elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Pedro Sanchez

Jaime Bayly: «Pedro Sánchez es hipócrita con Venezuela por no dejar hablar a Leopoldo López» por manuel Trillo – ABC – 13 de Junio 2019

Jaime Bayly firma un ejemplar de su último libro, «Pecho Frío», en Madrid
Jaime Bayly firma un ejemplar de su último libro, «Pecho Frío», en Madrid – Ángel de Antonio

El periodista y escritor peruano critica, en declaraciones a ABC en Madrid, que el Gobierno tenga «amordazado» al líder opositor y que le impida dar entrevistas desde la residencia del embajador español en Caracas

El periodista y escritor Jaime Bayly(Lima, 1965) considera «deplorable» y «profundamente hipócrita» la postura del Gobierno de Pedro Sánchezy de su ministro de Exteriores, Josep Borrell, con respecto a Venezuela, que tacha de «profundamente hipócrita».

A Bayly, una de las voces más influyentes de América Latina a través del espacio de televisión que emite desde Miami y de sus obras literarias, le parece «muy grave» que hayan «amordazado» al líder opositor Leopoldo López, refugiado en la residencia del embajador español en Caracas tras su liberación el 30 de abril, al exigirle que no conceda entrevistas desde allí. Por eso, asegura en Madrid en declaraciones a ABC, que López ha pasado del arresto domiciliario a estar «preso» en la Embajada.

De visita en España para firmar ejemplares en la Feria del Libro de Madrid de su última novela, «Pecho Frío» (Alfaguara), el comunicador peruano recuerda que Sánchez reconoció a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, aunque el líder de Podemos, Pablo Iglesias, dijo luego que no había querido hacerlo. Una vez que López «erróneamente se refugió en la Embajada española, el canciller socialista Borrell hizo algo que me parece muy grave, a través del embajador Jesús Silva le ha exigido no dar entrevistas en la sede diplomática», señaló.

Enviar delegados al diálogo de Oslo, «un error»

Para Jaime Bayly, eso «ha sido un error muy serio, porque Guaidó nos había dicho que no caería más en la trampa del diálogo». Lo hizo «a su pesar», insiste, porque «Borrell se lo pidió a López, y este a Guaidó».

El periodista señala que Leopoldo López se encuentra «en una situación muy vulnerable, porque si le dicen que no dé entrevistas y que dialogue con la dictadura en Noruega, y decide no aceptar las condiciones de sus anfitriones españoles, a lo mejor piensa que se tiene que ir a otra Embajada».

«Haría bien en irse a una embajada como la colombiana o la costarricense -concluye-. La de Estados Unidos no es una opción porque allí no han quedado ya ni las mascotas…».

 

Spanish PM: Guaido Is Leader of Venezuela’s Transition – Latam Herald Tribune – 30 de Enero 2019

SANTO DOMINGO – Spanish Prime Minister Pedro Sanchez emphasized on Tuesday to members of the Venezuelan opposition that National Assembly speaker Juan Guaido, who swore in as interim president, must guide the oil-rich Andean nation to free and democratic elections.

Sanchez participated in the closing session of the Council of the Socialist International by delivering a speech in which he said he sent the organization’s “encouragement” to the Venezuelan people and also directed a message to leftist incumbent Nicolas Maduro.

“Whoever sets socialism and freedom against each other and responds with bullets and with prisons to the yearning for freedom and democracy is not a socialist, he’s a tyrant,” Sanchez said.

He added that “Venezuelans need to feel the encouragement of the Socialist International,” and he emphasized that “their fight for democracy is the raison d’etre for our political parties and, therefore, we will always be with them.”

The Socialist International is an association of socialist, social-democratic and pro-labor parties.

The Spanish premier delivered his remarks after meeting with the Venezuelan opposition figures present at the conclave: Carlos Valero, Mauricio Poler and Paula di Mattia.

Sanchez said that Guaido “is the leader of the Venezuelan transition and it will be he who leads the process of elections and the transition,” Valero told reporters.

He also said that the Spaniard had reminded his listeners that Madrid did not recognize the May 2018 elections that gave Maduro a second term and that in Venezuela there is a “power vacuum that must be filled by the National Assembly (AN) headed by Guaido.”

The Venezuelan opposition has felt – he continued – the support and respect of the Spanish government for the AN and its stance that there must be “a political solution with competitive free and fair elections.”

Valero thanked Spain for its support and said he was convinced that a large portion of the solution to the Venezuelan crisis will come from the support of Europe and Spain.

Numerous Latin American countries have joined the United States in recognizing Guaido as Venezuela’s acting president.

Spain, Germany and the United Kingdom have given Maduro an ultimatum to call new elections within eight days or see Madrid, Berlin and London recognize Guiado.

Maduro enjoys support from Russia and China, while Mexico and Uruguay have offered to mediate between the parties in Venezuela.

Meanwhile, the regime’s foreign minister Jorge Arreaza said on Tuesday that Sanchez “has openly joined” the coup d’etat that Maduro has been claiming was staged against him from the US.

“OK. @sanchezcastejon has openly joined Trump’s Coup d’Etat in Venezuela. He took a long time to do so. The best part is when from his European corporative capitalism (viewpoint) he attempts to give lectures on equality and socialism,” wrote Arreaza on Twitter.

Sánchez se pone de perfil con Venezuela pese a la presión de Felipe, Aznar, PP y Cs por Juanma Romero/Paloma Esteban – El Confidencial – 24 de Enero 2019

El líder del Ejecutivo prioriza mantener la unidad europea y rehúye la firmeza verbal. Apunta a un próximo apoyo a Guaidó, sin reconocerle aún como presidente del país. Pide elecciones libres ya

Foto: Pedro Sánchez, con los presidentes de Ecuador, Lenín Moreno (i); Colombia, Iván Duque (2d), y Costa Rica, Carlos Alvarado (d), este 24 de enero en Davos. (EFE)
Pedro Sánchez, con los presidentes de Ecuador, Lenín Moreno (i); Colombia, Iván Duque (2d), y Costa Rica, Carlos Alvarado (d), este 24 de enero en Davos. (EFE)
Modo prudencia. Pedro Sánchez lanza algunas señales de que su Gobierno puede acabar reconociendo la legitimidad de Juan Guaidócomo presidente de Venezuela. Lo llamó, se reunió con los mandatarios latinoamericanos que ya lo han bendecido. Pero aún es pronto para dar ese paso definitivo. De momento, el presidente se queda en lo manifestado por la Unión Europea, la petición de unas elecciones libres y democráticas lo más pronto posible, porque esa es la única salida “idónea y natural” para el país. El jefe del Ejecutivo no atiende por ahora la presión que le llega tanto de la oposición de PP y de Ciudadanos como de los expresidentes Felipe González José María Aznar, que demandan que se dé ya la espalda al régimen de Nicolás Maduro y se legitime a Guaidó, conscientes de que la posición de España es fundamental para dar la vuelta al tablero internacional. Quiere actuar de la mano de sus homólogos europeos, avanzando tal vez hacia ese reconocimiento.

Venezuela siempre ha sido una carpeta caliente y difícil de gestionarpara el Ejecutivo socialista. Lo sigue siendo ahora. El Gobierno rehúye la firmeza verbal y se anda con mucho tiento. Sánchez, que vivió el estallido de la última gran crisis en el país en Davos, adonde se había desplazado para participar en el Foro Económico Mundial, prefirió no hacer declaraciones públicas y ni siquiera en su perfil de Twitteraparecía referencia alguna a Venezuela.

La Moncloa

@desdelamoncloa

El presidente del Gobierno, @sanchezcastejon, ha conversado telefónicamente con @jguaido. Le ha trasladado su reconocimiento a la legitimidad de la Asamblea Nacional de Venezuela y su apuesta por celebrar unas elecciones libres. http://ww.lamoncloa.gob.es/presidente/actividades/Paginas/2019/240119-sanchezdavos.aspx  pic.twitter.com/ltjffgo7MG

En el Gobierno defienden que hay “hechos” contundentes más que palabras que demuestran que no hay “ambigüedad” hacia Venezuela

A continuación, Sánchez salió a la calle, al paraje nevado de Davos, para contactar con Guaidó. Fue una charla amistosa, destacaban en el entorno del líder socialista, de unos 10 minutos, a iniciativa propia. El presidente le expresó su “empatía por su coraje y por su voluntad de representar a la Asamblea Nacional Venezolana”, el órgano que goza de una “legitimidad indiscutible” para el Gobierno y para la UE, pues “refleja una elección de todos los venezolanos”. Esa felicitación por el “coraje” era el segundo guiño de cercanía hacia el dirigente opositor, recalcaban en el círculo de Sánchez. Este le manifestó la posición concertada hasta el momento por la Unión, que tomó cuerpo en el comunicado lanzado en la noche del miércoles por la alta representante para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, en cuya confección participó activamente España.

Los socios comunitarios, le dijo, quieren unas elecciones libres, transparentes y democráticas ya, y rechazan todo uso de la violencia. Pero no le reconoció como presidente interino ni le dio su aval para dirigir ese Gobierno de transición hacia unos nuevos comicios. La misma postura tibia que sigue la UE. Guaidó agradeció las palabras del mandatario español e interpretó que le daba un “total respaldo” a ese Gabinete temporal para llegar a unas urnas libres.

“Las cosas están evolucionando. Estamos concertándonos con los europeos para ir más lejos”, señalan en el Ejecutivo de Sánchez

España pide que se celebre lo antes posible un Consejo de Asuntos Exteriores de la Unión para poder seguir “avanzando” en la respuesta al conflicto. El Gobierno quiere “mantener la unidad europea“, y eso obliga a que los plazos de decisión sean “más tardíos” pero que a cambio la decisión final tenga “más peso”. No obstante, fuentes del Ejecutivo señalaban ya en la noche del jueves que “las cosas están evolucionando”. “Estamos concertándonos con los europeos para ir más lejos“, adelantaban, sin ofrecer más detalles de las conversaciones.

Uno de los puntos centrales es cómo se procurará que se celebren esas elecciones libres y democráticas en Venezuela, quién ha de conducirlas. El ministro de Exteriores, Josep Borrell, hablaba en Madrid de una “intervención” de la UE para garantizar que se convocan. En la Moncloa, subrayaban que lo mollar es que esos comicios cuenten con el consenso de todas las partes y sus resultados sean “respetados“, porque de lo contrario la división del país seguirá siendo insuperable.

Juan Guaidó

@jguaido

Acabo de recibir una llamada del Presidente de España Pedro Sánchez @sanchezcastejon y pude expresarle la lucha que emprendimos junto a toda Venezuela, para lograr un Gob. de transición y tener elecciones libres.

Ante eso el Presidente me confirmó su total respaldo.

En el seno del Gobierno niegan que Sánchez esté respondiendo con “ambigüedad” a la crisis venezolana. Entienden que hay que guardar prudencia para no romper la acción concertada de la UE —”no tendría sentido hacer otra cosa, dada la vocación profundamente europeísta del presidente”, recuerdan—, ir dando pasos y esperar a ver cómo evolucionan los acontecimientos en el país latinoamericano. En el equipo internacional de Sánchez, que comanda el diplomático José Manuel Albares, recuerdan que España ha ido dando pasos claros contra Maduro: ha apoyado las sanciones individuales contra el régimen, ha respaldado la condena en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, no validó como legítimas las elecciones presidenciales del pasado 20 de mayo, en las que no participó la oposición, no envió a ningún representante oficial a la toma de posesión del dirigente chavista el pasado 10 de enero para un segundo mandato. Señales y “hechos” a los que se suman los gestos lanzados este jueves.

Sánchez, sin embargo, recibe presiones para virar más rápido desde distintos frentes. En la UE, el presidente francés, Emmanuel Macron, fue algo más explícito que él. “Después de la elección ilegítima de Nicolás Maduro en mayo de 2018, Europa apoya la restauración de la democracia. Aclamo la valentía de centenas de miles de venezolanos que caminan por su libertad”, escribió en Twitter. Unas palabras que, para Borrellen nada diferían de la posición comunitaria.

Emmanuel Macron

@EmmanuelMacron

Después de la elección ilegítima de Nicolás Maduro en mayo de 2018, Europa apoya la restauración de la democracia. Aclamo la valentía de centenas de miles de Venezolanos que caminan por su libertad.

Emmanuel Macron

@EmmanuelMacron

Après l’élection illégitime de Nicolás Maduro en mai 2018, l’Europe soutient la restauration de la démocratie. Je salue le courage des centaines de milliers de Vénézuéliens qui marchent pour leur liberté.

Foreign Office 🇬🇧

@foreignoffice

“We are extremely concerned about the situation in Venezuela, but it is clear that Nicolas Maduro is not the legitimate leader of Venezuela.”

UK Foreign Secretary statement on situation in Venezuela

http://www.gov.uk

González demanda el reconocimiento de Guaidó y que España lidere la posición conjunta de la UE. Aznar demanda a Sánchez que no se “arrastre”

El líder del Ejecutivo también recibe las advertencias de sus antecesores en el cargo. Felipe González, desde la SER, apostó por el reconocimiento de Guaidó y por que el Gobierno de Sánchez lidere la postura conjunta en la UE. “Le guste o no, España tiene el privilegio y la carga de afirmar su posición“, porque los socios comunitarios “esperan” que en asuntos latinoamericanos Madrid tenga un “conocimiento añadido”, apuntó. “Sería difícil de entender para España que el primero en marcar posición de lo que pasa en Venezuela fuera otro país: Francia, Alemania o el que sea”, dijo después en Onda Cero. González volvió a manifestar sus discrepancias respecto a la actitud de José Luis Rodríguez Zapatero, quien este miércoles, horas antes de la autoproclamación como presidente interino del joven dirigente opositor, advertía del riesgo de una confrontación civil en Venezuela e instaba a favorecer “el diálogo y el reencuentro”, sin “demonizar” a ninguna de las dos partes.

Más duro aún que González fue José María Aznar. “España tiene una obligación, no puede ir arrastrándose como está haciendo ahora, tiene que tomar la iniciativa, tiene que tener una posición, mantener esa posición y hacer que esa posición en España sea común de la UE. Desgraciadamente, eso no ha sido así y España va por detrás cuando debe de ir por delante“, sostuvo, en declaraciones a EFE. Para el expresidente y exlíder del PP, hablar de elecciones “está muy bien”, pero hay que especificar quién las convoca, y si va a ser Guaidó, se le debe bendecir como presidente legítimo. De lo contrario, “dígase que no se quiere hacer nada y que es mejor que siga el dictador Maduro al frente de Venezuela”.

Podemos e IU: es un golpe de Estado

La presión de la oposición, mientras, fue creciendo. En la tarde noche del miércoles, cuando la Puerta del Sol en Madrid comenzaba a llenarse de gente y banderas venezolanas, Albert Rivera lanzaba su primera reacción: “Pedimos al presidente Sánchez que reconozca a Guaidó como presidente interino”. Poco después, el líder del PP, Pablo Casado, aparecía con otros dirigentes de su formación en la emblemática plaza madrileña para capitanear la defensa de que España debía sumarse a Estados Unidos y Canadá, y dar reconocimiento y apoyo internacional al presidente de la Asamblea Nacional.

PP y Cs registran sendas proposiciones no de ley para que el Congreso se pronuncie sobre el reconocimiento a Guaidó y el PSOE se retrate

Sánchez resistió a estos movimientos. Pero, al día siguiente, el jueves por la mañana, los grupos parlamentarios de PP y Ciudadanos ya estaban registrando sendas proposiciones no de ley (PNL) para obligar a todos los grupos políticos a posicionarse sobre Venezuela en el Congreso. Especialmente miraban al PSOE, partido del Gobierno. Las iniciativas parlamentarias que se votarán en pleno piden explícitamente reconocer a Guaidó como nuevo jefe del Ejecutivo venezolano y expresar el apoyo de España “a la apertura de un proceso de transición pacífica que devuelva la voz a los ciudadanos de Venezuela mediante la celebración de unas elecciones legítimas de acuerdo con el orden constitucional”.

De ahí que, ante la tibieza expresada por Sánchez —que sí telefoneó a Guaidó por iniciativa propia—, PP y Cs hayan decidido dar un paso al frente y obligar a todos los partidos a formalizar su posición. El otro objetivo pasa por que Unidos Podemos se pronuncie en la Cámara, como han hecho sus principales dirigentes en las redes sociales. Pablo Iglesias, en plena baja de paternidad, no dudó en pedir al presidente español que no reconociera al presidente de la Asamblea Nacional como presidente del país porque considera que se trata de una operación orquestada desde Estados Unidos. “Bajo ningún concepto puede llamarse demócrata quien aliente o justifique un golpe militar o una guerra en Venezuela“, insistió.

Ver imagen en Twitter

PODEMOS

@ahorapodemos

España y Europa deben defender la legalidad internacional, el diálogo y la mediación pacífica frente al golpe de Estado en Venezuela.

Trump y sus aliados no pueden convertir Venezuela en la nueva Irak, Libia o Siria.

Sánchez ofrece España como “facilitador” para una solución en Venezuela – Panampost – 27 de Septiembre 2018

El jefe del gobierno español dijo que su país puede “aportar conocimientos” desde el punto de vista político, y “ayudar a que se entable ese diálogo y se logre una solución política definitiva”

“Veo que el régimen de (el presidente de Venezuela, Nicolás) Maduro no está abriendo ninguna ventana para un diálogo con la oposición”, dijo Sánchez. EFE/Ballesteros

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, mostró este jueves su disposición a que España desempeñe un papel de país “facilitador” en la búsqueda de una solución a la crisis que vive Venezuela.

Sánchez se refirió a la situación en Venezuela en un foro organizado por Reuters con motivo de su presencia en Nueva York para participar en la apertura del nuevo periodo de sesiones de la Asamblea General de la ONU.

El jefe del Gobierno español dijo que lo más urgente en Venezuela es la crisis migratoria que sufre, de la que, dijo, había hablado con muchos líderes latinoamericanos.

Agregó que a todos les trasladó que, si se quiere solucionar ese problema, debe buscarse una respuesta en el ámbito regional.

“España, que tiene unos lazos muy estrechos con Venezuela y con Latinoamérica, está dispuesta a ayudar”, aseguró.

Pero cuestión distinta a la de la crisis migratoria es la solución política, y ahí reconoció que es “pesimista”.

“Veo que el régimen de (el presidente de Venezuela, Nicolás) Maduro no está abriendo ninguna ventana para un diálogo con la oposición, y la oposición debe reflexionar sobre cómo tener un frente común a la hora de entablar un diálogo con el régimen de Maduro”, añadió.

Sánchez ofreció a España como país “facilitador” y explicó que este país puede “aportar conocimientos para responder de forma eficaz a la crisis de refugiados y, desde el punto de vista político, ayudar a que se entable ese diálogo y se logre una solución política definitiva”.

Sánchez recordó que cuando estaba en la oposición no reconoció las últimas elecciones en Venezuela y mostró en todo momento su solidaridad hacia los opositores al régimen de Nicolás Maduro.

Además, se refirió al primer Consejo Europeo en el que participó como presidente del Gobierno, el pasado mes de junio, para recordar que entonces también que apoyó las sanciones de la Unión Europea (UE) contra Venezuela.

Es la ideología y no la economía lo que acerca a Pedro Sánchez a Venezuela y Cuba por Antonio José Chinchetru – ALnavío – 25 de Septiembre 2018

El Gobierno español se acerca al régimen castrista al tiempo que se desmarca de la línea de dureza frente a Nicolás Maduro. La excusa, expresada en su día por Josep Borrell, es que no puede permitirse que cuando se produzca el deshielo sea otro país el que saque beneficio de ello. Dos opositores residentes en España, uno venezolano y otro cubano, así como un experto en relaciones internacionales consideran que el motivo es otro. Coinciden en que se trata de una estrategia motivada por razones ideológicas.

Podemos influye en la política de Sánchez hacia Cuba y Venezuela / La Moncloa: Fernando Calvo
Podemos influye en la política de Sánchez hacia Cuba y Venezuela / La Moncloa: Fernando Calvo

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha aprovechado su viaje a Nueva York a la cumbre de la ONU para reunirse con el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel. Es un gesto de acercamiento que se produce dos meses después de que el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, dijera que el Ejecutivo español no quiere liderar la línea dura de sanciones de la Unión Europea al chavismo para no repetir lo que se consideró un error con Cuba que permitió que Francia liderara el deshielo con la tiranía insular caribeña.

Borrell sostuvo en una rueda de prensa que “no querríamos repetir lo que pasó con Cuba, que abanderamos la línea dura y cuando llegó el deshielo lo lideró (FrançoisHollande”. El entonces presidente francés viajó en 2015 para establecer vínculos económicos y políticos con el régimen castrista.

Sánchez y Borrell parecen de esta manera privilegiar los intereses económicos sobre cualquier otro a la hora de relacionarse con las dictaduras cubana y venezolana. Sin embargo, expertos y opositores de ambos países coincidieron en decir a ALnavíoque ambos acercamientos se fundamentan en afinidad ideológica y están muy influidos por Podemos.

Eduardo Fernández Luiña: “Con hiperinflación y un drama humano brutal no quedan muchos intereses empresariales que proteger en Venezuela”

Eduardo Fernández Luiña, profesor de Ciencia Política en el campus en Madrid de la Universidad Francisco Marroquín (UFM), tiene claro que “el actual Gobierno y, sobre todo, los socios del actual Gobierno tienen una afinidad ideológica y un compromiso con los procesos revolucionarios tanto en Cuba como en Venezuela”. Dijo a este periódico que “los empresarios españoles han sido perseguidos en Venezuela de forma dramática” y que “la capacidad de los intereses empresariales para romper ese compromiso ideológico con el régimen de Nicolás Maduro es reducida”.

Fernández Luiña hace hincapié en que “la variable principal es de naturaleza ideológica. El acercamiento a Venezuela no está movido por la protección de los intereses de los empresarios. En una situación como la que hay en ese país, con hiperinflación y un drama humano brutal, no quedan muchos intereses empresariales que proteger”.

El académico destaca que “la situación en Cuba es distinta, porque la dictadura es estable”. Añade que el castrismo “ya tiene un régimen de privilegio para todas las inversiones turísticas. No es comparable con Venezuela en este aspecto”.

El profesor de la UFM considera que cuando se trata con los gobiernos de Cuba y Venezuela debe ponerse por delante la defensa de la democracia antes que los réditos económicos. “En el caso de América Latina, por cercanía cultural y por el gran número de españoles que viven allí, deben primar los derechos humanos antes que los intereses empresariales”, sostiene.

Acercamientos a regímenes “en franca agonía”

El presidente de la Plataforma Democrática de Venezolanos en EspañaWilliam Cárdenas, considera que atribuir a intereses económicos el acercamiento al chavismo y el castrismo es una “justificación ideológica”. Dijo a este diario que “desde el punto de vista económico lo razonable sería acercarse a quienes van a ser la alternativa a regímenes como el venezolano, una narcotiranía contrastada y violadora de derechos humanos. Sólo esto debería descartar cualquier acercamiento. Tienes que aproximarte a las víctimas de los crímenes y, en todo caso, a quienes van a ser la alternativa de ese poder”.

Considera que “el régimen venezolano está en franca agonía y lo sabe todo el mundo. Desde el punto de vista geopolítico no tiene sentido mantener una línea blanda con Maduro cuando se va a derrumbar el régimen. En el caso de Cuba es igual, va a ocurrir lo mismo aunque sea de forma más paulatina”.

William Cárdenas: “Sánchez debe elegir entre abrazarse con narcotiranos porque te presiona un socio político coyuntural o mantener el respeto a los principios y valores democráticos”

Cárdenas sostuvo que el PSOE“debería tener clara la línea de acción en una situación como esta. Entiendo que pueda estar condicionado por los diputados de Podemos. Debe elegir entre abrazarse con narcotiranos porque te presiona un socio político coyuntural o mantener el respeto a los principios y valores de la sociedad a la que perteneces”.

Considera que aunque hubiera motivos económicos para acercarse a estas dictaduras esto tampoco lo justificaría. El presidente de la Plataforma Democrática de Venezolanos en España dijo que “sociedades como la española, inserta en un mundo democrático donde priman los derechos humanos, deben trasladar estos valores a su política exterior. No tiene sentido abrazarse a tiranos, a regímenes violadores de los derechos humanos que están siendo sancionados incluso por ti mismo, porque formas parte de una Unión Europea que está sancionando a los dirigentes chavistas”.

Ideología y negocios en Cuba

Carlos Payá, veterano activista en España del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), cubano y hermano del fallecido líder opositor Oswaldo Payá, dijo a ALnavíoque la política de acercamiento a los regímenes de Cuba y Venezuela “es una cuestión de afinidad ideológica de los socios del Gobierno”. Diferenció el peso de los intereses económicos en la relación con cada una de esas dictaduras.

“En Venezuela el tema de los negocios ya está dado por perdido. En Venezuela eso ha pasado a un segundo plano, porque no hay dónde invertir”, sostuvo. Pero en el caso cubano es diferente, en su opinión.

Carlos Payá: “La política exterior española hacia Cuba la marcan los intereses hoteleros, y no hay mucha diferencia en ello entre los distintos gobiernos”

Carlos Payá dijo: “La política exterior española hacia Cuba la marcan los intereses hoteleros, y no hay mucha diferencia en ello entre los distintos gobiernos. Lo que ocurre es que en función de su electorado tratan de justificar con matices ideológicos la política. El actual Gobierno español está sustentado por gente que quiere para España lo mismo que hay en Cuba o Venezuela. Los gobiernos anteriores no estaban marcados por esa tendencia, y entonces primaban más los intereses económicos. En el MCL lo padecimos de manera directa cuando, desde el momento uno, el gobierno de Mariano Rajoy sabía que Oswaldo Payá no había muerto en un accidente, pero aceptó la versión oficial del régimen castrista”.

Pone otro ejemplo que afecta directamente a la organización que lideró su hermano y de la que es miembro. “En su momento pedimos al ministro Borrell que intercediera ante las autoridades cubanas por Eduardo Cardet (sucesor de Oswaldo Payá como líder del MCL y preso político)”. No le consta que el gobierno de Pedro Sánchez haya actuado de esa manera, pero “debemos esperar que lo haga”, añadió.

El opositor cubano sostuvo que en el juego entre intereses económicos y afinidad ideológica, “lo que no importa para nada es la defensa de los derechos humanos en Cuba”. Además, denunció que “los empresarios españoles, canadienses y de los demás países con intereses en Cuba negocian con mano de obra esclava, y no les importa”.

Odiosas comparaciones por Hermann Tertsch – ABC – 31 de Agosto 2018

*A Sánchez le gustan las dictaduras que llevan a la miseria*

E l presidente del Gobierno de España está de gira por Iberoamérica. Ha visitado dos países que inauguran presidente, Chile y Colombia. Y uno, Bolivia, con un régimen ideológicamente mucho más afín al socialista Sánchez y a sus socios comunistas. Allí reina Evo Morales, como Daniel Ortega en Nicaragua, un especialista en la supervivencia. No creyó conveniente Sánchez pasar a ver a Nicolás Maduro, el campeón en sobrevivir en condiciones inauditas. Ahí sigue después de destruir el país, asesinar y torturar a miles, robar y saquear a todos. Ya mata en masa con hambre y enfermedades. Huyen por millones a países vecinos y pagan con sangre, miseria y muerte la ceguera de haber llevado al poder a los padrinos de Iglesias, Errejón y Monedero, esos que dictan ahora la política fiscal a Sánchez. El jefe del Gobierno de España dijo ayer que los venezolanos tienen que encontrar una solución entre ellos. Es como enviar una señal de concordia a torturadores y torturados. O que los niños víctimas de Mengele debieron empatizar más con el doctor. Esa infamia infinita, insulto intolerable, se lo puede haber dictado su compañero de partido Zapatero, eficaz agente del narcodictador Maduro para fortalecer su régimen criminal.

Sánchez no ha dejado de hablar de Franco. También de una Comisión de la Verdad con la que pretende reprimir las verdades incómodas para su partido. En Chile recolectó malas ideas y peores intenciones en esa farsa del Museo de la Memoria. Allí los chilenos han acatado una versión grotesca por maniquea de su pasado en la dictadura de Pinochet. Se han tragado todo el cuento impuesta por la izquierda. El ministro de Cultura chileno, Mauricio Rojas, tuvo que dimitir nada más ser nombrado por haber dicho la verdad hace años. Dijo Rojas que aquello «más que un museo (…) un montaje cuyo propósito (…) es impactar al espectador, dejarlo atónito, impedirle razonar (…) Es un uso desvergonzado y mentiroso de una tragedia nacional». Por estas palabras se ha tenido que ir un hombre culto y capaz. Lamentablemente, Rojas perdió, además del cargo, su autoridad al intentar aplacar a las fieras izquierdistas con disculpas por decir la verdad. El museo es un inmenso y costoso despliegue de hechos ciertos y omisiones dolosas para construir una gran mentira. Una dictadura maligna se abalanzó sobre el pueblo chileno por codicia y crueldad y murió por la protesta interna y externa. El mismo cuento que en España aunque más breve.

Ni una palabra de Cuba, los asesinatos, Allende como títere comunista. Sin mención de causas. Nadie explica que un golpe en Chile llevó a una dictadura porque era inminente una dictadura mucho peor. Hoy Chile es el polo de prosperidad y libertad porque se evitó que fuera el polo de miseria y esclavitud con Cuba. El canalla que quería convertir Chile en Cuba era Allende y quien lo evitó era Pinochet. En el polo de la miseria con Cuba está ahora Venezuela porque no ha tenido un Pinochet. Y si no lo ha habido es porque la izquierda ha logrado imponer en Occidente esa postrera lectura falaz que protege las dictaduras comunistas. Solo Thatcher hizo frente a la falacia global de la izquierda. La inmensa mayoría de los venezolanos verían como una salvación surgir a un Pinochet que en diez años pusiera el país al nivel de Chile. Con muchos menos asesinados y torturados que en Cuba y Venezuela, por cierto. Pero Sánchez detesta las dictaduras que se autodisuelven después de crear prosperidad y seguridad. Las que generan dolor permanente y miseria, Venezuela o Cuba son las que gustan a Sánchez. A sus socios más. Tanto que la quieren implantar aquí.

Sánchez vende como propio un fondo de 35 millones para Venezuela que negoció Rajoy por Ketty Garat – Libertad Digital – 30 de Agosto 2018

El presidente Duque deja en evidencia la tibieza de Sánchez al denunciar “la brutalidad y los atropellos” del régimen de Maduro.

Pedro Sánchez e Iván Duque | EFE

Pocos minutos antes de la rueda de prensa, fuentes del Gobierno se apresuraban a vender la noticia ‘de última hora’. Un fondo de 35 millones de euros de ayuda a los países receptores del éxodo masivo venezolano en clave de ayuda humanitaria. Fondo que, según las fuentes gubernamentales, “ha negociado estos días Borrell con Federica Mogherini”, la alta representante de la Unión Europea en el exterior.

Automáticamente salía la noticia: el fondo no se ha aprobado este jueves sino el pasado 7 de junio y fue negociado por el anterior Gobierno de Mariano Rajoy. Algo a lo que el actual Gobierno intentó explicar que “ha sido el actual ministro quien ha logrado que hoy se apruebe”. Fuentes comunitarias sin embargo han explicado que hoy “sólo se ha ratificado lo que se aprobó en junio”.

En rueda de prensa, el presidente del Gobierno permaneció ajeno a esta averiguación y sacó pecho de su logro anunciando la solidaridad de Europa con este asunto: “El Gobierno de España expresa su solidaridad con el pueblo colombiano que recibe mas de 1,200.000 ciudadanos con un extraordinario esfuerzo. El gobierno de España no mira a otro lado. Ha hecho sus oficios en el marco de la UE y hoy se ha acordado que se pongan en marcha 35 millones”.

Duque deja en evidencia a Sánchez

Por su parte, el presidente colombiano, Iván Duque, ha querido “agradecer la preocupación de España por la dictadura oprobiosa” de Nicolás Maduro y agradeció la creación de este fondo comunitario porque “es importante elevar la cuestión a los foros multilaterales”.

Una declaración que motivó la lógica pregunta al presidente Sánchez por parte de los periodistas españoles: “Presidente, ¿cree usted que Venezuela es una dictadura oprobiosa y debería de llevar la comunidad internacional a Nicolás Maduro a la Corte Penal Internacional por delitos contra la humanidad?”. El jefe del Ejecutivo español no se salió del guión fijado en la víspera en su entrevista en el diario chileno El Mercurio: “No se puede afirmar que sea una democracia mientras haya presos políticos vinculados con sus ideas”.

Sin embargo, el discurso del presidente Sánchez volvió a evitar la condena férrea de su interlocutor colombiano y repitió los argumentos esbozados días atrás en Chile: “Venezuela tiene que empezar una conversación consigo misma. Se tiene que resolver entre venezonlanos y debe encontrar la solidaridad del conjunto de la comundad internacional”.

Reproche contra Maduro

Con sutileza, Duque quiso evidenciar la tibieza de su homólogo español: “Como la pregunta sobre la Haya fue para los dos yo sí quería hacer una referencia”. El jefe del ejecutivo colombiano puso el acento en la importancia de que Maduro reciba el “reproche de la comunidad internacional” habida cuenta de que el Estatuto de Roma establece que “no queden impunes delitos contra la humanidad”.

“Es necesario denunciar unas conductas violatorias y respaldar que se adelante una investigación sobre la brutalidad, los atropellos y la forma inclemente en la que se han puesto en riesgo las vidas de tantos ciudadanos”. Y dejando patente la diferencia de contundencia respecto a Pedro Sánchez, añadió: “Quisiera decir una cosa: lo que ha expresado ahora el presidente Pedro Sánchez me parece importante. Mostrar que no es una democracia donde se están señalando esas actuaciones. Creo que eso contribuye al reproche de la comunidad internacional. Aquí de lo que se trata es de buscar respuestas internacionales”.

Planes a lo grande
Todo el espacio y tecnología en un solo vehículo.

Pedro Sánchez se queda mudo cuando le preguntan si hay que llevar a Maduro a La Haya por Antonio José Chinchetru – Alnavío – 31 de Agosto 2018

El presidente del Gobierno de España volvió a insistir, en rueda de prensa junto a Iván Duque, en que la salida para Venezuela pasa por el diálogo entre chavismo y oposición. En ese mismo acto evitó calificar al régimen bolivariano como “dictadura” y no respondió cuando le preguntaron si cree que Maduro debe ser llevado ante la Corte Penal Internacional.

Pedro Sánchez en Colombia volvió a evitar la palabra 'dictadura' para referirse a Venezuela / La Moncloa: Fernando Calvo

Pedro Sánchez en Colombia volvió a evitar la palabra “dictadura” para referirse a Venezuela / La Moncloa: Fernando Calvo
El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, no se sale del guion que estableció en el encuentro que mantuvo el lunes con el mandatario chileno, Sebastián Piñera, y ha mantenido toda la semana. Este jueves, en rueda de prensa conjunta con el presidente de ColombiaIván Duque, insistió en que la salida para Venezuela es el diálogo (Ver más: Pedro Sánchez improvisa un diálogo en Venezuela alejado de la realidad). Preguntado sobre si Nicolás Maduro debe ser denunciado ante la Corte Penal Internacional, no respondió.

La estrategia de Sánchez no fue responder con una evasiva. Simplemente no dijo nada, actuó como si no hubiera escuchado la pregunta. Sí contestó Duque, recordando que “la pregunta nos la han hecho a los dos”. Afirmó que “el reto” de varios jefes de Estado es que se produzca esa denuncia.

Antes, en su intervención inicial, Duque había dicho: “Colombia es un país que ha abierto sus puertas con fraternidad a los hermanos venezolanos que han sido víctimas de una dictadura oprobiosa que ha ido eliminando las libertades y que ha arruinado económicamente a una sociedad”.

Sánchez: “Creemos que Venezuela tiene que empezar una conversación consigo misma y que se tiene que resolver entre venezolanos esta crisis”

Y le preguntaron a Sánchez por la expresión “dictadura oprobiosa” utilizada por el mandatario colombiano. Le consultaron qué opinaba de ese término para referirse al régimen de Nicolás Maduro. Como ya hizo cuando fue entrevistado por El Mercurio de Chile, respondió con una evasiva (Ver más: Pedro Sánchez se resiste a decir que el gobierno de Maduro es una dictadura). El presidente del Gobierno español dijo: “Creo que he sido bastante claro. No se puede llamar democracia a un sistema que tiene presos políticos, que tiene encarcelados por sus ideas”.

Sánchez insistió en el diálogo que ya había defendido varias veces a lo largo de la semana. El presidente del Gobierno español dijo: “Cada país es soberano de elegir cuáles son las estrategias que toma para resolver la crisis en Venezuela. Lo tenemos también claro, creemos que Venezuela tiene que empezar una conversación consigo misma y que se tiene que resolver entre venezolanos esta crisis que dura ya muchos años, que está trayendo mucha pobreza, mucha miseria y mucho sufrimiento al pueblo venezolano”.

Sánchez descarta toda “injerencia” en la crisis de Venezuela por Miguel González – El País – 28 de Agosto 2018

El presidente español evitar criticar a Maduro y apuesta por el diálogo como salida a la crisis

Pedro Sánchez con el presidente chileno Sebastián Piñera.
Pedro Sánchez con el presidente chileno Sebastián Piñera. 

El Gobierno español contempla “con profunda preocupación” la crisis de Venezuela, pero no tiene vocación de “injerencia” en los asuntos de América Latina, ha dicho el nuevo jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, en su primera visita a la región, tras reunirse con el presidente chileno, Sebastián Piñera, en el Palacio de la Moneda.

Sánchez evitó por su parte criticar a Maduro e insistió en que la salida de la crisis pasa porque Venezuela “dialogue consigo misma”, un proceso en el que España está dispuesta a “acompañar de forma activa”.

La crisis de Venezuela, que ha provocado ya el éxodo de 2,3 millones de venezolanos, está presente en la primera gira latinoamericana de Pedro Sánchez, que inició este lunes en Chile y hasta el viernes le llevará a Bolivia, Colombia y Costa Rica. Entre sus interlocutores hay partidarios de la línea dura con Maduro, como el colombiano Iván Duque o el propio Piñera, y también uno de sus últimos aliados, el boliviano Evo Morales.

En lo que todos coinciden es en la gravedad de una crisis humanitaria que ha tomado dimensiones regionales y está desbordando los frágiles sistemas de asistencia social de los países de acogida de los refugiados, provocando la imposición de trabas a su entrada (como en Perú y Ecuador) e incluso la aparición de brotes xenófobos. Piñera ha subrayado que la solución requerirá la ayuda de la comunidad internacional, incluida España, de la que ha recordado que tuvo un papel de liderazgo en otras crisis.

Sánchez y Piñera han suscrito un acuerdo sobre reconocimiento de titulaciones e intercambio de estudiantes y han acordado establecer un canal de comunicación sobre ciberseguridad. El presidente español se ha comprometido a apoyar a Chile en la actualización de su acuerdo de libre comercio con la UE, mientras que Piñera ha dicho que intentará asistir a la cumbre Iberoamericana, prevista en noviembre en Antigua (Guatemala).

Además, Sánchez ha anunciado que hará ”todo lo posible” por acabar con el voto rogado, que ha reducido al mínimo la participación en las elecciones de los españoles residentes en el extranjero y ha pedido a los grupos parlamentarios que lleguen a un acuerdo para reformar la ley electoral.

Antes de volar a Santa Cruz de la Sierra (Bolivia), segunda etapa de su gira latinaomericana, el presidente del Gobierno ha mantenido este martes un desayuno con directivos de las más importantes empresas españolas asentadas en Chile (300 forman parte de la Cámara de Comercio hispano-chilena) y ha recibido en la residencia del embajador en Santiago a representantes de la colonia española en este país, integrada por unas  67.000 personas.

También se ha reunido con los presidentes de las dos cámaras legislativas y con la senadora socialista Isabel Allende, hija del expresidente Salvador Allende, y ha visitado el Museo de la Memoria, donde se rinde homenaje a las víctimas de la dictadura de Pinochet.

A %d blogueros les gusta esto: