elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Militares

Comunicado de SoyVenezuela – 20 de Mayo 2018

SoyVenezuela se pronuncia

20 de mayo 2018 09:00 p.m.

Los venezolanos ejercieron su dignidad y se rebelaron. Hoy prac@camos un inmenso acto de desobediencia civil y desaBo ciudadano. Hoy decidimos demostrarle al mundo que NO convalidamos esta @ranía, ni somos colaboradores de sus parodias.

Hoy, los venezolanos que estamos en el país nos quedamos en nuestras casas y el silencio de las calles fue un grito contundente que exigió la dimisión. Hoy, los venezolanos que están en el exilio y en la diáspora, llenaron las calles para repudiar el fraude y exigir que cese de una buena vez este régimen de oprobio. Hoy hubo unidad de propósitos.

Todos juntos demostramos que el coraje civil es más poderoso que la fuerza bruta, el chantaje, la extorsión y el maltrato que sufrimos todos los días. Todos juntos haciendo cada uno lo debido demostramos que la verdadera unidad, la unidad de propósitos, @ene la vía despejada y será el signo determinante de la lucha que viene.

Los venezolanos no nos amilanamos. Hoy demostramos que estamos claros. Hoy nuestra ausencia en las urnas fue una acusación firme y determinante sobre la violencia, ilegi@midad y crueldad que caracteriza al régimen. A pesar del vil chantaje con la comida, los empleos condicionados, el acceso extorsivo a los beneficios sociales, el maltrato y la presión indebida sobre las familias, la represión y la violencia prac@cada contra la disidencia y los presos polí@cos, a pesar de todas las amenazas, este clamoroso silencio confirmó que el régimen y sus cooperadores inmediatos están desnudos de respaldo cívico.

La comunidad de países democrá@cos lo dijo con claridad: Desconoceremos los efectos de esta farsa. Los venezolanos reafirman con su conducta de hoy que estamos claros y perfectamente alineados: desobedecemos y desacatamos esta parodia y reiteramos nuestro derecho a ejercer nuestra fuerza moral, ins@tucional y de calle para rebelarnos contra la injus@cia y exigir con firmeza que el régimen se vaya ya.

Queremos reconocer a todos los ciudadanos su coraje cívico y la valenSa con la que desobedecieron. Los convocamos a que no desmayen y que mañana agarren sus banderas y las exhiban en señal de triunfo y de compromiso. Nosotros seguiremos al frente de la lucha, para conducir todo este hartazgo y transformarlo en el triunfo de la libertad. Estamos hartos del socialismo del siglo XXI. Hartos de quienes lo han patrocinado. Hartos de las men@ras, de los fraudes y de las parodias. Queremos otra Venezuela, por eso convocamos a todos los venezolanos a que no bajemos la guardia hasta que la obtengamos un país de oportunidades para todos, en paz y con libertad.

Señores de las FFAA. Ustedes son tes@gos de primera línea del inmenso silencio con el que los ciudadanos han respondido a este fraude. Es hora de que abran sus oídos y escuchen el claro mensaje que los ciudadanos les están enviando, y actúen en consecuencia. No pueden seguir manteniendo a un régimen que nadie quiere al frente del país. A par@r de ahora no hay excusas para asumir con honor el claro mandato del pueblo.

¡Bravo Venezolanos! La lucha con@núa. Mañana saca tu bandera y exhíbela como símbolo de desaBo imba@ble. No tengamos miedo. Dios siga dándonos fuerza para seguir avanzando hasta lograr la victoria.

¿Votar o no votar por Maduro? por Heinz Dieterich – Aporrea – 18 de Mayo 2018

heinz_dieterich.jpgMuchos amigos y medios internacionales me han pedido analizar la situación electoral en Venezuela. En particular, me pidieron contestar las siguientes preguntas.

1) ¿Son legítimas o ilegítimas las elecciones del domingo en Venezuela?

Las elecciones son ilegitimas, porque no existen las condiciones básicas para que los ciudadanos puedan tomar decisiones razonadas sobre el proceso y los candidatos electorales. Esta deficiencia estructural existe en varios ámbitos claves.

1. Se requiere un entorno socio-económico estable que permite a la población concentrarse en la contienda electoral y ponderar las opciones que se presentan. Con una hiperinflación de más del 10,000 %, una ausencia de medicinas y alimentos generalizada para las mayorías, una reducción del PIB en el último lustro de alrededor del 45%, una emigración económica de más de un millón de personas, y una muy alta tasa de criminalidad, esas circunstancias socio-económicas no están dadas.

2. Elecciones sólo tienen sentido cuando los candidatos representan alternativas viables de política pública progresista ante los grandes problemas de la nación y de los ciudadanos. Ninguno de los dos bandos –o bandidos– de la “oposición” cumple con esta condición. El oportunista ex chavista Henry Falcón y el oscurantista “evangélico” Javier Bertucci –los dos candidatos de mayor preferencia electoral de la “oposición”– van a ir con el FMI para recomponer la economía. Las condiciones draconianas que pondrá el FMI para dar su infame Paquete de Ajuste Estructural, harán palidecer las condiciones que la institución impuso a Grecia en su momento, porque Venezuela no es parte del Primer Mundo y tiene cero poder de negociación. En consecuencia, las condiciones infernales en que vive actualmente la mayoría de los venezolanos, empeorarán drásticamente. De hecho, ni Falcón ni Bertucci tienen un programa para regresar el país al camino del desarrollo sustentable. La dolarización y el FMI de Falcón y la “salvación del país a través de la fe”, del Rasputín pentecostalista, son el mismo proyecto: entregar la soberanía de Venezuela a Washington y el gran capital occidental.

El otro ala del espectro político, que representa Maduro, igualmente no tiene ningún programa realista ni creíble para salir del desastre económico que ha creado. Venezuela necesita un Plan Marshall para salvarse, pero la mafia usurpadora de Miraflores no tiene cabezas para diseñarlo, ni acceso a los circuitos financieros internacionales, que podrían costearlo. Desconocidas las elecciones de antemano como “ilegales”, por los centros de poder occidental, será imposible que –“ganando” Maduro– consiga los recursos para el ajuste estructural necesario del sistema económico. Sin Occidente y sin China, la elección se realiza, por así decirlo, en un catch-22, donde no hay solución electoral alguna para salvar a la economía. De ahí, que la promesa de Maduro, que si gana las elecciones, llevará a cabo “una revolución económica que sacudirá al mundo”, no es más que una patética mentira. Ninguno de los candidatos tiene un proyecto económico viable. Por eso, ninguno sirve para ser presidente.

3. El régimen de Maduro se basa en la mentira (de la guerra económica), las bayonetas de los generales faccionistas Padrino López y Néstor Reverol (represión militar), la monopolización de los dólares y la dependencia asistencialista generalizada cual medio de control socio-político, financiada con ellos (Carnet de la Patria, CLAP). La combinación de esos cuatro factores ha creado una clientela electoral cautiva para el gobierno, por una parte; y un ambiente generalizado de desmovilización, frustración, incertidumbre y tendencia hacia el abstencionismo, por otra. En ese ambiente, el debate público racional y transparente que es una precondición imprescindible para facilitar la conciencia ciudadana cual precondición del voto razonado, no se ha podido dar. La situación de manipulación sistemática de la información y del razonamiento electoral, muy semejante a la que prevaleció en Estados Unidos en la última contienda presidencial, hace imposible cumplir en Venezuela con el mandato de una votación nacional democrática que exprese la soberanía popular mayoritaria.

2) ¿Fracasó la oposición en su intento por derrotar a Nicolás Maduro o el Presidente venezolano les pasó por encima?

Las dos cosas. Era –y es—un conflicto entre la vieja clase política y la nueva clase política, que se formó durante los primeros años del Chavismo. Dos fracciones de la clase política, con iguales carencias éticas y compromisos populares, se enfrentaron, como dos mafias del barrio que procuran controlarlo. Mostraron ser más eficientes en la guerra callejera y sucia, al igual que en los pleitos de superestructura (parlamento), las cohortes de Maduro/Cabello, que las de las viejas élites políticas.

3) ¿Se radicalizará aún más el gobierno de Maduro tras los comicios o está condenado en el corto plazo?

Está condenado a colapsar relativamente pronto, por el aislamiento internacional y latinoamericano. Para impedirlo, se volverá más represivo, implementando la llamada “reforma constitucional” e imponiendo el llamado “Estado comunal”, que es, esencialmente, el Estado de Mussolini con control total del centro del poder, bajo el disfraz de un régimen popular revolucionario de nuevo tipo.

4) Finalmente Maduro se salió con la suya en cuanto a la realización de elecciones ¿Esto demuestra el fracaso o el escaso peso de los organismos internacionales y regionales?

Sin duda, que Maduro salió triunfante de las turbulencias políticas de la era post-Chavez, tanto a nivel del Partido como en cuanto a la estructura nacional de poder. Hay que tomar en cuenta, sin embargo, que se aprovechó de una coyuntura internacional que le benefició de múltiples maneras. En primer lugar, el bolivarianismo hemisférico que construyó Hugo Chávez con Lula, Fidel y Kirchner, le sirvió en su momento como paraguas protector al Madurismo. Sin embargo, esto se acabó ya.

En segundo lugar, las crisis mundiales en Corea, Medio Oriente y Europa oriental, desplazaron el conflicto de Venezuela a segundo y tercer plano. De todas formas, el imperialismo occidental sabe que la caída del régimen es inevitable, de ahí que no le importa, si sucede un año antes o después. Es decir, la intensidad de la presión externa imperial ha sido relativamente baja, comparada, por ejemplo, con la destrucción sistemática de la Unidad Popular chilena por Nixon, o la Revolución Sandinista nicaraguense, por Reagan, para no mencionar la agresión a la Revolución cubana. Las afirmaciones contrarias de Maduro y su aparato de propaganda son simples mentiras.

5) ¿Qué rol juegan los militares al sustentar la Presidencia de Maduro?

Como decía, junto con los dólares y las mentiras, son el tercer sostén del régimen. Sin los generales faccionistas Padrino López y Néstor Reverol, que encabezan la “pandilla de malandrines” que usurpan el Palacio de Miraflores, en palabras del general chavista Cliver Alcalá, ya no estaría en la presidencia.

6) ¿Hay una fractura interna en el chavismo?

Sí, una fractura total, como se evidencia en el hecho, de que muchos de los colaboradores militares de alto rango de Hugo Chávez, como los generales Rodríguez Torres y Raúl Baduel, el héroe que derrotó al golpe militar, están en la cárcel, mientras que muchos civiles chavistas de jerarquía están organizados en movimientos anti-maduristas. Por supuesto, hay una tercera fracción de oportunistas deleznables que pasaron sin problema moral alguno del proyecto humanista de democracia participativa del Comandante Hugo Chávez, a la miserable dictadura pequeño-burguesa de Maduro. Allá están Tarek William Saab, Alí Rodríguez y muchos otros.

7) ¿Qué podría ocurrir en Venezuela a partir del 21 de mayo?

En primer lugar, es irrelevante quién gane las elecciones, porque ninguno de los candidatos puede resolver los grandes problemas nacionales. En este sentido, no son elecciones, sino una pantomima de simulación de soluciones nacionales. En segundo lugar, si Maduro pierde, simplemente desconocerá en los hechos al nuevo gobierno, tal como desconoció a los ganadores de las elecciones parlamentarias de diciembre, 2015.

En tercer lugar, arreciará la presión internacional, habrá nuevas sanciones de Washington y Bruselas y, quizás del Grupo de Lima; es posible que haya un par de días de protestas, que serán fácilmente controladas por la policía; Maduro avanzará la preparación de la estructura política de dominación tipo Mussolini, mediante el “Estado Comunal” y una nueva Constitución, hecho a la medida; el éxodo de la emigración venezolana se intensificará; la economía colapsará vía la hiperinflación, el default externo y la creciente confiscación de la infraestructura petrolera, como ahora en la colonia holandesa de Curazao; Washington pasará a la fase del regime change y el inicio de la agresión paramilitar –similar a la agresión de Reagan contra el Frente Sandinista y la destrucción de la Unidad Popular de Allende en Chile–, regime change como en Siria y Ucrania, en pocas palabras. Un conflicto intra-militar abierto es muy probable al igual que una mayor intervención estadounidense vía el Comando Sur y la Cuarta Flota de Washington.

8. Votar como acto de masturbación

Votar en estas circunstancias es un acto fútil, una operación de autismo, sin relevancia transformadora real. Un acto apologético para el régimen, tan tragicómicamente grotesco como el cierre de campaña de Maduro, diseñado sobre los mecanismos de manipulación barata y de mercadotécnia de los charlatanes tele-evangelistas. Con un gritón ridículo que procuraba calentar a las masas, seguido por un payaso patriotero llamado Héctor Rodríguez, con intermezzo de un obsceno panzón futbolista argentino y, finalmente, la apoteosis con el panzón Presidente Obrero y la Primera Combatiente. En fin, un teatro surrealista que refleja a la perfección la naturaleza apócrifa del régimen burgués en cuyas garras ha caído el noble pueblo de Venezuela.

 

 

‘Pressure Cooker’: Discontent Rises in Venezuela Military as Economy Dives by By John Otis and Juan Forero – The Wall Street Journal – 18 de Mayo 2018

As President Nicolás Maduro runs for re-election, the armed forces grapple with shortages of food, evaporating salaries and desertions

CARACAS, Venezuela—The coup plot by disgruntled Venezuelan military officers in March was audacious: Seize control of the capital’s military bases, arrest President Nicolás Maduro and install a provisional government to replace his authoritarian regime.

To avoid detection for a year, conspiring officers eschewed phone calls, texts and emails, and instead sent messages via couriers, said an Army captain who helped plan the thwarted coup. They plotted during seemingly impromptu soccer matches.

Before they could act, though, Mr. Maduro’s intelligence services discovered the plot—described by military analysts as the most serious to date against his government. Authorities quickly arrested nine of the rebel officers, including the head of the largest armored battalion in the capital, and Mr. Maduro’s former interior minister.

As Mr. Maduro runs for re-election on Sunday, discontent in the barracks is at an all-time high, current and former military officers say. Shortages of food, evaporating salaries and desertions have turned the armed forces into a cauldron of conspiracies against Mr. Maduro, these people say.

B3-AM199_VENMIL_M_20180517175616.jpg

Venezuelan President Nicolás Maduro, campaigning in Caracas on Thursday, is running for re-election on Sunday.

“The Venezuelan military is a time bomb, a pressure-cooker,” said the Army captain, who was interviewed in a foreign country where he fled. “It could explode at any time because everyone is unhappy.”

The Information and Defense ministries didn’t answer calls or emails seeking comment.

The Maduro government has arrested dozens of officers this year and cashiered others in a military purge. Official data isn’t available. But military analyst Rocío San Miguel said that in just January and February at least 124 servicemen were imprisoned on rebellion, mutiny, espionage and other charges, far more than in other periods.

“Maduro is conscious that the armed forces are his Achilles’ heel,” said Ms. San Miguel, president of Citizen Control for Security, Defense and the Armed Forces, a policy analysis group that has contact with military personnel.

The nine arrested would-be conspirators are in prison awaiting trial, said a defense attorney for some of them. Other plotters escaped.

Amid the worst economic crisis in decades, many Venezuelans are urging the armed forces to take matters into their own hands, in a country where the military has long been the ultimate arbiter of power. That is despite past coups in the country leading to less democracy, not more, analysts say.

B3-AM198_VENMIL_M_20180517175616.jpg

A soldier uses binoculars during the Maduro campaign rally in Caracas on Thursday.

Such an uprising also has supporters within foreign governments, including the U.S., that are trying to weaken Mr. Maduro’s hold through economic sanctions and political isolation.

“I think the world would support the Armed Forces in Venezuela if they decide to protect the people and restore democracy,” said U.S. Sen. Marco Rubio (R., Fla.) via Twitter in February.

Juan Cruz, President Donald Trump’s top adviser on Latin America, told a conference on hemispheric security in Miami last month: “There has never been a key moment in Venezuelan history that has not involved military participation.”

The Sunday election comes as the U.S. urges officers with information about crimes in the military, like drug trafficking, to become informants for U.S. antinarcotics officials or desert, said Martin Rodil, a Washington contractor who works on such operations.

The Venezuelan government uses carrots and sticks to ensure loyalty. Active-duty or retired officers run 10 government ministries and manage vital entities including the state oil company, the state arms factory and food-distribution networks, giving them lucrative business opportunities. Officers heard to question government policy wind up in “democratic reconditioning” classes in Caracas, said Cliver Alcala, a retired major general who participated in the failed 1992 coup that foreshadowed the Socialist government.

Those considering betraying Mr. Maduro face a pervasive intelligence unit, overseen by Cuban military advisers, which has snuffed out numerous plots in the planning stages, current and former officers say. In his five years in office, Mr. Maduro has put intelligence officers in each unit, stripped pensions and benefits for families of officers accused of plotting, and thrown some in jail alongside common criminals.

“There have been informants on all of the intended (coups), all of them,” said one high-ranking military officer who has helped plot against the government. “They infiltrate a lot of people, and some sell information for money.”

Another factor dissuading would-be conspirators is their doubts on whether Venezuela’s divided opposition can be counted on for support.

For some officers, the fate of Óscar Pérez stands as a cautionary tale. A former police pilot, he fired on government buildings from a stolen helicopter last year and raided arms depots while calling on people to rise up. But opposition leaders ignored him. Security agents gunned him down in January while he was trying to surrender.

“Military officers fear that the opposition isn’t up to the task,” said Ricardo Sucre, a Venezuelan navy veteran and psychology professor at the Central University in Caracas. “The first thing they say is: ‘What guarantees do we have that the civilians will do their part and that we won’t end up being sacrificed?’”

There are other, more mundane obstacles in a country reeling from shortages, said Jose Arocha, a former army lieutenant colonel. “To launch a coup, you need people, you need time, you need logistics,” he said. “You need transportation. There isn’t even transport or tires or anything these days.”

Impatient for change and increasingly desperate, some troops are simply going AWOL.

One army veteran estimated that as many as 1,000 soldiers, including cadets and mid-ranking officers, have deserted in the past year and said that many more have requested formal discharges. The government has begun running ads in Caracas newspapers demanding missing troops return to their posts.

One air force lieutenant, who deserted in March after a decade in uniform, said in a telephone interview from Argentina that the collapse of the currency had reduced his monthly paycheck to the equivalent of $10. Unable to afford a car or an apartment, he rode a bicycle to the base and moved in with his wife’s parents.

“What kind of military forces its officers live with their in-laws?” he said.

Miguel Rodríguez Torres, center, a former Interior minister under Mr. Maduro, was arrested for a coup attempt earlier this year.
Miguel Rodríguez Torres, center, a former Interior minister under Mr. Maduro, was arrested for a coup attempt earlier this year. PHOTO: LEO RAMIREZ/AFP/GETTY IMAGES
While rank-and-file troops suffer, the air force lieutenant said, commanding officers have been getting rich through a variety of scams, such as using military aircraft to transport gold from wildcat mines back to Caracas, former and current military officers said.

An Army lieutenant, who was stationed along the Colombian border and deserted in February, said his commanders were deeply involved in smuggling cocaine across the frontier.

All of these factors fueled the March coup plan.

Several armored battalions were to secure the capital while special forces in a nighttime raid planned to snatch top officials including Mr. Maduro and Vice President Tareck el-Aissami and fly them out of the country.

But as the final stages approached, a female army lieutenant loyal to the government learned of the plot and alerted her superiors.

Miguel Rodríguez Torres, the former Interior minister who commands wide respect among troops because of his military background, was arrested along with Lt. Col. Igbert Marín Chaparro, who commanded the Ayala Battalion, the best-equipped army unit in Caracas, tasked with defending government buildings and public officials.

In a March 1 comment on Twitter, his last before he was arrested, Mr. Marín wrote: “If you maintain honor and dignity, you may lose the battle but you will never be defeated.”

La juerga madrileña del hijo del ministro de Defensa de Maduro por C. Santos – ABC – 14 de Mayo 2018

El primogénito de Padrino López se apuntó a una gran fiesta que convocó a la comunidad venezolana de Madrid

A primera hora de la mañana del pasado sábado, circulaba por los grupos de WhatsApp la imagen de un folleto con el que se invitaba a los venezolanos residentes en Madrid a un after. Casa Suecia era el punto de encuentro para quienes echan de menos el ambiente nocturno caraqueño. Este elegante restaurante, ubicado en las proximidades del Círculo de Bellas Artes y que cuenta con una de las vistas más privilegiadas de la ciudad, fue el escenario, horas más tarde, de una gran fiesta donde fueron escasos los españoles que accidentalmente pasaron por el lugar.

Buena parte de la comunidad venezolana asentada en la capital, que en el último año ha crecido debido a la crisis política, social y económica de la nación caribeña, comenzó a reunirse en la planta baja del local en torno a las 21:00 horas. Lo que no sabían muchos de los asistentes es que a la fiesta se sumaría el hijo mayor del ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López (54 años).

Lugar en el que se celebró la fiesta
casa-suecia-k8JE--510x349@abc.jpg
Mientras el reguetón se adueñaba de la moqueta de estampado felino que reviste la pista y en medio de fuertes medidas de seguridad, Mitchell Padrino (24) bajaba de la terraza donde se encontraba cenando junto a sus amigos para unirse a una celebración, sobre la que se desconoce de quién partió la convocatoria. Llegó acompañado de un buen número de chicas, más o menos de su edad, quienes acapararon todas las miradas por su indumentaria: vestidos largos de chiffon y altísimos tacones.

 

En torno a la una de la madrugada, los sofás de terciopelo rojo de Casa Suecia ya estaban ocupados al completo, al tiempo que se bajaba la intensidad de las luces para crear el ambiente perfecto para una noche de descontrol. A todo volumen, los Dj’s Colonna Brothers, Manu Ramos y Miguel Rodríguez ponían a bailar a Mitchell Padrino con los éxitos del momento. En la mano del hijo del ministro no faltó el gin-tonic y en las de sus amigas, una copa de champán. En el lugar se rumoreaba que todo iba de su cuenta.

Exprime la noche

Mitchell Padrino, quien junto a su hermana Yarazetd (22) cursa estudios universitarios en la capital, tiene merecida fama de exprimir al máximo la noche madrileña. También señalan que es un incondicional del gobierno de Maduro y que no oculta su orgullo de ser el primogénito de su ministro de Defensa. El portal digital «El Cooperante» reveló que, el pasado enero, Mitchell estuvo involucrado en un feo incidente, donde presuntamente «le cayeron a golpes, le partieron la cara con un vaso y la herida ameritó varios puntos de sutura». Más allá de su círculo privado, nadie sabe qué estudios cursa y dónde se encuentra su domicilio, que, al parecer, ha cambiado por motivos de seguridad.

El general Vladimir Padrino López pertenece a la cúpula más cerrada del Gobierno de Nicolás Maduro. Desde 2014 ocupa la cartera de Defensa y el cargo de comandante estratégico operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB). Se le considera como el «gran muro de contención» dentro del Ejército. El año pasado se supo que EE.UU. tenía preparada sanciones económicas contra él, así como otras sanciones por violación de los derechos humanos en Venezuela, como consecuencia de la fuerte represión por parte de los cuerpos de seguridad del Estado en las protestas contra el régimen bolivariano.

 

PDVSA: De Ramírez a Quevedo / Retrospectiva 2015-2018 por Einstein Millán Arcia – Aporrea – 11 de Mayo 2018

Revisando la cronología previa y posterior a los sucesos ocurridos en PDVSA a partir de Noviembre de 2017, son muchas las conclusiones a las que se puede arribar acerca del porque de la deplorable situación actual de PDVSA.

Todo inicia a partir de la implementación del plan siembra petrolera. Aunque su ejecución navegó por aguas turbulentas desde su inserción; con múltiples eventos de corrupción en costa afuera y Faja del Orinoco, con complicaciones y abandono de varias empresas mixtas, el naufragio solo se hace palpable a loa ojos el estado con el derrumbe del barril a mediados de 2014. Dicho evento deja expuesto y hace evidente el recalentamiento de las finanzas que venia sufriendo PDVSA, su creciente y destructiva corrupción interna, su autoflagelación y su mal manejo.

Ya para 2016 PDVSA acusaba un desplome de cerca del 60.6% en sus ingresos totales, traducido en unos US$48.002 millones en 2016 versus US$121.895 millones para el ejercicio 2014. Con ello, la ganancia neta pasó desde US$9.074 millones durante 2014 a US$828 millones en 2016, un derrumbe de alrededor de 91%, solo comparable con la abrupta caída observada durante la gestión del Luis Giusti durante el ejercicio 1998, donde llego hasta la inédita suma de US$663 millones; aun la más baja en su historia.

Aunque ya venia desplomándose con consistencia desde 2008, la producción promedio durante 2016 comenzaba a mostrar signos de castigo acelerado, al pasar a 2.57 MMBD desde 2.90 MMBD en 2014. Las exportaciones también comenzaban a ceder con fuerza, al caer hacia 1.82 MMBD desde 1.90 MMBD durante el mismo periodo. Es de hacer notar que en esa producción reportada se contabilizaba y aun se contabiliza el volumen de crudo importado utilizado como diluente, cuyo promedio para 2016 fue de unos 68 MBD.

Entrado ya el 2016 el gobierno de Maduro mostraba señales de una creciente asfixia financiera y una visible presión política desde su entorno más cercano. A la par, los gobiernos chino y ruso ejercían mayor presión para proteger y garantizar sus intereses en Venezuela. En Febrero 2016 es creada Camimpeg, instrumento corporativo exclusivo del sector militar para avanzar en el ámbito y sobretodo en los negocios del sector petrolero. Es así como ese segmento comenzaba a saborear y palpar “en tiempo real” lo atractivo de PDVSA, no como instrumento de generación de valor y resguardo de la soberanía, sino como instrumento de control del poder financiero y político.

En medio de una abundante ignorancia acerca de las causas reales del problema, motivadas en esencia por factores de naturaleza tanto interna como externa, por políticas erradas en el manejo operativo, financiero y ético de PDVSA, y por la inconveniente política de recortes planteada y defendida por Venezuela, el gobierno busca culpables y comienza a dudar de la cúpula y el entorno petrolero. Es así como decide infiltrarla abiertamente y dar al traste con la necesaria presencia de la exposición global, el conocimiento y la experticia en su manejo.

La industria petrolera comenzaba a acusar un franco y sostenido deterioro desde 2007-2008 en todos los aspectos; moral, ético, organizacional, técnico y operativo. Sin embargo y mientras el precio del barril se mostraba “saludable”, su presidente y directiva pasaban desapercibidos aunque ello significara sacrificar el negocio medular para satisfacer el apetito político. Siempre y cuando el gobierno central recibiera divisas para sostener el clientelismo, el populismo y la compra de voluntades, le tenía sin cuidado el resto.

La supuesta habilidad del equipo que con la implementación del plan siembra petrolera que dio inicio a la destrucción que hoy acusa PDVSA, demostró no ser más que incompetencia y corrupción despiadada sostenida en un barril en alza. La fiesta solo duró hasta de Junio’2014. A partir de allí, las mascaras comenzaron a caerse.

ingresos_financieros_y_cambiarios.jpg

Tal y como desnuda el grafico anexo en donde se contrasta la producción nación versus el ingreso neto normalizado por precios del barril, la supuesta bonanza de la PDVSA de Ramírez y Del Pino no era otra cosa que una farsa sustentada en dos aspectos fundamentales; alza del precio del barril y artificios contables llamados “ingresos financieros” apoyados en marramuncias cambiarias. No por casualidad, entre 2012 y 2015, los artificios cambiarios y contables ocultos entre los llamados “ingresos financieros” tuvieron su pico máximo, al pasar de US$765 en 2012 a más de US$20.343 millones en 2014 y US$16.830 millones en 2015.

Ya para mediados de 2016, el gobierno enfrentaba graves problemas de caja y el cerco internacional se cerraba de forma continua e indefectible. Sus socios tradicionales, China y Rusia exigían más y mejores garantías. Venezuela comenzaba a solicitar periodos de gracia a China para pagar solo intereses de la deuda contraída hasta el momento y poder liberar así, envíos de crudo que irían en consecuencia a generar flujo de caja, brindando a la estatal la posibilidad de poder incrementar su capacidad de emisión de deuda en forma de bonos a futuro para brindar un respiro aunque fuese de etéreo y pasajero; eran acciones que no apuntaban a la causa sino a las consecuencias del problema; destinadas a comprar tiempo, a correr la arruga.

Las pésimas negociaciones y peor arquitectura de los modelos de negocios de las empresas mixtas a la postre pusieron a la estatal contra la pared. Para entonces, la deuda de Venezuela con el gobierno chino ascendía a unos US$50 billones. PDVSA entraría en un círculo vicioso; en una espiral suicida con las empresas mixtas, ya que a medida que el barril cedía PDVSA debía asegurar mayor volumen de crudo para cubrir el margen de deuda. Desafortunadamente su producción estaba destinada a desplomarse drásticamente como en efecto sucedió, forzando al gobierno central a ofrecer garantías adicionales, mientras ascendía incontrolable su potencial de mora.

Es así como comienza a desmontarse esa PDVSA que desde 2005 yacía bajo el dominio de clan Ramírez-Del Pino; una nefasta experiencia que jamás debe reeditarse de nuevo en nuestra Venezuela, pero que sin embargo a juzgar por los cambios recientes, el mal aun persiste.

La entrada de Nelson Martínez al ministerio de Petróleo ocurre en Enero’2017, a la par del nombramiento de una nueva junta directiva en donde destacaban individuos muy cercanos a la cúpula del poder. Se crea la vicepresidencia ejecutiva con Maribel Parra al frente, llevan a Simon Zerpa a la vicepresidencia de finanzas y colocan a un desconocido sin perfil en una posición clave; Nelson Ferrer nada menos que en exploración y producción, además de varios activistas y proselitistas políticos de confianza, sin ningún tipo de calificación conocida como directores externos.

Llegado Julio’2017, tiene inicio la saga de sanciones desde los EEUU contra funcionarios Venezolanos y toma cuerpo de manera abrupta la desconfianza interna entre los distintos segmentos del poder político. En Agosto 2017 nombran a Nelson Martínez presidente de una PDVSA en clara pugna y llevan a Eulogio del Pino de vuelta al Ministerio de Petróleo. PDVSA ya no era una industria petrolera; era simplemente un cascaron sostenido solo en una inercia que fenecía por fuerzas de fricción originadas por la anarquía e incompetencia dejadas por su predecesor.

Nelson se enfrentaba aguas turbulentas en esa PDVSA, en donde abundaban enfrentamientos que originaron diferencias fuertes con parte de esos personeros impuestos en la directiva desde de Enero’2017 y también con el vecino de la torre oeste, el entonces ministro. Nelson arma equipo y activa mecanismos de impacto para reducir la entropía interna, para apaciguar la profunda anarquía organizacional y para remediar la abismal y sostenida caída de producción en curso, sin percibir que ello agigantaba la magnitud de las grietas políticas ya iniciadas. Lo comenzaron a visitar prácticamente a diario activistas políticos y militares, le cerraban el paso, no le aprobaban cambios ni postulaciones. Estaba con las manos amarradas.

La cronología de eventos que se sucedieron de allí en lo adelante, marcaría una “purga selectiva” sin precedentes en la historia reciente de PDVSA, desembocando en la detención de Eulogio del Pino y Nelson Martínez a finales de Noviembre de 2017. Un elemento clave que ha pasado desapercibido es que tan pronto fue detenido N. Martínez e incorporado M. Quevedo, se separa del cargo de manera inmediata la entonces vicepresidenta ejecutiva M. Parra. Ya PDVSA estaba siendo activamente penetrada no había vuelta atrás, el control ya estaba en esas manos que tanto la habían deseado; su destrucción, esa misma destrucción que ahora esta en curso activo, estaba sentenciada.

Con el arribo de Quevedo los efectos no se hicieron esperar. Entre la última semana de Noviembre, cuando PDVSA mostraba una producción puntual de 1.919.000 B/D y finales de Marzo cuando la producción nación se abatió hasta 1.509.000 B/D, el país dejaba de producir unos 420.000 B/D; un desplome sostenido de 105.000 B/D por mes, mientras que las exportaciones a Norteamérica, que a la postre son las que generan ingresos inmediatos se desplomaban hasta llegar a su mas bajo nivel histórico de menos de 380.000 B/D. Lo que habíamos advertido se esta cumpliendo, se cierra la brecha entre la disponibilidad de crudo con potencial de generar flujo de caja y aquel que obligatoriamente debía ir dirigido al pago de compromisos pactados y que no generaban ingresos frescos, poniendo al gobierno en la disyuntiva entre castigar el mercado interno o cumplir compromisos contraídos.

exportaciones_a_usa.jpg

PDVSA está en medio de un torbellino desenfrenado de confusión y anarquía; del no saber que hacer. No hay reacción de la directiva sencillamente porque no saben que hacer; desconocen el negocio.

Es allí, en medio de ese río revuelto, donde los estafadores y aprovechadores hacen precisamente su aparición estelar. Muchos hablan de privatizar, otros de invadir y otros andan detrás devastadores llenando sus alforjas. En esencia, todos son caimanes de un mismo caño. Lo que buscan es acceso fácil a comisiones y poder. Muchos de esos mismos han sido gobierno en el pasado y nada aportaron entonces aparte de su enriquecimiento propio. Otros han estado incursos y procesados por delitos penales por corrupción y aun así asoman sus narices para opinar sobre lo que ellos mismos de una u otra manera son corresponsales.

Aparte de enseriarse y poner a PDVSA en las manos correctas. Aparte de realmente combatir la corrupción y echar a un lado el populismo para dar paso a medidas económicas duras pero necesarias, son pocas las alternativas que le quedan al gobierno. Quizá declararse en moratoria, endeudarse a costa de arrasar con los recursos del macizo guayanés o entregar a descuento activos preciados de PDVSA a manos desconocidas ocultas detrás de algún capital de origen cuestionable.

De no actuar con contundencia y premura, las consecuencias de esta increíble e inédita destrucción serán sentidas con fuerza en todo estamento de la sociedad, pero sobretodo en aquel mas desposeído. El mercado interno se verá seriamente diezmado, como también se verá el acceso a los bienes de consumo y servicio. La población más endeble se rebelara y el país entrara en un torbellino indescriptible de tensión y anarquía.

 

Venezuelan Soldiers Desert in Droves With Presidential Election Ahead By Fabiola Zerpa and Noris Soto – Bloomberg – 7 de Mayo 2018

Military officers are joining the exodus of Venezuelans to Colombia and Brazil, fleeing barracks and forcing President Nicolas Maduro’s government to call upon retirees and militia to fill the void.

High desertion rates at bases in Caracas and the countryside are complicating security plans for the presidential election in 13 days, which by law require military custody of electoral materials and machinery at voting centers.

“The number is unknown because it used to be published in the Official Gazette. Now, it is not,” said Rocio San Miguel, director of Control Ciudadano, a military watchdog group in Caracas. She said soldiers are fleeing for the same reason citizens are: “Wages are low, the quality of food and clothing isn’t good.”

Last week, officers who rank as high as general were called in and quartered for several days at their units. Retired officials and militia members were also contacted by their superiors, according to one retired officer who asked not to be named for fear of angering the regime. Government officials are training these fill-in personnel for the election, said a second retired officer.

The shortage of troops comes as hundreds of thousands of Venezuelans flee a societal collapse, crowding cities and makeshift camps throughout the region in the largest mass emigration in modern Latin American history. Hyperinflation has made the currency virtually worthless, and malnutrition is endemic. Almost 2 million Venezuelans are living outside the country.

Amassing Power

As the once-prosperous nation fell apart, Maduro consolidated power by creating an all-powerful assembly to bypass the national legislature. The regime jailed and banned opponents and launched a wave of arrests before the May 20 vote. The U.S. and regional organizations have refused to recognize the balloting as legitimate, and the main opposition coalition has promised a boycott in the face of what it says will be a rigged contest.

Venezuelan elections are overseen by its military, the strongest force in the country and one increasingly intertwined with Maduro’s regime. The rush to fill out units is required by the so-called Plan Republica, the security deployment of the Defense Ministry that begins on the eve of election day and lasts until the day after. By law, the armed forces are guarantors of peace and security, guarding ballots and voting machines at all 14,000-odd voting sites. They transport these materials and machinery to each voting center, often a school, and guard it.

Silent Treatment

But the level of desertion from the Fuerza Armada Nacional Bolivariana has grown exponentially in the last year, especially among troops at lower ranks. At least 10,000 soldiers have asked to retire, Control Ciudadano’s San Miguel said in March.

“Since 2015 there has been an increase in military detainees accused of treason, desertion and other crimes,” she said. “Our estimate is that there are 300 people who are imprisoned, mostly troops. A few are senior officers, others are civilians linked to the military.”

A spokesman for the armed forces didn’t immediately reply to a request for comment on the desertions.

High-ranking members of the military are barred from much contact with the lower ranks . Lines of young military men asking for retirement are long, said the first retired officer. The officer tried to chat with one, but officers running the barracks forbade them from talking to each other. The retiree said top officers fear too much conversation will permit officers and enlisted solders to form alliances for a coup.

“Those who ask to retire are put into arrest for a week at the military counterintelligence headquarters,” said Gonzalo Himiob, director of Foro Penal, a human-rights group. “That’s how worried the government is.”

He said most leave the country after they are released. Himiob said that so many have tried to resign in recent days that the regime has no room to jail them, and many are allowed to quit.

 

EEUU llama a venezolanos, incluidos militares, a rebelarse contra Maduro por Orlando Avendaño – Panampost – 30 de Abril 2018

Además, Trump estaría dispuesto a revertir las sanciones si se dan profundos cambios en Venezuela

Se trataría de un apoyo tácito a cualquier intento de derrocar a Nicolás Maduro.
Para la administración de Donald Trump, el cambio de régimen en Venezuela es una prioridad. Forma parte de la agenda de la política exterior de Estados Unidos, sin duda. La reciente postura, acciones y pronunciamientos lo demuestran.

Son muchas las alternativas que existen para que se concrete ese definitivo cambio de régimen. Desde la presión con las sanciones hasta la intervención militar (como el mismo Trump planteó en agosto del año pasado). Pero otra de las opciones es que los venezolanos, incluidos los militares, impulsen la salida de Maduro. Serían movimientos y decisiones amparadas por Estados Unidos.

El director principal para América Latina de La Casa Blanca, Juan Cruz, llamó a todos los ciudadanos del país regido por Nicolás Maduro a “honrar” su Constitución y a desobedecer al autoritarismo chavista.

“Llamamos a todos los ciudadanos a cumplir con sus deberes descritos en esta Constitución e instamos a los militares a respetar el juramento que tomaron para llevar a cabo sus funciones. Hagan honor a su juramento”, dijo Cruz en un discurso este lunes 30 de abril.

En el mismo alegato, el director senior de la Casa Blanca para Latinoamérica llamó “loco” a Maduro. Este demente debería ser derrocado por su Ejército bajo una “disposición constitucional que justifica la rebelión contra las dictaduras”, según se lee en el medio Univisión.

Con respecto al discurso de Cruz, el exembajador de Estados Unidos, John Feeley, dijo a Univisión que “se puede asumir que [el director de la Casa Blanca para LatAm] estaba ofreciendo al menos un apoyo velado de la administración de Trump a la desobediencia civil”.

Es una opción legítima, ciertamente. No necesariamente se trataría de un golpe de Estado; sino de la restitución de un Estado de derecho —si es que los militares están dispuestos a colaborar—. De ser así, como dice el mismo Cruz, Estados Unidos brindaría su respaldo a cualquier arrebato temerario.

Es un planteamiento que ya ha hecho la fiscal general legítima de Venezuela, Luisa Ortega Díaz. En un video publicado a mediados de abril, Ortega Díaz pidió a los militares venezolanos ejecutar la captura de Nicolás Maduro, obedeciendo a las recientes decisiones del Parlamento venezolano y el Tribunal Supremo de Justicia en el exilio —que acordaron la separación del cargo del dictador por un antejuicio de mérito—.

En el audiovisual, la fiscal legítima de Venezuela asegura a los miembros de las Fuerzas Armadas que, si se llegasen a rebelar en contra de Maduro, contaría con su apoyo y su resguardo —además del de la comunidad internacional—.

Y, asimismo, el exsecretario de Estado, Rex Tillerson, también lo llegó a sugerir en su momento. A principios de febrero de este año, en un discurso que ofreció en la Universidad de Texas, justo antes de partir en una gira cuyo tema principal fue la crisis de Venezuela, Tillerson dijo: “En la historia de Venezuela y, de hecho, en la historia de otros países de América Latina y América del Sur, muchas veces los militares son los que se encargan de eso”.

“Cuando las cosas están muy mal y los líderes militares se dan cuenta de que ya no pueden servir al pueblo, ellos se encargan de una transición pacífica”, dijo Tillerson, quien fue destituido poco después por el presidente Donald Trump.

Dispuestos a revertir las sanciones

Una de las dagas que más pende sobre la garganta del chavismo, es la firme política exterior de Estados Unidos contra el régimen chavista. Las sanciones. En febrero del año pasado la administración de Trump se estrenó sancionado al vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, por vínculos con el narcotráfico.

Luego Estados Unidos impuso más sanciones: se congelaron cuentas, se atacó a funcionarios vinculados con la empresa estatal PDVSA y se revocaron visas y privilegios. Son golpes decisivos que afectan la billetera de un régimen que se edificó sobre inmensas cantidades de dineros.

Frente a las sanciones, el régimen de Nicolás Maduro ha invertido tiempo, dinero y esfuerzo en cabildear a favor de que estas se levante. En el último diálogo entre la dirigencia opositora oficial de Venezuela y la dictadura, que se llevó a cabo a principios de año, Maduro planteó como punto inamovible para ceder, que la oposición se comprometiera en ayudar a que Estados Unidos retire las sanciones.

Aquello no ocurrió y la administración republicana continúa amenazando con acentuar la presión. Se habla de bloqueos o embargo petrolero. Sobre todo si el dictador decide continuar con su farsa electoral del próximo 20 de mayo.

Sin embargo, existe la posibilidad de que se dé un viraje de la política exterior de Estados Unidos. Según dijo este lunes el subsecetario de Estado adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental, Michael Fitzpatrick, el país norteamericano estaría dispuesto a levantar las sanciones económicas; pero solo si hay genuinos cambios políticos.

“Con mucho gusto revertiríamos esas sanciones financieras cuando el Gobierno o los funcionarios cambien su rumbo”, dijo Fitzpatrick, según reseñó el periodista venezolano Alberto Rodríguez.

“Cuando tengan voluntad de restablecer la rendición de cuentas sobre su control de flujos financieros, cuando tomen simples pasos para respetar la Constitución y la Asamblea Nacional, de abrir canales humanitarios, ese tipo de cosas podría revertir las sanciones”, agregó.

 

Petróleo, Maduro y la mafia militar por Ibsen Martínez – El País – 25 de Abril 2018

UnknownEl esquema de poder que otorga hegemonía empresarial a los generales fue el aporte decisivo de Raúl Castro

Las dos más grandes contratistas petroleras del mundo, Halliburton y Schlumberger, se han resignado a arrojar a pérdidas más de 1.300 millones de dólares de sus operaciones en Venezuela. Es lo que afirman los más recientes informes de ambas transnacionales. Las dos colosales corporaciones han decidido prescindir, en los balances presentados a los accionistas, de todos sus activos en la patria del socialismo del siglo XXI. Se trata en su mayor parte de cuentas por cobrar.

En el caso de Halliburton, el reporte del último trimestre de 2018 habla de 385 millones de dólares; Schlumberger estima su pérdida contable para el mismo período en 938 millones. Según las agencias de noticias, otras muchas empresas dedicadas a los imprescindibles menesteres de servicio y mantenimiento petrolero están pasando por la misma crujía financiera. Todas ellas atribuyen sus ahogos a la dramática reducción de la actividad de los taladros en el país. Y a la imposibilidad de cobrar las obligaciones contraídas con las compañías por la cleptocracia venezolana. La noticia se añade a todos los cotidianos indicios de que la actividad petrolera no solo se ha contraído —en términos de cifras de producción— a niveles que hablan de una inminente extinción de todo lo que el petróleo alguna vez significó para el país, sino que esta llegará acompañada con el apocalíptico estruendo de una implosión. Y dentro de muy poco tiempo. La corrupción y la inoperatividad de la industria petrolera ofrece un panorama de incendios en las refinerías, merma de taladros en operación, expolio, sobornos en colusión con potencias extranjeras, lavado de dinero y cuentas en Andorra y Suiza digno de una serie del tipo de Netflix, que explorase los mecanismos de la corrupción populista latinoamericana de alto vuelo. El informe de Halliburton, con la habitual contención que rige el lenguaje corporativo, señala que la empresa “gestiona activamente su relación estratégica y continuará enérgicamente con los esfuerzos por cobrar a medida que mantiene sus operaciones”. Algo que no trasluce en los informes contables es que preservar las relaciones estratégicas y adelantar las cobranzas entraña entenderse nada menos que con los elementos más corruptos de la Venezuela chavista: la alta gerencia petrolera y los militares. Hubo un tiempo, en los ya remotos inicios de la era chavista, en que ambos estamentos se estorbaban mutuamente, por no decir que abiertamente rivalizaban.

Pero en los cinco años durante los cuales Nicolás Maduro ha extremado los alcances del designio militarista de Hugo Chávez, generales y super gerentes se han fundido en la casta que ha saqueado criminalmente a PDVSA, la estatal petrolera, y empujado a la población del país a una pavorosa ordalía de hambre, escasez, hiperinflación, violencia criminal y masiva emigración forzada. De esa proterva alianza entre petroleros y militares, el factor más musculado y voraz es sin duda el militar. Desde que Maduro, sanguinario rehén de los generales, consolidó en 2016 un pool de 17 empresas militares que controlan, sin excepción, absolutamente todos los sectores productivos de la economía, la preservación de la dictadura estuvo garantizada en el tiempo. La concreción de este esquema de poder que otorga hegemonía empresarial a los generales ha sido el aporte decisivo de Raúl Castro a la consolidación de la dictadura.

Ciertamente, la amalgama de petroleros y militares no se ha alcanzado sin violencia. Las purgas a las que Maduro ha sometido a la corrupta cúpula petrolera, prohijada durante tres lustros por el hoy fugitivo expresidente de PDVSA Rafael Ramírez, dan cuenta de ello. El efecto neto de estas purgas ha sido apuntalar a los generales en el control de la única actividad que, mal que bien, a pesar de una creciente e indefectible disminución, aún genera recursos a la dictadura. La semana pasada, Maduro firmó, entre gallos y media noche un decreto presidencial que faculta al general Manuel Quevedo, ministro de Energía y Petróleo y presidente de la empresa estatal, para “crear, suprimir o efectuar modificaciones a las empresas del sector público industrial petrolero, incluida Petróleos de Venezuela S. A., y sus empresas filiales”. También reserva a los generales del petróleo la potestad de disolver la estatal con miras a fundirla con empresas extranjeras o, sin más, liquidarla cuando llegue la hora de rematar el desguazado astillero de Onetti en que el chavismo ha convertido la que alguna vez se contó entre las seis transnacionales petroleras más exitosas del planeta.

 

Venezuela: la narco-dictadura militar requiere una intervención extranjera por Gustavo Coronel – Blog Las Armas de Coronel – 22 de Abril 2018

gse_multipart55967¿Por qué se hace necesaria una intervención extranjera en Venezuela? Porque la Fuerza Armada venezolana es la principal cómplice del chavismo. Más aún, ya la Fuerza Armada venezolana tiene el control del gobierno y sus jefes, comenzando por el general Vladimir Padrino López, son tutelados políticamente por la Cuba castrista. El alto mando militar no se va a suicidar y es pueril seguirle pidiendo que cumpla con su deber constitucional de sacar al chavismo del poder. La Fuerza Armada venezolana es el poder y sus altos mandos están tan involucrados en la híper-corrupción reinante en el país que nunca accederán a llamar a elecciones democráticas. Ya está visto que dentro de la Fuerza Armada venezolana no existe el vigor necesario para rebelarse en contra de los llamados “altos mandos” y de los grupos armados que controlan la institución y el régimen. No lo han hecho hasta ahora, a pesar de los innumerables llamados que se le han hecho y de los también innumerables abusos de poder que ha llevado a cabo el régimen chavista y las humillaciones que la misma Fuerza Armada ha tenido que sufrir. Esperando en vano esta intervención de los llamados militares “constitucionalistas” el país ha caído en un trágico foso de miseria, hambre, enfermedad y, lo peor, de desesperanza. La población se encuentra inerme, indefensa, sin voluntad de lucha en contra del narco-régimen. El liderazgo de oposición se ha diluido y se encuentra hoy en la cárcel, en el exilio, en silencio en el país y hasta en actitud de colaboración con el régimen, como es el caso del candidato de “oposición” Henri Falcón y su grupo.

Venezuela depende hoy de la presión/intervención externa para recuperar su libertad y democracia. Está, desgraciadamente, en la misma situación de indefensión que ya se ha instaló en Cuba hace décadas. Las pocas voces que se alzan en contra de la dictadura son golpeadas, asesinadas, perseguidas ante el silencio y la sumisión de la población. Esta es la trágica verdad. Las explosiones de indignación ciudadana, como la del Decano de la Universidad de Carabobo, ver: https://www.lapatilla.com/site/2018/04/19/no-se-callo-nada-decano-de-la-universidad-de-carabobo-se-descargo-contra-la-crisis-video/ son rarísimas y son vistas u oídas en silencio por la audiencia. Los gestos heroicos, como el de Oscar Pérez, reciben la muerte a manos de los hampones armados del narco-régimen. El analfabeta Nicolás Maduro le ha puesto una mordaza al pueblo de Venezuela con el apoyo de la Fuerza Armada venezolana. Y el pueblo de Venezuela se ha dejado humillar.
Esta es la verdad, por más que duela. La gran masa de venezolanos se encuentra rendida frente a la barbarie. Se va a requerir de una intervención extranjera en el país para encender la hoguera de la libertad y de la democracia.

La Fuerza Armada es el principal enemigo de la democracia y la libertad en Venezuela
Esto no es nuevo. Ver:http://www.globallabour.info/es/2010/07/para_entender_el_chavismo_por.html Desde que Chávez llegó a la presidencia comenzó a estructurar la llamada unión cívico-militar aconsejado por el también fallecido Norberto Ceresole. Chávez comprendió que no podía ir a una confrontación abierta en contra de los Estados Unidos, como era su deseo, por lo cual eligió el camino de la guerra asimétrica, estrategia basada en la unión cívico-militar propugnada por la izquierda extrema venezolana y por Ceresole, la cual incluía – en el plano internacional – una alianza con las FARC, con el narcotráfico, con los movimientos terroristas del mundo y los países fallidos como Libia, Zimbabue y Siria y un programa de financiamiento a los líderes forajidos de la región tales como Castro, Correa, Morales y Ortega. En el plano doméstico esta guerra asimétrica se convirtió rápidamente en una brutal represión interna en contra de la disidencia, en la cual Chávez fue asistido por la corrupta Fuerza Armada.

El ministro Padrino López arrodillado frente a su tutor

download (2).jpg

¿Cómo le ha pagado el chavismo a la Fuerza Armada por su complicidad?
Esta alianza cívico-militar fue transformada en una complicidad cívico-militar para delinquir y ha sido pagada a los miembros de la Fuerza Armada venezolana con juguetes bélicos, con contratos de empresas de militares con el gobierno, con tolerancia de sus actividades criminales de narcotráfico y de contrabando de hidrocarburos y con su progresivo control de Petróleos de Venezuela.

Juguetes bélicos
Ver: http://www.infodefensa.com/latam/2015/01/26/opinion-armamento-manos-venezuela.php

Según un estudio hecho en 2013 por el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI), Venezuela ha sido el mayor importador de armas convencionales de América Latina durante este siglo. Rusia es su mayor proveedor. Entre las armas que compra Venezuela a Rusia figuran tanques, sistemas de misiles antiaéreos de corto alcance, helicópteros de ataque Mi-28, cazas multifuncionales Su-30MK2, vehículos blindados de infantería BMP-3М y BTR-80А, obuses autopropulsados 2S19 Msta-S, lanzamisiles múltiples y morteros autopropulsados, 12 cazas multifuncionales Su-30MK2, que se añadirían a los 24 aviones ya comprados. Además, Venezuela ha expresado su interés en adquirir los avanzados cazas Su – 35 y aviones de transporte pesado Il-476. Además de submarinos nucleares, para lo cual no le alcanzó el dinero a Chávez.

Las adquisiciones de material bélico por parte de Venezuela durante los últimos 10 años, dicen estos estudios, son mayores que las de países en guerra como Afganistán o de países con población muchísimo mayor como México y Brasil.

Contratos del gobierno con empresas militares

Otra manera de sobornar a la Fuerza Armada venezolana ha sido en base a contratos suscritos con unas 100 empresas propiedad de militares o familiares, o con empresas controladas directamente por el alto mando militar. En particular hay una empresa, CAMIMPEG, que controla hoy grandes contratos de servicios petroleros y de perforación de pozos con Petróleos de Venezuela, a pesar de carecer por completo de conocimientos y capacidad de acción sobre las tareas contratadas. La empresa es una vulgar intermediaria entre PDVSA y empresas contratistas petroleras, algunas de las cuales tampoco tienen la capacidad de hacer los trabajos

Los ministros de la Defensa se han prostituido y han violado su juramento de lealtad a la Constitución

Desde 2001 en adelante los ministros de la defensa de Venezuela han sido cómplices del régimen chavista. Comenzaron como cómplices secundarios y han terminado como dueños del negocio. Los ministros mencionados a continuación merecen ir a prisión por su complicidad con el régimen en la violación de la constitución y de las leyes de la república: José Vicente Rangel, Lucas Rincón, José Luis Prieto, Jorge Luis García Carneiro, Orlando Maniglia, Raúl Baduel, Gustavo Rangel Briceño, Ramón Carrizales, Carlos Mata Figueroa, Henry Rangel Silva, Diego Molero, Carmen Meléndez y Vladimir Padrino López. En su mayoría los ex-ministros siguen actuando como cómplices activos de la narco-dictadura. No hay dudas de que todos estos ministros son culpables, unos más que otros, pero ello tendrá que ser establecido por tribunales idóneos de justicia. Todos prefirieron hacerse cómplices del régimen antes que defender la constitución de la república y se han beneficiado personalmente de su lealtad a la dictadura.
Una Fuerza Armada de baja calidad y pobre moral

A pesar de los juguetes bélicos recibidos, los cuales solo salen a la luz pública dos o tres veces al año, en ridículos desfiles, los niveles operacionales y técnicos de la Fuerza Armada venezolana están en una deprimente situación.

Desfiles cursis

Los equipos se encuentran mal mantenidos, hay cuarteles que han ondeado la bandera de Cuba, existen fotos mostrando soldados rasos buscando comida entre la basura mientras existen hasta 2000 generales, cuando, por ejemplo en USA, los militares de esa graduación no pasan de 900. Ver:http://www.abc.es/internacional/abci-ejercito-2000-generales-frente-900-eeuu-201708070304_noticia.html. La Guardia Nacional y el Ejército se han convertido en agentes de represión ciudadana y se han visto irrespetados por las bandas armadas llamadas “Colectivos”. El ministro de la defensa, Padrino López ha sido fotografiado arrodillado al lado de Fidel Castro, en actitud sumisa. Maduro le pide abiertamente a la Fuerza Armada que permanezca leal al chavismo, sin que ese pedido sea considerado una bofetada por los arrodillados miembros del “alto” mando. Ver:https://www.nacion.com/el-mundo/conflictos/maduro-pide-lealtad-chavista-a-la-fuerza-armada-venezolana/47A3IRRBJJA6LB7TONE6RFBXSY/story/

La situación venezolana no se arregla con elecciones fraudulentas en Mayo, ni con más discursos o manifiestos aislados. Requiere – en el plano doméstico – una acción ciudadana masiva que solo puede darse si existe un liderazgo que la inspire, liderazgo que no se ve por ningún lado, y/o una intervención extranjera, la cual no tiene por qué ser militar sino de desconocimiento masivo de la narco-dictadura chavista-militar y de severas sanciones económicas y personales en contra de la narcodictadura por parte de los países democráticos del planeta. Aunque parezca mentira estamos más cerca de lo último que de lo primero. Y ello se debe a la traición y cobardía de la Fuerza Armada venezolana, institución que no tendría razón de existir en una Venezuela ciudadana y democrática del futuro. De país militarizado deberemos llegar a ser, algún día, un país civilizado.

Venezuela el ocaso de la revolución – Nueva Sociedad – Marzo/Abril 2018

El Estado mágico sigue ahí por  Edgardo Lander
Las continuidades y rupturas en la historia del petroestado venezolano
El Estado mágico. Naturaleza, dinero y modernidad en Venezuela, de Fernando Coronil (editado por Nueva Sociedad en 2002), es uno de los libros fundamentales para comprender Venezuela. Fue reeditado en 2013 por la editorial Alfa, deCaracas, y el prólogo de Edgardo Lander, que reproducimos casi en su totalidad, nos permite avanzar en un análisis de problemas actuales de Venezuela bajo la luz de un modelo rentista que se inició en la década de 1930 y perduró bajo la Revolución Bolivariana, que hoy se enfrenta a su momento más crítico.

Ver articulo completo : http://nuso.org/articulo/el-estado-magico-sigue-ahi/

Las vías enmarañadas del autoritarismo bolivariano por Fabrice Andreani Muchos de los fundamentos de la crisis que vive Venezuela, así como la evolución de la Revolución Bolivariana bajo el gobierno de Nicolás Maduro, estaban inscriptos ya de algún modo en la era Chávez. Bajo esta perspectiva, es posible leer las derivas políticas de estos últimos años –protestas, contraofensivas oficiales, retrocesos económicos– desde una mirada tanto intra- como parainstitucional, y dejar así de lado los análisis simplistas de ciertas izquierdas y también de derechas continentales.

Ver articulo completo : http://nuso.org/articulo/las-vias-enmaranadas-del-autoritarismo-bolivariano/

Socialismo y comunas en Venezuela por Margarita López Maya                                    El «sistema comunal» no estuvo inscripto desde el principio en el proyecto bolivariano de democracia participativa y protagónica. Sus inicios deben buscarse en el segundo gobierno de Hugo Chávez y, tal como se desprende de los reproches de este a ministros y funcionarios, las comunas y los consejos comunales no lograron cuajar como una nueva institucionalidad. Enredadas en la maraña de instituciones creadas por el chavismo y sin autonomía política, estas formas se superpusieron a tradiciones de asociatividad popular ya existentes y no lograron crear capacidades institucionales para las responsabilidades que se les asignaron.

Ver articulo completo : http://nuso.org/articulo/socialismo-y-comunas-en-venezuela/

Dolor país, versión Venezuela – Las protestas de 2017 y sus secuelas por Manuel Llorens
Venezuela fue sacudida en 2017 por un nuevo ciclo de protestas ciudadanas que duró cuatro meses y dejó un amplio saldo de personas fallecidas, heridos y presos políticos. Al final, este movimiento se agotó sin una clara resolución de la crisis política y económica que padece el país. Hoy se observa un incremento del autoritarismo, de la militarización y de la crisis, pero al mismo tiempo se percibe un creciente descrédito opositor. Tanto la Asamblea Nacional como la Asamblea Nacional Constituyente son instituciones desprestigiadas. Y todo apunta a una convivencia cada vez más precaria, con una población cada vez más vulnerable y sin salidas a la vista.

Ver articulo completo : http://nuso.org/articulo/dolor-pais-version-venezuela/

¿Cómo explicar la catástrofe económica venezolana? por Leonardo Vera    Venezuela está inmersa en la más severa crisis económica que haya encarado país latinoamericano alguno en la historia moderna, con sombrías perspectivas de recuperación económica en el corto plazo y sin que se vislumbre una voluntad política decisiva para diseñar e implementar un programa económico integral, que atienda los desequilibrios macroeconómicos, las profundas distorsiones de los precios relativos y la disfuncionalidad de instituciones que mantienen la economía en un estado de caos.

Ver articulo completo : http://nuso.org/articulo/como-explicar-la-catastrofe-economica-venezolana/

La feminización del chavismo por Anais D. López Caldera
Las mujeres pobres como instrumentos de la política social
Desde sus comienzos, el proyecto bolivariano incorporó en sus discursos una interpelación directa a las mujeres más pobres, reconoció su situación de exclusión y explicitó el compromiso de sacarlas de la pobreza. Sin embargo, las formas de promover la participación de las mujeres están asociadas a una visión que las limita al rol de madres y cuidadoras. A partir de entonces, el Estado chavista ha venido consolidando una suerte de ideología maternalista que exalta ese papel, sin contemplar las condiciones en que se desenvuelve la maternidad ni la existencia de otras mujeres no madres, no cuidadoras, que merecen también la atención de la política de género del Estado venezolano.

Ver articulo completo : http://nuso.org/articulo/la-feminizacion-del-chavismo/

La triste historia del sindicalismo venezolano en tiempos de revolución por Consuelo Iranzo
Una aproximación sintética
El sindicalismo venezolano atravesó con dificultades el proyecto impulsado por Hugo Chávez desde 1999. La antigua Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) levantó banderas políticas en favor de la democracia que la acercaron a sectores patronales antichavistas y la alejaron de los asuntos laborales, mientras que la central aupada desde el oficialismo renunció a la independencia y la libertad sindical. Pese a los intentos actuales de articular ambos bloques, ante un Estado autoritario, el sindicalismo venezolano se muestra, hasta el momento, incapaz de superar sus propias deficiencias y de jugar un rol relevante en medio de la profunda crisis que vive el país.

Ver articulo completo : http://nuso.org/articulo/la-triste-historia-del-sindicalismo-venezolano-en-tiempos-de-revolucion/

Los militares en la política y la economía de Venezuela por Francine Jácome           El creciente papel de los militares en la economía y política venezolanas ha ido a contracorriente de los objetivos de un mayor control democrático sobre los sectores de seguridad y defensa. Su creciente participación política y partidista –que incluye su desempeño como represores de protestas sociales y sus labores en el sector de inteligencia– y sus actividades empresariales han potenciado el auge del militarismo. El resultado es la desinstitucionalización, la desprofesionalización y la desconfianza social respecto de las Fuerzas Armadas y la constitución de una suerte de «socialismo militar».

Ver articulo completo : http://nuso.org/articulo/los-militares-en-la-politica-y-la-economia-de-venezuela/

Escenarios en la encrucijada venezolana por John Magdaleno                         Venezuela experimenta hoy la crisis más importante de su historia contemporánea, que se observa en una economía contraída y disfuncional, un esfuerzo estratégicamente deliberado del gobierno para consolidar el autoritarismo y una sociedad empobrecida, con oportunidades y condiciones de vida cada vez más precarias y psicosocialmente afectada por 19 años de intensa polarización. La pregunta que se plantea a partir de esta situación es si Venezuela está a punto de iniciar una transición hacia la democracia y una progresiva apertura de su economía o si, por el contrario, está por enfrentar una profundización del autoritarismo (o el arribo de un neototalitarismo) y una mayor estatización económica.

Ver articulo completo : http://nuso.org/articulo/escenarios-en-la-encrucijada-venezolana/

A %d blogueros les gusta esto: