elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Petróleo

La transición de combustibles fósiles a energía renovable se acelera por Gustavo Coronel – Blog Las armas de Coronel – 15 de Junio 2017

gse_multipart55967Una historia aparecida en Bloomberg y reproducida por petroleumworld.com,
ver: http://www.petroleumworld.com/storyt17061401.htm dice (mi traducción):
“Si un solo tanquero puede simbolizar la situación actual del mercado petrolero global es el súper tanquero SAIQ, hoy situado a unos 850 kilómetros al sur de las Islas Canarias”. Este tanquero, agrega el informe de Bloomberg, iba hacia el puerto de Tianjin, en China, cargado con dos millones de barriles. Abruptamente, paró en la mitad de su viaje porque China ya no deseaba comprar el cargamento. La empresa Shell, dueña del cargamento, trató de venderlo a otros clientes sin éxito. Nadie quería petróleo. Esto indica que hay un rebosamiento de los inventarios mundiales de petróleo y que la política de reducción de producción de la OPEP no está dando resultados.
El Wall Street Journal de hoy Jueves15 de Junio trae una historia similar en su primera página. Dice que el exceso de petróleo en el mundo ha expuesto la fragilidad de la OPEP en sus intentos de rescatar los precios de un producto cuya oferta sobrepasa en mucho la demanda.
Los inventarios de petróleo de los países industrializados continúan aumentando. En el mes de Abril se añadieron 19 millones de barriles y son actualmente mayores que los que existían cuando la OPEP decidió el recorte de producción. Este mes los inventarios globales de petróleo se han situado en un poco más de 3000 millones de barriles.
Mientras tanto, la historia de las fuentes de energía renovables muestra una situación muy diferente. Un artículo de anteayer en The Guardian, de Inglaterra, “Oil giants need to invest heavily in renewables by 2035, says analysis”, afirma que las empresas petroleras más importantes estarán haciendo el 20% de sus inversiones en energía solar y eólica (viento) en la próxima década. Esto será el caso con BP, Shell, Total y otros gigantes petroleros. Según el análisis la tendencia a una transición hacia fuentes más limpias de energía es ya imparable. Se estima que unos $400.000 millones podrían ser invertidos por las empresas petroleras en energía limpia para el año 2035. Un ejemplo citado es el de Statoil, la empresa petrolera noruega, la cual estará inaugurando el próximo año una colonia de molinos de viento costa afuera, en las cercanías de escocia mientras Shell piensa hacer lo mismo costa afuera de Holanda.
En una reciente reunión de accionistas de Exxon, un 62% votó a favor de obligar a la empresa a tomar más en cuenta el problema del cambio climático, lo cual explica su reciente apoyo al tratado de París y su rechazo a la decisión del Presidente Trump de retirarse de los acuerdos llegados en esa conferencia mundial.
La demanda por fuentes renovables de energía aumentará a un ritmo cinco o seis veces mayor que la demanda por petróleo.

¿Qué significa esto para Venezuela?
El impacto de esta tendencia sobre Venezuela y su industria petrolera será significativo ya que nuestro país tiene 18 años sin una política petrolera seria y coherente. Los ignorantes que la han manejado, desde Ali Rodríguez Araque hasta Eulogio del Pino, pasando por el desastroso Rafael Ramírez, se han limitado a hablar sin cesar sobre la soberanía petrolera, citando las barrabasadas de Hugo Chávez como si fueran dogma. El resultado ha sido un estancamiento total de la industria petrolera y su situación actual de ruina financiera y colapso operacional, mientras la corrupción galopante ha enriquecido a centenares de gerentes y de contratistas. Hoy en día la faja del Orinoco está paralizada y está en manos de empresas de dudosa capacidad tecnológica, algunas de ellas simples quincallas diseñadas para llenar los bolsillos de los afectos al régimen.

Un futuro gobierno de Venezuela se encontrará con una industria petrolera en ruinas, sin capacidad financiera, gerencial u operacional y tendrá que tomar medidas de urgencia para salvar lo aún salvable.

Corrupción e ineficiencia PDVSA: ¿una caja de pandora? por Marcos Morales Morales – Revista SIC – Mayo 2017

Una de las más eficientes empresas petroleras del mundo ha sido calificada como la peor empresa petrolera del mundo. Caída en la producción y una excesiva plantilla de trabajadores son los rasgos que actualmente la caracterizan

Pdvsa-1100x618

 

Apenas comienza el período del quiebre histórico de la democracia republicana en Venezuela, en el año 1999, con la instauración de una nueva Constitución y un nuevo régimen político, nuestro país muestra una gestión pública, al cabo de estos últimos dieciocho años de gobierno, con un desempeño desalentador en términos de demolición de las instituciones democráticas, de la destrucción de la estructura económica y la desunión a la convivencia social civilizada de la sociedad venezolana.

La situación deplorable de Venezuela se puede resumir en un índice creado, en los años 60, por el profesor de economía de Yale University, Arthur Okun, denominado el Índice de Miseria (tasa de desempleo +tasa de inflación); actualmente, tanto en el año 2015 como 2016, Venezuela tiene el Índice de Miseria más alto del mundo1.

Todo comenzó en 1999, cuando la empresa más relevante del país comienza a sufrir un conjunto de amenazas institucionales que detienen la trayectoria de crecimiento continuo de su producción y productividad de tal forma que, de ser una de las más eficientes empresas petroleras del mundo, ahora –en el año 2016– ha sido calificada como la peor empresa petrolera del mundo, según opinión del profesor Steve Hanke, The Jhon Hopkins University

Lo que en 1999 parecían cambios menores como el estancamiento en la producción de petróleo, en los primeros cuatro años, se profundizó con una abierta política pública de caída en la producción y en la productividad de la empresa, que en el año 2016 termina con una producción de 20 % menor con relación al mencionado año 99, y una plantilla de personal obrero y empleados 300 % mayor. Estos cambios menores han acumulado tal grado de males que, actualmente, como la caja de Pandora, pdvsa es prisionera de un ambiente hostil a su estabilidad y eficiente desempeño: valor cero de sus reservas probadas de crudo, resultados financieros (flujo de caja) operacionales negativos, riesgo de insolvencia de pago de deuda externa, entre otros.

Según el artículo reseñado del profesor Hanke, el peor indicador de pdvsa es la relación producción/ reservas probadas de crudo. Este indicador, según Hanke, es uno de los indicadores fundamentales en la determinación de eficiencia de una empresa petrolera, que mide el tiempo estándar (median time) de producción y venta de un barril de petróleo. Aproximadamente, en el caso de Venezuela es de 199 años, en cambio, en el caso de Exxon es de ocho años; es decir, Exxon le lleva una ventaja de aproximadamente 190 años a pdvsa en su capacidad de producción y venta; la ineficiencia de pdvsa es notable de acuerdo a este indicador.

Los efectos económicos del indicador antes analizado son devastadores frente a las posibilidades de expansión de la industria petrolera venezolana; si se asume que el precio del petróleo tiene el actual precio real hacia el futuro, y suponiendo una tasa de descuento del rendimiento de la inversión del 10 %, el valor actual de las reservas probadas de Exxon es del 46 % de su valor futuro; en el caso de Venezuela, el valor actual de sus reservas es cero. Cada barril de petróleo enterrado y no producido es un valor perdido para la empresa; si el cambio energético tecnológico en los próximos cincuenta o sesenta años desplaza las fuentes de energía petrolera, Venezuela se quedará con inmensas reservas de crudo con valor cero. En consecuencia, es muy importante la tasa de agotamiento (extracción) de las reservas. Mientras más alta sea la tasa, más alto es el promedio de producción y venta actual de dichas reservas probadas; por el contrario, mientras más bajo sea el indicador, los costos económicos serán muy elevados, especialmente a países como Venezuela, de inmensas reservas petroleras.

unnamed

Gráfico 1. Producción total de PDVSA

Para Exxon, la tasa de extracción promedio de los últimos años es de 8,15 %; en el caso de Venezuela, la tasa ha disminuido desde un promedio muy bajo del 1,7 %, aproximadamente, en 1998, hasta un ínfimo valor del 0,35 % en 2016 (Ver gráfico 1 tomado del artículo de Hanke) Sin embargo, no todo es maldición en la caja de Pandora de pdvsa, si se logra generar un proceso de cambio institucional que permita el diseño de la mejor estrategia para la explotación eficiente de las inmensas reservas probadas de petróleo del mundo, con un diseño de negocio sin gríngolas ideológicas, sin posturas maximalistas contra la economía de mercado; con un modelo de gestión del sector petrolero venezolano que logre explotar las ventajas comparativas del país en un recurso energético escaso del mercado mundial, por lo menos, en los próximos cuarenta o cincuenta años.

De acuerdo con las estimaciones de la Agencia de Energía del gobierno de Estados Unidos (U.S. Energy Information Administration/International Energy Outlook 2016), como de las estimaciones de la opep (World Oil Outlook 2016/ Organization of the Petroleum Exporting Countries), el crecimiento acumulado de la demanda mundial de energía, para los próximos 23 años, será mayor al 30 % para el período 2017 al 2040 (Ver cuadro 1).

unnamed-1Ambas fuentes de información señalan que las fuentes de energía alternas estarán creciendo a una tasa más acelerada que las de energía fósil; pero, se debe destacar que los cambios tecnológicos previstos todavía serán lentos, dado el bajo peso de las fuentes de energía alternas con respecto al total de suministro energético mundial. En consecuencia, de la oferta energética prevista hasta el año 2040, casi la totalidad será de energía fósil, aproximadamente el 77 %, y de esta, el 51 % será de energía suministrada por el petróleo y el gas.

Aproximadamente para el año 2040 se estarán consumiendo en el mercado mundial, 44 millones de barriles de petróleo crudo y gas adicionales, de los cuales Venezuela pudiera ser un potencial oferente, pudiendo duplicar su producción en ese período y apenas representar menos del 7 % del incremento mundial previsto.

Como cuenta la mitología griega, en el fondo de la Caja de Pandora, cuando ya se habían esparcido sobre el mundo griego todos los males diseminados, había quedado un residuo, la esperanza. Ojalá Venezuela pueda aprovechar esta ventana de oportunidad, logrando sortear las maldiciones propagadas hasta los momentos, y podamos dar un gran viraje a la torcida y desconcertante conducción de la nación. Que la voluntad del proceso de cambio institucional logre aglutinar al liderazgo, con poder de convocatoria y resolución, que conduzca al país a una senda de bienestar y esperanzas para todos los venezolanos.

 

Producción de petróleo en Venezuela cayó a 1,96 millones de barriles diarios por Miguel Gutierrez – El Estimulo – 13 de Junio 2017

Pdvsa-1100x618.jpg
De acuerdo con el reporte mensual de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), la producción de crudo de Venezuela durante el mes de mayo cayó 7.000 barriles diarios, 0,35% con respecto a abril, al ubicarse en 1,96 millones de bd, según fuentes secundarias

De acuerdo con el último informe de la OPEP, publicado este martes, en los últimos dos años el desplome ha sido de 570.000 barriles diarios, según fuentes primarias.

La fuente primaria reporta además que la producción de crudo de Venezuela se ubicó en 2,18 millones de barriles diarios en mayo, lo que revela una baja de 5.000 bd con respecto a abril, una caída de 0,22% en comparación con ese mes.

MW-FH175_venezo_20170302130501_NS.pngEl reporte indica que Venezuela se mantiene como el tercer proveedor de petróleo de Estados Unidos, abarcando 9% de las compras de ese país.

En el informe se observa que las reservas almacenadas comerciales pasaron de 339 mb en enero a 251 mb en abril.

El bloque estima que esa reducción continuará en el segundo trimestre, alentada por la decisión tomada en mayo por los países de la OPEP y sus socios, incluido Rusia, de prorrogar hasta marzo de 2018 su política de producción.

El objetivo es estimular los precios al alza después de tres años de exceso de oferta que hicieron los precios del crudo.

“Esta tendencia, combinada con una caída regular del petróleo almacenado en unidades flotantes, indica que el reequilibrio del mercado está en marcha, aunque a un ritmo más lento”, sobre todo a causa de la producción en Estados Unidos, indica la OPEP.

Según las previsiones del grupo, en 2017 los países no miembros de la OPEP producirán 58,14 mbd, 0,84 mbd más que el año pasado, marcado por la contracción (-0,71 mbd, hasta los 57,30 mbd).

 

“Poner el país finito, suavecito, con paz, tranquilizo” por Antonio De La Cruz – La Patilla – 8 de Junio 2017

Julián Isaías Rodríguez Díaz, ex-fiscal general de la República entre 2001 y 2007, regresó de la “dolce vita” en Italia, donde era embajador, para incorporarse a la cruzada por la Asamblea Nacional Comunal (ANC) de Nicolás Maduro.

Rodríguez Díaz se ha convertido recientemente en la punta de lanza comunicacional del régimen, ante los argumentos esgrimidos por su sucesora en el cargo, la fiscal general de la República Luisa Ortega Díaz, quien introdujo un amparo contra la ANC en la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) el pasado 1ro. de junio. Por cierto, tanto Rodríguez Díaz como Ortega Díaz son oriundos de la ciudad Valle de la Pascua en el estado Guárico.

La narrativa de Rodríguez Díaz es una arenga a las filas del oficialismo para hacer control de daños de quienes rechazan la ANC, porque marca el fin de la Constitución de 1999. Una legislación que forma parte del legado de Chávez (1998 -2013). Según su visión: “empoderaría al pueblo históricamente ignorado por los gobiernos de derecha”. Además dijo que con ésta Constitución “surgía una nueva etapa de gobierno popular, en el que los venezolanos participarían activamente en la dignificación de sus derechos”. Leer más de esta entrada

Fuerzas Armadas, Pdvsa, paramilitares y economía por Eddie A. Ramírez S. – RunRunes – 30 de Mayo 2017

UnknownResolver estos cuatro problemas es un requisito sine qua non para que un nuevo gobierno logre gobernabilidad y enrumbe al país por la senda del desarrollo. ¡Menudo trabajo! No caben medias tintas, deben solucionarse al unísono. Nada hacemos intentando vender soluciones mágicas. Los rojos pasaron mucho tiempo acumulando estiércol en los establos de la Nación y no contamos con un Hércules que desvíe las aguas del Alfeo y el Peneo para limpiarlos. Por ello debe ser una acción conjunta.

La Fuerza Armada está sobrecargada de generales. Según Guaicaipuro Lameda, ya llegan a casi dos mil. Lo peor no es el número excesivo, sino la calidad intelectual y moral de los mismos, consecuencia de la masificación con fines político- partidista. La corrupción, incluido el narcotráfico y el contrabando, está minando a nuestra Fuerza Armada y la brutal represión de la Guardia Nacional está logrando que los ciudadanos la odien.

Produce pena ajena escuchar las intervenciones de algunos generales. A título de ejemplo, citamos la del general del ejército Wistohor Gregorio Chourio Andrade, quien explicó, en presencia de Padrino y del presidente de facto, la “estrategia”para repeler a un enemigo presente en Caracas, la cual incluye a cincuenta francotiradores. Lo grave es tanto lo simplista de la maniobra, como el mensaje de amedrentamiento a los valientes ciudadanos que protestan. Pretenden engañarnos con una supuesta invasión del “imperio”, la cual nunca se producirá porque no somos un estorbo y ya no necesita nuestro petróleo.

No toda nuestra oficialidad está incursa en delitos y hay muchos con buena formación. También debemos recordar que hay numerosos militares presos, exiliados, sin cargo y pasados a retiro arbitrariamente. Como la Fuerza Armada es una organización piramidal, si un nuevo gobierno desplaza a los corruptos y a los violadores de derechos humanos, gradualmente podrá sanearse. Un paso que pueden y deben dar quienes están activos en el ejército, la aviación y la marina es presionar para que los generales Reverol y Benavides y la Guardia Nacional cesen la represión y manifestar a Maduro que su convocatoria a una Constituyente es anticonstitucional.

El petróleo es imprescindible para nuestra economía. Pdvsa fue destruida por Alí Rodríguez, Rafael Ramírez y Del Pino. Nunca volverá a ser tan importante como en el pasado. Muchos de sus gerentes no tienen méritos para manejarla, la corrupción está muy extendida, sobra más de la mitad de sus empleados y realiza actividades que no le competen. Como también es una organización piramidal, si se desplazan a los corruptos y a los ineptos, y se reduce el personal puede seguir operando, pero con una menor dimensión, recayendo la mayor parte de la producción en las empresas mixtas, las cuales deberán tener mayor autonomía.

Los paramilitares rojos son una papa caliente. La Fuerza Armada los permitió y a ella le
corresponde desarmarlos. No será tarea fácil. Muchos de ellos son malandros y pueden hacer incluso más daño que actualmente. La Milicia también debe desaparecer.

El aparato productor está en el suelo. No hay ningún sector que sea competitivo. Gradualmente será necesario que el Estado se desprenda de las empresas de las que se apoderó o que creó, ya que todas fracasaron. Para la producción de divisas solo contamos con el petróleo y no es suficiente. Por mucho tiempo tendremos que olvidarnos del hierro, del aluminio y de la petroquímica. El “arco minero” atenta contra nuestros indígenas y contra los recursos naturales renovables. El turismo seguirá siendo una fantasía, mientras no se garantice la seguridad, la infraestructura y los servicios.

La agricultura está en el suelo por la inseguridad jurídica y personal, escasez de insumos y de repuestos, así como por el control de precios, debilitamiento de la investigación y desaparición de la asistencia técnica. Sin embargo, es el sector que puede reaccionar más rápido, generando empleo y mejorando el suministro de alimentos. Para un nuevo gobierno debe ser el sector prioritario, junto con el petrolero y el de la construcción sin la corrupta Odebrechet.

Solucionar estos cuatro grandes problemas es tarea que no requiere a un Hércules, sino a todo un equipo. Los establos de la Nación tienen más estiércol que los de Augías. No queda otra que lograr un gran acuerdo político con algunos que han estado en el actual gobierno y están conscientes de los errores cometidos. Despojémonos de fanatismo y de espíritu de revancha. El país requiere urgentemente un gobierno de transición de amplia base.

Como (había) en botica: Nuestro reconocimiento a Marcel Granier, gran luchador demócrata a quien el régimen despojó de RCTV por informar sobre los atropellos. También nuestro agradecimiento a Miguel A. Rodríguez. Nadie ha podido presentar fotos o videos de opositores armados o disparando. Solo guardias nacionales, policías nacionales y de municipios rojos han sido señalados. El caso de Paola Ramírez no está claro, hay alguien indiciado y se captaron paramilitares rojos disparando ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

El millonario negocio petrolero de Venezuela con Estados Unidos escapa de las sanciones por Joan Faus – El País – 30 de Mayo 2017

Pese a los reproches cruzados, Washington es el primer comprador de crudo venezolano por un valor diario de 32,2 millones de dólares
1496017333_399364_1496018845_noticia_normal_recorte1.jpg
Sharon Hymes desconoce que la gasolina que está descargando desde su camión cisterna procede muy probablemente de Venezuela. Acude una vez a la semana a la gasolinera de Citgo en la calle 9, en el noreste de Washington. Llena su camión en una planta a las afueras de la ciudad, adonde llega el combustible en un oleoducto procedente de Alabama. “No tenía ni idea”, responde Hymes, de 50 años, cuando se le pregunta si sabía que Citgo es propiedad de Pdvsa, la compañía estatal petrolera de Venezuela.

El trabajo de esta conductora supone el eslabón final de la cadena detrás del millonario negocio petrolero de Venezuela con Estados Unidos. Los gobiernos de Barack Obama y Donald Trump han impuesto en los últimos años sanciones —las últimas el pasado 18 de mayo— contra el entorno de Nicolás Maduro por la deriva autoritaria del presidente venezolano en el empobrecido país caribeño. Maduro acusa a EE UU de orquestar un plan para derrocarle y Trump asegura que Venezuela es un “desastre”. Pero detrás de esa retórica y bajo la amenaza de nuevas penalizaciones de Washington, se mantiene el business as usual en el comercio petrolero.

Estados Unidos es el primer destino de las exportaciones petroleras de Venezuela, que es el tercer suministrador para EE UU. Caracas vendió en 2016 de media 741.000 barriles al día de crudo a Washington, según el registro del Departamento de Energía estadounidense. Teniendo en cuenta el precio de referencia del año pasado, equivale a un negocio de 32,2 millones de dólares al día. Citgo, que Pdvsa controla desde los años ochenta, es el principal comprador de combustible venezolano en EE UU.

1496017333_399364_1496019743_sumario_normal_recorte1.jpg

El millonario negocio petrolero de Venezuela con Estados Unidos escapa de las sanciones
Washington solo ha impuesto sanciones individuales a Caracas, por ejemplo a altos cargos políticos y judiciales que tienen ahora bloqueados sus bienes en EE UU. Pero ante el declive democrático en el país latinoamericano, acentuado en las últimas semanas por los intentos de Maduro de reescribir la Constitución para aislar a la oposición, ha crecido la especulación sobre si el Gobierno de Trump se atrevería a adoptar penalizaciones sectoriales. Cualquier paso en esa dirección afectaría a la industria petrolera. El crudo es el sustento de la paupérrima economía venezolana y su único lazo comercial relevante con EE UU.

Un embargo al petróleo venezolano, como el que impusieron EE UU y la Unión Europea a Irán hasta la implementación del acuerdo nuclear, sería catastrófico para Caracas. “Venezuela necesita a EE UU mucho más de lo que EE UU necesita a Venezuela”, dice en una entrevista telefónica Mara Roberts, analista energética en Nueva York de la consultora BMI Research.

1496017333_399364_1496019846_sumario_grande.jpg

El millonario negocio petrolero de Venezuela con Estados Unidos escapa de las sancionesampliar foto
Venezuela —que posee las mayores reservas del hidrocarburo del mundo— exportó en 2016 a EE UU el 30% de su producción y colmó el 4% de la demanda estadounidense, según datos citados por la agencia Bloomberg. El envío de barriles cayó el año pasado a su nivel más bajo desde 1991 por las dificultades de producción venezolana, pero el país mantiene una cómoda ventaja frente a México y Colombia, que son el cuarto y quinto suministrador, respectivamente, de crudo a EE UU.

Roberts sostiene que EE UU podría resistir perfectamente un embargo al petróleo venezolano. Lo podría compensar sin que lo notara el consumidor con una mayor importación de otros países, principalmente Canadá, que es con diferencia su principal proveedor. En cambio, Venezuela tiene una “dependencia increíble” del mercado norteamericano.

Un embargo, señala la experta, desencadenaría un triple efecto nocivo para Caracas. Pdvsa tendría que buscar nuevos mercados y más lejanos para compensar el bloqueo de Washington, lo que debilitaría aún más sus frágiles finanzas, ya muy golpeadas por el descenso del precio del petróleo y la mala gestión interna. Las tres refinerías de Citgo en EE UU tendrían que importar crudo de otros países, lo que también dispararía los costes. Y los ciudadanos venezolanos “pagarían el precio” por el aún mayor ahogo económico que sufriría el Gobierno y que empeoraría la crisis humanitaria en el país.

Habría incluso una cuarta consecuencia retroactiva. Venezuela ya no podría comprar, como hizo por primera vez a principios de 2016, petróleo estadounidense —que diluye en el suyo, que es más pesado— para compensar el declive de su producción por la escasa inversión.

En la gasolinera de Citgo en Washington, el comercio petrolero y las tensiones políticas entre EE UU y Venezuela se perciben lejanas. Si es que alguien las percibe. “No me preocupa mucho”, dice Solomon Alemu, un etíope de 35 años que trabaja como cajero en el establecimiento.

1496017333_399364_1496019962_sumario_normal_recorte1.jpg

Alemu explica que sabe que Citgo es propiedad del Estado venezolano porque lo vio en la tarjeta de un representante comercial que vino una vez a la gasolinera. Pero cuando se le inquiere de nuevo, responde más serio: “No necesito a Venezuela en crisis. Me importa en el sentido de que si le va mal a Citgo, podría perder mi empleo”.

INQUIETUD POR UN CONTROL RUSO DE CITGO
El Estado venezolano, a través de Pdvsa, compró en dos tramos la totalidad de Citgo entre 1986 y 1990. La compañía, con sede en Houston, fue fundada en 1910 y muchos estadounidenses desconocen que es de propiedad venezolana. Pero aún así Caracas ha tratado de utilizarla políticamente. Desde 2005, Citgo ha proporcionado en invierno a precios muy bajos petróleo, que se utiliza para calentar, a una organización que ayuda a vagabundos en Boston gestionada por un familiar del expresidente John F. Kennedy.

El Gobierno venezolano trata desde 2014 de vender Citgo, que es de los pocos negocios algo rentables de Pdvsa. En las últimas semanas, varios senadores demócratas y republicanos han pedido al Departamento del Tesoro que no permita que Rusia pueda tomar el control de Citgo, lo que, alegan, podría tener consecuencias de seguridad energética y en los precios.

El motivo es que Rosneft, la compañía petrolera estatal rusa, hizo un préstamo de unos 5.000 millones de dólares a Pdvsa. Y a cambio Pdvsa puso el 49,9% de sus acciones en Citgo como colateral en caso de impago. Si la debilitada compañía venezolana no logra devolver el crédito a finales de año, a Rosneft solo le haría falta comprar un pequeño número de bonos para hacerse con el control mayoritario de Citgo.

El petróleo en Venezuela, un sector en crisis profunda sin visos de mejora – El Nacional – 25 de Mayo 2017

En abril, la producción de crudo venezolano cayó en 0,46 millones de barriles diarios (mbd), hasta los 2,194 mbd, lo que supone una caída de cerca del 17% desde 2015

pdvsasocialista
El sector petrolero de Venezuela, el país con las mayores reservas del planeta, vive una crisis profunda provocada por la falta de inversiones y la mala gestión, una situación sin visos de mejora a corto plazo, indican los analistas consultados por la AFP.

Ante la afirmación del ministro venezolano del Petróleo, Nelson Martínez, que este jueves dijo en la OPEP que el sector funciona con “normalidad”, los analistas dibujan un panorama mucho más complejo y pesimista, donde Petróleos de Venezuela (PDVSA), la compañía nacional, es el eslabón más débil.

“PDVSA está obligada a importar productos de Estados Unidos y petróleo a precios internacionales y no tendría porque. Es una gestión desastrosa”, resume Gonzalo Escribano, responsable del programa energía del Real Instituto Elcano.

Y ello consecuencia en primer lugar de una producción en declive constante desde hace más de una década y que confirman las últimas cifras de la OPEP.

En abril, la producción de crudo venezolano cayó en 0,46 millones de barriles diarios (mbd), hasta los 2,194 mbd, lo que supone una caída de cerca del 17% desde 2015.

“Es un caso típico de falta de inversión”, asegura Abhishek Deshpande, un analista especialista del petróleo de Natixis.

“El verdadero problema es que PDVSA se ha convertido en la vaca lechera del gobierno pero no ha habido inversiones, de manera que no aumenta la productividad, y se ve obligada a importar petróleo regularmente de Estados Unidos”, apunta por su parte Christopher Dembik, responsable de investigación económica en Saxo Bank.

A la paradoja de un país riquísimo en recursos naturales pero con una economía en declive (lo que los economistas llaman “la maldición de los recursos” y que sufren otros países del globo) se une ahora una crisis política y social.

En un contexto de escasez de bienes básicos y con la inflación más alta del mundo, que el FMI proyecta en 720% este año, Venezuela vive desde hace casi dos meses una ola de violencia por las protestas callejeras.

En casi dos meses de manifestaciones contra el gobierno socialista de Nicolás Maduro han muerto más de 55 personas.

“Las compañías que invierten en Venezuela están perdiendo fe en recibir el fruto de sus inversiones. Para frenar el declive [de producción] hay que invertir, pero no habrá inversiones mientras el país sigue en crisis”, advierte Abhishek.

– Desinversión china –

Los analistas coinciden en que la gestión de PDVSA está mermada por la corrupción y, en los últimos meses, por una deuda cada vez más preocupante.

“Hoy PDVSA tiene un nivel de endeudamiento demasiado grande y desde septiembre del año pasado tiene problemas para devolver sus créditos” apunta Christopher Dembik, y advierte que “hay un nivel de corrupción tan elevado que nadie sabe cual es la liquidez real”.

En paralelo, Rusia y China, que habían invertido en el sector petrolero venezolano, también están ahora revisando sus posiciones en un país donde el crudo es la fuente de más del 90% de las divisas de Venezuela.

Es el caso del gobierno de Pekín, que en 2009 acordó con el entonces presidente Hugo Chávez invertir en el sector a cambio de que Caracas le vendiera petróleo a bajo precio.

“Pero desde hace un año y medio China decidió de retirar progresivamente sus inversiones de Venezuela”, indica Dembik, incluyendo la repatriación de numerosos ingenieros que trabajaban en el sector petrolero.

Ademá, apunta el analista, teniendo en cuenta la caída del precio del barril en los últimos años China ya no necesita tanto como antes el crudo venezolano.

Frente a esta situación, los observadores a apuntan a una agravación de la situación, al menos a corto plazo.

“¿Puede bajar todavía más la producción? Sí, si Venezuela continua en crisis” apunta Abhishek Deshpande.

A largo plazo, según Gonzalo Escribano, la única solución pasa por un acuerdo político que permita “una reforma drástica del sistema energético del país”.

“La única forma de que el país pueda salir adelante es a través del sector petrolero, pero no esperando que mejore el precio a través de la OPEP, sino dedicándose a que PDVSA funcione, que tenga fondos, que haya inversiones, que el petróleo fluya, que las refinerías funcionen”, sentencia.

“La Asamblea Constituyente de Maduro será el fin de la república” – Entrevista a Carlos Oteyza por A.Torres Reyes – El País – 20 de Mayo 2017

El historiador y cineasta aboga por alcanzar un amplio pacto social para salir de la crisis
1494947309_433688_1494950255_noticia_normal_recorte1.jpgLa salida de Nicolás Maduro del poder no será suficiente. El historiador y cineasta Carlos Oteyza (Caracas, 1951) está convencido de que será, apenas, el primer paso. El inicio de un largo camino para empezar a salir de la crisis política y económica. Un camino que debe pasar, necesariamente, por dejar de depender del petróleo, fortuna y maldición en Venezuela, y por alcanzar un amplio pacto social. La Asamblea Constituyente que el régimen pretende instalar va, sin embargo, en la dirección contraria y supondría “el fin de la república”. “Los venezolanos estarán en la calle y la van a parar. La única manera de que esto pase será con una dictadura militar”. Leer más de esta entrada

La confesión del asesino de PDVSA, Rafael Ramirez por Gustavo Coronel – Blog Las Armas de Coronel – 1 de Mayo 2017

gse_multipart55967En un artículo que apareció ayer, ¿dónde más? , en APORREA, el principal culpable de la debacle de Petróleos de Venezuela, Rafael Ramírez, hoy bajo investigación de las autoridades estadounidenses, escribe un cursi artículo sobre lo que él llama “la nacionalización de la faja del Orinoco”. En este artículo Ramírez confiesa como Hugo Chávez y él acordaron asesinar la empresa que le proporcionaba ingresos a Venezuela y como la convirtieron en una quincalla que importa pollos, siembra sorgo y cría vacas, pero está hipotecada a China. Tremenda soberanía petrolera la que propiciaron estos asesinos!
El artículo puede leerse en https://www.aporrea.org/energia/a245067.html , titulado: “La Nacionalización de la Faja Petrolífera del Orinoco”.
Comienza así: “Este lunes primero de mayo se celebran diez años de la Nacionalización de la Faja Petrolífera del Orinoco…. Su carácter Nacional estaba signado por el objetivo estratégico de recuperar el control soberano de nuestros recursos naturales, el Petróleo y el Gas, bajo control del Estado como representante del interés colectivo del Pueblo. Esto pasaba por tener el control de nuestras reservas, territorio, operaciones, recuperar lo que se había entregado a las transnacionales durante la apertura petrolera, refundar a PDVSA como una empresa del Pueblo, al servicio de los intereses del Estado, la Nueva PDVSA. Se trataba de recuperar la propiedad, nuestras capacidades operativas, los ingresos, el precio, el marco fiscal, las exportaciones y la soberanía en decidir cuánto producimos y a quién le vendemos. Restablecer nuestro rol y liderazgo en el seno de la OPEP”.
Estos párrafos muestran claramente la magnitud del crimen cometido por Chávez y Ramírez en contra de la Nación venezolana. Hoy en día, el régimen ha perdido el control de la faja, al no poder hacer las inversiones a las cuales se obligó mediante el acto de “nacionalización” que Ramírez describe. China y Rusia mantienen con su dinero la poca actividad que se realiza allí, una actividad saturada de corrupción, a cargo de contratistas amigos y de una empresa militar que sabe de petróleo lo que yo sé de sánscrito. Hoy en día PDVSA está sentada sobre inmensas reservas de petróleo pesado a extra-pesado que no puede desarrollar porque no tiene ni dinero ni gerencia ni tecnología para hacerlo. Por ello, ese petróleo amenaza con quedarse eternamente bajo tierra. La empresa carece de capacidad operativa, está acosada por los acreedores en todas partes del mundo y ha tenido que empeñar a CITGO a los rusos para poder pagar los intereses de los bonos que emite. ¿Qué soberanía petrolera puede ser esta?, preguntamos al asesino. Ni producen ya, porque la producción ha caído a menos de dos millones de barriles diarios y se mantiene estancada en la faja, ni exportan porque la exportación va a Cuba, China (para pago de deudas) y han perdido el mercado de la India; ni cobran, porque ya son pocos quienes le pagan en efectivo y porque regalan la gasolina en el mercado interno. Hoy día China recibe petróleo como pago de préstamos que el loco difunto utilizó para elegirse presidente, a pesar de saber que agonizaba. Pregúntenle a Giordani. Dice el asesino Ramírez que, con lo que él llama “nacionalización”, se lograría restablecer el liderazgo de Venezuela en la OPEP. Vayan ustedes hoy a la OPEP a ver que pito toca el narco-régimen. Ninguno. Venezuela es un actor de reparto en la OPEP y los representantes del régimen allí son los muchachos de mandado de Arabia Saudita. Para rematar el crimen el par de asesinos le dieron a las empresas extranjeras el 40% de la propiedad de la producción de la faja, cuando antes eran simples contratistas de la operación. Y hablan de “nacionalización”. Hoy en día hay al menos una docena de empresas extranjeras presentes en la Faja, dueñas del 60% de las empresas mixtas. Y esas empresas extranjeras están a cargo de la poca operación que existe allí, dada la incompetencia de la PDVSA roja. Pregunto a Ramírez: ¿Que “nacionalización” fue esa, asesino?
Continúa Ramírez diciendo lo siguiente: “Se inició un proceso inédito y profundo de distribución popular de la renta petrolera. De allí fue que se pudieron desarrollar los programas sociales de la Revolución: la Misión Robinson, Ribas, Sucre, Barrio Adentro, Alimentación, Gran Misión Vivienda Venezuela, toda la infraestructura social, educativa, salud, casas de alimentación, espacios públicos, La Estancia, Consejos Comunales, Universidad Bolivariana, UNEFA, Transporte, la Defensa Nacional, Convenios internacionales con China, Cuba, Rusia, Petrocaribe. Es por ello que se pudo derrotar la pobreza y la exclusión”.
Este asesino de PDVSA y de la Nación confiesa aquí uno de los peores crímenes que cometió el desequilibrado difunto, con su complicidad. Repartieron el dinero petrolero como dádivas, como limosnas. Porque las llamadas misiones no eran ni son la respuesta a la pobreza. Peor aún, representan la consolidación de la pobreza y de la dependencia. Al reemplazar programas estructurales de educación y de salud en el país con dádivas y subsidios, estos asesinos crearon una inmensa legión de limosneros, de seres totalmente dependientes del estado, quienes han sido obligados por los asesinos a pagar esas limosnas en lealtad política a lo que rápidamente se convirtió en un narco-régimen, cuando el dinero petrolero comenzó a escasear.
El difunto daba pescados al pueblo pero no los enseñó a pescar. Hoy día los venezolanos son más pobres que cuando estos asesinos llegaron al poder. Ahora que se acabó la fiesta, la gente está pasando hambre y muriendo de mengua. Mi pregunta al asesino de PDVSA, Ramírez, es: ¿Donde están las misiones, los subsidios, las dádivas? ¿Que se ha hecho el dinero del petróleo? ¿En cuales bolsillos está ese dinero? Ramírez debe tener la respuesta a estas preguntas porque el derroche y la corrupción fueron su especialidad durante los años que arruinó a PDVSA.
Continúa Ramírez diciendo: “Ese es el rol asignado a la Nueva PDVSA, Roja Rojita, por el Comandante Chávez: un poderoso instrumento de desarrollo y expansión de nuestras fuerzas productivas, de la clase obrera, generadora de conciencia que irradie a toda la sociedad, que su modelo se pudiese replicar a toda la capacidad industrial que la revolución ha rescatado o creado para el Pueblo. Por eso Chávez creó las filiales: PDVSA industrial, las fábricas de tubos, válvulas, taladros, astilleros, estructuras metálicas, plataformas, Gas Comunal, Agrícola, construcción, construcción de viviendas. La nueva PDVSA no podía ser solo una empresa que produjera Petróleo y Gas, sin participar en el proceso político-social, porque entonces tendríamos, en cuestión de tiempo, una empresa petrolera como la Vieja PDVSA, como la Shell, Petrobras o cualquier otra entidad privada, de espaldas al pueblo”.
Pocas veces habíamos visto tanto cinismo, tanta ignorancia, tanta maldad, como la que exhibe este asesino de PDVSA en estos párrafos. Lo que él llama la Nueva PDVSA no es más que el cascarón vacío, lleno de pus y de deudas, que, antes de llegar ellos al poder, era una de las empresas petroleras más solventes del mundo. Hoy día PDVSA está financieramente arruinada, no paga a sus proveedores, le confiscan cargamentos de petróleo en los puertos del Caribe, la tienen demandada unas quince empresas en todo el mundo, tiene hipotecada a CITGO, ha vendido refinerías y activos en todo el mundo en un proceso de criminal liquidación, sus gerentes – en imitación de sus jefes máximos – se han dedicado a repartirse comisiones con los contratistas amigos. Ramírez mismo ha sido descrito como un extorsionista por el Wall Street Journal, ver: https://www.wsj.com/articles/u-s-investigates-venezuelan-oil-giant-1445478342 . Para Ramírez era inaceptable que PDVSA fuese una empresa petrolera, como debe ser. Tenía que convertirse en lo que él llamó, en discurso miserable que ya figura en su prontuario, “la PDVSA roja, rojita”, la cual posee hoy cinco veces más empleados, produce un 40% menos y está endeudada hasta los calzoncillos. Oír este miserable discurso en: https://www.youtube.com/watch?v=2I925uJ9U48
Ramírez continúa diciendo lo siguiente en su larguísima confesión. “La IV República, AD y Copei, junto a la vieja PDVSA, entregaron la Faja a las transnacionales durante la apertura petrolera. Ellos sabían que se trataba de la acumulación de petróleo más grande del mundo, pero lo escondieron, mintieron al país. Dijeron que era bitumen y nunca quisieron certificar las reservas. Habían logrado que la apertura les entregara la última gran provincia petrolera del planeta, alegando que no era petróleo, con regalías de solo 1%, sin pagar impuestos petroleros, sin que PDVSA operara, sin mayoría del Estado, sin control de las exportaciones, ni de los ingresos. Un desastre, el saqueo”.
La verdad es que durante la apertura la faja llegó a establecer la producción que tiene hoy y pudieron construirse los mejoradores de crudo que existen hoy, mal mantenidos por el narco-régimen y los únicos que se han hecho, ya que el narco-régimen no ha hecho más nada en la zona que no sea robar los reales. Sus mismos fiscales han establecidos el horrible nivel de corrupción que existía y existe allí, ver: http://lasarmasdecoronel.blogspot.com/2016/02/gravisimo-aqui-estan-las-pruebas-del.html . Lo del bitumen es estúpido porque los técnicos saben que una buena porción de la Faja está representada por bitúmenes, hidrocarburos de una viscosidad tal que son definidos técnicamente como tales. Todos sabemos que el 1% de regalías era aplicable solo temporalmente, mientras las empresas extranjeras recuperaban su inversión. Hoy en día no hay producción adicional en la Faja y el cero de cero es cero. Lo que hay son deudas con Rusia, China, Chevron, Schlumberger, Japón, etc., que el narco-régimen no puede pagar y por ello está siendo objeto de demandas en todo el mundo. Por enésima vez digo que el cálculo de reservas hecho por la PDVSA de Ramírez y del Pino fue fraudulenta y violatoria de los conceptos internacionalmente aceptados sobre reservas probadas. Fue un ardid del difunto para “darse importancia” a nivel geopolítico.
El resto del artículo es abrumadoramente cursi, la descripción de cómo hicieron la ceremonia, como se congregaron los trabajadores, como entraron a las instalaciones que “estaban negadas al estado”. Cuanta ridiculez, cuanto complejo de inferioridad exhibe el asesino en estos párrafos. Todos se arropaban con “banderas de ocho estrellas”. Que tristeza ver como la acción productora en l faja fue reemplazada por la cursilería y el simbolismo hueco y populista. Dice Ramírez: “El Comandante me hizo el honor de antecederlo en la palabra con un mensaje a nuestros trabajadores. Allí, para mi sorpresa, me levantó la mano en un acto espontáneo y sincero de victoria y camaradería”….. Su discurso culminó con el paso rasante de nuestros aviones Sukhoi que simbolizaban el ejercicio de nuestra independencia”. Lo que el asesino describe como épico no fue más que una payasada amenizada por aviones rusos, la mayoría de los cuales ya no pueden volar.
Dice Ramírez: “nadie ni nada podrá arrebatarnos la Faja. Las transnacionales no volverán. Ahora que la derecha violenta arremete, se asoma el fascismo, ahora que no está Chávez y que el imperialismo cree acabada la patria de Bolívar, mañana primero de mayo los trabajadores deben jurar y reafirmar en su corazón infinita lealtad a Chávez, su legado, Faja Petrolífera, Pueblo y Socialismo. Así lo hicimos nosotros en los momentos de ofensiva y combate, así lo hemos hecho en los terribles momentos de su partida. ¡Venceremos!”.
Necias palabras. Revelan una postura llena de odio, una mente torcida por los privilegios, el poder y el dinero. Admite el crimen y se siente orgulloso de su crimen. Manejó a PDVSA de manera traidora a la Nación y, al irse, dejó a PDVSA en manos de un grupo de ignorantes y corruptos. El resultado está a la vista. Nadie puede ya engañarse. Por eso, este artículo de Ramírez que pretende ser un meloso elogio del narco-régimen se lee realmente como la confesión de un espantoso crimen.

Repsol saca a los trabajadores extranjeros de Venezuela – Intereconomia.com – 26 de Abril 2017

Las petroleras activan las alarmas para sacar a su personal extranjero del país. Repsol, Statoil o Chevron ya han comenzado a evacuar a sus empleados extranjeros ante el aumento de la tensión en las calles.

Según han asegurado fuentes familiarizadas con la situación a Reuters, Statoil, Repsol y Chevron son tres de las petroleras que están sacando personal extranjero del país. Asimismo, estas petroleras tienen una participación minoritaria en más de 40 empresas conjuntas con la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) que surten al país con producción de crudo crucial para generar ingresos en medio de la crisis.

En concreto, la emergencia económica decretada por el Gobierno de Nicolás Maduro podría costarle a Repsol 2.414 millones de euros, según apuntó Antoni Brufau en junio de 2016.

Pese a ser uno de los mayores exportadores de petróleo del mundo, Venezuela ha sucumbido a una brutal recesión debido a la nefasta gestión del régimen chavista. La escasez y los elevadísimos precios han propagado la miseria y el desabastecimiento de productos básicos. El FMI apuntaba a una inflación del 720% solo para este 2017, pero podría incluso dispararse al 2.068% de cara al 2018.

Maduro ha tratado de silenciar a la oposición con 26 muertos en el país, líderes opositores encarcelados y sin una reconocida autoridad de la Asamblea Nacional. Hasta ahora, los yacimientos petrolíferos no se han visto afectados por las protestas de la oposición.

La noruega Statoil ha evacuado a entre cinco o seis empleados que aún permanecían en Venezuela. Según sus web, hay 30 empleados en total, pero sin dar una cifra por nacionalidades.

Repsol, con un 40% de participación en la empresa conjunta con PDVSA Petroquiriquire y que también participa en la Faja, ha sacado a cerca de 10 empleados, aunque la petrolera no ha comentado el caso.

Chevron, por su parte, ha declinado realizar comentario alguno para salvaguardar a su personal. La rusa Rosneft ha afirmado que “la situación política interna de Venezuela no afecta las operaciones de la empresa mixta. El trabajo está siendo ejecutado según lo programado”.

No es la primera vez que se advierte de los altos riesgos del negocio internacional de las petroleras. Repsol opera en algunos países gobernados por dictadores o regímenes cuasi dictatoriales disfrazados de democracia, o bien inmersos en un grave conflicto social. La corrupción y la violación de derechos humanos no ha impedido a Repsol hacer negocios con el régimen bolivariano al contar con derechos mineros sobre 8 bloques en producción. Venezuela ocupa el puesto 186 de 189 en el ránking para hacer negocios debido a los altos impuestos y a las trabas burocráticas a la hora de emprender.

Los trabajadores extranjeros en Venezuela tienen una fuerte restricción de movimientos, con residencia en zonas custodiadas fuertemente debido a secuestros, con prohibición de moverse a determinadas zonas, así como salir de noche. Los vehículos en los que se movilizan son blindados, como ocurre en otros países de Latinoamérica.

A %d blogueros les gusta esto: