elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Leopoldo López

Aquí todos somos necesarios por Thays Peñalver – Venepress – 28 de Julio 2018

download.jpgVivimos hoy en Venezuela horas aciagas y un momento histórico muy particular, nos enfrentamos a diario a un modelo que no nos da tregua

Los venezolanos hemos llegado hasta aquí, después de casi veinte años de despropósito Chavista. Se dice fácil pero ese tiempo es considerado como un ciclo histórico, en el que suceden cambios profundos en los países y surgen nuevas generaciones.

Marchábamos y poníamos la vida en riesgo diciendo que se estaban robando todo y los chavistas permitían el ataque contra nosotros riendo. Denunciábamos que estaban arrasando con la industria petrolera y se reían más en nuestras caras, indicábamos que estaban arrasando con la producción de alimentos y medicinas e ironizaban o satirizaban todo lo que decíamos, se burlaban en sus programas de televisión esbozando el “salario mas alto de América Latina” como el logro supremo.

Hoy el chavismo grita a los cuatro vientos que se lo han robado todo, que la industria petrolera esta en la ruina, que no hay alimentos ni medicinas y el salario mas alto de América Latina quedó en la pobreza absoluta, un colombiano o peruano pobre puede comprar 50 kilos de carne y un venezolano 500 gramos de pellejo. Pero el chavista no sale de su casa, prefiere creer el cuento de que son los europeos quienes tienen sus dolaritos bloqueados, porque se los siguen vacilando al ser la misma cifra que se siguen robando. Prefieren no pedir explicaciones por el millón de barriles que siguen vendiendo y que son 25 mil millones de dólares al precio de hoy. Mas que suficiente para que existan medicinas y comida, pero los chavistas siguen sin pedir explicaciones.

Esa es pues la gran diferencia. Nosotros marchábamos, nosotros protestábamos, nuestros miles de jóvenes muertos y presos exigían, pero el chavismo sigue impávido en sus casas, viendo como esos 25 mil millones de dólares se los siguen llevando sin importarles absolutamente nada. Siguen repitiendo que es el imperialismo sin siquiera preguntarse donde están los 16 mil millones de dólares que nos paga el imperio por el petróleo que les vendemos.

El chavismo no saldrá. No protestará jamás, ni pedirá explicaciones. Pero es bueno recordar que nosotros salimos, marchamos, protestamos e incluso muchos lo dieron todo, su vida y su libertad, para tratar de evitar lo que vivimos.

Muchos de los sucesos se han borrado de nuestras memorias, de ahí que no sea cierto que tenemos “memoria corta”, sino que han ocurrido tantos eventos uno detrás del otro, que no nos permiten recordar cuál fue el primero que sacudió a Venezuela y no podemos siquiera priorizarlos por orden de importancia. Yo envidio a quienes tienen en sus cabezas el recuento mes a mes y año por año, el histórico completo de tantos abusos de poder desde el primer día que llegaron para destruir el país y nuestras vidas. Pero en general, el paso del tiempo ha borrado por ejemplo aquel episodio en el que lanzaron la primera granada en la sede del partido Acción Democrática, ese fue el campanazo que dio inicio al peor episodio de odio sistemático en Venezuela y que nos anunciaba que sobrevendría lo peor. Por muchos acontecimientos posteriores ya olvidamos que las sedes de los diarios El Nacional y el Universal eran continuamente asediadas y atacadas, por alertar lo que venía en camino y hoy sufren los chavistas, decenas de emisoras de radios que antes de ser revocadas sus concesiones, recibían la visita de las turbas antecesoras de esos grupos ya tipificados por la Unión Europea como “grupos armados pro gobierno”. A algunas les lanzaron explosivos o incluso las ametrallaron y en breve tiempo la dirigencia política opositora comenzarían a sufrir varios atentados.

Después de casi dos décadas de chavismo en el poder no hay una sede de los partidos Primero Justicia, Voluntad Popular o Acción Democrática que no recibieran el impacto de las balas, disparos o una molotov a lo largo de todo este tiempo. Se nos han olvidado ya, borrados por la bestialidad diaria, los disparos a Henrique Capriles, Julio Borges o a María Corina Machado. También se nos está olvidando que a Marta Colomina en una oportunidad casi la incendian viva en el primer atentado registrado contra un periodista venezolano, ya no recordamos los explosivos en Globovisión, las granadas lanzadas en la sede de Fedecámaras y otras tantas a los sindicatos, ha quedado en el olvido que en el patio de los lideres eclesiásticos también estallaron las bombas así como los ataques a varias iglesias de diferentes religiones.

Ya no recordamos a los cientos de periodistas que recibieron disparos o agresiones ni conocemos el destino de la gran mayoría de exiliados y despedidos, en fin tantos héroes sin capa que han dejado la vida, la libertad y el pellejo en estos duros y largos años para tratar de evitar que pasáramos el hambre de hoy. Se nos están olvidando las balas recibidas en cada manifestación opositora, los proyectiles en los cuerpos de nuestros diputados, las golpizas, varias por cierto a Julio Borges o María Corina Machado en el recinto del Palacio Federal Legislativo. También se desvanecieron de nuestra memoria las golpizas a los diputados Armando Armas, Américo De Grazia y Franco Cassella aquel 5 de julio del año 2017. Las fotografías de estos hechos le darían la vuelta al mundo y desnudarían una realidad que pocos en el planeta querían creer: que Venezuela está secuestrada por un modelo que no acepta paralelismos.

Se nos olvidó la cárcel de Henrique Capriles y su dolor ante semejante injusticia, pero porque al poco tiempo tuvimos que voltear hacia otra injusticia, la de Leopoldo López y el martirio diario al que fue sometido junto a su familia, hasta que llegó un nuevo día y estos dos episodios condenables, fueron sustituidos por los gritos de decenas de nuestros mártires encadenados en las mazmorras. Hemos permitido dejar en el olvido una lucha que se ha convertido en una gesta heroica de nuestro liderazgo opositor en su conjunto. El torbellino diario propiciado desde el alto poder no nos permiten ver el día a día de cientos de hombres y mujeres que lo han dado todo, esa lucha diaria que han librado tratando de enfrentar con las pocas herramientas disponibles esa confrontación diaria contra un Goliat despiadado y sanguinario, contra un salvajismo difícil de creer y entender en estos tiempos modernos y que solo era posible en épocas medievales.

Vivimos hoy en Venezuela horas aciagas y vivimos un momento histórico muy particular, nos enfrentamos a diario a un modelo que no nos da tregua y tenemos que entender para no sucumbir ante la ansiedad y el desespero, que esto no es normal. Debemos luchar por recuperar la memoria histórica escrita para recordarnos que lo hemos dado todo sin tregua, hay que hacerlo sin falta porque a veces el desespero por la grave situación actual, que nos lleva de ver morir a un niño o a una mujer de cáncer de mama por no conseguir tratamiento o ver morir una nación entera, es el que dicta el contenido de un Editorial o un twit hiriente e injusto contra algún líder opositor, que ha dado lo que podía dar hasta llegar al máximo de sus posibilidades.

¿Contra qué luchamos? No tengo que describir al régimen, quizás Ud. que ha sido su víctima a lo largo de todos estos años lo describa mucho mejor que yo, porque seguramente me lee desde el exterior y eso significa que ya no tiene su casa o está aquí pero sus hijos no están cerca y hasta quizás no conozca a sus nietos, entonces es precisamente allí, en ese ejercicio diario del régimen contra todos nosotros y de sus certeros ataques que han evolucionado de manera monstruosa, es a lo que sí debemos responder y actuar en consecuencia. ¿Cómo? Volteando hacia el verdadero rival y señalarlo como el único responsable de nuestra tragedia actual.

Hasta ahora hemos sido utilizados y manipulados por una estrategia comunicacional que ha logrado sembrar la duda permanente entre nosotros mismos, sin entender que eso nos divide y atomiza como fuerza opositora. No pocas veces hemos caído en la trampa que emana de un laboratorio de guerra sucia que solo busca causar el desanimo colectivo y lo logra. Y repito que a veces caemos de buena fe, solo porque nuestra ansiedad diaria necesita encontrar a un culpable, cuando en realidad vivimos una situación imposible de resolver por el tamaño del monstruo que estamos enfrentando. Y ese monstruo es muy hábil porque siempre actúa aderezado con ataques certeros que buscan desacreditar precisamente ese esfuerzo colectivo, que para bien o para mal, nos ha traído hasta aquí.

Podemos criticar las fallas de la oposición pero con argumentos, enumerando uno a uno lo que consideramos han sido graves errores cometidos y aportando opciones o una alternativa, pero desacreditarlos, con los mismo adjetivos descalificativos del régimen, eso es otra cosa y sobre todo muy peligrosa. Sumarse a las voces que afirman que nosotros no hemos salido de esto por culpa de una “mala oposición” o una “oposición vendida” nos evidencia lo mal que estamos como sociedad.

Porque la única verdad, es que al régimen no lo mantiene en pie la oposición, el régimen está en pie porque no ha tenido reparo en asesinar a miles, en encerrar a cientos privados ilegítimamente de su libertad, destruir y arrasar con los Poderes públicos y las instituciones a su paso, además apoyado por varios regímenes aún más inhumanos y atroces, capaces de torcer el rumbo de la opinión pública incluso de elecciones en Estados Unidos, Inglaterra o Cataluña. Un régimen que no tiene prejuicio alguno en llevar a su pueblo al limite de la hambruna, un despiadado adversario que ríe (literalmente) de las desventuras de los niños, que mueren por falta de atención médica, medicamentos o desnutrición. Ese sí es el adversario, ese es el que debemos señalar.

Por eso hoy hago un llamado a detener la locura acusadora que no nos llevará a ninguna parte, los invito a terminar con los ataques bajo la excusa de que no hemos salido de una tiranía por culpa de otros, porque no solo es demencial sino que nos estamos distrayendo del objetivo principal, ese juicio diario no nos permite ver las salidas y sobre todo lo mal que están ellos, cosa que no podemos ver porque estamos ocupados señalando lo mal que estamos nosotros.

Venezuela le guste a Usted o no necesita a Henrique Capriles, a Leopoldo López y a María Corina Machado, tanto como necesita a Henry Ramos, a Julio Borges o a Manuel Rosales. Entendamos de una vez por todas que no se puede prescindir de ellos y más aún hay que entender que ellos tienen detrás de si a sus partidos con una militancia y a millones de seguidores detrás de ellos. Venezuela necesita a los que se fueron y a los que están, necesita a los millones que no saben que hacer en este momento e incluso a los millones que aún apoyan esto.

Debemos dejar de tragarnos la mentira de que cuando todo esté destruido, llegaran los virtuosos y los puristas solos a levantar el país con los marcianos. Porque si hay algo que hemos vivido en nuestra historia, es que cuando toda credibilidad se destruye, lo que llega es algo peor de lo que teníamos.

Porque hoy, hago eco de las palabras de Laureano Márquez y las hago mías ¿vale la pena luchar?, mismo pensamiento que deben tener todos los políticos y los formadores de opinión. El que hace una huelga es atacado tanto como el que hace un documental, el que se fue y el que queda todos son atacados con vehemencia.

Piénselo bien (antes de atacarme o asegurar que la MUD me ha pagado por decir esto, porque así de sensibles nos tiene esta situación) ya que a veces se aplaude la destrucción de alguien sin entender que cuando no esté Leopoldo López irán por Capriles y luego por María Corina, cuando ella no esté porque la habrán quitado del camino, irán por el siguiente y así, de tanto aplaudir verá como llegaron por Usted y cuando le pateen su puerta hombres vestido de negro con armas largas, créame, ya no aplaudirá.

Leopoldo López está nominado al Nobel de la Paz por J.R. Bertorelli – El Pitazo – 15 de Junio 2018

leopoldo-lopez.jpg
El líder político venezolano, preso desde hace más de cuatro años, fue postulado para el más importante premio mundial por el parlamentario noruego Grunde Almeland

 

“La profunda convicción y compromiso democrático de Leopoldo López con la libertad y el bienestar de todos los venezolanos lo ha llevado a permanecer en una batalla cuesta arriba contra un régimen abusivo y arbitrario. Esa es una inspiración para mí”, afirmó el parlamentario Almeland en declaraciones exclusivas para El Pitazo.

Este diputado noruego, de 27 años de edad, representa al partido liberal (Venstre) y propuso el nombre del político venezolano porque admira “el esfuerzo de Leopoldo López por crear las condiciones para una nueva Venezuela, donde todos los derechos sean para todos los venezolanos”, indicó citando una frase del propio López.

“La forma en que ha sido arbitrariamente perseguido, arrestado y criminalizado por el gobierno por ser un líder clave de la oposición y tener un discurso político crítico, no pertenece a una sociedad democrática y moderna”, agregó Almeland.

Como miembro electo del parlamento noruego y en representación de la ciudad de Oslo, Grunde Almeland tiene la potestad de presentar postulaciones para el afamado galardón. Si bien, el comité organizador de los premios no ofrece públicamente los nombres de los nominados, cada postulante si puede dar a conocer a quién o quienes ha propuesto.

En tal sentido Almeland argumentó que “sirve de inspiración saber que López, a pesar de haber sido sometido a 27 procedimientos administrativos y civiles, como resultado de la abierta persecución política que sufre por estar en desacuerdo con el gobierno, continúa luchando por lo que cree. Aun cuando es desalentador saber la cantidad de procedimientos que han intentado para su descalificación política y la grave restricción a su derecho al sufragio y la participación en asuntos públicos”, puntualizó.

Las postulaciones para el Premio Nobel de la Paz comienzan en enero de cada año. Luego, entre febrero y marzo se prepara una llamada “lista corta” que va a la votación final en la que se elige a los ganadores por mayoría simple de votos.

En octubre se conoce quien o quienes resultaron merecedores de los diferentes Premios Nobel correspondientes a ese año y dichos galardones se entregan cada 10 de diciembre en una tradicional ceremonia. Los premiados reciben una medalla, un diploma, una gratificación económica y un gran prestigio. En cada disciplina, el premio puede ser entregado a un máximo de tres personas.

Leopoldo López ha sido uno de los líderes venezolanos más visibles en contra del chavismo. Primero fue inhabilitado políticamente en el 2008 y más adelante encabezó, junto a Antonio Ledezma y María Corina Machado, las masivas protestas del 2014. El 18 de febrero ese año se entregó públicamente a las autoridades militares y desde entonces sigue preso.

 

Leopoldo López Speaks Out, and Venezuela’s Government Cracks Down by Wil S. Hylton – The New York Times – March 9, 2018

08mag-venezuela2-master768-v3.jpg

A photograph taken by Gaby Arellano, a member of the Venezuelan Congress, outside López’s home on March 1. Intelligence-service agents raided the home after the publication of our cover story. Credit Gaby Arellano

In The Times Magazine last week, I wrote about Venezuela’s descent into an unprecedented crisis. With extreme shortages of food and medicine, rampant crime in every province, a capital city with the highest murder rate in the world and one of the highest levels of inflation in recorded history, Venezuela is the most urgent humanitarian disaster in the Western Hemisphere, producing the largest exodus of refugees in the history of the Americas. At the same time, the prospect of political change seems vanishingly slender: As the country spirals down, President Nicolas Maduro is tightening his grip on power, invalidating opposition parties and forcing political rivals into exile and prison.

The central figure in our story is Leopoldo López. A prominent opposition leader who founded two major political parties, Primero Justicia and Voluntad Popular, López has been a prisoner of the Venezuelan government since 2014. The charges against him — which include the allegation that he embeds his speeches with “subliminal messages” that cause listeners to become violent — have been fiercely criticized by human rights groups and political leaders around the world. After three years and seven months in the Ramo Verde military prison outside Caracas, López was released to house arrest last summer on the condition that he remain silent. Instead, he spent the past six months in daily communication with me, recording dozens of interviews over encrypted channels about his country, his captivity and his evolving political philosophy.

On the afternoon before the story was published, I called López to see how he felt about breaking his silence and the prospect of going back to prison for violating the terms of his release. “I’ve been thinking a lot about this,” he said. “Leadership needs to take risks.”

The risk became concrete a few hours later, when agents from the Bolivarian Intelligence Service, or Sebin, appeared at his front door. At first, they merely instructed López to perform a familiar routine. Over the past six months, López has been required to pose for a photograph about four times a day, holding a copy of the latest newspaper. This is one of many peculiar aspects of his detention. Anyone who goes to the movies is familiar with the construct of a kidnapping picture, which has a kind of logic, but to explain why López is forced to pose with a newspaper four times a day is more difficult, raising the question of who, exactly, would be in a position to demand proof of life from the secret police, and why they would require it so often.

After taking a photo of Lopez at 6:30 p.m., the agents left, but they returned about 15 minutes later to take another. Another 45 minutes passed, and they came back for a third picture — this time asking him to sit in a chair while they photographed him in profile. Another 30 minutes went by in relative quiet, before a squad of eight agents wearing ski masks burst into the house with assault weapons. This time, they demanded that López record a video, looking into the camera and stating the time, date and year. Then they recorded another take of the video, and then another. When they were satisfied, they told López and his wife, Lilian Tintori, that they were going to remain inside the house until a high-ranking intelligence officer arrived.

 

Over the next few hours, López and I remained in contact. With agents in the adjoining room, we spoke quietly and traded messages. A few minutes before 10 p.m., he was still uncertain what to expect. “We have asked what is happening,” he said, “and finally they told us that there is the possibility that they take me back to Ramo Verde.” An hour later, little had changed. “They are still here,” he said. “I don’t know what the outcome is going to be. I don’t know what is happening. I don’t know if it was because they got the alert of the publication, or something else is happening.”

For all its political repression, Venezuela is not yet North Korea or even Cuba. There are still remnants of the democratic institutions that once made it the envy of the region. The national Legislature, for example, was effectively dissolved by the Maduro government after opposition candidates won a majority in 2015 — but representatives of the National Assembly continue to meet and legislate in defiance of the administration. A handful of local and regional agencies have also maintained a semblance of independence, and when Sebin agents were still inside the house the following morning, López and Tintori began to raise alarms with their political allies.

By midday, representatives of the National Assembly had gathered in front of the house to stage a protest. When journalists gathered to report on the scene, the police arrested half a dozen of them — but word was already spreading through the international community. Condemnation poured in from foreign leaders and organizations, including the secretary general of the Organization of American States, Luis Almagro, who declared the invasion “illegal, violating rights.” The office of child-protective services visited the home and took a stand against Sebin, issuing a public order that the presence of armed guards in ski masks was a threat to the well-being of the López children. Agents finally withdrew, taking up a position on the front sidewalk, where they remain in ski masks and tactical gear. How long they will stay, and what they are planning, is unclear. The agents have given no indication to López, and the Venezuelan government has not responded to my inquiries.

Some observers have suggested a direct connection between my article on López and the raid. Moisés Naím, a prominent scholar of Venezuela, who served as the country’s minister of trade and industry, captured this sentiment in a post on social media: “In reaction to this New York Times magazine’s article, Maduro’s political police is acting against Leopoldo López and his wife.” But many people close to López have doubts. Agents entered the home several hours before my story was published, and friends of López find it difficult to believe that, after spending the past six months either unaware or unconcerned by our interviews, the Maduro government finally noticed and objected, just when it was too late.

This weekend, I spoke with several people who suggested another possibility. They pointed out that the raid did not coincide merely with the article but also with an accelerating crackdown on his political movement.

The party that López founded in 2009, Voluntad Popular, is by far the most confrontational element of the Venezuelan opposition. It was through Voluntad Popular that López organized the widespread demonstrations that led to his arrest in 2014. I wrote about the day of his arrest — how he called for supporters to gather in a city plaza, dressed in white as a sign of peace, and delivered a speech before turning himself in to the National Guard, who placed him inside a military vehicle but could not find a way out of the crowd until López, using a megaphone, persuaded his followers to clear a path. To describe that scene is one thing; to see it is another: This video offers a visceral sense of the energy and intensity of the movement López leads, and the reason it could seem threatening to a ruling party.

 

Since that day, even with López in prison, Voluntad Popular has continued to be the most combative wing of the opposition. During an attempted negotiation this winter between opposition leaders and the Maduro government, Voluntad Popular was the first party to declare the process a failure and leave the table; Voluntad Popular was also the first major party to boycott this year’s presidential race. In each case, the other major parties followed, and the Maduro government has now postponed the presidential election.

Unsurprisingly, the government has also intensified pressure on Voluntad Popular. Nearly 90 members of the party have been arrested. One of them is Gilber Caro, a member of the National Assembly, who was recently transferred to an undisclosed location, where he is being denied access to legal counsel or any contact with the outside. On March 5, the United Nations commission on human rights condemned this treatment of Caro, demanding that his attorneys and family be “immediately informed of his whereabouts” and classifying his captivity as an “enforced disappearance under international law.” Another member of Voluntad Popular, Freddy Guevara, is the vice president of the National Assembly. Guevara was traveling on the border with Colombia when he received word that the Maduro government was preparing to arrest him. The charges were never stipulated, but the threat was too serious to ignore, and he approached the government of Chile to obtain sanctuary at the embassy. When I spoke with Guevara a few days ago, he told me that he saw no other choice, and sees fewer now. “They wanted to use me as an example to the other congressmen, that no one is untouchable,” he said. “I didn’t want to give them that advantage, so I decided to assume this part of the struggle in an embassy, and not in jail. But I don’t know when I will be out, when I will be free.”

On Feb. 15, Maduro commandeered the national airwaves to disparage Voluntad Popular, along with the other political party that Lopez helped to found, Primero Justicia, as “violent fascist groups” that no longer have legal standing in Venezuela and exist “outside the law.” The leader of Primero Justicia, Julio Borges, has a long history with López. In 1992, they founded Primero Justicia as a civil organization; in 2000, they converted the group into a political party; and in 2008 their paths diverged over a spate of differences about party management and political philosophy. A core distinction between them is that Borges leans considerably to the right, while Lopez is an elected member of the Socialist International. Even so, Lopez and Borges have resumed a close partnership over the past few months, with Lopez leading Voluntad Popular and Borges serving as president of the National Assembly. When Voluntad Popular withdrew from negotiations with the Maduro government this winter, Primero Justicia was right behind. When Voluntad Popular announced plans to boycott the presidential election, Primero Justicia did the same.

As a consequence, the risk to Borges has been steadily rising. In recent weeks, he has remained outside the country. When I caught up with him yesterday evening, he was adamant that Primero Justicia will no longer participate in the electoral process until there is international monitoring of fraud. This position has put his party and his life in jeopardy. “I have been threatened both in public and in private, violently intimidated on multiple occasions, accused by Maduro on national television of all type of made-up stories and physically hit several times,” Borges told me. “The weaker the government is, the more aggressive they get.”

In light of the crackdown on opposition figures, many people close to López suspect that the raid of his home was unconnected to my article. In fact, they wonder if the agents from Sebin learned about the story only when it appeared online in the middle of the raid, and if the article might even have complicated their plans to arrest him.

For his part, López is unsure what to believe. What he does know is that the phalanx of secret police is still stationed outside his house, and the agents have given no indication of when they plan to leave. The prospect of going back to prison remains palpable and distressing, but López said he is prepared for whatever comes. “That’s the role of leadership in a situation like this,” he told me. “It’s not about campaigning, or fliers, or the best slogan, or political marketing. It’s about talking to people and expressing ideas in a confusing situation. Leadership needs to light a candle and hope that candle becomes a huge fire.”

 

Sebin arremete contra la prensa en casa de Leopoldo López – La Patilla – 1 de Marzo 2018

EFE-MiguelGutierrez.jpeg

Funcionarios del Sebin apostados en la casa de Leopoldo López, en la urbanización Los Palos Grandes de Caracas, detuvieron a periodistas que fueron a las inmediaciones a recopilar información, luego de que el servicio de inteligencia tomara por asalto la casa del líder de Voluntad Popular en la mañana de este jueves.

Vestidos con pasamontañas y armados hasta los dientes, los funcionarios habrían detenido al menos a cuatro periodistas : Luis Gonzalo Pérez, Rafael Hernández, Vanessa Rivas y Jhonathan Guaricuco.

La esposa de Leopoldo López y defensora de los Derechos Humanos, Lilian Tintori, informó este jueves que efectivos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) entraron en horas de la mañana a su residencia de manera brusca.

“URGENTE El SEBIN ha entrado a nuestra casa y permanece allí. Esto es ilegal, no quieren salir y dicen que es una “nueva orden de arriba”, escribió Tintori en su cuenta en la red social Twitter.

Leopoldo López, tras meses de silencio en arresto domiciliario habló en exclusiva con The New York Times sobre el futuro político del país, su experiencia y sus aprendizajes en la prisión militar y su esperanza de una salida a la crisis.

Al mediodía fueron liberados casi la totalidad de los reporteros. Más tarde, después de la 1 de la tarde, liberaron a los periodistas Vanessa Rivas y Jhonathan Guaricuco de Caraota Digital.

 

Leopoldo López: ‘Si me censuro, la dictadura me derrota’ por Wil S. Hylton – The New York Times – 1 de Marzo 2018

Tras meses de silencio, el dirigente político venezolano en arresto domiciliario habló en exclusiva con The New York Times sobre el futuro político del país, su experiencia y sus aprendizajes en la prisión militar y su esperanza de una salida a la crisis.

04mag-venezuela6-cov-articleLarge.jpg

 

Después de la publicación de este artículo, una comisión armada del Servicio Bolivariano de Inteligencia ingresó a la residencia de Leopoldo López en Caracas a primeras horas de la mañana del 1 de marzo, según denunció Lilian Tintori, esposa del líder político. La incursión fue repudiada como “ilegal, violatoria de derechos e intimidatoria”, por el Secretario General de la OEA, Luis Almagro.

A veces recuerdo una página de uno de los libros que están apilados en la casa de Leopoldo López. Es un texto que López relee a menudo; uno al que ha regresado muchas veces en los últimos años, garabateando nuevas ideas al margen, subrayando palabras y frases en tres colores de tinta y lápiz. Analizar ese fragmento es como contar los anillos del árbol de su vida política.

El libro no está ubicado para despertar este tipo de atención. De hecho, a casi nadie se le permite ingresar a la casa de López, quien siempre está vigilado por los servicios de seguridad venezolanos; pero también, a pesar de todas sus fallas y defectos, no es el tipo de persona que organiza su biblioteca para mostrarla. Prácticamente todos los libros de la casa están amontonados en el suelo de madera oscura: hilera tras hilera de tomos que se elevan en columnas y pueden sobrepasar los dos metros de altura, son torres irregulares que llegan a tambalearse precariamente. Cuando ves que los hijos de López pasan corriendo, sientes un estremecimiento.

El libro que recuerdo de manera particular es una colección de ensayos y discursos políticos. Fue compilado por el político mexicano Liébano Sáenz, con textos sobre el príncipe maya Nakuk Pech y la activista francesa Olympe de Gouges. El capítulo más significativo para López comienza en la página 211 con la “Carta a los clérigos de Alabama”. Es una versión mixta del texto que se conoce como la “Carta desde la cárcel de Birmingham” que fue escrita por Martin Luther King Jr. en 1963. King estaba en Birmingham para liderar las protestas no violentas que ahora son elogiadas por todo el mundo, pero es necesario recordar que en 1963 estaba atrapado en un infierno. No solo se trataba de los matones del FBI que pusieron micrófonos en su casa y su oficina o el ascenso del movimiento nacionalista negro que criticaba su piedad pacífica sino que, además, un grupo de sus propios aliados estaban dispuestos a hablar sobre los derechos civiles siempre y cuando eso no causara ningún escándalo. Un puñado de clérigos de Birmingham había emitido una declaración que desprestigiaba a King como un agitador externo cuyas marchas y desobediencia civil eran “técnicamente pacíficas”, pero aún así infringían la ley y era probable que “incitaran al odio y la violencia”. Leer más de esta entrada

El partido de Leopoldo López llama al boicot de las presidenciales por Francesco Manetto y Maolis Castro – El País – 17 de Febrero 2018

Voluntad Popular: “Quien se inscriba con estas condiciones estará haciéndole un favor a la dictadura”
Unknown-1La oposición venezolana comienza a definirse en contra de las elecciones presidenciales fijadas por el chavismo para el 22 de abril. Todas las fuerzas críticas con el régimen de Nicolás Maduro rechazan la convocatoria por la ausencia de garantías, pero el partido de Leopoldo López dio ayer un paso más. Voluntad Popular, una de las formaciones mayoritarias de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), llamó al boicot de esos comicios. “Quien se inscriba con estas condiciones estará haciéndole un favor a la dictadura”, señaló la organización.

El sucesor de Hugo Chávez decidió a finales de enero acelerar el calendario electoral aprovechando las divisiones de la coalición opositora. Ese plan quedó negro sobre blanco la semana pasada tras el fracaso de la mesa de diálogo de República Dominicana, en la que quiso imponer un acuerdo que favorece al oficialismo. Los venezolanos están llamados a votar el 22 de abril en unas condiciones que la MUD y buena parte de la comunidad internacional consideran inaceptables. Los partidos de la alianza, no obstante, destacaron la importancia de buscar una posición unitaria. En este contexto, Voluntad Popular tomó oficialmente la iniciativa contra la convocatoria, invitando a “luchar por verdaderas elecciones presidenciales”. “No postularemos ni respaldaremos candidato alguno y llamamos a todas las organizaciones políticas democráticas a no participar ni convalidar el fraude del 22-A”, manifestó a través de un comunicado la formación de López.

“NI EN EL SUELO NI EN EL CIELO PERUANO”
La presidenta del Consejo de Ministros de Perú, Mercedes Aráoz, aseguró que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, no podrá entrar al país andino ni tampoco sobrevolar su espacio aéreo para asistir a la VIII Cumbre de las Américas, que se celebra en Lima a mediados de abril. “No puede entrar ni al suelo ni al cielo peruano. Él no puede entrar porque no está siendo bienvenido”, dijo después de que el mandatario amenazara con desoír el veto de la cita regional.

Ni este líder opositor ni Henrique Capriles, dirigente de Primero Justicia, podrían participar en las elecciones. El primero se encuentra bajo arresto domiciliario desde el pasado mes de julio después de pasar tres años y medio en la cárcel militar de Ramo Verde y el segundo está inhabilitado. La MUD —que ya rechazó participar en la votación de la Asamblea Constituyente chavista en julio de 2017 y se dividió ante las municipales del pasado diciembre— no tendría candidato porque sus principales activos, salvo el expresidente del Parlamento Julio Borges, han sido anulados por el régimen. La autoridad electoral controlada por el chavismo, además, ilegalizó de facto a sus formaciones y el Tribunal Supremo ordenó excluir de las presidenciales a la coalición, que no podría acudir unida al menos con sus siglas actuales.

“Nos ponemos a la orden del pueblo de Venezuela para impulsar un gran movimiento nacional e internacional de lucha y resistencia popular pacífico”, continúa Voluntad Popular, que ve necesario construir “un nuevo espacio de conducción plural” y recalca que Maduro “pretende manipular la elección presidencial tal y como hizo el dictador Pérez Jiménez en diciembre 1957”. Entonces, “la oposición política no participó ni legitimó la elección, lo que terminó generando que tanto el pueblo de Venezuela como la Fuerza Armada Nacional conquistaran la libertad pocas semanas después, el 23 de enero del 1958”.

Divisiones en la MUD

Primero Justicia no ha definido todavía su postura ante las elecciones, aunque Borges, coordinador del partido, comenzará la próxima semana una gira por América Latina “para buscar apoyo y lograr las condiciones para unas elecciones presidenciales justas, en el marco de la Constitución”. Los candidatos deberán postularse por Internet mientras que la presentación de los aspirantes ante la Junta Nacional Electoral será los días 26 y 27 de este mes. La oposición había apuntado la posibilidad de apoyar a un outsider. Se trataba de Lorenzo Mendoza, el propietario de la compañía Polar. Pero el empresario venezolano comunicó a sus empleados que descarta concurrir, informa a la agencia Reuters.

Henry Ramos Allup, secretario general de Acción Democrática, considera que ningún candidato opositor debería postularse sin consenso del resto de los partidos que conforman la Unidad. “O vamos todos juntos o todos juntos decimos que no están dadas las condiciones”, aseguró esta semana. Henri Falcón, del partido opositor Avanzada Progresista, disidente del chavismo, presentó en cambio su candidatura. “No solo queremos ser candidatos, yo quiero ser presidente de este país con el consenso. Además, serlo en condiciones de elecciones libres y transparentes”, dijo el dirigente, quien se inclinó hacia la negociación con el Gobierno.

 

Lilian Tintori, premio Palabra 2017: “Mi voz representa a los presos políticos de Venezuela” – El País – 23 de Noviembre 2017

La activista ha sido reconocida por su “compromiso con la democracia y con la paz”

1511469086_689792_1511472112_noticiarelacionadaprincipal_normal_recorte1.jpg
Lilian Tintori, la esposa del preso político venezolano Leopoldo López, ha sido galardonada este jueves con el premio Palabra 2017 en reconocimiento de su “compromiso con la democracia y con la paz”. La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), que es quien ha concedido el galardón, ha destacado de Tintori “el uso de su voz como única y mejor acción en defensa de la justicia y al recurso de la palabra, siempre firme y arriesgada” en un acto que ha tenido lugar esta tarde en la Casa de América de Madrid (plaza de Cibeles). “Mi voz, mi palabra, representa a los 317 presos políticos que quedan en Venezuela. Desde el año 2014, mi esposo Leopoldo López está preso injustamente. Estuvo preso en una cárcel militar donde lo torturaban y le daban tratos crueles e inhumanos”, ha dicho Tintori.

Aunque el pasado junio se conoció que el premio recalaría en Tintori, fue entregado este jueves a los padres de Leopoldo López, Antonieta Mendoza y Leopoldo López Gil, puesto que la activista no puede viajar fuera de Venezuela desde que a principios del pasado septiembre le fue prohibida la salida y retenido su pasaporte. La medida restrictiva de la justicia venezolana llegó después de que a Tintori le confiscaran 200 millones de bolívares en su coche y justo antes de que viajase a Europa, donde tenía prevista una agenda de reuniones con varios jefes de Gobierno. Tintori, sin embargo, ha hablado por videoconferencia desde Caracas: “Nosotros con nuestra palabra hemos narrado cada injusticia, cada tortura, cada persecución y ustedes la han replicado en el mundo entero”.

Tintori ha agradecido a España por ayudar a que el mundo sepa “la verdad” sobre la situación política en Venezuela. “Leopoldo es un preso de conciencia y está preso por lo que dijo, por su palabra, por denunciar a un régimen, al régimen de Nicolás Maduro”, ha indicado Tintori. También ha dicho que gracias a la palabra han logrado liberar a presos políticos y que no descansarán hasta excarcelarlos a todos.

Durante la entrega del premio, Leopoldo Gil López, visiblemente emocionado, ha dicho que Lilian Tintori “no solo lucha por la libertad de su marido, sino por la libertad de todos los presos políticos, lucha por llevar medicinas a quien no tiene medicinas, lucha por las madres que están perdiendo a sus hijos”. Antonieta Mendoza ha recalcado que Tintori es una “luchadora incansable” por la libertad de su marido y que constituye “la voz de la democracia y de los 300 presos políticos”.

Leopoldo y Antonieta, padres del opositor venezolano Leopoldo Lopez, durante la entrega del premio Palabra a Lilian Tintori en la Casa de América, en Madrid. A la derecha, Elsa González, presidenta de la FAPE.ampliar foto
Leopoldo y Antonieta, padres del opositor venezolano Leopoldo Lopez, durante la entrega del premio Palabra a Lilian Tintori en la Casa de América, en Madrid. A la derecha, Elsa González, presidenta de la FAPE. JAIME VILLANUEVA
También la presidenta de la FAPE, Elsa González, ha destacado el trabajo de Tintori por la libertad de Venezuela a través de la palabra y el hecho de que diversas organizaciones internacionales hayan condenado el arresto de López.

Esta es la primera edición del premio Palabra, que busca reconocer a todas aquellas personas e instituciones que se destaquen a través del uso de la palabra en la promoción de la justicia, el desarrollo social y la convivencia en los medios de comunicación y difusión nacionales e internacionales. Tintori fue seleccionada ante un jurado conformado por representantes de la FAPE, la Fundéu BBVA, la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo, y la exdecana de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid, Carmen Pérez de Armiñán.

 

Lilian Tintori denuncia que las autoridades venezolanas le prohíben la salida del país por Ewald Scharfenberg – El País – 2 de Septiembre 2017

Cuando le fue retenido el pasaporte, la esposa del preso político Leopoldo López iba acompañada de los embajadores en Venezuela de España, Italia y Alemania
1504309296_259388_1504341622_noticia_fotograma.jpg
A Lilian Tintori, la esposa del preso político venezolano Leopoldo López, le fue prohibida la salida de Venezuela este sábado, cuando se disponía a viajar a Europa, donde tenía prevista a partir del lunes una apretada agenda de reuniones con varios jefes de Gobierno. Funcionarios de migración del aeropuerto internacional de Maiquetía, cercano a Caracas, impidieron a Tintori abordar un vuelo a Panamá, primera escala de viaje a Europa que iba a emprender con el presidente del Parlamento y jefe del partido de oposición Primero Justicia, Julio Borges. Los dos activistas venezolanos tienen programadas entrevistas durante toda la próxima semana con el presidente francés, Emmanuel Macron; el español, Mariano Rajoy; la canciller Angela Merkel; y la primera ministra británica, Theresa May.

Cuando le fue prohibida la salida y retenido su pasaporte, a Tintori la acompañaban los embajadores en Venezuela de España, Italia y Alemania, quienes presenciaron lo ocurrido, como reveló ella en un tuit. López permanece bajo arresto domiciliario en Caracas.

La decisión está relacionada con la imputación de la que un tribunal de Caracas, el 48 de Control, la informará el próximo martes en una audiencia a la que fue citada en la víspera de su viaje. Aunque se desconoce de qué delito se le acusará, se da por descontado que se deriva del decomiso el pasado martes de 200 millones de bolívares en efectivo —unos 10.000 euros en el mercado negro— en un vehículo de su propiedad.

“Queda en evidencia por qué la dictadura monta ollas [historias falsas] en mi contra”, comentó Tintori en su cuenta de Twitter, poco después de su retención en el aeropuerto. “Impide que hable de la crisis humanitaria que vivimos en Venezuela”.

Según trascendió, fue el Ministerio Público —controlado ahora por el fiscal general, Tarek William Saab, impuesto hace casi tres semanas por la chavista Asamblea Constituyente en sustitución de la titular del despacho, Luisa Ortega Díaz, hoy en el exilio— quien solicitó la medida. El propio Saab adelantó el martes pasado la apertura de una investigación penal contra Tintori por el hallazgo de esos cuantiosos caudales. “Por ser esto un presunto delito que implica, por supuesto, vinculación con las legislaciones penales vigentes, el Ministerio Público procederá a investigar”, dijo Saab el martes al informar del decomiso.

“Están haciendo, de un caso personal, un escándalo donde no la hay”, reaccionó Tintori en un vídeo colgado este viernes en Twitter, tras saberse citada para conocer de la imputación penal. Desde que la Fiscalía y la policía política encontraron los billetes en una camioneta de su propiedad, la ex figura de televisión ha alegado que era un dinero destinado a sufragar los costos de “emergencias familiares”, entre ellas, los gastos médicos de su abuela de 100 años de edad, que no contaría con póliza de seguro. “No es delito tener dinero en efectivo y yo no soy funcionario público, soy mamá, esposa y activista por los derechos humanos”, insiste también en el vídeo, que puso en línea bajo el título de “Sigue la persecución contra nuestra familia”.

El Gobierno español ha condenado la decisión de las autoridades venezolanas a través de un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación. “España condena esta nueva violación de los derechos humanos en Venezuela, que no contribuye a una solución pacífica y democrática a la crisis en ese país”, reza la nota. También Rajoy, que tenía previsto reunirse el martes con Tintori, ha denunciado lo ocurrido a través de un mensaje colgado en su perfil de Twitter: “Lamentable la prohibición de la salida a @liliantintori. Pueden encerrar a las personas pero no a los ideales. Libertad para Venezuela”. También el presidente francés, Emmanuel Macron, ha mandado un mensaje a Tintori a través de un tuit: “Esperamos a Lilian Tintori en Europa. La oposición venezolana tiene que permanecer libre”.

Lilian Tintori contrajo matrimonio en 2007 con el entonces alcalde del municipio Chacao del noreste de Caracas, Leopoldo López. Al caer este en prisión en febrero de 2014, cuando el Gobierno de Nicolás Maduro le achacó la responsabilidad por las protestas callejeras o guarimbas del primer semestre de ese año, Tintori se convirtió en la dedicada vocera de la campaña por la liberación de su marido hasta llevarlo a la categoría de causa célebre internacional. Sin embargo, en septiembre de 2015, un tribunal de Caracas condenó a López a casi 14 años de prisión, al cabo de un proceso parcializado y puesto en duda por sus irregularidades de procedimiento.

En julio reciente, a López le fue concedido el traslado desde la prisión militar de Ramo Verde, a las afueras de Caracas, a un arresto domiciliario. La pareja aprovechó el nuevo estatus de López para anunciar que esperan a su tercer hijo, una niña.

El oficialismo ha sacado provecho del traspiés de Tintori. En el principal canal de televisión del Estado se transiten a diario cortos “periodísticos” donde se encuesta a ciudadanos en la calle que coinciden en calificar como sospechosa o irregular la cantidad de dinero hallada en poder de la activista. En el mismo canal de televisión, el poderoso número dos del chavismo y diputado de la Asamblea Constituyente, Diosdado Cabello, denunció el miércoles que el dinero era parte de una remesa enviada por el Banco Occidental de Descuento (BOD), una entidad financiera controlada por Víctor Vargas Irausquín.

Vargas es un magnate vinculado a los sectores de la banca, seguros y petróleo, cuyos negocios crecieron de manera significativa durante los regímenes revolucionarios de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, y a quien comúnmente se le tiene por un miembro de la llamada “boliburguesía”, la clase empresarial enriquecida a la sombra de negocios con el Estado chavista. Vargas es suegro de Luis Alfonso de Borbón, Duque de Anjou y pretendiente a la abolida corona de Francia.

“Si esa camioneta hubiese sido de Diosdado Cabello, ¿qué estarían diciendo la derecha y los medios de comunicación de la burguesía?”, se preguntó Cabello, excapitán del Ejército, en su maratónico programa semanal, en el que despliega denuncias contra la dirigencia opositora y opositores ante un público en vivo, conformado por lo general por militantes oficialistas y oficiales militares, mientras hace gala de sus contactos con los servicios de inteligencia del Estado. “Si ese dinero salió del BOD con autorización de sus directivos, o si es el mismo banco el financista, tendrán que decirlo”, advirtió.

El viernes en la noche se supo a través de medios electrónicos que dos vicepresidentes de la entidad bancaria fueron detenidos por agentes del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Policiales y Criminalísticas (CICPC, órgano auxiliar de la fiscalía) por haber sido quienes habrían permitido el envío de los billetes a Tintori. Los ejecutivos puestos a la orden de las autoridades son Junior Márquez Ramírez, vicepresidente de Operaciones Interbancarias, y Luis Antonio Llavanero, vicepresidente de Operaciones y Servicios.

 

Alarmante detención por Javier Cremades – El País – 1 de Agosto 2017

El arresto de los líderes opositores Leopoldo López y Antonio Ledezma es un paso más en la cultura del miedo que todos los demócratas del mundo debemos combatir

Esta madrugada hemos conocido alarmados que Leopoldo López y Antonio Ledezma, líderes ambos de la oposición democrática venezolana al Gobierno de Maduro, han sido detenidos en sus domicilios por agentes de la seguridad gubernamental. Se trata de un paso más en la cultura del miedo, que todos los demócratas del mundo debemos combatir alzando la voz desde todos los países. Leopoldo y Ledezma son hoy más que nunca símbolo de la identidad de un pueblo que lucha impotente por su libertad.

La detención demuestra también que no existió mandato alguno del Supremo para liberarlo, tal como ya denunciamos alguno. Es una constatación de una deriva totalitaria en la que se evidencia ya la ausencia de Estado de derecho, de separación de poderes, y desde el domingo de inexistencia de régimen democrático con sufragio universal. Estamos por tanto ante un zarpazo de un régimen inmoral, en tanto que atenta contra la esencia básica de la persona humana. Siempre que ha habido un régimen así en la Historia se ha producido una revolución para derrocarlo. No seria deseable que sucediera en Venezuela, por el coste y la fractura social que produce. Pero el chavismo y el madurismo deben reaccionar y dar signos muy distintos al mensaje que han enviado hoy al mundo.

Quizá la iglesia venezolana y el Vaticano puedan ahora más que nunca mediar en esta guerra civil en ciernes. Lo sucedido esta noche en Venezuela es un secuestro de dos ciudadanos por sus ideas políticas, malamente enmascarado en supuestos delitos inventados por la dictadura. Las instancias gubernamentales internacionales no pueden permanecer impasibles ante esta situación de desprecio a los más elementales derechos fundamentales que nuestras sociedades defienden. La indignación global ante esta nueva manifestación de desprecio al derecho de quien está demostrando día a día su condición no ya de dictador, sino de tirano, puede ayudar a evitar una guerra civil. Hoy puede decirse en Venezuela que la revolución es un crimen donde rige la justicia y el derecho, pero es justicia y derecho donde impera la tiranía. En la época de la globalización es fundamental que la comunidad internacional se haga más fuerte y eficaz en su defensa de la libertad y el derecho.

Javier Cremades es abogado y miembro del equipo de defensa de Leopoldo López.

 

A %d blogueros les gusta esto: