elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Militares

Maduro responde a Trump con unas maniobras militares por Ewald Scharfenberg – El País – 15 de Agosto 2017

El presidente venezolano ordena a la presidenta de la recién instalada Asamblea Constituyente, Delcy Rodríguez, que abra un proceso “contra todos los vendepatria que están apoyando la invasión norteamericana”, en clara alusión a la oposición
1502761270_828757_1502781109_noticia_fotograma.jpg
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció este lunes que los próximos 26 y 27 de agosto se realizarán unos ejercicios militares en todo el territorio nacional bajo el nombre de Soberanía Bolivariana 2017.

“He dado la orden al Estado Mayor Superior de la Fuerza Armada para iniciar los preparativos para un ejercicio nacional, cívico-militar de defensa integral armada de la patria venezolana”, dijo ante unos miles de sus seguidores reunidos en la avenida Urdaneta de Caracas, durante un acto de repudio contra las palabras del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien el jueves aseguró que no descartaba la opción militar entre todas las disponibles para lidiar con Venezuela.

El Gobierno chavista ha recibido como maná del cielo las advertencias de Washington, que le brindan una referencia de amenaza externa lo suficientemente creíble como para reagrupar, bajo la insignia del nacionalismo, a su base electoral, dispersa y desengañada por la pobre gestión de Maduro en materias de economía y de combate al crimen.

“Tendremos a millones de hombres y mujeres movilizados, sabiendo cuál es su papel, integrándose al plan de cada región de defensa integral”, se apresuró Maduro en sacar rédito político del espantajo imperialista. “¡A Venezuela no la va a tocar nadie!”.

Aunque el domingo la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) emitió un comunicado en el que también rechazaba las palabras del presidente republicano, Maduro lo consideró como “verdaderamente miserable” pues, a su juicio, el documento en realidad “justifica la invasión de Venezuela”.

Minutos antes, el presidente había ordenado a su ex ministra de Relaciones Exteriores y presidenta de la recién instalada Asamblea Nacional Constituyente, Delcy Rodríguez -presente en el estrado-, que abriera un proceso “contra todos los vendepatria que están apoyando la invasión norteamericana”, en clara alusión a los directivos de la MUD. Rodríguez también preside la llamada Comisión de la Verdad, Justicia y Reconciliación creada en el seno de la Constituyente para ajustar cuentas con los opositores -en particular, diputados de la Asamblea Nacional- y, de paso, acuñar una narrativa oficial e incontrovertible, aunque quizás también inverificable, sobre las protestas callejeras impulsadas por la alianza opositora en 2014 y 2017.

“Que los responsables de la violencia sean castigados uno por uno”, instruyó el mandatario a su antigua subalterna. Pidió que las sesiones de la Comisión de la Verdad sean televisadas y que a quienes se nieguen a comparecer “les pongan los ganchos” (se les detenga, en el castellano urbano de Venezuela) y sean conducidos a la fuerza.

Maduro celebró que la mera elección de los diputados a la Constituyente oficialista haya disuadido a los protestantes de la oposición, lo que, desde su punto de vista, representa una victoria en la “batalla por la paz”. “Yo les dije que la Asamblea Nacional Constitutente sería una jugada maestra”, recordó, y pidió fe y paciencia a sus partidarios para aguardar las venideras -y equivalentes- victorias en las batallas “por la economía y la diplomacia; ya verán”.

Con respecto a la última, insistió en su solicitud de conversar directamente por teléfono con el presidente Trump, a quien, dijo, “le están engañando”. Aseguró que, así como “con la palabra” había desbaratado los desórdenes en las calles, con la palabra y el diálogo defendería la “verdad sobre Venezuela”. De acuerdo a Maduro, los corresponsales de medios extranjeros “mienten y mienten y mienten” acerca de lo que ocurre en el país, pero todos los infundios podrían ser despejados con una conversación cara a cara con su par estadounidense.

El viernes, un comunicado de la Casa Blanca aseguró que Trump no atendería una llamada de Maduro, “hasta que la democracia sea restituida en Venezuela”.

A manera de ejemplo de lo que podría alegar para deshacer la imagen negativa sobre su régimen, al que ya diversos Gobiernos y organismos internacionales califican como una dictadura, Maduro citó la reciente inscripción de candidatos de “todos los partidos opositores” para las venideras elecciones para Gobernadores de Estado, que el organismo electoral había programado para diciembre próximo -debieron efectuarse en 2016, según lo establecido por la Constitución-, pero que la Constituyente chavista decidió adelantar para octubre. Maduro nombró, al menos por esta vez sin apodos, a los cuatro principales partidos de oposición y a sus líderes, a quienes agradeció ese paso, a pesar de que minutos antes había solicitado investigarlos por su presunta traición a la patria.

“Con la inscripción de candidatos la oposición reconoce la labor de Tibisay Lucena y de las otras tres rectoras del Consejo Nacional Electoral”, dedujo el mandatario, refiriéndose al organismo bajo control oficialista cuya gestión, siempre controvertida, quedó desacreditada con las denuncias de fraude en su contra por el diseño y resultados de las elecciones del 30 de julio. Maduro también buscaba con sus palabras echar sal sobre la herida interna que en la oposición produjo la decisión de postular candidatos, tan difícil de tragar para el ala opositora más radical como el comunicado de repudio a las advertencias de la Casa Blanca.

“Todos los partidos de oposición inscribieron candidatos”, dijo Maduro con malicia, “¿y a eso lo llaman dictadura?”.

 

Las elecciones regionales por Gustavo Tarre Briceño – Orbi News – 5 de Agosto 2017

gustavo_tarre.jpgSon muchos los argumentos que se han esgrimido en torno al dilema diabólico como acertadamente lo define Allan Brewer Carías, planteado a la oposición por las elecciones regionales: Inscribir o no inscribir candidatos. Hay argumentos poderosos en favor de ambas posibilidades. Después de sopesarlos con la mayor amplitud de espíritu, mi conclusión es que la oposición no debe participar en ese proceso, diseñado por el Gobierno con la única finalidad de dividirnos y, en ningún caso, para permitir que los estados escojan libremente a sus gobernadores en el marco de un federalismo en el que no creen, ni que el pueblo exprese su voluntad por la vía del voto

Expongo mis razones:

La instalación de la Asamblea Constituyente, producto de un insólito pero esperado fraude constitucional, evidencia un cambio sustancial en la política venezolana. Tendremos, para los próximos dos años, según anunció Nicolás Maduro, un superpoder absoluto que puede, de un plumazo, acabar con todos los demás, tomar las decisiones que se le antojen y derogar la Constitución. Nadie puede negar que la disolución de la Asamblea Nacional y la destitución de la Fiscal General son una posibilidad inminente. El interés del Régimen, consciente de que ha perdido el apoyo del pueblo venezolano, nunca ha sido modificar una Constitución, que ha venido violando y desaplicando sistemáticamente, sino asumir, por la vía de la ANC, el poder sin límites ni control alguno. Para ello, acaba de instrumentar el fraude electoral más importante que conozca nuestra historia. Leer más de esta entrada

Efectivos Fuerza Armada venezolana – AFP/Control Ciudadano – Agosto 2017

Asamblea dictatorial constituida por Luis Ugalde – El Universal – 8 de Agosto 2017

8Las repúblicas realmente democráticas se constituyen por un pacto de sus miembros con consensos fundamentales sobre los derechos humanos de todos y cada uno, los objetivos del bien común de la república con derechos y deberes y reglas de juego obligantes. El consenso libre de la mayoría es indispensable para constituir la república. Una verdadera asamblea constituyente expresa ese pacto entre diversos y constituye y funda la República. Hoy en Venezuela no tenemos ninguna Asamblea Constituyente originaria, pues ésta no fue convocada por el pueblo; el único que tiene poder para ello. Lo que tenemos es una Asamblea Dictatorial Constituida, convocada por decisión dictatorial de Maduro violando la vigente Constitución. Como ellos han confesado, esta Asamblea no es para acordar consensos, sino para imponer una minoría y “aniquilar” a la Fiscal, a la AN y a cuanta institución y persona no sea de su agrado. Los dictadores tienen este tipo de asambleas constituidas por sus serviles para imponer su voluntad. Esta de Venezuela se forma en contra de la gran mayoría (por lo menos del 85 % que no la votó). Estamos en un carnaval esperpéntico con más de 500 personas disfrazadas de lo que no son, disfrazadas de “constituyentes demócratas”. La dictadura inventó arbitrariamente unas bases comiciales, encasillando a la población en compartimentos y obligándola a votar corporativamente, violando el voto libre, secreto y universal consagrado en la Constitución. Al Régimen no le resultaba difícil ordenar a su CNE que al menos duplicara el número de votantes para así decir que se superó la manifestación democrática del 16 de julio y que se alcanzó milagrosamente la mejor votación de Chávez. El fraude confesado por Smartmatic le pone la guinda a la torta.

Ese es el carnaval. Volvamos ahora al miércoles de ceniza que nos recuerda que todo esto es polvo y en polvo se ha de convertir: a la vista de todo el mundo está el fraude monstruoso y la inocultable verdad de la gente desesperada, con hambre, sin medicinas, con bolívares que no valen, con represión brutal que mata y con empresas productivas en agonía. Ni del gobierno de Maduro, ni de esta Asamblea Dictatorial vendrán los necesarios y urgentes cambios sociales y de política económica, ni se logrará el apoyo internacional indispensable. Sólo un nuevo gobierno de transición (que no es gobierno paralelo), con rescate de la democracia y decidido cambio de modelo político, económico y social y acuerdos básicos de unidad nacional, puede traer respuestas y atender de inmediato las urgencias humanitarias y productivas.

Hay que presionar para lograr el diálogo y la negociación verdadera con la inmediata apertura humanitaria internacional, la reposición de la agenda electoral completa, la libertad de los cientos de presos políticos y la plena restitución constitucional de la AN y el reconocimiento de la Fiscalía autónoma y democrática. Los demócratas (con toda su variedad y amplitud) necesitan entrar en una fase internacional nueva y efectiva con una unidad de salvación nacional y un gobierno de transición dedicado a estas tareas ineludibles para poner las bases de unas elecciones libres en el plazo de unos meses. ¿Y la Fuerza Armada? ¡Qué vergüenza!

Elecciones regionales y cambio de régimen.Probablemente no habrá en diciembre las anunciadas elecciones regionales que el gobierno robó el año pasado y está obligado a devolverlas. Ahora las anuncia como una maniobra para dividir a la oposición democrática (entre inscribir o no) y esta semana hay que inscribir candidatos. Unos lógicamente no quieren ir a esas elecciones sin nuevo CNE y sin cambios y garantías, otros, con razón alegan que sería un gravísimo error abstenerse y regalar a la dictadura esos centenares de espacios de poder con millones de personas descentralizadas en todo el país. Se necesita de inmediato un acuerdo unitario. La oposición, sin dejarse dividir por el régimen, debe inscribir sus variados candidatos y continuar su lucha por el cambio de régimen y del vergonzoso CNE y por la formación de un gobierno nuevo de unidad nacional. En la vida no siempre se elige entre el bien y el mal; con frecuencia se nos presenta el dilema entre dos males y hay que escoger el mal menor. Si en definitiva el régimen se ve obligado a hacer esas elecciones en diciembre, los demócratas podrán hacer las primarias entre los que ahora se inscriban. Está demostrado que se pueden ganar elecciones a este régimen y CNE tramposos, si se trabaja bien en las mesas con testigos, actas, auditorías etc. Será buena ocasión para, con una formidable movilización nacional, arrebatar al régimen decenas de gobernaciones y centenares de alcaldías. Lo peor de todo ahora sería una mayoría democrática sin liderazgo incapaz de ponerse de acuerdo de inmediato y dar la pelea en los dos frentes (eventuales elecciones y cambio de régimen) a la vez y compartir con la población el sentido de esta dualidad.

Petróleo y dictadura en Venezuela por Joaquín Villalobos – El País – 7 de Agosto 2017

1502049206_134070_1502095436_noticia_normal_recorte1.jpg
En un confuso incidente, un grupo de militares entró o tomó desde adentro parte de una guarnición en el Estado de Valencia en Venezuela. No fue un alzamiento en forma, sino una operación armada al parecer para robar armamento. Tanto quienes realizaron este ataque, como algunos grupos que protestan en las calles y un oficial que robó un helicóptero, han usado la palabra resistencia para identificarse. El Gobierno de Maduro ha incrementado exponencialmente la represión, impedido el derecho a la protesta pacífica, cerrado los espacios legales a la oposición y realizado un fraude electoral para nombrar una Asamblea Constituyente. En estas condiciones, la radicalización de algunos jóvenes no debe sorprender.

Este incidente armado se suma a la represión y el cinismo de Maduro, como síntomas de debilidad de un régimen que está en descomposición. El punto central para dirimir la crisis venezolana es la alternancia en el poder. La Constituyente es un invento para mantener el Gobierno y dejar a la oposición como un adorno político subordinado al régimen. A partir de que los opositores se convirtieron en mayoría, las posibilidades de estabilidad en Venezuela giran en torno a la necesidad de dar garantías al partido chavista para que se convierta en oposición, y a la oposición para que pueda llegar al Gobierno. Esto es el centro del problema y de esto debe hablarse si se quiere una salida negociada en serio.

El Gobierno de Maduro ha presentado una resistencia inusual, cualquier Gobierno latinoamericano ya habría caído o negociado su salida frente a cuatro meses de protestas en las que han participado millones de personas. La explicación de esta resistencia reside en que se trata de una dictadura militar con ropaje izquierdista en un país petrolero.

El petróleo es el centro de gravedad del poder en Venezuela. La renta petrolera es el factor de cohesión de la coalición de gobierno. Facilitó la alianza entre militares de derecha y chavistas de izquierda, permitió las victorias electorales y construyó una geopolítica de protección en el continente y el mundo. No importa cuánto hayan bajado los precios del petróleo y cuánto la crisis afecte a los pobres. Los ingresos siguen siendo suficientes para que la élite gobernante no se sienta afectada y mantenga viva la expectativa de que si los precios mejoran, podrán quedarse en el poder eternamente.

Luego de que los venezolanos han luchado durante cuatro meses en las calles, el papel principal para salvar a Venezuela lo tiene la comunidad internacional. El Gobierno de Maduro es ahora un problema regional que tiene implicaciones migratorias y criminales por el narcotráfico. Esto se agrava mucho más porque puede acabar convertido en un conflicto armado. Las sanciones individuales generan presión psicológica y son importantes, pero no afectan el centro de gravedad del poder. Sin afectar de forma directa o indirecta los ingresos petroleros, la alianza entre el chavismo y el militarismo puede mantener a Venezuela en una prolongada agonía.

Joaquín Villalobos fue guerrillero salvadoreño y es consultor para la resolución de conflictos internacionales.

Escalamiento del conflicto por Luis Manuel Aguana – Blog TIC’s y Derechos Humanos – 7 de Agosto 2017

thumbnailluismanuelaguanaLo vertiginoso de los acontecimientos en Venezuela hace difícil un análisis preciso de la situación. No terminamos de digerir una cosa cuando se presenta otra que altera el escenario, obligando a reevaluar todo de nuevo. El pronunciamiento militar realizado por un grupo de oficiales encabezados por el Capitán (GN) Juan Caguaripano, al realizar lo que denominaron “Operación David” (por aquello de David contra Goliat), no se puede despachar a la ligera como un simple intento de golpe o desestabilización al régimen de Nicolás Maduro por parte de las Fuerzas Armadas.

En una reciente nota afirmaba que si la MUD insistía la vía de la confrontación suicida sin una estrategia política, llevando a la gente a que la masacraran en las calles esperando que esto se cayera solo, lo que lograrían era que los factores más radicalizados de la oposición se armaran y devolvieran los tiros, dejando de lado la solución política de este problema –y consecuentemente a los políticos que la podrían manejar-, haciendo muy cuesta arriba llegar a una salida pacífica en el corto plazo (ver Escenario Somalia, en http://ticsddhh.blogspot.com/2017/07/escenario-somalia.html).

Mucha gente me escribió preguntándome de donde saldrían las armas para esa supuesta guerra civil. Les respondí que del mismo gobierno. Bueno, ya el Capitán Caguaripano nos aclaró la incógnita con precisión. Las armas con las que pelearon Cipriano Castro y Juan Vicente Gómez en 1899 en contra del gobierno de Ignacio Andrade en la Revolución Liberal Restauradora, salieron de las mismas tropas del gobierno, porque ellos cruzaron el río Táchira solo con machetes y uno que otro fusil. El resto es historia, cuando ya fortalecidos en su recorrido victorioso, las tropas fuertes del entonces régimen se pasaron con todo y pertrechos al ejército de Castro y Gómez. Así han funcionado los militares venezolanos en todos los tiempos.

Pero desde el punto de vista político lo más interesante no es eso, sino la lectura que de ese hecho hace la dirigencia de la MUD (ver Comunicado de la MUD, 6 de agosto de 2017, en https://twitter.com/unidadvenezuela/status/894332658020478977). Claramente se dieron cuenta que el conflicto se escalará a una situación armada de impredecibles consecuencias, como si ellos no hubieran sido los responsables de eso. ¡Si ellos no dejaron otra salida! Y van irremediablemente a perder el control de esa situación como efectivamente lo comentamos en la nota mencionada antes. Ya lo decía Einstein: “Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana. Y del Universo no estoy seguro”.

De escalarse el conflicto de manera violenta, las decisiones finales estarán en manos de los militares y de las personas armadas que establecerán el nuevo orden, y al juzgar por las palabras de la declaración pública del Capitán Caguaripano, la MUD-AN no parece estar entre esos planes: “…como militares institucionales, reconocemos y respetamos a la Asamblea Nacional, pero exigimos que ésta reconozca y respete la voluntad de un pueblo por librarse de la tiranía. Que honre la memoria heroica de jóvenes como Neomar, Geraldine, Pernalete y otros tantos que con escudos de cartón pero con corazones de acero ofrecieron sus vidas para enseñar a un pueblo a derrotar el miedo. Señores de la Asamblea Nacional ya paso el tiempo de pactos y acuerdos ocultos entre tiranos y traidores. Necesitamos políticos honestos que pasen por encima de las cúpulas corruptas que traicionan al pueblo. Exigimos la conformación inmediata de un Gobierno de Transición y elecciones generales libres con Poderes Públicos independientes…” (Resaltado nuestro) (ver CNNE, Un grupo de militares se subleva en Venezuela http://cnnespanol.cnn.com/video/cnnee-sublevacion-venezuela-anuncio-brigada-41/amp/).

A mi juicio la parte más importante de esa declaración no fue la dirigida al régimen –que era bastante obvia- sino a la oposición conformada en la Asamblea Nacional. Ellos no estaban diciendo allí que estaban tumbando al gobierno para ponerse ellos, todo lo contrario. Les estaban exigiendo a la clase política que asumiera su responsabilidad histórica, que honraran la memoria de los jóvenes caídos, que se reconociera el resultado de la Consulta Popular del 16J. Obviamente no lo hicieron ni lo harán. Pero tampoco la MUD-AN puede esperar al no hacerlo, que del triunfo que eventualmente salga por esa vía armada, a ellos les quede después de eso alguna vela en el entierro. Menudo problema.

De allí que del comunicado de la MUD no saliera nada respaldando el pronunciamiento de unos militares que cumpliendo con los Artículos 333 y 350 constitucionales, como la sociedad venezolana se los ha exigido a gritos desde hace años, y ahora ordenado por mandato con la pregunta No. 2 promovida por la misma Asamblea Nacional, se alzaran en contra de lo que ya es a todas luces, nacional e internacionalmente, una tiranía que está ejecutando un golpe de Estado en Venezuela. Es por eso que Julio Borges y Henry Ramos Allup nunca han estado de acuerdo con ningún pronunciamiento militar y menos aún con un Gobierno de Transición, porque eso los dejaría a ellos fuera del juego político inmediatamente, requiriendo que el régimen se quede, aunque Venezuela se mate en las calles. ¿Notan lo perverso de ese juego? Por eso le dieron la espalda a la Consulta Popular del 16J.

Y están entrampados. Para la vieja manera de hacer política llegó el momento de las definiciones. Eso pasa cuando a sus liderazgos se les hace cuesta arriba sostener que para permanecer vivos en el juego político tienen que explicarnos porque tenemos que tragarnos por ellos una dictadura que ha puesto a los venezolanos a comer de la basura. Es allí donde ellos deben escoger entre los principios que rigen la actividad política o dejar de recibir los beneficios de sus posiciones, porque algunos, como esos militares alzados, consideramos esa contradicción como una traición.

Grave problema para esos personajes que representaban Leoncio Martínez y Pedro León Zapata como lagartos con frac en sus famosas caricaturas, porque preferirán vender a su mama por un plato de caraotas antes de perder prebendas o un minuto en los medios, ante la disyuntiva de la libertad o la ambición. La historia nos enseña que preferirán siempre la ambición.

Es allí donde entonces operan las fuerzas de la razón misma de los hechos políticos. Esas fuerzas se llevarán por delante, como un aguacero limpiador, a esos lagartos junto con el régimen. Y tal vez eso sea lo mejor y la única manera que Venezuela pueda entrar finalmente al siglo XXI, con nuevos actores y una juventud política limpia, mejor intérprete del actual país, que pueda reivindicar la grandeza de esos muchachos que dieron -y hoy están por dar- la vida por la libertad de Venezuela.

Un callejón sin salida por Alberto Barrera Tyszka – El País – 6 de Agosto 2017

unknownPara el gobierno, la nueva Constitución debe ser un manual para el ejercicio legal de la represión

La revolución bolivariana ya solo es una ficción narrativa, un relato que cada vez se cuenta peor y resulta más inverosímil. No hay manera de que el oficialismo esgrima un argumento más o menos coherente que pueda ser creíble, que tenga algún gramo de dignidad. Cuando, en el acto de instalación de la nueva Asamblea Nacional Constituyente, Delcy Rodríguez pregunta:“¿Juran ustedes defendernos de las agresiones imperialistas de la derecha traidora?”, es imposible no recordar que su gobierno donó medio millón de dólares para el evento de la toma de posesión de Donald Trump. Cuando invoca a la democracia y al “poder originario”, es imposible no pensar en todas las denuncias sobre el reciente proceso electoral, empezando por el señalamiento de la agencia Reuters que asegura que en la elección del domingo 30 de julio no llegaron a votar cuatro millones de venezolanos. Cuando Rodríguez sentencia que la Constituyente llegó “para hacer justicia”, es imposible no traer a la memoria todas las imágenes de la represión salvaje que los militares han ejercido sobre los ciudadanos en los últimos meses…Ya es evidente que, para “los hijos de Chávez”, la ideología no es más que una puesta en escena. Ni son revolucionarios, ni son demócratas, ni siquiera son de izquierda. El oficialismo no solo se ha quedado sin pueblo. También se quedó sin discurso.

De hecho, Chávez ha pasado a ser ahora un personaje secundario. El intento de crear un suceso simbólico, trayendo de vuelta su retrato al edificio del Parlamento tampoco tuvo impacto, resonancia. El Comandante eterno ya funciona como espectáculo. En los últimos dos años, Chávez también ha ido perdiendo presencia y fuerza en la retórica del oficialismo. Solo es un fetiche comercial, al parecer cada vez menos eficaz. La desideologización del oficialismo es una de las consecuencias más palpables de todo este proceso. Tanto nacional como internacionalmente, se asume que ahora el chavismo es, en esencia, una corporación mafiosa a la que le faltan ideas y le sobran armas.

El proyecto de la Constituyente forma de parte de esta misma fantasía hueca. La nueva Asamblea no existe para resolver los problemas del país sino los problemas del partido. Pero los conflictos de la mayoría de los venezolanos, esa tragedia que llamamos “realidad”, continúan aumentando, cada día están peor. La Constituyente no logrará que baje la inflación, que se termine la escasez. Su fin es otro y ha sido delatado con demasiada obviedad por el propio Maduro: enjuiciar y encarcelar a líderes de oposición; desactivar a la fiscal que ya no es cómplice y que, entre otras cosas, puede sacar a la luz todos los negocios con Odebrecht; censurar a los medios que no han sido leales en estos meses, legislar y controlar el uso de las redes sociales…Está claro que, para el Gobierno, la nueva Constitución debe ser un manual para el ejercicio legal de la represión. Nada más.

El chavismo es, en esencia, una corporación mafiosa a la que le faltan ideas y le sobran armas

Es verdad que la mayoría de la población vive ahora con una gran sensación de derrota. Es verdad que, nuevamente, la dirigencia de la oposición está obligada a reinventarse, a buscar y proponer nuevas formas de resistencia y de lucha en contra de una dictadura no convencional; pero también es cierto que el oficialismo tiene por delante un panorama muy incierto y complicado. Sus líderes no tienen popularidad, su discurso político está totalmente devaluado, su vínculo con Chávez se desvanece cada día más; han sacrificado las instituciones y la credibilidad del sistema, han perdido legitimidad internacional…y siguen enfrentados al mismo país, un país que no los quiere, que no les cree.

Rechazar la negociación e imponer la Constituyente ha llevado al oficialismo a un callejón sin salida. Su gran enemigo sigue siendo la realidad y, frente a ella, la Constituyente no hará ningún milagro. El conflicto sigue ahí, en la gente, en las ansias de cambio. La multiplicación de las cárceles no es una salida. Es un suicidio político.

El caos se apodera de Venezuela en medio de rumores de golpe por Alfredo Meza – El País – 7 de Agosto 2017

El asalto fallido a una base militar termina con un muerto y varios detenidos
20170807040349_1502072108_still.jpg
Un excapitán al mando de 20 hombres intentó durante la madrugada de este domingo asaltar un cuartel en Valencia, la tercera mayor ciudad de Venezuela, con 2,1 millones de habitantes, en el centro del país. La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) logró abortar la rebelión y retomó el control de las instalaciones. El confuso suceso se saldó con dos muertos y ocho detenidos, según ha informado Nicolás Maduro.

El asalto fue comandado por el excapitán de la Guardia Nacional Juan Caguaripano, en busca y captura por rebelión y traición desde hace tres años. Caguaripano escapó del enfrentamiento llevándose parte de las armas y municiones de la base de Paramacay, la más importante de blindados de todo el país.

Las Fuerzas Armadas venezolanas calificaron la incursión como “un ataque paramilitar de tipo terrorista” y aseguraron que se mantienen leales al presidente Maduro. El asalto abre la duda sobre el nivel de malestar entre los oficiales venezolanos por la deriva de la crisis del país, profundizada desde el fin de semana con la puesta en marcha de la Asamblea Constituyente promovida por el chavismo, aunque no hay constancia de que el asaltante tuviera algún apoyo desde el interior del cuartel.

Varios uniformados han sido detenidos en los últimos meses por la contrainteligencia militar venezolana por formar parte de supuestos planes de insurrección, entre ellos algunos generales. Caguaripano fue expulsado durante el primer semestre de 2014 por su supuesta vinculación con una conspiración que los medios locales llamaron Golpe azul, por el color del uniforme del oficial de mayor jerarquía involucrado, el general de brigada de la Aviación Oswaldo Hernández Sánchez. La justicia castrense condenó en enero a cuatro primeros tenientes y a otros tantos civiles por ese caso, pero Caguaripano permanecía en la clandestinidad. El general retirado de la Guardia Nacional Marcos Ferreira afirma que desde entonces Caguaripano se había relacionado con otros oficiales para formar un amplio movimiento de insurrección con ramificaciones en todos los sectores de las fuerzas armadas. La FANB asegura que Caguaripano había estado escondido en Miami en algún momento.

ORTEGA DICE QUE SIGUE SIENDO LA FISCAL GENERAL

Luisa Ortega ha afirmado este domingo que seguirá siendo la fiscal general pese a haber su destitución el sábado por la nueva Asamblea Nacional Constituyente. “Yo sigo siendo la fiscal general de todos los venezolanos. Aquí no hay Gobierno; por la Constituyente no votó nadie, y las pruebas están en el Ministerio Público” ha dicho Ortega durante el Encuentro por la Defensa de la Constitución en Caracas. “La unidad de todos los venezolanos para el rescate de la democracia, la Constitución y la libertad es fundamental”, ha añadido.

En el evento, en el que han participado líderes opositores como Henrique Capriles y el presidente del Parlamento, Julio Borges, la exfiscal ha declarado que no conoce los motivos por los que “la ilegítima Constituyente” ha revocado su cargo. Ortega está actualmente imputada por el Tribunal Supremo por comisión de faltas graves durante el ejercicio de sus funciones.

Según fuentes militares, Caguaripano logró convencer a una parte de la tropa para vaciar el depósito de armas y tomar algunas zonas de la instalación militar. En los alrededores se escuchaban ráfagas de disparos, mientras las fuerzas leales a Maduro instaban a los rebeldes, por megáfono, a que depusieran las armas.

Horas después del ataque, en su cuenta de Twitter, Caguaripano aseguró: “Los objetivos fueron logrados satisfactoriamente en coalición con diferentes compañeros de las fuerzas armadas”. En otro tuit aseguró que habían sustraído “todas las armas del fuerte Paramacay”. Esa instalación militar es la sede de la 41 brigada blindada del Ejército, que tiene el mayor poder de fuego militar. El control de esa fortaleza es vital para el Gobierno. Un opositor que se manifestaba cerca del cuartel en favor de los atacantes murió por impacto de bala de las fuerzas de seguridad, según el opositor Henrique Capriles.

Fue Diosdado Cabello, hombre fuerte del régimen, el primero en denunciar la intentona golpista a través de Twitter. Horas después, la FANB, defensora de la revolución bolivariana instaurada en el país en 1999, aseguró en un comunicado que la incursión en el fuerte Paramacay había sido ejecutada “por un grupo de delincuentes civiles” que usaban prendas militares y un primer teniente en situación de deserción. Parte del grupo logró sustraer algunas armas y están “bajo intensa búsqueda”. “La FANB permanece incólume, unida monolíticamente aferrada a sus convicciones democráticas, con la moral en alto, apoyando de manera incondicional al presidente Nicolás Maduro Moros”, se afirma en la declaración.

El régimen hizo a continuación una demostración de fuerza y apego a Maduro. El comandante general del Ejército, Jesús Suárez Chourio, apareció fuertemente armado en un vídeo y rodeado por otro grupo de oficiales. Siguiendo la versión oficial, Suárez Chourio aseguró que habían sido objeto “de un ataque mercenario contra la paz”. “Recuerden que la patria quiere estar en paz; recuerden que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana es la patria también y le ha mantenido en paz a esta Venezuela heroica que se manifestó este 30 de julio con el voto soberano eligiendo su Asamblea Nacional Constituyente”.

Padrino Lopez confirma que rebeldes huyeron con arsenal de armas – InfoVzla – 6 de Agosto 2017

El ministro de la Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino, fue el segundo en informar el ataque al Fuerte Paramacay en Valencia, estado Carabobo, la mañana de este domingo.

Vía Twitter, compartió las informaciones que una hora antes había publicado Diosdado Cabello, vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y posteriormente emitió un comunicado en el precisó las circunstancias del hecho: “La Fuerza Armada Nacional Bolivariana, informa al pueblo venezolano y al mundo entero que en la madrugada de hoy domingo se ha producido un ataque terrorista de tipo paramilitar en contra de la 41 Brigada Blindada del Ejército Bolivariano, ubicada en Valencia, estado Carabobo. La referida acción fue ejecutada por un grupo de delincuentes civiles portando prendas militares y un primer teniente en situación de deserción.Los mismos fueron repelidos en forma inmediata por el personal adscrito a la precitada unidad superior, practicándose varias detenciones, incluyendo la del referido oficial subalterno. Parte del grupo logró sustraer algunas armas y están bajo intensa búsqueda por parte de organismos de seguridad del Estado”.

Continúa el texto: “La operación terrorista incluyó la difusión de un video grabado por un oficial subalterno que hace tres años fue separado de la institución por traición a la Patria y rebelión, el cual huyó del país y recibió protección en Miami, Estados Unidos. Los sujetos capturados han confesado haber sido contratados en los estados Zulia, Lara y Yaracuy, por activistas de la extrema derecha venezolana en conexión con gobiernos extranjeros”.

Padrino declaró: “No pudieron con la FANB, con su moral ni con su conciencia constitucional; ahora pretenden agredirla con ataques terroristas. No podrán”.

Ataque al Fuerte Paramacay: lo que se sabe hasta ahora por MonitorProDaVinci – 6 de Agosto 2017

640-3.jpg
El domingo 6 de agosto de 2017, el Ministerio de Defensa de Venezuela publicó un comunicado para informar que se había producido “un ataque terrorista de tipo paramilitar en contra de la 41 brigada blindada del ejército bolivariano, ubicada en Valencia, estado Carabobo”. Detuvieron a 7 personas, una resultó lesionada y robaron “algunas armas”.

El Ministerio de Defensa indicó:

“La referida acción fue ejecutada por un grupo de delincuentes civiles portando prendas militares y un primer teniente en situación de deserción. Los mismos fueron repelidos en forma inmediata por el personal adscrito a la precitada unidad superior, practicándose varias detenciones, incluyendo la del referido oficial subalterno”.

La nota refiere que “parte del grupo logró sustraer algunas armas y están bajo intensa búsqueda por parte de organismos de seguridad del Estado”.

En un video que circuló por las redes sociales, el capitán Juan Carlos Caguaripano se presenta como el “comandante de la Operación David” en Carabobo, acompañado por el grupo armado:

“Nos declaramos en legítima rebeldía […] para desconocer la tiranía asesina de Nicolás Maduro. Aclaramos que esto no es un golpe de Estado, esta una acción cívica y militar para restablecer el orden constitucional”.

El Ministerio de Defensa aseguró que el video fue “grabado por un oficial subalterno que hace tres años fue separado de la institución por traición a la patria y rebelión, el cual huyó del país y recibió protección en Miami, Estados Unidos”. Añadió que los supuestos capturados en la acción confesaron ser contratados en Zulia, Lara y Yaracuy en conexión con gobiernos extranjeros.

Sin embargo, la periodista Sebastiana Barráez, especialista en la fuente militar, informó vía Twitter desde tempranas horas que:

1. “El capitán Juan Carlos Caguaripano fue quien comandó el grupo que tomó esta madrugada el Fuerte Paramacay”.

2. “Caguaripano y su grupo logró tomar el parque de armas del cuartel y logra escapar, mientras esperaban el alzamiento de otras unidades”.

3. “Habrían tres muertos, dos del lado del Gobierno y uno del grupo de Caguaripano”.

4. “El grupo de Caguaripano contaba con la participación de cuatro generales activos que hace un mes pretendieron alzarse”.

5. “Caguaripano ha sido duramente perseguido por el Gobierno desde que fue descubierta su acción hace años en el llamado Golpe Azul”.

El ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas, señaló por Twitter que 7 personas fueron capturadas y una está herida después del asalto:

El ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, difundió por Instagram fotos de “civiles vestidos de militares”, acostados boca abajo en el piso y con las manos amarradas en la espalda, que fueron detenidos en el operativo. Descartó que se tratara de una “insurrección militar”. También publicó un video que muestra al mayor general Jesús Suárez Chourio, comandante general del Ejército, al frente de unas instalaciones militares, informando del éxito de la respuesta de la institución armada y agradeciendo a la Guardia Nacional Bolivariana su apoyo en la operación.

Por su parte, el canal digital VivoPlay reportó un fallecido y varios detenidos en Valencia mientras que en Caracas se registraron alcabalas en las inmediaciones del Fuerte Tiuna.

Este acontecimiento se produce un día después de la primera sesión de la Asamblea Nacional Constituyente, en la que removiera a la titular del Ministerio Público, Luisa Ortega Díaz.

 

A %d blogueros les gusta esto: