elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Referendum

El quinto golpe de Nicolás Maduro por José Ignacio Guédez Yépez – La Razón – 12 de Enero 2020

La militarización de la sede del Parlamento y el intento de imponer por la fuerza una directiva no votada reglamentariamente, es el quinto Golpe de Estado perpetrado por Maduro

Venezuela.- La Iglesia venezolana critica el "régimen totalitario e inhumano" de Maduro

El pasado 5 de enero se vivió en Caracas uno de los episodios más grotescos de la tiranía madurista, cuando a partir de la militarización del Palacio Legislativo se restringió el acceso impidiendo que varios diputados electos entraran a la sesión de instalación, incluyendo nada menos que al presidente Juan Guaidó. Ya los diputados democráticos, que son mayoría desde 2015, habían soportado un acoso en las instalaciones del hotel donde se hospedaban, el cual había sido allanado esa madrugada por fuerzas del régimen con el fin de amedrentarlos.

Pero pudo más la dignidad y al final del día 100 diputados (de 167) lograron hacer quórum reglamentario para ratificar en la presidencia de la Asamblea Nacional y del país a Juan Gerardo Guaidó, dando comienzo así al periodo legislativo de 2020. Dos días después se repitió el episodio, pero esta vez los diputados lograron romper el cerco militar y paramilitar y accedieron al hemiciclo para sesionar ya dentro del Palacio, sede del poder legislativo. Diputados, periodistas y diplomáticos fueron agredidos brutalmente esos dos días por los esbirros del un régimen despótico que no descansa en cercenar cualquier vestigio de democracia para perpetuar su mando tiránico con el fin de seguir saqueando a Venezuela y oprimiendo al pueblo.

La militarización de la sede del Parlamento y el intento de imponer por la fuerza una directiva no votada reglamentariamente, es el quinto Golpe de Estado perpetrado por Maduro. Su propia ascensión al poder fue un golpe, toda vez que había usurpado la presidencia al ejercerla indefinidamente durante la enfermedad y desaparición de Chávez sin que se hubiera decretado la falta absoluta debida y además porque no podía ser candidato presidencial ocupando el cargo de vicepresidente ejecutivo. Esto sin contar el fraude electoral en sí mismo.

El segundo Golpe se dio cuando la unidad democrática ganó la elección parlamentaria obteniendo dos tercios de los curules, lo que motivó a la asamblea saliente a nombrar de forma inconstitucional y fuera del periodo correspondiente a magistrados del Tribunal Supremo que luego bloquearon a la nueva Asamblea legítima, comenzando por la suspensión arbitraria de dos diputados indígenas y la posterior declaratoria de “desacato”.

El tercer Golpe se dio cuando se criminalizó el referéndum revocatorio previsto en la constitución, impidiendo por la fuerza y desconociendo la recolección de firmas ciudadanas e ilegalizando al partido político MUD artífice de la victoria electoral parlamentaria.

Luego, el cuarto Golpe fue en 2017 cuando se impuso a sangre y fuego (con la mayor represión política conocida hasta el momento) una supuesta Asamblea Nacional Constituyente de forma ilegítima y anticonstitucional, la cual en la práctica es la derogación permanente de la constitución y el sometimiento de los poderes públicos a la voluntad de un partido político.

Detrás de cada uno de esos golpes reseñados, se esconden historias de muertes, heridos, presos, perseguidos y exiliados, que se han ido acumulándose hasta conformar la mayor tragedia política de la Región en las últimas décadas. Pero también se esconde una historia de resistencia democrática como pocas, ya que ninguno de esos golpes ha evitado que hoy un pueblo y su dirigencia siga en pie pidiendo democracia y luchando por su libertad.Juan Guaido, president of Venezuela's National Assembly share with supporters after a citizen assembly in Caracas

Esta vez no lograron impedir que Juan Guaidó se ratificara al frente del Parlamento para seguir ejerciendo como presidente encargado ante el vacío de poder dejado por el vencimiento del periodo presidencial. Ni todo su acoso, extorsión, persecución y soborno logró romper la mayoría parlamentaria que sigue firme exigiendo elecciones presidenciales libres, que es la única solución posible en Venezuela.

La consulta del régimen por Luis Manuel Aguana – PanamPost – 18 de Agosto 2019

El régimen de Maduro y sus acólitos no ve salida en los diálogos y propone una consulta propia con un sistema electoral que controla

Vladimir Padrino, ministro de Defensa del régimen. (Foto: Flickr)

Pareciera haber incomodidad en Padrino por la suspensión del diálogo en Barbados. Efectivamente, el Ministro de la Defensa hizo un llamado público a volverse a sentar a la mesa de negociación porque «nosotros, los bolivarianos, creemos en la humanidad, en el ser humano, en la razón, en las ideas. En cambio, no creemos, ni queremos guerra. Solo creemos en la guerra si es necesaria para darle libertad, independencia y soberanía a Venezuela«.

Estas palabras son pronunciadas por quien ha permitido la mayor invasión de fuerzas militares extranjeras en nuestro país desde su fundación, siendo su trabajo garantizar la defensa y la integridad de la República, poniendo a los cubanos a dirigir nuestras Fuerzas Armadas, es decir, alguien que no está ni de lejos preparado para «darle libertad, independencia y soberanía a Venezuela». Más patético, imposible.

Además de lo contradictorio de las declaraciones de Padrino, al haber sido el régimen quien suspendió las negociaciones en Barbados, cabe preguntarse si lo dijo para remendar el diálogo con la oposición oficial, habida cuenta que quien pierde más es la tiranía. En otras palabras, reconocen con esa declaración que fue una estupidez haberse parado de la mesa y mandan a Padrino a decirlo. Es el régimen quien esta amarrado a esa mesa, y es la oposición quien les da oxígeno al seguir concurriendo a ella.

Yo no albergo la menor duda que la oposición oficial quiera volverse a sentar con el régimen a pesar de las declaraciones de John Bolton, cerrando definitivamente esa puerta. Sin embargo, partir de esas declaraciones del asesor de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, la oposición oficial no puede ofrecer al régimen menos sanciones (o ninguna en absoluto). Resultado: Maduro no ve la lógica de asistir a Barbados y comienza a moverse con acciones que se encontraban detenidas por ese diálogo, entre ellas, la más importante: estrechar el cerco para anular la Asamblea Nacional, único bastión del poder opositor.

Pero para los venezolanos que seguimos de cerca esta telenovela por entregas, estamos a la expectativa de cuál es el siguiente paso de esa oposición que actúa de acuerdo a la consigna de Eudomar Santos, «como vaya viniendo, vamos viendo». Porque el régimen sí actúa en diferentes tableros alternativos y para muestra un botón: la consulta de la tiranía.

Hace un mes, el 15 de julio de 2019, los medios digitales publicaron una noticia que pasó inicialmente desapercibida: la oposición que acompañó a Maduro a las elecciones del 20 de Mayo de 2018 propuso públicamente un referendo consultivo para «la renovación de los poderes públicos». En esta propuesta, resaltaban tres puntos especialmente relevantes: «7) Proponemos convocar un referendo consultivo, basado en los artículos 2, 5, 70 y 71 de la Constitución para consultar al soberano sobre la convocatoria a elecciones generales que permitan renovar todos los poderes públicos nacionales; 8) Exigimos que para hacer realidad esta propuesta, se sostengan y mantengan en el tiempo negociaciones entre las partes con participación de toda la diversidad política nacional y no solo de las élites que conforman los dos polos corresponsables de la crisis. 9 Exigimos así mismo que antes de cualquier convocatoria electoral, se designe como condición previa un nuevo CNE por consenso de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial».

En otras palabras, una consulta propuesta por «la oposición» de conveniencia (¿pagada?) del régimen , hecha con un CNE que acuerde el gobierno de facto de Maduro, que decida si se sustituyen o no unos los poderes públicos cuyos lapsos están establecidos constitucionalmente y con unas firmas y unos votos que certifican Maduro, Diosdado y su Poder Electoral.

Efectivamente, el 9 de agosto los medios digitales publican «el vocero de la Alianza por el referendo consultivo, Enrique Ochoa Antich, aceptó la invitación de Diosdado Cabello a conversar» y a seguidas los mensajes enviados entre ellos y Diosdado Cabello.

¿Será que nos creen tan estúpidos como para que pensemos que esto no fue arreglado entre ellos desde el principio, que esta operación que comenzó en la Sala C de la UCV en julio no fue una iniciativa del régimen utilizando el parapeto de quienes le hicieron la comparsa en las elecciones del 20 de mayo de 2018? ¡Por favor! Es de hecho la ejecución del plan alternativo de pasarle la aplanadora a la Asamblea Nacional.

En los hechos, ya comenzó la utilización indebida del referendo consultivo por parte del régimen utilizando los medios electorales que controla. Muy pronto, aparecerán los «millones de firmas» para convocar elecciones anticipadas de la Asamblea Nacional, violando la Constitución, y posteriormente los millones de votos con las máquinas Smartmatic para realizar esa elección anticipada.

No es la primera vez que el régimen se adelanta utilizando un instrumento propuesto por la Alianza Nacional Constituyente Originaria (ANCO). Lo hicieron la primera vez el 1 de mayo de 2017 al convocar una Asamblea Nacional Constituyente sin la autorización del pueblo venezolano, luego de que reiteradamente recomendáramos a la oposición oficial iniciar esa convocatoria constituyente con la mayoría calificada que tenían desde la instalación del Parlamento opositor el 5 de enero de 2016.

El régimen de nuevo se nos adelanta con una convocatoria fraudulenta de la soberanía popular con una consulta, luego de que le planteáramos a la oposición oficial y al país la convocatoria de esa misma soberanía para el cumplimiento  cabal del «cese de la usurpación», a través de un plebiscito sin el CNE. ¿Hasta cuando tanta miopía y estupidez opositora? Llegó la hora de actuar con la iniciativa. Convoquemos nosotros ya a esa soberanía, pero a favor del pueblo.

Frenazo en Noruega por Gladys Socorro – La Patilla – 21 de Mayo 2019

downloadNo, de plano. No hubo medias tintas ni guabineo. Ni siquiera fue necesaria la consulta a Caracas. El equipo negociador enviado a Noruega por el presidente Juan Guaidó le metió el freno de mano a los representantes de Nicolás Maduro. Éstos pretendieron aceptar la salida a la crisis nacional por la vía electoral, pero a su manera: convocar un referendo para consultarle a los venezolanos si querían o no adelanto de las elecciones presidenciales, más no la elección del Presidente en sí.

Es obvio, los oficialistas necesitan tiempo para reacomodarse e intentar salir a flote, pero la oposición, esta vez liderada por la Asamblea Nacional con Guaidó a la cabeza, no cedió terreno. El cese sin demoras de la usurpación es innegociable. En el nivel de deterioro que está Venezuela y la amenaza que representa para el resto del continente, la Comunidad Internacional en pleno coincide en la necesidad de sacar a Maduro y a su grupito de Miraflores. La estrategia del chavismo buscaba ganar un año como mínimo, seis meses para el referendo y seis meses más para las presidenciales, apostando al hecho que Guaidó dejaría de presidir la Asamblea Nacional los primeros días de enero e inmediatamente también dejaría de presidir el país.

Mucha alharaca se ha armado con este encuentro en el que ni siquiera las partes se vieron las caras. Y es que los venezolanos nos acostumbramos a disparar primero y preguntar después. La crítica es y ha sido nuestro hobby por excelencia, hoy exacerbado por las redes sociales y la acumulación de años y años de desconfianza. Nunca habíamos tenido una opción tan clara para salir de la tragedia chavista y seguimos siendo nuestros primeros saboteadores. A Maduro y su gente no le creemos ni el Padre Nuestro, pero basta con que disparen en contra la oposición para aceptar a rajatabla todo lo que dicen y cómo lo dicen. Su manoseado guión de desesperanza inducida pareciera mantener su influencia en parte del bloque opositor.

No perdamos el foco. No nos distraigamos del objetivo. Aunque alguno que otro dirigente político intente pescar en río revuelto metiendo cizaña para generar desconfianza, no les hagamos caso. El chavismo y algunos colaboradores insisten en dividirnos para ellos mantenerse en el poder. Buscan implosionar la imperfecta unidad política que se ha creado en torno a la figura de Juan Guaidó, jugar al cansancio y obligarnos a abandonar el camino de libertad que estamos transitando.

Oportunidades como ésta no volveremos a tener en el futuro cercano. Mantener unida a la oposición, tener el respaldo de la Comunidad Internacional, a un Estados Unidos coordinando todas las acciones, al Vaticano como soporte de una decidida y frontal iglesia venezolana y a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) mostrando estadísticamente por primera vez la dantesta realidad nacional, no es cosa fácil. Aunque lo que los una, en su mayoría, sea la necesidad de sacar a Maduro y su grupito de Miraflores para mantener la paz, estabilidad y seguridad en el continente, siempre privilegiarán todas las vías de diálogo y negociación por encima de cualquier acción militar, y las conversaciones en Noruega son un ejemplo de ello. Agotar esa vía es un acto de responsabilidad porque de los movimientos militares se sabe cuándo comienzan pero no cuándo ni cómo terminan.

Amén del caos que representaría para los venezolanos que todo siguiera igual, a Guaidó es al que menos le conviene que este proceso fracase. Es intocable y protegido mientras esté al frente de Venezuela, es decir, hasta el 5 de enero de 2020 cuando deba entregar la presidencia de la Asamblea Nacional. Entonces, pasaría a ser un perseguido y quedaría relegado al exilio lo que para los políticos no resulta una buena opción, sino pregúntenle a quienes están afuera a la espera de la resolución del conflicto interno para regresar.

Insisto, las cartas están echadas. Lo lamentable de todo este proceso es que el desenlace definitivo está en manos de terceros. Por comodidad, inocencia, inconsciencia y el juego sostenido de la abstención dejamos crecer a un monstruo de mil cabezas que ahora no podemos controlar con nuestros propios recursos. Ojalá hayamos entendido la lección. Mientras tanto, no tenemos más opción que confiar y acompañar el proceso, a menos que usted tenga una mejor solución que la planteada. Juan Guaidó me lo dijo a mediados de abril y yo le creo: “faltan dos meses, quizás menos…no nos vamos a dejar joder”. Amanecerá y veremos.

“Propuesta de Ecuador sobre referendo en Venezuela es válida” según Borges – Diario Las Américas – 6 de Junio 2018

Borges hizo esta declaración desde Estados Unidos durante una entrevista telefónica que concedió a la emisora Unión Radio. En ella señaló que toda América “acompaña” a Venezuela en la búsqueda de una “solución democrática”, que implica la salida del poder de Nicolás Maduro

0001391611.jpg

Borges aseguró que el régimen de Nicolás Maduro nunca esperó una participación tan baja en las elecciones presidenciales.

El expresidente de la Asamblea Nacional Julio Borges dijo que es una “posición válida” la propuesta que hizo Ecuador sobre la realización de una consulta en Venezuela que refrende o revoque la reelección del gobernante, Nicolás Maduro, y apuntó que la Cámara pudiera promover esta iniciativa.

“Ecuador dice que como solución propone una especie de referendo con todas las garantías internacionales para que los venezolanos decidamos si queremos hacer nuevas elecciones o no. A mí me parece que es una posición válida y que incluso la Asamblea Nacional (AN) podría promover esta propuesta”, dijo el diputado.

Borges hizo esta declaración desde Estados Unidos durante una entrevista telefónica que concedió a la emisora Unión Radio. En ella señaló que toda América “acompaña” a Venezuela en la búsqueda de una “solución democrática”, que implica la salida del poder de Nicolás Maduro.

Señaló que con esta propuesta, Ecuador pide una consulta con “otro árbitro electoral y con garantías ciertas”, en la que los venezolanos respondan si están conformes con el resultado de las elecciones presidenciales del 20 de mayo, en las que Maduro resultó reelegido con poco más de 6 millones de votos y 54 % de abstención. “Creo que el resultado (de la potencial consulta) lo sabemos y va a ser muy bueno para la democracia venezolana”, dijo.

Borges también comentó que de la resolución que este martes 5 de junio se aprobó en la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que abre la puerta a la suspensión de Venezuela del organismo y declara ilegítima la reelección de Maduro, tiene varias lecturas que juzga “positivas”.

Entre esas lecturas destaca el hecho de que República Dominicana, que recientemente fuera sede y garante de un diálogo político entre la oposición y el Gobierno de Maduro, haya votado a favor de esta resolución. Opinó que el voto de República Dominicana implica “un cambio sumamente importante” que ha tenido este país en la forma de ver al Gobierno de Venezuela, lo que también se hace evidente cuando “le calla la boca” al Gobierno de Maduro, que “habló maravillas de ese diálogo”, del que la oposición se retiró al negarse a firmar un acuerdo sobre condiciones electorales.

“Lo más significativo es que entendamos que no estamos solos. Este tema no lo van a soltar las democracias de América Latina y las democracias de América, y el hecho de que hayamos tenido esta nueva correlación, estos nuevos votos, le sigue dando impulso a más presión democrática”, afirmó Borges.

Purga en Venezuela – Editorial El País – 24 de Agosto 2016

La destitución de funcionarios opuestos a Maduro es inaceptable

La purga política ordenada en la administración pública venezolana por el presidente Nicolás Maduro viola los más elementales principios democráticos, además de la propia Constitución y legislación venezolanas. Es una intolerable agresión contra el principio de libertad de pensamiento que debe regir en cualquier democracia y dibuja un sombrío panorama sobre hasta donde está dispuesto a llegar el mandatario venezolano con tal de permanecer en el poder.

 

La semana pasada, en un amenazante discurso contra la oposición, Maduro se jactó de que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, iba a quedar comparado con él “como un niño de pecho” en cuanto a lo que se refiere a purgas en la administración del Estado. Ayer, ordenó que en 48 horas fueran destituidos todos aquellos funcionarios, a partir de un cierto nivel, que hubieran avalado con su firma la petición de celebración de un referéndum revocatorio sobre su presidencia. La medida afecta a unas 19.000 personas, un tercio de todos los puestos directivos de la administración venezolana.

Las depuraciones que está llevando a cabo Erdogan son, en muchos casos —como entre los profesores—, más que cuestionables y abiertamente criticables pero habría que recordarle a Maduro que mientras Turquía ha sufrido un intento de golpe de Estado, en Venezuela quien está saltándose la legalidad es su propio Ejecutivo, con la existencia de presos políticos, juicios farsa, el boicoteo al Parlamento y ahora los intentos de boicotear por todos los medios una convocatoria sobre la figura presidencial ideada precisamente por el propio Hugo Chávez, incluida en la Constitución venezolana y utilizada como uno de los principales reclamos con los que el chavismo obtuvo el poder en las urnas. Aunque los puestos afectados son de libre designación, la medida podría incluso violar un decreto-ley firmado por el propio Maduro sobre “inmovilidad laboral” al introducir una motivación anticonstitucional como es la discriminación ideológica.

Las más de 400.000 firmas depositadas ante el Poder Electoral venezolano que, cumpliendo la ley, piden la realización de una consulta vinculante —se necesitaban 200.000— no se han presentado con el fin de que el aparato del Gobierno las coteje y proceda a adoptar represalias contra aquellas personas que han dado su nombre y número de identificación respaldando la iniciativa. Ninguno de los firmantes ha violado ley alguna. Sin embargo, han sido calumniados repetidamente desde la propaganda oficial. El número dos de facto del régimen, Diosdado Cabello, ha pedido tres veces durante este mes la destitución anunciada ahora calificando a los firmantes de “escuálidos”.

Maduro está recurriendo a todo tipo de artimañas para retrasar la celebración del referéndum. Si este se celebra después del próximo 10 de enero y el mandatario pierde, no será necesario convocar nuevas elecciones y Maduro sería sustituido por su vicepresidente. El hostigamiento a quienes piden una consulta legal y su demonización como “enemigos de la revolución” es una práctica inaceptable de un Gobierno que, en las urnas, ya ha perdido la confianza de su pueblo.

Comunicado Venex – MUD – 3 de Mayo 2016

Superamos con creces el 1% de voluntades para el RR
• Primero tuvimos que recoger firmas ciudadanas para autorizar a la MUD a ser intermediaria en este proceso y lo hicimos en horas.
• Tuvimos que presionar fuertemente al CNE para que entregara la planilla con la cual recoger las firmas del 1% de los electores, casi 200 mil, para solicitar el RR. A nivel nacional se organizaron los diferentes partidos para recoger estas firmas. En apenas 4 de los 30 días de plazo, el Comando Venezuela Unida recibió más de 2.500.000 de firmas: se logró obtener más de 12 veces el mínimo exigido.
• Luego de revisarlas internamente, este lunes 2 se entregaron al CNE más de 1.850.000 firmas. La Unidad logró sorprender a quienes querían impedir esta entrega y llegar al CNE sin que se generara ningún acto de violencia.
• En los próximos 5 días continuos, el CNE debe verificar que sí alcanzamos el 1% de firmas de apoyo por cada entidad (condición que rechazamos porque éste es un Revocatorio nacional) e inmediatamente dar la fecha y lugares donde, durante 3 días hábiles, esos firmantes deberán verificar en captahuellas sus firmas.

La lucha es larga y difícil, pero posible
• Cumplidas las fases de manifestación de voluntades, revisión y validación en la etapa de promoción (todas inventadas por el CNE), vendrá la única etapa prevista en la Constitución: la de participación, en la cual casi 4 millones de electores (20% del RE) deberán activar el RR, otras vez mediante captahuellas, en fechas y en centros que anunciará el CNE.
• Al final de este tortuoso camino, el RR se activaría dentro de los siguientes 90 días continuos.
• En ese momento será obligatorio convocar en 30 días a una elección presidencial, pero debemos lograr que el RR se realice antes del 10 de enero de 2017 y obtener más de los 7.587.532 votos adjudicados a Maduro en 2013.

Entonces, ¿cómo participar en el exterior a favor del RR?
• En las etapas iniciales era difícil la participación en el exterior, porque incluso podía dar excusas al gobierno para alargar los lapsos.
• Las energías de los venezolanos en el exterior deben concentrarse en lograr que la mayor cantidad posible pueda inscribirse o actualizar sus datos en el Registro Electoral de los Consulados.
• Los venezolanos que viven en el exterior deben organizarse para conquistar el pleno cumplimiento del artículo 28 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales, el cual fija que el Registro Electoral es “2. De carácter continuo. No es susceptible de interrupción por la realización de un proceso electoral. Todas las personas pueden inscribirse o actualizar sus datos en cualquier momento, así como solicitar la rectificación de los datos que estuvieren erróneos o afectasen su derecho al sufragio”. Todo lo demás son excusas y trabas burocráticas de los funcionarios consulares, en complicidad con la Cancillería y el CNE, contra las cuales debemos luchar en Venezuela y en cada región consular.
• A pesar de la poca disposición del Ejecutivo, el CNE, la Cancillería y el TSJ, el Comando Venezuela Unida continúa luchando desde Venezuela por objetivos superiores, contenidos en la propuesta de Reforma de la LOPRE que ya está procesando la Asamblea Nacional: cédula como único requisito para inscribirse o actualizarse, igual que en Venezuela; pasaporte como sustituto de la cédula, en el exterior; inscripción a distancia en el RE; sorteo de Miembros de Mesa entre electores; apertura de Centros de Votación en localidades con un mínimo de venezolanos; escrutinio inmediato después de la votación; entre otros avances.

Los venezolanos que viven en el exterior pueden hacer la diferencia para lograr el Referendo Revocatorio, pero hay que empezar desde ya a organizarse y hacer presión localmente mientras hacemos lo mismo en Venezuela.

Y después de la planilla ¿qué? por Luis Pedro España – El Nacional – 28 de Abril 2016

El gobierno tiene su agenda más que cantada. Consiste en posponer hasta enero de 2017 la consulta del referéndum revocatorio. Para ello se valdrá de demoras injustificadas, de normalillas, de incisos y letras pequeñas. Con su fachada hipócrita tratará de alargar todo lo que pueda la consulta. Sabe que la pierde. Cualquier elección la perderá. Por eso lo mejor es posponer lo inevitable.

En el camino puede que la oposición se desanime, que la invada la desesperanza, que surja de su seno esa vocecilla que gusta a tanto sabiondo: “Otra vez no pudimos, hagamos lo que hagamos ellos siempre ganan, el pueblo se acostumbró”.

Quienes así piensan no solo son colaboradores del gobierno, sino que además expurgan sus temores anticipando el fracaso. Si no se logra el objetivo, ya lo sabían; y si se da, pues, disfrutan de las mieles del triunfo como si hubiesen ayudado en algo. Son, con o sin intención, parte de nuestros enemigos.

Pero esa agenda de la desesperanza puede y debe ser vencida por la oposición. La fulana planilla del revocatorio puede que se haya entregado dos o tres semanas antes de lo que en su agenda de posposiciones tenían previsto. La movilización, la amenaza de ir juntos a reclamar el derecho constitucional, les adelantó el reloj de su macabra demora. Ténganlo por seguro, sin presión no se habría entregado este primer requisito.

Vienen nuevos y más intentos de retrasar lo inevitable, el trabajo de la oposición es modificar el guion del gobierno, el cual, como sabemos, responde a una agenda de supervivencia y de ningún modo a una de reconstrucción o de soluciones para el país.

Si, efectivamente, pueblo y oposición logran superar todas y cada una de las barreras hasta convocar el referéndum revocatorio, ganarlo como lo estipula la Constitución (obtener 7,6 millones de votos) y, además, celebrarlo antes de 2017, pues entonces el mandado estará hecho y el próximo capítulo será convocar a un gobierno de unidad nacional, ganar las elecciones y enfrentar la crisis con haberes que este gobierno simplemente no tiene.

Pero si ello no es posible, si no se logra el referéndum para la fecha límite o, peor aún, si no se logra ganar el referéndum con la cantidad de votos necesarios, entonces los escenarios cambian completamente. De las dos malas noticias para la oposición, perder el revocatorio parecería un escenario descartable, siempre y cuando este tenga lugar antes de 2017. La crisis, la torta que definitivamente es el señor presidente, junto al entusiasmo de una nueva esperanza, garantizan el triunfo. Después de esa fecha será difícil movilizar a la población, nos embargará la desesperanza que, como sabemos, es el juego preferido (o quizás el único) que le queda al gobierno.

Dicho esto, las elecciones de gobernadores serían la opción de acumulación de poder para la oposición. Una buena mayoría de gobernaciones haría casi obligado un gobierno de cohabitación. Si las cosas se agravan (hiperinflación de por medio) no es descabellado pensar en un gobierno de transición dentro del propio chavismo (negociar desde el poder siempre es ventajoso). Se trataría de una retirada ordenada que pondría en apuros a la oposición y su necesaria unidad. Radicales y moderados irían a un match en el cual el único ganador sería el gobierno.

Así las cosas, no superar todos los escollos para ir al referéndum revocatorio es muy costoso para la oposición y para el país. Se le daría aire, así esté envenenado, a un gobierno sin futuro que no importa lo que haga perdería abrumadoramente en 2019.

¿El costo? Tres años más de espera y de sacrificios. Más tiempo perdiendo el autobús de la historia. De allí que después de la planilla solo queda seguir bregando para cambiar la agenda del pasado y de privilegios mezquinos que quiere el gobierno.

10 datos sobre el proceso de referéndum revocatorio por Yazmely Labrador – El Nacional – 28 de Abril 2016

Este miércoles se llevó a cabo la primera jornada de recolección de firmas del 1%, requisito necesario para activar el mecanismo; sin embargo, es sólo el primer paso. El proceso de validación y recolección de firmas del 20% son otros de los pasos a seguir

escritor-Leonardo-Padron-LeonardoPadron-ElPitazoTV_NACIMA20160426_0071_6Con largas colas en varios puntos del país, los venezolanos participaron en el inicio del proceso para revocar el mandato del presidente Nicolás Maduro. Este miércoles se llevó a cabo la primera jornada de recolección de firmas del 1%, requisito necesario para activar el mecanismo.

Tras el inicio de esta etapa varias dudas han surgido en torno a los pasos a seguir para rellenar la planilla y en qué consiste todo el proceso de referéndum. Aquí te explicamos los 10 datos más importantes del revocatorio

  • Las firmas del 1%. Son el requisito principal para informar al CNE las intenciones de activar el referéndum revocatorio. Se debe recolectar el 1% de los inscritos en el Registro Electoral por estado. En total, son 197.721 mil firmas.
  • Datos de la planilla. Es importante que todo lo que se coloque en la planilla no se salga del recuadro establecido en el documento, esta acción podría invalidar la firma y las que se encuentran arriba y abajo. La huella es preferible colocarla en zigzag para evitar que se confundan a la hora de hacer la verificación. Las personas pueden firmar en cualquiera de los puntos disponibles, no es necesario que sea dentro del municipio o la zona en la que reside.
  • Lapsos. Luego de hacer entrega de la planilla del 1% a la oposición, el CNE estableció un lapso para recolectar las firmas de 30 días, paso distinto al establecido en las resoluciones de 2007 que daban cinco días para recoger las rúbricas.
  • Proceso de verificación. Una vez entregadas las firmas, el CNE inicia el proceso de validación de las mismas que tiene un lapso establecido de cinco días hábiles. De ser así, y si el Poder Electoral acata el anuncio de Maduro de reducir la jornada laboral a dos días, este proceso duraría tres semanas; sin embargo, de aplicarse las resoluciones de 2007, el proceso de validación tendría un lapso de 20 días.
  • Firmas del 20%. Luego del proceso de validación del 1%, hay un lapso de 15 días hábiles establecidos por el CNE para definir la logística de recolección de firmas del 20%. Son 3 días para recolectarla, luego el Poder Electoral tiene 15 días hábiles para verificarlas (3 semanas). Después viene un lapso de 20 días hábiles para definir la logística.
  • Validación del 20%. Luego de realizar este proceso, el CNE cuenta con 3 días para anunciar si las firmas son válidas. Posteriormente, 3 días para anunciar la convocatoria de la elección. Para organizar estos comicios en ente cuenta con 90 días.
  • Cifras a obtener en el referéndum. Una vez realizado el referéndum revocatorio, la oposición debe obtener una votación igual o mayor a la que sacó Nicolás Maduro cuando fue electo presidente, el 14 de abril de 2013; es decir, 7.587.532 votos o más. De ser así, el CNE debe convocar a nuevas elecciones presidenciales.
  • Cálculos. La oposición estima que el referéndum revocatorio puede efectuase entre los meses de noviembre y diciembre de este año.
  • Importancia del revocatorio este año. Para la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), llevar a cabo el proceso de revocatorio este año es fundamental. Si Maduro es revocado el CNE llamaría a elecciones. De realizar este proceso el próximo año, será el vicepresidente de la República el encargado de culminar el periodo presidencial.
  • Firmas en el extranjero. Para la recolección de firmas del 1 y 20 % los venezolanos que se encuentran en el extranjero no pueden participar, debido a que luego de esto, se inicia un proceso de validación y verificación de huellas en un punto establecido por el CNE dentro del territorio nacional. En las elecciones de revocatorio sí pueden ejercer su derecho al voto.

Comunicado Unidadvenex sobre Referendum Revocatorio – 27 de Abril 2016

En el exterior no se firmará para solicitar ni para aprobar el Revocatorio, pero sí se votará cuando se fije la fecha para ese Referendum.

Pero para votar hay que estar inscrito en el Registro Electoral del respectivo Consulado y, de ser así, nuestros VENEX pueden hacer la diferencia en el resultado del Revocatorio, no solamente para sacar más votos (eso es seguro), sino para lograr el requisito indispensable de sacar más votos que los que obtuvo el revocado en 2013 (esto hay que conquistarlo.
En cada Consulado, los VENEX deben organizarse y confirmar de inmediato la vigencia del procedimiento para inscripción a distancia, que ya publicó en su página la Embajada de Australia:
http://australia.embajada.gob.ve/index.php?option=com_content&view=article&id=249%3Aregistro-electoral&catid=9%3Atramites&Itemid=102&lang=es
No hay ni un solo día que perder…
El país no aguanta más. Por eso, revocaremos a Maduro y sacaremos con votos a los gobernadores maduristas.

(Información general sobre el proceso de firmas en apoyo a la solicitud del RR, para difundir en el exterior y a los relacionados en Venezuela)

Ante todo, inteligencia y paciencia.
Estamos ante un cuadro muy complejo, con graves variables intervinientes, con información vertiginosa y acelerada (parte de ella confusa o errónea) y puede ser que lo peor aún no haya llegado…
En esas circunstancias, este martes 26 comenzó el plazo de 30 días (son continuos, no caer en excesos informativos) para la recolección de casi 200.000 firmas y huellas de apoyo a la solicitud del Referéndum Revocatorio.
Al recibir la planilla, la información recibida del CNE debía ser cotejada con el plan que ya estaba previsto, para no incurrir en apresuramientos peligrosos.. y eso se está haciendo durante las pocas horas transcurridas.
No obstante, por razones políticas, el entusiasmo generado en la gente para la marcha del miércoles 27 tenía que ser aprovechado y por eso se invitó a firmar desde esta misma fecha, pues en efecto no hay tiempo que perder. Pero las cosas apuradas pueden salir mal, por eso…
En realidad la cantidad de firmas de apoyo para solicitar el RR es relativamente fácil de alcanzar en pocos días.
No obstante, la MUD ha tomado diversas medidas para asegurar que no haya sorpresas: metas de firmas con margen holgado en cada estado, municipio y parroquia; selección de parroquias focales para la recolección de firmas; ubicación de puntos de recolección suficientes; procedimiento de revisión interna de las planillas recolectadas; captación de datos de contacto de los firmantes para su posterior ubicación, etc.
Debemos saber que el proceso tendrá que vencer varias dificultades importantes. Cada uno de los firmantes (100%) será convocado por el CNE a validar su apoyo en captahuellas y sitios que indique el CNE.
Posteriormente, la siguiente etapa de recolección de firmas y huellas (aprox. 4.000.000) para la aprobación del RR se llevará a cabo en un lapso de pocos días en Centros nucleados por el CNE.
Todo esto, en una puja contra el tiempo en la cual nos tocará seguir presionando al cuerpo rectoral del CNE.
En otras palabras, vayamos sin prisa y sin pausa por el camino correcto, sin caer en desesperanzas y con la necesaria confianza en la dirección de la Unidad, que ya nos ha llevado a alcanzar importantes avances.
Todas las firmas que se recojan estos días serán buenas para el objetivo de superar con creces la cantidad exigida por el CNE.
En paralelo, los partidos aprobarán este miércoles 27 un procedimiento especial para captar las huellas de sus militantes, que enseguida también recibirán las ONGs para hacer firmar a sus afiliados. Estas firmas corresponderán a personas que podrán localizarse y movilizarse más fácilmente para ir a validar su apoyo donde quiera que sea necesario hacerlo. Ojalá con este universo podamos superar la meta requerida, pero por supuesto buscaremos el mayor apoyo posible de firmantes.
A fin de facilitar el contacto con cada persona y por razones obvias, además de la planilla requerida por el CNE usaremos otra planilla de recolección de datos, pues deberemos hacer un esfuerzo mayor de movilización, cuando nos corresponda convocar a casi 4.000.000 de electores para aprobar el RR y más tarde a más de 7.600.000 para revocar a Maduro.
En la planilla del CNE, donde dice “Domicilio” lo único que debe colocarse es ESTADO – MUNICIPIO donde está inscrito para votar el firmante, no donde reside ni donde está firmando. Una persona puede firmar en cualquier PRF (Punto de Recolección de Firmas), pero debe colocar los dos datos citados únicamente.
No se firmará en el exterior para solicitar el RR (es incierta la publicación de El Universal), sino solamente en las entidades federales del país. Es cierto que se podrían recoger firmas afuera y traerlas a Venezuela, pero llegarían muy tarde (retrasarían la entrega del resto) y afortunadamente no se necesitarán en esta etapa (obtendremos muchisimo más de 200.000 firmas). En la siguiente etapa (recolección de huellas para aprobar el RR) tampoco se recolectará en el exterior, porque deberán usarse las captahuellas del CNE, en Centros nucleados seleccionados por ese organismo. Para lo que sí deben prepararse en el exterior es para inscribirse o actualizarse en el RE del respectivo Consulado (hay que presionar para vencer los obstáculos burocráticos del CNE y de la Cancillería) y para votar en el propio Referendum.

Por esta vía, en nombre de la Secretaría Ejecutiva de la MUD les mantendremos informados para que podamos actuar rápida y concertadamente, a la vez que sin errores ni apresuramientos.

 

A %d blogueros les gusta esto: