elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Juan Guaidó

Juan Guaidó ensaya una estrategia para que los factores de poder del chavismo presionen a Nicolás Maduro por Pedro Benítez – ALnavío – 11 de Octubre 2019

En política (como en la vida) se hace lo que se puede, no lo que se quiere. Se llama aceptar la realidad tal cual es y de allí intentar cambiarla. Es la lógica de la propuesta que Juan Guaidó, el presidente del Parlamento venezolano, reconocido como presidente interino del país por 55 países, ha presentado públicamente. Una solución salomónica.
Guaidó sigue al frente de la Asamblea Nacional y sigue recorriendo el país / Foto: @jguaido
Guaidó sigue al frente de la Asamblea Nacional y sigue recorriendo el país / Foto: @jguaido

Un relato bíblico del Primer Libro de los Reyes, narra la historia de dos mujeres que disputaban la maternidad de un niño. El hijo de una de ellas había muerto y las dos reclamaban al que estaba vivo. Para dilucidar el asunto se presentaron ante el sabio rey Salomón, quien optó por pedir una espada para partir al niño por la mitad y dárselo a cada una en partes iguales. Ante tal determinación una le rogó al rey que no lo hiciera y se lo entregara con vida a su rival. Mientras que a la otra le pareció justa la decisión.

A lo que Salomón respondió: “Entregad a aquélla el niño vivo, y no lo matéis; ella es su madre”. Así, por medio de ese ardid el sabio rey pudo establecer quién era la verdadera madre.

La historia ha demostrado una y otra vez que las dictaduras son más frágiles de lo que aparentan y caen porque se fracturan por dentro. La de Maduro tarde o temprano va a colapsar, pero no se puede saber cuándo. Lo que intenta Guaidó (contrario a lo que afirman sus críticos desde la acera opositora) es acelerar el proceso por medio de una negociación con el chavismo. Y con su propuesta busca evidenciar que el obstáculo a esa negociación no es otro que Nicolás Maduro.

Esa narración es el origen de lo que se ha dado en llamar una “solución salomónica”, que no busca dejar contentas por igual a las partes, sino que intenta impartir justicia ante una disputa de manera práctica.

Esa parece ser la lógica a la que está apelando Juan Guaidó para destrancar el empate catastrófico en el que ha caído la política venezolana. Ni él ha podido desalojar a Nicolás Maduro del poder, ni tampoco este ha podido sacarlo del terreno.

Luego de nueve meses de lucha, Maduro sigue contando con la lealtad de la Fuerza Armada Nacional (FAN), con el control de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), y las tenebrosas policías políticas, el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) y la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM). Es decir, con el principal poder de fuego dentro del país.

A eso hay que sumar su control sobre el muy averiado Estado venezolano, los tribunales y la mayoría de las gobernaciones de estado y alcaldías en los municipios, así como el respaldo de otros grupos armados que operan en distintas partes del territorio nacional como el Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia, y los colectivos en la ciudad de Caracas.

Pese a que su poder ha disminuido por el caos económico, la debacle de la industria petrolera y las sanciones norteamericanas, Maduro evidentemente es una realidad política. No tendrá legitimidad pero tiene las armas.

Por su parte, Juan Guaidó no tiene las armas pero si la legitimidad que le dan el Parlamento y el reconocimiento nacional e internacional. No sólo se las ha arreglado para mantener el respaldo de una inédita coalición internacional, además sigue contando con un apoyo mayoritario de la población, según los más recientes estudios de opinión pública, y no obstante que la acción política de Maduro ha intentado neutralizarlo sigue al frente de la desafiante Asamblea Nacional (AN) y sigue recorriendo el país.

Es una situación muy extraña en la que Maduro, que pareciera tener el poder para hacerlo, no se atreve a arrestar a quien le disputa la Presidencia, y tampoco a cerrar la Asamblea. Por el contrario, en lo que es una señal obvia de su debilidad, los diputados chavistas se reincorporan a la institución que preside la misma persona que se ha proclamado presidente del país. Es lo que se ha venido a llamar un empate catastrófico. Ninguno puede imponerse sobre el otro.Maduro no tiene legitimidad pero tiene las armas / Foto: PSUV

Ante eso Guaidó ha decidido mover ficha proponiendo públicamente que Maduro abandone el poder y él por su parte renuncie a la presidencia interina. En su propuesta el Consejo de Estado (una figura constitucional de carácter asesor) asumiría las competencias del Poder Ejecutivo y sería ese el gobierno de transición que convocaría elecciones presidenciales.

¿Cree Juan Guaidó que esta propuesta es suficiente para que Maduro abandone el poder? Evidentemente que no. Pero al igual que el rey Salomón no espera partir al niño en dos sino poner en evidencia a una de las partes.

La siguiente pregunta es: ¿Ante quién? La respuesta es: Ante los factores dentro del régimen (o que externamente lo respaldan) que han presionado a Maduro para que negocie un acuerdo estabilizador que implique el levantamiento de las sanciones estadounidenses. Puesto que Washington no las levantará mientras Maduro siga en el poder, para el chavismo esta es una propuesta razonable.

El joven presidente de la AN está admitiendo un hecho: el chavismo es una realidad en Venezuela. Y tarde o temprano habrá que transar con él. La única manera de que eso no ocurra es que se dé una intervención militar externa, que a estas alturas es muy claro que Donald Trump, el único con capacidad de usar esa opción, no está dispuesto a hacer para sacar a Maduro del poder.

Esto es algo que cierta minoritaria oposición en Venezuela se niega a admitir, bien porque no lo entiende, bien porque egoístamente no le conviene, aunque con ello retrase la posible transición en el país. Es parte de la naturaleza humana y ser atacado por ese flanco es un costo que Guaidó tendrá que pagar si quiere insistir por esa ruta.

La historia ha demostrado una y otra vez que las dictaduras son más frágiles de lo que aparentan y caen porque se fracturan por dentro. La de Maduro tarde o temprano va a colapsar, pero no se puede saber cuándo. Lo que intenta Guaidó (contrario a lo que afirman sus críticos desde la acera opositora) es acelerar el proceso por medio de una negociación con el chavismo. Y con su propuesta busca evidenciar que el obstáculo a esa negociación no es otro que Nicolás Maduro.

Guaidó retó a Maduro a caminar por las calles durante un candente debate en la AN por Yimmerlys López – Caraota Digital – 9 de Octubre 2019

«Vamos a cualquier calle de Venezuela, por la que quiera, a ver que dice la gente, a ver quien es el payaso», este fue el reto de Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela a Nicolás Maduro durante la sesión ordinaria de la Asamblea Nacional (AN) este martes 8 de octubre.

La candente intervención en el Parlamento fue difundida este miércoles por el Centro de Comunicación Nacional (@Presidencia_VE), en donde Guaidó invitó a Maduro a recorrer las calles del país y «despojarnos de la cobardía».

«Vamos a darle. Lo reto hoy. Venezuela entera es testigo del reto, al jefe de ustedes, el día que quieran, en la calle que quieran, vamos a caminar a ver quien es el cobarde», declaró Guaidó.

Guaidó le indicó a la bancada del régimen en la AN que le llevara la propuesta a su jefe, que explicó «era sencillita». «Elección presidencial realmente libre, Consejo de Estado y separación de los cargos ¿Cual es el miedo?», señaló.

El presidente encargado instó al régimen a perseguir a los irregulares y a ejercer soberanía, y no a seguir con una «cantaleta» para distraer la atención del pueblo venezolano «que necesita comida, agua, medicina, electricidad y soluciones que pasan por la presidencia».

«Vamos a despojarnos pues, déjense la cobardía, vamos a responder a nuestra gente, a los venezolanos, que hoy claman por cambio», dijo.

Asimismo, reiteró el llamado a las calles este 24 de octubre en el estado Zulia.

 

Maduro está preso en el Palacio de Miraflores mientras Guaidó se mueve libre por Venezuela por Daniel Gómez – ALnavío – 8 de Octubre 2019

Las imágenes hablan por sí solas. Allá donde va Juan Guaidó, la gente le sigue. Se mueve libremente. Le apoyan. Nicolás Maduro, en cambio, está preso. Limita sus movimientos entre el Palacio de Miraflores y la base militar Fuerte Tiuna. Para pasear tiene que ir hasta Moscú.

Guaidó se ha recorrido Venezuela mientras Maduro no ha salido del Palacio de Miraflores / Foto: Presidencia Guaidó

Guaidó se ha recorrido Venezuela mientras Maduro no ha salido del Palacio de Miraflores / Foto: Presidencia Guaidó

Juan Guaidó paseando por los cerros de Petare en Caracas, por el municipio Baruta en Miranda, por el sector Moñongo en Vargas… Juan Guaidó en los Andes, en los llanos, en Margarita… Juan Guaidó debatiendo en la Asamblea Nacional, reuniéndose con empresarios, conversando con académicos… Juan Guaidó en la Iglesia, en mítines, en manifestaciones… Juan Guaidó con la gente, con el pueblo, con los venezolanos.

¿Y Nicolás Maduro?

“Venezuela debe ser el único país del mundo en el que el supuesto presidente, el que dice que ganó las elecciones, y que tiene el respaldo popular, no puede salir a la calle y pasear tranquilo. Maduro está recluido. No puede ir más allá del Palacio de Miraflores y Fuerte Tiuna”, dice al diario ALnavío la vicecanciller de Guaidó, Isadora Zubillaga, también embajadora del Presidente Encargado en París.

Es cierto. La última vez que se vio a Maduro paseando fue hace dos semanas a 9.900 kilómetros de Caracas: en Moscú. Desde la Plaza Roja compartió un vídeo en el que anunció todo el apoyo que le brinda el presidente Vladímir Putin, mientras caminaba entre la gente, cosa que ahora sólo puede hacer en contados países: RusiaCubaVietnam y Corea del Norte. No en Venezuela.

En su país, la última vez que se le vio fuera del Palacio de Miraflores y al aire libre fue en la entrevista con el periodista Max Blumenthal para The Grayzone. Allí Maduro apareció en una montaña con Caracas de fondo. Bien lejos de la gente.

El de Guaidó es el caso contrario. Este fin de semana estuvo en el sector Moñongo, un barrio pobre, agrícola, del estado Vargas, donde los servicios de agua y electricidad están en un estado muy precario. Fue recibido por la gente del lugar. Se agolparon sobre él y sobre su esposa, Fabiana Rosales, muy activa en las causas humanitarias, y compartieron su lucha. Guaidó se preocupó por ellos. Conversaron.

“Dios te bendiga hijo, usted es la esperanza. Dios te bendiga”, le dijo una abuelita que se encontraba en el sitio.

“¡Sí se puede! ¡Sí se puede!”, le gritaban los ciudadanos de la localidad.

El fin de semana también acudió al mercado de Chacao. Allí le recibió otra multitud. Los comerciantes le ofrecían comida de sus puestos. Él los atendía. Se retrataba con ellos. Escuchaba sus preocupaciones. Les transmitía esperanza.

“Vamos a salir adelante”, prometió Guaidó, quien posteriormente añadió: “Solamente acompañamos a los venezolanos, como no puede hacer la dictadura porque la rechazan; estamos buscando a nuestra gente para generar la presión y la solución a la crisis.

Guaidó en Moñongo

Guaidó en Chacao

Guaidó en Petare

Guaidó en El Hatillo

Guaidó en Anzoátegui

Guaidó en Aragua

Guaidó en Carabobo

Guaidó en La Guaira

Guaidó en Margarita

93% de los venezolanos califica como negativa la situación del país – El Nacional – 5 de Octubre 2019

De acuerdo con una encuesta de Datanálisis, el presidente interino Juan Guaidó encabeza la lista de popularidad nacional con un 40% que aprueba su desempeño

situación país
Foto: AFP

Datos comparados por el periodista Eugenio Martínez señalan que la popularidad de Nicolás Maduro cayó de forma notoria desde su llegada al poder.

En abril 2013, 55% de los venezolanos creía la gestión del sucesor de Hugo Chávez era positiva, mientras que en la actualidad 83% opina lo contrario.

«Aunque efectivamente en los estudios de Datanálisis pasó de 12.9% en agosto a 14.8% en septiembre, este cambio se encuentra dentro del error muestral del estudio que es de +/- 3,46%», explicó el periodista.

En este sentido, detalló que el último estudio de la encuestadora señala que 98% de los opositores y 90% de los independientes valoran de forma negativa a Maduro.

Solo 13,8% de la población se considera chavista y de esta, 72% califica de positiva la gestión del presidente del PSUV.

Oposición

En cuanto a la popularidad de la bancada opositora, Martínez refirió que, pese a que el presidente interino Juan Guaidó, no tiene el mismo apoyo de logró a comienzos de año, se mantiene como el favorito en las encuestas.

«40% aprueba el desempeño de Guaidó, 25% aprueba a Leopoldo López, 24% a María Corina Machado y 19% a Henrique Capriles Radonski. En el caso de Henri Falcón, su gestión solo es aprobada por 14% de los ciudadanos», detalló.

Basado en los datos más recientes de More Consulting, Claudio Fermín y Timoteo Zambrano, quienes accedieron a una mesa de diálogo con Maduro, solo son considerados como representantes legítimos de la oposición por 33% de quienes se dicen chavistas, 13% de los independientes y 2,3% de los opositores.

Eugenio G. Martínez

@puzkas

93% de los venezolanos describen en este momento negativamente la situación del país. Es bueno recordar que en abril de 2013 solo 49% de los venezolanos describía negativamente la situación del país según los resultados de

Eugenio G. Martínez

@puzkas

Incluso, quienes se dicen chavistas valoran negativamente la situación del país. 72% de quienes aseguran identificarse con la Revolución Bolivariana ven negativamente el día a día del país.

Eugenio G. Martínez

@puzkas

83% valora negativamente la gestión de @NicolasMaduro. Acá otro dato relevante: en abril de 2013 el 55% de los venezolanos decía que la gestión de Maduro como Pdte encargado era positiva. El deterioro de la imagen de Maduro en 6 años se relaciona con el caos y deterioro del país

Eugenio G. Martínez

@puzkas

Es un error suponer que Maduro se está recuperando en las encuestas. Aunque efectivamente en los estudios de pasó de 12.9% en agosto a 14.8% en septiembre este cambio se encuentra dentro del error muestral del estudio que es de +/- 3,46%

Eugenio G. Martínez

@puzkas

En el último estudio de 98% de quienes se dicen opositores y 90% de los independientes valoran negativamente la gestión de Maduro (el estudio tiene un error en +/- 3,46). No obstante solo 26% de quienes se dicen chavistas valoran mal el desempeño de Maduro.

Eugenio G. Martínez

@puzkas

¿Cuál es el tamaño del chavismo?. Según Datanálisis 52% de los venezolanos se dicen independientes, 31,8% se autodefinen como opositores y 13,8% se dicen chavistas. 72% de los chavistas dicen que la gestión de Maduro es positiva. Es decir, solo una parte pequeña de la población

Eugenio G. Martínez

@puzkas

Así como la mayoría de los ciudadanos valoran mal a Maduro también lo hacen con los otros dos principales referentes de su gobierno: 83,7% valora negativamente la gestión de Vladimir Padrino López y 86% valora negativamente la gestión de Diosdado Cabello

Eugenio G. Martínez

@puzkas

Por otra parte @jguaido a pesar de no exhibir en este momento los números que tenía a principios de año sigue siendo el líder mejor valorado, no solo de la oposición, sino del país. En esto coinciden la mayoría de los estudios de opinión

Eugenio G. Martínez

@puzkas

40% aprueba el desempeño de Guaidó, 25% aprueba a Leopoldo López, 24% a María Corina Machado y 19% a Henrique Capriles Radonski. En el caso de Henri Falcón su gestión solo es aprobada por 14% de los ciudadanos

Eugenio G. Martínez

@puzkas

En el caso exclusivo de quienes se dicen opositores 75% valora positivamente a @jguaido. Por otra parte entre los opositores 54% valora positivamente a Leopoldo López; 47,6% a María Corina Machado y 36,6% a Capriles Radonski.

Eugenio G. Martínez

@puzkas

Cambiamos acá de datos de a los datos de @More_Consulting que midió en las ultimas dos semanas a las principales referentes de los partidos políticos que integran con Maduro una nueva Mesa de Diálogo y Entendimiento

Eugenio G. Martínez

@puzkas

Según @More_Consulting solo los ciudadanos que se autodefinen como chavistas piensan que Claudio Fermín y Timoteo Zambrano son los legítimos representantes de la oposición. En el caso de los opositores solo 2% se sientes identificados con Fermín y Zambrano en este momento

Eugenio G. Martínez

@puzkas

Según @More_Consulting 33% de quienes se dicen chavistas, 13% de los independientes y 2,3% de los opositores piensan que Claudio Fermín, Timoteo Zambrano y los partidos MAS, AP, etc son los representantes legítimos de la oposicióm

Ver imagen en Twitter

Eugenio G. Martínez

@puzkas

En el caso de Claudio Fermín 16,3% tiene una opinión favorable de su desempeño y 43% lo describe desfavorablemente. En el caso de Timoteo Zambrano prevalece el desconocimiento: 66% dice que no lo conoce o que no tiene suficiente información. El resto, solo 7% lo valora bien

Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter

Moisés Naím: Estamos viendo en Venezuela el fin del chavismo y del madurismo – El Nacional – 2 de Octubre 2019

En entrevista con Diario Las Americas, el analista político venezolano aseguró que en términos de geopolítica La Habana, Estados Unidos, Rusia, China e Irán desempeñan un papel importante en el conflicto

Foto: Archivo

Aseguró que en términos de geopolítica, La Habana, Estados Unidos, Rusia, China e Irán tienen un papel importante en el conflicto.

Al ser preguntado sobre cuándo considera que finalice la crisis política en el país, dijo que es complicado hablar en esos términos. «Lo que sí está claro es que los países con tiranías no salen hacia la democracia instantáneamente”

Iindicó que es normal que la población esté desesperada. “Normalmente los procesos tienen avances y retrocesos, tropiezos y éxitos. Es un proceso complejo y tanto fuera como dentro de Venezuela quieren que haya una salida de Maduro ya”.

Aseveró que no duda de que La Habana tiene un papel importante. “Ellos van a seguir saqueando al país tanto como puedan, no solo sacando petróleo sin pagar, sino también estando involucrados en actividades de importación y exportación de todo tipo de cosas y ciertamente tienen vínculos con los grupos que operan en Venezuela”.

Manifestó que la comunidad internacional tardó en reconocer que lo que se vive en el país es una dictadura, “y una dictadura sangrienta, que tortura a la gente, que lo único que tiene de especial es su capacidad de esconder su naturaleza autocrática, que se disfrazan de demócratas, pero son unos dictadores”.

El analista político dijo que se acerca el fin del chavismo y del madurismo.

“Lo que no hay duda es que está terminando. El poder que tiene Maduro hoy es menor al que tenía cuando comenzó como sucesor de Chávez y claramente es menor al que tenía Chávez”, manifestó.

El poder de Guaidó

Acerca del presidente encargado, Juan Guaidó, dijo que este tiene poder, pero no lo puede ejercer en la medida en que las Fuerzas Armadas “sigan siendo la guardia pretoriana de Maduro y están dispuestos a asesinar a otros venezolanos con tal de dejarlo en el poder”.

Existen tres polos importantes de poder en Venezuela: el de Maduro y su régimen; el del gobierno legítimo de Juan Guaidó, reconocido por cerca de 60 países, y el de las Fuerzas Armadas.

Naím sostuvo que Guaidó tiene una ventaja de apoyo popular, lo cual le da un anclaje importante y también le da una legitimad más allá de la que le otorga la comunidad internacional.

Recuperación de la economía 

Para recuperar las bases del país, indicó que lo primero que hay que hacer es darle seguridad a la gente que está en la calle. “Mientras no sea posible vivir tranquilamente en Venezuela, en ciudades como Maracaibo, va a ser difícil que la economía se recupere”, dijo.

Un factor no económico como la seguridad ciudadana, aseveró, es un factor fundamental para la recuperación económica.

Guaidó se anotó este martes una gran victoria en la Asamblea Nacional por Pedro Benítez – ALnavío – 25 de Septiembre 2019

Los diputados del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) regresan a la Asamblea Nacional venezolana exactamente por las mismas razones que Nicolás Maduro envió a sus representantes a la mesa de negociación de Oslo/Barbados: obligados por las circunstancias. Acostumbrado al ejercicio arbitrario y sin contestación del poder absoluto sobre Venezuela, para el chavismo es difícil de tragar el verse obligado a sentarse en el Parlamento que preside Juan Guaidó.
El retorno del PSUV a la Asamblea Nacional es una victoria para Guaidó / Foto: @asambleaVE
El retorno del PSUV a la Asamblea Nacional es una victoria para Guaidó / Foto: @asambleaVE

La enrevesada maniobra a varias bandas que viene ejecutando Nicolás Maduro, ha incluido la incorporación por primera vez desde 2017 de la bancada de diputados del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) a la Asamblea Nacional (AN) que preside Juan Guaidó.

Si la misma es sólo un ejercicio de prestidigitación para aparentar ante los altos mandos de la Fuerza Armada Nacional (FAN) y sus aliados rusos, o para retardar lo más que pueda la aplicación de sanciones por parte de la Unión Europea a sus funcionarios civiles y militares, es algo que está por verse.

Hay que recordar que hasta hace pocos días se esperaba que las fuerzas policiales al servicio de Maduro cerraran definitivamente la Asamblea y emprendieran la arremetida final contra sus miembros y ahora los acontecimientos dan un giro inesperado. Este es un dato a tomar en cuenta.

Entre la incrédula opinión opositora venezolana que se expresa por las redes sociales predominaba la idea de que una gran trampa le estaba montando el chavismo a la AN. Algo debía traerse entre manos. No podía ser que los diputados oficialistas retornaran al Parlamento así no más, sin llevar una o varias cartas bajo la manga. Parte de la capacidad del chavismo para imponerse a lo largo de los años ha consistido en alimentar la esquizofrenia de cierta oposición convencida de que la dictadura es infalible, y que todo lo que hace está perfectamente calculado. “No dan puntada sin dedal” es una sentenciosa expresión muy común que cierra cualquier debate alternativo a ese convencimiento.

Pero la montaña ha parido un ratón. El chavismo no es infalible, y ayer hubo una prueba de ello cuando 38 de sus representantes (de los 55 originalmente electos) fueron vapuleados por la oratoria de la bancada opositora que, disminuida por la persecución política, logró congregar a 95 de sus miembros (de 112 elegidos en 2015).

Intervención tras intervención los diputados opositores les recordaron a sus colegas oficialistas el abrumador costo social y humano que para Venezuela han implicado estos dos años de desconocimiento de la soberanía popular expresada en esa Asamblea y la destrucción de la institucionalidad del país.

Se presumía que luego de acostumbrarse a actuar sin contrapeso en la AN para la mayoría opositora la presencia del PSUV sería motivo de incomodidad en su funcionamiento. Pero no fue así.

No obstante, varios diputados de la oposición no han disimulado su inconformidad con permitir que el PSUV se reincorporara a la Asamblea, tomando en cuenta que hace dos años la abandonó con el propósito expreso de eliminarla. Incluso varios de estos parlamentarios chavistas están en la “curiosa” posición de ser a la vez miembros de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) designada por Maduro en agosto de 2017 con el objetivo primordial de decapitar a ese mismo Parlamento al que ahora se reincorporan.

Guaidó y sus compañeros de la directiva de la AN pudieron alegar, amparándose en la Constitución, que estos diputados del PSUV habían abandonado sus cargos para impedirles su reincorporación. De hecho, es el caso concreto de Francisco Torrealba, quien ejerció como ministro de Maduro, lo que en el texto constitucional implica taxativamente la pérdida de su curul.

Pero en esta guerra sin cuartel privó el cálculo político. Porque ese retorno es una victoria que para el campo democrático no tiene precio.

Maduro se ha visto obligado por las circunstancias a retroceder en un asunto clave. Que sus diputados vuelvan a la Asamblea es reconocer la inutilidad práctica de la ANC. Se puede pensar que esto es (recordando la teoría leninista) retroceder un paso para luego avanzar dos. Sin duda esto es lo que Maduro tiene en la cabeza.

Como no pudo anular la AN por medio de las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), ni reemplazarla con la ANC, ahora va a intentar tomarla por dentro. Dados los números que vieron ayer, 95 diputados de la bancada opositora, 38 del PSUV y cinco de Cambiemos (el grupo que encabeza el diputado Timoteo Zambrano que es parte de la mesa de diálogo paralela a Barbados) esa posibilidad no luce factible.Los diputados del PSUV regresan a la AN obligados por las circunstancias / Foto: PSUV

Los diputados del PSUV regresan a la AN obligados por las circunstancias / Foto: PSUV

Pero no va a desistir en ese propósito. Sin embargo, esto es hoy un retroceso en su política y al chavismo no le gusta retroceder. Lo hace, como lo ha hecho, por cierto, con el control de cambios, hoy inexistente cuando ese fue uno de los principales instrumentos de control social y político del régimen desde 2003. Lo hace por la misma razón por la cual la vida cotidiana de los venezolanos se está dolarizando. Porque los hechos son tercos y las circunstancias se imponen.

Lo mismo pasa hoy con la AN. Maduro la usa como un subterfugio para evadir el mecanismo de negociación de Oslo/Noruega. Pero tal como se ha visto obligado a retornar a la AN le ocurrirá lo mismo con esa negociación.

Hay que recordar que hasta hace pocos días se esperaba que las fuerzas policiales al servicio de Maduro cerraran definitivamente la Asamblea y emprendieran la arremetida final contra sus miembros y ahora los acontecimientos dan un giro inesperado. Este es un dato a tomar en cuenta.

Acostumbrados al ejercicio arbitrario y sin contestación del poder absoluto sobre Venezuela, para Maduro y su grupo es difícil de tragar el verse obligados a sentarse en el Parlamento que preside Juan Guaidó, el mismo que le disputa la legitimidad de la Presidencia con el apoyo de la mayoría de las democracias del mundo.

Esto es una demostración de que Maduro ejerce una dictadura sobre Venezuela, pero no tiene control absoluto del país. La suya ni siquiera es una dictadura personal, sino que se ve obligado a compartir el poder. Y en estos momentos, acosado sin cesar por todos los frentes, está en uno de sus momentos de mayor fragilidad y lo sabe.

De Moscú Nicolás Maduro regresará con otra foto con Vladímir Putin, con las manos vacías y con un consejo realista: ya que no puede aplastar a sus enemigos siéntese a negociar con ellos.

Trump administration to triple democracy aid to Venezuela by Joshua Goodman – AP News – 25 de Septiembre 2019

In this Aug. 28, 2019, file photo, Venezuela’s opposition leader and self-proclaimed interim president Juan Guaido, speaks during an event about infrastructure of the country at the Metropolitan University in Caracas, Venezuela. The Trump administration is more than tripling U.S. support for pro-democracy work in Venezuela and for the first time will give funds to Guaido as he attempts to set up an interim government. (AP Photo/Ariana Cubillos, File)

NEW YORK (AP) — The Trump administration is more than tripling U.S. support for pro-democracy work in Venezuela and for the first time directly funding opposition leader Juan Guaidó as he attempts to set up a government to rival the socialist administration of Nicolás Maduro.

The $52 million in new aid was announced Tuesday by Mark Green, the administrator of the U.S. Agency for International Development, following a meeting in New York with Guaidó’s envoy Carlos Vecchio, whom the Trump administration recognizes as Venezuela’s ambassador in Washington.

The funding was mostly repurposed from aid originally earmarked for Honduras and Guatemala that President Donald Trump cut last year after accusing the Central American countries of failing to stem the flow of migrants to the U.S.

The funding boost shows the level of U.S. support for Guaidó, who has drawn recognition as Venezuela’s rightful leader by more than 50 nations. But he has been unable to translate the international support and popularity at home into real power capable of helping regular Venezuelans suffering from hyperinflation and an economic collapse akin to the destruction wrought by war.

A senior Trump administration official said the new U.S. aid package seeks to address that deficit, providing about $19 million to pay for secure communication devices, travel stipends and training in budget planning and other tools to effectively govern should they manage to force Maduro from power.

The U.S. official spoke on the condition of anonymity because he is not authorized to publicly discuss details of the aid package.

Guaidó’s team said in a statement that it would not administer the money directly or give it to any institution or political party. It said it hoped to work with the U.S. in the coming days to decide how the funds would be spent and leave it to the American authorities to distribute the funds and audit their use.

The decision aimed at boosting transparency comes after a string of accusations earlier this year that Venezuelan opposition groups mismanaged humanitarian aid for migrants in Colombia.

The Trump administration had budgeted $9 million during the 2017 fiscal year and $15 million in 2018 to promote free press, the monitoring of human rights abuses and anti-corruption initiatives — work by civil society groups that will be greatly expanded by the additional funding.

A U.S.-backed uprising in April by a cadre of security forces failed to break the armed forces’ loyalty to Maduro. The embattled socialist in recent days has gone on the offensive, announcing a deal with a small group of minority opposition parties to reshape the nation’s electoral council and other reforms after talks with Guaidó sponsored by Norway broke down.

Trump, speaking at the United Nations on Tuesday, delivered a sharp warning to Venezuela, declaring that he awaited the day “when Venezuela will be free and when liberty will prevail throughout this hemisphere.” He also called socialism “the wrecker of nations” and “destroyer of societies.”

It came just a day after the United States and more than a dozen Latin American countries agreed to investigate and arrest associates and senior officials of Maduro’s government who are suspected of crimes such as drug trafficking, money laundering and financing terrorism.

Venezuela’s opposition is relying heavily on the international community to force Maduro from power.

In addition to the Trump administration funds for pro-democracy work, the Treasury Department also moved to block any U.S. assets controlled by four transport companies that it says keep delivering Venezuela oil to Cuba, another act aimed at punishing those who support Maduro’s government.

The funding announced Tuesday is in addition to hundreds of millions of dollars already committed by the U.S. to support the more than 4 million vulnerable Venezuelans who have fled the country’s crisis and migrated to Colombia, Peru, Ecuador and other nations throughout Latin America.

The United Kingdom, meanwhile, announced a major boost in aid for Venezuela, responding to a U.N. call for donors to give $223 million to support a humanitarian response this year.

The U.K. pledged 30 million euros ($33 million) on top of the 14.5 million euros ($15.9 million) it announced earlier this year. The funds will go to organizations delivering medicine, vaccinations and clean water inside Venezuela and neighboring countries hosting millions of Venezuelans who have fled the crisis.

The U.K. said it would not reveal which groups are receiving the funds for security reasons.

“The people of Venezuela are needlessly suffering as a direct result of Maduro’s refusal to accept the scale of his country’s worsening humanitarian crisis,” said Alok Shark, U.K. international development secretary.

Declaración del Grupo de Lima – 23 de Septiembre 2019

 

Los Gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Venezuela, miembros del Grupo de Lima, reunidos en la ciudad de Nueva York, expresan lo siguiente:

1. Rechazan los reiterados y sucesivos bloqueos del régimen ilegítimo y dictatorial de Nicolás Maduro a los procesos de negociación con las fuerzas democráticas y la Asamblea Nacional de Venezuela para alcanzar una salida política a la grave crisis que padece dicho país, mediante la realización de elecciones generales libres, justas y transparentes, con observación internacional.

2. Renuevan su apoyo al Presidente Encargado Juan Guaidó y la Asamblea Nacional, como autoridades legítimas y democráticamente electas, y destacan su voluntad por alcanzar una salida pacífica conducida por los propios venezolanos. Siguen comprometidos a trabajar en estrecha colaboración con la comunidad internacional e instan a los demás países a unirse a los esfuerzos hacia ese objetivo.

3. Expresan la disposición de adoptar nuevas sanciones u otras medidas económicas y políticas contra el régimen de Maduro, orientadas a favorecer el restablecimiento, sin el uso de la fuerza, del Estado de derecho y el orden constitucional y democrático en Venezuela.

4. Rechazan los crecientes vínculos del régimen de Nicolás Maduro con grupos armados al margen de la ley y al amparo que otorga a la presencia de organizaciones terroristas y grupos armados ilegales en territorio venezolano, lo que representa una clara amenaza a la paz, la estabilidad y la seguridad de la región.

5. Promueven, de acuerdo a los ordenamientos jurídicos nacionales aplicables, la investigación, captura y sanción de funcionarios y testaferros del régimen ilegítimo de Maduro involucrados en actividades de apoyo a grupos armados y organizaciones terroristas, así como en actos de corrupción, narcotráfico, delincuencia organizada y violaciones a los derechos humanos.

6. Urgen al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas a establecer un mecanismo independiente de seguimiento e investigación sobre la violación sistemática de los derechos humanos en Venezuela, documentadas en el último informe de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, como el propuesto por los países del Grupo de Lima junto a otros miembros de la comunidad internacional.

7. Rechazan la candidatura del régimen ilegítimo de Maduro a dicho Consejo, por ser absolutamente contraria a la tarea de protección y defensa de los derechos humanos que compete a ese organismo intergubernamental e instan a la Asamblea General de Naciones Unidas a no apoyar esa candidatura.

8. Reiteran su profunda preocupación por la gravedad de la crisis humanitaria en Venezuela y por la dimensión del éxodo migratorio, más de 4.3 millones de personas según la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), que desborda las capacidades para su atención y subrayan la necesidad de incrementar el apoyo internacional, especialmente financiero para ayudar a la migración venezolana y a los países de acogida, para atender esta situación sin precedentes en la región.

Piñera a Bachelet: El presidente de Venezuela es Juan Guaidó – Alberto News – 22 de Septiembre 2019

El Presidente Sebastián Piñera le respondió a la alta comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, quien confirmó que para la ONU Nicolás Maduro es el presidente de Venezuela.

Para las Naciones Unidas Juan Guaidó es el presidente de la Asamblea (Nacional), y el presidente electo (de Venezuela) es Nicolás Maduro“, señaló Bachelet en una entrevista concedida a TVN.

En suelo norteamericano, el Mandatario enfatizó que “la posición del Gobierno de Chile es que Juan Guaidó es el presidente legítimo de Venezuela“.

Guaidó “fue designado como presidente encargado por la Asamblea Nacional, única institución legítima y democrática que existe en Venezuela, con un mandato: convocar lo antes posible a elecciones libres, abiertas, transparentes y democráticas“, sostuvo.

El Presidente Piñera llegó hasta Nueva York para participar de la 74ª Asamblea General de la ONU, donde abordará la crisis medioambiental y la situación de Venezuela en cuatro días de gira.

Críticas contra el TIAR “son infundadas”

El presidente se refirió a los cuestionamientos que recibió por la decisión de votar favorablemente -junto a otros 11 países- una resolución para constituir el Órgano de Consulta del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) para enfrentar la crisis venezolana.

“Las críticas son totalmente infundadas. Lo que está en juego es muy simple: Estamos por favorecer el camino a la dictadura de Maduro o estamos por favorecer el camino a la recuperación de la libertad“, señaló Piñera.

El TIAR incluye la opción de romper las relaciones o bloquear el transporte aéreo y naval de Venezuela, además incluye la posibilidad de emplear la fuerza armada contra Maduro.

“Nuestro Gobierno no tiene ninguna duda: vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance por terminar con esa dictadura corrupta, incompetente que tanto dolor y sufrimiento le ha significado al pueblo venezolano. Pero, al mismo tiempo, vamos a ser consecuente con nuestro principio de usar mecanismos pacíficos, por esa razón, la voz de Chile se alza en forma fuerte y clara“, concluyó.

“Global Citizen Award”

El Presidente Sebastián Piñera, en medio de su gira a Estados Unidos, será reconocido el lunes 23 de septiembre con el prestigioso premio anual “Global Citizen Award” (Premio Ciudadano Global), en el marco de la Cumbre por el Clima en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Esta premiación ha generado diversos cuestionamientos, y la senadora Carolina Goic (DC) –presente en la gira por Estados Unidos- señaló que hay que ver “los detalles de ese reconocimiento, no me quiero perder en esa polémica“.

“Creo que hay muchos otros puntos donde Chile puede plantear tema y donde yo espero que esté centrado el debate“, agregó la senadora.

 

A %d blogueros les gusta esto: