elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Informe DDHH

Maduro logra un puesto en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU por Florantonia Singer – El País – 18 de Octubre 2019

Pese al duro expediente de violaciones de la Alta Comisionada, Michelle Bachelet, el régimen se ha asegurado una silla en el organismo multilateral

Nicolás Maduro, en una conferencia de prensa en Caracas. 

La diplomacia de Nicolás Maduro se ha asegurado este jueves un puesto en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, justo en el momento en el que el régimen chavista recibe más acusaciones y críticas por violaciones sistemáticas a las garantías fundamentales de los ciudadanos. La votación en el organismo multilateral ha puesto de relieve que en el ajedrez internacional, el cuestionado Maduro, que juró en enero su cargo para un nuevo mandato pese a que las elecciones no fueron reconocidas por más de 50 países, tiene todavía piezas por mover.

Venezuela y Brasil vencieron a Costa Rica en la pugna por los dos escaños latinoamericanos. El apoyo de China, Rusia, Cuba y miembros del Movimiento de Países No Alineados dio la victoria a Maduro para que sus representantes repitan en este puesto durante los próximos dos años. La candidatura recibió 105 votos en total.

Esta victoria para Maduro llega después de que la Alta Comisionada de Derechos Humanos, Michelle Bachelet, presentara un duro informe de su visita al país el pasado junio, en el que señala al Estado venezolano por ejecuciones extrajudiciales a manos de las Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía Bolivariana, asesinatos durante las protestas contra el Gobierno, persecuciones a la oposición —hay 24 diputados despojados de su inmunidad—, dificultades para acceder a los alimentos y a los servicios de salud y el agravamiento de la crisis económica generada por la corrupción que, destacó, es previa a las sanciones impuestas por Estados Unidos, pero que podría empeorar por las mismas.

Analistas internacionales señalan que la presencia de Venezuela no evitará la vigilancia que pueda hacer el consejo a la situación en el país. De hecho, en 2018, cuando Maduro contaba con una silla en este organismo, se aprobó la primera resolución sobre el país caribeño, en la que se solicitó la realización de los informes escritos y orales que Bachelet concretó este año.

El visto bueno a la postulación de Venezuela al consejo ya había generado rechazo y la elección ha desatado una avalancha de críticas al organismo entre defensores de derechos humanos y dirigentes opositores, afines al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, reconocido como mandatario interino por más de 50 países. El líder opositor trasladó su agradecimiento a Costa Rica, que obtuvo 96 votos, por haberse convertido en una semana en la candidata de los aliados de Guaidó en la región para esta vacante. “Primera vez que hay una investigación para la calificación de hechos de delitos de lesa humanidad en un país de América Latina y le dan la silla a ese país, justo la que tuvo Cuba. Es la sustitución de una dictadura por otra”, defendió Guaidó.

Julio Borges, expresidente de la Asamblea y encargado de las relaciones exteriores de Guaidó, aseguró que “el cerco a la dictadura” continuará. “Maduro, con el apoyo de Cuba, hipotecó todo para lograr un escaño en el Consejo de Derechos Humanos. Pero lo que no sabe es que esta maniobra no le servirá para ocultar sus crímenes”.

Por su parte, el canciller, Jorge Arreaza, también reaccionó a la decisión: “Para evitar que haya mayores violaciones, que se sigan bloqueando y bombardeando países, allí estará Venezuela presente en el Consejo de Derechos Humanos para el período 2020-2022”.

La embajadora de EE UU ante Naciones Unidas, Kelly Craft, opinó que la decisión es una “vergüenza para la ONU y una tragedia para el pueblo de Venezuela”. “Personalmente me molesta que 105 países votaran a favor de esta afrenta de la vida y la dignidad”, apuntó en su comunicado. “Esto es un duro golpe no solo contra las víctimas del régimen sino contra la causa de los derechos humanos alrededor del mundo”, aseguró Mike Pompeo, secretario de Estado.

Liberación de presos políticos

Al mismo tiempo que se producía la votación en la ONU, el fiscal designado por el Parlamento paralelo afín a Maduro, Tarek William Saab, anunció que durante este jueves se excarcelarán a 24 presos políticos, lo que elevará a 222 los liberados por el Gobierno entre 2017 y 2019. Al final de este jueves solo se había confirmado la liberación de 12 de ellos, entre los que está Pedro Jaimes, preso durante 17 meses por tuitear la ruta del avión presidencial de Maduro, una información pública y disponible en la web.

“Este gesto del Gobierno bolivariano es para que Venezuela marche por un camino de tranquilidad y se levanten las sanciones que tanto daño hacen al pueblo. Es un importante logro que Venezuela tenga una voz en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Nadie va a estar a favor de que se multipliquen las sanciones, ni que el TIAR [un tratado interamericano de asistencia militar], un instrumento anacrónico, venga a masacrar a Venezuela por encima del diálogo”, dijo Saab.

La gestión, aseguró, es fruto de la Mesa de Diálogo que instaló hace un mes el chavismo con un sector minoritario de la oposición y de forma paralela a las negociaciones que impulsó Noruega con representantes de Guaidó y Maduro. Esta nueva mesa también discutirá la elección de un nuevo Consejo Nacional Electoral, pero no la convocatoria de unos comicios presidenciales que zanjen la crisis institucional que se ha generado tras las elecciones fraudulentas en las que se reeligió Maduro y se juramentó Juan Guaidó como presidente interino. También pretende cambiar a los miembros del parlamento controlado por la oposición y que termina su período a finales de 2020.

Lo que puede ser interpretado como un respaldo a Maduro ocurre en un momento en el que la crisis política venezolana se ha estancado. A 10 meses del desafío lanzado por Guaidó, el líder de la oposición ha ido sumando apoyos internacionales que han generado un cerco diplomático al régimen de Maduro. En la Organización de Estados Americanos, donde Guaidó logró acreditar a Gustavo Tarre como su representante, Estados Unidos y el Grupo de Lima están entre sus principales aliados. Pero, después de la suspensión en agosto de las conversaciones promovidas por Noruega en Oslo y Barbados, el juego político en Venezuela se ha atascado.

ASESINADO UN LÍDER LOCAL DE LA OPOSICIÓN VENEZOLANA

Edmundo Rada, un dirigente de Voluntad Popular en el extenso sector popular de Petare (Caracas), ha sido encontrado muerto este jueves. De 42 años, fue concejal y mantenía el liderazgo en la zona, donde organizó una visita de Juan Guaidó hace dos semanas. Después de estar 24 horas desaparecido, su cuerpo fue encontrado en una carretera de Petare con un impacto de bala en la cabeza y carbonizado.

“El mismo día que la ONU permite que la dictadura de Maduro se siente en una silla bañada de sangre por las violaciones de derechos humanos, asesinan a Edmundo Rada. Tenemos información de que el mismo día de que desapareció lo empezaron a buscar las FAES (Fuerza de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana), el grupo de exterminio que la Alta Comisionada [para los derechos humanos de la ONU] recomendó disolver. A Edmundo lo mataron porque era un líder de un sector popular, como ocurrió a principios de 2019 con más de 70 que mató la FAES por protestar en los barrios”, dijo Juan Guaidó, jefe del Parlamento y presidente interino reconocido por 50 países.

El hermano del asesinado, Tadeo Rada, contó que hace un mes el dirigente lideró con la diputada Manuela Bolívar una protesta en Petare en contra los excesos de las FAES en los barrios. “Él me comentó que tenía miedo porque ese día unos funcionarios le hicieron fotografías”. Le tocó reconocer el cuerpo, cuyo rostro estaba cubierto con un trapo. En la morgue deberán hacer estudios dentales para su identificación oficial.

Guaidó relacionó la muerte de su compañero de partido con la del ex gobernador chavista del Estado Cojedes Johnny Yáñez Rangel, cuyo cuerpo fue hallado con disparos y carbonizado dentro de un coche hace tres semanas, después de haberse reportado como desaparecido. En las pesquisas se ha acusado a policías de los hechos. “Esas no son prácticas de la política venezolana ni siquiera de las bandas venezolanas, y parece el mismo modus operandi. El régimen ha entregado la soberanía a grupos de delincuentes y el FAES se ha convertido en un grupo de exterminio político”. Señaló a Maduro directamente, quien esta semana advirtió en cadena nacional que quienes promovieran protestas serían encarcelados.

Comunicado de Un Mundo Sin Mordaza sobre el ingreso de Venezuela al Consejo de DDHH de la ONU – 18 de Octubre 2019

  Maduro se sienta en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU el mismo día que un dirigente opositor aparece ejecutado y calcinado por Pedro Benítez – ALnavío – 18 de Octubre 2019

 Mientras sus tenebrosas Fuerzas de Acciones Especiales continúan asesinando en los barrios pobres de Venezuela, Nicolás Maduro logra entrar (como ya ocurrió con Hugo Chávez en 2012) en el club de dictadores mundiales que se sientan en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas. Es un brutal recordatorio de cómo opera la política internacional.
Maduro agrega otro asesinato a su larga lista / Foto: Prensa Presidencial
Maduro agrega otro asesinato a su larga lista / Foto: Prensa Presidencial

Que el régimen de Nicolás Maduro, manchado por todo tipo y cantidad de violaciones a los derechos humanos, consiga 105 votos para entrar al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, mientras esa ejemplar democracia que es Costa Rica no alcanza los 97 votos necesarios para sentarse en ese organismo, no debería sorprender a nadie. Es un brutal recordatorio de cómo opera la política internacional.

Esa elección se da en un momento en el cual las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) adscritas a la Policía Nacional Bolivariana actúan como escuadrones de la muerte en los barrios más deprimidos de las ciudades venezolanas, con la intención poco disimulada de desalentar cualquier tipo de protesta social.

Hace menos de un mes Human Rights Watch (HRW) señaló a las Fuerzas de Acciones Especiales, de haber perpetrado más de 18.000 “ejecuciones extrajudiciales” en situaciones de supuesta “resistencia a la autoridad”, aplicando el patrón de actuación descrito en el informe de Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Michelle Bachelet. La fuente usada por Human Rights Watch son los datos aportados por el propio ministro de Interior de Nicolás Maduro, general Néstor Reverol.

Uno de los sitios específicos en el que HRW identificó las actuaciones de las FAES fue el populoso barrio de Petare, al este de Caracas, sitio en el cual vivía y realizaba activismo político el exconcejal y dirigente opositor Edmundo “Pipo” Rada.

Militante de Voluntad Popular (VP), el mismo partido de Juan Guaidó y Leopoldo López, el cuerpo de Pipo Rada fue hallado ayer calcinado y con dos tiros en la nuca. López, líder fundador de VP, por medio de su cuenta de Twitter acusó directamente al régimen de Maduro de haber secuestrado, torturado y ejecutado a Rada, quien llevaba 24 horas desaparecido.

En las últimas semanas Pipo Rada había colaborado en la organización de los recorridos que en Petare realizó Guaidó y había alertado que funcionarios de las FAES lo habían fotografiado en esas actividades.

Esto acontece a un año de la muerte en manos del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) del también concejal Fernando Albán, militante en del partido Primero Justicia y asistente del expresidente de la Asamblea Nacional (AN) Julio Borges. Tanto el Sebin como el Fiscal General de Maduro, Tarek William Saab, afirmaron que Albán se suicidó, aunque nunca permitieron una autopsia independiente. Tanto sus familiares como la oposición en su conjunto han acusado al Sebin de haberlo torturado y luego lanzado al vacío desde el piso 10 de la sede de esa policía política.

En el marco del informe que, precisamente para Naciones Unidas, presentó la expresidenta Bachelet, estos casos son reveladores del tipo de régimen que se va a sentar con los representantes de otros 47 Estados en el Consejo de Derechos Humanos de ese organismo. ¿Cómo es posible esto? Pues que la ONU es lo que el periodista español Antonio Chinchetru ha denominado “la democracia de las dictaduras”.

De los 193 países presentes en Naciones Unidas, sólo 75 se cuentan como democracias (entre plenas e imperfectas), según el índice de democracia de The Economist.

Aunque es una clasificación que puede ser cuestionada por el criterio que aplica, no obstante nos da una idea de la correlación de mundial entre democracias y regímenes despóticos, autoritarios y dictaduras abiertas. En resumen: las democracias en el mundo están en minoría.

Eso, más el reparto que se le asigna a cada región del mundo, explica que Estados como Arabia Saudita, Cuba, China, Vietnam, Rusia, Baréin, Bangladesh, Camerún, Eritrea, Filipinas y Somalia, estén, o se hayan sentado, en algún momento en ese Consejo.

Creado en 2006 para reemplazar a la antigua a la Comisión que existía con el mismo propósito, en el Consejo de Derechos Humanos se repite una constante, las dictaduras de todo tipo hacen causa común.

Esta no es una historia nueva. En 2014 una desclasificación de casi 6.000 archivos por parte del gobierno argentino reveló el “intercambio de votos” de Fidel Castro con la dictadura del general Rafael Videla en Argentina.

Militante de Voluntad Popular (VP), el mismo partido de Juan Guaidó y Leopoldo López, el cuerpo de Pipo Rada fue hallado ayer calcinado y con dos tiros en la nuca. López, líder fundador de VP, por medio de su cuenta de Twitter acusó directamente al régimen de Maduro de haber secuestrado, torturado y ejecutado a Rada, quien llevaba 24 horas desaparecido.

En 1977 Cuba pidió a Videla apoyo en Naciones Unidas en una votación que le permitiría el ingreso al Consejo Ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS). A cambio Cuba apoyó la reelección de Argentina en el Consejo Económico y Social de la ONU (Ecosoc).

No fue la primera vez que Castro hizo un acuerdo de ese tipo. En la misma década era un cercano amigo del gobierno del presidente mexicano Luis Echeverria, mientras los cuerpos de seguridad mexicanos llevaban su propia guerra sucia contra subversión de izquierda.

Y son conocidas las estrechas relaciones del dictador cubano con otro dictador de signo ideológico diametralmente distinto: el general Francisco Franco, quien nunca apoyó el embargo económico contra el régimen comunista de la isla.

Eso es lo que ocurre exactamente en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas hoy. Las dictaduras actúan en bloque. Lo lamentable es que las democracias no hacen lo mismo. Dependiendo del gobierno de turno se inclinan de un lado o del otro, según su gusto ideológico o interés material.

México y Uruguay son democracias, no hay duda de eso, pero sus respectivos gobiernos defienden abierta, o disimuladamente, al régimen de Nicolás Maduro con todo y sus 18.000 ejecuciones extrajudiciales, y no digamos a la dictadura abierta de la familia Castro en Cuba.

Ese tipo de relaciones fue lo que permitió que Venezuela entrara a esa instancia en 2012 (reemplazando a Cuba). Pese a que Hugo Chávez era defensor abierto de dictadores de la calaña de Bashar al-Asad (Siria) y Muamar Gadafi (Libia) y aliado de los Castro y del iraní Mahmud Ahmadineyad.

Pero el más dramático de todos los ejemplos es China, que cada vez que se postula obtiene mucho más de los 97 votos requeridos. Eso sólo es posible si gobiernos democráticos le dan sus votos. Y es fácil imaginarse por qué lo hacen. Todos quieren entrar en tratos con el gigante económico mundial sin importar la naturaleza de su régimen político, su represión en Honk Kong, a las minorías étnicas o religiosas, a los disidentes o su amenaza constante sobre la ejemplar democracia que es Taiwán.

Las FAES de Maduro continúan asesinando en los barrios pobres / Foto: Provea

Para decirlo todo, es la misma razón por la cual entra el Brasil de Jair Bolsonaro. Es un país demasiado grande como para quedar por fuera. O la monarquía medieval de Arabia Saudita, aliado preferente e imprescindible de Estados Unidos en el Medio Oriente. Esto es, pues, la realidad de la política mundial.

Sin embargo, en medio de todo este recuento desalentador hay un aspecto positivo: el interés de cada uno de esos regímenes en ser parte de una instancia internacional es otra demostración de que la hipocresía es un homenaje que el vicio rinde a la virtud.

Puesto que por regla general han renunciado a darse algún viso de legitimidad interna, ese tipo de gobiernos buscan legitimidad internacional. China y Cuba son el ejemplo perfecto de esto. Pese a su tamaño el país caribeño tiene una red de misiones diplomáticas sólo comparable con Brasil.

Esa es la razón por la cual la oposición venezolana puede (y debe) seguir insistiendo en su campaña internacional contra el régimen de Maduro usando informes como el de Bachelet. Aunque sus aliados sean una minoría de países, y como democracias al fin y al cabo sean además volubles, no obstante ellos son en su mayoría los más prósperos e influyentes del mundo. Las democracias suman entre todas la mayor parte de PIB del mundo.

Nicolás Maduro se va a sentar en el Consejo de Derechos Humanos, pero eso no le lava la cara a menos que las democracias y los demócratas se lo permitan.

La votación que enfrenta al régimen de Maduro con varios países en la ONU por  Jetzely Marcano – El Nacional – 16 de Octubre 2019

La postulación del régimen de Nicolás Maduro al Consejo de Derechos Humanos de la ONU fue rechazada por la comunidad internacional, que considera que el país no es apto para ocupar un puesto en la instancia por las múltiples violaciones de los derechos fundamentales denunciadas ante altas organizaciones internacionales

Consejo de Derechos Humanos de la ONU - piechowski -
Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas | Foto: Jean-Marc Ferré

En Venezuela se violan diariamente los derechos humanos. Los abusos se evidencian en la crisis humanitaria que se vive dentro del país y en la diáspora de millones de venezolanos que huyen de la terrible situación nacional.

Actualmente, la nación está postulada para ser miembro del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, cuya votación está prevista para este jueves 17.

Sin embargo, varios Estados y organismos internacionales han rechazado la candidatura. Consideran que el régimen de Nicolás Maduro no puede llegar a una instancia de tal envergadura siendo el causante de la crisis venezolana.

La oposición a que Venezuela ocupe un puesto que legalmente le correspondería como Estado, se debe a que enfrenta denuncias por violación de derechos humanos en muchas instancias internacionales.

Carlos Luna, internacionalista, manifestó a El Nacional que está de acuerdo con la decisión de la comunidad internacional de no permitir el ingreso de Venezuela en ese consejo.

“Estoy totalmente de acuerdo con esa posición. Sobre todo si se considera  que el régimen de Nicolás Maduro es un régimen forajido, que hace sistemáticamente todo para convertir a Venezuela en un Estado fallido. Ahora no solo genera una emergencia humanitaria compleja, también se le acusa de violar la resolución 1.373 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas por hacer promoción al terrorismo”, dijo.

Luna considera que un Estado fallido que se encargue de resguardar y proteger los derechos fundamentales mundiales es “un flaco favor para el sistema global, el sistema de Naciones Unidas y el sistema de derechos humanos”.

Agregó que más de 56  países aseguran que el régimen de Nicolás Maduro falló en su responsabilidad de proteger los derechos de los venezolanos.

El internacionalista Eloy Blanco señaló que la negativa de jefes y ex jefes de Estado en el mundo se debe a que a pesar de que el régimen dice que Venezuela es “un país democrático y evoca a la Constitución a cada rato, la cotidianidad muestra que no es así”.

“Asesinatos, torturas, presiones, juicios amañados, violación sistemática de los derechos humanos, haber provocado una diáspora de casi 5 millones de venezolanos. Todo eso forma parte de una dinámica de violación de los derechos fundamentales y el mundo los está observando», explicó Blanco.

Diplomacia

Oscar Valles, jefe del Departamento de Estudios Políticos de la Universidad Metropolitana, considera que por la situación que enfrenta el país no sería indicado que fome parte del consejo. “Estaríamos ante una transgresión de las reglas diplomáticas”, dijo.

“No es de  ninguna manera diplomáticamente esperado. Mucho menos plausible ni admisible que un Estado cuestionado en materias tan importantes en derechos humanos, forme parte de comisiones donde se discute precisamente el estatus que tienen los Estados en el tema”.

Dijo que para elegir los puestos en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU se emplea la diplomacia multilateral a través de votaciones silenciosas.

Blanco señaló que de resultar electa Venezuela, “sería lodo, un manto oscuro el que caería sobre la ONU”. Sin embargo, ve muy difícil que el régimen venezolano resulte escogido.

“Juez y parte”

El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas es un organismo intergubernamental integrado por 47 Estados responsables de promover y proteger todos los derechos fundamentales en el mundo.

Para Valles, de ocurrir que la delegación de Venezuela ingrese en la instancia, “el régimen de Maduro se convertiría de alguna forma en algo así como en juez y parte de su propia causa, sobre todo porque la alta comisionada de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, ha denunciado reiteradamente las constantes violaciones de los derechos humanos en los que ha incurrido”.

“Yo estoy totalmente en desacuerdo con la posibilidad de que el régimen de Maduro se siente en el Consejo de Derechos Humanos como directivo”, expresó Luna.

Desde su punto de vista, el régimen buscará aliados para hacer una fuerza común, para poder bloquear cualquier iniciativa o acción de denuncia en el sistema global de derechos humanos.

“Tratará de maquillar la realidad para, de esa forma, no reconocer que existe un  problema de derechos humanos en el país”, dijo.

La importante participación de Guaidó

Los internacionalistas consideran que Juan Guaidó, presidente encargado de la República, tiene una participación importante en la decisión.

El grupo de contacto integrado por María Alejandra Aristiguieta, representante diplomática del  gobierno interino de Guaidó en Ginebra, y el Grupo de Lima y otros países europeos, ejercen una presión determinante para impedir el respaldo a la candidatura del régimen.

Asimismo, tratan de apoyar una candidatura que le dé contrapeso o que excluya al régimen y evite que ingrese al Consejo.

SIP hace llamado a impedir la llegada del régimen a la ONU

La Sociedad Interamericana de Prensa pidió la semana pasada a la comunidad internacional que impida que el régimen venezolano llegue al Consejo de la ONU.

La SIP señaló que el régimen de Maduro “desconoce abiertamente el ejercicio de los derechos humanos en el país”.

Organizaciones como Human Rights Watch y el Grupo de Lima también rechazaron la postulación y pidieron al consejo declinar la petición.

José Manuel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, incluso solicitó a los países del Grupo de Lima que postularan a otra nación como una forma de impedir la presencia de Venezuela en el Consejo de Derechos Humanos.

En consecuencia, el Grupo de Lima postuló a Costa Rica como una estrategia para evitar que el régimen llegue a la instancia.

Carlos Alvarado, presidente de Costa Rica, dijo hace poco que el régimen venezolano no es un candidato adecuado para ocupar un escaño en este consejo.

Para Alvarado, las violaciones de derechos humanos cometidas por el régimen impiden que pueda formar parte del organismo.

El país centroamericano reconoce la legitimidad de Juan Guaidó como presidente encargado de la República.

Luna considera: «Costa Rica tiene legitimidad y gran credibilidad en la defensa y respeto de los derechos humanos. Por lo que, a mi parecer, se pondría de parte de los venezolanos”.

Se trata de una nación que “tiene una tradición pacífica y respetuosa de los derechos fundamentales”, precisó Luna. En este país se encuentra la Universidad para la Paz de la ONU y la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Agregó que la presencia de Costa Rica en el Consejo “reforzaría mucho más los dos informes presentados por Michelle Bachelet, alta comisionada de la ONU”.

Los especialistas coinciden en que el consejo en esta materia de las Naciones Unidas debe estar constituido por países autónomos, con buen criterio, experiencia y respeto por los derechos fundamentales.

Informe de Bachelet

Luna añadió que desde su perspectiva, Costa Rica “le daría seguimiento y profundidad a todo lo que tiene que ver con la comisión que tanto se aspira que venga a Venezuela para que esclarezca, de modo legítimo, imparcial y profesional, lo que tiene que ver con la violación de los derechos humanos”.

Blanco señaló que “eso tendría un efecto significativo. Le daría más fuerza a la posibilidad de encontrar una salida negociada para tratar los temas del país, que son cada vez más graves”.

Manifestó: “De seguir el régimen de Nicolás Maduro con la errante violación de los derechos humanos y con presos políticos, estoy convencido de que tampoco prosperará como un gobierno que cumpla con el compromiso, los acuerdos y las exigencias” establecidos en el informe de Bachelet, elaborado luego de su visita a Venezuela.

ONU vota nuevos miembros del Consejo de DDHH con cuestionamientos sobre Venezuela – La Patilla – 17 de Octubre 2019

personas
Edificio sede de la ONU en Nueva York, Estados Unidos / Foto REUTERS / Carlo Allegri

La ONU vota este jueves la entrada de nuevos miembros al Consejo de Derechos Humanos (CDH), con Latinoamérica renovando dos asientos y cuestionamientos a la candidatura de Venezuela que llevaron a Costa Rica a proponerse como opción alternativa.

La votación para renovar cerca de un tercio de los 47 miembros del organismo con sede en Ginebra está prevista para las 10H00 hora local (14H00 GMT) en la sede de Nueva York de la ONU.

La composición de este consejo creado en 2006 refleja criterios geográficos con 13 escaños para África, 13 para Asia Pacífico, ocho para América Latina y el Caribe, siete para Europa Occidental y seis para Europa del Este.

En el Consejo, dos de los escaños que corresponden a Latinoamérica deben renovarse: uno es el que ostenta actualmente Brasil, que se presenta a la reelección. Para el otro espacio, en un principio sólo concurrió Venezuela.

Pero en un momento en que Venezuela vive una grave crisis económica y política y el gobierno de Nicolás Maduro es rechazado por más de 50 países que reconocen como presidente interino al líder del Parlamento, Juan Guaidó, la entrada del país genera resistencia.

En julio, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, denunció que en el último año y medio en Venezuela se produjeron cerca de 7.000 ejecuciones extrajudiciales y que la gran mayoría de esas muertes fueron responsabilidad de las fuerzas de seguridad.

A finales de septiembre el CDH decidió -mediante una resolución- crear “una misión internacional independiente” encargada de investigar las presuntas violaciones de los derechos humanos en Venezuela, una medida rechazada por responsables del país sudamericano.

En este contexto el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, anunció a principios de octubre que su país concurriría como candidato y explicó que las “graves violaciones” a los derechos humanos relatadas por el informe de Bachelet hacen que Venezuela no sea un nominado “adecuado”.

Esta candidatura obtuvo inmediatamente el apoyo del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, que expresó que sería “inadmisible” que Venezuela ocupara el puesto.

Los miembros del Consejo pueden ser suspendidos en casos de violaciones graves, pero sólo Libia fue objeto de esa sanción en 2011.

A los 14 puestos que están abiertos concurren 17 países: Alemania, Armenia, Brasil, Corea, Costa Rica, Holanda, Indonesia, Irak, las Islas Marshall, Japón, Libia, Mauritania, Moldavia, Namibia, Polonia, Sudan y Venezuela.

– “No hay un precedente” –

“Ciertamente no hay un precedente de que los países latinoamericanos hayan desafiado a uno de sus vecinos en una entidad multilateral de una forma tan directa y provocativa”, dijo a la AFP Christopher Sabatini, académico de Relaciones Internacionales de la Universidad de Columbia en Nueva York.

La semana pasada el subsecretario de Estado adjunto de Estados Unidos, Roger Carstens, dijo que le parecía “irónico” que Venezuela buscara un asiento en el Consejo y que esto podría lastrar la “credibilidad” del organismo.

El diplomático también expresó su preocupación de que esto pudiera darle a Venezuela una oportunidad de “resguardarse de los esfuerzos de investigación en la ONU”. Estados Unidos se retiró en 2018 del Consejo denunciando el “sesgo continuo” contra Israel y dijo que el organismo era una “cloaca”.

El miércoles Chile calificó como una “burla” la postulación de Venezuela y el canciller chileno, Teodoro Ribera, dijo que su ministerio se ha movilizado para lograr que la comunidad internacional tome consciencia “de lo que está en juego”.

“No está claro cómo van a votar los países latinoamericanos. Lamentablemente los medios y la comunidad diplomática no lo han discutido mucho”, indicó Sabatini.

La ONU reconoce al gobierno de Nicolás Maduro, que en cambio no cuenta con el reconocimiento de la OEA donde un delegado de Guaidó ocupa el escaño de Venezuela.

Los miembros del Consejo de Derechos Humanos sirven por un período de tres años y no son elegibles para reelección inmediata después de servir dos mandatos consecutivos.

Actualmente Latinoamérica está representada por Argentina, Bahamas, Brasil, Chile, Cuba, México, Perú y Uruguay. AFP

Venezuela después del huracán Trump por Thays Peñalver – El Nuevo Herald – 13 de Octubre 2019

A solo un par de meses del final del año y tras el bluff intentado contra el régimen de Nicolás Maduro con una amenaza que nunca fue creíble, es evidente que el susto que pretendían se revirtió cohesionando al régimen. Si en vez de tanto asesor de garra hubieran consultado a cualquier transeúnte de Hialeah, habrían comprendido que eso era precisamente lo que necesitaba toda revolución para realizarse, ante un chavismo que en diciembre lo veían caído por mérito propio.

Pero lamentablemente el bluff donde sí funcionó fue en la oposición donde tuvo efectos devastadores, pues a la eterna división entre el sector sospechoso que quiere negociar una cohabitación y la oposición democrática, ahora se añadió otra en el núcleo principal dividiéndose entre quienes creían posible la invasión y quienes sabían que no ocurriría, acusándose mutuamente pero en especial, por no saber como efectuar el llamado a una intervención extranjera.

Costa Rica se postuló para sustituir a Venezuela en el Consejo de DD HH de la ONU – El Nacional – 3 de Octubre 2019

El mandatario costarricense recordó que las graves violaciones de los derechos humanos cometidas por el régimen de Nicolás Maduro quedaron evidenciadas en el informe de Michelle Bachelet.

Carlos Alvarado - Consejo
Presidente Carlos Alvarado Quesada

El mandatario costarricense recordó que las graves violaciones de los derechos humanos cometidas por el régimen venezolano impiden que ese gobierno participe en el consejo.

Destacó que Michelle Bachelet, alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, evidenció la situación en su informe.

El documento señaló numerosas ejecuciones extrajudiciales, hostigamiento a la prensa y la sistemática persecución a la oposición venezolana.

Como alternativa, Alvarado propuso a su país para sustituir la candidatura de Venezuela.

Más rechazo

La postulación del régimen de Maduro también la rechazaron organizaciones como Human Rights Watch y el Grupo de Lima, que pidieron al consejo declinar la petición.

José Manuel Vivanco, director para las Américas de HRW, pidió a los países del Grupo de Lima que nominaran otra nación para impedir la presencia de Venezuela en el Consejo de Derechos Humanos.

Carlos Alvarado Quesada

@CarlosAlvQ

(1/2)
Por las graves violaciones contra los DD.HH. que evidenció el informe de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, el régimen de no es candidato adecuado para Consejo de de la . se propone como alternativa.

Inconformes ante los Avances por Eddie A. Ramírez S. – Noticiero Digital – 1 de Octubre 2019

eddieramirez
Inconformes son quienes no están de acuerdo con lo establecido, sea en el orden político, social, moral, estético o cualquier otro.Es inevitable y deseable que haya disensos. Aplaudimos las críticas que se hacen a nuestra dirigencia política por parte de personas, conocidas o no, que alertan y protestan ante determinadas decisiones. Sin embargo, cuando se critica que el agua no tiene sabor, olor o color, estamos ante rebeldes sin causa, de gente que desea notoriedad , que tiene intereses creados o fanáticos, aunque muchos proceden de buena fe desesperados ante la tragedia que padecemos.
En los últimos tiempos los demócratas hemos obtenido importantes triunfos en el ámbito internacional que nadie debería negar o minimizar. Cincuenta y cuatro países reconocen a Juan Guaidó como presidente (e), lo cual no tiene precedentes. El Informe de la doctora Michelle Bachelet, Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, fue contundente contra el régimen de Maduro y sus esbirros, para quienes terminará siendo mortal. Sin embargo, algunos inconformes lo critican por alguna omisión.
La Trigésima Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores actuando como Órgano de Consulta del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) aprobó por 16 votos: 1- Elaborar un listado de personas vinculadas al régimen relacionadas con narcotráfico, terrorismo, violaciones a los derechos humanos y corrupción 2- Congelar sus cuentas y propiedades 3- Crear equipo operacional de inteligencia financiera y de seguridad pública para acciones judiciales y policiales. 4- Tomar medidas para investigar sancionar, perseguir, extraditar y capturar a los señalados y 5- Hacer seguimiento a la situación en Venezuela y realizar nueva reunión en dos meses. Lo aprobado evidencia que esos países conocen de las relaciones estrechas de Maduro y sus compinches con el narcotráfico y la guerrilla, sin embargo algunos inconformes critican a varios de los firmantes porque no estuvieron de acuerdo con una intervención militar.
La Unión Europea sancionó a siete miembros de las fuerzas de seguridad del régimen por violaciones a los derechos humanos. Esto se aprobó a solicitud de Josef Borrel, Ministro de Relaciones Exteriores del gobierno de España, a quien los inconformes descalifican frecuentemente porque no actúa conforme a lo que desean.
El Grupo de Lima, en el que además de países de nuestra región participa Canadá, mantiene una posición muy dura en contra de la narcodictadura venezolana. Al igual que Luis Almagro, el Secretario General de la OEA, que defiende a la democracia a capa y espada. Es algo inédito que la OEA haya aceptado que el representante de Venezuela sea el distinguido constitucionalista Gustavo Tarre Briceño, designado por el presidente de la República (e) Juan Guaidó.
El Consejo de Derechos Humanos de la ONU designó una Misión de Investigación de los hechos denunciados, lo cual es un importante paso para reforzar las denuncias ante la COrte Penal Internacional.
Los Estados Unidos elaboraron una lista de 146 chavistas-maduristas incursos en diferentes delitos y cada día profundiza las sanciones económicas en contra del régimen. Sin embargo los inconformes, que andan de la Ceca a la Meca, critican que no se materializa una invasión, la cual traería consecuencias no deseadas.
Los logros mencionados no se han producido por generación espontánea, sino por el tesón de varios de nuestros dirigentes que merecen reconocimiento. Citar nombres tiene el inconveniente de olvidar algunos, pero es inevitable reconocer la labor de Julio Borges. Lo identificamos porque frecuentemente los inconformes lo descalifican injustamente.
Sin duda hemos avanzado mucho hacia el fin del totalitarismo. Sin embargo, algunos inconformes aseveran que el presidente (e) Guaidó es “incapaz de desafiar al poder”, otros lo critican por aceptar las peticiones internacionales de dialogar con los bandidos que usurpan el poder y no falta quienes descalifican a la nueva generación de dirigentes, los cuales cometen errores y tienen algunas carencias, pero arriesgan su vida, su libertad, tranquilidad familiar y sus bienes.
Ahora que el régimen sacó una nueva carta para dialogar con un grupo que no representa a la oposición, ojalá los intolerantes genuinamente de oposición den paso a la comprensión y entendimiento para integrar una unidad sólida en contra del régimen.
Como (había) en botica: La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los refugiados (ACNUR), reconoce que más de cuatro millones de venezolanos han solicitado refugio y el Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef), señala que uno de cada tres niños venezolanos requieren ayuda humanitaria, es decir 3,2 millones. La empresa Monómeros Colombo Venezolanos, cuyo control asumió el gobierno legítimo de Guaidó, estaba muy deteriorada cuando Jon Bilbao se encargó de la Gerencia General. Inexplicablemente Bilbao fue sustituido, a pesar de que la había recuperado. Los intolerantes descalifican a Edgar Zambrano porque declara que no es partidario de la intervención militar, obviando que si la solicita va de nuevo a la cárcel ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

La UE considera insuficiente resolución del Consejo de DDHH sobre Venezuela – PanamPost – 26 de Septiembre 2019

La resolución fue aprobada con 18 votos a favor, 23 abstenciones y seis votos en contra -de países como Perú, Argentina o Brasil-, que consideraron que el documento es demasiado transigente con Venezuela.

Salón de sesiones Consejo de DDHH
La resolución impulsada por Irán fue considerada insuficiente para resolver la crisis en Venezuela. (EFE)

Ginebra, 26 sep (EFE).- El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas adoptó hoy una resolución que pide al régimen de Maduro cumplir las recomendaciones que la alta comisionada Michelle Bachelet presentó en julio, incluyendo el fin del uso excesivo de la fuerza, de las ejecuciones extrajudiciales y de la tortura.

La resolución fue aprobada con 18 votos a favor, 23 abstenciones y seis votos en contra -de países como Perú, Argentina o Brasil-, que consideraron que el documento es demasiado transigente con Venezuela y hará que su Gobierno «no asuma ninguna responsabilidad por las graves violaciones de derechos humanos».

Esos países y otros miembros del Grupo de Lima presentarán mañana viernes ante el mismo Consejo de Derechos Humanos otra resolución en términos más enérgicos contra Venezuela y que solicitará el establecimiento de una comisión internacional de investigación contra el régimen de Nicolás Maduro.

La resolución aprobada hoy, patrocinada por Irán (país aliado de Maduro), solicita a Venezuela que acate el informe presentado por Bachelet, poco después de que ésta visitara Venezuela el pasado junio.

Ese informe denunciaba entre otros crímenes más de 6.000 asesinatos cometidos por las fuerzas de seguridad venezolanas desde enero de 2018, por lo que reclamaba la investigación de éstas y otras violaciones de derechos humanos y la liberación de presos políticos, entre otras exigencias.

La resolución de hoy muestra su apoyo a ese informe de Bachelet -pese a que el propio Maduro lo consideró lleno de «mentiras, falsedades y manipulaciones»- y pide a Caracas que coopere con el Consejo de Derechos Humanos.

Los países de la Unión Europea en el Consejo de Derechos Humanos, entre ellos España, optaron por abstenerse al considerar que el documento «no era suficiente a la hora de responder a la gravedad de la situación en Venezuela», en palabras del embajador danés en representación de los Veintiocho.

Por su parte, países latinoamericanos distanciados del Grupo de Lima, como México y Uruguay, votaron a favor de la resolución patrocinada por Irán.

Resolución de la trigésima reunión de consulta de Ministros de Relaciones Exteriores en aplicación del TIAR – 23 de Septiembre 2019

A %d blogueros les gusta esto: