elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Nicolás Maduro

Aislamiento y terror a la traición: por qué Nicolás Maduro ya casi no sale de Venezuela por Fernanda Kobelinsky – Infobae – 13 de Octubre 2019

En lo que va de este 2019, sólo visitó de forma exprés Moscú, un aliado estratégico del régimen. Se animó a viajar porque logró poner en marcha un plan para neutralizar por unos días el poder de Diosdado Cabello

Maduro restringió sus viajes internacionales desde el 10 de enero pasado

Maduro restringió sus viajes internacionales desde el 10 de enero pasado
“Maduro es tratado como un apestado desde que comenzó su mandato”, aseguran para Infobae cuando se consulta por qué casi no registra viajes al exterior. Su pasado como canciller de Hugo Chávez, durante casi 6 años, le había dado un recorrido mundial, posibilidades de cara a cara con líderes internacionales, experiencia diplomática… Pero su carnet de viajero frecuente comenzó a debilitarse desde que llegó al poder, y finalmente expiró cuando más de 50 países denunciaron las últimas elecciones como fraudulentas y respaldaron al jefe de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como presidente interino de Venezuela.

De hecho, en lo que va del año sólo visitó Moscú. Lo hizo en un viaje exprés de tres días entre el 24 y el 27 de septiembre pasado, y hasta último momento se especulaba con que iba a suspender la travesía.

Es que eso mismo hizo cuando decidió no viajar a la Asamblea General de la ONU. Hasta horas antes del momento estipulado para el discurso de Venezuela, se decía que podía llegar de manera sorpresiva. Sin embargo, no viajó.

Maduro casi no se anima a salir de territorio venezolano, al menos no de manera oficial. Tiene dos grandes obstáculos para dejar tierra -por ahora- segura: pocos líderes mundiales aceptarían recibirlo y su ausencia podría ser terreno fértil para traiciones. No es casualidad que sólo se haya animado a irse a Moscú luego de cerciorarse de que Diosdado Cabello también estuviera a miles de kilómetros de distancia, en Corea del Norte… Con Cabello en Pyongyang, había un chavista menos en Venezuela en posición de complotar en su contra.

La jugada tenía un doble efecto: Cabello no estaba en Venezuela para aprovechar espacios vacíos y, como bonus track, estaba en un destino tan repudiado mundialmente, la dictadura de Kim Jong-un, que en una misma jugada le sumó desprestigio.

 

Hasta el espacio aéreo internacional presenta peligro

Durante el año pasado Maduro viajó poco, pero viajó. Visitó a los pocos aliados que le quedaban, Turquía, Rusia, China y en diciembre, para la asunción de López Obrador, llegó a México. Pero el 10 de enero de este año todo cambió.

En 2018, hizo sus últimas giras importantes

En 2018, hizo sus últimas giras importantes

El régimen de Maduro y los funcionarios de la dictadura están cada vez más solos, aislados y sin apoyo internacional, un claro contraste con el legítimo Presidente de Venezuela, Juan Guaidó, quien recorre libremente las calles de Venezuela y cuenta con pleno respaldo de las naciones democráticas del mundo”, aseguró en diálogo con Infobae Carlos Vecchio, el embajador de Guaidó en los EEUU.

Para el político de Voluntad Popular -la formación de Guaidó y de Leopoldo López-, hoy la comunidad internacional conoce y tiene certeza de la magnitud del desastre que la dictadura de Maduro ha creado en Venezuela con la corrupción que ha robado millones de dólares al pueblo venezolano, con la violación sistemática de los derechos humanos, con una crisis humanitaria sin precedentes, y añadido a ello están los peligrosos vínculos con el narcoterrorismo internacional. Maduro es una amenaza para todo el hemisferio, así quedó claro en la Asamblea de la ONU, y las naciones democráticas del mundo, lideradas por Latinoamérica, Canadá y EEUU, están actuando en consecuencia para detener esa amenaza, para cercar a Maduro y a sus aliados como el régimen de Cuba”, explicó.

Para Maduro es cada vez más difícil encontrar a un presidente, aunque sea de los cuestionados en Occidente, que quiera sacarse una foto con él. Guaidó, en cambio obtuvo apretones de mano del brasileño Jair Bolsonaro, el chileno Sebastián Piñera, el colombiano Iván Duque, el paraguayo Mario Abdo, el argentino Mauricio Macri, el ecuatoriano Lenín Moreno y el vicepresidente norteamericano Mike Pence.

Juan Guaidó, Iván Duque y Mike Pence, en la previa de la cumbre del Grupo de Lima, en la cita de Bogotá en febrero pasado

Juan Guaidó, Iván Duque y Mike Pence, en la previa de la cumbre del Grupo de Lima, en la cita de Bogotá en febrero pasado

“El dictador Maduro no fue capaz de asistir a la ONU y fue a esconderse en solitario en Rusia”, ironizó Vecchio, y agregó: “Maduro tiene miedo, la única salida para él es abandonar el poder y dar paso a una transición democrática, cada día se cierran sus posibilidades. Hay sanciones y mecanismos para asfixiar y acorralar al régimen a todo nivel”.

El embajador en Washington también alimenta la teoría del temor a la traición dentro de las propias filas chavistas y, sin decirlo, apunta contra Cabello. “Maduro desconfía de todos, incluyendo a su entorno más cercano. Su tiempo terminó y está sobreviviendo en el poder”, sentenció.

En la misma línea que Vecchio opina Julio Borges, el diputado venezolano que funciona como canciller de Guaidó para los países democráticos del mundo. “Nicolás Maduro está sancionado por todo el mundo libre, nosotros hemos impulsado un cerco total contra él y todos sus colaboradores. Ellos incluso tienen miedo de volar ciertos espacios aéreos, porque saben que están señalados por la comunidad internacional”, aseguró para Infobae.

El diputado explicó que, además de Maduro, el caso más notorio es el de Tareck El Aissami, quien está entre los más buscados por los Estados Unidos por narcotráfico y financiación del terrorismo. “Todos ellos tienen temor, el informe de Bachelet dejó claro que son violadores de Derechos Humanos y son responsables de la crisis que vive el país”.

Es más, aseguró que la presión aumentará: “Nosotros ahorita estamos impulsando todo este cerco contra familiares y testaferros del régimen que estén involucrados en hechos de corrupción y violación de DDHH. Tenemos información de que muchas de estas personas viven en Europa cómodamente con el dinero robado al pueblo venezolano, por eso vamos a seguir presionando para que la UE tome acciones contundentes que presionen a la dictadura”.

Para Pedro Pablo Peñaloza, periodista venezolano especializado en política, Maduro ha sido tratado como un indeseable casi desde su llegada al poder: “Primero por el cuestionamiento a su elección en 2013, luego por la represión y los muertos de 2014 y, ahora, se ha profundizado hasta este extremo, donde ya la mayoría de los países desconocen su legitimidad como gobernante”.

Según Peñaloza, se le “estrechó el cerco” al chavista. “Hay pocos lugares donde es bienvenido y le queda lo que le queda… Pocos quieren fotografiarse con quien es considerado un tirano”, dijo, e ironizó:”Quién se va a sonreír en una foto con un personaje de estas características”.

El periodista se apoya en el cambio de color político de los gobernantes de la región -”con Lula y Correa le era más fácil”- pero se anima a adelantar que aún si en Argentina volviera al poder Cristina Kirchner “sería difícil recibirlo en Buenos Aires con la cantidad de venezolanos que viven allí y se manifestarían en su contra”.

Terror a la traición

Diosdado Cabello tampoco viaja demasiado. Además de la visita a Corea del Norte, solo estuvo en Cuba en junio pasado, para organizar el Foro de San Pablo. Como Maduro y toda la cúpula chavista, es blanco predilecto de sanciones internacionales.

El 18 de mayo de 2018, dos días antes de las fraudulentas elecciones presidenciales en Venezuela, Estados Unidos lo incluyó en la lista de la OFAC (Oficina de Control de Activos en el Extranjero) por estar involucrado en una extensa y poderosa red de lavado de dinero, corrupción y narcotráfico. Según Washington, el presidente de la Asamblea Constituyente chavista realiza esas actividades en conjunto con Maduro y el ex vicepresidente Tareck el Aissami, quien al mismo tiempo es señalado por sus vínculos con el grupo terrorista libanés Hezbollah.

Poco más de un año después, en agosto de este año, Suiza también aplicó sanciones contra la cúpula chavista. Y entre ellos también fue incluido Cabello por estar “involucrado en socavamiento de la democracia y el Estado de derecho en Venezuela, mediante el uso de los medios de comunicación para atacar públicamente y amenazar a la oposición política venezolana”… Así que cada vez está más encerrado en territorio aliado.

El presidente de la Asamblea Constituyente Diosdado Cabello y el dictador Nicolás Maduro durante el Foro de Sao Paulo en Caracas (REUTERS/Manaure Quintero)

El presidente de la Asamblea Constituyente Diosdado Cabello y el dictador Nicolás Maduro durante el Foro de Sao Paulo en Caracas (REUTERS/Manaure Quintero)

Sin embargo, las sanciones no son el único motivo para no dejar suelo venezolano. Cabello sabe que el poder se ejerce con presencia y desde esa activa militancia le disputa espacios a Maduro, que desde siempre lo ve con desconfianza.

Es que Chávez gobernó Venezuela por más de 14 años prácticamente solo. Su figura era todopoderosa, pero antes de morir intentó prevenir el desguace de su imperio. La historia que circula cuenta que, en su lecho de muerte, cuatro figuras “rojitas” juraron no implosionar el legado. En ese momento, Maduro y Cabello hicieron una tregua, el ex canciller tomó la posta y debió abrirse camino entre quienes se creían “más hijos de Chávez” que él.

Con los años, y el inocultable desastre de la gestión chavista, esa paz entre ambos tambaleó varias veces, y este año casi se desmorona con la decisión de Maduro de marginarlo de las negociaciones importantes.

En simultáneo corrió el rumor de posibles conversaciones entre Cabello y los EEUU, que profundizaron la desconfianza. Así las cosas, en público se juran lealtad y en privado se monitorean con artillería pesada.

En definitiva, Maduro no sale del país tanto como quisiera porque no tiene adonde ir pero más pánico le da no tener adonde volver.

Maduro está preso en el Palacio de Miraflores mientras Guaidó se mueve libre por Venezuela por Daniel Gómez – ALnavío – 8 de Octubre 2019

Las imágenes hablan por sí solas. Allá donde va Juan Guaidó, la gente le sigue. Se mueve libremente. Le apoyan. Nicolás Maduro, en cambio, está preso. Limita sus movimientos entre el Palacio de Miraflores y la base militar Fuerte Tiuna. Para pasear tiene que ir hasta Moscú.

Guaidó se ha recorrido Venezuela mientras Maduro no ha salido del Palacio de Miraflores / Foto: Presidencia Guaidó

Guaidó se ha recorrido Venezuela mientras Maduro no ha salido del Palacio de Miraflores / Foto: Presidencia Guaidó

Juan Guaidó paseando por los cerros de Petare en Caracas, por el municipio Baruta en Miranda, por el sector Moñongo en Vargas… Juan Guaidó en los Andes, en los llanos, en Margarita… Juan Guaidó debatiendo en la Asamblea Nacional, reuniéndose con empresarios, conversando con académicos… Juan Guaidó en la Iglesia, en mítines, en manifestaciones… Juan Guaidó con la gente, con el pueblo, con los venezolanos.

¿Y Nicolás Maduro?

“Venezuela debe ser el único país del mundo en el que el supuesto presidente, el que dice que ganó las elecciones, y que tiene el respaldo popular, no puede salir a la calle y pasear tranquilo. Maduro está recluido. No puede ir más allá del Palacio de Miraflores y Fuerte Tiuna”, dice al diario ALnavío la vicecanciller de Guaidó, Isadora Zubillaga, también embajadora del Presidente Encargado en París.

Es cierto. La última vez que se vio a Maduro paseando fue hace dos semanas a 9.900 kilómetros de Caracas: en Moscú. Desde la Plaza Roja compartió un vídeo en el que anunció todo el apoyo que le brinda el presidente Vladímir Putin, mientras caminaba entre la gente, cosa que ahora sólo puede hacer en contados países: RusiaCubaVietnam y Corea del Norte. No en Venezuela.

En su país, la última vez que se le vio fuera del Palacio de Miraflores y al aire libre fue en la entrevista con el periodista Max Blumenthal para The Grayzone. Allí Maduro apareció en una montaña con Caracas de fondo. Bien lejos de la gente.

El de Guaidó es el caso contrario. Este fin de semana estuvo en el sector Moñongo, un barrio pobre, agrícola, del estado Vargas, donde los servicios de agua y electricidad están en un estado muy precario. Fue recibido por la gente del lugar. Se agolparon sobre él y sobre su esposa, Fabiana Rosales, muy activa en las causas humanitarias, y compartieron su lucha. Guaidó se preocupó por ellos. Conversaron.

“Dios te bendiga hijo, usted es la esperanza. Dios te bendiga”, le dijo una abuelita que se encontraba en el sitio.

“¡Sí se puede! ¡Sí se puede!”, le gritaban los ciudadanos de la localidad.

El fin de semana también acudió al mercado de Chacao. Allí le recibió otra multitud. Los comerciantes le ofrecían comida de sus puestos. Él los atendía. Se retrataba con ellos. Escuchaba sus preocupaciones. Les transmitía esperanza.

“Vamos a salir adelante”, prometió Guaidó, quien posteriormente añadió: “Solamente acompañamos a los venezolanos, como no puede hacer la dictadura porque la rechazan; estamos buscando a nuestra gente para generar la presión y la solución a la crisis.

Guaidó en Moñongo

Guaidó en Chacao

Guaidó en Petare

Guaidó en El Hatillo

Guaidó en Anzoátegui

Guaidó en Aragua

Guaidó en Carabobo

Guaidó en La Guaira

Guaidó en Margarita

Nicolás Maduro grita a los cuatro vientos su obediencia a los cubanos y la injerencia de estos en Venezuela: «Continuemos mi general en jefe» – PD América – 3 de Octubre 2019

Durante el acto de despedida del embajador cubano en el país, Rogelio Polanco, el dictador de Venezuela admitió la injerencia del régimen cubano

Nicolás Maduro grita a los cuatro vientos su obediencia a los cubanos y la injerencia de estos en Venezuela: "Continuemos mi general en jefe"
El dictador Nicolás Maduro.

El dictador Nicolás Maduro ya no tiene reparos en admitir quien tiene el poder para dar instrucciones al régimen venezolano.

Este miércoles 2 de octubre de 2019 Maduro habló de la injerencia cubana en Venezuela y llamó a fortalecer la cooperación militar y de inteligencia con Cuba, durante un acto de despedida del embajador cubano en el país, Rogelio Polanco, luego de 10 años de labor diplomática.

“Sigamos avanzando en la cooperación militar y de inteligencia, claro que tenemos derecho a defendernos mi general en jefe Vladimir Padrino, continuemos la cooperación militar con Cuba y a nivel de inteligencia para fortalecer la capacidad de defensa integral de Venezuela, de Cuba y del ALBA”, dijo el dictador en un mensaje sobre la hermandad entre Caracas y La Habana.

Maduro defendió este tipo de cooperación con la Administración de Miguel Díaz-Canel al argumentar que su país tiene derecho a defenderse y que, agregó, “a Cuba y a Venezuela las une el amor”.

El mandatario instó también a continuar con el intercambio energético, por el que Venezuela envía petróleo a la isla, así como con la cooperación en las áreas de salud y educación, que incluye la contratación de miles profesionales cubanos en el país suramericano.

Maduro, que condecoró al embajador cubano, celebró que en ese acto estuviesen presente “un grupo de médicos, educadores y militares”.

Polanco, por su parte, dijo recibir la distinción “en nombre de los miles de compatriotas que cumplen su labor internacionalista en Venezuela”, y adelantó que le restan “pocas horas” para regresar a la isla.

“Cuba no renunciará ni traicionará jamás ni a sus principios, ni a Venezuela”, subrayó el diplomático tras denunciar el “bloqueo genocida” que le ha impuesto Estados Unidos al Ejecutivo de Maduro y a sus más altos representantes.

Los fallecidos líderes de Cuba y Venezuela, Fidel Castro y Hugo Chávez, respectivamente, establecieron en la década pasada fuertes vínculos políticos, económicos y militares que han sido cuestionados por gobiernos como el de Estados Unidos.

Díaz-Canel es uno de los pocos líderes latinoamericanos que respalda a Maduro, quien este año empezó a ser señalado como un mandatario ilegítimo por haber obtenido la reelección en unos comicios en los que sus principales contendientes tuvieron prohibido participar.

Un Maduro asfixiado por las sanciones busca en Moscú el apoyo de Putin por Maria R. Sahuquillo – El País – 25 de Septiembre 2019

Rusia ofrece solo acuerdos menores al líder chavista en su primer viaje oficial desde que Guaidó se autoproclamó presidente interino de Venezuela

Putin recibe en el Kremlin a Maduro, este miércoles. 

Nicolás Maduro quiere recordar al mundo que sigue teniendo aliados poderosos. Y ha cruzado el océano para estrechar la mano de quien ha sido uno de sus apoyos más importantes en los últimos tiempos. El líder chavista se ha reunido este miércoles en Moscú con el presidente ruso, Vladímir Putin. Este es el primer viaje oficial al exterior del venezolano desde que el pasado enero el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, se autoproclamó presidente interino del país latinoamericano y fuese reconocido por más de 50 países. Maduro quiere apuntalar el apoyo que le brinda Putin. Sin embargo, pese a que la crisis económica en Venezuela cada vez es más grave, no se han firmado por el momento grandes acuerdos comerciales nuevos.

 

El Kremlin ha informado de que durante la cita —primero solo Maduro y Putin junto a sus asesores más cercanos; después un almuerzo con otros funcionarios— se trataron varios aspectos de la cooperación internacional. “Se intercambiarán opiniones sobre cuestiones regionales, por supuesto. En primer lugar cuestiones latinoamericanas y la intervención directa de terceros países y Estados en los asuntos latinoamericanos”, resaltó ayer el portavoz del presidente ruso, Dmitri Peskov, en una conferencia telefónica. En una entrevista con el canal estatal ruso Rossiya 24 poco antes de salir hacia Moscú, Maduro acusó a EE UU de planear interferir en las elecciones legislativas venezolanas, previstas para el año que viene.

Moscú es el principal apoyo exterior del régimen de Maduro. No solo es un socio económico, en materia de defensa y proveedor de energía clave para Caracas, lo que le ha convertido en su segundo acreedor después de China. También es ahora mismo su aliado más valioso en política exterior. Sobre todo desde que Estados Unidos, que apoya a Guaidó, aumentara la presión sobre el régimen chavista con nuevas sanciones. Ayer, el mismo día que Maduro llegó a Moscú, Washington anunció que su Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID) apoyaría con un paquete de 52 millones de dólares a medios independientes venezolanos, a proyectos de la sociedad civil y del sector de la salud y a la Asamblea Nacional, dirigida por Guaidó.

La visita de Maduro a Moscú estaba prevista para principios de octubre, según anunció el Kremlin la semana pasada. Sin embargo, el lunes el líder chavista anunció por Twitter que se dirigía a Rusia. El camino de Guaidó al poder se ha estancado y Maduro ha aprovechado el momento para viajar al exterior. “Voy a encontrarme con nuestro amigo el compañero presidente Vladimir Putin con sus equipos de trabajo, a encontrarme con grupos empresariales importantes de Rusia”, comentó Maduro en Caracas. Según el venezolano, revisará “toda la dinámica” de las relaciones bilaterales. Y su agenda incluirá encuentros con grupos empresariales “importantes”.

Pero las sanciones internacionales hacia Moscú tras la anexión por Rusia de la península ucrania de Crimea y la injerencia en otros países, las fluctuaciones por el precio del petróleo y la falta de reformas estructurales han dejado la economía rusa muy tocada. Y Venezuela todavía está pagando miles de millones de euros en préstamos, en parte con petróleo. Así que no le será fácil a Maduro rascar nuevos pactos. El líder venezolano, no obstante, ha insinuado que sobre la mesa están otro tipo de acuerdos. Como nuevos intercambios en defensa. Poco después de la última visita de Maduro a Moscú, el pasado diciembre, Rusia envió dos bombarderos estratégicos y más tarde a varios grupos de lo que ha llamado “asesores” militares, además de contratistas privados.

Sí se ha anunciado que se aumentará la ayuda humanitaria, el suministro de repuestos militares así como de grano ruso al país latinoamericano (de las 254.000 toneladas de grano del año pasado a 600.000, según ha informado la agencia rusa Interfax). El líder chavista ha asegurado también que “muy pronto” se inaugurarán vuelos directos de Moscú a Caracas “para que los jóvenes puedan pasar sus vacaciones en Rusia”, dijo a la agencia Tass. A esto se añade que la petrolera venezolana estatal, PDVSA, ultima el traslado de sus oficinas en Europa de Lisboa a Moscú, donde ya tiene una sede física.

Maduro evita ir a la ONU y viaja a Rusia para reunirse con Putin – El Mundo – 23 de Septiembre 2019

“Dentro de unas horas, ahora en la noche, voy saliendo para la Federación de Rusia, voy a una visita oficial a encontrarme con nuestro amigo el compañero presidente Vladimir Putin”, expresó Maduro durante una cadena obligatoria de radio y televisión.

Simultáneamente el poderoso número dos del oficialismo, Diosdado Cabello, emprendió una visita a Corea del Norte al frente de una “delegación de alto nivel”, señaló la cuenta en Twitter de su programa de televisión.

Nicolás Maduro

@NicolasMaduro

Hoy salgo a una Visita Oficial en la Federación Rusa, revisaremos toda la dinámica de la relación bilateral y buscaremos nuevos caminos que intensifiquen la cooperación y el intercambio entre nuestros pueblos, en el marco de la construcción de un mundo pluripolar.

View image on Twitter
Cabello, presidente de la chavista Asamblea Constituyente de plenos poderes, buscará “afianzar lazos de cooperación” con Pyongyang “en distintas áreas estratégicas para ambas naciones”, añadió el reporte.

Confrontado a la peor crisis política y económica en la historia reciente del país con las mayores reservas petroleras, Maduro indicó que también se reunirá con “grupos empresariales importantes de Rusia”.

El objetivo será “revisar toda la dinámica de nuestra relación bilateral (…) y buscar nuevos caminos que dinamicen la cooperación en todos los planos”, añadió, sin detallar hasta cuándo se extenderá el periplo.

El Kremlin ya había adelantado el pasado viernes que alistaba preparativos para una próxima visita del líder socialista.

Bajo una fuerte presión internacional encabezada por Estados Unidos, Maduro busca apoyo de sus aliados después de ganar en 2018 un segundo mandato presidencial que es desconocido por unos 60 países.

Washington, que ha impuesto sanciones que incluyen un embargo de petróleo, impulsa la salida del presidente izquierdista y apoya al autoproclamado mandatario interino Juan Guaidó, mientras que un puñado de países, liderados por Rusia, China y Cuba, defienden a Maduro.

Venezuela y Rusia tienen una larga historia de lazos y el predecesor de Maduro, Hugo Chávez, conocido por sus apasionados discursos contra Estados Unidos, fue siempre bienvenido en el Kremlin.

Rusia es el segundo mayor prestamista de Caracas después de China, con Moscú invirtiendo sumas importantes en los recursos petroleros de Venezuela y Caracas adquiriendo armas rusas por valor de miles de millones de dólares.

El gobierno bipartito de Nicolás Maduro y Juan Guaidó por Emmanuel Rincón – PanamPost – 14 de Septiembre 2014 

Nicolás Maduro y Juan Guaidó no se quieren ni se parecen, pero sí se necesitan y por lo tanto, tampoco se estorban.

Nicolás Maduro y Juan Guaidó desataron una guerra por el poder que parece haber alcanzado un punto muerto en el que ambos cohabitan. Fotomotanje: PanAm Post.

La historia de la humanidad se ha plagado de personas que con el tiempo traicionan sus propios ideales, hasta llegar a convertirse en un enemigo declarado de su pasado. En el campo sociológico de la política, esta “transformación”, o diría yo, reducción de valores, corresponde a intereses políticos y económicos que las juventudes aborrecen, pero que las canas suelen adorar. En muchos casos esto es un: yo no odio la corrupción, solo odio no ser parte de ella. Aunque en público nadie se atreverá a hacer nunca esta afirmación —y quizás, en sus propias mentes tampoco lo vean de esta forma—, la evidencia sostiene esta hipótesis.

El proceso de reptilización (transformación de humano a víbora) pasa desapercibido en muchos hombres. De hecho, los protagonistas del proceso de metamorfosis son los últimos en notarlo. A medida que crece la cola, el veneno y el ácido, se hace imposible ocultar la toxicidad; empiezan los reproches, las quejas, incluso las protestas, pero al haberse convertido en reptil, ya no hay una capa humana, esta se ha perdido, entonces todo empieza a ser visto desde otra perspectiva: el poder por el poder, la crítica como un fenómeno de envidias, el silenciamiento del oponente como medida de supervivencia, la adopción de posturas populistas y corruptas como método de camuflaje; el sostenimiento de la maldad por encima del bien. Si se vieran en el espejo ahora, con los ojos veinteañeros se aborrecerían de sí mismos; pero ahora son reptiles, no tragan emociones, tragan intereses.

Decir que Guaidó se ha transformado en Maduro o trabaja con Maduro es incorrecto, decir que Maduro se ha transformado en Guaidó o lo quiere, es igual de incorrecto; pero habría precisión en decir que ambos se han transformado en reptiles y que en conjunto han construido algo: el poder bipartito, por tanto no se quieren ni se parecen, pero sí se necesitan.

No tienen que llamarse por teléfono para decirlo y acordarlo, no tienen que hablar por medio de lobistas para establecerlo, el tiempo va definiendo los roles de cada uno en este nuevo gobierno y las partes sencillamente lo van asumiendo, se van adaptando, para formar esta nueva República en la que dos reyes se reparten funciones y forman así una nueva forma de Estado, autoritario y bipartito, en el cual el poder no rota, y se sostiene y mantiene gracias a “problemas de legitimidad”, en el cual ambas partes se culpan mutuamente de los desastres del país en cuestión, mientras el pueblo (los ciudadanos) son quienes acarrean las consecuencias del gobierno bipartito de facto, el cual ha decidido, según las propias declaraciones de ambas figuras presidenciales, perpetuarse en el poder.

Hablar de reinados acá sería incluso apropiado, o también se podría hablar de tiranías, todo depende del punto de vista del opinador de turno, pero lo cierto es que la democracia ya dejó de existir, fue dejada a un lado: nadie votó por Guaidó como presidente, nadie votó por Maduro como presidente, pero ambos desempeñan cargos presidenciales, con reconocimientos parcializados de la comunidad internacional. ¿Poco democrático, cierto?

Maduro controla las fuerzas armadas del país, controla puertos y aeropuertos, controla un monopolio empresarial estatal interno, controla los sistemas de identificación, y controla la economía de manera parcializada.

Guaidó controla las relaciones internacionales con los principales aliados de Venezuela, con la mayoría de vecinos y los Estados Unidos de América, además controla CITGO, también Monomeros, y otras empresas venezolanas en el exterior, con una renta mensual bastante elevada, cuya destinación de ingresos es desconocida por todos los venezolanos; esto a su vez, junto a la legitimación internacional, le permite incidir en la economía venezolana, de manera parcializada.

Haciendo un análisis pertinente de los meses en cuestión podemos llegar a una conclusión general: el conflicto se acentuó durante los primeros meses del año para repartir cuotas de poder, una vez afianzadas las bases del gobierno bipartito, el conflicto restó en intensidad, las partes acudieron a un “diálogo”, en el que no resolvieron nada, no se decidió nada, pero se “normalizó” la crisis.

Actualmente ambos bandos ostentan sus fuentes de inyección económica, sus lazos comerciales con diferentes países del mundo, y ninguna de las dos decide enérgicamente desplazar a la otra, por el contrario, conviven, y conviven bien. Ha sido el propio Maduro quien le ha pedido a Guaidó que se pronuncie sobre el Esequibo, dándole así potestad a su compañero de gobierno bipartito para declarar sobre la reclamación territorial de Venezuela, comprendiendo y dando a comprender de esta forma que Guaidó es el autorizado en temas internacionales, mientras él maneja la parte interna. Y así mismo lo ha manifestado Guaidó en más de una ocasión, cuando le pide a Maduro que convoque elecciones, o tomar el rumbo en materia económica; es el gobierno bipartito aceitándose y compartiendo funciones, no amándose, pero tampoco estorbándose, aferrándose cada uno a sus parcelas de poder.

roberto weil@WEIL_caricatura

Septiembre 5, 2019 -EL SISTEMA- @CartooningForPeace

Ver imagen en Twitter
Ya Guaidó ha dicho abiertamente que seguirá ejerciendo como presidente encargado, hasta que cese la usurpación de Maduro, sin importar el acuerdo firmado por la Mesa de la Unidad el 4 de enero del 2016, en el cuál se establecía que el quinto año la presidencia de la Asamblea Nacional sería electa por las minorías, en este caso, la fracción 16 de julio, junto a otros partidos minoritarios; y ya Diosdado y Maduro han dicho que eso no ocurrirá, que no habrán ni elecciones, ni una renuncia, ni un “cese de usurpación”, lo cual admite una única interpretación: el gobierno bipartito se eternizará o, al menos, buscará hacerlo, por encima de acuerdos firmados, por encima de la sociedad civil, por encima de la Constitución, y peor aún, sin que ninguno de los dos “presidentes” haya ganado una elección presidencial.
Documento firmado por los líderes de los partidos políticos que conforman la Asamblea Nacional, que se había venido cumpliendo hasta el 2019, pero que ya han anunciado, romperán en 2020 al no respetar la elección de minorías.

 

El plan de Maduro no es la guerra con Colombia sino ponerle la mano a la Asamblea Nacional por Pedro Benítez – ALnavío – 13 de Septiembre 2019

Primero Nicolás Maduro pretendió anular a la Asamblea Nacional por medio de las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia. Luego probó reemplazarla con su Asamblea Nacional Constituyente. Como esto no le ha funcionado, ahora tratará de tomarla por dentro o elegir una nueva.
Nicolás Maduro no tiene futuro, pero hace planes / Foto: PSUV
Nicolás Maduro no tiene futuro, pero hace planes / Foto: PSUV

Al frente de su régimen Nicolás Maduro no tiene futuro, pero hace planes. Concretamente dos y ninguno pasa por una guerra con Colombia, fundamentalmente porque los militares venezolanos no la quieren.

El objetivo no consiste en bombardear Bogotá sino en ponerle la mano a la Asamblea Nacional (AN) que preside Juan Guaidó, que hace rato es más que una piedra en el zapato para él.

El propósito de la operación (lo realmente importante) es tomar la presidencia del Parlamento el próximo 10 enero, fecha que fija la Constitución para elegir la directiva de la Cámara. Así, la oposición perdería el control de la única institución a la que la mayoría de las democracias del mundo reconocen como legítima en Venezuela. En el papel es un jaque mate.

El primer plan es intentar tomar el Parlamento de mayoría opositora por dentro. Para ello Maduro se pasea por la posibilidad de incorporar a la bancada de diputados del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) a la AN y hacer una alianza con algún grupo de diputados disidentes del bloque opositor, probablemente los seis que hoy encabeza el parlamentario Timoteo Zambrano, que a finales del año pasado aspiró a presidir la Cámara.

El argumento suena lógico: “despolarizar” el conflicto político venezolano con el regreso del chavismo a la Asamblea, desmontar la Asamblea Nacional Constituyente(ANC) y elegir nuevas autoridades judiciales y electorales para el país.

Pero el propósito de la operación (lo realmente importante) es tomar la presidencia del Parlamento el próximo 10 enero, fecha que fija la Constitución para elegir la directiva de la Cámara. Así, la oposición perdería el control de la única institución a la que la mayoría de las democracias del mundo reconocen como legítima en Venezuela. En el papel es un jaque mate.

El problema con esa maniobra es que por un lado las cuentas no dan. El PSUV no dispone de los 55 diputados electos en diciembre de 2015. Varios de ellos abandonaron la causa, como Hugo “El Pollo” Carvajal, hoy en medio de un proceso judicial en EspañaGermán Ferrer, exiliado junto con su esposa, la fiscal general Luisa Ortega Díaz; o Eustoquio Contreras, quien se reincorporó a la AN desacatando la línea de Maduro.

Otros diputados de esa fracción ocupan cargos como gobernadores o alcaldes y la mayoría son miembros de la ANC. Tomar la AN implica desmontar su Constituyente y admitir en los hechos la inutilidad de esta.

Porque lo cierto es que las maniobras de Maduro para anular la AN por medio de las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y luego reemplazarla con su ANC han fracasado.

Por otro lado, se enfrenta a un problema de legitimidad. ¿Qué validez puede tener la elección de una nueva directiva con más de 20 diputados opositores presos, asilados en embajadas o exiliados? Por esa vía la actual AN seguirá teniendo el reconcomiendo internacional que tiene hoy.

El segundo plan

El segundo plan de Maduro (y ya lo ha anunciado) consistiría en adelantar las elecciones de la AN en los primeros meses de 2020 para poner a la coalición opositora en un dilema y dividir el campo de los que le adversan.

Aquí es donde los viejos demonios de la oposición venezolana regresan. ¿Votar o no votar en medio de un régimen que no es democrático? No haberlo hecho en la elección parlamentaria de 2005 se considera uno de los peores errores cometidos por los partidos opositores, que le entregaron al chavismo el control absoluto del Poder Legislativo, y le facilitaron en aquella época al expresidente Hugo Chávez acelerar su legislación autoritaria.

Con este argumento, varios dirigentes adversos al chavismo como Claudio Fermín y Henri Falcón (entre otros) se preparan para participar y postular candidatos en la elección de la próxima AN, sin importar cuándo sea ni en qué condiciones. Eso Maduro, por supuesto, lo va a alentar como una forma de dividir al campo democrático.Maduro quiere ponerle la mano a la Asamblea Nacional de Juan Guaidó / Foto: @jguaido

¿El inconveniente? Que la mayoría social venezolana sigue todavía detrás del liderazgo de Juan Guaidó y esta Asamblea Nacional. Maduro apuesta a que Guaidó se desinfle, pero es lo que ha estado infructuosamente esperando que ocurra desde enero.

De paso, de darse esa elección en las presentes condiciones se efectuaría con los principales partidos opositores y dirigentes inhabilitados. Es muy obvio así que Maduro estaría construyendo una oposición a su medida.

Por lo que todos estos planes de Maduro se estrellan contra la misma pared: la falta de legitimidad. Venezuela seguiría en el mismo callejón sin salida.

¿La comunidad democrática internacional reconocería esa elección? ¿Maduro por esa vía conseguirá que le levanten las sanciones?

Aunque las respuestas a esas preguntan parecen obvias, no obstante, el dilema para la oposición en su conjunto será inevitable en el caso de que Venezuela llegue a 2020 con Maduro aún en el Palacio de Miraflores y sin un acuerdo político a la vista que abra la puerta a una transición.

Los 8 jinetes del terrorismo que Maduro protege en su plan de poder por Carlos Moreno – Alnavío – 12 de Septiembre 2019

Alias “Lenin”, “Antonio García”, “Grannobles”, “Jhon 40”, “Jesús Santrich”, “Iván Márquez” y Rodrigo Granda son blindados por órdenes de Nicolás Maduro y altos funcionarios del régimen. Así lo expuso Carlos Holmes Trujillo, canciller de Colombia, en la reunión de la OEA donde ayer se aprobó avanzar en la aplicación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR). Freddy Bernal, jefe nacional de los CLAP, sería uno más en esta lista, el canal más directo de Maduro para negociar logística y protección.
Maduro vive el 'septiembre negro' en la OEA y ONU con acusaciones por apoyar al terrorismo / Foto: P. Presidencial
Maduro vive el “septiembre negro” en la OEA y ONU con acusaciones por apoyar al terrorismo / Foto: P. Presidencial

Nicolás Maduro optó por blindarse con los peores. Con jefes de los ejércitos de las FARC y el ELN abriéndole campo en Venezuela para su cobijo y sus negocios.

El régimen es hoy cercado política y económicamente por más de 50 países en todo el mundo, y ahora le vienen más presiones desde el hemisferio con la eventual aprobación del TIAR para Venezuela, que promete poner en marcha mecanismos para la asfixia definitiva.

Carlos Holmes Trujillo, canciller de Colombia, ofreció una lista de ocho jinetes del terrorismo que comandan las fuerzas del ELN y las FARC y que operan hoy desde Venezuela con inmenso poder, apoyo logístico, resguardo de las FAN y refuerzos de las propias milicias fundadas por Hugo Chávez.

Carlos Holmes Trujillo, canciller de Colombia, afirma que el régimen de Maduro y las guerrillas tienen un vínculo de mutuo beneficio. Maduro las considera una fuerza para su protección, pero también comparte, con funcionarios de alto nivel, réditos económicos de las actividades comerciales criminales que permite que se desarrollen en Venezuela.

Es la primera avanzada de la “batería de pruebas” que el gobierno de Iván Duque tiene lista para presentar en la próxima Asamblea General de las Naciones Unidas que se inicia el martes 24 y que anunció en exclusiva el diario ALnavío. Una acción política que confirmó el propio canciller Holmes Trujillo. “Tenemos más evidencias, muchas más pruebas y las presentaremos todas en la ONU”, dijo. Así se configura la tormenta perfecta en el “septiembre negro” de Maduro.

Carlos Holmes Trujillo aseguró que la alianza del régimen con estos grupos del terrorismo busca “garantizar la continuidad en el poder”, pero además sacar “réditos de las economías criminales”.

Además, el diario ALnavío ha conocido por fuentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) que los ejercicios militares ordenados por Maduro en la frontera con Colombia representan una táctica para servir de cortina, mientras las reagrupadas FARC de Iván Márquez establecen sus nuevos asentamientos.

Los guerrilleros a los que hace referencia el canciller Holmes Trujillo, son enemigos públicos de Colombia e incluso de Estados Unidos, acusados de masacres, secuestros de aviones, extorsiones, ataques contra instituciones del Estado y, claro, conspiraciones internacionales para el narcotráfico.

Hay un venezolano, el propio Freddy Bernal, quien aparece en el recuento hecho por Holmes Trujillo. El llamado Protector del Táchira y Jefe Nacional de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) es el enviado, según el canciller de Colombia, para mantener bien sujeta toda la logística del ELN.

Estos son los ocho hombres que Carlos Holmes Trujillo acusó en la sesión extraordinaria de la OEA.

Alias “Lenin”

Desde 1997 se integró al ELN. Holmes Trujillo lo califica como el primer puente entre esta guerrilla y el régimen de Maduro. Opera, según los informes expuestos, como líder del frente de guerra oriental y contacto directo de Freddy Bernal.

La Cadena Caracol de Colombia tuvo acceso a data de inteligencia militar sobre este personaje luego de que Carlos Holmes Trujillo lo dejara expuesto este miércoles en la OEA y destaca que alias “Lenin” es señalado por un asalto terrorista y el asesinato de cuatro militares en el departamento de Boyacá.

Se le imputan además delitos de secuestro extorsivo y homicidio agravado. Colombia ofrece una recompensa de 500 millones de pesos por información que dé con su paradero. Tiene 57 años de edad.

Alias “Antonio García”

Antonio García es un peligroso guerrillero que financia a los colectivos / Foto: Youtube

Eliécer Erlinto, comandante del ELN, encargado de estrategias militares y adquisición de armas. Además, maneja las relaciones internacionales de los guerrilleros. Según el canciller de Colombia, lidera los frentes de guerra del ELN en suelo venezolano, más precisamente el Frente “Efraín Pavón”, que entrena y hasta financia los colectivos del régimen de Maduro para operar en conjunto en la frontera.

“Se comprometió recientemente a entregar vehículos y radios para reforzar a los colectivos”, dijo Holmes Trujillo.

Informaciones de InSight Crime, una organización de investigación y análisis del crimen organizado, lo señalan como una especie de vocero que ha participado en reuniones para negociar un desarme que nunca ha salido adelante. Se le acusa además de ser partícipe y organizador del secuestro masivo de la iglesia La María en 1999 y también del secuestro de un vuelo de Avianca.

Alias “Grannobles”

Noé Suárez Rojas, miembro de las FARC. El gobierno de Iván Duque lo acusa de ser el encargado máximo de las finanzas del grupo calificado como terrorista. Carlos Holmes Trujillo sostuvo en la OEA que Grannobles está encargado también, en alianza con el régimen de Maduro, de ejercer el control en los consejos comunales de las zonas fronterizas donde operan.

Es miembro del Estado Mayor Conjunto de la guerrilla y hermano del notorio guerrillero alias “Mono Jojoy”. En 2017, cuando se gestionaba en Colombia el desarme de las FARC luego de los acuerdos de paz firmados en La Habana, Grannobles decidió sacar su nombre de la lista y se preparó para el relanzamiento de la guerra.

Está acusado de planificar el secuestro y asesinato de tres ciudadanos norteamericanos que apoyaban con asesorías a una comunidad indígena en 1999. Los cuerpos serían hallados luego la frontera entre Colombia y Venezuela del estado Apure. EEUU ha solicitado su extradición además por tráfico de droga.

Alias “Jhon 40”

Géner García Molina, un zar de la droga manejada por las FARC. Según informes de inteligencia de Colombia reseñados por la organización InSigth Crime, este hombre controlaría toda la cocaína que sale del sur de Colombia y que llega a Venezuela.

El canciller de Colombia lo acusó en la OEA de ser además el encargado de planificar los entrenamientos de nuevos combatientes y de establecer los vínculos de las FARC con las mafias de narcotraficantes de Brasil desde suelo venezolano.

“También lleva operaciones de financiación para toda la logística y las operaciones en Venezuela”, advierte Holmes Trujillo.

Su conocimiento sobre las rutas del narcotráfico que conectan a varios países, las técnicas de ocultamiento y las redes de informantes para protección de las cargas, las aprendió de Tomás Molina Caracas, alias “El negro Acacio”, de quien heredó todo el poder en 2007 tras su fallecimiento en un bombardeo militar.

Datos aportados por InSigth Crime sugieren que Jhon 40 es uno de los principales articuladores de la reagrupación de las FARC a cargo de Miguel Botache, alias “Gentil Duarte”, antes de que surgiera el video de Iván Márquez relanzando al grupo guerrillero.

Alias “Jesús Santrich”

Seuxis Pausias Hernández, fue delegado de las FARC para negociar la paz con el gobierno de Juan Manuel Santos en La Habana, en 2016. Tras el acuerdo logrado decidió lanzarse al ruedo político y alcanzó incluso un puesto como miembro de la Cámara de Representantes de Colombia por el partido de las FARC.

Holmes Trujillo también sacó a relucir su alianza con Maduro y su participación en la estrategia que llevó a la reactivación de las FARC para regresar a la guerra en contra del Estado colombiano.

Hoy Santrich es prófugo y ha sido suspendido de su cargo político. Este líder guerrillero es uno de lo que acompañó a Iván Márquez en el vídeo de agosto pasado donde anuncia el resurgimiento de la guerrilla. Es acusado de secuestro y de exportar 10 toneladas de cocaína a los EEUU por un valor cercano a los 320 millones de dólares, dijo en 2018 el fiscal de Colombia Néstor Martínez, una acusación que le llevó a prisión, de la que saldría libre en mayo pasado tras el reconocimiento de su inmunidad por la Corte Suprema de Colombia.

Rodrigo Granda

Desde la OEA Carlos Holmes Trujillo sacudió también al partido de las FARC y a la propia Cámara de Representantes al confirmar que este hombre, quien fuera calificado históricamente como “canciller de las FARC”, y hoy dirigente nacional del partido político de las FARC, mantenía reuniones clandestinas con Iván Márquez en Venezuela planificando la ruptura de los acuerdos de paz.

“Allí planificaban su acción política contra el gobierno de Duque”, dijo Holmes Trujillo.

Es el único de los acusados por el canciller de Colombia que ha respondido. “Hace mucho que no me veo con Iván Márquez”, aseguró Granda y acusó a Holmes Trujillo de presentar puras falsedades en la OEA. “Nos quieren ver echando tiros, y no, no y no”, apuntó.

Alias “Iván Márquez”

Iván Márquez convocó a los combatientes de las FARC en agosto pasado /Foto: Youtube

Luciano Marín es el líder guerrillero que llamó a la reunificación de las FARC en agosto pasado para ir a la guerra en contra del gobierno de Iván Duque. El Canciller de Colombia aseguró en la OEA que se mantenía en Venezuela amparado por el régimen de Maduro.

Lo ubicó principalmente entre los estados Guárico y Apure, donde habría organizado reuniones clandestinas con Jesús Santrich y Rodrigo Granda para planificar la creación de bloques políticos desde Venezuela para atacar a Colombia y también un movimiento de columnas terroristas en la frontera.

“Tenemos muchas más evidencias, de más reuniones, tenemos más coordenadas, más fechas”, señaló el canciller Carlos Holmes Trujillo.

Iván Márquez fue uno a los que Nicolás Maduro le ofreció la bienvenida en Venezuela por ser, junto con Jesús Santrich, “líderes de paz”.

Freddy Bernal

Freddy Bernal, protector del Táchira, acusado por ser contacto directo entre Maduro y el ELN

Protector de Trujillo y jefe nacional de los Comités Locales de Alimentación y Producción (CLAP), resaltó en la exposición de Holmes Trujillo en la OEA. Este exministro de Agricultura de Maduro es, según el gobierno de Duque, una pieza clave de la relación entre el régimen y el ELN que ya tiene 1.043 hombres en armas en Venezuela.

Bernal, según las acusaciones, dirige las operaciones en la frontera junto con alias “Lenin”, líder del grupo guerrillero, para dotarlos de logística y apoyo armamentístico, a cambio de un riguroso entrenamiento para los colectivos y las milicias bolivarianas.

Pero es tal el poder del ELN en las fronteras que Holmes Trujillo advierte que ya tienen capacidad de promover procesos de “organización comunitaria” y facilitan la entrega de las cajas de alimentos CLAP, una de las banderas de campaña de Nicolás Maduro.

Giuliani tiene “el corazón roto al ver a Nueva York destruida por De Blasio” y pide sacar a Maduro por narco terrorismo – El Diario – 7 de Septiembre 2019

“Los generales de Venezuela están involucrados en el tráfico de drogas y escondiendo terroristas”
Giuliani tiene “el corazón roto al ver a Nueva York destruida por De Blasio” y pide sacar a Maduro por narco terrorismo 9/11
Giuliani en el programa “Fox & Friends”

Rudy Giuliani, ex alcalde Republicano (1994-2001) de Nueva York, dijo el viernes que “me rompe el corazón” ver cómo la calidad de vida de la ciudad se ha desplomado bajo el actual gobierno municipal de Bill de Blasio, aspirante a las primarias presidenciales Demócratas.

“Trabajé incansablemente (…) Muchos de mis amigos me dijeron que no podía hacerlo. Muchos de mis amigos me dijeron que estaba loco por postularme para alcalde”, dijo Giuliani en el programa “Fox & Friends”.

También habló sobre el venidero 18vo aniversario de los ataques terroristas de 2001, diciendo que el “movimiento extremista islámico” sigue vivo, y citando además a Irán y Nicolás Maduro.

“Por ejemplo, en el centro de América del Sur, tres o cuatro de los grupos terroristas islámicos, están involucrados en el tráfico de drogas (…) Los generales de Venezuela están involucrados en el tráfico de drogas y están escondiendo terroristas en Venezuela, por eso tenemos que deshacernos de Maduro.Tienes un régimen hostil como ese, del que los terroristas se aprovechan”.

Retomando sus críticas a De Blasio, dijo: “Creo que esta es una ciudad excepcional. No hay nada igual en el mundo, y ver a este hombre quebrar no sólo lo que yo hice, sino lo que hizo (Michael) Bloomberg (…) quien fue un buen alcalde…”, en referencia a su sucesor en el gobierno local (2002-2013).

Giuliani, quien fue ampliamente acreditado por limpiar un Times Square lleno de drogas y prostitución en la década de 1990 y asumir la crisis post 9/11 en 2001, tiene una crítica particular a De Blasio por permitir que las personas sin hogar de la ciudad aumenten a niveles récord en los últimos años.

“La falta de vivienda había desaparecido y debería desaparecer” de nuevo, dijo Giuliani, también abogado de Donald Trump. “Hay una manera de ver la falta de vivienda que estos liberales simplemente no tienen”.

“Cuando veo una ciudad con gente sin hogar, veo una ciudad con un alcalde que no se preocupa por las personas, porque si a uno le importan las personas, no las dejas en la calle”.

La oficina del alcalde, quien estaba en gira fuera de la ciudad, no respondió a una solicitud de comentarios de New York Post.

El tema se volvió nacional y también hubo condenas deTrump y el vicepresidente Mike Pence.

En tanto, las legendarias ausencias del alcalde han arreciado a raíz de su lucha por la nominación presidencial Demócrata, en la que marcha a la retaguardia, según diversos reportes.

Mientras, unas 277 personas en promedio están yéndose todos los días de NYC, más del doble del éxodo neto de 132 hace apenas un año, destacó Bloomberg News, usando datos del censo 2018.

Los que entregaron el Esequibo por Brian Fincheltub – El Nacional – 7 de Septiembre 2019

is.jpg
“Nos ha llegado la información de que están negociando el Esequibo a cambio de apoyo político” denunció esta semana el usurpador de Miraflores, Nicolás Maduro, en referencia al gobierno de transición. Es cierto que el dictador no merece ni una respuesta, pero frente a tanta desvergüenza un ejercicio de refrescamiento de memoria es necesario.

Si alguien sabe de negociados y pactos contra la república es precisamente Maduro, quien antes de usurpar el poder fue canciller del régimen chavista durante seis años. No queda dudas que cuando pronunciaba esas palabras no hacía más que describir lo que él y su régimen han hecho durante más de veinte años: traicionar los intereses del país para mantenerse en el poder. Son como el cuento del delincuente que al robar se mete entre la muchedumbre para escabullirse y grita “allá va el ladrón, allá va el ladrón, atrápenlo”.

Si de traidores a la patria se trata, no hay más traidores que ustedes. Al punto que de la llamada “patria” poco queda, porque hasta la libertad nos han hipotecado. Fue precisamente el fallecido Hugo Chávez Frías quien le prometió al Caribe abandonar la reclamación internacional venezolana sobre el Esequibo a cambio de apoyo político en la Organización de Estados Americanos y en la ONU, además de hacerse la vista gorda de las explotaciones autorizadas por Guyana en el territorio en reclamación. Ni durante la democracia ni durante los regímenes militares del comienzo del siglo XX nadie se atrevió a tanto por tan poco, una mano levantada a cambio de 159.000 kilómetros cuadrados ricos en recursos naturales.

En derecho internacional el silencio habla y mucho, sobre todo en el contexto de una disputa territorial, pero aún más las acciones, por más insignificantes que parezcan. Hay que recordar por ejemplo cuando el sátrapa de Miraflores mostró mapas de Venezuela sin el Esequibo, algo que ni en las escuelas antes era permitido. Cuesta creer que a ese nivel hayan ese tipo de “errores”, mucho menos viniendo de quienes viene. El plan de entrega y mutilación de nuestro territorio no es más que la aplicación del proyecto castrista contra Venezuela, un proyecto que, por cierto, nunca ocultó el régimen cubano. Por ejemplo, Fidel Castro siempre tildó a Venezuela de “expansionista” frente a su legítima reclamación del territorio del Esequibo y de eso hay registros públicos en la prensa, no es nada descabellado que una de las primeras cosas que hizo al meter las manos en nuestro país haya sido despojarnos de lo nuestro.

En las escuelas siempre veíamos nuestro mapa como un gran elefante de pie cuyas dos patas eran el Esequibo y el Amazonas. El madurismo nos ha dejado cojeando de una pata y amenaza gravemente la otra. Quienes ayer entregaron el Esequibo hoy le dan en bandeja de plata el sur de Venezuela a grupos narcoterroristas. Nunca antes nuestra existencia y la de nuestras generaciones estuvo tan amenazada, somos lo más cercano a un ex país que una vez estuvo de pie al norte del sur y que hoy es mutilado, saqueado y arruinado por una mafia delincuencial. Se equivocan quienes piensan que pueden ser simples testigos del derrumbe de Venezuela y sobrevivir, si no actúan rápido terminarán con nosotros debajo de los escombros. Es la hora de actuar.

A %d blogueros les gusta esto: