elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: OEA

Venezuela: siete millones de migrantes ignorados por el mundo por Francisco Poleo – El Español – 7 de Octubre 2019

El autor analiza el drama y las consecuencias de la crisis migratoria venezolana, que contrariamente a lo ocurrido en Siria, no ha sido vista como un problema global.

Venezuela-Brasil-Inmigracion-Enfoques_331480444_93865852_1706x960.jpg

Siete millones de migrantes en el 2020. Esas son las cifras que maneja el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados en el caso de Venezuela. La mayor crisis migratoria en el mundo. En 2019, los desplazados sirios suman 6.7 millones.

Si en Europa están inundados de quienes huyen del horror desatado por la guerra civil en Siria, en América están desbordados con los venezolanos que huyen de su país hasta andando, no de un conflicto armado interno sino de una carestía de alimentos, medicinas y oportunidades sin parangón. No por nada hablamos de la mayor inflación del mundo -adiós, Zimbabwe- y del territorio con mayor criminalidad.

Un informe del Grupo de Trabajo sobre Migrantes Venezolanos de la Organización de Estados Americanos revela que el financiamiento internacional recibido por cada migrante venezolano es de unos 200 dólares. En el caso de los sirios, el monto se eleva hasta los 5.000 dólares por persona.

Colombia ha recibido a 1.408.000 venezolanos, Perú a 768.000, Chile a 288.000 y Ecuador a 263.000, de acuerdo con la ONU. Lenín Moreno, presidente de Ecuador, asegura que acoger a los venezolanos le significa 500 millones de dólares anuales menos al erario de su país. En el caso colombiano, cálculos del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial estiman que la manutención de los refugiados cuesta, aproximadamente, 1.500 millones de dólares al año.

La falta de eficacia en la contención de las oleadas de venezolanos empieza a desestabilizar a Latinoamérica

Una región con países en vía de desarrollo a duras penas puede asimilar en tan poco tiempo a millones de migrantes, pero la escuálida ayuda internacional no tiene esto en cuenta. Aunque la crisis migratoria siria ha sido vista como un problema global, su par venezolana sigue siendo considerada un tema regional. Esta falta de eficacia en la contención de las oleadas de personas que abandonan a diario el desastre desatado por las políticas del régimen chavista empieza a desestabilizar a Latinoamérica.

Tradicionalmente la xenofobia no había tenido cabida en Latinoamérica, y mucho menos en Venezuela. Este país se caracterizó por la constante recepción de extranjeros que buscaban mejores oportunidades económicas o que escapaban de las dictaduras en sus países de origen. Colombianos, peruanos, ecuatorianos, chilenos y argentinos fueron asimilados por los venezolanos sin mayores inconvenientes. De Europa también llegaron españoles, portugueses, italianos y bálticos que contribuyeron enormemente al desarrollo del país que luego derruiría el chavismo.

Sin embargo, ahora que le tocó a los venezolanos pasar las de Caín, el recibimiento no está siendo igual de caluroso. La más reciente expresión de xenofobia se dio en Perú, en donde ya es rutinaria la persecución física, hasta llegar al linchamiento, del inmigrante venezolano. Casos similares se han registrado en Panamá, Chile, Argentina y Ecuador.

Este tribalismo, propio de mentes encajonadas y dormidas, es exacerbado por dirigentes políticos que confunden nacionalismo con populismo.

La crisis migratoria no solo ha sido ignorada por la comunidad internacional. Su responsable, el régimen chavista, ha decidido no hablar de ella en su constante delirio que le lleva a aplicar la teoría de que los problemas se resuelven solos si se les deja ser.

Juan Guaidó coordina con sus embajadores los esfuerzos para aliviar el sufrimiento de los expatriados

Pero resulta que la marejada de gente huyendo de Venezuela no es una moda pasajera. Ante la falta de acción política de Nicolás Maduro, le ha tocado a Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional y encargado de la presidencia de la República, coordinar con sus embajadores los esfuerzos para aliviar el sufrimiento de los expatriados.

A Guaidó y a la Asamblea Nacional se les critica que todavía no hayan logrado sacar a Maduro del poder, pero lo cierto es que los venezolanos sí están mejor desde que el Parlamento coordina los esfuerzos gubernamentales mientras acomete la titánica tarea de remover del poder a las mafias chavistas. ¿Lograrán extirpar el cáncer de raíz? Las probabilidades siguen a su favor.

Todo indica que régimen y gobierno encargado deberán sentarse nuevamente en la mesa de negociación promovida por Oslo, pero no a dialogar infinitamente sino a decidir sobre una propuesta concreta que fue adelantada en estas líneas antes de que Guaidó la hiciese pública: que ambos presidentes se aparten de sus cargos para que un gobierno de transición conformado en el Parlamento lleve las riendas del país hasta la celebración de unas elecciones libres y justas.

Mientras tanto, hay que atender a los millones de migrantes, que no podrán regresar a su país automáticamente al caer Maduro.

*** Francisco Poleo es un analista especializado en Iberoamérica y Estados Unidos.

Inconformes ante los Avances por Eddie A. Ramírez S. – Noticiero Digital – 1 de Octubre 2019

eddieramirez
Inconformes son quienes no están de acuerdo con lo establecido, sea en el orden político, social, moral, estético o cualquier otro.Es inevitable y deseable que haya disensos. Aplaudimos las críticas que se hacen a nuestra dirigencia política por parte de personas, conocidas o no, que alertan y protestan ante determinadas decisiones. Sin embargo, cuando se critica que el agua no tiene sabor, olor o color, estamos ante rebeldes sin causa, de gente que desea notoriedad , que tiene intereses creados o fanáticos, aunque muchos proceden de buena fe desesperados ante la tragedia que padecemos.
En los últimos tiempos los demócratas hemos obtenido importantes triunfos en el ámbito internacional que nadie debería negar o minimizar. Cincuenta y cuatro países reconocen a Juan Guaidó como presidente (e), lo cual no tiene precedentes. El Informe de la doctora Michelle Bachelet, Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, fue contundente contra el régimen de Maduro y sus esbirros, para quienes terminará siendo mortal. Sin embargo, algunos inconformes lo critican por alguna omisión.
La Trigésima Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores actuando como Órgano de Consulta del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) aprobó por 16 votos: 1- Elaborar un listado de personas vinculadas al régimen relacionadas con narcotráfico, terrorismo, violaciones a los derechos humanos y corrupción 2- Congelar sus cuentas y propiedades 3- Crear equipo operacional de inteligencia financiera y de seguridad pública para acciones judiciales y policiales. 4- Tomar medidas para investigar sancionar, perseguir, extraditar y capturar a los señalados y 5- Hacer seguimiento a la situación en Venezuela y realizar nueva reunión en dos meses. Lo aprobado evidencia que esos países conocen de las relaciones estrechas de Maduro y sus compinches con el narcotráfico y la guerrilla, sin embargo algunos inconformes critican a varios de los firmantes porque no estuvieron de acuerdo con una intervención militar.
La Unión Europea sancionó a siete miembros de las fuerzas de seguridad del régimen por violaciones a los derechos humanos. Esto se aprobó a solicitud de Josef Borrel, Ministro de Relaciones Exteriores del gobierno de España, a quien los inconformes descalifican frecuentemente porque no actúa conforme a lo que desean.
El Grupo de Lima, en el que además de países de nuestra región participa Canadá, mantiene una posición muy dura en contra de la narcodictadura venezolana. Al igual que Luis Almagro, el Secretario General de la OEA, que defiende a la democracia a capa y espada. Es algo inédito que la OEA haya aceptado que el representante de Venezuela sea el distinguido constitucionalista Gustavo Tarre Briceño, designado por el presidente de la República (e) Juan Guaidó.
El Consejo de Derechos Humanos de la ONU designó una Misión de Investigación de los hechos denunciados, lo cual es un importante paso para reforzar las denuncias ante la COrte Penal Internacional.
Los Estados Unidos elaboraron una lista de 146 chavistas-maduristas incursos en diferentes delitos y cada día profundiza las sanciones económicas en contra del régimen. Sin embargo los inconformes, que andan de la Ceca a la Meca, critican que no se materializa una invasión, la cual traería consecuencias no deseadas.
Los logros mencionados no se han producido por generación espontánea, sino por el tesón de varios de nuestros dirigentes que merecen reconocimiento. Citar nombres tiene el inconveniente de olvidar algunos, pero es inevitable reconocer la labor de Julio Borges. Lo identificamos porque frecuentemente los inconformes lo descalifican injustamente.
Sin duda hemos avanzado mucho hacia el fin del totalitarismo. Sin embargo, algunos inconformes aseveran que el presidente (e) Guaidó es “incapaz de desafiar al poder”, otros lo critican por aceptar las peticiones internacionales de dialogar con los bandidos que usurpan el poder y no falta quienes descalifican a la nueva generación de dirigentes, los cuales cometen errores y tienen algunas carencias, pero arriesgan su vida, su libertad, tranquilidad familiar y sus bienes.
Ahora que el régimen sacó una nueva carta para dialogar con un grupo que no representa a la oposición, ojalá los intolerantes genuinamente de oposición den paso a la comprensión y entendimiento para integrar una unidad sólida en contra del régimen.
Como (había) en botica: La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los refugiados (ACNUR), reconoce que más de cuatro millones de venezolanos han solicitado refugio y el Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef), señala que uno de cada tres niños venezolanos requieren ayuda humanitaria, es decir 3,2 millones. La empresa Monómeros Colombo Venezolanos, cuyo control asumió el gobierno legítimo de Guaidó, estaba muy deteriorada cuando Jon Bilbao se encargó de la Gerencia General. Inexplicablemente Bilbao fue sustituido, a pesar de que la había recuperado. Los intolerantes descalifican a Edgar Zambrano porque declara que no es partidario de la intervención militar, obviando que si la solicita va de nuevo a la cárcel ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

Resolución de la trigésima reunión de consulta de Ministros de Relaciones Exteriores en aplicación del TIAR – 23 de Septiembre 2019

Guaidó anuncia una nueva fase de lucha ya que Maduro no quiere negociar por Daniel Gómez – ALnavío – 16 de Septiembre 2019

Viene “una nueva etapa de lucha que requerirá mayor compromiso, fortaleza, determinación, sacrificio y convicción”. Eso dice Juan Guaidó ahora que da por finalizada la negociación con el régimen. Y es que Maduro lleva 40 días poniendo excusas para no hablar.
En 40 días Maduro puso dos excusas para no negociar / Twitter: @jguaido
En 40 días Maduro puso dos excusas para no negociar / Twitter: @jguaido

“Quienes usurpan el poder han bloqueado una salida pacífica, rechazando discutir y acordar una propuesta sensata, realizada por nuestra delegación para ponerle fin a este conflicto”.

Por este motivo el equipo de Juan Guaidó ha dado por rotas las negociaciones con el régimen de Nicolás Maduro facilitadas por el gobierno de NoruegaOslo no se ha pronunciado todavía. Tampoco el régimen.

En el comunicado, Guaidó hace referencia a la propuesta que su equipo “dejó sobre la mesa” en la quinta ronda de conversaciones. Desde entonces, “la pelota ha estado del lado del gobierno”, como repite el jefe del equipo negociador de Guaidó, Stalin González, segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional.

La pelota está en el lado del régimen, pero como dice Guaidó, este lleva 40 días negándose a hablar. Y poniendo excusas:

– La Orden Ejecutiva de Donald Trump. El presidente de EEUU la firmó a principios de agosto. Esta sanciona en Estados Unidos a empresas y países que hacen negocios con el régimen. Mientras los delegados de Guaidó esperaban en Barbadospara retomar las conversaciones, Maduro decidió no enviar a sus negociadores. El motivo: “La brutal agresión perpetrada de manera continuada y artera por parte de la Administración Trump”. Entonces el secretario general de Acción DemocráticaHenry Ramos Allup, le recordó: “Nosotros no hemos sancionado a nadie”. Y es que como es sabido, el objetivo de la negociación en Noruega era la celebración de elecciones, no la retirada de sanciones.

– “No nos verán más las caras”. Esto dijo a principios de septiembre Maduro. En esta ocasión su argumento fue la cuestión del Esequibo, un territorio que Venezuela disputa con Guyana, y que, según Maduro, Guaidó había desistido de reclamar. “Por Venezuela lo digo y lo hago por Venezuela, creo en el diálogo, la paz, pero no acepto traiciones de este tipo”.

Guaidó sigue en su estrategia: cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres. Para ello anuncia “una nueva etapa de lucha que requerirá mayor compromiso, fortaleza, determinación, sacrificio y convicción”.

El mandatario también pidió en un tuit que “todos, dentro y fuera de Venezuela, juntos, aumentemos la presión”.

Ahora un punto clave en la estrategia de Guaidó es el Tratado Interamericano de Acción Recíproca (TIAR), activado la semana pasada en la Organización de Estados Americanos (OEA). En la fase más extrema del TIAR se abre la puerta a una intervención militar extranjera contra Maduro.

Comunicado Ministerio Relaciones Exteriores de Panamá – 11 de Septiembre 2019

OEA aprueba convocar a órgano de consulta del TIAR para Venezuela El Nacional – 11 de Septiembre 2019

Argentina, Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Haití, Honduras, Paraguay, República Dominicana y Venezuela, fueron los 12 países que votaron a favor

Foto: @OEA_oficial

Los Estados miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) coincidieron que la crisis en Venezuela representa una clara amenaza a la paz y la seguridad en la región.

Las 12 naciones que apoyaron el TIAR son: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Haití, Honduras, Paraguay, República Dominicana y Venezuela, esta última representada por los delegados del presidente interino, Juan Guaidó.

Asimismo, hubo cinco abstenciones y un Estado ausente. Para ello, se argumentó que «la crisis en Venezuela tiene un efecto desestabilizador, representando una clara amenaza a la paz y a la seguridad» en la región y, cabe aplicar el principio de defensa mutua proclamado en el TIAR.

Reunión de los ministros de Exteriores

Lo que esos 12 países decidieron fue convocar una reunión de los ministros de Exteriores de las naciones firmantes del TIAR.

La misma, se realizará la segunda quincena de este mes de septiembre en los márgenes de la Asamblea General de la ONU en Nueva York. Allí, decidirán qué medidas tomar con respecto a Venezuela.

Entonces, tendrán que resolver cómo presionar a Maduro y determinar si rompen las relaciones diplomáticas y económicas. O si irán más lejos y decretarán un bloqueo al transporte naval y aéreo.

Un bloqueo marítimo significaría que los turistas que, por ejemplo, vayan a la Isla de Margarita no podrían entrar.

Entretanto, de aplicarse un cerco aéreo, ningún avión que tenga destino o origen en Venezuela podría pasar por el espacio aéreo de los países del TIAR.

La opción más agresiva que incluye el tratado es la posibilidad del «empleo de la fuerza armada».

Pero por el momento algunos países, como Estados Unidos, han dicho que esa opción no está sobre la mesa.

Enmienda rechazada

Costa Rica, que abolió su ejército hace más de 70 años, instó este miércoles a los países firmantes del TIAR a incluir en el texto aprobado una precisión.

En él, decía que solo se adopten medidas que «contribuyan a la restauración pacífica de la democracia en Venezuela, excluyendo aquellas que impliquen el empleo de la fuerza armada».

Sin embargo, esa propuesta no prosperó, por lo que la opción militar seguiría siendo factible, a pesar de no contar con apoyo entre los países del TIAR.

El martes 23 de julio, la Asamblea Nacional aprobó por unanimidad la reincorporación de Venezuela al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca.

El TIAR es un pacto interamericano de defensa mutua firmado el 2 de septiembre de 1947 en Río de Janeiro. Tiene como finalidad la protección de sus Estados miembros ante un ataque armado de otro país.

Guaidó invoca en la OEA la aplicación de un tratado interamericano de asistencia militar por Florantonia Singer – El País – 9 de Septiembre 2019

El embajador del presidente interino, reconocido por medio centenar de países, eleva la presión sobre Nicolás Maduro

Juan Guaidó durante una sesión de la Asamblea Nacional de Venezuela, en Caracas.
Juan Guaidó durante una sesión de la Asamblea Nacional de Venezuela, en Caracas. 

El jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, mueve una pieza más del ajedrez de presión contra Nicolás Maduro. Su embajador en la Organización de Estados Americanos (OEA), Gustavo Tarre Briceño, presentará el miércoles la petición de convocatoria al consejo consultivo del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), una especie de OTAN americana que abre el camino para una acción conjunta de países, incluida la intervención militar, en caso de que esté en peligro la paz del continente o la soberanía de uno de los países miembros.

“Luego viene un periodo de consultas para adoptar las pautas que haya que adoptar, que van desde negociación, la ruptura de relaciones diplomáticas o consulares, la suspensión de comunicaciones económicas, terrestres, radioeléctricas, aéreas y acciones coercitivas de tipo militar”, explicó el embajador de Guaidó en la OEA.

De acuerdo con las declaraciones del diplomático, la presencia de grupos irregulares en Venezuela, como la disidencia de las FARC —que anunciaron recientemente su rearme—, o el uso del territorio nacional como puente para el narcotráfico son los supuestos en los que aplica la activación del TIAR. También señala el desastre ambiental que está ocurriendo en el Arco Minero del Orinoco con la minería ilegal, y con sus consecuencias en el aumento de la violencia y en la propagación de enfermedades como la malaria, como incentivos.

“El Gobierno de Guaidó está preparando un expediente en el que queda muy claro que el verdadero peligro para la paz de América es la usurpación de Nicolás Maduro del poder”, explicó Tarre Briceño. La posibilidad de una futura intervención militar agudiza la tensión que hay en la frontera venezolana después de que Nicolás Maduro decretara un estado de alerta especial y anunciara la realización de ejercicios militares entre el 10 y 18 de septiembre, junto a la movilización de misiles tierra-aire hacia la frontera con Colombia.

Vuelta de las FARC

La acción militar fue la respuesta del régimen de Nicolás Maduro a los señalamientos que ha hecho el presidente colombiano, Iván Duque, de que los disidentes de la FARC que anunciaron su rearme junto con el ELN están siendo apoyados por el Gobierno chavista.

El 6 de agosto, Venezuela depositó los instrumentos de ratificación del TIAR en la sede de la OEA, lo que revirtió la denuncia del mecanismo anunciada 2012 por el Gobierno del entonces presidente Hugo Chávez.

Faes allana arbitrariamente la vivienda de Gustavo Tarre Briceño en Caracas – La Patilla – 5 de Septiembre 2019

El opositor Gustavo Tarre, representante en la OEA de, Juan Guaidó, habla durante su participación este martes en una sesión extraordinaria del Consejo Permanente sobre la situación de su país en la sede del organismo en Washington. Durante su primer discurso ante la OEA, Tarre acusó este martes al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, de “sembrar muerte y desasosiego”. EFE/Lenin Nolly
El embajador de Venezuela en la Organización de Estados Americanos (OEA) denunció que funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes), le están allanando su vivienda en Caracas.

lapatilla.com

“En estos momentos el FAES está allanando mi apartamento en Caracas, el cual ha estado arrendado y habitado por personas que no tienen nada que ver con mi actividad política. Esto es un atropello más de una dictadura desesperada”, dijo.

Declaración de Cartagena para los venezolanos por Betilde Muñoz-Pogossian – El Nacional – 31 de Agosto 2019

4 millones de personas.

Ese es el número de personas desplazadas que tenemos hasta ahora como resultado de la crisis venezolana, una crisis que es política, social, económica y humanitaria y está afectando, como siempre en todas las crisis, a los más vulnerables.

Partamos con dos características de este éxodo sin precedentes en la región, ahora ya con alrededor de dos años de duración: los flujos se mantienen y no pareciera que van a parar en el futuro cercano. Mientras tanto, estamos llamados a proteger a todos los venezolanos, incluyendo a los desplazados.

¿Qué dicen estos instrumentos?

El instrumento global legalmente vinculante, la Convención de 1951 y su Protocolo de 1967, establece: «Un refugiado es alguien que se ha visto obligado a huir de su país debido a la persecución, la guerra o la violencia». Según esta definición, un refugiado «tiene un temor fundado de persecución por motivos de raza, religión, nacionalidad, opinión política o pertenencia a un grupo social en particular». Los venezolanos que han abandonado el país debido a su activismo político, por protestar contra el régimen, por haber sido presos políticos o estar en la mira del régimen para serlo, todos estos podrían acogerse a esta definición, y podrían buscar, y probablemente obtener, asilo político en los países receptores.

Pero ¿qué sucede con la mayoría de los venezolanos de la diáspora que no han sido activistas políticos, pero que igual se han visto afectados por la crisis y no han tenido otra opción más que huir del país para poder tener sus derechos protegidos?

El sistema interamericano cuenta con la Declaración de Cartagena de 1984, que expande la definición de refugiados, y además ha sido firmada por 10 países miembros de la Organización de los Estados Americanos, habiéndose también incorporado a la legislación nacional de 15 países de la región.

La Declaración amplía la definición de refugiado para incluir a «… personas que han huido de su país porque sus vidas, seguridad o libertad han sido amenazadas por la violencia generalizada, la agresión extranjera, los conflictos internos, la violación masiva de los derechos humanos u otras circunstancias que han perturbado gravemente el orden público».

Teniendo en cuenta la precaria situación que enfrentan las personas en Venezuela, la violencia generalizada, las violaciones de los derechos humanos y las perturbaciones del orden público, evidenciadas por la falta de acceso a derechos básicos como la alimentación adecuada, el agua, el empleo, la educación, salud, y servicios como electricidad o gas, tal como se documenta en el reciente Informe del Grupo de Trabajo de la OEA para abordar la crisis regional causada por los flujos de migrantes y refugiados de Venezuela, se podría argumentar que a estas personas venezolanas se les podría proteger en este marco.

Tanto la Comisión Interamericana de Derechos Humanos como la Oficina de las Naciones Unidas del Alto Comisionado para los Refugiados (Acnur) han declarado la necesidad de garantizar la protección de esta población desplazada en virtud de la declaración de Cartagena. Por cierto, es México el país que está aplicando ya esta definición y ha aceptado también solicitudes de venezolanos usando esta categoría de protección internacional.

¿Por qué los países de la región, y específicamente aquellos que firmaron la Declaración de Cartagena, no han otorgado el estatus de refugiado bajo este instrumento normativo? Las razones varían. Las mismas pueden ser legales, es decir, parece estar siendo más práctico otorgar un estado de protección temporal de forma ad hoc como una respuesta más ágil a la crisis. Las razones podrían ser también financieras. Esta declaración ofrece una gama más amplia de opciones para proteger a esta población, y probablemente significaría que a los 4 millones se les otorgaría este estatus. Esto también significaría que los 4 millones de venezolanos serían elegibles para recibir servicios de salud, vivienda, empleos y todas las protecciones en las mismas condiciones que los nacionales del país receptor. Y, como suelo decir, la solidaridad tiene un costo. El acceso a todos estos derechos requiere financiamiento por parte de los países receptores, cuyas economías ya de por sí están teniendo dificultad para crecer y en algunos casos presentan déficits.

¿Cómo cubrir los costos de los alimentos, la vivienda, el acceso a los servicios médicos, etc. para otros 4 millones de personas, cuando también tienen la responsabilidad de cuidar a los suyos? No es tarea fácil.

Nos estamos acercando al momento en que la comunidad internacional, la comunidad de donantes y, específicamente, los países de la región, necesitan tener un debate serio sobre la protección de los venezolanos en virtud de la Convención de Refugiados de 1951 y la Declaración de Cartagena de 1984, tal como el secretario general de la OEA pidió en su mensaje por el Día Internacional del Refugiado, y tal como lo argumenta el Informe del Grupo de Trabajo de la OEA sobre la crisis de los migrantes y refugiados venezolanos.

La OEA aprobó resolución sobre derechos humanos en Venezuela por Monica Dejeki – El Nacional – 28 de Agosto 2019

El secretario general del organismo, Luis Almagro, insistió en que el régimen de Nicolás Maduro es directamente responsable de los crímenes de lesa humanidad que se cometen en el país

Foto: Twitter @OEA_oficial

El Consejo Permanente de la OEA aprobó este miércoles una resolución en pro de la defensa de los derechos humanos en Venezuela. El documento contó con 21 votos a favor, 3 en contra, 7 abstenciones y 3 ausencias.

Previo a la votación, el secretario general, Luis Almagro, insistió en que el régimen de Nicolás Maduro es responsable de los crímenes de lesa humanidad que se cometen en el país.

“La OEA debe ser una fuerza moral que encienda justicia. La lucha es contra la impunidad. Por eso saludamos el llamado a realizar una investigación independiente para determinar la responsabilidad individual de los culpables”, indicó.

Almagro detalló que en Venezuela hay decenas de miles de personas perseguidas por sus opiniones contrarias al gobierno, millones de afectadas por la falta de alimentos y otras forzadas a emigrar.

“Estamos atrasados para hablar de derechos humanos en Venezuela. La Secretaría General de la OEA no encuentra cómo hacer caso omiso a las denuncias de estos crímenes. Por ende, tenemos la obligación de investigarlos”, dijo.

La resolución

El representante permanente de Nicaragua en la OEA, Denis Ronaldo Moncada, luego de la ronda de debate, pidió que la resolución acerca de la situación de los derechos humanos en Venezuela fuera elegida de manera nominal.

Votaciones en contra:

  • Nicaragua
  • San Vicente y Las Granadinas
  • Dominica

Abstenciones:

  • San Cristóbal y Nieves
  • México
  • Surinam
  • Trinidad y Tobago
  • Barbados
  • Belice
  • Bolivia

Ausentes:

  • Antigua
  • Granada
  • Uruguay

Votaciones a favor:

  • Jamaica
  • Panamá
  • Paraguay
  • Perú
  • República Dominicana
  • Santa Lucía
  • Argentina
  • Bahamas
  • Brasil
  • Canadá
  • Chile
  • Colombia
  • Costa Rica
  • Ecuador
  • El Salvador
  • Estados Unidos
  • Guatemala
  • Guyana
  • Haití
  • Honduras
  • Venezuela
Delegación venezolana

Gustavo Tarre Briceño, representante permanente de Venezuela en la Organización de Estados Americanos, enfatizó que quienes buscan esconder los crímenes que se cometen en el país son los mismos que le dan la espalda a los derechos humanos.

“El embajador de Nicaragua no quiere que se traten estos temas porque sabe que la situación de Venezuela es igual a la de su país”, expresó.

Le pidió a quienes ven a Nicolás Maduro como representante legítimo de la nación que analicen cómo llegó al poder: “Es una elección en la que la oposición no pudo participar. En la campaña el uso de los bienes públicos era la norma. Intentaron comprar voluntades y por eso la gente prefirió no ir a votar”.

A %d blogueros les gusta esto: