elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Juan Guaidó

Canciller de Eslovaquia pide a todos los países de la UE que reconozcan a Guaidó – El Nacional – 13 de Julio 2020

Salvo Chipre e Italia, los otros 25 países del bloque europeo ya lo reconocen como presidente interino

Eslovaquia
Ivan Korcok arriba a la reunión de la Unión Europea. Foto: AFP

El canciller de Eslovaquia, Ivan Korcok, abogó este lunes por que todos los países de la Unión Europea reconozcan a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, como hiciera Bratislava a principio de julio.

“Queremos llevar a la UE a la unidad cuando se trata de reconocer a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela”, defendió Korcok antes de una reunión con sus pares europeos en Bruselas, la primera presencial desde el confinamiento.

El político es desde 2019 presidente encargado de Venezuela como líder de la Asamblea Nacional, cuestionando la legitimidad de Nicolás Maduro, y recabando el apoyo de medio centenar de países.

Salvo Chipre e Italia, los otros 25 países del bloque europeo ya lo reconocen como presidente interino. La UE, como tal, no lo reconoce como presidente interino, pero tampoco la legitimidad de Maduro en su reelección en mayo de 2018.

Venezuela se convirtió en 2017 en el primer país latinoamericano sancionado por la UE, que impuso también un embargo de armas. El bloque busca además aliviar la crisis humanitaria en el país y la crisis de refugiados en los países vecinos.

Tras una nueva serie de sanciones a funcionarios y opositores disidentes venezolanos, Bruselas y Caracas mantuvieron un pulso diplomático. Maduro dio marcha atrás finalmente a la expulsión de la embajadora de la UE en Venezuela.

Venezuela, el desastre que no cesa por Francesco Manetto – El País – 12 de Julio 2020

Una economía destruida, unos servicios sanitarios incapaces de responder a la pandemia y un presidente que maniobra para descabezar a la oposición, convertida en una jaula de grillos. El cambio en el país sudamericano se antoja cada vez más complicado

Un manifestante en una protesta contra el Gobierno de Nicolás Maduro, el pasado 10 de marzo en Caracas.
Un manifestante en una protesta contra el Gobierno de Nicolás Maduro, el pasado 10 de marzo en Caracas.

Primero, una sensación de calma aparente. Después, un sobresalto. Y de repente la sorpresa se convierte en caos. Sucede a menudo en Venezuela. Ese es en buena medida el ritmo cíclico de su historia reciente. La profunda emergencia económica y social y la fractura institucional han hecho del país caribeño un territorio en el que las nociones habituales de la confrontación política carecen de sentido. La polarización es mucho más que eso y con frecuencia —después de dos décadas de pulso entre el chavismo y la oposición, acciones militares, intentos fallidos de derrocar al régimen y estrategias disparatadas— se acerca a un abismo insalvable. Y la crisis es un pozo sin fondo del que nadie ha sido capaz de salir.

La sucesión de esas tres fases quedó plasmada a principios de año en un episodio que marcó el enésimo giro de tuerca del Gobierno de Nicolás Maduro y que sacudió a sus rivales. Ese día empezó, de alguna manera, un nuevo ciclo. El 5 de enero Juan Guaidó, jefe del Parlamento reconocido como presidente interino por casi sesenta países, iba a ser reelegido al frente de la Asamblea Nacional, la única institución controlada por fuerzas opositoras. Sin embargo, una maniobra de la bancada chavista y de un sector minoritario de tránsfugas convirtió la sesión en una jornada de vértigo. Se votó sin quorum en un hemiciclo en el que se cruzaban proclamas e insultos y donde iban y venían, sin apenas control, parlamentarios, asesores y periodistas. Los alrededores del palacio legislativo estaban llenos de militares. Una de las imágenes del día fue la del propio Guaidó —que mantiene que no llegó a entrar— intentando trepar por una verja para eludir a la Guardia Nacional. En un ambiente de caos, lleno de especulaciones y medias verdades, se juramentó un nuevo presidente del Parlamento: el opositor disidente Luis Parra, expulsado semanas antes de su partido, Primero Justicia, por un caso de corrupción. Solo el chavismo le reconoce. Y a efectos prácticos es suficiente, ya que el régimen nunca ha perdido el control del aparato estatal.

Vecinos de San Agustín del Sur (Caracas), en las fiestas de San Juan Bautista.
Vecinos de San Agustín del Sur (Caracas), en las fiestas de San Juan Bautista.ANDREA HERNÁNDEZ BRICEÑO

Lo que ocurrió entonces cobra ahora más sentido en medio de la pandemia, con un país paralizado y sin capacidad de respuesta por la destrucción de los servicios sanitarios. Maduro, en el poder desde la muerte de Hugo Chávez en 2013, trata de deshacerse de la presión interna convocando elecciones parlamentarias. Esta convocatoria amenaza con dinamitar los ya precarios equilibrios de la oposición, que rechaza participar. Guaidó, su equipo y sus seguidores afrontan uno de sus momentos más difíciles: debilitados por el acoso de la justicia, frustrados por la falta de horizonte y divididos tras los errores cometidos, buscan mantenerse a flote apelando a la unidad y aferrándose a su principal activo, el respaldo internacional. El llamado G-4, el frente de los principales partidos opositores, lo tiene cada día más difícil. El Tribunal Supremo inhabilitó a las direcciones de Voluntad Popular, la formación fundada por Leopoldo López; Primero Justicia, la organización de Henrique Capriles; y Acción Democrática. El fallo entregó esas fuerzas a unas gestoras encabezadas por dirigentes más dóciles y el cuarto partido, Un Nuevo Tiempo, teme una decisión similar. A eso se añade que los comicios, convocados para el 6 de diciembre, tendrán un árbitro designado por ese mismo tribunal, afín al Gobierno. Los intentos de pactar entre las partes una nueva composición del Consejo Nacional Electoral (CNE) que se dieron hasta finales de febrero quedaron desbaratados, como todas las demás aproximaciones al diálogo.

“Hoy Venezuela está más lejos de una transición democrática de lo que estaba 18 meses atrás, por errores estratégicos y la incapacidad de aglutinar el factor militar. El mundo y, en particular, la región, enfrentan la covid-19 en un ambiente de recesión global que hace que EE UU pierda cierto interés en la crisis venezolana”, opina Michael Penfold, investigador del Wilson Center de Washington y profesor del Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA). “Maduro lo ha aprovechado, pero con las elecciones no busca legitimarse internacionalmente, sino que tiene dos objetivos: descabezar a la oposición y crear una oposición leal”, comenta.

Guaidó se proclamó presidente interino durante una movilización multitudinaria el 23 de enero de 2019. Lo hizo valiéndose de una interpretación de la Constitución por la que Maduro es considerado un usurpador —tras ganar las elecciones presidenciales el año anterior sin la participación de la mayoría de las fuerzas opositoras y en medio de acusaciones de fraude—. Ese desafío alentó las expectativas de millones de venezolanos que vislumbraron la posibilidad de un cambio político inminente, confiando en una rebelión militar que no se produjo. Multiplicó también la presión internacional contra el régimen, encabezada por EE UU, Colombia, la mayoría de los países latinoamericanos y la Unión Europea. Un año y medio después, todo parece haber quedado en agua de borrajas y la frustración interna es una bomba de relojería.

Juan Guaidó y Leopoldo López, el 30 de abril de 2019,  día en que se alzaron contra Maduro, flanqueados por algunos militares, en un levantamiento que no prosperó.
Juan Guaidó y Leopoldo López, el 30 de abril de 2019, día en que se alzaron contra Maduro, flanqueados por algunos militares, en un levantamiento que no prosperó.CRISTIAN HERNANDEZ / AFP VIA GETTY IMAGES

“La oposición en este momento no tiene ninguna opción buena, tiene que elegir la menos mala”, continúa Penfold. “La situación venezolana tiene una sola solución posible, que es un acuerdo político, pero no hay incentivos. Aquí se requiere un proceso de reactivación de la comunidad internacional, que cree incentivos para esa negociación. Muchos en la oposición lo plantean con la idea de votar o no votar, pero eso sin negociación previa no significa nada”. Al mismo tiempo, los mensajes lanzados por el Gobierno no son alentadores. El domingo pasado el ministro de Defensa de Maduro, Vladimir Padrino López, advirtió durante un acto castrense que “[los opositores] nunca podrán ejercer el poder político en Venezuela”.

Con estas premisas, y con un estamento militar que se ha mantenido fiel a Maduro pese a cientos de deserciones, los escenarios siguen siendo muy inciertos. Un análisis apunta a que una atomización de la oposición puede facilitar un proceso de diálogo con los sectores más moderados. En las filas opositoras se oyen cada vez más voces que dudan de la eficacia del alcance simbólico del Gobierno interino y el aparato paralelo creado por Guaidó. Que critican el liderazgo de la estrategia de Leopoldo López, resguardado desde mayo del año pasado en la residencia de la Embajada de España en Caracas. Y que repudian algunos de los errores más sonados de los últimos meses, como el intento de incursión militar en dos playas próximas a la capital con soldados venezolanos y dos mercenarios estadounidenses. Un plan suicida que acabó con al menos siete muertos y decenas de detenidos. Henrique Capriles Radonski, ganador de las elecciones parlamentarias de 2015 y alejado de la primera línea desde 2017, lanzó hace días unas duras críticas al camino emprendido y llamó a reconstruir no solo el país, sino también la oposición. López le respondió a su manera, reapareciendo con ocasión del 209 aniversario de la independencia en un acto telemático para pedir la unidad de los opositores.

Sin embargo, los criterios internos son muy diferentes y las opciones de negociación política —que debería ser la salida natural y que representa la apuesta de la UE— son arduas. “El Gobierno no negocia de buena fe. Está dispuesto a mantenerse en el poder a toda costa, sin importar la posición de los chavistas, incluso, y de la comunidad internacional”, señala Raúl Gallegos, director de la consultora Control Risks. “La llegada de Guaidó, si bien era una posición necesaria para apretar a Maduro, no iba inmediatamente a llevar a un cambio, y ahora estamos viendo una consolidación del régimen, que está apostándole a sobrevivir de aquí a diciembre”, prosigue.

Las legislativas están previstas un mes después de las presidenciales en Estados Unidos. Y la posición de Washington es crucial para Guaidó. Lo fue desde el primer momento, a pesar de los altibajos y los exabruptos de Donald Trump, quien lo calificó de “crío”, según revela en sus memorias recientemente publicadas el exconsejero de Seguridad Nacional de EE UU John Bolton. También el secretario de Estado, Mike Pompeo, reconoció la dificultad de mantener la cohesión de la oposición. Sin embargo, aunque muchos dudan del compromiso real de Trump desde el principio, su respaldo y las sanciones impuestas al régimen fueron determinantes para sostener el discurso de Guaidó frente a Maduro.

“El impacto de la covid-19 en EE UU ha sido brutal y sigue siéndolo, por ende la importancia del tema Venezuela va a ser muchísimo menor. Aunque Trump saliera reelegido sería con un resultado muy ajustado. Va a haber un problema de salud y económico muy grave, y vas a tener empresas petroleras haciendo cabildeo para seguir operando en ese país”, analiza Gallegos. Este último factor es decisivo. Venezuela, un país petrolero que ya no tiene capacidad de refinación, tuvo que importar combustible de Irán en medio de la emergencia sanitaria. La economía está destruida. La pobreza extrema casi alcanza el 80%, el salario mínimo y los bonos de alimentación rondan los cuatro dólares mensuales. Maduro se conforma con el apoyo de sus aliados: Irán, Rusia, China y Turquía. El régimen, opina el consultor, ha llegado a una etapa en la que no le teme a la comunidad internacional. Según sus previsiones, si en EE UU gana Biden, la presión de Washington sobre Caracas será menor y el enfoque diplomático cambiará de tono, aunque eso no quiere decir que se produzca un levantamiento de sanciones de la noche a la mañana.

El equipo de Guaidó no ha perdido, sin embargo, la fe en el cerco diplomático. La transición llegará con más presión nacional e internacional hacia los funcionarios del régimen y con una oposición unida en torno a un solo objetivo, según Edward Rodríguez, portavoz del líder opositor, que considera los próximos comicios parlamentarios “una farsa electoral como en mayo de 2018”. “Nuestra lucha seguirá girando en torno a conseguir elecciones presidenciales libres”, subraya. “Esa es la pieza fundamental para construir una transición democrática”.

Mientras tanto, la rutina de Venezuela seguirá fluctuando como hasta ahora entre la calma, los golpes de efecto y el caos.

Trump advierte que “algo va a pasar con Venezuela” y asegura que EE.UU. estará “muy involucrado” – RT – 11 de Julio 2020

Al abordar la situación del líder opositor Juan Guaidó, el presidente estadounidense afirmó que el diputado “está perdiendo cierto poder”.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha comentado sobre la situación política que atraviesa Venezuela. El tema fue abordado en el marco de una entrevista en Miami publicada este sábado por Noticias Telemundo.

“Venezuela era un país rico hace 15 años y ha sido destruido por dos personas, pero por un sistema, un sistema horrible, llámelo como quiera, pero es un sistema horrible”, expresó el mandatario.

A continuación, Trump advirtió que “algo va a pasar con Venezuela, eso es todo lo que puedo decirle, algo va a pasar con Venezuela”, y agregó que, en el panorama mencionado, EE.UU. estará “muy involucrado”.

Por otra parte, cuando el periodista José Díaz Balart le preguntó si continuaba apoyando al líder opositor Juan Guaidó, el mandatario estadounidense señaló que respaldará “a quien sea que haya sido elegido”, sugiriendo que el diputado “parece ser el presidente que electo”.

No obstante, Trump indicó que Guaidó “está perdiendo cierto poder”. Asimismo, tras insistir en la idea de apoyar a “alguien” que cuente con el respaldo del pueblo, el mandatario norteamericano mencionó que “Venezuela ha sido tratada muy, muy mal”, y reconoció que él ha sido “muy estricto” con la nación bolivariana.

“Nos ocuparemos de la gente de Venezuela”, concluyó el presidente.

“¿Qué más podría pasar?”

El analista internacional Pablo Jofré Leal considera que los comentarios de Trump se alinean a las amenazas “permanentes” de Washington reflejadas en las acciones que ya han sucedido, como “las sanciones, los embargos, los bloqueos” e incluso acciones militares con el apoyo de Bogotá.

“Trump está avisando que va a continuar con esa política de máxima presión contra Venezuela”, explicó el experto a RT, y sugirió que las palabras del presidente de EE.UU. se deben entender en “clave electoral”.

Por otra parte, al referirse a Juan Guaidó, el analista señaló que al opositor, que ya no cuenta “ni siquiera con el apoyo de EE.UU. […] le quedan pocos días, porque indudablemente lo que necesita Trump, respecto a las elecciones de noviembre, es alguien que le dé garantías de mayor desestabilización, de mayores acciones, de sacar a la gente a la calle en Venezuela […] que no lo va a lograr”.

“¿Qué más podría pasar? Desestabilización, sabotajes”, cuestionó Jofré, tras acotar que el país latinoamericano “ha sido víctima de sanciones que calan muy hondo en la sociedad venezolana”

Donald Trump: Algo va a pasar en Venezuela, es lo único que puedo decir – El Nacional – 11 de Julio 2020

El presidente de Estados Unidos aclaró que no ha dejado de apoyar a Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela. Sin embargo, indicó que el líder opositor perdió fuerza.

Trump
Foto: AP

“Algo va a pasar con Venezuela, eso es todo lo que puedo decirle, algo va a pasar”. Así lo aseguró Donald Trump, presidente de Estados Unidos. Las declaraciones de Trump se dan luego de reunirse con funcionarios del Comando Sur para hablar sobre la operación antidrogras que se realiza en El Caribe.

“Venezuela era un país rico hace 15 años y fue destruido por dos personas, pero por un sistema, un sistema horrible, llámelo como quiera, pero es un sistema horrible”, dijo.

También aclaró que no ha dejado de apoyar a Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela. Sin embargo, indicó que el líder opositor perdió fuerza.

“Apoyo al que tenga el apoyo de los venezolanos. En este momento, Guaidó parece ser la persona elegida, pero que perdió cierto poder”, aseguró en una entrevista para Telemundo.

En junio, en una entrevista con la web informativa Axios, el presidente estadounidense dijo que no descarta reunirse en algún momento con Nicolás Maduro, a quien durante años la Casa Blanca acusó de oprimir a los venezolanos. “Quizá lo pensaría… A Maduro le gustaría. Y yo nunca me opongo a las reuniones. Sabes, rara vez me opongo a las reuniones”.

En ese momento, Trump mostró poca confianza respecto a Guaidó, al que Estados Unidos llegó a considerar presidente legítimo: “Podría haber vivido con o sin eso”, dijo sobre si se arrepentía de haberlo respaldado, “pero estaba firmemente en contra de lo que está pasando en Venezuela”, agregó.

 

 

 

Venezuela: Europa envía un contundente mensaje a Maduro y pide sanciones específicas y una prohibición sobre el comercio de ‘oro de sangre’ venezolano en la Unión Europea – Renew Europe – 10 de Julio 2020

1564-detail.4db0.png

El Parlamento Europeo aprobó hoy una resolución sobre la situación humanitaria en Venezuela y la crisis migratoria y de refugiados creada por el régimen de Maduro, que se mantiene en el poder poniendo en riesgo la vida de sus ciudadanos. El Grupo Renew Europe condena firmemente la represión de la democracia, del estado de derecho y de los derechos humanos por parte de las autoridades venezolanas y les insta a reconocer la crisis humanitaria en curso y a evitar que se siga deteriorando.

La resolución reitera que Juan Guaidó está reconocido como legítimo Presidente de la Asamblea Nacional y el Presidente interino legítimo de Venezuela, y pide a la UE que refuerce y amplíe las sanciones específicas, restringiendo consecuentemente los movimientos de aquellos individuos que apoyan a Maduro y a su régimen y congelando sus activos y visados.

El reciente intento de Maduro de expulsar a la embajadora de la UE de Caracas, como forma de represalia por la imposición de sanciones a 11 funcionarios responsables de graves violaciones de los derechos humanos, es muy lamentable y los eurodiputados piden a los Estados miembros que reconozcan a los representantes políticos nombrados por Juan Guaidó.

La eurodiputada de Renew Europe, Dita Charanzová (ANO, República Checa), Vicepresidenta del Parlamento Europeo y Responsable de las relaciones con América Latina, quien negoció la resolución en nombre de nuestro Grupo, dijo:

“Hemos enviado un fuerte mensaje a Maduro: no lo reconocemos, no puede haber un gobierno de transición con él, y seguiremos reforzando las sanciones selectivas hasta que se allane el camino para unas elecciones libres y justas.

Además de extender las sanciones a los funcionarios del régimen, un punto clave para mí fue pedir la prohibición del comercio y la circulación del ‘oro de sangre’ venezolano en Europa – la nueva sangre del régimen. Me alegro de que esto se haya incluido.

Reconocemos a Guaidó como el Presidente legítimo. Por lo tanto, los estados de la UE deben reconocer a sus representantes en Europa también, y revocar la acreditación de los embajadores de Maduro ahora.”

El eurodiputado Jordi Cañas (Ciudadanos, España), primer vicepresidente de la Asamblea Parlamentaria de EUROLAT y coordinador del Grupo Renew Europe Eurolat, añadió:

“La reacción del régimen de hacer amago de expulsar a la Embajadora de la Unión Europea es prueba de que el régimen de sanciones funciona, fruto del trabajo de este Parlamento. Hay que endurecer el régimen de sanciones y extenderlo a todos los socios de la narco-dictadura.

Maduro sabe que tiene los días contados y que no puede acceder a las reservas de dinero del país, ni sus cómplices se pueden mover en libertad. Ninguno quedará impune ante la sistemática violación de derechos fundamentales y libertades en Venezuela, y la Unión europea seguirá trabajando permanentemente hasta lograr que la democracia vuelva al país. A los venezolanos, les quiero recordar que no están solos y que tarde o temprano, el régimen de Maduro caerá.”

 

 

 

Maduro se ve impune y ‘expropia’ a Guaidó – Editorial El Mundo – 8 de Julio 2020

Maduro desafía a todos los países que reconocen a Guaidó como legítimo dirigente al suspender a la directiva de su partido.
Reuters

El hecho de que las principales democracias del mundo reconozcan a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela ha hecho que hasta ahora el régimen bolivariano no se haya atrevido a atentar contra su integridad física, como sí lo ha hecho contra decenas de dirigentes opositores. Y sin embargo, el ensimismamiento de la comunidad internacional, en especial de EEUU y la UE, agravado por la pandemia, regala tal impunidad al tirano que ayer fue especialmente lejos al expropiar la directiva del partido de Guaidó y sustituirla por títeres afines al chavismo. No es solo un paso más en el recrudecimiento de la dictadura de Maduro, sino que es un desafío a todos los países que reconocen a Guaidó como legítimo dirigente.

El sucesor de Chávez ha convocado una farsa de legislativas en las que no tendrá rival porque ya ha descabezado a todos los partidos. Y el mundo asiste a esta deriva criminal sin mover un dedo, más allá de tímidos amagos de sanciones de las que se ríe Maduro. Como ayer mismo denunciaba Guaidó, lo que hace falta en Venezuela es que el estamento militar del país deje de sostener la tiranía. Y quizá no lo hicieran si fueran creíbles la actuación de la Justicia internacional y la presión de las potencias democráticas.

El Supremo de Venezuela inhabilita la dirección de Voluntad Popular, el partido que impulsó a Guaidó por Alonso Moleiro – El País – 7 de Julio 2020

El tribunal nombra unos cuadros más afines a Maduro al frente de la formación fundada por Leopoldo López como hizo con Primero Justicia y Acción Democrática

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó.
El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó.RAYNER PEÑA / EFE

El aparato estatal de Venezuela, controlado por el chavismo, sigue trabajando para consolidar el poder del Gobierno con vistas a la convocatoria de elecciones legislativas de diciembre. El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) emitió este martes una sentencia con la que suspende de sus funciones e inhabilita para ejercer sus cargos a la plana mayor del partido Voluntad Popular, fundado por Leopoldo López y del que Juan Guaidó se dio de baja para representar al conjunto de fuerzas opositoras, y nombra una junta directiva ad hoc. Es decir, unos gestores encabezados por el diputado opositor disidente José Gregorio Noriega e integrada también por Guillermo Luces y Lucila Pacheco.

Con esta medida, el Supremo de Venezuela, controlado por el régimen, da continuidad a sentencias similares ya emitidas en contra de otras organizaciones opositoras, como Primero Justicia y Acción Democrática. El mecanismo del tribunal ha consistido en desconocer la legalidad y legitimidad interna de estas organizaciones y sus dirigentes tradicionales para otorgárselas a grupos disidentes menores que ya han pactado con Maduro. Con estos precedentes, al tribunal solo le falta actuar en contra de Un Nuevo Tiempo, el otro partido que compone el denominado G-4, el frente opositor que sostiene a Guaidó.

Con una ponencia del magistrado Luis Damiani Bustillos, la Junta Directiva ad hoc, precisa el fallo, “podrá utilizar la tarjeta electoral, el logo, símbolos, emblemas, colores y cualquier otro concepto propio de Voluntad Popular”. “Además”, se lee en la sentencia, “se suspenden de manera provisional los actos de expulsión o exclusión partidista, suspensión, entre otros, efectuados por los directivos de la dirección nacional política de dicha organización con fines políticos contra sus militantes y, específicamente, las que recaen sobre los ciudadanos accionantes.”

José Gregorio Goyo Noriega militó en Voluntad Popular hasta diciembre de 2019 y fue expulsado de sus filas acusado de traición y corrupción. Como Luis Parra, Luis Brito y otros diputados disidentes, Noriega, entonces miembro de la Comisión de Contraloría del Parlamento, aparece involucrado en una operación a espaldas de la Asamblea Nacional para aligerarle el expediente al empresario colombiano Alex Saab, –acusado de ser operador financiero de Maduro, hoy preso en Cabo Verde– en algunas instancias internacionales, de acuerdo a lo que publica el portal Armando.Info. Noriega y el resto de los diputados niegan la veracidad de la información.

La dirigencia opositora ha acusado a Noriega, Brito, Parra y otros diputados, de recibir a posteriori cuantiosos sobornos de parte del chavismo para adelantar su postura actual, a través de la denominada Operación Alacrán. Hoy el TSJ ha dejado sin efecto las expulsiones a estos dirigentes. A partir de enero de 2020, el chavismo sólo reconoce a Luis Parra, y no a Juan Guaidó, como Presidente del parlamento.

Fundado en 2012 por Leopoldo López, Voluntad Popular es, también, el partido del que es reconocido por casi 60 países como presidente Interino Juan Guaidó, quien hace meses decidió separarse de su militancia para ocuparse de sus cargos institucionales. A Voluntad Popular pertenece el embajador de Guaidó en Estados Unidos, Carlos Vecchio, y los dirigentes opositores David Smolansky y Freddy Guevara. Buena parte de su plana dirigente está asilada en embajadas en Caracas o en el exilio. Voluntad Popular ha tenido un importante crecimiento en estos años, pero, como López en lo personal, tiene enemigos en el propio campo opositor. Hoy sus estructuras están lastimadas y algunos dirigentes conocidos de su directiva, como Gaby Arellano y Rosmit Montilla, han renunciado a sus filas en términos críticos.

Desde su cuenta de Twitter, en calidad de asilado político en la embajada de España en Caracas, Leopoldo López ha declarado: “A Voluntad Popular no la definen unos traidores impuestos por la dictadura, sino la memoria de nuestros hermanos caídos en la lucha, el sacrificio de los presos políticos y de quienes han debido ir al exilio, y la valentía de quienes luchan en las calles de Venezuela”. López reiteró que su partido no acudiría a los comicios legislativos que planifica el chavismo para el 6 de diciembre, a los que calificó de “farsa electoral”.

Aunque es extendida la decisión de no participar en las elecciones legislativas convocadas por Maduro en la alianza del G-4, hay sectores que insisten en trazarse el desarrollo de una política frente a la cita. A los comicios legislativos de diciembre de este año asistirían entonces, si no cambia el horizonte, las fuerzas del chavismo, encabezadas por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV); la coalición de pequeños partidos moderados opositores que integran la Mesa de Diálogo Nacional, liderados por Henri Falcón; y las tarjetas clonadas de los partidos opositores, con sus nuevos y desconocidos directivos. Siempre y cuando la pandemia lo permita.

“Allá vamos a meter a Juan Guaidó”: la ministra de Prisiones del régimen de Nicolás Maduro amenazó con encarcelar al presidente interino de Venezuela – Infobae – 4 de Julio 2020

Iris Varela arremetió contra el líder de la Asamblea Nacional en una conversación con el interventor de Táchira, Freddy Bernal, en el Centro Penitenciario de Occidente. Jocosa, señaló la celda donde espera tenerlo en cautiverio. La advertencia llegó luego de que la dictadura chavista emitiera órdenes de captura y embargo de bienes contra once opositores

Iris Varela amenaza con encarcelar a Juan Guaidó

La ministra del Poder Popular para el Servicio Penitenciario de Venezuela, Iris Varela, amenazó con encarcelar al presidente interino y líder de la oposición, Juan Guaidó, en el Centro Penitenciario de Occidente.

En diálogo con el “protector” del Táchira -un interventor nombrado a dedo por le régimen-, Freddy Bernal, la funcionaria chavista levantó su mano, señaló uno de los edificios del penal, y dijo: “Freddy mire: allá vamos a meter a Guaidó”. Ante esto, el político le respondió: “Perfecto. Muy bien, muy bien”. “¿Y a quién más podemos meter?”, preguntó luego Varela. “A Gaby Arellano por ahí”, le contestó Bernal, en referencia a la diputada opositora. “Julio Borges allá”, le agregó Varela, sobre el canciller de Guaidó. Ambos, entre risas, estaban conversando en el penal cuando fueron filmados.

La amenaza de Varela llegó luego de que el régimen de Nicolás Maduro emitiera órdenes de captura y embargo de bienes contra once funcionarios del gobierno interino de Juan Guaidó, a quienes acusa de conspirar para evitar que el oro venezolano depositado en el Banco de Inglaterra pueda ser utilizado por el chavismo.

La corte británica, que debía decidir sobre la potestad de las dos partes sobre las reservas, falló el jueves a favor del presidente de la Asamblea Nacional, que es reconocido como mandatario del país por más de 50 naciones de todo el mundo, entre ellas el Reino Unido.

Según Tarek William Saab, fiscal general del chavismo, los acusados buscaron “privar al país de recursos destinados a combatir la pandemia”, a los que dicen estaría destinado el metal precioso que está almacenado en Londres. “El gobierno británico forma parte de una planificación que ha ejecutado el gobierno de EEUU desde enero de 2019″, dijo Saab, quien señaló también que Donald Trump influyó en la decisión judicial del tribunal inglés.

El presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó. EFE/Rayner Peña/Archivo
El presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó. EFE/Rayner Peña/Archivo

Los funcionarios a quienes Saab les imputa los cargos de traición a la patria, usurpación de funciones y asociación para delinquir son: Ricardo Adolfo Villasmil, Giacoma Cuius Cortesia, Manuel Rodríguez Armesta, Nelson Andrés Lugo y Carlos Antonio Suárez, miembros de la junta directiva del Banco Central de Venezuela (BCV) nombrados por Guaidó.

También sumó a los integrantes de la procuración, José Ignacio Hernández, Irene De Lourdes Loreto y Geraldine Afiuni. Además, agregó a la lista a la representante de Guaidó en Londres, Vanessa Neumann; al canciller, Julio Borges; y a Carlos Vecchio, embajador de Guaidó en EEUU. Los últimos dos ya tenían órdenes de captura en su contra.

Desde el jueves, el gobierno interino de Guaidó tiene la potestad de gestionar las 31 toneladas de oro -que tienen un valor colectivo de USD 1.450 millones- en el Banco de Inglaterra. Aclaró no obstante que el dinero no podrá ser usado en el corto plazo, sino que permanecerá protegido en el Reino Unido.

Tras escuchar a las partes, el juez Nigel Teare concluyó que el Gobierno del Reino Unido ha reconocido “inequívocamente” a Guaidó como “presidente interino constitucional” del país latinoamericano, y es, por tanto, la junta del Banco Central de Venezuela (BCV) nombrada por él la que tiene autoridad sobre las reservas.

Juan Guaidó celebró la decisión de la justicia británicaJuan Guaidó celebró la decisión de la justicia británica

De esta manera, rechazó el argumento de la dictadura, cuyo abogado, Nick Vineall, expresó que aunque el Gobierno británico declaró en un comunicado en 2019 que reconoce a Guaidó como “presidente interino constitucional hasta que se celebren elecciones”, en la práctica, “mantiene lazos diplomáticos” con el régimen, aunque no lo apruebe.

El dictamen también sirvió para resolver un pleito planteado por el Deutsche Bank en 2019, sobre cuál de las dos partes podían reclamar 120 millones de dólares derivados de la terminación de un contrato de swap, o permuta de oro.

No obstante, la junta directiva del Banco Central de Venezuela, presidida por el chavista Calixto Ortega, anticipó la voluntad del régimen de apelar la decisión. “El Banco Central de Venezuela pedirá permiso al tribunal para apelar esta sentencia, por considerar que ignora por completo la realidad de la situación sobre el terreno”, anunció el abogado Sarosh Zaiwalla en un comunicado.

En contraste, la administración de Guaidó celebró la decisión, asegurando que de esa manera las reservas se protegen de un “saqueo” por parte del régimen.

US Reiterates Support for Venezuela’s Interim President Guaido – Latin American Herald Tribune – 5 de Julio 2020

WASHINGTON – The United States reiterated on Friday its support for opposition leader Juan Guaido, recognized by Washington as the interim president of the crisis-ridden Venezuela.

In a message on the eve of Venezuela’s Independence Day to be celebrated on Sunday, US Secretary of State Mike Pompeo stated that Washington was committed to a “peaceful and democratic transition” of the South American country.

“Today, the Venezuelan people carry the spirit of Simon Bolivar as they seek a democratic transition from the authoritarian rule that is abetted by nefarious foreign infiltrators that enable repression and corruption. This struggle for freedom and democracy will not end until its goals are realized,” Pompeo said.

The secretary of state stressed that the daily struggle of Venezuelans in defending their rights “brings them a day closer to truly celebrating Independence.”

“Democracy will not be intimidated. We remain committed to supporting Venezuela’s peaceful, democratic transition and free and fair presidential and parliamentary elections. The United States, and nearly 60 nations, stand with Venezuelans inside Venezuela and the more than five million forced to flee.”

On June 22, President Donald Trump said on his Twitter account that he would only meet with Venezuela’s incumbent Nicolas Maduro to discuss his “peaceful departure from power” shortly after he stated in an interview that he was open to having that meeting.

Trump’s tweet came a day after the president in an Oval Office interview with digital newspaper Axios suggested that he has had second thoughts about his decision to recognize Guaido as the legitimate leader of Venezuela and said he was open to meeting with Maduro.

Trump had considered the possibility of meeting Maduro during the 2018 UN General Assembly, but that did not happen.

Trump’s former National Security Advisor John Bolton has said in his new book that the president wanted to withdraw his support for Venezuelan opposition leader Guaido just 30 hours after recognizing him in January 2019 as interim president because he believed he was projecting an image of a “child” in front of the “tough” Maduro.

Juan Guaidó tras la convocatoria de elecciones del chavismo: “Los venezolanos no reconocemos una farsa, como no lo hicimos en 2018″ – Infobae – 1 de Julio 2020

“Elegimos vivir con dignidad y en democracia, no imposiciones”, expresó el presidente encargado de Venezuela, en rechazo de la decisión anunciada por el Consejo Nacional Electoral controlado por la dictadura de Nicolás Maduro

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, aseguró este miércoles que “los venezolanos no reconocemos una farsa, como no lo hicimos en mayo de 2018″, luego de que el Consejo Nacional Electoral (CNE), controlado por el régimen de Nicolás Maduro, convocara elecciones parlamentarias para el 6 de diciembre.

“El derecho a elegir ha sido nuestra lucha. Elegimos vivir con dignidad y en democracia, no imposiciones”, señaló Guaidó en su cuenta oficial de Twitter.

Guaidó hizo de esta manera referencia a las elecciones presidenciales celebradas en Venezuela el 20 de mayo de 2018, criticadas por la comunidad internacional por no asegurar garantías básicas de transparencia, por la persecución a opositores y la muy escasa participación. El dictador Maduro se hizo reelegir en esos comicios, un resultado desconocido por gran parte del mundo.

Pese a las críticas, el chavismo avanza con otras elecciones cuestionadas

El CNE chavista había anunciado horas antes que llevará a cabo elecciones parlamentarias el próximo 6 de diciembre, pese a las críticas de la comunidad internacional.

“Se convoca a todo el país para el día 6 de diciembre del año 2020 al proceso electoral destinado a elegir a la Asamblea Nacional del periodo 2021-2026″, anunció Indira Alfonzo, la nueva titular del organismo chavista.

Asimismo, detalló cómo será el cronograma comicial “aprobado por unanimidad”. Del 13 de julio al domingo 26 de ese mes, se llevará a cabo la “jornada especial de registro electoral”. La selección de integrantes de organismos electorales subalternos será el jueves 23 de julio.

La titular del CNE chavista adelantó, por su parte, que la presentación de postulación será del 10 de agosto al 19, y que habrá 15 auditorias al sistema electoral.

Vista de la sede principal de Consejo Nacional Electoral en Caracas (EFE/RAYNER PEÑA R.) Vista de la sede principal de Consejo Nacional Electoral en Caracas (EFE/RAYNER PEÑA R.)

El 11 de octubre se realizará un simulacro electoral, y la campaña de cara a los comicios del 6 de diciembre se desarrollará del 21 de noviembre al 5 de diciembre.

El Consejo Nacional Electoral, cuyos integrantes son leales al régimen de Nicolás Maduro, había anticipado el martes que los criticados comicios tendrían lugar el último mes del año, y anunció a su vez que aumentará el número de diputados a elegir para la conformación de la próxima Asamblea Nacional por el período 2021-2026.

“La fórmula tiene como principio orientador el logro de un equilibrio en el sistema electoral venezolano, entre el voto lista y el voto nacional nominal”, dijo al respecto Alfonzo. Este cambio fue visto como una nueva maniobra del régimen para controlar la Asamblea Nacional.

De esta manera, el Parlamento venezolano contará con 277 diputados tras las elecciones legislativas de diciembre, incrementado así en 110 la cifra actual de escaños, ocupados por 167 legisladores.

El martes el CNE también anunció que habilitó a 87 formaciones políticas para participar en los comicios. Alfonzo especificó que hay “28 organizaciones nacionales, 6 de pueblos y comunidades indígenas (…) y 52 partidos regionales para un total de 87 organizaciones con fines políticos activadas legalmente, totalmente habilitadas para participar en el venidero proceso electoral”.

La rectora consideró que esto supone una ampliación “considerable” de la participación de las organizaciones políticas en el proceso electoral, del que saldrán elegidos los legisladores. “Este marco regulador está transversalizado por la participación protagónica del pueblo, la ponderación, el equilibrio de los principios de la representación proporcional y la personalización del sufragio”, matizó.

A %d blogueros les gusta esto: