elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Intervencion

CONAPRI: “Venezuela necesita atraer inversiones, no alejarlas” – ProDaVinci – 27 de Abril 2020

El Consejo Nacional de Promoción de Inversiones (CONAPRI) emitió un comunicado el 27 de abril de 2020 en el que declara que «en vez de medidas de intervención de empresas, debería realizarse un llamado a la colaboración y al trabajo en equipo, a fin de generar soluciones que la nación y los sectores más vulnerables requieren». A su vez, CONAPRI advierte que las «medidas de intervención limitan la capacidad de producción, distribución y comercialización cuando más se necesitan, pero además vulneran la confianza, despiertan temor y desánimo en los agentes que producen para el país».

A continuación publicamos el comunicado de CONAPRI:

Venezuela necesita atraer inversiones, no alejarlas

Caracas, 27 de abril 2020.- El Consejo Nacional de Promoción de Inversiones – CONAPRI, agencia que desde 1990 trabaja en el propósito de promover un entorno de negocios adecuado, a fin de atraer inversiones sostenibles que fortalezcan el desarrollo productivo, comercial y social de Venezuela, ve con preocupación las recientes medidas de ocupación temporal y ventas supervisadas, adoptadas en un grupo de importantes empresas productoras de alimentos.

La inversión, junto con el ahorro, la productividad y el talento, son las principales palancas para el desarrollo económico. Esta labor se ha hecho cuesta arriba por la difícil situación económica del país. El año 2020 arribó con múltiples problemas que no han hecho más que empeorar la situación: caída de la producción y precios del petróleo, sanciones, escasez de combustibles, problemas en el suministro de energía eléctrica, entre otros, y finalmente, una pandemia global, que ha terminado por paralizar el país.

En este ambiente desfavorable, empresas y trabajadores venezolanos han venido realizando un esfuerzo sin precedentes a fin de mantener la producción y distribución de alimentos y otros productos de primera necesidad, así como la prestación de servicios tales como salud, telecomunicaciones, banca, transporte, entre otros, de modo de asegurar el mayor suministro posible a la población, demostrando así su firme compromiso con el bienestar del país.  Adicionalmente, existen empresas, que aun estando imposibilitadas de operar, realizan un importante sacrificio manteniendo los puestos de trabajo de sus colaboradores.

En este ambiente, en vez de medidas de intervención de empresas, debería realizarse un llamado a la colaboración y al trabajo en equipo, a fin de generar soluciones que la nación y los sectores más vulnerables requieren.

Medidas de intervención limitan la capacidad de producción, distribución y comercialización cuando más se necesitan, pero además vulneran la confianza, despiertan temor y desánimo en los agentes que producen para el país, y terminan por desestimular la inversión y el ánimo de trabajo que Venezuela necesita más que nunca.

Desde CONAPRI, consideramos contraproducentes estas acciones para los mejores intereses del país, y proponemos una actitud abierta a la colaboración y el trabajo coordinado de todos los actores económicos para superar los desafíos que imponen las actuales circunstancias. Es apremiante avanzar en la búsqueda de soluciones que beneficien a todos los venezolanos. Es necesario robustecer la confianza en los actores económicos y sentar las bases para el inicio de la recuperación económica y de la reinstitucionalización de Venezuela.

Animamos a las autoridades a establecer condiciones, que lejos de desalentar, incentiven a las empresas a mantener su inversión en Venezuela, en los sectores productivos y clave del país, como son alimentos, servicios básicos, tecnología e innovación.

Reiteramos nuestro apoyo a los esfuerzos e iniciativas de todas las empresas y trabajadores de las diferentes industrias venezolanas que, pese a la situación, en este momento mantienen una posición incondicionalmente constructiva y profundamente solidaria, frente a esta pandemia.

Saqueos, protestas y colapso económico: la crisis del coronavirus se ceba con el interior de Venezuela por Alonso Moleiro – El País – 26 de Abril 2020

La recesión mundial y la caída de los precios del crudo en medio de la pandemia acorralan al país. Maduro endurece su política de controles de precios
Habitantes de Caracas hace fila para acceder a un mercado de verduras, este jueves. (FOTO: REUTERS | VIDEO: AFP)

La recesión internacional planteada con la pandemia, y el derrumbe de los precios petroleros que esta se trae al remolque, aumentan la gravedad de la ya muy delicada situación económica y social venezolana. El precio de la cesta de crudo es el más bajo en 20 años. La producción de petróleo, históricamente en los tres millones de barriles diarios, es de apenas 700.000. El bolívar ha sufrido una devaluación del 56% solo durante el mes de abril, agravando la hiperinflación que ya lleva tres años. Desde que Nicolás Maduro asumió el poder, en 2013, Venezuela ha registrado seis años seguidos de contracción que ha reducido el tamaño de su economía en un 70%. En la última semana, el costo de todos los bienes y servicios ha tenido un aumento espectacular. La casi total escasez de combustible está dificultando el transporte de alimentos en los poblados del interior del país, en muchos de los cuales, en consecuencia, se ha registrado airadas protestas.

En los últimos tres días, el enfado popular ha generado disturbios, con saqueos de negocios y graves enfrentamientos con la policía, en el poblado de Cumaná, Araya y Cumanacoa, en el Estado nororiental del Sucre; Socopó y Guanare, en los estados Barinas y Portuguesa, en el interior del país; Punta de Mata, en el Estado Monagas, cerca de la costa del Caribe; y Upata, en el estado Bolívar, en el sureste. En esta última localidad, se registró un muerto y hubo dos heridos. La víctima respondía al nombre de Charlie Núñez Palma, de 29 años de edad. Los heridos son dos adolescentes.

Hace dos días, Maduro hizo una referencia a las protestas –que han podido ser apreciadas, sobre todo, por las redes sociales- y lanzó nuevas amenazas al sector privado. “No vamos a permitir que la especulación criminal mate de hambre al pueblo. Por las buenas somos amables y razonables, pero no nos busquen por las malas”. La escalada de precios ha hecho al gobierno de Maduro abandonar su actitud tolerante con la actividad empresarial de los últimos meses –que produjo el regreso de los productos a los anaqueles- y endurecer los controles en el marco de la temida “Ley de Precios Justos”.

Nuevamente se ha decidido la “ocupación a puertas abiertas” y la “venta supervisada de productos” de la corporación agroindustrial Coposa, de Alimentos Polar, de Plumrose y de algunos mataderos. Al justificar la medida, Tarek El Aisami, vicepresidente económico, manifestó: “Hay sectores oligárquicos que pretenden violentar la ley y asumir conductas contrarias a la solidaridad en esta cuarentena. Estos grandes monopolios especuladores golpean a los pequeños comerciantes que son los que colocan sus productos”.

Al establecer controles para 27 productos básicos, El Aissami se comprometió a escuchar al empresariado para mejorar su gestión. “Lo que no vamos a permitir es que se atente contra los derechos del pueblo”. Las ventas sobre reglamentadas y los operativos de fiscalización “cívico-militar” produjeron en el pasado reciente la quiebra de muchas empresas industriales y comerciales que agravaron terriblemente la situación del país en este tiempo.

La caída libre de la economía venezolana encuentra a un estado carcomido por la corrupción y sin instrumentos para afrontar la contingencia de la pandemia. Con enormes deudas, las arcas del Gobierno de Nicolás Maduro presentan un saldo deficitario. Junto al derrumbe de los precios petroleros, el descenso en la producción de crudo sigue su curso y las sanciones internacionales dificultan terriblemente la compra de combustible importado.

“Al bolívar le pasa lo mismo que a todas las monedas indexadas al dólar en los mercados emergentes con la caída de los precios de las materias primas”, afirma Asdrúbal Oliveros, director de la firma Ecoanalítica. “El derrumbe de la moneda en Venezuela, sin embargo, es extremadamente elevado, y tiene que ver, entre otras cosas, con una caída profunda en la oferta de divisas por la virtual paralización de los ingresos petroleros. No existe ninguna confianza en el bolívar y ha bajado mucho el flujo de remesas que envía la diáspora”.

La marcha de la petrolera rusa Rosneft y las serias limitaciones contractuales que presenta la renovación de la presencia de Chevron en el país, colocan a Venezuela en una situación especialmente vulnerable. Particularmente si los efectos de la pandemia del Coronavirus llegaran a escalar. En este momento, de acuerdo a las cifras oficiales, Venezuela tiene 310 casos de personas infectadas, con 10 fallecidos. Son unas cifras sorpresivamente bajas, que muchos atribuyen, entre otros motivos, al aislamiento actual del país.

De momento no parece haber luz al final del túnel con la escasez de gasolina y la reactivación de la producción de crudo. Hace pocos días la Administración de Maduro anunció la reactivación de la refinería El Palito –con una capacidad instalada de 140.000 barriles diarios de crudo- y la llegada de un vuelo directo con ayuda iraní para reactivar la averiada refinería de Cardón, una de las más grandes del mundo, con la promesa de nuevos contactos de apoyo.

El deterioro crónico de estos parques industriales, la aparición de nuevas averías en El Palito, la insolvencia de una nación endeudada y el endurecimiento de las sanciones internacionales, colocan en veremos la normalización del servicio de combustible en una nación que tiene casi 100 años viviendo de la producción y refinación de petróleo.

Maduro refuerza control de la economía: interviene a la mayor empresa de alimentos por Orlando Avendaño – PanamPost – 25 de Abril 2020

El régimen de Maduro “supervisará” los precios de los productos de Alimentos Polar

EFE/EPA/Miraflores Palace Press Office / HANDOUT HANDOUT EDITORIAL USE ONLY/NO SALES

Caracas, 24 abr. (EFE).- El régimen de Maduro «supervisará» los precios de los productos de Alimentos Polar, la mayor empresa productora de alimentos del país, así como de otras dos compañías a las que acusa de haber especulado, informó este viernes la vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez.

El objetivo de esta medida es que «se preserven y se respeten los precios acordados de los productos que se están fabricando, que se están produciendo y también determinar los receptores de estos productos», aseguró Rodríguez en un mensaje televisivo, en el que además informó de la «ocupación temporal» por 180 días de otra empresa dedicada a la producción y venta de aceites, Coposa.

De este modo, espera «garantizar los derechos socioeconómicos» de los venezolanos, «evitar las distorsiones en la cadena de costos y precisar qué está afectando a los precios».

POLAR, UN REFERENTE DE LA ALIMENTACIÓN VENEZOLANA

Alimentos Polar, integrante del conglomerado Polar, es una de las mayores empresas de alimentación de Venezuela.
Fabricante de la tradicional harina de maíz marca «PAN», entre otros muchos productos omnipresentes en la mesa de los venezolanos, se verá así sometida a una «medida de venta supervisada» por la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde).

Igualmente le ocurrirá a Plumrose, empresa de embutidos, y a un matadero de Tumero, en el céntrico estado Aragua.

«Estas empresas se estaban convirtiendo en marcadores referenciales especulativos. Queremos que se preserven los niveles de producción», subrayó Rodríguez.

Las medidas anunciadas se adoptaron, explicó Rodríguez, en función de la Ley Orgánica de Precios Justos.

En esta ley se contempla que la Sundde, ente adscrito al Ministerio de Comercio Nacional, puede «asumir temporalmente las actividades de dirección, supervisión o control de los procesos de producción, distribución y comercialización de bienes o prestación de servicios».

LA OCUPACIÓN DE COPOSA PUEDE PROLONGARSE

Acerca de la ocupación de Coposa, la vicepresidenta ejecutiva aseguró que esta será por 180 días «que pueden ser prorrogados» y detalló que la medida «busca garantizar la producción pero preservar que no se convierta (…) en un precio marcador especulativo».

Según explicó, todas estas medidas aspiran a «precisar las distorsiones que se puedan estar presentando, tanto en la estructura como en cadena de costos» y de ese modo saber qué «está afectando la composición y la configuración de los precios» que inciden «directamente a la población en general».

Como parte de la batería de medidas, Rodríguez explicó que sostuvo una reunión con la Asociación Nacional de Supermercados y Abastos (ANSA) y «se estableció una mesa para lo precios acordados de 27» productos.

«Ya se estableció esta mesa y habrá importantes anuncios la semana que viene», subrayó la vicepresidenta acerca de la reunión con el gremio que aglutina a los mayores supermercados de Venezuela.

MADURO ACUSA A LOS COMERCIANTES DE ESPECULAR

Esta semana, Nicolás Maduro acusó a los comerciantes de especular con los precios de los productos alimenticios.

Aunque la Ley de Precios Justos no había sido derogada, sus efectos, entre ellos el control de precios, se habían relajado desde junio del año pasado en un país que vive un periodo de hiperinflación desde noviembre de 2017 que se ha mermado en los últimos meses.

La regulación de precios de venta al público de productos de primera necesidad, como leche, azúcar o harina de maíz, ha sido constante de los Gobiernos chavistas.

En varias ocasiones desde 2013 se han producido varias jornadas de ventas con precios supervisados que, en la práctica, han supuesto notables bajadas de precios.

El último caso fue en 2018, cuando la Sundde llevó a cabo inspecciones en centenares de negocios en todo el país, a los que -con el concurso de efectivos de la Policía y la Guardia Nacional- obligó a bajar los precios de algunos de sus productos.

Esas rebajas forzadas provocaron largas colas y tumultos en negocios de todo el país, donde supermercados y otros establecimientos quedaron vacíos tras los descuentos.

En aquel momento, las asociaciones de empresarios alertaron del posible cierre de algunos de sus socios al ser obligados a vender con pérdidas.

Anuncian “ocupación temporal” de Polar, Plumrose y Coposa por Luis Herrera Guerra – Venepress – 25 de Abril 2020

Delcy Rodríguez anunció que la medida busca “garantizar los alimentos a precios justos”

Anuncian "ocupación temporal" de Polar, Plumrose y Coposa

La vicepresidente de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez, anunció la “ocupación temporal” por 180 días prorrogables de las planta alimenticias Polar y Plumrose en el estado Aragua y Coposa en el estado Portuguesa, con el fin de “garantizar los alimentos a precios justos”.

Funcionarios del Estado visitaron este viernes las diversas plantas alimenticias que en palabras de Rodríguez, se habían convertido en “marcadores especulativos” para los demás comercios.

Aseguró que establecerán un “mecanismo de venta supervisada” en los diferentes alimentos que estas empresas producen y distribuyen en todo el país.

Asimismo Rodríguez aseguró que esta mañana el gobierno del cual forma parte se reunió con la Asociación Nacional de Supermercados y Autoservicios (ANSA) con el fin de establecer precios acordados a 27 diferentes rubros que estos comercializan, detalló que de igual forma escucharon propuestas de los principales dueños y gerentes de estos establecimientos.

Venepress@venepress

| (1/2) Delcy Rodríguez anunció la ocupación temporal por 180 días prorrogables a Coposa en el estado Portuguesa http://bit.ly/3bCwAl4 

Venepress@venepress

| (2/2) Delcy Rodríguez informó la aplicación de venta supervisada a Alimentos Polar, Plumrose y al matadero de Turmero http://bit.ly/3bCwAl4 
Video cortesía: VTV

Video insertado

Venezuela: entre la espada de Maduro y la pared de Trump por Gustavo Coronel – Blog Las Armas de Coronel – 22 de Abril 2020

download**** No es posible demorar más el cambio político en Venezuela

**** Una intervención será un acto de liberación

Hoy amaneció PDVSA prácticamente cerrada. No existen datos ciertos de producción, ni de niveles de almacenamiento, ni de actividad de refinación. Nadie en PDVSA habla. Los ascensores ya no funcionan en la Campiña ni hay proyectos para re-inaugurarlos. No hay gasolina en el país ni dinero para importarla.

PDVSA está nocaut. La combinación del gancho de izquierda que le ha propinado la directiva de “notables” nombrada por Maduro y el uppercut de derecha que le ha asestado Trump la tienen en la lona y nadie se toma la molestia de contarle. Quien lo haga podría contar hasta mil sin que la PDVSA roja haga intento de levantarse. La paliza que PDVSA ha recibido por parte de sus dueños del chavismo desde 1999 y por parte del gobierno estadounidense desde 2017 ha terminado con ella.

El chavismo le ordenó en 2006 convertirse en empresa social, lo cual significó su transformación de empresa petrolera en instituto de beneficencia.  El ministro-presidente-cómplice Rafael Ramírez le entregó a Hugo Chávez la caja chica y la caja grande de la empresa, sus aviones y sus instalaciones y la endeudó para que Chávez regalara el dinero a  manos llenas en la región latinoamericana, en su intento fallido de convertir a la región en bastión del socialismo del siglo XXI. Entre la regaladera a propios y extraños y el endeudamiento, Rafael Ramírez y Hugo Chávez fueron culpables de haber  despilfarrado y sustraído de manera dolosa no menos de $400.000 millones de los fondos de la nación venezolana. Hoy la deuda de la Nación es superior a los $200.000 millones. La exportación petrolera ha pasado de unos dos millones de barriles diarios antes de la llegada de Chávez al poder a unos pocos miles de barriles, esencialmente para pagar deudas ya contraídas por lo cual no generan ingresos. Ya agonizante, hace unos tres años la empresa cayó en manos de la corrompida  Fuerza Armada venezolana y su empresa CAMIMPEG, la cual es solo una vulgar intermediaria para el cobro de comisiones y extorsiones. Los presidentes que la empresa ha tenido han ido de mal en peor, hasta llegar al ignorante e incapaz Manuel Quevedo y a la Comisión nombrada hace poco tiempo, liderada por el narco-lavador de dinero Tareck El Aissami. De esta Comisión no hemos oído absolutamente nada porque realmente no tiene nada que decir.

Mientras tanto, las sanciones del gobierno estadounidense en contra de la actividad petrolera han tenido efectos devastadores. Los rusos y los chinos están en plena retirada de la Faja del Orinoco y las empresas estadounidenses Chevron, Schumlerberger, Halliburton, Bakerb Hughes y Weatherford ya no podrán seguir operando en el país. Esto si configura un bloqueo económico casi total. Ahora a Maduro solo le queda el ingreso derivado del narcotráfico y para eso el gobierno estadounidense ha creado un sistema de alcabalas en las fronteras marítimas y aéreas de Venezuela que le han restringido severamente esa fuente de ingresos. Estas acciones son de inusitada severidad y lamentablemente tendrán un efecto empobrecedor sobre la población, la cual ya está sufriendo los rigores del desabastecimiento de comida y medicinas y las angustias del Coronavirus.

Venezuela está en una situación que requiere urgentemente una intervención masiva que lleve a la salida de Maduro y de sus secuaces, un cambio político radical y una masiva inyección de ayuda humanitaria.

No es posible ni humano esperar más.

‘Que oposición no crea que EE. UU. va a solucionar sus problemas’ por Sergio Gómez Maseri – El Tiempo – 7 de Abril 2020

Wiliam Brownfield, exjefe antinarcóticos de EE. UU., analiza la nueva estrategia para Venezuela.

William Brownfield

William Brownfield fue embajador de Estados Unidos en Venezuela, Colombia y Chile.

Para hablar de drogas y Venezuela quién mejor que Wiliam Brownfield, por casi una década encargado de la política antinarcóticos de EE. UU. en el Departamento de Estado y embajador de su país ante Caracas.

En entrevista con este diario, Brownfield analiza la nueva estrategia de Washington para forzar la caída del régimen de Nicolás Maduro y dice que, en cierto sentido, lo anunciado la semana pasada es la aplicación de la llamada ‘opción militar’ en este Siglo XXl.

Advierte, a su vez, que el plan de transición a la democracia en Venezuela que presentó EE. UU. exige la salida total tanto del Eln como de las disidencias de las Farc, incluyendo a sus líderes que llevan años escondiéndose bajo la sombra del chavismo.

Algunos ven en el despliegue de fuerzas anunciado la semana pasada un preludio de lo que sucedió en Panamá a finales de los años 80. ¿Es eso lo que está pasando?

Es peligroso interpretar de esa manera lo que sucedió, especialmente para aquellos en Venezuela y para la oposición creer que están próximos a ver una especie de intervención internacional como esa que menciona. No creo que eso vaya a suceder y es importante que la oposición siga concentrada en los pasos que deben tomar para acabar con esta tragedia. No deben contar con que EE. UU. u otro entrará a solucionarles los problemas que tienen.

No deben contar con que EE. UU. u otro entrará a solucionarles los problemas que tienen

 

¿Lo que quiere decir es que no hay apetito en Washington para una intervención de esta naturaleza?

Lo que diría también es que no estamos en 1989. Han pasado 31 años y hay muchas opciones militares que no se parecen a las del último siglo y no requieren miles de soldados desembarcando en las playas de Venezuela y marchando hacia Miraflores.

Hay formas de hacer intervenciones indirectas o usando tecnología, de causar trastornos a la cadena de mando, de establecer zonas humanitarias en la frontera o de ataques de precisión que se pueden lanzar desde miles de kilómetros de distancia si se quiere mandar un mensaje sin poner en riesgo a la población. No es que no exista apetito de ningún tipo. Lo que hay son muchas opciones disponibles que son diferentes a esas que se mencionan.

William Brownfield

William Brownfield asegura que las estrategias militares ya han cambiado.

Pero EE. UU. ha dicho que esto es una operación eminentemente antinarcóticos. ¿Lo que usted nos dice es que quizá es más que eso y va dirigido a sacar a Maduro del poder?

Puede ser parte de esa misma aproximación. Es algo que se hace por fuerza del territorio de Venezuela en aguas y espacio aéreo internacionales y que se hace entre muchos países entre ellos Gran Bretaña, Holanda, Francia y valga decir, Colombia. Se está usando mucha tecnología en lugar de una gran fuerza para lograr sus objetivos y está diseñada para enviar un mensaje y golpear a aquellos en Venezuela que usan su posición para lucrarse con millones de dólares provenientes de actividades criminales.

Es la aplicación de la opción militar en el contexto del siglo XXl. Es por eso, además, que pienso que se deben mirar los tres anuncios hechos por EE. UU., en estos días (despliegue naval, cargos por narcotráfico contra Maduro y su entorno y el plan de transición a la democracia que presentó el Departamento de Estado), como un paquete de acciones con un mismo fin.

Se deben mirar los tres anuncios hechos por EE. UU., en estos días como un paquete de acciones con un mismo fin

 

¿Explíquenos como se relacionan esas tres medidas?

En su conjunto mandan un mensaje, y este es que las cosas se van a poner mucho más difíciles para el régimen, para Maduro y sus aliados, pero que hay una salida, una hoja de ruta que permite salir de esta situación y que es democrática, que es aceptada para una mayoría de países y que ofrece a la mayor parte del círculo de Maduro una amnistía. De eso se trata.

¿Qué les dice a los que piensan que la única razón por la que el presidente Donald Trump está apretando en Venezuela es porque quiere asegurar una victoria en la Florida, donde viven muchos venezolanos exiliados y el tema es popular entre el anticastrismo?

Aunque no es imposible, en este momento EE. UU. está en medio de una pandemia mundial y creo que pocos están pensando en eso. Sin duda es un mensaje político, pero para Maduro y su gente. Y es que aun si no quiere salir de manera voluntaria hay un marco desarrollado que permite hacerlo a un lado y que le garantiza a los que lo hagan que pueden sobrevivir a esto sin que se les castigue por lo que hicieron en el pasado.

Hay quienes dicen que la estrategia tiene serias contradicciones por que al parecer elimina cualquier incentivo para Maduro y su entorno de negociar ahora que saben que su futuro puede ser una cárcel en EE. UU.

Cuando salieron los encausamientos, que fue lo primero del ‘paquete’ que se conoció, debo decir que me tomaron por sorpresa dado el momento en el que estábamos. Pero ahora que conozco los otros componentes de la estrategia, ya no tanto. Era muy probable, como bien dice, que Maduro no aceptara, y ya lo hizo. Él sabe que todavía tiene opciones, como tomar una avión para La Habana o para Moscú. Y eso no lo cambia el hecho de que acaba de ser acusado por una corte en EE. UU.

Pero el mensaje no era solo para él sino para la jefatura militar, para líderes chavistas, para gobernadores, de que existe una salida del problema. Y esa salida no tiene que suceder ya. El marco es una oferta que pueden tomar en dos meses o en 6 meses o en un año o cuando las condiciones se den.

Recompensas

Nicolás Maduro y 14 de sus alfiles son acusados de narcotraficantes y de favorecedores del terrorismo.

¿Cree usted que esas acusaciones por narcotráfico pueden hacer parte de una eventual negociación con Maduro o son definitivas y permanecerán por siempre?

Hoy no están sobre la mesa y no hacen parte del plan de transición. Usted conoce el sistema legal de este país. Cuando el Fiscal General o un fiscal presentan un encausamiento, eso quiere decir que tienen suficiente evidencia para llevar el caso a juicio y creen que pueden obtener una condena. Dicho eso, el mismo sistema permite que quien presentó esa acusación, en este caso el Fiscal General, los retire o decida no enjuiciar. Su potestad es absoluta.

En entrevista con este diario el exsubsecretario de Estado para el Hemisferio Roger Noriega decía que el plan de transición ofrecido por EE. UU. equivale a un “ablandamiento” de Washington frente a Maduro, pues hasta le permite participar en elecciones futuras. ¿Qué opina?

La oposición cree que han sido quemados ya en tres ocasiones cuando recurrieron a la comunidad internacional como mediadores para un diálogo con Maduro y por eso no confían en otro proceso semejante. Ahora, con la estrategia de EE. UU., se acusa a la cabeza del Estado de narcotráfico y se ofrece un precio por su captura (15 millones de dólares). Eso lo que asegura es que Maduro no pueda permanecer ni regresar a Venezuela nunca más. Es poco probable que quiera quedarse cuando sabe que hay una recompensa por su captura. Y creo que precisamente por eso que el presidente interino, Juan Guaidó, apoya este plan. Porque los cargos y la recompensa son la garantía de que Maduro no se quedará en el país.

Juan Guaidó

Juan Guaidó, líder opositor venezolano, apoyó el plan de EE. UU. para una transición en Venezuela.

El objetivo central de toda la estrategia parece ser el misma de siempre pero que hasta ahora no se ha logrado: romper el respaldo de las fuerzas armadas a Maduro. ¿Cree que ahora si se pueda lograr?

El plan tiene muchos componentes pero no hay duda de que ese es uno muy importante. Y creo que ahora con el coronavirus, que en Venezuela será una tragedia porque no tienen un sistema de salud, el punto de inflexión está más cerca.

Ahora con el coronavirus, que en Venezuela será una tragedia porque no tienen un sistema de salud, el punto de inflexión está más cerca

¿Qué mensaje ve en todo esto para el Eln y las disidencias de las Farc, cuyos miembros fueron incluidos en los encausamientos del Departamento de Justicia?

El plan de transición exige la salida de todas las fuerzas externas de Venezuela. Si bien la mayoría de personas vio en eso una referencia a personal de Cuba y Rusia, también está dirigido a las disidencias el las Farc y el Eln, de los que hay miles en Venezuela. Para ellos debe haber cero espacio y deben salir de inmediato y eso quedó clarísimo en el plan.

Una vez se restaure la democracia y el régimen salga, se acabará también la protección que han recibido por más de dos décadas en ese país para avanzar en su agenda criminal. El negocio del narcotráfico se les va a acabar y todos los que han buscado refugio en este país tendrán que abandonarlo.

El poder Bolivariano reside en La Habana por Iñaki Anasagasti – Mediterranéo digital – 23 de Febrero 2020

cuba venezuela

Es posible que yo esté leyendo muchas novelas en estos tiempos de pereza oficial y vagancia de jubilación, y tenga a millón la imaginación. Cuando uno lee a Stephen King, Tom Clancy y ahora en esto últimos tiempos a Robert Ludlum y observa el nivel de coincidencias de muchos de sus textos a la venta en los estantes, con algunas realidades globales de la política internacional, siente que no es malo poner a correr adelante a las fantasías. Y esto lo digo teniendo calientica la reciente detención del tío del diputado presidente (e) de la república bolivariana de Venezuela, Juan Guaidó.

Antes de empezar a trillar el camino de la teoría, vamos a manejar unas realidades que no se pueden tapar. Solo para hacer una base del diseño especulativo al final. Ustedes dirán si tienen pertinencia.

En primer lugar, es indiscutible que el poder político que se asienta en la revolución bolivariana, no reside en Caracas, está en La Habana bajo el control del régimen cubano.

En segundo lugar, ese régimen castrista tiene enfrentado a Estados Unidos de Norteamérica desde hace 62 años, con subidas de tensión y periodos de relativa calma. El pico más alto de esos enfrentamientos fue en 1962 durante la crisis de los misiles, cuando el mundo estuvo al borde holocausto nuclear. En los periodos de relativa tranquilidad, en la época de la guerra fría, el régimen cubano intervino militarmente bajo la figura del internacionalismo proletario en muchos países. Granada, Siria, Angola, Panamá, República Dominicana, Nicaragua, El Congo, Siria, Etiopia, Venezuela, Bolivia fueron algunos de los países que sintieron la presencia de los efectivos militares cubanos en sus territorios para exportar el socialismo. Pero está allí, vivito y coleando, por encima del hambre y las privaciones del pueblo cubano.

Durante 62 años de revolución cubana, el régimen de La Habana ha curtido y refinado experiencia militar y ha pulido al máximo su maquinaria de guerra y se ha reforzado en prioridad en las áreas de inteligencia, propaganda y operaciones psicológicas. Las cárceles cubanas son el mayor terror para la disidencia política. Remítanse a los Gulags soviéticos, adáptenlos al Caribe y a la realidad actual venezolana.

Desde 1989, cuando empezó a desmoronarse la URSS y con ella el chorro de dólares que alimentaban la revolución, y después de la caída del muro de Berlín, los aprietos económicos del periodo especial obligaron al régimen de la isla a buscar soportes financieros para seguir en el camino de la exportación del socialismo, pero en particular, para enfrentar las dificultades domésticas. Los apremios de la economía empezaron a arrinconar políticamente a los revolucionarios de la sierra Maestra y los escrúpulos empezaron a suavizarse hacia los terrenos de los carteles de cocaína en Colombia con el enlace directo de las FARC y el ELN, hasta que el 6 de diciembre ganó las elecciones en Venezuela, Hugo Chávez y el petróleo, negado tajantemente en 1959 por el entonces presidente electo Rómulo Betancourt, pasó bajo control directo de Fidel Castro y sus barbudos.

Entonces, después de 62 años de revolución cubana, con toda la experiencia del intervencionismo militar antillano a nivel global, su enfrentamiento con la primera potencia del mundo, con todos los dineros del primer cartel de cocaína del planeta (FARC) y las rentas del petróleo venezolano, más la solidaridad política del sector progresista del mundo, con los servicios de inteligencia y contrainteligencia curtidos con la KGB, la Stasi y otras policías siniestras, y las alianzas políticas y militares con el terrorismo internacional, podemos afirmar responsablemente sobre una realidad, el régimen cubano (el verdadero poder en Venezuela) es un enemigo de cuidado. No está caído, no está asustado ni arrinconado. Y está ejerciendo el poder a sus anchas.

EE.UU. considera un bloqueo naval de Venezuela con el respaldo de sus socios en Iberoamérica por David Alandete – ABC – 23 de Febrero 2020

La Casa Blanca va a publicar su primera estrategia de seguridad para el continente americano desde 2004

Washington vuelve a barajar varias opciones de intervención militar para destituir a Maduro

1422754042-U301495321345Ma--620x349@abc.jpg

Más de un año después de que Juan Guaidó jurara el cargo de presidente encargado de Venezuela, y ante la resistencia del régimen de Nicolás Maduro y su intento, sobre todo, de tomar el poder legislativo por la fuerza, el Gobierno de Estados Unidos vuelve a barajar una intervención de tipo militar, con una gran diferencia respecto a 2019: ahora Washington detecta una mayor disposición al uso de la fuerza por parte de sus aliados en América Latina.

Según dijo el viernes a ABC un alto funcionario de EE.UU. en un encuentro en Washington con un reducido grupo de periodistas, «al principio en 2017, cuando el presidente [Donald Trump] hablaba con otros líderes de América Latina sobre la necesidad de opciones militares, lo que no significa necesariamente una invasión completa, los líderes de la región se mostraban escépticos, reticentes».

Ahora, dice ese alto funcionario, esos líderes de América Latina han cambiado de parecer y creen que la opción militar es adecuada. «Hoy, todos los líderes de la región dicen: es probable que tuvierais razón, es probable que debamos ser más proactivos». Según esa fuente, no sólo el Gobierno y las agencias de inteligencia de EE.UU. coinciden en esa evaluación, sino también los aliados de Washington en la zona. Estos son principalmente Brasil, Colombia y Ecuador.

Con respecto esas opciones militares, el alto funcionario de EE.UU. asintió al ser preguntado por un bloqueo naval para cortar de raíz el tráfico con petróleo venezolano y su envío a Cuba. El alto funcionario rehusó dar más detalles, alegando que no puede revelar las opciones que baraja el Gobierno para facilitar la caída de Maduro. Para ese bloqueo debería desplegarse la Armada estadounidense, o las de sus aliados, en el Caribe.

Último recurso

«¿Quiere decir esto que es necesaria una intervención militar en Venezuela? Esperamos que no. Como es patente, las opciones militares tienen un rango que no significa necesariamente una invasión completa de Venezuela, algo que en sí mismo sería una verdadera hazaña», añadió esa fuente.

El 30 de abril el Gobierno de EE.UU. respaldó un pronunciamiento de Guaidó, Leopoldo López y un grupo de militares que acabó fracasando por la traición en último momento de destacadas figuras del régimen como el ministro de Defensa Vladimir Padrino y el presidente del Tribunal Supremo Maikel Moreno. A principios de 2019, varios altos funcionarios estadounidenses advirtieron repetidamente a Maduro del uso de la fuerza, pero dejaron de hacerlo tras el fracaso de aquel pronunciamiento.

Nueva estrategia de seguridad

El mismo alto funcionario reveló que la Casa Blanca está trabajando en su primera estrategia de seguridad para el continente americano desde la que George Bush hijo aprobó en 2004. Esa estrategia, que se hará pública en aproximadamente un mes, constará de cinco grandes puntos y uno de ellos está dedicado a la preservación de la democracia en todo el continente, con menciones expresas a Venezuela y Cuba. Su objetivo es lograr un continente americano libre de dictaduras, lo que pasa por provocar cambios en esos dos países y también en Nicaragua.

El funcionario afirma que Trump considera la crisis en Venezuela una amenaza para la seguridad nacional de EE.UU. «El presidente es consciente, ha visto de primera mano, los fallos de nuestras prioridades en materia de seguridad nacional. Cada día se pierden vidas de estadounidenses por el régimen de Venezuela. Vemos esos flujos, que como saben le importan mucho al presidente, de narcóticos y drogas», asegura. Washington, añade, ha identificado las tres rutasprincipales de la droga venezolana, que enriquecen al régimen: por el Caribe, por América Central y por México.

Además está el problema de la crisis migratoria, con cinco millones de refugiados. «Se trata de la mayor crisis humanitaria en la historia moderna de esta región, y está desestabilizando a nuestros vecinos», afirma. «Si Colombia llegara a desestabilizarse por las acciones de Maduro en Venezuela, ¿qué significaría eso para nuestra seguridad nacional? Sería algo muy feo».

Este alto funcionario también afirma que ha avisado a la española Repsol, además de a otras petroleras, de que es hora de replegarsetotalmente de Venezuela y poner fin a sus negocios con el régimen. «Les hemos puesto sobre aviso, sus actividades con Maduro y Pdvsa [la petrolera estatal] deben acabar», dijo.

 

Auditoría pone en evidencia un enorme esquema de irregularidades en el Banco del Orinoco N.V. por Maibort Petit – Venezuela Política – 19 de Noviembre 2019

 Víctor Vargas renunció al Consejo Supervisor del Banco del Orinoco NY el 4 de octubre de 2018, pero eso no impidió que siguiera ejerciendo el poder para autorizar ‘singularmente’ las transacciones de las inversiones de la institución financiera intervenida.
  Un informe de auditoría ordenado por las autoridades del Banco Central de Curazao y San Martín sobre los activos de inversión del Banco del Orinoco N.N, propiedad 100 por ciento del banquero Víctor Vargas Irausquín, revela un esquema de irregularidades e inconsistencias que conllevaron a la intervención de la institución financiera alegando violación de las Disposiciones y Directrices sobre la Detección y Disuasión del Blanqueo de Capitales y la Financiación del Terrorismo para Instituciones de Crédito de ese país.
   Un documento en nuestro poder muestra el conjunto de inconsistencias encontradas en el Banco del Orinoco NV,  que fueron reflejadas en informe de auditoría realizado por  la firma un Ernst & Young Services Ltd. para determinar el estado real de todos los activos de inversión de BONV. Los resultados de esta auditoría fueron fundamentales a la hora de decidir la intervención del banco filial del Grupo Financiero BOD en la isla antillana.
   En enero de 2019, el Banco Central de Curazao y San Martín (CBCS) contrató a la firma Ernst & Young Services Ltd. (EY)[1] con el objetivo de que revisara e investigara la situación del Banco del Orinoco N.V. (BONV), cuyo informe final se presentó poco tiempo después, en mayo del citado 2019, en el que quedaron en evidencia una serie de irregularidades con respecto a los dominios de correo electrónico de los custodios de la entidad bancaria.
   EY es una empresa del Reino Unido especializada en servicios de aseguramiento, impuestos, transacciones y asesoramiento perteneciente al grupo EY Global Limited destinados a “generar confianza en los mercados de capitales y en las economías de todo el mundo”.
El informe final
   Se explica que en fecha, 19 de septiembre de 2018, la empresa KPMG Curazao que actuaba como auditora del Banco del Orinoco NV (BONV), dio a conocer que esa institución presentaba una serie de inconsistencias y contradicciones en la información de seguridad, razón por la cual no podrían completar la auditoría sobre las declaraciones financieras del BONV del año 2017. En tal sentido, KPMG se remitió a la normativa que rige a las auditorías y solicitó que se llevara a cabo una investigación sobre los flujos de inversión del BONV.
   Este pedido igualmente fue remitido al Banco Central de Curazao y San Martín, por lo que el ente emisor, solicitó el 21 de septiembre de 2018 una prueba de la existencia de todos los activos de inversión de BONV a través de un tercero independiente. El mismo día, el BONV remitió un informe de fecha 6 de septiembre de 2018 emitido por la empresa contratada el Banco del Orinoco llevado a cabo por la firma auditora venezolana BDO Martínez, Perales & Asociados.
   El 8 de octubre de 2018, el Banco Central de Curazao y San Martín advirtió al BONV que el informe emitido por BDO Martínez, Perales & Asociados no ayudaba a determinar la existencia y la propiedad de los activos invertidos.
    Por ello fue contratada la firma Ernst & Young Services Limited (EY) por parte del CBCS el 2 de enero de 2019 para que llevara a cabo una revisión independiente y validación de inversiones mantenidas por el Banco del Orinoco NV (BONV), con los distintos custodios extranjeros responsables de su gestión de los valores de inversión.
   El trabajo encomendado a Ernst & Young Services Limited (EY) consistía en revisar y validar las inversiones del Banco del Orinoco NV con los tres custodios extranjeros, TMF Grupo H Pte. Ltd. (Singapur), Vistra S.A. (Ginebra) y Welden Securities S.A. (Uruguay).
   El CBCS solicitó a EY el 8 de enero de 2019 incluir un custodio extranjero adicional, a saber, Farringdon Asset Management Pte. Limited (Singapur).
   Para llevar a cabo su evaluación, EY supervisó el alcance, los plazos, los protocolos de comunicación y los factores críticos de éxito; revisó la información de custodia disponible para comprender la naturaleza y los valores relativos de las carteras de seguridad de inversión de cada entidad de custodia; revisó los estados financieros 2016 (auditados) y 2017 (borrador), cartas de gestión, así como la correspondencia entre BONV y sus (antiguos) auditores, KPMG Curazao; revisó los acuerdos contractuales disponibles entre BONV y los cuatro custodios; revisó la documentación disponible en relación con las transferencias de carteras de seguridad entre custodios; obtuvo cartas de autorización de CBCS y BONV para contactar a los custodios directamente; comparó las confirmaciones independientes firmadas recibidas de cada custodio con las confirmaciones y cronogramas previamente proporcionados a CBCS por BONV en diciembre de 2018; visitó el All Bank Panamá, donde se encuentra la función de Tesorería del BOD Financial Group, para entrevistar a personas clave y para obtener y revisar la documentación original en relación con los valores de inversión y los acuerdos de custodia; se revisó y conciliaron las confirmaciones de inversión de custodia y los estados de cuenta de efectivo con los respectivos tickets de negociación y los cronogramas de inversión proporcionados por BONV a CBCS para el año 2018.
   EY contactó a Evert Rakers, director gerente de TMF Group, Curazao; a Kim Leng Siaw, director gerente de TMF Group, Singapur; a Bertrand Kirszbaum, Director de relaciones de Vistra Group, Ginebra; a Ana Isabel González, jefe de inversiones de Farringdon Asset Management; a Carlos Casarotti, propietario de Welden Securities.
    Igualmente se entrevistó a Joel Santos, director del BONV; René Römer, director gerente local de BONV; Santo Alonso, director de BONV; Marvin Pacheco, gerente de tesorería de BOD Financial Group; Domingo Infante, soporte de operaciones corporativas de BOD Financial Group; y a Jesús Escudero, director legal del BOD Financial Group.
    El reporte advierte que su objetivo es únicamente proporcionar información al Banco Central de Curazao y San Martín (CBCS), por lo que EY no asumirá ninguna responsabilidad ante ningún otro usuario del mismo, alertando que “Cualquier otra persona que elija confiar en nuestro informe lo hace bajo su propio riesgo”.
    También alertan de que las personas entrevistadas en el CBCS y BONV para la realización del informe, son las únicas responsables de las respuestas dadas a las consultas; por tanto subrayan que en razón de muchos de los documentos revisados por EY eran copias escaneadas de originales, no están en capacidad de determinar que sean “una verdadera representación de los originales”. Refieren que a la fecha de la elaboración del informe, había documentos pendientes de ser recibidos, lo cual “ha afectado negativamente nuestra capacidad de concluir nuestra observación/hallazgos en algunas áreas”.
Comienzan los hallazgos
   EY indica que sobre la revisión y validación independiente de las inversiones del BONV con cuatro custodios con sede en Singapur, Suiza y América Latina, se constató que al 31 de diciembre de 2018, la entidad bancaria tenía valores de inversión por el orden de USD  1.16 mil millones, de los cuales solamente se pudieron confirmar USD 854 millones de dicho saldo.
  Así el valor de mercado de la inversión de cartera del BONV la apreciamos a continuación, al igual que el porcentaje que cada una de las inversiones representa:
   EY, ante el hecho de que solamente pudieron confirmar parte de la inversión, amplió la revisión hasta el 31 de enero de 2019.
   Se obtuvieron confirmaciones firmadas de forma independiente en relación con la existencia, el valor y el título de las inversiones, directamente de los representantes principales designados de cada custodio.
Los resultados fueron:
   La Directora Gerente de TMF, Kim Leng Siaw, entregó un cronograma en el que se confirman los valores de inversión (USD 339,9 millones), pero reveló que los bonos estaban en manos de la firma Cartera de Inversiones y no del BONV.
   Entretanto, el CEO de Farringdon, Martin Young, confirmó los valores de inversión (USD 114,7 millones) e informó que los bonos se mantienen a nombre de BONV.
  Por su parte el director gerente de Vistra, Walter Stresemann, confirmó que los valores de inversión (USD 578,8 millones) y que los bonos se mantienen a nombre de BONV.
   El director de Welden, Carlos Casarotti, también confirmó que los valores de inversión (USD 116,5 millones) y los bonos estaban a nombre del BONV.
   La inconsistencia, por tanto la representan los valores en manos de TMF por USD 339,9 millones.
   Asimismo, el equipo del Banco del Orinoco declaró que el resto del portafolio A de TMF con un valor nominal de USD 356 millones, fue transferido a Farringdon el 23 enero de 2019 y que los valores estaban en manos de la referida empresa a nombre de BONV.
Validación de Farringdon
   En fecha 15 de marzo de 2019, el CEO de Farringdon, Martin Young confirmó que el valor nominal de la cuenta Nº BDO0002817, el cual era de era de USD 468 millones al 31 de enero 2019. Dijo que los valores eran propiedad de BONV.
   EY comparó la declaración de confirmación de Farringdon al 31 de enero de 2019 con el valor de transferencia del portafolio TMF de USD 356 millones del 23 de enero de 2019 proporcionado por BONV. Los valores nominales de los valores transferidos se conciliaron con los valores enumerados en la confirmación de Farringdon.
   Dado que TMF ya no es un custodio de inversiones de BONV, EY confirma haber recibido validaciones independientes e independientes en las relaciones con los tres custodios en curso de la cartera de seguridad de inversiones de BONV.
   Vistra con 48 por ciento, Welden con 13 por ciento y Farringdon con 39 por ciento.
Problemas de control
  La empresa auditora refiere que durante la validación de inversiones, notaron varios problemas de control importantes, los cuales podrían afectar la supervisión y la gestión de los valores de inversión de BONV.
    En primer lugar indican que Víctor Vargas renunció al Consejo de Supervisión de BONV el 4 de octubre de 2018, por lo que no tiene ahora posición de dirección en relación con BONV. Sin embargo advierten que, con base en los acuerdos de custodia provistos, Vargas aún tiene el poder de autorizar singularmente las transacciones de inversiones de BONV en relación con los fondos administrados por Vistra de Welden, aunque ya no tiene ningún estatuto con el Banco del Orinoco NV.
   Con relación al contrato entre BONV y TMF, EY precisa que aunque se proporcionó un formulario de cuenta de custodia a nombre de BONV, el acuerdo de servicio real proporcionado es entre la empresa matriz de BONV, Cartera de Inversiones Venezolanas C.A. y TMF Singapore H Pte. Ltd, en oposición a un acuerdo directo con BONV para la gestión de la cartera de inversiones.
   Sobre el contrato entre BONV y Farringdon, EY encontró que de acuerdo al Registro Comercial de la Cámara de Comercio e Industria de Curazao, el BONV está registrado con el número 64808 con su sede legal en Curazao. Sin embargo, el acuerdo inicial de gestión de Farringdon proporcionado por BONV declaró inexactamente que la entidad bancaria está incorporada y existe según las leyes de Antigua registrada con el número 2367. EY recibió el 12 de abril de 2019, un acuerdo de gestión revisado con fecha del 26 de marzo de 2019, que indica que BONV está incorporado y existe según las leyes de Curazao, registrada con el número 64808 (0).
   Vistra entregó un acuerdo de mandato como un formulario de cuenta de apertura pero no se ofreció información acerca de la naturaleza de los servicios de gestión de inversiones que esta empresa proporcionará al Banco del Orinoco, ni ningún detalle sobre su papel como custodio/administrador de fondos.
    EY se percató de que el acuerdo de mandato proporcionado por BONV fechado el 30 de noviembre de 2017, está a nombre de Vistra International SA, aunque el formulario de cuenta estaba a nombre de Vistra (Ginebra) SA). Kirszbaum, director de Relaciones de Vistra Ginebra SA, verificó que la firma del acuerdo de mandato pertenecía a Walter Stresemann, Director Gerente de Vistra. Se supo que Vistra International es una subsidiaria directa de Vistra Ginebra.
   Con relación a la declaración que revela que los valores de TMF no están en manos de BONV sino de Cartera de Inversiones, el Banco del Orinoco no pudo proporcionar ningún documento que comprobara tal afirmación.
  Por otra parte, EY observó que Carlos Casarotti es el único corresponsal de Welden Securities en todos los correos electrónicos, contratos y confirmaciones proporcionados con relación a la cuenta de custodia, presumiéndose que también sobre él recaiga la supervisión y revisión de la información de la cuenta proporcionada.
  Alerta EY que para realizar la verificación no se le entregaron documentos originales, sino copias escaneadas y capturas de pantalla de elementos clave. Igualmente denuncian inconsistencias en el formato de algunas de las confirmaciones de custodia proporcionadas previamente a Banco Central de Curazao y San Martín por el BONV.
  Se advierte que el Director de BONV pareciera ser el único responsable de tomar decisiones de inversión y que el monitoreo de las estrategias de inversión y demás operaciones se lleva a cabo posteriormente a que se realicen las transacciones.
  Refieren que Santo Alonso gira instrucciones verbales con respecto a la compra, venta o transferencia de valores de inversión.
   Entretanto, el Gerente de Tesorería declaró que los tickets del acuerdo se firmaron una vez que se completaron las transacciones, pero no entregó evidencia de acuerdo firmados en relación con la compra o venta de los valores de BONV.
Supervisión de inversiones
   El informe de EY hace mención a que algunos saldos mensuales de las carteras de seguridad de inversión de terceros incluidas en las actas de ALCO no coincidían con los saldos respectivos que figuran en las confirmaciones de custodia.
  También había inconsistencias en algunos de los valores de compra y venta enumerados en las minutas de ALCO en comparación con los cronogramas de inversión proporcionados por el Banco del Orinoco.
    La separación de funciones en la tesorería del BONV es limitada, en razón de que las actividades de las lleva esencialmente el director de la entidad y el gerente de tesorería de manera verbal.
   Se constató que en el último estado financiero auditado de BONV fue el correspondiente al 31 de diciembre de 2016. Igualmente, desde el 14 de noviembre de 2018, no opera el Consejo de Supervisión.
  Inconsistencias también se observan en la información de contacto personal proporcionada por BONV respecto al personal designado por los custodios, a quienes se debe contactar para informar sobre las cuatro carteras de inversión bajo revisión.
Calidad de la cartera de inversiones
   EY evaluó la calidad de los valores de inversión declarados por el BONV al 31 de enero de 2019 y se observó que 57 por ciento —USD 517 millones— de la cartera no tiene grado de inversión.
  Advierte que los mayores riesgos asociados con estas inversiones podrían tener implicaciones significativas en los cálculos de pérdidas crediticias esperadas por el Banco del Orinoco, de acuerdo a los instrumentos financieros.
   El Banco del Orinoco NV respondió —luego de que EY presentara el 19 de marzo de 2019 un borrador de su informe al Banco Central de Curazao y San Martín— que “si bien hemos tomado nota del contenido del informe, limitaremos nuestros comentarios sobre el alcance acordado”.
  Así, el BONV continuó reiteró que EY recibió validaciones independientes en relación con los tres custodios en curso de los valores de inversión de esa entidad.
  El Banco del Orinoco se limitó a decir que tomarían las medidas apropiadas a ser implementadas respecto al resto delos hallazgos de EY.
El BOD Financial Group
A continuación se presenta la conformación del BOD Financial Group:
 Víctor Vargas aparece como el propietario beneficiario final del 100 por ciento del Banco del Orinoco, N.V.
    Como ya se apuntó, el Departamento de Tesorería del Grupo BOD solamente entregó copias escaneadas y capturas de pantalla a EY para realizar la validación y verificación de las inversiones del BONV.
   También se alertó que algunos documentos clave, como la contractual, parecía estar incompleta.
   EY observó inconsistencias entre los documentos recibidos y algunas de las confirmaciones de custodia proporcionadas previamente al Banco Central de Curazao y San Martín por el por BONV.
   Por ejemplo, notaron problemas con la autenticidad del logotipo en confirmaciones anteriores (octubre de 2018) proporcionadas por TMF al CBCS. Las confirmaciones presentadas del 31 de enero de 2018 al 30 de junio de 2018, igualmente carecían de logotipos.
Procesos de aprobación
   Se refiere en el informe que el 20 de febrero de 2019, EY mantuvo una reunión con el director del BONV, de apellido Alonso; con el gerente de tesorería del Grupo BOD, Pacheco; y el director legal del Grupo BOD, apellidado Escudero, para informarse acerca de los procesos y procedimientos de BONV en materia de compra, venta o transferencia de valores de inversión.
  Allí se conoció que Alonso giraba instrucciones verbales al Gerente de Tesorería con respecto a esto, puesto que no se requerían aprobaciones formales por escrito. Se entendió que Santos es el único responsable de tomar estas decisiones de inversión. Las tareas de monitoreo de las operaciones se llevan a cabo luego de realizadas.
  Se conoció que luego de que el gerente de Tesorería recibe las instrucciones verbales de Santos, se genera un ticket de acuerdo al que se le hace una captura de pantalla y el físico va al archivo.
  El Gerente de Tesorería precisó que los tickets del acuerdo se firman luego de completarse las transacciones, pero no proporcionaron pruebas de ello.
  El reporte indica que en fecha 18 de enero de 2019, el BONV remitió una lista de personas de cada uno de los cuatro custodios, a objeto de contactarlos y recabar información sobre las inversiones.
  EY notó que para el Grupo TMF, el BONV declaró que Toini Niekoop sería el punto de contacto, pero desde agosto de 2018 en adelante esta persona ya no trabajaba en TMF.
  Otra inconsistencia captada fue que las direcciones de correo electrónico proporcionadas por BONV para Toini Niekoop, toini.niekoop@tmfsingapore.com no coincidían con el dominio oficial del Grupo TMF que es “tmf-group.com”.
   Se observó que  para Vistra, la dirección de correo electrónico que figura en parte de la correspondencia enviada a CBCS por el Director de Relaciones de Vistra Ginebra, Bertrand Kirszbaum, era Bertrand.kirszbaum@vistragroup.net en lugar del custodio de dominio normal, “vistra.net”.
  Entretanto, para Farringdon, la dirección de correo electrónico utilizada en las cartas enviadas por BONV al custodio del Director de Inversiones, Ana Isabel González, era anaisbel.gonzalez@farringdonam.com en lugar del dominio normal del custodio “farringdon.com.sg”.
Evaluación de la cartera del BONV
  La Tesorería del Grupo BOD entregó el 2 de febrero de 2019, un programa de inversiones declaradas del BONV al 31 de enero de 2019.
  Esta información se usó para evaluar la calidad de los valores de inversión declarados de BONV al 31 de enero de 2019, basándose en los niveles de calificación crediticia establecidos por las principales agencias (Moody’s, S & P y Fich).
   Esto permitió constatar que el 57 por ciento —USD 517 millones— de la cartera no es de grado de inversión, lo cual podría tener implicaciones significativas en los cálculos de pérdidas crediticias esperadas de BONV.
Sobre TMF Singapore H Pte Ltd
  El reporte de EY informa que TMF Singapur H Pte. Ltd. es una organización global ubicada en 83 jurisdicciones en todo el mundo que ofrece servicios para empresas, mercados de capitales, así como soluciones de riqueza para empresas familiares.
   Al 31 de diciembre de 2018, TMF gestionaba el 28 por ciento del total de los valores de inversión de Banco Del Orinoco N.V. (BONV), los cuales se mantuvieron en una cuenta TMF llamada Cartera A. Esta cuenta estaba identificada con el número 358365-793.
  Otra cuenta custodia de TMF para Cartera De Inversiones Venezolanas C.A, denominada Portafolio B, era la identificada con el número 358365-795. A criterio de EY, la Cartera B contenía valores de inversión mantenidos por terceros y, como alternativa, no se incluyó en la cartera de seguridad de inversión de BONV como se informó al CBCS.
   Al 31 de diciembre de 2018, los saldos de las cuentas eran, para 358365-793, Cartera A de USD 325 millones (valor de mercado) y de USD 339 millones (valor nominal).
  Entretanto, la cuenta Nº 358365-795, Cartera B, tenía un valor de mercado de USD 73 millones y un valor nominal de USD 97 millones.
Preocupaciones sobre el contrato entre TMF y BONV
  EY consultó acerca de los contratos/acuerdos relativos a la gestión y el control de los valores de inversión del Banco del Orinoco gestionados por TMF y recibió una serie de documentos entre los cuales están, a saber, el acuerdo de servicio entre Cartera De Inversiones Venezolanas C.A. y TMF Singapore H. Pte. Ltd.; el alcance de los servicios y tarifas, que detalla los servicios y tarifas que se proporcionarán a BONV; el formulario de cuenta de custodia donde se muestra información básica del cliente para BONV en relación con la cuenta de custodia Nº 358255-793, Portafolio A.
  EY determinó que el acuerdo de servicio es entre la empresa matriz de BONV, Cartera de Inversiones Venezolanas C.A., y TMF Singapore H Pte. Ltd., en oposición al acuerdo directo con BONV para la gestión de la cartera de inversiones. La participación de BONV solo se menciona en parte de la documentación que detalla las tarifas y la emisión de la carta de confirmación.
  Se indica que si bien no recibieron el acuerdo de servicio BONV, sí le entregaron un “Formulario de cuenta Custody” a nombre de BONV que indica que “TMF Singapur actuará como administrador y custodio de la cuenta bancaria”. También declaró que “los activos depositados en la cuenta de custodia pertenecen al patrimonio del Bank in Curazao”.
  De acuerdo con el formulario de cuenta de custodia, los firmantes autorizados eran Víctor Vargas, Santos Alonso (Director del BONV) y Marvín Pacheco (gerente de tesorería del Grupo BOD).
   El 20 de febrero de 2019, EY le consultó al Director Jurídico del Grupo Financiero BOD,  Jesús Escudero, si había algún acuerdo adicional de servicio del TMF relacionado directamente con BONV, a lo que respondió que lo entregado eran los únicos acuerdos archivados.
   EY contactó el 28 de enero a la Directora Gerente de TMF Singapur, Siaw, para confirmar de forma independiente los valores y títulos de los valores de inversión en poder de TMF al 31 de diciembre de 2018 para la Cartera A (cuenta Nº 358365-793).
  Siaw respondió el 11 de febrero de 2019 que “Banco del Orinoco no es nuestro cliente en nuestros registros y, por lo tanto, no recibimos instrucciones de ellos para divulgar información”. Siaw le solicitó a Santos Alonso, Director de BONV que aclarar el malentendido.
  El 13 de febrero de 2019, Siaw entregó a EY un cronograma que confirmaba los valores de inversión del 31 de diciembre de 2018 para Portafolio A, cuenta Nº 358365-793 el cual indicaba que los valores estaban en manos de Cartera de Inversiones Venezolanas.
  Los días 19 y 20 de febrero, el Banco Central de Curazao y San Martín solicitó que TMF confirmara a nombre de quién se mantienen los valores de inversión dentro de la Cartera A.  Siaw reiteró que “los valores están en manos de Cartera de Inversiones Venezolanas, C.A. para el Banco del Orinoco N.V.
  El 20 de febrero de 2019, EY le preguntó a Joel Santos y Santos Alonso, directores de BONV y a representantes clave del Grupo Financiero BOD, acerca de los valores de inversión de TMF a nombre de Cartera de Inversiones Venezolanas CA y confirmaron que el acuerdo es entre esta última y TMF. Sin embargo, los valores de los inversores están a nombre de BONV en el extracto bancario.
   EY no recibió documentación física de las transacciones para respaldar que las inversiones fueron a nombre de BONV.
   La empresa auditora estableció que el valor nominal de los valores en la confirmación de la Cartera A, cuenta Nº 358265-793, a saber USD 339.882.700, coincide con los valores nominales en la lista de cartera de inversiones proporcionada a CBCS de BONV para diciembre de 2018.
  Se observó que la Cartera A tenía una pequeña variación en los precios generales del mercado (variación promedio del 0.2 por ciento, es decir, USD 744.274) debido a diferencias en los precios individuales de mercado utilizados por valor en la confirmación del Grupo TMF recibida el 13 de febrero de 2019, como en comparación con la lista de la cartera de inversiones proporcionada al CBCS para diciembre de 2018. Esto tal vez obedezca a diferencias de tiempo en el precio de mercado utilizado.
  EY revisó detalladamente y concilió las confirmaciones de inversiones de custodia/estados de cuenta de efectivo, tickets de negocios y programas de ventas/compras de inversiones proporcionados por la Tesorería del Grupo de BOD, con los respectivos programas de inversiones proporcionados por BONV a CBCS para el año 2018.
   Se observó que para la Cartera A, cuenta Nº 358265-793, las inversiones vistas en las confirmaciones de custodia durante el período de enero a diciembre de 2018, coincidieron con los valores comprados, vendidos y transferidos durante el mismo período.
TMF Singapur H Pte. Ltd
   Se dice en el reporte de EY que TMF rescindió su contrato con Cartera de Inversiones Venezolanas C.A. de acuerdo con las representaciones hechas por BONV.
  Al 31 de diciembre de 2018, TMF transfirió cuatro valores a Farringdon Asset Management, confirmando esta última que dichos valores son propiedad exclusiva de BONV. El resto de la cartera se transfirió en enero de 2019.
   Sobre la finalización de servicios se indica que el 27 de junio de 2018, el director de BONV, Santos Alonso, fue informado por parte del director de relaciones de TMF, que los servicios finalizarían 90 días a partir de dicha fecha.
   El 8 de octubre de 2018, TMF envió una carta formal a Cartera Inversiones Venezolanas C.A. para informar que el acuerdo de servicio finalizaría y que el último día para el contrato de servicio era el 8 de enero de 2019. Se envió una carta similar a BONV haciendo referencia a un acuerdo de servicio hecho el 2 9 de enero de 2018.
  La finalización de los servicios fue confirmada de forma independiente por Siaw en un correo electrónico de fecha 13 de febrero de 2019.
  Por otra parte, entre noviembre y diciembre de 2018, TMF transfirió cuatro valores a Farringdon Asset Management por un total de USD 115 millones de valores a Serbia por USD 13 millones, a Egipto por USD 30 millones, a Guatemala por USD 31 millones, a El Salvador por USD 41 millones.
   EY notó que estas transferencias se documentaron en informes de inversión semanales enviados al CBCS desde el BONV. También confirmó este valor de transferencia en la confirmación de Farringdon de diciembre.
  Agrega que según las cartas proporcionadas por BONV, la transferencia final de la cartera de TMF ocurrió el 23 de enero de 2019. Las cuentas receptoras fueron para Portafolio A, la Nº 358265-793 por USD 356 millones. Para el Portafolio B, la cuenta Nº 358265-795 por USD 77 millones.
   De acuerdo al criterio de EY, existen varios problemas con la información proporcionada sobre la transferencia de valores de TMF a Farringdon, como el hecho de que la carta formal de terminación enviada por esta última el 8 de octubre de 2018 hace referencia a un acuerdo de servicio con fecha del 28 de enero de 2018, pero el único acuerdo de servicio proporcionado hasta la fecha por BONV tenía fecha del 30 de noviembre de 2016.
  A la fecha del informe, EY no había recibido confirmación independiente sobre las transferencias de enero de 2019 del saldo de Cartera A y B, con valores nominales de USD 356 millones y USD 77 millones, respectivamente, desde TMF hasta Farringdon.
  EY pidió información adicional de TMF respecto a la transferencia anterior, pero Siaw de TMF manifestó que Carteras de Inversiones Venezolanas C.A. no la autorizó a ponerse en contacto con un tercero y que no responderían a correos electrónicos adicionales.
Farringdon Asset Management Pte. Ltd.
   El informe pasa a referirse a Farringdon Asset Management Pte. Ltd., una organización con sede en Malasia y Singapur que ofrece soluciones de gestión de activos externos a sus clientes. Esta firma se convirtió en custodio de BONV el 21 de noviembre de 2018.
   Desde esa fecha hasta diciembre de 2018, Farringdon recibió transferencias de cuatro valores previamente administrados por TMF.
   Al 31 de diciembre de 2018, Farringdon administraba el 10 por ciento del total de la cartera de inversiones de BONV en la cuenta de custodia BDO 0002817, con un valor de mercado de USD 108 millones y un valor nominal de USD 115 millones.
   EY entiende que en enero de 2019, el saldo del Portafolio A de TMF (valor nominal USD 356 millones) junto con el Portafolio B de TMF (valor nominal USD 77 millones) se transfirió de TMF a Farringdon.
   Cuando EY consultó sobre los contratos/acuerdos aplicables entre BONV y Farringdon en relación con la gestión o supervisión de los valores de inversión del Banco del Orinoco, recibió una copia del acuerdo de gestión entre BONV y Farringdon fechada el 22 de noviembre de 2018.
   En este acuerdo se observó que según el Registro Comercial de la Cámara de Comercio e Industria de Curazao, el BONV está registrado con el número 64808 con su sede legal en esa isla, pero el acuerdo de gestión entre BONV y Farringdon establece que BONV es “una compañía debidamente constituida y existente bajo las leyes de Antigua, registrada bajo 2367”. A esto, BONV declaró que se trataba de un error involuntario, ya que la misma plantilla utilizada para abrir la cuenta de otro banco dentro del Grupo Financiero BOD domiciliado en Antigua se usó inadvertidamente en la configuración de este acuerdo. Farringdon ha sido informado y actualmente se está evaluando una versión revisada.
   El 12 de abril de 2019, EY recibió un acuerdo de gestión revisado de BONV con fecha del 26 de marzo de 2019 que incluía cambios en el número de registro, corregido a “64808 (0)” de acuerdo con el número de registro comercial real de BONV.
 El acuerdo ahora establece que BONV es una compañía debidamente constituida y existente bajo las leyes de Curazao, que tiene su sede legal en Curazao.
Víctor Vargas fue removido como firmante autorizado para actuar en nombre del banco.
  Le preocupa a EY respecto al contrato entre Farringdon y BONV, que según los acuerdos de gestión previstos (del 22 de noviembre de 2018 y el 26 de marzo de 2019), los firmantes autorizados para actuar en nombre del banco son Víctor Vargas, Rene Römer, Santos Alonso y Marvín Pacheco.
Problemas con la propiedad de las inversiones
     EY se contactó el 28 de enero con la Directora de Inversiones de Farringdon Asset Management, la señora González, para confirmar de forma independiente los valores y títulos de los valores de inversión en poder de esa firma al 31 de diciembre de 2018 dentro de cuenta Nº BDO 0002817.
   En fecha 18 de febrero de 2019, Joyce Kam, Gerente de Cumplimiento y Operaciones de Farringdon Asset Management remitió una carta firmada por su CEO, Martin Young, la cual incluía un cronograma adjunto que confirmaba los valores de inversión del 31 de diciembre de 2018.
   Young confirmó que, “según nuestro conocimiento, todos los valores mostrados en esta declaración son propiedad del Banco del Orinoco”, y que Farringdon tiene, “ningún conocimiento de reclamos de terceros” de estos activos. Sin embargo, EY apunta que las inversiones transferidas desde TMF se mantuvieron previamente a nombre de Cartera de Inversiones Venezolanas C.A.
   El 20 de febrero de 2019, Joel Santos y Santos Alonso, junto con representantes clave del Grupo Financiero BOD fueron consultados sobre la transferencia entre TMF y Farringdon y el título de los valores de inversión. La respuesta fue que todos los valores de TMF habían sido transferidos a Farringdon antes del 23 de enero de 2019, y los valores estaban a nombre de BONV. Como respaldo de las transferencias proporcionaron correspondencia enviada desde BONV a TMF y Farringdon los días 22 y 23 de enero de 2019 junto con otra información proporcionada semanalmente informes de inversión enviados al CBCS desde BONV.
    Al comparar las declaraciones de confirmación recibidas de Kam y Young, EY observó que el valor nominal de los valores en la confirmación de la cuenta de custodia Nº BDO 0002817 por USD 114.725.000, coincide con los valores nominales en la lista de cartera de inversiones proporcionada a CBCS de BONV para diciembre de 2018.
   Respecto a la Cartera A, EY observó una pequeña variación en los precios generales del mercado debido a diferencias en los precios individuales de mercado utilizados por valor en la confirmación de Farringdon Asset Management recibida el 18 de febrero de 2019, en comparación con la lista de la cartera de inversiones proporcionada al CBCS para diciembre de 2018.
  EY notó que para la cuenta de custodia Nº BDO 0002817, las inversiones vistas en las confirmaciones de custodia durante el período de enero a diciembre de 2018, coincidieron con los valores comprados, vendidos y transferidos durante el mismo período.
   Pese a que  Young también confirmó que “todos los valores mostrados en esta carta son propiedad del Banco del Orinoco y no tenemos conocimiento de ningún reclamo de terceros sobre estos activos al 31 de enero de 2019”, EY notó que las inversiones transferidas desde TMF se mantuvieron previamente a nombre de Cartera de Inversiones Venezolanas C.A.
   Al comparar el estado de cuenta de confirmación de Farringdon de la cuenta Nº BDO 0002817 al 31 de enero de 2019, con la confirmación de la Cartera TMF A del 31 de diciembre de 2018 proporcionada por Siaw de TMF Group Singapore, se observa que el valor nominal del 31 de enero de 2019 de la cuenta era de USD 468.829.700, que difiere del valor nominal de la lista de cartera A proporcionada por TMF al 31 de diciembre de 2018 por USD 128.947.000.
   Según la confirmación proporcionada, esta variación se relaciona con los valores mantenidos o vendidos en España, Rusia, Colombia y Estados Unidos por un valor nominal neto de USD 14.222.000 que pudieron haber sido comprados o vendidos entre la fecha de la confirmación de TMF y la fecha de la transferencia de los valores. También tiene que ver con valores transferidos de TMF a Farringdon antes de la confirmación del 31 de diciembre, es decir, valores mantenidos en Egipto, El Salvador, Guatemala y Serbia, que ascienden al resto de la variación por USD 114.725.000.
Sobre Vistra Geneva SA
    Vistra Geneva SA integra una organización global presente en 46 jurisdicciones en todo el mundo, que ofrece una gama de servicios para clientes corporativos, administradores de fondos, clientes privados y dueños de negocios.
   Al 31 de diciembre de 2018, Vistra administraba el 49 por ciento de la cartera de inversiones del Banco Del Orinoco N.V. en una cuenta de custodia Nº 58974199. A dicha fecha los saldos eran: Valor nominal de USD 578 millones y un valor de mercado de USD 573 millones.
   El punto de contacto que BONV proporcionó en Vistra fue el Director de Relaciones a cargo de la cuenta, Bertrand Kirszbaum.
  EY manifestó su preocupación respecto al contrato entre Vistra y BONV refiriendo que solicitaron al BONV todos los contratos/acuerdos aplicables entre ambas entidades en relación con la gestión y supervisión de los valores de inversión del Banco del Orinoco y este entregó un formulario de “Cuenta de apertura” entre BONV y Vistra (Ginebra) SA, fechado el 10 de octubre de 2017.
   EY advirtió que el documento proporcionado es una solicitud para abrir una cuenta de Vistra en lugar de un acuerdo contractual formal entre las partes; que no hubo descripción de los honorarios o servicios que proporcionaría Vistra (Ginebra) SA; que no se entregaron los términos y condiciones que regían la relación entre las partes.
   El Director Jurídico del Grupo Financiero BOD, informó que el formulario de cuenta de apertura del 10 de octubre de 2017 era todo lo que estaba disponible pero posteriormente entregó al Banco Central de Curazao y San Martín un “Acuerdo de mandato” de fecha 30 de noviembre de 2017 que estaba a nombre de Vistra International SA.
  EY observó que los signatarios autorizados que figuran en el formulario de cuenta de apertura y el acuerdo de mandato provisto, con fecha 10 de octubre de 2017 y 30 de noviembre de 2017, respectivamente, eran:
   EY le solicitó al Director de Relaciones de Vistra Ginebra SA, Kirszbaum, que confirmara los valores y títulos de los valores de inversión en poder de esa firma al 31 de diciembre de 2018 en la cuenta Nº 58974199 y este remitió un cronograma firmado por Walter Stresemann, Director Gerente de la empresa y una comunicación firmada por Kirkrbaum en la confirmaba que “según nuestro conocimiento, todas las inversiones y saldos de efectivo son propiedad al 100% de BDO”.
  El 20 de febrero de 2019, los directores del BONV confirmaron que todos los valores de inversión administrados por Vistra están en manos de BONV.
 EY determinó que el valor nominal de los valores en la confirmación de la cuenta Nº 58974199, USD 578.796.800, coincide con los valores nominales en la lista de cartera de inversiones proporcionada a CBCS por BONV para diciembre de 2018.
   EY observó una pequeña variación en los precios generales del mercado debido a diferencias en los precios individuales de mercado utilizados por valor en la confirmación de Vistra Geneva SA recibida el 15 de febrero de 2019 en comparación con el listado de cartera de inversiones proporcionado al CBCS para diciembre de 2018.
  La empresa auditora revisó y concilió las confirmaciones de inversiones de custodia/estados de cuenta de efectivo, tickets de negocios y programas de ventas/compras de inversiones de inversión proporcionados por la Tesorería del Grupo de BOD, con los respectivos programas de inversiones proporcionados por BONV a CBCS para El año 2018 y notó que para la cuenta Nº 58974199, las inversiones vistas coincidieron con los valores comprados, vendidos y transferidos durante el mismo período.
Sobre Welden Securities S.A.
  Desde el 10 de febrero de 2016, Welden Securities S.A. se convirtió en custodio de BONV y, al 31 de diciembre de 2018, administraba el 13 por ciento de la cartera de inversión general de BONV en la cuenta de custodia Nº 1815.
   Los valores nominales y de mercado a dicha fecha eran de un valor nominal de USD 160.498.000  y un valor de mercado de USD 156.245.743.
El punto de contacto que BONV proporcionó en Welden es el Director, Carlos Casarotti.
  EY determinó que Welden Securities opera desde oficinas en Uruguay y Paraguay.
   El contrato entre Welden y el BONV provisto es un documento resumido de una página firmado por Carlos Casarotti (Director de Welden Securities S.A.) y Joel Santos (Director de BONV).
Actuaban en nombre de las partes:
    EY contactó a Casarotti para confirmar los valores y títulos de los valores de inversión en poder de Welden al 31 de diciembre de 2018 dentro de la cuenta Nº 1815 y este ofreció un calendario confirmando los valores de inversión, así como una carta en la que revelaba que “se declara que las inversiones y los saldos de efectivo descritos en los documentos adjuntos son propiedad exclusiva de Banco Del Orinoco NV”.
   EY observó que el único corresponsal de Welden Securities en todos los correos electrónicos, contratos y confirmaciones proporcionados a EY y CBCS en relación con la cuenta de custodia Nº 1815 ha sido Carlos Casarotti, quien pareciera ser el único responsable de la supervisión y revisión de la información de la cuenta proporcionada. Esta persona, según lo indagado, es el único director y propietario de Welden Securities.
  El 20 de febrero de 2019, los directores del BONV junto con representantes del Grupo Financiero BOD confirmaron que todos los valores de inversión administrados por Welden están en manos de BONV, como se indica en la carta de confirmación proporcionada por Casarotti.
 Se determinó que el valor nominal de los valores en la confirmación de la cuenta Nº 1815, USD 160.498.000, coincide con los valores nominales en la lista de cartera de inversiones proporcionada a CBCS de BONV para diciembre de 2018.
   Igualmente, EY observó una pequeña variación en los precios generales del mercado debido a diferencias en los precios individuales de mercado utilizados por valor en la confirmación de Valores Welden recibida el 13 de febrero de 2019 en comparación con la inversión listado de cartera proporcionada al CBCS para diciembre de 2018.
    Se determinó que en la cuenta Nº 1815, las inversiones vistas en las confirmaciones de custodia durante el período de enero a diciembre de 2018, coincidieron con los valores comprados, vendidos y transferidos durante el mismo período.

En nombre de la justicia, de la compasión y de la dignidad exijo intervención por Gustavo Coronel – Blog Las Armas de Coronel – 29 de Septiembre 2019

borrel-arreaza.jpgEl Canciller de España saluda a su amigo el corrupto Canciller de Maduro, Jorge Arreaza

  • Una mujer está siendo asesinada por un criminal drogado en plena luz pública
  • Un niño está siendo azotado por un padre borracho ante los estudiantes y maestros de su escuela
  • Una joven menor de edad está siendo violada por un sádico en un parque público, ante la mirada de los transeúntes
  • Un preso es torturado con conocimiento de las organizaciones de derechos humanos
  • Una madre da a luz al lado de un basurero en una esquina de la ciudad
  • Un anciano muere de hambre, semi-desnudo, frente a un edificio del gobierno
  • Un paciente se asfixia en un pasillo de un hospital que carece de medicinas y de oxígeno para salvar su vida

Tragedias como estas suceden a diario en Venezuela, ante los ojos del mundo. Y no desde ayer sino desde hace años, de forma progresiva, desde que el régimen chavista está en el poder. Y nadie interviene, por indiferencia, temor o complicidad.

Pero esto no es todo.

El régimen forajido maneja mucho del tránsito y envío de drogas al mundo desde Venezuela. Esto es conocido.

El régimen forajido documenta terroristas para que entren a los países de la región con la misión de subvertir a sus gobiernos legítimos. Y ello es documentable y ha sido documentado

El régimen forajido ha financiado por años una pandilla kleptocrática regional compuesta por similares gobiernos como los de Cuba Nicaragua, Bolivia y, en ocasiones, Argentina bajo Kirchner o Brasil bajo Lula, para tratar de implantar en la región latinoamericana una ideología fracasada en el resto del planeta. Y ello es harto conocido

El régimen forajido apoya, patrocina y permite a las guerrillas terroristas colombianas hacer vida en territorio venezolano, hasta el punto de que ya existen áreas de ese territorio bajo control de fuerzas irregulares extranjeras

El régimen forajido ha creado y sigue creando un caos ambiental en la zona Sur de Venezuela, la cual forma parte del escudo de Guayana y de la Amazonia,

El régimen forajido le quita el pan de la boca a los venezolanos para dárselo a los castristas cubanos, en forma de regalos petroleros y transferencias financieras, mientras permite al castrismo cubano el control de las decisiones de política venezolana, todo lo cual está perfectamente documentado.

Todo este inmenso cuadro de miserias y tragedias, de atentados contra la población y el medio físico venezolano y latinoamericano está en marcha sin que alguien intervenga. Esta destrucción masiva, la cual ya desborda las fronteras de Venezuela y surge como un torrente hacia el sur, hacia Brasil, Colombia, Ecuador, Perú y llega a Chile y Argentina y se derrama hacia todos los demás continentes aumenta cada día, mientras  burócratas internacionales dan discursos llenos de clichés sobre Venezuela  y luego se van a almorzar, pensando que han cumplido con su deber.

La muerte de Venezuela está siendo vista en vivo y en directo por el resto del planeta. Como sucede con los transeúntes cobardes los gobiernos cierran los ojos y pasan en silencio, sin intentar salvarle la vida a la nación moribunda. Esto ya ha sucedido antes en la historia de la humanidad: masacres, genocidios, abusos gigantescos de poder han ocurrido ante los ojos de un mundo egoísta, siempre atento a sus propios intereses. La pasividad es promovida por cómplices del régimen forajido, tanto en el exterior, a lo Zapatero y Federica Mogherini, como en el país, a lo Timoteo y la legión de castrados morales que continúan oxigenando al régimen.

Como venezolano y ciudadano de un planeta Tierra, tan deteriorado y amenazado por la cobardía y el egoísmo, exijo a la región, en nombre de la justicia, de la compasión y de la dignidad, que acuda en urgente auxilio de Venezuela antes de que el país se convierta en un cementerio sin flores.

Quienes piensen, desesperados, en ir a prenderse fuego frente a la OEA, frente a la Unión Europea o frente a la ONU, a fin de mover esas organizaciones a la acción, deben pensarlo dos veces. Porque sus sacrificios individuales serían inútiles si quienes los ven desde sus ventanas son gente como Federica Mogherini, Josep Borrell o Tabaré Vásquez.

  Un ejército integrado por miembros de los países de la región no sería un ejército invasor, sería un ejército de liberación

A %d blogueros les gusta esto: