elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: ONU

Maduro cierra filas con las fuerzas especiales de la Policía que la ONU pide disolver por Francesco Manetto – El País – 19 de Julio 2019

“Todo el apoyo para el FAES en su labor diaria de darle seguridad al pueblo de Venezuela. Que viva el FAES”, afirma el mandatario

maduro venezuela
Maduro, encabezando un acto militar en Caracas. Z. CAMPOS EFE

Las reivindicaciones del chavismo pasan habitualmente por la defensa de las fuerzas armadas y de los cuerpos policiales. La gestión del poder en Venezuela gira, en buena medida, en torno al control de los militares, su cúpulas y sus bases. El pulso de Juan Guaidó al Gobierno ha logrado abrir grietas en esos estamentos, aunque no los suficientes para su propósito, esto es, la renuncia de Nicolás Maduro. El presidente cerró filas este miércoles con la Policía Nacional Bolivariana (PNB) en el acto de graduación de cerca de 2.000 agentes y lo hizo exhibiendo su respaldo explícito a sus fuerzas de acciones especiales, una de sus divisiones más cuestionadas. “Todo el apoyo para el FAES en su labor diaria de darle seguridad al pueblo de Venezuela. Que viva el FAES”, enfatizó el sucesor de Hugo Chávez.

La oficina de Naciones Unidas resalta en su informe que solo en 2018 se registraron 5.287 muertes atribuidas a la “resistencia a la autoridad”. Maduro mantiene ahora que los “cuadrantes” de la Policía deben ser una “trinchera de paz”. Los agentes, añadió, tienen “que estar a la vanguardia, ir a la batalla”. Además, autorizó la inversión de 3,1 millones de euros “para la compra y equipamiento de manera inmediata de 200 nuevas camionetas” y 542.000 euros “para adquirir cuatro simuladores de tiro”.

Todo esto sucede mientras los enviados del Gobierno y de la Asamblea Nacional explorar una posibilidad de diálogo en la isla de Barbados, todavía con resultados inciertos. Uno de los representantes del chavismo, el canciller Jorge Arreaza, se reunió en Nueva York con el secretario general de la ONU, António Guterres, quien apoya el intento de mediación auspiciado por Noruega que busca una salida al grave bloqueo político e institucional. Sin embargo, Arreaza denunció en esa sede la aplicación de sanciones al régimen acusando a algunos países de buscar “socavar los principios básicos del multilateralismo e incentivar las injusticias globales como el colonialismo, las guerras, el ataque a la soberanía por sus recursos naturales y la imposición de medidas coercitivas unilaterales injustas e ilegales”.

Mientras tanto, Guaidó, presidente del Parlamento reconocido como jefe de Estado interino por más de 50 Gobiernos extranjeros, con Estados Unidos a la cabeza, continúa con su gira por el país y fijó para el próximo martes una “sesión de calle” de la Asamblea Nacional. “Convocamos a toda Venezuela a movilizarse. Juntos, con el poder de la fuerza ciudadana y el ejercicio del Parlamento Nacional, avanzaremos a una próxima etapa en nuestra lucha”, afirmó en las redes sociales. Su gabinete de comunicación aseguró que el político realizará “anuncios importantes sobre” el proceso abierto hace seis meses y que, según su equipo, se mantiene en “todos los frentes de lucha”.

La ONU aprueba una resolución contra el bloqueo de EE.UU. sobre Venezuela por Barbara Mendez Jaimes – Descifrado – 15 de Julio 2019

La medida insta a fortalecer la cooperación internacional para hacer frente a las consecuencias negativas del bloqueo

onu-696x392.jpg

El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas adoptó una resolución en rechazo al conjunto de medidas coercitivas unilaterales impuestas por el Gobierno de Estados Unidos contra la economía y la industria petrolera de Venezuela.

La resolución, que fue aprobada con 28 votos a favor, 14 en contra y cinco abstenciones, fue impulsada por el Gobierno venezolano desde el Movimiento de Países No Alineados (MNOAL) para fortalecer el respaldo internacional contra los efectos del bloqueo económico, financiero y comercial.

Además de condenar abiertamente las sanciones de Washington, la resolución insta a fortalecer la cooperación internacional para hacer frente a las consecuencias negativas del bloqueo, bajo la premisa de “promover, proteger y fomentar el respeto de los Derechos Humanos”, principios contenidos en la carta fundacional de la ONU.

En este sentido, queda reafirmado el fundamento de autodeterminación de los pueblos, donde cada Estado tiene el “derecho inalienable a elegir libremente y desarrollar, de conformidad con la voluntad soberana de su pueblo, su propio sistema político, social, económico y cultural, sin injerencia de ningún otro Estado o actor no estatal”.

De esta manera, el amplio respaldo de los Estados miembros en la votación sigue contrastando el reciente informe sobre Venezuela presentado por la Alta Comisionada de los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, que minimizó el impacto del bloqueo en el país caribeño.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, agradeció “el contundente respaldo de los Estados miembros del Consejo de DDHH de la ONU a la resolución presentada desde la Presidencia del MNOAL a favor de Venezuela” y  aseveró que se trata de “una victoria que amplía la cooperación internacional y rechaza las sanciones imperiales”.

La diplomacia venezolana sigue tratando de denunciar ante distintas instancias internacionales los efectos de las sanciones contra todo el pueblo venezolano, que afectan ampliamente el goce de los Derechos Humanos, en especial en el sector de la sanidad, donde se han visto afectados importantes programas estatales de tratamientos médicos, intervenciones quirúrgicas y trasplantes.

unnamed-3.jpg

Declaration by the High Representative on behalf of the EU on Venezuela – 16 de Julio 2019

logo.png

The political crisis and economic collapse in Venezuela continues to take a heavy toll in the population as illustrated by the 4 million people that have fled the country. The crisis also remains a major source of instability for the region. The recently published report of the UN High Commissioner for Human Rights, Michelle Bachelet, confirms in a clear and detailed manner the extent and seriousness of the human rights violations, the erosion of the rule of law and the dismantlement of democratic institutions in the country. The tragic death of Captain Acosta Arévalo while in custody of the Venezuelan security forces is a stark example of such continued deterioration of the human rights situation.

The EU strongly supports the findings of the UN HCHR report and calls upon the regime for an immediate halt of the widespread human rights violations and to engage in full cooperation with the OHCHR and all UN Special Procedures to secure the implementation of the report’s recommendations. The EU stands ready to assist the UN HCHR in her efforts to ensure that the fundamental rights of all Venezuelans are fully protected. In light of the grave situation as reported by the UN HCHR, the EU is ready to start work towards applying targeted measures for those members of the security forces involved in torture and other serious violations of human rights.

The EU reaffirms that the underlying multidimensional crisis requires an urgent political solution. This can only be achieved through a peaceful, democratic and Venezuelan-owned process leading to free and fair presidential elections. Therefore it welcomes and supports the resumption in Barbados of the talks facilitated by the Government of Norway, which should remain the main channel to overcome the crisis. It calls for genuine engagement and the necessary flexibility to urgently reach a result that enables transparent and internationally monitored elections, the reinstitutionalisation of the relevant public powers and that lays the basis for national reconciliation and economic recovery.

In case there are no concrete results from the ongoing negotiations, the EU will further expand its targeted measures. It also recalls that these measures can be reversed in case substantial progress is made towards the restoration of democracy, rule of law and human rights in Venezuela.

The EU underlines the need for increased coordination amongst all international actors in support of the current work towards a negotiated outcome towards free and fair elections. In this regard, the EU will continue its efforts, including through the International Contact Group and its Special Adviser, to support such a peaceful electoral path as a way out of the Venezuelan crisis.

Informe de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos sobre la situación de los derechos humanos en la República Bolivariana de Venezuela – 4 de Julio 2019

 

download.jpg

Introducción

  1. En su resolución 39/1, el Consejo de Derechos Humanos solicitó a la Alta Comisionada para los Derechos Humanos que preparara “un informe exhaustivo por escrito sobre la situación de los derechos humanos en la República Bolivariana de Venezuela” (Venezuela) y se lo presentara en su 41º período de sesiones[1].
  2. Este informe se centra en la situación de los derechos humanos en Venezuela desde 2018, analizando también desarrollos pertinentes que tuvieron lugar con anterioridad. Destaca patrones de violaciones que afectan directa e indirectamente a todos los derechos humanos: civiles, políticos, económicos, sociales y culturales. El informe incluye un enfoque de género, poniendo de relieve las experiencias específicas de las mujeres y las niñas.
  3. El informe se basa en la información recopilada y analizada por la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (el ACNUDH), inclusive durante misiones. El ACNUDH efectuó una visita a Venezuela del 11 al 22 de marzo de 2019, durante la cual se reunió con una amplia variedad de partes interesadas, incluyendo actores estatales, en Caracas, Barquisimeto, Valencia y Ciudad Guayana. Además, entre septiembre de 2018 y abril de 2019, el ACNUDH llevó a cabo nueve visitas para entrevistar a personas refugiadas y migrantes venezolanos en la Argentina, el Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, España, México y Perú. El ACNUDH agradece a los respectivos Gobiernos el haber facilitado esas visitas.
  4. La Alta Comisionada visitó Venezuela del 19 al 21 de junio de 2019. Se reunió con muchas contrapartes, incluido el Presidente Nicolás Maduro, el Vicepresidente, el Ministro de Relaciones Exteriores, altos cargos de 17 ministerios[2], el Presidente de la Asamblea Nacional y diputados/as de la oposición. Asimismo, se reunió con el Presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, el Fiscal General, el Presidente del Tribunal Supremo de Justicia y el Defensor del Pueblo. Sostuvo reuniones con representantes de la Iglesia Católica, el sector empresarial, universidades, estudiantes, sindicatos, organizaciones de derechos humanos, aproximadamente 200 víctimas, la comunidad diplomática y el equipo de la Organización de las Naciones Unidas en el país.
  5. Además de aceptar una presencia del ACNUDH, el Gobierno realizó varios compromisos e identifico áreas de cooperación. El ACNUDH apoyara la evaluación de los principales obstáculos respecto al acceso a la justicia y de la Comisión Nacional de Prevención de la Tortura y otros Tratos Crueles, Inhumanos o Degradantes. El Gobierno también aceptó otorgar al ACNUDH acceso pleno a los centros de detención para monitorear las condiciones de detención y hablar con las personas detenidas. El Gobierno adoptará un calendario de diez visitas de los Procedimientos Especiales en los próximos dos años. En seis meses, el ACNUDH y el Gobierno evaluarán la posibilidad de aumentar la presencia del ACNUDH y establecer una oficina de país.
  6. El ACNUDH mantuvo 558 entrevistas con personas víctimas, testigos y otras fuentes, incluyendo abogados y abogadas, profesionales de la salud y de los medios de comunicación, defensores y defensoras de los derechos humanos, y ex militares y oficiales de seguridad[3]. Además, celebró 159 reuniones con una amplia variedad de partes interesadas, incluyendo actores estatales[4]. Según su metodología, el ACNUDH solicitó el consentimiento informado de las fuentes entrevistadas para emplear las informaciones facilitadas y, cuando procedía, les garantizó confidencialidad. Adoptó todas las precauciones posibles para proteger las identidades de las fuentes, y observa que muchas de estas manifestaron su temor a represalias.
  7. El informe también refleja el análisis de numerosos documentos que el ACNUDH reunió y examinó, incluyendo documentos oficiales del Gobierno, informes de fuentes abiertas, legislación y documentación jurídica, informes médicos y forenses, contenidos de medios de comunicación (incluyendo de las redes sociales), videos, y fotografías. El ACNUDH remite a la información y a los datos oficiales siempre que es posible, pero nota que el acceso a dicho material es limitado, ya que las publicaciones oficiales, incluso estadísticas, han sido escasas e inexistentes en algunos ámbitos, por lo menos desde 2015.
  8. En consonancia con su metodología para el monitoreo de los derechos humanos, el ACNUDH actuó con la debida diligencia para evaluar la credibilidad y la fiabilidad de todas las fuentes y contrastó la información recopilada para confirmar su validez. El ACNUDH consiguió reunir, analizar y verificar un volumen considerable de informaciones que aportan motivos razonables para creer que los patrones que se describen en el informe constituyen violaciones de los derechos humanos.

El ACNUDH evaluó la información recopilada a la luz de la legislación internacional en materia de derechos humanos aplicable en Venezuela y de las leyes nacionales pertinentes. Además, el ACNUDH tuvo presentes instrumentos normativos relevantes reconocidos como complementarios de las normas internacionales

                        [1]   A/HRC/RES/39/1.

                        [2]   Incluidos los ministerios para Relaciones Interiores, Defensa, Salud, Economía, y Educación.

                        [3]   460 entrevistas fueron realizadas en la Argentina, el Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, España, México, y Perú, y 98 de manera remota.

                        [4]   En la Argentina, el Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, España, México, Perú, Suiza, y Venezuela.

Para acceder al Informe completo abrir el siguiente enlace :

A-HRC-41-18-SP

El régimen de Maduro bloqueó la entrada de los enviados de Bachelet a los sótanos donde tortura la inteligencia chavista por Sebastiana Barráez – Infobae – 2 de Julio 2019

La española Sara Nuero Escobar y el mexicano Carlos de La Torre, representantes que dejó la alta comisionada de la ONU, no han logrado reunirse con ninguno de los militares presos y torturados

El teniente Ascanio Antonio Tarascio

El teniente Ascanio Antonio Tarascio

Cuando Verónica Michelle Bachelet Jeria, la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, estuvo en Venezuela, anunció que aunque se iba del país quedarían dos oficiales de Derechos Humanos, “uno de ellos Carlos y la otra persona es Sara, y que eso les iba a permitir no sólo alzar la voz con los familiares de los presos políticos, sino conocer la situación y tener todos los elementos”. A la vez que aseguró que “no los vamos a olvidar”.

Parece que eso le importa muy poco a los funcionarios de la DGCIM, que no han permitido a la comisión visitar los sótanos donde están detenidos los militares y civiles.

La española Sara Nuero Escobar y el mexicano Carlos de La Torre, que son los dos representantes de la comisión que dejó Bachelet, no han logrado reunirse con ninguno de los militares presos y torturadosque están en los tenebrosos sótanos de la Dirección General de Contrainteligencia Militar

Al coronel (Ej) Hannover Esteban Guerrero Mijares, director de Investigaciones de la DGCIM, le importó muy poco que Nicolás Maduro le haya prometido a Bachelet que sus dos oficiales de Derechos Humanos tendrían “acceso pleno a los centros de detención para poder monitorear las condiciones de detención y hablar confidencialmente con los privados de libertad“.

La respuesta de Guerrero Mijares a los representantes de la ONU que han solicitado entrevistarse con algunos militares en la DGCIM es que no se puede hasta que no reciba la orden de aprobación por parte de su superior, que debe darla el mayor general Iván Hernández Dala, director de Contrainteligencia Militar.

Si algo ha sido consistente, en las denuncias sobre violación de los derechos humanos de los militares y civiles, detenidos en la DGCIM, es que existe un modus operandi que se ha cumplido rigurosamente contra los detenidos: son allanadas sus viviendas sin orden previa, a la par que les roban dinero, joyas, ropa, alimentos y cuanto objeto de valor haya en la casa de la víctima.

Son detenidos sin orden judicial, algunos son torturados, son incomunicados y no les permiten que los vea su abogado ni su familia, son presentados ante el Tribunal sin cumplir los lapsos establecidos en la Ley y todas las denuncias se basan en informes sin ninguna investigación o en la figura de “delación”, a la cual se acogen algunos para evitar la tortura, de manera que señalan a cualquier figura política que el torturador le sugiere.

Son múltiples los casos en que el detenido ha llegado golpeado y con evidentes signos de tortura a la sede de los tribunales militares, pero eso no es incluido en el acta ni el expediente porque el juez ignora la solicitud del detenido y sus abogados.

El teniente Ascanio Antonio Tarascio

El teniente Ascanio Antonio Tarascio

¿Los culpables?

Cuando el caso de la brutal muerte del concejal Fernando Alban y en el marco del escándalo y repudio nacional y mundial, fueron acusados dos funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), a quienes los responsabilizaron de que por su descuido el concejal se había lanzado suicidándose. Es así como el Ministerio Público dilató la verdadera investigación sobre lo que sucedió con el edil.

Se repite el guión ahora con el caso del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, cuando el Fiscal General nombrado por la Constituyente, Tareck William Saab, dijo que el Ministerio Público solicitó la detención preventiva del Tte (GNB) Ascanio Antonio Tarascio y el Sgto 2° (GNB) Estiben José Zarate, quienes serían los presuntos responsables.

Otra vez se propone la Fiscalía con los cuerpos de seguridad encubrir un hecho de esa magnitud responsabilizando a un joven teniente y a un sargento segundo, sin que recaiga responsabilidad alguna sobre quienes dan las órdenes y tienen la estructura de tortura en la DGCIM.

Mientras eso sucede, el Tribunal imputó a los generales de Brigada Miguel Sisco Mora y Ramón Lozada Saavedra, así como al coronel Miguel Castillo Cedeño por su participación en lo que llaman la operaciónVuelvan Caras, que es el plan de conspiración que según el Gobierno estaba montado para los días 24 y 25 de junio contra Nicolás Maduro y otras figuras del Gobierno.

Sisco irá a la Policía Militar de Fuerte Tiuna, Lozada a los sombríos sótanos de la DGCIM y el coronel al anexo militar de La Pica en Monagas.

Si a la Comisión de Bachelet no le permiten hablar con los detenidos en la DGCIM, ¿qué pueden aspirar los defensores y los familiares de esos presos por razones políticas?

Aunque los sótanos de la DGCIM fueron acondicionados, pintados, tumbaron paredes y levantaron otras, de nada sirve el maquillaje si la estructura de poder y tortura continúa.

Varias peticiones hechas ante la DGCIM por parte de la Comisión de Bachelet esperan respuesta para que se abran las puertas de esas tenebrosas celdas.

Bachelet rompe el silencio: Estoy conmocionada por la tortura y el trato al C/C Acosta Arévalo – La Patilla – 1 de Julio 2019

Acosta Arévalo
La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet / Foto EFE/ Miguel Gutiérrez

La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, dijo el lunes que está profundamente preocupada por la muerte bajo custodia en Venezuela del capitán de marina retirado Rafael Acosta Arévalo tras ser supuestamente torturado. Destacó que es imperativo que las autoridades venezolanas lleven a cabo una investigación rápida, exhaustiva, eficaz, independiente, imparcial y transparente de su muerte.

El capitán Rafael Acosta Arévalo fue detenido el 21 de junio por hombres armados sin identificar y estuvo en paradero desconocido durante siete días. Dado que su familia y sus abogados no fueron informados de su paradero a pesar de repetidas solicitudes, su caso también puede constituir una desaparición forzada, prohibida bajo la ley internacional.

El 28 de junio, fue llevado ante un tribunal militar por miembros de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) junto a otros cuatro militares y dos exfuncionarios de seguridad acusados de complotar para asesinar al presidente Nicolás Maduro Moros. Según su abogado, el capitán Acosta Arévalo fue presentado ante el juez en silla de ruedas, fue incapaz de hablar y mostraba claros signos de haber sido torturado. El juez lo mandó a un hospital militar, donde murió en la madrugada del 29 de junio. A pesar de numerosos requerimientos, ni su abogado ni sus familiares han tenido aún acceso a su cuerpo.

“Estoy conmocionada por la presunta tortura del capitán Acosta Arévalo, y porque el trato al que fue sometido mientras estaba en custodia puede haber sido la causa de su muerte. Recuerdo a las autoridades venezolanas que son responsables de la vida, y de la integridad física y psicológica de todas las personas privadas de libertad. Urjo a las autoridades a llevar a cabo una profunda investigación —incluyendo una autopsia que siga los estándares internacionales- que sea independiente y transparente. Esto es esencial para arrojar luz no solo sobre lo que ocurrió con él, sino también para facilitar que se lleve ante a la justicia a los responsables de su muerte”, dijo Bachelet.

Si bien la Alta Comisionada aplaudió la rápida acción de la Oficina del Fiscal General de abrir una investigación sobre la muerte del capitán Acosta Arévalo, y señaló que dos miembros de la DGCIM han sido procesados por asesinato en primer grado, lamentó que las alegaciones de tortura no hayan sido aparentemente incluidas en los cargos.

“También llamo a las autoridades venezolanas para que permitan a los otros seis militares y ex oficiales de seguridad detenidos junto al capitán Acosta Arévalo recibir visitas de sus abogados y familiares, que se aseguren que sean tratados con humanidad y dignidad, y que eviten que sufran torturas y otras formas de maltrato”, afirmó Bachelet. “Se deben adoptar urgentemente medidas para prevenir la reincidencia de la tortura y otros malos tratos de personas bajo custodia del Estado”.

Noticias ONU

@NoticiasONU

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos @mbachelet recuerda a las autoridades de que son responsables de la vida, y de la integridad física y psicológica de todas las personas privadas de su libertad. https://news.un.org/es/story/2019/07/1458662 

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, se dirige a la 41ª Sesión del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra el 24 de junio de 2019.

Bachelet conmocionada y preocupada por la muerte en custodia del capitán Acosta Arévalo en Venezuela

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos recuerda a las autoridades del país que son responsables de la vida, y de la integridad física y psicológica de todas las personas privadas de libertad….

news.un.org

Ver imagen en Twitter

Noticias ONU

@NoticiasONU

[URGENTE] La Alta Comisionada para los Derechos Humanos @mbachelet
dice estar “conmocionada” por la presunta tortura del capitán Acosta Arévalo en , y porque el trato al que fue sometido mientras estaba en custodia puede haber sido la causa de su muerte.

La inquietante señora Bachelet por Miguel Henrique Otero -ABC – 27 de Junio 2019

Estoy entre los millones de venezolanos a quienes la visita de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas, más que causar algún sosiego, ha llenado de incertidumbre.

No tengo las respuestas que quisiera tener. Al contrario: del seguimiento que he hecho de su recorrido, me han surgido acuciantes inquietudes. A continuación, referiré algunas de ellas.

La primera cuestión que quisiera preguntar es si los venezolanos tenemos o no derecho a recibir, de parte de la oficina de los Derechos Humanos de la ONU, alguna certidumbre. Si debíamos o no esperar que la señora Bachelet y su equipo comunicaran claramente qué razones explican la modalidad de su visita. Queremos saber si hubo negociaciones previas con Nicolás Maduro y sus agentes, si cada punto de la agenda de la señora Bachelet tuvo que ser aprobado por el régimen de Maduro y los cubanos y, cuestión fundamental, saber si el informe que arroje la visita, contará con un preámbulo que explique estos acuerdos. En una frase: queremos saber cuán condicionada, cuáles fueron las exigencias a las que Alta Comisionada cedió.

Quiero comentar aquí que, antes de escribir este artículo, pude escuchar un audio que contiene una parte de la intervención de la señora Bachelet durante su reunión con los familiares de víctimas de violaciones de los derechos humanos. Recordó que ella misma había sido presa política, y que su padre, el general Alberto Bachelet -que fue miembro del gobierno de Salvador Allende- murió torturado en una cárcel durante la dictadura de Augusto Pinochet. Esto, es la conclusión inevitable, sugiere que ella debería tener alguna empatía con las víctimas y sus familiares. Esto no lo pongo en duda: lo más probable es que sea así. Quien ha sido torturado difícilmente puede olvidar y permanecer indiferente ante el sufrimiento causado a otros.

Pero la cuestión es que la señora Bachelet, no es sólo alguien sensible a la cuestión de los derechos humanos. Esto es primordial: es una política profesional, una dirigente política, cuyo pensamiento político está anclado en la izquierda, en algún lugar difuso de esa materia cada vez más inasible y engañosa, que es el llamado socialismo. Hay quienes afirman que Bachelet es «socialista democrática». Pero también hay quienes la acusan de ser una aliada silenciosa y eficaz de los gobiernos izquierdistas y populistas que violan los derechos humanos.

Quiero decir con esto que, entre la dirigente política y la defensora de los derechos humanos, hay pruebas suficientes que nos indican que la primera prevalece sobre la segunda. En las dos oportunidades en que fue presidenta de Chile, los períodos comprendidos entre marzo de 2006 y marzo de 2010, y luego, entre marzo de 2014 y marzo de 2018, su política exterior hacia los regímenes izquierdistas violadores de los derechos humanos y corruptos en América Latina, fue de silencio. Cabe decir, de silencio cómplice. No los condenó nunca. Ni a Cuba, ni a Nicaragua ni tampoco a Venezuela.

Pocos recuerdan que, cuando murió Chávez, la señora Bachelet declaró: «Fue un gran amigo, un gran colega, y yo quisiera destacar su profundo amor por su pueblo, y por los desafíos de nuestra región, de erradicar la pobreza, generar una mejor vida para todos, y su profundo amor por América Latina». Simplemente asombroso: en una frase de 39 palabras, cuatro mentiras extremas y flagrantes: una, que Chávez amaba al pueblo; dos, que quería erradicar la pobreza (cuando la realidad es que se dedicó a planificarla y promoverla desde el primer día de su nefasto primer gobierno); tres, que quería una mejor vida para todos (falso: lo único que quería y realizó con éxito fue enriquecer de forma grotesca a sus colaboradores); y cuatro, que tenía un amor por profundo por América Latina (frase que busca distorsionar los verdaderos amores de Chávez: los hermanos Castro, el foro de Sao Paulo, la FARC, el ELN, los terroristas del islamismo radical y otros infames afines).

No hay que olvidar que, como parte de su campaña para obtener el cargo que hoy detenta -Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos- la señora Bachelet visitó al dictador Raúl Castro en enero de 2018. Como ha recordado Yoani Sánchez, durante sus dos gobiernos, la señora Bachelet no condenó nunca a la dictadura castrista ni mostró solidaridad alguna con los disidentes. De modo semejante al elogio que hizo de Chávez, tras la muerte de Fidel Castro también dijo mentiras de este calibre: «líder por la dignidad y la justicia social en Cuba y América Latina». Basta con verificar por cuáles han sido sus posiciones, entre el silencio y no más que tímidos balbuceos, sobre los asesinatos y las brutales jornadas represivas ocurridas en Nicaragua, para que la acción de la señora Bachelet se vuelva cada vez más inquietante.

El ex presidente de España, Felipe González lo sintetizó de forma impecable: sus posiciones han debido ser más contundentes, porque los derechos humanos no permiten medias tintas. A lo que yo añadiría: la declaración invocando el recurso del diálogo, no le corresponde. Ello escapa al campo de los derechos humanos y se interna en la política, como si, entre líneas, dijera: si no hay diálogo continuarán las violaciones de los derechos humanos.

Y es que esas son las aguas turbulentas en las que navega la señora Bachelet: que su interés en los derechos humanos parece supeditado a sus apetitos políticos. ¿Será cierto que aspira el cargo de Secretaria General de la Organización de Naciones Unidas? ¿Tenemos fundamentos para sospechar que el informe sobre Venezuela y sus próximas acciones responderán al objetivo de lograr ese apetecido cargo?

 

La negociación entre Guaidó y Maduro obtiene una primera victoria mundial por Juan Carlos Zapata -ALnavío – 27 de Junio 2019

Los factores mundiales parecen estar remando por una solución política en Venezuela. Este escenario incluye a Rusia y China. Fuentes de los equipos de negociación, tanto de Nicolás Maduro como de Juan Guaidó, coincidieron en afirmar al diario ALnavío que los países suman fuerzas, y cada vez más, en función de que se alcance un acuerdo.

Los equipos de Guaidó y Maduro coinciden en el avance de las negociaciones / Montaje: ALN
Los equipos de Guaidó y Maduro coinciden en el avance de las negociaciones / Montaje: ALN

Rusia acaba de hablar. Según The Associated Press, Alexander Shchetinin, jefe del departamento de América Latina del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, dijo a la agencia “que las conversaciones de Noruega han generado una ‘oportunidad, aunque muy frágil, para la solución política y diplomática’”.

Una alta fuente del equipo de Juan Guaidó dijo al diario ALnavío: “El mundo entiende que hay que ponerle fin a la tragedia venezolana”.

De modo que lo que comenzó en Oslo, Noruega, sigue su curso, aunque por otras vías. Todo parece indicar que la nueva etapa consiste, por ahora, en que las diferentes iniciativas, Grupo de LimaGrupo de ContactoOslo, el Vaticano, e inclusive la oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, vayan coincidiendo en una sola dirección, despejando una línea, que el esfuerzo corone en elecciones libres. Esta es una primera victoria mundial.

De modo que lo que comenzó en Oslo, Noruega, sigue su curso, aunque por otras vías. Todo parece indicar que la nueva etapa consiste, por ahora, en que las diferentes iniciativas, Grupo de Lima, Grupo de Contacto, Oslo, el Vaticano, e inclusive la oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, vayan coincidiendo en una sola dirección, despejando una línea, que el esfuerzo corone en elecciones libres. Esta es una primera victoria mundial.

Michelle Bachelet, que la semana pasada visitó Caracas, y se reunió con Maduro y Guaidó, demandó de las partes gestos audaces para encarar la crisis política.

Ninguna de las iniciativas ha dejado de trabajar, señaló una fuente relacionada con el equipo de Nicolás Maduro.

A mediados de junio, el gobierno de Suecia informó que había “organizado una reunión en Estocolmo con algunos actores internacionales clave en apoyo de los esfuerzos actuales para promover con urgencia una solución pacífica, política y democrática a la crisis en Venezuela, y para aliviar la difícil situación del pueblo venezolano”.

En Estocolmo participaron el Grupo de Lima, el Grupo de Contacto de la Unión Europea, el Vaticano, Rusia y China, y hubo consultas a Cuba, aunque la agencia AP señala que Cuba participó de manera directa. El diario ALnavío supo que también participaron figuras vinculadas a las negociaciones que se iniciaron en Oslo.

De modo que hacia el respaldo de esta iniciativa concreta, Oslo, están apuntando los “actores internacionales clave”. Que Oslo sienta que su plan, el plan trazado, es también clave. Toda vez que es en la capital de Noruega, y con la mediación de este país, donde los equipos de Guaidó y Maduro se han visto la cara y han definido una hoja de ruta.

La fuente dijo a este diario: “Michelle Bachelet está ayudando también en el proceso de negociación estimulado por el gobierno de Noruega”. En conclusión, los “factores clave”, miran hacia Oslo.

¿Y los Estados Unidos? No se queda afuera. De hecho, la reciente visita al Vaticano de Elliott Abrams, enviado especial para Venezuela del gobierno de Donald Trump, llevaba, entre los propósitos, el tema Venezuela y la negociación que se desarrollaba en Oslo, justo cuando Abrams hablaba con Pietro Parolin, secretario de Estado de la Santa Sede.

Pero hay más sobre Estados Unidos: Esta semana ha habido reuniones en Washington en las que han participado enviados de Caracas, “como parte del apoyo”, dijo la fuente, que se ha venido recibiendo de la comunidad internacional hacia la iniciativa de Oslo.

Por ello es importante lo que Alexander Shchetinin le declara a AP. El funcionario es el “enviado de Rusia a Venezuela”, y fue el representante de Moscú en el encuentro celebrado en Estocolmo. O sea, estuvo allí y midió el terreno de las negociaciones.

Dijo el ruso que “un esfuerzo de mediación internacional entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición ha generado un atisbo de esperanza para resolver la crisis, advirtiendo a los Estados Unidos contra el uso de la fuerza”.

Y dijo “que el objetivo principal de la reunión era discutir la posible asistencia a los esfuerzos de mediación que está realizando Noruega, que recientemente patrocinó dos rondas de conversaciones entre las dos partes”.

Shchetinin señaló “que a pesar de la profunda desconfianza entre el gobierno socialista de Maduro y la oposición, existe una ‘posibilidad real’ de éxito”, reseña AP.

La agencia también revela que “el fuerte apoyo del enviado a Maduro contrasta con la evaluación de los Estados Unidos del esfuerzo de diálogo. Un alto funcionario de Estados Unidos dijo el martes que ve pocas posibilidades de éxito para las conversaciones de Noruega”. Pero, lo que señaló la fuente al diario ALnavío sobre las reuniones con el Departamento de Estado esta semana en Washington contrasta con el informante de AP. En todo caso, la fuente también apunta:

-Poco a poco se van sumando apoyos.

La señora Bachelet normaliza el horror por Héctor Schamis – Infobae – 22 de Junio 2019

No importa la solidaridad que dicen haber visto en ella, ni tampoco los abrazos cálidos que se observan en las fotos. Ni siquiera tienen valor  cuántas lágrimas haya derramado al escuchar esos trágicos relatos.

Menos aún importa su historia personal, el hecho que su propio padre hubiera muerto en cautiverio bajo la tortura del régimen de Pinochet. Eso tampoco garantiza una genuina empatía, bien podría ser el origen de lo opuesto. De hecho, de eso se trata la negación como mecanismo de defensa. Justamente, produce seres fríos, distantes, impenetrables por dentro más allá de sus ojos llorosos.

Tal vez sea su caso, pero tampoco es relevante. Pues no estuvo allí para mostrar su propia humanidad sino para reparar la de las víctimas y sus familiares. La señora Bachelet visitó Venezuela en su carácter de Alta Comisionada de Derechos Humanos del sistema de Naciones Unidas.

reparar no es cuestión de congoja, es cuestión de acciones, decisiones, hechos políticos.

Ella lo sabe. La angustia solo tiene valor si es consistente con lo que queda después de su partida, con lo que comunica al concluir su visita. Es que lo que dejó es solo la legitimación de Nicolás Maduro, así de simple.

Nótese su propia redacción: “También mantuve reuniones con al Presidente del Tribunal Supremo, el Fiscal General y el Defensor del Pueblo. De igual manera, sostuve una reunión con el Presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, y otros parlamentarios de distintos partidos políticos, así como con el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente”.

No pudo haber sido más sincera. En una sola oración apuntala a la dictadura, legitima instituciones totalitarias, exonera criminales y devalúa la Presidencia Interina de Juan Guaidó, la desconoce. Ahora sabemos para qué fue a Venezuela la Alta Comisionada.

No engaña su relato almibarado de los testimonios de algunas víctimas, ella misma suprime el valor de esas denuncias cuando dice: “Tenemos el compromiso expreso del Gobierno para llevar a cabo una evaluación de la Comisión Nacional para la Prevención de la Tortura y para determinar los principales obstáculos en el acceso a la justicia en el país”.

Aquí la ayudo en su tarea: los torturadores—que son del “Gobierno”—jamás se evalúan a sí mismos. El principal obstáculo en el acceso a la justicia es un régimen que está en el poder desde hace veinte años y que ha hecho del Poder Judicial su escribanía, una rama del Estado que nunca emitió una sentencia en su contra y que tiene como juez supremo de la nación a un ex convicto.

La señora Bachelet no puede pretender que la historia comience con ella. A diferencia de Luis Almagro, la CIDH, el anterior Alto Comisionado de Naciones Unidas, Zeid Ra’ad Al Hussein, y cualquier ONG de Derechos Humanos creíble, a ella el régimen sí la invita para que precisamente empiece de cero, por eso promete un nuevo informe, “completo”, para el 5 de julio.

No siga perdiendo el tiempo, señora Bachelet, informes tenemos. La OEA produjo varios, las organizaciones de la sociedad civil en Venezuela igual y otro tanto su propia oficina antes de su llegada, el 22 de junio de 2018. Nótese el título del mismo: “Violaciones de los derechos humanos en la República Bolivariana de Venezuela: una espiral descendente que no parece tener fin”. Úselo, cópielo, plágielo, señora Bachelet, allí tiene la evaluación que necesita.

Anuncia que dejará dos funcionarios de su oficina en Caracas para continuar monitoreando la situación. ¿Tendrán libre acceso a las cárceles, a los centros de tortura, a los hospitales, a los centros de distribución de comida, a las trochas en la frontera? ¿Podrán hablar con periodistas, diputados, profesores, médicos, lideres de la sociedad civil, migrantes? La Alta Comisionada tiene la obligación de especificar esos detalles.

Preocupa a la señora Bachelet que las sanciones impuestas por Estados Unidos sobre las exportaciones de petróleo y el comercio de oro “están exacerbando y agravando la preexistente crisis económica”. Con ello contribuye al relato oficial, a la burda y exagera da simplificación que dice que la tragedia humanitaria es responsabilidad de Estados Unidos.

Es falso, todo estudio serio confirma que las sanciones explican una minúscula fracción de la crisis humanitaria y que el grueso del comercio de oro ni siquiera pasa por el Estado. Es decir, es robado por los colectivos, los pranes y el ELN bajo protección del “Gobierno” en cuestión.

La Alta Comisionada debe remitir los testimonios escuchados a la Corte Penal Internacional en La Haya. Menciona torturas, un crimen de lesa humanidad. En La Haya hay un dossier abierto con los nombres de la mayoría de los funcionarios del régimen que ella misma vio. Existen denuncias de organizaciones y de países—Argentina, Canadá, Chile,  Colombia, Paraguay y Perú—sobre la base de dos informes que urgen a la Corte Penal a intervenir, uno de la OEA, con fecha 31 de mayo de 2018, y el otro de su propia oficina mencionado anteriormente.

Utilizó el viejo lenguaje de dos partes en conflicto, equiparándolas de manera automática. Omite así que una de esas partes controla el aparato del Estado y los medios de la coerción, incluyendo la represión ilegal. La otra parte solo representa el descontento de la sociedad, y ello de manera intermitente.

Decepcionante, por decir lo menos, el viaje de Michelle Bachelet a Venezuela legitima la dictadura, o sea, normaliza el horror. Uno ya casi puede imaginar a Maduro celebrando como es habitual en él, con su danza macabra.

Declaración de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos Michelle Bachelet al final de su visita a Venezuela – 21 de Junio 2019

upload-cec4d00f-53d6-43c7-9e53-616f7a96f338
Buenas tardes y gracias por estar aquí,

Esta ha sido una corta pero crucial visita para mí. Es, además, la primera visita oficial de un Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos a Venezuela. Me iré de Caracas esta noche, pero se quedará una presencia de mi Oficina en el país por primera vez. Hemos alcanzado un acuerdo con el Gobierno para que un pequeño equipo de dos oficiales de derechos humanos permanezca aquí, con el mandato de proveer asistencia y asesoría técnica y, muy importante, continuar monitoreando la situación de derechos humanos en Venezuela.

Agradezco al Gobierno su invitación, su cooperación y su compromiso con mi Oficina, incluyendo al equipo técnico que visitó el país en marzo.

Previo a mi visita, solicitamos al Gobierno varios compromisos, y hemos podido alcanzar varios acuerdos, además de la ya citada presencia de los oficiales de derechos humanos. Tenemos el compromiso expreso del Gobierno para llevar a cabo una evaluación de la Comisión Nacional para la Prevención de la Tortura y para determinar los principales obstáculos en el acceso a la justicia en el país. Fue profundamente doloroso escuchar el anhelo de las víctimas y sus familiares por obtener justicia ante las graves violaciones de derechos humanos. Espero sinceramente que nuestra evaluación, nuestra cooperación y nuestra asistencia ayude a reforzar la prevención de la tortura y el acceso a la justicia en Venezuela. El Gobierno también ha aceptado que mi equipo tenga acceso pleno a los centros de detención para poder monitorear las condiciones de detención y hablar confidencialmente con los privados de libertad. El Ejecutivo también se ha comprometido a trabajar para permitir un acceso más amplio a los distintos mecanismos de derechos humanos, incluidos los expertos independientes de Naciones Unidas, conocidos como relatores especiales.

Celebro la liberación del parlamentario opositor Gilber Caro, que se encontraba en custodia del servicio de inteligencia SEBIN. Asimismo, recibo con beneplácito de la liberación de Melvin Farías y Junio Rojas, aunque hago un llamado a las autoridades a liberar a todas las personas que están detenidas o privadas de libertad por ejercer sus derechos civiles y políticos de forma pacífica.

El propósito de mi visita fue abrir un espacio que permita mantener una relación más cercana y fluida con las autoridades e instituciones del Estado, la sociedad civil y las víctimas de derechos humanos. Mi deseo era venir y escuchar a todos los actores para poder trabajar con ellos hacia el respeto, la promoción y la protección de todos los derechos humanos de todos los venezolanos.

Durante mi visita me reuní con el presiente, Nicolás Maduro Moros, y con varios ministros de Gobierno y otros altos cargos, incluyendo el Canciller, el Ministro de Defensa y el del Interior, y aquellos a cargo de las carteras relacionadas con los derechos civiles, políticos económicos, sociales y culturales. También mantuve reuniones con al Presidente del Tribunal Supremo, el Fiscal General y el Defensor del Pueblo. De igual manera, sostuve una reunión con el Presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, y otros parlamentarios de distintos partidos políticos, así como con el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente.

También conocí a víctimas de abusos y violaciones de derechos humanos y a sus familias. Escuché el testimonio de un hombre que me explicó cómo su hermano fue torturado, humillado y asesinado por oficiales encapuchados de las FAES que allanaron su casa, así como muchas otras familias destrozadas porque sus seres queridos tuvieron el mismo destino. Un padre me mostró orgulloso el trofeo y las medallas que su hijo había ganado jugando al baloncesto antes de ser asesinado mientras participaba en una protesta en 2017. Una madre me relató el asesinato de su hijo de 14 años durante las manifestaciones del 30 de abril de este año. Escuché los testimonios de algunas personas que fueron privadas de libertad y sufrieron terribles torturas, como también cientos de violaciones contra partidarios del Gobierno. Conocí el testimonio de una madre de un joven que fue quemado vivo durante las protestas de 2017 y que pasó 15 días agonizando en el hospital antes de fallecer. Una joven me narró cómo su padre fue asesinado por defender el derecho a la tierra de los campesinos. Sus historias son desgarradoras y muestran la desconfianza que tienen en las autoridades estatales. Todos demandan justicia. Un sacerdote de la Iglesia para los Pobres nos compartió apasionadamente acerca de cómo los pobres y los grupos más vulnerables son los que más están sufriendo. No se trata de política, dijo, sino del sufrimiento de la gente.

Me he comprometido a continuar transmitiendo estas demandas y abogar por la justicia y la reparación para ellos, sean quienes sean los perpetradores. Soy consciente de que hay miles de otras víctimas y sus familias con las cuales no tuve la posibilidad de encontrarme, pero déjenme decirles algo: Su lucha por la justicia es importante, no solo por lo que ustedes han sufrido, sino por lo que significa para todos los venezolanos. No están solos.

He escuchado las voces de los manifestantes que luchan por la protección de sus derechos, y las de aquellos que buscan reparación por el daño que han sufrido. He encontrado a representantes de la sociedad civil, sindicalistas, líderes religiosos, empresarios, y académicos de todo el espectro socio-económico y político. Me he entrevistado con representantes de la comunidad internacional y con las agencias de las Naciones Unidas en Venezuela.

Todos me han transmitido como la situación humanitaria en Venezuela se ha deteriorado de forma extraordinaria, incluyendo el derecho a la alimentación, el agua, la salud, la educación y otros derechos económicos y sociales. El Gobierno ha lanzado proyectos en un esfuerzo de asegurar acceso universal a programas sociales, para lo que ha dedicado el 75 por ciento del presupuesto nacional. Sin embargo, hemos oído el testimonio de venezolanos, que a pesar de tener un empleo – muchos en el sector público enfrentan dificultades para adquirir medicinas o comida.

La situación sanitaria sigue siendo extremadamente crítica a causa de múltiples factores, la escasez de medicinas y equipamientos, el éxodo de los profesionales de salud, el deterioro de la calidad del agua y del saneamiento, y los apagones eléctricos. El costo y la falta de anticonceptivos en las farmacias ha contribuido a un aumento de los embarazos adolescentes, y de la mortalidad materno-infantil. Los trabajadores de la salud me han descrito como equipamientos médicos, como las máquinas de rayos X, escasean o no están en funcionamiento; y las personas que viven con enfermedades crónicas me han alertado sobre la falta de medicamentos esenciales para su supervivencia. He hecho un llamado al Gobierno para que proporcione los datos relacionados con la situación sanitaria y otros derechos socio-económicos que permita evaluar la situación y apoyar de forma adecuada.

Las causas de esta inmensa crisis económica -la cual se ha exacerbado dramáticamente desde 2013- son diversas, y he hablado con el Estado sobre la necesidad de resolverlas urgentemente con el apoyo de las agencias de las Naciones Unidas que recientemente han podido reforzar su presencia en Venezuela. Me preocupa que las sanciones impuestas este año por Estados Unidos sobre las exportaciones de petróleo y el comercio de oro están exacerbando y agravando la preexistente crisis económica.

Nuestro informe sobre la situación de derechos humanos en Venezuela mandatado por el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, que se presentará el 5 de julio de 2019, contendrá mucha más información basada en evidencias, así como análisis objetivo relativo a todos los aspectos de derechos humanos que acabo de destacar, además de recomendaciones constructivas sobre cómo avanzar.

En este tiempo de grave crisis económica, social y política, he hecho un llamamiento a líderes de todo el espectro político para que intenten encontrar una manera de confrontar los desafíos y el sufrimiento del pueblo de Venezuela. Para ello, todas las voces deberían ser incluidas. Las crisis solo pueden ser resueltas a través de la participación significativa, franca e inclusiva de diversos actores de la sociedad.

He apelado a todos los líderes políticos a que participen constructivamente con el diálogo facilitado por Noruega y con cualquier otro esfuerzo para intentar enfrentar la actual situación política en Venezuela. El destino de más de 30 millones de venezolanos reside en la voluntad y la habilidad de sus líderes para colocar los derechos humanos de la gente por encima de cualquier ambición personal, política o ideológica. Entiendo el escepticismo de algunos en Venezuela acerca de la posibilidad de que cualquier de estas negociaciones prosperen, pero la grave situación en el país debe instar a los líderes a intentarlo. Mantener posiciones arraigadas en cualquiera de los dos lados solo agravará la crisis, y los venezolanos no pueden permitirse que se deteriore aún más la situación en el país.

Hago un llamado a dar pasos audaces hacia un compromiso para dejar a un lado las ganancias cortoplacistas y enfocarse en logros a medio y largo plazo para todo el país. Las negociaciones pueden dar frutos solo si son inclusivas y si las partes involucradas dan una respuesta a la urgencia real de la situación.

Nuestra Oficina está lista para dar asistencia y asegurar que los derechos humanos de todos los venezolanos sean plenamente protegidos. Nuestra presencia aquí posibilitará trabajar con las instituciones estatales, la sociedad civil y el sistema de Naciones Unidas.

A %d blogueros les gusta esto: