elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: OEA

Así se gestó el fracaso de la condena a Venezuela en la cumbre de la OEA por Jacobo Lafuente – El País – 25 de Junio 2017

Traiciones, diplomacia petrolera, la ausencia de Estados Unidos: la historia de la negociación de Cancún
1498315118_075145_1498315286_noticia_normal_recorte1.jpg
Luis Almagro, secretario general de la OEA y Luis Videgaray, canciller de México, durante la Asamblea General de Cancún.

Todo transcurría según lo previsto. Los discursos de los diplomáticos solo parecían la tediosa antesala de una condena sin precedentes al Gobierno de Venezuela en la Organización de Estados Americanos (OEA), el organismo más crítico con el chavismo en la región. Los 23 votos necesarios parecían amarrados cuando El Salvador tomó la palabra.

-En nombre de la democracia, que se dé un espacio, un receso, lo que sea.

México había preparado el terreno para llegar a la Asamblea General y salir victorioso. El pasado 31 de mayo, los cancilleres de la OEA aplazaron su reunión en Washington en aras de llegar a un acuerdo sobre las dos resoluciones que había sobre la mesa: la promovida por México y 13 países más –los más poderosos de la región- exigía la liberación de los presos políticos, el cese de la violencia y que no se celebrase la Asamblea Nacional Constituyente, que el chavismo prevé para el próximo 30 de julio. El segundo texto, impulsado por los 14 países de la Comunidad del Caribe (Caricom), era mucho más tibio y apenas pedía el diálogo entre el chavismo y la oposición. En ningún caso exigía la liberación de los presos o hacía referencia alguna a la Constituyente.

La negociación estaba en marcha. Por delante, dos intensas semanas. Había que dar un paso más allá de los pronunciamientos de esa suerte de G-14 y del activismo del secretario general de la OEA, Luis Almagro, que este sábado anunció que dejará la OEA el día que haya “libertad en Venezuela”. De lograr sacar adelante la resolución, México se apuntaría una gran victoria para su diplomacia, ausente de América Latina en las últimas décadas. La diplomacia mexicana recurre a Contadora frecuentemente para recordar los tiempos en que su prestigio internacional le permitió ayudar a lograr la paz en Centroamérica.

Nada más aplazarse la reunión del 31 de mayo comenzaron las negociaciones, según la reconstrucción que se ha hecho a partir de la versión una decena de fuentes, entre embajadores, diplomáticos de diversos países y miembros de la OEA. Ambas partes acordaron crear un pequeño grupo de negociadores para agilizar las conversaciones: Estados Unidos, Brasil y Perú, por una parte; Barbados, Guyana y Antigua y Barbuda, del lado caribeño. Antes de llegara a Cancún se reunieron al menos cuatro veces. México prefirió no participar directamente en los encuentros. La crispación con el Gobierno de Venezuela ha aumentado en los últimos meses. La crisis ha derivado también en un tema de política interna, toda vez que al partido gobernante, el PRI del canciller, Luis Videgaray, le sirve para azuzar al principal candidato de la oposición, Andrés Manuel López Obrador, quien se ha mostrado tibio ante el Gobierno de Maduro. Pese a no participar, México estuvo al tanto de estos encuentros a través del embajador ante la OEA, Luis Alfonso de Alba, un diplomático con más de 30 años de experiencia.

Hasta la madrugada del domingo, solo unas horas antes del arranque de la cumbre, las delegaciones intercambian llamadas, mensajes y borradores sobre la condena a Venezuela. El último texto había suprimido la mención a la liberación de los presos políticos y sobre la Asamblea Constituyente apenas se pedía que se reconsiderara su celebración. A unas horas del comienzo, México había logrado humo blanco. Se lo confirmó a varios representantes del G-14 el embajador de Antigua: “Podéis estar tranquilos”. Se había conseguido lo impensable semanas antes: al menos 10 países apoyarían la condena a patrón petrolero. Las posibilidades de superar el umbral de los 23 votos necesarios eran muy altas y México pensaba ya en lograr un resultado abultado, con el apoyo de El Salvador.

Para entonces, Venezuela se había puesto en marcha. Había llegado a Cancún con una delegación de casi 20 personas, la más numerosa. Comenzó entonces la embestida contra la débil diplomacia caribeña, una suma de islas endeudadas y dependientes del petróleo bolivariano. La presión fue total. Delcy Rodríguez, en su última misión como canciller, se vio con todas las delegaciones y consiguió una reunión con el Caricom en pleno, algo que no se le concedió a México.

El humo blanco se fue oscureciendo con el paso de las horas. La estocada definitiva ocurrió durante la reunión de cancilleres. Después de horas de discusión, El Salvador pidió un receso en la sesión. Aseguraba que ellos sí, pero otros países –San Vicente y las Granadinas, Haití o Dominica, entre otros- no habían visto el nuevo texto. La sesión se detuvo casi una hora.

Al regreso, solo seis países caribeños votaron a favor del texto. Otros tantos se abstuvieron, entre ellos Antigua y Barbados, cuyo embajador había garantizado los apoyos horas antes. República Dominicana y El Salvador, dos países a los que Venezuela ha puesto en el radar para una posible mediación con la oposición, también se abstuvieron.

La posición del país centroamericano irritó sobremanera a México, según varios de los presentes. Los anfitriones se sintieron, en cierta manera, traicionados por un país de su órbita de influencia. Unos días antes, había impulsado en Miami una reunión al máximo nivel entre los países centroamericanos y Estados Unidos. Mexico dio por hecho que el gesto de promover aquel encuentro sería recompensado.

Igual de hiriente, aunque no tan sorprendente, fue el cambio de posición de los países del Caribe. Venezuela desplegó su artillería diplomática para llevarlos a su terreno. El as en la manga del Gobierno bolivariano sigue siendo el oro negro. De nada sirvió el trabajo de las semanas previas. Ni siquiera que el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Julio Borge, en un reciente viaje a Washington tratase de convencer a algunos de estos países. “A ustedes no les interesa una Venezuela que no sea próspera”, les advirtió. Dio igual. El Gobierno de Maduro no tuvo que ofrecer más petróleo, bastó presionar con la deuda para atraer a los timoratos. Solo entre República Dominicana, Haití, Granada y Antigua y Barbados suman más de 2.100 millones de deuda con Venezuela a través de acuerdos en el marco de Petrocaribe. El Salvador debe más de 900 millones de dólares, según información oficial. “Nunca vi un ejemplo de cubanización en la diplomacia de un país tan profunda como esta”, asegura un diplomático al tanto de las negociaciones.

La impotencia la consumó Estados Unidos. La ausencia en el último momento del secretario de Estado, Rex Tillerson, fue un jarro de agua fría. Su participación, coinciden los consultados, incluso entre los críticos, hubiese podido cambiar el panorama. La Administración Trump decidió enviar en su lugar a John Sullivan, vicesecretario de Estado, confirmado en el cargo a finales de mayo.

-Estados Unidos no hizo su trabajo. No había nadie al otro lado. Pensar que te puedes sumar a un esfuerzo y no incorporar a la caballería es absurdo, resume uno de los embajadores consultados

Las dudas sobre el interés, y la capacidad, que tiene el Gobierno de Trump en mirar hacia América Latina, más allá de Cuba o las provocaciones hacia México quedaron evidenciadas en Cancún. Su esfuerzo se centró en tratar de sacar adelante la creación de un grupo mediador, con la resolución ya tumbada. Tampoco se logró. No obstante, el vicepresidente, Mike Pence, aseguró este jueves que estaban “francamente decepcionados por la inacción de la OEA en la crisis de Venezuela”.

Las declaraciones de Pence fueron el colofón a la incapacidad, una vez más, de un organismo regional de ponerse de acuerdo ante una realidad que, día a día, desde hace años, golpea sin cesar. El 90% del continente no pudo con el 10%. El continuo ir y venir en el enmoquetado recinto de Cancún, un resort del Caribe mexicano, contrastaba con las imágenes que llegaban de las calles de Venezuela, donde las protestas se encaminan a los 100 días y rondan los 80 muertos. Un día después del último revés al país, un oficial venezolano asesinaba de un disparo a bocajarro a un manifestante. Tenía 22 años.

 

Muerte en Venezuela – Editorial El País – 25 de Junio 2017

Maduro no cede en su afán de conservar el poder pese al deterioro de la situación
1498330200_283651_1498330393_noticia_normal_recorte1.jpg
El asesinato de un joven durante una protesta contra Nicolás Maduro cuyas imágenes han sido ampliamente difundidas muestra sin paños calientes cuál es la actitud del régimen venezolano ante la crisis institucional que atraviesa el país. Mientras un agente de la Guardia Nacional Bolivariana disparaba prácticamente a bocajarro contra David Valenilla, de 22 años, causándole la muerte, el mandatario aseguraba cínicamente a la prensa internacional que su policía apenas utiliza contra los manifestantes “agua y gasecito lacrimógeno” porque las armas mortales “están prohibidas”. La cifra de muertos desde que se iniciaron las protestas se eleva ya al menos a 76 y aumenta prácticamente a diario.

Lamentablemente, Maduro parece cómodamente instalado en esta especie de guerra de baja intensidad contra los manifestantes a la espera de que la población se amedrente, o se canse, de una protesta que no le ha hecho variar un milímetro de sus planes para aferrarse al poder. Por ello, sigue adelante con su convocatoria de elecciones a una Asamblea Constituyente para el próximo 30 de julio, comicios desprestigiados en el interior y en el exterior de Venezuela por cuanto suponen un burdo truco para no acatar la legalidad vigente.

Resulta absolutamente desgraciado e inaceptable que un país como Venezuela se esté convirtiendo en un paria internacional. El que la Organización de Estados Americanos (OEA) no haya sacado adelante una condena al régimen de Maduro no debe llevar a engaño. Basta con comparar la lista de países que han votado en contra o se han abstenido —entre ellos San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas o Granada— con la de quienes pedían una condena —Brasil, Argentina, México, Colombia, Chile…— para demostrar la soledad de un Nicolás Maduro empeñado en una sangrienta carrera hacia ninguna parte.

El vergonzoso apoyo del Caribe a Maduro por Andrés Oppenheimer – El Nuevo Herald – 21 de Junio 2017

unknownHe aquí la pregunta del millón de dólares sobre el fracaso de la propuesta para condenar al régimen de Venezuela en la reunión de cancilleres de la Organización de Estados Americanos: ¿cómo puede ser que un puñado de pequeñas islas del Caribe pudieron derrotar una resolución a favor de la democracia respaldada por Estados Unidos, Canadá, México, Brasil, Argentina y otros 15 países de la región?

Suena ridículo, pero eso es exactamente lo que ocurrió en la reunión de la OEA del 19 de junio en Cancún, México, para discutir la ruptura del orden democrático en Venezuela.

En la reunión, 20 países votaron a favor de una resolución que habría exigido al presidente de facto de Venezuela, Nicolás Maduro, que detenga su plan de realizar una asamblea constituyente para abolir la Constitución actual. La resolución también pedía reconocer los derechos de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, y permitir un “grupo de países amigos” para mediar en la crisis venezolana, que ya ha resultado en 75 muertos en las últimas semanas.

Sin embargo, la resolucion no fue aprobada porque San Vicente y las Granadinas, Dominica y San Cristóbal y Nieves –junto con los aliados venezolanos tradicionales Nicaragua y Bolivia– votaron en contra. Y otros países del Caribe como Haití, la República Dominicana, Granada, Trinidad y Tobago y Antigua y Barbuda se abstuvieron, lo que de hecho mató la resolución, que requeriría una mayoría de 23 votos para convertirse en obligatoria.

Entre los principales defensores del régimen venezolano estaba San Vicente, un país cuyo producto bruto interno de $751 millones es menor que el valor de mercado del Hotel Fontainebleau de Miami Beach.

Una explicación es que la resolución de la OEA no logró 23 votos por la ineptitud, o la falta de interés, del gobierno de Trump. El Secretario de Estado Rex Tillerson no asistió a la reunión de cancilleres de la OEA en Cancún, como tampoco lo hizo a una reunion anterior el 31 de mayo en Washington.

“Desafortunadamente, la cancelación de última hora del Secretario Tillerson socavó los intereses de Estados Unidos en la región”, me dijo el congresista Elliot L. Engel, el líder de la minoría demócrata en el Comité de Relaciones Exteriores del Congreso de Estados Unidos. Mi traducción: si Tillerson hubiera estado allí para ofrecer incentivos y torcer brazos, quizás el resultado hubiera sido distinto.

Otra explicación posible es que los países del Caribe se alinearon con el régimen de Venezuela porque reciben subsidios petroleros bajo el plan Petrocaribe, de Venezuela, o tienen grandes deudas con el mismo. Pero los subsidios petroleros de Petrocaribe al Caribe han disminuido enormemente en los últimos años por la crisis económica de Venezuela, dicen los expertos.

Jorge Piñón, director de un centro de la Universidad de Texas sobre temas energéticos latinoamericanos, me dijo que Estados Unidos ya le está exportando mucho más petróleo a los países caribeños que Venezuela, y que muchos de estos países ya han saldado gran parte de sus deudas a Petrocaribe.

Cuando le pregunté por qué tantos países del Caribe continúan apoyando al indefendible régimen venezolano, Piñón dijo: “No lo sé. Desde un punto de vista racional o económico, no tiene sentido”. Otros especulan que puede ser una cuestión de corrupción, y que Venezuela podría estar practicando una vez más su “diplomacia de chequera”.

Mi opinión: Es asombroso que los Estados Unidos, la mayor economía del mundo, no pueda ofrecer incentivos económicos para ganarse la amistad de las pequeñas islas del Caribe. Peor aún, el recorte del 32 por ciento de la ayuda externa propuesto por Trump podría hacer que Estados Unidos pierda aún más influencia en el Caribe.
También es ridículo que el sistema de votación de la OEA permita a unas minúsculas islas del Caribe dominar la agenda de la organización. Por supuesto que cada país tiene derecho a un voto, pero la OEA debería tener un Consejo de Seguridad, como las Naciones Unidas, donde los países más grandes pueden emitir resoluciones sobre los temas más urgentes.

Los esfuerzos de la OEA para restablecer la democracia en Venezuela continuarán, pero la votación del 19 de junio fue una desgracia. Y la mayor parte de la culpa la tienen la mayoría de los países del Caribe.

 

La ‘ausencia’ de Venezuela se instala en Cancún por Jacobo García / Javier Lafuente – El País – 21 de Junio 2017

pp47-1100x618Solo en el amor y en el duelo es posible una ausencia tan presente. Irse y estar, abandonar y protagonizar, marcharse y hablar más que todos los cancilleres juntos. Unas horas después de que la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, anunciara que nunca más regresaría para sentarse en la Organización de Estados Americanos (OEA) reapareció para contestar una a una cada alusión de los jefes de delegación durante la primera sesión de la 47ª Asamblea de la OEA.

Durante seis horas, todo aquel país que pidió a Venezuela un calendario electoral, la separación de poderes y “reconsiderar” la Asamblea Constituyente, recibió la réplica de Delcy Rodríguez, la abogada chavista de 48 años, que se erigió en la figura mediática de la reunión de Cancún.

Rodríguez habló más que todos los representantes juntos y dejó varios dardos que quedaron sobrevolando en la enmoquetada sala llena de banderas: al canciller de Costa Rica le llamó “analfabeto político”, al de Perú “perrito simpático” y a México le recordó el asesinato de periodistas o la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Sobre la Organización de Estados Americanos (OEA), Rodríguez dijo que maneja una agenda oculta que encabeza “de forma perversa Luis Almagro”, secretario general, a quien la canciller venezolana atribuye gran parte de las críticas y acusa de “promover la violencia en el país”. Además, la jefa de la diplomacia venezolana insistió en que en su país “no hay crisis humanitaria, es mentira, pero es el comodín para la intervención”. “Están llamando a la guerra en el país”, aseveró.

Cuando se dirigió al representante de Estados Unidos, John Sullivan, dijo que era “el jefe” del imperio y le recordó que “con su marines es la única forma de imponerse en Venezuela, donde recibirá la pertinente respuesta”. “Ustedes han lanzado la madre de todas las bombas y nosotros estamos haciendo la madre de la democracia”, le espetó.

Rodríguez no dejó escapar una ocasión para criticar a su contraparte, obviando la realidad de su país. De Brasil dijo que no tenía un gobierno democrático; a la representante de Honduras le hizo un repaso sobre sus índices de pobreza o feminicidios… Los únicos a los que no respondió fueron a los cinco países que votaron en contra de la resolución y los ocho que se abstuvieron.

En la ausencia más presente, la canciller venezolana, hija de un líder marxista asesinado por la policía y uno de los miembros del Gobierno de Maduro con más poder, junto a su hermano Jorge, insistió en que “no está en la OEA”, pero presentó 10 propuestas que van desde pedir la erradicación de bases estadounidenses en América Latina, la resolución del caso de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa o la construcción del muro entre México o Estados Unidos.

“Venezuela se fue con la gloria del Libertador. Nunca más volveremos a esta organización”, dijo antes de abandonar la sala por segunda vez en menos de 12 horas y de que el embajador de Venezuela ante la OEA, Samuel Moncada, tomara la palabra y ella comenzara una rueda de prensa en la que recordó: “Yo seguiré aquí”.

 

Entendiendo la votación del 19 de junio sobre Venezuela en la #OEA – La Patilla – 20 de Junio 2017

El lema oficial de la Asamblea es “Fortaleciendo el diálogo y la concertación para la prosperidad”, y en la cita se celebrarán una serie de diálogos en los que se abordarán temas como la migración o los derechos de los pueblos indígenas. No obstante, el asunto de fondo, que definirá la cita y ha protagonizado la primera jornada, es la posición de la región en torno a Venezuela.
Ayer, en la 47 Asamblea Anual de la Organización de Estado Americanos, se sometió un proyecto de resolución sobre la crisis que atraviesa Venezuela a la consideración todos los ministros de Relaciones Exteriores de la organización.

VotacionOEA19JUN2017Infografia.jpg

Luego de una larga cadena de intervenciones, no se logró que hubiera un consenso al final de la reunión con respecto al proyecto de resolución presentado.

En la infografía elaborada por el Venezuelan American Leadership Council (VALC) se entiende perfectamente cómo quedó la votación, cómo votaron los países miembros, sus poblaciones, qué se proponía la resolución, etc.

 

En memoria de nuestros GUERREROS de cartón por Tamara Sujú Roa – Blog Alfredo Coronil Hartman – 20 de Junio 2017

thumbnailtamarasujuBuenos días. Hoy tengo un sabor amargo, ese con el que seguro se levantará mi gente en Venezuela. Los ciudadanos vejados, asesinados, heridos, torturados, encarcelados y perseguidos por la Dictadura de Nicolás Maduro y los matones de los Organismos de Seguridad que encabezan la GNB, la PNB, el SEBIN y otros.
El sabor amargo de la muerte de Fabián Urbina, de tan sólo 17 años…el guerrero del escudo de cartón u hojalata que ayer hacia correr en huida a un pelotón de guardias, que al verse sorprendidos por esos muchachos valientes, con zapatos de goma y shores corroídos y sus ya famosas máscaras antigás de fabricación casera, le tiraban piedras a quienes desde el otro lado, dispararon con armas de fuego de forma criminal, hiriendo por lo menos a tres de nuestros guerreros de cartón y matando a Fabián.

Mientras todo esto pasaba, en México, los cancilleres deshojaban la Margarita, para aprobar una propuesta que al final de la discusión término en 20 votos a favor, 5 en contra y 8 abstenciones. Es decir, en nada, porque no hubo la mayoría necesaria.
Los venezolanos agradecemos esos 20 votos, pero no es suficiente ante el horror que estamos viviendo. ¿Que le pasa al resto del continente? Que más necesita Bolivia , Nicaragua, República Dominicana o Ecuador para entender lo que la Dictadura de Maduro le hace a su gente? Mujeres y hombres violados y torturados en las mazmorras, niños asesinados que sólo pedían un mejor país, miles de encarcelados, tres centenas de presos políticos, y estos países todavía actúan como las focas del circo aplaudiendo o callando ante el Tirano?

Los invito a ver el VIDEO EN ADJUNTO. Tomense 2 minutos de su tiempo, y vean a esos muchachos ayer, a aquellos que por su juventud e ingenuidad se creían inmortales, hasta que una 9 mm le quitó a un ángel…..

Un manifestante asesinado y varios heridos de bala en el Distribuidor Altamira
https://www.lapatilla.com/site /2017/06/19/extraoficial-repor tan-al-menos-6-heridos-de- balan-en-el-distribuidor-altam ira/

Registramos cuando GNB le disparó a manifestantes en Altamira
http://www.el-nacional.com/not icias/protestas/exclusivo-regi stramos-cuando-gnb-disparo- manifestantes-altamira_188563

Borrador resolución reunión de consulta de Ministros de Relaciones Exteriores OEA – 19 de Junio 2017

Venezuela da portazo a la OEA y califica de “infantil” la diplomacia de México por Jacobo García – El País – 20 de junio 2017

pp47-1100x618La canciller venezolana Delcy Rodríguez abandona la cumbre que pretendía sancionar la convocatoria de la Asamblea constituyente por el régimen chavista

“Mucho se ha hablado de que hay una crisis humanitaria, pero es solo una excusa más para una intervención en Venezuela. Y no volveré a esta Asamblea mientras seamos un país libre y soberano”, ha dicho este lunes la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, antes de abandonar airadamente la sala. Venezuela ni siquiera esperó a conocer el comunicado final que se iba a emitir en la cumbre y quemó así sus naves frente a la diplomacia de todo el continente al anunciar que abandona la Organización de Estados Americanos (OEA). La propuesta de México, que buscaba forzar un diálogo entre el régimen y la oposición en Venezuela, no ha logrado los 23 votos necesarios para ser aprobada –obtuvo 20 de los 34 apoyos posibles–.

La canciller Rodríguez se fue repartiendo críticas hacia el secretario general, Luis Almagro, a quien llamó “instigador de la violencia”; a la diplomacia mexicana, que calificó de “infantil”; y dirigiéndose únicamente al grupo de países “que no se han plegado”, entre ellos Nicaragua, Cuba o Ecuador y algunos caribeños, la canciller les ha advertido: “Cuiden y vigilen su institucionalidad para que no se produzca una grave violación a la soberanía como la que pretenden con Venezuela”.

“Así que, aunque el tono sea alto, medio o bajo, desconocemos cualquier resolución y el mecanismo tramposo que se ha seguido hasta llegar aquí”, ha añadido la nueva estrella mediática y diplomática del chavismo, quien advirtió que otros países también estudian seguir su ejemplo y abandonar la OEA ante “el cariz que está tomando”, ha asegurado sin querer citarlos.

A pesar de llegar con la delegación más numerosa de todas, más de 20 personas, Venezuela se ha marchado antes de que comenzara formalmente la 47ª Asamblea de la OEA de la que previsiblemente podría salir malparada por el empuje de 14 países, entre ellos los de más peso de la región, como México, Colombia, Argentina o Brasil –con el respaldo de Estados Unidos–, que buscan una rotunda resolución de condena a la gestión de Nicolás Maduro.

Horas antes el canciller mexicano, Luis Videgaray, impulsor de la propuesta más dura contra Venezuela, había dejado claro que “solo apoyaremos una resolución clara”, en referencia a un texto en el que se debía reflejar el deterioro de condiciones democráticas en Venezuela así como la necesidad de mantener “el respeto a la Asamblea Nacional, la elaboración de un calendario electoral, la libertad de presos políticos y el freno al proceso Constituyente que polariza más a la sociedad”, afirmó.

“Piden un calendario electoral, dijo la canciller venezolana, pues aquí lo tienen: el 30 de julio, constituyente; del 8 al 10 de agosto, inscripción de las gobernaturas para las elecciones; el 10 de diciembre y en diciembre de 2018, elecciones presidenciales”, ha respondido desafiante la canciller.

Precisamente la Asamblea constituyente ha sido uno de los temas más polémicos. Mientras que Venezuela considera una injerencia que se pida su suspensión, los países moderados dentro del G-14 (los países que buscan una resolución condenatoria contra Venezuela) lograron colar la palabra “reconsiderar” en lugar de suspender la Asamblea.

Más allá de precisiones diplomáticas la reunión previa de la OEA mantuvo el tono ríspido con que comenzó.

Para defender la causa venezolana en Cancún la canciller llegó decidida a jugar su última batalla ideológica dentro y fuera de los despachos. En la esquina opuesta, el nuevo contendiente, México, quien ha tomado la bandera de los países críticos. Además de que juega en casa, el país norteamericano busca el éxito diplomático con una dura condena al Gobierno de Maduro, jamás conseguida hasta el momento.

La tensión entre ambos actores, México y Venezuela, y la que se vive en las calles del país caribeño se trasladaron por momentos hasta el lobby del hotel Moon Palace, donde se celebra la Asamblea de la OEA y se alojan las delegaciones. La noche del domingo los venezolanos Luis Florido, en nombre de un grupo de cinco diputados de la oposición, y el articulista Gustavo Tovar tuvieron un barriobajero enfrentamiento verbal con miembros de la delegación venezolana. Después de varios minutos de insultos y reproches la canciller Rodríguez, quien llegó este lunes a Cancún, reaccionó colgando en Twitter fotos del encontronazo y responsabilizó de cualquier problema de seguridad al canciller mexicano. “Ni México ni la OEA puede controlar el acceso de miles de personas que vienen a otra cosa a Cancún. El Gobierno de México es responsable dentro del perímetro y lo que ocurrió, que solo fue un incidente verbal, sucedió fuera de este espacio”, respondió Videgaray.

 

OEA suspende sesión consultiva sobre Venezuela ante falta de consenso – La Patilla – 19 de Junio 2017

OEA3-640x330

La Organización de Estados Americanos (OEA) suspendió el lunes la sesión consultiva sobre Venezuela ante la falta de un consenso, dijo el canciller guatemalteco, Carlos Morales.

Morales, presidente de la sesión consultiva, dijo que algunos cancilleres pidieron prórroga y otros prefirieron cerrar la sesión. La fecha para retomar el tema quedó abierta.

Los países de la OEA trabajaban para llegar a una resolución de consenso sobre la crisis en Venezuela, en el marco de la asamblea general del organismo que comenzó el lunes en el centro turístico de Cancún. Leer más de esta entrada

Venezuela trata de impedir una condena de la OEA con el apoyo de los países del Caribe por Javier Lafuente y Alfredo Meza – El País – 19 de Junio 2017

14 países de la región buscan una resolución en contra de la Constituyente, para la que necesitan el respaldo de los aliados del chavismo
1497817918_728354_1497818251_noticia_normal_recorte1.jpg
La crisis por la que atraviesa Venezuela volverá a ser objeto de debate en la Organización de Estados Americanos (OEA). Previo a la Asamblea General que se celebrará desde el martes en Cancún, este lunes los cancilleres se reunirán en la localidad mexicana para abordar por enésima vez la situación del país sudamericano. Un bloque 14 países, entre ellos los de más peso de la región, como México, Colombia, Argentina, Perú –con el respaldo de Estados Unidos, cuyo secretario de Estado, Rex Tillerson, no acudirá- buscan una resolución que condene de manera rotunda la actuación del Gobierno de Nicolás Maduro y el reclamo de que no se celebre la Asamblea Constituyente. Para ello necesitan del apoyo de los países caribeños, tradicionales aliados del chavismo. Está previsto que al encuentro acuda la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, quien, no obstante, había anunciado su intención de retirar a Venezuela de la OEA.

Las delegaciones seguían negociando este domingo un consenso entre las dos resoluciones que quedaron en stand by el pasado 31 de mayo, en el último encuentro que mantuvieron los cancilleres: la presentada por Perú, Canadá, Estados Unidos, México y Panamá –que cuenta con el respaldo de otros países, como Colombia y Argentina- y la del bloque de países de la Comunidad del Caribe. Ambas piden el cese inmediato de la violencia y el inicio de un nuevo proceso de diálogo. La diferencia radica en que la primera reclama a Venezuela el cese de la realización de la Asamblea Nacional Constituyente y la liberación de los presos políticos.

La aprobación de una declaración conjunta en una reunión de cancilleres depende de que la suscriban al menos 23 de los 34 miembros, dos tercios de los países representados, todos los del continente salvo Cuba. La tarea es ardua para el bloque de los 14 que desde hace meses vienen mostrando su repulsa al devenir de Venezuela en distintos comunicados. Necesitan el apoyo de al menos 9 de los 14 países que integran la Comunidad del Caribe (Caricom), aliados tradicionales de Venezuela, especialmente desde que Hugo Chávez impulsara Petrocaribe durante la época de la bonanza de los precios del crudo. De no conseguirse, la otra opción que baraja esta especie de G-14 es es aprobar un proyecto de resolución en el marco de la Asamblea General. En ese caso necesitarían 18 votos, es decir, el apoyo de cuatro países del Caribe.

Al menos tres fuentes diplomáticas de alto nivel de entre los 14 países que piden la anulación de la Asamblea Constituyente coincidían en que se ha intensificado la presión hacia los países caribeños, pero dudan de que se puedan lograr los nueve apoyos necesarios. Entre los más partidarios a ceder se encontraban Jamaica, Barbados, Belice o Santa Lucía, mientras que la oposición radicaba en Haití, San Vicente y las Granadinas y Surinam, entre otros.

La canciller venezolana, Delcy Rodríguez, que tenía previsto llegar a Cancún en la tarde del domingo, pretende evitar a toda costa que salga adelante esta resolución. De ahí que, pese a que en abril anunció que Venezuela saldrá de la OEA, acuda a la reunión de Cancún. Su presencia, no obstante, incomoda a las autoridades del país anfitrión. México ha sido uno de los países que se ha mostrado más activo en los últimos meses a la hora de criticar el devenir de Venezuela y la actuación del Gobierno de Maduro. “Venezuela no es una democracia”, llegó a decir recientemente el canciller, Luis Videgaray. Las fuentes diplomáticas consultadas temen que Delcy Rodríguez aproveche su intervención para arremeter contra México y sacar a relucir temas espinosos para el anfitrión, como la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Mientras, en Venezuela el Gobierno de Maduro parece haber cogido aire en los últimos días, a pesar del contratiempo que ha supuesto la deserción de la fiscal general. Las protestas han bajado de intensidad y el chavismo sigue adelante en su afán de liquidar toda la resistencia con la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente.

Sin el vigoroso repudio en las calles disminuye la urgencia de dialogar con la oposición, aunque la comunidad internacional insiste en que la salida a la crisis dependerá de un proceso de diálogo. La mediación del exjefe de gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero ha fracasado porque no es un interlocutor confiable para la oposición. Ha sido acusado por el gobernador del Estado de Miranda, Henrique Capriles, “como un agente del gobierno”, aunque sigue haciendo esfuerzos por ver cómo puede ayudar a superar la crisis de Venezuela. Zapatero ha devenido en un mensajero entre las partes porque lleva y trae propuestas entre uno y otro bando.

Un destacado exmiembro del equipo de la oposición que dialogó con el gobierno a finales del año pasado suele asegurar que el expresidente siempre “está sudando la camiseta”. Sus logros más evidentes son las liberaciones de los presos políticos Braulio Jatar, Francisco Márquez y Gabriel San Miguel, estos últimos pertenecientes a Voluntad Popular, la formación de Leopoldo López, a quien ha trasladado, por cierto, la última oferta del gobierno: casa por cárcel, algo a lo que se ha opuesto el preso político, según su entorno.

Unasur, la organización que actuó como facilitadora del diálogo de 2016, luchaba hace algunas semanas por no dejar morir las conversaciones, a pesar de que la oposición insista en que no están dadas las condiciones. La novedad es que incorporaría una comisión que le daría seguimiento a los acuerdos en caso de que las partes lo aceptaran.

 

A %d blogueros les gusta esto: