elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Petróleo

Venezuela Sells Oil to Tiny Turkish Firm by Marianna Parraga, Luc Cohen and Deisy Buitrago – World Energy News – 9 de Julio 2019

© Anatoly Menzhiliy / Adobe Stock

With U.S. sanctions blocking Venezuela from selling oil to the United States, state-owned energy firm PDVSA has turned to several little-known buyers that include a tiny Turkish company with no refineries but ties to President Nicolas Maduro’s government, according to internal documents and a PDVSA source.

Until recently, some of the world’s largest petroleum and refining firms, including U.S. companies Chevron and Valero Energy, lined up to take Venezuelan oil cargoes and PDVSA had a rigorous vetting process to ensure potential buyers had the capacity to pay.

But U.S. sanctions imposed in January in an effort to oust Maduro have driven away many of those customers. PDVSA’s exports have slumped by more than a fifth since sanctions were imposed, according to company records and Refinitiv Eikon data. Its biggest buyers today are Chinese and Indian companies.

Three sources with knowledge of the matter told Reuters that directors at a March 14 meeting of PDVSA’s board temporarily waived some requirements for new customers or suppliers, including that of having at least two years’ experience in the oil industry.

Neither PDVSA nor Venezuela’s oil ministry responded to requests for comment for this story.

In the wake of the changes, a Turkish company called Grupo Iveex Insaat started buying Venezuelan oil in April, according to documents related to PDVSA loading plans and internal reports on exports and imports for the first half of the year reviewed by Reuters.

Istanbul Chamber of Commerce records show that Iveex Insaat was formed less than a year ago with capital of just 10,000 lira ($1,775) and listed “residential construction” as its main activity.

It was one of only five firms that loaded tankers to take Venezuela’s upgraded crude – among its most valuable oil – from April through June, the documents showed. Iveex loaded four cargoes of Venezuelan crude and products in April – equivalent to just under 8 percent of Venezuela’s oil exports – and nothing in May or June, according to PDVSA documents.

Turkish corporate records show Iveex Insaat is owned by Miguel Silva, a Venezuelan businessman who heads the Caracas-based Venezuelan Exporters’ Chamber and also served as a housing ministry commissioner in Maduro’s administration.

Reuters was unable to determine the terms under which Iveex Insaat is receiving Venezuelan oil and was unable to confirm who would ultimately buy and refine the crude, as the company has no refineries.

Neither Iveex Insaat nor Silva responded to requests for comment.

The PDVSA source, a shipping broker and a maritime inspector – all of whom declined to be named – told Reuters that Iveex had agreed to deliver refined products to Venezuela in exchange for receiving crude. With its refinery network crippled by maintenance issues, the OPEC nation has struggled with severe fuel shortages in recent months.

The two other companies that only began chartering tankers to take PDVSA’s oil after sanctions hit are Panama-registered Melaj Offshore Corp and Sahara Energy, a unit of Nigeria-based Sahara Group. The two loaded PDVSA oil cargoes shortly after the sanctions were announced, internal company documents show.

Sahara Energy did not respond to emails and calls to request comment. Reuters was unable to find contact details for Melaj.

Ties with Turkey
The deals with Iveex highlight growing commercial links between Venezuela and Turkey, whose President Tayyip Erdogan has stood by Maduro, alongside Russia, Cuba and China.

Turkey is one of the main buyers of the South American country’s gold, which has become an important source of cash as oil output falls.

Silva registered Iveex Insaat with a Turkish partner named Erhan Kap on Sept. 27, 2018, just a week after Maduro visited Istanbul.

Kap, who is an Istanbul tour guide according to his social media profiles, declined to comment when reached by phone.

According to Silva’s biography on the Iveex website, Silva has had a number of posts within Maduro’s administration, including serving in the national Housing Ministry in 2014 and coordinating a government development plan for the western state of Tachira in 2013.

Venezuela’s information ministry – which responds to media requests on the government’s behalf – did not respond to an email seeking comment.

Iveex’s website says it is a “physical commodity trading and distribution company” focused on petroleum products and crude oil with offices in London, Istanbul and Caracas. It says it uses a “leased fleet of regional vessels.”

While the website describes “long experience” in oil trading and distribution, a review of previous iterations of the site using the Internet Archive shows references to petroleum trading were added after November 2018.

PDVSA sold barrels for the first time to Iveex Insaat in April, when it loaded the tanker Seamuse with 294,413 barrels of natural gasoline and light virgin naphtha bound for the Middle East, trade documents from PDVSA show.

The vessel has not yet discharged and remains anchored near a Kuwaiti port, according to Refinitiv Eikon data. Days later, a similar cargo was loaded for Iveex on the tanker Vinjerac.

The Turkish firm also loaded the tankers Delta Kanaris and Delta Harmony with more than 1 million barrels each of Hamaca crude, an upgraded oil that PDVSA has struggled to sell because its primary market was the United States.

However, these three vessels remain anchored off Venezuelan ports. PDVSA has not allowed them to sail until Iveex delivers at least one of several fuel cargoes intended to offset the first cargo it took, the PDVSA source and two shipping sources said.

Colombia supera nuevamente a Venezuela en producción petrolera por Andrés Fernández – PanamPost – 27 de Junio 2019

En comparación con su vecino, Colombia se proyecta y se mantiene en su producción.

 

El alza en la producción del hidrocarburo durante el mes de mayo fue de 894 518 barriles diarios. (Presidencia)

El Ministerio de Minas y Energía de Colombia informó que la producción de petróleo presentó un incremento del 3,3 % para el mes de mayo, comparado con el mismo mes de 2018. El alza en la producción del hidrocarburo fue de 894 518 barriles, jalonado principalmente por los campos petroleros en los municipios de Puerto Gaitán y Acacías, Meta; Arauquita, Arauca, y Cantagallo, Bolívar.

En comparación con su vecino, Colombia se proyecta y se mantiene en su producción, dado que en el mes de mayo Venezuela volvió a retroceder en su producción petrolera. El informe mensual difundido en Viena por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) así lo confirma, y al mismo tiempo señala que la estatal petrolera PDVSA retrocedió en su producción con 35 000 barriles diarios. Es decir, PDVSA ya produce menos de la mitad que en 2017. Por esta razón, el precio del petróleo venezolano estuvo a la baja por cuarta semana consecutiva.

Cabe destacar que el precio del petróleo que actualmente se produce en Venezuela se vende en los mercados a 55,82 dólares por barril, es decir, 6,03 dólares menos que la semana anterior cuando se cotizó el barril a 61,85 dólares. El rezago en la producción va de la mano de las sanciones financieras que en 2017 Estados Unidos impuso contra algunos funcionarios del régimen de Nicolás Maduro. Por esta razón, la dictadura chavista optó por dejar de usar el dólar como divisa de intercambio y decidió ofrecer el precio de su petróleo con base en la moneda china.

Por otro lado, el Gobierno colombiano incrementó el volumen de combustible que busca beneficiar al departamento fronterizo de Norte de Santander. Alrededor de 1 470 000 galones adicionales fueron destinados para consumo en lo que resta del mes de junio. Esta acción pretende atacar el incremento atípico de la demanda a raíz de los mayores controles al contrabando por parte de las autoridades y la crítica situación de desabastecimiento de combustible en Venezuela.

Ver imagen en Twitter

Minenergía

@MinMinas

Producción comercial de gas ha crecido 10% en lo corrido del año, en comparación con el mismo periodo de 2018 > http://bit.ly/2LhmT1c 

Para Colombia, el mes de mayo fue significativo, dado que es el segundo mes en el año con mayor producción de petróleo en 2019, por debajo de enero, que cerró con 898 965 barriles diarios. De manera que esto significa una variación anual del 4,47 % en relación con los cinco primeros meses de 2018, cuando se registró una producción de 854 190 barriles promedio por día.

Producción comercial de gas ha crecido un 10 % 

El Ministerio de Minas y Energía destacó la buena nueva sobre la producción comercial de gas que apunta a continuar con mayor suministro y desarrollar nuevas fuentes energéticas. De acuerdo con los resultados de producción, la producción ha crecido un 10 % entre enero y mayo del presente año.

En este sentido, la producción comercial de gas logró los 1 040 millones de pies cúbicos promedio día (mpcd), en comparación con el mismo periodo del 2018, lo que representa un alza de un 10,5 %, que equivale en términos de producción a 941 mpcd.

«Lo que se observa es un incremento sostenido de la demanda de gas en el país, un combustible fundamental para la transición energética. El uso de gas natural vehicular, por ejemplo, reduce la contaminación del medio ambiente con cerca del 40 % menos de emisiones de dióxido de carbono (CO2) frente a las generadas por un vehículo impulsado por diésel, y representa una reducción del 100 % en material particulado», explicó la ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez.

En el país, según datos de este ministerio, cerca de 9,5 millones de familias, establecimientos de comercio e industriales abastecen sus necesidades con gas natural. Sumado a esto, en carreteras hay 230 000 vehículos livianos y 1 000 de transporte público, camiones, volquetes y recolectores de basura que se movilizan con esta fuente de energía.

Chevron ha estado en Venezuela por casi 100 años. Ahora podría verse obligado a irse por Matt Egan – CNN – 19 de Junio 2019

La relación de casi un siglo de Chevron con Venezuela podría no sobrevivir a la lucha del régimen de Maduro con Estados Unidos. No solo se está desmoronando la infraestructura de Venezuela, sino que también la empresa petrolera nacional y miembro de la OPEP ha sido sancionada por la administración Trump.

Chevron es la última gran compañía petrolera de Estados Unidos que aún opera en Venezuela y podría verse obligada a irse a menos de que los funcionarios de EE.UU. extiendan las exenciones de sanciones que expirarán el 27 de julio. Una salida de Chevron se sumaría a otras importantes compañías estadounidenses que se han retirado del caos en Venezuela en los últimos años.

La pérdida de la experiencia y los recursos de Chevron solo empeoraría las cosas para la industria petrolera de Venezuela, que ya está al borde del colapso bajo el gobierno del asediado presidente Nicolás Maduro. Y podría desencadenar pérdidas para Chevron en un mercado importante en el que ha invertido décadas, dinero y sudor.

 

“Si Chevron se va, es casi seguro que el país nacionalizará sus activos petroleros”, dijo Muhammed Ghulam, un analista de energía de Raymond James. “Maduro está en una pelea por su país. Necesita todo el dinero y los recursos que pueda obtener”.

Las exenciones de sanciones expirarán pronto

Chevron es una de las compañías petroleras privadas líderes en Venezuela, el país que tiene más reservas probadas de petróleo que cualquier otra nación en el planeta. ExxonMobil y ConocoPhillips se fueron hace años, luego de que el fallecido presidente de Venezuela Hugo Chávez comenzó a nacionalizar los campos petrolíferos de gestión extranjera.

Chevron actualmente tiene cinco proyectos de producción en tierra y en alta mar en Venezuela con PDVSA, la compañía petrolera nacional. Chevron incluso estableció su sede latinoamericana en Caracas.

En enero, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impuso duras sanciones a PDVSA en un intento por expulsar a Maduro. Esas sanciones prohibieron a las compañías estadounidenses hacer negocios con PDVSA.

Sin embargo, el Departamento del Tesoro de EE. UU. otorgó exenciones de seis meses a Chevron y cinco compañías de servicios petroleros: Halliburton, Schlumberger, Baker Hughes y Weatherford International. Esas exenciones, que expirarán el 27 de julio, permiten a las compañías realizar transacciones y actividades con PDVSA.

“Nuestras operaciones en Venezuela continúan cumpliendo con todas las leyes y regulaciones aplicables”, dijo Chevron en un comunicado a CNN Business.

Chevron se negó a decir si ha solicitado que los funcionarios de EE. UU. extiendan las exenciones.

Si las renuncias caducan y las sanciones de EE. UU. siguen vigentes, los analistas dijeron que Chevron tendría que suspender sus empresas conjuntas con PDVSA.

“No hay otra forma de interpretarlo”, dijo Clayton Allen, vicepresidente senior de comercio, políticas y riesgos geopolíticos en los mercados de capitales de altura.

Compañías estadounidenses se han retirado de Venezuela

Chevron se uniría a una larga lista de otras compañías estadounidenses que se han visto obligadas a retirarse de Venezuela.

En 2017, Delta Air Lines y United Airlines suspendieron vuelos a Caracas debido a la inestabilidad del país. General Motors cerró sus operaciones ese mismo año luego de que las autoridades gubernamentales tomaron su planta. Ford también suspendió brevemente las operaciones.

Pepsi canceló sus negocios en Venezuela en 2015, teniendo una pérdida de 1.400 millones de dólares. Otras compañías estadounidenses que han dejado Venezuela incluyen Colgate, Kimberly Clark, Mondelez y Bridgestone (BRDCY).

Ambiente ‘deteriorante’ en Venezuela

La industria petrolera de Venezuela está en una profunda decadencia, debido a los apagones generalizados, la mala gestión y las décadas de subinversión. La producción de petróleo del país ya había caído a un mínimo de 30 años antes de que las sanciones de Estados Unidos entraran en vigencia. La Agencia Internacional de Energía lo describió como la mayor caída en la historia para un productor importante.

Sin embargo, Chevron produjo un promedio de 40.000 barriles de petróleo y gas natural en el país durante el primer trimestre de 2019, según los documentos presentados por la SEC. Eso es menos que los 44.000 barriles durante el mismo periodo de 2018, la mayoría de los cuales era petróleo crudo.

“El entorno operativo en Venezuela se ha estado deteriorando durante algún tiempo”, advirtió Chevron en una presentación de mayo.

Chevron dijo que los “eventos futuros” podrían causar que el ambiente en Venezuela sea “más desafiante”, lo que lleva a “una mayor interrupción y volatilidad del negocio” en los resultados financieros.

Venezuela representa una porción muy pequeña de la producción total de Chevron, que aumentó a 3 millones de barriles por día en el primer trimestre.

Sin embargo, abandonar Venezuela causaría una pérdida de ganancias y probablemente lleve a la compañía a amortizar al menos una parte del valor de sus activos allí.

A principios de 2018, Halliburton pagó por impuestos adelantados 265 millones de dólares para amortizar la inversión restante de la compañía petrolera en Venezuela.

“Continuamos con nuestras operaciones limitadas en Venezuela”, dijo Halliburton en un documento reciente de la SEC, “y estamos evaluando nuestras operaciones” antes de la finalización del 27 de julio de la exención de sanciones.

Halliburton no quiso hacer más comentarios sobre el asunto. Los representantes de Baker Hughes, Schlumberger y Weatherford también se negaron a hacer comentarios o no fueron accesibles.

La larga historia de Chevron en Venezuela

Los vínculos de Chevron con Venezuela se remontan a 1920, cuando la compañía comenzó a explorar en busca de petróleo. Finalmente, en 1946 se descubrió un campo petrolífero ahora conocido como Boscan Field en la parte occidental del país.

Hoy, Chevron posee una participación del 39% en una empresa conjunta con PDVSA que produjo 16.000 barriles por día de petróleo en Boscan Field, que se encuentra en el estado de Zulia.

Chevron también posee participaciones en otras tres empresas conjuntas de producción en tierra, dos de las cuales operan en la Faja del Orinoco de Venezuela.

Además de desarrollar estos proyectos, Chevron ha devuelto dinero a las comunidades locales en Venezuela.

Entre 2006 y 2016, Chevron dijo que invirtió más de 94 millones en las áreas que opera en Venezuela, así como en programas culturales nacionales. Esas inversiones incluyen un programa moderno de instrucción de matemáticas y lectura que apoya a 1.000 maestros y casi 10.000 niños en Venezuela.

Ahora Chevron está reflexionando sobre si tendrá que irse de Venezuela.

Riesgo de nacionalización

Si las exenciones de sanciones no se renuevan y Chevron se retira, la esperanza es que la compañía pueda reanudar sus operaciones una vez que mejoren las relaciones entre Estados Unidos y Venezuela.

Sin embargo, los analistas advierten que no sería una tarea fácil. La infraestructura energética de Venezuela se está desmoronando, y una pausa en la actividad solo la empeoraría.

“Si alguna empresa extranjera regresara, tendría que haber una inyección masiva e inmediata de capital, solo para que las cosas vuelvan a los niveles de 2017 y 2018”, dijo Allen de Height Capital.

La gran preocupación es que el gobierno de Maduro confiscará los activos petroleros de Chevron si la compañía decide irse. Chevron tendría que tomar las escrituras. La ayuda de los tribunales internacionales podría llevar mucho tiempo.

“En última instancia, podría tomar una década o dos”, dijo Jim Rebello, jefe de la práctica de fusiones y adquisiciones de energía en la firma de abogados Duff & Phelps.

Rebello dijo que trabajó para un predecesor de Weatherford cuando los activos petroleros de la compañía en Irán se nacionalizaron.

“Teníamos seis plataformas de perforación en Irán que nunca recuperamos”, dijo.

Chevron sabe de primera mano sobre ese riesgo.

Venezuela nacionalizó su industria petrolera a mediados de la década de 1970, lo que provocó que Chevron y otras compañías extranjeras se retiraran. Chevron no regresó hasta 1996.

Rosneft aprovecha y con grandes facilidades impositivas se posiciona sobre reservas de gas de Venezuela por Fabiola Zerpa y Peter Millard – La Patilla / Bloomberg – 20 de Junio 2018

Imagen de archivo. El jefe de la petrolera estatal rusa Rosneft, Igor Sechin (izquierda) saluda al ministro de petróleo de Venezuela, Manuel Quevedo, bajo la mirada de Nicolás Maduro (al centro), en Caracas 16 de diciembre de 2017. Palacio de Miraflores / vía REUTERS

El gigante petrolero controlado por el estado de Rusia, Rosneft PJSC, está obteniendo concesiones baratas en Venezuela, en profunda crisis creada por el socialismo, y aspi ingresar en al mercado de gas natural en el extranjero a bajo precio.

Un acuerdo firmado tanto por Rusia como por Venezuela a principios de este mes otorgará a Rosneft reducciones de impuestos para producir y exportar gas desde los campos de Patao y Mejillones, en la costa este de Venezuela. El documento, que también incluye un “precio justo de mercado” en el caso de una expropiación, realiza cambios a un acuerdo bilateral alcanzado en 2009, según un documento presentado por el gobierno ruso.

El acuerdo subraya que Rusia está a la vez apoyando y ganando con el régimen de Nicolás Maduro en un momento en que Estados Unidos está sancionando a Maduro y China ha recortado su apoyo. El gas venezolano podría ofrecer a Rusia nuevos puntos de entrada tanto en Asia como en Europa.

“China está retrocediendo en términos de su exposición financiera”, dijo Andrew Stanley, miembro asociado del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, en una entrevista telefónica. “Mientras que los rusos, en los últimos años, han ido en la dirección opuesta, se han reforzado y han visto a Venezuela como un plan oportunista”.

Desde 2014, Rosneft ha prestado alrededor de $ 6,5 mil millones a Venezuela a cambio de petróleo, según datos compilados por Bloomberg. Petróleos de Venezuela SA, o PDVSA, ha estado reembolsando los préstamos mediante la entrega de barriles de crudo a Rosneft, y tenía una deuda pendiente de aproximadamente $ 1,8 mil millones en el primer trimestre, según una presentación de la compañía.

Como resultado de los cambios firmados por el presidente ruso, Vladimir Putin, Rosneft y sus proveedores estarán exentos del valor agregado y los impuestos de importación para desarrollar los dos campos de gas, que están cerca de donde Exxon Mobil Corp. se está apresurando a extraer petróleo en la vecina Guyana. . El acuerdo fue presentado en línea por el sitio web de información legal de Rusia, que publica decretos del presidente y su aplicación a tratados internacionales.

El acuerdo se produce cuando los principales funcionarios de Estados Unidos, incluido el asesor de seguridad nacional John Bolton, han acusado repetidamente a Rusia, así como a Cuba, de apoyar al régimen de Maduro.

Rosneft también está considerando ingresar a otro bloque de gas natural, conocido como Bloque 5 de la Plataforma Deltana, que está mucho más cerca de una frontera, El Esequibo, que ha sido muy disputada, según dos personas familiarizadas con el plan. Maduro se ha comprometido a impedir que Exxon explore en el área disputada.

Trinidad y Tobago

Se estima que los campos albergan 6,4 billones de pies cúbicos de gas natural, el doble de las reservas probadas de gas en toda la vecina Colombia. Los campos están a menos de 100 kilómetros (62 millas) de Trinidad y Tobago, donde la disminución de la producción nacional ha dejado a las instalaciones de exportación con capacidad adicional que podría llenarse con la producción de Venezuela.

Portavoces de PDVSA y Rosneft en Venezuela declinaron hacer comentarios.

Rosneft tendría dos opciones para exportar el gas. Podría construir una planta de gas natural licuado en Venezuela, o podría conducir el gas a Trinidad, donde hay trenes de GNL con capacidad de reserva.

Los cambios muestran que el gobierno venezolano es pragmático, dado que los campos petroleros deben negociarse en condiciones favorables para ser competitivos, según Antero Alvarado, de la consultora Gas Energy Latin America. Pero expresó dudas sobre cómo Rosneft monetizará el gas.

Venezuela no tiene instalaciones de GNL, dijo Alvarado, y Rusia no tiene fuertes vínculos comerciales con la cercana Trinidad, el lugar obvio para venderla inicialmente. El acuerdo sugiere que Rusia podría presionar para tener una mayor presencia en Trinidad en el futuro.

Participación más profunda

“La profunda participación rusa con el productor regional de energía Trinidad es un motivo de preocupación”, dijo Caracas Capital Markets, una correduría, en una nota a los clientes. “Los rusos ya dominan la producción de gas en Asia y Europa y están desarrollando una capacidad masiva en Siberia y el Ártico”.

Rusia tiene una historia de apoyar a los aliados políticamente alineados como Maduro para desafiar la influencia de los Estados Unidos en los asuntos exteriores. Rosneft ha estado obteniendo los activos de PDVSA desde 2011 cuando compró la participación de la compañía petrolera de Venezuela, en la compañía de refinación Ruhr Oel GmbH en Alemania. Continuó participando en tres proyectos de petróleo pesado en la cuenca del Orinoco, así como dos empresas conjuntas en la región del lago de Maracaibo.

Se endureció

No todos los rusos en la industria petrolera de Venezuela se han beneficado como Rosneft. Lukoil vendió su participación en un proyecto de petróleo pesado venezolano a Rosneft en 2014. A principios de este año, Gazprombank vendió su participación restante en la empresa conjunta Petrozamora en el oeste de Venezuela a un comprador no revelado.

Aún así, los estrechos lazos que Rosneft ha construido con Maduro le dan un incentivo para aprovechar la opoprtunidad.

“Inicialmente, eran los chinos quienes hacían todos los préstamos a los venezolanos, y luego los rusos se hicieron cargo de algunos de los grandes proyectos petroleros en Venezuela, y eso es algo que los rusos quieren proteger y cuidar”. dijo Ruaraidh Montgomery, directora de la firma de investigación energética Welligence Energy Analytics, con sede en Houston.

Chevron ha estado en Venezuela por casi 100 años. Ahora podría verse obligado a irse por Matt Egan – CNN – 19 de Junio 2019

 

Chevron es la última gran compañía petrolera de Estados Unidos que aún opera en Venezuela y podría verse obligada a irse a menos de que los funcionarios de EE.UU. extiendan las exenciones de sanciones que expirarán el 27 de julio. Una salida de Chevron se sumaría a otras importantes compañías estadounidenses que se han retirado del caos en Venezuela en los últimos años.

La pérdida de la experiencia y los recursos de Chevron solo empeoraría las cosas para la industria petrolera de Venezuela, que ya está al borde del colapso bajo el gobierno del asediado presidente Nicolás Maduro. Y podría desencadenar pérdidas para Chevron en un mercado importante en el que ha invertido décadas, dinero y sudor.

“Si Chevron se va, es casi seguro que el país nacionalizará sus activos petroleros”, dijo Muhammed Ghulam, un analista de energía de Raymond James. “Maduro está en una pelea por su país. Necesita todo el dinero y los recursos que pueda obtener”.

Las exenciones de sanciones expirarán pronto

Chevron es una de las compañías petroleras privadas líderes en Venezuela, el país que tiene más reservas probadas de petróleo que cualquier otra nación en el planeta. ExxonMobil y ConocoPhillips se fueron hace años, luego de que el fallecido presidente de Venezuela Hugo Chávez comenzó a nacionalizar los campos petrolíferos de gestión extranjera.

Chevron actualmente tiene cinco proyectos de producción en tierra y en alta mar en Venezuela con PDVSA, la compañía petrolera nacional. Chevron incluso estableció su sede latinoamericana en Caracas.

En enero, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impuso duras sanciones a PDVSA en un intento por expulsar a Maduro. Esas sanciones prohibieron a las compañías estadounidenses hacer negocios con PDVSA.

Sin embargo, el Departamento del Tesoro de EE. UU. otorgó exenciones de seis meses a Chevron y cinco compañías de servicios petroleros: Halliburton, Schlumberger, Baker Hughes y Weatherford International. Esas exenciones, que expirarán el 27 de julio, permiten a las compañías realizar transacciones y actividades con PDVSA.

“Nuestras operaciones en Venezuela continúan cumpliendo con todas las leyes y regulaciones aplicables”, dijo Chevron en un comunicado a CNN Business.

Chevron se negó a decir si ha solicitado que los funcionarios de EE. UU. extiendan las exenciones.

Si las renuncias caducan y las sanciones de EE. UU. siguen vigentes, los analistas dijeron que Chevron tendría que suspender sus empresas conjuntas con PDVSA.

“No hay otra forma de interpretarlo”, dijo Clayton Allen, vicepresidente senior de comercio, políticas y riesgos geopolíticos en los mercados de capitales de altura.

Compañías estadounidenses se han retirado de Venezuela

Chevron se uniría a una larga lista de otras compañías estadounidenses que se han visto obligadas a retirarse de Venezuela.

En 2017, Delta Air Lines y United Airlines suspendieron vuelos a Caracas debido a la inestabilidad del país. General Motors cerró sus operaciones ese mismo año luego de que las autoridades gubernamentales tomaron su planta. Ford también suspendió brevemente las operaciones.

Pepsi canceló sus negocios en Venezuela en 2015, teniendo una pérdida de 1.400 millones de dólares. Otras compañías estadounidenses que han dejado Venezuela incluyen Colgate, Kimberly Clark, Mondelez y Bridgestone (BRDCY).

Ambiente ‘deteriorante’ en Venezuela

La industria petrolera de Venezuela está en una profunda decadencia, debido a los apagones generalizados, la mala gestión y las décadas de subinversión. La producción de petróleo del país ya había caído a un mínimo de 30 años antes de que las sanciones de Estados Unidos entraran en vigencia. La Agencia Internacional de Energía lo describió como la mayor caída en la historia para un productor importante.

Sin embargo, Chevron produjo un promedio de 40.000 barriles de petróleo y gas natural en el país durante el primer trimestre de 2019, según los documentos presentados por la SEC. Eso es menos que los 44.000 barriles durante el mismo periodo de 2018, la mayoría de los cuales era petróleo crudo.

“El entorno operativo en Venezuela se ha estado deteriorando durante algún tiempo”, advirtió Chevron en una presentación de mayo.

Chevron dijo que los “eventos futuros” podrían causar que el ambiente en Venezuela sea “más desafiante”, lo que lleva a “una mayor interrupción y volatilidad del negocio” en los resultados financieros.

Venezuela representa una porción muy pequeña de la producción total de Chevron, que aumentó a 3 millones de barriles por día en el primer trimestre.

Sin embargo, abandonar Venezuela causaría una pérdida de ganancias y probablemente lleve a la compañía a amortizar al menos una parte del valor de sus activos allí.

A principios de 2018, Halliburton pagó por impuestos adelantados 265 millones de dólares para amortizar la inversión restante de la compañía petrolera en Venezuela.

“Continuamos con nuestras operaciones limitadas en Venezuela”, dijo Halliburton en un documento reciente de la SEC, “y estamos evaluando nuestras operaciones” antes de la finalización del 27 de julio de la exención de sanciones.

Halliburton no quiso hacer más comentarios sobre el asunto. Los representantes de Baker Hughes, Schlumberger y Weatherford también se negaron a hacer comentarios o no fueron accesibles.

La larga historia de Chevron en Venezuela

Los vínculos de Chevron con Venezuela se remontan a 1920, cuando la compañía comenzó a explorar en busca de petróleo. Finalmente, en 1946 se descubrió un campo petrolífero ahora conocido como Boscan Field en la parte occidental del país.

Hoy, Chevron posee una participación del 39% en una empresa conjunta con PDVSA que produjo 16.000 barriles por día de petróleo en Boscan Field, que se encuentra en el estado de Zulia.

Chevron también posee participaciones en otras tres empresas conjuntas de producción en tierra, dos de las cuales operan en la Faja del Orinoco de Venezuela.

Además de desarrollar estos proyectos, Chevron ha devuelto dinero a las comunidades locales en Venezuela.

Entre 2006 y 2016, Chevron dijo que invirtió más de 94 millones en las áreas que opera en Venezuela, así como en programas culturales nacionales. Esas inversiones incluyen un programa moderno de instrucción de matemáticas y lectura que apoya a 1.000 maestros y casi 10.000 niños en Venezuela.

Ahora Chevron está reflexionando sobre si tendrá que irse de Venezuela.

Riesgo de nacionalización

Si las exenciones de sanciones no se renuevan y Chevron se retira, la esperanza es que la compañía pueda reanudar sus operaciones una vez que mejoren las relaciones entre Estados Unidos y Venezuela.

Sin embargo, los analistas advierten que no sería una tarea fácil. La infraestructura energética de Venezuela se está desmoronando, y una pausa en la actividad solo la empeoraría.

“Si alguna empresa extranjera regresara, tendría que haber una inyección masiva e inmediata de capital, solo para que las cosas vuelvan a los niveles de 2017 y 2018”, dijo Allen de Height Capital.

La gran preocupación es que el gobierno de Maduro confiscará los activos petroleros de Chevron si la compañía decide irse. Chevron tendría que tomar las escrituras. La ayuda de los tribunales internacionales podría llevar mucho tiempo.

“En última instancia, podría tomar una década o dos”, dijo Jim Rebello, jefe de la práctica de fusiones y adquisiciones de energía en la firma de abogados Duff & Phelps.

Rebello dijo que trabajó para un predecesor de Weatherford cuando los activos petroleros de la compañía en Irán se nacionalizaron.

“Teníamos seis plataformas de perforación en Irán que nunca recuperamos”, dijo.

Chevron sabe de primera mano sobre ese riesgo.

Venezuela nacionalizó su industria petrolera a mediados de la década de 1970, lo que provocó que Chevron y otras compañías extranjeras se retiraran. Chevron no regresó hasta 1996.

Qué países llenaron el vacío que dejó Pdvsa en el mercado estadounidense – El Nacional – 17 de Junio 2019

Las sanciones impuesta por Donald Trump contra el gobierno de Nicolás Maduro han suprimido las exportaciones de petróleo venezolano hacia Estados Unidos, abriendo una oportunidad para otros productores de crudo

1560776635865.jpg

Con Citgo, Venezuela llegó a captar 10% del mercado de gasolina de EE UU

Estados Unidos no ha importado ni un solo barril de petróleo procedente de Venezuela durante las últimas tres semanas.

Se trata de un dato relevante si se considera que el país suramericano tiene las mayores reservas de petróleo del mundo y que durante décadas ha estado entre los principales proveedores de crudo de la mayor potencia del mundo.

No hace mucho, apenas a inicios de este año, la petrolera estatal venezolana, Pdvsa, enviaba más de medio millón de barriles diarios a Estados Unidos.

Esa cifra ya reflejaba un gran descenso en comparación con los años de mayor producción petrolera de Venezuela, a finales de la década de 1990, cuando las ventas de crudo a Estados Unidos llegaron a rozar los 2 millones de barriles diarios, según datos de la Administración de Información Energética de Estados Unidos (EIA, por sus siglas en inglés).

La caída registrada en las últimas semanas, no obstante, no es consecuencia del descenso en la producción de Pdvsa sino de las sanciones aplicadas por la Casa Blanca en contra del presidente venezolano Nicolás Maduro.

En enero pasado, el gobierno de Donald Trump anunció la congelación de los fondos procedentes de la compra de petróleo a Venezuela.

En menos de cinco meses, las sanciones de Donald Trump llevaron las importaciones estadounidenses de petróleo venezolano a cero| GETTY IMAGES

La medida buscaba forzar la salida del poder de Maduro, cuya legitimidad Washington cuestiona por haber sido elegido en mayo de 2018 en unos comicios cuestionados por una parte de la comunidad internacional.

Las sanciones contemplaban unas autorizaciones temporales para el cumplimiento de contratos existentes por lo que las importaciones de crudo venezolano fueron disminuyendo a lo largo de estos últimos cuatro meses hasta llegar al punto actual.

Pero, como ocurre en todo mercado, el frenazo de los envíos de Pdvsa ha significado al mismo tiempo el surgimiento de una oportunidad para que otros países aumenten sus exportaciones a Estados Unidos.

Entonces, ¿quiénes han resultado beneficiados con esta nueva situación?

Un hueco difícil de llenar

El principal cliente del crudo venezolano en Estados Unidos era Citgo, una subsidiaria de Pdvsa que llegó a tener en Estados Unidos ocho refinerías y miles de estaciones de servicio propias.

La adquisición de Citgo, realizada después de la nacionalización petrolera ocurrida en Venezuela en la década de 1970, formaba parte de la estrategia de internacionalización de Pdvsa, que buscaba, entre otros objetivos, garantizar la entrada del crudo venezolano en el mercado estadounidense.

Después de Citgo, Valero Energy era otro gran comprador del petróleo venezolano| GETTY IMAGES

Los otros grandes compradores de crudo venezolano en Estados Unidos son la empresa Valero Energy Corp y la transnacional Chevron.

“En el año 2018, 98% de las exportaciones de petróleo de Venezuela hacia Estados Unidos tuvieron como destino refinerías en la Costa del Golfo”, dice Mason Hamilton, analista principal de mercados petroleros de la EIA, en conversación con BBC Mundo.

En esa región hay un conjunto de centros de refinación que desde hace décadas están adaptados total o parcialmente para procesar el petróleo venezolano.

“El crudo venezolano es muy pesado, muy viscoso y tiene un alto contenido en azufre. Así que no lo puedes sustituir con cualquier tipo de petróleo pues tendrías que incurrir en grandes costos para hacer numerosos cambios. Por eso, lo que las refinerías hacen es intentar reemplazarlo con crudos similares”, señala Hamilton.

La extracción del petróleo es la principal fuente de divisas de Venezuela| GETY IMAGES

Según el experto, otros países que tienen petróleo pesado de este tipo son Canadá y México. También en parte Arabia Saudita, Irak, Colombia y Ecuador.

“Últimamente hemos visto un incremento significativo de importaciones de crudo de Canadá en la Costa del Golfo de Estados Unidos y, en cierta medida, de México, Irak, Colombia y también un poco de Ecuador”, apunta Hamilton.

Matt Smith, director de investigación de materias primas de ClipperData, una empresa especializada en seguimiento al transporte global de petróleo por vía marítima, señala que tras las sanciones a Venezuela, los crudos pesados procedentes de América Latina han sido la fuente obvia para sustituir el crudo venezolano, dada la cercanía geográfica.

“Vimos una respuesta inmediata en un repunte de las exportaciones de México en febrero y, en los últimos meses, hemos observado mayores volúmenes procedentes de lugares como Brasil, Ecuador y Colombia. Incluso hemos visto crudo pesado llegando de lugares más lejanos como Rusia, Kazajistán y Reino Unido”, señala Smith.

En respuesta a una consulta de BBC Mundo, Ray Fohr, asesor de Asuntos Corporativos de Chevron, envió un mensaje en el que señaló que esa empresa “trabaja activamente para garantizar que continúan suministrando a sus clientes combustibles y lubricantes de la mayor calidad, al tiempo que siguen cumpliendo con todas las leyes y regulaciones”.

BBC Mundo hizo consultas similares a Citgo y Valero pero no obtuvo una respuesta a la hora de publicar este artículo.

Venezuela no tiene las reservas petroleras más grandes del mundo por David Morán B. – La Patilla – 14 de Junio 2019

EEUU es el país con las mayores reservas petroleras del mundo, según estimaciones de consultora noruega Rystad Energy. Venezuela ocupa el noveno lugar detrás de China | Informe Rystad Junio 2019

Según la más reciente revisión (junio 2019) de la consultora Rystad Energy de los recursos petroleros recuperables en el mundo, Venezuela no tiene las reservas probadas más grandes del mundo.

Oficialmente, Venezuela tiene las reservas de petróleo crudo más grandes del mundo con 303 mil millones de barriles de reservas probadas. Sin embargo, gran parte de este petróleo es crudo extrapesado y puede que no sea económico producirlo a los precios vigentes. Por lo tanto, es posible que una parte de los barriles de Venezuela ya no se encuentre en la categoría de “reservas probadas”.

Las reservas probadas de Venezuela pasaron de 77 mil millones de barriles en 2005 a 297 mil millones de barriles en 2014. La principal razón para ello no fue un montón de nuevos descubrimientos de petróleo. No, era el hecho de que los precios del petróleo habían alcanzado los tres dígitos, lo que hacía que la producción de petróleo extra pesado de Venezuela fuera económica. En otras palabras, los “recursos” (el petróleo en el suelo) se trasladaron a la categoría de “reservas probadas” (petróleo que es económicamente factible de producir).

Venezuela, reportó a la Opep, que para el cierre del año 2017, contaba con 302.809 millones de barriles de petróleo como reservas probadas.

La revisión anual de Rystad Energy proporciona una clasificación consistente de los recursos petroleros recuperables en reservas probadas, probables y esperadas, así como también recursos recuperables contingentes y prospectivos. Las “reservas probadas” se refieren a una estimación estadística conservadora del petróleo de campos y pozos ya operados por las compañías petroleras y aprobados por los gobiernos. Los “recursos contingentes” abarcan el petróleo recuperable en proyectos no autorizados, mientras que los “recursos prospectivos” son estimaciones arriesgadas de campos no descubiertos.

Rystad Energy aplica los estándares de la Society of Petroleum Engineers (SPE) para evaluar reservas y recursos. Como tal, la comparación de reservas está estandarizada en todo el mundo, logrando una coherencia entre los países de la OPEP y los países que no pertenecen a la OPEP, así como entre los recursos convencionales y los no convencionales. Otras fuentes públicas de reservas mundiales de petróleo, como la Revisión Estadística de British Petroleum, (BPSR en iglés) se basan en informes oficiales de las autoridades nacionales, que a menudo informan los recursos de acuerdo con diversos y opacos conjuntos de estándares.

Venezuela, así como otros países de la OPEP, incluye petróleo prospectivo en sus informes oficiales de reservas. Otros productores que no pertenecen a la OPEP, como China y Brasil, proporcionan estimaciones oficiales conservadoras que incorporan solo los campos existentes.

Los números de Rystad Energy retan severamente las cifras oficiales de Venezuela, al calcular que Venezuela tiene 68 mil millones de barriles de recursos petroleros recuperables (2PCX), 2 mil millones menos que en la revisión anterior (junio 2018).

En esta oportunidad destacan que las cifras oficiales de Venezuela y Kuwait son superiores a cualquier categoría del Sistema de Gestión de los Recursos Petroleros de la Sociedad de Ingenieros Petroleros (SPE en inglés).

Indican además que las cifras oficiales de Venezuela que se reflejan en el BPSR, están en el caso de “reservas probadas 1P” están sobrestimadas en 4.818%  y el en caso de “reservas probadas + probables 2P” (2PC)  estarían sobrestimadas en 1.042%

Señalan que la producción actual de Venezuela es de 900.000 barriles diarios, y que a esa tasa de producción, los recursos recuperables se agotarían en 212 años, según las estimaciones de Rystad o en 303 años según los datos oficiales publicados en el BPSR.

Entonces, ¿por qué la discrepancia entre las cifras oficiales y las de Rystad? Parte de la diferencia se debe a las diferentes estimaciones de la viabilidad comercial del crudo extrapesado de la Faja del Orinoco, entre 8° – 11° API , un umbral clave para el estado de las reservas probadas.

El grupo Rystad con sede en Oslo también analiza el rendimiento de la producción, la perforación y la actividad exploratoria para estimar las reservas para campos individuales. Como resultado, la caída del precio del petróleo desde 2014 y la consiguiente turbulencia económica en Venezuela ha arrastrado gravemente sus estimaciones de reservas para el país.

“La principal razón por la que los recursos petroleros en Venezuela se han revisado a la baja se debe a las menores perspectivas de los precios del petróleo”, dijo el analista de Rystad, Aditya Ravi, en 2017. “El menor precio del petróleo ha afectado especialmente a Venezuela y la producción en el país ha disminuido más rápido de lo que estimamos por primera vez”.

De hecho, si bien las reservas oficiales de Venezuela han aumentado desde el año 2000 debido a que los precios del petróleo aumentaron el optimismo, la producción petrolera del país se dirigió en dirección opuesta desde que Chávez llegó al poder en 1998. Y con Maduro desde 2013, los problemas se agravaron.

Las mayores reservas están en EEUU

En su informe de Junio 2019 de los recursos petroleros recuperables del mundo, Rystad Energy encuentra que los Estados Unidos tienen actualmente 293 mil millones de barriles de recursos petroleros recuperables. Esto es 20 mil millones de barriles más que Arabia Saudita y casi 100 mil millones de barriles más que Rusia. La estimación de Rystad Energy del petróleo recuperable en los EE. UU. también es cinco veces más que las reservas comprobadas oficialmente publicadas, según se publicó en el  BP Statistical Review of World Energy 2019.

En el estudio de Rystad, los 10 países con mayores recursos petroleros recuperables (2PCX) son:

 

“Los informes oficiales de reservas de Arabia Saudita indican una revisión al alza del 10%, pero no vemos aumentos en la actividad que justificarían una actualización tan grande, por lo que esta revisión podría deberse a cambios en la metodología de informes. La revisión del 20% de las reservas oficiales de EE. UU., por otro lado, se debe a las mayores reservas informadas por los operadores y se basa en normas más estrictas de la Comisión de Intercambio de Seguridad de EE. UU.”, dice Per Magnus Nysveen, Director de Análisis de Rystad Energy

“Aproximadamente 5 millones de barriles por día de capacidad de producción mundial de petróleo están inactivos por varias razones: menos perforación en el mar, sanciones contra Irán, inestabilidad continua en Libia, colapso económico en Venezuela, saqueo y sabotaje en Nigeria y cortes voluntarios por parte de la OPEP y su aliados ”, dice Paola Rodriguez-Masieu, analista del mercado petrolero de Rystad Energy.

La previsión gradual de esta supresión de la producción de petróleo y el crecimiento sostenido de la producción de crudo de Estados Unidos, combinado con la reducción de la demanda de petróleo debido a los conflictos comerciales, se prevé que ponga un firme freno a los precios del petróleo durante un par de años, según analistas del mercado petrolero. Rystad Energy (lapatilla.com)

 

Colombia fue el segundo país del mundo que más exportó petróleo a EEUU en la última semana de mayo – La Patilla – 8 de Junio 2019

Referencial. Instalaciones de Ecopetrol en el campo Castilla en Colombia. Fotografía tomada el 26 de junio de 2018. REUTERS / Luisa Gonzalez /

Con 738 mil b/d Colombia se convirtió en el segundo país, luego de Canadá, que más exportó petróleo crudo a los refinadores de Estados Unidos.

Alcanza así un pico reciente, que no alcanzaba desde la semana culminada el 4 de julio de 2017, cuando los refinadores recibieron estadounidenses recibieron 772 mil b/d de crudos colombianos.

Canadá por mucho es el primer proveedor de crudo, principalmente pesado, de EEUU. Tiene una poderosa industria que combina técnicas de explotación de yacimientos convencionales, minería petrolera, yacimientos no convencionales (fracking) y yacimientos de crudos extrapesados. Exportó la asombrosa cantidad de 3,86 millones de b/d en la última semana de mayo.

Luego de Canadá y Colombia, Irak (575 mil b/d), México (510 mil b/d) y Arabia Saudita (408 mil b/d) completaron el “Top five” de la última semana de mayo.

El principal  crudo pesado que produce Colombia, es la segregación Castilla, producido por Ecopetrol, de 18,8° API y 1,97% de azufre, que compite en el mercado de crudos pesados y ácidos con la segregación Merey 16° API y 2,45% de azufre de Venezuela. Colombia también comercializa las segregaciones pesadas Rubiales (12,5° API y 1,3% de azufre) y Nare (11,1°API y 1,6% de azufre).

Venezuela, con Pdvsa bajo sanciones del gobierno de EEUU, no exportó crudo a los refinadores de EEUU en las dos últimas semanas del mes de mayo.

Colombia busca revitalizar su industria de hidrocarburos

Siete empresas han presentado ofertas por 11 contratos de exploración petrolera en Colombia, dijo el martes la Agencia Nacional de Hidrocaburos (ANH) de Colombia.

Frontera Energy, Geopark, Ecopetrol, Hocol, Parex Resources, Gran Tierra Energy y ONGC Videsh han presentado un total de 19 ofertas, dijo la ANH. Diez de los bloques están en tierra y uno es costa afuera.

Al menos 22 empresas estaban calificadas para ofertar en 20 bloques en oferta en la subasta. Los resultados de la licitación se esperan para mediados de julio.

“Por primera vez en la historia de Colombia, una oferta de bloques obtuvo un 55% de éxito”, dijo el jefe de la agencia, Luis Miguel Morelli.

Otros postores calificados incluyen CNE Oil and Gas, Occidental Petroleum, Hunt Overseas Oil Company, Amerisur Exploracion, Mansarovar Energy y Noble Energy

Colombia espera recibir alrededor de 1.500 millones de dólares en inversión petrolera en los próximos meses de esta ronda de licitaciones, así como un proceso de licitación permanente recientemente lanzado, dijo Morelli.

El gobierno espera que el nuevo proceso y los términos contractuales modificados para la exploración en alta mar aumenten su sector petrolero, que se encuentra estancado durante mucho tiempo. La exploración en alta mar y en tierra firme se detuvo cuando los precios mundiales se desplomaron.

Compañías como Royal Dutch Shell, Noble, Exxon, Repsol y Parex ya se han registrado para operar nuevos bloques este año.

Las reservas de crudo del país aumentaron un 9,9% el año pasado a 1,96 mil millones de barriles, o equivalente a 6,2 años de producción. El gobierno quiere aumentar las reservas a por lo menos 10 a años equivalentes.

Maduro desafía a EEUU y le envía más petróleo a Cuba por Zenaida Amador – ALnavío – 5 de Junio 2019

Sin importar las sanciones impuestas por Washington ni el desplome de los ingresos petroleros, que no alcanzan para atender las necesidades básicas de la población venezolana, Nicolás Maduro decidió elevar el envío de hidrocarburos subvencionados a Cuba para mitigar la crisis que enfrenta La Habana.
Maduro decidió elevar el envío de petróleo subvencionado a Cuba / Foto: PDVSA
Maduro decidió elevar el envío de petróleo subvencionado a Cuba / Foto: PDVSA

No pasa un día sin que el chavismo le manifieste al mundo que su única prioridad es garantizar la supervivencia política del socialismo revolucionario y así lo confirman las más recientes cifras de exportaciones venezolanas, según las cuales Nicolás Maduro elevó a 91.000 barriles diarios en mayo los despachos petroleros subvencionados a Cuba.

Esta cifra se aproxima al promedio de 100.000 barriles diarios de hidrocarburos despachados a La Habana durante el boom de precios petroleros en la gestión de Hugo Chávez, pero que en los últimos años se había debilitado en consonancia con el deterioro productivo venezolano y el menor volumen de barriles exportables, así como por el impacto de las sanciones de Estados Unidos.

El régimen cubano recién había aplicado un plan especial de racionamiento de alimentos y de otros bienes básicos a la población para tratar de compensar el recorte en los envíos petroleros de Venezuela, que es su aliado estratégico de supervivencia económica. Maduro revirtió la medida y ahora le da un respiro a La Habana, aunque con ello asfixie a los venezolanos.

De hecho, si bien la producción petrolera venezolana se ha ido a pique por el efecto de la desinversión y el manejo político del sector, un reporte de la agencia Reuters indica que las ventas de crudo y combustibles se habían logrado mantener en la etapa inicial del año gracias a que el país había drenado parte de los inventarios petroleros. Sin embargo, en mayo las exportaciones bajaron a 874.500 barriles por día, 17% menos que en abril.

Las exportaciones petroleras son la fuente de 96% de las divisas que recibe la economía venezolana. Pero no todo lo que se exporta genera ingresos a la nación. De esos 874.500 barriles por día exportados en mayo hay que restar cerca de 280.000 barriles diarios destinados a pagos de deuda a China y Rusia, más los 91.000 barriles subvencionados a La Habana. El resultado de mayo es equivalente a cerca de un dólar per cápita al día.

Entre 2012 y 2018 las exportaciones petroleras se contrajeron en 68,14%, lo que en buena medida explica la profunda recesión en la que se encuentra la economía venezolana.

Este cuadro, que evidencia el empobrecimiento de la nación, no influyó en la decisión política de Maduro de darle un espaldarazo al castrismo cubano; tampoco lo hizo que en Venezuela, el país con las mayores reservas petroleras del mundo, se raciona la gasolina ante la imposibilidad de producir lo que el mercado interno requiere para operar.John Bolton responsabiliza a Cuba de la crisis en Venezuela / Flickr: Gage Skidmore

Destaca el hecho de que el aumento en los despachos a Cuba ocurrió en medio de las sanciones aplicadas por Estados Unidos a cargueros y compañías navieras que tomaron parte en el envío de petróleo venezolano a La Habana. Ya en ALnavíohabíamos reseñado que frente al cerco de Washington Maduro había ordenado militarizar los buques para garantizar los suministros, razón por la cual los equipos del ejército colocados a bordo de los petroleros portaban armas laterales y rifles automáticos AK-103 de fabricación rusa.

Se trata de una retadora respuesta del frente chavista-castrista al cerco de Donald Trump contra el comunismo en la región, por lo que es de esperarse una escalada por parte de Washington.

Un primer paso lo dio el Departamento del Tesoro de Estados Unidos al anunciar que desde este 5 de junio quedan restringidos los viajes culturales o educativos grupales de ciudadanos de ese país a Cuba, y también los viajes con barcos de pasajeros o comerciales y aviones privados o comerciales. Esta medida promete secar una fuente de ingresos de La Habana.

“Los dólares americanos fuera de las manos de los militares cubanos, el espionaje y los servicios secretos”, aseguró el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, para quien Cuba “continúa proporcionando una plataforma comunista en la región y apoyando a adversarios estadounidenses en lugares como Venezuela y Nicaragua al fomentar la inestabilidad, socavar el Estado de derecho y suprimir los procesos democráticos”.

El asesor de seguridad de la Casa BlancaJohn Bolton, dijo por su parte que Cuba ha continuado apuntalando al régimen ilegítimo de Maduro en Venezuela y será responsable de la crisis que él ha provocado. “Seguiremos realizando acciones para restringir el acceso del régimen cubano a los dólares estadounidenses”, aseguró.

Ante la certeza de que el cerco crece Rusia salió en defensa de sus aliados. “Les prestaremos todo tipo de ayuda” a los cubanos ante las acciones de EEUU, dijo Yuri Borísov, viceprimer ministro ruso, al reconocer que Cuba es un socio clave para Moscú en Latinoamérica con el que mantiene estrechos vínculos. Mientras que el embajador de Rusia en CaracasVladímir Zayemski, contradijo las declaraciones de Trump sobre el retiro de agentes rusos de Venezuela asegurando que su país mantiene a los expertos militares en territorio venezolano en los términos acordados con Nicolás Maduro.

Qué significa que India deje de comprar petróleo venezolano – BBC News – 3 de Junio 2019

 

Nicolás Maduro.
Las presiones de Washington contra Maduro están afectando las exportaciones de crudo venezolano a India.

Venezuela cuenta con las reservas probadas de petróleo más grandes del mundo, pero cada vez enfrenta más dificultades para venderlo.

Y todo indica que se volverá más difícil: el pasado 24 de mayo, el embajador de India en Estados Unidos, Harsh Vardhan Shringla, informó en una reunión con periodistas que su país había detenido la compra de crudo venezolano.

El país sudamericano registra desde hace tres años una caída sostenida de la producción de crudo que ha pasado de 2,4 millones de barriles diarios en diciembre de 2015 a 830.000 barriles diarios en abril pasado.

Esa cifra es la más baja desde enero de 2003, cuando en la petrolera estatal venezolana, Pdvsa, hubo una inédita huelga en la que participaron miles de trabajadores que se oponían al entonces presidente Hugo Chávez.

Desde que en enero pasado Estados Unidos decidió sancionar al gobierno del mandatario Nicolás Maduro con la suspensión del pago de las ventas de crudo -lo que en la práctica equivale a la paralización de las importaciones de petróleo- la producción venezolana ha caído en casi 400.000 barriles al día, según cifras de la Agencia de Información de Energía de Estados Unidos.

La medida de la Casa Blanca significó un golpe fuerte para las finanzas del gobierno venezolano, pues Estados Unidos era para la época el principal comprador del crudo y su mayor fuente de divisas en efectivo.

Antes de las sanciones, entre 40% y 50% del petróleo venezolano iba a EE.UU. y el resto iba principalmente para India y para China, que importaban un poco más de 20% cada uno”, explicó Hari Seshasayee, analista del Wilson Center, a BBC Mundo.

Barco en puertoVenezuela necesita encontrar nuevos clientes para el crudo que EE.UU. ya no le comprará.

La decisión de Washington otorgó a India una posición de gran relevancia para la economía venezolana, al convertirle en el primer comprador de su crudo.

Considerando las grandes necesidades de energía importada que tiene la economía de India, inicialmente los analistas contemplaron la posibilidad de que ese gigante asiático pudiera absorber los casi 500.000 barriles diarios que le compraba Washington a Caracas.

Esa hipótesis, sin embargo, pronto quedó descartada y ahora, tras el anuncio del embajador indio en Washington, lo que parece estar sobre la mesa es el cierre del mercado de India al crudo venezolano.

Detención del flujo

El vínculo energético entre Venezuela e India se estableció en torno a 2005, cuando el entonces presidente Chávez suscribió con el país asiático un acuerdo de cooperación en ese sector que contemplaba proyectos conjuntos de exploración y explotación petrolera en el país sudamericano.

PdvsaLa producción de la petrolera estatal Pdvsa ha caído de forma sostenida durante los últimos tres años.

Fue también en esa época cuando el crudo venezolano empezó a fluir en dirección a India a través de dos empresas Reliance Industries y Essar, esta última compañía fue adquirida por la empresa rusa Rosneft en 2017 y rebautizada como Nayara Energy.

De acuerdo con datos de la embajada de India en Caracas, las exportaciones petroleras hacia ese país alcanzaron su cénit en 2013-2014, cuando representaron ventas anuales por US$14.000 millones.

Sin embargo, desde el anuncio de las sanciones estadounidenses la exportación de crudo venezolano a India en lugar de aumentar se ha enfrentado con crecientes dificultades.

En marzo pasado, Reliance desechó abiertamente la posibilidad de incrementar las compras de petróleo venezolano.

El anuncio se produjo poco después de que el secretario de Estado de EE.UU. Mike Pompeo, se reuniera con el secretario de Relaciones Exteriores de India, Vijay Gokhale, para solicitarle que su país no sea “el salvavidas económico del régimen de Maduro”.

Nuestra filial en EE.UU. ha parado por completo todos los negocios con la petrolera estatal de Venezuela, Pdvsa, y su matriz global no ha incrementado las compras”, afirmó un portavoz de la empresa india en un correo enviado entonces a la agencia de noticias AFP.

Mike Pompeo.El secretario de Estado de EE.UU., Mie Pompeo, le pidió a India que no sirva como salvavidas económico para el gobierno de Maduro.

Reliance también informó que había suspendido la venta a Pdvsa del diluyente que esa empresa requiere para poder comercializar el crudo extra pesado, que conforma la mayor parte de las reservas de Venezuela.

Posteriormente, en abril pasado, la empresa india divulgó una nota de prensa en la que negó que estuviera participando en un esquema para pagar a través de terceros las compras de petróleo a Pdvsa.

Reliance explicó que desde antes de la imposición de las restricciones estadounidenses compraba crudo venezolano a empresas como Rosneft, las cuales tienen derecho a recibir petróleo de ese país como parte de un esquema para el pago de una deuda existente.

“Desde que fueron impuestas las sanciones, Reliance ha hecho esas compras con el pleno conocimiento y aprobación del Departamento de Estados de EE.UU. y Reliance le ha informado de forma específica sobre las transacciones y los volúmenes. Esas transacciones no conllevan a ningún pago a Pdvsa y no violan las sanciones y políticas de Estados Unidos”, apuntó.

Caída libre

Harsh Vardhan ShringlaEl embajador Harsh Vardhan Shringla también dijo que India había suspendido la compra de petróleo a Irán.

Sin embargo, el mayor golpe a las perspectivas de venta de petróleo venezolano a India vino la semana pasada, cuando el embajador Harsh Vardhan Shringla, en una reunión con periodistas para hablar de la victoria electoral del primer ministro Narendra Modi, dijo que su país había suspendido la compra de crudo venezolano. En esa misma reunión anunció el cese de importaciones del crudo desde Irán.

El diplomático, sin embargo, no aclaró si se refería a toda la importación de crudo procedente de Venezuela (incluyendo el que se adquiere a través de Rosneft) o no.

En cualquier caso, empresas especializadas en seguimiento al transporte global de petróleo por vía marítima como ClipperData han publicado información según la cual, al menos hasta abril pasado, el crudo venezolano seguía siendo transportado hasta China, India y algunos países europeos.

Hari Seshasayee explicó a BBC Mundo que cuando Washington anunció las sanciones contra Venezuela, Reliance negoció con las autoridades estadounidenses una reducción gradual en lugar de una paralización inmediata de las importaciones del petróleo venezolano.

“Yo creo que esa reducción ya puede haber ocurrido”, dijo Seshasayee, quien apuntó que Reliance era la empresa india que compraba mayor cantidad de crudo de venezolano, al importar entre 80% y 90% de todo el petróleo venezolano que entraba en el país.

De acuerdo con ClipperData, las exportaciones de petróleo venezolano hacia India promediaron los 300.000 barriles diarios en 2018.

Tanquero de Pdvsa.El seguimiento al tráfico de tanqueros revela que, al menos hasta abril, aún había petróleo venezolano que llegaba hasta India.

Pero, ¿qué implicaría para Venezuela el cese absoluto de sus exportaciones petroleras a India?

“Sería un impacto muy grande. Después de las sanciones, India se convirtió en el primer comprador de petróleo venezolano”, apunta Seshasayee, quien destaca que mientras las ventas a India son una fuente de dinero fresco para Venezuela, la mayor parte del crudo enviado a China se usa para pagar deudas previamente contraídas con Pekín.

Matt Smith, director de investigación de materias primas de ClipperData, coincide en que la suspensión de las compras de crudo por parte de India tendría un impacto notable.

“Si ellos dejaran de comprarlo, parece poco probable que podrán colocarlo en algún otro sitio“, afirma.

“La economía de Venezuela ya se encuentra en caída libre, por lo que la pérdida de India como destino para su crudo solamente aumentaría la agonía”, advierte.

Línea
A %d blogueros les gusta esto: