elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Petróleo

Soluciones para rescatar Pdvsa por Ramón Castro Pimentel – La Patilla – 12 de Diciembre 2017

1510580668298

La debacle de Pdvsa ya no es solo un problema de los venezolanos sino un asunto de importancia internacional. Caída de la producción, creciente corrupción, mínima capacidad de refinación, purgas políticas, entre otros factores, influyen en la destrucción de la que fue una de las principales petroleras del mundo. Un experimentado profesional de la antigua Pdvsa ofrece su punto de vista para rescatarla. Lo hace de forma sencilla pero con un profundo conocimiento de esta industria.

El petróleo ha sido, es y será el mejor y quizás único recurso viable para lograr el desarrollo de la población venezolana, entendiendo por ello la satisfacción de las necesidades básicas de su gran mayoría.

Es incuestionable para demócratas y comunistas que la industria petrolera actual ha llegado a un nivel de deterioro que hace inviable el Estado venezolano a mediano y largo plazo ya que los niveles de exploración, producción, refinación, transporte y mercadeo no permiten satisfacer sus necesidades. Existen suficientes análisis, estudios y justificaciones técnicas que avalan esta posición.

Las acciones que a continuación expondré están expresadas en lenguaje coloquial y venezolano ya que considero que la mayor falla de los tecnócratas ha sido nuestra incapacidad de trasmitirle a los ciudadanos las bondades de nuestras propuestas y sobre todo tomando en consideración que, hoy más que nunca, es imperativo emocionar al pueblo.

Zapatero a tus zapatos. Siendo socialmente responsable, Petróleos de Venezuela debe dedicarse estrictamente a las funciones que fueron establecidas en su constitución como empresa mercantil. En tal sentido, es imprescindible adecuar todo el estamento jurídico para lograr ese cometido. De esta manera cada quien podrá ser evaluado en virtud de sus ejecuciones y se maximizarán los beneficios al Estado venezolano que continuará siendo el único propietario de las acciones de Pdvsa.

Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios. Mediante un referéndum se debe proponer que los dividendos que produzca Pdvsa sean distribuidos entre todos los venezolanos otorgándoles a cada uno de ellos una acción preferencial e intransferible. Su producto en dinero podrá ser utilizado para el pago de alimentos, impuestos, medicinas y hospitales, cancelación a bancos por compra de viviendas y todas aquellas erogaciones que sean necesarias para la subsistencia familiar reemplazando los subsidios directos e indirectos hoy día otorgados.

No me des, ponme donde hay. El petróleo debemos sembrarlo. Hay que aprovechar las ventajas geográficas, tecnológicas y de producción que desarrollará la industria petrolera venezolana para que, obteniendo el precio justo por sus productos, pueda priorizar la entrega de ellos dentro de Venezuela para lograr el desarrollo al máximo de la industria petroquímica y de la industrialización de los hidrocarburos líquidos y gaseosos, maximizando así la generación de empleos en nuestro país.

El crimen nunca paga. Es imperativo la revisión de los contratos lesivos al interés nacional así como la revisión y adecuación de todo el sistema de contratación de Pdvsa para adecuarlo a los tiempos modernos de inversión y crecimiento que permitan el logro de los objetivos de la Pdvsa y la Venezuela del futuro.

No todo palo sirve para cuchara. Es necesario ejecutar un agresivo programa de personal, que permita solventar las injusticias cometidas y atraer las mejores capacidades profesionales dentro y fuera de Venezuela, con o sin experiencia en Pdvsa. para devolverle su musculo técnico, gerencial y meritocratico, adecuándolo a las nuevas realidades y cumplir los objetivos trazados a corto mediano y largo plazo.

Las anteriores acciones serán implantadas armónicamente a través de todas las herramientas tecnocráticas que poseemos hoy día e invito a los auténticos venezolanos a debatir estas ideas.

*Ramón Castro Pimentel es un administrador de empresas venezolano, especialista en las áreas de Mercadeo y Asuntos Públicos, con 35 años de experiencia en la antigua gerencia de Petróleos de Venezuela (Pdvsa). Es profesor jubilado en las cátedras de Mercadotecnia de la Escuela de Administración y Contaduría y en el Posgrado de Administración de Hidrocarburos de la Universidad Central de Venezuela (UCV). Fue presidente de la Corporación Consultora de Petróleo de la UCV entre 1999 y 2009.

 

El perfume del petróleo por Eugenio Montoro – ABC de la Semana – 10 de Diciembre 2016

col-eugenio-montoro-150x150.jpgLa Fundación Creole me otorgó una beca de estudios en 1959. Con ella pude recibir la educación de los curas salesianos que marcaron dos cosas que conservo: ser honesto y ser librepensador. La beca respaldó también mi paso por la Universidad y, al graduarme, entré como Pedro por su casa en la refinería de petróleo más bonita del mundo: Amuay.

Allí empecé a distinguir olores. El dulzón del diesel, el ocre del asfalto, el familiar del kerosén y muchos otros. Amuay era un enjambre de actividad. Los jefes enseñaban a los nuevos con la claridad del que se sabe de paso. Nadie hablaba de trampas o corrupción. Parecía que eso no existía. La nacionalización de la industria petrolera tuvo pocos problemas.

La Creole vino a ser Lagoven, la Shell Maraven y así por estilo, y para sorpresa de los que allí estábamos, los políticos decidieron que debíamos seguir trabajando como una empresa privada. Fuimos una de las empresas más grandes y eficientes. Nos gustaba oír eso. Muchos decían que éramos arrogantes y una organización sin control. A falta de un “arroganteómetro”, no puedo defenderme pero de que hacíamos las cosas sin control eso no es verdad. Seguíamos normas y procedimientos con mucho apego. Siempre fuimos meritocráticos y los mejores eran recompensados.

La llegada de Hugo Chávez a la Presidencia dejó claro que la industria cambiaría. Su afán de control militar y su desprecio al mérito empezó a chocar con los valores de PDVSA.

Sucedió algo insólito: los petroleros comenzaron a protestar y a revelarse contra los cambios. Reaccionaban frente a la inmoral arremetida de un régimen que quería convertir a PDVSA en una babosa manada. En diciembre de 2002, la sociedad civil convocó a un paro nacional y los petroleros, por decisión personal e independiente, se le unieron. Casi todos los negocios cerraron y las operaciones de PDVSA se paralizaron. El liderazgo político prolongó el paro pero ya en Febrero de 2003 era evidente que el gobierno controlaba la situación y más de veinte mil personas habían sido despedidas de PDVSA.

Muchos analistas coinciden en que el paro fue un error. Nunca estaré de acuerdo. El paro sucedió porque millones de personas querían salir del nefasto régimen de Chávez y en el caso particular de los petroleros era claro anticipar el pobre futuro de la industria si era manejada como entidad política. Era un absurdo descomunal tal como si el nuevo esposo de nuestra madre pretende también acostarse con nuestras hermanas. No había opción sino pelear. El paro mostró a un núcleo petrolero compacto en valores que hizo lo único que era éticamente correcto.

No me extrañaría que cuando salgamos de este régimen, el 2 de diciembre, fecha en que se dio inicio a la huelga, pase a ser un día de especial significado por aquellos miles de hombres y mujeres que perfumaron de decencia al petróleo y defendieron a su Patria con una entrega y fiereza ejemplares.

Despotismo y default en Venezuela – The Economist/La Patilla – 1 de Diciembre 2017

Maduro-Quiebra.jpg

En julio pasado, el gran problema de Nicolás Maduro fue una rebelión respaldada por la oposición contra su plan de reemplazar el parlamento electo de Venezuela por una asamblea constituyente elegida a dedo. Más de 120 personas murieron en protestas masivas y las fuerzas armadas parecieron dudar brevemente en su apoyo al gobierno. Ahora el dictador presidente de Venezuela tiene su nueva asamblea en su lugar y a la oposición donde la quiere, dividida y debilitada. Pero él tiene ahora otro problema: se está quedando sin dinero en efectivo.

Después de años de mala gestión, la industria petrolera más importante de Venezuela figura como un buque petrolero naufragado. Según los datos proporcionados por el gobierno a la OPEP, la producción de petróleo en octubre promedió 1.96 millones de barriles por día, un descenso de 130.000 barriles diarios frente a septiembre (y 361.000 barriles diarios desde octubre de 2016). Restan el petróleo suministrado por casi nada a los venezolanos y a Cuba, y los envíos para reembolsar préstamos de China y Rusia, y solo alrededor de 750,000 barriles diarios se venden en efectivo, según Francisco Monaldi, economista venezolano de la Universidad de Rice en Texas. Y aunque el precio del petróleo está por encima de su mínimo de 2015, todavía es un poco más de la mitad de su nivel de 2012.

Debido a que las políticas del régimen han acabado con muchas empresas, el petróleo ahora representa el 96% de las exportaciones. A pesar de una brutal reducción de las importaciones, el gobierno está luchando para pagar las deudas acumuladas por Hugo Chávez, el último predecesor y mentor de Maduro. En octubre, Standard & Poor’s, una agencia de calificación, declaró a Venezuela en “default selectivo”. Para el 27 de octubre, el país estaba atrasado en pagos por un total de $ 1,5 mil millones de dólares, de los cuales más de la mitad no se pagaron dentro del período de gracia de 30 días.

América Latina ha visto muchos incumplimientos de deuda, pero este es diferente. “Decreto una refinanciación y una reestructuración de todos … los pagos en Venezuela”, dijo Maduro. Le gusta emitir decretos; pero podría sorprenderse al saber que los acreedores no pueden ser simplemente mandados. Confió las negociaciones a su vicepresidente, Tareck El Aissami, con quien un banquero de Nueva York no puede hacer tratos porque Estados Unidos dice que es traficante de drogas (lo que él niega). Las recientes sanciones de los Estados Unidos también significan que los estadounidenses no pueden aceptar nuevos bonos de Venezuela, como lo requeriría una reestructuración de la deuda.

Algunos tenedores de bonos ahora están consultando a sus abogados, según Francisco Rodríguez de Torino Capital. Una de sus opciones contractuales es “acelerar” el incumplimiento de los bonos, exigiendo su reembolso completo inmediato, y luego solicitar una orden judicial para confiscar los cargamentos de petróleo y otros activos. Podrían dudar en creer que el gobierno intentará seguir pagando; algunas de las demoras se deben a que los banqueros ahora están sometiendo los pagos venezolanos a un escrutinio minucioso. Pero “la pelota está en el campo de los tenedores”, dijo el Sr. Rodríguez.

Todo esto en un momento que Maduro eligió para despedir a su ministro de Petróleo y al jefe de la compañía petrolera estatal, PDVSA. El nuevo jefe de PDVSA, Manuel Quevedo, es un general de la guardia nacional, la policía militar que reprimió las protestas. Su designación se produce después del arresto, presuntamente por corrupción, de más de 50 gerentes de la industria petrolera cercanos a Rafael Ramírez, el jefe petrolero de Chávez, quien fue presuntamente despedido como embajador de Venezuela en la ONU el 29 de noviembre. El señor Quevedo no sabe nada del petróleo, pero está cerca de Diosdado Cabello, un ex oficial del ejército que es el principal rival de Maduro en el régimen. Los analistas dicen que el señor Cabello siempre ha querido controlar la industria petrolera, la principal fuente de dinero en Venezuela, ya que el dinero es poder.

Una perspectiva brilla en esta oscuridad. Maduro se mantiene alentado por el éxito del gobierno en las elecciones estatales de octubre. Los votantes desmoralizados de la oposición se mantuvieron alejados, y el régimen logró persuadir a muchos venezolanos pobres de que si no votaban por el gobierno no recibirían raciones de alimentos subsidiados. El fraude también pudo haber ayudado. Al encarcelar a oponentes intransigentes, Maduro ha domesticado a otros. Aunque parte de la oposición mantiene conversaciones con el gobierno en la República Dominicana el 1 de diciembre, no hay señales de que Maduro permita que las elecciones presidenciales previstas para diciembre de 2018 sean libres o justas.

Por el contrario, las especulaciones en Caracas señalan que adelantará las elecciones, tal vez hasta marzo. Habiendo cuadrado al Sr. Cabello, el Sr. Maduro volvería a postularse. Y gastaría unos miles de millones que podrían haberse destinado a los pagos de la deuda para impulsar las importaciones temporalmente. Esperanzar a los tenedores de bonos mientras pretenden incumplir pudiera ser una estrategia política ganadora a corto plazo. ¿Y entonces? “Claramente esperan que el precio del petróleo los salve”, dice Monaldi. “Pero puede ser demasiado tarde.”

 

Maduro dice estar dispuesto a dejar de vender petróleo a EEUU – La Patilla – 28 de Noviembre 2017

petroleolago.jpg

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se declaró este martes dispuesto a dejar de vender petróleo a Estados Unidos, al que suministra unos 750.000 barriles diarios de los 1,9 millones que produce, reseñó AFP.

“El día que ellos no quieran que le vendamos nuestro petróleo, agarramos nuestros cachivaches y (…) vendemos todo nuestro petróleo para el Asia, no tenemos problema”, dijo Maduro al posesionar al general Manuel Quevedo como nuevo presidente de la estatal de energía Pdvsa.

El mandatario acusa a Washington de liderar una “persecución financiera” contra Venezuela, a la que el presidente Donald Trump impuso sanciones económicas en agosto pasado.

Esas medidas prohíben a ciudadanos y entidades estadounidenses transar nueva deuda pública venezolana, una cuestión crucial en momentos en que el país y Pdvsa fueron declarados en default por un grupo de acreedores y agencias calificadoras de riesgo.

Maduro busca renegociar la deuda externa, que se calcula en unos 150.000 millones de dolares, de los cuales 30% corresponden a la petrolera.

“Míster president Donald Trump: usted decide, mi compadre. Si quiere que nosotros sigamos vendiendo petróleo, vendemos petróleo; si un día usted se deja calentar la oreja por los locos extremistas de derecha, Venezuela agarra sus barquitos y se lleva su petróleo al mundo y lo vendemos igualito”, insistió Maduro entre vítores de cientos de trabajadores de Pdvsa.

 

Pdvsa negocia obtener créditos de cuatro compañías petroleras – El Nacional – 23 de Noviembre 2017

La empresa estatal espera que le financien proyectos

1510580668298.jpg
La empresa Petróleos de Venezuela (Pdvsa) habla con las empresas Rosneft (Rusia), Eni (Italia), Repsol (España) y Statoil (Noruega) para obtener créditos para proyectos en las áreas de petróleo y gas.

César Triana, vicepresidente para gas de Pdvsa, presentó sus expectativas sobre la situación con la agencia Reuters: “Hablamos con nuestros aliados, con nuestros socios estratégicos, con Rosneft, Eni, Repsol y Statiol. Ellos esperan continuar trabajando con nosotros. Esperan financiar nuestros proyectos para impulsar los sectores del crudo y gas a corto plazo”.

Reuters no pudo hablar con las compañías mencionadas por Triana.

 

Huyendo de pesadillas por José Toro Hardy – 14 de Noviembre 2017

Unknown.jpegQuisiera hablar hoy acerca de una amenaza fundamental que nos afecta como nación … es una crisis de confianza. Es una crisis que golpea nuestros corazones.

Creíamos que éramos una nación rica. Que la naturaleza había dotado a Venezuela de tierras fértiles, de agua en abundancia, de recursos naturales de todo tipo, en particular de inmensas reservas de petróleo.

A lo largo del Siglo XX Venezuela pudo disfrutar de una etapa de paz enriquecedora. Tuvimos, sí, dictaduras. Sin embargo, aunque cueste reconocerlo, comparadas con otras de la región fueron relativamente benignas.

El maná abundante de petróleo que nos cayó del cielo definió el curso de la vida nacional. Podemos analizar la influencia de ese petróleo en tres etapas diferentes.

En una primera y prologada fase, el petróleo fue una bendición. Su efecto benéfico cambió la vida de los venezolanos. Logramos en un tiempo asombrosamente corto lo que otros tardaron siglos en alcanzar. De ser el país más pobre de Latinoamérica pasamos a ser el más rico. Acabamos con el paludismo, la tuberculosis, la difteria e infinidad de otras enfermedades endémicas y epidémicas que diezmaban a la población. Pasamos a tener tasas de mortalidad y expectativas de vida similares a la de las naciones desarrolladas. Levantamos un país moderno, lo electrificamos y construimos una de las represas más grandes del mundo. Erradicamos el analfabetismo. Sembramos escuelas, liceos y universidades por todas partes. Desarrollamos autopistas, carreteras, caminos vecinales. Construimos aeropuertos, puertos y servicios públicos que llegaron hasta los más apartados rincones del país.

Ya para 1947 Venezuela era el cuarto país del mundo con mayor Renta Media per cápita, sólo superado por EEUU, Inglaterra y Francia. El Bolívar venezolano y el Franco Suizo fueron las monedas más sólidas del mundo, más que el dólar norteamericano. Teníamos la menor tasa de inflación del planeta. De hecho, entre 1920 y 1980, Venezuela fue la economía del mundo que más creció.

Durante esa etapa la característica más relevante del petróleo fue la estabilidad de sus precios. Los venezolanos podíamos planificar y sabíamos hasta dónde nos alcanzaba la cobija.

La segunda fase de nuestra historia petrolera se inicia en la década de los setenta. En esos años los precios del petróleo comenzaron a dar bandazos al ritmo de recurrentes conflictos en el Medio Oriente. Cuando los precios se disparaban, como ocurrió a raíz de la Guerra del Yom Kippur y el Embargo Petrolero Árabe, los venezolanos nos indigestamos de tanto dinero. Creíamos tener a para Dios agarrado por las chivas. Nacionalizamos el petróleo y fuimos capaces de manejarlo admirablemente bien. De lo que no fuimos capaces fue de administrar bien los ingresos que nos proporcionaba ese petróleo.

A cada aumento brusco de los precios seguía una caída igualmente brusca. Nuestra economía se volvió una montaña rusa. Pensamos entonces, junto con la OPEP, que la solución era reducir la oferta para que los precios subiesen.

Pero la economía venezolana nunca más volvió a recuperar la vitalidad sostenida de los años anteriores. Nos consolábamos pensando que estábamos construyendo una sólida democracia.

Y llegamos así al Siglo XXI donde se produjo un cambio trascendental en el impacto de los hidrocarburos sobre la sociedad. De ser una bendición, el petróleo se transformó en una maldición, en el excremento del diablo como lo previó Pérez Alfonzo. Muchos de los males que creíamos erradicados para siempre están regresando.

En manos de una dirigencia populista, dogmática y corrupta, los ingresos petroleros más altos de la historia dejaron de ser un instrumento para un desarrollo económico y social sustentable y pasaron a ser una fuente para financiar una ideología e imponer un exhaustivo control político a la nación. Nos fuimos por el despeñadero de la peor crisis económica del Hemisferio Occidental.

Hoy impotente y con el corazón destrozado -como el de tantos padres- observo a mi hija menor marchándose. La nuestra era una nación a la cual todos querían venir a sembrar sueños. Hoy es un país del cual todos se quieren ir huyendo de pesadillas.

Producción de crudo venezolano por debajo de 2 millones b/d por primera vez en 30 años – El Estimulo – 13 de Noviembre 2017

Pdvsa-8-1100x618.jpg
La producción total de petróleo promedió 32,59 millones de barriles diarios en octubre, una disminución de 151 b/d con respecto al mes anterior, según fuentes secundarias de la OPEP. La producción de crudo aumentó en Angola, Libia y Arabia Saudita, y mostró descensos principalmente en Iraq, Nigeria, Venezuela, Argelia e Irán.

La producción de petróleo del país sigue cayendo significativamente. Según fuentes directas de la Organización de Países Exportadores de Petróleos, la producción venezolana cayó a 1,955 millones de barriles diarios en octubre. Lo que implica una caída de 130.000 b/d en el mes.

De acuerdo con el economista y profesor del Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA), Francisco Monaldi, es la primera vez que la producción de petróleo de Venezuela se ubica por debajo de los 2 millones b/d desde finales de los años 80.

Si bien la OPEP no tiene datos históricos públicos sobre la producción de sus miembros en la década de 1980, la última vez que Venezuela produjo menos de dos millones de bpd fue en 1989, según información del Ministerio del Petróleo reseñada por Reuters.

Por su parte, el economista Alejandro Grisanti precisó en Twitter que desde que Nicolás Maduro tomó el poder la producción petrolera ha caído 657.000 b/d, de acuerdo a Pdvsa, lo que representa una caída de ingresos de $13.353 millones, a los precios actuales.

La caída en la producción de crudo venezolano es mayor a lo exigido debido la ineficiencia que muestra Pdvsa en su gestión y que ha provocado una pérdida de 306.000 barriles en lo que va de año, en base a los reportes de fuentes primarias. Esa cifra representa la producción de un país como Ecuador o Qatar.

Pero la caída se ha profundizado en los últimos dos años. Entre octubre 2015 y octubre de 2017 se han perdido 646.000 barriles diarios, es decir, 31,34%.

En su informe mensual sobre la situación del mercado, la OPEP informa que sus catorce socios extrajeron el mes pasado una media de 32,59 millones de barriles diarios (mbd).

Esa cifra, obtenida de fuentes secundarias y no de los datos oficiales de cada país, supone una caída del bombeo del 0,4% respecto a septiembre.

 

Macri insta Trump a ordenar un embargo total a exportaciones petroleras de Venezuela – La Patilla – 8 de Noviembre 2017

2017-11-01T132733Z_1_LYNXMPEDA033I_RTROPTP_4_VIOLENCIA-ARGENTINA-ATENTADO.jpgEl presidente argentino, Mauricio Macri, instó al presidente Donald Trump, a extremar las sanciones contra el Ejecutivo venezolano con la imposición de un embargo total a sus exportaciones petroleras hacia Estados Unidos.

“Creo que deberíamos ir hacia un embargo petrolero total. Las cosas empeoran más y más (en Venezuela). Ahora, es una situación realmente dolorosa. La pobreza sube y las condiciones sanitarias empeoran cada día”, dijo Macri, durante una entrevista concedida al Financial Times, según Descifrado.

El mandatario rioplantense es el primer líder latinoamericano en apoyar abiertamente una medida tan dura. Manifestó que la misma contaría con amplio apoyo en la región, a pesar de de las dificultades que produciría. “Hemos estado hablando al respecto muchas veces y con mucha gente a lo largo del mes pasado”, dijo.

 

 

Las refinerías del chavismo, otra ruta de las empanadas por Gustavo Coronel – Blog Las Armas de Coronel – 30 de Octubre 2017

gse_multipart55967.jpgDesde 2010 el ya difunto Hugo Chávez anunciaba que en Venezuela se construirían dos nuevas refinerías de petróleo, llamadas Santa Inés y Cabruta, con una inversión de más de $14000 millones. En 2011 hicieron el movimiento de tierras para la primera de ellas. Hoy, en 2017, ninguna de las dos existe. Por su parte, el complejo refinador de Paraguaná está parcialmente desmantelado, trabajando a un 35% de su capacidad. Para “remodelar” la refinería de Puerto La Cruz contrataron a una empresa china cuyo presidente fue a la cárcel por ladrón y pidieron financiamiento a un banco portugués que fue eliminado por corrupción por el gobierno de aquel país. Hoy en día Venezuela importa gasolina, diésel y hasta petróleo crudo de los Estados Unidos.

En 2011 el difunto prometió construir refinerías venezolanas en Siria, Vietnam, Ecuador, Paraguay, Uruguay, Jamaica, Bielorrusia e Islas Fiji. Ninguna de ellas se materializó. Cuantos millones de dólares se habrán embolsillado los planificadores de esos proyectos!

En Nicaragua
En el año 2007 el difunto fue a Nicaragua con una bolsa repleta de dinero para su amigo, el pedófilo Daniel Ortega. Entre las varias promesas que hizo, incluyó el poner la primera piedra de algo que llamó La refineria el Sueño de Bolívar. Hoy, diez años después, existe todavía la primera piedra y le han agregado unas banderas, así como un poliducto que sale del sitio pero que no lleva producto alguno a ninguna parte. Sin embargo, no hay refinería alguna ni ya hay más dinero para el pedófilo. El chavismo le dio al menos unos $6000 millones al régimen de Ortega en Nicaragua y una buena parte de ese dinero ha ido a parar a los bolsillos de Ortega, su familia y sus compinches.

En Brasil
En el año 2005 se anunció que PDVSA y Petrobras construirían conjuntamente una refinería en suelo brasileño para refinar crudo venezolano. PDVSA aportaría el 40% del costo. Ocho años después PDVSA admitió que no podría pagar su parte y dejó sola a Petrobras en el proyecto, el cual fue terminado en 2014. El congreso brasileño abrió una averiguación sobre este proyecto, ya que la refinería, cuyo costo había sido estimado en $2000 millones, terminó costando unos $18000 millones. Cuánto dinero gastaría PDVSA en ese loco proyecto y a que bolsillos iría ese dinero a parar!

China 2009
En febrero de 2009 el ya difunto Hugo Chávez anunció, con bombos y platillos, que Venezuela construiría tres refinerías en China. La noticia salió publicada así en la prensa internacional:
VENEZUELA WILL BUILD OIL TANKERS AND REFINERIES IN CHINA
Top Oil News, February 19, 2009
President Hugo Chavez is vowing that Venezuela will provide China with all the oil it needs “for the next 200 years.” Chavez spoke Tuesday to a visiting delegation led by Chinese Vice President Xi Jinping. The two nations are expected to sign a series of accords on Wednesday. Venezuela and China plan to build four oil tankers and three refineries in China.

2011
En 2011 aún no se habían comenzado a construir. Sin embargo, en Enero 2011, ver: http://www.reuters.com/article/petrochina-pdvsa-refinery/update-2-china-clears-way-for-8-7-bln-venezuela-jv-refinery-idUKTOE70502W20110106 PDVSA anunció de nuevo que se estaban finalizando los acuerdos para construir tres refinerías en China. Y el 19 de Agosto de 2011 las empresas estatales Petróleos de Venezuela (PDVSA) y Petrochina firmaron un acuerdo en Pekín para la construcción de tres refinerías en China que procesarían 800.000 barriles diarios de crudo extraído en el país sudamericano, según un comunicado difundido en Caracas. PDVSA indicó que la primera de las refinerías estaría operando a principios de 2015 y procesaría diariamente 400.000 barriles de crudo extraídos de la Faja Petrolífera del Orinoco, situada en el oriente venezolano. El Correo del Orinoco afirmó, con su cara muy lavada: “En marcha primera refinería de crudo venezolano en territorio chino”, cuando ni siquiera existían los planos hechos.

2012
En abril 2012 PDVSA anunció que en ese mismo mes comenzaría la construcción de la refinería del sur de China. Así lo reportó REUTERS el 23 de ese mes: “BEIJING (Reuters) – State-run China National Petroleum Corp (CNPC) and Petroleos de Venezuela SA (PDVSA) will start building their mega joint refinery on China’s southern coast later this month, a move would pave the way for more Venezuelan oil to flow to the world’s second-largest oil user.

2017
Desde Houston PDVSA anuncia este año que los planes para las tres refinerías a ser construidas en China “están avanzando”. Hablan, de nuevo, de haber suscrito convenios para tal fin, convenios que habían sido mencionados por primera vez hace 8 años, en 2009. Los cautelosos planificadores de PDVSA ya tienen ocho años “revisando” el contrato. La noticia dice:
Venezuela, China advance plans for Chinese refinery
HOUSTON, June 12
06/12/2017
By Robert Brelsford
OGJ Downstream Technology Editor
Petroleos de Venezuela SA (PDVSA) and China National Petroleum Corp. (CNPC) have entered a series of agreements related to development and operation of the long-planned Nanhai 400,000-b/d refinery in Jieyang, Guandong Province, China.
Alongside formation of a joint venture to be named Petrochina-PDVSA Guandong Petrochemical Co. Ltd., the agreements outline terms both for supply of Venezuelan crude to be processed at the refinery as well as sale of finished products that will be produced at the site, PDVSA said.

Durante los ocho años que PDVSA ha estado hablando de las refinerías a ser construidas en China, la producción de la empresa ha colapsado, sus finanzas le impiden hasta pagar cargamentos individuales de petróleo que debe importar de los Estados Unidos y sus gerentes se han visto involucrados en hechos de gran corrupción. En esos mismos ocho años el mercado global de los hidrocarburos ha cambiado de manera dramática y Rusia – no Venezuela – se perfila como el gran suplidor de petróleo para China. China está totalmente decepcionada con Venezuela porque ve que la corrupción ha puesto en peligro la recuperación de sus préstamos al narco-régimen, los cuales ascienden a unos $70.000 millones. De manera que es altamente improbable que, en las actuales circunstancias, China decida ir adelante con las tres refinerías. ¿De donde vendría el dinero? ¿Cómo paga Venezuela a China? ¿Cuánto tiempo durará el chavismo en el poder? ¿Serán estos contratos hechos por un régimen ilegítimo reconocidos por un nuevo gobierno democrático?

Estos anuncios de PDVSA y los que hacía el ya difunto sobre planes grandiosos nunca concretados no es más que lo mismo, pero en gran escala, de los fraudes relacionados con la ruta de las empanadas, los gallineros verticales, el uso del trueque en lugar de monedas, la Universidad de Miraflores, el Gran Parque de La Carlota o los cultivos hidropónicos en las ciudades. Anuncios que cada seis meses o un año preparaba la agencia de propaganda manejada por los cubanos para mantener la esperanza en la pobre masa ignorada e ignorante.

Más fácil que construir refinerías era construir puestos de empanadas, como los anunció el difunto y hoy no existe ni uno. No hay puestos de empanadas, ni siquiera hay empanadas. Un régimen que no puede construir ventas de empanadas, ¿podrá construir refinerías en China?
Dicen que Henri Falcón y Henry Ramos Allup están a la orden para poner las primeras piedras en las refinerías chinas.

La pandilla que asesinó a PDVSA por Gustavo Coronel – Blog Las Armas de Coronel – 3 de Octubre 2017

gse_multipart55967.jpgEl asesinato de Petróleos de Venezuela comenzó el día que el fallecido sátrapa decidió colocar a Héctor Ciavaldini en la presidencia de la empresa. Desde ese momento, cinco fueron los jefes de la pandilla que liquidó a PDVSA: Héctor Ciavaldini, Gastón Parra, Ali Rodríguez, Rafael Ramírez y Eulogio del Pino. El actual encargado de la presidencia de la empresa, Nelson Martínez, será el encargado de enterrarla.

En 18 años PDVSA pasó de ser una empresa petrolera organizada a ser un centro de lavado de dinero, endeudada hasta la raíz, soporte de una narco-dictadura, pasto de corruptos e ineptos quienes la han saqueado de manera inmisericorde. El Cuadro 1 nos resume su historia en cuanto a cifras:

CUADRO 1
1998                                                        2017
Producción, b/d,                                  3 millones                                             1,9 millones
Refinación, %,                                              85%                                                        49%
Nómina de empleados,                          40.000                                                    150.000
Deuda, millardos de dólares                     3                                                              80+
% de petróleo pesado                               35%                                                           85%
Importación gasolina, b/d                      cero                                                         80000

Sin embargo, estas cifras no cuentan toda la historia trágica de la empresa. No nos dan la medida de la perversión sufrida por su misión y por sus objetivos; de la corrupción de sus gerentes y contratistas; de sus actividades ilícitas de lavado de dinero y de utilización política de sus recursos; de la manera vil como ha entregado petróleo regalado o fuertemente subsidiado a países extranjeros; de la prostitución de sus cuadros gerenciales y laborales. Esta otra parte de la historia se ha venido documentando año tras año en innumerables artículos y reportajes que serán la base de la acusación que se hará a la pandilla asesina.

Comportamiento de los jefes de la pandilla
Héctor Ciavaldini.

download.jpg
Al nombrar a Roberto Mandini presidente de PDVSA, Hugo Chávez le colocó al lado un comisario político llamado Héctor Ciavaldini. A medida que Mandini se iba desencantando de la manera como Chávez deseaba manejar a PDVSA, la intervención de Ciavaldini se hacía cada vez más grosera. Cuando Mandini protestó, Chávez lo remplazó con…. Ciavaldini. Este personaje había sido un empleado menor de PDVSA y había sido despedido por su incompetencia, por lo cual decidió demandar a la empresa. Cuando fue nombrado presidente, se dio el absurdo de que el nuevo presidente de PDVSA la tenía demandada. La tarea de Ciavaldini fue la de purgar a la empresa de gerentes profesionales y comenzar a militarizarla. Sin embargo, su mediocridad e ineptitud obligaron a Chávez a destituirlo a los pocos meses. Se enfrentó con los sindicatos petroleros, quienes fueron a la huelga, la cual generó su salida de la empresa.

Gastón Parra

parra14.jpgLa gerencia petrolera se rebeló en contra de la decisión del difunto sátrapa de remplazar a Guaicaipuro Lameda en la presidencia de PDVSA con Gastón Parra, un profesor marxista de la Universidad del Zulia, quien repetidamente había manifestado su odio en contra de lo que él llamaba una gerencia “apátrida”. Parra era un economista teórico que jamás había gerenciado una empresa, mucho menos de la complejidad de PDVSA. Fue un peón de Chávez, quien lo puso allí precisamente para generar una reacción de los gerentes en su contra y lograr así una excusa para tomarla por asalto. Al rebelarse los gerentes, los despidió. Al hacerlo, condenó a la empresa al fracaso, pues ya nunca pudo recuperarse de haber perdido sus mejores empleados.

Ali Rodríguez Araque

images (1).jpgEste personaje ha sido una especie de mono de la baraja del chavismo. Ha sido colocado en múltiples posiciones en el régimen y, en todas, ha contribuido al desastre. Su permanencia en PDVSA sirvió para poner a la disposición de Chávez todas las instalaciones, equipos y recursos financieros de PDVSA, a fin de que la autocracia se convirtiera progresivamente en una dictadura. Ali Rodríguez había sido un terrorista en los años 60, dinamitando instalaciones petroleras. En su nueva condición de presidente de PDVSA la dinamitó por dentro, con entera impunidad.

Rafael Ramírez

3526438_n_vir1.jpgLa entrega de PDVSA al sátrapa se intensificó durante el largo manoseo de PDVSA llevado a cabo por Rafael Ramírez. Durante esta etapa la empresa fue prostituida al convertirse en quincalla importadora de comida (frecuentemente podrida), constructora de viviendas de mala calidad, instrumento financiero de Chávez, vehículo para financiar campañas presidenciales foráneas y domésticas, para entregar petróleo a países “amigos” y para enriquecer contratistas afectos a la “revolución”. Su discurso en el cual entregó la empresa a su amo, Chávez, es un clásico de la corrupción. Durante su estadía en PDVSA llegaron a la faja del Orinoco una multitud de empresas sin tecnología, sin experiencia, sin capital suficiente, lo cual explica el estancamiento que ha sufrido esa región petrolera. El desarrollo petrolero del país se detuvo y fue remplazado por una incesante habladera y por anuncios falsos sobre grandes contratos y grandes inversiones, las cuales nunca se concretaron. Se llevaron a cabo contratos sin transparencia y nunca investigados, como los de Ruperti, los del Aban Pearl, los de Petrosaudí, los de Derwick Associates, además de docenas de otros contratos con familiares y amigos.

Eulogio del Pino

images (2).jpgDurante la presidencia de Ramírez, del Pino ya estaba en una posición de co-responsable del desastre. Era Director de Exploración y Producción de la empresa y, por lo tanto, aprobaba todos los fraudes que se llevaron a cabo en este sector. Su entrega a la pandilla y al narco-régimen se acentuó durante su presidencia de PDVSA. Dejó de hablar el lenguaje gerencial que la antigua PDVSA le había enseñado, para comenzar a hablar de la “revolución”, del “gigante Chávez”, de la “gerencia obrera”, de “la planificación estratégica llevada a cabo por cien mil empleados y obreros de la empresa”, una sarta de indignas declaraciones que solo llevaban como propósito su afianzamiento en el poder. Mientras más se hundía PDVSA más hablaba del Pino. Durante su estadía al frente de la empresa remató la faena destructora que había llevado a cabo Ramírez y le entregó a Nelson Martínez una empresa desprestigiada, en quiebra financiera y moral, lo que la revista FORBES llamó “la peor empresa petrolera del mundo”.

Nelson Martínez

images (3).jpgHaber aceptado presidir esta empresa, así desprestigiada y quebrada, nos da la medida de Nelson Martínez. Como factor importante de un narco-régimen moribundo ya nos damos cuenta de lo que podemos esperar de él. Se habla de la “recuperación” de PDVSA y se comienzan a destapar hechos de corrupción que ya conocíamos bien. ¿Por qué? ¿Es que de repente existe un deseo de rectificación, aunque sea demasiado tarde? No. Lo que sucede es que se comienza a ver la clásica pelea entre pandilleros de antes y pandilleros de ahora, lo que llaman en el sector policial un ajuste de cuentas. Los bandidos de Maduro y los bandidos de Chávez están en plena pugna por el poder.
Esta pugna sacará a flote lo peor de las dos pandillas. Mientras tanto, es ya la hora de comenzar a pensar en el modelo petrolero a ser utilizado por Venezuela para remplazar el desastre que ha sido la PDVSA chavista, empresa irrecuperable.

A %d blogueros les gusta esto: