elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Ivan Duque

Cae el jefe de la inteligencia militar de Colombia por los errores del informe sobre Venezuela por Francesco Manetto / Santiago Torrado – El País – 1 de Octubre 2019

El ‘dossier’ que Iván Duque entregó a la ONU como prueba de los vínculos entre el chavismo y el ELN contenía varias fotos erróneas

Duque en la ONU
El presidente colombiano, Iván Duque, habla ante la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York. LUCAS JACKSON REUTERS

Los errores contenidos en un informe sobre Venezuela que Iván Duque presentó la semana pasada ante Naciones Unidas le han costado el puesto al jefe de la inteligencia y contrainteligencia militar de Colombia. Oswaldo Peña Bermeo, director de ese comando conjunto, solicitó este lunes por carta su retiro del servicio activo. “Como general de la República soy consciente de la necesidad de responder por mis actos y la de mis subalternos, y actúo en consecuencia”, se lee en una comunicación dirigida al mandatario. Este entregó al secretario general de la ONU, António Guterres, un dossier sobre los vínculos entre el chavismo, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y otros grupos ilegales que operan en la frontera. Sin embargo, al menos cuatro de las fotografías presentadas como evidencia de esa relación no correspondían al país vecino. Tres de ellas pertenecen a la Agencia France Presse (AFP).

El presidente trató de minimizar el asunto en unas declaraciones en Miami. “¿Por qué está ahí? Porque es una foto de contexto. Y el dossier tiene tanto fotografías de contexto como fotografías propias de la inteligencia colombiana”, señaló. Aun así, afirmó que no estaba en condiciones de asegurar que se trataba de una imagen de Venezuela: “Lo dice la fundación de la cual se deriva la fotografía que fue incluida contextualmente en el reporte. Es importante que se esclarezca. Pero más allá de la foto que me parece que es anecdótica dentro del dossier, lo que realmente está mostrando con información es la ubicación de los cabecillas [del ELN] en Venezuela”.

El Colombiano

@elcolombiano

| El presidente @IvanDuque se equivocó. Esta foto no fue tomada en Venezuela, fue tomada en Colombia. http://bit.ly/2m7DSsv 

Foto entregada por Duque a la ONU no es del Eln en Venezuela

En la Asamblea 74 de las Naciones Unidas, el presidente de Colombia, Iván Duque, entregó un dossier de 128 páginas en las que denunciaba el presunto a..

 

Sin embargo, para el Ejecutivo y sus aliados estos errores no desbaratan el fondo del contenido del dossier. Es decir, que la situación de la frontera representa una evidente amenaza a la paz y la estabilidad de la región que no admite discusión. La Administración de Donald Trump informó de que “respalda plenamente las conclusiones” y el secretario general de la OEA, Luis Almagro, aplaudió “los esfuerzos del Gobierno”. Además, este lunes, mientras el general entregaba su dimisión, el Gobierno redobló sus denuncias. Y a pesar de los desmentidos, “el dossier continúa con un carácter reservado”, enfatizó a primera hora de la mañana el ministro de Defensa, Guillermo Botero, en una concurrida comparecencia ante la prensa en la Escuela Superior de Guerra, donde estuvo acompañado por el canciller, el fiscal general, los comandantes militares y el director de la policía. Botero, sin embargo, no hizo referencia alguna a la inminente salida del jefe de inteligencia. “No se puede desviar la atención de lo principal a lo accesorio”, declaró el canciller, Carlos Holmes Trujillo, aunque aclaró que el dossier se va a actualizar con el uso exclusivo de fotos de las fuerzas armadas.

Todos los comparecientes insistieron, por enésima ocasión, en la evidencia de que Venezuela se ha convertido en un “santuario” de grupos armados ilegales colombianos y en que el ELN, en particular, mantiene una retaguardia al otro lado de la frontera, amparado por el Gobierno chavista. Los miembros de la última guerrilla activa en Colombia encuentran atención médica, tienen cuentas bancarias y propiedades, hacen turismo, entrenan y planean atentados desde territorio venezolano, sostuvieron. Para respaldar sus acusaciones exhibieron, entre otras, varias fotos en que tres cabecillas del ELN posan en lugares públicos de Maracaibo, Valencia y Caracas, extraídas de dispositivos electrónicos incautados. Las imágenes se remontan a los años 2011, 2015 y 2018. También mostraron un vídeo y varias imágenes en las que personas armadas, presuntamente involucradas en narcotráfico, cuentan dinero en el Estado de Zulia.

El general Luis Fernando Navarro, comandante general de las fuerzas militares, aseguró que la inteligencia colombiana ha podido establecer que Gustavo Aníbal Giraldo, alias Pablito, uno de los miembros más buscados de la cúpula del ELN,se encuentra en el Estado de Apure, protegido por varios anillos de seguridad, a 35 kilómetros de la frontera con Colombia y a un kilómetro de una base de la Guardia Nacional venezolana.

“Estos vínculos vienen denunciándose desde hace años”, señaló el canciller Trujillo, quien remitió al trabajo de organizaciones como Insight Crime e International Crisis Group, así como los pronunciamientos del Grupo de Lima —del que Bogotá forma parte— y la propia Asamblea Nacional venezolana, dominada por la oposición. El jefe de la diplomacia colombiana aseguró que iban a “seguir denunciando esos vínculos, por instrucción del presidente Duque” próximamente ante la ONU y la Unión Europea, como ya lo hicieron ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

Las polémicas fotos “erróneas” del ELN en Venezuela que Iván Duque presentó ante la ONU para acusar a Maduro – BBC News – 28 de Noviembre 2019

Duque dando un discurso en la ONU.El presidente Iván Duque llevó a la ONU un informe para probar que guerrilleros colombianos operan en Venezuela.

La larga lista de diferencias que tensan la relación entre Colombia y Venezuela incluye ahora al menos cuatro fotografías.

El presidente colombiano, Iván Duque, incluyó unas imágenes en un informe de 128 páginas que entregó al secretario general de las Naciones Unidas el jueves, para probar la supuesta presencia de guerrilleros de su país en Venezuela respaldados por el gobierno de Nicolás Maduro.

Sin embargo, al menos cuatro de las fotos incluidas en ese informe entregado a António Guterres incluían datos erróneos, según medios de comunicación locales e internacionales que obtuvieron las imágenes previamente.

“Mi gobierno tiene pruebas fehacientes y contundentes que corroboran el apoyo de la dictadura a grupos criminales y narcoterroristas que operan en Venezuela para atentar contra Colombia”, dijo Duque al anunciar la entrega de ese dosier en la Asamblea General de la ONU.

El gobierno de Maduro no tardó en reaccionar, poniendo en cuestión la credibilidad del mandatario colombiano.

“El presidente Duque, un pésimo mentiroso. No habían pasado 24 horas y ya salía a la luz pública la verdad”, dijo la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, en la Asamblea de la ONU en Nueva York este viernes.

Pero ¿qué muestran exactamente esas imágenes?

Twitter de Ivan Duque.Captura de las imágenes publicadas por Iván Duque en su Twitter: las fotografías de la controversia aparecen en la fila de arriba (centro) y en la de abajo (izquierda).

El ELN en Colombia (y no en Venezuela)

En una de las fotos en disputa se ven hombres y mujeres con uniformes militares, presuntamente del guerrillero Ejército de Liberación Nacional (ELN) colombiano, formando una ronda con niños con camisetas blancas en un lugar de vegetación.

“Penetración del ELN en escuelas rurales del estado de Táchira con fines de adoctrinamiento – Abril 2018″, afirma el texto que acompaña la foto que el propio Duque tuiteó tras entregar el dosier.

El diario El Colombiano puso en duda sus declaraciones e informó horas más tarde que la imagen, en lugar de haber sido tomada en el estado venezolano de Táchira, provenía del propio territorio de Colombia.

Javier Alexander Macías, editor de la sección de Paz y Derechos Humanos de El Colombiano, precisó que la foto le había sido proporcionada por la inteligencia militar colombiano para un reportaje sobre el reclutamiento de niños por parte de la guerrilla en el departamento colombiano de Cauca, costa del Pacífico, publicado en junio de 2015.

“El presidente @IvanDuque se equivocó. Esta foto no fue tomada en Venezuela,fue tomada en Colombia“, señaló el diario en su cuenta de Twitter.

Duque sostuvo este viernes desde Miami que la foto era “anecdótica” dentro de su dosier, que “tiene tanto fotografías de contexto como fotografías propias de inteligencia colombiana”.

El mandatario ha aludido a la explicación que desde Táchira ha dado la ONG Fundaredes, que sostuvo que la foto “forma parte de material recopilado” por la misma en junio de 2013 sobre la presencia del ELN en escuelas, aunque lo publicó recién en 2018.

Las denuncias de presencia de guerrilleros en la frontera entre ambos países están lejos de ser novedad, pero se volvieron un tema sensible en medio de la crisis política y económica de Venezuela, que ha enfrentado a los gobiernos de Maduro y Duque.

Ante la polémica por la foto, opositores colombianos como el exguerrillero y exalcalde de Bogotá, Gustavo Petro, acusaron a Duque de utilizar la crisis venezolana para eludir el debate sobre los problemas de su propio país.

La segunda fotografía

La segunda fotografía del informe de Duque que cayó en la controversia este viernes muestra una cabaña con las siglas del ELN pintadas con aerosol en unazona boscosa.

“Masacre en el estado Bolívar (Venezuela), por enfrentamientos entre miembros del GAO-ELN y grupos de ‘Pranes’ que delinquen en el sector – octubre 2018”, señala el texto que acompaña la imagen en el dosier colombiano.

En esta ocasión, otro medio de comunicación también puso en cuestión sus afirmaciones.

La agencia francesa de noticias AFP informó que esa foto “fue tomada en la región colombiana del Catatumbo, fronteriza con Venezuela” por uno de sus fotógrafos, Luis Robayo, en septiembre de 2018.

Imagen de Luis RobayoEl fotógrafo de AFP Luis Robayo es el autor de la imagen, según dijo la agencia de noticias y el propio reportero.

“Esta foto la tomé el 20 de septiembre de 2018 en un viaje que hice a la región del Catatumbo para hacer un reportaje”, afirmó Robayo.

Hasta cuatro fotos “erróneas”

Además, AFP indicó que un portavoz del ministerio colombiano de Defensa se había disculpado telefónicamente “por el uso de al menos tres fotografíasde esta agencia en el dosier, que no se ha hecho público en su totalidad”.

“Además, la fuente reconoció que las tres fotografías de la AFP habían sido tomadas en Colombia y no en Venezuela”, añadió la compañía francesa.

Teniendo en cuenta la imagen que le habría suministrado a El Colombiano la inteligencia militar en 2015, suman cuatro las fotos “erróneasque habría presentado el gobierno de Colombia ante la ONU.

“Escándalo mundial”

La vicepresidenta venezolana sostuvo ante la Asamblea General de la ONU que todo esto era un “escándalo mundial”.

Delcy Rodríguez.La vicepresidenta venezolana dijo ante la ONU que era un “escándalo mundial”.

“Un ligero examen ha demostrado que esas fotos que trajo como de Venezuela el señor Iván Duque realmente corresponden a territorio colombiano, en el caso del Cauca y en el caso del Catatumbo”, dijo Rodríguez, cuyo gobierno ha sido acusado por la ONU de numerosas violaciones de derechos humanos.

Además de negar que Venezuela albergue a guerrilleros colombianos, Rodríguez leyó las coordenadas de sitios de Colombia donde afirmó que hay campamentos en que “se está entrenando a mercenarios para agredir a Venezuela”.

Aunque dijo que presentaría fotos de esos lugares, no las hizo públicas de inmediato.

Colombia ha negado que pretenda agredir a Venezuela y defiende la credibilidad del informe presentado a la ONU.

“El ELN tiene 3 de sus 8 frentes de guerra en Venezuela. Son 20 estructuras con 1.438 terroristas que están en territorio venezolano, lo que corresponde al 30% de sus hombres armados”, tuiteó Duque este viernes, proporcionando más información sobre el informe.

“Tienen esa ‘retaguardia estratégica'”, agregó, “gracias a la seguridad que les brinda el régimen de Maduro”.

línea

¿Qué está en juego para Iván Duque y Colombia en la presión contra Maduro? por Zenaida Amador – ALnavío – 18 de Febrero 2019

Colombia es clave en el entramado mundial que se teje ante la crisis venezolana. Pero el tono de su participación en el proceso subió la semana pasada con la reunión entre Iván Duque y Donald Trump. Ahora no sólo es el puente para el ingreso de la ayuda humanitaria internacional a Venezuela, sino que se perfila como el escenario para que EEUU exhiba su poderío militar al redoblar el cerco sobre el régimen de Nicolás Maduro. Son tiempos de decisiones históricas.
El tono de Duque contra Maduro sube tras la reunión con Trump / Foto: @IvanDuque
El tono de Duque contra Maduro sube tras la reunión con Trump / Foto: @IvanDuque

1- El vecino incómodo

Iván Duque, que en junio cumple el primer año como presidente, ha tenido que lidiar con lo mismo que todo mandatario: los problemas propios de un país, la resistencia a las estrategias para manejar la economía, los típicos juegos políticos internos, y la herencia del proceso de paz con la guerrilla tras más de 50 años de lucha armada. Esto ya es suficiente para hacer cuesta arriba cualquier gestión gubernamental, pero además a Duque le ha tocado convivir con el vecino incómodo que es Venezuela en el paso al autoritarismo del gobierno de Nicolás Maduro.

La crisis multifactorial venezolana lo afecta, hace ruido en la ciudadanía, entorpece los planes y, lo más grave, constituye un riesgo elevado para la estabilidad de Colombia. De allí que, más allá de la cercanía geográfica e histórica que obliga a Colombia a tener un rol activo frente a Venezuela, el gobierno de Duque se ha visto en la necesidad de actuar frontalmente para contener las implicaciones que el régimen de Maduro trae para su país.

La explosión ocurrida en Bogotá a mediados de enero con autoría del ELN ha permitido una cohesión de los colombianos y es precisamente de allí de donde ha podido asirse Duque para lanzar una línea dura y contundente contra la guerrilla y el régimen de Maduro

En los últimos seis años se ha experimentado una contracción de 86% en la actividad comercial con Venezuela. Eso pesa, pero no es lo más grave.

Al cierre de 2018 Colombia registró 1.174.743 venezolanos en su territorio, con todo lo que en general implica un fenómeno de esta naturaleza, pero especialmente en términos de gastos y de estrategias de seguridad para manejar el flujo constante de personas que, en las más recientes oleadas, llegan sin recursos ni documentos, y con problemas nutricionales y de salud que repercuten en las localidades donde se asientan. Esto ha golpeado con fuerza al gobierno de Duque, pero tampoco es lo peor.

El problema de fondo es la vocación antidemocrática del régimen de Nicolás Maduro y la actitud permisiva frente a los grupos irregulares, las redes de tráfico de drogas y de armas, entre otras prácticas ilícitas que usan el territorio venezolano como centro de operaciones y paso hacia otras naciones. Aunque los funcionarios de Maduro descartan estas actividades, hay múltiples indicios que muestran lo contrario.

Esta situación está en el radar de Washington. De allí el cerco que, de manera progresiva, ha venido tendiendo EEUU sobre figuras clave del chavismo vinculadas a estas actividades.

2- La estabilidad en riesgo

La presencia del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en Venezuela es un tema del que todos hablan. Más recientemente se ha denunciado su participación en el proceso ilegal y abrasivo de explotación y extracción de minerales valiosos del sur de Venezuela. Una actividad que el propio régimen de Maduro ha estimulado para evadir las sanciones y el cerco internacional.

“Colombia se ha ofrecido y seguirá ofreciendo su territorio para la llegada de ayuda humanitaria. Impedir su acceso es un crimen de lesa humanidad por parte del dictador Nicolás Maduro”, señaló Duque

“No sólo la guerrilla colombiana del Ejército de Liberación Nacional (ELN) está en el negocio del oro, también llegó el grupo terrorista Hezbolá que controla sus propias minas”, ha denunciado el diputado de la Asamblea Nacional de Venezuela, Américo de Grazia.

La red de extracción, de la que no hay registros ni controles de ningún tipo, termina generando unos recursos a los que es difícil seguirles el paso, pero todo apunta a que sirven de motor financiero para todos los grupos involucrados, fortaleciéndolos y permitiéndoles reacomodarse para seguir adelante con sus prácticas de crimen organizado.

La actitud de los grupos irregulares ante el proceso de paz en Colombia -que Juan Manuel Santos le legó a Duque-, más los recientes hechos terroristas, como la explosión ocurrida en Bogotá a mediados de enero con autoría del ELN, han permitido una cohesión de los colombianos y es precisamente de allí de donde ha podido asirse Duque para lanzar una línea dura y contundente contra la guerrilla y el régimen de Maduro.

Dentro de Colombia la estrategia ha tenido un rédito positivo para Duque en términos de aceptación popular y de capital político, mientras que en el plano externo le ha dado protagonismo entre los gobiernos de la región.La presencia del ELN en Venezuela es un factor de inestabilidad / Flickr: Silvia Andrea Moreno

3- Alianza estratégica

Colombia se muestra internacionalmente como un aliado estratégico de EEUU en Suramérica, algo que se fortaleció en la medida en que el país pudo resistir al paso de la expansión socialista que tiñó de rojo el mapa de la región gracias al financiamiento de Venezuela durante la bonanza petrolera.

No en vano Colombia alcanzó el grado de socio global de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, lo que le permite contribuir en las operaciones y misiones de la OTAN.

En esta alianza con EEUU, Colombia ha liderado acciones para cercar al régimen venezolano, es uno de los países que impulsó una causa contra Nicolás Maduro ante la Corte Penal Internacional e hizo un reconocimiento inmediato a Juan Guaidócomo presidente interino de Venezuela.

Además, es el principal puente para el ingreso de la ayuda humanitaria internacional al territorio venezolano pese a la férrea oposición de Maduro, quien ha desplegado sus fuerzas militares en varios puntos fronterizos para mostrar su determinación de impedir el paso de alimentos y medicinas.

“Colombia se ha ofrecido y seguirá ofreciendo su territorio para la llegada de ayuda humanitaria. Impedir su acceso es un crimen de lesa humanidad por parte del dictador Nicolás Maduro”, señaló Duque.

4- La intervención militar

Pero de manifestar su oposición a Maduro a ser parte de una acción de intervención externa sobre Venezuela hay un trecho. Sin embargo, en la reunión que sostuvo Duque esta semana con Donald Trump en Washington hubo señalamientos que elevan la exposición de Colombia de cara a una eventual acción militar estadounidense.

“Nuestros militares (estadounidenses y colombianos) están muy concentrados y trabajando juntos, vamos a ver cómo funciona”, aseguró Trump, quien al ser interrogado sobre la posibilidad de movilizar 5.000 tropas a Colombia se limitó a responder “ya veremos”

“Nuestros militares (estadounidenses y colombianos) están muy concentrados y trabajando juntos, vamos a ver cómo funciona”, aseguró Trump, quien al ser interrogado por la prensa sobre la posibilidad de movilizar 5.000 tropas a Colombia se limitó a responder “ya veremos”, aunque explicó que “siempre” tiene un plan B, C y D en caso de que Maduro se resista a abandonar el poder.

La intervención militar a Venezuela es una parte del discurso de presión de EEUU sobre Maduro, que para muchos es una opción todavía lejana, pero que sí está sobre la mesa. Incluso Juan Guaidó, al ser consultado al respecto, dijo que este “es un tema obviamente muy polémico, pero haciendo uso de nuestra soberanía, el ejercicio de nuestras competencias, haremos lo necesario”.

Duque se apresuró a aclarar que no hay intenciones de una intervención militar, “lo que hay es un gran movimiento global por la liberación de Venezuela, lo que hay es un gran deseo de llevar ayuda humanitaria para que tantas personas que están padeciendo todos esos horrores de la dictadura y que están sufriendo hambre puedan salir de esa tragedia”. Según dijo, “Maduro siempre ha tratado de crear el fantasma de intervención militar para ganar legitimidad”.

Pero si la tensión sigue creciendo y finalmente el entramado global hace que EEUU decida mover sus fichas a Colombia le tocará asumir una posición teniendo claro el estigma que significa haber facilitado cualquier acción militar contra el Gobierno de otro país. La trascendencia histórica de los hechos que se suceden hoy es difícil de calibrar y no puede ser desestimado el precio que esto puede tener en la política que a futuro se ejecutará en el hemisferio.

La última navidad de Nicolás Maduro por Jorge Eduardo Castro – Panampost – 22 de Diciembre 2018

Entre más presión hay para sacar a Maduro y llevarlo a prisión, más determinación en sus amigos para que se entierren con él los delitos que juntos han cometido, empezando por los cubanos

La última navidad de Nicolás Maduro (V)

En las últimas declaraciones de Maduro esta semana parece un perro envenenado, desesperado y sin saber qué hacer, el dictador se mueve de un lado a otro intentando quitarse esa sensación de muerte que se le ha impregnado especialmente desde el atentado.

A veces cuando habla compensa el miedo gritando y vociferando, pero son solamente gemidos y lamentos quejumbrosos de un hombre próximo a morir.

No hay que ser adivino para pronosticar que aumenta la probabilidad de que esta sea su última navidad, no solamente en Miraflores, sino la última de su vida.

Ivan Duque lo quiere vivo, preso, pero vivo

Ivan Duque es el único que quiere a Maduro vivo, porque lo quiere preso, y lo quiere preso para que revele muchas confesiones que solamente Maduro puede hacer, desde lo que ha sido la invasión cubana en Venezuela, pasando por las miles de actividades narcos y terroristas a las que ha dado refugio y logística para el entramado geopolítico global.

Pero especialmente Ivan Duque quiere que confiese todo lo que amenazó contar de Santos y el proceso con las FARC. El testimonio de Maduro sirve para hacer trizas el Nobel y poner en la cárcel por traición al ex mejor amigo de su precedesor.

Además, Duque quiere a Maduro preso para darle fuerza a su ideal de un mundo globalizado en el marco de organizaciones multilaterales como en la que el presidente colombiano trabajó desde Washington, organizaciones multilaterales como la que percibe puede llegar a ser la Corte Penal Internacional. Duque no solamente intenta poner en la cárcel a un delincuente sino dar un mensaje contundente de que no habría ningún gobernante por encima de la ley internacional.

Así aunque Maduro acuse a Duque, lo cierto es que no es por Duque que se proyecta sobre él la sombra de la muerte inminente que presiente. Sus futuros asesinos no están entre las filas de sus archienemigos que lo quieren preso y delatando complicidades y asumiendo atrocidades, sino son sus amigos y aliados que saben precisamente que es preferible un Maduro bajo tierra que un Maduro tras las rejas.

Duque pide una acción internacional contra la dictadura en Venezuela – La Patilla – 11 de Noviembre 2018

download.jpg

El presidente colombiano, Iván Duque, subrayó la necesidad de una acción internacional para poner fin a la “dictadura” de Nicolás Maduro en Venezuela, que ha causado, dice, una “crisis humanitaria masiva” y la migración de millones de personas.

“La verdadera causa de este shock migratorio es la dictadura”, afirmó a la AFP Duque, cuyo país ha recibido “cerca de un millón de migrantes en menos de dos años”, de los 2,3 millones de venezolanos que han dejado su país desde 2015, según la ONU.

En visita oficial a Francia hasta el 13 de noviembre, el mandatario colombiano, que asumió en agosto, participe este domingo en el Foro por la Paz organizado por el presidente Emmanuel Macron.

Duque quiere exponer su “agenda de paz”, que va “más allá de los acuerdos” con la antigua guerrilla FARC, firmados en 2016, y reafirmar sus estrictas condiciones para reanudar el diálogo con el ELN, último grupo rebelde del país.

En esta entrevista, tras una visita el viernes a Leticia, en el departamento sureño de Amazonas, subrayó la necesidad de una acción de “todos los países del mundo” contra el narcotráfico. Aunque sin mencionar al glifosato, no descartó recurrir a este herbicida, cuya nocividad para la salud y el medio ambiente han denunciado expertos.

– ¿Cuál es, a su entender, el origen de la crisis migratoria venezolana y cuáles las soluciones?

“La verdadera causa de este shock migratorio es la dictadura. Y nosotros tenemos que emplear todos los mecanismos diplomáticos, todos los mecanismos multilaterales disponibles para propiciar que se acorrale esa dictadura y haya una transición hacia la democracia”.

“Yo nunca he hecho referencia a apelar a mecanismos bélicos”. “Eso es justamente lo que el dictador siempre ha querido: tratar de crear un demonio sobre la base de una amenaza bélica, y a partir de allí aferrarse al poder”.

“Por eso celebro tanto que el presidente Macron haya acompañado la denuncia hacia Nicolás Maduro en la Corte Penal Internacional por los crímenes que se están cometiendo contra el pueblo venezolano (…) para que el dictador sea sancionado”.

“Venezuela es un país fronterizo que está teniendo una crisis humanitaria tremenda” y “Colombia está enfrentando una situación que es a todas luces no solamente extraordinaria, sino retadora. Hemos recibido cerca de un millón de migrantes en menos de dos años”.

“Se necesita una ayuda grande y decidida (…) El esfuerzo va a tener que ser grande de todos”. “Que la comunidad internacional vea (…) la magnitud de esta crisis es importante y ojalá nos pueda cooperar con recursos que sean significativos para enfrentar este reto”.

– Colombia ha luchado durante más de treinta años contra el narcotráfico y las plantaciones ilegales de coca, componente de la cocaína. Pero sigue siendo el mayor productor del mundo. ¿Qué soluciones recomienda, más allá de la erradicación y sustitución de cultivos ilícitos?

“Tenemos que romper la cadena logística para la producción de cocaína (…) poder reducir el flujo de precursores químicos hacia el país (…) que son utilizados en la producción de alcaloides, y en particular la cocaína”. “Me parece muy importante que (…) los países que son productores de precursores químicos puedan transparentemente mostrar al mundo a dónde están vendiendo”.

“La lucha contra la droga (…) debe ser una lucha compartida”. “Todos los países del mundo debemos fortalecer nuestras prácticas y nuestras políticas para prevenir el consumo, y evitar que el consumo crezca”.

“La aspersión es un herramienta necesaria”. “Es uno de muchos mecanismos y hay que ver según el tipo de producción, según las regiones, según los riesgos, cuál es la más eficiente para poder darle fin a esa espiral de crecimiento o expansión de los cultivos ilícitos…”.

– ¿Cuál va a ser el futuro del acuerdo de paz con la exguerrilla FARC, diez de cuyos miembros están hoy en el Parlamento, y de las negociaciones suspendidas desde agosto con el Ejército de Liberación Nacional (ELN)?

“La presencia en el Foro por la Paz para mí es muy interesante porque es la posibilidad de mostrarle al mundo la agenda nuestra que es un agenda de paz más allá de lo que fueron los acuerdos con las FARC y más allá de los desafíos inmediatos que tenemos con otros grupos armados organizados”.

“Yo nunca hice campaña diciendo que íbamos a destruir los acuerdos, sino a corregir aquellas cosas que no están saliendo bien en la implementación (…) como que en los últimos cinco años, los cultivos ilícitos pasaron de 50.000 hectáreas a más de 200.000 hectáreas. (…) Y esto es una amenaza para la seguridad nacional”.

“Y por supuesto creo que el reto más grande es que haya proporcionalidad en las sanciones y que se garantice en esa proporcionalidad que quienes estén en cargos de representación política y sean juzgados por la justicia transicional y reafirmados en sus conductas violatorias de los derechos humanos, pues esas personas deberán tener penas proporcionales y deberán salir de la representación política”.

“Mi mensaje al ELN es que estoy listo para sentarme a conversar con ellos si, y solo si, ellos liberan todos los secuestrados y le ponen fin a los actos de terrorismo y de violencia, y le ponen fin a sus actividades criminales”. “Si eso no pasa, tendremos que actuar (…) con contundencia, con disuasión o capacidad ofensiva”.

– ¿Cómo espera que sea la relación con Jair Bolsonaro, el presidente ultraderechista elegido en Brasil?

“Brasil no solamente es un país importante para Colombia porque es un país limítrofe, es importante por el mercado que representa, es importante por su peso en la geopolítica regional”. “Entonces mis intereses son seguir fortaleciendo los vínculos con Brasil”.

“Si en Brasil se dan las condiciones para tener un gobierno que sea prodesarrollo del sector privado, prodesarrollo del comercio intrarregional, prodesarrollo de la inversión transfronteriza, pues creo que tendremos mucho éxito”. “Espero que esa sea la línea de trabajo con el presidente Bolsonaro”.

Sánchez vende como propio un fondo de 35 millones para Venezuela que negoció Rajoy por Ketty Garat – Libertad Digital – 30 de Agosto 2018

El presidente Duque deja en evidencia la tibieza de Sánchez al denunciar “la brutalidad y los atropellos” del régimen de Maduro.

Pedro Sánchez e Iván Duque | EFE

Pocos minutos antes de la rueda de prensa, fuentes del Gobierno se apresuraban a vender la noticia ‘de última hora’. Un fondo de 35 millones de euros de ayuda a los países receptores del éxodo masivo venezolano en clave de ayuda humanitaria. Fondo que, según las fuentes gubernamentales, “ha negociado estos días Borrell con Federica Mogherini”, la alta representante de la Unión Europea en el exterior.

Automáticamente salía la noticia: el fondo no se ha aprobado este jueves sino el pasado 7 de junio y fue negociado por el anterior Gobierno de Mariano Rajoy. Algo a lo que el actual Gobierno intentó explicar que “ha sido el actual ministro quien ha logrado que hoy se apruebe”. Fuentes comunitarias sin embargo han explicado que hoy “sólo se ha ratificado lo que se aprobó en junio”.

En rueda de prensa, el presidente del Gobierno permaneció ajeno a esta averiguación y sacó pecho de su logro anunciando la solidaridad de Europa con este asunto: “El Gobierno de España expresa su solidaridad con el pueblo colombiano que recibe mas de 1,200.000 ciudadanos con un extraordinario esfuerzo. El gobierno de España no mira a otro lado. Ha hecho sus oficios en el marco de la UE y hoy se ha acordado que se pongan en marcha 35 millones”.

Duque deja en evidencia a Sánchez

Por su parte, el presidente colombiano, Iván Duque, ha querido “agradecer la preocupación de España por la dictadura oprobiosa” de Nicolás Maduro y agradeció la creación de este fondo comunitario porque “es importante elevar la cuestión a los foros multilaterales”.

Una declaración que motivó la lógica pregunta al presidente Sánchez por parte de los periodistas españoles: “Presidente, ¿cree usted que Venezuela es una dictadura oprobiosa y debería de llevar la comunidad internacional a Nicolás Maduro a la Corte Penal Internacional por delitos contra la humanidad?”. El jefe del Ejecutivo español no se salió del guión fijado en la víspera en su entrevista en el diario chileno El Mercurio: “No se puede afirmar que sea una democracia mientras haya presos políticos vinculados con sus ideas”.

Sin embargo, el discurso del presidente Sánchez volvió a evitar la condena férrea de su interlocutor colombiano y repitió los argumentos esbozados días atrás en Chile: “Venezuela tiene que empezar una conversación consigo misma. Se tiene que resolver entre venezonlanos y debe encontrar la solidaridad del conjunto de la comundad internacional”.

Reproche contra Maduro

Con sutileza, Duque quiso evidenciar la tibieza de su homólogo español: “Como la pregunta sobre la Haya fue para los dos yo sí quería hacer una referencia”. El jefe del ejecutivo colombiano puso el acento en la importancia de que Maduro reciba el “reproche de la comunidad internacional” habida cuenta de que el Estatuto de Roma establece que “no queden impunes delitos contra la humanidad”.

“Es necesario denunciar unas conductas violatorias y respaldar que se adelante una investigación sobre la brutalidad, los atropellos y la forma inclemente en la que se han puesto en riesgo las vidas de tantos ciudadanos”. Y dejando patente la diferencia de contundencia respecto a Pedro Sánchez, añadió: “Quisiera decir una cosa: lo que ha expresado ahora el presidente Pedro Sánchez me parece importante. Mostrar que no es una democracia donde se están señalando esas actuaciones. Creo que eso contribuye al reproche de la comunidad internacional. Aquí de lo que se trata es de buscar respuestas internacionales”.

Planes a lo grande
Todo el espacio y tecnología en un solo vehículo.

Estos son los presidentes que irán (y los que no) a la investidura de Iván Duque por Leticia Nuñez – Al Navio – 7 de Agosto 2018

La lista de invitados es más corta que la de Juan Manuel Santos en 2014. A la toma de posesión de Iván Duque en Colombia asistirán este martes 10 presidentes de América Latina y 17 delegados de otros países. Entre los que han confirmado están Sebastián Piñera, Mauricio Macri y Enrique Peña Nieto. También acudirán Lenín Moreno y Evo Morales. Otros, sin embargo, no han recibido invitación. Es el caso de Nicolás Maduro y Miguel Díaz-Canel.
A la investidura de Iván Duque acudirán 10 presidentes de América Latina / Flickr: Iván Duque

Todo está preparado para la toma de posesión de Iván Duque como presidente de Colombia. El acto, que arrancará este martes por la tarde (20 horas en España), contará con la presencia de 10 mandatarios de América Latina, así como con delegaciones procedentes de otros 17 países, según confirmó la Presidencia colombiana. Pero tan importantes son las asistencias como las ausencias. Ni el presidente venezolano, Nicolás Maduro, ni el cubano, Miguel Díaz-Canel, viajarán a Bogotá.

Será una lista de invitados más corta que la de Juan Manuel Santos en 2014, cuando se reeligió con la promesa de la paz con la guerrilla de las FARC. Entonces, la presencia de mandatarios fue vital para afianzar lazos. Hoy esa idea sigue vigente. A Duque le corresponde aplicar el acuerdo. Eso sí, antes de ser elegido ya advirtió que modificará ciertos aspectos.

Entre quienes han confirmado su asistencia a la investidura están el presidente de MéxicoEnrique Peña Nieto, quien ya acudió a la de Santos, y Evo Morales, de Bolivia, que no estuvo en 2014.

También viajarán a Colombia el mandatario chileno, Sebastián Piñera; el de ArgentinaMauricio Macri; el de EcuadorLenín Moreno; el de República DominicanaDanilo Medina; el de PanamáJuan Carlos Varela; el de HondurasJuan Orlando Hernández; el de GuatemalaJimmy Morales, y el de Costa RicaCarlos Alvarado.

En el caso de Paraguay asistirá el presidente electo, Mario Abdo Benítez, quien asumirá el cargo el próximo 15 de agosto. La vicepresidenta paraguaya, Alicia Pucheta, y el canciller Eladio Loizaga, ya están en Bogotá.

En lo que respecta a Perú, el presidente Martín Vizcarra dialogó por teléfono este lunes con Duque y acordaron reunirse en septiembre, tal como informó la Presidencia de Perú a través de Twitter. Ambos reafirmaron “los lazos de hermandad” entre los dos países y subrayaron “el compromiso de fortalecer la Alianza del Pacífico”. En representación de Perú acudirá César Villanueva, jefe del Gabinete Ministerial.

Tampoco asistirá el presidente de BrasilMichel Temer, quien no explicó los motivos. En su lugar acudirá el ministro de Relaciones Exteriores, Aloysio Nunes.

Después están los que no han sido invitados. Uno es Nicolás Maduro, quien tampoco acudió a la toma de posesión de Santos pero por razones diferentes. Entonces el presidente venezolano alegó que tenía una serie de compromisos que ya había comentado a Santos. En su lugar, estuvo el vicepresidente de Planificación, Ricardo Menéndez. “Yo no fui a la toma de posesión porque teníamos agenda aquí y ya habíamos conversado con el presidente Santos que yo iba a enviar a un vicepresidente”, dijo Maduro, tal como recogió la agenda EFE.

 

En este caso, Duque ya dejó claro hace unos meses que “de ninguna manera” invitaría a Maduro ni a Raúl Castro. Así lo señaló en una entrevista con el periodista Juan Manuel Cao en la Fundación Inspira América en Miami. Dicho y hecho.

Duque también ha dicho claramente que no nombrará embajador en Venezuela y en declaraciones a ALnavío el pasado 6 de julio confirmó que llevará a Maduro ante la justicia internacional. “La voluntad la tenemos que materializar varios presidentes de América Latina. Hay que avanzar en los próximos meses en esa dirección”, dijo (Ver más: Duque confirma que llevará a Maduro ante la justicia internacional).

El presidente colombiano recordó que junto con otros senadores chilenos y colombianos ya denunciaron hace más de un año a Maduro ante la Corte Penal Internacional. “Se ha avanzado, gracias a nuestra denuncia se inició una observancia preliminar”, añadió.

El presidente del PP estará en el acto

En representación de España acudirá la presidenta del Congreso de los DiputadosAna Pastor, así como el presidente del Partido PopularPablo Casado. Duque y Casado se han reunido en al menos dos ocasiones en Madrid. La primera fue en mayo, antes de las elecciones colombianas. La segunda, tras los comicios, se produjo el pasado 6 de julio.

En el PP dan por superado el repliegue internacional que representó la etapa de Mariano Rajoy al frente de la formación. Casado es un convencido de la importancia de la política exterior. Conoce bien América Latina y está comprometido con la causa de la democracia en la región. Según pudo saber este diario, pondrá a los presos venezolanos y cubanos en el centro de su agenda internacional (Ver más: Pablo Casado pone a los presos políticos venezolanos en el centro de su agenda internacional). Por parte de España también acudirá el expresidente del Gobierno Felipe González, mientras que no lo hará el rey Juan Carlos por recomendación médica.

Otro de los grandes ausentes será Donald TrumpEstados Unidos estará representado por la embajadora ante las Naciones UnidasNikky Haley. Otras personalidades que estarán en Bogotá son el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, y el expresidente chileno Ricardo Lagos.

Colombia pide presión internacional para derrocar a Maduro por Salud Hernández Mora – La Patilla – 5 de Agosto 2018

download-1.jpg

Ya no habrá un minuto de tregua ni disimulos. El nuevo presidente de Colombia, que mañana toma posesión del cargo, es enemigo declarado del régimen dictatorial de Nicolás Maduro y nada le gustaría más que ver renacer la democracia en el país vecino. Lo dijo durante su campaña electoral y lo repitió cuando resultó elegido en junio. Pero no propiciará una intervención militar en Venezuela, como había sugerido Donald Trump y piden venezolanos de a pie que emigran de su país empujados por la miseria, publica El Mundo.

Como primera decisión, Duque optó por no nombrar embajador en Caracas. “No podemos aceptar una representación con un Gobierno que consideramos ilegítimo“, afirmó tras su victoria. También fue tema prioritario en su primera visita a Washington como presidente electo. “Discutimos la crisis humanitaria y las condiciones autoritarias en Venezuela y nos comprometimos a continuar presionando la restauración de la democracia”, escribió en su cuenta de Twitter el vicepresidente norteamericano, Mike Pence.

“No se habló de una intervención militar y yo nunca he hablado de intervenciones militares ni de propiciar intervenciones militares“, puntualizó por su parte Duque.

Su idea es convencer a gobiernos amigos a endurecer la presión diplomática para arrinconar aún más a la dictadura. Por lo pronto buscará que otros jefes de Estado secunden la denuncia que presentó contra Nicolás Maduro ante la Corte Penal Internacional en julio del 2017, cuando era senador del Centro Democrático y que respaldó el Secretario General de la OEA, Luis Almagro. También, “que aceleren las investigaciones” contra la cúpula chavista. Un informe previo de la OEA consideró a 11 de ellos, con Nicolás Maduro a la cabeza, son autores de crímenes de lesa humanidad.

Su vicepresidenta Marta Lucia Ramírez, una crítica de la vieja escuela tanto del chavismo como de la laxitud con que la comunidad internacional le ha enfrentado, pretende, además, que se acuerde algún tipo de bloqueo comercial que asfixie de verdad a Nicolás Maduro. Y que Rusia y China, los únicos pilares que a su juicio le sostienen, suelten amarras.

Si bien para Panamá y para el hemisferio sur del continente americano la crisis de Venezuela es un dolor de cabeza por los ingentes flujos migratorios que no cesan, ninguno la sufre como Colombia. Son ya 820.000 venezolanos, que estaban legalmente registrados, los que podrán disfrutar los beneficios de un reciente decreto que les permite no solo residir y trabajar en Colombia durante dos años, si no acceso a sanidad, a validar sus títulos académicos y a trabajar.

Lo firmó el viernes Juan Manuel Santos, un presidente que dio un giro de 180 grados en su relación con el chavismo. Durante los primeros siete años de Gobierno le apoyó sin fisuras, fue su principal baluarte entre los mandatarios de países que no pertenecían al ALBA, y se desmarcó cuando consideró que ya no lo necesitaba.

En 2010 cambió la política de confrontación con el chavismo que lideraba Álvaro Uribe para mostrar un talante diferente y continuó sus amoríos con Chávez y Maduro con el fin de sacar adelante el proceso de paz con las FARC puesto que Venezuela era su santuario. No midió en ese tiempo o no le importaron las consecuencias que para Colombia tendría la evidente profundización de la crisis económica e institucional del vecino.

La ola de emigración que no se detiene y es superior a las cifras oficiales por los miles de ilegales, supone un reto descomunal para el próximo Gobierno. Son tantos y están tan desesperados que unos se alistan al ELN, otros recogen hojas de coca, son buscadores de oro furtivos o se prostituyen. Son miles las prostitutas que venden sus servicios a cambio de miserias.

Entre los venezolanos que cruzan la frontera, una buena parte se encamina hacia Chile y Argentina. En el puesto fronterizo ecuatoriano junto al puente de Rumichaca, que une Colombia con Ecuador, atendían a primeros de año cerca de 3.000 venezolanos a diario. El ministro de Exteriores chileno, Jorge Fuarie, afirmó que en mayo pasado que ya eran cien mil venezolanos los que han acogido.

Pero es Perú la segunda nación con más emigrantes venezolanos. Cuentan con unos 400.000 registrados y aunque les recibieron bien al inicio, cada día es más palpable el rechazo hacia ellos. El ciudadano de a pie pide medidas para frenarles. “Pedro Pablo Kuczynski se ofreció a Estados Unidos para liderar los esfuerzos de la región para derrocar la dictadura chavista”, le dice desde Lima al EL MUNDO el analista Ricardo Miranda de Souza. “No creo que Martín Bizcarra haga nada por derribar a Maduro porque tiene un liderazgo débil y muchos problemas internos en los que se tiene que centrar”.

El argentino Mauricio Macri y el chileno Sebastián Piñera son muy críticos de Nicolás Maduro, sobre todo el primero, pero ninguno lo tiene como prioridad en su agenda. Será, por tanto, la Colombia de Iván Duque, que comparte 2.200 kilómetros de frontera con Venezuela, la encargada de liderar una campaña de acoso y derribo que tiene en Donald Trump al más entusiasta partidario.

Duque y “la cuestión venezolana” por Ibsen Martínez – El País – 23 de Junio 2018

UnknownEl tsunami migratorio irá en aumento como consecuencia del colapso definitivo de la actividad petrolera

Va dicho así, “cuestión venezolana”, porque la expresión “crisis venezolana” sugiere que la calamidad es pasajera y deja afuera el enmarañado nudo de interminables problemas políticos, económicos y carnalmente humanos que harán de Venezuela, por largo tiempo, una llaga supurante en el costado de Colombia.

Los accidentes del primer cuarto del siglo XXI han dispuesto que Colombia se interne en su proceloso posconflicto al tiempo que Venezuela se precipita a un maelstrom que avivará aún más la ola migratoria con fuerza catastrófica.

El presidente Santos ha asemejado las consecuencias aún por ver de la cada día más degradada situación venezolana a las de un sismo de grado 5 en la escala Richter.

A pesar de la firma de los Acuerdos de La Habana, y de haberse ya traspuesto el umbral de la segunda vuelta, el posconflicto apenas comienza. Y lo hace mal, a juzgar por la velocidad que Álvaro Uribe imprime desde ya a sus designios regresivos durante las semanas que nos separan de la investidura de Iván Duque como presidente de la república.

No bien Duque aseguraba en su discurso del domingo pasado, tal como venía diciendo durante la campaña, que no haría trizas los acuerdos de paz y que solo promovería ajustes a los mismos, cuando una plenaria del Senado, controlado por el uribismo, aplazó terminantemente el trámite del reglamento de la ley que aseguraría el funcionamiento de la Jurisdicción Especial para la Paz ( JEP). Con ello, el proceso de paz se ha detenido.

La solicitud del Gobierno de que el reglamento fuese aprobado con carácter de urgencia en lo poco que resta del período presidencial de Juan Manuel Santos, y su aplazamiento en la plenaria del martes, han desatado un desigual pulso entre el Ejecutivo saliente y la impertérrita bancada uribista ante el cual el opositor Gustavo Petro, envalentonado por sus halagüeños resultados electorales, no será observador pasivo.

Este solo hecho, la disparidad entre lo ofrecido por Duque y la actuación tajante del bloque uribista, intensifica en muchos la percepción de que aquel asumirá la presidencia con su soberanía personal grandemente intervenida por la agenda de Álvaro Uribe contra los acuerdos.

Entre tanto, en Caracas, la dictadura de Maduro ha dispuesto cambios en el gabinete que auguran la prolongación indefinida de su desastrosa e inconmovible política económica, con agravamiento de la tragedia humanitaria y un recrudecer de la represión política.

Con el todopoderoso segundo hombre fuerte, Diosdado Cabello, arreando a la obsecuente Asamblea Constituyente y la insumergible Delcy Rodríguez, fidelísima al clan Maduro, en la vicepresidencia de la república, el dictador se dispone a apretar el acelerador.

La aprobación en breve de una constitución de corte fidelista, consagratoria de un régimen de partido único, es vista en Caracas como muy verosímil. Esa constitución presidiría nuevas elecciones locales a final de año.

La inconducente oposición venezolana, fútilmente dividida entre abstencionistas y fundamentalistas del voto, acerca la perspectiva de una dictadura cruel y prolongada. Todo ello añade para lo venezolanos al catastrófico colapso de la petrolera estatal. Sin duda, el tsumani migratorio venezolano esta muy lejos de entrar en reflujo. Y la colosal ola migratoria, con ser ya un gran problema regional, afecta primordialmente a Colombia.

Las relaciones diplomáticas entre ambos países están poco menos que suspendidas. Duque ha declarado que no destacará un embajador colombiano ante un gobierno ilegítimo. También ha prometido promover desde la presidencia que Maduro sea llevado a la Corte Penal Internacional por crímenes de lea humanidad. Por otra parte, ha abogado en pro de que Maduro permita un canal humanitario internacional para aliviar la hambruna y la mortandad.

Se trata de propósitos que, sin ser excluyentes, exigen un desempeño propio de curtidos estadistas. No es concebible que prosperen así políticas públicas binacionales para revertir la emergencia migratoria.

El indetenible flujo de desplazados venezolanos es tal que un día cualquiera de la segunda mitad de 2017 y lo que va del año en curso, Colombia recibió cerca de 160.000 venezolanos , la misma cifra de refugiados aceptados por Italia en el mismo lapso.

El tsunami migratorio irá en aumento como consecuencia del colapso definitivo de la actividad petrolera que con seguridad golpeará a Venezuela antes de fin de año. Esto no parece preocupar a Maduro quien ya dispensa a Duque las mismas ofensas de que ha hecho objeto a Santos, sin olvidar describir al joven presidente electo como un dócil subrogado de Álvaro Uribe.

Antes al contrario, Maduro pensará que cada día habrá menos bocas que clamen, famélicas, por la menguada e infamante cesta familiar con que subsidia la pasividad política de los venezolanos más pobres. Eso convierte la ola migratoria en un problema exclusivamente colombiano Tal es el problema más grave que planteará a Duque la cuestión venezolana.

Aún en el hipotético escenario de que Maduro fuese obliterado por un rayo alienígena, junto con todos los suyos, los mortíferos efectos del socialismo de siglo XXI, otrora caro a Gustavo Petro, serían aún muy duraderos.

¿Está Duque preparado para lo que el futuro inmediato de Venezuela guarda para Colombia y para él?

 

A %d blogueros les gusta esto: