elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Juan Guaidó

Hasta un 81,8% de los venezolanos solicita un URGENTE cambio de poder en Miraflores – La Patilla – 22 de Agosto 2019

El presidente encargado, Juan Guaidó
El Instituto Venezolano de Análisis de Datos (Ivad) indicó en sus más recientes encuestas que el presidente (E) Juan Guaidó, quien lidera la Asamblea Nacional (AN) y el retorno democrático en Venezuela, superaría a cualquier candidato del chavismo en un eventual contienda electoral, incluyendo a Nicolás Maduro.

La cifra más llamativa del Ivad reconoce que al menos un 81,8% de la población venezolana desea un cambio urgente de gobierno. Mientras que 87,7% valora como negativa la situación.

Asimismo, el 61,3% de la población venezolana, valora positivamente la actuación de Guaidó como Presidente de la Asamblea Nacional (AN).

Juan Guaidó levantó los ánimos por el cambio.

En el conflicto político que actualmente mantienen Nicolás Maduro y Guaidó, un 51,2%de la población manifiesta que el líder de la transición terminará ganando la contienda, con el objetivo de recuperar la economía, el respeto a los Derechos Humanos y la democracia.

Finalmente, lo que queda de popularidad de Maduro se hunde aún más con tan solo un 11,1% de aprobación.

El Ivad considera que, de realizarse en los actuales momentos una elección presidencial y Maduro se presentara como candidato, al menos un  79,9% votaría en contra.

Maduro admite que hay conversaciones entre altos funcionarios de su gobierno y Estados Unidos – BBC News – 21 de Agosto 2019

Nicolas Maduro
Durante un discurso en la televisión, Maduro confirmó que hay conversaciones entre funcionarios de Venezuela y Estados Unidos.

“Confirmo que desde hace meses hay contactos de altos funcionarios del Gobierno de Estados Unidos de Donald Trump y del Gobierno bolivariano que yo presido”.

Así fue como el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, confirmó este martes que desde hace meses mantiene conversaciones con el gobierno de Trump,incluso pese a las sanciones impuestas por Washington destinadas a aumentar la presión para que renuncie.

En su momento, el gobierno de Maduro calificó esas medidas como “terrorismo económico”.

Con sus declaraciones en la televisión, el presidente venezolano puso fin a las informaciones de medios locales de que una poderosa figura de su gobierno había estado negociando la destitución de Maduro con Washington.

El corresponsal de la BBC Will Grant explicó que es probable que con este mensaje Maduro esté tratando de eliminar cualquier sugerencia de que las reuniones con Estados Unidos están teniendo lugar sin su conocimiento.

Juan GuaidóEl líder opositor Juan Guaidó sostiene que el bloqueo de Trump “tiene excepciones humanitarias en cuanto a alimentos y medicamentos”.

Estados Unidos es uno de los más de 50 países que no reconocen a Maduro como el líder legítimo de Venezuela, después de que las elecciones presidenciales de mayo de 2018 no fueran consideradas por la comunidad internacional como “transparentes” ni “limpias”.

En un discurso en televisión, Maduro dijo: “Así como he buscado el diálogo dentro de Venezuela, he buscado una forma en que el presidente Trump realmente escuche” al país.

El presidente Trump confirmó el martes que su administración estaba “hablando con varios representantes de Venezuela”.

“No quiero decir con quién, pero estamos hablando a un nivel muy alto“, dijo el presidente de Estados Unidos.

Manifestación en CaracasDespués de las sanciones impuestas por Estados Unidos muchos venezolanos salieron a las calles para protestar por las medidas.

¿Cuál es la situación de Venezuela ahora mismo?

El país está envuelto en una lucha por el poder entre el presidente Maduro y el líder de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó.

Guaidó se declaró presidente interino en enero, alegando que las elecciones que llevaron a Maduro al poder por un segundo mandato fueron fraudulentas.

Aunque Guaidó se ha ganado el respaldo de más de 50 países, hasta ahora no ha logrado destituir a Maduro del poder.

Las conversaciones entre ambas partes, llevadas a cabo en Barbados y mediadas por Noruega, están estancadas después de que el presidente Maduro denunciara a la oposición por respaldar las sanciones impuestas por Estados Unidos.

Según Naciones Unidas, el país está sufriendo una de las peores crisis económicas de la historia.

El organismo internacional afirma que una cuarta parte de sus 30 millones de habitantes necesitan ayuda.

Más de cuatro millones de venezolanos han abandonado el país en los últimos años.

TrumpTrump anunció las sanciones el lunes 5 de agosto.

¿Por qué está involucrado Estados Unidos?

Estados Unidos ha sido un blanco frecuente de la ira de Maduro.

Maduro ha acusado a Estados Unidos, y específicamente al Asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, de tratar de matarlo, sin proporcionar ninguna evidencia.

Varios miembros del gobierno de Maduro fueron el primer objetivo de las sanciones de Estados Unidos, pero a principios de este año, el gobierno de Trump impuso nuevas restricciones a la compañía petrolera estatal, PDVSA, que es clave en la economía nacional.

Esto fue seguido en agosto por sanciones radicales que congelaron todas las propiedades del gobierno venezolano en Estados Unidos.

Luis Vicente León: «Es un mito la tesis de que Guaidó está destruido» – El Nacional – 19 de Agosto 2019

El director de Datanálisis señaló que el presidente interino cuenta con más de 49% del respaldo de los venezolanos, aun cuando el tiempo afecta su labor en la medida en que el líder oficialista se mantiene en el poder

Luis Vicente León
“El gobierno es terriblemente malo y la calidad de vida de la población se deterioró dramáticamente. Para la gente está clarísimo quién es el responsable: Maduro”, afirmó el economista | Foto: Contrapunto

Juan Guaidó, presidente encargado de la República, cuenta con más de 49% de respaldo de los venezolanos, aun cuando el tiempo afecta su popularidad a medida que no se logra el cambio político en el país, indican los datos correspondientes al mes de julio de la encuestadora Datanálisis.

«Guaidó aún tiene el respaldo de casi la mitad del país. Es un mito la tesis de que a él nadie lo quiere o que está destruido», señaló Luis Vicente León, economista y presidente de Datanálisis, en una entrevista ofrecida al periodista César Miguel Rondón.

Resaltó que el año pasado cerró con altos índices de decepción entre los venezolanos, pero al asumir la Presidencia de la Asamblea Nacional, Guaidó generó una nueva esperanza en el terreno político opositor.

«Guaidó resuelve con un alto nivel de popularidad que arrancó con 61% en enero y con 30% de rechazo que se concentraba en el chavismo, eso ha subido un poco, pero sigue siendo el único que genera esperanzas positivas sin los costos del pasado», agregó.

Maduro tiene 12% de seguidores

León sostuvo que, de acuerdo con la medición de julio, el liderazgo de Nicolás Maduro se ubicó en 12%, aunque en mayo estaba en 10%. Dijo que el resto de los líderes del chavismo tiene solo 10% de respaldo.

«El nivel de aceptación de Héctor Rodríguez está alrededor de 10%, al igual que el de Vladimir Padrino López y el de Diosdado Cabello. Si los comparas a los tres, son personajes completamente distintos, pero eso no se refleja en las encuestas», expresó el economista.

Manifestó que la caída del apoyo en el chavismo se debe a que Maduro tiene la mayor responsabilidad por la crisis en Venezuela.

«El gobierno es terriblemente malo y la calidad de vida de la población se deterioró dramáticamente. Para la gente está clarísimo quién es el responsable: Maduro, y eso rompe cualquier tipo de relación», agregó.

León refirió que el régimen chavista genera miedo en la población con los programas sociales al amenazar con la pérdida de beneficios como las cajas de comida distribuidas por los Comités Locales de Abastecimiento y Producción.

«Pero no logra ser popular. Maduro fue capaz de pulverizar el soporte popular del chavismo, el partido se fue al pico, las instituciones están al nivel de 10%, los líderes políticos tienen un pésimo nivel de respaldo», afirmó.

Puntualizó que la corrupción todavía no es un asunto central para la evaluación política de los venezolanos, sino la propia situación del país, el repunte de la pobreza, la migración, entre otros factores que han afectado a los ciudadanos.

El director de la firma Datanálisis indicó que la mitad de la población venezolana espera migrar. «Nunca habíamos llegado a un nivel tan alto. En 2018, 30% quería irse del país, ahora más de 25% ha hecho las diligencias y está buscando una opción», acotó.

César Miguel Rondón

@cmrondon

El pasado mes de Julio, Datanálisis realizó un sondeo de la situación del país, ¿cuáles son los más relevantes? El economista Luis Vicente León nos respondió a esta pregunta en la edición especial de https://youtu.be/kwrGKbSCQGw?t=110 

El “gusano despreciable” – Editorial El Nacional – 15 de Agosto 2019

Guaidó es un “gusano despreciable”, dijo hace poco el usurpador. Los insultos que salen de su boca forman parte de la rutina, por desdicha. Uno más, transmitido en cadena nacional, no está llamado a provocar sorpresas, pero estamos ante un ataque que no puede pasar inadvertido.

¿Cómo puede el usurpador despachar a Guaidó como hace habitualmente con sus enemigos? Debido a su costumbre de improperios y a su hábito de descalificaciones groseras, por supuesto, pero no está ante un rival como los que lo ha enfrentado desde el inicio de su malhadada gestión, sino ante la figura más relevante de la oposición que debe el rol que ejerce debido a la soberanía nacional. El presidente encargado de la república, designado por los representantes del pueblo, es decir, por el único poder de origen realmente republicano que existe en Venezuela, es para el usurpador un “gusano despreciable”.

Si agregamos el hecho evidente del apoyo popular que  mantiene al presidente Guaidó en la cresta de la ola de la confianza de los sectores mayoritarios de la sociedad, que se ha ganado por su limpio ejercicio de la autoridad, estamos ante un escándalo sobre el cual conviene detenerse porque advierte de los límites que el usurpador está dispuesto a sobrepasar y de las patadas que quiere propinar para el logro de su continuismo. Cuando insulta así al representante genuino de la soberanía y al líder de mayor arraigo entre las masas, muestra con el mayor descaro lo que estaría dispuesto a llevar a cabo para el mantenimiento de la usurpación.

Guaidó cambió su agenda por Carlos Blanco – El Nacional – 14 de Agosto 2019

download

 

  1. Guaidó cambió su agenda, que estipulaba como primer punto “el cese de la usurpación”, entendida como la salida del régimen y su asunción como presidente de la República en un gobierno de transición que concluyese en unas elecciones libres y limpias.
  2. Este cambio puede haber ocurrido por considerar que la salida inmediata del régimen se hizo inviable porque aunque hay apoyo de la opinión pública mayoritaria del país y de Estados Unidos, Canadá, Colombia y Brasil, no tendría apoyo de la Unión Europea y de la mayoría del Grupo de Lima. Guaidó, así se habría plegado no a Estados Unidos (que ni propició ni comparte las operaciones de Noruega y Barbados), sino a Europa.
  3. La tesis, entonces, sería buscar afanosamente elecciones sobre la razonable hipótesis de que si son “medianamente libres”, como algún sofista argumentó, no habría forma de perderlas. Por esta razón, lo que se sabe del diálogo es que se ha concentrado en el sistema electoral y la oportunidad de realización de elecciones; los delegados de Guaidó insisten en que Maduro abandone la Presidencia (que “el usurpador” acceda voluntariamente a “cesar la usurpación”) y los del régimen se oponen; pero, en la práctica, la insistencia en el tema electoral empujado sin rubor por los europeos, tiene como hipótesis la de que eventualmente podrían competir Guaidó y Maduro. Este último podría retirarse de “la Presidencia” unos meses antes de las elecciones y así se habría cumplido “el cese de la usurpación”.
  4. ¿Por qué afirmo que en la práctica hay un cambio de agenda? Porque a pesar de que se diga y rediga que el orden de prioridades no ha cambiado, ya se observa que Guaidó anda en campaña electoral, sobre la base de la idea de que debe imponerse en su propio partido y que si la usurpación no cesa, el país democrático estaría obligado a respaldar al candidato único opositor. Por el contrario, si el régimen es el que cesa y las elecciones son verdadera y francamente libres (no “medianamente libres”), no habría razón alguna para candidaturas únicas.
  5. Lo que soslaya todo este galimatías es una cuestión básica: Maduro y toda la banda descompuesta que lo acompaña no quieren, ni pueden disponerse a abandonar el poder voluntariamente, y la amenaza mortífera que lo podría obligar no se puede articular mientras los diálogos adormecedores sigan.
  6. Estimo que una rectificación de Guaidó es posible y es necesaria. Posible porque pienso que comprenderá en algún momento que no puede pasar impune de Presidente de todos a candidato, sin que se erosione su prestigio gravemente; necesaria, porque es la persona que en virtud del artículo 233 de la Constitución puede encabezar una vasta coalición nacional e internacional para, entonces sí, salir del régimen sin Maduro, sin Padrino, sin el Maikel y toda la pandilla.

La UE se opone a que EE UU sancione a terceros países por hacer negocios con Maduro por Alvaro Sanchez – El País – 7 de Agosto 2019

Bruselas no descarta extender el castigo al régimen venezolano si no hay avances

venezuela
La jefa de la diplomacia comunitaria, Federica Mogherini, en una imagen de archivo. AFP JOHN THYS

Venezuela se convierte en nuevo terreno de fricciones entre la UE y Estados Unidos. El duro golpe propinado por la Administración Trump al régimen de Nicolás Maduro en la noche del lunes, cuando anunció la congelación de todos los activos del Gobierno venezolano en el país norteamericano, puede tener efectos colaterales para las compañías europeas que operan en el país, lo que ha provocado la reacción inmediata de Bruselas. “Nuestra posición es conocida, nos oponemos a la aplicación extraterritorial de medidas unilaterales”, ha señalado este miércoles un portavoz comunitario.

El castigo norteamericano, que extendió al completo las sanciones al Ejecutivo chavista, ha convertido hacer negocios con Venezuela en una actividad todavía más arriesgada en un entorno ya de por sí crítico, con una economía altamente endeudada, lastrada por la hiperinflación, vaciada de talento por la emigración masiva y con problemas en el suministro de productos básicos como alimentos o medicinas. Pese a esa atmósfera prácticamente posbélica, en el país siguen aún presentes centenares de empresas europeas, entre ellas multinacionales como Air France, Unilever, Total o Repsol, con una inversión total aproximada de 14.000 millones de euros.

El asesor de Seguridad Nacional de EE UU, John Bolton, verbalizó el martes en Lima la advertencia de sanciones para las empresas que mantengan sus transacciones en Venezuela. Paradójicamente, la andanada de uno de los hombres fuertes de Washington coincidió temporal y geográficamente con una reunión del llamado Grupo de Contacto auspiciado por la UE para encontrar una solución que culmine con la convocatoria de elecciones. “Una salida negociada sigue siendo la única vía factible para superar esta crisis multidimensional”, concluyeron en un comunicado al término del encuentro.

LAS EMPRESAS ESPAÑOLAS, A LA ESPERA DE MÁS DETALLES

Venezuela fue un importante destino para la inversión española pero desde hace años las empresas han ido reduciendo su exposición ante la creciente incertidumbre política y el deterioro económico y social del país. Desde la Embajada de España en Caracas, se elude hacer una valoración del impacto del embargo para las compañías españolas a la espera de conocer el verdadero alcance de la decisión estadounidense, que incluye un número considerable de excepciones.

Aunque oficialmente hay 94 empresas españolas instaladas en el país, según datos de la Cámara Venezolano Española de Industria y Comercio, solo Telefónica, Mapfre, Abanca y Repsol mantienen una posición significativa. A lo largo de todos estos años las empresas ya han ido provisionando en sus cuentas el deterioro de sus posiciones y el impacto de la devaluación, e incluso, en la mayoría de los casos, han separado sus vínculos con la matriz.

De ahí que el mayor impacto de un embargo u otras sanciones comerciales que pudiera adoptar EE UU recaería sobre el patrimonio que aún mantienen las compañías.

Según datos de la Secretaría de Estado de Comercio, la inversión española en Venezuela ha pasado de 664 millones de euros en 2014, a 226 millones en 2017. De enero a septiembre de 2018, el montante cayó a los 116 millones.

Tanto Washington como las principales potencias europeas reconocen a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela. Pero sus coincidencias prácticamente terminan ahí. EE UU da por agotada la vía del diálogo y apuesta por llevar las sanciones a un nuevo nivel mientras coquetea con el uso de la fuerza. Mientras, la UE da una oportunidad a la diplomacia ejerciendo una calculada presión de mediana intensidad. Descarta la invasión militar y pugna por que un marco democrático se abra paso ofreciendo incentivos a Maduro si da pasos en esa dirección y sanciones a personalidades del régimen —que no perjudiquen al ciudadano de a pie— si el dirigente bolivariano se aferra al statu quo o camina hacia el lado opuesto. Así lo manifestó la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, en un reciente discurso en Estrasburgo. “En caso de que no haya resultados concretos de las negociaciones en marcha, la UE extenderá sus medidas selectivas”, afirmó. “Esas medidas pueden ser revertidas si hay progresos sustanciales en la restauración de la democracia, el Estado de derecho y los derechos humanos en Venezuela”, añadió en una nueva muestra de la política de mano tendida. 

La estrategia maximalista de Washington contradice esa idea europea de que todavía no es tarde para que Maduro rectifique y amenaza con tirar por tierra los esfuerzos de Bruselas, que tampoco han dado hasta ahora resultados destacables. Esa deriva trasciende la escena venezolana para alzarse como sello de la diplomacia trumpiana, caracterizada por la unilateralidad que reniega de la mediación de entidades internacionales como la Organización Mundial del Comercio o el Organismo Internacional de la Energía Atómica, y la extraterritorialidad, con la que EE UU se dota a sí mismo de legitimidad para vetar los negocios de empresas extranjeras fuera de su territorio, según sus intereses.

Los intercambios entre la UE y Venezuela han caído en los últimos años conforme las relaciones se enfriaban. Las importaciones europeas de productos venezolanos, principalmente de petróleo, cayeron en 2018 a 1.688 millones de euros frente a los 2.242 millones de tres años antes. Más acusado ha sido el desplome de las exportaciones comunitarias a Venezuela: sumaron 635 millones el año pasado, cinco veces menos que en 2015.

Discurso del Embajador John Bolton Conferencia Internacional por la Democracia en Venezuela – Lima, Perú – 6 de Agosto 2019

Muchas gracias señor Presidente, y gracias a todos los representantes internacionales que están presentes hoy aquí y a todos los que colaboraron para que este evento fuera posible. Además, quisiera dar la bienvenida a todos los representantes de los 56 países que reconocen al presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, y a todas las demás naciones que están aquí hoy y que apoyan un proceso democrático.

Es muy grato para mí estar en Lima, donde se creó el “Grupo de Lima”, en un país que ha demostrado su determinación de ayudar a su vecino, Venezuela, en los momentos más oscuros. Estados Unidos agradece a Perú por todos los esfuerzos que ha hecho para abordar la crisis humanitaria en Venezuela.

También agradecemos a los otros países, en especial Colombia y Brasil, que han asumido un rol de liderazgo en responder a la crisis de refugiados. Ustedes han dado un ejemplo de cómo ayudar a sus hermanas y hermanos venezolanos.

En 1910, el presidente estadounidense Theodore Roosevelt dio un discurso en París con el título Ciudadanía en una República, en el cual se refirió a las cualidades necesarias para ser buenos ciudadanos y buenos líderes. Los buenos ciudadanos se atreven a actuar en nombre de sus familias, sus comunidades y sus países. Roosevelt expresó que era cobarde mantenerse al margen y limitarse a criticar. Él dijo : “No son los críticos los que cuentan… el mérito es de los hombres que están efectivamente en la arena, que se ensucian el rostro con polvo, sudor y sangre”.

Cincuenta y seis países reconocen al presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, como el “hombre en la arena”, que une a la Oposición y que lucha por la libertad contra un régimen autoritario ilegítimo. Maduro utiliza escuadrones de la muerte, entrenados y equipados por Cuba, para secuestrar, encarcelar, torturar y matar a casi 10.000 de sus ciudadanos. Su régimen ha reducido el salario básico a menos del 5 por ciento del precio de la canasta alimentaria esencial, lo cual obliga a las familias a revolver la basura en busca de algo para alimentarse ellos y sus hijos. Su régimen ha rechazado entregas de medicamentos, lo que implica condenar a muerte a más de 1.600 hombres, mujeres y niños inocentes. Y su régimen ha instalado equipos de vigilancia de China para controlar lo qué hacen los ciudadanos comunes y manipular a los medios de comunicación con el fin de que difundan mentiras y propaganda.

Con gente hambrienta en las calles, el régimen de Maduro politizó un programa de alimentos subsidiados como parte de sus acciones para imponer controles sociales. La semana pasada, Estados Unidos anunció sanciones y cargos penales contra los responsables de un mecanismo de corrupción masivo; los secuaces de Maduro se apropiaron de millones de dólares correspondientes a un programa destinado a alimentar a millones de venezolanos hambrientos.

Ya hemos visto esto antes. Estas no son las acciones de un presidente legítimo o un “servidor del pueblo”. Estas atrocidades son los actos de un cruento dictador. Tienen que preguntarse… ¿quiénes pueden apoyar a un tirano así? Pues basta mirar a Cuba, Rusia, China e Irán.

Las fuerzas de seguridad y los servicios de inteligencia de Cuba son el pilar del apoyo exterior a este dictador. Estados Unidos está tomando medidas afirmativas para cortar los lazos entre Venezuela y Cuba. Nuestras sanciones contra embarcaciones que transportan petróleo entre ambos países son apenas una primera medida.

A ambos, a Rusia y a China les decimos que el apoyo que brindan al régimen de Maduro es intolerable, en particular para el régimen democrático que reemplazará a Maduro. A Rusia, y sobre todo a quienes controlan sus finanzas, les volvemos a decir lo siguiente: “¡No redoblen una apuesta equivocada!”. Para China, que ya se muestra desesperada por recuperar las pérdidas financieras, la vía más rápida para recuperar su dinero es apoyar un nuevo gobierno legítimo.

China se opone a la intervención extranjera en Venezuela, y ese sería un argumento más que válido para que todas las fuerzas militares y paramilitares cubanas y rusas se vayan de Venezuela de inmediato. En este Hemisferio, tenemos el imperativo moral de defender a nuestros vecinos frente a amenazas, ya sean internas o externas, que socaven la paz, la seguridad y la prosperidad.

Maduro ha estado apostando a que el mundo le permita seguir burlándose de la Oposición, mientras sigue oprimiendo, robando y asesinando en beneficio propio. Sin embargo, Maduro se está quedando sin cuerda. Venezuela está ahora entre los países más pobres del planeta. Las personas huyen por millones. Maduro no puede confiar en sus generales. Los soldados han decidido que el régimen va en contra de la población, y están desertando en cifras record.

Ahora está seriamente en duda la disponibilidad de las fuerzas militares venezolanas, algo que no hace más que fortalecer el peso de los cubanos y otros actores externos. Maduro confía en ganarles por cansancio a la comunidad internacional y al pueblo de Venezuela. Con nuestra presencia hoy aquí, mostramos que la comunidad internacional mantiene su firme determinación de incrementar la presión y acelerar la transición pacífica hacia la única institución gubernamental legítima que hay en Venezuela hoy, la Asamblea Nacional. Estados Unidos no se quedará pasivo mientras se secuestra, tortura y asesina a venezolanos, y millones de personas se ven obligadas a huir.

Vemos que Maduro sigue usando las tácticas de siempre, simulando estar interesado en el diálogo, cuando todos sabemos que simplemente está ganando tiempo y no hace otra cosa que burlarse de todos.

No vamos a caer en estas viejas artimañas de un agotado dictador. No más burlas. Ahora es momento de la acción.

Estados Unidos ha dejado en claro desde enero que nuestra política es apoyar al presidente interino Guaidó, a la Asamblea Nacional democráticamente electa y al pueblo venezolano. Reconocer a la Asamblea Nacional ha sido nuestro paso individual más importante para promover una transición constitucional pacífica. Nos hemos asegurado de que haya una vía constitucional para terminar con la dictadura y que puedan llevarse a cabo elecciones libres y justas.

Desde 2017, Estados Unidos ha realizado más de 200 designaciones relacionadas con Venezuela conforme a varias Órdenes Ejecutivas y leyes federales.

Nuestra política ha impuesto presión a Maduro y a sus colaboradores y a quienes lo sostienen, que se benefician con la miseria del pueblo venezolano.

Nuestras acciones han sido deliberadas, precisas y meditadas, a fin de cerciorarnos de que protejan al pueblo venezolano y que este tenga acceso a lo que necesita para sobrevivir. En los últimos seis meses, hemos emitido sanciones contra más de 100 personas y entidades clave que han servido de sostén a Maduro, como PdVSA, el Banco Central de Venezuela y el Banco de Desarrollo de Venezuela (BANDES). Nos cercioraremos de que Maduro se quede sin formas de mantenerse económicamente.

Pero, en el día de hoy, estamos aquí para hacer más. No solo estamos dispuestos a NO mitigar las sanciones contra el régimen de Maduro, ayer el Presidente Trump firmó una orden ejecutiva por el cual impuso sanciones de bloqueo total a activos del Gobierno de Venezuela en nuestra jurisdicción. Esta Orden Ejecutiva inmoviliza todos los activos del Gobierno venezolano y prohíbe realizar transacciones con estos, a menos que esté expresamente prevista una excepción. Fundamentalmente, esta Orden Ejecutiva también autoriza sanciones contra personas extranjeras que brindan apoyo o bienes o servicios a CUALQUIER persona designada, incluido el Gobierno de Venezuela. Asimismo, esta medida restringe sustancialmente el ingreso a Estados Unidos por parte de personas sancionadas. Quisiera dejar en claro que este Decreto Ejecutivo, con vastos efectos, autoriza al Gobierno estadounidense a identificar y convertir en blanco de sanciones a personas que sigan brindando apoyo al régimen ilegítimo de Nicolás Maduro.

Actuando directamente contra las instituciones gestionadas ilegítimamente por Maduro o alineadas con este, y envía un mensaje directo a todos aquellos que sostienen su dictadura y atentan contra la Asamblea Nacional democráticamente electa o el presidente interino Juan Guaidó. Estamos dando este paso para privar a Maduro del acceso al sistema financiero global y seguir aislándolo internacionalmente. Asimismo, estamos enviando un mensaje a los terceros países que desean hacer negocios con el régimen de Maduro, y les decimos que actúen con suma cautela. No hay necesidad de poner en riesgo sus intereses comerciales con Estados Unidos para lucrar mediante un régimen corrupto y agonizante.

Es la primera vez en 30 años que estamos imponiendo una inmovilización de activos contra un gobierno en este Hemisferio. La dictadura de Maduro ha quedado advertida. No hemos tomado una medida de este tipo desde la inmovilización de activos del gobierno de Noriega en Panamá en 1988, el embargo comercial a Nicaragua en 1985, o la vasta inmovilización de activos y embargo comercial de Cuba en 1962. En cada uno de estos casos, utilizamos sólidas herramientas económicas contra dictaduras que estaban destruyendo a sus países con corrupción, violencia y represión.

Funcionó en Panamá, funcionó una vez en Nicaragua y volverá a funcionar allí, ¡y funcionará en Venezuela y Cuba! Estados Unidos ha usado herramientas similares, e incluso más enérgicas, en Irán, Corea del Norte y Siria. Ahora Venezuela forma parte de este exclusivísimo club de Estados delincuentes.

Este bloqueo no es en contra del pueblo de Venezuela, sino del régimen de Maduro. Estados Unidos ha tomado cuidadosas medidas para proteger el acceso del pueblo venezolano a bienes humanitarios y necesidades básicas. Como prueba de nuestra determinación de ayudar a los venezolanos, hemos actuado para proteger al presidente interino Guaidó, la Asamblea Nacional y sus aliados, emitiendo 21 nuevas Licencias Generales para excluir actividades, como la provisión de artículos humanitarios, la entrega de correo, las telecomunicaciones, el acceso a Internet y las actividades que desarrollan organizaciones internacionales y no gubernamentales.

Y, hoy más tarde, el Secretario de Comercio, Wilbur Ross, les describirá los planes que él y otros han estado haciendo para el día después en Venezuela, cuando caiga la dictadura.

Aspiramos a que se produzca una transición pacífica del poder, pero como lo ha manifestado el presidente Trump desde un primer momento: “Todas las opciones están sobre la mesa”.

Ahora es el momento de actuar. Estados Unidos está actuando con contundencia para aislar financieramente a Maduro y acelerar una transición democrática pacífica. Esperamos que nuestros socios internacionales tomen medidas, porque cuanto más esperemos, más sufrirá el pueblo venezolano. Hemos dejado en claro que Maduro, los rusos y los cubanos no deberían hacer nada que perjudique a más civiles inocentes, ni deberían tomar represalias contra Juan Guaidó. Debemos trabajar juntos para proteger a este Hemisferio de injerencias extranjeras, que amenazan la paz y la seguridad regional, la democracia y la prosperidad.

Es tiempo de que se ponga fin de manera pacífica al régimen tiránico de Maduro, para bien de todo el Hemisferio Occidental. Estados Unidos apoya al pueblo venezolano en su esfuerzo por reclamar su orgulloso patrimonio, recuperar la vida pacífica y recobrar su libertad.

Gracias señor Presidente.

Maduro y Cabello consideran que llegó el momento de liquidar a Guaidó por Juan Carlos Zapata – ALnavío – 8 de Agosto 2019

Ahora viene la represión. Lo que temían diputados de la oposición. El régimen de Maduro se declara en ofensiva como respuesta a las medidas y sanciones recientemente tomadas por el gobierno de Donald Trump. Los diputados opositores ya habían anticipado que si fracasaba la negociación entre Guaidó y Maduro lo que vendría es más represión y es lo que desde ahora asoma Maduro, y asoma Diosdado Cabello.

La ofensiva del régimen de Maduro es contra Guaidó / Twitter: @jguaido
La ofensiva del régimen de Maduro es contra Guaidó / Twitter: @jguaido

Esta frase citada la semana pasada por el articulista del diario ALnavíoPedro Benítez, y atribuida a un dirigente de la oposición cobra vigencia: “Si fracasa este nuevo intento vendrá más represión contra nosotros. Será una razzia”.

Cuando todo estaba listo para que los equipos de Juan Guaidó y Nicolás Maduroretomaran las negociaciones, el régimen anuncia que no asistirá, pese que la delegación de Guaidó ya estaba en el sitio, tal como lo señala el comunicado emitido por el régimen de Maduro, confirmando la primicia de este miércoles del diario ALnavío.

El régimen tiene la excusa. Buscaba una excusa y la encontró. Las sanciones de los Estados Unidos, la Orden Ejecutiva de Donald Trump, y la posición de Guaidó, respaldándolas. El régimen se siente apoyado por las declaraciones de los portavoces de las cancillerías de Rusia y China. La vicepresidenta Ejecutiva, Delcy Rodríguez, apeló al respaldo de Rusia y China una vez se conocieron las medidas y encontró eco en declaraciones oficiales. El canciller ruso, Serguéi Lavrov, llegó a usar la misma expresión que el canciller de Maduro, Jorge Arreaza, calificando de “terrorismo económico” el paquete de anuncios de la Casa Blanca.

Pero fue por cierto Arreaza quien dijo después que Estados Unidos “está dinamitando y tratando de implosionar el proceso de diálogo”. Y agregó: “El presidente Maduro reiteró ayer que ni mil Trumps, ni cuatrocientos Boltons, ni trescientos Pompeos, ni trescientos Guaidós, van a lograr que nos levantemos de la mesa de diálogo”. Pero se levantaron. Y al levantarse, vinieron los anuncios de la ofensiva.

“Guerra es guerra”, le dijo Cabello desde su tribuna, el programa Con el Mazo Dando, a la dirigencia opositora. Ya hace tres semanas había adelantado que al enemigo interno hay que darle el trato de enemigo interno. Y ese enemigo interno no es otro que Guaidó y la dirigencia opositora, la que hace vida en la Asamblea Nacional, la que milita en los partidos Voluntad Popular, Acción Democrática, Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo. No será la primera vez que el régimen arremeta contra los parlamentarios. Hay diputados presos, hay diputados asilados en sedes diplomáticas, hay diputados en el exilio, hay diputados con la inmunidad parlamentaria allanada. Cabello señaló que “se reservan cualquier tipo de actuación desde la Asamblea Nacional Constituyente”, y Maduro la tomó la palabra.

-Vamos a activar una contraofensiva con la Asamblea Nacional Constituyente con todos los poderes y vamos a hacer justicia, frente a los vende patria y traidores a la patria, vamos con todo, quieren batalla, vamos a la batalla estamos listos, ya basta de tanto desmedro contra Venezuela.

“La pelea es peleando”, dijo Cabello.

El régimen tiene la excusa. Buscaba una excusa y la encontró. Las sanciones de los Estados Unidos, la Orden Ejecutiva de Donald Trump, y la posición de Guaidó, respaldándolas. El régimen se siente apoyado por las declaraciones de los portavoces de las cancillerías de Rusia y China. La vicepresidenta Ejecutiva, Delcy Rodríguez, apeló al respaldo de Rusia y China una vez se conocieron las medidas y encontró eco en declaraciones oficiales. El canciller ruso, Serguéi Lavrov, llegó a usar la misma expresión que el canciller de Maduro, Jorge Arreaza, calificando de “terrorismo económico” el paquete de anuncios de la Casa Blanca.

En el comunicado, Maduro anuncia que propondrá la revisión del proceso que llevan adelante los negociadores con la mediación del gobierno de Noruega para que realmente sea efectivo. Maduro estaba obligado a tomarse una pausa para planificar los pasos próximos a dar. Al fin y al cabo, los negociadores, tal como lo expresamos este miércoles, iban a sentarse en un contexto diferente, bajo la presión de los hechos de última hora, y a discutir lo que es punto de honor tanto para Guaidó como para el gobierno de los Estados Unidos, las elecciones con Maduro fuera del poder, lo que a su vez se trata de un punto que para el régimen no admite debate. Así que la mesa iba a estar trancada y la tensión, cuidado si los insultos, iba a ser el orden del día.

Maduro y Cabello han respondido. Y en la respuesta se avizora la escalada. La que esperaba la dirigencia opositora. Se temen allanamientos a la inmunidad parlamentaria, persecuciones y juicios. Otra ofensiva para seguir minando el poder de la Asamblea Nacional y para que las matemáticas cuadren. Porque no se descarta que los diputados del PSUV, el partido del régimen, regresen al Parlamento con el fin de darle la estocada final a la Presidencia de Guaidó. Sería una ofensiva que implicaría una combinación, de Constituyente, la que preside Diosdado Cabello, de Tribunal Supremo de Justicia, el que preside el magistrado madurista, Mikel Moreno, de la Fiscalía General de Maduro, la que encabeza Tarek William Saab, más una nueva correlación de fuerzas en el Parlamento forzada por el chavismo.

El plan es ponerle punto final al liderazgo de Guaidó quien ha hecho el milagro de mantener a la oposición unida, y lograr el milagro de que la comunidad internacional lo respalde y lo reconozca. En los cálculos del régimen, es que sin Guaidó, todo el movimiento se desmorona. Pedro Benítez le atribuye esta frase al secretario General de Acción Democrática y ex presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, hoy también bajo el foco de Cabello y Maduro: “Después de Guaidó la fosa común”. Señala Benítez: “Maduro desea precisamente eso, enterrar el liderazgo de Guaidó y con él, a la oposición congregada en la actual AN”.

Maduro Suspends Dialogue with Venezuelan Opposition over Its Support for US Embargo – Latin American Herald Tribune – 7 de Agosto 2019

Venezuela’s embattled incumbent Nicolas Maduro announced on Wednesday his regime was suspending the scheduled talks with the opposition because its leader Juan Guaido had shown support for the total economic embargo imposed by the United States on the South American country.

According to a regime statement, Maduro ordered his delegation to not travel to Barbados – where the talks were taking place under the auspices of Norway – in light of opposition leader Juan Guaido’s backing of the new round of US sanctions.

“President Maduro has decided not to send the Venezuelan delegation on this occasion due to the grave and brutal aggression perpetrated in a continuous and wily fashion by the Trump administration against Venezuela,” read the statement, which was posted on Twitter by Communications Minister Jorge Rodriguez.

“We, Venezuelans, have noted with deep indignation that the head of the opposition delegation, Juan Guaido, praises, promotes and supports these harmful actions,” the statement added.

It said that the Venezuelan opposition delegation appointed by Guaido – who has been recognized as the country’s interim president by more than 50 nations – is already in Barbados.

The meetings between the Bolivarian regime and the opposition were scheduled for Thursday and Friday. This was meant to be the third round of talks on the island.

On Monday, US President Donald Trump said in a letter to Congress that he was issuing an executive order freezing all assets of the Venezuelan regime and linked entities and banning most economic transactions with them, allowing exemptions only for the provision of humanitarian aid and for official business conducted by the federal government.

The latest move by the US can be seen as an escalation of measures seeking to further debilitate the Maduro-led regime – as the oil-rich Caribbean nation continues to face a chaotic political and economic crisis – while attempting to bolster Guaido’s power, following in the footsteps of sanctions that Washington had already imposed on Caracas at the beginning of the year.

Guaido had previously said that he wants to continue the process of dialogue with the ruling party despite the doubts expressed by some of his international allies.

The opposition leader, after hearing the position of US National Security Advisor John Bolton regarding the Norwegian-sponsored talks, acknowledged that he understood “the skepticism shown not only by Ambassador Bolton,” but also by other allies.

He admitted that Peruvian Foreign Minister Nestor Popolizio and the members of the so-called International Contact Group had also expressed their reservations about this process.

Guaido insisted that the strategy to achieve “the cessation of usurpation” – in other words, Maduro’s exit from power – had been proposed by “us Venezuelans” and said that he counted on “the world’s support.”

Justicia deplorable por Américo Martín – TalCual – 4 de Agosto 2019

 

En respuesta al silencioso –al tiempo que moralmente escandaloso– juicio incoado por el Santo Oficio (La Inquisición) al insigne poeta Fray Luis de León, eminente ductor de la Universidad de Salamanca, consignó Juan de Mariana S.J esta dolida protesta:

  • ¡Triste condición la del virtuoso!: en pago de haber realizado supremos esfuerzos, verse obligado a soportar animosidades, acusaciones de aquellos mismos que hubiesen debido ser sus defensores.

Difícil imaginar una reacción oficialista más obvia que la de tratar de hundir en el descrédito a Guaidó y la AN

El éxito mundial que se reconoce a esos dos decisivos factores de la oposición quizá explique la incontinencia de la respuesta. La cuestión es que el fatum de las operaciones de esa índole nunca es agraciado: sus cimientos son insustentables y sobran las pruebas en contrario.

La fuerte polarización reinante en Venezuela se ha expandido a la totalidad de los escenarios, incluyendo en forma muy notoria el internacional, cuyo inédito papel es o puede ser fundamental en el caso venezolano. Tres novedades lo caracterizan:

  • Alienta, como debe ser, el cambio democrático y por ende al eje Guaidó-AN, aunque básicamente en lo relacionado con principios y valores. Y es importante que así sea porque lo que Venezuela necesita y está recibiendo es apoyo a su deseo de restablecer la democracia y salvaguardar los derechos humanos, además de una masiva solidaridad material y humanitaria para enfrentar la mortal y humillante tragedia que la abruma. Es un gran gesto universal que nunca será olvidado. Será recordado como ejemplo y modelo de fraternidad. El informe Bachelet y los continuos pronunciamientos de principio emanados de países y organizaciones políticas y civiles marcan la pauta que nos hermana y dignifica a todos
  • Asume un activo protagonismo –militante, diría- en busca de una salida electoral sin retardos ni manchas de fraude. Con probado profesionalismo toma iniciativas para ponerle fecha, según entiendo única, a las elecciones presidenciales y parlamentarias.
  • Su dinámica es creciente. No se proyecta hacia la pasividad y el cansancio. Más bien toma cuerpo la propensión contraria. El caso más reciente es el de la hermana Uruguay, patria del gran poeta y ensayista José Enrique Rodó. Tanto el ejecutivo de Montevideo como el parlamento, el Frente Amplio y tradicionales partidos de oposición han tachado al gobierno de Maduro con el estigma dictatorial

La coyuntura económica nunca había sido tan grave. Adonde cse tienda la mirada saltan las expresiones más escandalosas de la crisis. La inviabilidad del modelo es alarmante. La tragedia humanitaria. Todo sugiere fracaso, retroceso, implosión. Lógicamente también se ha disparado el anhelo de cambio y la urgencia de unidad democrática.

Pero siguen las interrogantes. Muchos piensan que el régimen preferiría morir antes que exponerse a una derrota. En la acera opuesta no pocos dudan de buena fe. ¿Los ilustres observadores mundiales y nacionales podrán realmente garantizar la pureza del sufragio?

Las votaciones suelen ser menos confiables en países de precaria estabilidad institucional pero la realidad viva no es compatible con los fatalismos electorales. Nada está escrito de una vez y para siempre

En la cúpula le huyen a la dinámica de la solidaridad. Nuevos países y personalidades se suman al esperado viraje. Es un drama globalizado. Sometido como está a tan fuerte presión, el poder instalado en Miraflores haría bien si colocara en un platillo el sufragio con libertad y en el otro, burlarlo sin ella. O en uno la ciudadanía y en el otro la muerte civil

La Razón no dudaría…

¡Qué cándida, la Razón! Tal vez. Pero sigue siendo la Razón

A %d blogueros les gusta esto: