elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Presos politicos

Nuestros presos políticos por Luis Betancourt Oteyza – El Nacional – 18 de Enero 2020

«La fe es tal vez más fuerte que la realidad:

la fe crea la realidad«

Menahem Begin

Hoy me quiero hacer eco en una campaña necesaria iniciada hace varias semanas por mi hermano mayor Guillermo, publicista sin remedio, y opacada por los últimos acontecimientos ocurridos alrededor de la Asamblea Nacional, donde Venezuela con Guaidó a la cabeza ha cosechado importantes triunfos a la par que Maduro iguales derrotas, por lo que se hace más urgente retomarla, y me refiero a recordar y reclamar por nuestros presos políticos.

¿Qué es un preso político? Es un ciudadano privado de su derecho natural a la libertad, por sus ideas o acciones políticas, sin haber sido acusado o cometido falta o delito identificado en las leyes -tipificado-, por un régimen o gobierno que actúa despóticamente y en desconocimiento de la ley y los derechos ciudadanos.

Esa caracterización intentada es la que distingue a 388 venezolanos, según cifras del Foro Penal Venezolano, que dirigen con enorme valentía los abogados Alfredo Romero y Gonzalo Himiob, a quienes debemos mucho hasta ahora; de estos 388 seres, 370 son varones y 18 son hembras, 270 son civiles y 118 militares, activos y retirados -sí, esos militares que tantos bobalicones reclaman neciamente: «dónde están tus militares…»-; esa cifra, dada por el Foro Penal a principios de enero, representa la más alta de nuestra historia, que no es gloriosa desde el siglo XX, con Gómez y Pérez Jiménez en el escenario oprobioso de las dictaduras modernas que nos hemos gastado. Pero, además de los récords, representa una culpa casi colectiva por no mantenerlos en nuestra mente y vista de todos los días, porque ellos viven y sufren, con sus familias, todos nuestros días y no de vez en cuando.

Están repartidos en distintas ergástulas de la tiranía castrochavista que representa el sátrapa de Nicolás Maduro, con adláteres civiles y militares de monta. Está el Sebin, que muchos piensan que es una organización, no institución, exclusivamente para hacer y mantener presos políticos, dirigida por no importa quién, pero bajo el mando de un general sumiso a Maduro.

También tenemos eso que llaman degecim o DGCIM, antro bajo la férula de otro vergonzoso oficial del ejército de apellidos Hernández Dala, donde, según recientes noticias, se construyen más sótanos para albergar más calabozos en los que secuestrar a más oficiales dignos de nuestras FAN. Los recursos que se niegan para nuestros hospitales y escuelas se van a esas nuevas maravillas de la ingeniería militar de la barbarie y vergüenza. También hay que agregar a Fuerte Tiuna, que contiene una prisión de nueva data, de mucha seguridad y custodia para aquellos que piensan en unas FAN al servicio de Venezuela y no de la Cuba castrista.

No sé si hay otros antros y puede que existan recodos donde se esconden presos, al menos circunstancialmente, de momento, frescos o veteranos, mientras se interrogan y torturan – recordemos al capitán de fragata Rafael Acosta Arévalo, entre otros- pero no son de fácil ubicación e identificación. No importa, no son motivo de nuestra curiosidad porque nada bueno agregarían a la maldad de la satrapía para con los venezolanos.

No es un tema de estadísticas ni inventario, sino otro motivo de nuestra rebelión libertaria. Hay que derrocar la tiranía que nos oprime para rescatar nuestra libertad y dignidad de herederos de los próceres que nos dieron la nacionalidad y el orgullo de ser venezolanos, lo que implica y se manifiesta con la liberación, muy humana, de los presos políticos. Hay que forzar esa liberación de la tiranía de cualquier forma: con presiones nacionales e internacionales o con acciones heroicas contra las sedes donde quiera que los mantengan, con acciones civiles, civicomilitares o militares. Sé que es difícil, pero no imposible. En nuestras luchas juveniles por la dignidad de la UCV contra los hoy secuaces del tirano, repetíamos que «lo difícil nos costaría algo y lo imposible solo un poco más», y así fuimos liberando facultad tras facultad de las manos terroristas y subversivas del extremismo ya al servicio de la Cuba de Fidel.

Ahora ¡manos a la obra!, que nuestros presos políticos, civiles y militares, esperan por nosotros, compañeros civiles y militares.

El régimen de Maduro excarceló a un grupo de presos políticos, incluido el periodista Jesús Medina – Infobae – 6 de Enero 2020

Las liberaciones se producen un día después del golpe de Estado dado a la Asamblea Nacional, quienes respaldaron al diputado Luis Parra, quien se asumió como presidente del Parlamento, sin contar con el quórum necesario

Jesús Medina junto a la abogada del Foro Penal Stefania Migliorini tras ser liberado (Twitter Gonzalo Himiob S./@HimiobSantome)

Jesús Medina junto a la abogada del Foro Penal Stefania Migliorini tras ser liberado (Twitter Gonzalo Himiob S./@HimiobSantome)

El régimen de Nicolás Maduro excarceló este lunes a la noche a un grupo de presos políticos, incluidos el reportero gráfico Jesús Medina Ezaine y el director del Mercado de Chacao Emilio Boulanger, confirmó la ONG Foro Penal.

Foro Penal@ForoPenal

Excarcelados Jesús Medina Ezaine y Emilio Boulanger, desde 29/08/2018 y 11/05/2019 respectivamente. A esta hora también confirmamos la excarcelación de Manuel Chacín, Jorman Linares y Michael Vargas. Seguimos atentos.

View image on Twitter

La organización, que lidera la defensa de las personas que están detenidas por razones políticas en el país caribeño, también confirmó que fueron excarcelados Manuel ChacínJorman Linares, Michael Vargas yel activista de Voluntad Popular Jesús Lira, quienes se encontraban detenidos en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) desde el pasado 2017.

Asimismo, el secretario del partido Avanzada Progresista, Luis Augusto Romero, informó a través de su cuenta en Twitter que el ex alcalde de Maturín, Numa Rojas, fue liberado gracias al esfuerzo de la “mesa de diálogo nacional”.

Más temprano había circulado en las redes sociales una lista con 14 nombres de supuestos presos políticos que iban a ser liberados, en la que figuraban Medina Ezaine y Boulanger, entre otros. La información señalaba que la liberación se logró en el marco del diálogo con el régimen impulsado por el sector opositor que integran Javier Bertucci, Henri Falcón y Timoteo Zambrano.

De acuerdo a la lista presentada por la diputada Maribel Guédez del partido Cambiemos, solo 10 de estas personas serían presos políticos. Se trata de: Manuel Bernardo Chacín, Jormanth Joseph Linares Ramírez, Michel Alfredo Vargas Camacho, Jesús Medina Ezaine, María del Carmen Herrera, Luis Carlos Barrios Orozco, Emilio Boulanger Cova, Carlos Eduardo Marrón, Rafael González Merengote y Nelson Guzmán Castellano.

Según el periodista Victor Amaya, Renzo Fuenmayor Miquilena, Nataly Gallego Pereira y Jesús María Ocando son criminales comunes, vinculados a la banda de “Alirio cara cortada” en Zulia, y acusados por extorsión y secuestro cuando fueron detenidos en junio 2019.

Las liberaciones se producen un día después del golpe de Estado dado a la Asamblea Nacional, quienes respaldaron al diputado Luis Parra, quien se asumió como presidente del Parlamento, sin contar con el quórum necesario.

Quiénes son los liberados

El periodista gráfico Jesús Medina Ezaine fue encarcelado el 29 de agosto de 2018 en la estación Plaza Venezuela del Metro de Caracas por funcionarios del Sebin, luego de que realizara un reportaje sobre la crisis hospitalaria del país. Dos días después un tribunal chavista determinó que debía ser privado de su libertad y ordenó que fuera recluido en la cárcel militar de Ramo Verde.

Medina fue inicialmente acusado de legitimación de capitales,asociación para delinquir y lucro indebido, además de instigación al odio y asociación delictiva. Y si bien un tribunal desestimó los primeros tres cargos, mantuvo los otros dos y por ello siguió encarcelado. Su audiencia de juicio fue repetidamente dilatada. El último caso tuvo lugar el 5 de diciembre de 2019, cuando se pospuso para el 30 de enero.

Emilio Boulanger, en tanto, fue detenido en la madrugada del 11 de mayo de 2019. En ese entonces, la diputada de la Asamblea Nacional Adriana Pichardo informó que ello fue consecuencia del apoyo de Boulanger al levantamiento militar -finalmente infructuoso- liderado por el presidente encargado Juan Guaidó. “Le sembraron armas y pretenden convertir en delito su participación en la Operación Libertad como participaban millones de venezolanos”, agregó sobre quien era el presidente del Mercado de Chacao.

Michael Vargas, por su parte, fue aprehendido en su residencia el 17 de octubre de 2010, luego de una serie de protestas en Caracas. También conocido por su nombre artístico, “Mai El Pillo”, se desempeñaba como cantante del grupo “Calle Ciega”. Fue acusado de “Asociación para delinquir y Terrorismo”, y hasta el lunes estuvo encerrado en el Helicoide, la sede del Sebin.

Manuel Bernardo Chacín, acusado por el gobierno de Nicolás Maduro de presunto colaborador del ex policía rebelde Óscar Pérez, explicó en una carta publicada en 2018 que ha sido sometido a torturas, como ser electrocutado y bolsa en la cara para asfixiarlo.

El reto 2020 por José Ignacio Guédez – La Patilla – 2 de Enero 2020

download
El mayor reto que tenemos los venezolanos este 2020 es romper el conjuro cubano o profecía comunista que en nuestro caso pudiera rezar más o menos así: “…Y destruirán la moneda hasta dejarla sin ningún uso práctico, tu patrimonio perderá casi todo su valor y tendrás que pagar las cosas en dólares a precios más caros que en el primer mundo. Pero llamarás a eso dolarización y recuperación económica… Y crearán una policía de exterminio para la persecución política y el control social. Pero llamarás a eso seguridad… Y no habrá energía eléctrica ni suministro de gasolina. Pero no te quejarás porque ambas eran regaladas… Y no habrá estado de derecho, ni separación de poderes, ni justicia independiente, ni elecciones libres. Pero ya se te habrá olvidado qué es la democracia… Y la producción nacional no existirá, pero podrás traer todo de afuera puerta a puerta… Y recibirás remesas, pero de lavapocetas que no estarán a la altura de tu recién descubierta felicidad… Y los presos políticos seguirán aumentando por cientos, pero ya no te importará… Y criticarás a los que todavía luchan, porque te recordarán a ti cuando luchabas”.

El terreno donde se libra esta batalla es la mente y se trata de un factor meramente psicológico que puede sellar para siempre el destino del país. Son veinte años ya de resistencia democrática contra una tiranía que ha pasado por diferentes fases pero que siempre ha pretendido el totalitarismo y que ahora se encuentra en su etapa más perversa, la de un narcoestado dominado por mafias del crimen organizado internacional. Llamar las cosas por su nombre es el último bastión de resistencia. En menos de un año se pasó de hablar de crisis humanitaria a discutir sobre una presunta burbuja económica que, aunque no es tal, logró cambiar el léxico del debate. Hablar de burbuja económica cuando el 90% de la población no cuenta con suministro constante ni de luz, ni de gas, ni de gasolina, es tan contradictorio que raya en el ridiculo, pero no olvidemos que esta batalla se libra es en la mente y nada tiene que ver con la realidad objetiva de las cosas. Tal como lo describió Orwell en su obra 1984, los absolutismos no descansan hasta vencer a la verdad y sustituirla por la mentira oficial. En Venezuela estamos en presencia de una operación de “neolengua orwelliana” para intentar lograr el sometimiento final. Poco a poco se van borrando del diccionario palabras como libertad, producción, derechos humanos y civiles, seguridad jurídica, libertad de expresión, justicia, legalidad, crecimiento, constitución y trabajo; al tiempo que se reconoce como lujo vivir la vida bajo el tóxico arrullo de una planta eléctrica o tener acceso a gasolina bachaqueada.

Hace doce años cuando en verdad había burbuja económica producto del boom de los precios del petróleo y la gente sacaba carros del concesionario a crédito y viajaba por el mundo con Cadivi, hubo un estallido social por el cierre de un solo medio de comunicación (RCTV), lográndose luego derrotar la pretendida reforma constitucional de Chávez. Luchábamos por nuestra libertad, la que no se puede comprar en un bodegón. Por cierto, esa generación que surgió en esta circunstancia, sigue luchando hoy. Ese es el espíritu que debemos rescatar este 2020, estemos donde estemos, comenzando por el lenguaje, por los principio y por nuestras convicciones. El antídoto contra este conjuro es la verdad y la resistencia del lenguaje.
¡Abajo la narcotiranía que tiene al país a oscuras y sin gasolina!
No puede haber ni habrá mejoría con Maduro. Pongámosle fin a esta tragedia.

La FANB, hoy y mañana por Miguel Henrique Otero – El Nacional – 29 de Diciembre 2019

Miguel-Henrique-Otero-696x391
Se repite, cada vez con más frecuencia, que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana es el soporte central, la estructura que permite que Nicolás Maduro, rechazado por alrededor de 90% de los ciudadanos venezolanos, se mantenga en el poder.

Hay la idea de que el conjunto ha sido penetrado, ideologizado, adherido en su totalidad, a través de múltiples mecanismos -cargos en el Ejecutivo, contratos de las instituciones del Estado, participación abierta y organizada en ilícitos, impunidad, prebendas y beneficios de distinta índole-, a cambio de un apoyo irrestricto e ilimitado a Maduro y su grupo. A ello se suma la constante campaña, de los altos cargos militares, que promocionan a la FANB como una organización política, dedicada a la tarea de apoyar al poder ilegal, ilegítimo y corrupto que somete a la nación venezolana.

Esta visión, que se anuncia como un paradigma, tiene un problema o, al menos, una falla significativa: no explica el surgimiento de rebeliones militares. En cuatro años, de 2016 a 2019, se han producido ocho, de acuerdo con múltiples fuentes. En algunas habrían participado oficiales de los más altos rangos; en otras, de los primeros rangos de la escala. Casi todas han sido develadas antes de cualquier acción. En líneas generales, puede decirse: no ha habido tiros. Pero hay más de 200 oficiales presos, muchos de ellos sometidos a las más terribles torturas. Se acosa, humilla y agrede a sus familiares. Hay toda una línea de acción, una política pública en curso, que no ha sido debidamente denunciada, que es la persecución sistemática de las familias y abogados de los presos políticos venezolanos, tanto civiles como militares.

Una somera revisión del estado de las cosas en la FANB arroja información que habla de realidades muy complejas. La primera que cabe mencionar es la proliferación, simplemente inaudita, de generales: de los aproximadamente 60 que había en 2002, hoy suman alrededor de 2.000. En febrero de este año, Craig Faller, jefe del Comando Sur de Estados Unidos, declaró que esos 2.000 generales constituyen “el centro de gravedad” del poder de Maduro. Un elemental ejercicio de lógica permite suponer que el resultado de tal incremento debe ser la atomización de la fuerza en todos los sentidos: en lo administrativo, lo operativo y lo logístico. Se trata de un plan ejecutado con un objetivo: debilitar, convertir a la FANB en una red de pequeñas fuerzas. Un sistema de feudos.

Asociado con lo anterior está la decisión tomada por Chávez -práctica de traición a la patria- de entregar la inteligencia militar al castrismo, hecho que toca una fuente esencial de la soberanía y que, en términos históricos, solo se ha producido en países que han perdido una guerra. El análisis que hacen expertos en la cuestión me advierte de dos cambios significativos que se estarían produciendo en la FANB: una concentración del poder en el Alto Mando y, vinculado a lo anterior, la entronización de oficiales rusos al mando de las tareas de inteligencia, que han comenzado a sustituir a los cubanos. Estos dos hechos tienen relevancia: permiten concluir que, en el nivel superior de la estructura, se está construyendo otra cohesionada y comprometida con el poder de Maduro, bajo la guía militar de Putin.

Pero estas no son las únicas realidades. Una de las más hirientes, sin duda, es la de las desigualdades. Mientras la inmensa mayoría de los oficiales de menor rango debe vivir con salarios menores a 50 dólares/mes -lo que les convierte en los militares peor pagados de América Latina-, hay un pequeño sector que se ha enriquecido de forma visible y escandalosa: funcionarios que protegen las operaciones del narcotráfico, que forman parte de las redes de contrabando, que están dedicados a grandes negocios en las aduanas, con empresas del Estado y más. Aquí hay una doble cuestión que no puede pasar inadvertida para nadie: la primera, es que la desigualdad es visible -y humillante- para todos los miembros de la institución. La segunda, es que cada vez está extendida, puertas adentro, la idea de que la FANB no está al servicio del país, ni siquiera de las funciones de gobierno que les han asignado, sino que su tarea es la de proteger intereses particulares de jefes militares, cuyo ostentoso modo de vida está vinculado con ilícitos.

A pesar de que hay dirigentes de la oposición democrática que han expresado fuertes críticas a las posiciones asumidas por el Alto Mando y por alguna de sus unidades -por ejemplo, la Dgcim-, la gran mayoría sabe que en la FANB el espíritu institucional y democrático, de apego a la ley, no ha sido erradicado, ni vencido, ni superado. Los demócratas son mayoría no solo en el universo civil venezolano: también lo son en el seno de una FANB dispersa en la base, concentrada en la cúpula y vigilada por rusos y cubanos.

Son numerosos los analistas y los políticos que sostienen que no será posible realizar el cambio que el país demanda con urgencia, sin la participación de la FANB. El presidente Guaidó, de forma reiterada, ha llamado a los militares a cumplir con la obligación de restablecer el hilo constitucional. Los episodios militares, aunque no hayan cristalizado, son síntomas del malestar que recorre los cuarteles. Es probable que estemos en camino a un escenario en el que podrían converger las fuerzas lideradas por Guaidó, los otros factores opositores, empresarios y trabajadores, estudiantes y las comunidades de todo el país que, sumados a los militares institucionales que están distribuidos en todo el territorio nacional, pongan fin a la pesadilla de Maduro y den paso a la refundación de la democracia venezolana.

Maduro liberará presos políticos para fingir que remite la represión por Manuel Trillo – ABC – 23 de Diciembre 2019

Foro Penal Venezolano alerta de que el régimen busca su legimitación y arrinconar a Guaidó

Nicolás Maduro ultima su «operación Navidad» con los presos políticos. El régimen venezolano se prepara para liberar en bloque a decenas de encarcelados en un movimiento dirigido a aparentar una cierta apertura y que la llamada «mesita», la falsa mesa de diálogo con un grupo de supuestos opositores, da resultados. En último término, se sumaría a los esfuerzos de la dictadura por lograr su legitimación ante el mundo e impedir la reelección de Juan Guaidó como presidente de la Asamblea Nacional el próximo 5 de enero.

Así lo asegura a ABC Alfredo Romero, director de Foro Penal Venezolano, ONG que brinda apoyo a los presos políticos y que ha detectado la intención del régimen de excarcelar a entre 30 y 40, aproximadamente. Entre ellos, apunta, se podría incluir a alguno de los etiquetados como «emblemáticos» por la relevancia de su cargo o el dramatismo de su situación. Así mismo, la medida podría afectar a los ocho presos con nacionalidad europea, en la mitad de los casos española: María Auxiliadora Delgado Tabosky, Antonia de la Paz Turbay, Jorge Henrique Alayeto Bigott y Ruperto Chiquinquira Sánchez Casares. Los otros cuatro europeos son Juan Francisco Rodríguez dos Ramos (Portugal), Juan Carlos Marrufo (Italia), Juan Antonio Planchart (Italia) y Vasco Manuel da Costa Corales (Portugal). Varios sufren serios problemas de salud.

El efecto «puerta giratoria»

El arresto esta semana del diputado Gilber Caro, el tercero que sufre en tres años, no altera estos planes de liberación en bloque de presos, según Romero. Caro fue excarcelado en vísperas de la llegada a Venezuela de Michelle Bachelet, la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos. Bachelet ha alertado recientemente de que hay 118 presos políticos en el país que requieren de una «respuesta urgente» por el deterioro de su salud, por los retrasos judiciales o por seguir en prisión pese a tener orden de excarcelación.

El director de Foro Penal recuerda precisamente que el régimen ya ha realizado liberaciones en grupo de presos políticos en otras ocasiones, bien en Navidad o bien ante procesos de supuesto diálogo con la oposición, pero advierte del «efecto puerta giratoria» la represión, es decir, de cómo determinado número de excarcelaciones se compensan en paralelo con una cifra similar de encarcelamientos, de modo que el número total de presos se mantiene más o menos en las mismas cifras. En la actualidad hay en total 390 presos políticos, según el recuento de Foro Penal.

Esta entidad ha tenido conocimiento de que las autoridades del régimen vienen entrando en contacto con presos políticos y realizando informes sobre ellos con la intención de encarcelar a un grupo de ellos. Además, asegura que desde la supuesta mesa de diálogo han llamado a Foro Penal para pedirles las listas de presos que semanalmente, de forma confidencial, remite a la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Organización de Naciones Unidas (ONU). Alfredo Romero asegura que no se las ha facilitado a la «mesita». «Las liberaciones son siempre bienvenidas, el problema es cuando se utiliza esa tragedia humana para obtener un beneficio político y una aceptación internacional», explica.

Según Alfredo Romero, el chavismo persigue «un alivio de la presión política» y «plantear al mundo que todo está mejorando y que hay una supuesta reducción de la represión, fracturar a la oposición y lograr la aceptación». En este sentido, indica que «van a atribuir los trabajos de liberación a la mesa de negociación, la “mesita”». Es decir, «se busca vender que la transición es posible con el actual régimen, lo que le daría la legitimación».

La utilización de los presos es algo recurrente. El pasado julio el régimen liberó a un grupo de 22 reclusos para responder al contundente informe de Bachelet sobre la violación de derechos humanos. Más tarde, en septiembre, puso en libertad al vicepresidente de la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano, medida que siguió al anuncio de Maduro de un acuerdo con algunos partidos para desbloquear la situación.

Con las nuevas liberaciones de presos, que Romero cree inminentes, el régimen tendría además en esta ocasión el propósito de socavar las posibilidades del actual presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, de salir reelegido como presidente de la Asamblea Nacional y que el parlamento legítimo del país pase a estar controlado por el chavismo. «Todo está asociado», recalca.

En Foro Penal se niegan a emplear términos como presos «emblemáticos» o «gestos» del régimen, ya que para la organización «todos son emblemáticos por ser presos políticos». Aceptar esa terminología, advierte Romero, «engrasa la puerta giratoria» y contribuye a «utilizar a los presos como fichas de negociación o rehenes».

 

Michelle Bachelet pidió la libertad de Juan Requesens y el derecho a un juicio justo para Roberto Marrero – El Nacional – 18 de Diciembre 2019

La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos realizó una actualización oral de su informe sobre la situación de los derechos humanos en el país en la que fija posición, entre otros aspectos, sobre la condición en que se encuentra el hospital J. M. de los Ríos, la malnutrición aguda que presenta 11,9% de los niños de 19 estados, las ejecuciones extrajudiciales de la FAES y el hostigamiento a medios de comunicación y a diputados a la Asamblea Nacional

Bachelet

Michelle Bachelet, alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, realizó este miércoles una actualización oral de su informe sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela.

En los últimos tres meses, un equipo de la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos estuvo en Venezuela evaluando la condición de los presos políticos.

Presos políticos

Luego de visitar 9 centros de detención, la representación de Bachelet documentó 118 casos de personas privadas de libertad (109 hombres y 9 mujeres) que requieren respuesta urgente por motivos de salud, retrasos judiciales, falta de ejecución de boletas judiciales de excarcelación y/o falta de excarcelación por cumplimiento de pena.

Bachelet instó a las autoridades venezolanas a liberar a todos los presos políticos, incluyendo al diputado Juan Requesens.

La actualización del informe también destacó irregularidades en los juicios contra los acusados por intento de magnicidio a Nicolás Maduro. Asimismo, destacó el caso de Roberto Marrero, ex director del Despacho de la Presidencia de la Asamblea Nacional, a quien no se le permite la entrada de sus familiares a la sala de audiencias.

«Insto al Poder Judicial a garantizar el derecho a un juicio justo, incluyendo el derecho a la defensa y el principio de publicidad», manifestó.

Economía

Bachelet indicó que aun cuando el régimen de Nicolás Maduro decretó un incremento del 375% del salario mínimo, el mismo perdió su poder adquisitivo. Actualmente el salario solo cubre 3,5% de la canasta básica alimentaria.

«La situación económica y social sigue afectando los derechos económicos y sociales de los venezolanos. Según la Cepal, en 2019 la economía sufrirá una contracción del 25,5%, alcanzando una pérdida acumulada del PIB del 62,2% desde 2013», precisó.

Servicios públicos

En cuanto al estado de los servicios públicos en Venezuela, Bachelet resaltó que el Zulia es una de las entidades más afectadas.

«Mi Oficina realizó una visita a Maracaibo en la que constató las larguísimas colas para comprar combustible y los cortes prolongados y reiterados de electricidad, que además afectan el suministro de agua. Los derechos a la salud y a la educación también han sido afectados, principalmente por falta de personal, infraestructura deficiente y falta de insumos. Millares de zulianos migraron al extranjero o a la capital del país«, aseveró el informe.

Salud

Sobre la salud de los venezolanos, la alta comisionada se preocupó especialmente por la condición en la que se encuentra el hospital J. M. de los Ríos.

«En el último mes se recibió información de la muerte de 3 niñas del servicio de hematología y 1 niño del servicio de oncología. De los 39 niños y niñas con necesidad de un trasplante de médula ósea, 15 se encuentran en una situación crítica», agregó.

De acuerdo con información suministrada por Caritas, en las parroquias más pobres al menos de 19 estados del país, 11,9% de los niños y niñas muestran señales de malnutrición aguda y que 32,6% tiene retardo en el crecimiento.

«Caritas también informó que 48,5% de las mujeres embarazadas atendidas tienen deficiencias nutricionales», dijo.

Protestas

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social, señaló que en lo que va de año se han realizado 16.439 protestas en todo el país. La mayoría, lideradas por trabajadores del sector educativo, de la salud y de las industrias básicas.

La representante de la ONU aseguró que en cuanto a las movilizaciones con fines políticos convocadas por la oposición, el despliegue de las fuerzas de seguridad es exagerado.

«Se registraron más de 20 detenciones en este contexto, de las cuales al menos 5 personas siguen detenidas en el estado de Lara», afirmó.

Delincuencia

El Observatorio Venezolano de Violencia estimó una tasa de 60,3% homicidios violentos por cada 100.000 habitantes de enero a noviembre de 2019.

Pese a que el número de homicidios disminuyó con respecto a 2018, Bachelet manifestó su preocupación por los niveles de violencia en el país.

Destacó los asesinatos del ex concejal opositor Edmundo «Pipo» Rada Angulo y del ex gobernador oficialista Johny Yáñez Rangel.

También mostró preocupación ante el número de ejecuciones extrajudicialescometidas por funcionarios de la FAES durante operativos de seguridad.

La Fiscalía General aportó datos importantes a la investigación realizada por los representantes de Bachelet, indica el informe.

«Desde agosto de 2017 a la fecha, 770 funcionarios han sido acusados por violaciones a los derechos humanos, de los cuales 509 han sido imputados, 393 privados de libertad y 131 condenados», indicó.

Sobre la violencia por parte de grupos irregulares en el estado Bolívar, involucrados en la explotación ilegal del Arco Minero del Orinoco, Bachelet dijo que continúa en incremento. Hizo mención de la masacre que se registró en noviembre en la comunidad de Ikabarú, ubicada en el territorio indígena pemón.

Migración venezolana

Michellet Bachelet dijo en su informe que es muy preocupante el incremento de migrantes irregulares venezolanos. Esto ante las dificultades para obtener su documentación de viaje por parte de las instituciones manejadas por el régimen.

«Recientemente, las autoridades venezolanas incrementaron en un 70% los costos para expedir pasaportes, un costo equivalente a 54 salarios mínimos. Ha crecido la utilización de rutas más peligrosas y la exposición al tráfico y trata de personas», precisó.

También mencionó el caso de 102 migrantes que se dirigían en junio a las islas del Caribe en 3 embarcaciones y las mismas habrían desaparecido por razones aún no esclarecidas. Hasta la fecha, se desconoce el paradero de 32 mujeres, 10 adolescentes, 3 niños y 46 hombres.

Amenazas a la prensa

«Hemos recibido denuncias de actos de hostigamiento, amenazas y detenciones por parte de los servicios de inteligencia y fuerzas de seguridad. El 19 de noviembre, efectivos de la Dgcim allanaron la sede de un medio de comunicación en línea y detuvieron a la gerente de operaciones, quien estuvo más de 10 días incomunicada y hasta la fecha, sigue detenida en la sede del organismo de seguridad en Caracas», reseñó el informe.

Agregó que ese mismo día, la Dgcim también detuvo brevemente a tres periodistas y a sus conductores que estaban cubriendo el allanamiento.

Elecciones en Venezuela en 2020

En cuanto a las elecciones que se tienen previstas en Venezuela para el 2020, indicó que es crucial crear las condiciones necesarias para unas elecciones libres, imparciales, creíbles, transparentes y pacíficas.

Asedio a representantes de la oposición

«Me preocupan el levantamiento de la inmunidad de 5 diputados de la oposición, elevando el total a 30 diputados de la oposición despojados de inmunidad. Así como los actos de hostigamiento contra representantes de la oposición, incluido el presidente de la Asamblea Nacional», manifestó.

Incorporación de la milicia a la FANB

Consideró que son preocupantes las intenciones del régimen de Maduro de continuar armando a la milicia.

Rechazó la propuesta de ley realizada por la ANC para incorporar a la milicia nacional a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

«Reitero mi llamado a las y los actores políticos en Venezuela a retomar las negociaciones para alcanzar una solución a la crisis política y económica y devolver la esperanza a la población. Mi Oficina sigue comprometida en contribuir a la mejora de la situación de los derechos humanos. Insisto en la importancia de establecer una presencia más amplia y consolidada en el país que nos permita avanzar la agenda de derechos humanos», concluyó.

“Escribeme”…el himno de los presos por Rafael Gallegos – Petroleum – 15 de Diciembre 2019

Cuando cayó la dictadura de Pérez Jiménez en 1958, la empresa estatal Aeropostal envió sus aviones a muchos países donde había exiliados del régimen, para retornarlos a la patria. Imaginemos la emoción de los pasajeros cuando el piloto les perifoneaba, luego de años de persecución, privaciones, tanta lejanía y de ansiedad por abrazar a los suyos.: “señores pasajeros en estos momentos estamos entrando a territorio venezolano”. Comenzaban a aplaudir y a cantar el Himno Nacional, llenos de emoción y de lágrimas.

La emoción les llevaba otra canción a los labios: Escríbeme. Compuesta nada menos que en Guasina, por el músico venezolano y preso político Guillermo Castillo Bustamante (GCB).

Guasina, una cárcel de la terrible dictadura – todas las dictaduras son terribles. Isla en el medio del Río Orinoco, con una temperatura cercana a los 40 grados centígrados y llena de serpientes, arañas venenosas y fieras. A tres metros de altura del río, lo que significa que con cualquier lluvia se inundaba y dejaba su estela de larvas, paludismo, mal de Chagas, disentería y toda clase de enfermedades. No tenía rejas, pero nadie huía porque el río está plagado de caimanes y caribes. Cuando llegaban los presos a la isla eran recibidos por los guardianes con planazos y baldes de agua fría.

La cárcel, inaugurada por López Contreras y utilizada como campo de concentración para presos nazis de la segunda guerra mundial o de la guerra civil española, fue cerrada en 1943 debido al impacto de un informe del Doctor Arnoldo Gabaldón. El dictador Pérez Jiménez la reabrió en 1951, cuando le envió 446 presos políticos.

En ese ambiente, Don Guillermo Castillo Bustamante, pianista desde los tres años, compuso sus canciones. Escribía los pentagramas en la parte blanca de los aluminios de las cajas de cigarrillos. Su primera composición en la cárcel fue “Muchachita”. Compuso “Escríbeme” motivado a que la dictadura manipulaba y le escondía las cartas que le enviaba su hija Inés, con noticias de su esposa, también presa de la dictadura.

Son tus cartas mi esperanza
mis temores y alegrías
y aunque sean tonterías
escríbeme, escríbeme

El preso político Guido Acuña fue el primero en interpretar “Escríbeme”. Quien la hizo célebre fue el gran Alfredo Sadel. Gran cantante y gran patriota. Ayudó de mil maneras a los perseguidos, presos y exiliados del régimen. Con el tiempo fue interpretada por Lucho Gatica, Javier Solís y nuestro Simón Díaz, entre muchas otras celebridades.

En 1957, plena dictadura, Alfredo Sadel invitó para el “Show de Víctor Saume” a la hija del compositor, Norma Inés Castillo de Sáez. Con ella en el programa se sentó en el piano y cantó… Escríbeme.

Tu silencio me acongoja
me preocupa y predispone
aunque sea con borrones
escríbeme, escríbeme

La joven hija de GCB comenzó a llorar en el estudio para sorpresa de los camarógrafos y los productores, que no sabían la conmovedora historia de esa canción.

DE GUASINA A SACUPANA

Debido a las presiones internacionales trasladaron a los presos de Guasina a Sacupana, igual de inhumana; pero a las orillas de Orinoco. En esa mudanza, Don Guillermo se salvó de ser fusilado por la dictadura. Resulta que el jefe del penal, pasado de palos, dijo que Pedro Estrada le había ordenado asesinar a cinco de los presos, entre los que se encontraba Don Guillermo. Por ello los presos políticos se pusieron en huelga, protestaron arduamente y eso se filtró a los medios internacionales, y la orden no se cumplió.

Luego de Sacupana trasladaron a Don Guillermo a la cárcel de Ciudad Bolívar, donde el obispo le regaló un piano viejo, y con sus influencias logró que se lo aceptaran en la cárcel. Allí lo repararon y pudo disfrutarlo Don Guillermo.

O sea… si los judíos tuvieron su “Pianista” en medio del nazismo y hasta hicieron una película, los venezolanos también tuvimos nuestro “Pianista” en plena dictadura perejimenista.

En total Don Guillermo estuvo cuatro años preso. Su esposa, como ya referimos también fue prisionera política del régimen. Por cierto, cuando los detuvieron en su residencia, la SN dejó en su casa a los tres hijos menores, solos. Pura maldad.

A GCB lo sacaron de la cárcel – su estatura de casi 1,80 hacía menos de 50 kilos- y lo enviaron para Guatemala, donde vivía cuando acabó la dictadura. Luego, en Democracia, Don Guillermo fue Director del Canal 5, fundador de Radiodifusora Venezuela y trabajó con Don Rómulo Gallegos en películas mexicanas referentes a sus novelas.

Don Guillermo Castillo Bustamante compuso más de trescientas canciones. Murió en 1974 a los 64 años. Gloria a este gran venezolano.

Alfredo Sadel, se casó en 1960 con una hija de Valmore Rodríguez, histórico líder de Acción Democrática, Presidente del Congreso cuando el golpe a Rómulo Gallegos el 24 de noviembre de 1948. Valmore Rodríguez, cumpliendo la Constitución a falta del Presidente Gallegos, se proclamó Presidente de la República desde Maracay en pleno golpe. Claro que inútilmente, ya los facinerosos habían tomado el poder.

La boda de Sadel fue apadrinada por el Presidente Betancourt y copó la primera plana de los periódicos.

ATERRIZAJE EN DEMOCRACIA

Los aviones de Aeropostal aterrizaban uno tras otro en Maiquetía y eran recibidos entre llantos por sus familiares y amigos. Cantaban el Himno Nacional y cantaban “Escríbeme”

Y aunque sean malas nuevas
Escríbeme, escríbeme

Los recibían los familiares y los amigos, etiquetas que no hacían falta. En ese momento todos eran hermanos.

Este artículo está dedicado a los héroes de la democracia de todas las épocas, entre ellos a los presos políticos de mi país, que por “negociaciones”, están liberando a cuenta gotas y con puerta giratoria, “girando” parlamentarios cuya inmunidad parece de fantasía.

Todo pasa todo queda porque los nuestro es pasar

Feliz Navidad Venezuela en unión – aunque sea cibernética pero el espíritu no conoce las distancias – de todos los suyos, y un 2020 lleno de esperanzas que se transformen en logros, en Democracia y en retorno de tantos pedazos de patria dispersos. Y ojalá podamos cantar algún “Escríbeme” de otro heroico poeta como Don Guillermo.

Hasta el nueve de enero. Dios Mediante.

Nunca jamás en Venezuela: Presos políticos – Un Mundo Sin Mordaza – 28 de Noviembre 2019

unnamed.png

Nunca Jamás en Venezuela busca rescatar la sensibilidad de los venezolanos y encontrar la empatía de otras naciones con respecto a la crisis social y política que persiste en Venezuela. Narramos las historias de distintas familias que han sido víctimas del régimen en los últimos 18 años y cuyos derechos han sido vulnerados.​

La organización no gubernamental Un Mundo Sin Mordaza estrenó por su canal de Youtube: TV Sin Mordaza, el tercer capítulo de la serie documental Nunca Jamás en Venezuela: Presos políticos. En esta entrega se expone la historia de quienes han estado presos, fueron excarcelados o desterrados de su país: Lorent Saleh, Vasco Da Costa, Gilber Caro, Iván Simonovis y el General Ángel Vivas.

Este seriado, conformado por los capítulos Fallecidos por Protestar y Heridas de la Represión, relata lo que han vivido las víctimas del régimen del fallecido presidente Hugo Chávez y su sucesor, Nicolás Maduro Moros. Represión, torturas, persecuciones y diversas violaciones de derechos humanos por parte de los efectivos de seguridad del Estado, son algunos de los puntos que aborda este audiovisual, que durante 19 minutos, relata lo que puede llegar a sufrir quien adversa las políticas de Maduro.

Durante 19 minutos, se cuentan las penurias e incertidumbres que tuvieron que vivir estos presos políticos y sus familiares, quienes día a día luchaban contra las injusticias y las fallas en el debido proceso. Amedrentamientos, asfixias, aislamientos son algunas de las constantes en estos relatos, todos con un lugar común: un gobierno opresor que es capaz de hacer lo que sea para callar las voces de quienes lo enfrentan.

Desde Un Mundo Sin Mordaza seguiremos usando el arte para promover los derechos humanos y contar las historias de quienes han sido víctimas sistemáticas de este régimen.

Visualiza el último capítulo de Nunca Jamás en Venezuela: https://www.youtube.com/watch?v=RE57RO3MTRI

Declaración conjunta – II Encuentro del mecanísmo de Montevideo – 18 de Noviembre 2019

Declaración Conjunta

Los gobiernos de México, Uruguay y de Barbados y Trinidad y Tobago, en representación de la Comunidad del Caribe (CARICOM), signatarios del Mecanismo de Montevideo, con el acompañamiento de la Secretaría General de la CARICOM, con el propósito de dar seguimiento a la situación en Venezuela, declaramos lo siguiente:

  1. Refrendamos nuestro compromiso de contribuir a que el pueblo venezolano pueda encontrar una solución pacífica y democrática a sus diferencias, a fin de que Venezuela alcance la paz y estabilidad. Hacemos un llamado a todos los actores para que retomen la vía de un diálogo amplio, creíble e incluyente, para dicho fin.
  2. A la luz de que otras iniciativas no han prosperado, refrendamos nuestra posición a favor de un diálogo basado en la imparcialidad y la confianza como lo planteaba el proceso encabezado por el Reino de Noruega.
  3. Reiteramos nuestra preocupación por la situación humanitaria en Venezuela, exhortando a todas las partes a garantizar protección de los derechos humanos.
  4. Rechazamos categóricamente la invocación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), al ser un instrumento diseñado para detener agresiones entre Estados, no para atender situaciones humanitarias. Condenamos cualquier intento de amenaza o uso de la fuerza, o de cualquier otra acción contraria al derecho internacional.
  5. Recibimos con beneplácito el regreso de diputados y diputadas del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) a la Asamblea Nacional, como una forma de encauzar el diálogo por la vía institucional y democrática. En dicho marco, celebramos el acuerdo para conformar la comisión encargada de escoger el Comité de Postulaciones Electorales para la renovación del Consejo Nacional Electoral.
  6. Reconocemos que medidas de fomento a la confianza tales como la liberación del Diputado Edgar Zambrano contribuyen a fortalecer el diálogo entre las partes en Venezuela y hacemos un llamado a la liberación de todas las personas en situación similar, incluido el de Roberto Marrero, y el respeto a la inmunidad parlamentaria.
  7. Reiteramos a los actores venezolanos la disposición del Mecanismo de Montevideo para acompañar cualquier iniciativa de diálogo incluyente en un marco de respeto a los principios de no intervención, la igualdad jurídica de los Estados, la solución pacífica de controversias, el respeto a los derechos humanos, el orden constitucional y la autodeterminación de los pueblos.
  8. Acordamos una propuesta de  Hoja de Ruta, sobre la base de las cuatro fases establecidas en el Mecanismo de Montevideo, que será puesta a consideración de los distintos actores venezolanos.
  9. Agradecemos la participación en calidad de observador del Sr. Gustavo Béliz, miembro del equipo de transición del Presidente Electo de Argentina, Alberto Fernández y hacemos una invitación a dicho país a sumarse al Mecanismo de Montevideo, una vez tome posesión el nuevo gobierno.
A %d blogueros les gusta esto: