elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Libertad Prensa

Venezuela cierra un programa de radio que cuestionó la transparencia de las elecciones – El País – 12 de Octubre 2018

El espacio ‘Gente de palabra’ era copresentado por Alonso Moleiro, colaborador de EL PAÍS en Caracas

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, la semana pasada.
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, la semana pasada. FELICIANO SEQUERA EFE

La Comisión Nacional de Telecomunicaciones de Venezuela (Conatel) ordenó el cierre del programa Gente de palabra,emitido hasta el pasado martes por la cadena privada Unión Radio, que desde la celebración de las elecciones presidenciales del 20 mayo mantuvo una postura crítica con la transparencia de esos comicios. El espacio de información y entrevistas, copresentado por el periodista Alonso Moleiro, colaborador de EL PAÍS en Caracas, junto a Esteninf Olivares, fue cancelado tras un requerimiento dirigido por el ente estatal de control de las comunicaciones a los dueños de la emisora.

Justo antes del cierre, Gente de palabra trató de concertar una entrevista con Henri Falcón, el único candidato opositor de peso que concurrió a las últimas presidenciales, según explicó él mismo en Twitter. “No saldrá al aire por otra medida arbitraria del Gobierno, que sigue obstaculizando el derecho a la información”, señaló. Un informe del Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela denunció las coacciones del Ejecutivo: en 2017 Conatel interrumpió la transmisión de 40 emisoras y que, un año después, la mitad mantiene sus antenas apagadas.

Las elecciones del pasado 20 de mayo, que supusieron una victoria de Maduro con una abstención sin precedentes, fueron cuestionadas por la mayoría de las fuerzas de la oposición, que se negaron a participar por las trabas impuestas por el oficialismo y la falta de garantías democráticas. La práctica totalidad de la comunidad internacional tampoco reconoció el resultado al considerar que no se dieron las condiciones básicas de transparencia y observación durante la jornada electoral, que estuvo rodeada de acusaciones de fraude.

 Documento sobre Alex Saab aprobado por CONATEL – El Chigüire Bipolar – 12 de Septiembre 2018

Haciendo uso de disposiciones de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL), el gobierno del presidente de Venezuela y vocal suplente del club de fans de BackYardigans, Nicolás Maduro, prohibió al portal de periodismo de investigaciónArmando.Info seguir publicando denuncias sobre casos de corrupción que mencionen al empresario colombiano Alex Saab. Usando a nuestro pasante subpagado como anzuelo para enamorar a una de las secretarias de CONATEL, logramos conseguir la exclusiva del documento aprobado por CONATEL sobre Alex Saab.

La caminata sobre vidrio molido de César Miguel Rondón por Mariángela Velásquez – Costa del Sol FM – 7 de Julio 2018

 

Cesar-Miguel-Rondon-2.jpg

“La situación es espantosa. No me siento rendido pero me siento derrotado. Me dejaron abandonado porque no tengo un estamento democrático del cual agarrarme”, lamentó el periodista venezolano César Miguel Rondón frente a un grupo de colegas en un restaurant de Madrid.

Y esa derrota resuena en la voz del comunicador que todavía acompaña a sus radioescuchas todas las mañanas en una emisora caraqueña aunque las presiones del régimen de Nicolás Maduro lo obligaron a salir de Venezuela hace ya más de un año.

En la tertulia con miembros de la Asociación de Periodistas Venezolanos en España, el pasado miércoles 4 de julio, Rondón se alejó del optimismo engañoso y desnudó una realidad que algunos se niegan a ver. No habló de sus nuevos proyectos, ni de la última edición El Libro de la Salsa que fue presentado esta semana en Madrid. Sólo conversó sobre Venezuela y la labor de los periodistas como observadores de esa trágica historia.

“La noche que estamos pasando es oscura y muy larga. Por eso me molesta que digan que mañana cae Maduro. Eso es mentira. Lo que hay que decir es la verdad”.

Su presencia permanente en la radio desde hace 29 años le ha permitido tener un panorama claro del proceso de deterioro de Venezuela “Soy un testigo de mi tiempo. Soy periodista, como somos todos. Por eso no creo que sea prudente engañarnos”. Leer más de esta entrada

Otra torta internacional – Editorial El Nacional – 7 de Junio 2018

Ya es un clamor que el partido gobernante emprenda una reorganización que modernice (si ello es posible, cosa que dudamos) y le insufle algo de vida a la dinámica partidista interna del socialismo del siglo XXI. Es, según sus militantes, una tarea que no puede esperar mucho porque el rancho está ardiendo y el incendio puede arrasar con todo lo que han logrado (¿?) en estos años.

No nos corresponde a los venezolanos sensatos darles consejos a quienes se han hecho dueños del poder y desprecian cualquier sugerencia que no provenga de la rosca que rodea a Nicolás Maduro y que, para mayor desgracia, filtra y desmerita cualquier iniciativa de los militantes jóvenes que tienen ganas de salir de viejos deshonestos, civiles y militares, que llevan al partido por el camino de la desgracia.

Salvando las distancias, que son muchas, no queda otra alternativa que referirnos a la profunda crisis moral que padece Venezuela provocada por quienes, proclamándose hijos de Hugo Chávez, hoy cometen tales desmanes y fechorías que no hacen otra cosa que enterrar en el olvido al héroe militar que, contradictoriamente, les dio a ellos cierta vida y vigencia política nacional e internacionalmente. Así paga el diablo.

Ahí está el caso de la OEA, un organismo interamericano que Chávez, con la tutoría de Fidel Castro, sometió a sus designios más perversos, al punto de domesticarla de acuerdo con sus deseos. Hoy, con el deficiente de meninges del canciller Arreaza, el reelecto Maduro se ve en el aprieto de salir como moza de taberna a recoger los vidrios rotos. Y es que si no existiera Maduro, todos sus compinches civiles y militares quedarían al descubierto en su monumental mediocridad.

Hace un par de días uno de los héroes bolivarianos, el “diputado” Carreño, ex militar para bienaventuranza de los oficiales que nunca asaltaron una cantina en un cuartel, exhibió una sentencia de un tribunal en la que, según él, El Nacional, diario decente y de larga trayectoria de respeto por los ciudadanos (cosa que no acostumbra el diputado Carreño), pasaría a manos del “honorable” capitán Diosdado Cabello como consecuencia, forzada, inevitable y provocada, de una decisión judicial.

Carreño cuenta los pollos antes de nacer. Si se cancela la suma que estima el tribunal, pues tanto Cabello como Carreño se quedan con un palmo de narices. Y estamos dispuestos a pagar aunque en ello dejemos el alma. A este diario lo va a defender el país entero. El Nacional es de Venezuela, no lo vamos a dejar en manos poco limpias.

El anuncio, falso como todos los de este gobierno, provocó una ola de indignación no solo entre los venezolanos, sino también en la opinión pública mundial. Y quienes pensaban utilizar esta medida judicial para ocultar el rotundo fracaso de los agentes bolivarianos en la OEA, ineptos tarifados por lo demás, ahora se encuentran prisioneros de los actos de su propia ignorancia porque la prensa latinoamericana y europea le han dado al caso una dimensión mundial, en defensa de la libertad de expresión y para peor, poniendo de relieve la calaña de quienes aspiran adueñarse de un diario de relevancia continental, fundado por el escritor Miguel Otero Silva y mantenido en alto, por encima de las dificultades, gracias a su hijo Miguel Henrique Otero.

El peor año para la libertad de expresión e información en Venezuela por Andrés Cañizález – ProDaVinci – 30 de Mayo 2018

La Guardia Nacional Bolivariana impidió el martes 15 de abril de 2018 el ingreso de los periodistas al Palacio Federal Legislativo.

Durante este mes de mayo, en coincidencia con las celebraciones internacionales para promover la expresión libre ya que la Unesco fijó el 3 de mayo como el Día Mundial de la Libertad de Prensa, en Venezuela se conocieron tres reportes que permiten comprender cabalmente las consecuencias que ha tenido en el país la política de “hegemonía comunicacional”, iniciada hace más de una década, pero cuyos resultados fácticos han terminado teniendo lugar en la etapa final de este primer período de Nicolás Maduro en el poder.

Al hacer un balance del año 2017, con la presentación de su informe anual sobre el estado de la libertad de expresión e información en Venezuela, la organización no gubernamental Espacio Público recogió la documentación de 708 casos que sumaron 1.002 denuncias de violaciones al derecho humano a la libertad de expresión e información. Lo más relevante, es que estos datos son los más altos desde el año 2002, cuando Espacio Público comenzó a hacer su monitoreo, y muestran un deterioro relevante de las garantías de este derecho en Venezuela.

Los 708 casos en los que se vulnera el derecho a la libre expresión en su mayoría corresponden al uso de la violencia física, la intimidación y ataques no solo a trabajadores de la prensa, sino también contra ciudadanos que buscaban registrar los hechos que sucedían al momento, según documentó la ONG venezolana. Si tales cifras no fuesen de por sí preocupantes, el año 2017 cerró con la salida del aire de ocho canales de televisión, 54 emisoras y 17 medios impresos que dejaron de circular por falta de papel prensa, seis de ellos indefinidamente.

El foco sobre las restricciones al ejercicio del periodismo, afectando por igual a medios de comunicación, periodistas y ciudadanos, no fue una preocupación exclusiva de organizaciones con sede en Venezuela. La muy prestigiosa red internacional de Reporteros Sin Fronteras (RSF), también en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Libertad de Prensa del 2018, llamó la atención del mundo en relación con las medidas del régimen de Maduro y su impacto negativo en las libertades de expresión e información.

En la clasificación mundial de RSF, Venezuela pasó a ocupar la casilla 143 y el país experimentó la mayor caída del continente, perdió 6 lugares en comparación con la edición anterior de esta evaluación anual (La Patilla, 2018). Durante 2017, de acuerdo con este informe internacional, el gobierno del presidente Nicolás Maduro siguió distinguiéndose por sus excesos autoritarios. La prensa independiente y la de oposición, al igual que los corresponsales de medios de comunicación extranjeros, son constantemente el blanco de la policía y de los servicios de inteligencia venezolanos. Los periodistas padecen cada vez más agresiones durante las manifestaciones, detenciones arbitrarias –durante las cuales pueden sufrir agresivos interrogatorios–, así como la destrucción de su equipo; también se hizo frecuente la expulsión de corresponsales extranjeros, una práctica no habitual en el pasado.

Reporteros Sin Fronteras, asimismo, constató que, durante 2017, en Venezuela, también aumentó la censura directa del Estado, ya que la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL) privó de frecuencia a numerosas radios y televisiones críticas; por otra parte, la escasez de papel golpeó a la prensa escrita de oposición. Todo este contexto colocó obstáculos para impedir la labor de los periodistas, dado que el gobierno busca que no se conozca la magnitud de la grave crisis política y económica que sacude al país desde inicios de 2016.

Otra arista, no menos preocupante, lo constituye el informe elaborado por el capítulo venezolano del Instituto Prensa y Sociedad (IPYS) sobre la libertad de expresión en Internet que llevó por título “Internet con la bota puesta”, también difundido en mayo de 2018. Según esta entidad dedicada a la promoción y defensa de la libertad de información, durante 2017 se vivieron en Venezuela desde la aprobación de una estructura jurídica regresiva, hasta la persecución policial y militar, junto a ataques a portales de organizaciones civiles y medios de comunicación, todo ello tuvo además como telón de fondo una deficiente conectividad. En Venezuela, asimismo, se registraron detenciones arbitrarias por expresión, blackouts en la red, y el discurso agraviante del Estado como una suerte de colofón.

En el período de los doce meses de 2017, de acuerdo con lo documentado por el Instituto Prensa y Sociedad, resultaron vulnerados los estándares internacionales establecidos por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que deberían garantizar un Internet abierto, libre y democrático. De forma específica, en Venezuela se vieron afectadas siete de las categorías fundamentales que convierten a la libertad de expresión en Internet. Al menos ocurrieron 50 casos que derivaron en 63 violaciones a los derechos digitales.

Volviendo sobre los datos históricos que nos permiten ver los informes anuales de Espacio Público, 2017 ha sido de lejos, en la década y media que esta organización lleva sus registros, el año más restrictivo y negativo para el ejercicio de la libertad de expresión, con claro impacto sobre medios de comunicación, periodistas y ciudadanos. Eso de por sí ya sería preocupante, en cualquier contexto.

Pero lo que resulta aún más alarmante es que el 2017 estuvo precedido de un 2016 que ya había batido, igualmente, los registros negativos y restrictivos en Venezuela. En el 2016, según Espacio Público, se registraron 366 violaciones del derecho a la libertad de expresión e información en Venezuela. Se trata de una por cada día. Con las bases metodológicas establecidas en 2002, y en las cuales tuvimos la oportunidad de participar como coautor de las mismas, el reporte de Espacio Público permite la mirada longitudinal y las comparaciones.

Con propiedad, entonces, se puede establecer cuál ha sido el año más perjudicial para la libre expresión e información en Venezuela. En este caso al mirar el conjunto, desde 2014 –ya con Maduro en el poder– se inicia una suerte de escalada en la conflictividad (porque en muchos casos hablamos de violencia directa) generada desde el poder para afectar al periodismo crítico e independiente.

 

Carta abierta a “El País” por prestar tribuna a Nicolás Maduro – Unidos por Venezuela – 5 de Mayo 2018

Estimado director del diario “El País”:

Nos resulta inconcebible, fuera de toda lógica democrática, la cesión concedida por su diario para la publicación el pasado día 03/05/18 de un artículo firmado por Nicolás Maduro, el actual presidente de Venezuela, devenido en tirano gobernante de nuestro país de origen después de sustituir al igualmente anti-demócrata ya fallecido, Hugo Chávez, el Teniente Coronel que intentó un Golpe de Estado en el año 1992.

Como ciudadanos de origen venezolano radicados en España nos ha dolido especialmente esta publicación porque significa una burla, una dura bofetada contra millones de venezolanos que al día de hoy viven inmersos en la más completa miseria y penurias de todo tipo como consecuencia directa de la gestión gubernamental iniciada por Hugo Chávez y continuada por Nicolás Maduro.

El periódico que usted dirige se ha destacado durante mucho tiempo por defender los valores democráticos. Ha levantado la voz en innumerables ocasiones a favor de que se castigue a quienes desde posiciones gubernativas de poder han violado la ley y pisoteado los derechos de los españoles, por eso nos causa estupor la divulgación de un artículo autoría de una persona que ya ha pasado a la historia por haber ocasionado con su gestión presidencial el mayor éxodo en la historia de Venezuela, por vulnerar de forma masiva los más elementales Derechos Humanos y por haber causado una crisis humanitaria de proporciones incalculables, haciéndose acreedor por ello de la condena y reprobación por parte de absolutamente todas las organizaciones de defensa de Derechos Humanos a nivel mundial.

Algunas cifras que demuestran esa represión y atropellos contra la libertad de los venezolanos son las siguientes: 34.332 detenidos de forma arbitraria desde el año 2013 hasta principios de 2018. Cierre de treinta y cinco medios de comunicación impresos solo entre los años 2013y 2018. Existencia de 373 presos de conciencia a inicios del año 2018 según el Foro Penal Venezolano, organización de defensa de los DDHH premiada en 2016 por el Colegio de Abogados de Barcelona. Más de 100.000 asesinatos desde el año 1999 debido a la inseguridad ciudadana sin que el gobierno haya tomado medidas para detener esta sangría. Su propio diario ha dado cuenta en innumerables ocasiones de esta dramática situación por lo cual esta situación no debería ser ninguna novedad para ustedes.

Señor director: la causa de la libertad y de la justicia debería ser el vínculo común entre los demócratas. Su diario debería ser uno de eso puntos de encuentro y así ha sido desde su fundación, pero Nicolás Maduro no es un demócrata, de hecho es un tirano. El actual primer mandatario venezolano abusa de un poder prácticamente ilimitado en un país donde hace ya mucho tiempo desaparecieron las condiciones básicas de separación de los poderes públicos, del respeto por los derechos civiles y de la igualdad ante la ley de los venezolanos.

Desde nuestra plataforma cívica no podemos dejar pasar por alto esta publicación. Es nuestra obligación reclamar enérgicamente en nombre de los presos políticos, de los torturados, de los asesinados y en general de todas las personas que han sufrido y sufren de una u otra manera la ejecutoria liberticida y déspota del actual gobierno venezolano dirigido por Nicolás Maduro. Y es nuestra obligación porque si alguno de nuestros coterráneos radicados en Venezuela cometiesen la imprudencia de emitir esta crítica estando allí, acabaría en un calabozo del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN), la policía política venezolana que persigue, reprime y tortura a la disidencia venezolana contra la tiranía madurista.

Somos conscientes de que podrían ustedes apelar al derecho a la libertad de expresión. Sabemos que están en todo su derecho de prestar su tribuna mediática a quien libremente decidan. No seremos nosotros quienes pediremos censura hacia nadie ni que se coarte el ejercicio a la libre expresión de Nicolás Maduro, aunque él a título particular niegue ese derecho y castigue duramente a quienes lo ejercen para reprobarle. Esta misiva no posee esa intención pero consideren ustedes si en su momento habrían dado un espacio como este a personajes como Augusto Pinochet, Francisco Franco, Benito Mussolini o Jorge Videla. ¿Creen ustedes que habría sido de recibo, conforme a una mínima consideración hacia las víctimas de estos tiranos, el publicarle un artículo de opinión en su periódico?

No esperamos respuesta pública a esta pregunta pero sí esperamos que cada periodista, todas y cada una de las personas que forman parte de “El País” se la responda en su fuero interno. Ojalá que ningún otro colectivo vuelva a sufrir el escarnio y la vergüenza que el texto de marras, aparecido en su edición del día 03/05/18 ha provocado a millones de venezolanos.

Reciba usted nuestro más cordial saludo.

Tres diarios venezolanos, en la mira de Diosdado Cabello por Alonso Moleiro – El País – 30 de Abril 2018

El Nacional, Tal Cual y La Patilla.com enfrentan demandas interpuestas por Cabello por reproducir informaciones similares a las de The Wall Street Journal

El fallo del Tribunal del Segundo Circuito de Apelaciones de Estados Unidos en favor del periódico estadounidense The Wall Street Journal, luego de la demanda por difamación interpuesta por el dirigente chavista Diosdado Cabello, presenta un paradójico contrapunto: el de los medios de comunicación venezolanos que, desprovistos de la interpretación comprensiva de alguna instancia judicial, cursan hoy un laberíntico y riesgoso proceso judicial por razones similares.

The Wall Street Journal había publicado un artículo en 2015 en el cual hace señalamientos en torno a presuntos vínculos de Cabello con el narcotráfico. Los diarios El Nacional, Tal Cual —que hoy subsisten únicamente en sus versiones digitales—, y el portal LaPatilla.com, enfrentan una demanda civil y otra penal, en el cual podrían estar contemplados el pago de onerosas indemnizaciones, e incluso la prisión, por reproducir una información parecida publicada por el diario español ABC. Los miembros de las juntas directivas de las tres empresas —cuatro de Tal Cual, seis de La Patilla y 18 de El Nacional— están bajo régimen de presentación periódica ante los tribunales y con prohibición de salida del país.

Fundado el 1942 por el escritor Miguel Otero Silva, el diario El Nacional, es uno de los periódicos de mayor tradición editorial e impacto referencial del país. Su director, Miguel Henrique Otero, hijo de Otero Silva, está hoy en el exilio. Tal Cual es un tabloide fundado en el 2000, en los albores de la era bolivariana, por el político y escritor venezolano Teodoro Petkoff, Premio Ortega y Gasset, exlíder guerrillero en los años 60, devenido en editor, y conocido por su postura frontal frente al proyecto chavista. Las medidas judiciales adjudicadas a Tal Cual lo incluyen a él, y apenas ahora le ha sido sobreseída su causa, en virtud de su salud y su avanzada edad. La Patilla, el portal digital de mayor lectoría en el país, fue fundado por Alberto Federico Ravell, otro conocido periodista célebre por su oposición tenaz al chavismo, que lo dirige desde Colombia.

“En los Estados Unidos, la difamación no es considerada una ofensa criminal”, comenta Humberto Mendoza D’Paola, abogado de Tal Cual, quien teme por el desenlace de cada uno de los juicios, en particular porque el nuevo juez que conoce el caso “no nos ha concedido nada; parece que estuviera mandado contra nosotros”.

“Mientras eso pasa en los Estados Unidos, Cabello ejerce directamente su poder sobre los jueces en Venezuela, que no tienen la menor autonomía, que son provisionales, como es el caso de los dos que han conocido la causa, que son controlados por su partido y su persona”, afirma Manuel Puyana, director de la junta directiva de Tal Cual.

Antes de la segunda demanda de Cabello, de abril de 2015, Tal Cual ya cursaba una querella judicial con el dirigente, considerado el número dos del régimen bolivariano, cuya Junta de Directiva tuvo que responder por los contenidos de un artículo de opinión en el cual el activista opositor Carlos Genatios acusara a Cabello de emitir unos juicios que luego no pudo demostrar, y que causaron la cólera de éste.

“El Wall Street Journal lo que hace es profundizar los planteamientos que hace ABC, y se afinca en indagaciones que son oficiales”, agrega Puyana, quién recuerda que lo único que hizo Tal Cual es recoger la información generada, y para quién no deja de ser curioso como el dirigente tuvo que haber gastado una enorme suma de dinero litigando en un juicio que duró dos años en los Estados Unidos, y que luego perdió. Los gastos por pago de honorarios, de acuerdo a fuentes consultadas, podrían superar los 500.000 dólares

En varios oportunidades, Diosdado Cabello ha negado y ridiculizado las acusaciones en las cuales quedan insinuados sus vínculos con actividades ilegales, o la existencia de cuentas secretas en otras naciones, y ha retado a sus denunciantes a que lo demuestren. De acuerdo a su interpretación, se trata de conspiraciones urdidas por laboratorios de ”la derecha internacional” para perjudicarlo.

 

SIP reiteró la desaparición de la libertad de prensa en varios países de Latinoamérica por María Carolina Alvarado – Venepress.com – 15 de Abril 2018

Destacaron el aumento en las políticas de estado en Venezuela para silenciar a los periodistas

1523827012_SIP_reunion_medellin_2018.jpg

El presidente de la de la Sociedad Interamericana de Prensa, Gustavo Mohme, se refirió a la preocupante situación de riesgo que viven los periodistas y trabajadores de la comunicación en Cuba y Venezuela.

Tras revisar los informes las delegaciones de los países de la región durante la reunión de mitad de año realizada en Medellín, Mohme aseguró que los regímenes represivos de Venezuela y Cuba no solo están afectando la libertad de prensa y de expresión sino el funcionamiento del aparato comunicacional, entre otras cosas, refirió.

Alertó sobre la desaparición del libre ejercicio del periodismo, el aumento del hostigamiento psicológico, judicial y penal, haciendo en su balance, casi imposible la atención de las necesidades de la población.

Al respecto el delegado encargado de presentar el informe de la situación de Venezuela, Miguel Enrique Otero, detalló que “en términos generales” al comparar los hechos ocurridos entre abril de 2017 y mayo de 2017 “las agresiones se han multiplicado”, afirmó el periodista.

Explicó que existe “una política de Estado” contra la prensa palpable en la agresiones que “no ocurren de forma aislada o accidental” sino que obedecen a “todo un plan concebido y ejecutado por unidades de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, en particular”.

El optimismo se aleja de las proyecciones periodísticas en Cuba

El informe compartido por el director ejecutivo de la SIP, Ricardo Trotti, debido a la imposibilidad del delegado de salir de Cuba, se destaca que el gobierno busca “un país mudo, sordo, y ciego”.

A pocos días de plantearse un cambio político con la salida de Raúl Castro el próximo 19 de abril, los datos del informe distan del optimismo, al considerar que “no se esperan mejoras”, ya que mantendrá el cargo de primer secretario del Partido Comunista.

Por el contrario tras las iniciativas del gobierno de los estados Unidos en crear un grupo para apoyar el acceso de los cubanos a internet y el desarrollo de medios independientes, el estado cubano ha “incrementó la agresividad contra los periodistas no oficialistas”.

Repudio al asesinato de periodistas ecuatorianos

Los periodistas reunidos en la cita semestral exigieron “justicia y protección” y “el fin de la Impunidad en nombre de los miles de periodistas que a diario arriesgan sus vidas para mantener al público informado” tal y como detalló el comunicado difundido por la organización.

También denunciaron le falta transparencia del Gobierno ecuatoriano en los protocolos de información sobre la situación desde el momento de su secuestro hasta la actualidad, cuando a pesar de tener confirmación del asesinatos de lo9s periodistas, aún se desconoce el paradero de sus restos.

 

Sebin arremete contra la prensa en casa de Leopoldo López – La Patilla – 1 de Marzo 2018

EFE-MiguelGutierrez.jpeg

Funcionarios del Sebin apostados en la casa de Leopoldo López, en la urbanización Los Palos Grandes de Caracas, detuvieron a periodistas que fueron a las inmediaciones a recopilar información, luego de que el servicio de inteligencia tomara por asalto la casa del líder de Voluntad Popular en la mañana de este jueves.

Vestidos con pasamontañas y armados hasta los dientes, los funcionarios habrían detenido al menos a cuatro periodistas : Luis Gonzalo Pérez, Rafael Hernández, Vanessa Rivas y Jhonathan Guaricuco.

La esposa de Leopoldo López y defensora de los Derechos Humanos, Lilian Tintori, informó este jueves que efectivos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) entraron en horas de la mañana a su residencia de manera brusca.

“URGENTE El SEBIN ha entrado a nuestra casa y permanece allí. Esto es ilegal, no quieren salir y dicen que es una “nueva orden de arriba”, escribió Tintori en su cuenta en la red social Twitter.

Leopoldo López, tras meses de silencio en arresto domiciliario habló en exclusiva con The New York Times sobre el futuro político del país, su experiencia y sus aprendizajes en la prisión militar y su esperanza de una salida a la crisis.

Al mediodía fueron liberados casi la totalidad de los reporteros. Más tarde, después de la 1 de la tarde, liberaron a los periodistas Vanessa Rivas y Jhonathan Guaricuco de Caraota Digital.

 

Lo que sabe Zapatero por Moisés Naím – El País – 25 de Febrero 2018

ekcn7iBy_400x400Los venezolanos quieren votar, pero no en elecciones donde las trampas y los trucos garanticen la continuidad de este Gobierno

¿Cómo se sentirían los españoles si un Gobierno con propensiones autoritarias convoca unas elecciones adelantadas en las que los partidos opositores están invalidados, sus principales dirigentes están presos o exiliados y el árbitro electoral es un ente controlado por el presidente que busca ser reelecto? Para ser más concreto, ir a unas elecciones que se celebrarán dentro de unas semanas y en las cuales el PSOE está invalidado, Pedro Sánchez está preso y Albert Rivera, en el exilio.

Eso sería inaceptable. Y, seguramente, eso lo sabe el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero. Sin embargo, esa es la propuesta que Zapatero quiere que acepte la oposición venezolana.

Cuando decidieron negociar con el régimen de Nicolás Maduro su participación en las próximas elecciones, los grupos opositores tenían unos objetivos muy concretos: que se organizaran unos comicios presidenciales transparentes, libres y competitivos; que se liberara a todos los presos políticos; que se restituyeran los derechos políticos a los candidatos opositores arbitrariamente inhabilitados; que se reconociera la Asamblea Nacional elegida por el pueblo y, lo más importante, que se atendiera la crisis que está diezmando a los venezolanos. Nada de eso resultó aceptable para el Gobierno de Maduro

Y eso lo sabe Zapatero.

Todos los sondeos de opinión muestran que la mayoría de los venezolanos no quiere que Nicolás Maduro siga siendo su presidente. Y la gran mayoría desea que la salida del actual régimen sea democrática y sin violencia. ¡Quieren votar! Pero no en elecciones donde las trampas y los trucos garanticen la continuidad de este Gobierno. El Consejo Nacional Electoral es el árbitro, en teoría independiente, que está a cargo de garantizar la pulcritud de las elecciones. En la práctica es, desde hace casi dos décadas, un desvergonzado y transparente apéndice del Gobierno.

Eso lo sabe Zapatero.

La gran mayoría de los medios de comunicación están controlados directa o indirectamente por el régimen, que los usa como un potente instrumento de propaganda. También son la fuente de constantes e inmisericordes ataques a la oposición, a la cual no se le permite el derecho de réplica o la rectificación de las infamias que diariamente diseminan los órganos del Estado. Eso lo sabe Zapatero.

El Gobierno no ha permitido la presencia de observadores internacionales neutrales y cualificados en ninguna de las elecciones que ha habido y en las que están por venir. Eso también lo sabe Zapatero.

Más aún, los líderes de la oposición más populares, competentes y electoralmente competitivos están presos, han sido inhabilitados por jueces leales al Gobierno o han debido huir al exilio. Y sí, eso lo sabe Zapatero.

A los 28 años, David Smolansky fue electo alcalde de El Hatillo, una zona adyacente a Caracas. El alcalde más joven en la historia de Venezuela llevó a cabo una gestión exitosa y supo sobreponerse a las más burdas maniobras del Gobierno para hacerlo fracasar. La popularidad y el éxito de Smolansky resultaron intolerables para Maduro y sus esbirros. El joven alcalde fue acusado por el Tribunal Supremo de Justicia, otro apéndice del Gobierno, de no reprimir con violencia las protestas pacíficas que ocurrieron en su jurisdicción. Fue inmediatamente destituido y se ordenó su arresto y traslado a una cárcel donde rutinariamente los presos políticos son torturados. Smolansky se negó a entregarse y estuvo 35 días en fuga. Finalmente, se lanzó a un arriesgado periplo por el sur de Venezuela que le permitió entrar a Brasil por la ruta de la selva. En un gesto que les honra, las autoridades brasileñas lo acogieron. Hoy el joven político vive en el exilio y sueña con volver a trabajar por Venezuela. El de Smolansky no es un caso aislado. Otros 12 alcaldes han sido arbitrariamente destituidos, y la mitad de ellos han sido encarcelados y maltratados.

Y, por supuesto, todo esto lo sabe Zapatero.

Hace pocos días, el exjefe del Gobierno español participó junto con Pablo Iglesias, el líder de Podemos, en un acto de apoyo a Evo Morales, el presidente de Bolivia. Morales lleva doce años en el poder y aspira a un cuarto mandato. La Constitución boliviana no contempla esa posibilidad: un presidente solo puede permanecer en el cargo dos periodos consecutivos. En 2016 Morales convocó un referéndum nacional para eliminar esa limitación. Lo perdió. Sin amilanarse, el presidente apeló entonces al Tribunal Constitucional, cuyos magistrados no tuvieron problema alguno en decidir que Morales puede postularse una vez más a la presidencia de Bolivia.

La conducta de Evo Morales no merece el aval y el aplauso de un demócrata.

Y Zapatero lo sabe.

 

A %d blogueros les gusta esto: