elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Noruega

En Noruega dicen que el apoyo de EEUU a una negociación entre Guaidó y Maduro cambia el juego político por Daniel Gómez – ALnavío – 14 de Enero 2020

La transición negociada que pide EEUU en Venezuela sigue los mismos puntos que dejó sobre la mesa el equipo de Juan Guaidó en Barbados. Aquellas conversaciones se frustraron por las excusas de Nicolás Maduro, pero también porque Washington rechazó los esfuerzos de Noruega. Ahora el escenario es diferente. Y desde Oslo expresan optimismo.

Maduro abandonó la negociación con Guaidó en Barbados / Foto: Canva WC
Maduro abandonó la negociación con Guaidó en Barbados / Foto: Canva WC

Benedicte Bull, profesora en la Academia de Gobernanza Global de Oslo y directora de la Red Noruega de Investigación sobre Latinoamérica, dice en entrevista con el diario ALnavío que si Estados Unidos apoya una negociación entre Juan Guaidó Nicolás Maduro “será otro juego distinto al del verano pasado”.

La experta se refiere al mecanismo de Oslo. A la frustrada negociación entre Guaidó y Maduro facilitada por Noruega entre mayo y agosto de 2019. Un momento en el que el gobierno de Donald Trump no quería saber nada de conversaciones con Maduro.

Ahora la historia es diferente. El secretario de Estado, Mike Pompeo, en sintonía con el asesor de Seguridad Nacional y sustituto de John BoltonRobert O’Brien, presentó un plan para encontrar una “rápida transición negociada” entre las “autoridades venezolanas”. Es decir, entre Guaidó y Maduro.

– La transición de EEUU desembocaría en elecciones generales (presidenciales y parlamentarias) en 2020.

– Se conformaría un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE).

– Y un nuevo Tribunal Supremo de Justicia.

– Los comicios contarían con observadores de la comunidad internacional.

– Y la participación de todos los actores políticos. Incluso de aquellos que hoy están presos y en el exilio.

Como apuntó Benedicte Bull, las condiciones planteadas por EEUU son parecidas a las que arribaron Guaidó y Maduro en las conversaciones de Noruega.

– Es interesante que Estados Unidos haya cambiado su posición, aunque digan que no. Si las dos partes [Guaidó y Maduro] muestran voluntad para iniciar un diálogo con estos puntos como base, veo probable que Noruega ofrezca nuevamente sus servicios como mediador. En el caso de que suceda, será otro juego distinto al del verano pasado, declaró a este diario.

– ¿Es positiva esta nueva actitud de Estados Unidos?

– Es muy interesante el cambio de tono. Aunque ahora parece difícil que sea el momento de empezar unas negociaciones, pero sí que me parece positivo que los Estados Unidos quieran dar su apoyo a una transición negociada y democrática.

– ¿Y qué le parece el golpe contra la Asamblea Nacional y Juan Guaidó?

– Lo que ocurrió en el Parlamento es algo inédito. Bloquear a Guaidó y sus seguidores obviamente es una violación a los derechos democráticos.

Benedicte Bull recuerda que el gobierno de Noruega “criticó fuertemente el bloqueo” de Maduro. Y así fue: “Noruega desaprueba firmemente los acontecimientos del 5 de enero cuando la Asamblea Nacional de Venezuela eligió su directiva. Las autoridades deben garantizar que la Asamblea Nacional legítima y elegida democráticamente pueda cumplir su mandato constitucional”, dijo la ministra de Relaciones Exteriores, Ine Eriksen Søreide.

La condiciones que presentó Guaidó en Barbados:

– Conformación de un gobierno de unidad nacional.

– Normalización parlamentaria del chavismo.

– Un nuevo CNE.

– Garantías para todos los contendientes políticos

Con estas palabras se entiende que Noruega tampoco reconoce a Luis Parra, el diputado que colocó Nicolás Maduro como presidente de la Asamblea Nacional.

Con Maduro atentando contra los diputados de Juan Guaidó, y este convocando movilizaciones en contra del régimen, no parece el escenario idóneo para gestar una negociación. De ahí las dificultades de las que habla Benedicte Bull, quien, a pesar de todo, se declara “optimista” gracias al nuevo rol de EEUU.

Cabe recordar que el miércoles 6 de agosto de 2019 se iba a celebrar la sexta ronda de negociaciones. El equipo de Guaidó esperaba en Barbados, pero en el último momento, el régimen de Maduro los dejó plantados. Su excusa fue la orden ejecutiva que emitió el presidente Trump contra los negocios del régimen en Estados Unidos. En aquellos momentos Washington contemplaba una estrategia de máxima presión, y despreciaba cualquier negociación.

“La única negociación con Maduro es la de saber qué avión va a tomar”, declaró entonces John Bolton, todavía asesor de Seguridad Nacional de Trump. Lo despidieron en septiembre.

Estas palabras de Bolton son el perfecto resumen de cómo fue la política de EEUU hacia Maduro el pasado verano. Una estrategia fallida, porque como reconoció el enviado especial para Venezuela de Trump, Elliott Abrams, “subestimaron el apoyo de Rusia y Cuba al régimen”.

¿Entrará Noruega de nuevo en escena?

Soy Venezuela: Proponemos no retomar por vías secretas las negociaciones de Oslo o Barbados por Roy Andazol – La Patilla – 19 de Noviembre 2019

Representates de Soy Venezuela se pronuncian al país. Imagen cortesía.
Representates de Soy Venezuela se pronuncian al país. 

La alianza Soy Venezuela que conforman varios factores políticos y sociales en oposición al régimen de Nicolás Maduro Moros y a la denominada Revolución bolivariana, denunciaron este martes las pretensiones de un sector de la vida política del país que busca seguir dialogando mientras los venezolanos padecen el sufrimiento debido a la crisis humanitaria.

Solicitaron la reactivación del artículo 350, que prevé que el pueblo venezolano fiel a su tradición republicana y a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, “desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos”.

Asimismo, solicitó la negativa a encuentros de diálogos secretos para tratar la situación del país, que no ha llevado a nada en concreto.

“Proponemos no retomar por vías secretas las negociaciones de Oslo o Barbados o cualquiera otra”.

Del mismo modo, Perkins Rocha, exmagistrado del país, añadió que se debe “recuperar el espíritu de la ruta establecida en el Estatuto para la Transición que aprobamos por unanimidad”, debido a que de allí parte la verdadera unidad.

“Hay que unirnos en función a un Consejo Ejecutivo para el cese de la usurpación”.

Noruega tantea en Washington reactivar la negociación entre Guaidó y Maduro por Juan Carlos Zapata – ALnavío – 16 de Octubre 2019

La mediación noruega se mueve para Washington. Y para Washington se mueve al menos uno de los miembros del equipo de Juan Guaidó que llevaba la negociación con Nicolás Maduro. Decimos llevaba porque aún no se reactiva. Noruega anda en fase exploratoria. Tanteando el terreno. Otra vez.
Noruega comienza las exploraciones con el equipo de Guaidó / Foto: @jguaido
Noruega comienza las exploraciones con el equipo de Guaidó / Foto: @jguaido

En Washington comenzarán las exploraciones. En las próximas horas. Noruega busca reactivar la negociación entre Juan Guaidó y Nicolás Maduro. Las negociaciones llevan semanas interrumpidas. Parece un siglo. Y no ha habido intento firme de que se reactiven. Un miembro del equipo de Guaidó dijo al diario ALnavío que el equipo de Maduro no ha comunicado la decisión de regresar a la mesa. Pero siguen a la espera.

Noruega comienza las exploraciones con el equipo de Guaidó. Al menos con uno de los miembros. Pero en Washington hay más representantes políticos de Guaidó. Y está la Casa Blanca, y el Departamento de Estado, y el Congreso. Es el centro de poder. El escenario para otras consultas. Como el de las sanciones. El equipo de Guaidó se lo ha dejado en claro al equipo de Maduro. Sólo con un acuerdo sellado, al menos en el punto de las elecciones libres con todas las garantías, se podía ir a Washington a plantearle a Estados Unidos el problema.

Lo que se sabe ahora es que la mediación noruega ha viajado a Washington. No se trata de la reanudación del proceso. Es una nueva fase exploratoria. Para medir en qué condiciones se encuentran las partes. Por lo menos en la capital de los Estados Unidos medirán los ánimos de la parte de Guaidó. Se supone que harán lo propio con el equipo de Maduro. ¿En Caracas?

A Maduro Rusia le dijo a finales de septiembre que volviera a la mesa. Y Maduro al regreso del encuentro que sostuviera en Moscú con el presidente Vladímir Putin, dijo que estaba listo para retomar la negociación. Lo mismo ha dicho Guaidó. Pero este ha manifestado que hay una propuesta sobre la mesa. Que su equipo dejó una propuesta sobre la mesa. Elecciones libres, Consejo de Estado, reinstitucionalización de los poderes públicos. Pero Maduro, esgrimiendo el tema de las sanciones, rompió la negociación para montarse en un segundo diálogo con un grupo minoritario de la oposición. Firmó un acuerdo. ¿Y qué es de la vida de ese acuerdo? Ni siquiera en el punto de la liberación de los presos políticos, Maduro ha cumplido. Hace semanas que se amenaza con la liberación de al menos 60 presos políticos.

Noruega comienza las exploraciones con el equipo de Guaidó. Al menos con uno de los miembros. Pero en Washington hay más representantes políticos de Guaidó. Y está la Casa Blanca, y el Departamento de Estado, y el Congreso. Es el centro de poder. El escenario para otras consultas. Como el de las sanciones. El equipo de Guaidó se lo ha dejado en claro al equipo de Maduro. Sólo con un acuerdo sellado, al menos en el punto de las elecciones libres con todas las garantías, se podía ir a Washington a plantearle a Estados Unidos el problema.

¿Desde que se rompieron las negociaciones qué ha cambiado? El regreso del partido chavista, el PSUV, a la Asamblea Nacional. Allí se han planteado debates. Como el de la reinstitucionalización del país y la necesidad de llegar a acuerdos para evitar que la tragedia llegue a más en Venezuela y desemboque en un golpe de Estado.

Pero también ha cambiado el escenario internacional. Antes había pasado la derrota de Mauricio Macri en Argentina. Pasó luego el error de Iván Duque en la ONU con las fotos equivocadas del informe que demostraría la vinculación del régimen de Maduro con el terrorismo, con los grupos armados que operan entre Colombia y Venezuela. Pasó la crisis institucional en Perú, la disputa entre el Ejecutivo y el Congreso. Pasó que Ecuador entró en crisis. El paquete de reformas económicas de Lenín Moreno desató una ola de protestas que lo llevaron a negociar y retroceder y ahora es un gobierno menos fuerte que antes. Estos ejemplos no favorecen a Guaidó. Porque buena parte de los aliados se encuentran ocupados en sus propios problemas. De paso, el canciller de Chile acaba de declarar que Guaidó debe ser más flexible. Más pragmático.

Por su parte, Maduro sigue en el poder. El régimen y sus figuras, más sancionados que nunca, igual que Cuba y Nicaragua, pero se mantienen de pie. Y Rusia jugando a fondo en Cuba y también con Maduro. Maduro fue a Moscú y Dmitry Medvedev a La Habana. La crisis de Ecuador y la situación de Argentina le han brindado un aire al chavismo mundial, que arremete contra el FMI, al que acusan del responsable de ambas crisis. Pero Putin también reconoció a la Asamblea Nacional que preside Guaidó.

En el equipo de Guaidó la posición se mantiene. “Como resultado del proceso, presentamos una propuesta concreta que representa una solución para poner fin al sufrimiento de los venezolanos.

Es una propuesta en positivo para superar la crisis y evitar la catástrofe social hacia la que se enrumba el país.

Consiste en restaurar la democracia como única manera de generar la confianza que se requiere para que vengan al país los recursos económicos que se requieren. Los componentes de la propuesta son: Separación del cargo tanto de Juan Guaidó como de Nicolás Maduro. Consejo de Estado con la participación de la Fuerza Armada, conformación paritaria y una cabeza independiente para dirigir la transición. Equilibrio de Poderes. Elección Presidencial en condiciones observables y verificables. Esta es una propuesta que debe servir al país, a ellos y nosotros. Sólo nos sentamos si nos responden a la propuesta”. La Asamblea Nacional aprobó el primero de octubre un acuerdo ratificando la ruta planteada en la mesa de negociación.

Sin embargo, la respuesta por parte de Maduro no llega. Y es por ello que Noruega intenta esta fase exploratoria. Los noruegos han dicho: Las partes vuelven cuando lo consideren conveniente y estén preparados para avanzar.

Una franja de Gaza en Venezuela: el caballo de Troya de las negociaciones por  Edgar Cherubini – El Nacional – 14 de Septiembre 2019

Como parte de la nueva estrategia de la dictadura tutelada por Cuba, a los pocos días de esa declaración de guerra, Maduro ordenó movilizar tropas hacia los estados Zulia, Táchira, Apure y Amazonas, en la frontera con Colombia para realizar maniobras militares conjuntas, incluyendo a sus organizaciones paramilitares de milicianos y “colectivos”. Para mayor gravedad, el general Padrino, su ministro de la Defensa, ordenó desplegar el sistema de misiles de defensa antiaérea: S-300, que los rusos han instalado en Venezuela, siendo el más avanzado de América Latina y el Caribe. A partir de ahora, los grupos armados de las FARC y el ELN podrán operar en Venezuela con total impunidad, creando una especie de “franja de Gaza” que se extiende a lo largo de la frontera occidental del país, desde la península de la Guajira hasta la frontera con Brasil, haciendo realidad el sueño de Chávez y Fidel: “Venezuela limita en el oeste y al sur con las FARC (Chávez dixit)”.

Para Venezuela y los países de la región se ciernen riesgos inéditos y una espiral de violencia imprevisible. El más peligroso e inminente es el de la precipitación acelerada del país hacia un Estado fallido, al existir el riesgo, si es que ya no ha sucedido, de que los armamentos livianos y portátiles que poseen las FANB terminen en las manos de las organizaciones narcoterroristas, de los paramilitares y escuadrones de exterminio aliados con bandas hamponiles que hacen vida en el territorio venezolano amparadas por el régimen y que en alianza con la narcoguerrilla se han distribuido el territorio nacional para proteger sus negocios criminales.

Ante este nuevo escenario, cualquier persona medianamente informada se pregunta: ¿Por qué Noruega aceptó que Cuba fuera la sede de las negociaciones de paz para Colombia, siendo este país el secular promotor de la subversión en Latinoamérica, el sostenedor de la narcoguerrilla y el que maneja los hilos de la dictadura en Venezuela? ¿Por qué Noruega hizo caso omiso a las denuncias que ubican en Cuba a los terroristas más buscados por Colombia y las agencias de seguridad internacionales? Durante las negociaciones entre el régimen de Maduro y la oposición democrática en las que Noruega es garante, ¿acaso la dictadura no ha arreciado su persecución y violencia contra los opositores, y descaradamente apoya militarmente a la narcoguerrilla, amenazando a Colombia? También nos preguntamos: ¿Es que acaso no fue en las negociaciones en Noruega que la OLP comandada por Arafat utilizó el mismo modelo para ganar tiempo, movilizar y rearmar a sus combatientes, irrespetando el acuerdo y continuar con sus ataques terroristas contra Israel?

Un indicio de dónde comenzar a hilvanar las respuestas lo leemos en el boletín del Gatestone Institute, que publica un trabajo titulado: “Cómo los déspotas interpretan los tratos con Occidente” (Bassam Tawil, “How Despots Interpret Deals with the West”, Gatestone Institute, Septiembre de 2019). Se trata de un breve análisis sobre las tensiones diplomáticas entre Irán, la Unión Europea y Estados Unidos sobre el acuerdo nuclear de 2015 con este país islámico, a raíz de sus amenazas de “borrar del mapa a Israel”. El tema de dicho informe debería sacudir la ingenuidad de los negociadores europeos y de todos aquellos que creen en el diálogo con terroristas, dictadores y déspotas, al evidenciar que los promotores del terrorismo cuando se sientan a negociar lo hacen para ganar tiempo mientras se rearman e incrementan su violencia y perversidad contra las democracias occidentales, interpretando cada gesto de acercamiento y diálogo civilizado como un signo de debilidad.

Una franja de Gaza en Venezuela

Debido a las coincidencias con los conflictos en Venezuela y Colombia, es interesante  revisitar los entretelones del acuerdo de Oslo firmado en 1993 entre Israel y la Organización para la Liberación de Palestina OLP, en la que participó el gobierno de Noruega como garante de los acuerdos.  El informe Gatestone retrata el objetivo de Yasser Arafat al participar en esas conversaciones, ya que la OLP nunca tuvo la intención de apartarse del terrorismo contra el Estado judío. Bassam Tawil comenta que un oficial de la OLP describió los diálogos de Oslo como un «caballo de Troya” y que, mientras avanzaban las conversaciones, Arafat tenía como objetivo “convertir el Acuerdo de Oslo en una maldición para Israel”, aprovechando ese tiempo para rearmarse y movilizar combatientes a zonas estratégicas. Sobre esto último cita el registro de la conversación con Arafat de otro oficial de la OLP, en la que el líder Palestino le expresó: “Por Allah, los volveré locos [a los judíos]. Por Alá, convertiré este acuerdo en una maldición para ellos. Por Allah, tal vez no en mi vida, pero tú vivirás para ver cómo los judíos huyen de Palestina. Ten un poco de paciencia”.

En 2000, Arafat pateó otra de las mesas de negociación y acuerdos en Camp David, lanzando una ola de terrorismo contra Israel, la famosa «Intifada», pese a que había recibido la oferta de Ehud Barak de “establecer un Estado palestino desmilitarizado en el 92% de Cisjordania y el 100% de la Franja de Gaza y el establecimiento de la futura Capital palestina en el este de Jerusalén, siendo rechazada por los palestinos sin siquiera una contraoferta. La OLP y Yasser Arafat, arremetieron con una campaña sin precedentes de atentados suicidas y actos terroristas cobrando la vida de miles de israelíes”. Israel nuevamente pagó un alto precio por una mesa de diálogo que se suponía debía promover la paz y la estabilidad en Medio Oriente, donde se trató la retirada israelí de la franja de Gaza, pero fue utilizado por la propaganda palestina como un signo de debilidad y retirada. Desde entonces, los palestinos no han cesado de disparar cohetes y perpetrar atentados contra Israel exclamando que los habían obligado a huir de Gaza.

Yo añadiría que ni a Hamas ni a la Autoridad Palestina les interesa la creación de un Estado Palestino, pues  eso significaría establecer y respetar las reglas de juego de la comunidad internacional y traicionar su juramento de jamás reconocer la existencia del Estado judío y de no cesar de luchar por su aniquilación.

Salvando las distancias, pienso que este complejo escenario geopolítico del Medio Oriente se refleja en Venezuela en variadas similitudes. Para resumir, en relación con Colombia, podemos decir que los acuerdos de Paz manejados por Noruega y Cuba solo han servido para que los criminales de la narcoguerrilla agrupados dentro del partido político FARC, ocuparan curules en el Congreso y ahora gocen de total impunidad, mientras su ala militar se reagrupaba y empoderaba en el santuario chavista. En cuanto a Venezuela, la comunidad internacional ha tratado de restaurar la democracia a través de las negociaciones promovidas igualmente por Noruega (…y Cuba), pero hasta la fecha, el chavismo no ha negociado, ya que con cada “diálogo” solo ha ganado tiempo, ha agudizado más la crisis en el país y ha incrementado la violencia y perversidad de su feroz dictadura, como si hubiera copiado a pie juntillas el modelo de negociación OLP-Arafat. Pero esto se complica debido a la reciente declaración de guerra de la narcoguerrila ubicada en Venezuela bajo la protección del régimen de Maduro y su cúpula militar, que han creado una inviolable franja de seguridad para los terroristas y la narcoguerrilla a lo largo de la frontera con Colombia y Brasil.

Pensando en voz alta, finalmente me pregunto: ¿es una coincidencia que Noruega sirva de facilitador y garante de acuerdos que no se cumplen, sino que por lo contrario son utilizados como “caballos de Troya” por los terroristas?

A %d blogueros les gusta esto: