elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Intervencion Militar

Cronica de una intervención anunciada por Rubén Dario Bustillos Rávago – Frente Institucional Militar (FIM) – 27 de Agosto 2017

“Las tropas norteamericanas no avisan cuando van a atacar un objetivo”, advirtió el pasado lunes el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en un evidente mensaje de esperanza para los 30 millones de venezolanos que tienen casi 20 años luchando por su libertad en contra de la narco-tiranía que los mantiene secuestrados con las armas de la república.

El factor sorpresa siempre es una ventaja en la ofensiva. Cuando menos lo piensen los cogen con los pantalones abajo. Eso confirma el gran nerviosismo que están padeciendo los Capos del narcotráfico, corruptos, lavadores de dinero, violadores de los derechos humanos y terroristas, ya que, desde hace mucho tiempo la CIA, según su director, Mike Pompeo, tiene toda la información de inteligencia que confirman el peligro que representa Venezuela para Estados Unidos. “Los cubanos, los rusos, iraníes y Hezbollah están en Venezuela”, dijo en una entrevista en “Fox News Sunday”, al ser interrogado sobre las declaraciones del presidente Donald Trump.

La información precisa en donde accionan y duermen cada uno de los Capos, con que cuenta la Central de inteligencia, la puso en manos del Pentágono para que, una vez analizada prepare sus Ordenes de Operaciones (OP), que incluyen a la Cuarta Flota de la Armada para que en unas edificaciones, réplicas de los búnkeres, oficinas y viviendas, fabricados en el campo de entrenamiento, practicaran, una y otra vez, hasta familiarizarse con los espacios exactos de las escaleras, dormitorios, oficinas y hasta las camas, muebles y lamparas del lugar en donde incursionaran.

19:15 hrs: La escuadra consistente en un portaaviones nuclear, de la clase Nimitz, escoltado por cinco destructores, dos submarinos nucleares y algunas fragatas misilísticas, se desliza velozmente sobre las aguas del mar Caribe en dirección sureste.

02:05 hrs: Llegan al lugar indicado en la OP y cada unidad toma posición de combate en las coordenadas indicadas, mientras disminuyen la velocidad de crucero.

03:25 hrs: Empiezan a caer una lluvia de misiles cruceros de alta precisión “Tomahawk” sobre ciertos sitios en donde el mando enemigo ha desplazado el Sistema de Defensa Antiaérea más arrecho del planeta”, según informo el Capo Nicolás Maduro, por televisión, poco antes de solicitar la ayuda del Papa Francisco.

03:40 hrs: La defensa antiaérea ha sido neutralizada sin mayor resistencia. Después de las explosiones, los vecinos de Fuerte Tiuna y de Miraflores, informan ver a muchos hombres de apariencia famélica, correr semi-desnudos en búsqueda de refugio, dejando atrás un reguero de fusiles automáticos y otros equipos militares, mientras se incendian las instalaciones.

04:30 hrs: Seis soldados, elites de la marina, de las fuerzas especiales denominadas “Seals” se deslizan por unas cuerdas, desde un helicóptero, que se mantiene en el aire o aterrizara en la azotea de la edificación escogida, donde con certeza, se encuentra durmiendo el “target” y llegan en forma precisa al dormitorio del ilegitimo colombiano quien es sorprendido por las siluetas de los intrusos, cuyas mascaras de visión nocturnas semejan a fantasmas que le apuntan con rifles automáticos con silenciadores, desde donde se originan pequeño láseres verdes que centellean en su cuerpo.

Previamente los “Seals”, han cortado la electricidad del lugar en que se encuentran. La orden es: “si el “target” está armado y se niega a soltar el arma, caerá con dos certeros disparos, uno en el corazón y otro en la cabeza. En caso de que este desarmado, le pondrán las esposas y lo subirán al helicóptero en donde felizmente llorara y les besara las manos, o quizás las botas, a los “Seals” que le salvaron la vida. Pues, él sabía que si sus guardaespaldas cubanos, hubieran llegado primero, lo hubiesen asesinado por órdenes de Raúl Castro, como hicieron en Chile con el presidente Allende.

07:15 hrs. Cilia, aparece en escena, aun vestida con su dormilona de fina seda, entra en pánico al ver como se evaporan aquellos momentos de gran lujo, joyas, dinero a manos llenas y poder. Cuando se asoma por la mirilla de la puerta del pequeño camarote, se bate en llanto al ver que es custodiado por dos hombres en cuyas espaldas de las chaquetas negras se puede ver las siglas DEA, al ver más allá, puede apreciar las maravillas del tamaño y la tecnología en que se desenvuelven más de 3.200 hombres a bordo de la nave, en donde 95 aviones y helicópteros continúan cumpliendo su misión denominada “Libertad”, aterrizan y parten a otras misiones asignadas. En dos de esas unidades bajan a varios prisioneros más, entre quienes pudo identificar a Diosdado Cabello, Tareck El Aissame, Jorge Rodríguez, Néstor Reverol, Vladimir Padrino y otros más, mientras la flota continúa navegando, sin contratiempo, por las aguas de algún lugar del Mar Caribe en frente de Venezuela.

Dentro de 40 años, si es que sobreviven, como el General Noriega de Panamá, se iniciará un nuevo capítulo en la vida de esos delincuentes, seres malvados que secuestraron el poder y se creyeron dioses para disponer de la vida de 30 millones de ciudadanos.

El Cnel. (Ej.) Rubén Darío Bustillos Rávago es Secretario de Organización del Frente Institucional Militar, FIM.

La falacia de una intervención de EE UU en Venezuela por Andrés Oppenheimer – El Nacional – 21 de Agosto 2017

unknownEn artículo publicado en El Comercio, el periodista argentino señala que no está de acuerdo con una intervención militar en Venezuela por parte de Estados Unidos

Si uno habla con presidentes y altos funcionarios latinoamericanos es difícil no concluir que la reciente declaración del presidente Trump de que no descarta una intervención militar estadounidense en Venezuela fue una estupidez monumental.

El comentario de Trump ha sido un regalo propagandístico para el gobernante venezolano Nicolás Maduro: le ha permitido cambiar el eje de la conversación en América Latina de la ruptura del orden democrático en Venezuela hacia la posibilidad de una intervención militar estadounidense en su país.

Y Maduro está aprovechando esto al máximo: ahora hace sus discursos públicos frente a una enorme pancarta que dice: “¡Fuera Trump de América Latina!”. Leer más de esta entrada

Moisés Naím: “En Venezuela habrá un cambio de caras, no de régimen” por Francisco Sanz – El Comercio – 20 de Agosto 2017

El columnista y analista político venezolano conversó con El Comercio sobre la crispación política en su país, que también vive una dramática situación de hambre y carestía

De saque, una declaración que revela en esta hora su venezolanidad angustiada: “Veo el panorama en mi país con una incertidumbre solo superada por mi tristeza”.

5998fbd8cf896.jpeg

De padres originarios de Libia, él mismo nacido en Trípoli (la capital de dicho país norafricano), Moisés Naím partió de allí con su familia cuando solo tenía 3 años y se afincó en Venezuela. “Nunca he regresado a Libia, para todos los efectos prácticos soy venezolano, me crié en Venezuela, mi esposa y mis hijos son venezolanos, mi memoria y mi corazón también”, cuenta el columnista de este Diario y analista político venezolano.

—¿El panorama pinta más sombrío con la instalación de la Asamblea Constituyente?
Pues sí, hay una enorme incertidumbre. Claramente Nicolás Maduro y su gente han decidido quitarse la careta y ser una dictadura dura y pura. Lo que más duele es que el conflicto político está quitando la atención de un hecho atroz.

—¿Cuál es?
Pues que no hay suficiente comida ni medicinas. La gente está pasando hambre y la desnutrición infantil se ha disparado. Un estudio reciente indica que el venezolano, en promedio, ha perdido entre 6 kg y 9 kg respecto a hace 3 años. Las empresas que visten a sus obreros reportan que estos han cambiado hasta dos veces de uniforme debido al adelgazamiento.

—En el sector salud la crisis es espantosa…
Los hospitales reportan tragedias de niños que mueren por falta de medicinas básicas y sencillas. No hay evidencia de que el Gobierno tenga un plan para enfrentar la crisis económica. La obsesión por lo político está distrayendo de la necesidad de dar solución a este sufrimiento inenarrable.

—¿En esta obsesión por lo político, usted cómo cataloga la actuación de la región sobre la crisis venezolana?
Hasta hace poco, los venezolanos no hemos sentido que los políticos de América Latina estaban dispuestos a hacer lo que era decente: denunciar al chavismo. Ello debido a sus propios intereses ideológicos y comerciales. Dilma Rousseff, Cristina Fernández, Michelle Bachelet, el mismo Humala, callaron mucho. Ha sido una gran tristeza para quienes, como yo, albergamos a refugiados políticos de toda América en los años 80.

—¿Cuánto efecto puede surtir hoy la presión diplomática? No todos creen en ella.
Es importantísimo e indispensable, pero un solo factor no va a cambiar la situación. Venezuela necesita todo: la ayuda diplomática, la presión internacional vía sanciones dirigidas a los responsables, protestas en las calles, aprovechamiento de cualquier espacio político que todavía deje el Gobierno. La lista es larga.

—¿Cuáles son las sanciones que pueden servir y no afectar al venezolano de a pie?
Sería contraproducente prohibir la importación de petróleo por parte de EE.UU. Los embargos y bloqueos económicos no sirven, el ejemplo más claro es Cuba. En cambio, las sanciones inteligentes sí son útiles. Lo han demostrado en Iraq, Irán y Rusia: sanciones directas y sofisticadas de corte financiero a altos cargos del Gobierno.

—¿Venezuela entra ya en la categoría de Estado fallido?
Tiene elementos para ser catalogada así. Hay superficies importantes ingobernadas, donde no hay autoridad y mandan cárteles de narcos, contrabandistas y grupos criminales nacionales y foráneos. Allí reina el caos y el Gobierno ha abdicado de funciones básicas como la seguridad y la alimentación. Entonces, Venezuela es técnicamente un Estado fallido.

—¿Eso lo convierte en un riesgo para la región, como han denunciado hace poco varios cancilleres en Lima?
Absolutamente. Lo que hemos aprendido es que los estados fallidos contagian. Las dolencias y malignidades de un Estado fallido no se contienen en un área, sino que contaminan alrededor. Esta no es la excepción.

—¿Está de acuerdo con las críticas a la oposición por fragmentada y desunida?
Yo tengo poca paciencia con quienes critican a la oposición desde la diáspora o desde Skype y You Tube. La oposición puede haber cometido muchos errores, pero lleva años siendo encarcelada, asesinada y exiliada, y ahí sigue recibiendo palos. En la oposición hay rivales interesados en tener un rol, y que compiten entre sí porque son políticos y por definición tienen ambición de poder.

—¿Cómo toma la opción de la intervención militar sugerida por Donald Trump?
Es una bravuconada sin contenido, un regalo político que le dio Trump a Maduro para victimizarse. Así este puede escudarse en que la tragedia en Venezuela no se debe a su gestión y a los cubanos que lo asesoran, sino a Washington.

—¿Qué supone la última decisión de la Constituyente de atribuirse las facultades del Parlamento?
Es un clavo más para el ataúd de la democracia venezolana. La Asamblea Nacional fue elegida por 14 millones de venezolanos a fines del 2015, mientras que la Constituyente fue convocada por Maduro saltándose varios pasos legales.

—¿Avizora usted el fin del madurismo o es algo lejano?
Creo que va a haber un cambio de caras, pero no un cambio de régimen. Es posible que en los próximos 10 o 12 meses Maduro ya no sea el presidente, o un mandatario con funciones más disminuidas. Otro grupo se pondrá al frente, pero va a ser más de lo mismo.

De locos y narcisos al frente de dos países enemigos

—Donald Trump cumple 7 meses en el poder. ¿Se han visto cumplidos los temores?
Una de las ventajas que tiene Trump es que ha terminado siendo muy transparente. Lo que vemos es lo que es: poco preparado, impetuoso, improvisado, irresponsable, dispuesto a violar normas y leyes. Lo que hemos visto de él en estos siete meses es su esencia.

—Y la esencia no cambia…
No hay ninguna evidencia de que él esté aprendiendo o cambiando. En su narcisismo desenfrenado se aplaude mucho a sí mismo, siente que le va bien; y si le va bien, para qué cambiar.

—¿Qué le preocupa más de lo hecho hasta hoy?
Daños irreversibles como el hecho de llenar el sistema judicial de jueces poco preparados y altamente ideologizados. Son nombramientos que duran muchos años. Además, la disminución del rol de EE.UU. en el mundo, la pérdida de liderazgo y respeto, lo que puede envalentonar a otros países.

—¿Y alguna esperanza?
El nivel de incompetencia e ineptitud de su gestión. Afortunadamente, esto tiene como consecuencia que logre hacer menos cosas de las que promete, como las reformas sanitaria e impositiva. Gracias a Dios no han prosperado.

—Una de sus columnas se llamaba “¿Está loco Trump?”. Le pregunto: ¿Quién está más loco, Trump o Kim Jong-un?
Creo que ambos exhiben conductas que no son normales. Kim mandó matar a su tío –que era su mentor– de una manera atroz, y a su hermanastro. En cuanto a Trump, los psiquiatras utilizan 10 o 12 criterios para tipificar el trastorno de conducta narcisista, y en su caso se aplican todos.

—¿Cree que de la retórica inflamada de ambos se pasará a la acción?
Eso no lo sabe nadie, ni siquiera Trump ni Kim Jong-un. Los expertos tienen dos preocupaciones: que ocurra un accidente y escalen la violencia, y que Corea del Sur –sobre la que apuntan literalmente miles de cañones– sea atacada.

Mi General sea varon por Rubén Dario Bustillos Rávago – Frente Institucional Militar – 20 de Agosto 2017

¿Como es eso de que Ud. nos llama de nuevo al servicio militar para defender la patria y que todos estamos obligados a enfrentar al enemigo? Pero si Ud. Mismo, no hace mucho, montado en un inmenso tanque de guerra ruso, uniformado de gala con todas las condecoraciones como sinónimo de su masculinidad, y parado al frente de sus tropas, civiles y militares. ¿Se acuerda?, le reiteraba a su Comandante en Jefe, una vez más, que estaban listos para la guerra en contra del Imperio, por la Patria, el Socialismo y la Muerte, y de paso nos señalaba al resto de los que no estábamos en ese acto, como los enemigos de la patria, a quienes nos calificó de vendidos y ahora dice que el enemigo no somos nosotros sino los gringos a los cuales estamos obligados a enfrentar. Y todo eso, porque el Sr. Trump, presidente “legitimo” de Los Estados Unidos de Norteamérica dijo que la “opción” militar no estaba descartada en contra del narco-terrorista dictador, corrupto y violador de los derechos humanos de los venezolanos. La primera pregunta que se me viene a la mente, mi general, es: ¿Es Ud. un narcotraficante, terrorista, corrupto, violador de los derechos humanos de los venezolanos? ¿Si la respuesta es negativa, entonces porque no cumple con su obligación de combatirlos en vez de protegerlos? A menos que Ud. efectivamente sea uno de esos integrantes del “Cartel de los Soles”, quienes como un buen Capo, como Pablo Escobar Gavidia, quiera morir con las botas puestas.

La verdad, mi General, es que no entiendo. Todavía no se ha secado la sangre, regada en todas las calles de Venezuela, de los 135 muchachos que salieron a defender la patria con solo un escudo de cartón y Ud. mando a sus esbirros a que los quebraran con tanquetas y fusiles que le república puso en sus manos para su salvaguarda, porque supuestamente eran considerados enemigos del estado. Las mazmorras de las policías políticas Sebin, Policía Nacional Bolivariana, Contrainteligencia Militar, y de sus esbirros favoritos, la Guardia Nacional Bolivariana, están repletas de miles de detenidos, mientras a los civiles menos afortunados los tribunales militares los han condenados a la pena máxima por supuesta traición a la patria y aun así Ud. pretende reclutarnos para su causa.

Pero lo peor, mi General, es que Ud. tiene el valor de llamarnos a servirles de escudos humanos para cubrirle su retirada hacia el paraíso en donde su familia y el dinero esperan para disfrutar sin temor el producto del saqueo de las arcas públicas y el narcotráfico.

Pero si le voy a decirle una cosa, mi General, esta vez no estoy dispuesto a obedecer sus órdenes que, como reserva activa, me pliegue a su servicio, mientras Ud. se monta en su avión y se va lejos o llegan los gringos y Ud. se rinde. Porque, según sus estudios, los generales no mueren en este tipo de guerra, ¿verdad? Son sus oficiales superiores y subalternos quienes, con sus tropas, flaquitos y hambrientos, quienes morirán, como unos pendejos, cuando se acerquen a los soldados gringos pidiéndoles algo de comer inmolándose por la revolución. O al menos eso es lo que Ud. espera.

Hace algunos años que luche en contra de los invasores cubanos que pretendieron quitarnos la patria para disfrutar de nuestras riquezas y cuando los expulsamos del país, salí con mi banderita de siete estrellas a celebrar haber ganado la guerra. Es tanto el orgullo que siento por ello que todavía la llevo en la solapa de mi traje civil.

Se acuerda Ud. mi general, la última parte de aquel juramento que los soldados hacemos de defender la Patria y sus instituciones, hasta perder la vida: “… si no, que Dios y la Patria os demande”. Ud. mi general, juro en vano así que asuma su barranco.

En esta oportunidad también estoy anotado a ganador, mi General. Y estoy seguro de ganar esta guerra también. Así que cuénteme entre sus enemigos pues estoy del lado de los buenos. Siempre lo he estado. De tal manera que le aconsejo, que cuando mis aliados (los gringos) lo derroten a Ud. y a su camarilla de narcotraficantes, corruptos, vende patria y a las 72 horas, cuando el conflicto termine y si usted logra sobrevivir le pido que sea varón y tenga un poco de dignidad; cumpla con la última palabra del eslogan que tanto repitió: Patria, Socialismo o MUERTE. Pues La Patria la perdimos hace 18 años cuando Ud. se la entregó a los cubanos y El Socialismo solo trajo miseria y muerte al pueblo venezolano de manera que me permito sugerirle, mi General, que haga como los oficiales japoneses al final de la II Guerra Mundial, SUICIDESE, pues los pueblos no perdonan.

Por mi parte, mi General, no tenga la menor duda de que, como hombre de honor, saldré a celebrar la victoria por la que tanto he esperado, esta vez con dos banderitas, una tricolor con siete estrellas y otra con 53, dándoles vivas a nuestros aliados que, en solo 3 días, espero yo, nos ayudaran a conseguir la libertad que no pudimos lograr en 18 largos años.

El Cnel. (Ej.) Rubén Darío Bustillos Rávago es Secretario de Organización del Frente Institucional Militar, FIM.

 

 

 

Los brazos abiertos de Mike Pence por Rafael Poleo – Revista Zeta – 18 de Agosto 2017

Rqcp1o1e_400x400Cerrada la solución política a lo que objetivamente se presenta como un colapso general de la nación, Venezuela tiene hoy planteada la posibilidad real de una intervención externa que reestablecería en ese país el modelo de vida occidental. Lo único que podría evitar el trauma de una intervención sería un significativo cambio de actitud por parte del régimen castro-madurista. Ese cambio tendría que facilitar la atención urgente a las penurias que sufre la población y propiciar la normalización de la política hasta la realización de elecciones propiamente tales. Si este cambio por vía política no se produce, la intervención será, lamentablemente, inevitable, como lo son las intervenciones quirúrgicas cuando la medicina ha fracasado. La intervención pudiera no ser directamente militar, pero por lo menos estará respaldada y garantizado su éxito por el poderío de la primera potencia militar del planeta, quizás con presencia simbólica de otras naciones interesadas en participar del auge que, con efecto activador sobre todo la región, se producirá en Venezuela en cuanto este país tenga un gobierno legítimo y estable.

El modesto nivel intelectual de nuestros esperpénticos mandatarios -gobernantes no puede llamárseles-, es la principal dificultad para que el caso se resuelva por la vía política. Pero ese nivel corresponde al de la población en general, instruida, para su más fácil explotación, en beisbol y otras disciplinas viles y envilecedoras, lejos de la Moral y Cívica donde generaciones anteriores aprendimos cómo funciona una nación, de la Geopolítica que hoy ni los generales conocen, de la Economía que en esa ignorancia es manejada por sujetos rapaces y de la Historia donde son normales las intervenciones como la que hoy lamentablemente se nos plantea. Sólo en una sociedad así de obtusa puede prosperar, como ha prosperado, la campaña del G2 cubano para promover la abstención electoral, independientemente de que en el campo democrático repugnen las aberradas aspiraciones de dirigentes de medio pelo que no resisten un examen más allá de la epidermis, como son los que en el momento crítico y aprovechando la ola abstencionista se han salido de la Unidad porque ésta no es propicia a sus infundamentadas pretensiones. Si la intervención extranjera se produce, se deberá la ignorancia oceánica de los mandatarios, la ambición desproporcionada de caciques sin indios en la aporreada MUD, y la ausencia de información y criterio político en una población estupidizada por la cerveza y el deporte profesional, que en el mundo de hoy son el opio del pueblo.

Cumplido este sincero desahogo con el cual espero espantar a tantos lectores extraviados en un texto que no está escrito para ellos, veamos lo de la invasión que no deja dormir a Padrino & Co.

En su momento dije que el movimiento -tan equivocado como ingenuo y generoso-, que emergió el 4 de febrero de 1992, se perdió el día que la carencia paterna de Hugo Chávez la llenó Fidel Castro. Esta pérdida quedó confirmada cuando el chavismo pactó con los dos únicos enemigos reales de la Civilización Occidental, aquellos que pueden destruirla y con los cuales, por tanto, la tolerancia no es posible: el fundamentalismo islámico y el narcotráfico. Por añadidura, pretendió extender su dislate por todo el subcontinente. Momento llegaría en que para los factores reales de poder en esta parte del mundo se hiciera necesario aplastar, por cualquier medio, el movimiento que de otro modo hubieran tolerado. Y estamos hablando de política real, de relaciones de poder, de lo que ha movido, mueve y seguirá moviendo la Historia.

Por supuesto, en el Caso Venezuela el rol fundamental corresponde a Estados Unidos, porque estamos en su falda y no podemos mudarnos para el Mar Negro. Este país donde hoy vivo en asilo político, venía reposando como el gigante dormido de que habló el almirante Yamamoto después de Pearl Harbor, operación que él mismo diseñó y ejecutó. A los oficiales que celebraban el éxito de la batalla les enfrió con la reflexión de que ella había despertado un gigante dormido cuya terrible cólera se conocería en los años siguientes. Ese día de Pearl Harbor el eje perdió la guerra. Churchill, en sus Memorias, lo expresa así: “Esa noche dormí el sueño de los salvados”.

De la somnolencia, a Estados Unidos le despertó el fenómeno Trump, proyecto cuidadosamente elaborado en los cenáculos donde se decide el rumbo de esta gigantesca maquinaria. El caso es que mientras Tillerson teje, Trump muestra el garrote. Después viene Pence con un bálsamo que en el fondo dice: “Ya oíste al jefe. Mejor para tí será que nos pongamos de acuerdo antes de que se le vayan los tapones”. Teatro del más alto nivel. La política en los tiempos del internet.

Pero en el complejo equilibrio de poderes que mueve la maquinaria imperial hay quienes detestan las artes escénicas. Los ejemplos de Grenada, donde los cubanos demostraron su capacidad para evacuar territorios con la velocidad del rayo, y Panamá, cuya analogía con Venezuela escalofría, van ganando terreno en las alturas a medida que los resultados del procedimiento diplomático se disuelven en la primitividad del interlocutor chavista. Como si el cardenal Urosa tratara de convencer a Maduro hablándole en latín.

Pero no es totalmente imposible que estos sociópatas que nos gobiernan entren en razón. El Comando Sur deja filtrar aquello de que a las seis horas de haber recibido un tuit de Trump el alto gobierno venezolano estará alojado en un portaaviones americano. Maduro, Cabello, Al Aissami, Aristóbulo y Padrino saben que esto es así y suponen lo que significaría para ellos. América Latina y Europa lo aplaudiría y luego se lanzarían a echar a los chinos de Guayana y comerse la ración que Exxon-Mobil les deje de la madre de todo este zaperoco, que es el bolsón energético hallado en las bocas del Orinoco, lo máximo en macro-negocios que hoy se presenta en la paralizada economía global.

Cada noche, Mike Pence llama a Trump para contarle cómo va la vaina, y los dos se ríen. El que sigue con cara de palo es el Pentágono, que necesita calentar los músculos. Al oído, el espíritu de mi abuela barloventeña me susurra: “Donde ronca tigre no hay burro con reumatismo”.

 

Fanb revela supuesto plan preconcebido de intervención extranjera en Venezuela – La Patilla – 14 de Agosto 2017

DHM3E4wXkAA2YAE.jpg

La Fuerza Armada Nacional emitió este lunes un comunicado en el que revelan un supuesto plan preconcebido para intervenir Venezuela y que se viene orquestando desde 2015. Lapatilla.com

Durante la lectura, a cargo del ministro de Defensa Vladimir Padrino López, manifiestan su rechazo a la amenaza de una posible intervención militar extranjera en Venezuela, la cual fue asomada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

“La FANB se une para rechazar las amenazas de EEUU en contra de Venezuela (…) Las declaraciones de Donald Trump son muy peligrosas y tomaremos todas las medidas para defender nuestro espacio geográfico“, sostuvo Padrino López.

Aseguran que tales acciones buscan no sólo desestabilizar al país sino a toda Latinoamérica, por lo que consideran que todos deberían alzarse por igual.

A continuación los eventos registrados y que avalan el presunto “Plan intervencionista”:

1. Señalamientos de John Kelly, exJefe del Comando Sur de Estados Unidos, el 2 de octubre de 2015 sobre la situación económica en Venezuela.

2. Orden ejecutiva expedida por el expresidente de EEUU, Barack Obama, el 9 de marzo de 2015 donde declaran a Venezuela como una amenaza inusual y extraordinaria.

3. Declaraciones del expresidente de Colombia, Álvaro Uribe, donde asomó la posibilidad de la actuación de un cuerpo armado extranjero en Venezuela el pasado 13 de mayo de 2016.

4. Acciones del Secretario General de la Organización de Estado Americanos, Luis Almagro, al invocar la Carta Democrática contra Venezuela.

5. Entrevista en abril de 2017 del actual jefe del Comando Sur en EEUU, Kurt Tidd, quien habló sobre la posibilidad de una respuesta a nivel regional contra Venezuela por su inestabilidad.

6. Conformación de una alianza de gobiernos de derecha en conjunto con Estados Unidos para aislar a gobierno bolivariano.

7. Amenazas del presidente estadounidense Donald Trump con aplicar acciones económicas si se llevaba a cabo la constituyente.

8. Sanciones económicas impuestas a funcionarios del Estado venezolano.

En ese sentido, reiteran el llamado a todos los ciudadanos del país y extranjeros para crear una unión a fin de enfrentar con firmeza tal “amenaza”.

Comunicado de La Fanb en el siguiente enlace : 356287055-Comunicado-de-La-Fanb

MUD rechaza la intervención cubana y la amenaza militar de cualquier potencia extranjera – La Patilla – 13 de Agosto 2017

logo-comunicado-nuevo-600x310.jpegLa oposición venezolana reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) rechazó hoy la amenaza militar del presidente estadounidense, Donald Trump, al país, así como la injerencia de Cuba que, asegura, el Gobierno de Nicolás Maduro ha permitido en las Fuerzas Armadas y en la política interna.

Trump señaló el viernes que su Administración no descarta la “opción militar” para resolver el “lío muy peligroso” que atraviesa Venezuela y recordó que su país tiene tropas por todo el mundo mientras que, agregó, “Venezuela no está muy lejos y la gente está sufriendo y está muriendo”.

Ante ello, la coalición de partidos que se oponen a la llamada revolución bolivariana emitió un comunicado en el que denuncia que la “dictadura de Nicolás Maduro ha llevado a Venezuela a una tragedia humanitaria sin precedentes. Ahora se suma a la crisis la amenaza del uso de la fuerza por parte de una potencia extranjera”.

“La cúpula que tiene el poder en el país está sufriendo el repudio internacional y nos está aislando del resto del mundo, especialmente de países hermanos y vecinos que han sido nuestros aliados históricos”, asegura la MUD que repudia “el uso de la fuerza, o la amenaza de aplicar la misma, por parte de cualquier país en Venezuela”.

En ese sentido, el antichavismo recrimina además “la presencia e injerencia en los asuntos internos de nuestro país y, muy especialmente, de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana, de personal civil y militar extranjero”.

“Venezuela tiene años intervenida militar y políticamente por Cuba no solo afectando nuestra soberanía e independencia, sino también constituyendo una de las principales causas de la violencia y la represión por parte del Gobierno”, prosigue el texto.

Los opositores acusan igualmente al Gobierno por “el remate de los activos y las facturas petroleras” y por manejar “doble moral en materia de relaciones internacionales” que “desangra el país con políticas entreguistas”.

“Es el empeño autoritario de Nicolás Maduro y su cúpula (…) lo que ha traído el aislamiento y las amenazas externas a nuestro país. Por ello exigimos a la dictadura de Nicolás Maduro cesar en su empeño para detener la destrucción de Venezuela”, agrega la nota.

La MUD cree que mediante la “realización de elecciones libres en todos los niveles” el país caribeño podrá salir de la crisis, “volver al orden constitucional y a las mejores relaciones con la comunidad internacional”.

El chavismo gobernante se atrincheró este sábado para enfrentar la que consideran una “temeraria amenaza” de Trump, y criticó a la oposición por su “silencio cómplice” durante el día sábado, reseñó Efe.

La soberanía es indivisible

La MUD rechaza la intervención cubana, la amenaza militar de cualquier potencia extranjera y responsabiliza a la dictadura de Maduro por convertir al país en una amenaza regional.

La dictadura de Nicolás Maduro ha llevado a Venezuela a una tragedia humanitaria sin precedentes. Ahora se suma a la crisis la amenaza del uso de la fuerza por parte de una potencia extranjera. La cúpula que tiene el poder en el país está sufriendo el repudio internacional y nos está aislando del resto del mundo, especialmente de países hermanos y vecinos que han sido nuestros aliados históricos.

La Mesa de la Unidad Democrática rechaza el uso de la fuerza, o la amenaza de aplicar la misma, por parte de cualquier país en Venezuela, de conformidad con lo establecido en la Carta de las Naciones Unidas. En este mismo sentido, rechazamos la presencia e injerencia en los asuntos internos de nuestro país y, muy especialmente, de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana, de personal civil y militar extranjero. Venezuela tiene años intervenida militar y políticamente por Cuba no solo afectando nuestra soberanía e independencia, sino también constituyendo una de las principales causas de la violencia y la represión por parte del Gobierno .

También, hablando de soberanía e independencia, rechazamos el entreguismo de nuestros activos en las horas más difíciles de los venezolanos. El remate de los activos y las facturas petroleras es sólo una muestra de cómo esta dictadura ha permitido que otros países se beneficien en perjuicio de los venezolanos. No puede haber doble moral en materia de relaciones internacionales. No se puede condenar una amenaza, mientras por otro lado se desangra el país con políticas entreguistas y se abandona el territorio en las fronteras o espacios en reclamos históricos como el Esequibo.

Es el empeño autoritario de Nicolás Maduro y su cúpula, expresado en la eliminación del referéndum revocatorio, el encarcelamiento e inhabilitación de miles de presos políticos, el asesinato de cientos de venezolanos bajo la más cruel represión y la instalación de la asamblea nacional constituyente fraudulenta y antidemocrática; es lo que ha traído el aislamiento y las amenazas externas a nuestro país. Por ello exigimos a la dictadura de Nicolás Maduro cesar en su empeño para detener la destrucción de Venezuela.

El único camino a la paz es la restitución de la democracia. Los venezolanos exigimos la realización de elecciones libres en todos los niveles para que podamos volver el orden constitucional y a las mejores relaciones con la comunidad internacional. De esta forma garantizaremos la soberanía y lograremos la solución de los problemas que hacen sufrir a millones de venezolanos todos los días.

 

Las potencias de América Latina rechazan una intervención militar en Venezuela por Javier Lafuente – El País – 12 de Agosto 2017

Las cancillerías de los principales países critican las declaraciones de Trump, sin mencionarlo expresamente

1502556398_834245_1502560328_noticia_fotograma.jpg
Las principales potencias de América Latina rechazan una intervención militar en Venezuela. Sin citar explícitamente las declaraciones ni el nombre del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, las cancillerías de los principales países han trasladado un mensaje similar de repudio a lo largo de la mañana de este sábado, a cualquier participación extranjera en el país caribeño.

El primer Gobierno en salir al paso ha sido el colombiano. La Cancillería emitió un comunicado en el que “rechaza medidas militares y el uso de la fuerza en el sistema internacional” en Venezuela. El Gobierno de Juan Manuel Santos, sin embargo, no hace ninguna referencia a Trump, consciente de que este domingo el vicepresidente Michael Pence comienza su gira latinoamericana en Cartagena de Indias, donde se reunirá con el presidente colombiano.

“Todas las medidas deben darse sobre el respeto de la soberanía de Venezuela a través de soluciones pacíficas”, continúa el comunicado. “A pesar de las dificultades actuales para lograr una salida pacífica y negociada, seguimos creyendo que este camino es el adecuado para encontrar soluciones de largo plazo”. Colombia ha condenado de manera reiterado lo que consideran “una ruptura constitucional” en el país vecino desde que se votara el pasado 30 de julio la nueva Asamblea Constituyente del mandatario Nicolás Maduro.

En todo momento, la postura del Gobierno se ha remitido al consenso regional que se materializó en la Declaración de Lima del 8 de agosto pasado. Además, de hacer un llamamiento constante al Secretario General de Naciones Unidas para que “utilice los mecanismos que pongan fin a la crisis de ruptura democrática en Venezuela”.

En el mismo tono que Colombia se pronunció poco después la Cancillería de México, cuyo responsable, Luis Videgaray, ha sido uno de los mayores críticos con la deriva autoritaria de Nicolás Maduro en los últimos meses. La diplomacia mexicana rechaza “el uso o la amenaza de uso de las fuerzas en las relaciones internacionales” y añade que “la crisis en Venezuela no puede resolverse mediante acciones militares, internas o externas.

Tras endurecer sustancialmente en los últimos días su actitud con Venezuela, los países del Mercosur también han dejado claro que rechazan con la misma contundencia la hipótesis de una intervención militar exterior. Las palabras de Trump tuvieron como respuesta un comunicado del bloque comercial, ahora mismo bajo presidencia brasileña, en el que, sin citar de forma expresa al presidente de EE UU, los Gobiernos de Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay manifiestan de forma conjunta su censura a las amenazas veladas de Washington.

“Los únicos instrumentos aceptables para la promoción de la democracia son el diálogo y la diplomacia”, señala la nota del Mercosur. Los cuatro países del gran bloque comercial de Sudamérica incluso equiparan una eventual acción militar con el uso de la violencia por parte del Gobierno de Nicolás Maduro contra sus opositores: “El repudio a la violencia y a cualquier opción que implique el uso de la fuerza es irrenunciable y constituye base fundamental de la convivencia democrática, tanto en el plano interno como en el de las relaciones internacionales”.

Después de algunas semanas de titubeos, debido fundamentalmente a los recelos del Gobierno izquierdista de Uruguay, los cancilleres de los cuatro países del Mercosur decidieron el pasado día 5 en São Paulo ponerse firmes con Maduro y suspendieron definitivamente a Venezuela en aplicación de la “cláusula democrática” del tratado comercial. Una semana después, los gobiernos constatan que “aumentaron la represión, las detenciones arbitrarias y el cercenamiento de las libertades individuales”, un comportamiento del Gobierno de Caracas que “reduce aún más el espacio para el debate político y la negociación”. Aun así los países del Mercosur seguirán abogando “de forma individual y colectiva” por una política de presión pacífica sobre Maduro para que asuma “la democracia como única forma de Gobierno aceptable en la región”.

Otro de las cancillerías más activas ha sido la de Perú. El Gobierno andino trató en un primer momento de lograr una declaración conjunta de las potencias latinoamericanas, según informó Reuters. No obstante, y hasta conseguirla, también la Cancillería del país andino repudió las palabras de Trump. “La Declaración de Lima es la reacción regional para defender el último órgano democrático vigente en Venezuela: la Asamblea Nacional electa libremente”, expresó la diplomacia peruana. “Una negociación de buena fe, con objetivos claros y plazos precisos, es la única vía aceptable para recobrar la democracia en Venezuela. Todo intento interno o externo para recurrir a la fuerza socava el objetivo de restaurar la gobernabilidad democrática en Venezuela, así como los principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas. El Perú rechaza cualquier amenaza o el uso de la fuerza no autorizado por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”, insistió.

 

Comunicado de prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia – 12 de Agosto 2017

comunicado-de-prensa_15_0.jpg
El Ministerio de Relaciones Exteriores, en nombre del Gobierno de Colombia, ha sido explícito en su condena a la ruptura constitucional de Venezuela. Considera urgente mantener la postura adoptada por varios países y las declaraciones y decisiones individuales y colectivas en la región para restablecer las instituciones democráticas en Venezuela, tal y como lo hicimos en la Declaración de Lima del 8 de agosto pasado.
A pesar de las dificultades actuales para lograr una salida pacífica y negociada, seguimos creyendo que este camino es el adecuado para encontrar soluciones de largo plazo para el pueblo venezolano. En este contexto y respetando los principios y propósitos de la Carta de Naciones Unidas y del derecho internacional, hemos hecho llamados al Secretario General de Naciones Unidas para que utilice los mecanismos de solución pacífica de controversias y buenos oficios para crear las condiciones que se requieren para una negociación que ponga fin a la crisis de ruptura democrática en Venezuela.
En este sentido, rechazamos medidas militares y el uso de la fuerza en el sistema internacional. Todas las medidas deben darse sobre el respeto de la soberanía de Venezuela a través de soluciones pacíficas.
Bogotá, 12 de agosto de 2017.

A %d blogueros les gusta esto: