMBbls. Una situación de “embudo” similar a la de Agosto’2019, que impidió la continuidad de producción desde el campo, obligando al cierre masivo de pozos.

Al depender nuestra producción más ahora que antes del crudo de la FPO, se prevé una coyuntura aun más critica que pudiera enviar la producción de PDVSA para el cierre de Junio hacia el entorno de los 400 @ 450 MBD, ya que su operación es naturalmente intensiva en términos de intervención de pozos.

Al ser principalmente asociada la producción de gas, esta cederá severamente en conjunto con la producción de crudo hacia los 2.000 @ 2.250 MMPCD. Incluso la producción de gas licuado del petróleo para consumo domestico (GLP) es cada vez más decadente mientras los procesos en “Jose” se ralentizan.

Por el lado de las exportaciones el panorama es bastante confuso y preocupante. Bajo la administración de A. Chávez, el volumen de exportación de crudo/refinados se ha desplomado en 58% al pasar de 1.080 MBD en Febrero a 452 MBD al cierre de Mayo.

Cerca de 8 “tanqueros” zarparon durante la primera quincena de Junio a pesar de las sanciones, lo cual predice la continuidad del desplome hacia los 420 @ 440 MBD. Se espera que dicha caída en las exportaciones se sostenga, como resultado de una creciente complejidad logística.

Aunque PDVSA ha sobrevivido a duras pena por la vía del STS, de la triangulación y “burlando” el sistema GIS/AIS de identificación y posicionamiento, es esa misma caída continuada en las exportaciones que terminará causando severos embudos aguas arriba señalando hacia una debacle total, ya que desafortunadamente los contratos se han agotado y ahora el panorama para PDVSA será aun peor a partir de Junio.

Ante tan preocupante panorama, nadie desde el gobierno ha tomado acciones drásticas y contundentes con PDVSA para salirle al paso al difícil cuadro que se plantea sobre Venezuela. La situación es realmente delicada.

Esa misma ausente visión que hoy predomina entre la directiva de PDVSA, fue la norma desde la entrada de M. Quevedo. Fue la razón fundamental que impidió quebrar de una vez por todas, la decadencia y destrucción que invade nuestra industria y que además frenó la posibilidad de salirle al paso a las sanciones cuando aun había suficiente capacidad de maniobra.

Con una directiva como la actual que nada aporta, no existe esperanza. Se profundizará el deterioro social y financiero del país. El presidente N. Maduro debe considerar la remoción inmediata de la directiva en pleno, antes que se termine de destruir lo poco que queda en pie de la industria.

La industria requiere de un equipo bien estructurado que no solo tenga la visión, preparación y determinación necesaria para salirle al frente a las sanciones, sino que además sepa enfrentar la particular complejidad interna por la que atraviesa y que además sepa entender el confuso panorama energético global.

LA DIRECTIVA USURPADORA DE GUAIDO:

Mientras desde el espacio del gobierno atentan desde adentro contra una PDVSA moribunda, desde afuera algunos gestores de las transnacionales y otros representantes de intereses foráneos, insisten en la necesidad de modificar leyes para permitir vender nuestros activos hidrocarburíferos, en un vulgar intento por copiar la legislación norteamericana y/o colombiana para facilitar el total saqueo de nuestros recursos.

Una persona que respeto desde el ámbito de la industria petrolera; un ex directivo originario e integro a mi juicio me pregunta’; ¿porque sigo metiendo en el mismo saco a los Chavistas, Maduristas y la gerencia petrolera Pre-Chavez?

Soy no partidista. Me considero un Venezolano patriota y pro-nacionalista, que apoya todo aquello que le hace bien al país y rechaza lo contrario, venga de donde venga. Critico y he criticado los desaciertos de N. Maduro y también los del Chavismo luego de 2007-2008, fecha que considero como el momento de quiebre y degeneración de la revolución.

Respecto a lo que el llama la gerencia petrolera pre-Chavez, mi respuesta ha sido siempre la misma; salvo muy pocas excepciones, la meritocracia como casta petrolera fue un mito y por eso la denomino “mitocracia” y sobre ello he escrito ya bastante [https://www.aporrea.org/energia/a273358.html]; [https://www.aporrea.org/energia/a260689.html].

Abstrayendo el caso al área de interés del presente articulo, varias de esas voces que dicha persona considera parte de esa “gerencia petrolera pre-Chávez” nacen hoy desde el eje EEUU-Colombia. Nacen de la ex Pacific Rubiales y de otras empresas donde unos pocos hicieron esguace y algunos otros “mitocratas” de la antigua PDVSA azul, fueron solicitados por la interpol [https://www.wradio.com.co/noticias/judicial/autoridades-colombianas-capturaron-al-empresario-petrolero-luciano-biondi-golinucci/20190110/nota/3848110.aspx] por estafa.

Pacific Rubiales tuvo o tiene alianzas e intereses con Alberto Ravell y el diario el Tiempo de Colombia [https://www.elespectador.com/noticias/investigacion/los-dilemas-de-pacific-rubiales/]. Es una empresa que en 2012 pretendía bajo falsos argumentos presentarse como exitosa, resultando luego estar involucrada en explotación laboral y un tipo de “esquema Ponzi” fraudulento, habiendo luego atravesado una grave crisis ocasionada por la pésima gestión de sus ejecutivos “mitocratas” [https://www.noticiascandela.informe25.com/2016/06/abc-accionistas-de-petrolera-pacific.html]. Esos mismo “mitocratas” que han hundido a Citgo en perdidas de mas de $550 millones durante su nefasta administración 2019 respecto a la gestión 2018 y esos mismos que durante 2020 ya reportan perdidas superiores a $150 millones durante Q1. Los mismo mitocratas que hoy asaltan Monómeros en Colombia.

Entre otros de los ávidos defensores de la venta a pedazos de PDVSA aparece L. Giusti y un descendiente suyo que también se vio involucrado en esquemas fraudulentos en Georgia, habiendo sido tildada como una empresa petrolera fallida [https://jacobinmag.com/2020/03/frontera-resources-georgia-republican-congressmen-russian-interference/]. L. Giusti se vio además involucrado en un esquema fraudulento [https://settysoutham.wordpress.com/2011/01/20/alange-giusti-insider-ouster-story/] en contra de la empresa “Alange Energy” también en Colombia, en un intento por disfrazar la destrucción de la empresa que le confiaron sus accionistas.

Estos son alguno de los representantes de la PDVSA Ad-Hoc y defensores a ultranza de la apertura, que pretenden adueñarse de nuestra industria; la crema y nata de la extinta “mitocracia”. Con estos individuos al frente, una versión reeditada de la fallida apertura petrolera, nada llevará a nuestro país más que pobreza y más saqueo.

Sin una sociedad educada, un sistema punitivo severo, estable y justo, sin un gobierno por y para Venezuela y sin unas instituciones respetables, sólidas y confiables, esa supuesta futura apertura será un nuevo fracaso y una nueva gusanera que únicamente servirá para enriquecer a unos pocos a costa del hambre de muchos.

Con la excepción de aquellos empleados que inocentemente fueron arrastrados hacia el abismo por sus superiores, si Hugo Chávez no hubiera expulsado en 2002 a estos “directivos mitocratas” que hoy pretenden erigirse como salvadores como bien lo hizo, ya nuestra industria petrolera hubiera desaparecido como tal.

Hoy sin embargo hay que reconocer, que todo ese esfuerzo que luego del sabotaje llevó a nuestra industria a producir 3.274.000 BPD con tan solo 38.518 empleados está a punto de perderse nuevamente, debido a las inconvenientes decisiones que el gobierno de Maduro ha venido tomando desde 2013. Decisiones que han puesto de nuevo en grave peligro a PDVSA. Hoy nuestra industria petrolera esta siendo atacada desde afuera, pero también desde adentro. No será fácil recomponerla si no existe la comunión y el compromiso nacional en torno a un solo fin común; el bienestar de la nación.


Reinicia unidad de craqueo catalítico de refinería venezolana Cardón por Mircely Guanipa/Deisy Buitrago – Reuters – 16 de Junio 2020

Screen Shot 2020-06-19 at 9.15.24 AM
FOTO DE ARCHIVO- Un trabajador de la estatal petrolera PDVSA sostiene una bandera de Irán durante la llegada del buque petrolero iraní “Fortune” a la refinería El Palito en Puerto Cabello, Venezuela Mayo 25, 2020. Palacio de Miraflores/Handout vía REUTERS /Foto de archivo

CARACAS, 16 jun (Reuters) – La refinería venezolana Cardón, la segunda instalación más grande del país con capacidad para procesar 310.000 barriles por día (bpd) de crudo, reinició su unidad de craqueo catalítico, dijeron el martes un líder sindical y una fuente de la planta.

PDVSA inició labores para reanudar las operaciones de la unidad de craqueo catalítico de la refinería e impulsar la producción de gasolina, en medio de una escasez de combustible debido al colapso de la red de refinación de 1,3 millones de barriles por día (bpd) y las sanciones estadounidenses.

El líder sindical Iván Freites dijo a Reuters que se reinició “la catalítica el sábado a las 5:30 de la tarde (19.30 GMT) pero en condiciones que no están estables. Pero sí están produciendo, en toneladas 6.700, que son más o menos 47.000 barriles por día”.

Un trabajador agregó que había dificultades para poner gasolina en especificación. Mientras que Freites explicó que se podría estar produciendo unos 30.000 bpd de gasolina de 91 y 95 octanos.

PDVSA no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre lo ocurrido.

La compañía comenzó a recibir el mes pasado material de refinación de Irán para ayudar a reactivar Cardón.

Juntas, Amuay y Cardón conforman el Centro de Refinación Paraguaná (CRP), uno de los más grandes del mundo.

Un experto explicó por qué la mayor refinería de Venezuela no podrá producir gasolina si es operada por manos rusas o iraníes por Sebastiana Barráez – Infobae – 15 de Junio 2020

Emilio Iván Herrera, ex funcionario del Centro Refinador Paraguaná, dialogó con Infobae y aseguró que “un secreto de estado” que depende de los EEUU es clave para poder operar la planta, que hoy está “fuera de servicio con daños mecánicos severos”

“Ni rusos ni iraníes podrán operar al Centro Refinador Paraguaná (CRP), no porque no posean el conocimiento, sino porque catalizadores y sustancias químicas sólo se elaboran en Estados Unidos y son materiales muy específicos para las tecnologías diseñadas. Jamás Rusia podrá manufacturar el catalizador del Flexicracking, pues, estamos en presencia de un secreto de estado. Así funciona la industria de los combustibles fósiles”, dice para Infobae Emilio Iván Herrera, ex superintendente de las unidades de hidrógeno, azufre, isomerización, alquilación y craqueo catalítico del CRP.

La situación del combustible en Venezuela ha dado lugar a numerosas especulaciones. A las larguísimas colas para poder surtirse de la poca gasolina que se está distribuyendo en el país, se ha establecido el cobro de ésta en dólares, aunque la moneda nacional es el bolívar. Además, a través de las redes de comunicación del régimen de Nicolás Maduro se asegura que se va a producir gasolina, porque se van a reactivar las plantas necesarias del Centro Refinador Paraguaná (CRP).

Emilio Iván Herrera, quien ha sido profesor universitario y Magister Scientiarum en Ingeniería Química, fue superintendente de las unidades arribas descritas del CRP, instalado en los sectores Amuay, Cardón y Bajo Grande, de la península de Paraguaná en el estado Falcón y quien llegó a ser el segundo en capacidad del mundo.

Explica Herrera que “toda la tecnología del CRP es de Exxon Mobil. Por ejemplo, los catalizadores del Complejo Hidrodesulfurador son secretos de Estado. El catalizador que utilizamos en ese complejo solo lo elabora Estados Unidos. El catalizador que utiliza el Flexicracking sólo lo elabora Estados Unidos. El catalizador que utiliza Isomerización sólo lo elabora EEUU. El catalizador necesario para Alquilación solo lo sabe elaborar EEUU”.

“Todas las empresas del ramo en el mundo han tratado de plagiar este tipo de manufactura, pero sencillamente es un secreto”. Herrera explica que, si algo debe quedar muy bien definido, es que la gasolina “es una receta formulada con las mezclas de: naftas catalíticas, alquilato, butano, pentano y aditivos para especificar el octanaje. Los aditivos usados en Venezuela para lograr los octanajes de 91 y 95 son compuestos oxigenados, básicamente el ter amil metil éter (T.A.M.E) y/o metil ter butil éter (M.T.B.E)”.

“Desde la década de los años setenta nuestro parque de refinación se adecuó para la formulación de gasolinas premiun con base en los hidrocarburos descritos. Necesario es destacar que le correspondió al entonces presidente Hugo Chávez, de manera acertada, la eliminación del aditivo tetraetilo de plomo como responsable de la mejora del octanaje y sustituirlo por T.A.M.E y/o M.T.B.E, ya que el tetraetilo de plomo era responsable de severos problemas de salud que se estaban evidenciando en sectores de las principales urbes venezolanas”.

Dice que “desde esta óptica debe quedar bien establecido que, para manufacturar gasolinas, se requiere disponer de las corrientes de hidrocarburos citadas”. Ahora para producirlas se requiere la Unidad de Desintegración Catalítica, el Desintegrador Térmico Fluido, Desintegrador Térmico Retardado, Unidad de Alquilación, Unidades de Gases Licuados y las Unidades de Oxigenados.

La crisis de distribución de gasolina en Venezuela, un país que vive del petróleo

La crisis de distribución de gasolina en Venezuela, un país que vive del petróleo

Lo necesario

El profesor Herrera explica que “la Unidad de Desintegración Catalítica, es conocida coloquialmente como “catalítica” y su propósito es producir volúmenes de Nafta Catalítica cuyos rendimientos pueden oscilar entre 60 mil y 80 mil barriles diarios, obviamente, depende del volumen de crudo que se procese en las corridas normales de destilación de crudos”.

A su juicio “en un complejo de refinación como el CRP la corrida de crudo, típicamente, era de 825 mil barriles de crudo por día. Actualmente, la corrida del CRP no alcanza los 180 mil barriles”.

A la Unidad Desintegrador Térmico Fluido, llamado coloquialmente “coker” es el responsable “de aumentar los volúmenes de nafta catalítica para garantizar los máximos rendimientos en la manufactura de gasolinas”.

En el caso del Desintegrador Térmico Retardado es otro modelo de “coker”, y el profesor Herrera dice “que apalanca y garantiza los máximos rendimientos de naftas, uno de los componentes fundamentales para la preparación de la gasolina”.

“Otra situación distinta es la Unidad de Alquilación, que es la unidad de proceso premium que permite la obtención de un hidrocarburo conocido como Alquilato, el cual ya posee un octanaje que ocupa bandas entre 96 y 110 octanos”.

Explica que “las Unidades de Gases Licuados nos otorgan maniobrabilidad para la obtención de los hidrocarburos butano y pentano”.

En el caso de Las Unidades de Oxigenados, según el profesor Herrera “en la refinería de Amuay y en la refinería Cardón disponemos de las plantas de procesos T.A.M.E y M.T.B.E respectivamente”.

De manera pues, dice Herrera, “que estas son las unidades de proceso que garantizaban a la República, de manera segura y confiable, los más de 300 mil barriles de gasolina diarios para el parque automotor venezolano”.

El Centro de Refinación Paraguaná, en VenezuelaEl Centro de Refinación Paraguaná, en Venezuela

Qué pasó

El profesor considera necesario, que en base a esa información que él explica, nos preguntemos ¿Qué pasa ahora con las manufacturas de gasolinas? “La respuesta es simple: todas las unidades de proceso descritas se encuentran fuera de servicio con daños mecánicos severos, tales que han llevado a Venezuela a comprar gasolina a la República Islámica de Irán”.

Destaca que se conoce extraoficialmente que se hacen esfuerzos por reactivar la unidad catalítica del CRP Cardón. “Nótese que para garantizar la manufactura de gasolinas se requiere que todo el complejo de refinación se encuentre en perfecta sinergia”.

Les envía un mensaje a las autoridades nacionales: “Si no reactivamos el parque de refinación venezolano, la importación de gasolina será vitalicia”.

“La moraleja es muy expedita, se requiere el concurso de todos los profesionales despedidos de la industria, adecuación de la metalurgia de los equipos, redefinición de los protocolos de arranque y parada de las unidades de procesos, adquisición de catalizadores y sustancias químicas”.

Finaliza diciendo que “es necesario deponer la sensibilidad y el prurito en reconocer los errores cometidos y rectificar en beneficio de Venezuela”.

Una Zarzuela en Cardón por Gustavo Coronel – Blog Las Armas de Coronel – 4 de Junio 2020

download

UNA CARTA AL LLAMADO ESTADO MAYOR DEL CONSEJO PRODUCTIVO DE TRABAJADORES DE LAS REFINERÍAS AMUAY-CARDON.

Estimados compatriotas:

Quien escribe esta carta fue gerente general de la refinería de Cardón en los primeros años de la estatización de la industria petrolera, específicamente durante 1977- 1978, tarea que alternaba con mi condición de miembro de la primera junta directiva de Petróleos de Venezuela. Les digo esto para hacerles saber que no hablo sin conocimiento de causa. Además de esto, tengo ya suficiente edad, casi 87 años, para poder hablarles como un abuelo les hablaría a nietos que han perdido la brújula, con la verdad por delante.

 Veo en la publicación oficial de PDVSA (lo que queda de ella),  link:

http://www.pdvsa.com/index.php?option=com_content&view=article&id=9535:juramentado-estado-mayor-del-consejo-productivo-de-trabajadores-en-el-crp&catid=10:noticias&Itemid=5&lang=es , que ustedes se han reunido en las oficinas de la refinería de Cardón para integrar el Estado Mayor (término bélico) de una entidad llamada Consejo Productivo de Trabajadores de las Refinerías Amuay-Cardón. Los asistentes a esta reunión fueron representantes de todas  “las fuerzas políticas” que hacen vida en el complejo refinador, tales como la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros, FUTPV; la universidad Bolivariana de los trabajadores “Jesús Rivero”; El cuerpo combatiente de milicia CRP; la Juventud Petrolera y Petro Mujer, quienes procedieron a integrar el llamado Estado Mayor arriba nombrado.

¿Con que propósito? Dice la noticia: “Con el compromiso patrio como estandarte y el objetivo de impulsar las transformaciones necesarias en la industria petrolera”.

El líder sindical José Uray fue nombrado jefe del Estado Mayor y  pronunció las siguientes emocionadas palabras: “Con la fuerza del amor, de la unión de voluntades entre los trabajadores y las trabajadoras de este complejo refinador, libramos una batalla de dignidad, con el orgullo de reconocernos defensores de la soberanía, cada uno desde nuestra responsabilidad en la Industria, aportando ideas y victorias hacia el reimpulso de la producción de combustibles para el pueblo venezolano”. Es de hacer notar que el Sr. Uray tiene años como trabajador del complejo refinador, ya que en 2012 apareció en televisión diciendo que el incendio estaba controlado y en 2016 declaró que ya las refinerías habían regresado a su normalidad. Ver:   

http://www.avn.info.ve/node/129530 y http://www.pdvsa.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6574:en-marcha-normalizacion-de-las-operaciones-de-refineria-cardon&catid=10&Itemid=589&lang=es .

El Sr. Uray es simplemente un operador político del régimen.

Sus palabras, muy cursis por cierto, hablan del amor, de las voluntades, de la dignidad, de las victorias y el orgullo, pero la realidad es que, en la situación de estas refinerías, ninguna de estas altisonantes palabras encaja. El complejo refinador Paraguaná en manos del régimen Chávez/Maduro se ha venido derrumbando progresivamente debido a la corrupción e ineptitud de los regímenes chavistas de los últimos 20 años. Hoy en día las plantas están prácticamente cerradas y el Sr. Uray ha sido testigo presencial, cómplice por omisión o comisión, de este derrumbe. Sin embargo, lo que sigue diciendo es que todo está normal.

buque-irani-forest-en-cardon-27may2020

EL SR. URAY, AL CENTRO, CELEBRANDO LA “VICTORIA” 

Por ejemplo, acaba de recibir uno de los barcos iraníes, como si la llegada de la gasolina iraní fuera una victoria para Venezuela y no la prueba de una humillante y vergonzosa derrota causada por la ineptitud y corrupción del régimen del “presidente obrero” y del paracaidista fallecido. 

Ver tweet:  “Ya el Forest en el Muelle Verde del CRP Cardón con 275.000 Barriles de gasolina, recibido por los Camaradas José Uray, Francisco García y Ramón Zarraga”.

Además del Sr. Uray hablaron dos otros miembros del Estado Mayor. Francisco García, otro de quienes recibieron alborozados a los “victoriosos barcos iraníes” dijo que: “es de gran importancia la organización de la clase trabajadora en aras de garantizar la buena marcha de la Industria Petrolera, una empresa forjada en las luchas que la reivindicaron como una Corporación al servicio de la Patria, hija del Comandante Hugo Chávez y hoy guiada por el Presidente Obrero, Nicolás Maduro y un equipo de líderes que dirigen su camino hacia su fortalecimiento”. Como miembro del CPT, la trabajadora Linda Márquez “aseguró que el empoderamiento de la clase obrera en los procesos de la Industria resulta vital para concretar las transformaciones necesarias, con la finalidad de sumar voluntades, apoyando a los líderes con una visión profundamente revolucionaria de los procesos”. Estas palabras no tienen nada que ver con refinación sino con ignorancia y servilismo.

Además del Estado Mayor designado asistieron al acto el gerente del centro refinador agonizante, un miembro de la ilegítima asamblea nacional constituyente y otros políticos del régimen.

Señores y Señoras del Estado Mayor: les digo lo siguiente y lamento tener que hablarles de esta manera:

Las refinerías, como toda planta industrial, requieren de cinco componentes básicos para operar normalmente y con eficiencia: Tecnología de punta, capital suficiente para reinversión y mantenimiento, gerencia profesional de alta calidad, ingenieros y otros técnicos y un cuerpo de trabajadores responsables y dedicados a sus tareas, no a la politiquería. En Paraguaná casi no quedan rastros de ninguno de estos componentes: no hay tecnología de punta, no hay capital para inversión y mantenimiento, no hay gerencia profesional, hay pocos ingenieros y otros técnicos suficientes para manejar las plantas y los trabajadores han sido capturados – como estamos reseñando –  por los politiqueros de oficio como el Sr. Uray y pretenden que ellos solos pueden recuperar lo que se ha perdido por la negligencia de una empresa mal gerenciada desde hace muchos años.

Lo que ustedes están haciendo con este llamado Estado Mayor es una zarzuela, un sainete de mal gusto, un espectáculo cursi y patriotero.

Al actuar de esta manera ustedes se convierten en cómplices del gran crimen que el chavismo/madurismo comete contra el país.

Compatriota,

Gustavo Coronel

Cinco buques de Irán, tres centros de refinación en Venezuela, un sistema colapsado – El Nacional – 4 de Junio 2020

Eudit Girot, sindicalista petrolero, cree que la recuperación del centro refinador de Paraguaná, en el estado Falcón es un reto, pues su estado es el más grave

Foto: AFP

Los cinco barcos que Irán envió a Venezuela con gasolina atracaron en tres centros de refinación que el gobierno de Nicolás Maduro promete reactivar. Especialistas, sin embargo, son escépticos.

Con capacidad instalada para procesar 1,3 millones de barriles diarios de crudo y combustibles, el sistema refinador venezolano a duras penas funcionó a 12% de su potencial en el primer trimestre de 2020, según cifras proporcionadas a la AFP por fuentes de la industria.

No estaba produciendo «ni un litro de gasolina», con operaciones concentradas en el procesamiento de crudo pesado para exportación, dijo el sindicalista petrolero Iván Freites.

La parálisis, combinada con la falta de liquidez para importar tras una dramática caída de la producción petrolera y los precios, derivó en escasez.

Sanciones financieras de Estados Unidos, otrora principal cliente de Venezuela, complicaron aún más el panorama.

En ese contexto llegaron los buques Fortune, Forest, Petunia, Faxon y Clavel con 1,5 millones de barriles de gasolina e insumos que el ministro de Petróleo de Maduro, Tareck el Aissami, espera que ayuden a levantar las refinerías cuando el régimen fijó nuevos precios del combustible, vigentes desde el lunes, en un país donde era prácticamente regalado.

Teherán dijo que continuará haciendo envíos. Washington, en tanto, anunció el martes sanciones contra cuatro navieras por transportar petróleo venezolano.

«Incluso en un esquema sin sanciones, donde pudieses importar sin restricciones, sería difícil… ¿Pueden arrancar las refinerías? Llevaría bastante tiempo», comenta a la AFP Henkel García, director de la firma financiera Econométrica.

Paraguaná: El mayor, pero el «más grave»

El buque Forest ancló en el centro refinador de Paraguaná, en el estado Falcón, uno de los mayores del mundo, con capacidad para procesar 955.000 barriles por día, pero lejos de sus mejores días.

Recuperar las refinerías, con el gigantesco complejo de Paraguaná como corazón, es medular, no solo por la sequía interna de combustibles, sino por la necesidad de tratar con petróleo liviano y aditivos el crudo pesado de Venezuela.

De acuerdo con la firma S&P Global Platts, el país debió recortar en las últimas semanas su erosionada producción de crudo por limitaciones de almacenamiento y falta de petróleo liviano. En abril, de acuerdo con la OPEP, su oferta era de 620.000 bpd frente a 3,2 millones bpd hace 12 años.

Hasta 2018 Venezuela enviaba 500.000 bpd de crudo a Estados Unidos y recibía de ese país 120.000 bpd de petróleo liviano y diluyentes.

El complejo de Paraguaná, con sus refinerías Cardón y Amuay, ha funcionado en los últimos ocho años de manera intermitente, asevera Freites. Solo procesaba 120.000 bpd antes de la cuarentena declarada en marzo por el nuevo coronavirus.

Freites denuncia que servicios de apoyo como agua y electricidad están en el suelo y que 80% del personal calificado abandonó las refinerías por las pobres condiciones.

Eudit Girot, otro sindicalista, cree que la recuperación del complejo de Paraguaná es un reto, pues su estado es el más grave. El dirigente de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros estima que hacen falta seis meses, siendo optimista, para empezar a estabilizar operaciones.

El Palito: A prueba

El Fortune, el Petunia y el Clavel arribaron a El Palito, estado Carabobo, complejo con capacidad para refinar 140.000 bpd. Ya el Fortune navega de vuelta a Irán.

Es la refinería más cercana a Caracas, ciudad que durante el confinamiento por la pandemia de covid-19 dejó de estar a salvo del desabastecimiento de gasolina que asfixia hace años amplias regiones del país.

Con respaldo iraní, dice Girot, el régimen intentó reactivarla el mes pasado.

Pudo poner en marcha una producción de gasolina de 35.000 bpd, relata el sindicalista, pero hay contínuas paralizaciones por daño acumulado en los equipos. «El problema no es ponerla a funcionar, sino garantizar su operatividad de manera confiable, segura y sostenida«, subraya.

Puerto la Cruz: «Apagada»

El Faxon atracó en la refinería de Puerto La Cruz, estado Anzoátegui, con potencial para procesar 187.000 bpd, pero en parálisis casi total.

«Está apagada desde 2017«, denuncia Girot. Su refinación en el primer trimestre del año, según fuentes, era de 5.000 bpd.

Calderón Berti: «Venezuela ya no es un país petrolero» – El Nacional – 3 de Junio 2020

El experto petrolero dijo que la recuperación de la industria no pasa por Pdvsa porque está en pésimo estado. Esto dependerá, en cambio, del sector privado nacional e internacional

Berti petrolero

Debido a que tiene meses sin exportar nada y la grave caída de la producción y la refinería, Venezuela ya no es un país petrolero, afirmó el exministro de Energía y experto petrolero Humberto Calderón Berti.

«La caída de la producción de petróleo hace a Venezuela un país de segunda o de tercera categoría. Un país que fue el primer exportador petrolero de la OPEP en los años 70, en esa época Venezuela producía 3,7 millones de barriles diarios», expresó Calderón Berti en entrevista para la página La Gran Aldea.

El experto recordó que antes de la llegada del chavismo al poder Venezuela tenía una capacidad gigantesca para producir y para refinar gasolina, tanto así que era posible abastecer el mercado interno de combustible exportar. «Ninguna de esas dos cosas existe y la refinación está en el suelo».

Hoy día, por el contrario, Venezuela ha tenido que recurrir a Irán para traer gasolina y abastecer la crisis interna. Los cinco buques que llegaron , sin embargo, son suficientes por apenas unos pocos meses. De hecho este miércoles se cumplen tres días desde que se empezó a despachar este combustible y las colas, las fallas técnicas y las protestas continúan.

Según la agencia Reuters, la producción de crudo en el país cayó a 452.000 barriles diarios.

«Se tuvo que tener un esfuerzo arduo para llegar a los 3,3 millones en 1999. Pero después 20.000 personas fueron sustituidas por razones políticas. La expulsión a la que Chávez sometió a miles de empleados de la industria conllevó a que declinara progresivamente (…) Lo triste de esto es que Venezuela tuvo con Chávez y Maduro los mayores ingresos petroleros de su historia», explicó Calderón Berti.

A su juicio, recuperar la industria petrolera no pasa por Pdvsa, pues está en pésimo estado desde el punto de vista financiero y operacional. «La recuperación de la industria, tomando en cuenta los recursos que existen, tendrá que ser hecha por el sector privado nacional e internacional. Pdvsa evidentemente tendrá un rol relativamente pequeño», dijo.

«A lo mejor habría que crear una empresa nueva que no tenga los problemas de Pdvsa. Repetir la Pdvsa que teníamos antes es imposible. La empresa fue destruida», agregó.

Por lo tanto, será necesario, dijo el experto, que las compañías de Pdvsa sean puestas bajo tutelaje de otros organismos del Estado y, en segundo lugar, es necesario un periodo de transición para organizar el sector y buscar la manera de atraer capitales.

 

La llegada a Venezuela de buques petroleros iraníes eleva la tensión con EE UU por Alonso Moleiro – El País – 25 de Mayo 2020

Aviones y helicópteros militares venezolanos escoltan las embarcaciones en el último tramo, mientras Teherán advierte a Washington sobre las consecuencias de un acto hostil

Una gasolinera en Caracas advierte a sus clientes que no tiene combustible, el 24 de mayo. (FOTO: AP | VIDEO: REUTERS)

Los cinco buques petroleros enviados por Irán con 1,5 millones de litros de gasolina ya han comenzado a llegar a Venezuela con el propósito de ayudar al país a paliar la escasez de combustible que padece desde hace meses, agravada especialmente durante los dos meses de la pandemia. Fortune, el primer barco en entrar a las aguas territoriales venezolanas, arribó este lunes a la refinería El Palito, en la costa central del país. Los otros se aproximan a las instalaciones de Puerto La Cruz (noroeste) y Amuay (oeste). La operación ha elevado la tensión entre esos países y Washington.

El ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, anunció que los barcos iraníes serían escoltados por helicópteros y aviones de guerra de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) hasta llegar a los puertos venezolanos. El canciller, Jorge Arreaza, el número dos del chavismo, Diosdado Cabello, y otros dirigentes políticos y militares han agradecido el apoyo a las autoridades iraníes y adjudican el logro a “la diplomacia de paz en un mundo multipolar” llevada adelante por Nicolás Maduro.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, durante una intervención en televisión este domingo. En vídeo, las declaraciones de Maduro agradeciendo a Irán el envío de petróleo. REUTERS

Tanto Cabello como la ministra de Asuntos Penitenciarios, Iris Varela, han declarado que el combustible obtenido es para sostener la revolución y que es “no apto para escuálidos”, en referencia a los opositores, pese a que el país petrolero lleve semanas sufriendo una escasez de gasolina sin precedentes que afecta a millones de personas. Teherán presta ayuda a la República Bolivariana, uno de sus grandes aliados en la región, en un gesto que se ha convertido en un desafío geopolítico a Estados Unidos. La Administración de Donald Trump y la oposición venezolana sospechan que Maduro está pagando con toneladas de oro esta ayuda.

Irán y Venezuela son dos naciones sancionadas por Estados Unidos, país que ha acusado al Gobierno de ser puente para el desembarco de grupos terroristas en Sudamérica, como Hezbolá. La alianza política entre Caracas y Teherán data de los tiempos de amistad entre los expresidentes de ambas naciones, Hugo Chávez y Mahmud Ahmadineyad. La plana mayor chavista guardó luto público después de que un misil estadounidense asesinara al líder de la Guardia Revolucionaria Qasem Soleimani en Bagdad. Una de las piezas clave en la gestión oficial venezolana para la obtención del combustible ha sido el actual vicepresidente de Economía de Venezuela, Tareck El Aissami, venezolano de origen libanés.

Sectores radicalizados de la oposición venezolana guardaban la esperanza de que el Gobierno de Trump impidiera el paso de los barcos para terminar de asfixiar a Maduro en un contexto de colapso total de los servicios públicos y la ruina económica del país. Algunos dirigentes venezolanos en el exilio exhortaron a Washington para que impusiera su ley, sobre todo luego del anuncio del despliegue militar antinarcóticos anunciado por Donald Trump en las costas venezolanas hace poco más de un mes. No ha sucedido. Desde Teherán, el presidente Hasán Rohaní había advertido a Estados Unidos de que un acto hostil contra esta flota tendría consecuencias. Varios portavoces opositores dentro del país, en cualquier caso, se mostraron contrarios a una intervención estadounidense.

Desde hace varios meses, el Gobierno de Maduro trabaja apuradamente con los técnicos de Petróleos de Venezuela –PDVSA, la petrolera estatal que antaño fue una de las grandes exportadores de gasolina del mundo—para reparar las refinerías de El Palito y Cardón, seriamente averiadas, y comenzar a procesar combustible. El declive acelerado de la producción de crudo venezolano ha complicado la situación.

Para trabajar en la reparación de las refinerías, Maduro ha contado con la asistencia de técnicos iraníes que han arribado al país en varios vuelos de la línea aérea Mahan Air durante las últimas semanas. Aunque se hizo un anuncio oficial sobre la reparación exitosa de ambas, en el camino se han presentado nuevos inconvenientes técnicos que han retardado el comienzo de las labores.

PDVSA necesitaba conseguir algunos de los componentes adicionales para fabricar gasolina en el mercado internacional, pero no puede hacerlo por las sanciones estadounidenses. Las dificultades se agravaron especialmente con la marcha de la petrolera rusa Rosnfet. En los últimos meses el Gobierno venezolano estuvo concretando la compra de gasolina en alta mar a cambio de petróleo crudo. Esta operación se ha dificultado con el endurecimiento de las sanciones.

El parque de refinerías de Petróleos de Venezuela, uno de los más grandes del mundo, y alguna vez de enorme eficiencia operativa, ha sufrido un grave deterioro en los años de Hugo Chávez y Nicolás Maduro a causa de la corrupción, la falta de mantenimiento, el despilfarro y la desinversión. La llegada de la gasolina iraní podrá paliar la escasez de combustible en Venezuela durante algunas semanas, probablemente poco más de un mes, según el cálculo de expertos en el sector. Mientras, Maduro espera poder concretar la reparación de algunas de las refinerías del país para regularizar el mercado del parque automotor al menos en Caracas.

José Toro Hardy, exdirector de Pdvsa: «Los buques iraníes podrían traer piezas para reparar las refinerías» por Gabriela Ponte – ABC – 25 de Mayo 2020

José Toro Hardy, economista y exdirector de Pdvsa durante el período 1996-1999
José Toro Hardy, economista y exdirector de Pdvsa durante el período 1996-1999

Según el experto, los cinco tanqueros cargan 1.400.000 barriles de gasolina que equivale al consumo de «16 días de la Venezuela actual deprimida»

Venezuela lleva varios años dependiendo de la importación de gasolina pues no tiene capacidad para abastecer su mercado interno. En el pasado quedó aquella empresa Petróleos de Venezuela (Pdvsa) que producía 3.5 millones de barriles diarios a la que hoy produce un poco más de 600.000, de acuerdo con fuentes secundarias de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en su informe mensual. José Toro Hardy (Caracas, 1942), economista y director principal de Pdvsa durante el período 1996-1999, explica a ABC cuál es el estado de las refinerías venezolanas, por qué no hay gasolina en el país petrolero y por qué Nicolás Maduro depende ahora de esos cinco cargueros iraníes que navegan por aguas internacionales -dos de ellos ya se encuentran en aguas venezolanas- para palear la escasez de combustible que tiene a todo el parque automotor del país paralizado.

¿Cuál es el estado de las refinerías de Venezuela?

Todas las refinerías de Venezuela están paralizadas. Desde el año 2002-2003 cuando el expresidente Hugo Chávez despidió a más de 20.000 trabajadores de Pdvsa, cada uno de ellos tenía en promedio 15 años trabajando para la industria y su experiencia y conocimiento fueron lanzados a la basura. La empresa nunca pudo recuperarse. Progresivamente, a lo largo de estos 20 años, las refinerías se han ido deteriorando sin que se les hiciera el mantenimiento. Hoy en día están todas paralizadas, por lo tanto dependemos de la importación de gasolina. En buena medida, quienes venían comprando gasolina a su vez la importaban para el consumo interno era la rusa Rosneft, pero se fueron del país y nadie la ha reemplazado. Y además, con motivo de las sanciones nadie ha querido traer gasolina a Venezuela. No hay gasolina en el país y las colas en las estaciones de servicios son de días. Esta situación ya existía en el resto del país hace bastante tiempo, pero ahora llegó a Caracas.

¿Hasta que año Venezuela pudo producir óptimamente gasolina?

Las refinerías estuvieron funcionando bien hasta el 2012, ese año se produjo un incendio en la planta de Amuay (ubicada en el Complejo Refinador de Paraguaná, en el estado Falcón) y la refinería no volvió a funcionar adecuadament, estaba produciendo a un porcentaje muy ajustado de su capacidad. Cardón (también en el Complejo Refinador de Paraguaná) lleva 2 años paralizadas, la de Puerto la Cruz, en el estado Anzoátegui, lleva 3 años y así fueron parándose una a una. Venezuela era un gran exportador de gasolina, de hecho todo el Caribe funcionaba con gasolina venezolana.

¿Pero, por qué se acentuó la escasez de gasolina en el mes de mayo?

El punto de inflexión es el retiro de Rosneft de Venezuela. La mayor parte de la gasolina la traía Rosneft. Pero básicamente es la caída de los precios del petróleo lo que hace que Rosneft se vaya. Rusia es un país absolutamente dependientes del petróleo, es su principal sector de la economía. Cuando los precios del petróleo se vienen abajo, Rosneft pierde interés en Venezuela y por lo visto toma la decisión de concentrarse en la producción doméstica de petróleo porque su economía está muy afectada con la caída de los precios y con la caída del consumo derivada de la pandemia. Bajo estas circunstancia se hacen las negociaciones para que Irán traiga cinco tanqueros al país.

¿Y por qué otras empresas no han enviado gasolina a Venezuela?

Problamente por las sanciones. Se fue Rosneft, la empresa mexicana se desinteresa por el petróleo venezolano al caer los precios y las refinerías venezolanas están paralizadas por falta de mantenimiento, eso te explica por qué no hay gasolina en el país. Y es el momento en el que el Gobierno de Maduro llega a un acuerdo para importar gasolina desde Irán a cambio de nueve toneladas de oro.

¿Mientras Rosneft tuvo actividad en Venezuela intentó recuperar alguna de las refinerías del país?

Rosneft tenía participación en algunas empresas mixtas, pero no vinculadas con la refinación sino con la producción. A su vez , venía comprando el 60% de todo el petróleo que exportaba Venezuela. Se dice que ellos estuvieron revisando las refinerías para ver si llegaban a un acuerdo en el cual podrían reactivarlas, pero por lo visto encontraron que la inversión que había que hacer era muy alta y decidieron no llevarla acabo.

Se dice que Irán no solo trae gasolina, sino piezas, repuestos y catalizadores para reactivar la refinería del Cardón. Esa refinería es de una tecnología elevadísima originalmente fue contruída por los ingleses, pero a mediados de la década de los 90 se hizo una inversión altísima de 5.000 millones de dólares en ella para adecuarla a nuevas tecnologías de origen americano. La refinería fue reformada como un traje a la medida a las características del crudo venezolano y es una tecnología muy compleja.

Los alquilatos que traen dos de los tanqueros es para elevar el octanaje de la gasolina

¿Cree que Irán pueda arreglar las refinerías?

Irán llegó a ser el segundo mayor refinador mundial hace algunos años, ya no lo es. Pero el petróleo de irán es de magnífica calidad, es petróleo liviano con poco azufre y sin residuos metálicos. Es algo así como el champán del petróleo. Ese tipo de petróleo se puede refinar en cualquier refinería. Yo no sé si ellos cuentan con la tecnología para reactivar el Cardón. Y aunque los iraníes pudiesen poner las refinerías en funcionamiento, estas no pudieran producir gasolina ya que el petróleo venezolano es muy pesado con mucho azufre y residuos metálicos que requiere de altísimas tecnologías para transformarla en gasolina. Y para elevar el octanaje a 91 o 95, que son los que consumen los vehículos en Venezuela, hay que agregar una cantidad de productos que antes producían nuestras refinerías y que ahora hay que importarlos. Por eso los alquilatos que traen dos de los tanqueros.

¿Cuántos días abastecen esos cinco buques iraníes?

Lo que ellos traen son cinco tanqueros que en total cargan 1.400.000 barriles de gasolina, eso equivale al consumo de 16 días de la Venezuela actual deprimida. Pero el gran problema es la situación geopolítica en la que queda envuelta Venezuela. Nuestro país nunca ha tenido contacto con el Medio Oriente, excepción hecha con la OPEP, y la posición que históricamente habíamos mantenido era ser neutral ante los conflictos de la región, pero por primera vez estamos tomando partido por Irán, que está sancionada por EE.UU., al igual que Venezuela.

Se estima que entre inversiones y gastos habría que destinar a 25.000 a 30.000 millones de dólares por año por los próximos 10 años para recuperar la producción que teníamos hace 20 años

El primer buque entró ayer a aguas venezolanas sin ser interceptado por EE.UU. ¿Por qué cree que no intervino?

Yo creo que la posición de EE.UU. es dejar pasar algunos buques porque por razones humanitarias el país necesita la gasolina, pero yo no estoy seguro de si eso va a ocurrir con los restantes. Ya pasó el Fortune, vamos a ver qué va a pasar con los demás. Sin embargo, lo que enrarece la situación son las recientes declaraciones de Iván Simonovis desde Washington al asegurar que Irán quiere establecer en la península de Paraguaná, en el Estado Falcón, un centro de espionaje para controlar las comunicaciones del Caribe. Yo no creo que Estados Unidos vaya a permitir eso.

¿Venezuela podrá recuperarse de la crisis de la gasolina?

Venezuela es totalmente dependiente de la importación de gasolina. Ahora, se aliviaría si se ponen a funcionar parcialmente las refinerías. Cuando yo era director principal de Pdvsa estábamos produciendo 3.5 millones de barriles diarios, de haberse continuado con las inversiones acordadas de la apertura petrolera, hoy en día deberíamos de estar produciendo más de 5 millones de barriles diarios. Pero el presidente Chávez detuvo la apertura y actualmente lo que producimos es 620.000 barriles al día, de acuerdo con la OPEP. En aquél entonces estabamos refinando casi 1.4 millones de litros diarios, hoy están paralizadas. Venezuela, a parte de las refinerías dentro del país, Pdvsa era dueño de 21 refinerías en el mundo entero. Hoy en día eso se ha reducido sustancialmente. Teníamos 8 refinerías en EE.UU. y 15.750 estaciones de servicios abanderadas con la marca Citgo. Teníamos oleoductos que atravesaban EE.UU. de sur a norte. Es decir, controlábamos el 10% del mercado interno de gasolina de los norteamericanos con petróleo venezolano. Es dramático cuando uno ve a la empresa quebrada. Éramos capaces de poner la gasolina en los vehículos americanos desde nuestro subsuelo pasando todo el tiempo por instalaciones venezolanas.

¿Es posible que Venezuela vuelva a recuperar su industria petrolera?

La materia prima está en el subsuelo. No es cierto que tengamos la mayor reserva del mundo como dice el gobierno, pero tenemos reservas más que suficientes para producir el petróleo que se requiera. Se estima que entre inversiones y gastos habría que destinar a 25.000 a 30.000 millones de dólares por año por los próximos 10 años para recuperar la producción que teníamos hace 20 años. Por supuesto, el Estado venezolano que está quebrado no tiene ninguna posibilidad de hacerlo. De manera que, la recuperación de la industria venezolana pasa por la inversión privada, en la cual el rol de Pdvsa será un actor más en el mercado pero ya no sería la empresa monopólica que hasta ahora es.

 

Grupo Orinoco ante la escasez de combustible – Construyen País.com – 22 de Mayo 2020

A continuación presentamos a nuestros lectores el comunicado que hizo público el Grupo Orinoco ante el desabastecimiento de gasolina en el mercado interno:

1. La escasez de combustibles en Venezuela es consecuencia del deterioro de PDVSA. Las restricciones al suministro de combustibles que existen en la actualidad, no se resuelve con importaciones puntuales ni con la reparación a parches de las refinerías, sino con un plan adecuado y trasparente de importación de combustibles a corto plazo que marche paralelamente con la recuperación integral de la Industria Petrolera Nacional.

Durante la década 2000-2010 las refinerías de PDVSA procesaban aproximadamente 1.150.000 barriles diarios de crudo, el 35% de los cuales se orientaba al mercado nacional de gasolinas, diesel y combustible de aviación y el restante se exportaba para generar ingresos en divisas para la nación. En el presente esos combustibles no se producen, y el país depende de importaciones para suplir la demanda en un momento que no dispone de divisas para importar.

2. El Régimen atribuye la escasez de combustibles a las sanciones económicas decretadas por el gobierno de los Estados Unidos de América, pero la razón de esta carencia es la devastación a la que fue sometida la industria petrolera a partir del mes de abril de 2002, cuando el presidente de la República despidió de PDVSA 20.000 trabajadores de reconocida formación y experiencia.

Adicionalmente, se aplicó una política para la fijación de los precios de los combustibles, con subsidios que se acercan al 100% de los precios internacionales, lo que indujo el contrabando de extracción de volúmenes significativos hacia los países vecinos, ocasionándose severas pérdidas económicas a la industria.

3. Hoy, mientras en el mundo existen excedentes de combustibles como consecuencia de la baja demanda causada por el COVID-19, en Venezuela se ha restringido el suministro de gasolina y diesel a discreción, sin un plan que garantice la atención de los sectores básicos. Adicionalmente, la producción y distribución es insuficiente, llegando a niveles críticos para la población.

• Por lo tanto, servidores públicos como médicos, enfermeras, bomberos y policías, no pueden hacer frente a la crisis asistencial consecuencia del COVID-19, pues no tienen acceso al combustible y por ende carecen de transporte. A ello se agrega, la producción y distribución insuficiente de gas GLP, utilizado para cocinar en la mayoría de los hogares, representando otra calamidad doméstica.

• Igualmente se encuentran detenidas gran parte las actividades industriales, las de agricultura y ganadería, los medios de distribución de alimentos y mercancías, y las de transporte público, agravándose la crisis económica.
Así las cosas, cuando el país está paralizado y en medio de una tragedia humana sin precedentes, el Régimen en lugar de buscar soluciones concertadas para resolver la crisis, la utiliza como una oportunidad para profundizar y reforzar el control social de la población y encontrar un chivo expiatorio para descargar la culpa de su ineptitud.

4. En las últimas semanas se han revelado por canales extraoficiales, planes para la importación y distribución de combustibles, así como para reactivar la capacidad de producción de gasolina en la refinería de El Palito (Edo. Carabobo) y en el Complejo de Refinación de Paraguaná, instalaciones ambas de alta complejidad que se encuentran en un avanzado grado de deterioro y que se han mantenido fuera de operación por un período de tiempo significativo.

Además del precario estado de las refinerías, la baja producción de crudo, la carencia de servicios básicos continuos en el entorno de las mismas, como lo son el suministro eléctrico y el de agua dulce, y las dificultades para acceder a otros insumos fundamentales para la producción de combustibles que han dejado de producirse en el país; permiten inferir que las posibilidades de lograr el abastecimiento de combustibles de forma continua y confiable son bajas.

Todos estos asuntos y sus consecuencias se ha denunciado a lo largo de estos años por el Grupo Orinoco y por diferentes organizaciones e individualidades conocedoras de la materia. Mientras tanto PDVSA, a pesar de la gravedad de los argumentos planteados, los ha obviado y se ha mantenido sin aplicar los correctivos necesarios para resolverlos.

Por estas razones, la solución a esta crisis, pasa necesariamente por el cambio de Régimen y la conformación de un Gobierno Democrático de Transición que genere confianza en los ámbitos nacional e internacional, que promueva un modelo político orientado al progreso de los ciudadanos en libertad y no al control social de la población.

Tan pronto ocurra este cambio de Régimen, se podrá acceder a los mercados internacionales para adquirir y distribuir de manera oportuna y transparente los volúmenes de combustibles requeridos para satisfacer la demanda del mercado nacional y paralelamente ejecutar planes de acción bien fundamentados y elaborados para reactivar las refinerías, los servicios accesorios que les permitan restituir la capacidad de manufactura y los sistemas de distribución de productos petroleros, aplicando en todo ello las mejores prácticas gerenciales, operacionales y
de seguridad industrial higiene y ambiente.

El Grupo Orinoco está convencido de que no habrá solución posible a la escasez de combustible, mientras no se produzca un cambio en la conducción del Estado, con un Gobierno Democrático que afronte la actual crisis humanitaria y promueva un modelo de desarrollo orientado a lograr el bienestar de los ciudadanos, basado en la transparencia de sus planes y en la eficiencia de sus operaciones.

A %d blogueros les gusta esto: