elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: PDVSA

Venezuela’s PDVSA expects crude output rebound in 2020 by Mayela Armas and Luc Cohen- Reuters – 14 de Octubre 2019

Venezuela’s cash-strapped state-run oil company PDVSA expects crude output to rebound to above 1.2 million barrels per day (bpd) next year, according to a copy of the company’s 2020 budget seen by Reuters, a figure nearly double current levels.

The undated document did not detail how the company planned to raise crude output, which fell to around 650,000 bpd in September, according to independent estimates.

But in a nod to its financial difficulties, the budget called for an “austerity campaign” with restrictions on employees’ routine business spending, from hailing taxis or renting cars to making international calls and connecting to virtual private networks (VPNs).

PDVSA did not respond to a request for comment.

Oil production in Venezuela has collapsed this year after the United States imposed sanctions on PDVSA, part of Washington’s bid to oust socialist President Nicolas Maduro. In September, PDVSA was forced to cut back output at some oilfields and halt crude blending at its largest producing region, the Orinoco belt, due to climbing inventories of unsold oil.

But output was already declining before sanctions, hurt by years of underinvestment and mismanagement at the OPEC nation’s flagship company.

According to the 2020 budget, PDVSA expects to produce an average of 661,000 bpd of extra-heavy crude from the Orinoco belt in eastern Venezuela, where multinationals like Chevron Corp, Rosneft and CNPC have their major operations in the country.

PDVSA foresees 298,000 bpd from its Western division, mostly around the Maracaibo Lake, and 273,000 bpd from eastern fields north of the Orinoco belt.

The company is also forecasting it will earn $60 per barrel of exported crude next year. Mexico is drafting its 2020 budget at a price of $49 per barrel for its exportable oil basket, which is comparable in quality to Venezuela’s.

Additional austerity measures announced by the company included “the suspension of all armored vehicle rentals” as well as a requirement that the company’s chairman approve hotel stays. Workers are prohibited from charging hotel food, laundry, parking and printing to the company.

The budget also asks employees to reduce business travel and “use videoconferences to avoid costs.” It calls on employees to “reduce expenses for snacks, stationery, office supplies, photocopying, printing and binding to the maximum.”

“Any type of entertainment, social events or sponsorships are suspended, unless authorized by the chairman of PDVSA,” the document read.
Source: Reuters (Reporting by Mayela Armas and Luc Cohen, additional reporting by Marianna Parraga in Mexico City, Editing by Rosalba O’Brien)

“Desde la lógica estatal no hay manera de recuperar la industria petrolera” por David Morán Bohorquez – La Patilla – 13 de Agosto 2019

David Morán Bohorquez apuesta por un proceso masivo de privatización en la Venezuela postsocialista | Foto lapatilla.com

 

“Venezuela tiene que experimentar un cambio de mentalidad. Y en este caso no hablo de la mentalidad de la gente, porque el venezolano ha sufrido tanto que dice ‘no quiero más esto, nunca más’, me refiero a sus actores políticos que son los más atrasados en cuanto a lo que se debe hacer”.

Quien hace esta aseveración es David Morán Bohórquez, ingeniero industrial de profesión, empresario, director del portal de noticias La Patilla y defensor de la privatización de casi todos los procesos y servicios que hoy están bajo el control del Estado.

“Sólo el capital privado puede revertir el modelo mercantilista feudal impuesto por el socialismo del siglo XXI, que ha llevado al país a una crisis humanitaria sin precedentes. No sé por qué le temen hacer al venezolano libre y bien pagado”, aseguró en su conversación con Richard Casanova, director de la revista Gente que Construye

–Quisiéramos su análisis sobre la situación de la industria petrolera venezolana.

El modelo petrolero que había sido exitoso en los últimos 30 años se acabó. No es posible que continúe.

Ese modelo heredó tres cosas extraordinarias de las empresas trasnacionales: uno, el sistema de evaluación de personal, la meritocracia; dos, el sistema de rendición de cuentas financieras y tres, campos productivos de crudos livianos y crudos medianos.

– ¿No son recuperables con este gobierno?

Ni con otro que venga. Pdvsa no tiene sistemas de investigación, es una empresa absolutamente corrompida, no contrata personal, no hay relevo generacional de calidad desde hace 20 años.

– Sin embargo expertos petroleros y quienes presentaron el Plan País Petróleo, dijeron que es posible detener la caída de la producción en plazos cortos

Ellos hablan desde la nostalgia. Eso se entiende. Pero también les digo “put your money where your mouth is” (pon tu dinero donde pones tus palabras). No hay dinero público para eso. Y si ellos lo tienen, que lo pongan.

Cuando se hizo la apertura petrolera fue porque no había dinero. Veníamos de una crisis bancaria brutal que se llevó 12 puntos del PIB y la apertura fue exitosa porque pudimos atraer a las empresas de categoría “tier 1”, empresas de primer nivel

Desde la lógica estatal no hay manera de hacerlo, crear una empresa, hacerla competitiva, posicionarla en el mercado, que tenga recursos financieros. Tenemos que ir, en todo caso, a los inicios de la explotación petrolera en Venezuela: al sistema de concesiones.

– Que tampoco es garantía…

Primero hay que ver si quieren venir. Mira lo que está ocurriendo en Guyana. Están perforando y explorando en aguas ultra profundas, en el Bloque Stabroek, con 1,5 kilómetros de agua de profundidad más la arena petrolera que está a 5 kilómetros bajo tierra. Ese tubo de 6,5 kilómetros está a 200 kilómetros de la costa donde una estación recoge el petróleo, separa el agua, el gas y despacha a su vez a los mercados internacionales.

– ¿Eso lo ha venido haciendo la ExxonMobil?

Si. Eso solo lo hacen dos o tres empresas en el mundo. Teníamos mejoradores de crudo y se perdieron. Tuvimos la capacidad de extraerle carbón, azufre, cadmio y vanadio al crudo, para convertirlo en un crudo sintético del tipo que nos pidieran las refinerías.

Esta gente ha desmantelado las operaciones complejas de mejoramiento para dejar solamente los tanques para mezclar y diluir crudos.

– ¿Se descarta entonces cualquier posibilidad?

Venezuela no tiene capacidad de surtir supertanqueros porque no tenemos profundidad de puertos. Lo hacíamos en Bonaire o en San Eustaquio, a través de las instalaciones en el Caribe holandés, que nos permitía cargar barcos VLCC (Very Large Crude Carrier) de millón y medio – dos millones de barriles.

Es ilusorio, absolutamente ineficiente desde el punto de vista de la inversión pública, pretender recuperar Pdvsa. La empresa fue destruida por la revolución. Y el modelo que representó Pdvsa también fue destruido. Lo que queda es retomar el sistema de otorgamiento de concesiones y cobrar regalías.

Ese modelo de las concesiones ¿puede ser exitoso también?

Es el único posible que tenga éxito si logramos atraer a las “majors petroleras”. Con la revolución operan empresas de nivel 3 o de nivel 4, con las que nadie haría contratos signicativos fuera de Venezuela

Estado ejerció el monopolio y lo destruyó

Venezuela no tiene empresas petroleras, lo que tiene son empleados públicos petroleros. Y no desarrolló empresas petroleras nacionales, porque el Estado ejerció el monopolio. Pero además esta gente destruyó el monopolio y nos quedamos sin nada.

– ¿Cuánto se necesita para recuperar la producción?

Producir 100 mil barriles demanda aproximadamente $15 mil millones. Venezuela necesita $30 millardos para evitar que sigan cayendo las refinerías y levantar en algo la producción. Y no los tenemos.

 

– Pero tenemos el petróleo…

Sí, pero ahora todo el mundo tiene petróleo. Están sacando petróleo en el campo de lutitas, en Vaca Muerta, Argentina. Eso era impensable hace cinco años. Argentina va a tener ahora petróleo. Guyana puede ser un país desarrollado gracias al petróleo en 30 años. El plan de Exxon, podría poner a Guyana a producir 750 mil barriles diarios para 2025, esa cifra es lo que está produciendo hoy Venezuela. Pero la diferencia es que para Guyana sería un barril diario por habitante, equivalente a que Venezuela produjera hoy 30 millones de barriles diarios de petróleo.

El socialismo es saqueo

Guyana puede desarrollarse si no hay corrupción y malos manejos de los recursos. Lo que no puedes permitir, y ellos jamás harían, es crear una corporación como llegó a ser Pdvsa: un monopolio de Estado que lo tuvo todo para terminar arruinada.

El socialismo es saqueo. Lo de Pdvsa fue un saqueo brutal. Aquí se dejó de investigar, no tenemos ni patentes. Teníamos una planta para producir todos los lubricantes del país y exportarlos y ni siquiera eso producimos. ¡Pero si no producimos gasolina!

A grandes rasgos y con grandes números, puedo afirmar profesionalmente que Pdvsa y la industria petrolera nacional no tienen ninguna posibilidad de recuperación bajo la lógica del monopolio estatal.

– ¿Y si se reconsideran los proyectos que fueron expropiados y confiscados por Hugo Chávez?

La única manera que esas empresas retornen a Venezuela es ofreciéndoles ventajas impositivas lo suficientemente atractivas y un marco jurídico sólido. Tal vez empresas como Shell y BP pudieran volver. El problema es que esos campos fueron entregados a Rosneft (la empresa de petróleo propiedad del gobierno ruso), en daciones oscuras.

Futuro energético de Venezuela es complejo

– ¿Cómo ve el futuro energético de Venezuela?

Complejo. No es profesional dividir el sector petrolero del eléctrico. Son crisis mellizas, una retroalimenta a la otra. Las plantas de generación están paradas porque no hay producción de combustible ni mantenimiento, pero tampoco aumenta la producción porque no hay oferta pública de electricidad.

El proceso de recuperación de ambos sectores debe ir en paralelo. Al sector eléctrico debe dársele el mismo tratamiento que al petrolero: invitar al sector privado a que entre masivamente.

Pero ahí entramos en otro problema de fondo: las tarifas. La gasolina y el kilovatio tienen que costar para recuperar las inversiones.

– ¿Los venezolanos prefieren pagar y contar con servicios públicos de calidad?

Esa es la lección de estos 20 años de saqueo socialista. Los socialismos cuando salen no vuelven.

– Cuando salgamos de esto ¿los inversionistas vendrán porque saben que ya estamos “vacunados” contra el socialismo?

Quienes tomen el poder deben estar preclaros en eso. Mira el caso de la Unión Soviética. El más grande de sus países miembros es Rusia, el segundo productor de petróleo del mundo, pero Rusia es uno de los peores países en desempeño económico y social de la derrumbada URSS.

Rusia es el país que pudo ser y nunca será mientras siga con ese sistema atrasado. En cambio Lituania ya triplica a Rusia en su PIB per cápita. Todos los países que formaron parte de la antigua Europa Oriental y hoy están en la Unión Europea, dejaron muy lejos a Rusia, teniendo Rusia una industria como Rosneft y Gazprom, que tiene asociaciones con las principales empresas privadas del mundo.

El caso venezolano es más grave, porque Venezuela perdió definitivamente los mercados y eso es muy difícil recuperarlos. Si logramos producir 1 o 2 millones de barriles diarios de petróleo ¿A quién se lo vamos a vender?

– A China., que de alguna manera busca recuperar el dinero otorgado a Venezuela…

Puede ser, porque no tenemos dinero para pagarles. Y ahora entramos en un problema político de fondo: Pdvsa no tiene capacidad de pagar mientras esté sancionada por los Estados Unidos y Estados Unidos no va a quitarle las sanciones mientras esté Maduro.

Entramos en la zona de alerta máxima

Venezuela está entrando en unos niveles peligrosísimos de inseguridad energética, entendida ésta como la disponibilidad de combustibles para cocinar, trasladarnos, generar electricidad, enfriar y conservar alimentos. Tenemos que salir de esa zona de peligro y solo se logra con inversiones.

Sólo en petróleo se requieren $30 millardos y en la parte eléctrica al menos $10 millardos. Hablamos de $40 mil millones que sólo el sector privado tiene.

Dirigencia política debe cambiar de mentalidad

Luego, Venezuela tiene que experimentar un cambio en la mentalidad, no en la gente porque ya la gente ha sufrido tanto que dice “no quiero más esto, nunca más”, sino en sus actores políticos, que son los más atrasados en cuanto a lo que se debe hacer.

El mercado, la interacción entre seres humanos, es la institución. Ahí vamos todos a ofrecer y demandar bienes y servicios. Si no se entiende que es lo único que puede generar prosperidad y que es el único mecanismo que ha permitido que haya más clases medias en el mundo que gente pobre, Venezuela nunca alcanzará su potencial de ser un país del primer mundo.

Hay que procurar tener un gobierno muy pequeño, que cueste poco a la gente, pero que dé mucho. El gobierno debe entender que los costos de entrada y de salida de los mercados deben ser muy bajos.

Achicar el tamaño del Estado

– Se supone que con un cambio de régimen se va a producir eso…

Se supone, pero aún no he oído una oferta que plantee con claridad la apertura del mercado y la reducción urgentísima del tamaño del Estado.

Hay un tabú de hablar sobre la necesidad de que salga gente de la administración pública.

Pdvsa es una empresa que puede trabajar con 5 mil personas y hoy tiene en nómina 140 mil.

Además, debes generar expectativas de que la cosa va a mejorar y el bienestar se empezará a medir inmediatamente. El núcleo de esto es entender que gobierno chiquito, pero eficiente y con bajos impuestos, es el gran plan de un país.

Desmontar el mercantilismo feudal

Hay que desmontar todas las leyes antimercado. Estamos desintegrados del mundo. Nos salimos de todos los sistemas de integración y no tenemos ventajas arancelarias con nadie. Rompimos con mercados nuestros naturales como el Pacto Andino, Mercosur y el Pacto de San José e inventamos unas cosas que no nos han traído beneficios como la ALBA y Petrocaribe.

– Mecanismos que se usaron para comprar voluntades de los países pequeños del Caribe usando la chequera diplomática…

Sí y llevaron al país a la peor cosa que puede ocurrir: un mercantilismo feudal. Estamos inmersos en un sistema feudal y en una dolarización de hecho sin tener una ventaja de ella. Hoy Venezuela es un país sin moneda.

El primer gran programa social a abordar será abatir la inflación, mejorar el poder adquisitivo de las personas, y si lo combinas atrayendo inversiones tendrás servicios permanentes, de calidad.

– Y se podrán pagar salarios dignos….

Pdvsa paga los peores salarios de empresa petrolera en el mundo, públicas o privadas. Un jefazo en Pdvsa, no llega a $3.000 anuales de ingresos. Un trabajador medio en una empresa petrolera en cualquier parte del mundo gana en promedio $85.000 anuales.

Si le preguntas a esa persona ¿dónde quieres trabajar: en Pdvsa o en otra empresa que llegue a Venezuela y pague el salario promedio mundial? ¿Con quién se va a quedar Pdvsa?

No solo Pdvsa que está quebrada desde hace tiempo, sino el modelo. El gobierno no tiene capacidad de crear empresas competitivas en salarios, condiciones de trabajo, empleo, etc.

Soñar que tenemos capacidad para volver a un modelo que ya murió es insensato, delirante e injustificable. Venezuela en 20 – 30 años puede ser un país desarrollado. Fuimos el primer milagro económico registrado por la humanidad, desde 1947 a 1972, el país que más creció en el mundo y de manera sostenida.

– Habla de un plazo de 20 – 30 años para convertirnos en un país desarrollado. Pero en el corto plazo ¿qué habría que hacer para recuperar la industria petrolera?

Primero: licitar los bloques de occidente de crudos livianos y medianos, así como El Furrial. La Faja Petrolífera la dejaría de último porque eso no le interesa a nadie. Venezuela perdió la capacidad de producir crudos livianos y medianos.

Segundo: revisar el sistema de precios porque de lo contrario no tiene sentido refinar petróleo. Y luego privatizar unidades dentro de la refinería a terceros, procesos medulares que cuestan mucho, pero que empresas privadas estarían dispuestas a hacer.

– Entonces sí es posible recuperar la industria. Lo que plantea es una estrategia distinta para la recuperación…

La industria se puede recuperar solo con privados. Pensar que el Estado tiene capacidad para recuperarla no tiene sentido. El Estado debe sentarse a planificar la Venezuela de 50 años.

– Entonces, ¿Pdvsa como empresa estatal no es viable?

Y la industria petrolera en manos del Estado tampoco.

¿La posibilidad de recuperar la Venezuela petrolera en el mediano plazo, pasa por una estrategia distinta?

Venezuela va a ser marginalmente petrolera por mucho tiempo. El problema es qué hacemos con ese petróleo. Mi tesis es que lo consumamos internamente. Somos un país con una huella muy baja de carbono. Tenemos espacio para aumentar nuestro consumo energético, no exclusivamente petrolero, también eléctrico y de otros combustibles.

Mi llamado a los partidos políticos y sus planificadores, es a que se bajen de esa nube y aterricen, porque mientras siguen hablando en los términos que lo hacen causan muy mala impresión afuera. Sus planes pretenden reeditar lo que no es reeditable.

El Plan País es muy estatista

– Partiendo de la base de lo que nos ha dicho ¿es viable el Plan País?

Tiene cosas muy buenas, pero lo veo muy estatista. Si no se hace explícito qué es el mercado la institucióm, siempre habrá grises donde querrán participar gobernaciones, alcaldías, etc.

Hay tres cosas básicas que debe tener un Plan País:

1-. Dejar muy claro el principio de subsidiariedad: todo se hace en la región, a menos que se demuestre lo contrario. Eso es un gran principio de eficiencia humana, de eficiencia en los mercados.

2-. El Estado tiene que ser chiquito. Si un gobierno se hace costoso, esos costos se trasladan a la gente y lo que queremos es que la gente se vuelva rica más rápidamente, que el venezolano tenga el ingreso per cápita más alto de toda Suramérica.

3-. Que la economía venezolana sea fundada en los mercados porque ya el petróleo no nos dará calidad de vida. Se tiene que privilegiar al pueblo, no a las empresas estatales.

– Si ya no tenemos ventajas competitivas en materia petrolera ¿en qué áreas sí?

En muchísimas. Una de ellas: todo lo que utilice energía.

Venezuela exportó petróleo durante tantos años porque casi no consume internamente. En Margarita, por ejemplo, deberían existir dos o tres procesadoras de frutos del mar, con trenes de congelación para abastecer a los cruceros. Esa industria consume bastante electricidad, pero es una industria enorme que genera miles de millones de dólares en consumo al año.

Otro ejemplo. Dado el valor de las tierras, puedes hacer de Venezuela un cluster médico de belleza, con muchas instalaciones hospitalarias de primera. Aquí vendría gente de todo el mundo a operarse y embellecerse, porque el hedonismo es una de las industrias que más produce dinero.

La industria de la educación. Venezuela tiene una gran ventaja: tiene solo dos estaciones, lluviosa y seca. Es un clima soportable para estudiar. Pero para hacerla competitiva debes mejorar las telecomunicaciones. Eso se empieza a encadenar y son cosas que se hacen muy rápido. Además, puedes hacer un acuerdo con MIT para que tenga un campus en el país. ¿Cuánto cuesta producir un campus? ¿$50 millones? Ellos tienen plata para producirlo en dos o tres años. O con la Carnegie Mellon. La Carnegie Mellon acaba de hacer un campus en Ruanda de primera categoría

 

Este es un país que tiene todo

– Aquí hay mucho por hacer porque no hay nada hecho…

Todos los encadenamientos están intervenidos por el Estado, antes y ahora. Venezuela tiene muy pocos encadenamientos libres a disposición de los mercados.

No sé por qué le temen hacer al venezolano libre y bien pagado. A mí no me preocupa que haya un proceso masivo de privatización, porque cuando lleguen empresas que paguen buenos salarios, quienes están en la administración pública abandonarán sus puestos para intentar ingresar a ellas.

David Morán Bohórquez:
– Ingeniero Industrial egresado de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB).Postgrados en  Administración de Empresas en la UCAB y en Negocios Internacionales y Finanzas Internacionales en la Universidad de Georgetown en EEUU
–  Fue docente en la Universidad Metropolitana (UNIMET) en la cátedra de Planificación Estratégica.
–  Empresario. Director del portal de noticias La Patilla.
– Negociador técnico de la Agenda Venezuela ante el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial (BM).
– Fue durante ocho años miembro de la junta directiva del Banco Nacional de Ahorro y Préstamo (Banap).

En apenas 2 años este general enterró a la industria petrolera de Venezuela por Zenaida Amador – ALnavío – 11 de Octubre 2019

El mayor general de la Guardia Nacional, Manuel Quevedo, llegó a la presidencia de Petróleos de Venezuela en una circunstancia muy particular. Estaba por terminar 2017, bajo el peso muerto de los desmanes económicos de los primeros años del gobierno de Nicolás Maduro, más las secuelas profundas dejadas por el sobreendeudamiento y la politización de PDVSA promovidos por Hugo Chávez hasta su muerte en 2013. Fue precisamente su llegada la que le dio la estocada final a la maltrecha PDVSA, donde el propio Chávez combatió por todas las vías la meritocracia.
El general Manuel Quevedo le dio la estocada final a la maltrecha PDVSA / Foto: PDVSA
El general Manuel Quevedo le dio la estocada final a la maltrecha PDVSA / Foto: PDVSA

En Manuel Quevedo se hacía patente el precio que pagaba Nicolás Maduro para sostenerse en el poder, entregando cuotas significativas de la economía al alto mando militar, marcando así la caída al abismo de la industria petrolera venezolana, que por décadas fue una referencia internacional.

“Llenaron a la empresa de militares, Guardias Nacionales, personas sin experiencia, policías, funcionarios de la Alcaldía de Caracas, todo tipo de oportunistas. Con un profundo desconocimiento y desprecio por la empresa, se dedicaron a demoler todos los procesos, procedimientos, operacionales, financieros y gerenciales”

Escrito por Rafael Ramírez, exZar de PDVSA

La primera declaración formal de Quevedo la ofreció en enero de 2018, cuando habló de sus pasos iniciales en PDVSA y de sus logros para elevar la producción. “Los 1,5 millones de barriles diarios (de producción) quedaron atrás. Ya nosotros estamos cercanos a 1,9 millones de barriles de petróleo al día”. Así lo afirmó aun cuando las cifras de la OPEP daban cuenta de que el bombeo estaba en 1,6 millones de barriles diarios y todo apuntaba a que el declive se profundizaría, debido principalmente a los años de desinversión en el sector.

Pero fue más allá. Quevedo, quien es una ficha directa de Diosdado Cabello, prometió que 2018 sería el año de la recuperación y que la producción remontaría a 2,5 millones de barriles por día, algo que no ocurrió entonces ni ahora. Firmas como S&P Global Platts ubican la producción petrolera actual de Venezuela en 600.000 barriles por día, pero Quevedo sigue afirmando que hay una recuperación y que en 2020 el bombeo llegará a dos millones de barriles diarios.

A lo largo de este camino, cuando los hechos han puesto en evidencia que sus proyecciones no pasan de ser un ejercicio imaginario, el mayor general optó -como casi todos los funcionarios del chavismo -por trasladar la responsabilidad de sus fracasos a otros, especialmente al fantasma de los ataques imperialistas y al sabotaje. Tampoco en eso ha tenido éxito.

Algo de barniz

Su más reciente declaración en esta línea la hizo esta semana para justificar el accidente en el que se vio involucrada una gandola que transportaba gas. Según Quevedo, el vehículo -que al volcar paralizó más de seis horas el acceso a Caracasdesde el estado Vargas– fue objeto de “un vil acto de sabotaje”. Aseguró que le cortaron los frenos “con la intención de causar daños a la ciudadanía, al pueblo inocente. Una vez más pareciera que el plan terrorista de la ultraderecha está detrás de tan cobarde ataque”.

Sin embargo, no mostró evidencias, ni señaló a responsables directos. Una vez superado el suceso los señalamientos pasaron al anecdotario de PDVSA y nada más.

Con esta actitud omitió que desde 2012 vienen creciendo las denuncias sobre las condiciones operativas de la flota de distribución de PDVSA, especialmente por la compra de gandolas chinas que no cumplían con los estándares que la industria requería y para las que luego no había repuestos.

En los últimos años este deterioro ha aumentado. En algún momento se contabilizó la flota de gandolas de la petrolera en más de 2.000, pero en 2017 la Empresa Nacional de Transporte de Combustible de PDVSA (ENT) decía tener sólo 1.700 unidades operativas, y cuando se agudizó la crisis de la escasez de gasolina en el primer cuatrimestre de este año ya se hablaba de que sólo 60% de la flota se mantenía activa.

El imperio

En cuanto a la escasez de gasolina que enfrenta el país de las mayores reservas petroleras del mundo el argumento de Quevedo es que todo se debe a las sanciones internacionales impuestas por Estados Unidos. “Bajo las sanciones, bajo todas las dificultades, vamos a estar con nuestro pueblo, para garantizarle a usted que tenga el combustible”, llegó a decir en mayo pasado mientras anunciaba un plan de recuperación de la refinación nacional para elevar la producción de combustibles y enfrentar las agresiones internacionales.

Ese plan se sumó a la lista de sus anuncios que no se concretan y las garantías de combustible se limitaron a un sistema de racionamiento selectivo, privilegiando a la zona central del país, en especial a Caracas, donde suele haber relativa normalidad en el suministro. Pero en el resto del territorio hay ventas controladas, esquemas de despacho de una vez a la semana o peor, como ocurre actualmente en estados fronterizos, donde los usuarios pueden pasar más de cinco días en cola a la espera de surtir los vehículos.

Las refinerías de Venezuela tienen la capacidad de producir 1,2 millones de barriles diarios, pero procesan alrededor de 80.000 barriles debido a fallas operativas por falta de mantenimiento y de repuestos, o por los cortes de electricidad.

Purga interna

En 2017, cuando recién asumió el cargo, Quevedo afirmó que dentro de PDVSA había un “paro silencioso” que era “promovido por la derecha” y que con su gestión se haría frente a esto. De hecho, la presidencia de Quevedo se tradujo de inmediato en una purga interna en Petróleos de Venezuela.

“Los números son inocultables, los efectos también: entre el 2014 y 2019 la producción de petróleo ha caído desde los 3 millones de barriles día a solo 700 mil barriles día según el último informe de la OPEP de mayo de este año. Se han perdido más de 2 millones de barriles día de producción, que, a precios actuales del mercado, significan una pérdida de 117 millones de dólares cada día, es decir más de 40 mil millones de dólares al año. Solo por la incompetencia del madurismo al frente de PDVSA”

Escrito por Rafael Ramírez, exZar de PDVSA

Eulogio del Pino, quien fue presidente de PDVSA, terminó preso y señalado de corrupción. Otro expresidente, Nelson Martínez, señalado también de corrupción, murió estando en prisión. Otros tantos gerentes han sido desincorporados y señalados de formar parte de redes que atentan contra la industria como parte de una lista que no deja de crecer. La más reciente detención fue la de Rosa Mota, presidenta de PDVSA Gas. La información no abunda sobre estos casos, que suelen ventilarse públicamente sólo si las circunstancias políticas son convenientes para el régimen de Maduro y luego permanecen en el silencio.

Líderes sindicales también han sufrido persecución y muchos trabajadores han optado por dejar la industria no sólo por el clima interno, donde se impuso una nómina paralela con militantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) como ha denunciado la Federación Única de Trabajadores Petroleros de Venezuela (FUTPV), sino por la precarización de los salarios y el deterioro generalizado de los beneficios.

Las denuncias internas indican que Quevedo colocó en algunos puestos técnicos de la industria a funcionarios militares, principalmente de la Guardia Nacional, pero eso no ni ha mejorado los procesos ni ha frenado los manejos dolosos. Lo cierto es que, a casi dos años de timonear la principal industria del país, Quevedo tiene un saldo “rojo” en su gestión y por más que intenta maquillarlo los hechos hablan por sí solos.

“Desde la lógica estatal no hay manera de recuperar la industria petrolera” por David Morán Bohorquez – Entorno Empresarial – 21 de Agosto 2019

industria petrolera

“Venezuela tiene que experimentar un cambio de mentalidad. Y en este caso no hablo de la mentalidad de la gente, porque el venezolano ha sufrido tanto que dice ‘no quiero más esto, nunca más’, me refiero a sus actores políticos que son los más atrasados en cuanto a lo que se debe hacer”.

Quien hace esta aseveración es David Morán Bohórquez, ingeniero industrial de profesión, empresario, director del portal de noticias La Patilla y defensor de la privatización de casi todos los procesos y servicios que hoy están bajo el control del Estado

David Morán Bohorquez apuesta por un proceso masivo de privatización en la Venezuela postsocialista

“Sólo el capital privado puede revertir el modelo mercantilista feudal impuesto por el socialismo del siglo XXI, que ha llevado al país a una crisis humanitaria sin precedentes. No sé por qué le temen hacer al venezolano libre y bien pagado”, aseguró en su conversación con Richard Casanova, director de la revista Gente que Construye

PDVSA HOY NO VALE NADA

Quisiéramos su análisis sobre la situación de la industria petrolera venezolana

El modelo petrolero que había sido exitoso en los últimos 30 años se acabó. No es posible que continúe.

Ese modelo heredó tres cosas extraordinarias de las empresas trasnacionales: uno, el sistema de evaluación de personal, la meritocracia; dos, el sistema de rendición de cuentas financieras y tres, campos productivos de crudos livianos y crudos medianos.

¿NO SON RECUPERABLES CON ESTE GOBIERNO?

Ni con otro que venga. Pdvsa no tiene sistemas de investigación, es una empresa absolutamente corrompida, no contrata personal, no hay relevo generacional de calidad desde hace 20 años.

Sin embargo expertos petroleros y quienes presentaron el Plan País Petróleo, dijeron que es posible detener la caída de la producción en plazos cortos

Ellos hablan desde la nostalgia. Eso se entiende. Pero también les digo “put your money where your mouth is” (pon tu dinero donde pones tus palabras). No hay dinero público para eso. Y si ellos lo tienen, que lo pongan.

Cuando se hizo la apertura petrolera fue porque no había dinero. Veníamos de una crisis bancaria brutal que se llevó 12 puntos del PIB y la apertura fue exitosa porque pudimos atraer a las empresas de categoría “tier 1”, empresas de primer nivel

Desde la lógica estatal no hay manera de hacerlo, crear una empresa, hacerla competitiva, posicionarla en el mercado, que tenga recursos financieros. Tenemos que ir, en todo caso, a los inicios de la explotación petrolera en Venezuela: al sistema de concesiones.

QUE TAMPOCO ES GARANTÍA…

Primero hay que ver si quieren venir. Mira lo que está ocurriendo en Guyana. Están perforando y explorando en aguas ultra profundas, en el Bloque Stabroek, con 1,5 kilómetros de agua de profundidad más la arena petrolera que está a 5 kilómetros bajo tierra. Ese tubo de 6,5 kilómetros está a 200 kilómetros de la costa donde una estación recoge el petróleo, separa el agua, el gas y despacha a su vez a los mercados internacionales.

¿ESO LO HA VENIDO HACIENDO LA EXXONMOBIL?

Si. Eso solo lo hacen dos o tres empresas en el mundo. Teníamos mejoradores de crudo y se perdieron. Tuvimos la capacidad de extraerle carbón, azufre, cadmio y vanadio al crudo, para convertirlo en un crudo sintético del tipo que nos pidieran las refinerías.

Esta gente ha desmantelado las operaciones complejas de mejoramiento para dejar solamente los tanques para mezclar y diluir crudos.

¿SE DESCARTA ENTONCES CUALQUIER POSIBILIDAD?

Venezuela no tiene capacidad de surtir supertanqueros porque no tenemos profundidad de puertos. Lo hacíamos en Bonaire o en San Eustaquio, a través de las instalaciones en el Caribe holandés, que nos permitía cargar barcos VLCC (Very Large Crude Carrier) de millón y medio – dos millones de barriles.

Es ilusorio, absolutamente ineficiente desde el punto de vista de la inversión pública, pretender recuperar Pdvsa. La empresa fue destruida por la revolución. Y el modelo que representó Pdvsa también fue destruido. Lo que queda es retomar el sistema de otorgamiento de concesiones y cobrar regalías.

ESE MODELO DE LAS CONCESIONES ¿PUEDE SER EXITOSO TAMBIÉN?

Es el único posible que tenga éxito si logramos atraer a las “majors petroleras”. Con la revolución operan empresas de nivel 3 o de nivel 4, con las que nadie haría contratos signicativos fuera de Venezuela

ESTADO EJERCIÓ EL MONOPOLIO Y LO DESTRUYÓ

Venezuela no tiene empresas petroleras, lo que tiene son empleados públicos petroleros. Y no desarrolló empresas petroleras nacionales, porque el Estado ejerció el monopolio. Pero además esta gente destruyó el monopolio y nos quedamos sin nada.

¿CUÁNTO SE NECESITA PARA RECUPERAR LA PRODUCCIÓN?

Producir 100 mil barriles demanda aproximadamente $15 mil millones. Venezuela necesita $30 millardos para evitar que sigan cayendo las refinerías y levantar en algo la producción. Y no los tenemos.

PERO TENEMOS EL PETRÓLEO…

Sí, pero ahora todo el mundo tiene petróleo. Están sacando petróleo en el campo de lutitas, en Vaca Muerta, Argentina. Eso era impensable hace cinco años. Argentina va a tener ahora petróleo. Guyana puede ser un país desarrollado gracias al petróleo en 30 años. El plan de Exxon, podría poner a Guyana a producir 750 mil barriles diarios para 2025, esa cifra es lo que está produciendo hoy Venezuela. Pero la diferencia es que para Guyana sería un barril diario por habitante, equivalente a que Venezuela produjera hoy 30 millones de barriles diarios de petróleo.

EL SOCIALISMO ES SAQUEO

Guyana puede desarrollarse si no hay corrupción y malos manejos de los recursos. Lo que no puedes permitir, y ellos jamás harían, es crear una corporación como llegó a ser Pdvsa: un monopolio de Estado que lo tuvo todo para terminar arruinada.

El socialismo es saqueo. Lo de Pdvsa fue un saqueo brutal. Aquí se dejó de investigar, no tenemos ni patentes. Teníamos una planta para producir todos los lubricantes del país y exportarlos y ni siquiera eso producimos. ¡Pero si no producimos gasolina!

A grandes rasgos y con grandes números, puedo afirmar profesionalmente que Pdvsa y la industria petrolera nacional no tienen ninguna posibilidad de recuperación bajo la lógica del monopolio estatal.

¿Y SI SE RECONSIDERAN LOS PROYECTOS QUE FUERON EXPROPIADOS Y CONFISCADOS POR HUGO CHÁVEZ?

La única manera que esas empresas retornen a Venezuela es ofreciéndoles ventajas impositivas lo suficientemente atractivas y un marco jurídico sólido. Tal vez empresas como Shell y BP pudieran volver. El problema es que esos campos fueron entregados a Rosneft (la empresa de petróleo propiedad del gobierno ruso), en daciones oscuras.

FUTURO ENERGÉTICO DE VENEZUELA ES COMPLEJO

¿CÓMO VE EL FUTURO ENERGÉTICO DE VENEZUELA?

Complejo. No es profesional dividir el sector petrolero del eléctrico. Son crisis mellizas, una retroalimenta a la otra. Las plantas de generación están paradas porque no hay producción de combustible ni mantenimiento, pero tampoco aumenta la producción porque no hay oferta pública de electricidad.

El proceso de recuperación de ambos sectores debe ir en paralelo. Al sector eléctrico debe dársele el mismo tratamiento que al petrolero: invitar al sector privado a que entre masivamente.

Pero ahí entramos en otro problema de fondo: las tarifas. La gasolina y el kilovatio tienen que costar para recuperar las inversiones.

¿LOS VENEZOLANOS PREFIEREN PAGAR Y CONTAR CON SERVICIOS PÚBLICOS DE CALIDAD?

Esa es la lección de estos 20 años de saqueo socialista. Los socialismos cuando salen no vuelven.

CUANDO SALGAMOS DE ESTO ¿LOS INVERSIONISTAS VENDRÁN PORQUE SABEN QUE YA ESTAMOS “VACUNADOS” CONTRA EL SOCIALISMO?

Quienes tomen el poder deben estar preclaros en eso. Mira el caso de la Unión Soviética. El más grande de sus países miembros es Rusia, el segundo productor de petróleo del mundo, pero Rusia es uno de los peores países en desempeño económico y social de la derrumbada URSS.

Rusia es el país que pudo ser y nunca será mientras siga con ese sistema atrasado. En cambio Lituania ya triplica a Rusia en su PIB per cápita. Todos los países que formaron parte de la antigua Europa Oriental y hoy están en la Unión Europea, dejaron muy lejos a Rusia, teniendo Rusia una industria como Rosneft y Gazprom, que tiene asociaciones con las principales empresas privadas del mundo.

El caso venezolano es más grave, porque Venezuela perdió definitivamente los mercados y eso es muy difícil recuperarlos. Si logramos producir 1 o 2 millones de barriles diarios de petróleo ¿A quién se lo vamos a vender?

A CHINA., QUE DE ALGUNA MANERA BUSCA RECUPERAR EL DINERO OTORGADO A VENEZUELA…

Puede ser, porque no tenemos dinero para pagarles. Y ahora entramos en un problema político de fondo: Pdvsa no tiene capacidad de pagar mientras esté sancionada por los Estados Unidos y Estados Unidos no va a quitarle las sanciones mientras esté Maduro.

ENTRAMOS EN LA ZONA DE ALERTA MÁXIMA

Venezuela está entrando en unos niveles peligrosísimos de inseguridad energética, entendida ésta como la disponibilidad de combustibles para cocinar, trasladarnos, generar electricidad, enfriar y conservar alimentos. Tenemos que salir de esa zona de peligro y solo se logra con inversiones.

Sólo en petróleo se requieren $30 millardos y en la parte eléctrica al menos $10 millardos. Hablamos de $40 mil millones que sólo el sector privado tiene.

DIRIGENCIA POLÍTICA DEBE CAMBIAR DE MENTALIDAD

Luego, Venezuela tiene que experimentar un cambio en la mentalidad, no en la gente porque ya la gente ha sufrido tanto que dice “no quiero más esto, nunca más”, sino en sus actores políticos, que son los más atrasados en cuanto a lo que se debe hacer.

El mercado, la interacción entre seres humanos, es la institución. Ahí vamos todos a ofrecer y demandar bienes y servicios. Si no se entiende que es lo único que puede generar prosperidad y que es el único mecanismo que ha permitido que haya más clases medias en el mundo que gente pobre, Venezuela nunca alcanzará su potencial de ser un país del primer mundo.

Hay que procurar tener un gobierno muy pequeño, que cueste poco a la gente, pero que dé mucho. El gobierno debe entender que los costos de entrada y de salida de los mercados deben ser muy bajos.

ACHICAR EL TAMAÑO DEL ESTADO

SE SUPONE QUE CON UN CAMBIO DE RÉGIMEN SE VA A PRODUCIR ESO…

Se supone, pero aún no he oído una oferta que plantee con claridad la apertura del mercado y la reducción urgentísima del tamaño del Estado.

Hay un tabú de hablar sobre la necesidad de que salga gente de la administración pública.

Pdvsa es una empresa que puede trabajar con 5 mil personas y hoy tiene en nómina 140 mil.

Además, debes generar expectativas de que la cosa va a mejorar y el bienestar se empezará a medir inmediatamente. El núcleo de esto es entender que gobierno chiquito, pero eficiente y con bajos impuestos, es el gran plan de un país.

DESMONTAR EL MERCANTILISMO FEUDAL

Hay que desmontar todas las leyes antimercado. Estamos desintegrados del mundo. Nos salimos de todos los sistemas de integración y no tenemos ventajas arancelarias con nadie. Rompimos con mercados nuestros naturales como el Pacto Andino, Mercosur y el Pacto de San José e inventamos unas cosas que no nos han traído beneficios como la ALBA y Petrocaribe.

MECANISMOS QUE SE USARON PARA COMPRAR VOLUNTADES DE LOS PAÍSES PEQUEÑOS DEL CARIBE USANDO LA CHEQUERA DIPLOMÁTICA…

Sí y llevaron al país a la peor cosa que puede ocurrir: un mercantilismo feudal. Estamos inmersos en un sistema feudal y en una dolarización de hecho sin tener una ventaja de ella. Hoy Venezuela es un país sin moneda.

El primer gran programa social a abordar será abatir la inflación, mejorar el poder adquisitivo de las personas, y si lo combinas atrayendo inversiones tendrás servicios permanentes, de calidad.

Y SE PODRÁN PAGAR SALARIOS DIGNOS….

Pdvsa paga los peores salarios de empresa petrolera en el mundo, públicas o privadas. Un jefazo en Pdvsa, no llega a $3.000 anuales de ingresos. Un trabajador medio en una empresa petrolera en cualquier parte del mundo gana en promedio $85.000 anuales.

Si le preguntas a esa persona ¿dónde quieres trabajar: en Pdvsa o en otra empresa que llegue a Venezuela y pague el salario promedio mundial? ¿Con quién se va a quedar Pdvsa?

No solo Pdvsa que está quebrada desde hace tiempo, sino el modelo. El gobierno no tiene capacidad de crear empresas competitivas en salarios, condiciones de trabajo, empleo, etc.

Soñar que tenemos capacidad para volver a un modelo que ya murió es insensato, delirante e injustificable. Venezuela en 20 – 30 años puede ser un país desarrollado. Fuimos el primer milagro económico registrado por la humanidad, desde 1947 a 1972, el país que más creció en el mundo y de manera sostenida.

HABLA DE UN PLAZO DE 20 – 30 AÑOS PARA CONVERTIRNOS EN UN PAÍS DESARROLLADO. PERO EN EL CORTO PLAZO ¿QUÉ HABRÍA QUE HACER PARA RECUPERAR LA INDUSTRIA PETROLERA?

Primero: licitar los bloques de occidente de crudos livianos y medianos, así como El Furrial. La Faja Petrolífera la dejaría de último porque eso no le interesa a nadie. Venezuela perdió la capacidad de producir crudos livianos y medianos.

Segundo: revisar el sistema de precios porque de lo contrario no tiene sentido refinar petróleo. Y luego privatizar unidades dentro de la refinería a terceros, procesos medulares que cuestan mucho, pero que empresas privadas estarían dispuestas a hacer.

ENTONCES SÍ ES POSIBLE RECUPERAR LA INDUSTRIA. LO QUE PLANTEA ES UNA ESTRATEGIA DISTINTA PARA LA RECUPERACIÓN…

La industria se puede recuperar solo con privados. Pensar que el Estado tiene capacidad para recuperarla no tiene sentido. El Estado debe sentarse a planificar la Venezuela de 50 años.

ENTONCES, ¿PDVSA COMO EMPRESA ESTATAL NO ES VIABLE?

Y la industria petrolera en manos del Estado tampoco.

¿LA POSIBILIDAD DE RECUPERAR LA VENEZUELA PETROLERA EN EL MEDIANO PLAZO, PASA POR UNA ESTRATEGIA DISTINTA?

Venezuela va a ser marginalmente petrolera por mucho tiempo. El problema es qué hacemos con ese petróleo. Mi tesis es que lo consumamos internamente. Somos un país con una huella muy baja de carbono. Tenemos espacio para aumentar nuestro consumo energético, no exclusivamente petrolero, también eléctrico y de otros combustibles.

Mi llamado a los partidos políticos y sus planificadores, es a que se bajen de esa nube y aterricen, porque mientras siguen hablando en los términos que lo hacen causan muy mala impresión afuera. Sus planes pretenden reeditar lo que no es reeditable.

EL PLAN PAÍS ES MUY ESTATISTA

PARTIENDO DE LA BASE DE LO QUE NOS HA DICHO ¿ES VIABLE EL PLAN PAÍS?

Tiene cosas muy buenas, pero lo veo muy estatista. Si no se hace explícito qué es el mercado la institucióm, siempre habrá grises donde querrán participar gobernaciones, alcaldías, etc.

Hay tres cosas básicas que debe tener un Plan País:

1-. Dejar muy claro el principio de subsidiariedad: todo se hace en la región, a menos que se demuestre lo contrario. Eso es un gran principio de eficiencia humana, de eficiencia en los mercados.

2-. El Estado tiene que ser chiquito. Si un gobierno se hace costoso, esos costos se trasladan a la gente y lo que queremos es que la gente se vuelva rica más rápidamente, que el venezolano tenga el ingreso per cápita más alto de toda Suramérica.

3-. Que la economía venezolana sea fundada en los mercados porque ya el petróleo no nos dará calidad de vida. Se tiene que privilegiar al pueblo, no a las empresas estatales.

SI YA NO TENEMOS VENTAJAS COMPETITIVAS EN MATERIA PETROLERA ¿EN QUÉ ÁREAS SÍ?

En muchísimas. Una de ellas: todo lo que utilice energía.

Venezuela exportó petróleo durante tantos años porque casi no consume internamente. En Margarita, por ejemplo, deberían existir dos o tres procesadoras de frutos del mar, con trenes de congelación para abastecer a los cruceros. Esa industria consume bastante electricidad, pero es una industria enorme que genera miles de millones de dólares en consumo al año.

Otro ejemplo. Dado el valor de las tierras, puedes hacer de Venezuela un cluster médico de belleza, con muchas instalaciones hospitalarias de primera. Aquí vendría gente de todo el mundo a operarse y embellecerse, porque el hedonismo es una de las industrias que más produce dinero.

La industria de la educación. Venezuela tiene una gran ventaja: tiene solo dos estaciones, lluviosa y seca. Es un clima soportable para estudiar. Pero para hacerla competitiva debes mejorar las telecomunicaciones. Eso se empieza a encadenar y son cosas que se hacen muy rápido. Además, puedes hacer un acuerdo con MIT para que tenga un campus en el país. ¿Cuánto cuesta producir un campus? ¿$50 millones? Ellos tienen plata para producirlo en dos o tres años. O con la Carnegie Mellon. La Carnegie Mellon acaba de hacer un campus en Ruanda de primera categoría

ESTE ES UN PAÍS QUE TIENE TODO

AQUÍ HAY MUCHO POR HACER PORQUE NO HAY NADA HECHO…

Todos los encadenamientos están intervenidos por el Estado, antes y ahora. Venezuela tiene muy pocos encadenamientos libres a disposición de los mercados.

No sé por qué le temen hacer al venezolano libre y bien pagado. A mí no me preocupa que haya un proceso masivo de privatización, porque cuando lleguen empresas que paguen buenos salarios, quienes están en la administración pública abandonarán sus puestos para intentar ingresar a ellas.

Citgo y los bonos 2020 por José Toro Hardy – El Nacional – 10 de Octubre 2019

download-1
Pdvsa, que antes del advenimiento de la revolución había sido la menos endeudada entre las grandes transnacionales petroleras del mundo, experimentó con la llegada del chavismo una transmutación profunda que la llevó a niveles de degradación inimaginables.

Comprendiendo que la vieja meritocracia no se prestaría a sus manejos, procedió Chávez a ponerles trampas a sus trabajadores en las cuales, según sus propias  palabras, “ellos cayeron”. Fueron a un paro y él aprovechó para despedir a cerca de 20.000, la mitad del personal de Pdvsa, que por tener 15 años en promedio de servicios a la industria acumulaban 300.000 años de experiencia y conocimiento.

De ahí en adelante a la empresa la politizaron, la devastaron, le cambiaron su misión, la corrompieron, en suma, la destrozaron.

La sed de recursos del régimen era insaciable. A pesar de que los precios petroleros alcanzaron en esos años su máximo histórico, nada alcanzaba para cubrir los planes demagógicos de aquel grupo de advenedizos que se había hecho con el poder. No bastó el ingreso petrolero, ni el abultado ingreso fiscal, ni el endeudamiento brutal en que incurrió el Estado. Puesto que Pdvsa contaba con mejor rating crediticio que la nación, procedieron a sobreendeudar a la empresa, no para utilizar esos recursos en sus propios planes, sino para arrojarlos a la vorágine populista que brotaba de una mente extravagante que pretendía extender su revolución a toda Latinoamérica.

¡Pobre Pdvsa! ¡La destruyeron!

Llegamos así a finales del año 2016. Pdvsa venía ya incumpliendo con pagos a sus proveedores y contratistas, pero el principal problema eran dos emisiones de  bonos que vencían una en abril y otra en noviembre de 2017.

Propone la empresa canjear bonos de esas emisiones por 7.100 millones de dólares por otros que vencerían en 2020. Los mercados no aceptaron la oferta porque entendían que la empresa no podría cumplir.

Finalmente, Pdvsa se conformó con canjear bonos por un valor de  2.799 millones de dólares que vencían en 2017, entregando a cambio otros que vencerían en 2020 pero con un valor de 3.367 millones de dólares, perdiendo la diferencia. Además, ofreció un interés tan elevado que solo se ve en los llamados “bonos basura”. Como consecuencia de todo lo anterior, la tasa interna de retorno para quienes aceptasen el canje alcanzaría un insólito 19,8% en dólares. Y en vista de que ni aún así los mercados tenían confianza, procedieron a ofrecer la mayor de las barbaridades: un colateral que garantizase el pago consistente en 50,1% de las acciones de Citgo, o sea, el control de la empresa.

El 27 de diciembre de 2017 la Asamblea Nacional tomó cartas en el asunto. Expuso que Pdvsa ya estaba sobreendeudada, con lo cual no bastaba con canjear unos bonos que la endeudarían aún más. Planteaba que era necesario renegociar toda la deuda de Pdvsa y además objetó fuertemente la garantía colateral con acciones de Citgo. Las posiciones de la AN fueron publicadas y ampliamente difundidas.

A pesar de ello, el régimen siguió adelante con la operación, pasando por encima de la Asamblea. Quienes aceptaron canjear los bonos lo hicieron a sabiendas de la debilidad jurídica de aquel canje. Tal debilidad se puso aún más de manifiesto cuando el 25 de octubre la Sala Constitucional, actuando como Jalisco -que si no gana, arrebata-, coartó las atribuciones constitucionales de la Asamblea Nacional.

En 2018 el gobierno de Estados Unidos comenzó a bloquear ciertas operaciones del régimen venezolano y de Pdvsa. Sin embargo, la Oficina del Tesoro (OFAC) emitió la Licencia General número 5, que permitía a los tenedores de los bonos 2020 -que como dijimos tienen como colateral 50,1% de las acciones de Citgo-  tomar el control de la empresa si Pdvsa no cumplía con el pago.

Con posterioridad, Estados Unidos reconoció como presidente encargado al presidente de la Asamblea Nacional, cuyas primeras medidas estuvieron destinadas a proteger a Citgo. Procedió Guaidó a solicitar formalmente la revocatoria de la Licencia General número 5 emitida por la OFAC.

En respuesta, en agosto de 2019, el presidente de Estados Unidos bloqueó todas las propiedades del régimen, incluida Citgo, es decir, no se puede traspasar la propiedad de esos activos. En teoría, esto debería protegernos temporalmente.

El caso es que el próximo 27 de octubre vence una cuota de esos bonos 2020 por un monto de 913 millones de dólares. Existen dudas acerca de cuál de las disposiciones prevalece en este caso: si la Licencia General número 5 emitida por la OFAC que autorizaría a los tenedores de esos bonos a tomar el control de Citgo, o la disposición del presidente Trump que bloquea las propiedades del régimen, incluida Citgo. Ambas disposiciones se contradicen entre sí.

Se trata de un asunto de vital importancia por cuanto podría llevarnos a perder el control de Citgo en cuestión de semanas. Una cosa está clara: la culpa de esta tragedia recae sobre quienes irresponsablemente endeudaron a Pdvsa y después dieron en garantía a Citgo.

Racionamiento de gasolina – PDVSA – Octubre 2019

Arrestaron al presidente de la petrolera Sinovensa – El Nacional – 6 de Octubre 2019

La detención de Alberto Bockh, presidente de la firma, y otros dos funcionarios ocurrió en Anzoátegui

Foto: Cortesía

El presidente y dos funcionarios de la firma Sinovensa, empresa conjunta entre las petroleras estatales Pdvsa y la china CNPC, fueron arrestados el sábado en una investigación de corrupción.

Los tres detenidos son venezolanos, informa la agencia Reuters, que confirmó a través de cinco fuentes de Pdvsa, una fuente de inteligencia y un funcionario del sector petrolero familiarizado con el caso, la detención de Alberto Bockh, presidente de Sinovensa en Anzoátegui.

En agosto, Nicolás Maduro dijo que la empresa mixta inició un proyecto de expansión para aumentar la producción a 165.000 barriles por día.

El proyecto produce crudo Merey, que demandan los refinadores asiáticos. Era un proyecto conjunto entre la Corporación Venezolana de Petróleo, CVP, y CNPC.

Avanzan en EEUU las opciones judiciales para que Venezuela pierda Citgo por Sabrina Martín – PanamPost – 1 de Octubre 2019

Gobierno Guaidó se prepara para pedir un recurso de protección de activos en la ONU

Sin Citgo, Venezuela perdería la capacidad de poner y distribuir crudo venezolano en Estados Unidos. (Alba Ciudad)

Nuevamente un tribunal de Estados Unidos falló a favor de la corporación canadiense Crystallex y le dejó la vía abierta para que pueda apoderarse de las acciones de la refinería estatal Citgo, el mayor activo que tiene Venezuela en el exterior.

La decisión judicial levanta la suspensión que le impedía a la empresa canadiense apoderarse de las acciones de Citgo, en el marco de un laudo arbitral que condena a Venezuela a pagar mil docientos dos millones de dólares más intereses por la expropiación de sus activos bajo el mandato de Hugo Chávez.

Con la nueva medida del juez Thomas Ambro se anulan las decisiones de tribunales inferiores que habían suspendido temporalmente las acciones de Citgo, mientras que el Gobierno del presidente legítimo, Juan Guaidó, presentaba nuevos alegatos para la defensa de los activos de la empresa venezolana.

La minera canadiense reclama mil docientos millones de dólares por la estatización de un yacimiento de oro, realizada por Chávez en 2008. El chavismo no ha pagado la indemnización acordada tras el arbitraje internacional.

En agosto de 2018 una corte de Delaware determinó que Petróleos de Venezuela (PDVSA) actuó como un alter ego del Gobierno venezolano, y Citgo es una filial de la estatal petrolera. Por lo tanto, los activos de Citgo Holding, empresa valorada en cerca de ocho mil millones de dólares, podían ser confiscados para cumplir con las deudas.

Hay que recordar que un decreto emitido en agosto congela los activos del Estado venezolano en Estados Unidos y suspende los juicios contra Citgo, pero no elimina permanentemente los derechos de los acreedores a embargarla.

Guaidó se prepara para acudir a la ONU

El Gobierno del presidente Guaidó, que está a punto de perder Citgo tras los impagos y deudas del chavismo, se prepara para pedir un recurso de protección de activos en la ONU para evitar que los acreedores tomen control de dicha refinería.

La propuesta, que sería presentada en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), estaría en etapa inicial. Los economistas y abogados asesores de Guaidó buscan que el organismo internacional proteja los activos de Venezuela, tal y como lo hizo el Consejo de Seguridad cuando protegió los activos de Irak en el extranjero tras la invasión estadounidense en 2003.

De acuerdo con la agencia de noticias Reuters, «la táctica del equipo de Guaidó se debe a que para finales de octubre se tienen que pagar 913 millones de dólares del bono de la petrolera estatal PDVSA que vence en 2020 y que tiene como garantía más de la mitad de las acciones de la filial estadounidense de la industria, Citgo».

Pero lograr que el Consejo de Seguridad apruebe la medida de protección de activos es prácticamente «misión imposible», debido a que está conformado por países como Rusia y China, que tienen poder de veto y son aliados del régimen Maduro.

¿Qué significa perder Citgo?

Sin Citgo, Venezuela perdería la capacidad de poner y distribuir crudo venezolano en Estados Unidos, debido a que este país es la principal nación que paga con divisas en efectivo. Sin embargo, tras las sanciones emitidas por el Gobierno de Donald Trump contra la tiranía, ese país ha reducido sus compras a Venezuela.

PDV Holding Inc., propiedad de PDVSA, es propietaria de Citgo Holding Inc., que a su vez posee Citgo Petroleum Corporation, que tiene tres refinerías y oleoductos en Estados Unidos. Citgo pueden refinar setecientos cuarenta y nueve mil barriles de crudo diarios y la refinería de Lake Charles es la sexta más grande en Estados Unidos.

Pero la situación se complica aún más, porque en 2016 se conoció que Maduro hipotecó en secreto la refinería Citgo a Rusia por un millonario préstamo. El régimen venezolano le habría entregado el 49,99 % de las acciones a Rusia a cambio de un préstamo de 1,5 billones de dólares.

La petrolera venezolana PDVSA adjudicó prácticamente el control de la refinería en Estados Unidos a la estatal rusa Rosneft, según un documento que dio a conocer el Latin American Herald Tribune, donde Rosneft admite que controla el 49,99 % de las acciones de Citgo.

Si Citgo o PDVSA incumplieran con el pago del millonario préstamo, la compañía estatal rusa Rosneft podría terminar siendo dueña de importantes refinerías de petróleo y oleoductos en Estados Unidos.

Hay que recordar además que recientemente, ante un posible default por parte del régimen de Maduro, el Gobierno de Estados Unidos decidió permitir que los tenedores de bonos de PDVSA 2020 puedan reclamar el cobro de su garantía en caso de que Venezuela incumpla con los pagos. Con ello podrían apropiarse de acciones de Citgo.

Conocer cuánto vale Citgo es una discusión constante entre los economistas, pero, según estimaciones, si Venezuela hoy decidiera vender Citgo para pagar sus deudas, no recibiría más de cuatro mil millones de dólares, de los cuales la mitad es de Rosneft y la otra mitad para pagar todas las deudas pendientes. A Venezuela le quedaría muy poco.

Repsol continúa realizando operaciones con Petróleos de Venezuela por Maibort Petit – Venezuela Política – 30 de Septiembre 2019

Los envíos descritos en una comunicación interna de PDVSA emitida en el mes de septiembre 2019, dicen que se hacen bajo la modalidad de venta ocasional.

La compañía petrolera española Repsol continúa realizando operaciones de crudo con Petróleos de Venezuela, la empresa estatal  venezolana sancionada por el gobierno de los Estados Unidos en el marco de la estrategia usada por Washington para presionar la salida de Nicolás Maduro del poder.

La firma petrolera española informó en abril de 2019, que continuaría con sus negocios con PDVSA, a la vez que anunció que había estado cobrando dividendos pendientes de sus proyectos en Venezuela mediante la recepción de crudo venezolano, que en parte intercambia por combustible enviado al país sudamericano.

“El acuerdo convirtió este año a Repsol en uno de los principales proveedores de combustible de la nación miembro de la OPEP, junto con Rosneft de Rusia y Reliance Industries de India”(1) dijo una nota de Reuters basada en tres fuentes y datos de seguimiento de embarcaciones.

En abril, el enviado especial de los Estados Unidos para Venezuela, Elliot Abrams resaltó las relaciones de Repsol “por sus actividades en Venezuela con el régimen de Nicolás Maduro” (2).

Abrams dijo —en una visita a Madrid— que conocía los argumentos presentados por Repsol en Washington y que estaban “pensando las formas de afrontar la situación” que había descrito la empresa petrolera española.

Continúan los envíos de crudo

Un documento confidencial de Petróleos de Venezuela revela detalles de una transacción comercial entre PDVSA y REPSOL Trading S.A que involucra dos cargamentos de crudo [uno Merey 16 y otro de Special Hamaca Bland (SHB)] bajo la modalidad de venta ocasional.

La comunicación —firmada el 24 de septiembre de 2019— tiene como objetivo respaldar la venta de un cargamento de 500 Mbls. de crudo Merey 16 y otro cargamento de de 600 Mbls. de Special Hamaca Blend (SHB) para el cliente REPSOL Trading S.A.
El oficio señala que “el 28 de enero de 2019, el gobierno de los Estados Unidos emitió siete sanciones en contra de Petróleos de Venezuela S.A, las cuales tienen como alcance restricciones a nivel comercial, suministro de materia prima, operativo y financieros entre otros”.

“En atención a las sanciones impuestas por el gobierno de EE. UU. de fecha 20 de junio de 2019, la Gerencia General de Operaciones de Crudo y Residuales (G.C.O.C.R) emite el listado actualizado de los buques fondeados con carga sin autorización de zarpe y disponibles para la colocación comercial por parte de PDVSA”, dice la comunicación.
Asimismo informa que “En fecha 28 de agosto de 2019, la G.G.C.C.R estableció como estrategia comercial ofrecer al cliente REPSOL Trading SA a través de correo electrónico en negociaciones directa, los cargamentos de Merey  16 ofrecidos por la G.G.O.C.R para la colocación comercial”.
En los actuales momentos, “REPSOL es un cliente tradicional que ha mantenido la relación comercial con PDVSA post sanciones manifestando su disposición de levantamiento de crudo para el pago de financiamiento de la EM PETROQUIRIQUIRE S.A CARDON IV  y para el pago por compensación de Diésel”, dice el oficio.
En la justificación se destaca que “en atención a las sanciones impuestas por el gobierno de los Estados Unidos, anunciadas el pasado 28 de enero, se emitió la instrucción de atraque, carga SIN ZARPE en los buques destino EE.UU. Estos buques deben permanecer fondeados sin recibir documentación hasta que la Gerencia General de Crudos y Residuales de la Dirección General de Operaciones, adscritas a la vicepresidencia de Comercio  y Suministro de Petróleos de Venezuela envié por escrito la autorización de zarpe de los mismos, esta medida aplica a los buques de Chevron, CITGO y Valero
En vista de lo  anterior, “se tiene la opción de realizar la venta y carga desde los barcos actualmente fondeados del cliente Chevron permitiendo la liberación  de los mismos en operaciones STS con el cliente REPSOL”.
Este volumen permitirá cumplir con la colocación comercial parcial del cargamento a bordo del BT DIAMOND WAY del cliente Chevron fondeado con 950 MBls de SHN  desde el pasado mes de febrero 2019, según los términos y condiciones acá expuestas y dar respuesta al plan Merey 16 emitido por G.G.O.C.R.

La fórmula de precio para el Merey 16 se encuentra dentro  de los parámetros sugeridos por la Gerencia de Análisis Comercial para el mercado de North West Europe en +0.50 USD/BI para Merey 16 y +1.05 USD/BI  para el SHB.

Se solicita al comité C.I.C.S.Y.L respaldar la asignación de (1) cargamento de 500 MBls de Mey 16 con pago inicial de 217 MB a Petroquiriquire y el balance para la compensación de productos/caja PDVSA desde puerto  de JOSE, un (1) cargamento de 600 MBls. de SHB con pago parcial de 250 MB a Cardón IV y el balance de la compensación de prodcutos/caja PDVSA en operación STS con el BT, carguero DIAMOND WAY, (en ventana de carga 7-9 y 22-24) de septiembre de 2019 respectivamente, al cliente REPSOL Trading S.A bajo la modalidad de venta ocasional, según las condiciones y  términos que se encuentran en el presente documento.

Citas

1) https://www.reuters.com/article/us-venezuela-politics-repsol-exclusive/exclusive-spains-repsol-suspended-swap-deal-for-venezuelan-oil-under-u-s-pressure-idUSKCN1RT2F1

2) https://www.moncloa.com/eeuu-repsol-sanciones-venezuela/

Un juzgado madrileño expulsa a Venezuela de la pieza sobre el lavado de dinero del petróleo por Pablo Gabilondo – El Confidencial – 28 de Septiembre 2019

Maduro ya no podrá ejercer como acusación en la pieza del Juzgado de Instrucción 41 que investiga el presunto blanqueo de dinero procedente de la petrolera estatal de Venezuela PDVSA

Foto: El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. (EFE)
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. (EFE)

El Gobierno de Maduro ya no puede ejercer como acusación en la pieza que instruye un juzgado de Madrid sobre el lavado de dinero del petróleo venezolano. El Juzgado de Instrucción número 41 de Madridinvestiga a ex altos cargos chavistas por el presunto blanqueo que perpetraron en España, causa en la que se aceptó el pasado junio la personación de Venezuela como parte acusadora. La decisión, sin embargo, ha sido ahora anulada mediante un decreto al que ha tenido acceso El Confidencial: “Requiérase a la representación procesal del Estado de la República Bolivariana de Venezuela para que devuelva el soporte con el contenido de la causa que se le entregó“, ordena el letrado de la Administración de Justicia.

En la pieza se encuentran imputados el que fuera viceministro de Energía de Hugo Chávez, Nervis Villalobos, y su mujer, Milagros Coromoto, a los que se investiga por el presunto blanqueo de dinero proveniente de sobornos de la petrolera estatal PDVSA. Otro de los nombres que figuran en la lista de imputados es el del empresario venezolano, José Roberto Rincón Bravo, acusado de lavar en España parte de la fortuna que supuestamente amasó su familia a través de acuerdos irregulares con la petrolera. Tras aceptarse la personación del Gobierno de Maduro en la causa el pasado junio, los tres recurrieron la medida, postura a la que la propia Fiscalía terminó por sumarse.

Al apoyar la decisión en este razonamiento, el juzgado evita responder al resto de alegaciones, entre las que destaca uno de los argumentos esgrimidos por Rincón Bravo. El magnate venezolano, representado por el despacho Business & Law, presentó un escrito el 7 de julio en el que defiende que Maduro ya no tiene legitimidad en España: si el Gobierno de Pedro Sánchez ha reconocido a Juan Guaidó como “presidente encargado de Venezuela”, el chavismo ya no puede personarse entonces en un juicio que se celebra en Madrid. “Esta actuación procesal indebida podría conllevar una invasión de las competencias que, en política exterior, solo el Ejecutivo tiene atribuidas, con las consecuencias constitucionales que de ello se derivarían“, sostiene.

MARCOS GARCÍA REY

La Fiscalía, por su parte, se posiciona en contra de la personación de Venezuela porque considera que no está legitimada para ejercer ni como acusación popular ni como acusación particular. A la hora de rechazar la primera opción, apunta a que no cumple el principal requisito que exige la ley: “No se trata de un ciudadano español”. Respecto a la segunda, defiende que “carece de un interés legítimo que lo faculte” para presentarse como acusación particular porque “ni es perjudicado ni el procedimiento se dirige contra él mismo“. “En el supuesto de que el Estado de la República Bolivariana de Venezuela se sintiera perjudicado, deberá incoar un procedimiento ante los tribunales de Venezuela”, concluye el Ministerio Público.

Tras estudiar los escritos, el juzgado ha optado por expulsar al Gobierno de Maduro de la pieza, pero como lo justifica por un error de trámite, en ningún momento responde a las alegaciones de las partes. Pese a ello, los razonamientos de las partes quedan ahí para futuras piezas en las que Venezuela quiera ejercer como acusación. Como recuerda la Fiscalía en su escrito, esta ya es la segunda vez en lo que va de año que las autoridades chavistas quedan fuera de un procedimiento: “En contra de la personación del Estado de la República Bolivariana de Venezuela, ya se han pronunciado los juzgados españoles; en concreto, el Juzgado Central de Instrucción número 2, mediante auto del 1 de marzo de 2019”.

A %d blogueros les gusta esto: