elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Libertad Prensa

Ni Chávez ni Maduro construyeron el Guri por Isabel Pereira Pizani – El Nacional – 19 de Mayo 2019

Isabel Pereira Pizani
A veces, cuando la realidad impone episodios truculentos, uso como estrategia para preservar mi espíritu el recuerdo de imágenes de otros momentos, cuando Raúl Leoni construyó el Guri, Betancourt inauguró el puente sobre el lago de Maracaibo, la tenacidad en construir los 300 hospitales y los 4.000 ambulatorios cuyas fachadas físicas aún quedan en pie. Podríamos concluir que hay tiempos de construcción y otros de destrucción, tal como vivimos hoy. Recuerdo que el Guri fue bautizado en medio de un jolgorio nacional, al igual que el bautizo del puente sobre el lago de Maracaibo. Venezuela estaba de fiesta, las gaitas resonaban en todo el territorio.

La hoja de ruta del TSJ, Diosdado y la ANC refleja un avance directo a la destrucción, al emponzoñamiento de la ley y aliento de la violencia. Trato de memorizar y no encuentro ninguna idea, proposición o intento de Diosdado que contribuya a la felicidad de los venezolanos. Maldice, amenaza, lanza improperios contra todo ser humano opuesto a sus percepciones de una Venezuela esclavizada. Me inspira lástima su condición humana.

Sin embargo, sabemos que Dios existe, que nuestro espíritu no se doblega y que la oscuridad siempre precede a la luz. Con todo el rigor del caso aprendemos que nuestra responsabilidad individual es indelegable, que no podemos entregar a un Estado, por muy protector que parezca, la dirección de nuestras vidas, nuestros bienes y nuestra libertad. Esta enseñanza ha recorrido un camino histórico que tenemos que valorar, porque indefectiblemente tendremos que empezar a reconstruir Venezuela, crear nuevas instituciones, definir como queremos que se ejerza el poder, elegir a aquellos que comanden la reconstrucción, nuevos Guri o puentes sobre el lago.

¿Cuál es la ventaja y fuerza que tenemos para entrar en ese período de retos, imaginación, de verdadera participación para contribuir en lo que creemos? Lo primero es valorar que no existen los comandantes galácticos, concentrados en destruir a sus oponentes, la reconstrucción solo puede ser un momento de encuentro entre todos. Aprendimos, además, que el poder de los que dirigen tiene límites, que se debe rendir cuentas a los ciudadanos. También, y esto es vital, que ningún cuerpo armado puede convertirse en portador de una ideología distinta a la defensa del ciudadano, sean cuales sean sus creencias. Los cuerpos armados tienen que obedecer y respetar al ciudadano a quien sirve, no son buscadores de rentas ni participantes en ningún mercado donde se les oferten favores y bienes por cumplir con su deber. Es una nueva ética para los cuerpos armados que le sirven al ciudadano y eso es todo. No son guardia pretoriana de ideologías, solo servidores del ciudadano. Los maestros educan, los soldados cuidan.

Aprendimos, además, que el bienestar se alcanza con esfuerzos, con trabajo y no con concupiscencia, ni con favores o tratos clandestinos. La persona vale por el esfuerzo que haya hecho en desplegar e incorporar sus capacidades y no por los amparos recibidos o las complicidades subalternas que le otorguen un bienestar de corto plazo que luego sería el peso que los destruiría.

En fin, tenemos la oportunidad de liberarnos del Estado que nos oprime y de la tiranía de quienes lo manejan. Será el momento de descubrir lo que tenemos por dentro, el sentido de la vida que nos anima como fuerza para construir. Esa es la luz de este momento, habernos permitido la más profunda introspección sobre lo que no podemos tolerar, el límite es nuestra conciencia, no las imposiciones forzadas. Podemos construir un país de personas libres si creemos en la libertad y luchamos por ella. Ni Chávez, ni Maduro construyeron el Guri, solo han demostrado ser capaces de destruirlo. Nos toca a nosotros, los que estamos vivos, construir de nuevo otros Guri, como nos propone valientemente Juan Guaidó.

Maduro amordaza definitivamente a los medios ante Operación Libertad por Josefina Blanco – PanamPost – 30 de Abril 2019

El régimen venezolano cerro la radioemisora venezolana RCR 750 AM, y sacó de la programación de las cableras a CNN en inglés y a la BBC.

El régimen también bloqueó las señales de CNN en inglés y de la BBC. (Twitter)

Los venezolanos no pudieron informarse este martes a través de emisoras radiales y televisivas de los acontecimientos protagonizados desde la madrugada por el presidente (e) Juan Guaidó, el líder opositor Leopoldo López y los militares que respaldan la Operación Libertad. El régimen de Nicolás Maduro se encargó de eso, sacando del aire a una reconocida estación AM y varios canales de noticias internacionales.

La radioemisora RCR 750 AM, que forma parte del grupo comunicacional de la cerrada televisora RCTV, fue cerrada por autoridades de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) después de 89 años de transmisión continua.

IPYS Venezuela@ipysvenezuela

Una comisión de Conatel ingresó a la sede de @RCR750 y ordenó la salida del aire de la emisora cuando periodistas transmitían un operativo informativo este

El Ipys (instituto Prensa y Sociedad), un ONG venezolana dedicada a defender la libertad de expresión, informó que Conatel ordenó la salida del aire de la emisora cuando periodistas transmitían un operativo informativo.

“Después de 89 años de transmisión ininterrumpida, la pionera de la radiodifusión venezolana fue sacada del aire hoy 30 de abril de 2019. Seguiremos trabajando por y para ustedes. ¡Abajo cadenas! ¡Libertad!”, dijo en un tuit su gerente general, Jaime Nestares.

Radio Caracas Radio@RCR750

Jaime Nestares: “Después de 89 años de transmisión ininterrumpida, la pionera de la radiodifusión venezolana fue sacada del aire hoy 2019. Seguiremos trabajando por y para ustedes. ¡Abajo cadenas! ¡Libertad! https://www.pscp.tv/w/b5hjBDF6WUtiR3pEbm9aamV8MWRSS1ptcFZQTWJ4QsxPbYf4YSbl9ow7barA52waGYQnoBfUJxE1lwzJEkVf 

Radio Caracas Radio @RCR750

#SEGUIMOS EN VIVO por rcr.tv #AquíSeHablaLibertad con Alfredo Romero y Gonzalo Himiob

Video insertado

PanAm Post Español

@PanAmPost_es

| Una tanqueta militar de la dictadura de @NicolasMaduro atropella a manifestantes civiles que se encuentran en los alrededores de la Base Aérea La Carlota (Más info 👉 http://bit.ly/2PEB3JM )

1.162 personas están hablando de esto

Y las razones son obvias, como destacó en su cuenta Twitter el periodista de PanAm Post, Orlando Avendaño:

Orlando Avendaño@OrlvndoA

Dicen en CNN que las imágenes del tanque arrollando manifestantes ha conmocionado a la opinión pública de Estados Unidos. Reseñada por los grandes medios.

Tras lo ocurrido con la tanqueta, los medios de comunicación de EE. UU. que no suelen cubrir ampliamente lo que ocurre en Venezuela, decidieron hoy poner su foco sobre la operación liderada por el presidente Guaidó. Esta sería la principal razón de la dictadura para bloquear distintas señales de medios que Maduro no puede controlar.

Ipys destacó en su último reporte que “entre 2014 y 2019, nueve televisoras extranjeras han salido de la parrilla de programación de las cableras por orden expresa del organismo estatal”.

El pasado 4 de agosto de 2018, Conatel suspendió durante 45 minutos la señal del canal alemán Deutsche Welle (DW español) de Directv, durante la retransmisión del documental “Venezuela – La huida de un Estado fallido”, que refleja la realidad actual del país y fue liderado por el periodista Pertti Pesonen.

Esta medida, como las de este martes, representan “un ataque a la libertad de expresión debido a que alienta la desinformación e inhiben el debate público sobre los principales problemas que afectan a los ciudadanos”.

En este sentido, Ipys le recordó este martes al régimen de Maduro que estas acciones son una violación al artículo 58 de la Constitución de Venezuela que expresa: «Toda persona tiene derecho a la información oportuna, veraz e imparcial, sin censura».

Al mismo tiempo, la ONG exigió al régimen venezolano “el respeto a los derechos humanos de libertad de expresión y libertad de prensa de medios nacionales e internacionales”. Sin embargo, la gestión de Maduro deja mucho que desear en este aspecto.

Reporteros Sin Fronteras (RSF) dijo en su último reporte que desde 2013 Maduro persiste en tratar de silenciar a los medios independientes y mantiene bajo un constante control la cobertura de noticias.

Según RSF, la situación para los periodistas se ha vuelto más tensa tras la crisis política y económica de 2016, y que ha sido exacerbada por las frecuentes referencias de Maduro a una “guerra mediática” con el fin de desacreditar las críticas que hacen medios nacionales e internacionales a su gestión.

La situación ha empeorado en los últimos dos años, según RSF, para los medios independientes, donde se ha registrado un numero récord de arrestos arbitrarios y violencia contra reporteros por parte de las fuerzas policiales y de inteligencia.

Bloqueo de internet y redes

También este martes, como es costumbre, el régimen trato de bloquear el envío y recepción de información restringiendo la navegación por internet y bloqueando redes sociales.

La organización NetBlock dijo vía Twitter que “múltiples servicio de internet fueron restringidos en medio” de la Operación Libertad liderada por Guaidó.

NetBlocks.org

@netblocks

Urgent: Multiple internet services restricted in amid military-supported uprising following calls; incident ongoing – follow live article for updates ⬇️https://netblocks.org/reports/internet-services-restricted-in-venezuela-amid-military-uprising-xAG4RGBz 

Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter

NetBlocks.org

@netblocks

Update: VPN services currently remain effective as a means to access social media in , amid severe ongoing platform disruptions ⬇️https://netblocks.org/reports/internet-services-restricted-in-venezuela-amid-military-uprising-xAG4RGBz 

Internet services restricted in Venezuela amid military uprising – NetBlocks

Network data shows that Venezuela’s state-run internet provider ABA CANTV (AS8048) has restricted access to Twitter, Periscope, and Facebook and several other services after Juan Guaidó announced the…

netblocks.org

468 personas están hablando de esto

Datos de NetBlock muestran que el proveedor estatal de internet ABA CANTV restringió el acceso a los servicios de YouTube y Google, después de hacerlo con Twitter, Facebook y otras redes.

NetBlocks.org

@netblocks

Update: YouTube, Bing, Google and Android services are currently restricted in , as public come out on streets following calls ⬇️https://netblocks.org/reports/internet-services-restricted-in-venezuela-amid-military-uprising-xAG4RGBz 

Según RSF, Venezuela ha tenido una caída constate en su posición en el Índice Mundial de Libertad de Prensa, pues pasó de ocupar el lugar 117 (de 180) en 2013, a estar en 148 en 2019.

La actuación del régimen de este martes indica que si continua la usurpación de Maduro, Venezuela sobrepasará a Cuba (posición 169) o alcanzará las ultimas posiciones, que en la actualidad son ocupadas por su socio China (177), Corea de Norte (179) y Turkmenistán (180).

AN crea el Centro de Comunicación Nacional, será presidido por Alberto Ravell – La Patilla – 23 de Abril 2019

fronterizos
Vista general de una sesión de la Asamblea Nacional. EFE/ Raúl Martínez

La Asamblea Nacional aprueba proyecto de Acuerdo para la creación del Centro de Comunicación Nacional, que llevará el periodista Alberto Federico Ravell, este será el órgano oficial de comunicación del gobierno de presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó.

En vista a la desinformación impulsada por el régimen de Nicolás Maduro, los venezolanos al igual que los medios de comunicación nacionales e internacionales, ameritan un órgano oficial del presidente encargado Juan Guaidó, para confirmar la información necesaria sobre el acontecer en torno a la transición y las fuerzas democráticas que lo respaldan.

Es por tal razón Jua Guaidó decidió crear el Centro de Comunicación Nacional, nombrando al periodista y director de la página web lapatilla.com, Alberto Federico Ravell, a fines de llevar adelante la institución de manera responsable y transparente para cumplir con los fines estipulados para informar veraz y oportunamente a los ciudadanos venezolanos.

La diputada Olivia Lozano, desde la AN, el Centro Nacional de Comunicación y el ciudadano se integren en un solo equipo, que podamos romper el cerco comunicacional del régimen, esto es un hito buscando cesar la hegemonía comunicacional.

“Queremos respaldar el Proyecto de Acuerdo, el decreto del presidente encargado Juan Guaidó, y apoyar la designación de Alberto Ravell como director del Centro Nacional de Comunicación”.

Los medios públicos deben dejar de funcionar como medios del régimen, dijo.

Ver imagen en Twitter

Ma Beatriz Martínez

@MBMartinezR

Hoy presentamos a los venezolanos el Centro de Comunicación Nacional, un institución oficial de información del gobierno encargado

Ma Beatriz Martínez

@MBMartinezR

Aprobamos en ejercicio de control legislativo la designación de @AlbertoRavell como Director General del Centro de Comunicación Nacional realizada en el decreto del Presidente (E) @jguaido pic.twitter.com/fz39sab9ld

 

Acuerdo Centro de Comunicación by La Patilla on Scribd

La libertad de prensa empeora en Venezuela, revela informe de Reporteros sin Fronteras – La Patilla – 18 de Abril 2019

“La censura es Dictadura”. Los medios de comunicación se han tenido que enfrentar a cierres de periódicos por falta de papel, tomas de emisoras de radio y bloqueos de páginas de noticias nacionales e internacionales. Foto: Fabiana Rondón – VOA.

Venezuela, Brasil y Nicaragua fueron los países latinoamericanos que registraron una mayor degradación de la libertad de prensa en 2018, según se desprende de la clasificación anual publicada este jueves por Reporteros Sin Fronteras (RSF), que también alerta de la situación en México y Cuba.

La “deriva autoritaria” en la que ha entrado el Gobierno de Nicolás Maduro acerca a Venezuela a la llamada “zona negra”, que agrupa a los peor parados de una clasificación en la que los países del norte de Europa, con Noruega a la cabeza, se llevan la mejor nota y que está cerrada por Turkmenistán, Corea del Norte y Eritrea.

En un año marcado en el mundo por la reducción de Estados en los que se puede ejercer el periodismo con garantías, la represión de la prensa independiente en Venezuela se intensificó y se registró un récord de arrestos arbitrarios de informadores y de violencia ejercida por las fuerzas del orden contra reporteros.

Las radios y televisiones más críticas con el poder se han visto privadas de licencias de transmisión y la prensa extranjera ha sufrido arrestos, interrogatorios e, incluso, expulsiones.

“La degradación de la situación lleva a numerosos periodistas a abandonar el país para escapar a las amenazas y preservar su integridad física”, señala RSF.

Brasil se sitúa en el puesto 105, cerca de la “zona roja” en la que está Venezuela y otros países en los que la situación es “difícil” para la prensa, como Burundi, Irak o Turquía.

El deterioro de Brasil responde a un año “particularmente agitado” con el asesinato de cuatro periodistas y la fragilidad creciente de los independientes que cubren temas ligados a la corrupción o el crimen organizado en pequeñas y medianas ciudades.

Para RSF, la elección como presidente de Jair Bolsonaro, tras una campaña marcada por el discurso del odio y la desinformación, “augura un periodo sombrío para la libertad de prensa” en Brasil.

Las redes sociales, en especial WhatsApp, han servido para propagar noticias falsas y desacreditar a los medios críticos con él, lo que ha convertido a periodistas en “blanco privilegiado” de los seguidores de Bolsonaro.

Pero el país que más puestos cayó en América Latina en la clasificación fue Nicaragua, que retrocedió 24 plazas para situarse en la posición 114, en plena “zona roja”, por cuenta de una “represión” contra la prensa independiente a cargo del Gobierno de Daniel Ortega.

En el contexto del agravamiento de la crisis política que vive el país y del incremento de las manifestaciones contra el poder, indica RSF, “el periodismo está constantemente estigmatizado y es atacado con campañas de acoso y amenazas de muerte, además de arrestos arbitrarios”.

“Durante las manifestaciones, los reporteros nicaragüenses considerados como opositores son frecuentemente agredidos y muchos de ellos se han visto obligados a exiliarse para evitar la acusación de terrorismo y la prisión”, agrega.

El informe recuerda también que por vigésimo segundo año consecutivo el peor país para la prensa en América Latina es Cuba, en el puesto 169, solo a once de Turkmenistán.

La mejora de la cobertura de internet en la isla, que facilita la expresión de “blogueros” y algunos independientes, no oculta que el régimen, encarnado ahora por Miguel Díaz Canel, sigue controlando permanentemente la información y usando la represión, lo que aboca al exilio a las voces más críticas.

En “zona roja” también está México, el principal cementerio de periodistas, diez de ellos asesinados en 2018, presas del crimen organizado y de autoridades corruptas.

La autocensura, ligada a las intimidaciones de la clase política, ha crecido en El Salvador, Honduras y Guatemala, mientras que la situación es “alarmante” en Bolivia, 113 de la lista, a causa de la censura que impone el Gobierno de Evo Morales a los medios críticos.

Chile, mientras, ha caído ocho puestos por los ataques sufridos a la protección de fuentes de periodistas que trabajan en las reivindicaciones de los mapuches o la corrupción de la clase política. EFE

La Venezuela secuestrada por María Oropeza – Panampost – 3 de Abril 2019

Venezuela es víctima de un secuestro colectivo del que -es hora de reconocerlo- no podrá escapar por sus propios medios.

En Venezuela, estamos todos secuestrados de una u otra manera.
(Foto: Flickr)

El régimen siempre buscó una herramienta para desmantelar poco a poco las instituciones de la República, así como intervenir en economía y corromper la sociedad. Convirtieron a Venezuela en el laboratorio perfecto para cometer los peores crímenes de los que nuestra historia ha sido testigo, al punto de robotizarnos para que sean ellos, los usurpadores, quienes decidan qué debemos hacer, decir, comer, y peor aún, cuándo hacerlo.

El desmantelamiento de las instituciones públicas no solo se hizo a través de reformas constitucionales o decretos presidenciales, sino que también sustituyendo a civiles por militares, trabajadores por esclavos y capaces por obedientes. La separación de poderes públicos fue desmantelada, para convertirse en un gran y único poder que no está al servicio de los ciudadanos, sino al servicio de los caprichos del régimen. La camisa roja y las marchas oficialistas terminaron siendo requisitos indispensables, más que los títulos, maestrías o doctorados, a la hora de obtener un cargo. La meritocracia fue sustituida por el arte de la mediocridad.

Tomaron todos los medios de producción a través de expropiaciones que terminaron siendo robos (pues nunca se indemnizaron a los propietarios de empresas, hatos, fincas, hoteles y negocios en general) con la excusa de que el Estado “lo puede todo”. Se apoderaron no solamente de propiedades privadas, sino de la inversión de tiempo, energía y ahorros de cientos de familias. ¿Y hoy? No producen nada.

Pero al tiempo se fueron reinventando: de expropiaciones pasaron a las ocupaciones forzosas, invasiones e incluso la obligación de vender a precios por debajo del costo, logrando que cada vez más negocios cerraran por falta de materia prima. Ya no podía reponer costos y trabajar a pérdida. De esta forma, el régimen puede tomar las propiedades con la excusa de que “ellos sí producirán para el pueblo”, y por supuesto, una vez más, no producen nada.

Cada intervención del régimen con controles y regulaciones, solo ha traído como consecuencias escasez, pobreza, hambre, y miseria.

Posiblemente las estadísticas parecieran apenas mostrar números, pero la realidad maneja cientos de familias en las que niños y ancianos son los más afectados por la falta de alimentos y medicinas. Niños desnutridos, pacientes sin tratamientos para sus enfermedades, hospitales sin insumos, madres haciendo largas filas para comprar artículos de primera necesidad, escuelas sin comedores funcionales, universidades con menos estudiantes, familias buscando comida en la basura y deshechos: al final, la realidad que supera cualquier estadística, libro, o ficción, es ver en carne propia el desmoronamiento físico y psicológico de tus conciudadanos, de ti mismo.

Las libertades civiles, políticas y económicas se convirtieron en el pago de aquellos que obedecieran al régimen sin pataleos; es decir, cualquiera puede ejercer la política, pero si intenta rebelarse ante la tiranía debe tomar en cuenta que sus únicas opcions son el exilio, la cárcel, o la tumba. Lo mismo pasa con los que quieran ejercer su libertad de expresión: los medios de comunicación, tanto escritos como audiovisuales, han sido multados, sancionados, se les ha negado renovaciones de concesiones, con un Estado que maneja el monopolio de la empresa de papel para periódico (lo que obliga a cerrar o los empujan hacia la autocensura).

Puede parecer banal, pero las redes sociales son la única ventana al mundo que parece quedarnos.

Muchos se preguntan cómo un país tan “rico” hoy es uno de los más pobres y la respuesta es sencilla: nunca fuimos ricos. Aunque contamos con recursos naturales, talentos y ganas, no ostentamos un sistema que brinde libertades, oportunidades, ni que respete la propiedad privada. Desafortunadamente, llegamos a tener un auge en el peor de los regímenes, con barriles de petróleo que rondaban los 100 dólares, dinero que no iba al desarrollo del país, sino a los bolsillos de testaferros y enchufados, y hoy no nos queda absolutamente nada porque se robaron todo.

Venezuela ni siquiera está estancada, Venezuela va en retroceso total, a pesar de que en su momento tuvo la oportunidad de avanzar hacia el progreso, la modernidad, el desarrollo y prosperidad. Hoy vemos a los venezolanos obligados a soportar días enteros sin electricidad, a usar fogones para cocinar por escasez de gas, acudir a ríos contaminados por falta del suministro de agua potable o a hacer filas interminables para llenar combustibles de gasolina.

Se observa incluso un aumento de casos de depresión, enfermedades mentales y suicidios. Según el Observatorio de Violencia de Venezuela, en el país ha aumentado la tasa de suicidios un 19,09 por cada 100 000 habitantes, siendo una de las más altas de América. La razón principal es la crisis económica que atraviesa el país. En los casos de depresión, la solución consiste en tratamientos psicológicos (terapias) o, en los peores casos, tratamientos medicinales. Pero en un país en el que a las personas no les alcanza el sueldo ni para comer la mitad del mes, menos les alcanzará para asistir a terapias o cumplir con tratamientos.

Me cuenta un amigo cercano, cuyo tío padecía de tiroides, que debido a la escasez de medicinas en el país, se le hacía muy difícil conseguir su tratamiento, entonces comenzó a padecer también un cuadro de depresión típico de esta y otras enfermedades. Un día iba en su moto, se detuvo en la mitad de un puente y se lanzó al vacío. Solo dejó una carta donde aseguraba que no dejaba deudas.

Este tipo de testimonios se  han hecho cada vez más corrientes. A pesar de los recursos, a pesar de los tantos talentos, a pesar de la energía con la que se cuenta, a pesar de las capacidades, a pesar del amor que tenemos por este territorio y sus tradiciones, no tenemos libertad ni hay comida, no tenemos bienestar ni prosperidad.

Cada una de estas razones ha hecho que casi 5 000 000 de venezolanos busquen oportunidades en otras fronteras. Comenzaron yéndose masivamente en avión, luego por buses y actualmente hasta lo hacen caminando. ¿Qué tan mal puede estar un país para que sus ciudadanos se vayan a otros países a pie? He allí la degradación y el agravamiento de la situación. En los últimos años, a Venezuela le ha tocado ver partir a sus seres queridos o por la morgue o por las fronteras, porque parece que se agotaron las opciones de supervivencia.

Pero sabiendo con un poco más de detalles la crisis económica, política y social, ¿qué hacer entonces para liberar a Venezuela del yugo socialista, populista y militarista en el que hoy se encuentra atado? ¿Cómo avanzar en la ruta del coraje en medio de un país que tiene a todos los organismos de represión apuntando con el gatillo al que salga a pedir agua o libertad? ¿Por qué razón tendrían los gobiernos democráticos del mundo tener que ayudar a una nación que hoy está sumergida en la barbarie? ¿Es acaso su responsabilidad, tomando en cuenta que ellos también tienen una nación a la cual resolverles sus problemas?

Los venezolanos somos conscientes de que cada gobierno democrático tiene una responsabilidad inmensa con sus naciones y sus ciudadanos, y que su seguridad y libertad se antepone a la de cualquier otra nación. Sin embargo, no está de más tomar en cuenta las siguientes consideraciones: (a) los venezolanos enfrentamos una tiranía criminal que causa a diario daños económicos, sociales y políticos que parecen ser irreparables (b) clara muestra de ello fue cuando el pasado 23 de febrero quemaron los camiones con ayuda humanitaria que varios países habían enviado (c) el régimen de Maduro no está solo, tiene de aliado a las fuerzas más oscuras y criminales de la geopolítica, tenemos la invasión del régimen de los Castro, guerrillas de FARC, ELN, grupos terroristas, militares rusos, régimen chino, colectivos armados y organismos de represión, que, a su vez, son mafias (d) somos una ciudadanía completamente desarmada: nuestras armas de defensa en cada protesta son pitos y pancartas de libertad, dado que el porte de armas está prohibido (e) el régimen de Maduro no solamente es una amenaza para los venezolanos, es una amenaza para el resto de la región, e incluso el mundo entero. La estabilidad de Occidente hoy se ve en peligro ante un régimen que está aliado con sus enemigos para destruirnos.

Aunque duela enormemente, hoy se debe reconocer que Venezuela está secuestrada.

Está secuestrado el empleado público que debe fingir ser chavista para mantener su trabajo.

Está secuestrada la ama de casa que debe fingir ser chavista para conservar su caja de comida (CLAP).

Está secuestrado el paciente renal que debe mostrar su carnet de la patria para obtener una diálisis.

Está secuestrado el joven que no puede salir de casa al caer la noche porque corre el riesgo de ser asesinado o secuestrado por el hampa.

Está secuestrado el barrio que quiere protestar por falta de servicios públicos pero son amenazados de muerte por los colectivos armados.

Está secuestrado el periodista que quiere informar la verdad, pero es censurado o amenazado si lo hace.

Está secuestrado el político que busca rebelarse contra la tiranía, pero es perseguido, encarcelado o asesinado.

Está secuestrada la reserva moral de la Fuerza Armada por los esbirros del régimen castrista.

Está secuestrado el mismísimo Nicolás Maduro, por sus mafias aliadas, porque si cae él, caen todos.

Estamos secuestrados todos los venezolanos, que sufrimos a diario “torturas blancas”, aquellas que no necesitan de ningún objeto para hacerte daño, basta con que te corten los servicios de agua y electricidad por semanas enteras, que te quiten los alimentos y los insumos médicos, y dejarte incomunicado; basta apenas que te quiten tus necesidades básicas para sobrevivir y tener como consecuencias a cientos de niños, ancianos y familias asesinadas por la tiranía. ¿Qué más hace falta?

Ante esto, traigo a colación una frase de uno de los próceres más grande que ha tenido Venezuela y América, Francisco de Mirada, y dice lo siguiente: “yo soy y seré perpetuamente, acérrimo defensor de los derechos, libertades e independencia de nuestra América, cuya honrosa causa defiendo y defenderé toda mi vida, tanto porque es justa y necesaria para la salvación de sus desgraciados habitantes, como porque interesa además en el día a todo el género humano”.  Cuando gritamos al mundo que “solos no podemos” y que necesitamos de su ayuda, no es por falta de voluntad, sino por enfrentar a un régimen que solo sabe de asesinar y desaparecer a cualquiera que se le rebele, sin importar que sea venezolano o no, porque hay que dejar muy claro que este proyecto es expansionista. Por la estabilidad de Venezuela, América y el resto del mundo, hoy pedimos a nuestra legítima Asamblea Nacional activar el artículo constitucional 187, numeral 11, y al mundo democrático, la activación de la Responsabilidad de Proteger.

Duele decirlo, pero al día de hoy, Venezuela no aguanta más. Aunque estamos conscientes de que esta lucha no tiene vuelta atrás, el mundo debe entender que estamos secuestrados y que para liberarnos, solos no podemos.

10 claves del informe de Michelle Bachelet sobre Venezuela – ProDaVinci – 20 de Marzo 2019

El miércoles 20 de marzo de 2019, Michelle Bachelet, Alta Comisionado de los Derechos Humanos para la Organización de Naciones Unidas, dio un informe de actualización sobre la situación de Venezuela ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

El informe fue solicitado por el organismo de Naciones Unidas. Bachelet lo presentó mientras un equipo técnico del Alto Comisionado de los Derechos Humanos realiza una visita in situ para verificar la situación venezolana. Bachelet dijo que “es esencial que el equipo tenga acceso total e irrestricto, y que no se den represalias contra ninguna persona que se haya entrevistado o haya tratado de entrevistarse con ellos”.

En su informe, la Alta Comisionada afirmó que está “sumamente preocupada por la magnitud y la gravedad de la repercusión de la crisis actual sobre los derechos humanos, que constituye además un inquietante factor de desestabilización regional”.

A continuación las claves de su discurso.

1. Desconocimiento de la crisis por parte de las autoridades. “Las autoridades se han negado a reconocer las dimensiones y la gravedad de la crisis en materia de cuidados médicos, alimentación y servicios básicos, por lo que las medidas que han adoptado no han sido suficientes. Desde junio de 2018 -la última vez que publicamos un informe sobre Venezuela-  el ejercicio de los derechos sociales y económicos ha seguido deteriorándose continuamente. Los grupos de población más vulnerables, tales como los niños, las mujeres embarazadas, los ancianos y los pueblos indígenas, se han visto especialmente afectados. Por ejemplo, las arduas condiciones de vida obligaron a un número considerable de miembros de la etnia warao a cruzar la frontera con Brasil, en busca de alimentos, atención médica y otros servicios básicos”.

2. Inicio de la crisis y efecto de las sanciones. “Aunque esta devastadora crisis social y económica comenzó antes de la imposición de las primeras sanciones económicas en 2017, me preocupa que las recientes sanciones sobre las transferencias financieras derivadas de la venta de petróleo venezolano en los Estados Unidos puedan contribuir a agravar la situación económica, con posibles repercusiones sobre los derechos básicos y el bienestar de la población”.

3. Denuncias de asesinatos durante la actuación de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES). “En 2018, se informó de al menos 205 muertes atribuidas a las FAES. Otras 37 personas fueron presuntamente asesinadas en enero de 2019 en Caracas. Al parecer, algunos de estos asesinatos se han producido según un patrón similar: ocurren durante allanamientos ilegales de domicilio realizados por las FAES, y posteriormente estos órganos notifican el fallecimiento como resultado de una confrontación armada, aunque los testigos declaran que las víctimas no portaban armamento alguno”.

4. Restricciones a la libertad de expresión y prensa.  “Me inquieta el aumento de las restricciones a la libertad de expresión y de prensa en Venezuela y las alegaciones de que las autoridades han usado arbitrariamente la ley contra el odio, aprobada en noviembre de 2017, para imputar a periodistas, dirigentes de la oposición y a cualquiera que exprese opiniones disidentes, lo cual termina por generar autocensura. Este contexto tiene una importante repercusión sobre el derecho de las personas a la información”.

5. Deterioro del sistema de salud. “El sistema de atención sanitaria sigue deteriorándose, lo que repercute considerablemente en la mortalidad y morbilidad materna, la mortalidad infantil.  La propagación de enfermedades infecciosas, que habían estado previamente bajo control, es el foco de la reciente campaña de vacunación implementada por el Gobierno con la ayuda de la Organización Panamericana de la Salud”.

6. Aumento de la exclusión escolar por la crisis. “Según una encuesta reciente, más de un millón de niños han dejado de asistir a la escuela, la mayoría porque sus padres no pueden proporcionarles el desayuno, porque los programas de almuerzo escolar han colapsado, por la escasez de transporte público a precios asequibles, o por la falta de docentes y personal escolar, muchos de los cuales han abandonado el país”.

7. Colapso de los servicios públicos. “La reciente interrupción del abastecimiento de fluido eléctrico que afectó a todo el país ha agravado esta situación, al reducir aún más el acceso de la población a los alimentos, el agua y los medicamentos, y también ha afectado gravemente a los hospitales. Todavía no se conoce todo el alcance de los daños ni el número de víctimas directas, pero este prolongado apagón simboliza los problemas de infraestructura que afronta el país. La escasez de agua y de gas natural y el colapso del transporte público también siguen afectando a muchas personas; esta situación, combinada con la hiperinflación, genera atroces condiciones económicas que han desencadenado miles de protestas sociales”.

8. Criminalización de la protesta. “En el contexto del auge de las protestas antigubernamentales ocurridas en todo el país en los dos primeros meses de este año, mi Oficina documentó numerosas violaciones y abusos de derechos humanos perpetrados por las fuerzas de seguridad y los colectivos armados progubernamentales, incluyendo el uso excesivo de la fuerza, asesinatos, detenciones arbitrarias, torturas y malos tratos en condiciones de detención, así como actos de amenaza e intimidación”.

9. Emigración masiva de venezolanos. “Un resultado directo de esta vasta crisis humanitaria es que más de 3 millones de personas han huido de Venezuela, en busca de comida, atención médica, empleo y protección. Muchas de ellas han partido en precarias condiciones de salud y con poco dinero, a veces sin ninguno (…) Aplaudo los esfuerzos que han realizado los países receptores de la región para abordar las necesidades de los refugiados y migrantes venezolanos y les aliento a que continúen el combate contra la xenofobia y la discriminación, y mantengan el acceso a su territorio”.

10. Necesidad de encontrar una solución pacífica a la crisis. “Es preciso que se alcance un acuerdo sobre una solución política para todos los interesados, con medidas para mejorar una amplia gama de problemas urgentes de derechos humanos. Exhorto a las autoridades a que adopten esas medidas para demostrar su compromiso real con la resolución de los numerosos desafíos presentes en todo el país”.

Journalists Denounce Attack on Press Freedom – Latin American Herald Tribune – 18 de Marzo 2019

Also on Sunday, the National Union of Press Workers denounced on Twitter attacks on communicators on regional news Web sites of La Prensa de Lara and El Informador in the western state of Lara

The National Journalists Association (CNP) of Venezuela denounced on Sunday the attacks on freedom of expression it said have been mounted by the Nicolas Maduro regime, adding that the media has become a “political target” simply because they are informing the public of what is going on in that country in crisis.

The group posted a message on Twitter to that effect, adding that Maduro’s regime “represses, jails, disappears for hours, tortures and harms” the rights of press workers who are also “threatened” and exposed at public events or on state-run VTV television programs.

“We energetically reject these kinds of acts, which violate human rights,” said the CNP, holding Maduro and the security forces responsible for the “physical integrity” of all press workers in Venezuela.

Also on Sunday, the National Union of Press Workers (SNTP) denounced on Twitter attacks on communicators on regional news Web sites of La Prensa de Lara and El Informador in the western state of Lara as they were covering the visit of a United Nations human rights commission to the area.

The SNTP said that journalists Enmanuel De Sousa and Reinaldo Gomez, with El Informador, were “threatened and pursued by collectives (pro-government groups)” while Agatha Reyes, with La Prensa de Lara, was “attacked” by government officials.

The group also said that the Bolivarian National Guard is preventing journalists from covering the UN commission’s activities in Lara state.

Complaints of attacks on press workers in Venezuela have increased during 2019, especially after the political crisis in the country became more acute with the swearing in of opposition Parliament chief Juan Guaido as the country’s interim president.

The Venezuelan Parliament’s Media Committee says that so far this year, almost 200 attacks on the press have been registered.

Meanwhile, German reporter Billy Six, who was conditionally released by Venezuelan authorities last Friday after spending four months under arrest, left Venezuela and is en route to Germany, the NGO Espacio Publico – which defends free speech – reported Sunday.

The 32-year-old Six is in the air right now, flying from Caracas to Germany, said Espacio Publico chief Carlos Correa, with the group publishing on Twitter a photo of the reporter in a plane giving the V for Victory sign.

Six had been arrested in Falcon state on Nov. 17 for allegedly taking an unauthorized photograph of Maduro and for having “suspicious” materials on his mobile phone.

The conditions of his release include the fact that he must appear before a Venezuelan court every two weeks and is prohibited from speaking with the media about his case.

The opposition Encuentro Ciudadano group, headed by lawmaker Delsa Solorzano, said on Twitter that it was accompanying Six back to Germany to “ensure his (physical) integrity.”

Six has covered conflicts and crises in at least 70 countries, including Libya, Ukraine and Syria, and in the latter he was held by state security forces from December 2012 through March 2013.

On Sunday, The New York Times published an article accusing the Maduro regime of using food and medicine to pressure citizens prior to the 2018 presidential elections, warning them that they would stop receiving subsidies and medical treatment if they did not vote for Maduro.

Specifically, the daily reported speaking to 16 members of Cuban medical missions to Venezuela, who described a system of deliberate political manipulation implemented by the Maduro regime, including not using medications on patients with the aim of reserving them for the election period, when they demanded that people vote for Maduro in exchange for receiving treatment.

The sources pointed to assorted techniques designed to pressure people into voting for the government, including denying treatment to opposition supporters who had terminal illnesses.

In addition, they said that they were ordered to go door to door in impoverished neighborhoods to offer medicines at the same time that they were to warn people that their access to medical services would be cut off if they did not vote for Maduro or his government’s candidates.

They said they were also ordered to make those threats to patients suffering from chronic illnesses in private medical consultations.

US National Security Adviser John Bolton published a Twitter comment on the article, saying that he was not surprised to learn of the Maduro regime’s activities to usurp democracy and steal the Venezuelan people’s wealth.

“It should come as no surprise that Maduro and his Cuban masters have lied and killed to usurp democracy and steal the wealth of the Venezuelan people. A clear example of Maduro ignoring the needs of the people and worsening the situation for personal gain,” Bolton tweeted.

Meanwhile, in Caracas, Maduro instructed his Cabinet to submit resignation letters so that he can implement a “profound restructuring of the methods and operations” of his government with an eye toward “armoring” the country against any “threat,” Vice President Delcy Rodriguez announced on Sunday on Twitter.

Although this is not the first time that Maduro has asked his ministers to resign, the decision comes at a moment when the country is going through a new phase of the political crisis.

In Moscow, Russian Deputy Foreign Minister Sergei Riabkov confirmed that the Kremlin and the US government will meet on March 19 in Rome to discuss the situation in Venezuela.

Riabkov said, as reported by the Interfax news agency, that he will meet in the Italian capital with the US special envoy for Venezuela, Elliott Abrams, and will “insistently set before the US … all our positions, including the inadmissibility of military intervention and, in general, illegal foreign interference and pressure against the legitimate (Maduro) government.”

He added that in the talks Russia will try to find ways to push forward with dialogue between the Maduro regime and the Venezuelan opposition.

“In this matter, Moscow and Washington are maintaining diametrically opposed stances, but this should not be the reason not to talk about it,” Riabkov emphasized, going on to say that he will tell Abrams that Russia will defend its cooperation with the Venezuelan regime.

“We will insist that all the cooperation between Moscow and Caracas is absolutely legal,” Riabkov said, warning that attempts to torpedo that cooperation “have an impact on the state of Russian-US relations and on the relations of Russia with other countries who are acting in the same manner as the US.”

Periodismo en peligro de extinción por Javier Lafuente – El País – 3 de Marzo 2019

La retención de reporteros de Univision recuerda la difícil tarea de los venezolanos críticos con el chavismo

El dirigente de la oposición venezolana, Juan Guaidó, atiende a los medios a las puertas de su casa en Caracas, en enero.
El dirigente de la oposición venezolana, Juan Guaidó, atiende a los medios a las puertas de su casa en Caracas, en enero. GETTY

Luz Mely Reyes ha vivido “todos los golpes de Estado” de la historia reciente de Venezuela. No es que sea motivo de celebración, sino experiencia suficiente como para que afirme que en ninguna crisis, el periodismo libre se ha visto tan golpeado como en la actual, que asola desde hace años al país. Antes, mal que bien, explica Reyes, había empresas de comunicación y los medios grandes sobrevivían. Todos fueron muriendo. Los mataron. “Los periodistas jóvenes han sido sometidos a una situación que nosotros nunca habíamos vivido”.

“La falta de estructura de medios hace que el periodista trabaje con las uñas”, resume Reyes, para quien la muerte de al menos cuatro indígenas pemones en Santa Elena de Uairén (sureste del país, frontera con Brasil) es el caso reciente más significativo. Mientras casi todos los focos estaban puestos, por un lado, en los límites con Colombia y, por otro, en el territorio brasileño, la información de lo que ocurría en los ataques de los militares a los pemones llegaba a cuentagotas. “La gente se puede preguntar por qué no había periodistas del lado venezolano, pero es que no solo es una zona de difícil acceso, la seguridad tampoco está garantizada”.

La polémica por la retención del periodista mexicano Jorge Ramos y la confiscación del material de los 17 minutos de entrevista que le había realizado a Nicolás Maduro hasta que este se molestó por el tono de las preguntas y después de que Ramos le enseñase un vídeo de varios jóvenes comiendo de la basura, logró el repudio internacional y volvió a poner el foco sobre el día a día de los periodistas en Venezuela.

La reportera Clavel Rangel, de 33 años, vive en Puerto Ordaz y trata de cubrir el territorio más vasto del país, incluyendo la zona donde fueron atacados los pemones. Estudió periodismo y vivió varios años en Caracas, pero su objetivo siempre ha sido fundar una unidad de investigación en la tierra donde creció, en el arco minero del Orinoco, donde llegó a haber 11 diarios impresos y hoy solo queda uno. “La gente se informa a través de Twitter, Instagram o Facebook, pero solo cuando hay Internet”, asegura, en referencia a las continuas fallas de las compañías telefónicas, cuando no a problemas con los cableados de las localidades. Para tratar de revertir el problema, Rangel, junto a otros tres periodistas y cuatro productores —algunos de ellos viven en España y Estados Unidos— han creado un Servicio de Información Pública: tres notas de voz diarias, una suerte de boletín informativo de radio, que distribuyen a través de las redes sociales y Whatsapp, donde cuentan con 20.000 grupos de conversación. “Queremos evitar que la gente deje de informarse”, asegura.

A las carencias de todo tipo se une un serio problema de seguridad y de amedrentamiento. “No podemos compararnos con países como México o lo que ocurrió en Colombia, pero el ataque consistente a los periodistas existe. No es un concurso de agresiones, de ver dónde es peor, pero estamos en un estado de soledad, trabajar en condiciones muy hostiles afecta”, asegura Reyes.

En lo que va de año, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa en Venezuela ha constatado 34 detenciones a periodistas, de las cuales 13 se produjeron en el entorno del Palacio presidencial de Miraflores, incluyendo los reporteros y productores de Univision que acompañaban a Jorge Ramos esta semana y que fueron puestos en libertad poco después para ser deportados. Además, decenas de periodistas se han visto obligados a exiliarse en los últimos años.

El equipo de Ramos no ha sido el único de un medio extranjero en sufrir a las fuerzas de seguridad venezolanas. El pasado 30 de enero y tras la declaración de Juan Guaidó como presidente interinotres periodistas de la agencia de noticias española Efe fueron detenidos junto a su conductor. Un día después fueron puestos en libertad.

Internet y las redes sociales se han convertido también en el espacio donde el chavismo busca alimentar su discurso. Jhonathan Sánchez dirige Ciudad Petare, un medio oficial “no oficialista”, puntualiza, con una audiencia de 50.000 personas, según sus estimaciones. No obstante, admite que el diario “no es el que genera matrices de opinión hegemónicas en este momento”. En un país en el que el control del Gobierno de Maduro sobre la radio y la televisión es casi total, el Ejecutivo ha redoblado la presión contra varios portales a través de la Compañía Anónima Nacional de Teléfonos de Venezuela (CANTV).

Sánchez defiende que “los medios públicos no son necesariamente oficialistas, también reflejan denuncias, sucesos, no hay una dinámica de ocultar cosas”, admite, al tiempo que señala: “Hay una delgada línea entre la propaganda y la información. Hay que reconocer que hay medios públicos oficiales que ofrecen información con mucho sesgo, pero esto es algo que se repite por la tradición hegemónica de los medios privados. El qué está superdistorsionado, es muy difícil reflejarlo, las declaraciones de las vocerías son muy abstractas”.

Otro elemento de discusión para los medios críticos, sobre todo desde la aparición de Juan Guaidó, es la resistencia del sector más radical de la oposición. “Parece que los medios debemos tomar partido sin que se haga mayor crítica”, señala Reyes. “Ese sesgo también existe, y nosotros hemos podido discutirlo”, asegura la directora de Efecto Cocuyo, quien defiende: “Frente a un Gobierno que viola los derechos humanos, estamos con los derechos humanos, eso no hay duda”.

Zurda Konducta: televisión detritus por Miguel Henrique Otero – El Nacional – 10 de Febrero 2019

Miguel-Henrique-Otero-696x391
Zurda Konducta, el programa que forma parte de la programación de Venezolana de Televisión, no es un fenómeno aislado. No es, como sostienen miembros del PSUV, periodistas que trabajan en el Sistema Bolivariano de Comunicación e Información, e incluso, miembros del gabinete, “una lamentable excepción” (la frase es de un diplomático en funciones). Es justo lo contrario: una síntesis del envilecimiento del poder venezolano. La escenificación impúdica de la degradación, del nada-me-importa, del hago-lo-que-me-da-la-gana, del no-tengo-límites, del estoy-autorizado-a-despreciar-al-televidente-porque-gozo-de-escoltas-y-padrinos. Zurda Konducta es el espacio donde la impunidad se manifiesta y alardea.

Es, quiero enfatizas en esto, un producto del poder. Pero no de un poder legítimo, ni investido de formas, con alguna capacidad de autorregulación o de consideración hacia los televidentes. Ni tampoco un poder que se plantee preguntas, como, por ejemplo, sobre la función social de la televisión pública. No se trata solo de que Venezolana de Televisión liquidó el derecho que tienen los ciudadanos, las familias y la sociedad, a una televisión de Estado, que programe y desarrolle sus contenidos bajo el principio de la inclusión. Zurda Konducta es la expresión negadora y extrema, el salto al vacío, del desmantelamiento de las instituciones y el Estado de Derecho.

La impunidad de la que hablo define el tono y contenido del espacio. Es su punto de partida. Ello explica que el núcleo de su discurso es el desafío, la frase provocadora, el aquí-estoy-yo-y-nadie-me-mueve. Semejantes a guapetones, no disimulan. No necesitan hacerlo. No están obligados a ninguna contención. Son los hijos predilectos del poder violento y militarista. Son el gruñido, el zarpazo, el descaro del poder.

Guapetones en su taberna: insultan, miran a la cámara con actitud amenazante, manotean a diestra y siniestra, intercalan comentarios o anécdotas de carácter personal, transmiten videos -ya me referiré a ellos-, vuelven a amenazar, vuelven a manotear, insisten en referirse a episodios ajenos al interés público, ponen otro video, manotean, desafían, insultan y así: omnipotentes, no necesitan reciclarse, ni innovar, ni preguntarse por la calidad. Se repiten. Nada los amenaza: gozan de la protección y del patrocinio del poder.

Cada tanto, se transmiten videos cuya función es facilitar más injurias, burlas y desmanes. El repertorio es de bajos fondos: “No tienes bolas”; recurrentemente homófobo: “Tienen un tic tac anal”, “Le soplaba el bistec a Leopoldo López”; denigrador en todos los sentidos: de la realidad, de las personas (“¿Qué se fumó Usted, compadre, coleto con Colgate?”), y hasta en el modo en que se mancilla el uso de la lengua y la dicción. Zurda Konducta es el programa de “las cajas Clá”, del “comen bulda”, de “la reguelta” y del “ha rompido”. Es el programa que, de forma simultánea a la degradación del idioma, despliega una gestualidad circense, grotesca y henchida de sí misma.

Quien busque los antecedentes de la televisión detritus no tardará en dar con algunos programas radiales de la Italia bajo Mussolini. En algunas de las transmisiones de una emisora, que era parte de la entidad responsable de las “audiciones radiofónicas”, los fascistas usaban los micrófonos para fines semejantes: retaban a los opositores al régimen, los amenazaban, les anunciaban la visita de los “camisas pardas”, les ponían motes, les acusaban de cornudos y homosexuales, hacían falsos anuncios, inventaban conspiraciones, decían que estos o aquellos dirigentes eran enemigos del pueblo. Están documentados centenares de casos: uno o dos días después de proferidas las amenazas, los maleantes al servicio de Mussolini, atacaban y hasta asesinaban a los previamente injuriados.

Este espacio patógeno, campo de acción para la coprolalia, goza de una patente de corso: están autorizados por el poder para hacer añicos la realidad, despojar la sustancia de los hechos, torcer la verdad hasta hacerla irreconocible, reducir la complejidad del proceso social venezolano al maniqueo resultado de conspiraciones, guerra económica, acción imperial encabezada por Trump, operaciones sicológicas y un múltiple engranaje de mentiras, del que el poder de Maduro y su banda, paradójicamente, sería una víctima.

De esto se trata: el pueblo no es el pueblo, el hambre es fantasía, la enfermedad es pura ficción, la inflación no es sino el producto de la avaricia, la delincuencia solo existe en las películas, los presos políticos son unos malandros, nadie se ha robado un peso y los sufrimientos carecen de sustento real porque son dispositivos de guerra creados por el imperialismo y sus lacayos venezolanos.

Dicho todo lo anterior, es prudente preguntarse a quién le habla Zurda Konducta. Quién puede sentirse representado por una escenificación semejante. Zurda Konducta es la plasmación del odio. Sumun de resentimiento. De ignorancia orgullosa de sí misma. De momentos donde la ira se hace gesto y palabra difamatoria. Pero, insisto, no es un subproducto, ni un apéndice, ni un error, ni una concesión a la ultraizquierda. Es la joya de la corona. La idea de cómo se ha concebido el ejercicio del poder. La metáfora más acabada de la pudrición, de la fábrica de detritus que es la revolución bolivariana.

A %d blogueros les gusta esto: