elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Podemos

Comunicado de Soy Venezuela – 14 de Octubre 2018

Soy Venezuela:

Rechazamos la política de Podemos y el PSOE para darle oxígeno a Maduro

1. Soy Venezuela quiere apelar a la conciencia de la mayoría de los ciudadanos españoles, sus intelectuales, sus medios de comunicación y sus instituciones republicanas para que se sumen a nuestra voz e impidan que José Luis Rodriguez Zapatero colonice y maneje a su favor el tratamiento dado al caso venezolano por Pedro Sanchez y su ministro de asuntos exteriores Josep Borrrell.

2. Soy Venezuela ha recibido con estupor el cambio de política anunciado por el gobierno español, que abandona el esfuerzo hasta ahora realizado para rescatar la democracia venezolana y los derechos de los venezolanos, para a par9r de ahora convertirse en la salvaguarda de un régimen violador de derechos, corrupto, hambreador y criminal.

3. Soy Venezuela ha planteado con mucha firmeza el daño al país que ha significado la presencia de José Luis Rodriguez Zapatero como agente del régimen venezolano. Su gestión, de la que algún día tendrá que rendir cuentas, solo ha provocado el recrudecimiento de la represión y el tiempo ganado por el régimen para perfeccionar su agenda totalitaria y comunista. La historia reciente muestra como el papel de Zapatero como gestor del régimen solo ha facilitado el descalabro económico, el saqueo del país y el más oprobioso episodio de violación de derechos humanos hasta el punto de que el régimen venezolano ha sido denunciado ante la Corte Penal Internacional por delitos de lesa humanidad. La época de la falsa intermediación de Zapatero coincide con la huida del país de millones de venezolanos, desesperados por la violencia, el hambre y la represión. ¿Hasta cuándo tendremos que soportar su infamante rol?

4. Soy Venezuela ha denunciado insistentemente el desastre que significa para Venezuela cualquier intento de negociación con un régimen que nunca ha honrado sus compromisos, que mantiene una persecución política brutal y que se vale de una espuria asamblea constituyente para validar un fraude constitucional que los mantendría en el poder sin permitir ninguna alternativa.

5. Soy Venezuela ha denunciado también a esa falsa oposición colaboracionista y plegada a los intereses del régimen cuando en ocasiones anteriores de los mismos intentos han mostrado que detrás de toda esa parafernalia de ofertas condicionadas se esconde una agenda siniestra cuyo objetivo es el exterminio de la democracia venezolana. Ellos, que se han entendido una y otra vez con el régimen, que han participado y defendido farsas electorales, están hoy de nuevo al acecho para ser parte cooperante de este nuevo episodio de infamia. Pero debemos decir con absoluta responsabilidad que el coautor, intérprete y gestor de esa trama ha sido José Luis Rodriguez Zapatero, que se presenta ahora como agente del gobierno español, una coalición del PSOE y PODEMOS presidida por Pedro Sanchez.

6. Soy Venezuela lamenta que de esta forma el gobierno español se coloque de espaldas a los consensos construidos por los ciudadanos venezolanos, que rechazan al régimen de Nicolás Maduro y repudian cualquier intento de negociación que lo mantenga en el poder. Pero lamentamos mucho más el extravío ético que significa abandonar a su suerte al país para ir al rescate de un régimen impresentable.

7. Cambiar sanciones por negociaciones ha sido el foco de la agenda del socialismo del siglo XXI. Sanciones que han señalado a quienes han violado derechos humanos, come9do crímenes y saqueado al país. Sanciones que se han constituido en un inventario de crímenes imprescriptibles. ¿Quién va a negociar con los mismos que se han corrompido, asesinado, perseguido, desterrado a sus adversarios y vejado el estado de derecho, para que sean considerados como contraparte de un proceso de reconciliación?

8. Soy Venezuela ratifica que el país no necesita sentarse con sus verdugos para proceder a una reconciliación que ya está en curso. 85% de los venezolanos cree que el régimen de Maduro debe irse cuanto antes del poder y está absolutamente claro sobre lo que hay que hacer en la transición. La deplorable iniciativa de Jose Luis Rodriguez Zapatero, asumida como política de estado por la coalición del PSOE y PODEMOS solo tendrá como consecuencia más muerte, más represión y más sufrimiento para todos los venezolanos. Esos dos años que plantean para normalizar el país y hacer unas supuestas elecciones no son otra cosa que dos tiros de gracia que impactan en la esperanza de los venezolanos.

9. Soy Venezuela exhorta a los demás partidos políticos españoles y al resto de la Unión Europea a que no permitan que esta posibilidad se viabilice. El régimen necesita tiempo para consolidar su tiranía comunista y nosotros estamos en el deber moral de negárselo.

Caracas, 14 octubre 2018

http://www.Soy-Venezuela.com

Portazo inhumano al exilio venezolano – ABC – 6 de Octubre 2018

Las trabas a reconocer como refugiados a los venezolanos que huyen de la dictadura de Maduro quizá sean una imposición al Gobierno de Sánchez de sus socios podemitas

venezolanos-espana-kMvF--620x349@abc.jpg

Los venezolanos que han salido de su tierra no son personas que dejan el país por discrepancias políticas. Se trata de una verdadera avalancha migratoria, de un éxodo dramático y extraordinario debido a la catastrófica situación causada por la dictadura bolivariana. Puesto que el régimen de Nicolás Maduro ha cerrado todas las opciones pacíficas y democráticas para intentar cambiar las cosas, los venezolanos no tienen más remedio que abandonar el país para intentar sobrevivir en otro lado. España es uno de los lugares adonde llegan miles de esos venezolanos. Muchos son también españoles, así que bienvenidos sean a este país que también es suyo. Los que no ostentan la nacionalidad española, sin embargo, tienen tantos lazos culturales y sociales con nosotros como para que merezcan ser acogidos con la mayor simpatía. Unos y otros tienen en común ser víctimas de una dictadura aberrante, tanto que su última ocurrencia -conocida ayer mismo- ha sido aumentar el precio para la emisión de pasaportes y además exigir que la gestión se pague en la estrambótica pseudomoneda, el «petro», que se ha inventado Nicolás Maduro. Hasta para salir de su país para no morir de hambre, los venezolanos deberán pagar un impuesto para alimentar el ego del dictador.

Y a pesar de la evidencia de la desgracia que pesa sobre esas personas, el mismo Gobierno que no hace tanto se ufanaba de haber restaurado la asistencia médica universal en España, no es capaz de reconocer como refugiados necesitados de protección a estos venezolanos que llegan por decenas de miles a nuestro país y se encuentran con una incomprensible negativa. Tal vez se trata de una imposición de sus socios estratégicos de Podemos, o que Sánchez ha decidido que no quiere desairar a su predecesor, Rodríguez Zapatero, que lleva meses intentando salvar la cara a Nicolás Maduro.

Naturalmente, otorgar esa condición de refugiados tiene un coste económico, pero el principal problema es el precio político de reconocer que en Venezuela hay una situación de emergencia humanitaria, de verdadera catástrofe económica y de descomposición social. Significa admitir que todos los consejos que vendieron a Caracas Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero y demás «expertos» han llevado a Venezuela a la ruina, que las sonrisas de la izquierda ante las ocurrencias de Hugo Chávez y de su indescriptible sucesor han contribuido también a crear este infierno del que huyen los venezolanos, es decir, admitir que los refugiados son también víctimas de su contumacia.

 

Venezuela es un tema caliente en la política española por Antonio José Chinchetru – ALnavio – 20 de Septiembre 2018

Pocas veces un tema de la agenda internacional se convierte en una cuestión permanente de la política interna de un país. Eso es lo que ocurre desde hace tiempo en España con la situación en Venezuela. Esto supone un problema para Podemos, dados los vínculos de muchos de sus dirigentes con el chavismo. También para el PSOE, dividido entre las posturas opuestas de José Luis Rodríguez Zapatero y Felipe González. Ciudadanos y PP comparten una actitud clara de denuncia del régimen de Nicolás Maduro y compiten por liderar esa línea de actuación.
A Pablo Iglesias no le gusta que le recuendes sus elogios a Hugo Chávez / Foto: Hispan TV
A Pablo Iglesias no le gusta que le recuendes sus elogios a Hugo Chávez / Foto: Hispan TV

El partido que puso a Venezuela y el chavismo en el centro del debate político en España es el menos interesado en que se hable del país suramericano. El régimen de Nicolás Maduro se ha convertido en un lastre permanente para Podemos. Al PSOE también le genera problemas de distinto tipo. Se enfrentan dos posturas claramente enfrentadas, personificadas en las figuras de José Luis Rodríguez Zapatero Felipe González. De las cuatro grandes formaciones políticas, tan sólo el Partido Popular y Ciudadanos mantienen una línea siempre coherente con esta cuestión, que además está en sintonía con la política de la Unión Europea y los gobiernos democráticos de América Latina.

Pilar Rodríguez Losantos, consultora política española, dijo a ALnavío que hay dos motivos por los cuales Venezuela ocupa un lugar destacado en la agenda política de España. Uno de ellos es que ese país “se ha convertido en el paradigma de cómo el populismo socialista o comunista puede hacer que una nación democrática y próspera llegue a la dictadura y la miseria. Si eso era ya evidente con Hugo Chávez vivo, ahora está todavía más claro. Con Nicolás Maduro se produce un éxodo equivalente a los movimientos de refugiados que producen las guerras de Oriente Medio”.

La segunda razón, según la experta, es que “Podemos introdujo a Venezuela en la agenda española. Cuando apareció el partido, sus dirigente ponían al chavismo como referente y modelo a seguir. Ahora, por supuesto, no les gusta que se le recuerde”.

Un PSOE dividido ante el chavismo

La presencia de Venezuela en el debate político español es especialmente incómoda en estos momentos para el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y su partido, el PSOE. Esto se debe sobre todo al papel de José Luis Rodríguez Zapatero en los intentos de diálogo y, en los últimos días, a las declaraciones que el expresidente hizo sobre el éxodo venezolano. Como señaló Rodríguez Losantos a este diario, que Zapatero dijera que la culpa es de las sanciones de EEUU “molestó incluso a muchísimos socialistas”.

José Ignacio Torreblanca, profesor de Ciencia Política en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), dijo a ALnavío que “hay una competición por hacerse con la agenda del Gobierno en el tema de Venezuela, en la que hay varias fuerzas en pugna. Por un lado, están Rodríguez Zapatero y Podemos, que propugnan un acercamiento. Por otro está la posición más firme que mantienen Felipe González y algunos eurodiputados”.

Rodríguez Losantos: “Para el PSOE es muy compleja una situación en la que Felipe González y Zapatero mantienen posturas completamente enfrentadas”

Para Rodríguez Losantos, lo que fractura a los socialistas “no es tanto la postura frente a Venezuela como la postura ante dos referentes del partido como son González y Rodríguez Zapatero. Es muy compleja una situación en la que ambos, que han sido presidentes del Gobierno, mantienen posturas completamente enfrentadas”.

La consultora considera que “Rodríguez Zapatero es más referente en las filas del PSOE, e incluso a nivel personal para Pedro Sánchez. Pero el Gobierno no puede respaldar sus posturas y el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, está más cerca de la línea de Felipe González. Lo que está haciendo el Ejecutivo es tratar de ponerse de perfil y no pronunciarse de forma clara. Eso explica que Sánchez reconozca que Venezuela no es una democracia pero evite pronunciar la palabra dictadura. Sin embargo, si llega el momento de hacerlo lo más probable es que apueste por una línea de firmeza”.

Para Torreblanca, “ahora mismo no hay política hacia Venezuela. Sánchez no ha tomado la decisión, y posiblemente no quiera tomarla porque sabe que le va a generar un problema grande con Podemos”.

En el Gobierno hay personas que apoyaron de forma abierta a Rodríguez Zapatero en sus gestiones. La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, fue una de las firmantes de un manifiesto en respaldo del antiguo jefe del Ejecutivo. El documento culpaba del fracaso de las negociaciones en República Dominicana al régimen de Maduro, pero también a la oposición y al conjunto de los ciudadanos (Ver más: La vicepresidenta de Pedro Sánchez apoya la estrategia de Zapatero en Venezuela).

Frente a esto, Borrell dijo este lunes que las gestiones de Zapatero son “a título personal” y que “no representa al Gobierno”. En un ejercicio de equidistancia también desligó del Ejecutivo las labores de asesoramiento jurídico que Felipe González realiza para algunos presos políticos venezolanos.

En un movimiento que no supone una condena abierta del chavismo, pero sí un gesto que le permite congraciarse con la comunidad internacional, Sánchez instó tanto a Borrell, como al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, a que trabajen para aumentar la concesión de visados por cuestiones humanitarias a aquellos venezolanos que huyen de su país. Asó lo explicó este mertes el ministro de Asuntos Exteriores (Ver más: El Gobierno de España dará más visas al éxodo venezolano).

Podemos ya no elogia al chavismo

Los vínculos entre el régimen chavista y muchos de los dirigentes de Podemos, así como la afinidad ideológica, dañan la imagen de la formación morada. Tanto es así que ya en diversas ocasiones algunos altos cargos del partido han reprochado a los periodistas que les pregunten sobre el país suramericano. Rodríguez Losantos señala que “Pablo Iglesias ha llegado a decir que él no ha tenido vínculo alguno con Venezuela, pero ahí están todas sus intervenciones anteriores en sus programas de televisión elogiando a Chávez y el régimen que creó”.

Iglesias declaró en 2015: “Qué envidia me dan los españoles que viven en Venezuela, es un ejemplo democrático”

Quedan lejos los tiempos en los que Iglesias declaraba, en 2015, en Venezolana de Televisión, “qué envidia me dan los españoles que viven en Venezuela, es un ejemplo democrático” y que “lo que está ocurriendo aquí es la demostración de que sí hay alternativa”. También cuando afirmaba, en su programa La Tuerka, tras la muerte de Chávez en 2013: “Hoy los demócratas hemos perdido a uno de los nuestros”. También están las imágenes de Juan Carlos Monedero participando en un homenaje al fallecido expresidente en Caracas y proclamando: “Chávez, Chávez y Chávez, carajo”.

Los dirigentes de Podemos ya no elogian en público al chavismo. Y si alguno lo hace, desde la formación se limitan a decir que se trata de tomas de postura a título personal. Lo que no se ha producido son condenas y críticas a la dictadura desde la formación morada. Se produjo algo parecido cuando en 2017 el Ayuntamiento de Madrid votó una moción condenando la existencia de presos políticos en Venezuela. Ahora Madrid, la marca de Podemos en la capital de España, se opuso. Sin embargo, la alcaldesa Manuela Carmena y la concejal Marta Higueras votaron a favor. Sin embargo, ni una ni otra son oficialmente militantes del partido de Iglesias.

La identificación de Podemos con Venezuela ha sido desde la aparición de la formación morada un argumento recurrente contra ella por parte de otros partidos. Lo han usado especialmente desde el Partido Popular y Ciudadanos. Sin embargo, y a pesar de que desde Podemos prefieran que no se utilice, cada vez hace menos daño a la imagen del partido.

“Podemos ha logrado anular en buena medida ese mensaje gracias a que muchas veces desde el PP y Ciudadanos se insistía en él sin entrar a profundizar sobre qué significa”, señaló Rodríguez Losantos. La consultora política añadió: “Muchos españoles saben que lo que ocurre en Venezuela es terrible pero poco más. Habría que haber profundizado, explicar por qué se produce el éxodo, qué significa que se cree una Asamblea Nacional Constituyente ilegal o mostrar las imágenes de María Corina Machado y otros miembros opositores de la Asamblea Nacional saliendo con la cara ensangrentada después de haber sido agredidos por los chavistas”.

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha sido uno de los últimos en recordar la conexión. Lo hizo este martes en su intervención en la comisión parlamentaria que investiga la financiación ilegal del PP. Le recordó al Pablo Iglesias que hay una sentencia que considera veraz una información (del digital Okdiario) según la cual el líder de Podemos recibió 272.000 dólares del gobierno de Venezuela. “Todo el mundo conoce que ustedes han recibido financiación de democracias tan relevantes como la de Maduro y del régimen de los ayatolás de Irán”, añadió Aznar.

Albert Rivera y Pablo Casado comparten postura

Tan sólo para el Partido Popular y Ciudadanos Venezuela no es un problema. No hay en ellos sospecha de afinidad con el régimen chavista, y una y otra formación compiten por mostrar su apoyo a la oposición y denunciar la dictadura. Hasta Albert Rivera viajó en 2016 al país suramericano para apoyar a los opositores y denunciar la tiranía. Por su parte, en la campaña de las primarias del PP, Pablo Casado realizó un acto con venezolanos.

La línea de actuación de Ciudadanos con respecto a Venezuela muestra una coherencia interna. Con independencia de que algunos de sus dirigentes usen los vínculos de Podemos con el chavismo como argumento de política interna, sí es un partido activo en esta materia. Algunos de los eurodiputados de la formación, entre los que destaca Javier Nart, forman parte del grupo de miembros de la Eurocámara más activos contra el régimen de Maduro (Ver más: Ciudadanos quiere que la Fiscalía actúe contra los intereses económicos del chavismo en España). A esto se une, además, que Rivera ha mostrado un gran interés por conseguir protagonismo en América Latina y trata de ser el referente español de la centroderecha de la región (Ver más: Cómo Ciudadanos le come terreno al Partido Popular en Latinoamérica).

Pablo Casado está dispuesto a recuperar el terreno que el PP perdió frente a Ciudadanos en América Latina

Esta estrategia le estaba funcionando mientras Mariano Rajoy estaba al frente del PP y del Gobierno. Esto se debe, en opinión de Rodríguez Losantos, a que “Rajoy tenía desconocimiento y desinterés por la política exterior. Tras la retirada de José María Aznar, el PP perdió el interés por lo que ocurre más allá de nuestras fronteras”. La consultora añadió: “Ahora con Sánchez está ocurriendo lo mismo en el PSOE. Con independencia de cómo se valore su política internacional, Felipe González, Aznar y Zapatero sí tenían claro cómo creían que tiene que ser el mundo y qué papel le corresponde a España en él. Es algo que no ocurre ni con Rajoy ni con Sánchez”.

Con la llegada de Casado a la presidencia del PP la situación ha cambiado. Está dispuesto a recuperar el terreno perdido en la arena internacional en general y en América Latina en particular. Y en esta región, enfrentarse a las dictaduras forma parte de su visión personal. Ha puesto a los presos políticos venezolanos y cubanos en el centro de su agenda internacional, según explicó a este diario el secretario ejecutivo de Relaciones Internacionales del PP, José Ramón García Hernández (Ver más: Pablo Casado pone a los presos políticos venezolanos en el centro de su agenda internacional).

Rodríguez Losantos destaca que “Pablo Casado supone un cambio muy importante con respecto a Rajoy. A él le interesa mucho la política internacional y la conoce bien. Va a impulsar la actividad en este terreno, y eso incluye a Venezuela”.

El agente Zapatero y la tortura por Hermann Tertsch – ABC – 14 de Agosto 2018

Hay alarmantes lazos entre España y la criminal dictadura de Maduro

Hermann Tertsch

Llegan terribles nuevas procedentes de Venezuela que nos afectan gravemente a los españoles. Ya no se puede mirar en España hacia otro lado como tantos han hecho tanto tiempo. Son noticias que dicen también mucho sobre lo que pasa en España donde gobierna hoy un hombre, Pedro Sánchez, cuyo principal apoyo político y parlamentario es una franquicia del régimen criminal comunista que ha destruido aquel país hasta unos límites inimaginables. Venezuela sufre sin cesar un dolor de espanto por miedo, violencia, hambre, tortura y privaciones sin fin. Un dolor que no se habría dado en estas dimensiones y con semejante brutalidad sin la implicación de asesores comunistas españoles durante la construcción de la dictadura y sin la increíble pero ya muy constatada implicación como estrecho colaborador de Maduro, el criminal que preside aquel régimen, de un expresidente del gobierno de España. Se trata del socialista Rodríguez Zapatero, cuya influencia en el gobierno de Sánchez también es muy grande. Zapatero es hoy asesor común de Maduro y de nuestro jefe de Gobierno. Y Sánchez está bajo la influencia combinada del asesor de Maduro y de Podemos que debe su existencia y obediencia a aquella dictadura. Ante estos datos, quizás debieran alarmarse un poco más los españoles.

La humillación como forma para destruir al individuo, quebrar a la persona, su voluntad, su autoestima, es tan vieja como el poder y la tiranía. En tiempos modernos todas las dictaduras lo han hecho, aunque los nazis y los comunistas, esos dos gemelos del diablo, son los más afamados especialistas. Los nazis en el poder no existen desde 1945, los comunistas sí y son como siempre maestros de humillación y tortura. El SEBIN, la policía política de la dictadura de Maduro, distribuyó hace tres días unas imágenes del diputado Juan Requesens, detenido en flagrante violación de su inmunidad parlamentaria. En ellas aparece en unos calzoncillos manchados por lo que parecen excrementos y con síntomas de haber sido drogado. Requesens fue detenido ilegalmente en la redada montada por el régimen tras el supuesto atentado contra Maduro el 4 de agosto. El partido de Requesens ha denunciado que, además de drogado, fue amenazado con la ejecución de su familia y la violación de su hermana.

Pues aquí, en lo más turbio y sórdido de las sentinas violentas de un régimen comunista criminal y narcotraficante aparece Zapatero. Porque un compañero de partido del torturado Requesens, Julio Borges, ha acusado al expresidente del Gobierno español de amenazarle con la cárcel si no se plegaba a la voluntad del dictador Maduro. Zapatero llegó hace más de dos años a Venezuela pretendiendo ser un mediador. Pronto la oposición le acusó de ser un agente más de la dictadura de Maduro, que por grandes cantidades de dinero nunca especificadas, defiende al régimen y maniobra para levantar sanciones internacionales a los criminales de la cúpula. Zapatero es el único líder europeo con la impudicia de defender a la narcodictadura. Su mediación se resume en el balance de Felipe González: Ha logrado «multiplicar por seis la cifra de presos políticos». Zapatero dijo el domingo que la acusación de Borges era «una burda calumnia». Pero no son las primeras de este tipo contra él. Hace tiempo presos políticos denunciaron visitas de Zapatero para hacer exigencias que favorecían a la dictadura. Convendría que en España se abra un debate sobre lo que Zapatero hace en Venezuela. Que el socialista Zapatero, considerado agente de un dictador comunista y narcotraficante que tortura a diputados de su parlamento, sea asesor de Sánchez e ídolo de su Gobierno, dice mucho de lo peligrosamente que vivimos los españoles últimamente.

 

Las pruebas de que los líderes de Podemos han cobrado 7,7 millones del Gobierno de Venezuela por M.A. Ruiz Coll – OK Diario -23 de Julio 2017

Primero Hugo Chávez y después Nicolás Maduro. La narcodictadura de Venezuela financió con al menos 7.765.000 euros a los principales líderes y fundadores de Podemos, en los meses y años previos a la creación del partido morado, para exportar a España la “revolución bolivariana”.

Una revolución que en su país de origen ha dejado un siniestro rastro de miseria, hambre, persecuciones políticas y miles de muertes violentas. Algo que explica por qué Podemos se niega ahora a condenar los crímenes del régimen de Maduro, que en tres meses de protestas ha asesinado a un centenar de jóvenes manifestantes, algunos de ellos de tan sólo 16 y 17 años.

Según los documentos desvelado por OKDIARIO el Gobierno de Maduro ordenó en febrero de 2014 pagar 272.325 dólares (alrededor de 220.000 euros) al actual secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en una cuenta del Euro Pacific Bank en el paraíso fiscal de las islas San Vicente y Granadinas.

Pablo Iglesias
Oren de pago a Pablo Iglesias en el paraíso fiscal de San Vicente y Granadinas publicada por OKDIARIO.

Pablo Iglesias se querelló contra OKDIARIO y su director, Eduardo Inda, por publicar este noticia, pero la Justicia archivó su querella tras constatar que la información difundida es “veraz”.

Granadinas
Mensaje difundido por Henry Ramos Allup en la red social Twitter

Apenas unos meses antes de fundar Podemos, Juan Carlos Monedero cobró otros 425.000 euros del Banco Alba, controlado por el régimen chavista. Monedero intentó defraudar a Hacienda con este dinero y se vio obligado a presentar una declaración complementaria, antes de que la Agencia Tributaria le abriera un expediente sancionador. Además, ha sido expedientado porque incumplió la obligación de comunicar estos ingresos a la Universidad Complutense de Madrid.

Monedero asegura que cobró los 425.000 euros por redactar un informe sobre la implantación de una moneda única en los países de la órbita chavista. Un informe que jamás ha visto la luz y que, según todos los indicios, nunca ha existido. Previamente, Monedero había trabajado durante al menos tres años en el Palacio de Miraflores como asesor personal de Hugo Chávez.

OKDIARIO también ha publicado las pruebas de que Nicolás Maduro firmó personalmente la orden para pagar otros 142.000 dólares (alrededor de 120.000 euros) a tres miembros destacados de la dirección de Podemos, los diputados Carolina BescansaAriel Jerez y Jorge Lago.

La orden de pago está firmada por Monedero en octubre de 2013, también unos meses antes de la fundación de Podemos. En teoría, los tres diputados de Podemos cobraron esta cantidad por elaborar el “diseño político comunicacional del material audiovisual” para el stand de la compañía estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) en el XXI Congreso Mundial de Petróleo celebrado en junio de 2014 en Moscú.

venezuela-carolina bescansa
“Punto de cuenta al presidente” en el que Nicolás Maduro ordenó pagar 142.000 dólares a los dirigentes de Podemos Ariel Jerez, Carolina Bescansa y Jorge Lago.

En una declaración jurada, el ex ministro de Finanzas de Venezuela Rafael Iseaha confirmado ante la Policía española que Hugo Chávez ordenó en 2008 pagar 6,7 millones de dólares (unos 6 millones de euros) a la Fundación CEPS, de cuyo patronato formaban parte los principales fundadores de Podemos: Pablo Iglesias, Íñigo Errejón, Carolina Bescansa, Rita Maestre, Alberto Montero y Luis Alegre, entre otros.

El documento publicado por OKDIARIO, y firmado personalmente por Hugo Chávez, ordena abonar esta cantidad a la Fundación CEPS para “propiciar [en España] un cambio político aun más afín al Gobierno bolivariano”. Y menciona expresamente los nombres de Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero y Jorge Verstrynge como “aliados naturales de la revolución bolivariana”.

Fundación CEPS
Hugo Chávez firmó personalmente la orden de pago a la Fundación CEPS.

La nota de Chávez señala que el dinero debe abonarse a CEPS mediante varios convenios entre los años 2008 y 2015. La fundación de los líderes de Podemos había recibido otro millón de euros del Gobierno de Venezuela durante los seis ejercicios anteriores, entre 2002 y 2007. De este modo, la Fundación CEPS habría cobrado en total 7 millones de euros del régimen chavista.

A cambio de este dinero, los miembros de CEPS elaboraban informes para “asesorar” al régimen de Hugo Chávez sobre cómo reprimir a la oposición, cómo mejorar su comunicación e incluso le sugerían qué temas debía abordar en su programa Aló presidente.

Tal como ha informado OKDIARIO, en otros informes los actuales dirigentes de Podemos propusieron a Chávez que creara un programa de “turismo revolucionario” junto a Irán y Cuba, le sugirieron crear unas milicias internacionales con la participación de jóvenes españoles e incluso le plantearon la conveniencia de aprovechar el movimiento 15M como embrión de un movimiento boliviariano en España.

Algo que finalmente llevaron a la práctica en 2014 con la creación de Podemos, los mismos líderes que habían cobrado más de 7,7 millones de euros del régimen chavista.

César Miguel Rondón: ”Todo lo que dice Pablo Iglesias me lo sé… y es falso” por Darío Prieto – El Mundo – 2 de Agosto 2018

Es periodista, está casado y tiene cinco hijos. Su proyecto es traer a España su programa de televisión

Es autor de ‘El libro de la salsa’, de ‘Ellos que se conocen tanto’ y ‘Armando el rompecabezas de un país’

Nació en Ciudad de México, donde sus padres se exiliaron de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez. Allí creció, entre republicanos españoles, antes de regresar a una Venezuela que ha narrado a través de sus crónicas periodísticas.

Alérgico a las voces críticas, el régimen de Nicolás Maduro le obligó a un nuevo exilio, esta vez en Miami, desde el año pasado. Allí ha mantenido su programa de radio, que lleva casi 30 años de emisión, y ha supervisado una nueva edición, a cargo de Turner, de su trascendental ensayo ‘El libro de la salsa’. Crónica musical del Caribe urbano, publicado por primera vez en 1979.

En una época en que los discursos identitarios son tan peligrosos, su libro es un canto a la identidad a través de la salsa.
 No es que haya una música o una expresión artística que procure una identidad, sino que la identidad produce una expresión artística que termina siendo común. En los años 60-70, hay una música que identifica a un Caribe. Un Caribe que no está determinado ni siquiera geográficamente, porque uno de sus puntos pivotales está en Nueva York. Pero hay partes humanas de esa ciudad que son del Caribe. En zonas de Brooklyn, en el sur del Bronx o en el norte de Manhattan (lo llamaban Spanish Harlem, pero para los latinos era, simplemente, El Barrio) se hace una música que es tomada como propia por alguien que vive en un barrio como San Agustín del Sur, en Caracas. Y algo similar ocurre en El Chorrillo (Panamá) o en Santurce (Puerto Rico). Con lo cual se empieza a ver que hay una identidad cultural, no impuesta por nadie, muy libre y espontánea.
¿Qué diferencias ve entre lo que pasó entonces y lo que pasa hoy en la música latina?
El arte se hace por necesidad. Y esa música es la que hace que se identifiquen comunidades. Por ejemplo, la industria cultural impone la venta de Shakira, que es un elemento universal per se. Nació en Barranquilla, pero podía haberlo hecho en Cádiz. Y ella hace una música buena, mala, que gusta o no gusta, pero que depende de un aliento industrial, de una maquinaria con toda su masificación, Piqué, el niño, las revistas del corazón… Yo sospecho que ese tipo de manifestaciones mueren una vez que se les va ese oxígeno. Las auténticas no lo hacen hasta que no desaparezca la comunidad. Por eso la gente discute sobre si Gardel canta o no mejor cada día que pasa. Y «volver, con la frente marchita, las nieves del tiempo platearon mi sien» sigue siendo una verdad sacrosanta para tantos migrantes, máxime ahora que tenemos más y más. Igual que «el malo de aquí soy yo, porque tengo corazón», como cantó Willy Colón a los 16 años, que sigue siendo un acto resaltante para cualquiera que vive en un arrabal.

Y usted, ¿cómo ha cambiado en todo este tiempo?

Este libro lo escribe un joven de 24 años. Y uno de los elementos que terminó convirtiéndolo en libro de culto es que fue concebido al viejo patrón helénico de enfrentamiento entre el bien y el mal: aquí los buenos son los músicos y los malos, los empresarios, léase la Fania, el «capitalismo salvaje», expresión que ahora soy incapaz de utilizar.

¿La situación de Venezuela puede aportar algo a la creación artística del país?

Mi generación es la gran fracasada y la gran culpable de lo que nos ha pasado, pero la Venezuela de hoy está produciendo un arte inédito. Nunca habíamos producido tanto ni por gente tan joven como en este par de décadas. Ese florecimiento representa una suerte de resistencia ante la debacle. Pero no necesariamente están haciendo arte político. En el horror que es la Venezuela de hoy, el mero hecho de cantar, de hablar, es una rebeldía.

¿Y el ver las cosas desde el exilio?

Yo no sé si aporta nada. Si acaso, mucho dolor. En nuestro caso, salimos porque no podíamos quedarnos: primero mi esposa con dos de mis hijas, y yo dos meses después, en un contexto muy incómodo. Pero por las maneras con que logré salir, que quise hacerlo con algo de dignidad por el aeropuerto, a pesar del susto y de la policía política, he seguido haciendo desde el exterior mi programa de radio, que es el de más audiencia del país…

Monedero e Iglesias se llevaron millones de mi país porque a Chávez y Maduro les interesaba alentar su movimiento”

¿Cambia las cosas el hecho de ser periodista?
Estoy fuera, pero todo mi trabajo es sobre Venezuela. De tal manera que no me he ido para nada de Venezuela. Es como si viviésemos allá, pero con las angustias de la distancia. Mi mamá tiene 96 años y hubo que operarla de emergencia el mes pasado. Afortunadamente, todo salió muy bien, pero yo no podía ir. Eso te pone en un contexto muy incómodo, que produce mucha rabia e indignación. Por eso, cuando se juntan dos venezolanos, la pregunta que surge es siempre la misma: ¿Cómo es posible que un individuo tan mediocre como Maduro nos tenga tan rejodidos?

Usted ha trabajado como escritor y productor de culebrones. ¿Mató el chavismo a la telenovela?

Entre tantas otras cosas, Chávez mató hasta la telenovela. Lo que hacíamos eran historias más sobre la cotidianeidad que sobre el folletín amoroso, que había desaparecido en los 70. Pero se acabó con lo que llegó a ser producto de exportación de primer orden, casi tanto como el petróleo.

¿Qué siente cuando ve a políticos españoles de Podemos o de la CUP defender el régimen venezolano?

Mucha pena. Porque es un discurso caduco. Esta gente va a Venezuela invitada por el Gobierno y va con gríngolas [anteojeras de los caballos]. Los mercados están vacíos, la hiperinflación hace que lo que ganas no valga nada, pero te llevo a un mercadito que invento en una zona popular, te lleno los anaqueles y te hago la foto. E irás como los caballos en la carrera y verás sólo lo que yo quiero que veas. No es tampoco un discurso ingenuo. El señor Monedero y el señor Iglesias se llevaron muchísimos millones de dólares de Venezuela porque a Chávez, primero, y a Maduro, después, les interesaba alentar este movimiento.

¿Cómo ve la España actual un venezolano?

La primera vez que vine a España fue en 1969, cuando buena parte de España estaba emigrando a Venezuela. Era una España que claramente no pertenecía a Europa, como se puede ver en los testimonios de los escritores españoles de la época. Y esa España pudo vivir una Transición maravillosa y pudo tener a prohombres reales comoAdolfo Suárez, capaz de poner a cada cual en su sitio y abrir el paraguas mientras cae el aguacero para llegar a la otra orilla. Cuando tienes un proceso que te ha llevado a una economía sólida, a ser potencia en Europa y determinante en la relación con las Américas por el vínculo histórico y cultural… Chico, que vengas ahora con esta indigestión ideológica con 70 años de retraso, por unos irresponsables y payasos. No puedo ver a Pablo Iglesias con menos que desprecio, porque lo que él dice me lo sé de memoria y todo lo que dice es falso. Además, ¡la casa que se acaba de comprar, por favor! Me crié queriendo mucho a España. Y queriéndola en el mejor sentido, que era entendiéndola. A mis 64 años me produce dolor que esté pasando esto en un país que yo decía, chico, qué rico que lograron ir más allá.

Los idiotas asesores extranjeros – Editorial El Nacional – 19 de Julio 2018

¿Quiénes serán los idiotas que aconsejan a la cúpula oficialista asentada en Miraflores? Hasta ahora solo han demostrado que padecen de una grave escasez de meninges que, entre otras cosas, llevan a Nicolás Maduro a cometer torpezas y quedar en ridículo ante el mundo.

Recientemente estuvo de gira por Turquía y a ninguno de sus colaboradores se les ocurrió enseñarle a pronunciar correctamente el nombre del presidente turco. Pronunciarlo mal no solo es un descuido sino una ofensa para quien lo espera como un “ilustre” visitante. Pero ¡ay!, ni siquiera se tomó la molestia aprovechar el largo viaje para practicar y pronunciarlo lo mejor posible. 

De igual manera el menesteroso asesor español, enviado por Podemos para seguir ordeñando la vaca que Monedero (el apellido le viene al pelo) inició en vida del galáctico, sigue escribiendo un guion que ya quisiera para sí uno de los cómicos de la televisión de la península.

Ahora le ha dado por meter en el brete a Maduro en el recientemente finalizado campeonato Mundial de Fútbol. Lo hace decir que Francia no ganó la copa sino África porque la mayoría de los jugadores son negros. Menudo racista nos asalta en el camino, pero no nos extrañemos sobre ello porque ya Podemos aplica el mismo apartheid en Cataluña.

A un médico venezolano de ascendencia catalana y con dominio impecable del catalán, con posgrado en Francia, Estados Unidos y en la misma España, se le ha interrogado exhaustivamente en Barcelona sobre su comportamiento durante la bufonada que montó Puigdemont (ese que se peina como unos de los Tres Chiflados, de la recordada serie de televisión). “Usted no votó a favor de la independencia”, como si ello fuera una orden y no expresión libre de la voluntad de cada quien. Es extraño porque ¿qué sentido tiene revivir al nazismo en lengua catalana?

Como todo se reúne y se mezcla en medio del caos no debe extrañarnos que cuando Maduro celebra el triunfo de África en el Mundial de Fútbol, los venezolanos nos preguntemos si en África todos son negros. Pues no, en todo el  Magreb, la región de África del Norte que comprende los países de Marruecos, Túnez y Argelia, y que hoy incluye también a Mauritania y Libia, no son negros, tienen su propia identidad reivindicada luego de largas luchas de liberación.

África, señor Maduro, es múltiple y diversa, no son negros como usted piensa. Y si fueran negros sería maravilloso porque nos han dado mucho de su cultura, de su esfuerzo y de su heroísmo. Piense en el Negro Primero. Pero lo más absurdo es que Estados Unidos ha ganado medallas a montón gracias a su multiplicidad étnica en las competencias olímpicas. Piense, si es posible, que un negro norteamericano, Jesse Owens, le dio una bofetada a Adolf Hitler en  los XI Juegos Olímpicos que tuvieron lugar en Berlín.

Hitler deseaba y creía que los atletas alemanes dominarían las Olimpiadas. Pero ahora Nicolás discrimina a Francia, a sus futbolistas y a sus seguidores porque adoran a sus jugadores negros. Es como si los latinoamericanos rechazaran a Cuba porque nunca han tenido un presidente negro, como ha ocurrido ya en Estados Unidos. Más discriminación impulsada por Fidel Castro resulta imposible.

La oposición venezolana clama contra Zapatero: «O le están pagando muy bien o perdió el norte» – ABC – 22 de Mayo 2018

El expresidente dio por válidos los resultados de las «elecciones» de este domingo. Rajoy sostiene que «no se han respetado los mínimos estándares democráticos» y Sánchez reconoce su «empeño»

Unknown

El trabajo de José Luis Rodríguez Zapatero en Venezuela lleva tiempo en entredicho por su complicidad con Nicolás Maduro. Tras las últimas «elecciones» celebradas en el país, el expresidente del Gobierno se ha convertido en enemigo público de muchos venezolanos, que le piden que abandone sus labores de mediación: «O le están pagando muy bien o ha perdido el norte», denuncian desde la MUD (Mesa de la Unidad Democrática).

A comienzos del mes de abril, Zapatero se ofreció como «garante» para las elecciones presidenciales celebradas este domingo. Sin embargo, su trabajo sigue sin satisfacer a muchos venezolanos que le abuchearon a la salida de un colegio electoral. Preguntado por su autoridad para vigilar los comicios, el expresidente respondió: «Yo he estado mucho tiempo aquí, y vengo a observar».

En una entrevista con la Agencia Efe, Zapatero definió las elecciones como una jornada pacífica al mismo tiempo que ve «válido» que los candidatos derrotados puedan impugnar los resultados, una indefinición que tiene molesta a la oposición.

Luis Eduardo Manresa, secretario ejecutivo de la MUD en Madrid, dijo en declaraciones a Servimedia que al expresidente o «le están pagando muy bien o perdió el norte». «Zapatero le hizo muchísimo daño a la democracia española y, sobre todo, al PSOE», añadió este opositor venezolano, que se une al malestar de muchos de sus compatriotas residentes al otro lado del Atlántico.

Críticas desde Madrid

En Madrid, su actuación tampoco ha generado demasiados elogios. El presidente Mariano Rajoy escribió en Twitter que en estos últimos comicios «no se han respetado los mínimos estándares democráticos»: «España estudiará junto a sus socios europeos las medidas oportunas y seguirá trabajando para paliar el sufrimiento de los venezolanos», escribió el presidente.

Desde el PSOE, donde su papel de mediador también genera algunas dudas, Pedro Sánchez reconoció su «empeño» por encontrar una «solución dialogada» al conflicto en Venezuela. No obstante, al contrario que Zapatero, Sánchez no cree que se hayan respetado las mínimas garantías democráticas. Él sostiene en público y en privado que para celebrar elecciones libres sería necesario excarcelar a todos los presos políticos.

Por esa doble opinión –respetuosa con Zapatero pero crítica con los comicios–, en Ciudadanos acusan al PSOE de «legitimar la farsa». «No entendemos cómo puede dar apoyo y legitimar la farsa de ayer, es inexplicable», dijo Inés Arrimadas tras la reunión del Comité Ejecutivo de Ciudadanos.

En último lugar, ni siquiera Podemos celebra a pies juntillas el trabajo de Zapatero. El secretario de Organización de la formación, Pablo Echenique, aseguró «hay que esperar a ver qué dice» el expresidente del Gobierno para dirimir si las elecciones se han «desarrollado de manera correcta». «Más allá de que uno esté de acuerdo con las políticas que llevó a cabo… es un expresidente y una persona de prestigio», dijo en una entrevista con Onda Cero.

 

Zapatero a tus zapatos por William Cárdenas Rubio – Análisis Libre – 30 de Abril 2018

“¿ … habrá que esperar que el Parlamento español de inicio a una investigación en la que el ex presidente tenga que rendir cuentas acerca del origen de los fondos que le han permitido viajar 30 veces a Venezuela y 10 a República Dominicana para “mediar” entre el gobierno y la oposición?”

Jose-Luis-Rodriguez-Zapatero-con-Nicolas-Maduro-602x337.gif

.La oposición política al régimen de Nicolás Maduro, en los largos 19 años del castro chavismo instalado en Venezuela, ha tenido que soportar la actuación de líderes políticos extranjeros que han intervenido a favor, inicialmente de Hugo Chávez y luego de Nicolás Maduro, para dar sostén a una dictadura que ha cercenado las libertades y los derechos del pueblo venezolano.

Al principio fue Fidel Castro y todo lo que le rodeaba, quien sin disparar un sólo tiro, llegó a ver cumplido su sueño de controlar el país más rico de Latinoamérica, al convertir a Hugo Chávez en el Caballo de Troya que permitió la entrada de más de 80.000 agentes castrocomunistas a Venezuela, que se instalaron en las áreas mas sensibles de su seguridad nacional, las Fuerzas Armadas, los órganos de inteligencia y contra inteligencia, las notarías, registros y servicios de identificación y extranjería.

Ha sido un caso de delito de “Agresión consentida”, recientemente incorporado como crimen en el artículo 8 bis) del Estatuto de Roma que creó la Corte Penal Internacional, y por el cual además, esto es lo más insólito, Venezuela ha pagado una cuota de 90.000 barriles de petróleo diarios a la isla caribeña.

Al líder cubano se sumaron posteriormente figuras de la izquierda latinoamericana integrados en el Foro de Sao Paulo, como Luis Ignacio “Lula Da Silva, Daniel Ortega, Evo Morales, Ernesto Kirchner y su esposa Cristina, Rafael Correa y algunos jefes de gobierno de islas del Caribe, con los que el habilidoso Hugo Chávez constituyó organizaciones internacionales como el ALBA, UNASUR y Petrocaribe, para llegar a construir un bloque hegemónico de poder y opinión, ante el que sucumbió cualquier iniciativa del pueblo venezolano por rescatar su democracia y libertad.

Luego, en el panorama internacional aparecieron algunos otros fanáticos, como el Director de Le Monde Diplomátique en español, el español Ignacio Ramonet, quien abrió espacios a la Revolución Bolivariana en los Campos Eliseos y ante la izquierda europea, que admira las “revoluciones” siempre que no afecten sus espacios Louis Vuitton.

Podemos-chavismo-450x320.png

Podemos, una franquicia chavista

Y desde España, como ultima expresión de aquel intercambio de espejitos por oro, vinieron los miembros de la Fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), de la española ciudad de Valencia, entre los que al principio estaban Roberto Viciano, Rubén Martínez Dalmau y Víctor Ríos. Y como el negocio se hizo próspero, arribaron posteriormente a nuestras tropicales tierras mercenerios ideológicos de la catadura de Juan Carlos Monedero, Pablo Iglesias, Carolina Bescansa, Íñigo Errejón, Jorge Bestringe etc., hoy “importantes líderes” de la formación antisistema española conocida como Podemos.

A estas alturas Vladimir Pútin ya sabía por donde cojeaba Chávez y no perdió tiempo en convertirlo en su mejor cliente de cuanta chatarra armamentista podía vender, engrosando progresivamente una factura que le ha permitido hacerse presente en el negocio petrolero de la Faja del Orinoco con su Rosneft. Lo mismo han hecho los chinos, quienes desde su pragmático asalto al capitalismo, no paran de crecer en influencia en Latinoamérica, habiendo utilizado a Venezuela como cabeza de playa, con otra factura a favor que hace palidecer las cuentas de Petróleos de Venezuela.

Hugo Chávez incursionó en el Medio Oriente de la mano de Sadam Hussein, para una vez desfenestrado éste, pasar a los brazos del iraní Madmoud Admadineyad con quién se desarrollaron los más inimaginables planes de desarrollo, desde la fábrica de bicicletas y tractores a los vuelos de Conviasa Caracas-Damasco-Teherán, que nadie supo qué y a quiénes transportaban.

Todo este bagaje de apoyo internacional lo heredó Maduro a la muerte de Chávez, especialmente las deudas acumuladas, que hoy hacen naufragar al régimen, aún más represor, más totalitario y más violador de los derechos humanos a medida que se debilita.

Y es justo ahora, cuando todo se diluye entre las manos de una pandilla de traficantes de drogas que integra el llamado Cartel de los Soles, con vínculos con organizaciones terroristas como las FARC, el ELN, ETA, Hamas y Hezbollah, señalados por hechos de corrupción mil millonarios, con ilícitos que los vinculan al escándalo de la empresa Odebrech, el desfalco de PDVSA, la compra de plantas eléctricas o de comida para las bolsas CLAP, aparece desde hace más de dos años atrás la figura del ex presidente español José Luis Rodríguez Zapatero, para según su testimonio, “mediar” entre dos bandos enfrentados y así evitar un conflicto civil.

Lo primero que hay que desmontar a JLRZ es fu falaz argumento de que Venezuela está frente a un eventual conflicto civil. Totalmente, cínico y falso! En Venezuela, como el lo sabe perfectamente, lo que hay es una tiranía criminal condenada por la Comunidad Internacional, que ya sabe lo que allí está ocurriendo.

Danilo-Medina-Raul-Castro-Nicolas-Maduro-1.jpg

Danilo Medina, presidente de República Dominicana; Raúl Castro y Nicolás Maduro

.En segundo lugar, es infeliz el argumento de que su papel es de mediador. En el Derecho Internacional la condición de mediador exige que quien la cumple se encuentre al margen o en medio de dos posiciones contrapuestas. Mal puede ser mediador un cómplice ideológico del régimen chavista, quien se ha hecho acompañar en esa mediación de otros ex presidentes abiertamente plegados al gobierno de Nicolás Maduro, como Leonel Fernández, Omar Torrijos o Eduardo Samper. Además, el Presidente de República Dominicana, Danilo Medina, donde se han celebrado gran parte de los encuentros, ha sido señalado ante la OEA como protector de Omar Farías, refugiado en la isla y uno de los presuntos autores de un escándalo de corrupción por sobreprecios de pólizas de seguro de PDVSA, lavado de dinero y utilización de empresas de maletín, para el desfalco de más de dos mil millones de dólares,

En tercer lugar, no podemos olvidar que fue durante el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero que se contrató aquella extraña operación de compraventa de cuatro patrulleras costeras y doce aeronaves “no ofensivas” por un monto de 1.300 millones de euros, operación sobre la que pesan denuncias no clarificadas de sobreprecio, que rondan los 32 millones de euros. Los EE.UU se opusieron y frustraron que fuera incluida en la operación la venta de las aeronaves, o componentes de su industria aeronáutica.

La “mediación” de Zapatero sólo ha servido para que el régimen castrochavista se mantenga en el poder, ganando dos años y prolongando su agonía, cuando ya nadie la acompaña, salvo sus aliados ideológicos o sus preocupados acreedores. Fracasó el “diálogo de ZP” y como retaliación vinieron los muertos y la represión totalitaria, que ha encarcelado a miles de personas, muchas de ellas han sufrido tratos crueles e inhumanos y cientos o miles han sido torturados.

Después de la “mediación” de Zapatero ha llegado el hambre y la falta de medicinas como instrumentos de dominación, lo que ha conducido a un auténtico crimen de exterminio previsto en el Estatuto de Roma, pues el gobierno de Maduro ha rechazado enfática y públicamente la ayuda humanitaria ofrecida por estados y organizaciones internacionales. La consecuencia ha sido el destierro de cientos de miles de venezolanos que hoy buscan refugio y asilo en países de la región, los EE.UU o la UE.

En esto ZP no ha estado sólo. Otro español de Podemos, Alfredo Serrano Mancilla, ha fungido como creador y organizador de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), que utilizan para el reparto de cajas de comida, como instrumento perverso de dominación.

Será necesario pedir a las autoridades españolas que fijen posición frente ante esta conducta moralmente inaceptable de alguien que ha ocupado tan alto cargo en su gobierno en época reciente? O habrá que esperar que el Parlamento español, de inicio a una investigación en la que el ex presidente tenga que rendir cuentas acerca del origen de los fondos que le han permitido viajar 30 veces a Venezuela y 10 a República Dominicana para “mediar” entre el gobierno y la oposición?

Para la oposición venezolana no hay duda de donde sale este dinero manchado de sangre, es producto del narcotráfico, la corrupción o los vínculos con organizaciones narco terroristas como las FARC, que alimentan las arcas de la tiranía venezolana. Esto es suficiente para por lo menos sentir vergüenza.

Hoy cuando José Luis Rodríguez Zapatero vuelve a insistir en el diálogo y su “mediación”, sólo por cuestiones de respeto a los españoles que gobernó, y a los miles de españoles que viven en Venezuela compartiendo nuestro destino, los opositores a la tiranía de Nicolás Maduro nos limitaremos a espetarle enfáticamente: ZAPATERO A TUS ZAPATOS!

 

Del crepúsculo al amanecer por Carlos Raúl Hernández – El Universal – 10 de Diciembre 2017

TW3AAVuJ_400x400.jpgUna persona se puede preguntar dos cosas que al final son una: ¿por qué contra el sentido común y cualquier ejemplo sobre la tierra, el gobierno crea el caos en la economía, -hiperinflación, hiperdevaluación, hiperdesempleo- pese a sus infernales efectos sociales, si como cualquier autoritarismo colectivista, su retórica es (era) populismo? ¿Por qué misterio no hace nada para detener los inmensos sufrimientos de las masivas víctimas populares y no aplica el tratamiento universal e infalible, la penicilina contra la estupidez económica? ¿Cómo es que un grupo decide conscientemente convertir su país en Haití o en una república subsahariana? Pero las incógnitas tiende a desentrañarlas el verdadero ductor de la economía, de las estrategias que cumplen sus asistentes, los ministros nominales del gabinete: el señor Alfredo Serrano Mancilla, militante de Podemos que decidió dejar España y venir a hacer la América.

Tuvo gran influencia en el gobierno de Correa, siempre tras el trono, -los ecuatorianos lo culpan de los adefesios que casi (?) quiebran el país dolarizado-, y también en el de Evo Morales. Su pensamiento no tiene que ver con el mundo real, sino con las más afiebradas elucubraciones económicas polpotianas o maoístas. Hace un par de años reconocía que casi 100% del ingreso en Venezuela era del Estado -tanto como en la extinta Unión Soviética o Cuba- pero le molestaba que los bancos y el comercio privado todavía “capturaban una parte de la renta”. Había que salir de ellos, aunque las distribuidoras de alimentos que Chávez expropió devinieran literalmente en pozos sépticos, criaderos de gusanos; y que los bancos estatales pierdan mil o mil quinientas veces su capital, Pdvsa esté muerta y ya sea prácticamente propiedad de los acreedores.

Andropov: el santo olvidado
Serrano procura aniquilar las restantes distribuidoras de alimentos y que todo pase a control estatal. El resultado: hambre pareja, paliada por las cuevas de Alí Baba de los CLAPs, pero no importa: llegaríamos al socialismo primero que Cuba o Norcorea. Un pensamiento tan aterrador como el cementerio de vampiros ideológicos que resucitan detrás de Salma Hayek en Abierto hasta el amanecer, la dadaísta cinta de Robert Rodríguez. China es otra vez un imperio que incluso disputa Latinoamérica a los gringos, gracias a una economía de mercado abierto que rompió todos los récords de crecimiento desde la Revolución Industrial. ¿Cómo entonces el pensamiento anacrónico se apodera de una nación moderna? El sentido común hizo que Yuri Andropov, nada menos que el jefe de la KGB, secretario general del Partido Comunista Soviético, iniciara en 1982 un proyecto para liberalizar la economía.

Es el injustamente no reconocido padre de lo que con Gorbachov se llamó Perestroika, vio a tiempo lo que hacían los chinos y lo entendió. Muere cuando tenía apenas año y medio en el poder y con él su proyecto económico, al parecer inspirado en el de Augusto Pinochet. Su plan era una especie de stalinismo neoliberal (jaja) una dictadura militar férrea que ilegalizaría al Partido Comunista para imponer la modernización, la economía de mercado y a posteriori, quién sabe, la democracia. Posiblemente de sobrevivir Andropov, una incólume Unión Soviética disputaría hoy la hegemonía mundial con EEUU y China. Pero el vampiro del socialismo anacrónico resucita en Venezuela donde impone la economía política de la destrucción, que ni siquiera cuaja definitivamente en Ecuador, Bolivia ni Nicaragua, pero, colonialismo al revés, sí en las desordenadas cabezas de los indignados españoles y en Pablo Iglesias.

Colonialismo al revés
El socialismo del siglo XXI, resucitación del socialismo feudal -frase de Marx- en la Venezuela democrática, nace de un golpe de Estado y lo encabeza un militar extraño al debate ecuménico de las ideas que desencadenan personajes tan diferentes y tan parecidos como Reagan, Deng Xiaoping, Thatcher, Felipe González, Andropov- Gorbachov y Pinochet. No es un hombre de época, como éstos. Salido de un cuartel lo rodea la ultraizquierda cavernaria que no entendía el eurosocialismo, el eurocomunismo ni el socialismo de mercado. En 1999 el operador económico es Jorge Giordani a quien desde su época de profesor universitario, en los medios de la izquierda se le conocía como “el albanés” (Albania fue y es uno de los rincones más retrógrados, olvidados y primitivos del comunismo) y es el padre de la teoría que hoy nos devuelve Serrano: empobrecer a la gente para darle de comer en la mano.

Samuel Huntington en un viejo libro expuso que mientras más miserable sea la sociedad menos tiempo tendrá para combatir el estatus que provoca esa miseria y más deberá dedicarse a conseguir proteínas. Con el ascenso de Serrano sacan de juego unos supuestos modernizadores encabezados por el fallido criptocandidato presidencial Rafael Ramírez -descabezado antes de arrancar- que amagaron con reformas económicas, y Serrano nos trae de regreso desde Europa los delirios de empobrece y triunfarás. En Venezuela se imponen los experimentos sociales de Podemos, un infortunio no porque los aleteos up to today de Ramírez fueran confiables, sino porque se atornillan las racionalizaciones que conducen a la Albania de Giordani. Chávez colonizó Podemos pero, ironías, el almirante Serrano nos trae de vuelta la ideología que lo poseyó.

A %d blogueros les gusta esto: