elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Presos politicos

Alfredo Romero: Hay 254 presos políticos en Venezuela – El Nacional – 16 de Julio 2018

1531748812338.jpgEl abogado y director de Foro Penal explicó que la lista de privados de libertad será enviada a la Organización de Estados Americanos (OEA) y a la Organización de las Naciones Unidas (ONU)

Alfredo Romero, abogado y director de Foro Penal, aseguró este lunes que actualmente hay 254 presos políticos en Venezuela.

Señaló que la lista de detenidos fue emitida por el organismo que dirige.

Destacó que el documento fue enviado al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para verificar y certificar los datos.

“Son 254 presos políticos al día de hoy en Venezuela de acuerdo a lista actualizada del Foro Penal enviada a Luis Almagro y a la ONU para su verificación y certificación”, explicó en su cuenta de Twitter.

Un grupo de presos políticos se amotina en los calabozos del Servicio de Inteligencia de Venezuela por Maolis Castro – El País – 10 de Julio 2018

Unos 18 reclusos piden que sean revisados sus expedientes judiciales en las celdas de El Helicoide, la sede de la Policía política

Unknown.jpegLos presos políticos recluidos en El Helicoide, la sede del Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional) en Caracas, se han amotinado por segunda vez este año para pedir a las autoridades venezolanas que sean liberados. “Si ocurre una masacre, responsabilizamos al Gobierno (…) No hay negociación, ya no vamos a hablar con ningún comisario, sino directamente con Fiscalía”, ha dicho Fred Mavares, un expolicía arrestado, en un vídeo difundido por medios venezolanos.

Su advertencia se produjo tras el ingreso de un grupo de la Guardia Nacional Bolivariana, blindado con equipos antimotines, el lunes a las instalaciones penitenciarias. No se reportan heridos o enfrentamientos con armas, pero los familiares y los abogados de los reos se han acercado a El Helicoide para exigir que se respeten sus derechos.

Los detenidos han asegurado que tienen el control de los calabozos. Durante su protesta han arrancado rejas y generado otros destrozos. Su petición es que sean visitados por la Comisión de la Verdad de la chavista Asamblea Nacional Constituyente para evaluar su situación. “Es la única garantía que tenemos para que nos resuelvan los problemas”, ha dicho uno de los amotinados en una grabación divulgada este martes.

Abogados y activistas de derechos humanos en Venezuela aseguran que existen 18 presos políticos en los calabozos del Sebin en Caracas. Se trata de Luis Alberto Navas, Manuel Chacín, Juan Guevara, Otoniel Guevara, Rolando Guevara, Reggie Andrade, Rafael Romero, Yelut Naspe, Heber Ramírez, Jorgmanth Linares, Michael Vargas, Agustín Torres, Fred Mavares, Anderson Castillo, Gilbert Pérez, Reinaldo Rodríguez, Jorman Ortiz y Lorent Saleh.

Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, ha alertado de que la vida e integridad de estos prisioneros está en riesgo. “Las personas ahí detenidas no pueden seguir incomunicadas, y aquellas que tienen boletas de excarcelación deben ser liberadas de inmediato. El Sebin no puede seguir violando impunemente los derechos humanos”, ha agregado.

Los reclusos denuncian que están incomunicados desde hace más de 55 días. Sus defensores suponen que se trata de represalias por haberse alzado entre el 16 y el 18 de mayo pasados, cuatro días antes de las cuestionadas elecciones presidenciales de Venezuela. Días después, el Gobierno de Nicolás Maduro ordenó liberar o conceder arresto domiciliario a varios de los presos que se rebelaron, entre ellos el estadounidense Joshua Holt y Daniel Ceballos, exalcalde de San Cristóbal en el Estado andino de Táchira.

Las celdas de la Policía política en Caracas son señaladas por ser centros de torturas y tratos crueles. Organizaciones de derechos humanos han exigido al Gobierno que cese estas prácticas contra opositores.

En este motín, los prisioneros solicitan que sean evaluados sus casos de manera imparcial. Mavares es un comisario de la Policía del municipio caraqueño de Chacao que fue capturado junto a 13 agentes y un civil por presuntamente estar involucrados en el asesinato del periodista chavista Ricardo Durán, exdirector de prensa de la Asamblea Nacional, en 2016. A pocos meses de su arresto la Fiscalía dictaminó excarcelar a los policías por falta de pruebas, pero esta decisión judicial no se concretó hasta diciembre de 2017.

Ese mes fueron liberados 12 de los 14 de los agentes arrestados. Solo Mavares y otro oficial continuaron encarcelados por motivos desconocidos. Su madre, Ana Zambrano, ha afirmado que el comisario se encuentra enfermo y sin atención médica.

Su reclamo es respaldado por activistas. Alfredo Romero, director de la ONG Foro Penal Venezolano, ha informado de que dos de los detenidos por motivos políticos que se encuentran en amotinados tienen boletas de excarcelación y muchos están enfermos. Los retardos procesales son frecuentes en el sistema judicial venezolano, pero una de las principales críticas a la Fiscalía es que carece de autonomía al momento de tomar decisiones desfavorables al chavismo.

 

Venezuela libera a 17 presos políticos por Maolis Castro – El País – 20 de Junio 2018

El grupo de estudiantes opositores excarcelados son los primeros en obtener la libertad plena

El gobierno de Nicolás Maduro ha concedido libertad plena a 17 presos políticos que se hallaban en calabozos del Estado oriental de Nueva Esparta. Delsa Solórzano, diputada opositora de la Asamblea Nacional, ha atribuido este martes las liberaciones a los trámites hechos por defensores de derechos humanos de Venezuela.

Esta es la cuarta liberación masiva de presos políticos y la primera vez que el régimen les otorga libertad plena desde que Maduro fue reelegido el pasado 20 de mayo en unos comicios calificados como ilegítimos por la oposición y la comunidad internacional. Se trata de estudiantes detenidos durante las protestas antigubernamentales de 2017.

Solórzano ha publicado en su cuenta de Twitter una lista con sus nombres: Ángel Gabriel Biagnini Tepedino, Miguel Ferrer López, Moisés Ferrer Vera, Pedro Luis Farías, Luis Martínez, Jesús Frank Sánchez, José Jesús Rosas, Andrés Ardiendo, Andrés Chimaras, Jesús Caraballo, Humberto Gómez, Luis Sánchez, Carlos Caraballo, Carlos Millán, Luis Enrique Mata, Zahir Morales y Jhemsem Silva. Días antes han liberado a otros 55 opositores detenidos, entre ellos Daniel Ceballos, exalcalde del municipio de San Cristóbal (Estado andino de Táchira), el mormón estadounidense Joshua Holt y 11 directivos del banco Banesco.

El gesto del gobierno no significa un cese de la persecución contra la oposición. Alfredo Romero, director de la ONG Foro Penal Venezolano, ha denunciado que continúan las detenciones por motivos políticos. Hasta el martes esta organización había indicado que existen 280 personas encarceladas por oponerse al Gobierno, mientras otras 7.300 están sujetas a procesos penales bajo medidas cautelares.

Para la oposición las recientes liberaciones obedecen a la presión internacional. Las sanciones de gobiernos extranjeros contra Maduro y sus aliados se han convertido en la verdadera preocupación del chavismo.

No solo se reduce a la asfixia económica ejercida principalmente por Estados Unidos y la Unión Europea contra altos funcionarios de venezolanos, sino de la condena de organizaciones de derechos humanos.

Venezuela es un país cada vez más aislado después de las manifestaciones antigubernamentales entre abril y julio de 2017. La Organización de Naciones Unidas (ONU) ha pedido este lunes que sea creada una comisión que investigue las violaciones de derechos humanos en el país y ha anunciado que divulgará un informe sobre el asunto, mientras que la administración de Maduro ha rechazado ser evaluado.

Denuncian persecución

La Organización de Estados Americanos (OEA) ha denunciado al gobierno de Maduro por planificar un posible encarcelamiento de la líder opositora María Corina Machado, jefa del partido político Vente Venezuela, en los próximos días.

De acuerdo con informaciones que han circulado en medios venezolanos, un informe de la Dirección de Contra Inteligencia Militar vincularía a Machado con un supuesto intento de magnicidio planeado por efectivos del Ejército contra Maduro. Muchos dirigentes de la oposición han caído detenidos después de habérseles acusado de presuntamente fraguar magnicidios.

Esto es visto como un riesgo por la comunidad internacional. “Se trata de una muestra adicional de la estrategia sistemática y generalizada que emplea la dictadura para perseguir, intimidar y detener arbitrariamente a las personas que se expresan contra régimen”, asegura el comunicado de la OEA.

Andrés Pastrana, expresidente de Colombia, no descarta un atentado contra la dirigente venezolana. “Queremos llamarle la atención a América Latina de esas falsedades para poner presa a María Corina Machado. No solamente tememos que la lleven a la cárcel, sino que también tememos por su vida”, ha dicho en una entrevista a NTN24.

Varios mandatarios latinoamericanos también se han solidarizado con Machado. Michel Temer, presidente de Brasil, ha enviado un comunicado que exige a Venezuela cesar su intimidación contra opositores. Para Iván Duque, el presidente electo de Colombia, ha tildado de “vergonzosa” la intimidación contra la líder venezolana. “Ese tipo de tácticas, de acallar la oposición, son nefasta”, ha agregado.

 

Iván Duque hace un llamado a la liberación de los presos políticos en Venezuela por Marbelys Villalobos – La Patilla – 19 de Junio 2018

Duque.png

El presidente electo de Colombia Iván Duque hizo un llamado a que se liberen los presos políticos en Venezuela y calificó como vergonzoso posibles intenciones del régimen de Nicolás Maduro de llevar a la cárcel a la líder opositora, María Corina Machado.

“La situación de Venezuela es un tema que a todos nos inquieta. Es vergonzoso que la dictadura que Maduro quiera perseguir para llevar a la cárcel a la líder María Corina Machado, y es una forma de acallar las voces de la oposición. Hago un llamado para la liberación de los presos políticos. Creo que ese tipo de tácticas para acallar las voces de las oposición son nefastas”, declaró a la prensa.

Al referirse a la situación en Venezuela, Duque calificó las pasadas elecciones como un proceso manipulado, por lo que Colombia y muchos otros países no reconocen el resultado.

Asimismo reafirmó la necesidad de buscar una estrategia articulada y diplomática para que en Venezuela se realicen elecciones verdaderamente libres.

“Todos los países que somos signatarios de la carta democrática interamericana tenemos que hacer siempre valer nuestra voz. Lo que hemos visto en Venezuela en unas elecciones que fueron manipuladas y que ha llevado a que muchos países no reconozcan los resultados como lo ha hecho el Gobierno de Colombia. Todo esto nos reafirma a nosotros la idea de seguir buscando una estrategia articulada multilateral de manera diplomática para que Venezuela haga una transición a elecciones libres”, expresó.

 

Comunicado de las Academias Nacionales sobre presos y torturas – 18 de Junio 2018

LAS ACADEMIAS NACIONALES A LA OPINIÓN PÚBLICA, SOBRE PRESOS DE CONCIENCIA Y TORTURAS

Las Academias Nacionales, de acuerdo a su carácter y naturaleza, deben estar atentas a asuntos relativos al bienestar del gremio científico y académico en particular y la ciudadanía en general, entre ellos, la defensa de derechos humanos y civiles exigida por la sociedad moderna. En consecuencia, es su deber expresar su preocupación por informaciones generadas en el Foro Penal, autoridad en materia penal reconocida así por la colectividad internacional, sobre la detención de miembros de la comunidad universitaria, sin seguir los procedimientos estipulados en la Constitución y leyes de la República. Ya el pasado 10/10/2017 nos pronunciamos al respecto de 8 profesores universitarios detenidos en esas condiciones. Hoy nos referimos a los universitarios y profesionales en ciencias de la salud José Alberto Marulanda Bedoya y Williams Alberto Aguado Sequera, recluidos en Ramo Verde y presentados ante tribunales militares a pesar de su condición civil, quienes habrían manifestado haber sido víctimas de torturas, como también lo habrían sido estudiantes y otros ciudadanos detenidos en condiciones similares.

En el muy reciente “Informe de la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos y del Panel de expertos internacionales independientes sobre la posible comisión de crímenes de lesa humanidad en Venezuela”, en declaraciones de abogados defensores y organizaciones de gran prestigio en el ámbito de la promoción y defensa de los derechos humanos en nuestro país, se da cuenta repetidamente de la utilización de métodos de tortura extrema en ciudadanos detenidos sin procedimientos ajustados a la ley, inconsistentes con la vigencia del Estatuto de Roma, documento que se especializa en la vigilancia y penalización de genocidios y crímenes atroces y del cual es signataria la República Bolivariana de Venezuela. La tortura se considera un crimen en el Derecho Constitucional e Internacional, destruye la personalidad de la víctima, degrada su dignidad, deja secuelas que se prolongan en tiempo y espacio y es un método opresivo de intimidación y control, expresamente prohibido en la Declaración Universal de los DDHH.

En tal sentido, las Academias Nacionales hacen un llamado a las autoridades gubernamentales para que revisen las denuncias que habrían presentado las víctimas y de ser este el caso, detengan la utilización de cualquier método de tortura, oficien con urgencia la atención médica de los casos hasta hoy denunciados y liberen a los presos de conciencia, a los efectos de cumplir con las leyes nacionales y los acuerdos internacionales en la materia.

En Caracas, a los 18 días del mes de junio de 2018.

Horacio Biord Castillo Presidente de la Academia Venezolana de la Lengua

Inés Quintero Montiel Directora de la Academia Nacional de la Historia

Leopoldo Briceño-Iragorry Calcaño Presidente de la Academia Nacional de Medicina

Gabriel Ruan Santos Presidente de la Academia de Ciencias Políticas y Sociales

Gioconda Cunto de San Blas Presidenta de la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales

Humberto García Larralde Presidente de las Academia Nacional de Ciencias Económicas

Gonzalo Morales Presidente de la Academia Nacional de Ingeniería y el Hábitat

Maduro busca un impulso con cambios en su Gobierno por Florantonia Singer – El País – 14 de Junio 2018

El presidente venezolano refuerza el área económica tras su reelección
1529011005_431143_1529011196_noticia_normal_recorte1.jpg
Nicolás Maduro anunció ayer cambios en su Gabinete. El presidente venezolano aseguró que la “épica victoria del pueblo” al reelegirle el pasado 20 de mayo —en unos comicios que no reconocen los principales partidos de la oposición ni la comunidad internacional— obliga “a un nuevo comienzo”. “Por este mandato que me han dado todas y todos, he decidido una renovación parcial y profunda del Gabinete ejecutivo”, afirmó en una serie de tuits.

Las caras nuevas en el Gobierno, sin embargo, son pocas. El cambio más significativo está en la vicepresidencia, que ahora ocupará Delcy Rodríguez, hermana del poderoso ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, y desde agosto de 2017 presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente —el parlamento paralelo afín a Maduro—. Fiel al líder chavista, la nueva número dos ha convocado en tiempo récord las elecciones a gobernadores, alcaldes y las presidenciales. En estos comicios, en medio de una profunda crisis política, social y económica, el partido del Gobierno se ha hecho con la mayoría de los cargos.

Rodríguez es la segunda mujer que ocupa la vicepresidencia del país. Tareck El Aissami, en ese cargo desde enero del año pasado, pasa a ser vicepresidente para el área económica. Tendrá en sus manos un área crítica en un país en plena hiperinflación, aguda escasez de alimentos, producción petrolera a la baja y que desde hace 15 años padece las consecuencias de un control de cambio y de precios que se ha enquistado. “Prometí una revolución económica para construir las bases del bienestar y la prosperidad futura”, escribió Maduro en su cuenta de la red social Twitter, junto a alabanzas al “experimentado y probado revolucionario” El Aissami. El nuevo responsable económico, uno de los hombres más poderosos del chavismo, ha sido sancionado por Estados Unidos, que le acusa de narcotráfico, lo que limitaba su actuación como segundo de Maduro. Este le premia también con el recién creado despacho de Industrias y Producción Nacional.

Para el Ministerio de Comercio Exterior e Inversión Internacional, Maduro nombra a Yomana Koteich, con una larga carrera de perfil bajo en la Administración, pero que recientemente se puso bajo el foco por ser la interventora de Banesco, el principal banco privado del país, tras una operación en la que fueron detenidos 11 directivos luego puestos en libertad.

Entre otros cambios, destaca también el de Marlenys Contreras —asimismo en la lista de sancionados por EE UU—, que deja la cartera de Turismo para ocupar la de Obras Públicas, una de las posiciones en las que su esposo, el líder chavista Diosdado Cabello, ha mantenido el control dentro del Ejecutivo.

Maduro también crea el despacho de Atención de las Aguas, que aumenta el aparato del Estado a 33 ministerios. Otros de los cambios, que tocan apenas un tercio del Gabinete, afectan a las carteras de Ecosocialismo, Trabajo y Agricultura Urbana. De este último despacho sale Freddy Bernal, que recientemente difundió un vídeo en el que mostraba las ventajas de criar chivos en casas y apartamentos de las ciudades para contrarrestar la falta de comida.

EL CHAVISMO DEJA EN LIBERTAD A OTROS 43 PRESOS

El Gobierno de Nicolás Maduro formalizó el miércoles la liberación de otros 43 prisioneros por razones políticas. Este es el tercer lote de procesados penales que han salido de la cárcel en poco más de un mes, en un gesto que ha sido ofrecido al país, en medio de una tormentosa e inédita situación económica y social, como abono para “el reencuentro y la reconciliación política de los venezolanos”, según el fiscal general, Tarek William Saab. Aunque algunos portavoces siguen empeñados en especular con nuevas liberaciones, la nueva vicepresidenta Delcy Rodríguez afirmó que de esta forma el Gobierno “concluye una etapa”.Como denuncian sus familiares, un importante número de presos liberados no son activistas opositores al Gobierno de Maduro. Buena parte de ellos han sido militantes del chavismo que han cometido delitos comunes o ciudadanos que han encabezado furiosas protestas en las calles por fallos en los servicios que presta el Estado.

El Gobierno de Maduro libera a otros 15 presos políticos por Alonso Moleiro – El País – 15 de Junio 2018

La medida, en la que se incluye a otros 28 detenidos, busca “fortalecer la paz”, según el Ejecutivo bolivariano. Uno de ellos fue liberado con la condición del destierro

El Gobierno de Nicolás Maduro formalizó la liberación de otros 43 prisioneros por razones políticas, el tercer lote de procesados penales que han salido de la cárcel en poco más de un mes, en un gesto que ha sido ofrecido al país, en medio de una tormentosa e inédita situación económica y social, como abono para “el reencuentro y la reconciliación política de los venezolanos”

El anuncio fue hecho, en primer término, por el fiscal general del régimen chavista, Tarek William Saab, y poco después por Delcy Rodríguez, presidenta de la Asamblea Constituyente, el controvertido foro político que ha sustituido de facto al poder legislativo en Venezuela, que es dominado por la oposición.

Aunque algunos voceros siguen empeñados en especular con el advenimiento de nuevas liberaciones, Delcy Rodríguez, vocera de la Comisión de la Verdad, que ha organizado el chavismo con su propia militancia para esclarecer los hechos violentos de 2017, afirmó, al hacer el anuncio, que, con la medida, el Gobierno “concluye una etapa”.

Como ya sucedió en las dos ocasiones anteriores, existe un importante número de personas liberadas que no son precisamente activistas opositores al Gobierno de Maduro. Buena parte de ellos han sido militantes del chavismo que han cometido delitos, ciudadanos que han encabezado furiosas protestas en las calles por fallas en servicios públicos o personas sancionadas por estafa. Alonso Medina Roa, abogado y defensor de Derechos Humanos, calcula que, en rigor, en esta tercera entrega hay unos 15 auténticos prisioneros políticos.

Los prisioneros fueron trasladados a la Casa Amarilla, la sede de la Cancillería en Caracas, lugar donde también despacha administrativamente la Asamblea Constituyente. Ahí recibieron una arenga sobre el objetivo de la paz pública y la convivencia democrática, y fueron instados a que valoraran el gesto desprendido del gobierno bolivariano, invitándolos a “no tomar de nuevo el camino de la violencia”.

En el acto estuvieron presentes, además, invitados por Maduro en calidad de “garantes”, los cuatro gobernadores opositores que resultaron electos en los comicios de Octubre de 2017, pertenecientes al partido Acción Democrática, que aceptaron sus cargos aún a pesar de que esas elecciones provocaron la fractura que sacara a la MUD de la ruta electoral, y que, en medio de una lluvia de críticas, aceptaron juramentarse frente a la Asamblea Constituyente chavista.

Entre los liberados, el caso más conocido de este tercer lote ha sido el de Vilca Fernández, un aguerrido dirigente estudiantil nacido en las zonas montañosas de los Andes venezolanos, que participó en duros enfrentamientos contra los cuerpos de seguridad de Maduro, y que protagonizó una prolongada huelga de hambre cosiéndose los labios durante varios días en los tiempos de Hugo Chávez.

Vilca Fernández, preso en El Helicoide, uno de los calabozos del Servicio Bolivariano de Inteligencia, Sebin, fue liberado y enviado inmediatamente al Perú, una medida que, de acuerdo a los reportes, el Gobierno de Maduro puso como condición para sacarlo de la cárcel. Activistas de Derechos Humanos, dirigentes políticos y allegados a Fernández, preso desde diciembre de 2016, han comentado que la medida que pesa sobre Fernández ha sido intercambiada por la pena del destierro.

Fernández, dirigente estudiantil de la Universidad de Los Andes, una de las de mayor tradición en en Venezuela, y cuyo padre es de nacionalidad peruana, terminó por aceptar la proposición del Gobierno. Representantes de la oposición y líderes estudiantiles denunciaron que Fernández fue objeto de torturas en sus años de reclusión.

Como él, todos los presos políticos liberados son procesados por las crisis políticas y de orden público desarrolladas en Venezuela durante los años 2014 y 2017, tiempo en el cual se consolidó el derrumbe de la gestión de Maduro y el agravamiento de todos los problemas del país.

El presidente del Tribunal del Supremo de Justicia, controlado por el chavismo, Maikel Moreno, comentó en su cuenta de Twitter que “entre los beneficios acordados se cuentan medidas cautelares sustitutivas a la privación judicial privativa preventiva de libertad previstas en el Código Orgánico Procesal Penal y fórmulas alternativas de cumplimiento de pena”,

Delcy Rodríguez, que es hermana de Jorge Rodríguez, el influyente ministro de Comunicaciones de Maduro, había acogido públicamente la propuesta para la liberación de prisioneros políticos opositores que había hecho el propio Maduro una vez que quedara reelectos en unos discutidos comicios presidenciales del pasado 20 de Mayo, desconocidos por la oposición y la comunidad internacional.

Desde entonces, el Gabinete de Maduro ha hecho algunos esfuerzos por descomprimir la tensa situación política resultado de su cuestionada victoria, ofreciendo algunas concesiones a la oposición y la sociedad civil que le adversa. Como antes ya había hecho Hugo Chávez en el pasado, Maduro ha invitado a importantes empresarios al Palacio de Miraflores y se ha ofrecido para iniciar “un gran diálogo nacional”, al cual la Mesa de la Unidad Democrática, la plataforma opositora más grande, se niega de plano en las actuales condiciones.

El total de personas liberadas en estas semanas está cerca de las 140. Los números de los observatorios de Derechos Humanos varían, pero se estima sigue habiendo más de 300 presos políticos en el Gobierno de Maduro, incluyendo a Leopoldo López, de Voluntad Popular, el dirigente político con mayor popularidad en las encuestas, y el investigador policial Iván Simonovis, cuya causa es muy sentida en los sectores antichavistas, hecho prisionero después del intento de golpe de estado promovido contra Hugo Chávez en abril de 2002.

Algunos de los dirigentes opositores más conocidos de este momento, como Julio Borges, Antonio Ledezma, Carlos Vecchio, Ramón Muchacho o David Smolansnky, están exiliados y pueden ser hechos prisioneros de inmediato si deciden regresar a Venezuela. Otros, como Freddy Guevara o Roberto Enríquez, están asilados en embajadas en Caracas. Parte de los que siguen activos en la lucha política en Venezuela, como María Corina Machado y Jesús Chuo Torrealba, tienen medidas judiciales y prohibición de salida del país.

 

 

 

El informe del panel de expertos de la OEA por Gioconda San Blas – TalCual – 7 de Junio 2018

 

oea-venezuela-3

Náusea. Náusea es lo que se siente al leer las 409 páginas del Informe de la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos y del Panel de expertos internacionales independientes sobre la posible comisión de crímenes de lesa humanidad en Venezuela. Probablemente no haya allí nada que los venezolanos medianamente informados no supiéramos: un documento que recoge de manera sistemática y exhaustiva una enorme cantidad de pruebas de atropellos generalizados desde 2013, incluidos asesinatos de manifestantes por miembros de los cuerpos de seguridad del estado, encarcelación, torturas indecibles, violación y otras formas de violencia sexual y psicológica contra presos políticos, persecuciones por el simple hecho de pensar diferente, acoso a activistas, desaparición forzada de personas, control del régimen sobre jueces y fiscales, convertidos en agentes en la manipulación de la justicia para fines perversos, pruebas en muchos casos narradas al detalle, a viva voz, por los propios presos.

Ver todo junto en ese documento acaba siendo un ejercicio doloroso. Se nos vienen a la mente las “Memorias de un venezolano de la decadencia” de José Rafael Pocaterra, narrando sus desventuras como preso político en las cárceles de Juan Vicente Gómez, o los testimonios de José Vicente Abreu en su libro “Se llamaba SN”, un relato terrible de las torturas que sufriera en las prisiones de la Seguridad Nacional del dictador Marcos Pérez Jiménez. Uno hubiera querido creer que después de esas experiencias crueles e inhumanas, nunca más se aposentaría sobre nuestra tierra una experiencia similar y si se quiere, más desalmada que las anteriores.

El panel contabiliza más de 12.000 venezolanos que han sido detenidos arbitrariamente desde 2013, lo que arroja una media de siete personas al día. En el momento álgido de las protestas de 2017 había 676 presos políticos, el número de presos políticos en Venezuela más elevado desde la dictadura militar de la década de 1950. También nos informan que después de estabilizarse en torno a 220 en los primeros cuatro meses de 2018, el número de presos políticos se disparó en las semanas previas a las fraudulentas elecciones presidenciales del 20 de mayo de 2018. Al 13 de mayo de 2018, había 338 presos políticos tras las rejas. Mientras algunos son liberados (la mayoría con medidas cautelares que perpetúan la prisión bajo otras formas), otros entran, en un mecanismo nefasto de puerta rotatoria. Así, desde 2013 ha habido más de 1.300 presos políticos, algunos de ellos mantenidos en prisión a pesar de contar con órdenes de liberación emitidas por los tribunales.

No escapa a los miembros del panel la crisis humanitaria, el acceso a la alimentación y a los medicamentos de manera selectiva a los pocos sectores de la población afectos al gobierno, a través de instrumentos de control como el carnet de la patria. “No cabe la menor duda de que la tragedia que se ha abatido sobre el pueblo venezolano es de una magnitud incalculable”, expresan con firmeza, añadiendo que además de prácticas cuestionables en materia de derechos humanos, el régimen se empeña en debilitar y desmantelar sistemáticamente las instituciones democráticas.

Son muchas más las situaciones analizadas al detalle en este exhaustivo inventario, todas confluyentes en concluir que ““cuando los sistemas nacionales permanecen inactivos o de otro modo carecen de la voluntad o la capacidad de investigar y enjuiciar de manera auténtica, la Corte Penal Internacional (CPI) debe colmar el vacío que deja el incumplimiento de su deber por parte de los Estados”, a la vez que insiste en que “frente a la inexistencia de mecanismos nacionales eficientes, y la dificultad en la que se encuentran los mecanismos regionales para ponerle fin a las graves violaciones a los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad en Venezuela, la Fiscalía de la CPI y la propia CPI, han pasado a ser la última instancia internacional para lograr la justicia, ponerle fin a la impunidad en Venezuela y evitar la repetición de tan graves hechos que ofenden la conciencia de la comunidad internacional.”

No cabe duda de que este informe, dado a conocer a principios de junio, ha debido pesar en el ánimo de los participantes en la 48ª Asamblea General de la OEA, realizada el 4 y 5 de ese mes, cuando por mayoría de 19 votos el continente americano desconoció la validez de las elecciones del pasado 20 de mayo y por ende, la legitimidad del presidente en el cargo. No es poca cosa en estos duros momentos.

 

 

Mormon missionary, 26, tells of the horrific conditions he endured during two-year Venezuelan prison by Ryan Perry – Daily Mail – 4 de Junio 2018

4CE1D31300000578-5803509-Mormon_missionary_Josh_Holt_said_he_s_grateful_to_God_he_and_wif-a-8_1528124246974.jpgMormon missionary, 26, tells of the horrific conditions he endured during two-year Venezuelan prison hell where he lost 60 pounds, had no showers and was forced to defecate on newspaper in his cockroach-infested cell

Mormon missionary Josh Holt says he’s ‘grateful to God’ he and wife Thamy Caleno survived their two years in a Venezuelan prison

The 26-year-old had traveled to Venezuela from Utah to marry Thamy, 27, in 2016, after first connecting on Mormon.org, a religious community website

The pair wed in June 2016 and returned to Ciudad Caribia, a government-owned housing development in Caracas where Thamy lived, while awaiting her US visa

It was then that they were arrested for what the US government argued were bogus charges of stockpiling weapons

While imprisoned, Holt was forced to defecate on newspaper in his cockroach infested cell, and didn’t take a real shower for two years

Thamy says she was brutally tortured by members of Venezuela’s feared spy agency Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN)

The couple were brought to the United States last month, where they met with President Trump before settling in Holt’s home state of Utah

The Mormon missionary jailed in Venezuela over bogus claims of government espionage has spoken of his prison hell and how his new wife was electrocuted and tortured to elicit a false confession about her American husband.

In an exclusive interview with DailyMail.com, Josh Holt said he’s ‘grateful to God’ he and Venezuelan wife Thamy Caleno, who was also jailed, survived their two-year ordeal.

Speaking from his home in Riverton, Utah, Josh tells how callous Venezuelan intelligence operatives roughed him up and terrified him with staged fake executions.

And the 26-year-old recalls how he navigated his way through a violent prison riot at the notorious El Helicoide prison in Caracas, was forced to defecate on newspaper in his cockroach infested cell, didn’t shower for two years and changed his body clock to avoid contact with violent gangsters and killers during the day.

4CE1CA4800000578-5803509-image-a-3_1528118262030.jpg
Mormon missionary Josh Holt (at left after his release and at right while he was in prison) said he’s ‘grateful to God’ he and wife Thamy Caleno survived their two years trapped in prison in Venezuela over bogus claims of government espionage

Speaking from his home in Riverton, Utah, Josh, pictured above with his wife Thamy, tells how callous Venezuelan intelligence operatives roughed him up and terrified him with staged fake executions +21
Speaking from his home in Riverton, Utah, Josh, pictured above with his wife Thamy, tells how callous Venezuelan intelligence operatives roughed him up and terrified him with staged fake executions

‘It was as close to hell as you can imagine,’ said Josh, taking a deep breath. ‘We’re lucky to have made it out alive. When I first got there I was terrified and became very ill.

‘They threw me in a tiny cell barely big enough to fit a bunk bed in with no toilet. I had to crap on newspaper on the floor and pee in a bottle, the stench was unbearable.

‘In the first six months I dropped 60lb in weight, I had bronchitis, scabies, kidney stones and hemorrhoids and the only medical attention I was given was a shot of pain killers.

‘I was in constant pain in my stomach and one of my teeth split in two. I had agonizing tooth ache for three months and didn’t once see a dentist or receive medication.’

Josh has shared his astonishing story with DailyMail.com just a week after meeting President Donald Trump at the White House and returning to his home in Salt Lake City, Utah, where he was greeted by hundreds of jubilant family and friends.

But while Josh describes his own personal hell, his wife Thamy, who he had only wed two weeks prior, also reveals how she was brutally tortured by members of Venezuela’s feared spy agency Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN).

Tightly clasping Josh’s hand and breaking down in tears, Thamy recalled: ‘They covered my eyes, wrapped my arms in newspaper and electrocuted me with a taser, and they put the ends of my fingers in a pencil sharpener. I was so scared.

‘They wanted me to sign a confession that Josh was part of an espionage plot, that he led a CIA team sent to undermine the Venezuelan government, that he had killed people. I just cried and refused.’

Josh and Thamy were released from a Venezuelan prison last month and returned home to Utah on May 28. They’re pictured above with Josh’s family. Back row, from left to right, is Josh’s brother Derek Holt, father Jason Holt, mother Laurie Holt, and sister Jenna Holt. Front row, from left to right are Thamy’s daughter marian and Nathalia, Josh and Thamy +21
Josh and Thamy were released from a Venezuelan prison last month and returned home to Utah on May 28. They’re pictured above with Josh’s family. Back row, from left to right, is Josh’s brother Derek Holt, father Jason Holt, mother Laurie Holt, and sister Jenna Holt. Front row, from left to right are Thamy’s daughter marian and Nathalia, Josh and Thamy

Josh, an eagle scout, is a member of The Church of Jesus Christ and the Latter-Day Saints in Utah. He’s pictured above with his family after finishing a two-year mission in Everett, Washington +21
Josh, an eagle scout, is a member of The Church of Jesus Christ and the Latter-Day Saints in Utah. He’s pictured above with his family after finishing a two-year mission in Everett, Washington

Josh met Thamy, 27, in January, 2016 on Mormon.org, a religious community website.

‘At first we spoke in English and then when she found out I could speak Spanish we really hit it off,’ said Josh.

‘It was a relationship not confused by physical attraction, she was very beautiful, but we connected mentally and spiritually.’

Josh, an eagle scout, is also a member of The Church of Jesus Christ and the Latter-Day Saints in Utah.

He had just returned from a two-year mission in Everett, Washington, where he became fluent in Spanish.

Josh and Thamy continued to talk on the phone daily, before arranging to meet in the Dominican Republic.

It was May, 2016 and Josh didn’t waste any time.

‘We’d been there for three days and I got down on one knee and proposed,’ recalled Josh.

‘At first she was like, “What are you doing, get up”, then she burst into tears. It was a very happy moment.’

Thamy said with a smile: ‘His hands were shaking, it was very strange to me what was happening, he was nervous, but I was very happy.’

A month later in June Josh booked his flight to Venezuela to marry his true love.

‘We were in love, it was very exciting and it was all moving very fast,’ he said. ‘We got married on June 11th after four days in Caracas.

‘We had to wait in line at a government office and we went in to this room with our paperwork and sign something and we were married. It was nothing big, only Thamy’s family was there.

Helicoide por Ibsen Martínez – El País – 4 de Junio 2018

Unknown.jpegLa sede central de la policía política y ergástula de la dictadura de Maduro equivale al cuartel general de la Gestapo

Los despachos de agencia que parten de Caracas a menudo se refieren a una informe edificación inconclusa que es, a la vez, sede central de la policía política y ergástula de la dictadura de Nicolás Maduro: el llamado Helicoide.

Para los caraqueños de hoy, el Helicoide equivale, ni más ni menos, al infame edificio de la antigua Prinz Albrecht Straße berlinesa, marcado con el número 8: el cuartel general de la Gestapo. Ser conducido allí tras ser secuestrado por los esbirros del Sebin, el protervo Servicio Bolivariano de Inteligencia, conjura la peor de las suertes.

Dice mucho que un agujero en los sótanos, destinado al confinamiento solitario, sea conocido como “la tumba”. Como en todo teatro de torturas, el Helicoide ha alojado irreductibles presos políticos cuya última desesperada acción de resistencia a la barbarie ha sido el suicidio.

Una “tradición” de la Caracas ya irreversiblemente pospetrolera es el destino final de muchas edificaciones inconclusas, concebidas alguna vez por ufanos arquitectos como superlativos latinoamericanos, cuando no mundiales.

Resultan estos edificios tan característicos de los ciclos de precios del crudo, de los esplendores y miserias del petroestado populista, que cada uno testimonia un momento de engañoso auge al tiempo que señala una caída de los precios del crudo, una recesión, un atasco fiscal.

Ejemplo de ello es la llamada “torre de David”, disparatado rascacielos que en la década de los 90 se anunciaba como la respuesta venezolana a Wall Street. La construcción hubo de ser paralizada por insuficiencia de fondos y el gran proyecto acabó convirtiéndose en la primera favela vertical de Latinoamérica, acaso una de las más violentas.

La mole de hormigón erizada de antenas parabólicas alberga en cada piso una colonia de chabolas. El hampa de una de las capitales mundiales del secuestro y del homicidio tiene allí su retaguardia y una impenetrable zona de distensión.

Así, también, el Helicoide de la Roca Tarpeya, (así lo conocimos la gente de mi generación) es monstruoso vestigio del boom de precios de los años 50. Recientemente, dos investigadoras, Celeste Olalquiaga y Lisa Blackmore, han coeditado un inquietante libro cuya lectura ofrece, a mi entender, nuevas rutas a la comprensión del “caso Venezuela”.

Hasta donde sé, solo ha aparecido en inglés, publicado este año en Nueva York por Terreform/Urban Research, bajo el título Downward Spiral: El Helicoide’s Descent from Mall to Prison que traduzco libremente como “La Espiral Descendente de El Helicoide: de centro comercial a prisión”.

Olalquiaga es unarespetada historiadora cultural, autora de Megalópolis (1992) y El reino artificial (1998). Blackmore es profesora de historia del arte y estudios interdisciplinarios en la Universidad de Essex.

Juntas entregan un libro que es muchas cosas admirables a la vez. Entre otras, la crónica de “una ciudad hecha de retazos a la que han dado forma tanto los pobres como la arquitectura visionaria”. Digamos también que es una sesuda meditación lateral en torno al fracaso de Venezuela como Estado y como sociedad.

Leyéndolo, nos enteramos de que el Helicoide “fue diseñado por los arquitectos Jorge Romero Gutiérrez, Pedro Neuberger y Dirk Bornhorst para ser un centro comercial vial en forma de espiral. Tras desarrollar el terreno escarpado y rocoso de la Roca Tarpeya, El Helicoide con su rampa de concreto de 2,5 millas en doble hélice habría tenido 300 tiendas, así como salas de exhibición e instalaciones de entretenimiento accesibles desde el automóvil”.

Corrían los años 50, la crisis de Suez mejoró la competitividad de los crudos venezolanos y la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez presentaba como modelo de desarrollo un “nuevo ideal nacional” hecho de desmedido gasto público, represión política y corrupción.

La mole comenzó a edificarse en 1957, pero ya en 1961 su construcción debió interrumpirse debido a la crisis económica que siguió al derrocamiento de Pérez Jiménez en 1958 y a los problemas que afrontaba una democracia en ciernes.

Las obras se detuvieron para siempre y luego la explosión demográfica y la marginalidad social dispusieron que terminase rodeada de ranchos, esas precarias viviendas de la exclusión, núcleo del fenómeno de degradación urbana que los venezolanos llaman con sorna “ranchificación”.

Allí se quedó, sin uso ni provecho, alojando las desventuras de los “sin techo” y criando miasmas cloacales, mientras una y otra vez fracasaron esfuerzos privados y públicos por reanudar las obras. En 1975 la “ruina moderna”, como la llaman Olalquiaga y Blackmore, pasó a manos de Estado.

Las inundaciones de 1979 forzaron al gobierno a crear un asentamiento provisional de damnificados que terminó siendo una favela de más de 10000 habitantes, desalojados en 1982. Desde 1985, El Helicoide es sede de la Seguridad del Estado y cárcel de presos políticos.

Señalan las autoras que la inaccesibilidad del edificio «y la incapacidad de los distintos gobiernos para asignarle un propósito definitivo hicieron del Helicoide un lugar que la jerga militar denomina “sitio oscuro”: aquel donde las tecnologías de vigilancia y disciplina se mantienen fuera de la vista pública».

La dictadura mantiene en los archivos de El Helicoide las reseñas de más de 12.000 venezolanos arbitrariamente detenidos desde que Nicolás Maduro accedió al poder en 2013. La gran mayoría de los 1300 presos políticos secuestrados hasta la fecha por el Sebin y otros cuerpos policiales desde el estallido de las protestas de 2017 han pasado por el lugar oscuro.

De sus cuartelillos han partido comisiones de esbirros que han tenido a su cargo gran parte de las 8.292 ejecuciones extrajudiciales documentadas en el informe entregado la semana pasada por un panel de expertos de la OEA.

De sus calabozos salieron hace pocos días los contados rehenes cuya excarcelación – en muchos casos ordenada hace mucho tiempo por los tribunales sin que se hubiese hecho efectiva— el dictador quiso torpemente mostrar, como gesto magnánimo propiciador de un fementido diálogo.

Hoy día nadie en Caracas puede circular por las cercanías de el Helicoide sin sobrecogerse ante el relente de horror que, real y simbólicamente, emana de esa demencial espiral de rampas de concreto originalmente pensadas para ir de compras sin bajar del automóvil, prefiguración no consumada del McDonald’s drive thru.

La dictadura de Pérez Jiménez alojó los esbirros, los calabozos y los salas de tortura de su tenebrosa Seguridad Nacional nada menos que en el antiguo cuartel general de la Creole Petroleum Corporation. Algo aún innominado querrá decirnos esa propensión venezolana al cambio de uso de las edificaciones.

 

A %d blogueros les gusta esto: