elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Mexico

El chavismo lleva al exilio a más de dos millones de venezolanos por A. Torres/P. De Llano/A. Marcos/C. Ballesteros – El País – 13 de Agosto 2017

Estados Unidos y España son los principales destinos de los que abandonan el país
1502379778_751102_1502479935_sumario_normal_recorte1.jpg
Venezuela ya no es solo esa porción de tierra entre Colombia, Brasil, Guyana y el Caribe. Venezuela es España. Venezuela es, también, Estados Unidos o México. Si los países son sus habitantes y de Venezuela ya se han ido tantos, ¿dónde está Venezuela? “En todo el mundo. Los venezolanos se han expandido tanto que están construyendo una nueva geografía. Una geografía que no se ve en el mapa tradicional”, reflexiona el sociólogo Tomás Páez, coordinador de La voz de la diáspora venezolana (Catarata, 2015).

El primer informe global sobre este fenómeno migratorio, elaborado por el Observatorio de la Voz de la Diáspora Venezolana con cifras de los institutos de estadística de los países de acogida, concluye que más de dos millones de ciudadanos han dejado Venezuela en los últimos 18 años, desde la llegada del chavismo al poder. La mayoría se ha marchado a Estados Unidos (entre 400.000 y 450.000) y España (300.000). El éxodo empezó en el Gobierno de Hugo Chávez (1999-2013) y se ha acelerado, en distintas oleadas migratorias, al calor de la crisis. “El ritmo de crecimiento de la emigración es tan rápido que es casi imposible mantener los datos actualizados”, matiza Páez. “Pero la gente lo puede percibir en el metro o en la calle: no hay lugar donde no escuches el acento venezolano”.

Leer más de esta entrada

Venezuela da portazo a la OEA y califica de “infantil” la diplomacia de México por Jacobo García – El País – 20 de junio 2017

pp47-1100x618La canciller venezolana Delcy Rodríguez abandona la cumbre que pretendía sancionar la convocatoria de la Asamblea constituyente por el régimen chavista

“Mucho se ha hablado de que hay una crisis humanitaria, pero es solo una excusa más para una intervención en Venezuela. Y no volveré a esta Asamblea mientras seamos un país libre y soberano”, ha dicho este lunes la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, antes de abandonar airadamente la sala. Venezuela ni siquiera esperó a conocer el comunicado final que se iba a emitir en la cumbre y quemó así sus naves frente a la diplomacia de todo el continente al anunciar que abandona la Organización de Estados Americanos (OEA). La propuesta de México, que buscaba forzar un diálogo entre el régimen y la oposición en Venezuela, no ha logrado los 23 votos necesarios para ser aprobada –obtuvo 20 de los 34 apoyos posibles–.

La canciller Rodríguez se fue repartiendo críticas hacia el secretario general, Luis Almagro, a quien llamó “instigador de la violencia”; a la diplomacia mexicana, que calificó de “infantil”; y dirigiéndose únicamente al grupo de países “que no se han plegado”, entre ellos Nicaragua, Cuba o Ecuador y algunos caribeños, la canciller les ha advertido: “Cuiden y vigilen su institucionalidad para que no se produzca una grave violación a la soberanía como la que pretenden con Venezuela”.

“Así que, aunque el tono sea alto, medio o bajo, desconocemos cualquier resolución y el mecanismo tramposo que se ha seguido hasta llegar aquí”, ha añadido la nueva estrella mediática y diplomática del chavismo, quien advirtió que otros países también estudian seguir su ejemplo y abandonar la OEA ante “el cariz que está tomando”, ha asegurado sin querer citarlos.

A pesar de llegar con la delegación más numerosa de todas, más de 20 personas, Venezuela se ha marchado antes de que comenzara formalmente la 47ª Asamblea de la OEA de la que previsiblemente podría salir malparada por el empuje de 14 países, entre ellos los de más peso de la región, como México, Colombia, Argentina o Brasil –con el respaldo de Estados Unidos–, que buscan una rotunda resolución de condena a la gestión de Nicolás Maduro.

Horas antes el canciller mexicano, Luis Videgaray, impulsor de la propuesta más dura contra Venezuela, había dejado claro que “solo apoyaremos una resolución clara”, en referencia a un texto en el que se debía reflejar el deterioro de condiciones democráticas en Venezuela así como la necesidad de mantener “el respeto a la Asamblea Nacional, la elaboración de un calendario electoral, la libertad de presos políticos y el freno al proceso Constituyente que polariza más a la sociedad”, afirmó.

“Piden un calendario electoral, dijo la canciller venezolana, pues aquí lo tienen: el 30 de julio, constituyente; del 8 al 10 de agosto, inscripción de las gobernaturas para las elecciones; el 10 de diciembre y en diciembre de 2018, elecciones presidenciales”, ha respondido desafiante la canciller.

Precisamente la Asamblea constituyente ha sido uno de los temas más polémicos. Mientras que Venezuela considera una injerencia que se pida su suspensión, los países moderados dentro del G-14 (los países que buscan una resolución condenatoria contra Venezuela) lograron colar la palabra “reconsiderar” en lugar de suspender la Asamblea.

Más allá de precisiones diplomáticas la reunión previa de la OEA mantuvo el tono ríspido con que comenzó.

Para defender la causa venezolana en Cancún la canciller llegó decidida a jugar su última batalla ideológica dentro y fuera de los despachos. En la esquina opuesta, el nuevo contendiente, México, quien ha tomado la bandera de los países críticos. Además de que juega en casa, el país norteamericano busca el éxito diplomático con una dura condena al Gobierno de Maduro, jamás conseguida hasta el momento.

La tensión entre ambos actores, México y Venezuela, y la que se vive en las calles del país caribeño se trasladaron por momentos hasta el lobby del hotel Moon Palace, donde se celebra la Asamblea de la OEA y se alojan las delegaciones. La noche del domingo los venezolanos Luis Florido, en nombre de un grupo de cinco diputados de la oposición, y el articulista Gustavo Tovar tuvieron un barriobajero enfrentamiento verbal con miembros de la delegación venezolana. Después de varios minutos de insultos y reproches la canciller Rodríguez, quien llegó este lunes a Cancún, reaccionó colgando en Twitter fotos del encontronazo y responsabilizó de cualquier problema de seguridad al canciller mexicano. “Ni México ni la OEA puede controlar el acceso de miles de personas que vienen a otra cosa a Cancún. El Gobierno de México es responsable dentro del perímetro y lo que ocurrió, que solo fue un incidente verbal, sucedió fuera de este espacio”, respondió Videgaray.

 

Venezuela trata de impedir una condena de la OEA con el apoyo de los países del Caribe por Javier Lafuente y Alfredo Meza – El País – 19 de Junio 2017

14 países de la región buscan una resolución en contra de la Constituyente, para la que necesitan el respaldo de los aliados del chavismo
1497817918_728354_1497818251_noticia_normal_recorte1.jpg
La crisis por la que atraviesa Venezuela volverá a ser objeto de debate en la Organización de Estados Americanos (OEA). Previo a la Asamblea General que se celebrará desde el martes en Cancún, este lunes los cancilleres se reunirán en la localidad mexicana para abordar por enésima vez la situación del país sudamericano. Un bloque 14 países, entre ellos los de más peso de la región, como México, Colombia, Argentina, Perú –con el respaldo de Estados Unidos, cuyo secretario de Estado, Rex Tillerson, no acudirá- buscan una resolución que condene de manera rotunda la actuación del Gobierno de Nicolás Maduro y el reclamo de que no se celebre la Asamblea Constituyente. Para ello necesitan del apoyo de los países caribeños, tradicionales aliados del chavismo. Está previsto que al encuentro acuda la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, quien, no obstante, había anunciado su intención de retirar a Venezuela de la OEA.

Las delegaciones seguían negociando este domingo un consenso entre las dos resoluciones que quedaron en stand by el pasado 31 de mayo, en el último encuentro que mantuvieron los cancilleres: la presentada por Perú, Canadá, Estados Unidos, México y Panamá –que cuenta con el respaldo de otros países, como Colombia y Argentina- y la del bloque de países de la Comunidad del Caribe. Ambas piden el cese inmediato de la violencia y el inicio de un nuevo proceso de diálogo. La diferencia radica en que la primera reclama a Venezuela el cese de la realización de la Asamblea Nacional Constituyente y la liberación de los presos políticos.

La aprobación de una declaración conjunta en una reunión de cancilleres depende de que la suscriban al menos 23 de los 34 miembros, dos tercios de los países representados, todos los del continente salvo Cuba. La tarea es ardua para el bloque de los 14 que desde hace meses vienen mostrando su repulsa al devenir de Venezuela en distintos comunicados. Necesitan el apoyo de al menos 9 de los 14 países que integran la Comunidad del Caribe (Caricom), aliados tradicionales de Venezuela, especialmente desde que Hugo Chávez impulsara Petrocaribe durante la época de la bonanza de los precios del crudo. De no conseguirse, la otra opción que baraja esta especie de G-14 es es aprobar un proyecto de resolución en el marco de la Asamblea General. En ese caso necesitarían 18 votos, es decir, el apoyo de cuatro países del Caribe.

Al menos tres fuentes diplomáticas de alto nivel de entre los 14 países que piden la anulación de la Asamblea Constituyente coincidían en que se ha intensificado la presión hacia los países caribeños, pero dudan de que se puedan lograr los nueve apoyos necesarios. Entre los más partidarios a ceder se encontraban Jamaica, Barbados, Belice o Santa Lucía, mientras que la oposición radicaba en Haití, San Vicente y las Granadinas y Surinam, entre otros.

La canciller venezolana, Delcy Rodríguez, que tenía previsto llegar a Cancún en la tarde del domingo, pretende evitar a toda costa que salga adelante esta resolución. De ahí que, pese a que en abril anunció que Venezuela saldrá de la OEA, acuda a la reunión de Cancún. Su presencia, no obstante, incomoda a las autoridades del país anfitrión. México ha sido uno de los países que se ha mostrado más activo en los últimos meses a la hora de criticar el devenir de Venezuela y la actuación del Gobierno de Maduro. “Venezuela no es una democracia”, llegó a decir recientemente el canciller, Luis Videgaray. Las fuentes diplomáticas consultadas temen que Delcy Rodríguez aproveche su intervención para arremeter contra México y sacar a relucir temas espinosos para el anfitrión, como la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Mientras, en Venezuela el Gobierno de Maduro parece haber cogido aire en los últimos días, a pesar del contratiempo que ha supuesto la deserción de la fiscal general. Las protestas han bajado de intensidad y el chavismo sigue adelante en su afán de liquidar toda la resistencia con la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente.

Sin el vigoroso repudio en las calles disminuye la urgencia de dialogar con la oposición, aunque la comunidad internacional insiste en que la salida a la crisis dependerá de un proceso de diálogo. La mediación del exjefe de gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero ha fracasado porque no es un interlocutor confiable para la oposición. Ha sido acusado por el gobernador del Estado de Miranda, Henrique Capriles, “como un agente del gobierno”, aunque sigue haciendo esfuerzos por ver cómo puede ayudar a superar la crisis de Venezuela. Zapatero ha devenido en un mensajero entre las partes porque lleva y trae propuestas entre uno y otro bando.

Un destacado exmiembro del equipo de la oposición que dialogó con el gobierno a finales del año pasado suele asegurar que el expresidente siempre “está sudando la camiseta”. Sus logros más evidentes son las liberaciones de los presos políticos Braulio Jatar, Francisco Márquez y Gabriel San Miguel, estos últimos pertenecientes a Voluntad Popular, la formación de Leopoldo López, a quien ha trasladado, por cierto, la última oferta del gobierno: casa por cárcel, algo a lo que se ha opuesto el preso político, según su entorno.

Unasur, la organización que actuó como facilitadora del diálogo de 2016, luchaba hace algunas semanas por no dejar morir las conversaciones, a pesar de que la oposición insista en que no están dadas las condiciones. La novedad es que incorporaría una comisión que le daría seguimiento a los acuerdos en caso de que las partes lo aceptaran.

 

México descarta ruptura de lazos con Venezuela y pide acepte visita de CIDH – Yo Soy Venezolano – 3 de Junio 2017

Canciller_Mexicano-640x330.jpgEl canciller mexicano, Luis Videgaray, descartó la posibilidad de romper relaciones con Venezuela, y pidió a ese país que acepte una visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) solicitada hace años.

En una entrevista transmitida hoy por Radio Fórmula, el titular de Exteriores dijo que no respondería a los “insultos” de su colega venezolana, Delcy Rodríguez, quien calificó de “infames” e “inmorales” sus declaraciones sobre la crisis del país suramericano.

“Si la canciller cree que con este tipo de afirmaciones México habrá de cambiar su postura, está equivocada. México seguirá con una postura firme y clara”, aseguró.

Sobre las declaraciones de Rodríguez de que llevará a la OEA el caso de los 43 jóvenes de Ayotzinapa desaparecidos en 2014, señaló que la CIDH “está ya muy activa” al respecto y recordó que en la actualidad hay “un mecanismo que visita México cada seis meses” precisamente para revisarlo.

A continuación, Videgaray recomendó a “Venezuela que acepte la visita de la CIDH” solicitada en reiteradas ocasiones por ese organismo desde 2004 y al que el país se ha negado.

La última vez que una misión de la CIDH estuvo en Venezuela fue en mayo de 2002, un mes después del golpe de Estado contra el entonces presidente, Hugo Chávez, que estuvo fuera del poder 48 horas.

El canciller aseguró que no existe “la posibilidad de romper relaciones con Venezuela” y reiteró que México seguirá actuando por el camino de la diplomacia.

México ha actuado “a partir de principios” y con la convicción de que Venezuela vive una “crisis profunda”, una “situación extraordinariamente grave” de “ruptura en el orden democrático”, afirmó.

Por ello, dijo, seguirá trabajando con otros países para lograr un consenso en torno a una resolución sobre Venezuela en el seno de la Organización de Estados Americanos (OEA), después de que la sesión del 31 de mayo en Washington terminara sin acuerdo de los titulares de Exteriores.

Las naciones del Caribe “presentaron una resolución que, en opinión de otro grupo de países en los cuales está México, no contiene los elementos necesarios”, explicó.

México defiende una resolución que incluya un calendario electoral, la liberación de “presos políticos”, la restitución de la Asamblea Nacional, el fin del proceso constituyente y la apertura de un “canal humanitario” para que fluya la ayuda a los venezolanos.

Los países acordaron en Washington seguir trabajando “para tener en los próximos días, antes de la Asamblea (General de la OEA) que será en Cancún (los días 19, 20 y 21 de junio), una resolución que incluya los temas que creemos son relevantes”, apuntó.

Videgaray insistió en que “la comunidad internacional debe tender la mano a Venezuela, respetando la soberanía, la libre autodeterminación, pero reconociendo un hecho real, que es que la democracia en Venezuela se encuentra severamente vulnerada”.

México se suma a las voces que rechazan la Asamblea Constituyente de Nicolás Maduro por Luis Pablo Beauregard – El País – 3 de Mayo 2017

La maniobra del presidente venezolano “profundiza el clima de desconfianza y la crisis política” de ese país, según la cancillería
1493838326_295943_1493838606_noticia_normal_recorte1.jpg
El canciller Videgaray y el presidente Enrique Peña Nieto.
El Gobierno de Enrique Peña Nieto ha roto un silencio de varios días para expresar este miércoles su preocupación por la “grave situación que vive” Venezuela. La secretaría de Relaciones Exteriores mexicana (SRE) manifestó su “grave preocupación” por el llamado de Maduro a conformar una Asamblea Nacional con el fin de redactar una nueva Constitución. El hecho “profundiza el clima de desconfianza y la crisis política que prevalece en el país”, según la SRE. Este martes, los gobiernos de Brasil, Chile y Argentina también levantaron la voz para expresar su preocupación. México se sumó a la posición de estas naciones y subrayó que toda iniciativa para modificar el régimen constitucional “debe ser realizada por un órgano constituido por la vía del voto libre, secreto, efectivo, y universal”. “Cualquier otra vía para modifica la Constitución constituiría un atentado contra la democracia y un grave retroceso en la región”. Leer más de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: