elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Justicia

Jueza que imputó ocho delitos a Juan Requesens se fue de Venezuela por Andrea Tosta – TalCual – 7 de Septiembre 2018


Se desconoce qué juez asumirá ahora el caso de Requesens, que se remitió a un tribunal especializado en terrorismo

 

La jueza Carol Padilla, quien está a la cabeza del Tribunal Especial Primero de Primera Instancia en Funciones de Control, se fue de Venezuela como emigrante y se encuentra actualmente en Bilbao, España, corroboró este 7 de septiembre una fuente independiente a El Pitazo.

Padilla imputó al diputado Juan Requesens por el cargo de terrorismo y otros siete delitos más el 14 de agosto, por su presunta implicación en el “atentado” al mandatario Nicolás Maduro, ocurrido el pasado 4 de ese mes durante un acto de la Guardia Nacional en la avenida Bolívar de Caracas.

Después de retrasar la audiencia preliminar de ese martes más de siete horas, la defensa del parlamentario aseguró que Padilla había seguido al pie de la letra las declaraciones que emitió el fiscal impuesto por la Asamblea Constituyente, Tarek William Saab, en la mañana de ese día.

“No sé si fue el fiscal general que le envió la decisión a la juez, o si fue la juez que se la envió al fiscal, porque es una copia al carbón”, indicó el abogado defensor Joel García a las afueras del Palacio de Justicia.

A Requesens se le imputaron los delitos de instigación pública continuada, homicidio calificado en grado de frustración contra el presidente Nicolás Maduro, homicidio calificado en grado de frustración contra los militares de la Guardia Nacional, uso de artefactos explosivos, asociación para delinquir, financiamiento al terrorismo, daños a la propiedad privada y traición a la patria.

Padilla determinó que el centro de reclusión del parlamentario sería la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en El Helicoide, sitio donde se encuentra hasta la fecha.

Hasta la fecha, se desconoce qué juez asumirá ahora el caso de Requesens, que se remitió a un tribunal especializado en terrorismo.

A 30 días de su detención arbitraria, su familia no ha podido constatar su estado de salud ni las condiciones en las que está recluido.

Su madre Paula Martínez rogó a los funcionarios del Sebin que permitieran las visitas familiares. “Juan es inocente. Mi hijo es inocente. Pido que me dejen verlo para saber cómo está”, dijo desde Las Mercedes, acompañada de Juan Requesens padre, su hija Rafaela, Lilian Tintori —esposa del dirigente político Leopoldo López—, estudiantes y sociedad civil.

Comunicado de la Presidencia de la Conferencia Episcopal Venezolana ante el deterioro de la justicia venezolana – 13 de Agosto 2018

Primer logo CEV transparente

Comunicado de la Presidencia de la Conferencia Episcopal Venezolana ante el deterioro de la justicia venezolana

 

1. El País está pasando por una situación muy delicada: se quiere instaurar una espiral de violencia y se promueve el resquebrajamiento de la Justicia, particularmente cuando todo lo que tiene que ver con ella se está saliendo del control de las leyes y de los procedimientos legales, para enmarcarse en la arbitrariedad que lleva a la persecución física, el amedrentamiento, y al atropello del Estado de Derecho. Debemos afirmar como pueblo que la violencia venga de donde venga, implementada a personas, instituciones o al pueblo mismo, debe ser rechazada en todas sus vertientes. Con la paz logramos todo, con la violencia la destrucción.

2. La semana pasada la Comisión de Justicia y Paz de la CEV afirmaba: “las aprehensiones a parlamentarios, funcionarios o ciudadanos con base en indicios o presunciones de la responsabilidad penal, no conllevan a detenciones arbitrarias, tratos crueles o inhumanos, torturas o desapariciones forzadas, supuestos que atentan a todo evento contra la integridad física y psíquica de los venezolanos”.

3. Debemos recordar que en un Estado de derecho, quien es privado de su libertad, es titular de derechos referibles a las diferentes esferas (derechos relativos a la integridad física y psicológica, a las relaciones familiares y sociales, a la integridad moral, etc.). Esto excluye desde luego, no sólo todo tipo de tortura y tratos crueles, inhumanos y degradantes, sino también las condiciones mismas de reclusión en situación de aislamiento, la completa imposibilidad de comunicación y la falta de contactos con otros seres humanos, que las más de las veces provocan graves sufrimientos psíquicos y físicos al privado de libertad. La dignidad de la persona y los derechos fundamentales a ella inherentes no pueden negarse nunca. Ésta es la esencia última de la justicia, que implica fundamentalmente reconocer que toda persona –independientemente de su origen y condición, raza, pensamiento y comportamiento–, por el hecho de ser persona, tiene la misma y fundamental dignidad.

4. Lamentablemente en el país quienes se sienten con poder están usando la única arma de los que no tienen razón: la violencia represiva. Para ejercerla están violando leyes, los articulados de la Constitución Nacional y los Derechos Humanos. Perseguir, someter y enjuiciar arbitrariamente, es el componente que se observa, mientras hay una multitud de pueblo que pide alimentos, medicamentos, luz eléctrica, transporte público, gas, sueldos dignos, detener la inflación. Pero nada de esto está ocurriendo; por el contrario, se quiere ejercer un control social y se promueve el quiebre de la disidencia.

5. A pesar de toda esta realidad dolorosa, no podemos sucumbir ni como ciudadanos con derechos ni como sociedad en búsqueda de bienestar. La protesta cívica, la organización comunitaria, la unidad como pueblo, el reclamo legítimo del buen funcionamiento de los servicios públicos que les pertenecen al pueblo, son acciones que están avanzando. Para ello debemos seguir fomentando la reconciliación y la paz, la búsqueda de la verdad y un discernimiento espiritual que nos permita saber valorar toda información o hechos que puedan ocurrir en el país; buscar la verdad es tarea de todos.

6. Exhortamos a los organismos de seguridad del Estado a cambiar su actitud, entiendan que estamos en momentos de grandes sacrificios y sufrimientos de nuestro pueblo, de sus propias familias, de sus hijos. No repriman, sino antes bien, acompañen a este pueblo que no tiene otra alternativa sino la de buscar ser escuchado en sus necesidades.

Que María Santísima, la Virgen reconciliadora y de la paz, cuide de nuestro pueblo.

Caracas, 13 de agosto de 2018

Con nuestra bendición.

+José Luis Azuaje Ayala
Arzobispo de Maracaibo
Presidente de la CEV

+Mario Moronta Rodríguez
Obispo de San Cristóbal
1° Vicepresidente de la CEV

+Raúl Biord Castillo
Obispo de La Guaira
2° Vicepresidente de la CEV

+José Trinidad Fernández Angulo
Obispo Auxiliar de Caracas
Secretario General de la CEV

 

El juicio final por Bernardo Guinand Ayala – Blogspot – 11 de Agosto 2018

Una premisa clave de cualquier escritor es no cometer plagio, sin embargo aprovecho cierto anonimato en esto de las letras, para sacar a relucir un viejo relato. ¿O quizás lo llamaban parábola? De quien pretendo copiarme vivió hace ya demasiados años, unos dos mil tengo entendido y no creo que me exija derechos de autor. Además, como en vida se dedicó originalmente a recaudar impuestos, espero que haya dejado a su familia bien establecida y no pretendan ahora demandarme. Aunque supe que se retiró de ese oficio y se dedicó a seguir, junto a otros once amigos, a un líder que venía en ascenso, pero que no aspiraba a cargos políticos.

A quien pretendo plagiar se llamaba Mateo, aunque creo que al darle el crédito, me pueden dar por absuelto y así, más bien enfocar mi relato en interpretar sus escritos para nuestra época. Nuestra época es la Venezuela de hoy, donde, al igual que en aquel momento cuando vivió Mateo, hay injusticias, impulsadas fundamentalmente por aquellos que ostentan el poder. ¿Será que el mundo se estancó? ¿Será que los Herodes, los Caifases, los Pilatos siguen actuando igual en nuestros tiempos?

Bueno, Mateo se arriesgó a hablar de un tema muy peliagudo. Quizás por ello me apoyo en él, pues sería muy pretencioso de mi parte tocar terreno tan escabroso sin data confiable. Evidentemente Mateo escribió de lo que le contó su maestro, un tipo llamado Jesús, quien a pesar de haber vivido hace tanto, está presente hoy y siempre. Mateo escribió sobre un tema que tituló “el juicio final”, justo igual como lo titulé yo, pues está difícil encontrar uno mejor. Pero como su libro realmente no contaba con títulos, quizás hasta me puedo llevar cierto crédito, aunque deba poner aquí la bibliografía [Mateo 25: 31-46]. En fin, permítanme contarles este cuento en unos pocos párrafos.

Resulta que un juez [pero un juez bueno, sé que todos pueden estar un tanto prejuiciados al respecto] llega al estrado rodeado de toda su guardia protocolar. Gente reconocida y preparada. Además, al tratarse de un juicio realmente clave, están los mejores allí. Todos los posibles imputados se ponen frente a él, sin embargo los separa en dos grupos. En el relato original, Mateo habla de ovejas y chivos, pues su pana Jesús, solía hablarles mucho a los pastores.

Colocará entonces a un grupo, el de las ovejas, que más bien llamaremos María, Doris y Henry, de un lado y al grupo de los chivos, que se me ocurre llamar al azar Nicolás, Jorge y Diosdado, del otro lado. Por cierto, el relato original pone a los chivos del lado izquierdo ¿casualidad? No lo sé. Cualquier queja dirigirse a [Mateo 25: 33].

Entonces el juez dirá en alta e inteligible voz a María, Doris y Henry: “Ustedes son unos emprendedores solidarios y se merecen lo mejor en este país, pues cuando yo estuve por allí descarriado me dieron techo; cuando tuve hambre me prepararon una sopa deliciosa de esas que le levantan el espíritu; cuando tuve sed, nunca les faltó un papeloncito con limón bien resuelto para ofrecer”. Entonces estas tres personas, muy contrariadas por ser gente honesta y humilde le dijeron al juez: “Pero si nosotros no lo vimos por allí, ¿cómo es posible que le hayamos dado todo eso a usted que es tan distinguido y no sabe ni donde vivimos?” Entonces el juez replicó: “Aún sin haber estado, tengo una red enorme de colaboradores que los conoce y sabemos que María habilitó el taller de latonería de su esposo para que los chamos de Caricuao comieran bajo techo, que Doris ofreció la platabanda de su casa en Carapita para que más de cien chamos coman a diario y llenen sus estómagos con sus sancochos y que Henry jamás le niega comida ni un vaso de papelón con limón a todos los carricitos de Caucagüita, a quien además los pone a jugar fútbol. De hecho, si le sobra papelón prepara hasta dulce de lechosa que comparte con sus amigos”.

Entonces el juez volteará para la extrema izquierda y verá sentados, con trajes, relojes y corbatas muy elegantes a Nicolás, Jorge y Diosdado y les dirá: “Yo sé que ustedes hoy se sienten omnipotentes y confiados. Que por justicia, han tenido un Sanedrín, perdón, un TSJ manipulado por ustedes mismos. Pero hoy vengo a decirles que todo tiene un límite y que a mí mismo, aun representando la verdadera justicia, la verdadera conciencia, la verdadera dignidad; me vieron pasar hambre y no me dieron de comer, estuve preso y hasta me torturaron, fui forastero y me dieron la espalda”. Entonces los tres, que no se pararon hasta tanto no verificar que sus guardaespaldas los escoltaban y su séquito de aduladores los acompañaban, aunque algunos de ellos se iban moviendo ligeramente hacia el centro del juzgado, luego de consultar a su grupo de abogados y asesores internacionales, así como descartar posibles argumentos contra el imperio, el capitalismo o la guerra económica, concluyeron que lo mejor era responder. Jorge, hábil para las comunicaciones fue el encargado en tomar la palabra: “Señor juez, luego de una extensa consulta concluimos que jamás lo hemos visto pasar hambre, que tenemos años que ni siquiera existen presos y que por Venezuela no lo hemos visto como forastero. Son infundadas todas las acusaciones que nos imputa”.

Entonces en juez concluyó: “En verdad les digo, cada vez que murió un niño venezolano de hambre, solo producto de su ambición de poder, se los tengo anotadito aquí. Cada vez que no atendieron con dignidad a un preso, más aún, que los metieron injustamente allí y por resentimiento los torturaron y vejaron, se los tendré bien resaltado también aquí. Además, no solo no fueron capaces de recibir con dignidad a forasteros, sino que por su afán destructivo y corrupción, echaron a millones de venezolanos a ser forasteros en otros países, también lo recordaré aquí. Hoy podrán creerse intocables, pero ni la historia ni la justicia verdadera lo pasará por alto, mientras que aquellos como las ovejas, aunque se sientan afligidos, gozarán siempre de respeto y dignidad”.   

Y así como Jesús tuvo a Mateo para contar sus parábolas, también tuvo a Juan, quien además fuera su mejor amigo. Este relato también va dedicado a un Juan: Juan Requesens, otro injusto preso torturado por el régimen, quien desde hace poco puedo considerarlo dentro de mis amigos. Y a los miles de Marías, Doris y Henrys, que construyen solidaridad cada día y tienden la mano a otros para seguir adelante en esta Venezuela, dos milenios después de Mateo y Jesús.

  

 

Francisco Convit Guruceaga, Indiciado por lavado de dinero en USA por Gustavo Coronel – Blog Las Armas de Coronel – 25 de Julio 2018

download.jpgFrancisco Convit Guruceaga, bolichico y Director de Derwick Associates, ha sido formalmente involucrado en lavado de $600 millones por investigadores estadounidenses.  Hay doce acusados y dos detenidos por este inmenso fraude entre los bolichicos y altos ex-gerentes de PDVSA.

Otro escándalo de grandes proporciones involucrando altos miembros de PDVSA, bolichicos y lavadores profesionales de dinero acaba de explotar en USA. Sin embargo, no será un escándalo más, ya que está en manos de la justicia de los estados Unidos. En total, hay doce implicados, más una fuente confidencial (el delator) y varios conspiradores no identificados pero que estuvieron en PDVSA. Uno de los conspiradores, dice el documento, es dueño de una televisora en Venezuela.

Es una historia complicada de cómo estos ladrones utilizaron el sistema controlado de cambios que existe en Venezuela para sustraer hasta $1200 millones de PDVSA, con la complicidad de un Director de Finanzas de la empresa y hasta un Vicepresidente no identificado.  

Los denunciados son, leer documento completo en:https://www.scribd.com/document/384703608/USA-v-Convit-Krull-Et-Al-USDC-SDFL-Criminal-Complaint-23-July-2018?secret_password=iuBbAGUTz7f93NGPbUTb#from_embed  y corto informe en http://www.laht.com/article.asp?ArticleId=2461681&CategoryId=10717 :

Francisco Convit Guruceaga; José Vicente Emparán; Ibrahim Ortega (ex-Director de finanzas de PDVSA); Carmelo Urdaneta (Asesor legal del Ministerio de Petróleo); Gustavo Adolfo Hernández (Lavador de dinero profesional); Mathias Krull (Lavador) y Marcelo Gutiérrez (Lavador). Además, nueve conspiradores no identificados (todavía), quienes son bolichicos, lavadores o ex-gerentes de alto nivel de PDVSA.

El fraude, llevado a cabo entre 2014 y 2016, consistía en fingir un contrato entre una empresa fantasma (Eaton Global)  y PDVSA, en base al cual Eaton le prestaba dinero a PDVSA en bolívares comprados en el mercado abierto y recibía el pago en dólares o Euros al cambio oficial. Es decir multiplicaban su dinero por un factor de diez.

Pero quien recibió parte del dinero para lavarlo, el llamado Fuente Confidencial (CS), venezolano y dueño de empresas, se asustó por lo peligroso y ambicioso del negocio y fue con el cuento a las autoridades estadounidense y se convirtió en informante, grabando numerosas entrevistas con Convit, Ortega, Urdaneta y los lavadores de dinero profesionales. Seguramente por ello el Informante recibirá una sentencia más liviana pero los denunciados estarán expuestos a bastantes años en prisión.  

Un aspecto fascinante del documento es tratar de adivinar la identidad de los conspiradores 1 al 9, todavía no identificados. Quien firma el documento de entrega a Eaton es un vicepresidente de PDVSA en 2014 o 2015. El conspirador 3 es hermano del Conspirador 1. El Conspirador 4 es un socio de Convit y ex-PDVSA. El Conspirador 7 es dueño de una estación de TV en Venezuela y es descrito como un billonario venezolano. 

Esperaremos el desarrollo de los acontecimientos. La justicia está en marcha. 

¿Para qué serviría la justicia transicional en Venezuela?por José Ignacio Hernández – ProDaVinci – 6 de Julio 2018

justicia-150x150.jpgEn días pasados, la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, presentó ante la Asamblea Nacional un proyecto de “Ley de Amnistía”, cuyo propósito básico es otorgar beneficios penales a aquellos funcionarios que decidan colaborar con el restablecimiento del orden constitucional.

Esta idea no es nueva. Así, más que una amnistía, pareciera que la fiscal está refiriéndose a lo que se conoce como “justicia transicional”, cuya finalidad es crear condiciones favorables para promover una transición de regímenes autocráticos a regímenes democráticos. En el pasado, esta idea ha sido promovida por la Asamblea Nacional y por diversas ONG. En general, el tema de la transición democrática en Venezuela ha venido siendo estudiado, entre otros, por el Centro de Estudios Políticos de la UCAB, así como por el profesor Miguel Mónaco, en un artículo publicado aquí en Prodavinci.

Tomando como referencia casos comparados de transiciones democráticas, convendría analizar cuál sería el rol de la justicia transicional en Venezuela.

¿Qué es una transición?

Siguiendo la definición de O’Donell y Schmitter, la transición puede definirse como el intervalo entre un régimen político y otro. Por ello, la transición democrática es el proceso por el cual un régimen autocrático da paso a un régimen democrático. La transición se considera exitosa si la democracia logra establecerse de manera permanente, al menos, con condiciones mínimas o básicas.

Este concepto aclara varias ideas. La primera de ellas es que el cambio de autocracia a democracia no siempre es instantáneo; por el contrario, se trata de un cambio gradual en el cual el régimen autocrático es desmontando al mismo tiempo que el régimen democrático es construido. Por ello, la segunda idea es que es difícil marcar el momento en el cual se inicia el paso de una autocracia a una democracia. La tercera idea está asociada con la imperfección: la transición implica que el régimen democrático no será instalado de manera pura, sino que, por el contrario, se irá construyendo sobre la base de instituciones autocráticas.

La gradualidad de la transición puede justificarse por dos causas. La primera está asociada a las condiciones políticas que impiden un cambio súbito de la autocracia a la democracia. La segunda se refiere al éxito del proceso: cambios súbitos suelen generar regímenes democráticos inestables. Como señala Popovic, el objetivo final no es sólo promover un cambio político, sino establecer un Gobierno democrático permanente.

¿Por qué se inicia una transición?

Acemoglu y Robinson, junto a otros autores, han concluido que los gobernantes autocráticos sólo deciden ceder el poder cuando calculan que luego del cambio podrán estar en una posición igual o mejor a la que tenían durante la autocracia.

Por ello, las transiciones están asociadas a cambios que afectan el poder que el régimen autocrático ejerce, lo que le lleva a aceptar cambios hacia un régimen democrático en la medida en que ese cambio pueda preservar sus propios derechos, tal y como North y otros han señalado. De allí surge el concepto de pacto, como el acuerdo que promueve la cooperación entre diversos actores políticos con intereses y posiciones disímiles, para organizar una transición beneficiosa para todas las partes.

Una ecuación matemática

Robert Dahl resumió todas estas ideas al señalar que la democratización comienza cuando se logra aumentar los costos de represión y disminuir los costos de tolerancia. Vamos a explicar en términos sencillos esa ecuación.

Un gobernante autocrático manda por el uso de la fuerza y de la coacción, y no por la legitimidad de elecciones libres y transparentes. Pero, por más poder que tenga, el gobernante necesita de personas que cumplan sus órdenes, como por ejemplo, funcionarios policiales y judiciales. Estos funcionarios –y las instituciones a las cuales pertenecen- son llamados “pilares de soporte”, pues ellos soportan al régimen autocrático. La base de tales pilares es, por ello, el deber de obediencia.

Por lo tanto, para iniciar la transición, lo primero que hay que hacer es minar esos pilares, para lo cual es preciso aumentar el costo de represión, o sea, el costo de los funcionarios del régimen autocrático de seguir apoyando medidas que consoliden el autoritarismo. Esto se logra, por ejemplo, con amenazas de sanciones, en especial, en el ámbito internacional.

Pero no basta con aumentar el costo de represión. Además, es necesario disminuir el costo de tolerancia. ¿Y eso qué significa? En términos sencillos, ello implica que es necesario promover que los funcionarios del régimen dictatorial sean aceptados e incluidos en el nuevo gobierno democrático. Ningún funcionario de la dictadura va a colaborar con el restablecimiento de la democracia si a cambio obtendrá la cárcel. Por el contrario, ese funcionario tendrá incentivos de colaborar si obtiene ciertos beneficios que garanticen sus derechos luego de la transición.

La justicia transicional

Ahora estamos en posición de explicar qué es la justicia transicional.

Retomemos lo antes señalado. Imaginemos una dictadura en la cual la sociedad civil ha logrado incrementar los costos de represión, pero, a la par, han aumentado los riesgos de penas y sanciones, o sea, han incrementado los costos de tolerancia. En ese escenario es difícil que se inicie un proceso de democratización, pues los funcionarios del régimen autocrático tenderán a no apoyar un cambio que podrá conducirlos directamente a la cárcel.

Precisamente, para evitar ello, existe la justicia transicional. Se trata de un mecanismo de justicia orientado a investigar crímenes cometidos por funcionarios de regímenes dictatoriales, a los fines de restaurar la dignidad de las víctimas y otorgar mecanismos de reparación efectivos, pero bajo beneficios penales a los funcionarios que decidan contribuir con el restablecimiento de la democracia. Esos funcionarios no serán objeto de penas privativas de libertad, o en su caso, serán objeto de sanciones atenuadas, precisamente, por su contribución a la transición democrática.

La justicia transicional es el término medio entre la amnistía y la justicia penal. Así, de la justicia penal toma la posibilidad de investigar crímenes cometidos para reparar a las víctimas y de la amnistía toma los beneficios penales. Sin embargo, mientras que la amnistía implica el olvido del delito cometido, la justicia transicional implica determinar la verdad de las violaciones cometidas por los funcionarios de la dictadura.

¿Por qué la justicia transicional implica beneficios penales? Ello se justifica para disminuir los costos de tolerancia. Así, un funcionario estará más dispuesto a colaborar con la transición si sabe que el nuevo régimen democrático no lo pondrá en la cárcel. Por ello, en la justicia transicional, la imposición de penas se sacrifica por un objetivo superior: asegurar la transición democracia estable y, con ello, la reconciliación.

¿Implica la justicia transicional impunidad? No. La impunidad supone que determinado crimen no será investigado. En la justicia transicional, los crímenes son investigados, las víctimas son reparadas y, eventualmente, los culpables tendrán alguna consecuencia, que no será, sin embargo, las penas privativas convencionales.

Pero no todos los crímenes pueden ser objeto de estas medidas. Graves crímenes de lesa humanidad –como los tipificados en el Estatuto de Roma– deberían tener un tratamiento distinto.

Con lo cual, en resumen, una Ley de Justicia Transicional podría ser parte de una estrategia mayor, a saber, para diseñar y promover un proceso de transición hacia la democracia en Venezuela. De allí la pertinencia de discutir este tema.

 

Un aporte a los Nuremberg que vendrán en Venezuela por Gustavo Coronel – Blog Las Armas de Coronel – 28 de Abril 2018

gse_multipart55967La definición clásica de Justicia nos viene de Platón, Aristóteles, San Ambrosio y San Agustín. Está contenida en una simple frase: “Suum Cuique: A Cada quien lo suyo”.
Esta definición supone que la justicia debe honrar a quien hace lo correcto y castigar al criminal. Para la inmensa mayoría de los filósofos morales, la Justicia es la piedra fundamental de la civilización. Sin ella una sociedad estará condenada a chapotear en la anomia.

APLICACIÓN DE LA JUSTICIA A CRIMINALES DE GUERRA
Después de la segunda guerra mundial se llevaron a cabo varios juicios en contra de criminales de guerra nazis y japoneses. Los aliados enjuiciaron a 937 personas en Núremberg y varios otros sitios de Europa así como en Japón. De ellos, 667 fueron condenados, 230 a muerte y el resto a prisión de variada duración. La gran mayoría de quienes fueron sentenciados a prisión fueron liberados antes de cumplir su condena. Los juicios fueron muy formales, con jueces, abogados acusadores y defensores, con pleno derecho de los acusados a hablar en su descargo. Hay quienes piensan que, en general, se procedió con bastante moderación en contra de los criminales. Sin embargo, con todas sus deficiencias, se llevó a cabo un proceso de aplicación de justicia.

La actitud de los criminales de guerra nazis guardó una cierta similitud con lo que vemos hoy entre los criminales del régimen chavista. Aquellos llegaron a decir, como explicación de sus horribles crímenes: “Wenn Schon, den Schon”, es decir, si nos van a colgar por una oveja, que nos cuelguen por un cordero. En la Venezuela chavista esto pudiera traducirse, libremente, cómo: ¿“Que es una raya más para un tigre”?, ya que los criminales del régimen están casi convencidos de que, no importa cual haya sido la magnitud de sus crímenes, no serán castigados. De allí que Padrino López probablemente le diga a Maduro, con una sonrisa: “Nicolás, púyalo que vas en bajada. No te preocupes, porque este es un país de ovejas resignadas a ir al matadero”.

LOS CRIMINALES CHAVISTAS PIENSAN QUE SUS CRÍMENES QUEDARÁN IMPUNES
Los criminales chavistas basan su casi certeza de impunidad en la historia venezolana y latinoamericana, tan dada al borrón y cuenta nueva. Hoy en día, abundan en Venezuela quienes hablan de la necesidad de tenderle a los criminales chavistas “un puente de plata”. Personas que en otras décadas decidieron tomar el camino de la violencia armada en contra de la democracia hoy claman por el abandono del castigo en contra de los criminales chavistas. Al hablar de la necesidad de reconciliación entre los venezolanos, estos apaciguadores nunca mencionan la palabra “justicia” y consideran que cualquier pedido de castigo en contra de los criminales es “venganza”. Representan una tercera clase de venezolanos que si bien no son criminales como los chavistas tampoco se sienten indignados por los crímenes cometidos por aquellos, sino que han adoptado una actitud de “vivir y dejar vivir”. Piensan en términos de irse mezclando con los criminales a fin de que la mezcla “mejore” y abogan por una “transición” que conservaría componentes del chavismo “bueno”, para que el proceso no sea violento. Este grupo dejaría las células cancerosas adentro. Representa el equivalente de lo que fue la república de Vichy en la Francia ocupada por los nazis y “gobernada” por Pétain y Laval. Afortunadamente, así como un Pétain tuvo un De Gaulle, así, en Venezuela, por cada Falcón tenemos una María Corina, un Ledezma o un López.

CHÁVEZ FUE EL PRINCIPAL CRIMINAL
Para comprender la necesidad de la aplicación de justicia en Venezuela es necesario ver objetivamente el desastre humano que el chavismo ha llevado a cabo en Venezuela, de la misma forma como los aliados vieron al final de la II Guerra Mundial la realidad de los cadáveres en los crematorios, de los muertos en vida salidos de las cárceles y de los campos de concentración nazis. Los crímenes del chavismo – los cuales han causado la muerte a centenares de miles de venezolanos, han obligado a más de dos millones de compatriotas a huir del país y han sometido a quienes han permanecido en el país a un régimen de total carencia de servicios, seguridad, comida y medicinas – han sido cometidos con premeditación y sadismo, en gran parte inducidos por el tutelaje de los criminales cubanos del castrismo.

¿Qué clase de gente ha cometido estos abominables crímenes? El llamado chavismo, los seguidores de Chávez pertenecen, en gran medida, a una clase particular de venezolanos., la cual – en variadas dosis – combina complejos de inferioridad con la vulgaridad, la ignorancia, el sadismo y el deseo incontrolado de poder y de lujo.

Chávez fue depositario de todas esas características aunque probablemente ni siquiera se dio cuenta o quiso admitir que poseía algunas de ellas. No todas se manifestaron simultáneamente. Sus complejos de inferioridad, bastante bien estudiados por los psiquiatras venezolanos, entre ellos Franz Delgado Senior, lo llevaron a resentir la clase media profesional, a la cual culpaba por sus propios fracasos sociales. Su amor declarado por los pobres y desposeídos se confundía con la antipatía en contra de quienes tenían educación, profesión, empleo, bienes y estabilidad social. Era racista y hablaba despectivamente de los blancos oligarcas. A su llegada al poder fue reuniendo progresivamente a su alrededor a gente que poseía sus mismas o similares características. La ignorancia no le permitió a él y a su grupo de colaboradores resolver el problema de la pobreza sino acentuarla, a pesar de los inmensos ingresos petroleros.

Lo que hicieron fue un crimen, al estructurar programas de subsidios y dádivas que empeoraron la situación de los pobres porque eran apenas aspirinas para quien tiene un tumor cerebral. A pesar de ver que esas medidas eran inefectivas para resolver el problema estructural de la pobreza Chávez las mantuvo en vigencia porque advirtió que eran la manera más eficaz de obtener lealtades políticas para consolidarse en el poder. Esa codicia insaciable por el poder lo fue insensibilizando. Los halagos que le rodeaban le llevó a disfrutar de una vida imperial, con viajes acompañados por centenares de adulantes y hampones, utilizando relojes de $50.000 y llevando a cabo un uso carente de transparencia de los bienes de la Nación.

Desde el principio de su presidencia Chávez fue un autócrata, un dictador. Su intento de golpe en 1992 ya había revelado su naturaleza anti- democrática. En realidad, Chávez hubiese preferido ganar la presidencia mediante el golpe de 1992 que ser elegido y tener que ponerse una careta de demócrata. Como el personaje de Dostoievski en Crimen y Castigo, el estudiante asesino Raskolnikov, quien mostraba un patológico culto a Napoleón, Chávez mostró un patológico culto a Bolívar. Raskolnikov decía: “Maté porque yo quería ser un Napoleón”. Chávez decía: “Solo yo puedo gobernar a Venezuela”, sintiéndose un Bolívar redivivo. Así como Nietzsche expuso su concepción del superhombre libre de toda traba ética en la Europa napoleónica, Chávez encontró sus mini-Nietzsche de bolsillo en Norberto Ceresole, William Izarra, Marta Harnecker y Heyman El Trudi, quienes le adularon y le vendieron una imagen de “superhombre” que adoptó de manera grotesca.

EL DESEO DESENFRENADO DE PODER LLEVÓ AL CHAVISMO A UNA DICTADURA SIN CONTROLES, SIN ESCRÚPULOS MORALES.
Cualquiera buena intención que pudiera haber acompañado a Hugo Chávez en sus inicios (aunque yo nunca la advertí) se perdió en el frenesí de poder y de riqueza que rodeó su presidencia desde el momento mismo de su juramentación, la cual fue un insulto a la Constitución. Progresivamente desprovisto de todo escrúpulo moral Chávez creó un movimiento que fue degenerando en una pandilla de ladrones, narcotraficantes, traidores y adulantes. El paso clave en el afianzamiento del régimen criminal fue el apoyo de la Fuerza Armada. La pandilla de criminales cívico-militares procedió a saquear los activos de la Nación, a encarcelar a quienes se le oponían, a promover el exilio y a sitiar por hambre a los millones de venezolanos indefensos. Esta ha sido una pandilla de unos 500-600 cabecillas principales, quienes deberán ir a juicio y ser expuestos a la acción de la justicia. La lista parcial de estos cabecillas puede ya encontrarse entre los sancionados por corrupción y violación de derechos humanos por los gobiernos de los Estados Unidos, Canadá y de la Unión Europea, además de aquellos que figuran en los valiosos trabajos de denuncia de venezolanos como Joaquín Chafardett, Alek Boyd, César Batiz, Maibort Petit, Daniel Duquenal, Carlos Tablante, Casto Ocando, Antonio Delgado, Nelson Bocaranda, Thor Halvorssen hijo, Sergio Sáez, Allan Brewer Carías, Román Duque Corredor y bastantes otros investigadores de los crímenes de la pandilla. En mi blog, http://www.lasarmasdecoronel.blogspot.com se podrán encontrar centenares de denuncias en contra de los crímenes de esa pandilla. La cantidad de documentación existente sobre los crímenes es voluminosa y contundente. Esta pandilla de criminales incluye a chavistas miembros del gobierno, militares que participan de los desmanes en el gobierno, banqueros amigos, contratistas petroleros y de otras empresas del Estado, líderes extranjeros comprados por el dinero petrolero y familiares de los pandilleros. A diferencia de la corrupción existente en el siglo pasado entre los líderes latinoamericanos, gente como los Somoza, Trujillo, Stroesner, Velasco Alvarado, etc., estos criminales chavistas crearon una transnacional de la corrupción, en la cual figuraron o figuran Lula da Silva, los Kirchner, Evo Morales, Daniel Ortega, los hermanos Castro y otras figuras menores, a fin de perpetuarse en el poder en la región y ayudarse mutuamente. Esta figura de organización cleptocrática internacional le ha añadido una nueva y macabra dimensión a la pandilla chavista que la financió por años.

DEBE CREARSE YA UNA ALTA COMISIÓN PARA EL ENJUICIAMIENTO DE CRÍMENES CHAVISTAS QUE PROCEDA A ESTABLECER LOS MECANISMOS Y BASES DE LOS FUTUROS JUICIOS.
Idealmente esta debería ser una Comisión transnacional, debido a la naturaleza transnacional de los crímenes pero somos pesimistas sobre la capacidad de los organismos internacionales para llevar a cabo esta tarea. Debemos probablemente comenzar por un juicio en Venezuela en contra de los miembros principales de la pandilla chavista, los 100 más notorios criminales, ver, por ejemplo:
https://resistenciav58.wordpress.com/2014/12/29/la-casa-blanca-suelta-la-lista-de-los-sancionados-estos-son-los-39-primeros/
http://lasarmasdecoronel.blogspot.com/2018/03/nicolas-maduro-y-sus-54-ladrones-segun.html

La Alta Comisión deberá ocuparse del enjuiciamiento de los principales miembros de la pandilla y de los mecanismo de recuperación de los dineros robados a la Nación, robo que se estima conservadoramente en unos 100000-150000 millones de dólares (chavista Jorge Giordani habla de $300000 millones). La iniciativa para la creación de esta Alta Comisión debe partir de un grupo como María Corina Machado, Leopoldo López, Antonio Ledezma, David Smolansky, Diego Arria y Enrique Aristeguieta, asesorados por un grupo de trabajo en el cual figuren investigadores como los arriba señalados. Una vez esté lista la propuesta puede ser aprobada por la Asamblea Nacional.

¡Manos a la obra!

Periodistas demandados por reportaje sobre corrupción en la importación de alimentos – Instituto Prensa y Sociedad – 5 de Febrero 2018

logo_largo.png

Tribunales de Caracas admitieron demanda por difamación contra el equipo de Armando.info, ante un reportaje de investigación en torno a hechos de corrupción en la importación de alimentos en Venezuela
Alex Saab, contratista del Estado, acusó a Roberto Deniz, Joseph Poliszuk, Alfredo Meza y Ewald Scharfenberg de afectar su labor empresarial en Venezuela, y también la reputación de su familia
IPYS Venezuela ha registrado 31 demandas por difamación, ejercidas por funcionarios públicos y contratistas del Estado en su mayoría, contra 40 periodistas y representante de medios de comunicación

En tiempo récord, los tribunales de Caracas engranaron la maquinaria judicial para silenciar las denuncias de corrupción por la importación de alimentos y admitir la demanda número 31 por difamación e injuria, que se dio en Venezuela entre 2002 y 2017. En menos de dos semanas, la justicia aceptó la solicitud de investigar a Roberto Deniz, Joseph Poliszuk, Alfredo Meza y Ewald Scharfenberg, reporteros y editores de Armando.info, portal especializado en periodismo de investigación. Fueron acusados por el empresario colombiano Alex Saab quien introdujo la demanda por los delitos “difamación agravada continuada” e “injuria agravada”, de acuerdo al expediente al que tuvo acceso IPYS Venezuela en enero de 2018. Leer más de esta entrada

Declaración de Enrique Aristiguieta Gramcko – 4 de Febrero 2018

aristiguieta.x43795

Mi agradecimiento a Venezuela, a la comunidad internacional y un planteamiento al país

Luego de la arbitraria detención de la que fuera objeto la madrugada del pasado 2 de febrero, quiero expresar mis más sinceras palabras de agradecimiento a todos quienes con su protesta, dentro y fuera del pais, hicieron posible mi liberacion:
– A las altas personalidades que abogaron por mí, como el Secretario General de la OEA, el Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la ONU y los expresidentes y Secretario General de IDEA,
– A la Iglesia en general y en particular a mi amigo monseñor Ovidio Pérez Morales,
– A los jefes y dirigentes de los partidos políticos, Henrique Capriles, Henry Ramos Allup, Julio Borges, Luis Florido, Delsa Solórzano, por mencionar solo algunos,
– A los diputados de la fracción parlamentaria 16J,
– A mis compañeros de Soy Venezuela, María Corina Machado, Antonio Ledezma, Blanca Rosa Mármol, Cecilia Sosa, Julio Coco, Victor Maldonado y otros,
– A mis compañeros de GANA, Nitu Pérez Osuna, Alfredo Weil, el general Carlos
Julio Peñaloza, el Sr. Luis Monch entre otros,
– A las voces de la resistencia, que mostraron su indignación por las redes,
– A los “guerreros del teclado” que difundieron la noticia,
– A los medios de comunicación y periodistas que la cubrieron,
– A la talentosa Rayma por su extraordinaria caricatura,
– A mis amigos de toda la vida que se movieron rápidamente para gestionar
apoyos y pronunciamientos,
– A los abogados que me asistieron,
– A los funcionarios policiales y judiciales que me trataron con respeto, como debe
ser,
– Y muy especialmente a mi familia, que demostró su amor incondicional hacia mí
También quiero agradecer a Dios por la vida que me dio, al país que me vio nacer, y a la oportunidad inédita de luchar no solo contra una, sino contra dos dictaduras.

Cuestión de principios

Durante las horas que permanecí secuestrado mucho pensé y reflexioné sobre el drama venezolano, el nuestro, el de todos. Me llegaban esporádicas informaciones sobre las peticiones que se hacían exigiendo mi libertad, incluso de quienes me adversan ideológicamente, porque lo que estaba en juego era el principio de la justicia que compartimos todos como demócratas, más allá de la integridad de una persona.
Ahí está el centro de lo que nos debe unir como venezolanos, los valores de libertad y democracia que no se consiguen participando juntos en una elección, con una candidatura unitaria pero con un organismo electoral parcializado y manejado por el régimen.

La Conferencia Episcopal lo ha dicho, “no se puede ir a unos comicios convocados por una Constituyente ilegítima que no sirve a los intereses del pueblo venezolano ̈, y en su más reciente documento: “Es un despropósito ético y humano, un verdadero crimen que clama al cielo, que en medio de una situación de penuria, hambre, parálisis de servicios, muerte y colapso nacional, se privilegie (unas elecciones que constituyen de hecho) un espectáculo de distracción y alienación, en condiciones desiguales, contra todo sentido de equidad y servicio a la población. En Democracia la primera responsabilidad del gobernante es atender las necesidades básicas de la gente, que por desgracia hoy está condenada a pasar hambre, a no contar con los servicios mínimos indispensables para la vida, en ocasiones hasta morir, y en otras, a emigrar ante la necesidad de sobrevivir. ̈

La liberación de Venezuela está cerca

Queridos compatriotas, les quiero revelar que mientras estuve en las entrañas de El Helicoide y del Palacio de Justicia, palpé lo que sienten en su corazón algunos funcionarios policiales y judiciales, que rechazan estas prácticas totalitarias. Ellos también quieren un cambio, desean ser liberados de este yugo junto a sus familiares, que sufren las mismas penurias que todos nosotros.

Me atrevo a decir que hasta muchos altos funcionarios del régimen preferirían otro tipo de vida. Saben que nadie los quiere y son rechazados por la mayoría por no poder dar solución a la crisis que ellos mismos han creado, conscientes están que cada día que pasa se hunden más y más.

El liderazgo político que promueve el cambio, tiene la obligación de buscar una solución para todos, incluso para los chavistas que no han cometido delitos. Pero la solución no está en un diálogo hipócrita, ni en unas elecciones trampeadas. La verdadera respuesta consiste en lograr un gran consenso nacional, una verdadera unidad que promueva una transición de manera pacífica, democrática y constitucional más no necesariamente electoral, al menos por ahora, hasta que se logre depurar y reestructurar las instituciones. En la reunificación del país, en la conformación de alianzas hemos estado trabajando … y avanzamos.

Mi colaboración con Venezuela

A mis 84 años no tengo ambiciones personales, me siento satisfecho y realizado con la vida que he tenido. No busco cargos, ni reconocimientos, pero confieso que me gustaría, antes de partir, poder contribuir a dejar una Venezuela libre y encaminada hacia la democracia y el desarrollo. Siento además la necesidad de utilizar todas las fuerzas que me quedan para lograr abrir las rejas de los calabozos que encierran a tantos seres que no se parten ni se doblegan, porque sus ideales vuelan alto y sus espíritus nos convocan a seguir rebelándonos contra una tiranía que jamás logrará detener a este bravo pueblo que decidió ser libre. !Sigamos adelante!

Enrique Aristeguieta Gramcko

Venezuela ocupa el último lugar en Estado de Derecho – El Nacional – 2 de Febrero 2018

El informe publicado por World Justice Project destaca que por encima del país se encuentra Camboya y Afganistán

El Índice de Estado de Derecho 2017-2018, publicado por el World Justice Project, ubicó a Venezuela otra vez en el último lugar en el mundo y en la región. El estudio midió el desempeño de 113 países, utilizando como base los límites al poder gubernamental, ausencia de corrupción, gobierno abierto, derechos fundamentales, orden y seguridad, cumplimiento regulatorio, justicia civil y justicia penal.

Por encima de Venezuela, se encuentran Camboya y Afganistán, mientras que los primeros lugares fueron ocupados por Dinamarca, Noruega y Finlandia. La organización señala que en los factores de aplicación a la normativa, justicia penal y restricciones a los poderes del gobierno, Venezuela ocupa el último lugar en la región y en justicia civil está en el penúltimo lugar de los 113 países evaluados.

En gobierno abierto, orden y seguridad se ubica en la posición 110 del ranking; en derechos fundamentales, en el lugar 105, y en ausencia de la corrupción, en el 103. El mejor de América Latina y el Caribe es Uruguay y se encuentra en el puesto 22 de los 113.

La directora de la ONG Acceso a la Justicia, Laura Louza, destacó que para cumplir con el Estado de Derecho debe existir separación de poderes, independencia judicial, principio de legalidad y respeto a los derechos humanos, porque las consecuencias de que ello no ocurra son el aumento de la criminalidad, la impunidad y la corrupción, como lo certifica el índice.

Considera que en Venezuela hay una confusión de poderes y la independencia del Judicial está comprometida, porque cuando se trata de una solicitud complaciente al gobierno la respuesta llega en promedio en 20 días, de lo contrario puede tardarse entre 3 y 5 años.

La abogada precisó que el principio de legalidad es usado a conveniencia y los cambios a las normas no son de acuerdo con los tratados y la Constitución de la República. “Por métodos incorrectos como la constituyente, por ejemplo, no se puede lograr el efecto que el derecho busca que es la paz”.

Para la investigación se utilizaron más de 110.000 encuestas en hogares y 3.000 a expertos, que registraron un deterioro en el cumplimiento de los derechos fundamentales, específicamente en 71 países. “Este factor mide ausencia de discriminación, derecho a la vida y la seguridad, debido proceso, libertad de expresión, libertad religiosa, libertad a la privacidad y libertad de asociación”, refleja el índice.

 

Justicia española investiga a ex cúpula de Pdvsa por blanqueo de capitales – Yo Soy Venezolano – 27 de Enero 2018

La antigua cúpula de la petrolera estatal venezolana PDVSA (Petróleos de Venezuela) está ahora bajo la lupa de la Justicia española. La Audiencia Nacional investiga una querella presentada por la actual dirección de la sociedad contra el que fuera su presidente en la época de Hugo Chávez, Rafael Ramírez, y otros ex directivos por un delito de blanqueo de capitales.

Reseña el diario El Mundo de España que la denuncia, presentada a mediados de 2017, advierte presuntas irregularidades en la administración de los fondos públicos manejados por esta empresa, así como transferencias de dinero realizadas a España por los implicados, algunas de ellas procedentes de Estados Unidos, según confirmaron fuentes jurídicas.

El procedimiento, que se encuentra bajo secreto de sumario, está en manos de la juez instructora Carmen Lamela.

Precisamente, el fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, anunció hace apenas dos días su intención de solicitar una orden de busca y captura contra Rafael Ramírez por presuntos delitos de blanqueo.

Dicho esto, conviene advertir de que hay una guerra abierta entre el ex presidente de PDVSA -ministro del Poder Popular de Petróleo y Minería entre 2002 y 2014 y embajador de Venezuela ante la Organización de Naciones Unidas entre 2014 y 2017- y el presidente venezolano, Nicolás Maduro, a quien Ramírez retó a elecciones primarias dentro del chavismo para optar a la candidatura al Gobierno de Venezuela en los próximos comicios.

La investigación abierta en la Audiencia Nacional implica también al que fuera presidente de Electricidad de Caracas -filial de PDVSA- en la época de Chávez, Javier Alvarado Ochoa, persona considerada del entorno más próximo a Ramírez, y a Rafael Reiter Muñoz, antiguo director de Seguridad y Prevención de Pérdidas de la petrolera.

Tanto Alvarado como Reiter tienen vínculos empresariales con España. El primero fue administrador único de una sociedad de promoción inmobiliaria hasta el año pasado. Se trata de Catalufa Inversiones Inmobiliarias, registrada en Madrid en septiembre de 2014 y extinguida en enero de 2017, según consta en el Registro Mercantil.

En cuanto a Reiter es administrador único de Inversiones Vasamer, una empresa registrada bajo la actividad económica de platos y comidas preparadas, fundada en agosto de 2017 y domiciliada en San Cugat del Vallés (Barcelona), según datos que obran en el Registro Mercantil.Reiter está implicado en un procedimiento de extradición abierto también en la Audiencia Nacional a petición del Departamento de Justicia estadounidense por su presunta participación en una trama de sobornos en torno a la oficina de compras de PDVSA en Estados Unidos.

En esta causa está investigado también el que fuera viceministro de Energía Eléctrica entre 2001 y 2006, Nervis Villalobos, implicado además en otros dos casos de blanqueo. Uno, en España -caso Banco Madrid-, y otro, en Portugal, caso Banco Espirito Santo.

Tras la orden de arresto emitida por Estados Unidos, Reiter fue detenido en Madrid el pasado mes de octubre y se encuentra en prisión preventiva junto con Villalobos y Luis Carlos León Pérez, ex director de Finanzas de Electricidad de Caracas. El otro detenido fue César Rincón Godoy, ex gerente de Bariven, filial de PDVSA, sobre el que España aprobó su extradición el pasado 12 de enero.Además de estos procedimientos, Alvarado y Villalobos también están imputados en un caso de cohecho internacional y blanqueo vinculado a una trama de sobornos en torno al grupo asturiano Duro Felguera.

La Asamblea Nacional venezolana, a través de la Comisión Permanente de Contraloría, ya inició una investigación contra Ramírez en abril de 2016 por presuntos desvíos de dinero público a la Banca Privada de Andorra (BPA), así como a la compra de productos financieros en Banco Espirito Santo.

A %d blogueros les gusta esto: