elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Narcotráfico

El narco-neo-comunismo por Asdrubal Aguiar – Diario Las Américas – 2 de Julio 2020

Lista de funcionarios venezolanos sancionados – Urru.org – 24 de Junio 2020

Lista de funcionarios venezolanos sancionados por USA, Canadá, Unión Europea, Suiza, Panamá y países miembros del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) y narcotráfico. Actualizada a 2020/06/24

Para acceder a la lista completa abrir el siguiente enlace :

Lista de Sancionados hasta 2020-06-24

Why Cuba and Venezuela Should Matter to Us by Carlos Alberto Montaner – Latin American Herald Tribune – 16 de Junio 2020

Latin American genius Carlos Alberto Montaner discusses the new book by former Pepsi VP Nestor Carbonell on Cuba and what must be done to halt the spread of Castro communism in Venezuela, Colombia, Ecuador and Bolivia.

Néstor T. Carbonell, former VP of Pepsi Cola for many years, has published an extraordinary book on the Island: Why Cuba Matters. In the book he reviews the stormy relationships between Fidel Castro and the twelve tenants who have been in the White House. From the first, Ike Eisenhower, to Donald Trump, through Barack Obama — who made all the concessions to Havana without any gesture of democratic reciprocity, violating the only common strategy of Republicans and Democrats for more than 60 years.

In that long period of coincidences and disagreements, genuine “hawks” like Ronald Reagan and even soft “pigeons” like Jimmy Carter had been at the helm of the American power, but all were convinced that any transaction with the Castros should include a verifiable withdrawal of Cuba’s international role as a pro-communist and “anti-Yankee” beacon in Latin America and Africa, although notable incursions into the Middle East were not lacking, as was the case with a 22-tank brigade operated by Cubans during the Yom Kippur war, fought between 1973 and 1974.

The problem, really, was that the Castros saw Cuba only as a base of operations to act in the international arena against Washington and against the hated “capitalism.” That was their leitmotif. The Castros — and especially Fidel — did not see themselves as the leaders of a communist revolution carried out on a poor sugar-producer island in the Caribbean, but rather as leaders of a political empire under construction. Not for nothing Fidel, at 18, changed his middle name, Hipólito, for “Alejandro.” He had in mind the Greek king who conquered an empire starting from the insignificant Macedonia.

Thus, his first triumph in Latin America was Chile, and it did not occur according to Castro’s script, but as a consequence of the Chilean electoral peculiarity. Salvador Allende was elected in 1970 with just over a third of the votes, and the Chilean parliament, being able to choose one of the other two parties, selected this Marxist physician, after forcing him to sign a document in which he promised to safeguard freedoms, something he only partially did.

The thesis behind Carbonell’s book is that democracy and freedoms have a magnificent side (the type of societies they foster), but they have another disturbing feature: the tendency to belittle the economically and technically weak adversaries who oppose them. They did it with Cuba and today they do it with Venezuela, Cuba’s protégé, without realizing the danger that this means.

Cubazuela, as the two countries are called in the neighborhood’s political jargon, have turned to crime to sustain their precarious power. Cuba provides Venezuelans with intelligence, military control, and support networks built over the years, while Venezuela pays Cubans with its own or Iranian gasoline, and with the little money it can spare from drug trafficking or the sale of illegally obtained gold. Meanwhile, Maduro, born in Colombia, is neither Venezuelan nor Colombian. He is a Cuban who owes his position to the Castros. He has discovered ideological citizenship.

Cuba was already a danger, but not having eliminated that infectious focus allowed it to metastasize to other nations, such as Venezuela, and there’s a risk that it will continue to expand to Colombia, Ecuador and Bolivia, all countries of the Andean arc. To avoid this immense damage, opposition politician María Corina Machado proposes a “multifaceted peace operation.” Venezuelan professor Carlos Blanco, in an excellent article, adds that it could be “an operation led by the OAS, based on the TIAR.” TIAR is the Inter-American Treaty of Reciprocal Assistance, also known as the Rio Treaty.

This is all correct. But if it is to take place, the United States must lead the effort, and it is very difficult for that to happen. So far, Washington has limited itself to imposing sanctions and showing its fangs, but Latin American countries have no foreign policy, except Cuba and Venezuela, and I don’t think they will change. I would start by recommending Americans to read Carbonell’s book. It is very good.

La desviación electoralista por Oswaldo Álvarez Paz – América 2.1 – 7 de Junio 2020

Venezuela no se está derrumbando. Ya se derrumbó y adquiere plena vigencia aquel viejo dicho según el cual siempre se puede estar un poco peor. No se trata de establecer puntos de comparación con el pasado democrático del país sino de tomar plena conciencia del presente para, desde aquí, echar las bases hacia un mejor futuro, hacia la construcción de una nueva Venezuela. Para tal fin lo único que deben mantenerse son los principios fundamentales de la vida en democracia y libertad, con perdón de la redundancia. En toda democracia verdadera, la libertad es un supuesto indispensable para su vigencia.

De acuerdo con las estadísticas internacionales estamos dentro de los cinco países que existen en condiciones deplorables sobre él planeta, hasta infrahumanas en algunos renglones. A esto hemos llegado, no por obra del Espíritu Santo, sino por la acción imperdonable de un régimen basado en una ideología socialista comunistoide probadamente fracasada, y de paso, dirigido por gente mal preparada, altamente corrompida, y orientada en buena medida por estructuras del crimen organizado. Lo del narcotráfico no es cuento. Se trata de una realidad que algunos estamos combatiendo con todo desde principios de los años ochenta. Lo relativo al terrorismo tiene distintas raíces que van desde el problema de la violencia colombiana y sus repercusiones en nosotros hasta el Medio Oriente y su creciente poder e influencia en la política del régimen venezolano. Sin embargo no hay conciencia plena de la magnitud del problema, concentrados casi que exclusivamente en el control cubano sobre instituciones fundamentales del estado venezolano. Ese es un problema grave que afecta nuestra soberanía, pero no es el único que tenemos que afrontar.

En el 2015 se eligió la actual Asamblea Nacional con mayoría de dos terceras partes opositoras. Esta condición desapareció en las primeras de cambio. Paralelamente crearon inconstitucionalmente una asamblea constituyente, con minúscula, para hacer lo que le viniera en gana al régimen. A la Asamblea legítima se la despojó de su sede natural, el Palacio Federal Legislativo. Muchos de sus miembros han sufrido y sufren persecución, acoso, prisión y exilio. Se la declaró en “desacato”, no sabemos de qué y muchas cosas más hasta llegar a la última infame decisión de eso que llaman Tribunal Supremo de Justicia pretendiendo asumir la designación de un nuevo Consejo Supremo Electoral, para realizar elecciones parlamentarias este mismo año.

El electoralismo agudo de algunos políticos tenidos como opositores blandos, los ha llevado a convalidar lo que estamos diciendo. Desgraciadamente me cuesta creer que sea por convicción y no por oportunismo, comodidad y complicidad bien remunerada política o económicamente. Es difícil decirlo, pero es lo que pienso y ya basta de silencios cuando la realidad está a la vista.

 

 

Ledezma pide a Guaidó que concrete la entrada de la DEA al país para capturar a Maduro – El Nacional – 4 de Junio 2020

El exalcalde insistió en que el problema de Venezuela es el líder del oficialismo y reiteró sus críticas a que haya acuerdos con el régimen

Ledezma Guaidó

El debate en Twitter entre el presidente encargado Juan Guaidó y el exalcalde Antonio Ledezma continúa. Este jueves 4 de junio el político exiliado pidió al diputado concretar la entrada de la DEA a Venezuela para que Nicolás Maduro y quienes lo rodean sean capturados.

«Estimado presidente Juan Guaidó, ese es el pasito que falta, porque así como narco-Maduro facilita a iraníes y capos de la FARC-ELN entrar a Venezuela, usted finiquite entrada de la DEA al país para capturarlos», expresó Ledezma en respuesta a un tuit del miércoles de Guaidó.

Anoche el presidente de la Asamblea Nacional contestó un tuit del exalcalde en el que este criticaba el acuerdo entre la oposición y el régimen para traer ayuda humanitaria a través de la Organización Panamericana de la Salud.

«Estimado Antonio, luchador de años: hoy la DEA está en el Caribe en el operativo antinarcóticos más grande en la historia del continente, en compañía de muchos países, con información que ha suministrado la Asamblea Nacional. Y atento, que viene más», indicó Guaidó.

«También, y luego de tres meses, la OPS recibirá dinero aprobado por la legítima Asamblea Nacional para salvar vidas. No hemos escatimado, ni lo haremos, para salvar vidas y salir de la dictadura», agregó.

En otro mensaje de este jueves, Ledezma dijo: «Estimado presidente, esa es la línea, entender que lo urgente es la captura de esos narcos. Esa es la mejor vacuna y plan de salud para garantizar la vida de los venezolanos. Para salvar a Venezuela hay que ser firmes en que con los más buscados por narcotrafico ni se dialoga ni valen acuerdos».

Y advirtió, en un tuit de anoche, que para el cese de usurpación está «resteado y listo para lo que sea», pero no para acuerdos con Maduro. «No cuenten conmigo», insistió respecto a negociar con el régimen.

«En Venezuela no será posible tener ni salud ni vida con Maduro usurpando poderes. La catástrofe la engendró Maduro y la cura es salir de él», expresó.

Así inundó Hugo Carvajal de cocaína a cinco capitales europeas mediante canales diplomáticos – Primer Informe – 3 de Junio 2020

El general chavista entregó unas 70 toneladas de cocaína a cinco importantes capitales de Europa, con el fin de «sobornar autoridades y políticos», reveló un ex operativo de las FARC que es colaborador de la DEA y presunto testigo en su contra.

Un antiguo miembro de las FARC, Alexander Duque González, responsable de suministrar información crucial que ayudó a descubrir el campamento del ex jefe guerrillero Raúl Reyes en Ecuador, reveló que Hugo Carvajal movilizó varias decenas de toneladas de cocaína a países como España, Alemania, Holanda, Italia y Francia, usando valijas y canales diplomáticos venezolanos en esos países.

Duque González, que se describió a sí mismo como un colaborador de la agencia antidrogas norteamericana DEA, ofreció detalles sobre el tráfico de cientos de toneladas que fueron exportadas a través de Venezuela y Ecuador, hacia Europa y Estados Unidos, gracias a convenios de los gobiernos de los socialistas Nicolás Maduro y Rafael Correa con las FARC de Colombia.

Duque dijo que personalmente entregó dinero al presidente Correa para su campaña electoral, enviado por las FARC como parte de compromisos para que Correa autorizara el paso de cocaína procedente de Colombia y Perú por territorio ecuatoriano, para su exportación usando los puertos de Ecuador en la costa pacífica.

La cooperación entre las FARC y Correa fue tan estrecha, que Duque fue enviado a colocar un alijo de 50 kilos de cocaína en uno de los barcos propiedad del candidato contrario a Correa, el empresario Alvaro Novoa, para que el escándalo «lo apartara de la presidencia y despejar así la llegada de Rafael Correa» al poder.

En una entrevista con los periodistas Roberto Granda, de España, y Herbin Hoyos de Colombia, Duque reveló que facilitó la entrega de setenta toneladas de cocaína por encargo del gobierno de Venezuela, al Jefe de la Inteligencia Militar en persona, Hugo Carvajal, quien se hizo cargo de la cocaína para ser transportada en aviones, y ser repartida a diferentes destinos en Europa, Estados Unidos y Canadá.

Alexander Duque dice que mucha de la droga que se suministraba a Venezuela, era enviada en maletas de 40 hasta 60 kilos cada una, en valija diplomática a las embajadas de Madrid, Paris, Berlín, Roma y Ámsterdam, para sobornar a autoridades y políticos.

La revelación de Duque se produjo cuando se le preguntó su opinión sobre las famosas maletas que acompañaban a Delcy Rodríguez, en el pasado mes de enero, a su paso por el aeropuerto de Barajas, en Madrid, acompañado del ministro español de Transporte José Luis Ábalos, que como se publicó, cambió su versión unas ocho veces hasta reconocer que facilitó el tránsito de la vicepresidenta a su llegada a España, a pesar de que tenía prohibido el ingreso en territorio de la Unión Europea.

El periodista colombiano Herbin Hoyos sostiene que cuando Hugo Carvajal huyo de Venezuela se refugió en España hasta que la justicia estadounidense solicitó su extradición, que no pudo llevarse a cabo porque desapareció de su domicilio, y que fue protegido por el sector de Podemos que tiene vinculaciones con Venezuela, señalando directamente a Pablo Iglesias, actual vicepresidente del Gobierno de Pedro Sánchez, como protector de Carvajal.

Maduro sigue allí por Carlos Blanco – El Nacional – 3 de Junio 2020

images
  1. 1. A pesar de todas las fuerzas nacionales e internacionales que se han empleado, el régimen sigue allí. ¿Más débil? ¿Comparado con qué? Sí, está más débil que lo que era en 2019. La voracidad de la crisis económica es mayor; la oferta de gasolina no tiene solución estructural; la presión de Estados Unidos se ha incrementado; la violencia ha tomado el país; el covid-19 es una realidad cuyo verdadero rostro dentro de Venezuela todavía no sabemos; la represión se ha extendido; y las instituciones están peor que nunca. Es un régimen que comparado consigo mismo es más frágil.
  2. Diferente es si se le compara con la oposición política. En este campo el régimen tiene mayor fortaleza relativa y mayor estabilidad, aunque esta sea como la que hay en un pent-house sacudido por un terremoto. La oposición de hoy no es ni la sombra de la de enero de 2019 y se ha debilitado por lo errático del interinato, a ratos comprometido con el fin del régimen –y hasta con la exploración de opciones militares– y a ratos con una negociación que ni sigue ni frena; con unos personajes que no representan a nadie que los autorice y dejando que se cuelen unas imprecisas elecciones.
  3. Hay otra dimensión del régimen que escapa a la disputa interna. El régimen venezolano ha logrado insertarse entre los factores estratégicos mundiales. Uno de sus aportes esenciales ha sido un espacio geográfico –el territorio venezolano– en el cual no solo hay manga ancha para el narcotráfico, el lavado de dinero y santuarios para grupos ilegales, sino que se ha clavado en el corazón del Caribe y en la puerta de América del Sur como centro de promoción de la agitación zurda internacional. Ya no es Cuba –aunque esté por detrás manejando los hilos– sino Venezuela el centro de la desestabilización.
  4. Hay quienes confían en que la crisis económica acabará con el régimen de Maduro y no pareciera, por lo que se observa, que será así, a menos que haya un incidente que dispare la tormenta vinculado a la carestía. De lo contrario, este proceso continuo en el cual hoy hay más hambre que ayer y menos que mañana, puede prolongarse. Este camino está lleno de gente que se desintegra física y moralmente, suicidios, padres que no comen y ven a sus hijos acostarse sin comer. Un día tras otro.
  5. Tampoco la solución vendrá de fuera. Cierto que solos no podemos, pero los de afuera solos tampoco podrán. El régimen de Maduro es una operación internacional que involucra a Cuba, Rusia, China, Irán, Turquía, Nicaragua, así como grupos irregulares que se despliegan en el territorio nacional. Solo una operación internacional que involucre a nuestros principales aliados –Estados Unidos, Colombia y Brasil– podrá enfrentarlos, pero en el itinerario de este proceso libertario tienen que estar una dirección política venezolana y no una comparsa de la voluntad externa. El equipo estratégico de Venezuela debe ser el punto focal de la alianza internacional.

Quién es realmente Tareck El Aissami, el funcionario chavista por el que EEUU ofrece 10 millones de dólares por Sebastiana Barráez – Infobae – 2 de Junio 2020

El hombre a cargo del Ministerio del Petróleo de Venezuela se ha convertido en el principal objetivo de Washington. También su hombre de confianza, Joselit de la Trinidad Ramírez Camacho, por quien pagarían USD 5 millones

Tareck El Aissami (REUTERS/Manaure Quintero)Tareck El Aissami (REUTERS/Manaure Quintero)

Aunque no es mediático como Diosdado Cabello Rondón, presidente de la Asamblea Constituyente, tampoco fue elegido, como Nicolás Maduro Moros, por Hugo Chávez como su sucesor, Tareck Zaidan El Aissami Maddah, el actual ministro del Petróleo, se ha convertido en el principal objetivo de los Estados Unidos. No es casual que ofrezca por él 10 millones de dólares. Y ofrezca por uno de sus hombres de confianza, Joselit de la Trinidad Ramírez Camacho, cinco millones de dólares.

En el 2014 Robert Morgenthau, fiscal del distrito de Nueva York, aseguró que El Aissami le facilitó la obtención de pasaportes venezolanos y la naturalización a miembros de organizaciones que Estados Unidos considera terroristas: Hamas y Hezbollah. En el 2015, el ex gobernador Rafael Isea, se habría convertido en testigo protegido de la fiscalía en EEUU, habría declarado que El Aissami recibía sobornos de narcotraficantes para facilitar el envío de estupefacientes desde Venezuela para el mundo.

Walid Mackled, preso por narcotráfico en la sede del SEBIN en El Helicoide, dijo luego de su detención en Colombia, que le hizo pagos a El Aissami, cuyo intermediario habría sido su hermano Feraz.

En el año 2017, el Departamento del Tesoro lo incluye en la lista OFAC (Oficina para el Control de Activos Extranjeros). En marzo 2019, siendo ministro de Industria, fue acusado en una corte de Nueva York de violar la ley de capos extranjeros de la droga, según dijo en ese momento viernes el fiscal federal de Manhattan. “Ha usado su posición de poder para involucrarse en el narcotráfico internacional”, dijo por su parte Ángel Meléndez, agente especial del Departamento de Seguridad Nacional.

El 8 de marzo de 2019 la Corte Federal de Manhattan en Nueva York acusa a Samark José López Bello de narcotráfico, considerando testaferro de El Aissami; les fueron congelados los activos de López en EEUU, que según autoridades norteamericanas es de decenas de millones de dólares.

El 31 de julio, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas norteamericano (ICE) incluye a El Aissami en la lista de los más buscados porque habría favorecido actividades ligadas al narcotráfico.

Junto a Nicolás Maduro (REUTERS/Marco Bello)Junto a Nicolás Maduro (REUTERS/Marco Bello)

Nacimiento: El Vigía, estado Mérida, 12 de noviembre de 1974.

Padres: Los musulmanes drusos, que llegaron del Líbano siendo muy jóvenes: Zaidan Amin El Aissami El Musfi alias Carlos Aissami y May Maddah de El Aissami.

Es el segundo de cinco hermanos: Haifa, Feras, Amin Obeida (casado con una cristiana, rechazada por la familia de Tareck) y Maja Madeleine.

Creció en el barrio El Carmen de El Vigía.

Liceo Militar. 1992: Terminó su bachillerato en el Liceo Militar Jáuregui de La Grita, municipio Jáuregui del estado Táchira. De allí egresó con honores de la Promoción Nº 40, entre cuyos integrantes tiene estrechos lazos de amistad y de negocios.

En esa promoción destacan de primero Tareck El Aissami.

2003: Jefe de la Misión Identidad.

2005: Electo diputado para la Asamblea Nacional por el estado Mérida.

2006-2007: Viceministro de Seguridad Ciudadana.

2008-2012: Ministro del Poder Popular para Relaciones Interiores y Justicia. Época en la que se destacó por la fuerte represión aplicada durante las protestas contra el cierre del canal RCTV y en rechazo a la propuesta de reforma constitucional, emprendida por Hugo Chávez.

20/12/2009: Funda la Policía Nacional Bolivariana. En su gestión se crea el Consejo General de Policía y la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad.

Presidente de la Comisión Presidencial para el Control de Armas Municiones y Desarme y la Comisión Presidencial de Refugios Dignos.

12/10/2012: se inscribe como candidato a la gobernación del estado Aragua con el apoyo del PSUV y fuerzas aliadas.

16/12/2012: electo Gobernador de Aragua con 55,54% de los votos.

Es designado miembro de la Dirección Nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y fue vicepresidente para la región de los Andes (estados Mérida, Trujillo y Táchira) desde finales 2011 hasta enero 2013. Pasa a vicepresidente para la región centro-occidental (estados Aragua, Carabobo, Yaracuy y Lara)

4 de enero de 2017: Nicolás Maduro nombra a Tareck El Aissami como vicepresidente de su Gobierno.

Tareck el Aissami (EFE/Raúl Martínez)Tareck el Aissami (EFE/Raúl Martínez)

Influencia paterna

Su padre Zaidan Amin El Aissami El Musfi es un radicalista. Fue detenido el 4 de febrero de 1992, cuando la intentona de golpe de Estado, por parte de Hugo Chávez y otros comandantes contra el entonces presidente Carlos Andrés Pérez. Después de eso su casa fue allanada en varias oportunidades. Tenía un local pequeñito en el centro de Mérida, en la avenida 4, donde vendía electrodomésticos.

Un amigo de El Aissami dijo a Infobae que “es su padre la persona de más influencia en Tareck. Es druso y lideraba los movimientos opositores al presidente de Siria en Venezuela, como jefe del partido político Baath de Irak; es seguidor de Isis y formó a Tareck en una mezcla de druso con musulmán. Con los años se alejaron del tradicional drusismo de su familia, que vive en siria en frontera con Jordania”.

Antes de la invasión a Irak su padre dijo en una rueda de prensa, refiriéndose al terrorista Bin Laden: “El gran Mujahedeen, el Sheik Osama bin Laden”. “Su padre usa el seudónimo Carlos Zaidan, con el que suscribía artículos defendiendo a Saddam Hussein, a la Yihad islámica, o Guerra Santa de Al Qaeda y los talibanes. Su tío abuelo Shibli fungió como asistente del Secretario General del partido en Bagdad en la época de Saddam Hussein”.

Tareck es un hombre cuyo objetivo es el poder. Él y su padre mantenían relación con la llamada Resistencia Iraquí, los seguidores de Hussein, liderizada por Izzat Ibrahim Al-Douri; esa relación se hizo más estrecha desde que Tareck fue ascendiendo políticamente, desde la universidad, pasando por el PSUV, la vicepresidencia, ministerios y ahora el hombre poderoso del petróleo”.

No es casual que tenga comunicación con mandatarios de Siria, Líbano, Jordania, Irán e Irak y sea una referencia árabe en América Latina. Eso incluye a ser referencia para Hamas y Hezbollah”, confirma la fuente.

“Él contactó y afianzó relaciones con miembros de la resistencia y grupos rebeldes del Medio Oriente, alrededor del año 2002. Hubo una relación más cercana, no sé si por influencia de Tareck, del presidente Hugo Chávez con Mohamed Khatami y Mahmoud Ahmadinejad, así como el florecimiento de relaciones comerciales entre Venezuela e Irán. Luego vienen las conexiones entre Pdvsa-Banco de Andorra-Irán, millones de dólares de cuentas oficiales, vuelos misteriosos de Conviasa (Caracas-Damasco-Teherán), así como pasaportes venezolanos a iraníes”.

La universidad y los amigos

No está precisado en qué momento de su juventud se traslada a Cagua. Lo que sí es cierto es que estudia en la entonces Escuela Básica de la Fuerza Armada Nacional, hoy en día Academia Técnica Militar Bolivariana.

Estudia en la Universidad de Los Andes (ULA) en el estado Mérida, donde desarrolla actividad política y recibe la influencia de Adán Chávez Frías y de Mario Antonio Cobos Peralta.

Se destacó como dirigente estudiantil, siendo presidente del Centro de Estudiantes de Derecho y de la Federación de Centros de Estudiantes por el Movimiento Estudiantil Utopía 78.

“Su liderazgo universitario no fue solo por razones ideológicas o el radicalismo hacia la izquierda que demostró, en su relación con miembros de la guerrilla colombiana, esencialmente las Fuerzas Armadas Revolucionaria de Colombia (FARC) y grupos irregulares armados en las residencias estudiantiles. Tareck protegió a esos grupos y formó y armó otros que respondían a sus intereses y que provenían de instituciones policiales como la Disip, ahora Sebin”.

“En esas andanzas estrechó relación con Hugo Cabezas, quien durante el gobierno de Hugo Chávez fue director del servicio de Identificación Onidex (ahora Saime) y luego gobernador del estado Trujillo”.

Relación con grupos extremistas

Si algo hay que decir de Tareck es que no da pasos en falsos ni cede espacios conquistados, así lo demuestra su record de vida. Es un estudioso del arte de la guerra y cómo conquistar batallas.

Hay quienes creen que aprendió muy bien a ser perseverante y disciplinado en el Liceo Militar Jáuregui.

A Tarek se le ha relacionado con Hezbollah, a través de Gahzi Nasserddine (ex encargado de Negocios de la Embajada de Venezuela en Damasco) y su hermano Ghasan Atef Salameh Nasserddi, encargados de reclutar árabes venezolanos, para enviarlos al Sur del Líbano a recibir entrenamiento de combate en los campos del Hezbollah.

Estados Unidos, a través del Buró Federal de Investigaciones (FBI), colocó en su lista de posibles terroristas a Ghazi Nasr al-Dine (también llamado Nassereddine), un libanés-venezolano vinculado con Hezbollah y que habría ha colaborado en el tráfico de droga, a través de Tareck el Aissami.

Entre los personajes a quienes les facilitaron entrega de pasaporte venezolano está Ghazi Atef Salameh Nassereddine Abu Ali, nacido el 13/12/1962 en Líbano; Cedula venezolana N° V–18.190.527, Pasaporte B-0472561; sancionado por EEUU en 2008 por financiar y proveer logística a miembros del Hezbollah; el mismo sujeto quien se desempeñaría como Encargado de Negocios en la Embajada de Venezuela en Damasco, Siria; Director de Asuntos Políticos Embajada de Venezuela en Líbano.

También a Ghasan Atef Salameh Nasserddi, hermano del anterior, dedicado al reclutamiento en Venezuela de candidatos a ser enviados a los cursos de entrenamiento en el sur de Líbano.

La aprobación de visas para representantes de Hezbollah, el Hamas y al-Qaeda, entre otros a: Mohammed Adnan Yasin, Falh Ami Taha y Muhi Alwan Mohammed Al Qaisi.

Al experto en explosivos Abdul Ghani Suleiman Wanked, mano derecha de Hassan Nasrallah.

En 2008, con solo un año de estar los pasaportes electrónicos venezolanos en circulación, el director de Inmigración de Costa Rica, Mario Zamora, observó con frecuencia a árabes que viajaban con pasaporte venezolano, lo que notificó a funcionarios de la embajada de Estados Unidos en San José. El hecho fue reseñado en uno de los cables del Departamento de Estado filtrados por Wikileaks en 2011. La representación diplomática sugirió alertar a la embajada en Caracas y al servicio de inmigración sobre esta práctica que podría enmascarar o facilitar los viajes de terroristas a Estados Unidos.

El Centro para una Sociedad Libre Segura (SFS, por sus siglas en inglés), organismo que estudia temas de seguridad y defensa, con sede en Washington, hizo una investigación, publicada en el informe “Canadá en guardia”. Lo suscribieron Victoria Henderson, Fernando Menéndez y Joseph Humire. Señalaron que entre 2008 y 2012, hubo cerca de 173 pasaportes, visas y otros documentos suministrados a islamistas radicales que buscaban entrar sin sospechas a los Estados Unidos y Canadá. El informe asegura que también sirios y libaneses relacionados con Hezbolá se han hecho de identificaciones venezolanas.

Los investigadores expresaron que Tareck es el puente para los extremistas de Medio Oriente, y que habría facilitado documentos a los terroristas mientras estuvo al frente del Ministerio de Interior, entre 2008 y 2012, y habría creado una red de lavado de dinero para encubrir el financiamiento de esos grupos. “Tiene redes que atraviesan Irán, Irak, Siria, Líbano y Jordania”, precisa Humire, director del SFS, que condujo la investigación.

Un profesor de Miami experto en narcotráfico y crimen organizado se declaró culpable de lavar 2 millones de dólares de una trama de corrupción venezolana – Infobae – 2 de Junio 2020

Bruce Bagley estaba acusado de colaborar en el traslado de millones de dólares a EEUU desde el país caribeño a cambio de un porcentaje. Su caso es otra señal de los lazos entre la corrupción del régimen chavista y sus nexos en el sur de Florida

Bruce Bagley era profesor de estudios internacionales en la Universidad de MiamiBruce Bagley era profesor de estudios internacionales en la Universidad de Miami

Un académico de Miami que ha escrito sobre el narcotráfico y el crimen organizado internacional se declaró culpable de blanquear más de USD 2 millones en una trama de soborno y corrupción de Venezuela, dijeron fiscales estadounidenses.

Bruce Bagley, que era profesor de estudios internacionales en la Universidad de Miami, se declaró culpable el lunes ante un tribunal federal de Manhattan, dijeron los fiscales. Estos mantienen que Bagley había estudiado cómo funcionarios venezolanos corruptos trasladaban grandes sumas al sur de Florida y que había acumulado una larga lista de contactos con políticos de América Latina y funcionarios estadounidenses contra el lavado de dinero. Luego Bagley probó suerte personalmente.

“Bagley, un profesor universitario y autor, pasó de escribir el libro sobre el crimen, literalmente un libro sobre el narcotráfico y el crimen organizado, a cometer delitos”, dijo el fiscal federal Geoffrey Berman en una declaración.

El abogado de Bagley, Peter Quijano, no respondió de inmediato a un correo electrónico en que se solicitaban comentarios sobre el caso y la admisión de culpabilidad de su cliente.

Bagley, de 73 años de edad, de Coral Gables, Florida, fue coeditor del libro “Drug Trafficking, Organized Crime, and Violence in the Americas Today”, publicado en 2015, y colaborador de varias revistas sobre el tema. El año pasado fue acusado de colaborar en el traslado de millones de dólares a Estados Unidos desde Venezuela y llevarse una parte del 10%.

La tapa del libro de BagleyLa tapa del libro de Bagley

Sus compañeros dijeron en noviembre que apenas podían creer que el erudito, también conocido por cuidar a su esposa discapacitada, pudiera enredarse en semejante trama. Pero en los últimos años su casa estuvo a punto de ser objeto de una venta de ejecución hipotecaria. John Polga-Hecimovich, profesor de la Academia Naval de EE.UU. que lo conocía a través de redes académicas, dijo que era fácil entender cómo Bagley podría haber recurrido al recurso más cercano: su experiencia.

Venezuela lleva años sumida en una crisis bajo los regímenes de Hugo Chávez y su sucesor Nicolás Maduro, y las dificultades aumentan con la caída mundial de los precios del petróleo. La principal fuente de ingresos del país, la compañía estatal Petróleos de Venezuela SA, se ha convertido en un blanco para el robo, dicen los fiscales estadounidenses. El caso Bagley es otra señal de que la corrupción enquistada de Venezuela se ha propagado al sur de Florida, donde los funcionarios asociados con ambos regímenes han ocultado ganancias obtenidas ilegalmente y han comprado propiedades inmobiliarias.

Durante años, Bagley fue un experto a quien acudían los periodistas que investigaban sobre narcotráfico, lavado de dinero y corrupción en Sudamérica. En 2016, por ejemplo, le preguntaron acerca de dos sobrinos del presidente venezolano a quienes se había acusado de narcotráfico: “Los sobrinos son solo la punta del iceberg”, dijo el docente de Estudios Internacionales en la Universidad de Miami, a Univision. “La corrupción es generalizada en los círculos del poder en Venezuela”.

El 18 de noviembre de 2019, los fiscales federales anunciaron que fue detenido por imputaciones de lavado de dinero al participar en un plan para ocultar el origen de más de 2,5 millones de dólares de ganancias por soborno y corrupción en el país gobernado por Maduro.

El general Padrino y la bota imperial – Editorial El Nacional  – 2 de Junio 2020

Screen Shot 2020-05-16 at 1.06.32 PM
Una vez más el general Vladimir Padrino López, ministro de Defensa del régimen, nos asombra con sus pronunciamientos. ¿De qué se trata ahora? Pues de otra declaración en la que abundan la distorsión de la verdad y una pasmosa incapacidad para la autocrítica. Pensamos, en particular, que una dosis de autocrítica le sería útil, de modo observar la realidad con mejor perspectiva y así entender la angustia que agobia a sus conciudadanos.

El general Padrino sostiene que las fuerzas armadas colombianas son objeto de permanente “humillación”, ya que en el país vecino ha comenzado a desplegarse una brigada especial del ejército estadounidense, destinada a fortalecer la lucha contra el tráfico ilícito de drogas. Al respecto, creemos que es justo solicitarle al general Padrino que informe el número, condición y misiones de los destacamentos militares cubanos que actúan en Venezuela. Sobre el asunto el régimen guarda total hermetismo, pues tales contingentes y servicios especiales de seguridad tienen el propósito de sostenerle en el poder a toda costa.

¿Qué lleva al ministro a condenar a Colombia, perdiendo a la vez de vista que Venezuela es víctima de una operación depredadora, de carácter neocolonial, de parte de la Cuba castrista, país al que el régimen entrega nuestras riquezas a cambio de protección? ¿O es que Padrino López prefiere la subordinación de Venezuela a una tiranía, que lleva décadas oprimiendo a su pueblo y lo reduce a la miseria, en lugar de la cooperación de Colombia con un país democrático como Estados Unidos, cuyos gobernantes están sujetos a leyes, a la separación de los poderes del Estado y a elecciones recurrentes?

¿Qué ocurre con nuestros actuales militares, que parecieran haber olvidado por completo las raíces de su gentilicio y los fundamentos de su misión? Hubo un tiempo durante el cual nuestro Ejército respondió al lema de “forjador de libertades”. ¿Qué queda de ello? ¿De la defensa de cuáles libertades pueden ufanarse hoy las fuerzas armadas venezolanas, dedicadas como están a reprimir a sus conciudadanos empobrecidos y humillados por un régimen que se subordina a los dictados de Cuba?

En sus declaraciones, el general Padrino citó a Hugo Chávez, quien alguna vez afirmó que “Colombia es, lamentablemente, la cabecera de playa de la estrategia de contención yanqui en la América del Sur y, por supuesto, su base de operaciones […] Estas nuevas bases militares constituyen un peligro real contra la soberanía y estabilidad de la región”. ¿Es de veras incapaz el ministro de entender que la participación estadounidense, entre otras, es necesaria para detener la nueva aventura del castrismo en el continente, una aventura cuyo propósito no es otro que seguir sembrando opresión, como la lograda con tanto éxito en Cuba y Venezuela? ¿No se le ocurre al general Padrino que nuestros vecinos, y casi todos los países de América Latina, contemplan con horror el drama venezolano, la tragedia de millones de desplazados, la demolición de nuestras fuentes productivas y la expoliación de nuestras riquezas?

Lo que es indispensable contener y revertir, insistimos, no es precisamente la “bota imperial” estadounidense, ese espantapájaros con el que la izquierda mundial pretende todavía asustar a la gente, sino la expansión castrista en el hemisferio, una infección que conduce de manera inexorable a la misma asfixiante enfermedad que padecen los pueblos cubano y venezolano.

Para redondear sus consideraciones, el ministro Padrino asevera que “Colombia es un país ocupado por fuerzas extranjeras, que no ha logrado detener la producción de drogas”. No hace falta sino una pizca de cinismo para comentarle: “y Venezuela es un país ocupado por fuerzas extranjeras que sirve de puente a un masivo tráfico de drogas, un país cuyos principales jefes políticos, del lado del régimen, han sido indiciados por tribunales internacionales como narcotraficantes”.

Todavía recordamos las imágenes del general Padrino en una de sus visitas a Cuba, rendido ante Fidel Castro, escuchándole como lo hace un alumno desprovisto de sentido crítico ante un maestro al que no es capaz de cuestionar, sino solo de obedecer ciegamente. Refrescamos entonces la memoria al general Padrino: Fidel Castro fue un cruel dictador que ejerció un poder sin límites sobre el pueblo cubano, instaurando un régimen que todavía hoy se sostiene mediante la represión y el miedo.Narco

¿Forjador de libertades? De esto último no queda nada, nada en absoluto; el lema que en otro tiempo llenó de orgullo a nuestros militares es hoy una desfiguración de la verdad, una inicua impostura, una farsa sangrienta. Por lamentable que ello sea, la realidad evidencia que los militares venezolanos del presente, con las honrosas excepciones de oficiales y soldados presos o exiliados y de los que preservan la dignidad en la institución, son un instrumento de sometimiento del pueblo.

A %d blogueros les gusta esto: