elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Nicolás Maduro

Maduro, único dirigente mundial que sale en apoyo del independentismo – El País – 18 de Septiembre 2017

El mandatario venezolano critica la “represión que ha ordenado contra el pueblo catalán” el presidente español

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, criticó este domingo al jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, por su actitud ante el referéndum ilegal en Cataluña, e insinuó que actúa como un “dictador” al no permitir que los catalanes se expresen a través de una consulta popular.

“Desde Venezuela pedimos respeto al pueblo de Cataluña. (…) ¿Quién actúa como dictador? ¿Maduro, que permitió una consulta ilegal [plebiscito opositor], la protegió y le dio amplias libertades? ¿O Mariano Rajoy, que no quiere que el pueblo de Cataluña diga su palabra?”, se preguntó el mandatario venezolano.

Maduro, quien sostuvo que “no se mete” en asuntos internos de otros países, sugirió que la salida a este “rollo” es “el diálogo, la diplomacia, el entendimiento” y “el respeto al pueblo de Cataluña por parte de los Gobiernos oligárquicos”.

“Tremendo rollo hay con el tema de Cataluña y la represión que ha ordenado contra el pueblo catalán el presidente Mariano Rajoy. (…) No me voy a meter en estos asuntos, pero hay que ver la doble moral”, señaló Maduro, que participaba en Caracas en un acto con movimientos sociales por la paz en Venezuela.

Maduro ha criticado en varias oportunidades la posición del jefe del Gobierno español, quien, a su vez, ha expresado su apoyo público a la oposición de Venezuela.

Heinz Dieterich: “Venezuela está a un paso del abismo” por Andrea Sosa Cabrios y Denis Düttmann – Clarin – 15 de Septiembre 2017

El prestigioso sociólogo alemán, ex asesor de Hugo Chávez, señala que el gobierno de Nicolás Maduro es hoy una dictadura socialdemócrata. Pero que se está acercando a una dictadura militar.

 

SJJa-sF9b_930x525.jpg

El sociólogo alemán Heinz Dieterich conserva una boina roja que le regaló Hugo Chávez en 1999. Eran tiempos de cercanía entre el impulsor del “socialismo del siglo XXI” y el entonces presidente venezolano, que adoptó esa idea como impronta. La boina dedicada a Mirna, su pareja, luce intacta en su departamento de Ciudad de México, donde vive desde 1976. La amistad con Chávez, en cambio, se resquebrajó a partir de 2005, cuando Dieterich dijo que en Venezuela en realidad no había socialismo en el sentido histórico del término. A Chávez le molestó. Hoy Dieterich, de 74 años, es duro crítico del presidente Nicolás Maduro, al que considera una “mala imitación” de Chávez, y vaticina para el país un “desenlace catastrófico”.

– ¿Cómo describe lo que está pasando ahora en Venezuela?

-Con la decisión de estrangulamiento financiero de Donald Trump, la situación se acerca a un desenlace catastrófico. Siendo Estados Unidos el centro financiero del mundo, la medida de Trump tiene impactos mucho más allá de la simple posibilidad de contraer nueva deuda vía nuevos bonos. Todas las corporaciones privadas se orientan en lo que hace no sólo Wall Street sino el Tesoro de Estados Unidos. Ni China ni Rusia tienen una logística mundial comparable. Esto es un regreso a los años 60, a la Guerra Fría. Es lo que pasó con el bloqueo de Cuba: o estás con nosotros o eres nuestro enemigo. Maduro y su tropa no entendieron que tenían que buscar la solución negociada. Leer más de esta entrada

Carta abierta a Nicolas Maduro – Anonimo – 10 de Septiembre 2017

Sr. Presidente Circunstancial:
Con todo comedimiento le solicito que antes de insultarnos respire hondo, se calme, piense y recuerde que fue elegido para que sea nuestro representante y no nuestro represor. Nosotros somos sus mandantes y merecemos respeto. No lo elegimos para que nos diera algo, ni pequeñas ni grandes cosas, que de eso nos ocupamos cada quien; peor insultos, diatribas, escándalos y contratiempos que usted se empeña en darnos a semana seguida y cada vez que habla.
En mi propio nombre y en nombre de millones de compatriotas que no quieren o no pueden expresarse, le recuerdo que más bien usted nos debe, y mucho: su lujosa vivienda, la buena comida diaria a la carta elaborada por un chef belga, los honorarios de sus médicos de cabecera encargados de tranquilizarlo, sus autos blindados último modelo, el avión fastuoso fabricado especialmente para que viaje cómodo, sus vuelos al exterior para visitar a sus camaradas, su buen ropero, su gran sueldo, viáticos y gastos de representación (aunque nos representa mal), sus guardias de seguridad para que nadie le saque la lengua, peor la billetera. En fin. Lo cierto es que, gracias a nosotros, usted, sin necesidad de heredar ni trabajar, ha pasado de chiro a magnate… ¡y encima de esto nos insulta!
También le recordamos que la Patria que tenemos no nos la dieron Alfaro, Montalvo, Espejo y Olmedo, solamente. Peor usted que aún no ha inventado ni creado nada más que contrariedades y rémoras. Nuestra Patria tampoco nos la dio Bolívar ni Sucre, menos el pardo Chávez, o el tirano Fidel, ni los asesinos alias “El Che” y “Marulanda”.
Insisto y le pido que entienda: esta mi Patria Linda la construyeron nuestros padres, abuelos, bisabuelos, tatarabuelos, chusabuelos… Y ahora también la edificamos todos nosotros. Y esta labor será continuada por nuestros hijos, y los hijos de sus hijos, eternamente. Pues no todos somos parásitos como los esbirros y lacayos que le rodean a usted.
La presente no tiene lugar ni fecha de remisión. Ello obedece a que cada frase, cada párrafo, y el mensaje total en si, pueden ser dirigidos a cualquiera de los actuales presidentes y presidentas circunstanciales obscurantistas y socialistas del siglo XXI de Latinoamérica, y a todos los que en el futuro se les parezcan. Pues, las malas hierbas y los malos gobernantes vuelven a brotar al menor descuido.
Atentamente.
EL 80%DEL PUEBLO VENEZOLANO

Bajo amenaza de destitución, Maduro ordena a gobernadores que sean electos a someterse a la constituyente cubana – La Patilla – 7 de Septiembre 2017

Maduro.jpg

El presidente Nicolás Maduro, expresó este jueves que los gobernadores electos en los próximos comicios regionales deben subordinarse a la Asamblea Nacional Constituyente.

“Imposible que asuma un gobernador sin que acepte por adelantado los resultados, todos tienen que subordinarse al poder constituyente o serán destituidos (…) La democracia y libertad reina en Venezuela”, manifestó.

Consideró que su principal motivación para convocar la ANC es conseguir “la paz económica”.

“Convoqué la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) para restablecer la paz ciudadana y la paz política, e iniciar el camino para consolidar con bases sólidas la paz social y construir la paz económica”, indicó el Jefe de Estado.

Se tiene previsto que dará anuncios importantes medidas económicas importantes durante la sesión de la fraudulenta asamblea nacional constituyente (ANC) el día de hoy.

Esta será la segunda oportunidad en la que el presidente acuda a la ANC, dado que el pasado 10 de Agosto, el mandatario asistió para reconocer a esta instancia.

 

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU anunció que Nicolás Maduro no intervendrá en la sesión en Ginebra

El portavoz de la institución afirmó que el dictador de Venezuela no estará presente la próxima semana en Suiza. “Está previsto que el canciller Arreaza lo haga en su lugar”, indicó

El presidente venezolano Nicolás Maduro no intervendrá en la apertura de la 36ª sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, cuando su país atraviesa una grave crisis política, económica e institucional.

“El presidente Maduro no va a intervenir en el Consejo de Derechos Humanos. Está previsto que el ministro [canciller] Arreaza Montserrat lo haga en su lugar”, indicó un portavoz de la institución en una nota enviada a los medios, sin más explicaciones.

Maduro había anunciado el lunes su venida el 11 de septiembre a Ginebra. La anulación de su visita se produce pocas horas después de ese anuncio. Tenía previsto dirigirse a los representantes de los 47 Estados miembros del Consejo, tal como lo hizo ya en noviembre de 2015.

El jefe de Estado venezolano, que acudió entonces acompañado por su esposa, denunció ante la ONU el “acoso permanente” que sufre su país, y exigió “el máximo respeto”.

Venezuela formará parte hasta 2018 del Consejo de Derechos Humanos, cuyos miembros son elegidos por la Asamblea General de la ONU.

Está previsto que el canciller Arreaza lo haga en su lugar
El país está sumido desde abril en manifestaciones contra el gobierno de Maduro, que han causado 125 muertos. Más de 5.000 personas han sido detenidas, según la ONG Foro Penal.

La crisis política venezolana se agravó con la elección de una asamblea constituyente controlada por el ejecutivo, dotada de poderes casi ilimitados y que se arrogó las prerrogativas del parlamento actual, en manos de la oposición.

 

El round de Maduro por Tomás Straka – Nueva Sociedad – Septiembre 2017

En la larga pelea venezolana siempre puede suceder lo impensable. Maduro acaba de ganarle un round a la oposición.

PKcoHhc-V9Va.jpg
A un mes de la elección de la Asamblea Nacional Constituyente, dos situaciones resaltan en la coyuntura crítica de Venezuela: la práctica desaparición de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) de la escena política y el carácter cada vez más internacional de la crisis. Aunque lo primero no significa que la alianza de partidos opositores haya dejado de actuar en otros planos, ni que sea imposible su eventual retorno a la palestra, el enfriamiento de la calle y la forma en que los magistrados del Tribunal Supremo nombrados por el parlamento opositor han tenido que irse al exilio –así como lo han hecho la fiscal Luisa Ortega Díaz y algunos de los principales alcaldes opositores– parecen inclinar la balanza hacia el gobierno. De momento, Nicolás Maduro controló la situación y puede anotarse el último round como un punto a favor. Lo cual lleva a la segunda situación: sin grandes desafíos para seguir con su proyecto dentro del país, si algo parece inquietarlo en este momento es la presión exterior, con todo lo que ella suele tener de lenta y acomodaticia.

Este panorama parecía imposible cuando el 16 de julio la alianza opositora logró movilizar a siete millones y medio de personas para que expresaran su rechazo a la convocatoria a la Constituyente. Una manifestación de ese tamaño, dos paros más o menos exitosos y el apoyo de más de 40 gobiernos del mundo parecían darle a la MUD buenas herramientas para, al menos, empujar una negociación en mejores condiciones que las planteadas por Maduro. A ello hay que sumarle que el 30 de julio la afluencia de votantes fue mucho menor que la de 15 días antes: según diversos observadores, habría tenido entre dos y cinco millones y medio de participantes. Aunque el Consejo Nacional Electoral anunció que fueron ocho millones, a los dos días los representantes de Smartmatic, la empresa encargada de la transmisión de los votos, denunciaron que hubo manipulación. Sin embargo, lo ocurrido desde entonces ha sido justo lo contrario de lo que hubiera podido esperarse: la Constituyente se instaló sin grandes resistencias.

Es muy pronto para saber qué fue exactamente lo que pasó, sobre todo porque es un proceso en desarrollo que puede cambiar en cualquier momento. Pero dos cosas parecen estar claras: las movilizaciones y la presión internacional no lograron romper el bloque gubernamental, ni la oposición sabía bien qué hacer ante esa eventualidad. Defecciones como las de Ortega Díaz no se generalizaron y en general el «chavismo opositor» no ha atraído el favor de la población chavista que no apoya a Maduro y que en la actualidad carece de liderazgo visible. Con respecto a lo segundo, salvo que en el futuro, cercano o lejano, se demuestre otra cosa, la MUD no parecía tener algo preparado en el caso de la Constituyente fuera –como en efecto lo fue– finalmente convocada. Se le pidió a la gente que lo diera todo para evitarla, pintándole un armagedón si eso no se lograba. No se logró y, comprensiblemente, cundió el desánimo. Ni en la rueda de prensa que dio el 30 de julio, ni en el acto en el que se presentaron juntos líderes opositores y chavistas disidentes el 5 de agosto, se hicieron declaraciones que indicaran un camino claro a seguir. Por el contrario, el anuncio de que participaría en los comicios regionales de diciembre confundió más a sus seguidores: después de declarar ilegítimo al gobierno y al ente comicial, y de proclamar que lo ocurrido el 30 de julio fue un fraude, participar en las elecciones organizadas por ese mismo gobierno y esa autoridad electoral ha sido visto, como mínimo, como un tácito reconocimiento a ambos, como una rendición. La decisión está respaldada por argumentos tan poderosos como los de no dejarles libres todos los espacios, pero al menos requiere de un mejor tratamiento político.

Por último, el surgimiento de un movimiento insurreccional armado, cuyo debut fue el espectacular asalto al Fuerte Paramacay, en Valencia, uno de los más poderosos de Venezuela, también el 5 de agosto, pareció desvanecerse con la rápida captura de sus líderes. Hasta el momento no ha vuelto a oírse de otra acción similar. Ante este panorama, la siempre útil teoría leninista de la toma del poder nos explica bien por qué Maduro sigue en el palacio de Miraflores: no hay condiciones objetivas para sacarlo de allí –porque aún puede controlar la situación– ni las hay subjetivas –porque quienes quieren hacerlo no parecen tener claro el modo, o si lo tienen, no poseen la capacidad para conseguirlo–. Así, el principal logro de las protestas ha sido la deslegitimación internacional del gobierno. Los resultados de las sanciones suelen verse a largo plazo y a veces no se ven nunca. Si Maduro logra controlar el país por un tiempo relativamente largo, es muy probable que, al final, los otros gobiernos que lo siguen reconociendo como presidente (el desconocimiento es a la Constituyente) puedan terminar entendiéndose con él.

Por supuesto, Maduro no tiene un «seguro de vida nuclear», como Kim Jong-un.Y, en términos económicos, es mucho más débil que Irán o Siria. En este sentido, las sanciones impuestas por Estados Unidos han apuntado quirúrgicamente a impactar en la elite gubernamental –con penalidades a varios personeros sobre sus bienes y posibilidades de negocios en EEUU– o a atacar las finanzas del Estado impidiendo que se contrate más deuda en los mercados norteamericanos o que Citgo, la petrolera propiedad de PDVSA que compra la mayor parte del petróleo venezolano que se envía a EEUU, pueda repatriar los capitales. Donald Trump ha dicho que no descarta una «opción militar» en Venezuela. Fue rápidamente desmentido por otros funcionarios y criticado por la región, muchos no ven probable esta alternativa, pero el viaje de Mike Pence a Sudamérica, básicamente para hablar de Venezuela, demuestra que Washington, de no ocurrir otra cosa que concentre su atención, adoptará nuevas medidas. Maduro, por su parte, quiso aprovechar la declaración de Trump para despertar una ola nacionalista, pero hasta el momento logró pocos resultados. Los problemas económicos y su impopularidad lo distancian demasiado del Fidel Castro de los 60.

Bajo presión internacional, sin apoyo popular ni recursos, Maduro ha logrado mantener compacto el bloque gubernamental, mientras la oposición se muestra errática y sus seguidores, abatidos. Los puntos de este round parecen ser suyos. En lo subsiguiente, todo dependerá de la duración de la pelea o de que alguno de los participantes logre el nocaut con el que cada bando lleva muchos años soñando.

Maduro intercambia puestos en el área petrolera por Alfredo Meza – El País – 25 de Agosto 2017

El presidente de Venezuela asegura que de esta manera se prepara ante “la batería de agresiones económicas, energéticas y financieras que se han aprobado en la Casa Blanca”
1503621537_212513_1503624621_noticia_normal_recorte1
El mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, ha anunciado el enésimo enroque en su gabinete. El Ministro de Energía y Petróleo, Nelson Martínez, pasará a ser el presidente de Petróleos de Venezuela, mientras que su antecesor, Eulogio del Pino, estará en la cartera que deja el nuevo líder del negocio medular de la economía venezolana. Los nuevos cargos tendrán vigencia a partir de su publicación en la Gaceta Oficial.

Maduro ha explicado que la decisión pretende “fortalecer los equipos en el campo energético petrolero para la batalla en defensa de los precios del petróleo y avanzar en el proceso de liberación de las amarras imperialistas”. En ese sentido, el gobernante venezolano instruyó a los funcionarios para que amplíen la participación accionaria de los inversionistas chinos, rusos e indios en la Faja Petrolífera del Orinoco, en el suroriente del país, que posee las reservas más grandes del mundo de crudo pesado y extrapesado.

Maduro dice estarse preparando para la posible ampliación de sanciones de Washington, pero al tiempo que resucita el fantasma del intervencionismo yanqui también busca acercarse al gobierno de ese país con los típicos movimientos estratégicos de los políticos de salón. Lo ha dicho en varias ocasiones en las últimas dos semanas. Primero intentó conversar con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien declinó la llamada telefónica con un portazo propio de su personalidad. “El Presidente Trump hablará con el líder venezolano una vez que se restablezca la democracia en ese país”, afirmó la Casa Blanca en un comunicado

El desplante no ha desinflado el empeño de Maduro. La semana pasada afirmó que le escribiría una carta a su homólogo estadounidense para intentar acercar posiciones. Ese esfuerzo por mantener una relación menos tirante con Washington suma desde ayer a otro peón. El portal local Petroguía asegura que la llegada de Nelson Martínez a la presidencia de Pdvsa supone un esfuerzo para evitar que la profundización de las sanciones dificulte las maniobras del régimen para conseguir financiamiento externo. La caída de los precios del petróleo y la merma de la producción han impedido que el régimen financie su disfuncional modelo económico.

“Martínez fue presidente de Citgo (la filial de Pdvsa en Estados Unidos) durante cuatro años. En ese tiempo mantuvo relaciones con Rex Tillerson, entonces máxima autoridad de Exxon Mobil y hoy secretario de Estado. Es un nombramiento estratégico para los intereses del gobierno y una respuesta a las declaraciones del vicepresidente Mike Pence, quien, en reunión con los exiliados venezolanos en Miami, anunció nuevas medidas contra Venezuela”, explica Andrés Rojas Jiménez, jefe de redacción de Petroguía.

El nombramiento parece haber llegado tarde. Trump ha decidido ampliar la orden ejecutiva de marzo de 2015, firmada por su antecesor, Barack Obama, en la que declaraba a Venezuela “como una amenaza inusual y extraordinaria para Estados Unidos”.

Las nuevas sanciones impiden negocios con algunos bonos del sector público y el pago de dividendos al gobierno venezolano. El golpe más bajo quizá sea la prohibición para entidades y ciudadanos de ese país de hacerse con nuevas emisiones de deuda y acciones de Pdvsa. Durante muchos años los distintos gobiernos venezolanos han acudido a la emisión de bonos para financiar sus gastos. El chavismo no fue la excepción incluso con los elevados precios del barril de petróleo durante el gobierno del fallecido comandante presidente Hugo Chávez.

El mundo parece encogérsele a Maduro. Pese a las intensas presiones, el régimen persiste en su apuesta de gobernar solo con instituciones y funcionarios leales. Después de que hace dos semanas el presidente Trump no descartara una operación militar en Venezuela el mandatario ordenó ejercicios militares. Durante la semana la cuenta de Twitter de la Zona de Defensa Marítima e Insular del oriente del país mostró imágenes de lo que llamaron “el alistamiento del pueblo en armas” y de las maniobras para entorpecer la supuesta invasión extranjera. En una de las fotografías más viralizadas se observa a varias embarcaciones de pescadores en el ejercicio de rodear a un supuesto barco enemigo. Alguien escribía en los comentarios al trino que las pequeñas barcazas quedarían sumergidas solo con las olas que ocasionan a su paso los portaviones estadounidenses.

El régimen está consciente de las abismales diferencias entre uno y otro ejército. Pero en sus declaraciones parecen sugerirles a los civiles que acompañan estas maniobras que están a punto de construir una épica personal. El almirante Remigio Ceballos, jefe de las operaciones militares, ha afirmado que se van a sumar millones de personas a los ejercicios que se celebrarán el fin de semana. De estas personas, precisó, unas 900 mil son militares profesionales, milicianos e integrantes de lo que llamó “cuerpos de combatientes organizados”. Todos se inspiran en el ejemplo de Vietnam, el país que derrotó a Estados Unidos en la campaña militar y reunificó al país asiático bajo la égida de un gobierno comunista. La pregunta es si los venezolanos atenderán el llamado de unas fuerzas armadas que, en los estudios de opinión, están entre las tres instituciones más despreciadas por la población.

 

Maduro, el hombre orquesta de Odebrecht en Venezuela por Alfredo Meza – El País – 25 de Agosto 2017

El sucesor de Hugo Chávez y su ‘número dos’, Diosdado Cabello, han sido acusados por el expresidente de la constructora brasileña en el país sudamericano de recibir sobornos
1503621537_212513_1503624621_noticia_normal_recorte1.jpgNicolás Maduro es el personaje central de la trama de Odebrecht en Venezuela. Como canciller de Hugo Chávez, el mandatario venezolano entregó 11 millones de dólares a los publicistas de la última campaña electoral del fallecido presidente, el matrimonio formado por Joao Santana y Mónica Moura. En sus declaraciones a la justicia brasileña la pareja aseguró que Maduro era parte de la operación Lava Jato, la trama de corrupción más grande en América Latina.

La supuesta relación del gobernante con el pago de sobornos de la constructora brasileña a funcionarios e intermediarios en Venezuela se ha conocido por partes. Quizás el señalamiento más contundente proviene del testimonio judicial de Euzenando Azevedo, el presidente de Odebrecht en Venezuela. En julio la prensa local electrónica aseguró que, como parte de la expansión internacional de sus negocios, la empresa financiaba campañas presidenciales. A Maduro le entregaron 35 millones de dólares para que enfrentara como el delfín del chavismo las elecciones sobrevenidas de abril de 2013, que eligieron al sucesor del fallecido Chávez. El dinero lo recibió Américo Mata, el coordinador de su campaña electoral.

Azevedo se acogió a la figura de las “delaciones premiadas” para que la justicia de su país le reduzca la condena. Su testimonio ha sido tan explosivo como el de la ex fiscal general de Venezuela Luisa Ortega Díaz, quien ha escapado del país después de una implacable persecución del régimen y denunció el miércoles en Brasilia al número dos del chavismo, Diosdado Cabello. Siempre según su versión, el poderoso vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) habría recibido unos 100 millones de dólares en coimas, depositadas en la empresa de dos primos en España.

Esa cantidad supera los 98 millones de dólares estimados en principio como contraprestación de Odebrecht a los funcionarios e intermediarios venezolanos que participaron en la adjudicación de las obras. El anuncio se conoció en diciembre cuando estalló el escándalo continental. El Departamento de Justicia aseguró entonces que la constructora brasileña, a través de una oficina especialmente creada para ordenar las coimas, había pagado unos 788 millones de dólares en 11 países a partir de 2001 para asegurarse contratos públicos.

A ese argumento se ha agarrado Cabello para desmentir las acusaciones de Ortega DÍaz, contra quien cargó en su programa de televisión semanal Con el mazo dando. “¿Por qué no lo investigaste cuando fuiste fiscal, mi reina? Ves que quedas muy mal. ¿Pero no ves que pareces loca?”, dijo el también diputado de la Asamblea Nacional Constituyente.

La prensa electrónica venezolana ha venido revelando desde principios de año que Odebrecht, a cambio de los desembolsos, exigía a los políticos que no entorpecieran las obras en desarrollo y facilitaran los permisos para las nuevas adjudicaciones, que siempre fueron otorgadas por el Gobierno central.

No se han precisado montos ni se han enseñado pruebas, pero sí se conocen los nombres de los supuestos políticos beneficiados. Aparte de Cabello, en la lista también están el presidente Nicolás Maduro, el excandidato presidencial Henrique Capriles Radonski, el ministro Elías Jaua, el fallecido gobernador del Estado de Guárico (centro del país), el actual gobernador del Estado de Bolívar, el chavista Francisco Rangel Gómez, los exgobernadores opositores Manuel Rosales, Pablo Pérez y los alcaldes Francisco Garcés, Carlos Ocariz y Antonio Ledezma, este último considerado como un preso político del régimen, y un expresidente del Metro de Los Teques, Farith Fraija.

Capriles ha negado la aludida relación con la trama corrupta de la empresa brasileña y ha pedido que se enseñen las pruebas que lo incriminan. El lunes, en su programa de radio, afirmó que los señalamientos de la prensa local pretendían desprestigiarlo para usarlo “como chivo expiatorio en Venezuela”.

 

 

Los vínculos entre Maduro y Odebrecht que aceleraron la huida de la fiscal rebelde de Venezuela por Jacobo García/Sally Palomino – El País – 20 de Agosto 2017

Horas antes de escapar en lancha por Aruba y llegar a Colombia denunció la corrupción entre el círculo de Maduro y la constructora brasileña
636366269923001711-1
Los últimos meses de su vida han sido de película y de película fue también la huida de Venezuela de la fiscal rebelde Luisa Ortega, declarada enemigo público número uno del régimen de Nicolás Maduro.

La mañana del viernes, a la misma hora que en la ciudad mexicana de Puebla comenzaba una reunión con fiscales de todo el continente en la que estaba prevista la participación de Ortega, ella atravesaba a gran velocidad el mar Caribe para recorrer la distancia existente entre la península venezolana de Paraguaná y la isla de Aruba, a casi 30 kilómetros y tres horas de distancia con buen mar.

Cuando llegó el momento de su intervención, la fiscalía mexicana difundió un audio grabado desde un lugar desconocido en el que Ortega denunciaba los vínculos de corrupción entre el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y su entorno, con la constructora brasileña Odebrecht.

Cuando se difundió el audio, Ortega, fiscal general venezolana hasta hace unas semanas, estaba ya a salvo en Aruba donde se preparaba para tomar un vuelo privado que finalmente la dejó a las 15:30 hora local en el aeropuerto El Dorado de Bogotá, confirmaron autoridades migratorias.

La fiscal que desafió al régimen al oponerse a la Asamblea Constituyente de Maduro aterrizó en Colombia acompañada de su esposo, el diputado oficialista Germán Ferrer y otras dos personas que trabajaban con ella: Gioconda del Carmen González y el fiscal anticorrupción Arturo Vilar.

Ortega: “están muy angustiados porque saben que tenemos el detalle de todas las operaciones y montos”

La situación de Ortega y su marido en Venezuela se había vuelto insostenible desde que fue destituida de su cargo por oponerse a la Constituyente. Además de asaltar sus oficinas y su vivienda, la nueva Asamblea también levantó la inmunidad parlamentaria a su esposo y puso en marcha la maquinaria represiva al pedir que fuera procesado por, supuestamente, formar parte de una red de extorsión que se exigía dinero a delincuentes para evitar que prosperaran las acusaciones.

Con la llegada a Colombia de ambos quedan dos preguntas en el aire ¿huyó o el régimen les abrió la puerta a ella y su marido? ¿Quién organizó el vuelo privado pilotado por dos hombres de nacionalidad colombiana para que llegara a Bogota? Teóricamente, Ortega estaba bajo vigilancia después de que el Gobierno de Nicolás Maduro le prohibiera salir de Venezuela.

A la hora en la que se emite su programa de televisión de la tarde, ya se conocía la huida de Ortega. Pero Maduro, que atacó incluso al director Gustavo Dudamel por criticarlo, no hizo alusión alguna.

Sin embargo, al margen de la cinematográfica escapada, el audio de cinco minutos enviado por Ortega a sus colegas de todo el continente incluía una grave denuncia de quien fuera la mujer más poderosa en el Ministerio Público.

Según reveló Ortega en la grabación, la razón de fondo para la “persecución sistemática” del Gobierno de Maduro hacia ella y su personal de confianza estaría los sobornos de Odebrecht a funcionarios del Gobierno venezolano, dijo a sus colegas.

“Y eso los tiene muy preocupados y angustiados porque saben que tenemos la información y el detalle de todas las operaciones y montos”, afirmó en la grabación difundida durante la Cumbre de Fiscales de América Latina.

“Tenemos el detalle de toda la cooperación, montos y personajes que se enriquecieron y esa investigación involucra al señor Nicolás Maduro y a su entorno”, señaló la mujer más perseguida por el chavismo.

La presencia de Odebrecht en Venezuela no es un tema menor. Durante la etapa de Hugo Chávez Odebrecht se convirtió en la constructora favorita del régimen y en los últimos 20 años ha recibido importantes contratos, coincidiendo con el idilio político entre el entonces presidente de Brasil, Lula da Silva, y el comandante bolivariano.

Según las investigaciones en marcha en Brasil, Venezuela es el segundo país donde la empresa repartió más dinero en sobornos, unos 98 millones de dólares, entre 2006 y 2015, a “funcionarios e intermediarios del Gobierno” para “obtener y retener contratos de obras públicas”.

Actualmente la empresa de Marcelo Odebrecht tiene en marcha 11 importantes proyectos en suelo venezolano entre los cuales se incluyen la línea 5 del Metro de Caracas, la modernización del Aeropuerto de Maiquetía de Caracas, la construcción de una Central Hidroeléctrica, el Metrocable La Dolorita o un puente sobre el Lago de Maracaibo, todos ellos a medio construir.

Sin embargo, las investigaciones emprendidas en Brasil y que han tenido consecuencias en países como Brasil o Peru, donde fue encarcelado los expresidentes Ollanta Humala y Alejandro Toledo o en México- donde el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, tuvo que comparecer ante la Procuraduría, han encontrado un muro de silencio y obstrucción del chavismo que lejos de colaborar persigue a los fiscales que investigación la participación en sobornos.

Según el audio difundido por Ortega 64 fiscales venezolanos especializados en corrupción tienen prohibido salir del país debido al caso Odebrecht. En consecuencia, la exfiscal advirtió a sus colegas que “cualquier información que envíen al Ministerio Público (de Venezuela) servirá para todo lo contrario (…) atentar contra la fuente”, señaló en la grabación.

La exfiscal fue destituida el 5 de agosto de su cargo por la nueva Asamblea Nacional Constituyente, después de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) aprobara el antejuicio de mérito. El parlamentario Pedro Carreño pidió que se investigara a Ortega Díaz por “atentar, lesionar o amenazar la ética pública y la moral administrativa”, según dijo.

El actual fiscal general de Venezuela y uno de los hombres más cercanos a Maduro, Tarek William Saab, puso a Ortega en la diana al acusarla de ser la “autora intelectual” de las muertes y heridos de las últimas semanas. “Me podrán inventar delitos pero defenderé hasta el último aliento la democracia”, se defendió no obstante ante sus colegas latinoamericanos al explicar las razones de fondo de la persecución.

La llegada de Ortega a Colombia coincide con un papel cada vez más activo de los países de América Latina en contra del viraje totalitario de Maduro. En los últimos meses el gobierno colombiano de Juan Manuel Santos pasó de ser uno de los principales valedores de Maduro por su contribución al proceso de paz con la guerrilla de las FARC, a exigir el regreso de la democracia. “Maduro tal vez pensaba que, por ayudarnos en el proceso de paz, nos taparíamos los ojos” escribió recientemente en un artículo publicado en EL PAÍS titulado Lloramos por ti, Venezuela.

Paralelamente, México, el país que encabeza la oposición diplomática a los planes de Maduro de disolver la Asamblea opositora, movió ficha en Cuba, principal aliado de Maduro.

El canciller mexicano Luis Videgaray viajó el viernes a La Habana donde se reunió con su homólogo Bruno Rodríguez para presionar al régimen de la isla con un cambio de actitud hacia su socio bolivariano.

 

A %d blogueros les gusta esto: