elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Noruega

España, la Unión Europea y Noruega descartan las elecciones presidenciales en Venezuela por Daniel Gómez – ALnavío/Alberto News – 18 de Febrero 2020

En Europa dan por perdida la gran aspiración de Juan Guaidó y la oposición en Venezuela: que se celebren elecciones presidenciales libres y democráticas en 2020, informa al diario ALnavío una fuente de todo crédito. Sin embargo, no cierran la puerta a unos comicios parlamentarios en condiciones. Unos comicios en los que haya un nuevo CNE, y un Tribunal Supremo de Justicia reconfigurado. Por ahí irán los esfuerzos de la Unión Europea y los gobiernos de España y Noruega.

Reunión privada este fin de semana en un lugar de Europa. En la mesa, funcionarios del Ministerio de Asuntos Exteriores de España, del gobierno de Noruega, y de la Unión Europea. El tema que articuló la reunión fue Venezuela. La crisis política y económica. El futuro del país. ¿Qué hacer? ¿Cómo ayudar desde Europa? ¿Otra negociación? ¿Más sanciones? ¿Elecciones?

Sólo un punto quedó del todo claro: “Las elecciones presidenciales están prácticamente descartadas. El objetivo pasa porque haya unas elecciones parlamentarias en condiciones”, informó al diario ALnavío uno de los asistentes a la reunión.

“Tanto el CNE como el Tribunal Supremo son instituciones que tienen que ser confiables y tener un mínimo de neutralidad”.

Apuntó la fuente que, si la UE da este paso, sería incoherente con sus actos ya que se está reconociendo la legitimidad de Maduro, pero por otro lado reconoce que, de no hacerlo, se estaría “tapando los ojos ante la realidad en Venezuela”. Lo dice porque es Maduro quien tiene el control efectivo de la Administración, de la Fuerza Armada, de la economía y que además por calendario, lo que realmente toca son elecciones parlamentarias.

Desde La Moncloa ya habían asomado esta posibilidad. Juan Pablo de Laiglesia, secretario de Estado para Iberoamérica del primer gobierno de Pedro Sánchez, le reconoció en privado a los representantes de Juan Guaidó en Madrid que acudir a unas elecciones parlamentarias era la única opción realista que manejaban desde el gobierno. Así lo informó el diario ALnavío en enero.

Si bien la ministra de Asuntos Exteirores, Arancha González Laya, ha dicho que el objetivo de España es que haya elecciones presidenciales, tal como pide Juan Guaidó, lo cierto es que nunca el mandatario, Pedro Sánchez, ha insistido en este punto. Sánchez siempre que se ha referido a Venezuela ha sido para pedir comicios libres y democráticos sin puntualizar ninguna condición.

Elecciones parlamentarias con condiciones
Pero sí que hay condiciones. En la reunión, la fuente consultada por el diario ALnavío dijo que España, la Unión Europea y Noruega trabajarán para que se cumplan estos puntos:

– La vuelta de Juan Guaidó al Parlamento que Maduro entregó a Luis Parra.

– Que el Parlamento apruebe un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE).

– Que haya una “cierta remodelación” del Tribunal Supremo de Justicia.

“Tanto el CNE como el Tribunal Supremo son instituciones que tienen que ser confiables y tener un mínimo de neutralidad”, apuntó la fuente.

En este sentido, recordó que Europa tiene trabajo con Maduro para que facilite unas elecciones creíbles y para que devuelva a Juan Guaidó al Parlamento, y trabajo también con Juan Guaidó y la oposición para que se abran a unos comicios parlamentarios. Por el momento, Guaidó repite y repite que sólo aceptará unas elecciones presidenciales, y en todo caso generales.

“Sabemos que una parte de la oposición sí está dispuesta a ir a unos comicios presidenciales. Pero toca convencer a la otra parte, porque de lo contrario sería hacerle el juego a Maduro. Ya sabemos que Maduro siempre que propone un diálogo, o siempre que habla de elecciones, lo hace con el objetivo de dividir más a la oposición. Y lo ha venido consiguiendo”, apuntó la fuente.

En Noruega dicen que el apoyo de EEUU a una negociación entre Guaidó y Maduro cambia el juego político por Daniel Gómez – ALnavío – 14 de Enero 2020

La transición negociada que pide EEUU en Venezuela sigue los mismos puntos que dejó sobre la mesa el equipo de Juan Guaidó en Barbados. Aquellas conversaciones se frustraron por las excusas de Nicolás Maduro, pero también porque Washington rechazó los esfuerzos de Noruega. Ahora el escenario es diferente. Y desde Oslo expresan optimismo.

Maduro abandonó la negociación con Guaidó en Barbados / Foto: Canva WC
Maduro abandonó la negociación con Guaidó en Barbados / Foto: Canva WC

Benedicte Bull, profesora en la Academia de Gobernanza Global de Oslo y directora de la Red Noruega de Investigación sobre Latinoamérica, dice en entrevista con el diario ALnavío que si Estados Unidos apoya una negociación entre Juan Guaidó Nicolás Maduro “será otro juego distinto al del verano pasado”.

La experta se refiere al mecanismo de Oslo. A la frustrada negociación entre Guaidó y Maduro facilitada por Noruega entre mayo y agosto de 2019. Un momento en el que el gobierno de Donald Trump no quería saber nada de conversaciones con Maduro.

Ahora la historia es diferente. El secretario de Estado, Mike Pompeo, en sintonía con el asesor de Seguridad Nacional y sustituto de John BoltonRobert O’Brien, presentó un plan para encontrar una “rápida transición negociada” entre las “autoridades venezolanas”. Es decir, entre Guaidó y Maduro.

– La transición de EEUU desembocaría en elecciones generales (presidenciales y parlamentarias) en 2020.

– Se conformaría un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE).

– Y un nuevo Tribunal Supremo de Justicia.

– Los comicios contarían con observadores de la comunidad internacional.

– Y la participación de todos los actores políticos. Incluso de aquellos que hoy están presos y en el exilio.

Como apuntó Benedicte Bull, las condiciones planteadas por EEUU son parecidas a las que arribaron Guaidó y Maduro en las conversaciones de Noruega.

– Es interesante que Estados Unidos haya cambiado su posición, aunque digan que no. Si las dos partes [Guaidó y Maduro] muestran voluntad para iniciar un diálogo con estos puntos como base, veo probable que Noruega ofrezca nuevamente sus servicios como mediador. En el caso de que suceda, será otro juego distinto al del verano pasado, declaró a este diario.

– ¿Es positiva esta nueva actitud de Estados Unidos?

– Es muy interesante el cambio de tono. Aunque ahora parece difícil que sea el momento de empezar unas negociaciones, pero sí que me parece positivo que los Estados Unidos quieran dar su apoyo a una transición negociada y democrática.

– ¿Y qué le parece el golpe contra la Asamblea Nacional y Juan Guaidó?

– Lo que ocurrió en el Parlamento es algo inédito. Bloquear a Guaidó y sus seguidores obviamente es una violación a los derechos democráticos.

Benedicte Bull recuerda que el gobierno de Noruega “criticó fuertemente el bloqueo” de Maduro. Y así fue: “Noruega desaprueba firmemente los acontecimientos del 5 de enero cuando la Asamblea Nacional de Venezuela eligió su directiva. Las autoridades deben garantizar que la Asamblea Nacional legítima y elegida democráticamente pueda cumplir su mandato constitucional”, dijo la ministra de Relaciones Exteriores, Ine Eriksen Søreide.

La condiciones que presentó Guaidó en Barbados:

– Conformación de un gobierno de unidad nacional.

– Normalización parlamentaria del chavismo.

– Un nuevo CNE.

– Garantías para todos los contendientes políticos

Con estas palabras se entiende que Noruega tampoco reconoce a Luis Parra, el diputado que colocó Nicolás Maduro como presidente de la Asamblea Nacional.

Con Maduro atentando contra los diputados de Juan Guaidó, y este convocando movilizaciones en contra del régimen, no parece el escenario idóneo para gestar una negociación. De ahí las dificultades de las que habla Benedicte Bull, quien, a pesar de todo, se declara “optimista” gracias al nuevo rol de EEUU.

Cabe recordar que el miércoles 6 de agosto de 2019 se iba a celebrar la sexta ronda de negociaciones. El equipo de Guaidó esperaba en Barbados, pero en el último momento, el régimen de Maduro los dejó plantados. Su excusa fue la orden ejecutiva que emitió el presidente Trump contra los negocios del régimen en Estados Unidos. En aquellos momentos Washington contemplaba una estrategia de máxima presión, y despreciaba cualquier negociación.

“La única negociación con Maduro es la de saber qué avión va a tomar”, declaró entonces John Bolton, todavía asesor de Seguridad Nacional de Trump. Lo despidieron en septiembre.

Estas palabras de Bolton son el perfecto resumen de cómo fue la política de EEUU hacia Maduro el pasado verano. Una estrategia fallida, porque como reconoció el enviado especial para Venezuela de Trump, Elliott Abrams, “subestimaron el apoyo de Rusia y Cuba al régimen”.

¿Entrará Noruega de nuevo en escena?

Soy Venezuela: Proponemos no retomar por vías secretas las negociaciones de Oslo o Barbados por Roy Andazol – La Patilla – 19 de Noviembre 2019

Representates de Soy Venezuela se pronuncian al país. Imagen cortesía.
Representates de Soy Venezuela se pronuncian al país. 

La alianza Soy Venezuela que conforman varios factores políticos y sociales en oposición al régimen de Nicolás Maduro Moros y a la denominada Revolución bolivariana, denunciaron este martes las pretensiones de un sector de la vida política del país que busca seguir dialogando mientras los venezolanos padecen el sufrimiento debido a la crisis humanitaria.

Solicitaron la reactivación del artículo 350, que prevé que el pueblo venezolano fiel a su tradición republicana y a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, “desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos”.

Asimismo, solicitó la negativa a encuentros de diálogos secretos para tratar la situación del país, que no ha llevado a nada en concreto.

“Proponemos no retomar por vías secretas las negociaciones de Oslo o Barbados o cualquiera otra”.

Del mismo modo, Perkins Rocha, exmagistrado del país, añadió que se debe “recuperar el espíritu de la ruta establecida en el Estatuto para la Transición que aprobamos por unanimidad”, debido a que de allí parte la verdadera unidad.

“Hay que unirnos en función a un Consejo Ejecutivo para el cese de la usurpación”.

Noruega tantea en Washington reactivar la negociación entre Guaidó y Maduro por Juan Carlos Zapata – ALnavío – 16 de Octubre 2019

La mediación noruega se mueve para Washington. Y para Washington se mueve al menos uno de los miembros del equipo de Juan Guaidó que llevaba la negociación con Nicolás Maduro. Decimos llevaba porque aún no se reactiva. Noruega anda en fase exploratoria. Tanteando el terreno. Otra vez.
Noruega comienza las exploraciones con el equipo de Guaidó / Foto: @jguaido
Noruega comienza las exploraciones con el equipo de Guaidó / Foto: @jguaido

En Washington comenzarán las exploraciones. En las próximas horas. Noruega busca reactivar la negociación entre Juan Guaidó y Nicolás Maduro. Las negociaciones llevan semanas interrumpidas. Parece un siglo. Y no ha habido intento firme de que se reactiven. Un miembro del equipo de Guaidó dijo al diario ALnavío que el equipo de Maduro no ha comunicado la decisión de regresar a la mesa. Pero siguen a la espera.

Noruega comienza las exploraciones con el equipo de Guaidó. Al menos con uno de los miembros. Pero en Washington hay más representantes políticos de Guaidó. Y está la Casa Blanca, y el Departamento de Estado, y el Congreso. Es el centro de poder. El escenario para otras consultas. Como el de las sanciones. El equipo de Guaidó se lo ha dejado en claro al equipo de Maduro. Sólo con un acuerdo sellado, al menos en el punto de las elecciones libres con todas las garantías, se podía ir a Washington a plantearle a Estados Unidos el problema.

Lo que se sabe ahora es que la mediación noruega ha viajado a Washington. No se trata de la reanudación del proceso. Es una nueva fase exploratoria. Para medir en qué condiciones se encuentran las partes. Por lo menos en la capital de los Estados Unidos medirán los ánimos de la parte de Guaidó. Se supone que harán lo propio con el equipo de Maduro. ¿En Caracas?

A Maduro Rusia le dijo a finales de septiembre que volviera a la mesa. Y Maduro al regreso del encuentro que sostuviera en Moscú con el presidente Vladímir Putin, dijo que estaba listo para retomar la negociación. Lo mismo ha dicho Guaidó. Pero este ha manifestado que hay una propuesta sobre la mesa. Que su equipo dejó una propuesta sobre la mesa. Elecciones libres, Consejo de Estado, reinstitucionalización de los poderes públicos. Pero Maduro, esgrimiendo el tema de las sanciones, rompió la negociación para montarse en un segundo diálogo con un grupo minoritario de la oposición. Firmó un acuerdo. ¿Y qué es de la vida de ese acuerdo? Ni siquiera en el punto de la liberación de los presos políticos, Maduro ha cumplido. Hace semanas que se amenaza con la liberación de al menos 60 presos políticos.

Noruega comienza las exploraciones con el equipo de Guaidó. Al menos con uno de los miembros. Pero en Washington hay más representantes políticos de Guaidó. Y está la Casa Blanca, y el Departamento de Estado, y el Congreso. Es el centro de poder. El escenario para otras consultas. Como el de las sanciones. El equipo de Guaidó se lo ha dejado en claro al equipo de Maduro. Sólo con un acuerdo sellado, al menos en el punto de las elecciones libres con todas las garantías, se podía ir a Washington a plantearle a Estados Unidos el problema.

¿Desde que se rompieron las negociaciones qué ha cambiado? El regreso del partido chavista, el PSUV, a la Asamblea Nacional. Allí se han planteado debates. Como el de la reinstitucionalización del país y la necesidad de llegar a acuerdos para evitar que la tragedia llegue a más en Venezuela y desemboque en un golpe de Estado.

Pero también ha cambiado el escenario internacional. Antes había pasado la derrota de Mauricio Macri en Argentina. Pasó luego el error de Iván Duque en la ONU con las fotos equivocadas del informe que demostraría la vinculación del régimen de Maduro con el terrorismo, con los grupos armados que operan entre Colombia y Venezuela. Pasó la crisis institucional en Perú, la disputa entre el Ejecutivo y el Congreso. Pasó que Ecuador entró en crisis. El paquete de reformas económicas de Lenín Moreno desató una ola de protestas que lo llevaron a negociar y retroceder y ahora es un gobierno menos fuerte que antes. Estos ejemplos no favorecen a Guaidó. Porque buena parte de los aliados se encuentran ocupados en sus propios problemas. De paso, el canciller de Chile acaba de declarar que Guaidó debe ser más flexible. Más pragmático.

Por su parte, Maduro sigue en el poder. El régimen y sus figuras, más sancionados que nunca, igual que Cuba y Nicaragua, pero se mantienen de pie. Y Rusia jugando a fondo en Cuba y también con Maduro. Maduro fue a Moscú y Dmitry Medvedev a La Habana. La crisis de Ecuador y la situación de Argentina le han brindado un aire al chavismo mundial, que arremete contra el FMI, al que acusan del responsable de ambas crisis. Pero Putin también reconoció a la Asamblea Nacional que preside Guaidó.

En el equipo de Guaidó la posición se mantiene. “Como resultado del proceso, presentamos una propuesta concreta que representa una solución para poner fin al sufrimiento de los venezolanos.

Es una propuesta en positivo para superar la crisis y evitar la catástrofe social hacia la que se enrumba el país.

Consiste en restaurar la democracia como única manera de generar la confianza que se requiere para que vengan al país los recursos económicos que se requieren. Los componentes de la propuesta son: Separación del cargo tanto de Juan Guaidó como de Nicolás Maduro. Consejo de Estado con la participación de la Fuerza Armada, conformación paritaria y una cabeza independiente para dirigir la transición. Equilibrio de Poderes. Elección Presidencial en condiciones observables y verificables. Esta es una propuesta que debe servir al país, a ellos y nosotros. Sólo nos sentamos si nos responden a la propuesta”. La Asamblea Nacional aprobó el primero de octubre un acuerdo ratificando la ruta planteada en la mesa de negociación.

Sin embargo, la respuesta por parte de Maduro no llega. Y es por ello que Noruega intenta esta fase exploratoria. Los noruegos han dicho: Las partes vuelven cuando lo consideren conveniente y estén preparados para avanzar.

A %d blogueros les gusta esto: