elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Mercosur

Venezuela, más allá de todo por Ayelén Oliva – Nueva Sociedad – Agosto 2017

Los bloques regionales y los centros de poder opinan sobre Venezuela. Desde Trump a la ONU, desde la Unasur a la Unión Europea. ¿Qué es lo que viene en el país más conflictivo de América Latina?

No es guerra ni revolución. Es conflicto. Y en el centro del conflicto siempre está la violencia como último recurso. Sea violencia en acto – esa que aparece cuando una bala le parte la cabeza a un manifestante–, o su contracara silenciosa – la violencia de situación que se traduce en opresión–. Venezuela vive una confrontación de dos voluntades en la que una intenta dominar a la otra con la esperanza de imponerse. Una desde el control del Estado. La otra, con el respaldo de una multiplicidad de actores externos.

Se ha instalado la idea de que la mecha que encendió las protestas opositoras, sostenidas hace ya varios meses en las calles y que han dejado más de un centenar de muertos y varios detenidos, fue la decisión del Tribunal Supremo de Justicia de asumir las competencias de la Asamblea. Sin embargo, pocos rescatan las causas que llevaron a esa decisión. Unos días antes, la Asamblea Nacional había instando por medio de un proyecto firmado por todo el arco opositor, a la aplicación de la Carta Democrática de la OEA como «mecanismo de resolución pacífica de conflictos» en pos de «restituir el orden constitucional» en Venezuela. En una apuesta arriesgada, fue la oposición desde sus bancas en el Congreso, la que llegó a pedir la suspensión de su país del bloque y la intervención de este organismo en la política venezolana. La supeditación de la estrategia opositora a un actor internacional fue leía como actitud desafiante por el oficialismo que optó por hacer jugar a la Justicia a su favor de manera bastante torpe. El secretario general de la OEA jugó, a mediados de marzo, un rol fundamental en tensionar aún más la situación.

Luis Almagro había presentado, unas semanas antes a esta decisión de la Asamblea, la actualización del informe del organismo donde invocaba la aplicación de la Carta Democrática que no había podido aplicar el año anterior por falta de apoyo. En una jugada estratégica, Almagro logró reinstalar el tema en la agenda de la política internacional bajo la amenaza de expulsión en el caso en que el gobierno no llamara a elecciones generales en los siguientes 30 días. De ahí, todo lo anterior.

Es evidente que los actores externos no permanecen ajenos a este conflicto donde también se juega su proyección internacional. «No queremos ser Venezuela» escuchamos hasta el cansancio en los debates de diversos países. Legisladores argentinos, diputados brasileños y políticos españoles han hecho de esa frase un mantra permanente. El fantasma de la crisis económica aparece como intimación engañosa si tenemos en cuenta que el ingreso en divisas en países como Argentina o Brasil no depende de un solo producto como sí es el caso de Venezuela, trampa malintencionada, a su vez, la de reducir a la mala gestión de gobierno como única causa del caótico panorama que atraviesa ese país. Sin ninguna duda, la administración de una economía con una caída del 60 por ciento de los ingresos en divisas respecto al año anterior, es inviable para cualquiera administración, sea del color político que sea y con el presidente que sea.

La Venezuela de Chávez fue la punta de lanza, marcó el pulso de los gobiernos izquierda y progresistas de la región que llegarían un par de años más tarde y, a su vez, es ella quien aún persiste por la fuerza, en medio del viraje político de corte liberal que se abre paso en América Latina. Sin embargo, la apuesta desesperada a la convocatoria a una Asamblea Constituyente, con el fin de cambiar el pulso de la agenda política junto a la necesidad de crear un nuevo marco legal capaz de respaldar las siguientes decisiones y de patear para adelante la convocatoria a una elección general, restó aliados en el plano internacional y terminó por romper la frágil posición que mantenía el Mercosur de no interferencia.

Con la amenaza siempre latente de su suspensión, los gobiernos de Argentina, Paraguay y el de Michel Temer en Brasil intentaron, por medio de su herramienta regional, instar a un cambio de rumbo en la política venezolana. Uruguay, con un protagonismo emergente casi desconocido, resultó el contrapeso político a los gigantes sudamericanos, posición que no logró sostener una vez convocada las elecciones para la Constituyente haciendo que el bloque como un todo compacto, terminara por darle la espalda al gobierno de Maduro. Al no existir la expulsión, la aplicación de la suspensión permanente de Venezuela del bloque por la «ruptura del orden democrático» , resulta la máxima sanción prevista por el organismo. Esta decisión termina de dejar completamente aislada a Venezuela en su propio terreno, donde sólo mantiene el apoyo de Bolivia ya que Ecuador, bajo la administración del nuevo presidente de Alianza País, Lenin Moreno, acaba de expresar públicamente su preocupación por la situación política de Venezuela.

El gran ausente es Unasur. Ernesto Samper, ex presidente de Colombia, quien dejó el cargo de secretario general del bloque a finales de enero, sostuvo que «la intervención de Unasur en el proceso de Venezuela está absolutamente congelada». El problema es que este organismo atraviesa su propia crisis interna, un proceso de vaciamiento de su poder real como lo tuvo el Mercosur cuando la Unasur comenzó a disputarle el protagonismo regional, por lo que no cuenta con la entereza suficiente para dar respuesta. Si el Mercosur tuvo su raíz comercial en plena década liberal, la Unasur fue su contracara, un organismo fundamentalmente político que emergió como instancia supranacional con un sello de época.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, sorprendió en los últimos días con la amenaza de una violencia en acto. Aseguró que su gobierno no descarta la posibilidad de una intervención militar en Venezuela. Imprudente, como siempre, Trump sostuvo que es su condición de país vecino hacía más fácil la idea de una intervención, «tenemos tropas por todo el mundo, por qué no ir aquí al lado».

Pero el rechazo a estas declaraciones fueron absolutas. «Ni dictadura ni intervención», expresó como voluntad el secretario general de la ONU. António Guterres sostuvo que «América Latina ha logrado librarse tanto de la intervención extranjera como del autoritarismo. Esa es una lección que es muy importante salvaguardar, concretamente en Venezuela».

Por su parte, la Unión Europea fue uno de los primeros bloques regionales en hacer público su rechazo a la convocatoria Constituyente. Federica Mogherini, representante de la Unión para la Política Exterior, sostuvo que «no pueden reconocer la Asamblea Constituyente por su preocupación en cuanto a su efectiva representatividad y legitimidad». La crítica se centra en la falta de representación de un Legislativo que no contó con la participación de la oposición. Pero no fue la primera declaración fuerte contra el oficialismo, si tenemos en cuenta la presión política que se ha dado desde ese organismo en el reclamo por la liberación de los políticos presos. Bruselas insiste en la importancia de respetar el calendario electoral, abrir un canal humanitario, liberar a los opositores y respetar la Asamblea Nacional.

El único aliado al gobierno de Venezuela parece ser Rusia. El Kremlin respaldó la Constituyente y criticó a los países que no la reconocieron. En un comunicado del Ministerio Relaciones Exteriores ruso, denunciaron una «presión económica sobre Caracas» por parte de los países centrales para profundizar la polarización y el enfrentamiento. Si bien el apoyo político es clave, el respaldo económico desde Rusia resulta limitado.

China optó por ser más prudente. Lo que busca el gigante asiático, en este momento, es que Venezuela salde una deuda de unos 65.000 millones de dólares. Si bien este préstamo da cuenta de los lazos que existen entre ambos países también expone sus limitaciones.

La buena noticia, entre tanto desconcierto, es que algo parece haber persistido: el rechazo en América Latina a cualquier iniciativa de injerencia militar en conflictos de política interna. La negativa regional a la propuesta militar de Trump fue rotunda y unánime.

Raúl Castro, en enero del 2014, declaró a América Latina y el Caribe como zona de Paz. Fue durante la cumbre de jefes y jefas de Estado de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) cuando sostuvo que, una vez resuelto el proceso de paz en Colombia, la región podía garantizar el camino pacífico y negociado para la resolución de sus problemas, sin violencia.

En la declaración, firmada hace más de tres años por una treintena de presidentes de la región, decía: «Nuestro compromiso permanente es con la solución pacífica de controversias a fin de desterrar para siempre el uso y la amenaza del uso de la fuerza de nuestra región». En estos tiempos peligrosos, no viene mal recordarnos las décadas y la sangre que le llevó a América Latina terminar con largos años de violencia.

¿Quién dijo desaliento? por José Toro Hardy – El Nacional – 24 de Agosto 2017

Unknown.jpegUn amigo, abatido por el desaliento, me comentaba que el camino que nos aguarda es el de Cuba, donde los Castro tiranizaron a esa Isla por casi seis décadas.

Estoy en total desacuerdo.Veamos:

Cuba fue la última colonia española. Su guerra de independencia se inició en 1895 con el Grito del Baire y concluye con el Tratado de París en el que España renuncia a su soberanía sobre la isla. Finalizada la guerra se temió que EEUU -que le había declarado la guerra a España en 1898 por el hundimiento de su acorazado Maine en La Habana- se apoderase de la isla. Ello sembró una animadversión hacia ese país. Finalmente el 20 de mayo de 1902 nace la República de Cuba bajo tutelaje estadounidense. A lo largo de su historia, prácticamente no ha conocido la democracia.

La Revolución Cubana fue la alternativa a una III Guerra Mundial. Para 1962 la URSS había emplazado misiles atómicos en la isla capaces de alcanzar todo el territorio de los EEUU. El mundo estuvo más cerca que nunca del estallido de una guerra nuclear. Finalmente Kennedy y Krushev llegan a un acuerdo. Krushev retiraría los cohetes y Kennedy se comprometería a que EEUU nunca invadiría a Cuba.

De allí en adelante, el régimen cubano sólo pudo subsistir gracias al apoyo masivo de la URSS. Cuando cae el Muro de Berlín en 1989, colapsa el comunismo y en 1991 se desploma y desintegra la URSS, Cuba entra en el “período especial” sufriendo graves carencias. Sólo pudo superarlo cuando Chávez llega al poder y sustituye el apoyo soviético.

La Revolución Cubana alardeaba de dos virtudes: Épica y ética. Nace de una cruenta lucha armada en la Sierra Maestra, derrocando finalmente a Fulgencio Batista en 1959. Fidel Castro convence a un mundo crédulo de que aquella fue una epopeya cargada de ética.

Coincide con el momento más álgido de la Guerra Fría. Cuba era mimada por las izquierdas del mundo. Intelectuales de alto calibre como Jean Paul Sartre, Simone de Beauvoir, Gabriel García Márquez, Julio Cortázar , Mario Benedetti y muchos otros le dieron un lustre particular.

Todo lo anterior contrasta radicalmente con la Revolución del Siglo XXI. Venezuela fue de los primeros países en emprender la lucha por su emancipación. Fuimos durante décadas una de las democracias más sólidas y antiguas de Latinoamérica. Lejos de tener una animadversión hacia los EEUU, fuimos uno de sus más cercanos amigos. Incluso durante la II Guerra Mundial -aún manteniéndonos neutrales- fuimos un factor determinante del triunfo por haber aportado más del 60% del petróleo utilizado por los aliados durante el conflicto.

El Socialismo del Siglo XXI no se ha caracterizado por virtudes enaltecedoras como la épica ni la ética. La épica se limita a una intentona militar fracasada en 1992 y la ética, brilla por su ausencia, destacándose más bien por ser el régimen más corrupto en toda la historia del continente. Ningún intelectual de valía la apoya.

Está revolución no es más que el resultado de un accidente histórico: una etapa en la que los precios del petróleo alcanzaron máximos nunca antes imaginados alimentando un carnaval de populismo y devastación. En lugar de promover una economía sustentable, el régimen desmanteló las instituciones y arrasó con todo.

Al caer el petróleo y morir Chávez, la revolución no tiene la menor posibilidad de subsistir. La economía colapsó, la moneda destruída junto con el aparato productivo, la industria petrolera severamente dañada, la inflación más alta del mundo, al borde del default, escasez insoportable, 82% de la población por debajo de la línea de pobreza y 50% de pobreza extrema.

Ni Rusia ni China pueden echarse a cuestas a Venezuela como pudo hacerlo la URSS con Cuba en el apogeo de su poderío militar y económico y en plena guerra fría. Rusia, también en crisis, tiene problemas más acuciantes en Ucrania y Siria. A China lo que le interesa es recuperar el dinero prestado. Por su parte Cuba se aferra a Venezuela porque su alternativa es morirse de hambre.

Lo repito, la Constituyente le está saliendo al régimen por la culata. Ha logrado una coincidencia mundial sin precedentes. Desde los 29 países de la Unión Europea hasta la inmensa mayoría de las naciones del Hemisferio Occidental y el Mercosur han declarado la muerte de la democracia en Venezuela. Tal consenso no se había visto en toda la historia de Latinoamérica. A ello se le suma un severo aislamiento financiero y la incertidumbre de posibles sanciones. Un régimen amenazante pero exangüe sufre sus últimos estertores.

La rueda de la historia, inexorable, está girando. ¿Quién dijo desaliento?

SR. González Pazos, ¡Váyase a Venezuela y despúes opine! por Josu Rekalde – Deia – 12 de Agosto 2017

En esta sociedad líquida y sin columna vertebral en la que vivimos, conviene de vez en cuando, marcar cada uno bien el terreno y señalar lo que nos parece bien de lo que consideramos asquerosamente manipulado.

Este sábado, Deia ha publicado un artículo que en el fondo podría parecer una apología al terrorismo de estado. Lo firma Jesús González Pazos y lleva por título “Venezuela, desde el respeto y la solidaridad”. Ya de por si, el título miente. En su desarrollo no hay el menor respeto ni la mínima solidaridad. Es un ataque continuo a los basamentos de un sistema democrático, como lo entendemos en Europa, dejando de lado las reivindicaciones nacionales que demanda Euzkadi, de las que podíamos hablar en otro trabajo.

De entrada el que González Pazos, se presente como miembro de Mugarik Gabe, me decepciona sobre lo que es esta ONG que al parecer no tiene fronteras. Creí que sus reivindicaciones eran otras, y sus personeros de otro talante humano, o de lo contrario que digan claramente que este personaje no les representa en nada.

Y digo la diferencia entre un periódico democrático, de otro que no lo es, es que en Deia se haya publicado semejante cúmulo de despropósitos, porque la ideología del periódico la marcan los editoriales, y hace unos días, Deia tomó postura en contra de la dictadura de Maduro, frente a un periódico como Gara que jamás de los jamases publicaría nada a favor de la democracia que propende la Mesa de la Unidad Democrática de aquel país que comprende todo su arco parlamentario, desde el Partido Comunista, hasta la derecha venezolana, porque lo de Maduro, nada tiene que ver con la Izquierda con mayúsculas sino con el gansterismo. Pero si esto satisface al Sr. González Pazos, le recomiendo se vaya a vivir en aquel país tan paradisíaco, como así nos lo describe.

La oposición ganó las elecciones legislativas y ante esa evidencia Maduro ha desconocido todas sus decisiones y las ha anulado a través de un falso poder judicial que no es más que correa de transmisión de un ejecutivo que ha empobrecido el país y ha destituido a la Fiscal General por atreverse a decir que el actual régimen es una dictadura.

¿En que país democrático hay presos políticos?. En ninguno. Solo los hay en las dictaduras por eso se les saca a los incómodos de su casa y se les mete en la cárcel arbitrariamente, sin juicio alguno y a pesar de que el fiscal que acusó a Leopoldo López tuviera que huir y decir que toda su acusación fue falsa. Pues López sigue en arresto domiciliario sin posibilidad de expresión pública.

¿En que país democrático se cierran medios de comunicación y se controla la tirada los periódicos impidiéndoles el suministro de papel?. En uno no democrático, como en Venezuela. O en Corea del Norte. Y, si no me cree, diríjase al periodista vasco de izquierda, Xabier Coscojuela que ha tenido que cambiar su diario Tal Cual al sistema digital ante la falta de papel.

¿En qué país democrático se monta una votación fraudulenta, dicha desde Londres por la propia compañía que se prestó a la mascarada diciendo que habían manipulado un millón de votos, para negar algo constitucional como el Revocatorio y sacarse de la manga una instancia Constituyente para anular la democracia?. Pues en Venezuela.

¿Qué país democrático tiene el rechazo de esta iniciativa falsamente Constituyente ya que se trata de una regresión tipo “democracia orgánica franquista”, por parte de la Unión Europea y la mayoría de los países latinoamericanos y de Naciones Unidas?. Sencillo. La Venezuela de Maduro.

¿Qué país ha sido denunciado por malos tratos, abusos policiales, falta de democracia e irrespeto a la verdad por parte de la ONU?. Venezuela, compadre.

¿En qué país han muerto en las protestas contra un gobierno 130 jóvenes en sus calles?. En la patria del chavismo. Dato que al parecer al Sr. González Pazos le tiene sin cuidado.

¿Qué país ha sido expulsado de Mercosur, repudiado en la última reunión de cancilleres en Lima, mientras mantiene divisiones de soldados cubanos en Fuerte Tiuna y la Inteligencia y Contrainteligencia en manos del castrocomunismo?. La dictadura chavista de Maduro.

Y así podríamos ir analizando todas y cada una de las úlceras crapulosas de un putrefacto régimen de fuerza que al parecer al Sr. González Pazos le encantaría aplicar a la tierra de los vascos, pues de lo contrario no se entiende su admiración hacia la barbarie.

Para justificar todo este oprobio, el articulista lo compara con España. Le puedo dar a este señor una serie de datos sobre lo que es la democracia en España, quizás desde más cerca de su lupa, pero se que no serviría para nada. Por eso le sugiero escriba este tipo de análisis en Gara, que estará encantada de tener por lo menos a un vasco ilustrado que crea que la “robolución bolivariana” como la llaman es un faro que nos debe iluminar en la noche española. Si Gara publica los comunicados de ETA, ¿por qué no este canto a una dictadura?.

La dirección de Deia verá si le interesa seguir alimentando algo que ha irritado sobremanera a todos los vasco venezolanos que habitamos en Euzkadi, conocemos y queremos aquel país, y votamos en las elecciones que demuestran que el 97 %, en las urnas, es profundamente antichavista por democrático. Por cierto, vascos que en 1977 siguieron el llamamiento para comprar acciones de Deia y poder combatir el pensamiento único franquista de aquella dictadura, semejante a la venezolana, con militares corruptos en todas las esferas del poder.

No es la primera vez que González Pazos escribe semejante sarta de mentiras y apologías en Deia. Solo deseo se informe antes de juntar sus letras y no hiera a tanta gente que pugna por salir de aquel país al que Colón llamó Tierra de Gracia.

 

Doce países del hemisferio desconocen en Lima la Constituyente ilegal de Maduro por Orlando Avendaño – Panampost – 8 de Agosto 2017

DGvfE_cW0AABD45.jpgLa declaración de los cancilleres es una clara condena al proceso ilegítimo de la Asamblea Nacional Constituyente de Nicolás Maduro. (Cancillería Perú)
Este martes, 8 de agosto, 12 cancilleres de países del hemisferio se reunieron en la capital de Perú para discutir la crisis política y social que impera en Venezuela. Al final se firmó una declaración en la que se desconoce la Asamblea Nacional Constituyente ilegal de Nicolás Maduro y todas las decisiones que surjan de ella.

A la reunión, convocada por el Gobierno de Perú, asistieron los ministros de Exteriores y representantes de:

Argentina
Brasil
Canadá
Chile
Colombia
Costa Rica
Guatemala
Honduras
México
Panamá
Paraguay
Perú
Todos suscribieron un documento que, primero, “condena la ruptura del orden democrático en Venezuela”.

En segundo lugar, los países declaran “su decisión de no reconocer a la Asamblea Nacional Constituyente, ni los actos que emanen de ella, por su carácter ilegítimo”.

En el tercer punto dan su respaldo a la Asamblea Nacional de Venezuela elegida por los venezolanos el pasado 6 de diciembre de 2015. Según la declaración, esta goza de legitimidad democrática. Según el cuarto punto, “los actos jurídicos que conforme a la Constitución requieran autorización de la Asamblea Nacional, sólo serán reconocidos cuando dicha asamblea los haya aprobado”.

Asimismo, los ministros de Exterior confirman su respaldo a la Fiscal General de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, quien recientemente fue destituida por la fraudulenta Constituyente impuesta el pasado 30 de julio. Los cancilleres también condenaron la represión, la violencia, la restricción de libertades, la persecución y la existencia de presos políticos.

También apoyan “la decisión de MERCOSUR de suspender a Venezuela en aplicación del Protocolo de Ushuaia sobre Compromiso Democrático”.

Por último, al final se señaló que en septiembre se llevará a cabo otra reunión de cancilleres sobre Venezuela, el autoritarismo de Nicolás Maduro y las violaciones de los derechos humanos que comete regularmente su régimen.

También anunciaron que es posible otra reunión para discutir la crisis venezolana en Nueva York en el marco de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU). Prevén que, a raíz de ello, se logre aumentar el respaldo a la causa de la democracia en Venezuela.

Ver el texto de la Declaración en el siguiente enlace:

Declaración de Lima final

 

Macri ordenó que se investiguen cuentas de dirigentes chavistas por Damián Nabot – La Nación – 7 de Agosto 2017

Macri-persecucion-venezolanos-Foto-AFP_NACIMA20151123_0126_19Instruyó a la UIF para que bancos y entidades financieras corroboren si hay operaciones ligadas a Maduro y otros 13 funcionarios en la Argentina
El gobierno argentino ordenó a unos 50.000 bancos, entidades financieras, concesionarias, inmobiliarias, casinos y otras empresas radicadas en la Argentina que informen si tienen registrados bienes o activos de Nicolás Maduro y otros 13 miembros del régimen chavista.

Se trata de un fuerte gesto de alineamiento del presidente Mauricio Macri con la decisión tomada por la administración de Donald Trump en los Estados Unidos, que dispuso congelar en territorio norteamericano los bienes del presidente de Venezuela y de sus principales colaboradores, con el objetivo de sancionar a su gobierno por convocar a una Asamblea Constituyente.

La medida es una nueva señal de Macri hacia el gobierno norteamericano y también hacia Maduro, tras el protagonismo que el presidente argentino tuvo en las negociaciones para suspender a Venezuela del Mercosur, en el marco de los movimientos para aislarlo en la región.

En un nuevo giro de la artillería diplomática contra el chavismo, Estados Unidos había dispuesto la semana pasada congelar los activos de Maduro bajo jurisdicción estadounidense y prohibió a los norteamericanos hacer negocios con el mandatario venezolano.

Washington también impuso sanciones económicas a otros 13 altos representantes del régimen chavista, como Franklin García Duque, jefe de la policía nacional bolivariana y ex comandante militar de las fuerzas armadas; Jesús Rafael Suárez Chourio, comandante general del ejército; Rocco Albisinni Serrano, titular del Centro Nacional de Comercio Exterior de Venezuela, y Néstor Reverol Torres, ministro del Interior del gobierno de Maduro, entre otros.

La nómina incluye, también, a Tarek William Saab Halabi, a quien Maduro nombró anteayer fiscal general de Venezuela horas después de que la Asamblea Constituyente destituyó a la hasta entonces titular del cargo, Luisa Ortega Díaz, por sus críticas al gobierno.

Circulares de la UIF

El último viernes, las circulares de la Unidad de Información Financiera (UIF) comenzaron a llegar a los bancos, financieras y otras firmas de la Argentina, para que “corroboren la existencia de cualquier tipo de operatoria en la que puedan haber intervenido de forma directa o indirecta las personas individualizadas”, en referencia a la lista de 14 venezolanos encabezados por Maduro que conformó Estados Unidos.

Así lo confirmaron a LA NACION ejecutivos de las entidades que recibieron las circulares de la UIF y que deben elaborar la lista de operaciones en la Argentina que involucren a las figuras del chavismo perseguidas económicamente por los Estados Unidos.

La UIF, organismo que preside Mariano Federici, había recibido una notificación de la Office of Foreign Assets Control (OFAC), un organismo que depende del Departamento del Tesoro norteamericano, que comunicaba la decisión de sancionar y congelar las cuentas y bienes de los 14 venezolanos.

Existe un acuerdo de cooperación entre la UIF y la Fincen, que es el organismo análogo en los Estados Unidos, para “facilitar el intercambio de información con fines de inteligencia en asuntos relacionados con el lavado de activos, delitos conexos, incluidos aquellos vinculados con el crimen organizado o el financiamiento del terrorismo”.

En ese marco, la UIF resolvió emitir una alerta a los “sujetos obligados” a remitirle información sobre Maduro y el resto de los miembros de la lista. Por supuesto, la medida supera una decisión puramente técnica y enfatiza la decisión política de Macri de profundizar la presión sobre el gobierno venezolano.

Atribuciones

La UIF, a partir del decreto 918 de 2012, sólo tiene facultades para congelar fondos y activos en casos de sospechas de financiamiento del terrorismo. Por lo tanto, la medida apunta en principio a remitir la información detectada en Argentina a Estados Unidos.

De todas formas, si tras recibir y analizar los datos que remitan las 50 entidades existieran indicios de un delito financiero, la unidad podría presentar una denuncia penal. Los bancos y el resto de las firmas tienen tiempo hasta pasado mañana para responder.

El presidente Macri encontró en la disputa contra el chavismo una bandera que le permite asumir protagonismo en la región y, a la vez, sintonizar con Estados Unidos con una intensidad que hasta ahora la cooperación económica le había negado.

 

Reino Unido ve necesaria acción urgente en Venezuela para evitar que situación empeore por Kylie MacLellan – La Patilla – 7 de Agosto 2017

En Venezuela deben tomarse medidas urgentes para evitar que la situación empeore, dijo el lunes el portavoz de la primera ministra británica Theresa May, e instó al Gobierno del país sudamericano a respetar la democracia y los derechos humanos, reseña Reuters

Más de 120 personas han muerto en los últimos cuatro meses en medio de protestas antigubernamentales en la nación petrolera. El presidente Nicolás Maduro está bajo presión internacional para que desmantele una asamblea constituyente recién creada, que muchos consideran un intento por perpetuarse en el poder.

“Es una tragedia que tantas personas hayan perdido sus vidas en protestas en Venezuela. Para nosotros está claro que deben tomarse medidas urgentes para evitar que la situación empeore”, dijo el portavoz de May a periodistas.

El funcionario agregó que Reino Unido ha condenado al Gobierno de Maduro por la creación de la Asamblea Nacional Constituyente que “claramente no representa la voluntad del pueblo venezolano”.

“Reino Unido ha instado reiteradas veces al Gobierno de Maduro a trabajar con la oposición, liberar a los presos políticos y mostrar respeto por la democracia y los derechos humanos”, añadió el portavoz británico, en un pedido similar al planteado el sábado por Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay.

El bloque comercial de países sudamericanos Mercosur suspendió a Venezuela el sábado por tiempo indefinido y sumó presión internacional sobre Maduro, al exigirle que desmantele la asamblea y restaure de inmediato la democracia.

En simultáneo con la medida del Mercosur, el sábado durante su primera sesión, la Asamblea Nacional Constituyente removió a la fiscal general de su cargo y el tribunal supremo ordenó enjuiciarla, luego de que la funcionaria rompiera con el Gobierno y lo denunciara por la crisis que vive el país.

Las Fuerzas Armadas de Venezuela controlaron el domingo una rebelión militar en la ciudad central de Valencia que pretendía “restablecer el orden constitucional”.

 

Comunicado de la Unidad Democrática – 6 de Agosto 2017

Extensión, destitución y juramentación: La primera sesión de la Constituyente cubana – La Patilla – 5 de Agosto 2017

DGaGvfGW0AAUS8w.jpg

La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela celebró este sábado su primera sesión con “poderes plenipontenciarios” para reordenar el Estado, tras más de tres meses de crisis social, política, económica e institucional.

En esta primera sesión se aprobó extender el tiempo de funcionamiento de esta asamblea, de seis meses a dos años. Así como la destitución inmediata de Luisa Ortega Díaz como fiscal general de la República y la designación provisional en su lugar de Tarek William Saab, hasta ahora Defensor del Pueblo y presidente del Consejo Moral Republicano.

La decisión también incluye la “emergencia y reestructuración del Ministerio Público” y la creación de una comisión para dar “fiel cumplimiento y seguimiento”, presidida por el constituyente Elvis amoroso.

Todas estas medidas fueron propuestas por el constituyente Diosdado Cabello y aprobada por unanimidad.

Luego de un receso de cinco minutos que duró unas cuatro horas, la ANC reanudó la sesión para juramentar a Saab como fiscal general provisional.

“Se ha tomado una decisión según lo que dicta la Constitución venezolana, para restituir un orden jurídico severamente infringido, donde una institución clave del poder ciudadano, para nuestra democracia, fue poco a poco deteriorando su figura y su razón de ser”, dijo tras ser juramentado.

Asimismo, denunció que la “inacción” del MP es la culpable de que se hayan acumulado más de 100 muertos producto de las protestas, por permitir que se desarrollara el clima de violencia en el país y prometió una revisión a fondo y sin miedo” del MP.

La Cámara, integrada por más de 500 representantes electos en un cuestionado proceso electoral y liderada por la excanciller Delcy Rodríguez, se ha comprometido en sus primeras acciones a hacer “justicia” con la violencia registrada durante más de tres meses en contra del presidente venezolano, Nicolás Maduro, y la propia elección de esta Asamblea, a través de la creación de una “Comisión de la Verdad”, presidida por Rodríguez, que se instalará este domingo.

Por otra parte, la ANC manifestó su rechazo a la decisión de los cancilleres de Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay de suspender a Venezuela del Mercosur.

Los constituyentes, todos oficialistas, prevén en su primera sesión conformar una “Comisión de la Verdad” para investigar los daños, las responsabilidades y resarcir a las víctimas de los últimos meses de protestas, de los que el chavismo siempre ha acusado a la oposición.

La oposición venezolana, que no participó en estas elecciones, que consideró un “fraude”, aunque aún no ha fijado una posición definitiva sobre esta comisión, ha adelantado que no participarán de ese proceso.

 

Mercosur decide la “suspensión política” de Venezuela y consuma el aislamiento de Maduro por Xosé Hermida – El País – 5 de Agosto 2017

mercosur
Los países de la unión comercial exigen un “proceso de transición política para restaurar el orden democrático”

Los recelos del Gobierno izquierdista de Uruguay habían impedido hasta ahora actuaciones más tajantes del Mercosur contra Venezuela. Pero los últimos acontecimientos en ese país han acabado por derribar los últimos apoyos con los que aún podía contar Nicolás Maduro en la unión comercial sudamericana. Los cancilleres de Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay han decidido este sábado en São Paulo la “suspensión política” de Venezuela en el Mercosur, un gesto con más carga simbólica que práctica pero que pretende lanzar un mensaje político rotundo: el “aislamiento” de Maduro en la región, como expresó sin rodeos Aloysio Nunes, ministro de Exteriores de Brasil, que ocupa la presidencia de turno del organismo.

Venezuela ya había sufrido la “suspensión jurídica” de Mercosur el pasado diciembre, aunque entonces el motivo alegado fue su incumplimiento de algunos de los tratados de la alianza comercial. Ahora el país sufre la sanción más grave que prevé el organismo sudamericano por su “violación de las instituciones democráticas”. “Esto es un mensaje a América y al mundo: basta de la Venezuela represora, basta de la Venezuela dictatorial, restauren la democracia”, proclamó con vehemencia el canciller argentino, Jorge Faurie. “Dejen de torturar a su pueblo”, completó el ministro brasileño.

Los cancilleres del Mercosur ya tenían previsto hace dos semanas, en una cumbre en Mendoza (Argentina), emitir una dura declaración contra Maduro y rechazar la elección de una nueva asamblea constituyente en Venezuela. Pero entonces lo frenaron las reticencias del Gobierno de Uruguay, que pretendía evitar una confrontación con los sectores más a la izquierda del Frente Amplio, la coalición gubernamental en Montevideo. Los últimos acontecimientos, especialmente la negativa de Maduro a mantener conversaciones con los demás miembros del bloque comercial, quienes pretendían instar al Gobierno de Caracas a dialogar con la oposición, acabaron por vencer las resistencias de Uruguay, el único de los países del Mercosur donde la izquierda resiste en el poder. El propio ministro uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, se refirió a los “agravios recibidos” del Gobierno venezolano y se afanó en destacar que la decisión de excluir al “país hermano” no fue “tomada con alegría”. “Pero estamos convencidos de que esta es una acción en favor del pueblo venezolano”, explicó Nin Novoa. “Y la tomamos sin renunciar al diálogo, porque vamos a seguir tendiendo la mano”.

La medida supone solo la “suspensión de los derechos y obligaciones de Venezuela” y no su exclusión porque los países quieren dejar la puerta abierta al regreso del país “tan pronto sea restaurado el orden democrático”, explica el comunicado conjunto de los cuatro ministros, y Caracas “incorpore a su ordenamiento jurídico” las decisiones del Mercosur. Las consecuencias prácticas de esa suspensión son poco relevantes, admitieron los ministros, que, sin embargo, insistieron en la importancia de arrinconar a Maduro con “una sanción política grave”. También es un modo de subrayar que el Mercosur, aunque nació como un bloque económico y comercial, está ligado al restablecimiento de la democracia en América Latina. “La democracia está en el ADN del Mercosur”, resumió el ministro paraguayo, Eladio Loizaga.

La suspensión tampoco implica que se vayan a interrumpir los intercambios comerciales con Venezuela ni las relaciones bilaterales de cada uno de los socios del Mercosur con ese país. La adopción de sanciones de ese tipo “solo contribuiría a agravar la crisis humanitaria”, en palabras de Aloysio Nunes, quien recordó que desde 2012 el flujo comercial con Venezuela de los países de la alianza comercial se ha reducido un 70%.

Protocolo Ushuaia: Cláusulas que sacarían a Venezuela de Mercosur por Ysabel Fernández – Notiminuto – 31 de Julio 2017

Se acaba el plazo para Venezuela cuestionada por los países miembros del bloque de “la ruptura del orden democrático

mercosur.jpg
Recientemente el canciller Paraguay, Eladio Loizaga ha indicado que los países del Mercado Común del Sur pueden aplicar a Venezuela el Protocolo de Ushuaia. Venezuela es cuestionada por los países miembros del bloque al considerar que “se ha roto el orden democrático”, situación que se agrava con la aprobación de la Asamblea Nacional Constituyente en territorio venezolano, iniciativa que ha sido considerada “antidemocrática” desde sus bases por los opositores de dicha nación y por los Estados miembros del organismo internacional.

¿Qué es el Protocolo de Ushuaia?

Los países cuando se hacen miembros de organismos internacionales por lo general están sujetos a una serie de normativas y o cláusulas que suscriben, el Protocolo de Ushuaia es el que corresponde a los miembros del Mercado Común del Sur.

El Protocolo de Ushuaia fue suscrito por los miembros fundadores del Mercosur (Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay) en el año 1998. Venezuela como país que integra este bloque ratificó su adhesión al mismo en 2005. Los países que integren el organismo deben cumplir con lo que ahí se establece.

En su artículo 1 refiere:

“La plena vigencia de las instituciones democráticas es condición esencial para el desarrollo de los procesos de integración entre los Estados Partes del presente Protocolo”

¿Qué establece el Protocolo cuando hay ruptura del orden democrático?
En su artículo 4 indica: “En caso de ruptura del orden democrático en un estado parte del presente Protocolo, los demás Estados Partes promoverán las consultas pertinentes entre sí y con el Estado afectado”.

Pero aunque se ha realizado la convocatoria a una reunión al país cuestionado Venezuela por la “ruptura del orden democrático”, este no ha dado respuesta.

En su artículo 5 dispone: “Cuando las consultas mencionadas en el artículo anterior resultaren infructuosas, los demás Estados Partes del presente Protocolo, según corresponda de conformidad con los Acuerdos de integración vigentes entre ellos, considerarán la naturaleza y el alcance de las medidas a aplicar, teniendo en cuenta la gravedad de la situación existente”.

“Dichas medidas abarcarán desde la suspensión del derecho a participar en los distintos órganos de los respectivos procesos de integración, hasta la suspensión de los derechos y obligaciones emergentes de esos procesos”.

¿Como sería su aplicación?

En el artículo 6 señala: “Las medidas previstas en el artículo 5 precedente serán adoptadas por consenso por los Estados Partes del presente Protocolo según corresponda de conformidad con los Acuerdos de integración vigentes entre ellos, y comunicadas al Estado afectado, el cual no participará en el proceso decisorio pertinente. Esas medidas entrarán en vigencia en la fecha en que se realice la comunicación respectiva”

¿Qué opción tiene el país que le aplican dicho protocolo?
La opción que se establece es que el Estado sancionado restituya el orden constitucional, sólo así pueden cesar las medidas aplicadas por los países miembros, una vez sea verificado el “pleno restablecimiento del orden democrático”.

Contexto sobre Mercosur y la posible aplicación del protocolo a Venezuela

El canciller de Paraguay, Eladio Loizaga afirmó que este 31 de julio vence el plazo de consultas realizado por el Mercosur al gobierno de Venezuela y ante la falta de respuesta indicó que puede ser objeto de la aplicación del Protocolo de Ushuaia, para la suspensión del País del bloque regional.

Cabe acotar que durante la última reunión de presidentes de Mercosur que tuvo lugar en Mendoza, el canciller de Argentina Jorge Faurie, junto a sus colegas de Uruguay, Brasil y Paraguay, solicitaron una reunión con el gobierno de Venezuela y también con la oposición de ese país, como último intento antes de aplicar la cláusula democrática del bloque.

El presidente argentino, Mauricio Macri ha venido promoviendo junto a otros países la expulsión de Venezuela del Mercado Común del Sur, al argumentar que “no representa una democracia”, rechazando igualmente la iniciativa de la Asamblea Nacional Constituyente.

“Si avanza la Constituyente se está coordinando con el bloque para aplicar el protocolo de Ushuaia”, dijo Macri y la Constituyente avanzó según el Consejo Nacional Electoral de Venezuela con más de 8 millones de votos, cuya veracidad y transparencia es cuestionada por los opositores venezolanos y por el resto de los países que integran el bloque.

 

A %d blogueros les gusta esto: