María Corina Machado, coordinadora nacional de Vente Venezuela, aseguró que se debe plantear a los aliados de la democracia venezolana la creación de una coalición internacional que colabore con un cambio político en el país.

“Se debe presionar para la reincorpación del TIAR y plantearle a la comunidad internacional la creación de una coalición liberadora amparada en la Constitución», señaló.

Explicó que Colombia, Brasil, las Antillas Nerlandesas y Estados Unidos deben  estar en el núcleo de la dirección política y de la coalición internacional liberadora por ser los países más afectados.

«El tiempo de la ingenuidad y la ignorancia se acabó”, aseguró.

Sobre la sanciones impuestas por el presidente estadounidense Donald Trump indicó que son una demostración de que el mundo democrático está comprometido con el cambio político en Venezuela. Dijo que estas acciones demuestran la determinación de Estados Unidos para contribuir a la restitución de la democracia.

“La decisión del presidente Trump es correcta y oportuna. Su impacto es muy grande y contribuye con el fin de la tiranía», afirmó.

«Cuenta con el respaldo de la mayoría de los venezolanos. Es una demostración de que Estados Unidos está comprometido con avanzar en la ruta de la fuerza para liberar a Venezuela”, expresó.

Abandonar la negociación

Indicó además que el gobierno de Juan Guaidó, presidente encargado, debe abandonar la negociación, como lo pidió el asesor de seguridad de la Casa Blanca, John Bolton. Resaltó que se deben considerar los planteamientos de los aliados internacionales.

Aseguró que «postergar la salida de Maduro del poder se paga con muertos, hambre y éxodo».

Sostuvo que la dirigencia opositora nacional debe asumir, al igual que los aliados internacionales, lo que catalogó como la ruta del coraje. Exhortó al Parlamento venezolano a agilizar el proceso de reincorporación de Venezuela al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca.

“Hay que asumir la ruta del artículo 233 de la Constitución. La Asamblea Nacional tiene una oportunidad de reivindicarse», señaló.

Destrucción del país

Dijo que es evidente que el régimen destruye al Parlamento, «pero es que también está acabando con el país. Por eso ya no es un tema de los diputados, que los respeto, es que aceleradamente acaban con Venezuela. Qué más hay esperar”.

Señaló que los aliados del régimen se organizan y buscan la manera de alargar la permanencia del oficialismo en el poder. En consecuencia indicó que las fuerzas democráticas también deben generar una estrategia para impulsar la democracia en la región.

“Hemos entendido a golpes como estas tácticas cubanas y sistema que se ha configurado en el Estado, tienen como finalidad aferrarse en el poder. Si las fuerzas del mal se organizan para destruir a Venezuela y desde aquí desestabilizar a la región, es hora de que la democracia mundial, que es más poderosa, haga lo mismo”.

«Es evidente que el interés de los cubanos y las mafias es hacerle sentir a los venezolanos que estamos solos y que las declaraciones de los demócratas son solo amenazas. Lo que buscan es que los que puedan se queden y claudicar a los que se quedan», manifestó.

«Es muy seria la determinación de occidente de avanzar y actuar para acabar con el régimen», expresó.

“Aquí hay mucha gente haciendo plata con el hambre de los venezolanos y le tienen terror al fin de la injusticia y de la impunidad. Les digo que se preparen porque habrá una Venezuela transparente en la que más nunca un funcionario público utilice los recursos de la nación para enriquecerse”, afirmó.

La revancha del Foro de Sao Paulo

Machado se refirió a las recientes elecciones primarias en Argentina y explicó que fueron una demostración de que el Foro de Sao Paulo tiene intenciones de recuperar su poder político en la región. «Ellos dijeron que uno de sus objetivos era la derrota de Macri. Ellos se han planteado su ruta y la confabulación de este grupo ha saqueado a Venezuela”, indicó.

“La pregunta es qué más tiene que pasar: cayó México, atacan a Colombia y van por Argentina. Ese es un cáncer y el tumor es el régimen venezolano, por eso este no es un problema solamente nuestro sino de la región”, finalizó.