elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Partidos Politicos

Diego Arria le dice a Guaidó que si patea a los partidos políticos ganará más apoyo por Juan Carlos Zapata – 18 de Junio 2019

Diego Arria sigue reconociendo a Juan Guaidó como Presidente y líder. Las encuestas también lo confirman. Pero le pide rectificar. Que es el momento de hacerlo. Y debe aprovechar para ello el escándalo de Cúcuta. Arria propone un gobierno de integración nacional y que Guaidó rompa la camisa de fuerza de los 3 pasos que le propuso al país.
Diego Arria propone un gobierno de integración nacional / Foto: @Diego_Arria
Diego Arria propone un gobierno de integración nacional / Foto: @Diego_Arria

El exembajador de Venezuela ante la ONU señala que si Guaidó le “da una patada” a los partidos y a la dirigencia que lo rodea, aumentará su apoyo. Arria señala que lo que está proponiendo lo ha meditado y analizado. Lo dicta su experiencia, y también mucho de idealismo.

La más reciente encuesta de Datincorp dice que Guaidó baja en las expectativas de los venezolanos. Inclusive, son más ahora los que reconocen a Nicolás Maduro, 41%, como Presidente constitucional de Venezuela, que a Juan Guaidó, quien acapara un 36%, mientras que en febrero este índice era del 49%. Aun así, el 80% de los venezolanos rechaza la gestión de Maduro.

Se refiere a Henry Ramos Allup, Julio Borges, Manuel Rosales y Leopoldo López, dirigentes máximos de los mayores partidos de la oposición, Acción Democrática, Primero Justicia, Un Nuevo Tiempo y Voluntad Popular, respectivamente.

Diego Arria, de visita en Madrid, que pasó por Oslo, que pasó por Inglaterra, señala que a Guaidó le llegó el momento de tomar decisiones. Grandes decisiones.

La primera. Desprenderse, darle una patada a esa dirigencia partidista que no suma porque no tiene respaldo popular. Se refiere a Henry Ramos Allup, Julio Borges, Manuel Rosales y Leopoldo López, dirigentes máximos de los mayores partidos de la oposición, Acción Democrática, Primero Justicia, Un Nuevo Tiempo y Voluntad Popular, respectivamente. Dice Arria que ellos no “empujan” a Guaidó. No lo ayudan. Sin embargo, actúan como un cogobierno. Ellos usan a Guaidó. Pero Guaidó no puede hacer lo mismo.

La segunda. Que Guaidó debe sumar no gobernando en función de los 4 partidos y los 4 dirigentes. Que debe recordar que es un Presidente accidental y no electo. Sin embargo, señala, Guaidó se comporta como si hubiese sido electo. Así pierde de vista la coyuntura y la fortuna en la que y con la que fue electo, pues mucha de esa dirigencia no lo quería en la presidencia de la Asamblea Nacional. De modo que la condición accidental de la Presidencia lo obliga a abrir el abanico de representatividad. Más allá de esos partidos, y de manera particular de su propio partido, el mismo de Leopoldo López, Voluntad Popular, el cual, según Arria, manifiesta “un comportamiento de secta”. En tal sentido debe emprender un gobierno de todos y para todos los venezolanos. Un gobierno representativo. Un gobierno que no sea expresión sólo de la Asamblea Nacional sino del país. Recuerda que los diputados llegaron al Parlamento no por ellos sino porque Venezuela quería un cambio. Cree que los diputados olvidaron este detalle. Apunta que el momento de los partidos llegará. Pero este es el momento de la independencia. De la base amplia. De la representatividad.Arria señala que a Guaidó le llegó el momento de tomar decisiones / Foto: @AsambleaVe

La tercera. Que Guaidó se olvide del orden de los 3 pasos. A su juicio, lo primero es el gobierno de transición. Y por lo tanto, está obligado a designar gobierno. Este lunes, por cierto, Jesús Seguías, presidente de la encuestadora Datincorp, decía en un programa de radio que el cese de la usurpación, el primer paso de la ruta de Guaidó, sólo es posible si Maduro renuncia o la Fuerza Armada quita a Maduro, y ninguna de estas dos opciones está en el tablero. Aun así, el 56% de los venezolanos apoya la ruta Guaidó del cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres. Para Arria, la fórmula es una camisa de fuerza y, por ende, lo coloca en posición de debilidad, al punto de que si cambia el orden queda como si estuviera traicionando la propuesta que le hizo al país. Arria, sin embargo, reconoce que los 3 pasos despertaron al país en enero pasado. Pero propone que lo primero es el gobierno de transición y luego las elecciones libres. Que el gobierno de transición ya es el fin de la usurpación. Por tanto tiene que armar gobierno. Nombrar un gabinete. ¿Por qué no ha nombrado un gabinete? ¿Por qué no ha nombrado un canciller? ¿Para no ir contra Leopoldo López? Todas estas preguntas se las plantea Arria. Y señala: Es que López actúa como presidente y canciller. Y esto no puede ser. Está actuando como un usurpador. La designación de un gabinete se justifica porque si vas a combatir tienes que armarte y ponerte el uniforme, dice.

La cuarta. Diego Arria señala que esta es la coyuntura para la toma de decisiones. Que debe aprovechar el “bochornoso” escándalo de los recursos mal manejados en Cúcuta y Colombia para hacer un giro, para designar un gobierno de integración nacional. Ya el escándalo del diputado drogado el día que iba a entrar la ayuda humanitaria es grave. Del 23 de febrero lo que quedó fue un camión que no entró y unos “tipos drogados” en Cúcuta. Y la operación del 30 de abril, la del alzamiento militar, tal como se vio, tal como se montó, fue otro hecho grave que no ha sido explicado. Todo lo ocurrido es suficiente para actuar. “Hay que desmontar el gobierno de los partidos que controlan la Asamblea Nacional y construir un gobierno de representación nacional con Guaidó a la cabeza”. Nadie discute la figura de Guaidó. Así va a lograr el apoyo del país. Los partidos, insiste, no tienen credibilidad ni confianza. Hay que nombrar el gabinete, y también al contralor general, el fiscal general, a un nuevo CNE que vaya organizando las elecciones que vendrán. El gabinete no tiene que estar todo en Venezuela, propone.
A Diego Arria se le replica si mucho de lo que afirma no es idealismo, y antes que colocarse a la defensiva, reconoce que, en efecto, hay idealismo en lo que propone. Qué tiene eso de malo, apunta. Se declara enamorado de la idea de un gran país. En cambio, los otros, dice, “son pequeños”. ¿Se siente un solitario? No, no se siente solo. Porque se alimenta del éxodo. Mantiene contacto con grupos de venezolanos en el exterior. “Para que no se sientan solos y yo tampoco. Si los veo y comparto con ellos no me siento solo”.

Los migrantes latinos impulsan un partido político para presentarse en las elecciones europeas – La Vanguardia – 24 de Abril 2019

El Movimiento Independiente de Euro Latinos ha presentado su lista para los comicios del próximo 26 de mayo

Los migrantes latinos impulsan un partido político para presentarse en las elecciones europeas
El ingeniero y escritor José Luis Cordeiro es el cabeza de lista de la nueva formación (Roser Vilallonga)
El Movimiento Independiente de Euro Latinos (MIEL), un partido formado por migrantes latinos residentes en España, ha presentado su candidatura a las próximas elecciones europeas del 26 de mayo, que estará encabezada por el ingeniero y escritor venezolano José Luis Cordeiro.

“Seremos la nueva voz para los eurolatinos dentro del parlamento europeo”. Así se presenta esta formación que este lunes presentaba, según explican en su página web, más de las 15.000 firmas necesarias para optar a participar en los comicios comunitarios. Además, Cordeiro asegura que la formación ha llegado “para quedarse”.

Cabeza de lista

José Luis Cordeiro es un ingeniero y escritor venezolano conocido como ‘el profeta de la inmortalidad’

En sus redes sociales también muestra su conciencia política, con videos en los que critica al Gobierno de Nicolás Maduro, y a su antecesor, Hugo Chávez. Ha contado en algunas entrevistas que su padre falleció como consecuencia de una negligencia sanitaria durante la dictadura chavista, y que este hecho le llevó a iniciarse en la política.

Ahora encabeza la lista de un partido que quiere solucionar los principales problemas que esta comunidad migrante tiene en sus día a día en el continente, empezando por su regularización. MIEL señala que es el “único partido” que propone la regulación de los migrantes latinos y la seguridad de “aquellas personas que buscan un futuro mejor”.

También se proponen como “la mejor y más rápida respuesta de la repoblación de las zonas rurales”, tal y como lo exponen en su cuenta oficial de Twitter, en donde también denuncian que, cuando se habla de ayudas o beneficios a grupos de población vulnerables, no se les incluye.

Unidades imposibles por Antonio Sánchez García – Frente Patriótico – 29 de Noviembre 2018

Todos conocemos la afirmación de Simone de Beauvoir, quien aseguraba que el poder de los represores no sería tal si no contara con la colaboración de los reprimidos. En dicho sentido, el caso venezolano es paradigmático. En cada circunstancia crítica, saltaron Acción Democrática y Primero Justicia a avalar la tiranía. Dándole luz verde a la brutal represión dictatorial que se ha saldado con centenas de mártires.


La historia abunda en unidades imposibles. La celebérrima, por ser relativamente reciente y estar en la memoria de todos quienes se interesan por la historia de la Libertad, fue la de Churchill y Chamberlain: el ex canciller quería la paz a cualquier precio y trató de conseguirla mediante una paz imposible con su principal enemigo, Adolf Hitler. Su sucesor sabía que esa era no sólo una utópica, sino una estúpida aspiración: con el enemigo mortal no se negocia. Nadie con dos dedos frente se abraza al náufrago. Lo enfrenta, lo derrota y lo aniquila.

Pero hubo antes y después de esa, otras unidades imposibles. Coinciden en un punto crucial: una de las partes tiene siempre la razón. Poco importa que sea la que, finalmente, termina oponiéndose a la otra unidad: la razonable, la conveniente, la necesaria: unirse para enfrentar al enemigo. En donde el término enfrentar se refiere a la esencia del problema: unirse para, uniendo fuerzas y no debilidades, desalojar al enemigo, combatirlo, derrotarlo e imponer la razón de la porfía.

Yo he vivido unidades imposibles, porque encubrían mascaradas, triquiñuelas para imponer la voluntad y la perfidia del enemigo, mecanismos por medio de los cuales una de las partes de la ecuación, secreta y solapadamente, incluso a veces de buena fe, confabulada con el enemigo, perseguía castrar y reducir a la impotencia a la parte renuente a montar esa cópula de dos espaldas enemigas.  Si hablamos de unidades inútiles, valga mencionar todas aquellas en las cuales las fuerzas verdaderamente dispuestas a dar sus vidas por derrotar al enemigo común, y las dieron, vale decir: el chavismo, primero, y el madurismo después, el castro comunismo siempre,  se vieron compelidas por el chantaje del buenismo unitario a ir en comparsa con quienes jamás tuvieron ni la decisión ni la voluntad, mucho menos el coraje, de enfrentarse a la tiranía.

Dos de esas formas unitarias nacieron bajo los mejores augurios, con el respaldo universal de quienes se decían opositores: la Coordinadora Democrática y la Mesa de Unidad Democrática. A poco andar mostraron su fractura ontológica: se trataba de fuerzas esencialmente encontradas, los demócratas y los colaboracionistas. Salvo en un par de felices circunstancias, los resultados fueron infelices. Y cuando fueron felices, el sector colaboracionista terminó imponiéndose para castrarlas, como las parlamentarias del 2015 y el plebiscito del 2016. Fue la causa del fin de ambos intentos.

Esa fractura ontológica entre combatientes y colaboracionistas transcurre transversalmente y afecta a casi todos los partidos. En todos ellos hay sectores de rechazo visceral al régimen. En todos ellos termina imponiéndose el ala dominante, dispuesto a la colaboración. A mi buen saber existen tres excepciones: VENTE VENEZUELA, CAUSA R y ABP.

Y una auténtica plataforma unitaria, SOY VENEZUELA. De los partidos restantes – de AD y sus satélites, definitivamente alineados con el régimen, a Primero Justicia y Voluntad Popular, que muestran todas las facetas posible de rechazo y aceptación a la tiranía, siempre vacilantes y ambiguos, por ahora enconchados en el llamado FRENTE AMPLIO – a la hora de la verdad prima la unidad del chantaje y la manipulación. Castración y mutilación auto impuesta.

Todos conocemos la afirmación de Simone de Beauvoir, quien aseguraba que el poder de los represores no sería tal si no contara con la colaboración de los reprimidos. En dicho sentido, el caso venezolano es paradigmático. En cada circunstancia crítica, saltaron Acción Democrática y Primero Justicia a avalar la tiranía. Dándole luz verde a la brutal represión dictatorial que se ha saldado con centenas de mártires.

Al aproximarse la fecha final de la tiranía ya corren los quinta columnistas a reclamar unidad. Habrá una parodia de ella con los colaboracionistas de siempre. Con el previsible, temido e inevitable resultado: la parálisis de la voluntad popular por desalojar la tiranía y la castración, una vez más, de la voluntad emancipadora del pueblo.

No hablo en vano: le reafirmo mi respaldo a las únicas fuerzas confiables de esta interminable lucha: VENTE, ABP, CAUSA R y SOY VENEZUELA. La unidad de ellos, entre ellos, sirviendo de fuente y base operativa para cooptar fuerzas de todos los partidos y movimientos marcará  un quiebre en la disgregación y la anarquía. Y apuesto a que esa unidad fragüe la existencia del partido del futuro que necesitamos con urgencia.  ¿Será posible? Dios lo quiera.

Escenarios 2019 (Año del caos renovador) por Thays Peñalver – Venepress – 25 de Noviembre 2018

Escenarios 2019 (Año del caos renovador)

 

Como lo he mencionado en diversos los foros y reuniones a los que he asistido, el 2019 será el año final para un capítulo de la historia. Ahora bien ¿Será el año de una transición?, ¿Ocurrirá el tan ansiado cambio?. Antes de dar este escenario, es necesario eliminar de nuestras vidas un mito (uno de tantos) que nos está haciendo muchísimo daño en la oposición y que es determinante para entender nuestro futuro porque no nos permite ver la crisis desde otras ópticas y contextos. Veamos.

Un político en un acto de contrición sin precedentes, nos explica el momento que vivimos en Venezuela: “un caos social y psicológico (..) la gente no ve por ninguna parte estrategia, ni una sola orden clara, ni valores, ni verdadera unidad (por parte de nosotros). Todo lo que nos rodea es incierto (..) los partidos políticos viven en desacuerdo entre ellos, se atacan los unos a los otros, cada uno dice algo diferente y planean cosas distintas. Nadie sabe lo que puede ocurrir”.

¿Está Usted de acuerdo con ésta afirmación de un político muy prominente?

Mientras esto ocurre, un influenciador político y profesor universitario reconocido nos explica lo que caracteriza este instante de nuestras vidas: “es la falta de personajes a la altura del momento histórico, falta de intelecto destacado, falta de estrategias claras, hay mediocridad dominante, tácticas de partidos en vez de consenso nacional, una imagen de miseria y desolación, campo rico para una cosecha de demagogos (que califica sin tapujos como políticos, cuyo negocio consiste en vender un barato optimismo a su clientela)” .

Como puede ver no solo son los políticos, sino los influenciadores y académicos los que hablan de nuestro presente.

¿Sigue usted de acuerdo? En mi opinión, es imposible no estarlo.

Mientras esto ocurre en las academias, las encuestadoras nos revelan que: “más del 50% de los consultados expresan que los partidos políticos se guían “por los intereses de sus lideres y no por el bien del país” mientras los partidos se dividen, o sus miembros pasan de “un bando a otro sin ningún fundamento o razón”, “organizados de manera incoherente, provenientes de distintas líneas”. Es decir que un día un líder está en un partido y al siguiente milita en otro. Y el peor concepto que de ellos tiene la mayoría  es: “que lucen incapaces de representar un futuro gobierno, ni su liderazgo capaz de emprender una hoja de ruta para alcanzar y sostenerse en el poder”, mientras a casi todos los acusaban de ser comunistas. En fin que piensan que los partidos no tienen “legitimidad” para estabilizar al país y “han sido uno de los eslabones mas débiles en el proceso democrático”.

Hasta aquí ya vemos que la opinión pública también sospecha un poco de lo mismo que sostienen políticos, académicos y muchos de nosotros.

Veamos ahora lo que nos dice un líder calificado como radical, quien coincide con las opiniones anteriores pero lanza improperios desesperanzadores contra los partidos: “no saben lo que quieren, uno perturba al otro, no deja que el otro trabaje, sin embargo se apoyan entre si – “Me parece un burdel y nada más” expresa furioso, explicando que hay que trabajar sin esos partidos “socialistas”, porque “funcionaremos mejor que con esos partidos, que pierden el tiempo mordiéndose unos a otros, recolectando chismes el uno al otro: se acuestan con una, se acuestan con otra. No me parece que esos partidos hayan hecho mucho, y en todo ese burdel sólo veo un hecho indiscutible: dicen que quieren algo y hacen lo contrario. ¿Tengo razón?”

Si esto nos lo dice un político radical, desde otro ángulo más moderado y pragmático nos explican otra realidad: “hay demasiados partidos pequeños, pero los votantes se decantan apenas por un puñado. No es fácil, ninguno de los partidos atrae la atención de los votantes, ni tiene estructura para estar en todas las ciudades y pueblos, solo los (chavistas) cuentan con los canales de comunicación y cuadros formados, pero el problema es que la sociedad sospecha de todos. Luego de décadas de autoritarismo socialista, la inmensa mayoría no quiere saber nada de los asuntos públicos y siendo honestos, todavía no entienden la conexión que existe entre sus derechos y deberes”

Es posible que ustedes amigos lectores, puedan estar de acuerdo con algunas, muchas o incluso todas las frases que he citado y que en momentos políticos muy complejos han esgrimido estos políticos, influenciadores y encuestadores sobre nuestro particular y “único” momento histórico. Para entenderlas es preciso abandonar por unos minutos ese “pueblito mental”, donde se encuentran ahora cómodamente alojados muchos venezolanos, para poder entender que las primeras frases pertenecen a Vaclav Havel[i] en Checoslovaquia justo antes de la caída del comunismo, las segundas son del historiador Manfred Kossok[ii] quien vivió cuarenta años del lado comunista de Alemania, en el mismo momento. Las terceras pertenecen a un grupo de expertos polacos que nos describen la situación de los partidos de aquella época[iii] las siguientes son del “radical” Lech Walesa[iv] y las ultimas pertenecen al libro del primer Presidente de Hungría en democracia Jozsef Antall[v]. El mensaje que quiero dejarles es que a pesar de que sea difícil de digerir lo que hoy vivimos, cuando un país ha sido desarticulado, saqueado como nunca antes económicamente  y desmembrado en todos sus ámbitos como ha ocurrido con Venezuela, las situaciones de conflictividad  entre los factores políticos y sociales es mas normal de lo que nosotros creemos. Es lógico pensar y hasta afirmar con fe ciega que ante lo que vivimos en la actualidad, este caos y el descomunal desorden, la inestabilidad económica, la incertidumbre sobre el futuro que nos confunde y llenan nuestras vidas, no será posible llevar adelante una transición.

Amigos, el caos que vivimos es profundo y pasarán muchos años para cuantificar realmente en nivel de destrucción de Venezuela, aunque el daño causado por el chavismo pareciera irrecuperable y el presente nos lleva a pensar que no vamos hacia ningún lado, lo que hoy sufrimos no representa el fin, sino el principio. En Polonia por ejemplo, en 1988 sostenían lo mismo que nosotros con la Mesa de la Unidad hace algunos años, al comienzo la inmensa mayoría de los encuestados creía que actuaban con las mejores intenciones, tres años mas tarde solo el 36% de los encuestados confiaba en ellos y en el año de la transición real, apenas el 5% apostaba algo. De hecho eso mismo ocurría en toda Europa del Este, donde” “eran percibidos básicamente como corruptos y charlatanes de carrera, que usaban los privilegios en beneficio propio”[vi] también la corrupción era endémica, como aquí, sobre todo entre los socialistas y sus testaferros, quienes eran los nuevos archimillonarios. Si, también como aquí.

Para no sucumbir ante la ansiedad, es imperativo comprender que lo que vivimos en la actualidad representa el mismo “abismo de representatividad” que sufrieron esas sociedades acostumbradas al despotismo y a una sola voz durante décadas. Sociedades que han sido incapaces de entender a la libertad y la justicia como un bien sagrado de la modernidad. Sociedades sin cultura democrática, ineptas ante sus deberes e ignorantes a la hora de hacer cumplir sus derechos inalienables. Sociedades sin ciudadanos. Sociedades para las que casa, carro y trabajo representan un país.

De hecho todo fue un verdadero caos antes, durante y después del colapso y la transición a las economías de mercado de esa Europa. En un momento increíble de transformación se abstuvo un cuarenta por ciento de la población y del universo de los votantes, apenas poco más del 20% se decantó por Lech Walesa en la primera votación, su partido y organización llegaron divididos varias veces y peleados, así como su contrincante era un verdadero desconocido que había salido muy joven de Polonia y vivido toda su vida en Canadá. De hecho, Walesa perdió sus segundas elecciones, contra un ex ministro del régimen anterior. En Hungría apenas el 46% de la población fue a votar en la segunda vuelta y en todas esas naciones la fragmentación del voto fue absoluta.

En fin que lo mismo que sucedió con los muy poderosos partidos únicos comunistas, también ocurrirá aquí y por las mismas razones. Se cumple entonces la vieja máxima atribuida a Einstein que dice: “Locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes”. Por eso, insisto, el otrora poderosísimo movimiento chavista “originario” ya no existe aunque cuatro gatos insistan en hacerle creer a Ud. lo contrario. En parte han desaparecido a causa de las purgas políticas a la mejor manera del comunismo europeo. Fíjese bien: primero fueron purgados los que pertenecían al entorno de ex ministros originarios. Luego fue purgado, detenido y exiliado el entorno militar. Posteriormente fueron purgados, detenidos y exiliados todos los ministros de energía. De manera que el chavismo hoy, al menos el que ocupó auténticos espacios de poder durante dieciocho años, de lo único que hablan es de una traición. Actualmente todo el entorno “dudoso” y el poder lo ejercen hoy completos desconocidos, prácticamente llegados de últimos a la revolución. De hecho, mientras escribo estas líneas, estamos presenciando la última gran purga, con impredecibles resultados y los pocos que aún quedan deben estar sacando cuentas de cuando les llegará su turno.

En paralelo, los chinos y los rusos exigen un cambio de modelo económico para esa Venezuela donde tienen grandes inversiones y donde también se les debe mucho dinero. Hay que destacar que el poco liderazgo actual en control, se niega de forma suicida a ello y por el contrario pareciera estar preparándose para enfrentar, a su modo, “el período especial”, basado esencialmente en la dotación y funcionamiento del aparato funcionarial y la represión. Pero casualmente, ese también fue exactamente el último período de Europa del Este que duró apenas meses, pues sencillamente se auto demolió por la implosión del modelo.

Por lo tanto amigos lectores, les recomiendo comprender que lo que vivimos es lo mismo por lo que ha pasado todo el mundo que ha sufrido el socialismo. Pueden existir matices, pero en líneas generales es lo mismo. Las características siempre son las mismas: crisis económica sin precedentes, “abismo de representatividad”, inestabilidad política y un caos absoluto que traerá consigo la renovación.El año 2019 será el año donde reine la anarquía en todos loas ámbitos y de esta situación nadie va a escapar. Debemos entender que el colapso político es general, no es solo de uno de los bandos, la crisis de representatividad es completa y quienes eran otrora poderosísimos partidos políticos, como en Europa, en semanas podrían quedar reducidos a la nada.

Para Venezuela el 2018 fue el último año de la Revolución. El 2019 no va a ser un año de transición, sino de caos y colapso del socialismo real absoluto, como el que el mundo vivió al final del comunismo. Lo único que necesita el país en este momento, así sea con el último aliento de fuerza que nos quede, es que llamemos a la calma y a la cordura de todos los sectores involucrados incluyendo a la sociedad, porque al país lo va a gobernar quien logre representar exactamente esa calma y esa cordura frente al inmenso caos devorador (y posteriormente renovador) que vamos a vivir. ¿El reto? El reto es para quienes entiendan la política como un instrumento para tomar partido por Venezuela, para la restitución de la República y la construcción de un modelo democrático, pero también para una sociedad que haya decidido finalmente romper con las cadenas de la opresión y la esclavitud. En pocas palabras, que los venezolanos decidan ser libres.

[i] Entrevista a Havel en la radio Rozhlas de Checoslovaquia el 3 de noviembre de 1991 a las 13,15 GMT en Vaclav Havel: A Political Tragedy in Six Acts, de John Keane, editorial Bloombsbury, 2012

[ii] Ponencia: La cuestión Alemana ¿L’enfant terrible de la historia Europea” en Transiciones a la democracia en Europa y America Latina. FLACSO, 1991, pag. 328

[iii] Ponencia “los partidos politicos en Polonia, estabilizacion sin legitimidad” del Dr. Artur Wolek en Del autoritarismo a la democracia: La experiencia polaca.

Andrzej Antoszewsk, et al. Instituto Lech Wałęsa, 2014

[iv] Entrevista a Lech Walesa: The Man Who Drives the Kremlin Crazy por Oriana Fallaci para el Washington Post. En https://www.washingtonpost.com/archive/opinions/1981/03/08/lech-walesa-the-man-who-drives-the-kremlin crazy/084d05d7-da5d-4871-8330-b2ad0ca0ad34/?utm_term=.dfe905d7a19f

[v] Introduction de Péter Á. Bod: József Antall, Prime Minister of Hungary, Selected Speeches and Interviews a partir de la pagina 49 (se puede encontrar de manera gratuita en las redes)

[vi] Sugiero la lectura del libro East Central European Politics Today: From Chaos to Stability? De Keith Crawford Manchester University Press, 1996, las referencias están en la pagina 266-267

La secta extremista por Fernando Mires – Blog Polis – 18 de Noviembre 2018

mires

“A esa secta (extremista) la vamos a combatir, porque los que estamos en el centro combatimos a los extremos” (Henrique Capriles)

Pocas veces Henrique Capriles había sido tan duro para calificar a esa fracción de la oposición opuesta a todo diálogo y alternativa electoral, partidaria de salidas golpistas e invasionistas. Fue, el suyo –no puede ser entendido de otro modo- un abierto llamado al deslinde en aras de la reconstrucción de una política de centro, una ruptura que busca una alternativa contra dos extremos: la secta que ocupa el estado y la otra apegada parasitariamente a la oposición democrática. El término secta no pudo ser mejor elegido.

  Una secta, política o no, es un grupo cerrado, unido por una convicción que no acepta réplica, fanatizado alrededor de algunas figuras estelares, sin programa de acción definido, cuya tendencia predominante es la realización de prácticas simbólicas ausentes de toda vinculación social donde predominan alocuciones épicas en desmedro de los problemas concretos que signan la vida de una nación. 

Secta: mucho más apropiado que el calificativo de ultraderecha usado hasta ahora por una gran parte de sus adversarios. Por un lado el término derecha se entiende como alternativa frente a una izquierda en el marco de un debate parlamentario, algo que evidentemente no existe en Venezuela. Por otro, en Venezuela tampoco existe una fuerte derecha histórica como en Argentina, Colombia, o Uruguay. Ni una “aristocracia” de origen agrario, defensora de la tradición, la religión, la patria y la familia, como en Ecuador, Perú o Bolivia. Ni una fuerte derecha empresarial, como en Chile, Brasil o México.

“En este país no hay derecha”, es frase socorrida entre los comentaristas políticos venezolanos. Y no se equivocan. Ellos tienen ante su propia vista un espectro político correspondiente al auge petrolero, al crecimiento de las universidades y otros institutos de educación superior y, por cierto, a la proliferación de sectores intermedios orientados más al consumo que a la producción de bienes. Desde ese espectro ha surgido la mayoría de las iniciativas destinadas a ganar el apoyo de los sectores subalternos de la sociedad.

Traducido a la terminología política, los partidos venezolanos no se han constituido en base al principio de representación, sino de acuerdo al seguimiento a caudillos carismáticos e ideologías macro-históricas. Venezuela es efectivamente uno de los pocos países del mundo donde sus intelectuales siguen discutiendo en términos hiper-ideológicos, como si la guerra fría hubiera continuado y el muro de Berlín nunca hubiera caído. En otras palabras, en Venezuela se dan todas las condiciones para que los partidos tiendan a su autonomización y por lo mismo a regirse por dinámicas que no obedecen a otra lógica que no sea la de su autoreproducción.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que la formación de sectas extremistas es consustancial a todas las luchas anti-dictatoriales. Así ocurrió en la Sudáfrica de Mandela, cuando grupos extremistas negaron su apoyo al diálogo que sacaría al país del Apartheid, lo que no arredró al recordado Madiba, aún al precio de perder por algunos momentos su gran popularidad. Así ocurrió en Polonia cuando fracciones integristas católicas se opusieron con saña al diálogo establecido entre Walesa y el general Jaruzelski. Así ocurrió en Chile, cuando el extremismo de izquierda se opuso al plebiscito, llamando a la abstención, bajo el argumento de que participar significaba legitimar a la dictadura.

En Venezuela, el extremismo en la oposición tiene, además, una larga data. De hecho ha sido copartícipe de la historia del chavismo desde sus propios orígenes. En todas las derrotas de la oposición el extremismo ha impuesto su iniciativa. Así ha sido desde el paro petrolero del 2002, del abstencionismo del 2005, pasando por la “salida” del 2014, hasta llegar al ominoso 20-M. En cambio, todas las victorias de la oposición, desde el plebiscito del 2007, la conquista de muchas alcaldías y gobernaciones, hasta culminar el 6-D, han ocurrido cuando la oposición ha sabido deslindarse del extremismo, caminando decididamente por la ruta electoral. Su única ruta.

¿Por qué Capriles propuso ahora y no antes deslindar a la oposición democrática de la por él muy bien llamada secta extremista? Las razones parecen ser obvias. Desde que Julio Borges diera por fracasado el diálogo en la República Dominicana, es decir, desde que la oposición debido a su incapacidad para levantar una candidatura decidiera regalar a Maduro el gobierno usando como pretexto la existencia de una comunidad internacional que no existía, esa oposición comenzaría a disolverse en el magma de la nada. El 20 M será recordado como uno de los más grandes errores, quizás el más aberrante cometido por alguna oposición política en toda la historia de América Latina.

Pero no volvamos a repetir el relato de esa historia tan tristemente conocida. Lo cierto es que al haber renunciado la oposición a ser oposición en el único terreno donde podía serlo, abrió todos los espacios para que sobre el vacío de política por ella misma generado, comenzaran a hacer acto de presencia los profetas de la nada, vale decir, la secta extremista señalizada por Capriles.

  Puede que el llamado de Capriles a deslindar posiciones ya sea algo tardío. Desde que la oposición renunció a oponerse, e incluso desde que parlamentarios elegidos por sufragio popular optaran por convertir a la propia AN en un escenario circense de espectáculos sin significado político, la secta se siente como en su casa. La señora MCM realiza giras presidenciales sin elecciones a la vista, con el manifiesto propósito de mostrarse como única líder en el caso hipotético de un golpe o invasión. Cada una de sus presentaciones lleva el signo de los empresarios que la fomentan. Como toda secta, la de los extremistas, vive de sus propias -muy bien financiadas- fantasías.

La política es considerada por los financistas de la secta en su pura expresión mercantil. De lo que se trata es lanzar al mercado el mismo producto, pero con distinto nombre. El slogan -puede ser “Maduro renuncia”, “Vete ya”, “faltan pocos días”, “el quiebre ya llegó”, y otros más- debe ser siempre renovado. Aunque todo ese palabreo vacío no obedezca a ninguna estrategia política, sirve a la secta para mantener la atención del público sobre la novedad del producto. Lo importante -y aquí hay una notable coincidencia entre la secta y Maduro- es sabotear cualquiera iniciativa electoral. Al fin y al cabo, las dos sectas, la del poder y la de los extremistas, saben que, aún en elecciones no libres, es decir, aún “con ese CNE”, ninguna tendría una chance real como tampoco la tuvieron el 6-D. Más aún, para ambas sectas las elecciones podrían llegar a ser un campo de movilizaciones sociales que terminarían por arrebatar a ellos, no la hegemonía (nunca la han tenido) pero sí el protagonismo mediático del que hoy disfrutan.

  El llamado de Capriles a combatir a la secta es loable pero -hay que decirlo-  insuficiente. Y lo será mientras nadie diga cómo hacer ese combate. ¿Con lucha ideológica, polémicas o debates públicos? Imposible. Sabido es que las sectas no discuten: solo dictaminan, difaman o insultan. Solo queda entonces una posibilidad para volver a ocupar el centro de la política: Recuperar la ruta electoral echada tan irresponsablemente por la borda y enfrentar al régimen en el terreno donde es ahora más débil que nunca. Eso debió haberlo dicho Capriles. Habría sido el corolario lógico de su llamado a combatir a la secta. ¿Por qué no lo dijo? Es un  misterio.

El problema es que los partidos de la oposición, en otro de sus actos de autocriminalidad, han renunciado, esta vez tácitamente, a apoyar a candidaturas en las municipales del 9-D. Da la impresión de que ya las han dado por perdidas. Pues no enfrentar esas elecciones tan decisivas para la gente que habita en comunas, es un acto que solo puede ser interpretado con una sola palabra: rendición.

  Sin participación activa en las lides electorales nunca habrá centro político. Y sin centro político solo hay cabida para las dos sectas. ¿O está esperando esa oposición, siguiendo la locura de la secta, el eclipse solar del 10-01? ¿El día en el que Maduro será derribado porque la “Comunidad Internacional” no reconocerá esa elección que ganó limpiamente gracias a una oposición suicida?

Si es así, la oposición venezolana asistirá ese día a sus propios funerales. Y la secta extremista (Capriles dixit) seguirá bailando sobre la cubierta del Titanic mientras el que fuera el gran barco de la oposición terminará por hundirse hasta llegar a las últimas profundidades de su propio océano.

Ocho nuevos diputados se incorporaron a las filas de ProCiudadanos por Juan José Ojeda Díaz – Prensa de Solidaridad – 11 de Abril 2018

tumblr_p61upcrEzz1ukxi2lo1_1280.pngEl movimiento político ProCiudadanos sumó este miércoles a sus filas ocho diputados de la Asamblea Nacional quienes decidieron dejar de formar parte tanto de la Mesa de la unidad como del Frente Amplio, con lo que junto a los también parlamentarios José Gregorio Aparicio y Romel Guzamana, pasan a ser diez los representantes legislativos que son parte de esta tolda política.

Mediante la realización de un acto en el Hotel Meliá Caracas, Maribel Guédez, Chaim Bucarán, Adolfo Superlano, Kerrins Marvarez, Freddy Castellanos, Melva Paredes, José Sánchez “Mazuco” y Timoteo Zambrano, hicieron el importante anuncio que a partir del momento de su formalización en la Asamblea Nacional, cambiará la correlación de fuerzas en el parlamento.

Leocenis García, coordinador nacional de ProCiudadanos anunció la designación de Timoteo Zambrano como secretario general del movimiento político, advirtiendo además que la incorporación de los parlamentarios, “es un claro mensaje de que hay una oposición que retoma su posición democrática”, asegurando que los diputados, “no abandonarán el cuerpo legislativo ni el voto para lanzarse al insondable camino de la violencia”.

Destacó que el cambio de tolda de los diputados se corresponde con una acción de políticas y acuerdo a fin de resolver el problema del país que sufre por un, “modelo colectivista ahora vestido de socialismo que le quita la libertad económica a la gente”, señalando también que este ingreso a ProCiudadanos ocurre justo en un momento en que la violencia, “ha llevado al miedo y a la indiferencia producida por ese miedo” así como también a una ausencia de participación de los venezolanos en la solución de sus propios problemas, como consecuencia de la “lucha entre sectores extremistas de oposición y gobierno, así como el terrorismo de Estado que han dejado profundas heridas en la sociedad venezolana”.

Por su parte, Timoteo Zambrano, subrayó que desde su cargo de secretario general, trabajará en función de la lucha contra el odio, el rescate de la dignidad de la gente y la presentación y difusión del programa económico de ProCiudadanos con el objetivo fundamental de reconciliar el país. “Se plantea también el espacio para reforzar y fortalecer la Asamblea Nacional, elemento de gran importancia que propondremos desde este nacimiento en el avance a lo largo y ancho de todo el país”.

Enfatizó que el rescate de la política, de la democracia y del bienestar de la gente son tres premisas que concentran el mensaje de ProCiudadanos. “No somos un partido de ideología cerrada, no mantenemos una organización estructurada vertical ni es para nosotros un tema de clases sociales, porque la lucha por los derechos nos incluye a todos”.

Hizo un llamado a todos los parlamentarios que fueron electos en el actual periodo a regresen al parlamento. “El gobierno debe regresar a la Asamblea Nacional porque con ellos queremos debatir su visión hoy del país, algo que le daría pluralidad al parlamento” y llamó a la oposición a “replantear su agenda de lucha dentro de la participación electoral y nunca en la abstención”.

La mayoría de la oposición boicoteará las elecciones municipales venezolanas por Alfredo Meza – El País – 31 de Octubre 2017

Los partidos más importantes de la oposición venezolana han decidido no presentar candidatos con sus tarjetas en las venideras elecciones de alcaldes del 10 de diciembre. El presidente venezolano, Nicolás Maduro, no ha disimulado su enojo en una rueda de prensa posterior a los anuncios, sucedidos a lo largo del lunes, y ha asegurado que sus adversarios quieren “sabotear el proceso”. El gobernante amenazó con encarcelar a los dirigentes que llamen a “una insurrección contra el sistema electoral venezolano”. “En las cárceles hay bastante espacio”, agregó.

Acción Democrática (AD), Primero Justicia (PJ) y Voluntad Popular (VP), las tres formaciones más relevantes, han considerado que no es posible obtener resultados fiables mientras las votaciones sean organizadas por la actual terna chavista del Consejo Nacional Electoral (CNE). Las toldas, que están agrupadas en una plataforma electoral llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), han denunciado que las reglas impuestas por el organismo comicial impiden que se manifieste en las votaciones el rechazo que, según casi todos los estudios de opinión, tiene el régimen bolivariano entre los venezolanos.

AD y VP amenazaron incluso con expulsar a los militantes que decidan inscribirse por cuenta propia. La organización que lidera el preso político Leopoldo López ha dicho en un comunicado: “No seremos copartícipes de un nuevo fraude contra nuestro pueblo, e instamos a los demás partidos a no convalidar un fraude anunciado y ya comprobado el 15 de octubre (en las elecciones de gobernadores, ganadas sorpresivamente por los candidatos del régimen)”.

Es un argumento similar al de Alianza Bravo Pueblo, del encarcelado alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, y al de Primero Justicia, la formación del presidente del Parlamento, Julio Borges, y el excandidato presidencial Henrique Capriles Radonski. “No participaremos con un sistema que es fraudulento”, explicó Borges en una entrevista concedida al canal Venevisión. Su organización ha elegido pasar de largo de la competencia municipal y prefiere concentrarse en lograr condiciones equilibradas para las elecciones presidenciales de 2018. “De lo contrario”, advirtió, “no se concretará lo que quiere el 80 % del país: que Maduro se vaya del poder”.

La oposición luce decidida a entregar los gobiernos locales al chavismo, a los partidos de oposición que aún creen que las victorias de los candidatos del régimen son la consecuencia de errores propios y no de trampas ajenas, o a los independientes que puedan superar los requisitos que exige el CNE para aprobar la postulación. Es una jugada de riesgo porque perderían en municipios donde el régimen jamás ha gobernado, como los del sureste de Caracas, rabiosamente opositores. Los partidos prefieren encomendarse en esta hora crítica al efecto que podrían causar las sanciones internacionales apuntaladas por Washington y a la eventual mejora de las condiciones electorales, que incluya la presencia de observación internacional, para volver a participar.

Con esta decisión los principales partidos de la oposición han formado un gran bloque abstencionista. Contra esa pretensión Maduro ha llamado “a defender la verdad del sistema electoral que está garantizado plenamente en cualquier condición, como fue el 15 de octubre”. “No puede ser que por cuestiones oportunistas se pretenda siempre atacar al poder electoral de manera ilegal e inconstitucional”, agregó.

El CNE, que responde a los intereses del régimen, ha respondido con prontitud al llamado de la Asamblea Nacional Constituyente -el congreso de soviets al que están sometidos todos los demás poderes, que no es reconocido por la oposición y la comunidad internacional- para convocar a las municipales. La oposición recibe la noticia aún perturbada por el varapalo sufrido en las elecciones regionales, cuando apenas obtuvieron cinco de las 23 gobernaciones en disputa. Las encuestas pronosticaban que se impondrían en al menos 12 provincias. Entre las causas de su derrota la MUD ha denunciado la acción interesada del CNE, que reubicó colegios electorales a 72 horas del día de la elección, que nunca publicó el cronograma electoral, ni permitió que se modificara el tarjetón a pesar del retiro de algunos candidatos.

Con sus dilaciones, además, el CNE siempre extendió el plazo para que el régimen pudiera enfrentar el proceso de renovación de todos los cargos de elección popular en las mejores condiciones posibles. Los errores estratégicos de la oposición también han contribuido para que ahora el chavismo luzca sólido, a pesar de la pavorosa crisis económica que lastra al país.

 

Tuiteros del infortunio por Tulio Hernández – El Nacional – 13 de Agosto 2017

 

1480238570963La pregunta que me hago es directa. Sin eufemismos. ¿Por qué ese grupo numeroso de opinadores de Twitter, que metabolizan sus días quejándose de la MUD y de sus líderes partidistas, no crean una tolda aparte?

¿Por qué tantos de ellos que viven onanistamente echados en el chinchorro de las redes sociales, no salen a patear calle, barrios, país y se dedican a construir organizaciones políticas alternativas que no sean tan pupusitas, vendidas, cobardes y torpes, como dicen ellos que son los partidos políticos mayoritarios y sus líderes: Leopoldo, Henrique, Ramos Allup o Julio Borges?

¿Por qué si estos señores, que no tienen ni idea de cómo y cuánto los retuitean las redes sociales del chavismo, ni de cuánta agua llevan al molino de la desesperanza que regula el G2, no dejan de hacer política parasitaria de opinión y se dedican por fin a explicarnos y conducirnos por el camino que ellos anuncian es el correcto?

Si ellos saben que el diálogo es malo, las negociaciones también, las condenas internacionales insuficientes, la participación en elecciones peor aún, ¿por qué no nos dibujan el plan correcto y, como ciudadanos responsables de la nación, nos ayudan a ejecutarlo?

Incluso, es lo que hablaba hoy con un amigo, no se les pide que abandonen la hamaca, que salgan de su vivienda clase media acomodada, sino que nos digan de manera concreta, como si estuviesen haciendo un Plan de la Nación, qué es lo que proponen, cuál es el plan de vuelo.

Supongamos que aceptamos que su diagnóstico es correcto. Que todo lo que hace la MUD es un equívoco del tamaño del sol. Bueno, entonces que nos digan qué y cómo es lo que hay que hacer. Pero no queremos más consignas del tipo: “Lo que el pueblo ha decidido es sacar a Maduro”, “Cambiar el modelo”, “No abandonar a calle”, “Hacer cumplir el mandato del 16 de julio”. No. Dime, Spiderman comedor de reina pepeadas, paso a paso, día a día, midiendo fuerzas reales, no deseos, no ilusiones, ¿cómo es que vamos a sacar a Maduro? Levántate de la hamaca digital. Anda. Guíanos.

Si no se pudo con un golpe de Estado anoréxico en 2002. Con una huelga general que no llegó ni a sargento en el tránsito de 2002 a 2003. Regalándole al poder rojo la Asamblea Nacional con la abstención en las legislativas de 2005. Ganando en buena lid, por victoria abrumadora, la AN en 2015. Si no se ha podido con más de 100 días de batalla furibunda en las calles, más de 100 muertos, 3.000 arrestados y más de 8 millones de personas tragando diariamente una buena dosis de gas lacrimógeno. Con 400 activistas políticos presos. Con la condena al régimen de decenas de los más importantes gobiernos democráticos de Occidente. Incluyendo el del imperio de Trump, 17 países latinoamericanos y el Vaticano, que es la voz de Dios en la Tierra.

Si aún así el régimen, en oprobioso sigue con vida, dime, tuiteritero o guasapitero cómodo, tú que sí conoces el camino del triunfo –que condenas por imbéciles a los partidos políticos que nos llevaron de ser una minoría vergonzosa a convertirnos en una mayoría aplastante–, tú, que todas las mañanas haces gárgaras de odio contra VP, PJ, AD y UNT, ¿cómo es que vamos a salir de Maduro?

Tú, político de red social, que te las sabes todas, comparte con nosotros, las personas comunes, los que creemos que se ha hecho lo mejor posible y por eso hemos impedido el triunfo definitivo del totalitarismo, cuál es la fórmula secreta de la Coca-Cola.

A tu espera estamos. Porque recuerda, hombre de la red, que tú decías que lo que había que hacer era llevar las marchas a Miraflores y quedarnos allí los días necesarios hasta que el dictador se fuera. Y, fíjate, los dirigentes de la MUD te hicieron caso. Y, ¿viste lo que ocurrió? Ni siquiera eso, cientos de miles de personas, probablemente algún día 1 millón, pudieron atravesar el muro represivo, de tanquetas, guardianes y lacrimógenas instalado a la altura de Las Mercedes. Ni Miraflores, ni sentada por varios días. No todo el heno que se habla se puede realizar.

Yo, chinchorrito tuitero de laptop entre las piernas, creo sinceramente que estás equivocado. Que actúas como el hombre aquel que llega a casa y le da un bofetón al hijo –lo que más ama– solo porque ha regresado impotente de la humillación que le hizo su jefe por la mañana en el trabajo.

Porque, mi querido achinchorrado, será la sumatoria de todos –los pacifistas, los guerreros, los activistas políticos de la MUD, el apoyo de organismo internacionales, los gremios, los religiosos– lo que acabe con el régimen. No habrá una vía única. Tus añoranzas de profeta de lo correcto es parte de la arrogancia tecnocrática que trajo a Chávez.

Te lo digo de amigo: cálmate. O funda tu propio movimiento político. De lo contrario serás más colaboracionista de lo que eres que como nosotros.

 

Llueve y escampa por Henry Ramos Allup – El Nuevo País – 6 de Agosto 2017

HenryRamos-Allup-abr6Sabía los truenos que me caerían por expresar responsablemente lo que debía en el programa televisivo “Vladimir a la 1” por Globovisión el pasado miércoles. Entre otros temas aludidos, defendí sin mediastintas el derecho ciudadano a la participación electoral, en estricto cumplimiento de lo que nos ordenaron cerca de 8 millones de personas en el plebiscito que efectuamos el 16 de julio de 2017, hermosa, pacífica y democrática participación espontánea de la ciudadanía.

Lamentablemente, la irresponsabilidad vale más que la sensatez para algunos posibilistas que vienen desde hace tiempo tirando infructuosamente paradas y fantaseando sobre la inminencia de salidas de facto que todo demócrata tiene que repudiar. ¿Quién carrizo puede querer salir de una dictadura militar para caer en otra? La MUD desde su nacimiento ha determinado que su lucha contra este régimen es democrática, constitucional, pacífica y electoral y ha actuado en consecuencia. Como prueba de ello y aun superando las enormes desventajas institucionales y atropellos diversos del régimen, hemos participado en los siguientes eventos con este CNE donde el gobierno ha contado y cuenta con mayoría de 4 a 1: 1) 12-02-2012: Primarias para candidato presidencial, gobernadores y alcaldes. 2) 07-10-2012: Elecciones presidenciales. 3) 16-12-2012: Elecciones gobernadores. 4) 14-04-2013: Elecciones presidenciales. 5) 08-12-2013: Elecciones de alcaldes, resultando Antonio Ledezma reelecto Alcalde Metropolitano de Caracas. 6)17-05-2015: Primarias Diputados AN. 7) 06-12-2015: Elecciones diputados AN. 8) 04-03-2017 al 21-05-2017: Validación de partidos políticos. Validaron los siguientes partidos opositores: AD, PJ, VP, UNT y AP. 9) El 10-07-2011 VP hizo su proceso interno con el CNE y el 26-02-2015 solicitó al CNE por segunda vez organizar sus elecciones internas a efectuarse el 17-05-2015.

¿Que en las elecciones de la constituyente chimba el CNE falseó los resultados e infló la participación como dijo Smartmatic? Sin duda, porque fue un proceso del gobierno con el gobierno, sin opositores, sin vigilancia, sin testigos, sin auditorias, sin actas. Pero cuando nosotros hemos participado con nuestros testigos, recabamos nuestras actas y ganamos con votos por eso no han podido atracarnos, como también lo dijo el dueño de Smartmatic.

Un grupo pequeño, ruidoso, presuntuoso y agresivo ha acusado de traidores y un sinfín de ruindades más, a quienes no queremos atajos ni recovecos sino ruta electoral y nos empeñamos en cumplir el mandato contenido en la pregunta 3 del plebiscito y al mismo tiempo se autocalifican de leales quienes desatendiendo ese mandato se afanan en que le regalemos al régimen para su perpetuación las 23 gobernaciones que ganaríamos quienes rechazamos esta dictadura. En concordancia con su planteamiento de hoy, mañana dirán que también debemos dar forfeit en las elecciones de 335 alcaldes y por supuesto en las presidenciales porque el gobierno está caído y contender electoralmente contra él es oxigenarlo. La misma paja desde hace cuatro años. Recordemos, de paso, el error en la abstención parlamentaria del 2005 en el que no tuvimos coraje para atajar a los mismos irresponsables reciclados ahora con los mismos disparates.

En febrero de este año. cascarones huecos y vocingleros que por falta de militancia y organización no fueron capaces de validarse ante el CNE, nos habían acusado de traidores porque concurrimos y logramos legitimarnos a sabiendas de que sin partidos no puede haber democracia, cuya desaparición es una antigua y criminal pretensión de la plutocracia antipolítica. En su chantaje continuado, han dicho también que la participación electoral es una traición a los muertos, heridos y presos, cuando la verdad es que esas dolorosas víctimas no se sacrificaron por ningún aventurerismo putchista ni por ninguna abstención sino precisamente por lo contrario: para que se respetara la Constitución y los derechos humanos, la separación de poderes, las competencias de la Asamblea Nacional, la soberanía, se hicieran elecciones libres, se resolviera la crisis humanitaria, se liberara a los presos políticos. Incapaces como han sido de respetar el derecho a participar, como otros respetamos el derecho a no hacerlo sin insultar a nadie, sentencian con arrogancia admonitoria que quienes inscriban candidatos y concurran a elecciones se quedarán solos. Eso se verá en su momento. Los partidos democráticos no tenemos fusiles ni soldados sino candidatos y votos y con ellos damos nuestra batalla. Allá los que por no tenerlos alardean tener lo otro que tampoco tienen.

A %d blogueros les gusta esto: