elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Podemos

Senado español cita a Ortega Díaz por financiamiento de Venezuela a Podemos – El Nacional – 25 de Septiembre 2017

 
El diputado Freddy Guevara, presidente de la Comisión de Contraloría, fue citado para mostrar la “documentación” que tenga respecto al caso

537765_1

La fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, está citada el 13 de octubre en el Senado español para informar sobre las eventuales pruebas de las que dispone respecto a la supuesta financiación por parte de Venezuela al partido español Podemos.

Será en la Comisión de Investigación de Partidos Políticos de la Cámara Alta, a la que ese mismo día también fue convocado el presidente de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional, Freddy Guevara, con el mismo objetivo.

El gobernante Partido Popular (PP) tiene mayoría absoluta en el Senado y ha pedido la comparecencia de Ortega y Guevara en esa Comisión, a la que también fue convocado uno de los fundadores de Podemos, Juan Carlos Monedero, para el 16 de octubre.

La oposición al PP renunció a participar en la Comisión por considerar que sólo pretende contraprogramar la que se abrió en el Congreso de los Diputados para analizar la financiación de los populares.

El portavoz del Partido Popular en el Senado, Luis Aznar, Luisa Ortega y Freddy Guevara no sólo tienen “conocimiento” de estas prácticas, sino incluso disponen de “documentación” que “podría probar el dinero que los dirigentes de Podemos han venido recibiendo a lo largo de años del gobierno venezolano”.

“Para nosotros resulta importante poder descifrar si realmente un partido nuevo, que se creó hace muy pocos años en España, se ha constituido con un dinero procedente de otro país, un país donde la democracia brilla por su ausencia, tristemente”, añadió Aznar.

Los gastos del viaje del diputado Guevara y la fiscal Ortega serán sufragados por la Cámara Alta del senado español como es preceptivo con todos los convocados a comisiones de investigación, ante las que los comparecientes están obligados a decir la verdad.

La supuesta financiación ilegal de Podemos ha sido motivo de polémica en España y de críticas por parte del PP, aunque el Tribunal Supremo ha archivado los casos en todas las ocasiones.

Juan Carlos Monedero: “Yo intenté construir en Venezuela y fracasé” – El Estimulo – 8 de Septiembre 2017

juan-carlos-monedero-venezuela-no-forma-parte-de-nuestros-modelos-1100x618.jpgEl cofundador del partido Podemos en España, Juan Carlos Monedero, dice que no quiere ninguna propuesta de Venezuela para su país. Así lo afirmó en una entrevista en exclusiva con The Objective.

A pesar de haber sido uno de los asesores del fallecido presidente Hugo Chávez, Juan Carlos Monedero opinó que la prensa venezolana debe centrarse en otros asuntos y no en intentar vincular su organización política con el gobierno de Venezuela, reseñó el medio español en su portal web.

Monedero, politólogo de profesión, compara a Venezuela con España al afirmar que en la nación caribeña también existe la figura de “pícaro o el vivo”, aquel que en medio del compromiso colectivo busca huir. Intentó, sin resultados, construir en el país a funcionarios con un compromiso muy fuerte con lo colectivo. Fracasó, dijo.

“Y por tanto, esa herida ciudadana, que tiene como objetivo superador el que entendamos que lo que es de todos, es de todos, no es de nadie. Que fue el esfuerzo que yo intenté construir en Venezuela y fracasé”, expresó Monedero.

 

El hijo del alcalde de Caracas revela un dato de Iglesias que hunde a Podemos por Raquel Tejero- OK Diario – 3 de Agosto 2017

 

20501_iglesias.jpg
Una entrevista al hijo de Antonio Ledezma, ahora en la cárcel, pone “patas arriba” a la formación morada hablando de sus finanzas y lanza un escalofriante aviso para nuestra democracia.
Lo cuenta este jueves la periodista Raquel Tejero en OK Diario que ha realizado una entrevista a Víctor, el hijo del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, de nuevo encarcelado por el régimen del terror de Nicolas Maduro.
Durante la charla con el hijo del opositor venezolano Víctor Ledezma, ha comentado la situación de su padre y la de su país, además de la relación de los líderes de Podemos con el régimen chavista. Así según cuenta el hijo de Ledezma, no “han sabido nada de su padre desde esa noche (la de la detención)”. Según las informaciones oficiales éste se encuentra encarcelado en la prisión de Ramo Verde.
Durante la entrevista habla de que la familia Ledezma sabía que vendrían a por él: “Mi padre publicó un vídeo y las alarmas ya estaban prendidas”. Y es que el alcalde difundió un mensaje en las redes sociales en el que llamaba a la unidad de la oposición para lograr la victoria frente a Nicolás Maduro. El vídeo no agradó al dictador que mandó detenerle unas horas más tarde.
Pero sin duda, el momento más interesante de la entrevista se ha producido cuando Víctor Ledezma ha relacionado lo que ocurre en Venezuela con un partido que ha conseguido una rápida implantación en España, Podemos, y en este sentido hace un llamamiento escalofriante a los españoles: “Cuiden su democracia”.
Y el hijo del político ahora encarcelado ha narrado la situación actual que vive su país: “Estamos enfrentándonos a un régimen cruel y macabro”, cuenta el citado medio que explica que la charla se produce a través de videoconferencia. “Aquí no hay medicinas ni alimentos, no estamos exagerando”, afirma sobre cómo se encuentra realmente Venezuela.
Pero la arremetida final contra Podemos ha sido absolutamente demoledora. Los miembros del partido de Pablo Iglesias vinculados con la dictadura de Hugo Chávez (el propio Iglesias o Juan Carlos Monedero han visitado asiduamente el país), son para Víctor Ledezma “unos personajes a los que no les importa opinar, solo les interesa su bolsillo”, sentencia. “Si tanto les gusta ¿Por qué no viven aquí?”, comenta. “Vienen aquí a cada rato. Cobran su cheque y se van”, sentencia.

El ‘profesor’ de la juez de Nicolás Maduro asesoró la reelección de Hugo Chávez por Marisa Recuero – El Mundo – 25 de Mayo 2017

La presidenta del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, Gladys María Gutiérrez Alvarado, en una acto en Caracas.

14641217486833.jpgPalacios respaldó la reforma constitucional que permitió al presidente perpetuarse en el poderProfesores de Podemos doctoraron a la juez clave de Nicolás Maduro
Francisco Palacios Romeo, el profesor de la Universidad de Zaragoza que dirigió la tesis doctoral de la presidenta del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, Gladys María Gutiérrez, asesoró la reforma de la Constitución venezolana que permitió a Hugo Chávez perpetuarse en el poder. Palacios, doctor en Derecho Constitucional vinculado también a la formación política Podemos en Aragón, orientó a Chávez en materia jurídica entre los años 2003 y 2009, según confirmó a este diario el propio profesor, centrando su trabajo en la reforma de la Constitución y en la posibilidad de que los cargos públicos pudieran volver a ser reelegidos en unas elecciones de manera indefinida.

Francisco Palacios intervino en la primera propuesta de reforma constitucional presentada por Hugo Chávez, en 2007, para instaurar la reelección indefinida de cargos públicos, pero esta iniciativa fracasó. Sin embargo, dos años después, en 2009, el Gobierno consiguió sacar adelante una enmienda a cinco artículos de la Carta Magna con el apoyo del 56% de los ciudadanos y que también contó con el asesoramiento de Palacios. “Los artículos de la segunda propuesta de enmienda versaban sobre la posibilidad de que los cargos públicos pudieran volver a presentarse a otras elecciones, es decir, que la ciudadanía pudiera volver a elegir a aquellos ciudadanos que ya ostentaban diferentes cargos públicos”, explicó Palacios a este diario, justificando que no apoyar esta reforma hubiera sido dar paso a “una democracia tutelada”. Esta iniciativa, calificada por Palacios como “un ejercicio de amplitud democrática”, eliminó la limitación que imponía la Constitución a los mandatos presidenciales, permitiendo al presidente de turno que pudiera volver a presentarse a nuevas elecciones.Los artículos modificados fueron el 160, 162, 174, 192 y 230, siendo este último el relativo a la reelección indefinida del presidente. Su textualidad inicial limitaba el mandato del presidente a seis años, pudiendo ser reelegido “de inmediato y por una sola vez, para un nuevo periodo”. Sin embargo, con la enmienda, el artículo quedó reducido a: “El período presidencial es de seis años. El Presidente o Presidenta de la República puede ser reelegido”. Gracias a esta modificación, Hugo Chávez pudo presentarse a las elecciones en 2012, después de haber agotado el periodo presidencial que le permitía la Carta Magna -dos mandatos-.

El también llamado comandante eterno accedió a la Presidencia en 1998. Francisco Palacios defendió su papel como director de la tesis de Gladys Gutiérrez Alvarado alegando que la Universidad de Zaragoza también doctoró a otra venezolana “casada” con “un hombre de confianza de la oposición”. Se trata de Jenny Rivas Alberti, esposa del actual jefe de Estudios Jurídicos de la Asamblea Nacional de Venezuela, Alexander Espinoza. “En Venezuela han puesto en el centro de la diana a la presidenta del Tribunal Supremo, ya que el tribunal someterá a proceso de inconstitucionalidad distintas actuaciones y leyes en los próximos meses”, sentenció Palacios. Conviene precisar que el Parlamento venezolano -llamado Asamblea Nacional- está presidido por la oposición, frente al poder judicial que lidera la juez Gutiérrez, afín a Nicolás Maduro. De hecho, fue el Tribunal Supremo el que tumbó la Ley de Amnistía de presos políticos y declaró constitucional el estado de excepción decretado por Maduro el 13 de mayo.

El enfrentamiento entre chavistas y opositores llega a las manos en un aula de la Universidad de Zaragoza – El Español – 1 de Julio 2017

Chavistas y opositores venezolanos llegan a las manos en un aula de la Universidad de Zaragoza
En el acto, organizado por un profesor afín a Podemos, se gritó “fascistas” y “terroristas” a los disidentes.
Actualidad_227740405_38073897_648x1152.jpg
Se veía venir. La convocatoria de una conferencia sobre la situación de Venezuela promovida por un profesor universitario excandidato de Podemos en la Universidad de Zaragoza llevaba días en cuestión a través de las redes sociales. Y todo parecía presagiar que durante la conferencia se iba a liar.

Forcejeos entre chavistas y disidentes, gritos de “terroristas” o “fascistas” a los opositores venezolanos, interrupciones de éstos durante la charla al grito de “asesinos”, varios jóvenes contratados por los conferenciantes como seguridad privada ajena a la Universidad… un caos total. La conferencia se tuvo que suspender varias veces por el continuo griterío entre las casi cien personas presentes.

LA FACULTAD DEL ‘DERECHO CHAVISTA’

La conferencia La paz para Venezuela: Asamblea Nacional Constituyente se desarrolló el pasado jueves en la Facultad de Derecho de la Universidad de Zaragoza. El promotor de la charla era el profesor de Derecho Constitucional Francisco Palacios. Un profesor muy ‘político’ en la facultad y con una clara tendencia chavista. Francisco Palacios llegó a ser candidato de Podemos Aragón en sus comicios internos.

EL ESPAÑOL ya publicó hace un año que Palacios fue el director de la tesis que doctoró al brazo judicial de Nicolás Maduro, la actual presidenta del Tribunal Supremo de Venezuela, Gladys Gutiérrez. En el tribunal que otorgó el doctorado a la jueza venezolana también estaba el fundador de Podemos, Juan Carlos Monedero.

Junto a Palacios, como invitados a la conferencia, se encontraban el Cónsul General de Venezuela en Barcelona, Ricardo Capella y la actual coportavoz de IU Madrid, Soledad Sánchez.

La discusión arrancó minutos antes del inicio de la conferencia. Una sonada bronca por la prohibición, por parte de los promotores del acto, de no dejar acceder al aula de la facultad a los disidentes. La bronca fue jaleada por algunos cachorros del PP que pretendían evitar el acto a toda costa.

No había comenzado todavía y las posturas ya se posicionaron irreconciliables. En un lado se ubicaba el sector contrario al régimen chavista, la mayoría de ellos venezolanos. En otro lado se situaban los partidarios del régimen venezolano, la mayor parte militantes de Izquierda Unida o de Podemos. Por suerte, a los pocos minutos llegó la calma. Los dos sectores se encerraron en el aula para dar inicio a la conferencia. Fue entonces cuando se armó.

INTERRUPCIONES Y GRITOS DE “TERRORISTAS”

La conferencia no llevaba ni tres minutos de recorrido cuando el profesor Palacios aseguró que “en Venezuela hay una libertad absoluta”. Prendió la mecha. Los disidentes saltaron en masa para recriminarle a gritos, incluso con insultos, su postura. Palacios lo consideró “un sabotaje”.

El profesor continuó con su discurso y culpó a la oposición de alguna de las 79 muertes acaecidas en las últimas semanas en las manifestaciones en Venezuela. Varios venezolanos presentes en la sala se levantaron indignados al grito de “sucias mentiras”, “asesinos”, “asalariados del régimen”. Y ahí, en el momento de la salida de casi diez personas, los partidarios del chavismo gritaron varias veces “¡fuera fascistas de la Universidad!”. Junto a la proclama se sucedieron gritos de “terroristas” a los disidentes.

En este momento la bronca estaba en los pasillos y en el aula. Tan solo tres guardias de seguridad debían de encargarse de un clima de tensión nunca vivido en la facultad. La policía en ningún momento fue avisada. Según fuentes universitarias, “sólo se llama a la policía por estricta orden del Rector y de manera excepcional”. Ya se había llegado a las manos entre las dos partes, pero desde la Universidad no calificaban que los hechos fueran “excepcionales”.

Varios venezolanos se encararon hacia el promotor de la conferencia por haber golpeado a una joven venezolana y él intentó atacar a uno de los que le había increpado.

“HAN AMENAZADO A MUJERES”

Según varios disidentes presentes en el acto, “varios de los chavistas han amenazado a las mujeres”. Según su relato, “no entendemos por qué se permite que se haga un acto en una Universidad para decir mentiras sobre la realidad mísera que vive Venezuela”. Varios partidarios del régimen chavista explican a este periódico que “convocamos un acto legal para poder escuchar lo que ningún medio de comunicación permite que conozcamos”.

El Gerente de la Universidad de Zaragoza, Alberto Gil, presente durante el largo altercado acaecido este jueves, reconoce a EL ESPAÑOL que “el acto se permite porque viene avalado por el profesor Palacios y entendemos que no hay ningún problema”. Es uno de los motivos principales para convocar cualquier acto: que esté secundado por un profesor de la ‘casa’ o una asociación universitaria.

En los últimos años, la Universidad de Zaragoza ha permitido todas las conferencias solicitadas, desde un acto universitario ligado al colectivo ultra ‘Ligallo Fondo Norte’, una charla negacionista sobre el genocidio armenio o hasta una conferencia de Bildu. Desde la Universidad reconocen que “es muy difícil poder prohibir una conferencia porque entendemos que todo se hará conforme a la ley y el respeto”.

Según fuentes policiales, “durante los días previos al acto, se coordinó un dispositivo para que estuvieran presentes en la conferencia dos policías nacionales de paisano”.

Es más, las mismas fuentes mantienen que los policías presentes en el acto han remitido un informe a sus superiores por si las amenazas o las actuaciones de los promotores del acto pueden ser constitutivas de delito.

 

«La audiencia de los ODS son los políticos de los países ricos» entrevista a Ricardo Haussman por Laura Zamarriego – Ethic – 19 de Junio 2017

«El Gobierno venezolano prefiere que la gente muera de hambre a dejar de servir bonos de deuda pública»

«El petróleo será desplazado y las reservas de Venezuela se quedarán en el subsuelo»

1860_RicardoHausmann2_MalalaSansur_ALTA_thumb_675Ricardo Hausmann (Venezuela, 1956) es uno de los economistas más influyentes de América Latina. Exministro de Estado durante el Gobierno de Carlos Andrés Pérez, actualmente vive en Estados Unidos, donde dirige el Centro para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard. Nos recibe en una reciente visita a Madrid, en la Fundación Rafael del Pino.

Hace un par de años, declaraba que la comunidad internacional había manejado muy mal el capítulo venezolano. ¿En qué sentido? ¿Lo mantiene?

Venezuela es la catástrofe humana más grande que se ha generado en período de paz. El desgaste del nivel de vida de los venezolanos, la caída del PIB, el colapso del abastecimiento alimentario, el deterioro de las comisiones de salud, el aumento de la criminalidad… Atendiendo a las estadísticas económicas, algo tan grave como lo que está pasando en Venezuela ha ocurrido en muy pocos momentos de la historia, y menos en momentos de paz. Y ocurre con un Gobierno que ha violado acuerdos y normas internacionales a los que debía someterse, en particular, la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos (OEA). Durante muchos años, la OEA ha hecho la vista gorda, y estos compromisos internacionales dentro de los Derechos Humanos, la Constitución, la democracia que había adquirido Venezuela, se han violado sin ninguna consecuencia. En el último año se ha dado la vuelta a la situación de manera importante. Me siento muy agradecido por las cosas que ha hecho la comunidad internacional. Hay una mayoría significativa de países en la OEA que se han manifestado muy tajantemente sobre el tema de Venezuela, entre ellos el gobierno español y la Comunidad Europea, de modo que en este momento el mundo ha entendido la magnitud de las catástrofes que están ocurriendo en este país. Escribí un artículo en diciembre de 2015 anunciando que Venezuela sufriría una hambruna, pero no se hizo nada para paralizarla. No sé cuántas personas habrán muerto, pero la causa no debería ser las deficientes condiciones de salud. Hay tanta hambre en el país que mucha gente muere por ingerir yuca amarga, que es venenosa, porque no encuentra nada más que comer. Ha habido un cambio importante en esa actitud. Creo que el liderazgo de personas como Luis Almagro, presidente de la OEA, ha sido histórico. Muchos de los líderes de organismos multilaterales deberían aprender de esta experiencia, porque Almagro se ha tomado en serio los compromisos internacionales y ha actuado no según las conveniencias políticas de turno, sino en base a tratar de hacer cumplir los acuerdos.

Hablando de conveniencias políticas, en España, la situación de Venezuela fue tema central de debate durante la última campaña electoral, impulsado por ciertos partidos políticos de manera claramente oportunista: tras las elecciones, paradójicamente, Venezuela ha pasado a un segundo, tercer o cuarto plano. Si bien los problemas que atraviesa el país no se han ido…

Es notorio que hay una relación muy fuerte entre el Gobierno venezolano y Podemos. José Luis Rodríguez Zapatero estuvo presente en momentos críticos y, en ocasiones, actuó de forma bastante inconveniente. Intervino para tratar de legitimar el desastre. Entiendo que haya una discusión en España sobre el tema, pero lo cierto es que los que dijeron que el tema de Venezuela era perjudicial, al final tenían razón. Respecto a la situación real, el año pasado el PIB de Venezuela cayó un 18%, más de lo que cayó en España durante toda la crisis. En los últimos tres años, se ha desplomado alrededor de un 30%. Hablamos de un deterioro muy acelerado y muy reciente de la situación de Venezuela. Esto, que se veía venir, deja entrever lo que realmente está pasando en el país.

¿Un cambio político mejoraría la economía en el país latinoamericano?

Su economía es básicamente una catástrofe. En primer lugar, porque se les quitó a los venezolanos la libertad económica: control de cambio, divisas a dedo, sistema distorsionado del dólar… Nunca en la historia de Venezuela se han visto unos diferenciales así. Esto ha generado todo un conjunto de incentivos perversos que hacen que, si alguien quiere comprar o vender algo, debe hacerlo al precio que exige el Estado. No permite que funcione el mecanismo de la oferta y la demanda, que es lo que necesita la sociedad para autocoordinarse. En segundo lugar, el gobierno venezolano decidió renunciar a la financiación internacional, incluso a la ayuda humanitaria. Los países de todo mundo están ofreciendo medicina, alimentos, etc., y el Gobierno se niega a aceptarlo para no reconocer que hay una crisis humanitaria en el país. Han priorizado por encima de todo pagar los bonos en dólares de la deuda pública -que los tienen, en una fracción importante, los ricos de Venezuela- antes que hacerse cargo de las necesidades sociales. Ese Gobierno socialista ha preferido matar de hambre a la gente antes que dejar de servir los bonos de deuda pública. Está dispuesto a comprometer el futuro del país. El Gobierno de Venezuela se endeudó con Goldman Sachs a una tasa de interés del 48% en dólares para tener dinero con el que seguir manteniendo el pago del resto de los bonos, y la única forma de pagarlos es con más hambre en el futuro. Estos son los factores que han llevado a la catástrofe. Un cambio político pasaría por devolver a la sociedad sus derechos, la libertad económica, unificar el régimen cambiario, permitir el libre acceso de divisas, liberar los precios para que se puedan determinar por la oferta y la demanda, acceder a la financiación internacional como han hecho los países en crisis de Europa… Hay que reestructurar la deuda y, con estas medidas, la economía venezolana renacería y reflorecería. Un cambio político puede llevar a una recuperación económica importante.

¿A qué llama «bonos del hambre»?

Los «bonos del hambre» son aquellos que solo se pueden pagar empeorando las condiciones de vida de la gente. Una cosa es endeudarse para hacer cosas positivas por el país, para que sea más próspero en el futuro, pero estos son bonos con tasas y condiciones impagables que no serán usados para mejorar el bienestar social y que solamente se pueden pagar si la gente pasa hambre. Es inmoral que los gestores de fondos inviertan en esos activos y es inmoral que la gente confíe dinero a estos gestores, más aún si los mismos anuncian que continuarán invirtiendo en deuda venezolana.

La dependencia petrolera, dice, ha hecho mucho daño a Venezuela. La era del oro negro, ¿acabará más pronto que tarde?

En el corto plazo, Venezuela tiene la capacidad de aumentar mucho la producción. Esta ha caído de manera acelerada por las decisiones políticas, la ineptitud, la distorsión de prioridades y la ideologización del manejo de la empresa petrolera. A largo plazo, el petróleo será desplazado y las reservas de Venezuela, estimadas por el propio Gobierno como superiores a las de Arabia Saudí, se quedarán en el subsuelo. Su valor económico será cero porque el mundo tendrá mejores formas de generar energía. Venezuela tiene que asumir que será absorbido por otras tecnologías; se generarán otros modelos de negocio que le permitirían insertarse en el mercado internacional si hiciera las cosas de otra manera. Su caso es extremo, pues la diversificación que había ha muerto. Es una consecuencia dramática de la reducción del número de actividades productivas en el país. El Gobierno ha generado un ambiente tan hostil y perverso en la producción que muchas empresas se han marchado. Creo que para Venezuela será un reto empezar a desarrollar otras actividades más allá del petróleo.

¿Qué sectores podrían despuntar en Venezuela? ¿Las energías renovables tienen potencial?

La catástrofe venezolana es de tal magnitud que el país ha colapsado; la recuperación tiene que producirse volviendo a lo que ya hacía. La población tiene grandes capacidades productivas, cierto conocimiento de modelos de negocio que han sido asesinados y que hay que recrear. Con respecto a lo nuevo, hay muchas áreas. Existe una revolución agrícola mundial que no ha llegado a Venezuela, pero el país tiene unos recursos importantes y puede ser una fuente de crecimiento. Goza de una capacidad hidroeléctrica muy grande, también energía solar. En materia de turismo, Venezuela tiene un potencial enorme sin desarrollar. Esto puede sonar un poco chovinista, pero la Isla de Margarita y el Archipiélago de los Roques, ambos en Venezuela, son los parajes más bonitos del Caribe. La escasa industria turística no es por falta de naturaleza, sino por falta de capacidad para generar oportunidades económicas para el país. También existe potencial en tecnologías de la información. En este momento, todos los ingenieros de computación que trabajaban en empresas globales se los han llevado a otro lado. La estampida de profesionales en Venezuela ha dejado muy desprotegidas estas actividades, pero es posible imaginar que lo que se tuvo una vez se puede recuperar. El sistema debe ser lo suficientemente abierto para que las nuevas industrias se potencien por iniciativa privada. Ya veremos cuáles son esas áreas y cómo se puede adecuar el ambiente de negocio para que puedan prosperar.

¿Qué rol debe jugar, según su opinión, el Estado y cuál la iniciativa privada?

El fracaso de Venezuela es una visión totalitaria de la sociedad. En las sociedades hay ciertas cosas complementarias que se pueden organizar a través de mecanismos de mercado, y la sociedad se autogestiona sin ninguna coordinación central. Pero otros muchos aspectos solo pueden organizarse a través del Estado. El secreto de los países está en coevolucionar, saber acompañar el ámbito de las relaciones de mercado con el espacio de los bienes públicos y el rol del Estado, el cual debe acompañar ese proceso. El fracaso del chavismo refleja que se ha sustituido a la sociedad por el Estado. Venezuela debe devolverle a la sociedad sus libertades para que la sociedad pueda organizarse por vías de mercado, y completar estas actividades con los bienes públicos que estas requieren. El primer bien público que aparece en todas las encuestas de opinión en Venezuela es la seguridad. En el país se producen 18.000 asesinatos al año, de un total de 31 millones de habitantes, es decir, casi 90 asesinatos por casa 100.000 habitantes. La tasa de homicidios en Venezuela es 30 veces más alta que la de España. La segunda necesidad de la economía es la infraestructura, que requiere de gente con capacidades. Se ha degenerado la educación, las capacidades han emigrado. El salario mínimo no llega a los 30 dólares al mes y solo cubre el 50% de las necesidades. Esto requiere de un marco jurídico, de impartir justicia, asegurar cumplimientos de contratos… Hay que crear un Estado más capaz y complementario de la sociedad que facilite la organización a través de mecanismos de mercado. Necesitamos un Estado más pragmático que se vea como el acompañante de la sociedad, no un Estado vengador que trata de restringir y recortar los derechos y libertades.

¿Qué aterrizaje y qué alcance pueden tener los Objetivos de Desarrollo Sostenible en Venezuela y en América Latina en general?

Yo soy enemigo de todos los mecanismos que llevaron a esos objetivos. Su lógica me parece un tanto inconveniente. Esos ODS están diseñados para que los sigan los países pobres, que son dependientes de la ayuda internacional. La idea es que los beneficiarios utilicen el dinero que los Estados ricos se comprometieron a aportar a la ayuda internacional, extraído del 0,7% de su PIB, para cosas que los ricos valoran. Es decir: «Para que yo te dé el dinero, tienes que invertirlo en lo que yo te exija». Es una agenda de Norte a Sur. Seguí las campañas electorales de España, Reino Unido y Francia y no oí a ninguno de los candidatos hablar sobre cuáles son sus estrategias para alcanzar los ODS. Es un pacto impuesto por organismos como el Banco Mundial o Naciones Unidas. Hoy por hoy, América Latina no es dependiente de la ayuda internacional. En el fondo, no puedes tener simultáneamente los ODS y tener una democracia, son dos cosas incompatibles. El rol de la democracia es definir los objetivos. El rol de la política es participar del proceso político para decidir los cambios de tu país y definir las prioridades. No puede venir Naciones Unidas a imponer objetivos. Los políticos no hablan de las metas para alcanzar los ODS, lo que están tratando es de ver qué es lo que ellos pueden ofrecer como proyecto de Gobierno para que la gente los vote. Esta es una agenda donde, a la hora de votar todo esto de la ayuda al desarrollo, la audiencia son los parlamentarios de los países ricos. América Latina no está en esa película, así que no creo que tenga mayor impacto.

Cambiando de geografía: ¿Cómo un hombre con claros ademanes fascistas ha llegado a la Casa Blanca? Usted sostiene que Estados Unidos está generando anticuerpos contra Trump. ¿Cuáles?

Los logros de Trump, hasta la fecha, han sido destructivos, como la salida de Estados Unidos del Acuerdo de París. Trump está matando la esencia de un país exitoso como es Estados Unidos, su apertura y tolerancia a la diversidad en muchas dimensiones. Por ejemplo, la mayoría de los profesores en áreas de innovación de la Universidad de Harvard somos extranjeros. En la población en general, el 14% de la población es del exterior. La sociedad estadounidense no se habría desarrollado sin la presencia de los extranjeros. El sistema de hospitales de Harvard tiene una lista de casi 100 idiomas en los que ofrecen traducción a los pacientes. Massachusetts, California y Nueva York son los territorios más avanzados del país por su aperturismo. Trump representa un rechazo a esta visión de Estados Unidos, por eso perdió las elecciones por casi 30 millones de votos. Ahora bien, hay una parte del país donde caló el discurso anti Estado. Pero ahora se le están viendo las costuras a Trump, por lo que su popularidad se ha visto afectada. Los anticuerpos se están generando de muchas formas. Trump trató de prohibir a los musulmanes realizar viajes y las Cortes no le dejaron. Sus actuaciones generan una movilización de los jóvenes en contra de estas políticas porque no ven sus valores representados. Trump está bajo investigación criminal por el Senado y el Ministerio de Justicia. El sistema está funcionado para que el presidente no pueda impedir que se haga justicia. Hay muchas dimensiones en las cuales la sociedad está reaccionando a Trump. El peligro es que la Constitución americana le da mucha discreción en materia de política exterior y ya ha hecho mucho daño con eso. Trump mantiene una guerra abierta con los medios de comunicación y estos responden con calidad. The New York Times, The Washington Post, etcétera, están manteniendo a la gente informada de lo que está pasando, rompen esa posverdad. Todas estas reacciones le dan a uno esperanza. Ya veremos si la administración Trump es un capítulo importante de la historia o una nota al pie, si es una lección para los americanos de que quizás, para gobernar un país, hay que elegir a gente con experiencia. Todas estas lecciones sociales harán que los próximos presidentes de Estados Unidos no tengan las mismas características que Trump.

La izquierda internacional y el narcorrégimen venezolano por Miguel Henrique Otero – El Nacional – 19 de Junio 2017

 

1495203535228Entre el año 2000 y el año 2010, aproximadamente, la izquierda internacional cantó alabanzas a Hugo Chávez y al celebrado renacimiento de la izquierda en América Latina. Además de Venezuela, en varios países del continente gobernaron izquierdistas que se sumaron al coro de los niños cantores de Chávez, a cambio de contribuciones económicas en millones de dólares, cuya cuantía está próxima a revelarse. El gobierno venezolano organizó, con el dinero de los venezolanos, campañas para recaudar elogios. El Foro de Sao Paulo, fundado en 1990, hizo de Chávez uno de sus sacerdotes.

La izquierda europea, por años, se negó a escuchar las advertencias de los demócratas venezolanos. Caso aparte lo constituyen los señores del partido Podemos, cuyos bolsillos están manchados de sangre: los dineros recibidos desde Venezuela e Irán así lo atestiguan.

El inicio del mandato de Álvaro Uribe Vélez en Colombia, año 2002, supone una fractura para los sistemas de propaganda de las izquierdas: rápidamente logró poner en evidencia lo que ya se sabía, que las FARC y el ELN eran, en realidad, megabandas dedicadas al narcotráfico ocultas tras la fachada de guerrilla revolucionaria.

La colaboración del gobierno de Chávez a las FARC marca el inicio del vínculo de la izquierda venezolana en el poder con el negocio del narcotráfico. En un primer momento, el gobierno y ciertas unidades militares les dieron protección y territorios para operar. Como se sabe, algunos municipios del estado Táchira funcionaron como aliviaderos. Integrantes de la guerrilla ingresaban a Táchira para descansar, abastecerse o realizar tratamientos médicos, incluyendo intervenciones quirúrgicas para cambiar de fisonomía. Esa actividad, denunciada en su momento, constituyó el primer paso del proceso por el cual la revolución bolivariana derivó en un narcorrégimen.

Las etapas de ese proceso son las previsibles: primero, funcionarios venezolanos comenzaron a recibir pagos por sus servicios, que se depositaban en cuentas fuera de Venezuela. En un segundo momento se convirtieron en socios de la distribución. No olvidemos que, ya en 2008, Rodríguez Chacín, Henry Rangel Silva y Hugo Carvajal fueron sancionados por asistir a los cárteles de la droga. La siguiente etapa ha sido la de organizar redes propias de distribución de drogas: se reciben en territorio venezolano bajo protección de uniformados, y luego se envían fuera del país. Como bien saben los organismos de inteligencia de varios países, el narcorrégimen venezolano maneja un porcentaje muy alto de la distribución de la cocaína que se produce en Colombia y Ecuador. Las investigaciones de la DEA, el Departamento del Tesoro, el Departamento de Justicia, así como numerosos despachos de inteligencia, son inequívocas: al más alto nivel gubernamental, y particularmente de la Guardia Nacional Bolivariana, hay funcionarios, como Reverol, Zavarce y otros, directamente acusados de prestar apoyo a los cárteles de la droga. A este enorme negocio de distribución de drogas pertenecen los llamados narcosobrinos. Por su participación en este negocio, y por las operaciones de droga vinculadas con grupos terroristas del Medio Oriente, se ha acusado al vicepresidente El Aissami. Por sus vínculos con este negocio, se investiga a Diosdado Cabello. Y, puesto que se trata de una red muy amplia, en plena fase de investigación, se están preparando nuevos anuncios y medidas, que muy pronto arrojarán nuevas y sorprendentes noticias.

Que se trata de un narcorrégimen, no ocurre en vano: cada día el silencio de la izquierda mundial es más evidente. Nadie debe llamarse a engaño: a la fauna comunistoide no le preocupan los derechos humanos, ni la represión, ni la violación de las leyes, ni el asesinato de personas que ejercen su derecho a la protesta. La muerte de los demócratas no les inquieta. Pero, ante las evidencias de la participación directa y sistemática del régimen en el narconegocio, las cosas son distintas. Son cada día más los que toman distancia. Lo que asombra es que los señores de Podemos e Izquierda Unida, o el señor López Obrador y algunos otros persistan en defender lo que es indefendible: que hay toda una estructura movida por altas figuras del gobierno venezolano y de la Guardia Nacional Bolivariana dedicada a recibir droga en territorio venezolano y trasladarla a Centroamérica, Estados Unidos, Europa y el Medio Oriente. La solidaridad con el régimen que aplasta a Venezuela no pertenece al género de la política. Pertenece al género del derecho penal: es nada menos que complicidad con el narcotráfico internacional.

 

El partido de Pablo Iglesias se afinca contra los pensionados venezolanos en España por Víctor Suárez – TalCual – 7 de Noviembre 2016

1464203729_731587_1464265441_noticia_fotogramaLos venezolanos residentes en España se toparon con la noticia de que la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados había aprobado una Proposición No de Ley (PNL), que insta al gobierno español a la adopción de medidas que ayuden a resolver con urgencia la situación de unos 4.000 afectados que no reciben del hace desde el gobierno de Maduro ya 10 meses los pagos a los que tienen derecho
El partido español Podemos apoyará al gobierno de Nicolás Maduro aún en sus políticas más miserables, aquellas que atentan contra la salud, la estabilidad y la vida cotidiana de los venezolanos más débiles, incluso aquellos que se encuentran fuera del país en situación precaria, en este caso en España.

Este partido afluente ha pretendido alejarse un poco de la deriva autoritaria y en la evaluación precisa del desastre económico venezolano, pero sólo mientras acometía una campaña electoral, pues, según decía su líder Pablo Iglesias, “eso, efectivamente, nos perjudica”.

Tan pronto las cortes entraron en normalidad constitucional y se decidió la segunda investidura de Mariano Rajoy, Podemos volvió a sus andadas.

Los pensionados venezolanos residentes en España se encontraron el viernes 2 de noviembre con la noticia de que la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados, había aprobado una Proposición No de Ley (PNL), que insta al gobierno a la adopción de medidas que ayuden a resolver con urgencia la situación de unos 4.000 afectados que no reciben desde hace ya 10 meses los pagos a que tienen derecho.

Lo que se presentía decisión unánime de los diputados, por la misma naturaleza humanitaria del petitorio, no resultó así.

La sesión de la Comisión de Exteriores escuchó los alegatos del proponente (Fernando Maura, de Ciudadanos). Los partidos PP, PSOE y Ciudadanos apoyaron la moción. El bloque dirigido por el partido Podemos (que acompañan Izquierda Unida, Marea, Podemos en Común) e Izquierda Republicana, de Cataluña, negaron la propuesta.

Sometida a votación, 28 votaron a favor y 8 lo hicieron en contra.

La resolución dice así:

“El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a:

Exigir explicaciones al Gobierno venezolano de Nicolás Maduro ante el incumplimiento del Convenio Bilateral suscrito entre el Gobierno de España y el Instituto de Seguridad Social de Venezuela.
Exigir al Gobierno venezolano de Nicolás Maduro el cumplimiento de las obligaciones suscritas en el anteriormente referido Convenio, las cuales se aplicarán de forma retroactiva a los pensionistas venezolanos residentes en España perjudicados por esta cuestión.

En caso de recibir negativa por parte del Gobierno venezolano, presentar otro tipo de alternativa política que permita a los pensionistas venezolanos residentes en España recuperar las cantidades monetarias debidas.»

VOCEROS DE LA MALDAD
En la discusión del punto, el portavoz de Podemos, José María Guijarro García, diputado por Alicante, tomó la palabra para declararse en contra. La portavoz de Esquerra Republicana, Ana María Surra Spadea, también se manifestó su oposición.

Son curiosos los personajes. La vocera por Cataluña es argentina. El vocero de Podemos ha sido asesor de gobiernos latinoamericanos, incluyendo al venezolano, durante 8 años. Ambos han preferido prevaler sus compromisos con el gobierno venezolano antes que reconocer la situación y apoyar medidas que ayuden a resolverla, aunque fuera en el ámbito de quienes viven fuera de su país de origen.

Es mucho más notable, por su endeblez, el caso de alias Txema Guijarro. Conoce muy bien la situación de Venezuela y América Latina. Es uno de los economistas españoles que a temprana hora se apuntó a las actividades del Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), organismo que se garantizó su financiamiento en base al asesoramiento de gobiernos populistas latinoamericanos. De allí nació Podemos.

Desde enero del 2008 no había laborado en España. Siempre en América. Cuando salió electo por primera vez diputado (Valencia) en diciembre del año pasado, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, saltó de contento: “Un querido colaborador nuestro, Txema Guijarro García, ha pasado ocho años con nosotros en el gobierno, ha sido un gran impulsador de la revolución ciudadana, pero volvió a presentarse como candidato a diputado por Podemos y salió electo por Valencia. Es alguien que conoce muy bien… él trabajó con nosotros ocho años. La Revolución Ciudadana le sirve de referencia en muchas cosas a Podemos”, dijo Correa.

No sólo allí. Cuando Jesse Chacón era director del Centro de Investigaciones Sociales (CIS), un organismo financiado por el gobierno venezolano fundado por Nelson Merentes (hoy en el BCV), y luego Vicepresidente, era normal que asesores españoles amamantaran en la ubre de las encuestas oficiales.

Los dirigentes de Podemos Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y también Txema Guijarro pasaron por allí largo rato, con blasones de directores de área y entrada libre a Miraflores. Entre agosto y noviembre 2009, Guijarro fue coordinador de la Unidad de Análisis e Investigación Social del CIS y “asesor demoscópico” de Jesse Chacón .

Entre enero de 2008 y diciembre de 2014 fue asesor y funcionario de los gobiernos de Paraguay, El Salvador, Venezuela y Ecuador. También asesoró al candidato derrotado a la presidencia de Chile, Marco Enríquez-Ominami, hijo del fundador del MIR Carlos Enríquez.

Luego en España se convirtió en moneda de cambio de las ansias de Podemos de copar espacios en las listas electorales. Es madrileño. No le conocían en Valencia y le votaron; tampoco en Alicante y le volvieron a votar seis meses después. No le conocían en América y el CEPS le impuso en esas comarcas.

Nieve en los zapatos – Editorial El Nacional – 5 de Agosto 2016

Al descrédito de los socialistas europeos y sus aliados nada ni nadie le pone freno. Es como si hubiesen decidido dejar muy atrás cualquier señal de vergüenza para borrarse de la historia definitivamente. Antes era un acto reflejo decirse socialista y al mismo tiempo hacer saber que se era partidario de la justicia, de la honestidad y del sacrificio por el bien de los demás. Ahora eso ya no cuaja, no es bien visto y, desde luego, no se lleva este verano ni los anteriores. Lo que se lleva es enlodarse lo más posible, mentir no a ratos sino siempre y, salvo excepciones, colocarse a sueldo ya no de los poderosos sino de los sectores más sucios y nauseabundos del delito organizado.

En Venezuela el socialismo escogió ese camino y ya sabemos en qué pantanos va hundiéndose todo, desde los valores más fundamentales de la sociedad hasta las apariencias oficiales que eran de rigor guardar ante los ciudadanos. Rige pues la anarquía entre los cabecillas y sus seguidores y, faltaba más, está de moda travestirse de mafioso petrolero y dar dinero y favores para que la revolución se convierta en algo irremediablemente continental, aunque ello conlleve sembrar hambre, delincuencia y terror en la población.

Como si esto no llenara suficientemente el saco, ahora los políticos socialistas retirados y su periferia de antaño se ofrecen por estos predios de América Latina como “asesores y mediadores” como si en sus propios países no se exhibieran las mismas grietas sociales, las mismas zancadillas para que no mande nadie si no mando yo, como sucede, por nombrar apenas un par, en Francia y España.

Por Venezuela han estado de rondas varios enderezadores de entuertos que, por más que lo disimulen, van acompañados de sus dueños, valga decir, los que pagan sus servicios y cancelan las facturas de los vuelos en jet, de los alojamientos en lujosos hoteles, los opíparos almuerzos y cenas y, faltaba más, los placenteros viajes a las costas caribeñas.

Tanto esfuerzo y sudor no es gratis pues de alguna manera se las ingenian para estimarlas como “servicios profesionales”, por si acaso los agentes de impuestos los pillan y quedan al descubierto. Ejemplos sobran y sin ir muy lejos los de Podemos, en España, han vuelto a descubrir la América sin pedir permiso al almirante alucinado Cristóbal Colón.

Hoy el experimentado navegante, el profesor Monedero, ha hecho honor a su apellido y convertido los doblones de oro en euros interminables. Su seguidor, el pequeño Iglesias, con pinta de limpiar parabrisas en una avenida de Bogotá, ha hecho de Podemos una iglesia sin santos pero con muchos santurrones.

Pero se equivocan quienes afirman que España “no es un país para viejos” porque a la búsqueda de tesoros en Venezuela se han lanzado dos personajes que dejaron la juventud hace tiempo: Zapatero y Baltasar Garzón. El primero fue alquilado, a trastiendas, por Maduro y salió con las tablas en la cabeza. El segundo, otrora decente juez, hoy asesora a un oscuro y peligroso círculo de mandamases señalados por la DEA de jugar al narcotráfico.

Gobernados por el enemigo por José Vicente Carrasquero A. – La Patilla – 1 de Agosto 2016

thumbnailjosevicentecarrasquero1El panorama social venezolano es dramático. El país se encuentra a la deriva en medio de una tormenta que destruye poco a poco las bases del tejido social. La población venezolana se ve asediada por una clase gobernante que presta poca o ninguna atención a las demandas de un ciudadano reducido a condiciones de supervivencia. El venezolano es hoy una persona cuyas libertades han venido siendo abolidas por la vía de facto. No puede viajar, no puede comprar, no puede alimentarse a su gusto, no puede leer otra cosa que lo que se produce en el país. Sufre la pésima calidad de unos servicios públicos que la incompetencia gubernamental ha venido deteriorando más y más. En el exterior se organizan eventos para recolectar alimentos y medicinas para tratar de paliar la gravísima situación que se vive en el país. La respuesta del gobierno no se corresponde con la realidad. Impide la llegada de la ayuda, descalifica a los organizadores y niega, descarada e impúdicamente, la gravedad de la situación que estamos viviendo.

En este momento corresponde preguntarse: ¿A quién en su sano juicio le pasa por la mente tratar de esconder la situación de depauperación que diezma a los venezolanos? Es bien sabido que desde hace varios lustros la política venezolana se maneja a control remoto desde las Antillas Mayores. La gerencia una gente que ni siente ni padece lo que los venezolanos sufren. A lo interno, unos políticos incapaces se postran ante lo que consideran son los métodos adecuados para mantener el sometimiento del pueblo a los designios de un proceso político primitivo que impide la entrada de Venezuela al siglo 21. Es así como el país se encuentra gobernado en la práctica por una especie de ejército de ocupación que se garantiza primero los recursos que el país conquistado debe entregar a La Habana y luego los necesarios para que sus operadores en la colonia mantengan esa ostentosa calidad de vida que muestran los operadores políticos del régimen y los uniformados a su servicio para garantizar su fidelidad. Cuando un pueblo se encuentra bajo los designios y objetivos de un gobierno invasor, solo puede esperar lo que está teniendo. Hambre, porque es más importante pagar la deuda, seguir financiando al gobierno cubano y si sobra algo, pagar a los países cómplices para que sigan manteniendo su apoyo al gobierno en detrimento del pueblo al que debieran defender.

La poquedad o inexistencia intelectual de Maduro lo lleva a declarar que ha pagado miles de millones de dólares a la banca internacional y a los tenedores de bonos de la deuda venezolana y que no ha recibido un voto de confianza. Lo que no logra entender el mandatario, asesorado por un todavía más inepto economista español de Podemos, es que los acreedores están viendo al modelo financiero hacer aguas y aprovechan para cobrar, pero no les pasa por la mente dar nuevos créditos a un inepto que ha demostrado su incapacidad para tomar las medidas necesarias para evitar el colapso. En la mente de Maduro hay una lista de prioridades que ponen en tela de juicio su compromiso con el pueblo venezolano. La primera es esa ridícula idea de seguir dando prioridad al pago de la deuda sobre el hambre y la salud de los ciudadanos. Una renegociación de la deuda es ineludible. Eso, por supuesto, está muy lejos de la capacidad de entendimiento del inquilino de Miraflores y es contrario a la posición ideológica del podemita Serrano Mancilla que insiste en que el control de cambio ha tenido éxito.

Son enemigos del pueblo los jueces que se han prestado para conculcar la voluntad popular expresada por los venezolanos el 6D2015. No hay argumento alguno en la intelectualmente pobre sentencia que impide a los diputados de Amazonas asumir sus curules. Lo que hay, y se nota a leguas, es una sumisa y rastrera obsecuencia con las órdenes recibidas desde La Habana: no se puede reconocer la mayoría de la oposición. Hay más enemigos en un TSJ indignamente conformado por el más indigno teniente golpista que violando todas las normas posibles designó, con un mandato vencido y una mayoría descalificada por el resultado electoral del 6D un grupo de jueces, muchos de los cuales no tiene siquiera las calificaciones para ocupar esos cargos. La presidencia del TSJ se encuentra en manos de una persona cuyo doctorado está en tela de juicio. En el archivo de la Universidad de Zaragoza se encuentra una referencia a la tesis doctoral con una nota según la cual no se autoriza la consulta. ¿Así de mala es la tesis?¿Cómo es que una tesis doctoral presentada en una universidad estatal no está disponible para consulta? Se pregunta uno sobre los niveles de las universidades que permiten hacer tesis doctorales a partir de una especialización. Universidades piratas vederes.

Otro grupo de enemigos se concentra en el CNE. Una entidad concebida por Chávez para facilitar el carácter participativo y protagónico, que la constitución de 1999 le reconoce al pueblo en quien reside la soberanía, se ha convertido en un instrumento de la cúpula podrida para precisamente operar en la dirección contraria a su misión. Es así como hemos visto a un ente poco empático con el generalizado malestar del pueblo venezolano. Claramente inclinado a favorecer el proceso político por encima del clamor y sentimiento populares.

Encontramos también enemigos con uniforme. Con el manido y la vez inútil argumento de estar cumpliendo órdenes, los militares venezolanos arremeten contra venezolanos que necesitan comida y medicinas por mencionar lo mínimo. Todos los días hay choques de personal armado contra un pueblo que ejerce el legítimo derecho a protestar por la precaria calidad de vida que le ha tocado sufrir. Sin ser exhaustivos nos encontramos a los primitivos que creen poder impedir por la fuerza que los demás ejerzan su derecho a la movilización política. Energúmenos que solo creen en la violencia y que ven al resto de los venezolanos como enemigos a vencer o destruir. Clara herencia del discurso del odio que instauró Hugo Chávez como su mecanismo de hacer política. El pueblo tiene el derecho a rebelarse contra aquellos que considera son enemigos de su libertad y lucha por la prosperidad. Los enemigos serán derrotados

A %d blogueros les gusta esto: