elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Petróleo

La triste historia de Venezuela en la OPEP por Juan Antonio Avellaneda – KonZapata – 10 de Diciembre 2018

Venezuela siempre fungió como un árbitro y un conciliador de las diferencias árabes dentro de la OPEP. La opinión de Caracas fue siempre respetada en los 58 años de historia de la OPEP. En estos momentos, cuando la OPEP parece estar encaminada a desaparecer, y las tensiones entre sus miembros árabes se encuentran en niveles de alta tensión, Venezuela juega un papel nulo.
Manuel Quevedo sin peso en la OPEP /Foto: @MQuevedoF

Manuel Quevedo sin peso en la OPEP /Foto: @MQuevedoF

La semana pasada el mundo energético recibió una inesperada y sorpresiva noticia. Saad Al-Kaabi,ministro de Energía de Qatar anunció que su país se retiraba de la OPEP luego de permanecer 57 añosformando parte del bloque. Argumentó que su país se dedicará casi exclusivamente al negocio del Gas Líquido o LNG, tal como se le conoce en los mercados.

La OPEP fue fundada en 1960 por Irán, Iraq, Kuwait, Arabia Saudita y Venezuela. Qatar se unió a la Organización en 1961. Este país del Medio Oriente tiene una producción de crudo de 1,5 millones de barriles diarios por lo que los expertos piensan que la salida de la OPEP no ocasionará impactos de relevancia en los precios del petróleo.

La conferencia 175 concluida el pasado viernes demostró la debilidad de la OPEP y el control casiabsoluto de Arabia Saudita. Sin acuerdo claro se concluyó que el recorte de petróleo será consultado con países no-miembros antes de hacerlo oficial.

Sin embargo el componente político de esta salida puede generar eventos que afectarían la estabilidaden el Medio Oriente.

En junio de 2017, Arabia Saudita acusó al gobierno de Doha de estar financiando grupos terroristas chiitas (pro Iran) en la región por lo que decretó un boicot económico contra Qatar. Ambos paísescomparten frontera. Bahrain, Egipto y los Emiratos Árabes Unidos, aliados religiosos de los sauditas,siguieron los pasos aislando a Qatar.

Las tensiones son de tal nivel que equipos deportivos que lleven la publicidad de Qatar Airways si desean jugar en ciudades como Abu Dhabi , Dubai y EL Cairo, entre otras, deben cambiar de uniformeque lleva el logo de la línea área qatarí.

Igualmente, aquellos que lleven la publicidad de Fly Emiratos deben eliminarla si desean jugar en Doha capital de Qatar.

Esta tensión del eje Qatar-Iran vs. Arabia Saudita y sus aliados había sido controlado por la diplomacia internacional. Pero la salida de Qatar de la OPEP crea de nuevos temores dado que Arabia Saudita es el socio principal del bloque petrolero.

La conferencia 175 concluida el pasado viernes demostró la debilidad de la OPEP y el control casiabsoluto de Arabia Saudita. Sin acuerdo claro se concluyó que el recorte de petróleo será consultado con países no-miembros antes de hacerlo oficial.

Es decir, las decisiones de la OPEP deben llevar el visto bueno de Rusia antes de ejecutarse. Es obvio que Arabia Saudita busca un acuerdo con Rusia para manejar los precios del crudo. La OPEP pareciera por lo tanto tener los días contados.

En la conferencia, a los representantes sauditas y de los Emiratos Arabes se les preguntó con insistenciasobre la salida de Qatar, a lo que contestaban lo mismo que anunció Al-Kaabi: que la salida era puramente por motivos de estrategia económica.

Venezuela siempre fingió como un árbitro y un conciliador de las diferencias árabes dentro de la OPEP.La opinión de Caracas fue siempre respetada en los 58 años de historia de la OPEP. En estos momentos, cuando la OPEP parece estar encaminada a desaparecer, y las tensiones entre sus miembros árabes se encuentran en niveles de alta tensión, Venezuela juega un papel nulo. Y ello se notaba en el hecho de que los medios de comunicación no buscaban a la representación de Caracaspara entrevistarlos sobre el tema Qatar. La opinión de Venezuela dentro de la OPEP es de poco peso.La opinión del ministro Manuel Quevedo no se escucha.

Una producción petrolera en decadencia y ya acercándose a niveles de un millón de barriles diarios, más la debilidad mostrada esta semana pasada en Viena, lleva a esta triste conclusión: Venezuela hoy no figura en el mapa energético mundial.

Maduro inks deal with Russia to boost Venezuela oil output 1 million b/d – Platts – 6 de Diciembre 2018

Russia will invest $5 billion to raise Venezuela’s oil production by 1 million b/d under a new economic agreement, Venezuelan President Nicolas Maduro said Thursday.

“We have signed contracts to guarantee investments of more than $5 billion with our Russian partners in joint ventures to raise oil production,” Maduro said on Venezuelan state TV channel VTV.
Venezuela pumped 1.18 million b/d in October, according to the latest S&P Global Platts OPEC production survey, down from 2.09 million b/d two years ago.
The agreements would involve joint ventures between Venezuela’s state-owned company PDVSA and its Russian partners in Venezuela, although Maduro did not specify which companies would be involved.
Maduro made the announcement during his visit to Moscow. After a meeting with Russian President Vladimir Putin, Maduro also said Russia will supply 600,000 mt of wheat to Venezuela in 2019.
Maduro said mining contracts with Russian companies were also signed, including a $1 billion investment for the production of gold, in addition to possible investments in diamond mining.
“These agreements put us in an advantageous situation to stabilize the Venezuelan economy between 2016 and 2025,” Maduro said.
Neither the Kremlin nor Rosneft, which is the most likely partner in the oil deal, released anything on the issue. Both were unavailable for comment.
Rosneft has stakes in five Venezuelan oil projects with PDVSA: Petromonagas, Petrovictoria, Petroperija, Boqueron and Petromiranda. Gazprom Bank has stakes in the Petrozamora project with PDVSA.
According to Patricia Ventura Nicolas, senior analyst with IPD Latin America, the Russian joint ventures with PDVSA are expected to produce an average of 234,000 b/d in 2018.
“Taking into account all of Venezuela’s challenges it is difficult to see increasing production soon,” she said. “Although, it is difficult to say with certainty without looking at the business plan for this investment.”
“That $5 billion, based on past experience, is going to be disbursed over time,” Ventura said. However, this investment will hardly solve the country’s lack of diluent, and challenges PDVSA faces stemming from unreliable power, human resources and cash flow, she said.
The only joint venture working on start-up projects are Rosneft’s Petromiranda and Petrovictoria. Both are operating in the Orinoco Heavy Oil Belt.
Petrovictoria has better geology than Petromiranda, making it a better candidate for investment dollars, she said. However, a lack of diluent prevents extra-heavy oil output from increasing at the Orinoco Belt, she added.
Last year, Rosneft began production at the Petrovictoria. This joint venture plans to drill 571 wells in the North Carabobo 2 and C40 blocks in the Orinoco, reaching a total production of around 400,000 b/d, PDVSA has said.
According to Rosneft, the engineering of permanent infrastructure for Petrovictoria began earlier this year.
Rosneft also signed an agreement with the Venezuelan government to create a JV in the Patao, Mejillones and Rio Caribe offshore gas fields, located on the Paria peninsula in the eastern part of the country.
Russia has become a major financier of the struggling South American nation.
According to Reuter’s estimates, the Russian government and Rosneft have lent Venezuela at least $17 billion since 2006.
In November, Rosneft gave an update on Venezuelan payments, announcing it has cleared $1.5 billion of prepayments in the first nine months of 2018, with a total of $3.1 billion still outstanding.

Profundo por Ibsen Martinéz – El País – 27 de Noviembre 2018

download

Tan solo José Ignacio Cabrujas, el gran satírico venezolano, brindó en su dramaturgia la cifra de lo que el petróleo realmente obró en nuestros espíritus.

La condición de comarca petrolera habitada originalmente por “grandes comedores de serpientes” —la imagen es del poeta Rafael Cadenas— hizo de Venezuela, durante todo el siglo XX, el tema de una novelística de intención redentora en la que el invariable villano era un gringo con casco de corcho, piqueta de geólogo y brújula Brunton.

El argumento de esas novelas fue también invariable: el hallazgo de inmensos yacimientos de hidrocarburos desquiciaba la Arcadia agrícola, feliz y virtuosa que creíamos ser. En los campamentos de nuestras ficciones petroleras anidaba la pereza, la prodigalidad, la imprevisión, las putas y el juego. El corolario de esas figuraciones es que el excremento de diablo trastocó nuestra índole, que antes de la llegada de la Standard Oil Co. no nos iba mal ni éramos tan malas personas. Ese gringo taimado y codicioso nos traspasa desde Rómulo Gallegos hasta Adriano González León.

En el ámbito de las ideas que el petróleo indujo en nuestras élites, el siglo XX solo parió una frase de resonancia agrícola “¿sembrar el petróleo?” que, a decir verdad, como campanuda consigna de política pública no nos llevó muy lejos.

Tan solo José Ignacio Cabrujas (1937-1995), el gran satírico venezolano, brindó en su dramaturgia la cifra de lo que el petróleo realmente obró en nuestros espíritus.

Los personajes de su pieza teatral Profundo cavan en el piso del cuarto trastero de un decrépito caserón caraqueño en busca del proverbial entierro que ha de sacarlos de la pobreza, aunque no de la ruindad.

Los espectadores nunca llegan a saber cuándo ocurren estos hechos porque los personajes cavan fuera del tiempo. Sin embargo, pocas veces ha dado nuestra literatura dramática algo de tan irreductible actualidad. Uno de los habitantes, Lucrecia, tiene visiones que agrandan sus desvelos de recién casada. En ellas, un fraile muerto en el siglo XVII imparte vagas admoniciones desde el más allá. Las visiones de Lucrecia corroboran las advertencias de una vieja rezandera, oficiante de nuestro particular catolicismo sincrético: los habitantes del caserón deben esforzarse en ser buenos, en apartar de sí cualquier pensamiento torpe, cualquier acto pecaminoso, so pena de no hallar jamás el tesoro del padre Olegario.

Es así como Manganzón, el joven esposo de Lucrecia mortifica su lujuria luego de meses sin hacer el amor con Lucrecia, la visionaria extática. Cada noche, el estólido Manganzón hace también de retroexcavadora humana.

Entre tanto, los demás habitantes de la casa, convertidos en auxiliares de la operación, se acechan mutuamente y compiten a ver cuál de ellos concibe el pensamiento más puro y bueno, la imagen más beatífica y virtuosa. Pero cada contratiempo en la excavación los desazona y continuamente estallan altercados cuyo lenguaje alcanza la procacidad más absoluta.

Se instala ente ellos la doblez y no hay treta que no ensayen con tal de ganar cada quien el puesto más ventajoso junto al hoyo a la hora de que la pala de Manganzón choque con el cofre de fray Olegario. Al cabo, en mitad de una reyerta, se escucha el topetazo con algo sólido allá abajo, ¿un arcón repleto de doblones?

Una mefítica pestilencia asciende entonces desde lo profundo e invade el cuartucho y la magia del teatro convierte la escena en la mesa de perforación de un pozo petrolero.

Maganzón es presa del frenesí de un hallazgo y va arrojando a la superficie lo que va encontrando: un orinal, una camándula, una calavera, una jofaina, la empuñadura de un sable de caballería, el estandarte de un regimiento independentista, un quepis, antiguas proclamas amarillentas y enmarcadas, unas espuelas herrumbrosas, el busto de un prócer desconocido, una desgarrada bandera de Venezuela: terrosas, miserables reliquias de la hueca e inútil teología bolivariana.

Chevron está evaluando irse de Venezuela por Ambar Román – Venepress – 8 de Noviembre 2018

José Toro Hardy: El sector petróleo ha sido severamente dañado por Cristian Briceño – El Nacional – 29 de Octubre 2018

1540824438674.jpg

El economista inidcó que la producción de barriles de petróleos disminuyó de 5.000.000 a 1.200.000 diarios

José Toro Hardy, experto en economía petrolera, aseguró este lunes que el país cuenta con las reservas suficientes para reactivar la industria petrolera, sin embargo destacó que, aunque es el sector más importante en la economía venezolana, ha sido severamente dañado.

Explicó que a la fecha, el país debería estar produciendo 5.000.000 de barriles diarios pero que de acuerdo a los datos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) se producen menos de 1.200.000 barriles diarios

“Esa producción tenemos que recuperarla. Esto ocurre en momentos en que el precio del barril es históricamente elevado. Contamos con las refinerías más modernas del mundo y trabajan a 30% de su capacidad”, expresó el economista.

Se refirió a la situación de los trabajadores de Pdvsa y de aquellos que han salido del país en busca de mejores condiciones de vida.

“Tenemos que desarrollar nuestra industria petroquímica, de gas natural no asociado y devolverle a los trabajadores la oportunidad que tenían de hacer una carrera de por vida. A eso jóvenes que se están yendo y perdiendo la fe en su futuro les digo que la única manera de resolver el problema es generando soluciones para que vuelvan a trabajar en su país”, acotó.

Salvajismo petrolero por José Toro Hardy – La Patilla – 25 de Octubre 2018

download.jpgA pesar de las continuas promesas de que la producción petrolera va a aumentar, la triste realidad es que sigue y seguirá cayendo hasta que el país entienda el inmenso daño que han producido el dogmatismo y las políticas petroleras “rojas rojitas”, la destrucción de la meritocracia, el despido en 2002 de unos 20.000 trabajadores de PDVSA que acumulaban 300.000 años de experiencia y conocimientos, la corrupción desenfrenada, apabullante, incluyendo el nepotismo corrupto, la inseguridad jurídica, la inconsulta Ley Habilitante de Hidrocarburos, la violación de contratos y pérdida de arbitrajes internacionales, la expropiación y nacionalización de empresas de servicio en muchos casos sin indemnización, el default en el pago de las obligaciones financieras y comerciales, el retiro de contratistas vitales para mantener las operaciones petroleras y la reinyección de gas, el daño a los yacimientos, el brutal deterioro en nuestras refinerías e instalaciones, el abandono de los principales mercados, la falta de mantenimiento y de inversiones, el populismo petrolero, la utilización del petróleo como “punta de lanza” para cambiar el mundo y para subsidiar a países vinculados al socialismo del Siglo XXI o para comprar votos en la OEA, el cambio de misión en PDVSA que la llevó a abandonar las funciones que eran su “core business” para transformarse en un brazo para financiar la demagogia de una tendencia política, la degradación de CITGO y el riesgo de perderla, el endeudamiento irracional, la incompetencia, la politización masiva, la designación de directivos y gerentes sin ninguna experiencia en el sector y pare Ud de contar.

La lista de lo que ha llevado a la destrucción de PDVSA es tan larga que no habría espacio en un solo artículo para enumerarla. Han aplicado la Teoría de la Evolución de Darwin a la inversa. En lugar del mono evolucionar hacia el hombre, lograron que el hombre involucionara hacia el mono.

De haberse continuado la Apertura Petrolera, Venezuela debería estar produciendo más de cinco millones de barriles diarios; sin embargo en el último informe de la OPEP (Monthly Oil Market Report) nuestra producción no llega a los 1,2 millones de barriles por día, información que coincide con las más creíbles fuentes de información mundiales tales como Platts.

Se correlaciona con otras magnitudes. Es el caso del número de taladros petroleros que operan en el país. Conforme a cifras de Baker Hughes en Venezuela operan hoy apenas 26 taladros. En 1998 operaban más de 120 y teníamos una producción del orden de los 3,6 millones de barriles diarios.

Nuestra producción actual es casi la que teníamos unos 70 años atrás. Aún más dramático, los barriles por habitante que estamos produciendo equivalen a los que producíamos hacia 1927.

No puedo recordar ningún otro precedente de un nivel de destrucción petrolera tan masivo en el mundo, excepto quizá cuando Irak invadió a Kuwait en 1991y después expulsado del mismo por una coalición de 35 países encabezados por EEUU y Arabia Saudita en la llamada Operación Tormenta del Desierto. Antes de retirarse del país que había ocupado, Saddam Hussein incendió todos los pozos petroleros kuwaitíes, arrasando con la industria petrolera de ese país.

Cabe por otra parte señalar que, de ser la empresa que más contribuía al bienestar de los venezolanos, PDVSA ha pasado a ser hoy en día la que más contribuye a su empobrecimiento. La razón es simple. Lo que más está empobreciendo a la población es la hiperinflación -la más alta del mundo- que el FMI estima alcanzará el 10.000.000 % en el 2019. Y la razón de tan absurdo nivel de aumento de los precios es el crecimiento desbordado de la Liquidez Monetaria debido a la monetización del déficit. Esa liquidez ha aumentado en una cifra cercana al 170 % solamente a partir del 1 de setiembre cuando entraron en vigor las medidas anunciadas por Maduro y 35.000% en 12 meses.

La causa fundamental del crecimiento de la Liquidez son los auxilios financieros a las Empresas no Financieras del Sector Público, entre las cuales la tajada del leon corresponde a PDVSA con más de un 96%. En otras palabras, para poder seguir operando, PDVSA depende hoy del BCV y como resultado lanza cada día a más venezolanos a una pobreza extrema, al transformarse en la principal causa de la hiperinflación.

El grado de devastación de la economía Venezolana es tan impresionante que nuestro PIB per capita ha caído al nivel que teníamos en 1947. ¡Viva la revolución!

Maduro, el astronauta petrolero por David Morán Bohórquez – La Patilla – 20 de Octubre 2018

Nicolás Maduro no recorre el país. La mayoría lo detesta y repudia. Ha quedado reducido a una imagen por televisión. Pero, mientras tanto, el saqueo socialista continúa raspando la olla de las ruinas del país.

Maduro luce distante, a millones de kilómetros de distancia del país. Habla desde la estratósfera, “desde La Luna” como se dice en criollo, para señalar a quien no tiene idea sobre algo. En este caso, el petrolero. Maduro no sólo quebró a Pdvsa sino que arruinó a toda la Industria Petrolera Nacional.

Esta semana, un funcionario estadounidense le declaró, en condición de anonimato, a la agencia Reuters lo siguiente:

“La mayor sanción para el petróleo venezolano y la producción de crudo se llama Nicolás Maduro y las ineficiencias de Pdvsa”

Nada que agregar a esa frase que explica por sí sola la gráfica anterior.

Maduro en la Luna y un año de circunvalación

Desde septiembre de 2017 Pdvsa entró en la irreversible fase de quiebra. Y Maduro se propuso acelerarla con el nombramiento de un general de la Guardia Nacional como ministro de Petróleo y presidente de Pdvsa.

En noviembre de 2017 Maduro declaraba que se aumentaría la producción petrolera en al menos un millón de barriles diarios. Al final de casi un año de circunvalación lunática, declaró ayer que “Nosotros vamos a llegar a millón de barriles para China, llueva, truene o relampaguee, como sea (…) hay que invertir (…) y ahí en la Faja Petrolera del Orinoco está el petróleo que necesita China para su desarrollo para los próximos 50 años o 100 años”, señaló en un encuentro con empresarios venezolanos y chinos en el marco de la venidera I Feria de Importación Shanghái 2018.

 

 

Mientras Maduro ordenaba que la producción creciera en un millón de barriles, la desobediente realidad es que cayó de 1.800 kbpd en Noviembre de 2017 a 1.197 kbpd en Septiembre de 2018. Una debacle de 603.000 barriles diarios, equivalentes a 70 dólares el barril, a una pérdida diaria de USD 42 millones. ¿Quién se hace responsable?

Pekin, “we have a problem” (and Venezuela too)

A Maduro no le fue bien en su urgente viaje a China en septiembre. Su régimen está en mora con el gobierno chino luego de dos años de gracia (solo pagó el capital, no los intereses) de la deuda de unos 19.000 millones de dólares que mantiene con el imperio amarillo y que sirve enviando petróleo.

Xi Jinpin es criticado allá por el mal rendimiento de los créditos a países africanos. Ahora se suma las críticas a los créditos a Venezuela. Si bien ya ese país tiene dos años consecutivos sin otorgar nuevos créditos (siempre comerciales) al régimen de Maduro, les preocupa de sobremanera su incapacidad para producir el petróleo de repago. En 2016 se entregaban unos 390 kbpd a China, luego cayeron a unos 250 kpbd en 2017 y en lo que va de 2018 unos 170 kbpd. En octubre no han enviado cargamento alguno a China.

Las alarmas en Pekín ya están encendidas. Y el astronauta lo entiende al declarar que “llueva, truene o relampaguee” entregará un millón de barriles a China.

Mientras en Paraguaná las refinerías languidecen, entre otras causas, por falta de crudo para procesar. Allá la “soberanía energética” es un lejano sonido entre cujíes, una lunática ironía.

La verdad es terca. Maduro y el General Quevedo no saben cómo recuperar la producción ni tienen con qué hacerlo.

En Venezuela todos tenemos un grave problema: El socialismo y su saqueo.

Trivía final: ¿Socio estratégico de China? je

En cifras de TankerTrackers.com en a la semana terminada el 19 de octubre, Venezuela había despachado 433,2 kbpd de petróleo a las refinerías de EEUU en octubre. para India 274,6 kbpd, a Trinidad y Tobago 262,6 kbpd. Ningún barril a China.

 

En el mismo lapso, los miembros de la Opep, Arabia Saudita despachó 962 kbpd a China, Omán 423 kbpd, Nigeria 137 kbpd, Libia 74 kbpd, Irán 877 kbpd, Irak 882 kbpd.

Saquen ustedes sus conlusiones.

De la energía y el petróleo, el caso venezolano por Eddie A. Ramírez S. – Noticiero Digital – 16 de Octubre 2018

download.jpg

Herédoto dijo del antiguo Egipto que era “un don del Nilo”, ya que gracias a ese río fue posible el surgimiento de una de las más grandes civilizaciones. Si el historiador hubiese visitado a Venezuela, en tiempos en que era polo de atracción, quizá se hubiese dicho que era un don del petróleo, pues gracias al mismo pasábamos en corto tiempo de tener una población paupérrima y palúdica a una con visos de progresar aceleradamente.

No fue así. Construimos obras y formamos excelentes profesionales, pero no diseñamos un desarrollo sustentable y, en general, no forjamos buenos ciudadanos. Cabe preguntar si hoy , que nuestra producción de crudo es de apenas 1.197.00 barriles por día, los ingresos por su exportación nos permitirán elevar la calidad de vida de nuestra población y lograr el añorado desarrollo. Al respecto, son de obligatoria lectura y asimilación los trabajos de Diego González, Nelson Hernández y Miguel Lara, recogidos por el Observatorio de la Globalización (Celaup-Universidad Metropolitana) en publicación con el título de este artículo.

Nelson Hernández considera inevitable el descenso de la demanda de energía fósil ( petróleo y gas), como consecuencia del surgimiento de fuentes de energía renovables y el creciente temor al calentamiento global. Este distinguido investigador señala que el pico de demanda mundial de combustibles fósiles se alcanzará entre el 2030 y 2035, decayendo gradualmente hasta estabilizarse en apenas 18 millones de barriles diarios de petróleo en el 2100. Lógicamente los precios bajarán y el 60% de las reservas fósiles actuales quedarán bajo tierra.

Para el 2050, según lo que informa Hernández, el 50,7% de la demanda energética será suplida por fuentes no emisoras de CO2. Es decir, que gran parte de nuestras reservas de petróleo pesado y extrapesado no serán explotadas. Hernández pregunta si ante una demanda decreciente vale la pena que el Estado invierta en incrementar el potencial de producción o es más beneficioso privatizar lo relacionado con el petróleo. Además, asoma que la fusión nuclear ( no la fisión) y la solar espacial, por ser fuentes seguras, disponibles, económicas y ambientalmente benignas serán las fuentes de energía del futuro. Hernández presentó otro trabajo sobre tendencias mundiales del sector eléctrico.

Desde el 2006 Diego González nos instruye con sus “Barriles de papel”. En su trabajo sobre nuestra realidad petrolera y perspectivas, el fundador de Coener predica que “ una cosa es tener recursos y aun reservas y otra cosa estar en capacidad real de producirlas y comercializarlas”. Nuestras reservas son grandes, pero no tanto ya que su monto fue establecido “por un capricho presidencial”. Dado el deterioro de Pdvsa, considera que no es rescatable, pero que mientras no se realicen los cambios necesarios en la estructura institucional, debe seguir operando lo que ya está bajo su control directo y que, gradualmente las empresas mixtas asuman la explotación y finalmente Pdvsa se convierta en una administradora del recurso.

González considera que debemos dejar esas falsas premisa de que el petróleo es estratégico y que si privatizamos las operaciones perdemos soberanía. Sostiene que el desarrollo del país no puede solo sustentarse en las divisas petroleras. Estima que las exportaciones requeridas para cubrir los compromisos de la deuda, realizar las importaciones requeridas y cubrir las necesidades de Pdvsa está en los 70.000 millones de dólares La “ventana”que le queda al petróleo será cada vez más estrecha Por eso hay que desarrollarlo con eficiencia e invertir adecuadamente sus recursos. En su trabajo propone la creación de un Ente Regulador de los Hidrocarburos y una Comisión Nacional de Energía.

Sobre la situación de la industria eléctrica en Venezuela, Miguel Lara G. pone en blanco y negro el desastre que los ciudadanos viven a diario. “ El servicio eléctrico se ha convertido en una calamidad social, apuntalado por una única empresa denominada Corpoelec de carácter socialista que sustenta un modelo de gestión centralista, autoritario, estatizado, politizado, burocrático, desprofesionalizado, sin gerencia idónea, inmerso en irregularidades administrativas e insostenible económica y financieramente”.

Lara señala que la capacidad instalada es casi el triple de la demanda, pero que el 80% de la generación térmica no está operativa. Además, las torres de transmisión están en mal estado y colapsando. Por aumento de tomas ilegales y falta de mantenimiento las pérdidas no técnicas pasan del 40% de la energía generada . Se cobra menos del 70% de lo que se factura. Para resolver el problema se requiere un cambio político. El distinguido experto no se limita al diagnóstico, sino que realiza propuestas para la recuperación del sector.

Ojalá nuestros políticos y ciudadanos en general lean estos trabajos

Como (había) en botica: Milada Harakova fue una checa valiente. Enfrentó a los nazis y fue torturada y encarcelada. También a los comunistas. Volvió a ser torturada y fue ahorcada después de un juicio forjado. Cuando regresó la democracia fue reivindicada y la fiscal Ludmila Brozová fue encarcelada. El ministro Jan Massaryk resultaba incómodo para los comunistas checos. Apareció muerto debajo de la ventana del baño de ministerio. Los camaradas dijeron que fue suicidio. Después se comprobó que fue asesinato. Algo muy parecido al caso de Albán. Felicitaciones a nuestra gran pianista y compositora Gabriela Montero, galardonada con el Premio Internacional Beethoven para los derechos humanos, la paz, la libertad, la reducción de la pobreza y la inclusión. Nos alegra la libertad de Saleh y rechazamos su destierro ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

Petróleo venezolano volvió a caer y se situó en 1,197 mb/d – El Nacional – 11 de Octubre 2018

La producción petrolera de Venezuela está en el nivel más bajo de las últimas tres décadas

1539264789767.jpg

La producción petrolera de Venezuela volvió a caer en septiembre 3,3% (42.000 barriles diarios) y se situó en 1,197 millones de barriles diarios (mb/d), según los cálculos difundidos este jueves por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Estas cifras son cálculos basados en “fuentes secundarias”, es decir, en estimaciones de diversos institutos independientes que la OPEP publicó en su informe mensual sobre el mercado mundial de crudo, con datos del pasado septiembre.

Los datos oficiales facilitados por el gobierno de Venezuela a la OPEP, incluidos también en el documento, se sitúan en 1,434 mb/d, aunque también muestran una caída de 14.000 barriles diarios en septiembre respecto al mes anterior.

La producción de Venezuela, que cuenta con las mayores reservas probadas de crudo del mundo, se sitúa en el nivel más bajo de las últimas tres décadas, a excepción de varios meses entre fines de 2002 y principios de 2003, cuando una huelga en Pdvsa hundió el bombeo hasta menos de 100.000 barriles por día.

Venezuela pierde la mitad de su producción petrolera en cinco años – ProDaVinci – 11 de Octubre 2018

El jueves 11 de octubre de 2018, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) informó que Venezuela produjo 1,19 millones de barriles diarios en septiembre. Esto representa una caída de casi la mitad de la producción en los últimos 5 años.

En enero de 2013, Venezuela producía 2,36 millones barriles por día. La caída equivale a 49,45%.

Fuentes secundarias que cita la OPEP en su reporte mensual indicaron que la producción venezolana cayó 42 mil barriles por día entre agosto y septiembre de 2018. Acumula 15 meses consecutivos en descenso.

La caída acumulada que experimenta Venezuela es la más grande entre los miembros de la OPEP. Incluso Libia, que perdió 80% de su producción en 2013 durante la Primavera Árabe, ha recuperado terreno. Venezuela es la única que lleva cinco años consecutivos cerrando con caídas acumuladas respecto al año anterior.

Dashboard 1 (7).png
A %d blogueros les gusta esto: