elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Latinoamerica

El mapa del coronavirus en América Latina y en qué países es más preocupante la curva de nuevos casos – Infobae – 20 de Marzo 2020

La pandemia ya penetró en todos los países de la región aunque en diferentes magnitudes y velocidades

El cristo redentor de Río de Janeiro se ilumino con las banderas de los países afectados por el coronavirus en las noches del 18 de marzo.
El cristo redentor de Río de Janeiro se ilumino con las banderas de los países afectados por el coronavirus en las noches del 18 de marzo.

El 26 de febrero, cuando la epidemia de coronavirus ya había hecho estragos en China y se expandía por Europa, llegó también a América Latina con un primer caso en Brasil. El 7 de marzo, Argentina registró la primera muerte por Covid-19 en la región.

Cada gobierno utilizó diferentes tácticas. Desde las más restrictivas, como la del presidente salvadoreño Nayib Bukele que fue el primero en cerrar las fronteras aún cuando en su país no había ningún caso, a las más despreocupadas como la que aplicó el régimen de Daniel Ortega en Nicaragua, que se vanaglorió de que permanecería con las fronteras totalmente abiertas y organizó una marcha contra el coronavirus cuando ya la Organización Mundial de la Salud recomendaba suspender las reuniones masivas. Con tácticas opuestas, ambos países fueron los últimos en registrar -el 18 de marzo- su primer caso de coronavirus.

Ya no hay ningún país de la región libre de la pandemia. El avance de la enfermedad es implacable, aunque a diferentes velocidades y en diferentes magnitudes. La carencia de testeos sistemáticos y distribuidos en todo el territorio de los países latinoamericanos hace que los casos que se confirman fluctúen mucho cada día. Un día sin ningún caso nuevo positivo puede ser simplemente un día en que no se realizaron tests. Así y todo, hay curvas que se están empinando o que tienen rebotes cada vez más altos.

Una de las carreras que se está librando en el mundo es por “aplanar la curva” de casos: que los nuevos contagios se extiendan en el tiempo en cantidades constantes o decrecientes y no crezcan rápidamente colapsando los servicios de salud.

Screen Shot 2020-03-20 at 7.29.05 PM.png

Brasil, donde el presidente Jair Bolsonaro minimizó durante semanas la enfermedad y se mostró abrazando a sus simpatizantes cuando ya el brote había comenzado, es el país más afectado de la región. Este jueves alcanzó su récord hasta ahora cuando se conocieron 249 nuevos casos, llevando el total afectados en el país a 621. En ese número se incluyen un total de 17 funcionarios -entre ministros, legisladores y asesores- que acompañaron a Bolsonaro a un gira por Estados Unidos la semana pasada. El propio presidente debió someterse al test, aunque informó que el resultado fue negativo. Seis personas murieron por complicaciones derivadas del Covid-19.

Chile también tuvo este jueves su día récord al conocerse 103 nuevos casos, llevando el total a 342. El gobierno de Piñera anunció un monumental plan de 11.750 millones dólares para atender la contingencia y sus consecuencias económicas y los partidos políticos acordaron posponer para octubre el referéndum previsto para abril sobre la reforma constitucional.

Jari Bolsonaro se ajusta un barbijo antes de dar un a conferencia de prensa. Brasil es el país más afectado de la región.

Jari Bolsonaro se ajusta un barbijo antes de dar un a conferencia de prensa. Brasil es el país más afectado de la región.

Ecuador es otro de los países donde parece haberse disparado el contagio, con 53 casos confirmados el miércoles y otros 88 el jueves.

Dos países que en los que se conocieron los primeros casos esta semana pasaron rápidamente a sumar de a decenas: Venezuela, donde ya son 42 los contagiados según los datos oficiales y Uruguay, donde ya suman 94.

A esta altura, la mayoría de los países del continente ha tomado fuertes medidas para restringir los viajes y movimientos de personas, tratando de frenar la expansión de la pandemia y que los números de contagiados no se comiencen a contar por miles como en Europa. Las próximas semanas serán claves para la lucha contra el coronavirus en América Latina.

De qué países de América Latina son los refugiados que hacen de España la nación con más solicitudes de asilo de la Unión Europea por BBC News/El Nacional -26 de Febrero 2020

En lo que va de 2020 España se ha convertido, por primera vez en su historia, en el país europeo que más solicitudes de asilo recibe. Y la razón hay que buscarla en América Latin

Los venezolanos ya son los terceros mayores solicitantes de asilo en toda la Unión Europea. Y la inmensa mayoría busca refugio en España | AFP

En lo que va de 2020 España se ha convertido, por primera vez en su historia, en el país europeo que más solicitudes de asilo recibe.

Y la principal razón hay que buscarla en América Latina.

Según datos de la Comisión Europea y la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) citados por el diario español El País, en las primeras seis semanas de 2020 España recibió 17.457 solicitudes de refugio, por 15.305 de Alemania y 14.767 de Francia.

Y detrás de esos números está el notable crecimiento de las solicitudes de refugio hechas por ciudadanos latinoamericanos, las que han llegado a sumar hasta 3.700 por semana.

Como es de esperar la mayoría de estos solicitantes provienen de Venezuela, el tercer país de origen de quienes buscan refugio en la Unión Europea detrás de Siria y Afganistán.

Pero en el último año la UE también ha registrado un número récord de peticiones de latinos de otras nacionalidades.

La firma de un acuerdo de paz y la desmovilización de las FARC no ha detenido el éxodo de colombianos | GETTY IMAGES

En 2019 «los colombianos presentaron más del triple de solicitudes que en 2018, pasando del decimoséptimo al quinto puesto», destaca el más reciente análisis de tendencias de la Oficina Europea de Apoyo al Asilo (EASO, por sus siglas en inglés).

Y, según el mismo reporte, el año pasado también se duplicó el número de hondureños, salvadoreñosnicaragüenses y peruanos que hicieron solicitudes de asilo en los países de la UE+, denominación que también incluye a Suiza y Noruega.

Las solicitudes de cubanos también aumentaron dramáticamente (74%).

Y a diferencia de lo que sucede, por ejemplo, con las solicitudes de sirios y afganos, las peticiones de asilo de los latinos se concentran casi exclusivamente en un mismo país: España.

Un único destino…

Efectivamente, según la EASO -que no publica cifras desglosadas por país de destino- más de dos tercios de las solicitudes de sirios y afganos registradas se repartieron «en dos países de la UE +», y las cifras de la CEAR dejan claro que España no es uno de ellos.

En contraste, 9 de cada 10 venezolanos (92%) pidió refugio «en un único país», y la mayoría de latinoamericanos también privilegia aquel con el que comparten un idioma y estrechos lazos históricos y culturales: España.

Cada vez más centroamericanos que antes habrían buscado refugio en EE.UU. están tratando de lograr asilo en España | AFP

«80% de las solicitudes fueron presentadas por personas de América Latina», destaca la CEAR del número récord de peticiones de asilo registradas en el país en 2019: 118.264.

Y es que con EE UU endureciendo cada vez más su discurso y políticas para con los migrantes, los latinos también parecen cada vez más dispuestos a aprovechar el hecho de no requerir de visa para viajar a tierras europeas.

«En noviembre de 2019, los ciudadanos con derecho a ingresar sin visa al Área Schengen presentaron más de una cuarta parte de todas las solicitudes en la UE +. La mayoría eran de América Latina», destaca el reporte de la EASO.

… y varios países de origen

Según las autoridades europeas, entre los cada vez más solicitantes latinoamericanos también destaca un número cada vez mayor de menores no acompañados.

Pero, como ya se hizo notar, esto no es lo único que está aumentando.

La mayoría de latinoamericanos no necesita visa para viajar a los países del área Schengen | GETTY IMAGES

Efectivamente, incluso en el caso venezolano, que es resultado de una crisis que dura años, las últimas cifras sugieren un repunte de la migración a tierras europeas.

Según la Oficina Europea de Apoyo al Asilo, «los venezolanos presentaron el doble de solicitudes en 2019 que en 2018».

De hecho, noviembre de 2019 fue el mes con más solicitudes de asilo de venezolanos desde que la EASO empezó a llevar registros, en 2014.

«Los ciudadanos de Colombia, Irak, Pakistán, Turquía, Irán, Nigeria y Albania también presentaron un número significativo de solicitudes, pero de estos, solo los colombianos continuaron solicitando asilo en mayor número que en meses anteriores», destacó también la agencia europea.

Y es que la firma de un acuerdo de paz y la desmovilización de las FARC no ha detenido el éxodo de colombianos, con muchos de los que llegan a Europa afirmando huir de la violencia.

Así las cosas, en este momento 25% de todas las solicitudes de asilo hechas en España son de colombianos, no muy lejos de 35% sumado por los venezolanos.

Entre 40% restante, por su parte, se destacan hondureños (5,8%), nicaragüenses (5%), salvadoreños (4%) y peruanos (3,4%), según cifras de la CEAR.

Es una tendencia que explica por qué Honduras, Nicaragua, El Salvador y Perú ya están en el Top 30 de países solicitantes de asilo en la UE, con El Salvador ubicándose en el puesto 20.

La situación política en Nicaragua luego de las protestas de abril de 2018 ha hecho explotar el número de solicitudes de asilo de nicaragüenses | AFP

La mayoría de centroamericanos huye de la pobreza y la violencia, por lo general personificada por las maras o pandillas que asolan el llamado «Triángulo del Norte»: El Salvador, Honduras y Guatemala.

Pero el aumento más significativo es, de lejos, el de los nicaragüenses, quienes después de sumar solo 31 solicitudes en 2017 alcanzaron 1.368 en 2018 y más de 4.420 en 2019, según cifras de ACNUR-España.

Y la mayoría de los «nicas» se presentan como potenciales víctimas de la represión estatal luego de las protestas de abril de 2018.

Camino difícil

A pesar de acumular 80% de todas las solicitudes de asilo hechas en España, sin embargo, los latinos no necesariamente lo tienen más fácil.

Según la EASO, venezolanos y colombianos reciben únicamente 1% de respuestas positivas en primera instancia, en comparación con 83% de los sirios.

Aunque la institución acota que, en el caso de los venezolanos, la tasa de reconocimiento «no incluye los permisos de residencia por razones humanitarias en virtud de la legislación nacional se otorgan automáticamente a los ciudadanos venezolanos en algunos países de la UE +».

Migrantes de Venezuela, Sudán, Marruecos y Siria compartiendo la cocina del restaurante Refusión de Madrid | AFP

De hecho, según la CEAR, en 2019 España solo le concedió estatus de refugiado a 48 venezolanos, pero le emitió permiso por razones humanitarias a 39.667, lo que equivale a una respuesta negativa en únicamente 0,5% de los casos.

En contraste, durante el mismo año las autoridades españolas reconcomieron a la misma cantidad de ciudadanos colombianos, pero les emitieron permisos de residencia por razones humanitarias a solo 10, denegando un total de 5.168 solicitudes (es decir, a 98,8% de los casos fallados).

Mejor respuesta recibieron los salvadoreños (que obtuvieron estatus de refugiados en 10,5% de los casos), nicaragüenses (16%) y hondureños (19%), siempre considerando solo casos ya resueltos.

Pero, como destaca El País, España es uno de los países de la UE que menos solicitudes de asilo reconoce, ofreciendo protección internacional en únicamente 5% de los casos.

Y esto, según el diario español, la coloca «en la cola de Europa, con cifras parecidas a las de Hungría y muy lejos de la media de la UE», que según la CEAR es de 30%.

La internacional de la desestabilización – Editorial El Nacional – 19 de Enero 2020

A nadie debería pasar inadvertido que el Foro de Sao Paulo volverá a reunirse en Caracas los días 22, 23 y 24 de enero. Nadie debería desestimar que, en lo esencial, esa red aglutina a los antidemócratas de América Latina, pero también a organizaciones y partidos de España, Europa y otras partes del mundo que tienen como signo común el odio a las libertades. Nadie debería permanecer indiferente al significado político, social y económico de este encuentro: celebrar los avances alcanzados en 2019 y definir las líneas de acción correspondientes a 2020 y 2021.

Lo he escrito en varias oportunidades y es mi deber reiterarlo aquí: el Foro de Sao Paulo es la más poderosa y extendida organización criminal del planeta. En su estructura concurren grupos dedicados al terrorismo y el narcotráfico; gobernantes que han desfalcado las arcas públicas de sus respectivos países; delincuentes que, supuestamente afiliados a propósitos políticos e ideológicos, forman parte activa de extendidas redes de corrupción.

Es primordial entender dos gravísimas realidades. La primera: el Foro de Sao Paulo ha protagonizado un cambio sustancial en el desenvolvimiento político de América Latina: ha convertido el delito en el eje axial de su acción. Ha descubierto en el uso amplio y sistemático de la delincuencia, un poderoso recurso para mantenerse en el poder. Los regímenes de Ortega y Murillo en Nicaragua, de Maduro en Venezuela, y el de los Castro en Cuba, lo demuestran de forma inequívoca.

La plataforma del procedimiento, que tuvo en Chávez su principal estratega y diseminador, consiste en corromper a los poderes públicos, a las fuerzas armadas, a las estructuras clave de las instituciones. Corromper para crear una lealtad irrenunciable, ajena a la ley, a los derechos humanos, al objetivo de las sociedades de prosperar y hacer del trabajo un camino hacia el bienestar.

No hay que olvidar que la llamada revolución bolivariana, probablemente la operación más extendida y perfeccionada de la fusión entre delito y política, se propuso exportar su modelo por todo el continente. Chávez hizo de la renta petrolera venezolana una eficaz herramienta para intervenir en la política de otros países. La reciente detención en Bolivia de una señora que llevaba 100.000 dólares a Evo Morales en un maletín, dinero proveniente de Pdvsa, no tiene nada de excepcional. Durante 20 años, miles y miles de maletas llenas de dinero han sido utilizadas para financiar los objetivos y planes del Foro de Sao Paulo.

La circulación de estos dineros tiene consecuencias que desbordan los límites del continente. Involucran a grupos terroristas del Medio Oriente, a mafias rusas y bielorrusas, a sistemas bancarios que operan en la opacidad, a redes del narcotráfico, a contrabandistas de combustible y minerales, a agentes financieros encargados de blanquear recursos financieros, cuyos montos se cuantifican en miles de millones. No lo olvidemos: esos dineros han cruzado el Atlántico y han alcanzado, hasta donde sabemos, la política en España, Portugal y Turquía. Y es probable, hay sólidos razonamientos para estimarlo, que hayan penetrado en los asuntos públicos de otros países de Europa.

Pero la diplomacia de los maletines con dólares en efectivo y venta de petróleo a precios por debajo del costo de producción -con los cuales el régimen de Chávez y Maduro compró protección diplomática- no fue la única herramienta. También se crearon tapaderas institucionales como el Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela, Petroamérica, Petrocaribe, la Alternativa Bolivariana para las Américas, el Fondo Alba-Caribe, Telesur, y otras empresas y mecanismos, cuya verdadera función era la de facilitar la circulación de dineros provenientes de los más diversos ilícitos.

No se ha comprendido en su verdadera dimensión que esta cuádruple operación de (a) financiamiento de las operaciones del Foro de Sao Paulo, (b) puesta en marcha de organismos con jurisdicción internacional que facilitaran las transferencias de recursos, (c) el programa de maletines de dólares y (d) la venta de petróleo por debajo de su costo, son procesos interconectados que han formado parte de un plan para propagar la desestabilización en América Latina.

No se ha entendido que, en líneas generales, promover malestar social y revueltas, en todas sus formas posibles en Chile, Bolivia, Ecuador, Brasil, Uruguay, Colombia y Perú, constituye un logro en dos planos: el primero, avanzar en el objetivo de mayor ambición, que es destruir la legitimidad y la credibilidad de la democracia representativa. El segundo, como claramente lo han declarado algunos de sus más perversos voceros, desestabilizar a las democracias de América Latina, es imprescindible para prolongar la duración de las dictaduras de Venezuela, Nicaragua y Cuba.

Y a eso se refiere la segunda realidad, el punto que dejé en suspenso algunos párrafos atrás: que la reunión del Foro de Sao Paulo que se producirá en Caracas tendrá como su tema central la coordinación de un plan regional de desestabilización. Protestas que deriven en violencia, exijan la intervención policial y desencadenen denuncias de violaciones de los derechos humanos. Violencia en las calles que levante un muro para ocultar la destrucción de la vida en Venezuela.

Masiva condena en América Latina frente al nuevo golpe de Maduro contra el Parlamento de Venezuela – Infobae – 5 de Enero 2020

Casi todos los países de la región, así como organismos como la OEA y el Grupo de Lima, han condenado de modo contundente la “fraudulenta” elección de este domingo en la Asamblea Nacional, en la que, sin la presencia de Juan Guaidó y la oposición, la dictadura chavista le impuso un nuevo presidente al cuerpo legislativo. El gobierno argentino se encontraría evaluando un comunicado en estos momentos

La Guardia Nacional le impidió el ingreso a la Asamblea Nacional a los diputados opositores (REUTERS/Fausto Torrealba)
La Guardia Nacional le impidió el ingreso a la Asamblea Nacional a los diputados opositores (REUTERS/Fausto Torrealba)

Colombia, Brasil, Chile, Ecuador, Paraguay, Bolivia, Costa Rica y el gobierno electo de Uruguay rechazaron la “fraudulenta” maniobra a través de la cual el régimen de Nicolás Maduro desplazó a Juan Guaidó de la presidencia de la Asamblea Nacional. También hubo pronunciamientos de la secretaria general de la OEA, del Grupo de Lima y de los gobiernos de los Estados Unidos, España y Portugal.

Venezuela volvió a estar en los ojos del mundo este domingo tras la tensa jornada que se vivió en la Asamblea Nacional (AN), donde se debía elegir a las nuevas autoridades. Luego de que la dictadura de Nicolás Maduro bloqueara el ingreso a los diputados opositores e instalara como titular del Parlamento a Luis Parra, aliado del régimen, la comunidad internacional rápidamente se pronunció sobre esta fraudulenta juramentación.

Recordemos que más de 50 países habían reconocido a Juan Guaidó, presidente legítimo de esa Asamblea, como única autoridad legítima de la república.

“En Caracas hoy Maduro intenta impedir a la fuerza la votación legítima en la Asamblea Nacional y la reelección de Juan Guaidó para la presidencia de la AN y del gobierno interino, crucial para la democratización del país”, señaló el canciller brasileño Ernesto Araujo. “Brasil no reconocerá cualquier resultado de esa violencia y afrenta a la democracia”, advirtió el diplomático.

Colombia también se pronunció sobre la sucedido en Venezuela. “El Ministerio de Relaciones Exteriores, en nombre del Gobierno de Colombia, rechaza categóricamente que se haya impedido el acceso de los Diputados legítimamente elegidos al recinto de la Asamblea Nacional, así como a los medios de comunicación independientes”, indicó la cancillería a través de su cuenta de Twitter.

El gobierno de Iván Duque calificó de “fraudulento” el proceso electoral de este domingo, al indicar que se desarrolló “sin transparencia ni garantías”, por lo que no será reconocido por el país.

“Este nuevo atentado contra la democracia del régimen ilegítimo de Nicolás Maduro debe ser condenado por todos los Estados comprometidos con la vigencia del Estado de Derecho y los Derechos Humanos. Alertamos a la comunidad internacional sobre el uso de la violencia en contra de los Diputados y sobre los obstáculos que han impedido llevar a cabo el proceso de elección de la Mesa Directiva de manera transparente”, agregó.

El Grupo de Lima emitió un comunicado, firmado por los gobiernos de Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucía y Venezuela, por medio del cual condenaron “el uso de la fuerza por el régimen dictatorial de Nicolás Maduro para impedir que los diputados de la Asamblea Nacional puedan acceder libremente a la sesión para elegir democráticamente a su Mesa Directiva”.

“La Asamblea Nacional tiene el derecho constitucional de reunirse sin intimidaciones ni interferencias para elegir a su Presidente y directiva, por lo que desconocemos el resultado de una elección que vulnera esos derechos y que se ha dado sin la plena participación de los diputados que acudieron a la sesión. El Grupo de Lima sigue con extrema preocupación los eventos que se suceden en Venezuela y hace un llamado a la comunidad internacional para trabajar de manera conjunta en apoyo a la recuperación de la democracia y el restablecimiento del Estado de derecho en ese país”, agrega el texto.

La comunidad internacional acusó de

La comunidad internacional acusó de “fraudulenta” la elección en la Asamblea Nacional (REUTERS/Manaure Quintero)

El gobierno de Chile emitió un duro comunicado a través de su Cancillería. “Condenamos los actos intimidatorios de la dictadura de Nicolás Maduro en contra de los diputados elegidos democráticamente y en pleno ejercicio de la AN. Boicotear la elección de la mesa directiva es un desesperado intento por acabar con el último reducto democrático en Venezuela”, señaló el canciller chileno Teodoro Ribera Neumann.

El gobierno boliviano emitió un comunicado para denunciar esta nueva arremetida del régimen contra la democracia en Venezuela: “El Gobierno de Bolivia rechaza categóricamente la manipulación e intervención de Nicolás Maduro en las decisiones de la Asamblea Nacional en contra de la democratización plena de Venezuela”. “Bolivia reitera su apoyo a Juan Guaidó y advierte a la comunidad internacional del peligro de la pérdida irremediable de la democracia y el estado de derecho en la hermana República de Venezuela”, agrega el texto emitido por el gobierno de Jeanine Áñez.

Antonio Rivas Palacios, canciller de Paraguay, manifestó que el gobierno de Mario Abdo “insta al cese inmediato de todo acto intimidatorio que impida el ejercicio de las libertades fundamentales perpetrado contra los parlamentarios de la AN y del Presidente Encargado Juan Guaidó”. El mandatario utilizó su cuenta de Twitter para hacer un llamado “a la paz y al respeto de la democracia”.

La comunidad internacional denunció un fraude parlamentario en Venezuela (REUTERS/Manaure Quintero)

La comunidad internacional denunció un fraude parlamentario en Venezuela (REUTERS/Manaure Quintero)

“El atropello de hoy contra Juan Guaidó es una nueva muestra del autoritarismo del régimen de Maduro. Aleja aún más a Venezuela de la senda democrática que el mundo entero le augura. ¡Nuestra solidaridad con las fuerzas democráticas del hermano país!”, indicó el presidente ecuatoriano Lenín Moreno.

El gobierno de Costa Rica expresó “su más enérgica condena al régimen de Nicolás Maduro que de forma violenta ha impedido el ingreso a los diputados de la Asamblea Nacional para ejercer su derecho de elección”. “La inaudita y burda maniobra exhibe la naturaleza del régimen y constituye un grave golpe a la institucionalidad democrática. Costa Rica advierte que no reconocerá ninguna representación que pretenda el régimen de Maduro, pues carece de toda legitimidad. Al mismo tiempo, reitera su solidaridad con el presidente Juan Guaidó, con los diputados de la Asamblea Nacional y con el pueblo venezolano en su lucha por restaurar la democracia. El Gobierno de Costa Rica sigue con atención los acontecimientos y se mantiene en permanente consulta con gobiernos amigos para redoblar los esfuerzos en respuesta a este oprobioso ataque a la democracia en Venezuela”.

Luis Lacalle Pou, presidente electo de Uruguay, aseguró que el accionar del chavismo “constituye un nuevo golpe a la institucionalidad democrática, demostrando una vez más las maniobras del régimen de Maduro para centralizar el poder, violentando la voluntad popular”.

Después de varias horas, el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador finalmente se pronunció: “México hace votos para que la Asamblea Nacional de Venezuela pueda elegir democráticamente su Junta Directiva conforme al proceso establecido en la Constitución de ese país hermano. El legítimo funcionamiento del Poder Legislativo es pilar inviolable de las democracias”.

Más temprano, la embajada virtual de los Estados Unidos en Venezuelaapuntó en su cuenta de Twitter que “lo que el régimen está haciendo en la Asamblea Nacional va completamente en contra de la voluntad del pueblo y de las leyes que gobiernan el proceso”. “La democracia no puede ser intimidad”, remarcaron las autoridades norteamericanas.

Por su parte, Michael Kozak, Subsecretario interino de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de EEUU, aseguró que Guaidó “permanece como presidente interino bajo su constitución”. “La falsa sesión de la Asamblea Nacional de esta mañana careció de quórum legal. No hubo voto”, agregó.

Otro funcionario norteamericano que se expresó fue el senador republicano Marco Rubio, quien remarcó que “los diplomáticos en el interior presenciaron esta farsa en persona”. “Todo el mundo está viendo los videos de las tropas que bloquean físicamente la entrada de Guaidó”. Rubio acusó a la dictadura de Maduro de haber “asaltado” la Asamblea Nacional.

En Europa, hasta ahora se pronunció en España el Partido de Gobierno, el socialista PSOE: “Condenamos la obstrucción por parte de autoridades del régimen de Maduro a diputados de la oposición en su labor de representantes. El acoso debe cesar. La elección del presidente de la AN debe darse con el quórum y mayorías necesarias y según el reglamento de la Cámara”.

En la misma línea, se expresó Portugal. “Condenamos enérgicamente la violencia perpetrada por la fuerza pública contra el legítimo Presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, y contra los diputados de la oposición, que impidió la elección libre y democrática de la nueva Junta Directiva de la Asamblea Nacional”, denunció la cuenta oficial del Gobierno. Y agregó: “Cualquier supuesta elección celebrada al margen de la ley y de las normas democráticas es inaceptable y constituye un desprecio a la legitimidad de la Asamblea Nacional y una violación de la voluntad soberana del pueblo venezolano”.

La OEA condenó “los sucesivos actos de violencia contra la Asamblea Nacional” de Venezuela: “Repudiamos cualquier acción de usurpación realizada contraria a la legitimidad constitucional y a las mayorías de la AN”, indicó el secretario general del organismo, Luis Almagro.

“¿Cómo una dictadura se apodera del Congreso? La de Maduro a los golpes impidió hoy que el líder de la oposición ingresara a la sesión que debía votar su reelección”, escribió José Miguel Vivanco, director de la División de las Américas de Human Rights Watch (HRW).

Elisa Trotta, representante de Juan Guaidó en Argentina, denunció un “golpe al Parlamento”, y consideró que “no hay acción que atente contra un pueblo que decidió cambiar”.

Mientras a Guaidó y los diputados opositores la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) les impedía el ingreso a la Asamblea Nacional (AN), el chavismo y un grupo de diputados con vínculos con el régimen sí pudieron ingresar.

La Guardia Nacional le impidió a Guaidó el ingreso a la Asamblea Nacional (REUTERS/Manaure Quintero)

La Guardia Nacional le impidió a Guaidó el ingreso a la Asamblea Nacional (REUTERS/Manaure Quintero)

En un breve sesión, Luis Parra, quien el mes pasado fue expulsado del partido opositor Primero Justicia (PJ) por estar involucrado en un caso de corrupción y quien actualmente es un aliado de Maduro, juró como titular de la junta directiva y cerró la sesión rápidamente.

“Alertamos al mundo que la dictadura sin quórum juramenta a una junta directiva ilegal e inconstitucional. Ellos no representan al pueblo venezolano, es una maniobra para tratar de imponer a un grupo de cómplices de Maduro y su régimen en la AN”, denunció Julio Borges, militantes de Primero Justicia y canciller de Guaidó en Colombia.

En cuanto a la Argentina, las autoridades del flamante gobierno que asumió el 10 de diciembre pasado se encuentran deliberando sobre la actitud a asumir frente al nuevo avance del régimen de Maduro sobre la institucionalidad democrática de Venezuela.

El 27 de diciembre pasado, el presidente argentino Alberto Fernández decía en una entrevista: “En Venezuela hay un régimen que ha desatendido las reglas democráticas en muchos casos”.

Salario mínimo: Vara que mide la desigualdad latinoamericana por Israel Barbuzano – Venepress – 4 de Enero 2020

Suben salarios en el continente ante el reto de recuperar poder adquisitivo

Salario mínimo: Vara que mide la desigualdad latinoamericana

El salario mínimo mensual en América, que va desde los 3,21 dólares de Venezuela a los 260 en Brasil o los 1.256 en EE.UU, ha aumentado en gran parte del continente en 2020 para preservar el poder adquisitivo de la población, cerrar brechas sociales y hacer frente a la devaluación de algunas monedas.

Países como México, Colombia y Uruguay ya han realizado sus actualizaciones con el inicio del año, otros ajustaron el salario mínimo en los últimos meses y se espera que el resto de naciones actualicen el indicador en 2020.

SURAMÉRICA QUIERE RECUPERAR TERRENO

En Argentina poco pesó el aumento a finales de 2019 del 35 %, ya que el pago mínimo actual de 16.875 pesos (267,8 dólares de hoy) es en dólares inferior al anterior de 12.500 pesos -cuando el tipo de cambio de entonces equivalía a 272,9 dólares- por la fuerte depreciación.

Este viernes el Gobierno argentino anunció una subida de los salarios de 4.000 pesos (unos 63 dólares) para los trabajadores del sector privado que se aplicará en dos tramos entre enero y febrero.

Brasil decretó este martes un reajuste del 4,1 % del ingreso mínimo desde 998 reales (unos 249 dólares) hasta 1.039 reales (unos 260 dólares) en 2020, por encima de la tasa de inflación del año y superior al previsto en el presupuesto.

En Colombia se incrementó en diciembre un 6 % y se fijó en 877.803 pesos colombianos mensuales (unos 269 dólares), un monto que se complementa con un subsidio de transporte que será de 102.854 pesos (unos 31,6 dólares).

Ecuador anunció el pasado 27 de diciembre un incremento de 6 dólares al salario básico de los trabajadores con lo que llegó a los 400 dólares mensuales para el 2020.

El salario mínimo en Bolivia es de 304 dólares y aún no ha definido el porcentaje de aumento salarial para 2020.

Paraguay, que actualiza entre finales de junio y comienzos de julio el salario mínimo, aumentó ese pago un 3,8 % en 2019 hasta los 2.192.839 guaraníes (unos 339,13 dólares).

El salario mínimo en Uruguay luego del último reajuste del 4,33 %, llevado a cabo el 1 de enero, es de 16.300 pesos uruguayos (unos 428 dólares).

El sueldo mínimo en Chile, que se mantendrá hasta marzo próximo, pasó en su último ajuste de 288.000 pesos chilenos (unos 385 dólares) a 301.000 pesos (unos 400 dólares).

En Perú el pago mínimo es de 930 soles (unos 281 dólares) y no ha sufrido ninguna modificación desde marzo de 2018, cuando se elevó en 80 soles (unos 24 dólares).

En octubre pasado Venezuela fijó el ingreso mínimo y para el cierre de 2019 representaba 3,21 dólares de acuerdo con la tasa oficial del Banco Central y unos 2,77 dólares a la tasa del mercado “paralelo”.

SUSTANCIALES INCREMENTOS EN NORTEAMÉRICA

El jornal mínimo que entró en vigor el 1 de enero en México representó un aumento del 20 % al pasar de los 102,68 pesos diarios (5,45 dólares) a 123,22 pesos diarios (6,54 dólares).

Mientras que en la zona libre de la frontera norte, vecina a Estados Unidos, donde el año pasado se duplicó el salario, pasó de 176,72 pesos (9,38 dólares) a 185,56 pesos (9,85 dólares).

A su vez, el salario mínimo subió entre este martes y el primer día del año en 21 estados y 26 ciudades y condados de Estados Unidos, lo que beneficiará a cerca de 6,8 millones de empleados.

A lo largo de 2020 otros 4 estados y 23 ciudades y condados llegarán a la ansiada cifra de 15 dólares la hora.

CENTROAMÉRICA DE CONTRASTES

En Panamá entrará en vigor el próximo 15 de enero un ajuste promedio del 3,3 % al ingreso mínimo, el cual estará vigente durante dos años.

Así las cosas, para la gran empresa de las áreas metropolitanas y principales ciudades panameñas el salario mínimo será de 528 dólares y en el interior del país de 432 dólares.

Costa Rica aprobó en octubre un aumento de los salarios mínimos del sector privado para el 2020 en un 2,53 %, y un adicional de 2,33 % para el servicio doméstico.

Tras aplicarse los aumentos en Guatemala los empleados del sector no agrícola percibirán unos 351,72 dólares al mes, en tanto que los de la actividad exportadora y de maquila 331,13 dólares mensuales.

En cambio, El Salvador no aprobó ningún aumento para el 2020.

Como consecuencia de la crisis, Nicaragua mantiene inalterado ese salario desde septiembre de 2018, año en que aumentó en un 10,4 % con respecto a 2017, y en la actualidad es de 6.166.22 córdobas (unos 182,21 dólares).

LOS SALARIOS DEL CARIBE

Cuba aplicó en julio el más reciente incremento en beneficio de 2,7 millones de personas del sector estatal con lo que el salario mínimo quedó en 400 pesos cubanos (unos 16,6 dólares).

Además, el salario medio mensual por trabajador se elevó desde 767 pesos cubanos (unos 30,6 dólares) a 1.067 pesos (44,4 dólares).

Ese mismo mes República Dominicana dispuso un incremento del 14 % al salario mínimo en el sector privado, el único al que por ley tiene derecho a aplicar.

En las consideradas grandes empresas el ingreso mínimo se fijó en unos 335,4 dólares al mes, en las medianas unos 230,6 dólares y en las pequeñas unos 204,3 dólares.

Para Puerto Rico, un Estado Libre Asociado a Estados Unidos, se definió el salario mínimo en 7,25 dólares la hora, excepto para los trabajadores exentos que pueden cobrar menos.

La Cámara de Representantes de ese territorio iniciará este mes la discusión de un proyecto de ley que busca aumentarlo.

La fiera acorralada por Gustavo Tovar Arroyo – La Patilla – 23 de Noviembre 2019

downloadEra de suponerse, el chavismo, acorralado como quedó a principios de año con el vertiginoso ascenso del presidente Juan Guaidó, se vio perdido…, acorralado y perdido, pero supo reaccionar a tiempo, envolvió a los crédulos opositores en un diálogo inepto y logró extender su agonía. El chavismo no ha muerto, entendió que no le quedaba otra opción sino contraatacar, y lo hizo, unió todas las fuerzas que lo componen e incendió el continente. El 4 de febrero regional ha comenzado.

¿Qué es el chavismo?

Lo primero que hay que resaltar son las fuerzas que componen al chavismo para entender a qué nos enfrentamos. El chavismo es una siniestra composición de narcotráfico, comunismo, terrorismo islámico, guerrilla, corrupción, militarismo, paramilitarismo, malandraje, psiquiatría y cinismo sentado en el poder. Sus socios internacionales son Rusia, Bielorrusia, Turquía, China, Irán, Nicaragua y Cuba. No pierden el tiempo, están alertas, a punto de perder el poder de la mina de oro y petróleo venezolana, lanzó un mordisco continental, contraatacó. Obvio.

Calcinar un continente

Ahora Chile, Ecuador y Colombia entienden mejor a Venezuela y a los venezolanos, lo que hemos padecido desde que el chavismo llegó al poder y no incendió metros, contralorías o plazas públicas sino personas, miles de personas y les disparó en la frente, y les sacó los ojos, y con bombas le partió en pedazos el corazón a niños, y violó mujeres, y lanzó políticos desde un décimo piso, y torturó hasta la muerte a militares, y acribilló soldados y calcinó, insisto, no estaciones de metro sino a un país. Ahora América Latina sabe que el chavismo está dispuesto a todo: lo que ellos han vivido en semanas, nosotros lo hemos padecido durante dos décadas.

El contraataque

Era previsible que el chavismo contraatacaría, muy previsible. No soy pitoniso ni brujo, pero lo advertí hace mucho tiempo. Se sentaron a tomar piña colada con unos criminales en Barbados y descuidaron el único hecho políticamente imaginable para entonces: la hiena herida y acorralada mordería furiosamente para salvar su vida, que es la vida del crimen instalado en el poder. Contraatacaron, no tenían otra opción, reunieron a todos los malandros del continente en el Foro de Sao Paolo que se realizó en Caracas, planificaron, utilizaron todos los recursos habidos y por haber del narcotráfico y la hiena mordió a la cándida y optimista democracia continental.

Los paraísos americanos

La izquierda mundial encontró en el narcotráfico y en la corrupción sus mejores y más impunes financistas. El caso mexicano es emblemático. López Obrador ataca a gente decente y trabajadora, pero libera y abraza a narcotraficantes, les promete un paraíso criminal. Uruguay, por otra parte, paraíso del lavado de dinero de Las Américas, ni con el pétalo de una rosa a todos los corruptos de la región, los agasajan, los cortejan, los veneran. El chavismo, que además de ser narcotraficante y corrupto, es –como hemos dicho– terrorista, militarista, guerrillero y malandro va por el cuello de Chile y Colombia. El chavismo no ha muerto. ¿Incendian sus metros y sus contralorías? A nosotros nos incendiaron el país entero.

Los próximos objetivos estratégicos

No será fácil salir del chavismo continental, para salir de él hay que salir de su versión original en Venezuela, donde se concentran y operan todas sus fuerzas malignas. Cesar la usurpación de Maduro, Cabello y Rodríguez ya no es un tema sólo venezolano, es un tema continental y hasta mundial. Colombia no estará en paz mientras exista el chavismo. Brasil y Estados Unidos son los próximos objetivos estratégicos. Nada se descarta. Mientras el presidente Trump envía tuits, Putin envía militares y armamento a Venezuela. El chavismo muerde y no suelta.

Salvar al continente y al mundo

Gústenos o no, en Venezuela quienes estamos llamados a cesar la usurpación, quienes tenemos la obligación moral y la mayor probabilidad de liberar al país y al mundo del chavismo, somos todos y cada uno de los venezolanos, incluso pese al errático liderazgo político. El centro de la fuerza chavista, el corazón que irradia su sangre venenosa al continente, el conglomerado de toda su estructura criminal opera desde la pequeña Venecia. Para lograr derrocarlo no se puede dialogar ni sucumbir en falsas elecciones, se debe luchar en todos los terrenos y sin descanso, se debe desafiar y sublevarse. Sólo una rebelión popular total en Venezuela salvará al continente y posiblemente al mundo. No exagero. Vean a su alrededor.

6 millones de latinoamericanos caerán en la pobreza extrema en 2019, según Cepal – El Nacional – 28 de Noviembre 2019

La organización destaca que el alza de 2,3 puntos porcentuales de la pobreza entre 2014 y 2018 en el promedio regional se explica básicamente por el incremento registrado en Brasil y Venezuela

Pobreza

Aumenta a más de seis millones de personas el índice de pobreza en Latinoamérica | Foto Archivo

Seis millones de latinoamericanos caerán este año en la vulnerabilidad y exclusión de la pobreza extrema, al continuar una tendencia que se agudizó en los últimos años, calcula la Comisión Económica para América Latina y el Caribe este jueves.

En una región de casi 620 millones de habitantes, en 2019 habría 27 millones más gente pobre que en 2014, y 26 millones se encontrarían en situación de pobreza extrema, dice el informe de esa entidad con sede en Santiago.

«Es la peor situación de exclusión, vulnerabilidad y carencia», dijo en rueda de prensa Lais Abramo, directora de Desarrollo Social de la Cepal. Eso significa, añadió, que hay más personas en cuyos hogares el ingreso per cápita no alcanza para comprar una canasta básica de alimentación.

Situación de exclusión

«Es una situación de extrema vulnerabilidad, las personas pueden pasar de una situación a otra en el caso de que pierda el empleo, enfrenten una enfermedad catastrófica o hay un desastre», agregó Abramo.

El débil desempeño de las economías regionales, que este año crecerían apenas 0,1%, carencia de programas efectivos de asistencia social y empleos precarios explican esta situación que América Latina demorará años en revertir.

«La preocupación central es que hacia 2019, la perspectiva no es muy positiva, por eso ponemos la señal de alerta de lo que se tiene que hacer hoy para evitar que esta pobreza se agudice, como aumentar las pensiones básicas, dijo por su parte Alicia Barcena, secretaria ejecutiva de Cepal.

Lenta reducción de la desigualdad

En 2019 el número de pobres aumentaría a 191 millones, de los cuales 72 millones estarían en la pobreza extrema, de acuerdo al informe. La cantidad de pobres es 6 millones más que la de 185 millones reportada en 2018.

Asimismo esa evolución, destaca «que prácticamente todas las personas que se suman este año a la estadística de la pobreza se integran directamente a la pobreza extrema», agrega el reporte.

Con ese indicador, la tasa de pobreza aumentaría 30,8% de la población de América Latina en 2019, lo que equivale a un aumento de 0,7% respecto a 30,1% de 2018.

La pobreza extrema, en tanto, se situaría en 2019 en 11,5%, con un alza de 0,8% respecto a 10,7% del año anterior. La pobreza extrema «afecta mayormente a niños, niñas y adolescentes, mujeres, indígenas y afrodescendiente, así como a los residentes en zonas rurales y a quienes están desempleados», señala el reporte de la Cepal.

Brasil y Venezuela

La organización destaca que el alza de 2,3 puntos porcentuales de la pobreza entre 2014 y 2018 en el promedio regional «se explica básicamente por el incremento registrado en Brasil y Venezuela».

En el resto de los países la tendencia dominante en ese período «fue hacia una disminución, debido, principalmente, a un aumento de los ingresos laborales en los hogares de menores recursos. Así como también a transferencias públicas de los sistemas de protección social, y privadas, como las remesas en algunos países», agrega la institución.

La organización reportó, además, una «lenta reducción de la desigualdad de ingresos» en la región. «América Latina es tristemente conocida como la región más desigual del mundo. La desigualdad de ingresos es una de las expresiones más evidentes y un obstáculo al desarrollo y a la garantía de los derechos y del bienestar de las personas, además de un factor que inhibe la innovación, el aumento de la productividad y el crecimiento económico», dice Cepal.

Si bien entre 2002 y 2014 la desigualdad de ingresos disminuyó de manera significativa, a partir de 2015 esa tendencia se «ralentizó», debido a los mismos factores que explican la evolución de la pobreza extrema y la pobreza.

Gini

Medida por el índice de Gini en un promedio de 15 países de América Latina, la desigualdad por ingreso se redujo de 0,538, en 2002, a 0,477, en 2014, y a 0,469, en 2017; y luego llegó a 0,465, en 2018, disminuyendo 13,6% en 16 años, a una tasa de 0,9% por año.

El ritmo de reducción ha decaído: la variación promedio entre 2002 y 2014 fue de 1% anual. Mientras que entre 2014 y 2018 fue de 0,6%, con grandes diferencias entre los países

Ricos y pobres por Luis Ugalde S.J. – El Nacional – 29 de Noviembre 2019

downloadEvo Morales y cualquier empresario neoliberal de Chile coinciden en algo fundamental: ambos piensan que su éxito es el éxito para todo el país y debe perpetuarse. Sin duda la presidencia de Evo en los primeros años tuvo notables logros socioeconómicos y políticos. Bolivia y su mundo indígena mejoraron, lo que llevó a Evo y a su equipo a buscar la perpetuación en el poder, violando la expresa voluntad de la mayoría. Chile llegó a la salida del dictador Pinochet con una economía en auge. Por eso hasta los socialistas hicieron una transición política respetando la economía neoliberal y la Constitución que restringía las lógicas aspiraciones sociales de la población. Todo razonable excepto la perpetuación de esas restricciones.
Evo creía que su presidencia debía prolongarse por el bien de su pueblo y el neoliberal piensa que basta seguir las divinas leyes del mercado para que la prosperidad llegue a todos. Con ello unos y otros suplantan el sentir y el malestar del resto de la población y van acumulando un combustible en espera de una chispa para prender incendios indetenibles.
Vivimos en un mundo marcado por la revolución de las expectativas que unifica las aspiraciones de ricos y pobres; revolución contagiosa y general que lleva a aspirar al cambio político y a la alternancia democrática, mientras que todo presidente “revolucionario” se aferra al poder con el deseo de perpetuarse en nombre del pueblo: inevitable el choque entre el deseo de cambio y la voluntad de eternizarse en el poder. En lo económico-social la revolución de las expectativas lleva a nivelar las aspiraciones del más pobre con las del rico. Podrá restringirlas temporalmente, pero no renunciar a ellas para sí o para sus hijos. En la sociedad estamental la pertenencia a cada clase venía con las aspiraciones reducidas: se transmitía, enseñaba, aceptaba y parecía lógico que unos tuvieran más y otros menos, de acuerdo a su estamento.
Chile es una sociedad moderna, camino de la prosperidad con todas las expectativas desatadas y no acepta la fría prédica neoliberal de que con las prósperas cuentas de su empresa toda la sociedad tiene que estar feliz y agradecida esperando que el incremento macroeconómico se desborde y por “derrame” lleva la satisfacción hasta los más pobres. Lo que ciertamente no es así. Una sociedad democrática se cimienta sobre un pacto social con el objetivo de desarrollar juntos acciones que beneficien a toda la sociedad. La sociedad d que surge del pacto democrático necesita dos alas para volar: la exitosa producción económica y el bienestar, que están relacionados pero no son sinónimos. Hasta ahora en el mundo los hechos demuestran que la economía capitalista de libre mercado es superior a todas las demás. Pero ella no es igualadora sino diferenciadora: gana más, prospera más, el que más riqueza produce, más tecnología inventa, más poder tiene en el mercado. Con solo esa ala la sociedad no puede levantar vuelo y termina en unas diferencias crecientes que incrementan el malestar y llevan al conflicto. La otra ala se basa en el pacto social constitucional que sella la solidaridad y desarrolla un “instinto de conservación” y una “conciencia ética”, orientados a tender puentes entre sectores distintos y desarrollar programas sociales comunes (educación, salud, infraestructura…) para ir haciendo verdad que todos somos iguales en dignidad, en derechos y en oportunidades básicas. Hay que cultivar el diálogo que cohesiona y acerca y no la frialdad que congela las relaciones entre distintos y fomenta el deseo de cualquier aventura populista de izquierda o de derecha.
Históricamente se ha demostrado que el marxismo no sirve para lograr esto porque tiene una idea deformada de la condición humana. Aunque en la empresa (sobre todo en la liberal del siglo XIX) el capital y el trabajo explotado tienden a ser antagónicos y aquel trata de ganar más pagando menos a este y mantenerlo en la miseria, empresarios del siglo XXI – luego de guerras sociales y dramáticas guerras mundiales- por instinto de conservación y por conciencia van descubriendo que les conviene la constante mejora del trabajador y su familia con las puertas abiertas al permanente ascenso social. Pero a muchos les ciega su ambición. Al mismo tiempo la empresa del siglo XXI tiene que ir a la competencia internacional jugando en equipo y le interesa que el conjunto de su capital, gerentes y trabajadores sean de primera; lo que solo se consigue si todos ellos se proponen permanente mejoramiento educativo y desempeño productivo, todos participan en los beneficios y se sienten humanamente satisfechos. Lo que pasa es que todavía gran cantidad de empresarios dan la razón a Marx y son más del siglo XIX que del siglo XXI.
Algo similar le pasa al llamado socialismo, que se autocalifica “del siglo XXI”, pero es del XIX: cuando llegan al Estado lo convierten en dictadura sobre el proletariado y secuestran el poder para perpetuarse tratando de que “ni por las buenas ni por las malas” los desalojen, como repite en Venezuela el militar con mazo y disfraz de “socialista”. Lo que está pasando en Chile, Bolivia, Argentina, Venezuela… o va a pasar en México, Brasil etc. es inevitable mientras se busque la solución para evitar el enfrentamiento de pobres y ricos, y la negación recíproca del otro. Para que nuestros países superen la pobreza y los pobres dejen de serlo, ambas partes tienen que aliarse en la producción exitosa, para ambos ser ganadores jugando en equipo; revolucionar juntos la educación y avanzar hacia la igualdad de dignidad, de derechos y de oportunidades, aunque todos seamos distintos. De ahí surge la confianza, la convivencia y la paz social, con calidad de vida compartida. Es el bien común que solo lo pueden alcanzar juntos y con instituciones solidarias. En Venezuela a los ricos no les irá bien mientras en su bienestar no incluyan la superación de la pobreza y no se sientan un “nos-otros” con los trabajadores. Y el pobre no podrá superar sus carencias si no incluye y busca la prosperidad de las empresas y la calidad de las instituciones públicas.
La revolución de las aspiraciones es un hecho, pero para satisfacerlas hay que elevar la capacidad de producir lo que las satisface. Muy frustrante, aspirar mucho y producir poco, individual y colectivamente. Hoy lamentablemente (aquí, en Europa, en EE.UU…) se nos induce a querer más de lo que producimos. Muchos políticos ganan prometiendo lo que no pueden o no saben cómo producir y el consumismo capitalista exacerba los deseos y pone la felicitad en el mercado, es decir donde no está. Así el malestar y los estallidos sociales son inevitables.

La mano chavista en la crisis iberoamericana – Editorial ABC – 27 de Noviembre 2019

Desde sus orígenes, el chavismo bolivariano tenía ambiciones de expandir su propagación ideológica a todo el continente y a España

La sucesión de movimientos de protesta en distintos países iberoamericanos no son el síntoma de una «primavera» continental. Es fácil deducir que detrás de estas turbulencias hay una voluntad concreta y determinada a dañar gobiernos donde la situación no es la más desesperada para gran parte de la población. No hay levantamientos acosando a los gobiernos de Venezuela, donde la crisis ha arrastrado a millones de personas al exilio huyendo de la miseria; ni en Cuba, una economía colapsada desde hace seis décadas; ni, por supuesto, en Nicaragua, donde la perversa pareja presidencial asesina y persigue a cualquier asomo de oposición. Como por ensalmo, las protestas han estallados en países perfectamente democráticos como Chile o Colombia, que gozaban de cierta ventaja en el desarrollo económico.

Tampoco es casualidad que, como ha denunciado ABC, se hayan detectado diferentes reuniones en Caracas de representantes de grupos subversivos de esos y otros países donde se están produciendo movimentos violentos de protesta. En realidad, desde sus primeros orígenes, el chavismo bolivariano tenía ambiciones de expandir su propagación ideológica a todo el continente y a España. Dado que ya no es posible por la vía electoral -hasta en Bolivia su acólito Evo Morales no puede ganar ni con trampas-, la táctica ha evolucionado hasta llegar al fomento de la insurrección destructiva, aprovechando el eco de las redes sociales y la intoxicación informativa. El chavismo carga ya con una pesada responsabilidad por haber llevado a la ruina más absoluta a Venezuela, a ello debe sumarse esta actividad conspirativa que está causando daños graves a otros países.

 

Los líderes paramilitares que conspiran desde Caracas para desestabilizar Iberoamérica por David Alandete – ABC – 27 de Noviembre 2019

Caracas fomenta la inestabilidad en otros países para desviar la atención de Venezuela

valentin-santana-kYDB--1240x698@abc.jpg

Héctor Llaitul, activista chileno

Héctor Llaitul es uno de los principales dirigentes del pueblo mapuche, que habita principalmente en la zona conocida como La Araucanía, a unos 800 kilómetros al sur de Santiago. A sus 52 años de edad, el líder de la Coordinadora Arauco-Malleco (CAM) -una organización que ayudó a fundar a fines de la década de los 90- no es un activista común. Formado en ciencias sociales en la Universidad de Concepción, Llaitul militó en organizaciones de izquierdas durante la dictadura cívico militar del general Augusto Pinochet. Él mismo ha dicho que se distanció de las «organizaciones chilenas» pues no incluían en sus propuestas una política hacia los pueblos originarios, por considerarlos «campesinos pobres».

Llaitul admite que vivió un proceso de mapuchización. La pobreza y la instalación de empresas forestales en los territorios que antes pertenecieron al pueblo mapuche generaron un desplazamiento de la población hacia las grandes ciudades, al punto que actualmente vive en la Araucanía solo un 20 por ciento de casi 1,8 millones de personas que se declaran mapuche. La otra consecuencia ha sido la resistencia de los sectores organizados del pueblo originario.

«Uno de los pilares fundamentales y completamente necesario en la estrategia de la CAM es la resistencia mapuche», escribió Llaitul el mes pasado en la edición chilena de Le Monde Diplomatique, para enseguida agregar que esa resistencia es «graficada concretamente en la acción directa, la acción colectiva que parte con la reclamación territorial del territorio usurpado».

Llaitul ha sido varias veces detenido y llevado a la justicia por leyes antiterrorista. Sin embargo ha sido absuelto de cargos, la última vez en octubre de 2017.

Valentín Santana, paramilitar venezolano

Valentín Santana, líder del llamado Colectivo La Piedrita -grupo paramilitar venezolano-, ha llegado a aparecer armado en varios vídeos con mensajes amenazantes en defensa del régimen. Santana, que se ha caracterizado por sembrar miedo y terror en las manifestaciones opositoras, también ha amedrentado en las protestas en sectores populares de la capital venezolana para evitar que los ciudadanos se quejen de los problemas que les afecta.

Sobre el revolucionario reposan tres órdenes de captura por homicidio desde 2007, aunque las autoridades chavistas parecen desconocer que es un prófugo de la justicia. Durante mucho tiempo le han protegido y dotado de poder y armas. El propio Valentín Santana se ha negado en todo momento a dar explicaciones sobre la procedencia y quiénes le proporcionan las armas y ha dicho tenerlas «listas para usarlas para defender la revolución».

El líder paramilitar ha asegurado que, de haber recibido la misión. él solo hubiese capturado a Juan Guaidó, presidente de la Asamblea y también presidente interino del país, para encarcelarlo por «traicionar la patria». Asimismo, no dudaría en encarcelar a varios dirigentes chavistas, y de la oposición, por presuntos casos de corrupción.

En junio de este año, el cuerpo de criminalística de Venezuela mencionó a Santana después de que un funcionario fuese asesinado en una misión policial. El líder paramilitar fue señalado por «haber proferido palabras obscenas y de desprestigio hacia nuestra institución», dijo ese cuerpo policial. Pero la denuncia fue tan débil que no dio finalmente pie a una investigación por el homicidio.

El paisa montero, guerrillero colombiano

Nicolás Maduro ha hecho comentarios favorables y ha dado incluso la bienvenida a prófugos exlíderes de las FARC, lo que ha dado pistas a Colombia para denunciar al régimen por estar colaborando con la protección de estas figuras. «El Paisa Montero», alias de Hernán Darío Velásquez, es uno los tantos guerrilleros escondidos en suelo venezolano, atrincherado y protegido por un fuerte brazo de seguridad del régimen al sur del país petrolero.

Tras su participación en las negociaciones de paz de Colombia en 2016, Velásquez se mantuvo bajo de perfil para luego criticar el proceso y su posterior implementación. En el año 2018 huyó de un campamento de reinserción en Caquetá, en el que se encontraba con otros excombatientes. Desde entonces estuvo escondido, hasta que en 2019 apareció en un vídeo, fusil en mano, junto con el comandante guerrillero Luciano Marín, alias «Iván Márquez» -su aliado más cercano-, en el que anunciaba el rearme.

A los 19 años de edad, «El Paisa» se unió al grupo guerrilero y ahora es uno de los líderes más destacados del grupo paramilitar. Aprendió del propio Pablo Escobar y estuvo bajo la tutela del Cártel de Medellín. Trabajó como sicario mientras forjaba sus habilidades para el tráfico de armas y de estupefacientes.

En 1989 estuvo preso y, tras quedar en libertad, se convirtió en la figura más trascendental y responsable de operativos como la toma del edificio Miraflores en Neiva (2001), el secuestro del vuelo comercial que puso fin a las conversaciones de paz con el Gobierno de Colombia (2002) y el ataque con un coche bomba al club El Nogal en Bogotá (2003). Velásquez llegó también a formar y comandar una de las fuerzas de élite de las FARC: la columna móvil Teófilo Forero.

 

A %d blogueros les gusta esto: