elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Militares

El talón de Aquiles del poder chavista es la escasez de gasolina que hoy padece Venezuela por Pedro Benítez – ALnavío – 3 de Abril 2020

Una furia está a la vuelta de la esquina en Venezuela y no es precisamente “la bolivariana” con la que amenaza Diosdado Cabello a la oposición. El detonante puede ser el grave desabastecimiento de gasolina que ha paralizado al país. Esa es una crisis en desarrollo más urgente que una posible intervención militar extrajera.
Para superar esta crisis Maduro necesita conseguir gasolina / Foto: FANB
Para superar esta crisis Maduro necesita conseguir gasolina / Foto: FANB

La mayoría de la población en Venezuela ha recibido con cierta apatía la gran operación antinarcóticos en el mar Caribe anunciada por el gobierno de Estados Unidos. Más allá del revuelo en las redes sociales, y de la enésima denuncia por parte de Nicolás Maduro sobre “la agresión norteamericana”, lo que realmente tiene en vilo al país son las consecuencias de la dura escasez de gasolina que ha agravado las dificultades cotidianas.

Como se está observando en las sociedades del anteriormente denominado Tercer Mundo, en Venezuela (de manera más dramática aún) la mayor parte de sus habitantes sencillamente no se pueden confinar para prevenirse de la pandemia. En esa población el mayor temor es que la paralización del transporte por falta de combustible provoque el regreso a los peores momentos de la escasez de alimentos que se padecieron en los últimos años.

Las órdenes de cuarentena no han impedido las largas colas para comprar combustible en Caracas, algo que es normal en varias ciudades del resto del país desde hace años, pero que en la capital puede ser explosivo al punto de provocar altercados entre funcionarios policiales y miembros de la Guardia Nacional (GNB)encargados de distribuirlo. Las acusaciones a estos por venderlo en dólares se multiplican.

Esta situación ha provocado que en Maracaibo, otrora capital petrolera de Venezuela, la gasolina sea hoy más cara que en Noruega, o que en algunas zonas del área metropolitana de Caracas los guardias cobren 10 o 20 dólares por llenar el tanque de un auto.

También las aglomeraciones de personas en plena cuarentena para adquirir gas doméstico para cocinar se multiplican.

Maduro usa como pretexto el coronavirus

Esta es una situación que por lo visto Maduro y su equipo no tienen cómo resolver, puesto que el país pese a su debacle económica aún requiere de 100.000 barriles diarios de gasolina (muy lejos de los 600.000 de hace siete años) para su consumo interno, los cuales hoy debe importar casi en su totalidad.

La estrategia de Maduro ha consistido en intentar disimular esta crisis usando como pretexto la pandemia del coronavirus. Pero el desabastecimiento de combustible lo que ha hecho es agravar aún más el precario cuadro del país, lo que a su vez impide enfrentar la nueva emergencia sanitaria.

Así por ejemplo, una encuesta sobre el impacto del Covid-19 en Venezuela difundida por una comisión de expertos de la salud indica que el 56% de los hospitales no disponen de agua y el 80% no tienen jabón.

La situación de Venezuela en estos momentos es parecida a la provocada por el gran apagón nacional del servicio eléctrico en marzo de 2019, con la diferencia de que entonces estaba en manos de los funcionarios de Maduro restablecer parcialmente el servicio. Ahora no, necesitan dólares para importar esa gasolina. Si el país contara con el parque refinador de hace dos décadas que le permitía procesar más de un millón de barriles de petróleo diarios esta historia sería distinta. Pero la falta de inversiones, la incompetencia y la corrupción que han caracterizado a los jerarcas del chavismo lo devastaron.

Las órdenes de cuarentena no impiden las colas para comprar gasolina / Foto: @JuanPGuanipa

El poder petrolero que destruyó el chavismo

Y este es un dato a tener en cuenta, porque desde mediados del siglo pasado el poder en Venezuela lo ha otorgado el petróleo. Fue el control sobre la producción y la renta derivada del mismo lo que le dio proyección internacional y poder nacional a Hugo Chávez. El reparto de barriles de crudo a sus aliados en todo el mundo y el subsidio de la gasolina a lo interno.

Pues ese poder petrolero el chavismo lo destruyó sin que mediara coacción interna; ha sido sólo el fruto de sus acciones y omisiones.

La gasolina ha sido un tema políticamente explosivo en Venezuela desde 1989. Al extremo que ni Chávez ni Maduro se atrevieron a tocar su precio. Este último ha sometido a los venezolanos a toda clase de atropellos pero no se ha atrevido a tocar el precio ridículamente bajo de la gasolina, que en la práctica consiste en regalarla.

La alternativa de racionar su distribución en estos momentos está resultando peor que la enfermedad y es lo que puede activar el malestar de calle que hasta ahora no ha provocado la política. Las cada vez más frecuentes disputas que se están dando entre los distintos cuerpos armados controlados por Maduro son reveladoras de las tensiones generadas por la escasez de gasolina.

También hay malestar con los militares

No hay un pueblo chavista esperando fusil en mano al yanqui invasor. Hay millones que necesitan ingresos, comida y atención sanitaria. Nada eso puede dar el Estado chavista. Sólo transferir dinero sin valor con el que no se puede adquirir ni comida ni gasolina.

De paso, se está renovando el resentimiento de la población contra los militares que la venden y luego reprimen. Con un detalle, esos oficiales y soldados en la calle padecen los mismos problemas del resto de la población. No son privilegiados. Sólo falta la ocasión y el detonante para que se sumen públicamente al malestar de la mayoría. Esto lo saben Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, es el tigre sobre el que cabalgan.

No hay un pueblo chavista esperando fusil en mano al yanqui invasor. Hay millones que necesitan ingresos, comida y atención sanitaria. Nada eso puede dar el Estado chavista. Sólo transferir dinero sin valor con el que no se puede adquirir ni comida ni gasolina.

Maduro puede superar esta crisis (como ha hecho con otras) pero para eso necesita conseguir gasolina para ayer. De lo contrario la furia con la que amenaza Cabello se va a voltear no contra la oposición sino contra ellos.

Un oficial venezolano afirmó que “la respuesta del régimen ante el bloqueo aeronaval por parte de EEUU podría ser utilizar fuerzas irregulares” por Sebastiana Barráez – Infobae -3 de Abril 2020

En diálogo con Infobae, bajo condición de reserva, el uniformado afirmó que “Venezuela no está en capacidad de dar una respuesta militar de tipo convencional”

Milicia Nacional Bolivariana (EFE)
Milicia Nacional Bolivariana (EFE)

Aunque Estados Unidos anunció la “Operación Antidrogas más grande de occidente” y el Comando Sur informó que están “desplegando destructores adicionales de la Armada, barcos de combate, aviones y helicópteros, guardacostas”, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana no se da públicamente por enterada, más allá de los mensajes que internamente han circulado en la institución castrense.

Para un alto oficial, que habló con Infobae bajo condición de reserva, “lo que busca el imperio es estimular una fractura interna, para impulsar la propuesta del Departamento de Estado ‘Marco para la transición democrática de Venezuela’ y que se establezca un gobierno de transición”.

“Hay un doble propósito claro y contundente, por parte de EEUU. El bloqueo aeronaval se establecerá. Hay elementos que influyen en este momento: la debilidad de China ante la opinión pública internacional y la limitada capacidad de despliegue de la FANB, debido a la emergencia del Covid-19”.

Explica que la respuesta de Nicolás Maduro no puede ser más allá que verbal. “Los Estados Unidos quieren dar una demostración de poder actuar en diversos frentes, porque ellos al igual que Venezuela y el resto del mundo está luchando contra el virus, pero también usan lo que es su fuerte: su poderoso ejército”.

A su juicio, la situación de la Fuerza Armada Bolivariana es frágil. “El satélite Simón Bolívar está fuera de su órbita, por lo que eso indica que está comprometido el comando y control; eso lo saben los gringos”.

Si el gobierno de Nicolás Maduro no cede ante la propuesta de la transición, “seguirá su curso la escalada de los Estados Unidos que está moviendo mucho equipamiento inicial: una fuerza de tarea aeronaval y fuerzas especiales strike”.

“Ellos (EEUU) tienen aeronaves de reconocimiento aéreo naval y terrestre en Aruba y Curazao. En Colombia pueden mover UAV de envergadura desde los EEUU, por lo que quizás ni requieran porta aviones. Todo eso depende. Es una escalada”.

Soldados venezolanos (Reuters)

Soldados venezolanos (Reuters)

No habrá invasión

A juicio del alto oficial, “Venezuela, tecnológicamente hablando, no está en capacidad de dar una respuesta militar de tipo convencional ante la Fuerza Expedicionaria Militar más poderosa del hemisferio, que cuenta con armamento de largo alcance y precisión, drones de largo alcance y precisión, cohetes crucero y una tecnología de rastreo, reconocimiento y detección de objetivos de las más avanzadas del mundo. Con capacidad de interdicción, neutralización, destrucción de los objetivos políticos, estratégicos, militares y tácticos de importancia relevante y decisiva”.

Ante la pregunta de si considera que Estados Unidos invadirá Venezuela, responde: “No creo que esas sean sus intenciones, pero han movilizado una fuerza de tarea de las más importantes en el caribe. No recuerdo una anterior de tal magnitud. Lo más parecido es las Fuerza de Tarea Combinada Maniobras Unitas. No creo que exista la posibilidad de que se instale un ejército de ocupación, al estilo de oriente medio o Libia”.

Destaca que EEUU ha venido agregando presión y “fíjese que lo de la Operación Antinarcóticos la anuncian después de la formal acusación contra 15 funcionarios y ex funcionarios del régimen, incluyendo a los principales hombres de poder en Venezuela, por lo que no es mera casualidad. Y casi de inmediato lanzan una propuesta de gobierno de transición que ellos sabían que sería rechazada por Maduro”.

“El régimen sabe que una cosa son las sanciones a instituciones, pero otra lo que ya está en curso por causas individuales. Todo indica que lo que está en marcha es un bloqueo aeronaval”.

“Las aeronaves que están en Aruba y Curazao son las de vigilancia y detección electromagnética, previamente instaladas y que constantemente efectúan vigilancia antinarcóticos y, sin duda, los movimientos del régimen venezolano”.

Califica de “inaudita la respuesta que el régimen da a lo que está ocurriendo. Es una declaración para un enfrentamiento civil interno, a la vez que radicaliza el odio, colocando a los venezolanos como rehenes secuestrados; para que nadie disienta también radicaliza más el sistema represivo”.

Como indicativo de ello señala el llamado que voceros del Gobierno hacen a la llamada operación Furia Bolivariana. “Ellos saben que es inútil, porque por más armas, artillería y defensa aérea que tengamos nos la van a destruir los EEUU, si así lo desean”.

Le indico que se sabe que el armamento que tiene Venezuela no es nada despreciable. “Sí, sin duda así es, pero nunca como para enfrentarse convencionalmente. El recurso al que puede apostar el régimen es al irregular y colocar a sus seguidores o a la Milicia como carne de cañón, es decir que la respuesta del régimen ante el bloqueo aeronaval por parte de EEUU podría ser utilizar fuerzas irregulares”.

No desestima el poder de los Igla-S, “porque esos sí son letales para aeronaves que se aproximen a su alcance, pero no creo que eso pase. El armamento restante requiere equipos de comunicaciones, tracción, radares, entre otros, que pueden ser detectados”, dijo finalmente el oficial.

Chavismo amenaza con usar de rehenes a los venezolanos ante operación de EEUU por Sabrina Martín – PanamPost – 2 de Abril 2020

“Si los marines ponen un pie aquí, vamos por ustedes” dijo Cabello a la oposición venezolana.

 

«Les voy a dar una recomendación a los escuálidos: les están echando una vaina a ustedes, porque los marines ponen un pie aquí, y nosotros vamos por ustedes…»: Diosdado Cabello (EFE)

El régimen de Nicolás Maduro asegura «estar preparado» ante cualquier amenaza de fuerza por parte de Estados Unidos. «Nosotros vigilamos nuestras costas, les vamos a dar una sorpresita», dijo junto a Diosdado Cabello en televisión nacional. Adicionalmente amenazaron con perseguir a venezolanos ante una supuesta «intervención extranjera».

«Les voy a dar una recomendación a los escuálidos: les están echando una vaina a ustedes, porque los marines ponen un pie aquí, y nosotros vamos por ustedes… Furia bolivariana en alerta. El que entendió, entendió. No se hablé más del tema», dijo Cabello a la oposición venezolana.

Aunque la tiranía atinó a lanzar una amenaza contra la oposición y contra el Gobierno de Trump, en la práctica ha demostrado ineficiencia, improvisación y sobre todo que no estaría preparado para dar «sorpresita» alguna.

El Gobierno de Estados Unidos anunció por primera vez la operación antidrogas más grande de Occidente, tras mencionar una lucha frontal contra el régimen de Maduro acusado de impulsar y patrocinar el terrorismo y el narcotráfico.

Se trata de una especie de bloqueo naval y aéreo para reducir los ingresos del régimen provenientes de actividades ilícitas; una acción que también podría derivar en que Estados Unidos bloquee los envíos de petróleo a Cuba.

“La furia bolivariana está lista y preparada”; dijo Maduro. “Si ellos quieren vigilar el tráfico de drogas, de cocaína, que produce Colombia, no la produce Venezuela; si ellos quieren parar la cocaína de Colombia, tienen que actuar por el Pacífico, porque si se van por el Caribe están dejando libre por donde se va la droga”, dijo por su parte Diosdado Cabello.

“Nosotros estamos nervios de acero, estamos absolutamente serenos y listos para combatir en el terreno que nos toque para defender el honor, la paz, la soberanía y la independencia de nuestro país”, agregó Maduro.

La cancillería «celebró» la lucha contra el narcotráfico que ellos mismos representan

Asimismo la respuesta inmediata la dio el chavista usurpador canciller Jorge Arreaza, quien por un lado criticó los señalamientos de Trump y por el otro «celebró» que EEUUtome acciones contra el narcotráfico.

“Venezuela repudia las infamias proferidas por el gabinete de seguridad de Trump contra el Gobierno Bolivariano. Sin embargo, saluda que al fin EEUU tome acciones para controlar sus vulnerables y descuidadas fronteras de la droga proveniente del narcotráfico colombiano”, señaló.

Y es que mientras el régimen de Maduro asegura estar listo para «cualquier batalla», en la práctica ha demostrado improvisación y que ante cualquier acción militar internacional no estaría ni remotamente preparado.

Hay que recordar que el envío de tropas militares por parte de Estados Unidos al Caribe, no se trataría de un «bloqueo naval» contra Venezuela, sino contra el narcotráfico internacional, sobre todo ante las acciones ilícitas encabezadas por el régimen de Nicolás Maduro.

El pasado 30 de marzo el Guardacostas “Naiguatá”, de la Armada venezolana, se hundió en el Mar Caribe luego de colisionar con un barco de bandera portuguesa. El régimen de Maduro aseguró que «fue agredido» por el barco portugués Resolute; sin embargo la empresa Columbia Cruise Service desmintió en un comunicado la versión de la tiranía y aseguró que fue víctima de «un acto de agresión por parte de la Armada venezolana en aguas internacionales».

«Mientras el capitán estaba en contacto con la oficina central, hubo disparos de pistola y, poco después, el buque de la Armada se acercó al lado de estribor a una velocidad de 135° y colisionó deliberadamente con el Resolute. El buque militar continuó golpeando la proa de estribor en un aparente intento de girar la cabeza del barco hacia las aguas territoriales venezolanas»., señala el comunicado de la empresa.

Toda esta acción demuestra la falta de preparación y la improvisación asumida por la Armada venezolana que no supo reaccionar ante la presencia de una embarcación turística en aguas internacionales. Queda esperar cuál será el modo de operar en caso de existir algún tipo de «roce» con militares estadounidenses que ahora se apostarán en la frontera marítima con Venezuela.

Ejército venezolano en ridículo

En diversas ocasiones la Fuerza Armada venezolana ha demostrado que no está a la altura ni preparada para enfrentar ningún conflicto militar. Ante los ojos del mundo, los militares exponen su torpeza, inexperiencia y hasta ridículas e infantiles consignas que no representan amenaza alguna para un ejército como el de Estados Unidos.

Hay que recordar la burla del presidente estadounidense Donad Trump, tras el supuesto atentado con drones que se dio contra Maduro en 2018. El mandatario recordó cómo miembros de la Fuerza Armada de Venezuela huyeron despavoridos al escuchar dos explosiones.

«Nicolás Maduro, podría ser derrocado muy rápidamente por militares (…) Es un régimen que, francamente, podría ser derrocado muy rápidamente por los militares, si los militares deciden hacer eso», dijo. «¿Vieron cómo huyeron los militares apenas oyeron que explotaba una bomba encima de sus cabezas? Esos militares se estaban escapando para cubrirse. Eso no es bueno», agregó.

Que cientos de militares hayan decidido huir tras un supuesto atentado contra Maduro solo deja en evidencia que ante una posible intervención militar actuarían de manera similar.

Pero además ha quedado constancia que en el país suramericano los equipos militares no reciben el mantenimiento debido y que el personal militar no está altamente capacitado; de hecho, el 4 de mayo de 2019 se estrelló un helicóptero militar en Caracas donde murieron las siete personas a bordo porque se estrelló contra una montaña.

Maduro ha vestido de verde militar hasta a abuelitos y mujeres entaconadas en sus irrisorios «ejercicios militares» contra una supuesta invasión del imperio, donde en los últimos años han resultado heridos y fallecidos por errores en las prácticas.

Ninguno de estos ejercicios militares, en los que Maduro asegura que saldría victorioso, se pusieron en práctica ante el supuesto atentado con drones; una evidencia más de que el país suramericano no estaría preparado para enfrentar al mejor ejército del mundo, el de Estados Unidos.

Estados Unidos a la ofensiva

En los últimos días,  EEUU ha endurecido su posición contra el régimen de Maduro, primero fue cuando el 26 de marzo publicó la lista de los funcionarios que calificó como narcoterroristas, ofreciendo millones de dólares contra algunos de ellos.

Cinco días después, el 31 de marzo, el Departamento de Estado presentó la propuesta de un gobierno interino y dio los pasos que llevan al levantamiento de las sanciones.

Este miércoles 1 de abril Trump aseguró: “No vamos a permitir que los carteles de droga utilicen la pandemia para amenazar las vidas de americanos” y anunció el envío de buques al Caribe haciendo referencia exclusiva al régimen de Nicolás Maduro.

La tiranía de Maduro solo puede usar su fuerza para torturar a los venezolanos

En evidencia ha quedado la falta de preparación de las fuerzas militares para hacer frente a un ejército extranjero, sin embargo no se puede menospreciar el nivel de terror que el régimen ha infundido a los ciudadanos venezolanos durante décadas, pues es a una población desarmada a la que han pisoteado con su ejército inexperto; por eso hacen referencia a que en una posible intervención irán contra los venezolanos, pues los usan como escudo protector para seguir delinquiendo.

La Armada de EE.UU. se moviliza frente a Venezuela para cortar los envíos de droga por David Alandete – ABC – 2 de Abril 2020

EE.UU. asegura que Maduro quiere aprovechar la crisis del coronavirus para crear nuevas rutas de narcotráfico

El presidente de Estados Unidos anunció este miércoles la movilización de las fuerzas armadas a aguas internacionales frente a las costas de Venezuela para operaciones en la lucha contra el narcotráfico. «No podemos permitir que los carteles de la droga exploten la pandemia para poner en riesgo vidas estadounidenses», dijo Donald Trump en la Casa Blanca rodeado de la plana mayor de su gobierno.

Esta movilización obedece a una operación antidroga en el resto de América, y en ella participan la Armada, la Fuerza Aérea y la Guarda Costera, que colaborarán con los ejércitos de otros 22 países aliados en el continente. El anuncio de esta movilización fue extraordinario, porque a Trump le acompañaron en la Casa Blanca el jefe del Estado Mayor, general Mark Milley; el jefe de Operaciones Navales, almirante Michael Gilday; el comandante de la Guarda Costera, almirante Karl Schultz, y varios ministros. Más cuando el país está en estado de emergencia por la pandemia del coronavirus, que ya cuenta 200.000 contagiados y 4.600 fallecidos.

Esta operación comenzó el mismo miércoles, ya hay buques frente a las costas de Venezuela, además de otros puntos del Atlántico y el Pacífico, y no tiene fecha de fin. Según dijo ayer el propio presidente, en ella participan destructores, buques de combate litoral, cazas, helicópteros y aviones de vigilancia.

Nuevas rutas

Con las nuevas movilizaciones anunciadas ayer, se ha doblado la presencia de la Armada en el Caribe para operaciones de lucha antidroga. Según dijo el general Milley, «hace tiempo que recibimos información de inteligencia de que los cárteles de la droga iban a aprovechar la crisis del Covid-19 para intentar introducir más droga en nuestro país».

El jefe del Pentágono, Mark Esper, dijo que esta operación está diseñada para contener las actividades ilegítimas de Maduro. «El régimen de Maduro depende de los ingresos de la venta de drogas para mantener su represión desde el poder», dijo el secretario de Defensa. «La ciudadanía de Venezuela sufre terriblemente por las prácticas represivas de Maduro», añadió.

La semana pasada el ministerio fiscal norteamericano presentó cargos por narcotráfico contra Maduro, 11 colaboradores suyos y dos dirigentes de la guerrilla colombiana de las Farc. El gobierno norteamericano ofrece además hasta 50 millones de dólares (45 millones de euros) por información que permita la captura de cualquiera de los imputados, 15 millones por Maduro y 10 por algunos de los demás, como el ‹número dos› Diosdado Cabello.

Según la fiscalía, esa trama permite operar a lo que el gobierno estadounidense denomina Cártel de los Soles, un grupo conformado primero por miembros corruptos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y en las últimas décadas por elementos del gobierno bolivariano para el tráfico de drogas. Se le llama así por las insignias en forma de sol que llevan en la solapa los altos mandos militares de Venezuela. Desde 1999 ese cártel ha inyectado en el mercado de la droga estadounidense hasta 250 toneladas métricas de cocaína al año, según los fiscales.

Relación con México

El fiscal general (ministro de Justicia) William Barr relacionó la actividad del régimen de Maduro con los cárteles mexicanos. Según las estimaciones del gobierno de EE.UU. la cocaína y otras sustancias introducidas ilegalmente en el país provocan unas 70.000 muertes anuales por sobredosis. Según Barr, el régimen de Maduro busca rutas alternativas a la del Caribe para llevar la droga a EE.UU. Una de ellas es a través de Centroamérica, por lo que el Pentágono ha movilizado también a la fuerza aérea.

El cálculo del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca es que estas medidas «le privarán al régimen de Maduro los fondos ilícitos con los que financia su represión», según dijo ayer su director, el embajador Robert O’Brien. Su predecesor en el cargo, el despedido John Bolton, fue un gran defensor de la movilización de las fuerzas armadas para destituir a Maduro. Fue él quien advirtió en repetidas ocasiones que «todas las opciones están sobre la mesa» contra el régimen.

Ayer añadió O’Brien que «Maduro, los narcos y los terroristas deben tener claro que a pesar de que estamos luchando contra la pandemia del coronavirus, cumpliremos las directrices del presidente en la lucha contra el narcotráfico».

El anuncio llega un día después de que la diplomacia norteamericana propusiera un plan de transición a la democracia en el que podría participar el grueso del régimen venezolano pero sin Maduro. Según ese plan, Juan Guaidó renunciaría a ser presidente de transición hasta que haya elecciones libres en un plazo de seis a 12 meses.

El régimen rechazó inmediatamente el plan por medio de su canciller, Jorge Arreaza, quien dijo en una entrevista radiofónica que en todo caso «las decisiones sobre Venezuela se toman en Venezuela».

 

Un nuevo camino hacia la democracia venezolana por Elliot Abrams – El Nacional – 31 de Marzo 2020

download.jpg

A medida que el coronavirus se propaga por todo el mundo, es fácil olvidar el sufrimiento del pueblo venezolano a manos del régimen de Nicolás Maduro. El gobierno de Donald Trump no lo ha hecho. Hoy anunciamos un Marco de Transición Democrática para ayudar a los venezolanos a escapar de la crisis nacional que la caída de los precios del petróleo y el covid-19 han profundizado.

Presentamos este marco como un camino para que Venezuela emerja de años de represión y conflicto político. Propone que tanto el señor Maduro, el ex presidente que se ha aferrado al poder, como Juan Guaidó, el presidente interino, se hagan a un lado para que los miembros de la Asamblea Nacional de ambos lados puedan crear un Consejo de Estado que sirva como gobierno de transición mientras se celebran unas elecciones presidenciales libres y justas. En las negociaciones del año pasado, el equipo que representaba al señor Guaidó y la Asamblea Nacional propuso este camino hacia la restauración de la democracia.

La democracia no se trata solo de elecciones. Un Consejo Nacional Electoral nuevo, equilibrado e independiente también es crítico, y un Tribunal Supremo independiente debe reemplazar al actual, que no es más que un brazo del régimen de Maduro. Una democracia vibrante también exige medios libres e independientes y el fin de la censura generalizada del régimen.

Estados Unidos no apoya a ningún partido en particular en Venezuela. Apoyamos el retorno a la democracia y creemos que todas las organizaciones políticas, incluido el partido del régimen, el PSUV, deberían poder competir en igualdad de condiciones en elecciones libres y justas. Esto significa el fin de los enjuiciamientos injustos que han dejado a decenas de miembros del Parlamento en el exilio, cuatro en prisión y muchos más excluidos de postularse para un cargo, incluido el señor Guaidó, que continuaría como presidente de la Asamblea Nacional hasta que hayan nuevas elecciones parlamentarias y presidenciales. Estados Unidos reconocerá los resultados de una elección libre y justa, sin importar qué partido gane; a lo que nos oponemos es al abuso del poder del Estado que le permite a una de las partes gobernar indefinidamente.

Para el régimen de Maduro, los profundos recortes en los ingresos debido a la caída de los precios del petróleo agravan la crisis de un sistema médico que llevó al colapso lento durante dos décadas. La presión de Estados Unidos no ha impedido que los alimentos o las medicinas lleguen a los venezolanos. El propósito de las sanciones es privar al régimen de los ingresos que utiliza para la represión, o robar a través de la gran corrupción, y obligar al régimen a aceptar las elecciones presidenciales. Maduro nunca ha negociado de buena fe sobre ese tema central. Las elecciones a la Asamblea Nacional por sí solas no constituyen una solución política.

Los militares desempeñarán un papel esencial para lograr un cambio pacífico y dar forma al futuro de Venezuela. Los soldados venezolanos, junto con los agentes de policía, sufren como los civiles; apenas pueden permitirse alimentar a sus familias y no pueden pagar la atención médica o los medicamentos. Venezuela enfrenta un gran desafío de seguridad por parte de narcotraficantes, grupos terroristas y pandillas criminales, y necesita fuerzas de seguridad mejor pagadas, capacitadas y equipadas para asegurar las fronteras de la nación y mantener la paz. Los militares y la policía deben abandonar el papel que el régimen de Maduro les ha forjado: llevar a cabo la represión del pueblo venezolano. Los militares también deben unirse para expulsar a los agentes de inteligencia cubanos que los espían a ellos y a todos los ciudadanos y sirven como el verdadero escudo del régimen. El apoyo de las fuerzas armadas al Marco de Transición Democrática sería un paso clave en esta dirección.

Las elecciones presidenciales libres y justas son el camino para salir de la crisis de Venezuela. Debido a que no se puede confiar en el señor Maduro para organizarlos, establecer el Consejo de Estado es un paso esencial. Estamos preparados para trabajar con todos los venezolanos y con otras naciones y levantar las sanciones cuando se cumplan las condiciones necesarias. El Marco de Transición Democrática allana el mejor camino hacia la restauración de la democracia a través de la participación justa de todas las partes y el fin de la brutalidad, la represión y la agitación política que han marcado el pasado reciente de Venezuela.

Hasta que se logre ese objetivo, nuestra presión se fortalecerá. Esperamos con ansias el día en que se celebren elecciones, se establezca un nuevo gobierno democrático y se puedan levantar las sanciones. Esperamos restaurar las una vez cercanas relaciones entre Venezuela y Estados Unidos, para ayudar a los migrantes y refugiados venezolanos desplazados por la crisis a regresar a su amado país, y ver a los niños compartir nuevamente la generosidad natural de su patria.

Democratic Transition Framework for Venezuela – Departamento Estado – 31 de Marzo 2020

  1. Full return of all members of the National Assembly (AN); Supreme Court (TSJ) lifts order of contempt and restores all powers to the AN, including immunities for deputies; National Constituent Assembly (ANC) is dissolved. The U.S. lifts sanctions imposed on ANC members due to their membership in the ANC.
  2. All political prisoners are released immediately.
  3. All foreign security forces depart immediately unless authorized by 3/4 vote of the AN.
  4. AN elects new National Electoral Council (CNE) and TSJ members who are acceptable to all parties or coalitions of parties representing 25% or more of AN membership. (This would give both the PSUV and the multi-party Guaidó coalition a veto over personnel for any of these posts.) Upon the selection of a new CNE and TSJ, the U.S. lifts sanctions imposed on former CNE and TSJ members due to their membership in those bodies.
  5. AN approves “Council of State” Law, which creates a Council of State that becomes the executive branch. Each party or coalition of parties with 25% or more of AN membership selects two members of the Council of State, one of whom must be a state governor. The four members of the Council of State then select a fifth member, to be Secretary General, and who serves as Interim President until the elections and is not permitted to be a candidate for president in the elections.  Council members may not be members of the AN or TSJ. Decisions of the Council of State will be reached by majority vote. One member of the National Armed Forces of Venezuela (FANB) will serve as Military Adviser to the Council of State.
  6. All of the powers assigned to the President by the Constitution will be vested exclusively in the Council of State. The U.S. and the EU will lift sanctions on those who claimed Presidential authorities which were imposed due to their holding their previous positions once the Council of State is functioning and those individuals renounce any further claims to hold executive positions and acknowledge the Council of State as the exclusive executive power.
  7. Once the Council of State is established and foreign security forces have departed (unless approved by 3/4 vote at the AN), U.S. sanctions on the Government of Venezuela, PDVSA, and the oil sector are suspended.
  8. Council of State appoints new cabinet. The U.S. lifts sanctions on former cabinet members due to their holding their previous positions. The U.S. also lifts sanctions on members of the FANB that are based on their position in the institution.
  9. The international community provides humanitarian, electoral, governance, development, security, and economic support, with special initial focus on medical care system, water and electricity supply. Existing social welfare programs, now to be supplemented with international support, must become equally accessible to all Venezuelan citizens. Negotiations begin with World Bank, IMF, and Inter-American Development Bank for major programs of support.
  10. A Truth and Reconciliation Commission is established with the task of investigating serious acts of violence that occurred since 1999, and reports to the nation on the responsibilities of perpetrators and the rehabilitation of victims and their families. The Commission has five members, who are selected by the Secretary General of the United Nations with the consent of the Council of State. The AN adopts amnesty law consistent with Venezuela’s international obligations, covering politically motivated crimes since 1999 except for crimes against humanity. Argentina, Canada, Colombia, Chile, Paraguay, and Peru withdraw support for the International Criminal Court referral.
  11. The Council of State sets a date for simultaneous Presidential and AN elections in 6-12 months. Any Venezuelan citizen eligible in accordance with the 1999 Constitution can compete in the election.
  12. Presidential and AN elections are held. With a consensus of international observers that elections were free and fair, remaining U.S. sanctions are lifted.
  13. Bi-partisan commission within the AN is developed to create long term solutions to rehabilitating the economy and refinancing the debt.

Guarantees

  1. The military high command (Defense Minister, Vice Defense Minister, CEOFANB Commander, and Service Chiefs) remains in place for the duration of the transitional government.
  2. State or local authorities remain in place for the duration of the transitional period.

 

Si capturan a Maduro, haremos un ‘gobierno de emergencia nacional’ por Maria Angelica Correa – El Tiempo –

Carlos Vecchio, embajador de Guaidó en EE. UU., dice que Maduro no dejará voluntariamente el poder.

 

Carlos Vechio

Carlos Vecchio, designado como embajador de Venezuela ante Estados Unidos por el gobierno de Juan Guaidó.

Carlos Vecchio, el embajador en Washington del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidócree que a Nicolás Maduro no le importa que mueran venezolanos con tal de quedarse en el poder, a propósito de la decisión de la justicia estadounidense de imputarle cargos por narcotráfico y de ofrecer una recompensa de 15 millones de dólares. El diplomático habló con EL TIEMPO.

¿Piensa que a ocho meses de las elecciones de EE. UU. estaríamos ante un ‘panameñazo’ (en alusión a la invasión de Panamá para capturar a Manuel Antonio Noriega)?

Lo que nosotros vemos desde EE. UU. es un compromiso para apoyar al pueblo de Venezuela y rescatar su democracia. Hemos tenido el respaldo del Poder Ejecutivo, del Poder Legislativo y, ahora, de una rama de lo que sería la justicia. Hay una posición firme y clara de EE. UU. como país para confrontar a un régimen que ya no es una amenaza para Venezuela, sino para toda la región.

El indictment recuerda cuando Hugo Chávez dijo: ‘Vamos a inundar de droga a EE. UU’. Esta acción parece traspasar el ámbito político y entró en lo criminal…

Uno de los detalles de esto que, precisamente, es una acción judicial, una acusación formal en un sistema de justicia que acá es independiente, y cuando el Departamento de Justicia decide dar ese paso es porque tiene todos los elementos en la mano que vienen de una investigación, y de sumar evidencias para apoyar esa acusación ante unos jueces independientes.

Ellos lo dijeron, esta es una investigación que lleva décadas, que abarca desde el periodo de Chávez hasta el de Maduro, donde se han presentado evidencias y donde se van a seguir presentando elementos.

Ellos no tienen que presentar todos los elementos, recordemos eso, porque siguen sumando y evitan el riesgo de que se enteren quiénes son los otros colaboradores para sumarlos al expediente. Y aquí son hechos que para este país tienen una trascendencia importante. Lo decían ellos (chavistas), era inundar a EE. UU. con cocaína, apoyar a grupos terroristas, y eso, sin duda, se convierte en una amenaza para toda la región.

Y si Maduro se empeña en quedarse en el poder sin importarle que muera gente, Venezuela va a entrar en unas tensiones políticas y sociales muy profundas.

 

Se abre un nuevo panorama que discrepa de la posición de la Unión Europea, que plantea una solución política y democrática. ¿Queda claro que los actores políticos no se pueden sentar a dialogar y mucho menos ir a una elección con personas con estas imputaciones?

Nosotros lo hemos dicho muy claro. Estamos enfrentando a un régimen o a un conglomerado criminal, ellos no te van a dar el poder, tienes que forzarlos, interna y externamente, a dejar el poder.

¿Cree que Maduro negocie su salida?

Eso va a depender de cómo quiere verse él y cómo quiere que sea la transición. Y si Maduro se empeña en quedarse en el poder sin importarle que muera gente, Venezuela va a entrar en unas tensiones políticas y sociales muy profundas, con escenarios impredecibles.

En el escenario de que capturen a Maduro, ¿ustedes tienen una ruta para asumir de inmediato la presidencia?

Con gobierno de emergencia nacional que le corresponde asumir al presidente interino Juan Guaidó.

A Maduro no le importa que mueran venezolanos con tal de mantenerse en el poder.

 

Para el momento en que se llegara a capturar a Maduro, subrayo su frase: ‘Cooperación internacional’. ¿Esta cooperación puede ser a través de la presencia de fuerzas extranjeras apoyando a las fuerzas armadas que estarían con el presidente interino?

Nosotros estamos hablando es de que se sumen las fuerzas internas y de cooperación internacional para salir de Maduro y establecer una ruta clara hacia un gobierno de emergencia nacional, con la ruta clara de transición creíble y verificable.

Obviamente las cabezas del régimen están preparadas para mantenerse en el poder. ¿En este nuevo escenario, podría mantenerse el régimen con una persona que no esté solicitada por la justicia americana?

Para que pueda venir el apoyo se requiere una ruta clara de transición verificable por la comunidad internacional. De otra manera, no va a llegar. Si el régimen lo que busca es sustituir a Maduro por otra persona, y que ellos sigan en el poder, se profundiza el conflicto. A Maduro no le importa que mueran venezolanos con tal de mantenerse en el poder. Indudablemente debemos utilizar todas las fuerzas internas para poder generar la presión necesaria para salir de Maduro.

¿La administración estadounidense les ha puesto el cascabel a los militares venezolanos?

El mensaje va hacia el resto de las fuerzas armadas, particularmente a los jóvenes, a los cuadros medios, a las tropas, de que las fuerzas armadas no están para defender a un traficante y terrorista, sino a la Constitución y al pueblo. Que entiendan que este es un proceso de transición que no va a parar. Que Maduro va a salir del poder y deben facilitar ese proceso de transición.

«No somos mercenarios»: Remigio Ceballos defendió a Padrino López de acusación de EE UU – El Nacional – 27 de Marzo 2020

La Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos incluyó en septiembre de 2018 al ministro del régimen chavista en su lista de sancionados. Sus activos están bloqueados y los ciudadanos estadounidenses tienen prohibido realizar transacciones financieras con el funcionario oficialista

Regimio Ceballos rechazó acusaciones contra Padrino López

Remigio Ceballos, comandante estratégico operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, rechazó este viernes que el Departamento de Justicia de Estados Unidos acusara a Vladimir Padrino López, ministro de la Defensa del régimen, de presuntamente conspirar para distribuir cocaína en un avión registrado en ese país.

«Rechazamos contundentemente las acusaciones en contra del general Vladimir Padrino López, así como de otros líderes políticos y militares venezolanos», expresó Ceballos durante la lectura de un comunicado en el que calificaron de infames, extravagantes y extremistas las últimas acciones de la justicia estadounidense.

El comandante también rechazó los señalamientos en contra de Nicolás Maduro y altos funcionarios y ex funcionarios militares de su régimen, incluidos Diosdado Cabello, presidente de la ilegítima asamblea nacional constituyente; Néstor Reverol, ministro de Interior, Justicia y Paz, y Luis Motta Domínguez, ex ministro de Energía Eléctrica.

«Este ataque rastrero del imperio norteamericano ocurre precisamente en un momento crítico para la humanidad, justo cuando se lucha por la vida intentando contener el covid-19 y ante el cual el gobierno bolivariano está logrando resultados efectivos», afirmó.

El documento acusatorio que publicó el Departamento de Justicia estadounidense indicó asimismo que Padrino López habría permitido que algunas narcoaeronaves aterrizaran en el territorio venezolano porque, según el texto, recibía sobornos por permitir el tránsito de narcotraficantes en el espacio aéreo de Venezuela.

«Los militares venezolanos no somos mercenarios. Somos un cuerpo valiente, monolíticamente unido», enfatizó el militar.

«Desviar la atención»

Para la FANB, afirmó Ceballos, se trata de un intento del gobierno de Estados Unidos de desviar la atención internacional. Habló de las dificultades que presenta el sistema de salud estadounidense para atender la pandemia de coronavirus que afecta a esa nación.

«A simple vista puede apreciarse la alevosa intención de desprestigiar nuestras instituciones democráticas, invisibilizar el extraordinario sacrificio de millones de venezolanos para sobreponerse a las sanciones y al bloqueo económico», dijo.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos incluyó en septiembre de 2018 a Padrino López en su lista de sancionados. Eso significa que por la medida sus activos están bloqueados y que los ciudadanos estadounidenses tienen prohibido realizar transacciones financieras con el ministro del régimen.

«Los militares venezolanos deben detener a Maduro ante acusación de EEUU» por Enrique Aristeguieta Gramcko – PanamPost – 26 de Marzo 2020

Los militares venezolanos deben detener a Maduro ante acusación de EEUU (Archivo)

Las graves acusaciones hechas hoy por funcionarios de la Fiscalía de los Estados Unidos en contra de Nicolás Maduro, Diosdado Cabello, Vladimir Padrino, Tareck El Aissami, Maikel Moreno y demás funcionarios chavistas, confirma lo que todos ya sabíamos: Estamos frente un régimen de narcotraficantes, terroristas y corruptos.

Estamos pagando las consecuencias de aceptar en el poder a un tirano, sin partida de nacimiento, que sigue instrucciones de La Habana, y que mantiene alianzas con las FARC, el ELN, el narcotráfico y el terrorismo islámico.

Ya es hora de que esto cambie. Hago un llamado al sector institucional que todavía queda dentro de las Fuerzas Armadas y Policiales, a detener a Maduro y demás cómplices, y a colaborar en la conformación de un gobierno de emergencia, que ponga orden en el país, enfrente la pandemia como es debido y, pasada la crisis, convoque a elecciones libres y transparentes, tal como ocurrió en 1958.

Es hora de que las FFAA limpien su imagen, recuperen el prestigio perdido, den cabal cumplimiento a su juramento de defender la Patria, y cumplan lo ordenado por la Constitución en sus artículos 333 y 350.

Enrique Aristeguieta Gramcko es un reconocido dirigente político venezolano. Historiador y escritor.

Los militares, aunque no quieran… por  Carlos Blanco – El Nacional – 25 de Marzo 2020

images

No se trata de pasarle la mano a los militares para pedirles que actúen en esta calamidad que vive el país. Al margen de que los militares quieran o no quieran, les guste la idea o no, van a tener que intervenir para alcanzar un desenlace en el conflicto actual. Por lo tanto, no es apelar a su responsabilidad, ni a su papel histórico, ni a ninguna de esas pamplinas; sino reconocer un hecho incontestable: están atravesados en la mitad de la vía por donde está pasando la historia. Pueden ser atropellados y lanzados a la cuneta si se hacen los suecos; pueden intentar esperar al último minuto cuando la gandola los vaya a atropellar, también pueden ponerse creativos y ver cómo apuntalan a Maduro o, si es el caso, ver cómo lo sacan. Pero algo inevitablemente tendrán que hacer en esta coyuntura.

  1. La tormenta brutal que asuela el país está compuesta por la pandemia, la destrucción de la economía (no hay comida ni medicinas para los ciudadanos) y no hay gasolina en el país con las mayores reservas petroleras del mundo. Maduro puede usar policías, colectivos, guardias nacionales y el Ejército para tratar de contener la desesperación; pero no va a poder contenerla. Allí los militares tendrán que decidir hacia dónde disparan o, en todo caso, a quién obedecen y a quién no.
  2. Ya no es solo la legítima lucha por un sistema político democrático sino la legítima e irrenunciable lucha por la comida y la salud. Si se llega a este punto en el cual la necesidad se torna desesperación, los militares estarán con el poder en sus manos para tocar la puerta del búnker y con moderación o sin ella decirle a Maduro y a la cúpula de la corporación criminal: estimados, hasta aquí nos trajo el río.
  3. No es inevitable que los militares desalojen a Maduro, pero sí es inevitable que la decisión esté en sus manos. Los jefes militares no van a poder seguir como hasta ahora, haciéndose los majaderos. Van a tener que tomar una decisión: si apoyan a Maduro, este se quedará por un rato más; si le sacan el taburete no dura 10 minutos en el búnker.
  4. Este es el dilema militar, porque esta crisis no es controlable con arreglos domésticos. Por allí andan unos tontones proponiendo una tregua para que Maduro maneje una crisis que no puede manejar porque la ha creado y no la puede revertir, ni que quisiera. Lo que están haciendo las buenas almas que claman por la “unidad nacional” es pedirle a los militares que, llegada la hora, se decidan por Maduro.
  5. La única forma de afrontar la pentacrisis (covid-19, alimentos, medicinas, gasolina y seguridad pública) es que los militares desobedezcan las órdenes ilegales que sostienen a Maduro en el poder.
  6. La tesis de la “unidad nacional” con Maduro en Miraflores será asumida como un mandato a los militares (que tal vez no acaten) para que el poder siga en manos de la corporación criminal. Caso en el cual la crisis seguirá imparable.
A %d blogueros les gusta esto: