elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Iran

Segundo buque iraní llegó a las costas de Venezuela – El Nacional – 25 de Mayo 2020

El buque iraní Forest fue escoltado por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana

Buque iraní-Forest

Armada Bolivariana (@ArmadaFANB)

El buque iraní Forest llegó este lunes en horas de la mañana a las costas de Venezuela. Este es el segundo barco con cargamento de gasolina y aditivos químicos que llega al país.

«La Armada se encuentra escoltando al segundo buque iraní Forest, el cual ya se encuentra en aguas jurisdiccionales de la República», escribió la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en Twitter.

Se espera que en las próximas horas llegue a la refinería El Palito, ubicado en Puerto Cabello, estado Carabobo, tal y como lo hizo el buque Fortune.

Una flota de cinco buques trasportan 1,5 millones de barriles de combustible a Venezuela, mientras la actividad de las refinerías venezolanas se ha desplomado junto a su producción de crudo.

La producción petrolera venezolana venía cayendo antes de las sanciones impuestas por Estados Unidos a la estatal Pdvsa y actualmente es de 620.000 barriles diarios, según la OPEP.

Previo a la cuarentena decretada en marzo frente al covid-19 en Venezuela se consumían entre 70.000 y 80.000 barriles diarios en medio de una recesión económica encaminada a su séptimo año.

 

El primer buque de Irán con gasolina entra en aguas de Venezuela sin que EE.UU. intervenga por David Alandete – ABC – 24 de Mayo 2020

La Casa Blanca había advertido de que consideraba el envío de fuel a Maduro una amenaza

Quedan por llegar otros cuatro cargueros que todavía están cruzando el Atlántico

vF7xVw7o

El carguero iraní Fortune llegó este sábado por la noche a aguas territoriales de Venezuela y fue escoltado por cazas y fragatas de las Fuerzas Armadas del régimen de Nicolás Maduro, que había denunciado antes que Estados Unidos se disponía a interceptarlo.

De hecho, el Gobierno norteamericano había advertido en días previos de que considera la entrega de 1,5 millones de barriles en cinco buques diferentes una amenaza y, por tanto, se reservaba el derecho a intervenir.

Irán, por su parte, advirtió ayer de que respondería a un abordaje con el uso de la fuerza. Finalmente, el primer carguero llegó a aguas de Venezuela tras cruzar las de Trinidad Tobago a las 19:40 hora local (la 1:40 del domingo en la España peninsular).

Al Fortune le siguen otros cargueros con gasolina que prevén llegar a puerto venezolano en días venideros. Los buques Forest, Petunia, Faxon y Clavel cruzaron recientemente el estrecho de Gibraltar tras entrar en el Mediterráneo por el Canal de Suez. El Gobierno de EE.UU. acusa a Maduro de estar pagando esa gasolina con nueve toneladas de oro de las reservas nacionales de los venezolanos.

Según dijo a ABC la portavoz de la diplomacia estadounidense, Morgan Ortagus, «a cambio de la ayuda de Irán, la organización criminal que dirige Maduro saqueó nueve toneladas de oro y las envió a Teherán. Los venezolanos merecen elecciones presidenciales libres y justas que conduzcan a la democracia y la recuperación económica, no los caros acuerdos de Maduro con otro estado paria».

El presidente Donald Trump, que el miércoles dijo en una conferencia telefónica que tiene a Venezuela «más rodeada de lo que nadie piensa», ha permanecido todo este fin de semana en la Casa Blanca, salvo una salida ayer para jugar al golf, y está siendo informado de los desarrollos. Fuentes de su presidencia dijeron esta semana que una de las opciones que barajaba el Ejecutivo estadounidense era abordar esos cargueros.

Como a Irán, EE.UU. ha sometido al régimen de Maduro a duras sanciones y ha decretado un embargo casi completo del petróleo venezolano en respuesta a violaciones de los derechos humanos y otros delitos. Con esas sanciones, Venezuela ha ido perdiendo la capacidad de refinar su propio crudo y depende ahora de Irán para poder adquirir gasolina y gasóleo, necesarios ambos no sólo para el transporte, sino también para los generadores de electricidad de residencias y, sobre todo, hospitales.

Recientemente, la petrolera estatal Pdvsa intentó canjear crudo barato por gasolina con una empresa mexicana, Jomadi, a la que ahora investiga el FBI. Este diario fue el primero en informar de esa incursión del régimen chavista en el sector de los hidrocarburos mexicano. La empresa Jomadi ha negado a ABC que vaya a finalizar ese canje, tras las presiones de EE.UU.

La tensión entre Washington, Caracas y Teherán ha llegado estos días a cotas máximas en años. El embajador del régimen chavista ante Naciones Unidas, Samuel Moncada, denunció en una carta dirigida el 20 de mayo al secretario general de ese organismo que «la coerción del gobierno de los Estados Unidos de América va unida a un nuevo peligro: la amenaza del uso de la fuerza militar, en este caso contra cinco buques tanqueros iraníes que se dirigen a Venezuela cargados de combustible para aliviar la actual escasez que existe en todo el país».

EYo9HYgXkAAmIkS
EYo9HZBXQAAZRUB

Por su parte, el presidente iraní, Hassan Rohaní, dijo ayer en una conversación telefónica con el emir de Qatar, Tamim al Thani, que responderá con la fuerza a cualquier intento de abordaje de esos cargueros por parte de las Fuerzas Armadas estadounidenses. «Tenemos la legitimidad de defender nuestra soberanía y servir nuestros intereses nacionales, y esperamos que los americanos no cometan ningún error», dijo Rohaní en la llamada, según una transcripción facilitada a las agencias estatales iraníes.

Según dijo Trump el miércoles en una conferencia telefónica privada a la que tuvo acceso ABC, «tenemos [a Venezuela] rodeada. La tenemos rodeada hasta unos niveles que nadie sabe, pero ellos lo saben, los estamos observando, para ver qué sucede… Algo va a suceder, porque no vamos a seguir tolerándolo, hemos sido muy duros con ellos, duros con el petróleo, duros con las sanciones, más duros de lo que nadie puede imaginar, es cierto», dijo el presidente.

Las fuerzas armadas norteamericanas han hecho –algo poco común– advertencias similares en días recientes. El almirante Craig Faller, jefe del Comando Sur de EE.UU., responsable de operaciones en el Caribe, dijo esta semana en un discurso que la llegada de los cargueros iraníes es «contraria a los intereses de EE.UU.». «Irán está aprovechando la pandemia para dar respaldo a narcodictaduras como la venezolana», dijo el almirante.

 

Buques de Irán: llega a aguas de Venezuela el primero de los barcos iraníes enviados con gasolina – BBC News – 24 de Mayo 2020

Un buque petrolero
Venezuela busca que al menos cinco buques petroleros de Irán abastezcan de combustible al país.

El Fortune, el primero de los cinco tanqueros iraníes enviados con gasolina para Venezuela, ya se encuentra en aguas venezolanas, según informó la televisión estatal del país sudamericano.

El ministro de Defensa venezolano ya anunció el pasado miércoles que la Armada de su país escoltaría los buques cuando se encontraran en su Zona Económica Exclusiva.

El anuncio del envío de los buques había despertado especulaciones sobre una posible respuesta de Estados Unidos, cuyas sanciones pesan tanto sobre Venezuela como sobre Irán y que tiene desplegada una misión naval contra el narcotráfico en aguas del Mar Caribe.

Teherán había advertido que cualquier maniobra hostil de Washington tendría consecuencias y el presidente iraní, Hassan Rohani, dijo en un comunicado: “Esperamos que Estados Unidos no cometa ningún error”.

Se estima que la flotilla de buques transporta alrededor de un millón y medio de barriles de gasolina adquiridos por el gobierno de Nicolás Maduro.

Pero no se ha dado información de cuál será su destino final.

Estación de PDVSADerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionVenezuela atraviesa por una grave escases de combustibles, a pesar de ser una nación rica en petróleo.

Venezuela sufre una escasez severa de combustible después de que la mala gestión de la petrolera estatal llevara al colapso de sus refinerías.

E problema se agravó después de que en marzo Washington sancionara a la multinacional rusa Rosneft, que entregaba gasolina a Venezuela a cambio de crudo.

El gobierno impuso poco después un estricto racionamiento bajo control de la Guardia Nacional que ha obligado a los venezolanos a hacer largas colas.

Estados Unidos considera Irán uno de los países patrocinadores del terrorismo y a Nicolás Maduro un gobernante ilegítimo, por lo que ha impuesto en los últimos años sanciones contra ambos gobiernos.

El Departamento de Estado cree que la petrolera estatal venezolana, PDVSA, está pagando “con toneladas de oro” los servicios iraníes.

Ubicación del Fortune
El sitio Marine Traffic ubicaba en últimas horas al Fortune cerca de las costas de Venezuela.

Para Irán, cuya economía se resiente por el efecto de las sanciones y el gran impacto que ha tenido allí la pandemia de covid-19, el oro venezolano le permitiría obtener fácilmente liquidez.

Los expertos calculan que el envío de gasolina iraní deberá servir para cubrir el consumo nacional en época de cuarentena durante 1 ó 2 meses, pero advierten que no será una solución definitiva al problema de la escasez de combustible en Venezuela.

Por qué Maduro pide ayuda de Irán

Ya en la época del fallecido expresidente Hugo Chávez, la Venezuela socialista construyó una buena relación con la República Islámica.

David Smilde, analista del centro de análisis Washington Office of Latin America, le dijo a BBC Mundo que “la cooperación es natural porque ambos se ven como socios estratégicos en un mundo multipolar y los dos son estados forajidos para Estados Unidos”.

“Si es cierto que Venezuela está pagando en oro, tiene sentido que Irán arriesgue varios buques y su carga, ya que está desesperadamente necesitada de ingresos debido a las sanciones“, indica por su parte el periodista de la BBC Kasra Naji.

Venezuela atraviesa una de las peores crisis económicas de la historia reciente.

hombre cargando aguaLa crisis también ha dejado sin agua a muchos en Venezuela.

Su Producto Interno Bruto ha caído más del 50% desde que Nicolás Maduro llegó al poder en 2013 y millones de venezolanos han abandonado su país. El coronavirus y la caída de los precios del crudo no han hecho sino empeorar las cosas para la nación petrolera.

La mala gestión y la corrupción en la petrolera estatal en los últimos años llevaron al colapso a sus refineríaslo que hizo desaparecer la producción local de gasolina.

Durante meses, el gobierno venezolano sorteó este problema entregando petróleo crudo a cambio de gasolina a sus clientes, principalmente la compañía de mayoría rusa Rosneft.

Estación de gasolinaLa gasolina está estrictamente racionada en Venezuela.

Pero la Administración Trump lanzó en febrero y marzo dos rondas de sanciones contra las filiales de Rosneft que comercializaban el crudo venezolano en los mercados internacionales

Hasta que a finales de marzo, Rosneft anunció por sorpresa su salida de Venezuela. Un funcionario del Departamento de Estado de EE.UU. le dijo a BBC Mundo entonces que “se trataba de un intento de proteger sus activos de las sanciones”.

Antonio de la Cruz, experto de la consultora Inter American Trends, cree que “entre los accionistas de Rosneft hay socios privados muy importantes que no podían poner en peligro la compañía por hacer negocios con Maduro y a Vladímir Putin no le quedó más remedio que tomar esa decisión“.

Desde entonces, la gasolina está estrictamente racionada en Venezuela y la gente debe pasar la noche en enormes colas para conseguir no más de 30 litros.

“Maduro intenta ahora que los iraníes llenen el vacío que dejó Rosneft”, indica De la Cruz.

Épica de bajo octanaje por Ramón Peña – América 2.1 – 24 de Mayo 2020

downloadEl viaje trasatlántico de cinco tanqueros de bandera iraní, cargados de combustible, desde el puerto de Bandar Abbas en el Golfo Pérsico hasta el puerto de Los Taques, en nuestra península de Paraguaná, ha despertado novelescas expectativas. Muchos de quienes vivieron la llamada Crisis de los Misiles en 1962, han paladeado un remake de aquel histórico desafío entre John F. Kennedy y Nikita Kruschov. Nada que ver. De aquel episodio, resultaron decisiones trascendentes para la URSS, para EE. UU y también para Cuba, teatro donde se escenificó lo que fue una verdadera película de suspenso. Del actual evento poco o nada habrá para recordar.

La dictadura ha pretendido convertir en epopeya lo que sencillamente debería admitir como una vergüenza. El millón quinientos mil barriles de gasolina que traen los tanqueros, navegando más de ocho mil quinientos kilómetros, durante 29.5 días, es lo que nuestras refinerías producían en 48 horas de operación.  Suficiente para abastecer todo el mercado interno y ganarnos unos buenos dólares exportando a la Costa Este de EE.UU.

Estos cinco barcos, en lugar de la bandera iraní, deberían portar como insignia la bandera de la Cruz Roja, en atención a nuestra crisis humanitaria compleja agravada por la ruina de la industria petrolera.

Risible la escena del Golem gobernante esta semana cuando, desafiando al “imperio yanqui, bramó, inflando su rubicunda humanidad, “¡Estamos listos para lo que sea, cuando sea!”. Nos tentó imaginar otro remake, el de Cipriano Castro en 1902, con su arenga de “La planta insolente del enemigo…”, pero más acertadas acudieron en nuestro auxilio las imágenes de una película, El rugido del ratón, aquella divertida sátira con brillante actuación del gran Peter Sellers, quien, como gobernante de un humilde ducado europeo decide, para resolver su penuria económica, armar a sus campesinos en atuendo de guerreros medievales y declararle la guerra al mismísimo Estados Unidos…

 

 

 

 

Llegó el primer buque iraní: Régimen que destruyó industria petrolera recibe con “bombos y platillos” al Fortune – La Patilla – 23 de Mayo 2020

Cortesía

El Fortune, el primero de los cinco tanqueros iraníes con gasolina enviados para “rescatar” al régimen de Nicolás Maduro de la grave escasez de combustible que enfrenta Venezuela, pudo cruzar durante la noche de este sábado 23 de mayo a aguas territoriales, escoltados por buques de la Armada venezolana.

Los envíos han causado un enfrentamiento diplomático entre Estados Unidos y los regímenes de Irán y Venezuela. Los dos países están bajo sanciones de Washington, que considera medidas en respuesta, según un alto funcionario estadounidense, que no dio más detalles sobre las opciones que se están evaluando, de acuerdo a Reuters.

La flotilla iraní transporta alrededor de 1,53 millones de barriles de combustible y alquilato a Venezuela, según los reportes.

As tankers head toward the Caribbean, growing Iran-Venezuela ties draw U.S. concern by Anthony Faiola, Missy Ryan and  Erin Cunningham – The Washington Post – 24 de Mayo 2020

The Iranian oil tanker Clavel heads through the Strait of Gibraltar on Wednesday.
The Iranian oil tanker Clavel heads through the Strait of Gibraltar on Wednesday. (Marcos Moreno/AP)

Venezuela and Iran, U.S. adversaries that have been stung by sanctions and hobbled by the novel coronavirus, are forging a closer strategic partnership, providing embattled President Nicolás Maduro a vital lifeline and offering Tehran the prospect of a new center of influence just across the Caribbean Sea from Florida.

The most public display of the deepening relationship: five oil tankers steaming across the Atlantic Ocean, carrying what analysts estimate to be 60 million gallons of Iranian gasoline, which they say was bought with Venezuelan gold, an allegation Iran denies. The first of the ships was set to arrive in Venezuelan waters Saturday evening to relieve fuel shortages so dire that the sick can’t get to hospitals and produce is rotting on farms.

“You have two pariah states finding that they are able to exchange things they need for things they have,” said Elliott Abrams, U.S. special representative to Venezuela.

U.S. sanctions on Iran target anyone purchasing or facilitating the purchase of petroleum products from that country, but Venezuela’s oil company is already under similar sanctions. The Trump administration has also invoked the Monroe Doctrine — the 19th-century policy that rejects outside intervention in the Western Hemisphere — to move against foreign entities that do business with Maduro.

Iran has warned against any U.S. effort to board or blockade the vessels, and Venezuela promised to deploy warships to escort the convoy through its territorial waters.

Washington has countered by sounding an alarm over Iran’s growing involvement in Venezuela. U.S. officials said they were monitoring the convoy but tempering talk of direct engagement.

Drivers line up to refuel their cars last week at a gas station in Caracas, Venezuela.
Drivers line up to refuel their cars last week at a gas station in Caracas, Venezuela. (Federico Parra/AFP/Getty Images)

The voyage is testing how far the Trump administration is willing to go to shut down a budding relationship between two nations it considers enemies.

“My sense is that Iranians are willing to use their tankers and play a game of chicken” with the United States, said Evan Ellis, a professor of Latin American studies at the U.S. Army War College.

For Iran, exporting oil to allies has grown more difficult. In August, authorities in Gibraltar, backed by British forces, seized an Iranian supertanker carrying 2.1 million barrels of light crude. Officials said they suspected it was headed to the Syrian port of Baniyas, in violation of European Union sanctions.

Any U.S. interdiction of the convoy now sailing the Atlantic would be challenged by the Iranians and Venezuelans. But Venezuela’s U.S.-backed opposition is providing some potential ammunition with claims the Iranians could be transporting more than mere gasoline.

Opposition leaders have warned that Tehran could be providing materials for what they describe as a covert operation to help Maduro’s intelligence apparatus construct a listening post in northern Venezuela to intercept aerial and maritime communications.

“For Iran, an enemy of the United States, this means they are almost touching America’s tail,” said Iván Simonovis, security commissioner for Juan Guaidó, the Venezuelan opposition leader recognized by the United States as the nation’s rightful leader.

Maduro’s communications minister dismissed those claims as “absurd.”

“It’s a smokescreen by Simonovis,” Jorge Rodríguez wrote in a text to The Washington Post. “Venezuela and Iran have had 20 years of commercial relations and cooperation.”

Venezuelan President Nicolás Maduro during a meeting with military forces Thursday at the Miraflores presidential palace in Caracas.
Venezuelan President Nicolás Maduro during a meeting with military forces Thursday at the Miraflores presidential palace in Caracas. (Jhonn Zerpa/AFP/Getty Images)

The nearest of the tankers, the Fortune, entered Venezuelan waters Saturday evening. The convoy was heading toward the largest U.S. military presence in the Caribbean in at least a decade. The Pentagon has dispatched destroyers, littoral combat ships, Poseidon maritime planes and Air Force surveillance aircraft to the region as part of an operation to shut down drug-trafficking routes off the Venezuelan coast.

U.S. officials downplayed Iran’s suggestion that those forces will confront the convoy. Pentagon spokesman Jonathan Hoffman told reporters Thursday he was not aware of plans to launch a military operation against the Iranian tankers.

But a senior Trump administration official, speaking on the condition of anonymity to describe internal discussions, said the administration “would not abide” Iran’s support of Maduro.

“The president has made clear the United States will not tolerate continued meddling by supporters of an illegitimate regime,” the official said. The administration considers Maduro a usurper, saying he stole the presidential election in 2018; the Justice Department indicted him in March on narcoterrorism charges. The United States is one of nearly 60 nations that recognize Guaidó, head of Venezuela’s National Assembly, as the country’s lawful leader.

“The importation of Iranian gasoline is an act of desperation by the corrupt & illegitimate Maduro regime,” President Trump’s National Security Council tweeted Thursday. “It will not stop Venezuela’s chronic fuel shortages or alleviate the suffering that Maduro has inflicted on the once prosperous people of his country.”

Analysts say the administration is more likely to use additional economic sanctions than force to deter Iranian-Venezuelan trade. While Trump has staked out hawkish positions on Iran — pulling out of the 2015 nuclear deal, imposing punishing sanctions and authorizing the January killing of the military commander Qasem Soleimani — he has at other times demonstrated a desire to avert major conflict.

As the Iranian tankers were headed west earlier this month, the State and Treasury Departments and the U.S. Coast Guard issued a global advisory to the maritime industry, warning that nations including Iran might be engaging in “deceptive shipping practices” to evade sanctions.

Adm. Craig Faller, commander of U.S. Southern Command, said this past week that he believed Iran’s objective was to “gain positional advantage in our neighborhood in a way that would counter U.S. interests.”

“We have seen an uptick in Iranian state-sponsored activity and liaison with Venezuela that has included Quds Force” — an elite Iranian military unit — “and it has included other elements of support to the illegitimate Maduro regime cronies,” he said during a video briefing on Monday with Florida International University.

Hojjatollah Soltani, the Iranian ambassador to Venezuela, speaks Wednesday at the Iranian Embassy in Caracas.
Hojjatollah Soltani, the Iranian ambassador to Venezuela, speaks Wednesday at the Iranian Embassy in Caracas. (Ariana Cubillos/AP)

Venezuela’s strategic ties to Iran date back almost two decades, when President Hugo Chávez, the founder of its socialist state, struck a flurry of economic and financial deals with a fellow thorn in America’s side — Mahmoud Ahmadinejad, then the president of Iran.

Many of those deals were propaganda on paper that never truly materialized. But with both countries now under crippling U.S. sanctions and confronting painful recessions amid the coronavirus pandemic and collapsing oil prices, they are moving to solidify mutually beneficial bonds.

Maduro is struggling to keep the lights on, literally, in a country plagued by frequent and widespread blackouts, on top of shortages of gas, food, water and medical supplies. In recent months, his most critical problem has been the lack of gasoline.

Venezuela, an OPEC state, boasts the world’s largest oil reserves. But years of mismanagement and corruption — and, more recently, U.S. sanctions on its all-important oil sector — have combined to leave its petroleum industry in tatters and its gas refineries in disrepair. Maduro’s traditional backers, Russia and China, have seemed increasingly reluctant to bail him out. The Russian state-controlled oil giant Rosneft divested itself of its Venezuela operations in March and has backed off oil deals with Maduro that included shipping Venezuela desperately needed gas.

Iran, also under tough U.S. sanctions, has far less to lose.

Last month, aviation tracking firms registered more than a dozen special flights to Venezuela by Mahan Air, sanctioned by the United States for allegedly transporting weapons and operatives of the Iranian military abroad, including to Syria in support of President Bashar al-Assad.

Iranian President Hassan Rouhani warned Saturday the United States could face unspecified “trouble” if the tankers cannot reach their destination, Iran’s Mehr news agency reported.

Russ Dallen, a partner in Caracas Capital Markets, a Florida-based company that monitors Venezuela’s energy sector, said information collected by the firm indicated the flights were carrying chemicals and equipment to help Venezuela restart its moribund domestic gas refineries. Maduro’s government, he said, appears to have paid for those parts — as well as the Iranian gasoline now in transit — with gold from the Central Bank.

“We track Central Bank reserves every month,” Dallen said. “They suddenly went down from April to May by $700 million.”

Iran’s ambassador to Venezuela, Hojjatollah Soltani, denied any gold-for-gas deal with Maduro. He said this past week that the two nations had the right to engage in regular bilateral trade.

“This relationship between Iran and Venezuela doesn’t threaten anybody,” Soltani told reporters Wednesday at the Iranian Embassy in Caracas. “It’s not a danger to anyone.”

Faiola reported from Miami, Ryan from Washington and Cunningham from Istanbul. Mariana Zuñiga and Ana Vanessa Herrero in Caracas and Carol Morello and John Hudson in Washington contributed to this report.

Gasolina iraní es suficiente sólo para 52 días de consumo en cuarentena – El Nacional – 22 de Mayo 2020

El economista Francisco Rodríguez advirtió que la duración del cargamento de los buques, que se espera comiencen a tocar tierra venezolana el sábado por la tarde, puede variar dependiendo del esquema de precios que se adopte

Gasolina

Foto Cortesía

El economista Francisco Rodríguez confirmó este viernes que cinco buques iraníes llegaran a Venezuela en los próximos días con un cargamento de 1,55 millones de barriles de gasolina.

Se espera que este cargamento ayude a palear la escasez actual de combustible en el país, aunque Rodríguez advierte que la carga de estos cinco tanqueros es suficiente sólo para 52 días de consumo de gasolina del país en cuarentena.

Mientras que en condiciones de actividad económica normalizada, el cargamento alcanzaría únicamente para 16 días.

“La duración puede variar dependiendo del esquema de precios que se adopte”, destacó el economista.

Los barcos vienen de forma escalada. El primer buque, llamado Fortune, se espera que llegue a Puerto La Cruz este sábado por la tarde. Le sigue el Faxon y el Forest ha dos días de distancia y el más rezagado, el Petunia, a 10-12 días de puerto.

No se vislumbran embarcaciones militares estadounidenses en el área”, señaló Rodríguez en Twitter.

El fundador y director de Oil For Venezuela indicó que la importación de gasolina es una medida paliativa, es decir, no solucionará el problema de forma permanente pero que es necesaria ante la grave falta de combustible en el país.

“Desde Oil For Venezuela subrayamos la urgencia de acuerdos que permitan atender las necesidades básicas del país.  El bienestar de los venezolanos debe estar siempre por encima de la confrontación política”, precisó.

 

Comunicado del Gobierno Legitimo sobre traslado de tanqueros iranies hacia Venezuela – Centro de Comunicación Nacional – 21 de Mayo 2020

Buques iraníes solventarían problema de gasolina durante 12 días por Julián Castillo – 21 de Mayo 2020

Los barcos transportan 1.400.000 barriles de combustible por un valor aproximado de 45.000.000 de dólares

Venezuela atraviesa una profunda crisis en el abastecimiento de combustible desde hace meses. El motivo de esta problemática es la limitada capacidad refinadora operativa que tiene el país luego de años de falta de inversión en la industria petrolera nacional.

Esta situación ha llevado a que el régimen de Nicolás Maduro aplique fuertes controles en la venta de gasolina, dejando sin movilidad a gran parte del parque automotor de Venezuela.

Ante este panorama, al cual no se le avizora una solución a corto plazo, el régimen ha intentado importar combustible, una acción que no había podido concretar debido a las sanciones impuestas por Estados Unidos a Petróleos de Venezuela (Pdvsa). Estas dificultades han ocasionado que deban recurrir a países afines a su ideología para eludir las sanciones, encontrando en Irán la posible solución a los problemas de escasez de gasolina.

Además de la afinidad ideológica antiestadounidense, una de las principales razones para la elección de Irán es que al igual que Pdvsa, el Estado iraní se encuentra sometido a fuertes sanciones económicas que desde hace casi cuatro décadas han ido haciendo mella en su economía. Esta situación “permite” que los persas puedan comerciar con Venezuela sin temor alguno a posibles sanciones estadounidenses.

Gasolina. El mercado venezolano consume unos 180.000 barriles diarios de combustible.

Como parte de un acuerdo entre ambos regímenes, cinco tanqueros partieron desde Irán cargados con al menos 1.400.000 de barriles de gasolina valorados en unos 45.000.000 de dólares, los cuales, de acuerdo con fuentes del gobierno de EE UU, serían pagados mediante un canje por oro venezolano.

Rafael Quiroz, economista experto en materia petrolera, señala que el acercamiento entre Venezuela e Irán que condujo a la compra de combustible era previsible pues recuerda que ambas naciones son fundadoras de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Sostiene que debido a ello existe una relación comercial y diplomática de larga data entre ambos países.“La importación de combustible iraní es tan solo una solución coyuntural y no puede ser vista como la respuesta a mediano o largo plazo de los problemas de abastecimiento de gasolina que sufre el país”, comenta el economista en exclusiva para El Diario.

La brecha entre la producción de combustible en el país es de aproximadamente 120.000 barriles diarios, debido a que tan solo se refinan 60.000 de los 180.000 que se requieren para el consumo interno. Ante este déficit, los 1.400.000 barriles de combustible que transportan los buques iraníes tan solo permitirían abastecer el mercado nacional por un lapso de 12 días.

Quiroz añade que el hecho de que Venezuela deba recurrir a otra nación productora de petróleo que se encuentra a más de 11.000 kilómetros de distancia es la muestra más clara de la situación en la que se encuentra Petróleos de Venezuela.

“El hecho de que Venezuela siendo un país petrolero tenga que depender de una nación del Golfo Pérsico para garantizar el abastecimiento de combustible es algo cuando menos trágico y que debe llamarnos a la reflexión”, agrega.

Apoyo iraní

Esta no es la primera oportunidad en la que el gobierno iraní actúa en favor del régimen de Nicolás Maduro. Recientemente, ante la imposibilidad de reactivar la producción del complejo refinador de El Palito, los iraníes han venido prestando el apoyo técnico del cual carece Pdvsa.

Fuentes vinculadas a la materia comentaron para Bloomberg que además del recurso humano, Irán también está colaborando con el envío de repuestos que permitan la puesta en marcha de El Palito.

La compra del combustible iraní por parte del régimen de Nicolás Maduro no ha pasado desapercibida para el gobierno norteamericano. Craig Faller, jefe del Comando Sur, se ha referido al tema indicando que rechaza la decisión de Irán de apoyar a Maduro.

Desde la administración de Donald Trump también han indicado que se encuentran estudiando qué acciones podrían asumir para evitar la llegada de los buques, lo que podría conducir a un posible bloqueo de las costas venezolanas. Sostienen que la llegada de los mismos no es bienvenida por los demás países de la región.

Posterior a los comentarios realizados por funcionarios norteamericanos, Irán —en voz de su ministro de Relaciones Exteriores—, advirtió a Estados Unidos que se reservan el derecho de adoptar las medidas que consideren necesarias en caso de que estos decidan obstaculizar el arribo de los buques.

Mediante una carta dirigida al secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU) Antonio Guterres, aseguraron que las “amenazas” proferidas por EE UU constituyen un peligro para la paz y la seguridad de la región.

«Cualquier medida coercitiva representa una amenaza para el envío gratuito, el comercio internacional y el libre flujo de energía”, afirmó el Ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif.

Cantidades insuficientes. El cargamento de combustible enviado por Irán tan solo permitiría cubrir la demanda por 12 días.

Por su parte, Vladimir Padrino López informó este 20 de mayo que se comunicó con el ministro de defensa iraní, Amir Hatami, para informarle que los buques contarán con una escolta venezolana para garantizar su llegada al país sin inconvenientes.

“Todos esos buques cuando entren en nuestra zona económica exclusiva serán escoltados por naves, buques y aviones de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana”, aseguró Padrino sin precisar el número de las mismas.

Descartó que el combustible que transportan los barcos iraníes haya sido comprado por Venezuela, pues afirmó que el mismo forma parte de una ayuda humanitaria que países como China y Rusia han decidido enviar al país sin costo alguno.

Previamente Hatami había indicado que cualquier acción ejecutada en aguas internacionales contra los barcos que transportan el combustible constituiría una violación flagrante del derecho internacional.

“No toleraremos ninguna intervención. Como saben los estadounidenses y los demás, nunca dudamos en reaccionar a una posible intervención. Recibirán una respuesta definitiva  y decisiva en caso de intervención”, advirtió Hatami.

Pdvsa. La capacidad instalada en Venezuela permitiría producir 1.300.000 barriles diarios de combustible.

La decisión de Teherán de enviar combustible al régimen de Maduro constituye el capítulo más reciente en la escalada de hostilidades entre Irán y Estados Unidos luego de que estos asesinaran a Qasem Soleimani, responsable de la inteligencia iraní, mediante el ataque de un dron.

El gobierno norteamericano justificó la medida al aducir que Soleimani estuvo involucrado en la planificación de un ataque a una base estadounidense en Irak en el que falleció un contratista de dicho país.

Esta situación desencadenó que Irán efectuase una serie de ataques con misiles balísticos en contra de instalaciones estadounidenses ubicadas en Irak.

¿Cómo bloquear el envío de combustible?

El 1° de abril Donald Trump anunció un despliegue sin precedentes de fuerzas navales de su país en el Mar Caribe para luchar en contra del narcotráfico. Señaló que el principal objetivo de la operación es proteger al pueblo estadounidense del flagelo de las drogas.

“No debemos permitir que los carteles de la droga exploten la pandemia para poner en riesgo la vida de los estadounidenses”, afirmó Trump.

La operación incluye el despliegue no solo de naves de la Guardia Costera de EE UU —que realizan normalmente patrullaje para evitar el ingreso de estupefacientes a norteamérica—, sino también de destructores de la Marina norteamericana así como barcos de combate y aeronaves de vigilancia.

Estas fuerzas militares si bien tienen como objetivo luchar contra el narcotráfico en la región, podrían ser utilizadas por EE UU en un eventual bloqueo naval para impedir que los cinco buques provenientes de Irán ingresen a aguas venezolanas.

Diversos usuarios de redes sociales, como el economista Francisco Rodríguez, han expresado su rechazo a un posible bloqueo por considerar que el único perjudicado por una medida de este tipo sería el pueblo venezolano y no el régimen de Nicolás Maduro.

EE.UU. vs Irán: cómo 5 buques petroleros rumbo a Venezuela se convirtieron en el nuevo foco de tensión entre los dos países por Guillermo D Olmo – BBC News – 20 de Mayo 2020

Buques petroleros en aguas del Golfo Pérsico en una imagen de archivoBuques petroleros en aguas del Golfo Pérsico en una imagen de archivo.

El pulso global entre Estados Unidos e Irán tiene un nuevo escenario en Venezuela.

En plena pandemia, el país sudamericano sufre una severa escasez de gasolina que ha venido a agravar su larga crisis económica y el gobierno de Nicolás Maduro ha recurrido a la ayuda de Teherán para conseguirla; según sospecha el Departamento de Estado, “a cambio de toneladas de oro“.

El gobierno de Donald Trump aplica desde hace años una política de sanciones que busca forzar la caída de Maduro, a quien acusa de ser un gobernante ilegítimo, y esas sanciones prohíben hacer negocios con PDVSA, la petrolera estatal venezolana.

Eso es justo lo que intenta ahora Irán, también objeto de sanciones de Estados Unidos, que lo considera uno de los “estados patrocinadores del terrorismo”.

La tensión entre Washington y Teherán aumentó esta semana después de que se conociera que varios buques se dirigían a Venezuela tras haber zarpado de Irán cargados de combustible.

Un funcionario estadounidense le dijo a Reuters que Washington estudiaba cómo responder a un envío que desafía abiertamente sus sanciones y este martes el Departamento del Tesoro sancionó a una empresa china auxiliar de la aerolínea iraní Mahan Air, a la que acusa de colaborar con el “terrorismo” y sacar oro de Venezuela.

Buques militares estadounidenses patrullan habitualmente las aguas del Caribe, cercanas a la ruta probable de los cargueros iraníes. La Cuarta Flota de Estados Unidos, con base en Jacksonville, Florida, es la responsable de la operaciones en la región.

Y el ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino, anunció este miércoles su intención de escoltar los barcos iraníes cuando entren en la zona económica exclusiva del país.

“Serán escoltados por naves, buques y aviones de la FANB, para darles la bienvenida y decirle al pueblo iraní ‘gracias por tanta solidaridad y cooperación'”, dijo Padrino.

Estación de PDVSALa mala gestión y la corrupción en la petrolera estatal en los últimos años llevaron al colapso a sus refinerías e hizo desaparecer la producción local de gasolina.

Por su parte, desde Irán, una agencia de noticias vinculada al gobierno informó que el ministro de Exteriores, Mohamed Javad Zarif, le escribió una carta al secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, advirtiendo de que cualquier medida estadounidense contra el envío debía ser considerada un acto de piratería y tendría repercusiones.

Para Kasra Naji, corresponsal especial del servicio persa de la BBC, “el riesgo de enfrentamiento de Irán con Estados Unidos es grande”.

Y del asunto se habló este miércoles en el Consejo de Seguridad de la ONU, donde Dmitry Polyansky, embajador adjunto de Rusia, dijo que esperaba que EE.UU. se diera cuenta del “riesgo de incidentes” al desplegar elementos de su fuerza naval “en un área donde petroleros iraníes trabajan en una actividad legal cerca de Venezuela”.

Por qué Maduro pide ayuda de Irán

Ya en la época del fallecido expresidente Hugo Chávez, la Venezuela socialista construyó una buena relación con la República Islámica.

David Smilde, analista del centro de análisis Washington Office of Latin America, le dijo a BBC Mundo que “la cooperación es natural porque ambos se ven como socios estratégicos en un mundo multipolar y los dos son estados forajidos para Estados Unidos”.

“Si es cierto que Venezuela está pagando en oro, tiene sentido que Irán arriesgue varios buques y su carga, ya que está desesperadamente necesitada de ingresos debido a las sanciones“, indica por su parte el periodista de la BBC Kasra Naji.

Venezuela atraviesa una de las peores crisis económicas de la historia reciente.

hombre cargando aguaDerechos de autor de la imagenREUTERS
Image captionLa crisis también ha dejado sin agua a muchos en Venezuela.

Su Producto Interno Bruto ha caído más del 50% desde que Nicolás Maduro llegó al poder en 2013 y millones de venezolanos han abandonado su país. El coronavirus y la caída de los precios del crudo no han hecho sino empeorar las cosas para la nación petrolera.

La mala gestión y la corrupción en la petrolera estatal en los últimos años llevaron al colapso a sus refineríaslo que hizo desaparecer la producción local de gasolina.

Durante meses, el gobierno venezolano sorteó este problema entregando petróleo crudo a cambio de gasolina a sus clientes, principalmente la compañía de mayoría rusa Rosneft.

Pero la Administración Trump lanzó en febrero y marzo dos rondas de sanciones contra las filiales de Rosneft que comercializaban el crudo venezolano en los mercados internacionales

Hasta que a finales de marzo, Rosneft anunció por sorpresa su salida de Venezuela. Un funcionario del Departamento de Estado de EE.UU. le dijo a BBC Mundo entonces que “se trataba de un intento de proteger sus activos de las sanciones”.

Antonio de la Cruz, experto de la consultora Inter American Trends, cree que “entre los accionistas de Rosneft hay socios privados muy importantes que no podían poner en peligro la compañía por hacer negocios con Maduro y a Vladímir Putin no le quedó más remedio que tomar esa decisión“.

Estación de gasolina
La  gasolina está estrictamente racionada en Venezuela.

Desde entonces, la gasolina está estrictamente racionada en Venezuela y la gente debe pasar la noche en enormes colas para conseguir no más de 30 litros.

“Maduro intenta ahora que los iraníes llenen el vacío que dejó Rosneft”, indica De la Cruz.

Que está haciendo Irán en Venezuela

Hace algunas semanas, al poco de cerrar Rosneft, diversos reportes indicaron que vuelos de la sancionada Mahan Air habían comenzado a aterrizar en el Estado venezolano de Falcón con material y personal de Irán para reactivar las refinerías del complejo de Paraguaná, las más importantes del país.

El pasado 28 de abril, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, señaló que Mahan Air estaba prestando “apoyo desconocido al régimen de Maduro” y advirtió de que los vuelos “deben parar”.

Aunque el gobierno venezolano no ha difundido información sobre los trabajos y no respondió a una solicitud de comentarios, Eudis Girot, director de uno de los principales sindicatos petroleros venezolanos, le dijo a BBC Mundo que “los iraníes están tratando de arrancar las plantas, pero estas tienen problemas estructurales debido al abandono que no se van a poder solucionar rápidamente”.

Se estima que cuando las dos refinerías de Paraguaná funcionaban a pleno rendimiento podían procesar 965.000 barriles diarios de petróleo, pero los expertos creen que las constantes fallas en el suministro de electricidad y agua en Venezuela impedirán recuperar ese ritmo.

De la Cruz indica que “los técnicos iraníes quizá puedan arrancar la planta, pero hacerla operar de manera sostenida será mucho más difícil”.

Por qué son importantes los barcos

Los cargueros iraníes que disgustan a Estados Unidos son vitales para el presidente venezolano, ya que se han convertido en la única posibilidad de suministro masivo de gasolina a corto plazo.

Hombre cargando un camión de gasolina
Para el suministro de gasolina a corto plazo, los cargueros iraníes resultan fundamentales.

Ni las autoridades iraníes ni las venezolanas han dado detalles del flete.

Un técnico de la firma Refinitiv, que se dedica al monitoreo del tráfico marítimo, le dijo a la agencia AP que son cinco los buques y transportan un cargamento de gasolina y productos similares por valor superior a US$45 millones.

“Si los barcos llegan, Maduro habrá abierto una ruta de abastecimiento y salvará la actual crisis del combustible”, pronostica De la Cruz.

Para Irán, cuya economía sufre las consecuencias del gran impacto que ha tenido allí el coronavirus, obtener oro venezolano le permitiría sortear las sanciones y cambiarlo por efectivo para afrontar gastos urgentes.

En cualquier caso, persisten las dudas en torno a la capacidad real de Irán de convertirse en un proveedor fiable, ya que la gasolina también es un artículo racionado en Irán.

“El racionamiento se volvió a establecer en noviembre de 2019, triplicando además el precio de la gasolina, lo que provocó protestas violentas por todo Irán”, afirma el periodista del servicio persa de la BBC Kasra Kaji.

Según Amnistía Internacional, más de 300 personas perdieron la vida en ellas.

Qué hará Estados Unidos

El enfrentamiento entre Estados Unidos e Irán alcanzó su punto culminante el pasado enero, cuando un dron estadounidense mató en Bagdad por orden del presidente Trump al general Qasem Soleimani, una de las figuras más destacadas de la cúpula militar iraní.

Antes, en julio, fuerzas iraníes apresaron un buque británico en aguas del Estrecho de Ormuz y derribaron un dron de Estados Unidos, a quien Teherán acusa de perseguir injustificadamente sus embarcaciones.

Qasem SoleimaniLa tensión entre Irán y EE.UU. llegó a su punto más alto cuando un dron estadounidense mató al general Qasem Soleimani, una de las figuras más destacadas de la cúpula militar iraní.

El gobierno iraní ha señalado ahora a través de una de sus agencias informativas afines que si Estados Unidos intercepta los barcos que navegan hacia Venezuela “estaría asumiendo un riesgo muy peligroso”, lo que sugiere que podría darse una nueva escalada.

Smilde no lo ve probable: “Si Estados Unidos interceptara los barcos subiría la tensión con Irán y Venezuela, lo que tendría un costo geopolítico bastante alto, supondría correr muchos riesgos para el momento actual”.

“Trump se enfrenta ahora a las críticas por la pandemia, las elecciones presidenciales antes de que acabe el año… son demasiados frentes”.

“Aunque Trump es impredecible”.

A %d blogueros les gusta esto: