elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Maria Corina Machado

Machado: El régimen buscó reconocimiento y lo obtuvo – El Nacional – 22 de Junio 2019

1557324537293.jpg

 

“El régimen buscó reconocimiento y lo obtuvo”. Así opinó la coordinadora de Vente Venezuela, María Corina Machado, luego de la visita de tres días de la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, que solicitó la liberación de las personas que protestaron de manera pacífica y anunció que en Venezuela se quedarán dos funcionarios de su oficina para hacer seguimiento de la situación.

“Creer que con concesiones políticas se aliviará el costo humanitario es ignorar que no lidiamos con políticos, sino con criminales. Criminales que provocaron intencionalmente la tragedia humanitaria”, expresó la ex diputada, una de las voces más críticas del régimen de Nicolás Maduro, que fue reconocido por Bachelet como presidente a pesar de que más de 50 países reconocen como tal a Juan Guaidó, también presidente de la Asamblea Nacional.

En un mensaje anterior, indicó que “equiparar víctimas y victimarios, justos y criminales, como dos partes legítimas de un conflicto no es solo éticamente inaceptable, sino políticamente injustificable”.

En su visita de tres días, Bachelet se reunió con víctimas de violaciones de derechos humanos en la Universidad Metropolitana, donde escuchó testimonios de torturas, encarcelamientos y asesinatos. También se reunió con el presidente (E) Juan Guaidó y los oficialistas Nicolás Maduro, Diosdado Cabello y Jorge Arreaza.

María Corina Machado

@MariaCorinaYA

Creer que con concesiones políticas se aliviará el costo humanitario, es ignorar que no lidiamos con políticos, sino con criminales.
Criminales, que provocaron intencionalmente la tragedia humanitaria.

El régimen buscó reconocimiento y lo obtuvo.

María Corina Machado

@MariaCorinaYA

Equiparar víctimas y victimarios, justos y criminales como dos partes legítimas de un conflicto, no es sólo éticamente inaceptable sino políticamente injustificable.

La división de la oposición entorpece el cambio político en Venezuela por David Alandete – ABC – 10 de Junio 2019

La Administración Trump desea que los opositores aparquen sus diferencias hasta que caiga Maduro, que es el mayor culpable de la tragedia venezolana

Le ha llevado a la administración de Donald Trump más de dos años darse cuenta, por la vía dura, de lo que ya aprendieron sus predecesores en el cargo: la división de la oposición venezolanaha empujado al país a la parálisis, algo que bien puede explicar por qué Nicolás Maduro sigue aferrado al poder a pesar de la gravísima crisis humanitaria. Tras el fallido pronunciamiento de Leopoldo López y Juan Guaidó el 30 de abril, la Casa Blanca se ha impuesto un mutismo sólo roto por una imprudencia del jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, quien en una conversación a puerta cerrada proclamó la semana pasada que tratar de unir a los opositores ha resultado ser un desafío «infernal».

Cuando Trump llegó a la Casa Blanca, las condiciones parecían idóneas: la coalición opositora Mesa de la Unidad Democráticahabía logrado dos tercios de escaños de la Asamblea Nacional en las legislativas de un año antes, el índice de popularidad de Maduro se hundía al 30%, un 80% de venezolanos vivía bajo el nivel de la pobreza y la inflación galopaba descontrolada. Según reveló a ABC Fernando Cutz, encargado de asuntos relativos a América Latina en el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca cuando lo dirigía H.R. McMaster, el presidente pidió en no pocas ocasiones un plan de transición en Venezuela que incluyera opciones militares.

Las razones de Trump no eran simplemente altruistas. El senador republicano Marco Rubio le había recomendado al presidente que comenzara a preparar su reelección en 2020 a través de Florida, un estado decisivo. Allí viven más de 200.000 venezolanos, la mitad de los que se encuentran en EE.UU.

Julio de 2017. Por indicación de Trump Pompeo viajó a Colombia y México, donde se reunió con homólogos para coordinar el cambio en Venezuela. «Intenté ayudarles a entender cómo obtener mejores resultados», dijo después en un foro en Aspen. Inmediatamente, Telesur, el gran medio de propaganda del chavismo, publicó las siguientes declaraciones de Maduro: «El director de la CIA ha dicho que el Gobierno de EE.UU., en colaboración directa con los gobiernos de México y Colombia, trabajan para tumbar el gobierno constitucional de Venezuela».

Cuando Pompeo fue nombrado secretario de Estado (ministro de Exteriores) en abril de 2018 mantuvo esos intentos, a partir de entonces ayudado por el nuevo consejero de Seguridad Nacional, John Bolton. No es casual que un mes después de que ambos ascendieran a la cúpula de la política exterior estadounidense visitara Washington, recomendado por López, un diputado llamado Juan Guaidó, acompañado por Marco Aurelio Quiñones, también del partido Voluntad Popular.

El secretario de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, se reunió con Guaidó y según dijo a ABC en una entrevista después le causó una buena impresión, el «tipo de líder que Venezuela necesitaba en un momento convulso». Almagro, consciente también de la división de los opositores, puso su grano de arena para unir a estos tras Guaidó al menos hasta que Maduro abandonara el país.

Figura de transición

Lo que Pompeo se ha visto obligado a admitir ahora, y nadie en su gobierno ha desmentido, es que Guaidó tiene más apoyos fuera que dentro de Venezuela. El entorno de López, que es quien controla la mayoría de la nueva misión diplomática venezolana en EE.UU., insiste en que Guaidó no es más que una figura de transición. En privado, muchos de estos diplomáticos afirman que las relaciones entre Guaidó y López no siempre han sido fluidas y revelan que López ha sido quien ha impulsado desde su arresto domiciliario muchas de las iniciativas de mayor perfil en meses recientes, como el intento de introducir ayuda humanitaria en marzo.

Según opina el veterano y respetado opositor Pedro Mario Burelli, que fue director de Pdvsa, «la opinión del Secretario Pompeo, descontextuada y todo, se fundamenta en una realidad que hay que afrontar. La oposición en Venezuela engloba al 85% del país». Añade, sin embargo, que la oposición debe al menos aparcar unos meses sus diferencias: «Por supuesto que con el pasar del tiempo crece la desesperanza y la frustración, dentro y fuera del país. Dicho esto, el problema en Venezuela no es la oposición, es la cruenta dictadura. Y Pompeo eso lo tiene, no solo claro, sino bien documentado».

 

No todas las opciones están sobre la mesa: Maria Corina Machado – 2001.com.ve – 18 de Mayo 2019

213fc67ff78825cb8e4f2b4ed6308975.jpg
María Corina Machado

No todas las opciones están sobre la mesa. Los últimos eventos han dejado claro que elecciones fraudulentas o falsos diálogos están descartados por los venezolanos, como también debe estarlo por los aliados internacionales que quieren la libertad de Venezuela, la salida del régimen y la derrota del conglomerado criminal, “la revolución”, cuyos tentáculos ya transcienden nuestras fronteras.

Descartadas las anteriores, solo tenemos las opciones basadas en la inteligencia y la fuerza y, entre éstas, queda ejecutar la más conveniente y efectiva. En el país no enfrentamos una dictadura, ni siquiera una narco-tiranía con apoyo cubano, lo que está enquistado en Venezuela es un régimen de otra naturaleza, nunca antes presente en el Hemisferio y que está conformado por las peores mafias del mundo que, además, desarrolla una guerra no convencional en nuestro país.

Este tipo de guerras, también llamadas asimétricas, se libran en múltiples planos, comenzando por el fundamental, que es el plano de las mentes. De allí, la importancia que la tiranía le otorga a las operaciones psicológicas y la inmensa inversión que realizan para influir en la opinión pública, nacional e internacional, posicionando su propia narrativa.

En este sentido, el régimen de Maduro, apoyado por la experiencia propagandística cubana y lo medios de divulgación de otras potencias del mundo, ha sido efectivo en la construcción de matrices falsas,con el objetivo de desmontar fuerzas externas, diluir la amenaza creíble y desmoralizar a los venezolanos.

Ellos operan sobre tres mitos fundamentales: el primero, que una operación externa en Venezuela sería una ocupación militar masiva y convencional. El segundo, que el intento de una acción externa que conlleve la salida del régimen generaría una guerra civil. Y el tercero, que una transición pacífica, tiene que incorporar a las mafias criminales del régimen como parte del gobierno de transición.

Con relación al primer mito: plantear el clamor nacional de la Responsabilidad de Proteger a través de una coalición internacional con fines humanitarios y equipararlo a una ocupación militar convencional, es una banalización inaceptable. Aquí estamos luchando por detener la pérdida diaria miles de vidas debido a la violencia y a la indolencia. Evidentemente, resolver un conflicto de esta naturaleza, requiere el uso de la fuerza, la cual se aplica en diferentes niveles y proporciones, en el policial, en el económico, en el diplomático, en el de la justicia internacional y en el de las operaciones militares especiales de última generación.

En cuanto al segundo mito, el régimen pretende hacer creer que su salida del poder provocaría una guerra civil en Venezuela, creando un escenario como el de Libia, Siria, Afganistán, o Vietnam, y que ello implicaría la presencia de un gran número de tropas externas en tierras venezolanas por tiempo prolongado. Esto es absolutamente falso, por cuatro razones fundamentales: 1) En Venezuela no existen tensiones de orden étnico, religioso, cultural, ideológico ni territorial. Somos una población cohesionada donde más del 90% clama la salida inmediata de Maduro y el régimen. 2) En los países vecinos también existe completa alineación con este propósito y sus pueblos y gobiernos están comprometidos con la transición y la democratización de Venezuela. 3) El número y la dotación de grupos violentos afectos al régimen, como colectivos, milicias y guerrilla, ha sido irracionalmente abultado por el régimen, con el propósito de convertirlo en el inhibidor de cualquier acción internacional. Gran parte de estos grupos operan con base en el beneficio económico; una vez que Maduro no esté y no haya incentivos que repartir, no van a arriesgar su vida por “la revolución”. 4) Nuestras Fuerzas Armadas están hoy neutralizadas y aunque lo desean, no pueden restituir el orden democrático producto de la fuerza de las mafias que las han infiltrado, espiado, perseguido y torturado. Una vez que el quiebre se produzca y nuestros cuerpos de seguridad se liberen, tendremos un importante y comprometido recurso humano, de militares y civiles, activos y retirados, que al ser reorganizados y rápidamente dotados de equipos, inteligencia, tecnología, comunicación y logística, serán muy efectivos en la desmovilización y neutralización, a corto plazo, de estos grupos paramilitares.

Por último, el tercer mito consiste en la farsa que una transición “ordenada” requiere involucrar a las mafias criminales, militares, judiciales y financieras en el gobierno. Éste no es solamente un planteamiento inaceptable desde el punto de vista ético, sino también un error garrafal desde el punto de vista político y pragmático. Dejar a los criminales en el poder es condenar a que en Venezuela se consolide un estado mafioso.

Los acontecimientos de los últimos días han despejado aún más el panorama. Quienes alertan sobre los riesgos y los costos del apoyo internacional a la liberación de Venezuela, convenientemente no consideran ni cuantifican los costos de la no actuación, no sólo en miles de vidas, también en el avance de la desestabilización de las democracias de nuestro hemisferio; basta con ver lo que ya está ocurriendo en Colombia.

La ruta está muy clara: frente a un conflicto no convencional, la respuesta es la ofensiva inteligente, creativa e igualmente no convencional para ganarlo en todas sus dimensiones y de manera definitiva. Así será.

María Corina Machado: Opciones en la mesa – Prensa 2001 – 19 de Mayo 2019

Foto: Cortesía

Foto: Cortesía

María Corina Machado

No todas las opciones están sobre la mesa. Los últimos eventos han dejado claro que elecciones fraudulentas o falsos diálogos están descartados por los venezolanos, como también debe estarlo por los aliados internacionales que quieren la libertad de Venezuela, la salida del régimen y la derrota del conglomerado criminal, “la revolución”, cuyos tentáculos ya transcienden nuestras fronteras.

Descartadas las anteriores, solo tenemos las opciones basadas en la inteligencia y la fuerza y, entre éstas, queda ejecutar la más conveniente y efectiva. En el país no enfrentamos una dictadura, ni siquiera una narco-tiranía con apoyo cubano, lo que está enquistado en Venezuela es un régimen de otra naturaleza, nunca antes presente en el Hemisferio y que está conformado por las peores mafias del mundo que, además, desarrolla una guerra no convencional en nuestro país.

Este tipo de guerras, también llamadas asimétricas, se libran en múltiples planos, comenzando por el fundamental, que es el plano de las mentes. De allí, la importancia que la tiranía le otorga a las operaciones psicológicas y la inmensa inversión que realizan para influir en la opinión pública, nacional e internacional, posicionando su propia narrativa.

En este sentido, el régimen de Maduro, apoyado por la experiencia propagandística cubana y lo medios de divulgación de otras potencias del mundo, ha sido efectivo en la construcción de matrices falsas,con el objetivo de desmontar fuerzas externas, diluir la amenaza creíble y desmoralizar a los venezolanos.

Ellos operan sobre tres mitos fundamentales: el primero, que una operación externa en Venezuela sería una ocupación militar masiva y convencional. El segundo, que el intento de una acción externa que conlleve la salida del régimen generaría una guerra civil. Y el tercero, que una transición pacífica, tiene que incorporar a las mafias criminales del régimen como parte del gobierno de transición.

Con relación al primer mito: plantear el clamor nacional de la Responsabilidad de Proteger a través de una coalición internacional con fines humanitarios y equipararlo a una ocupación militar convencional, es una banalización inaceptable. Aquí estamos luchando por detener la pérdida diaria miles de vidas debido a la violencia y a la indolencia. Evidentemente, resolver un conflicto de esta naturaleza, requiere el uso de la fuerza, la cual se aplica en diferentes niveles y proporciones, en el policial, en el económico, en el diplomático, en el de la justicia internacional y en el de las operaciones militares especiales de última generación.

En cuanto al segundo mito, el régimen pretende hacer creer que su salida del poder provocaría una guerra civil en Venezuela, creando un escenario como el de Libia, Siria, Afganistán, o Vietnam, y que ello implicaría la presencia de un gran número de tropas externas en tierras venezolanas por tiempo prolongado. Esto es absolutamente falso, por cuatro razones fundamentales: 1) En Venezuela no existen tensiones de orden étnico, religioso, cultural, ideológico ni territorial. Somos una población cohesionada donde más del 90% clama la salida inmediata de Maduro y el régimen. 2) En los países vecinos también existe completa alineación con este propósito y sus pueblos y gobiernos están comprometidos con la transición y la democratización de Venezuela. 3) El número y la dotación de grupos violentos afectos al régimen, como colectivos, milicias y guerrilla, ha sido irracionalmente abultado por el régimen, con el propósito de convertirlo en el inhibidor de cualquier acción internacional. Gran parte de estos grupos operan con base en el beneficio económico; una vez que Maduro no esté y no haya incentivos que repartir, no van a arriesgar su vida por “la revolución”. 4) Nuestras Fuerzas Armadas están hoy neutralizadas y aunque lo desean, no pueden restituir el orden democrático producto de la fuerza de las mafias que las han infiltrado, espiado, perseguido y torturado. Una vez que el quiebre se produzca y nuestros cuerpos de seguridad se liberen, tendremos un importante y comprometido recurso humano, de militares y civiles, activos y retirados, que al ser reorganizados y rápidamente dotados de equipos, inteligencia, tecnología, comunicación y logística, serán muy efectivos en la desmovilización y neutralización, a corto plazo, de estos grupos paramilitares.

Por último, el tercer mito consiste en la farsa que una transición “ordenada” requiere involucrar a las mafias criminales, militares, judiciales y financieras en el gobierno. Éste no es solamente un planteamiento inaceptable desde el punto de vista ético, sino también un error garrafal desde el punto de vista político y pragmático. Dejar a los criminales en el poder es condenar a que en Venezuela se consolide un estado mafioso.

Los acontecimientos de los últimos días han despejado aún más el panorama. Quienes alertan sobre los riesgos y los costos del apoyo internacional a la liberación de Venezuela, convenientemente no consideran ni cuantifican los costos de la no actuación, no sólo en miles de vidas, también en el avance de la desestabilización de las democracias de nuestro hemisferio; basta con ver lo que ya está ocurriendo en Colombia.

La ruta está muy clara: frente a un conflicto no convencional, la respuesta es la ofensiva inteligente, creativa e igualmente no convencional para ganarlo en todas sus dimensiones y de manera definitiva. Así será.

Las caras de la oposición venezolana por Mariana Toro Nader – CNN Español – 2 de Mayo 2019

En medio de violentos enfrentamientos que han dejado decenas de heridos y a cuatro personas muertas, siguen en Venezuela las movilizaciones de la llamada “Operación Libertad”, un levantamiento cívico-militar convocado por el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, y el reconocido líder opositor Leopoldo López.

Mientras Rusia y Cuba se mantienen del lado del gobierno del cuestionado presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, Estados Unidos y el Grupo de Lima han reiterado su apoyo a la presidencia interina de Guaidó. De cara a esta situación, que se espera que continúe hasta el fin de semana, estos son algunos de los principales representantes de la oposición venezolana.

Juan Guaidó

El presidente de la Asamblea Nacional, reconocido por más de 50 países como presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, se crió en La Guaira y estudió ingeniería industrial en la Universidad Católica Andrés Bello en Caracas. Tiene dos títulos de posgrado en administración pública, incluido uno de la Universidad George Washington.

alv04-venezuela-politics-0_9545555_20190328183851

Guaidó dirigió varios movimientos estudiantiles opositores al gobierno de Hugo Chávez y en 2009 formó parte del grupo de jóvenes líderes que fundaron con Leopoldo López (quien ha sido su mentor) el partido político Voluntad Popular. En 2011 entró a la Asamblea Nacional como suplente hasta que fue elegido en 2016 como representante por el estado Vargas. Fue uno de los legisladores que en 2015 protestaron en huelga de hambre exigiendo elecciones parlamentarias. Desde enero de 2019, el líder opositor de 35 años es el presidente de la Asamblea Nacional.

Leopoldo López 

Es una de las caras más visibles de la oposición al chavismo. Hasta el pasado 30 de abril, Leopoldo López, de 48 años, llevaba 5 años detenido, los últimos dos en prisión domiciliaria. Nació en Caracas y estudió sociología en el Kenyon College en Ohio y una maestría en políticas públicas de la Universidad de Harvard. Es descendiente del primer presidente de Venezuela, Cristóbal Mendoza. Desde 2007 está casado con Lilian Tintori.

download.jpg

Fue dos veces alcalde de Chacao, parte del Área Metropolitana de Caracas, y terminó su mandato con una aprobación del 92%. En 2008, el gobierno de Hugo Chávez le prohibió lanzarse a cargos de elección popular, acusándolo de corrupción y malversación de fondos públicos. En 2009 lanzó con un grupo de jóvenes el partido Voluntad Popular. En 2011, la Corte Interamericana de Derechos Humanos falló a su favor, pero sus derechos a ejercer cargos públicos no le fueron restituidos. En 2012 se lanzó a las elecciones presidenciales, pero decidió retirarse y apoyar la candidatura de Henrique Capriles.

En 2014, un tribunal venezolano emitió una orden de arresto contra López acusándolo de de ser el responsable de la violencia en unas protestas en Caracas que dejaron al menos tres personas muertas. En 2015 fue condenado a 13 años y 9 meses de prisión por instigación pública a delinquir y conspiración. En 2017 fue enviado a prisión domiciliaria por “problemas de salud”. Actualmente se encuentra como huésped en la embajada de España. Este jueves el Tribunal Supremo de Justicia emitió una orden de captura en su contra.

Maria Corina Machado

La coordinadora nacional de Vente Venezuela, María Corina Machado, de 51 años, es una de las caras más visibles de la oposición al chavismo. Nació en Caracas y es ingeniera industrial, especialista en finanzas y graduada en un programa de líderes mundiales en políticas públicas de la Universidad de Yale. En 2010, fue elegida como diputada de la Asamblea Nacional por el estado Miranda con la mayor cantidad de votos de esa elección legislativa. Desempeñó ese cargo hasta 2014. En 2017, cuando el exalcalde metropolitano de Caracas Antonio Ledezma se fugó del país dijo: “le dejé mi bandera a María Corina Machado”.

Carlos Vecchio

El coordinador político nacional del partido Voluntad Popular, Carlos Vecchio, de 49 años, es el actual embajador de Juan Guaidó en Estados Unidos. El año pasado publicó su libro Libres: el nacimiento de una nueva Venezuela, con una presentación de Leopoldo López y un prólogo de Luis Almagro, secretario general de la OEA. Estudió derecho en la Universidad Central de Venezuela. Realizó un máster en leyes en la Universidad de Georgetown, un máster en administración pública en la Escuela de Gobierno John F. Kennedy y una especialización en impuestos internacionales en Harvard. Ha sido profesor en Miami Dade College, donde ha dictado cátedras sobre democracia y derechos humanos en Venezuela y en la Universidad de la Florida.

Julio Borges

El diputado por el estado Miranda de la Asamblea Nacional Julio Borges, de 49 años, es el embajador de Venezuela, designado por Juan Guaidó, ante el Grupo de Lima. En 2017, cuando era presidente de la Asamblea Nacional, recibió en nombre de la oposición venezolana el Premio Sajarov del Parlamento Europeo “por la valiente e incansable lucha” del pueblo venezolano. Fue uno de los diputados heridos en unas trifulcas en la Asamblea Nacional en 2013. Es el coordinador del partido político opositor Primero Justicia.

Gustavo Tarre

Abogado de 72 años, Gustavo Tarre es el designado de Juan Guaidó como representante especial de Venezuela ante la OEA, organismo en el que se reconoció la dualidad de poderes en el país. Estudió derecho en la Universidad Central de Venezuela, máster en economía y finanzas del Instituto Internacional de Administración Pública de París, y realizó un posgrado en estudios superiores avanzados de derecho público en la Universidad de París II. Ha dictado clases de derecho constitucional y ciencia política por más de 25 años en la Universidad Central de Venezuela, la Universidad Simón Bolívar y la Universidad Católica Andrés Bello. Fue legislador en el Congreso de Venezuela de 1979 a 1999 y autor de varios libros sobre leyes.

La Asamblea Nacional de Venezuela designa a Gustavo Tarre como embajador ante la OEA

José Manuel Olivares

El oncólogo de 33 años, José Manuel Olivares, es diputado del estado Vargas de la Asamblea Nacional de Venezuela por el partido Mesa de Unidad Democrática. Ha sido presidente de la Subcomisión de Salud de la Asamblea Nacional y uno de los legisladores de la Comisión de Desarrollo Social. Fue uno de los diputados que ayudaron a coordinar la entrega de la ayuda humanitaria de EE.UU. desde Colombia el 23 de febrero. Cuando sucedió el apagón que duró más de 100 horas, Olivares reportó las cifras de muertos en varios hospitales venezolanos.

Gaby Andreína Arellano

Diputada por el estado Táchira de la Asamblea Nacional, Gaby Andreína Arellano, de 33 años, ha participado en política desde que era líder estudiantil. Fue una de los legisladores que coordinaron la entrega de la ayuda humanitaria de EE.UU. en la frontera con Colombia el 23 de febrero.

Alberto Federico Ravell

El periodista de 73 años Alberto Federico Ravell es el director del Centro Nacional de Comunicación, institución de información del autoproclamado gobierno interino de Venezuela. El 29 de abril, en el lanzamiento de @Presidencia_VE en Twitter e Instagram, Ravell dijo que se estaba dando el primer paso para “combatir la censura, hegemonía y manipulación comunicacional del régimen de Nicolás Maduro”. Ravell ha sido el director del portal informativo La Patilla y fue uno de los 22 directores de medios de comunicación independientes a los que se les prohibió salir de Venezuela en 2015.

María Corina Machado: Claro que soy radical – 2001 – 7 de Abril 2019

5483f4e497d3ddfa6947e057a90c3ca3.jpg
María Corina Machado

Por supuesto; yo soy radical. Soy radical frente al totalitarismo, frente al crimen y a las mafias, frente a la corrupción y a la impunidad. Claro que soy radical .

Soy radical frente a la miseria, frente al hambre y frente al sufrimiento de tantos venezolanos. Esto implica ser impaciente, vivir, sentir y comprender la urgencia.

Ser radical frente al totalitarismo significa no hacer concesiones ante el opresor, no callar un atropello, jamás justificar un abuso, por irrelevante que parezca. Nunca banalizar el mal; nunca subestimar sus verdaderas intenciones.

Es no caer en la trampa de alegar “la ineficiencia” en la gestión del régimen, cuando es obvio que la destrucción fue intencional. Ser radical es no exculpar a Chávez diferenciando “su legado” de Maduro, porque Maduro es su legado.

Significa llamar las cosas por su nombre, sin atenuantes ni eufemismos. Decir la verdad de frente, por dura que sea; y claro que es muy dura.

Ser radical contra las redes del crimen y la mafia significa estar decidido a erradicarlas de raíz. Entender que no hay cohabitación posible con ninguna organización criminal y que seguirán al acecho hasta que logremos desarticular su última estructura y expulsarlas hasta del último milímetro cuadrado de nuestro territorio.

Considerar la “cohabitación” con alguna de las estructuras criminales del chavismo (ya sean las financieras, las judiciales, las del narcotráfico o las del saqueo eléctrico) sería allanar el camino para que retomen el poder al cabo de pocos años y con más fuerza, como pasó en Nicaragua.

Ser radical frente a la corrupción es tener como propósito la impunidad cero, vístase del color que se vista. Solo así tendremos instituciones sólidas y todo el mundo cumplirá la Ley. Y eso arranca con la conformación de un Gobierno de Transición muy amplio en su composición ideológica y participación sectorial; pero muy, muy estricto en su consistencia ética.

El hambre, la oscuridad y la muerte que hoy padece Venezuela son culpa del totalitarismo, del crimen y de la corrupción.

El hambre no espera, y el país se nos desintegra. Por eso yo sí tengo urgencia de que esto termine.
Por eso soy radical.

“AN debe nombrar ya a los cinco rectores del CNE” – Entrevista a Maria Corina Machado – 2001.com – 2

Foto: José Félix Lara

Foto: José Félix Lara

Maria Corina se le nota una cara de alegría y entusiasmo, mayor a la acostumbrada,  por el giro que han tomado las cosas tras la juramentación de Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, una jugada que  ella  había venido planteando desde antes del 23E.

Ahora, en estos inning finales del juego, la exdiputada pide al parlamento que proceda a designar de inmediato a los cinco rectores del CNE para garantizar unas elecciones que les brinden confianza a todos los venezolanos. “No una farsa, no unas elecciones convocadas por Maduro, como algunos están diciendo ahora”, precisa.

También menciona que la presidencia interina debe tomar control de las cuentas de Citgo y a los militares les recuerda que por el juramento que hicieron de defender la Constitución y la Nación“_les corresponde desconocer a Maduro. Eso es lo que le estamos demandando”

¿Cómo ve la juramentación de Guaidó, esa era su tesis, no?

Hizo lo correcto, lo impostergable y como paso crucial en la ruta del coraje, es la única que va a liberar a Venezuela. Este es el momento en que todos los ciudadanos civiles y militares no sólo debemos apoyar sino proteger al presidente encargado de Venezuela y reconocido por las principales democracias del hemisferio y del mundo.

¿Esperar a qué, cuántos muertos más, cuantas destrucción más?

Apoyo popular lo tiene todo, apoyo internacional ya nadie puede dudarlo, realmente fue una catarata de respaldos que más bien pensé que iba a ser cuestión de horas o días, y fue en minutos. Y al final es la Constitución, hay que cumplirla, Juan Guaidó no tenía opción, eso es lo que los venezolanos tenemos que entender para respaldarlo, era su deber frente a la historia y lo cumplió

¿Fué una sorpresa para usted?

No

¿Todos los partidos lo sabían?

Eso hay que preguntárselo a ellos

¿No todos los partidos de oposición respaldan a Guaidó?

Eso es verdad, algunos lo han manifestado públicamente y a mí me parece correcto que quienes no estén de acuerdo, lo digan, este es un momento en el cual el país merece saber toda la verdad, grave es que se diga una cosa y se actúe de manera contraria; ahora lo importante es que el país, el pueblo de Venezuela está de acuerdo y lo respalda.

¿Cómo calificaría esos partidos?

En este momento, de irrelevante, creo que la historia juzgará de manera implacable a quienes en este momento no respaldan esta lucha que es existencial y medular, se trata de salvar a Venezuela.

¿Ahora qué?

Hasta el final, ¿y cuál es el final? la ruptura del Estado criminal, la salida de Maduro y de sus mafias del poder y la realización de unas elecciones limpias, libres y competitivas, no convocadas por Maduro, como algunos están diciendo ahorita o haciéndoles cambios cosméticos a un CNE para ir a un proceso amañado, no es a una farsa electoral. Estamos planteando que para darle paz y estabilidad a Venezuela, tiene que tener lugar lo más pronto posible un proceso electoral pero de verdad, donde tu voto elija, donde sea un ciudadano, un voto y donde cada venezolano pueda decidir nuestro futuro, cuál Venezuela queremos; eso va a representar la consolidación, la llegada de la nueva Venezuela y eso puede ser muy pronto después de la salida de Maduro del poder, puede y debe

¿Con este CNE?

La AN debe nombrar ya al CNE, tiene que designar de inmediato a cinco rectores que cumplan con los requisitos que establece la Constitución y que generen confianza a todos los venezolanos. Y es muy rápido la posibilidad de hacer ese proceso electoral manual, con supervisión internacional, se puede hacer rapidísimo en poquisímismos meses

¿Cómo se hace con el TSJ?

El legítimo está afuera y regresará.

¿Y los magistrados de aquí?

Ellos renunciaron, pusieron sus cargos a la orden cuando la Constituyente y quien lo ratificó fue la Constituyente y eso no tiene
validez.

¿Cómo se llega a ese punto electoral?

Para llegar hasta ese punto tiene que producirse una transferencia definitiva de poder de quienes lo usurpan, de quienes son ocupadores de facto a quien es el legítimo presidente, Juan Guaidó, y en ese sentido se está avanzando, mucho.  Guaidó tiene a partir del reconocimiento  de todos estos países del hemisferio, Europa y otros que vienen,   la posibilidad de hacer actos de gobierno en áreas muy amplias, jurídico, financiero, comercial, político, diplomático y ha tenido respuesta de que estos actos serán reconocidos por los principales socios comerciales de Venezuela.

 ¿Qué actos?

Designación de embajadores, control de activos, de cuentas de la República, de empresas públicas, caso concreto de Citgo, del oro colocado en el exterior y también del manejo de pasivos,  la representación frente a acreedores de la Republica como la autoridad reconocida, aquí es imporante mencionar que Guaidó tuvo un reconocimento muy signficativo, nada más y menos que del presidente del Banco Interamerciano de Desarrollo (BID), que ya te dice hacia dónde van los organismos multilatelares, creo que todos los demás organismos multilaterales deben  terminar reconociendo a Guaidó.

¿Cómo se toma el control de Citgo?

Es muy sencillo, se nombra una nueva directiva con nuevo presidente de Citgo que los tribunales de Estados Unidos y el Departamento de Energía de EEUU van a reconocer como la autoridad que repesenta a la República en esta empresa constituida en EEUU; por lo tanto a partir de ese momento las cuentas de Citgo, la administración le corresponde a esta nueva direciva, inmediamente, tan pronto se designe.  Hay trámites jurídicos que hay llevar adelante pero eso ya está en proceso.

¿Guaidó va a tomar esa medida?

Es importante que lo anuncie él.

¿El régimen está débil?

Este régimen se está derrumbando, el colapso de este sistema es inevitable, las fuerzas que se han desatado eneste momento que está en marcha es irreversble, eso no quiere decir que no haya fuezas que lo quieran detener, obstáculos dentro y fuera del país, eso es asi. Pero lo que está ocurriendo es de tal magnitud, no solo en fuerzas internacionales politicas, sino en los mercados, dentro de la FAN y en la gente. Esto es indetenible.

Cada minuto que Maduro se queda en el poder es un daño irreparable adicional al país, mira lo que ha sido la muerte de estos 26 venezolanos(…) ,  cada minuto que pasa, la destrucción de Maduro avanza, pero también hay una cosa que quiero dejar muy claro: que cada minuto  que pasa, la capacidad de negociación de Maduro se reduce, quiero ser muy  precisa:_él, por su propio bien, debe proceder a entregarse ya, allí están las garantiasque se le están ofreciendo para proteger su vida, se le están entregando esas garantías, que se entregue, esta violencia que está ocurriendo  es responsabilidad de él y debe saber que las fuerzas internas y externas van a continuar aumentando, sincronizándose  hasta provocar la ruptura, esto no tiene vuelta atrás.

¿Se refiere a la amnistía para Maduro que ofreció Guaidó? 

Se puede llamar como quiera, hay distintas formas de calificarlo, pero es plantearle de manera clara e inequívoca que él tiene una opción que le garantiza su vida y que además es la opción que permite facilitar la transición más ordenada y pacífica posible.

¿No teme una guerra civil?

Aquí lo ha que habido en Venezuela ha sido la guerra contra los civiles, la amenaza de guerra civil ha sido el gran chantaje que ha usado el régimen, los cubanos y ahora aquellos que quieren la convivencia con la dictadur a para evitar la salida del régimen de Maduro. Nunca la socied civil venezolana, el pueblo venezolano ha estado tan unido como hoy, nunca.

¿Qué decidirá esto: los militares, la
comunidad internacional o el hambre?  

El hambre de libertad de los venezolanos,, te lo pongo así, eso incluye a civiles y militares porque no es verdad que esto es solamente por comida, lo que hoy siento, lo que viví el 23 de enero es algo disitnto, es que en Venezuela sabemos que aquí nos estamos jugando la vida, literalmente, y me siento muy orgullosa de ser  venezolana, he tenido confianza todo este tiempo en que esto iba a ocurrir, en que íbamos a llegar a esta situación  que nos hemos ganado a pulso, que hemos forjado que hemos prerarado, ¿Es duro? Durisimo. ¿Es peligroso? Peligrosísimo, son los días más peligrosos de nuestras vidas porque al final ellos, los criminales,  están conscientes de lo que han hecho y están conscientes de que esto se derrumba, ahora lo que está ocurriendo en la FAN (…)  allí hay unos grupos  muy reducidos de oficiales, las cúpulas que todos sabemos a quienes se plegaron durante todos estos años, sabemos cómo se enriquecieron, permitieron la detrucción de la FAN  pero eso no es el sentimiento de los cuarteles, ese soldado cuando llega a su casa encuentra  a su esposa, hija, hermana que abre una nevera vacia y que lo mira a los ojos y le dice: “cumple tu deber hijo, defiéndenos” , eso está tan vivo en la Venezuela de hoy y yo lo veo y me lo dicen en la calle todos, los familiers de esos soldados estaban marchado con nosotros el 23E en todo el país, cuando tú ves que desde un sargento se insubordina y dice las cosas que  dicen, ese es el sentimiento que está en todos los cuarteles en los cuatro compenentes de la Fan(…)  .¿ Cuánto gana hoy en teniente, un capitán 10 dólares, igual que lo que gana  un empleado público, un médico, entoncese por Dios, eso es hambre y humillación. La gente no se lo cala más.

Comunicado a los venezolanos con motivo del 10 de enero por Maria Corina Machado – 21 de Diciembre 2018

download.jpg
*¡Se nos presenta una nueva oportunidad!*

Venezolanos, ¿qué tiene que pasar a partir del 5 y el 10 de enero?

Hay que acabar con el Estado criminal, tenemos que salvar a Venezuela.

Nicolás Maduro es ilegítimo desde el primer día; es un usurpador que se robó la elección presidencial del 2013, que está siendo juzgado por crímenes de lesa humanidad en la Corte Penal Internacional (CPI) y es un reo de la justicia, condenado por ladrón por el legítimo Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en el exilio.

El 10 de enero, constitucionalmente, concluye un período presidencial y no hay presidente electo. Hay un vacío de poder y la obligación de llenarlo la tiene la Asamblea Nacional, designando un Gobierno de Transición encabezado por el propio Presidente de la Asamblea Nacional.

¿Que tiene riesgos? Sin duda. ¿Que habrá una arremetida? Es muy posible. Pero no hay otra opción que avanzar por la ruta del desconocimiento total de la tiranía y cohesionar toda la fuerza institucional en la dirección de la ruptura del sistema.

Los diputados que asuman la Presidencia y las Vicepresidencias de la Asamblea Nacional tienen que estar muy conscientes de lo que significa esta responsabilidad histórica y tener una gran fortaleza ética y espiritual.

Por eso, le pido a cada Diputado a la Asamblea Nacional que a la hora de votar para elegir la nueva directiva de la Asamblea Nacional el 5 de enero, lo haga por hombres y mujeres que estén a la altura de este desafío y dispuestos a cumplir su deber.

No se trata de repartir cargos, ni acuerdos entre cúpulas. Nos estamos jugando la vida. Los ojos de Venezuela y el mundo están sobre ustedes. Es la oportunidad para la Asamblea Nacional y para Venezuela.

Si finalmente la AN cumple con el mandato que le dimos cuando la elegimos y que ratificamos el 16 de julio, entonces contará con todo nuestro apoyo.

Diputados de la Asamblea Nacional, asuman la ruta del coraje, del desconocimiento, de la ruptura histórica.

A los venezolanos y a la Fuerza Armada Nacional les pido que entonces la respaldemos y la acompañemos.

En definitiva, lo que está en juego el 10 de enero no es la legitimidad de Maduro, que no la tiene y nunca la tuvo, lo que está en juego es la legitimidad de la propia Asamblea Nacional. Finalmente tiene que cumplirle a Venezuela.

Premio por la Libertad 2019 a Maria Corina Machado – Liberal International – Diciembre 2018

María Corina Machado y Valentina Quintero entre las 100 mujeres más influyentes del mundo, según la BBC – La Patilla – 19 de Noviembre 2018

María Corina Machado y Valentina Quintero | Cortesía

 

BBC 100 Women ha anunciado su lista de las 100 mujeres inspiradoras e influyentes de todo el mundo para 2018, y dicha selección, dos venezolanas se hicieron un hueco entre el centenar de féminas que destacan por su liderazgoinnovación y heroísmo.

 

Maria Corina Machado se ubica en el puesto 52, y de acuerdo con su descripción en el ránking, la líder política opositora “ha hecho campaña para salvaguardar los procesos democráticos en Venezuela“.

Posteriormente, Valentina Quintero en la casilla 77. La periodista criolla es incorporada en esta lista porque “se ha dedicado a mostrar a los venezolanos cada rincón de su país, escribiendo y presentando programas de televisión sobre turismo y temas ambientales“.

El puesto número uno fue para la emprendedora nigeriana, Abisoye Ajayi-Akinfolarin, de 33 años. Ella la fundadora de la ONG GirlsCoding, que se dedica a enseñar a las niñas a cómo codificar, diseñar y crear sitios web para ayudar a resolver problemas en sus comunidades.

Otras nueve personalidades latinoamericanas se encuentran en la selección:

(4) Lizt Alfonso, directora y coreógrafa cubana; (6) Isabel Allende, escritora peruana, y la autora en español más leída en el planeta; (12) Cindy Arlette Contreras Bautista, abogada peruana que se convirtió en imagen del movimiento NiUnaMenos Not One [Not] [Woman] Less] contra la violencia doméstica en su país; (14) Analia Bortz, doctora y bioética argentina dedicada al tratamiento holístico de las mujeres que luchan con la infertilidad.

(25) Xiomara Díaz, emprendedora nicaragüense, propietaria de un restaurante y fundadora de una organización benéfica. Ella usa sus conexiones comerciales para identificar y combatir la explotación sexual y crear conciencia sobre el problema en su nación.

(51) Ana Graciela Sagastume López, fiscal de El Salvador; (62) Joseline Esteffania Velásquez Morales, coordinadora de estudiantes y de una ONG en Guatemala; (70) Claudia Sheinbaum Pardo, primera alcaldesa de la Ciudad de México en México y ganadora del Premio Nobel de la Paz.

(72) Ophelia Pastrana, comediante y personalidad de los medios en Colombia, también es una personalidad de los medios transgénero.

A %d blogueros les gusta esto: