elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Industria Petrolera

Pandemia del COVID-19 exhibe las debilidades petroleras de Venezuela por Margaret López – Efecto Cocuyo – 11 de Julio 2020

Screen Shot 2020-07-13 at 1.47.37 PM.png

Si se trata de buscar un signo de la economía venezolana durante esta pandemia del COVID-19, petróleo parece ser la palabra clave. La caída en la producción de la industria petrolera nacional, la desaparición de Rosneft como el aliado clave y la importación de gasolina desde Irán son apenas tres de los hitos petroleros que ocurrieron durante esta cuarentena nacional que suma más de 100 días y que muestra las debilidades actuales de Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

“Hay una larga historia de deterioro (de la industria petrolera). Venezuela, en el mejor de los casos, produce hoy entre 30.000 y 60.000 barriles de gasolina por día, esto incluye el escenario optimista. Hay que tener presente que la precariedad del suministro de gasolina será por un buen tiempo” apuntó la economista Tamara Herrera durante la videoconferencia “La economía venezolana en tiempos de pandemia”, celebrada por Prodavinci este jueves 9 de julio y transmitida a través de YouTube.

La directora de la firma Síntesis Financiera detalló que la salida de Rosneft del país a finales de marzo supuso el cierre de “la vía de escape” que había encontrado Pdvsa a las sanciones impuestas por los Estados Unidos desde comienzos del año pasado.

Rosneft fue una carta medular en los acuerdos de intercambio de petróleo por gasolina terminada con otras empresas, que tanto hizo falta en el país antes de que llegaran los buques iraníes, en mayo pasado. La petrolera rusa que cotiza en la bolsa de Londres, además, fue un actor clave para ayudar a Pdvsa a encontrar nuevos compradores de su producto en Asia.

Aunque tampoco puede dejarse de lado que la petrolera rusa Rosneft también jugó un rol para conservar una parte de la producción petrolera en los pozos de la Faja Petrolífera del Orinoco. La venta de sus activos en Venezuela también puede seguirse cuando se lee la línea descendente de la producción petrolera.

Pdvsa produjo 660.000 barriles diarios al cierre de marzo, unos 622.000 barriles en abril, mientras que en mayo se totalizaron 570.000 barriles diarios, de acuerdo al reporte de las fuentes secundarias de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep). Es decir, se perdió una producción de 90.000 barriles diarios desde que Rosneft vendió sus activos en Venezuela.

Adiós al bono petrolero

Todas estas fragilidades de Pdvsa se enfrentan a la pregunta sobre cómo hacer para aprovechar el potencial que tienen las reservas depositadas en el subsuelo de Venezuela, en especial ahora cuando el planeta comienza a cuestionar el valor del petróleo frente a su huella ambiental.

“Estamos próximos a perder el bono petrolero. Ahora en el mundo se da una transformación de las fuentes energéticas a fuentes más limpias. El mundo va a cambiar y nos vamos a quedar con esas reservas. El plazo se está acortando” advirtió el economista Asdrúbal Oliveros, durante su participación en la videoconferencia.

Para el director de Ecoanalítica es clave que Venezuela comience a estructurar un plan para aprovechar las reservas de petróleo pronto, antes de que esta fuente energética comience a ser relegada y dejada de lado en las grandes inversiones globales de largo plazo. Aunque Oliveros también dejó claro que las proyecciones apuntan a que el precio del petróleo se mantenga bajo y que las inversiones petroleras internacionales se reduzcan durante lo que resta de este 2020.

Otro de los ponentes, el economista Omar Zambrano, en cambio, prefiere verlo como la ventana para reinventar la economía venezolana alrededor de un nuevo producto de exportación. “Esta pandemia puede ser una oportunidad para reconstruir esta economía con una base distinta, porque ya no tenemos un sector petrolero poderoso” dijo.

Los tres economistas coincidieron, además, en que la fragilidad de la producción petrolera nacional supone que los capítulos de importación de gasolina y otros combustibles se mantendrán durante los próximos meses.

“Vamos a depender del tema importado. Si no llega la gasolina importada, vamos a tener escasez con dos tipos de picos. Bien que Caracas sea favorecida por encima del resto del país o que la escasez sea generalizada” advirtió Oliveros.

AVH: autonomía de las empresas mixtas es clave para recuperar producción por Ginette González  – Descifrado – 11 de Junio 2020

petroleosdevenezuela_20200309_4-696x463

«Potenciar las empresas mixtas y las licencias de gas existentes y nuevas , realizar nuevas licitaciones con actuales y nuevos actores, suscribir convenios operativos con las empresas mixtas para la operación y gerencia de éstas, comercializar su propio petróleo y precisar que haya una procura transparente descentralizada… brindarle definitivamente autonomía operacional y financiera a las empresas mixtas porque es la vía más rápida para la recuperación de la producción«, propuso Luis Xabier Grisanti, presidente de la Asociación Venezolana de Hidrocarburos (AVH), en un foro realizado en el Ifedec (Centro de Políticas Públicas)

Otra arista de las propuestas realizadas por el experto petrolero, se centra en ampliar las áreas geológicas de las empresas mixtas existentes, ya sea en las condiciones actuales 60/40 (porcentaje accionario), convenios de servicios operativos o mediante cualquier otra forma de asociación.

«Los socios b actuales o potenciales (de Pdvsa) son los que conocen a profundidad las operaciones.. y todas fueron muy productivas …llegaron a tener una producción de 1.200.000 b/d«.

Grisanti destacó que el sector «respeta mucho la legalidad y superioridad del Estado para fijar los lineamientos en materia energética y petrolera», pero estiman que Pdvsa debe dedicarse a actividades medulares como la planificación estratégica, finanzas corporativas, exploración y producción, refinanción, comercio y suministro y las actividades corporativas generales…».

El nuevo modelo de negocios debe ser sustentable y competitivo, destacó Grisanti, pues es fundamental para traer a Venezuela capital financiero fresco.

En lo últimos meses Pdvsa, empresas privadas,grupos políticos asociaciones, expertos, académicos y grupos de influencia se han dedicado a presentar propuestas para reactivar la industria petrolera. En resumen se ha trabajado en torno a una propuesta de reforma de la Ley de Hidrocarburos existente y/o una nueva ley que orden al sector. La participación privada es una de las principales apuestas.

Toro Hardy sugiere recurrir al fracking para extraer petróleo y gas en la cuenca del lago de Maracaibo – El Nacional – 12 de Junio 2020

El economista dijo que la recuperación del país requiere la reactivación de la industria petrolera, pero serán tan altas las inversiones que se necesitarán que el quebrado Estado venezolano deberá recurrir a la inversión privada

Cuenca del Lado Fracking
Foto: archivo

El economista José Toro Hardy, experto en temas petroleros, sugirió que Venezuela recurra a la práctica del fracking (fracturación hidráulica) para extraer crudo y gas que está debajo de la Luna, roca madre en la cuenta del lago de Maracaibo, en el estado Zulia.

Toro Hardy dijo en Twitter que en un esfuerzo por devolverle la vitalidad a la industria petrolera, llegó el momento de que se piense en la reserva no convencional de hidrocarburos.

«Recurriendo al fracking se podrían fracturar las lutitas petrolíferas presentes en la Luna y así liberar el petróleo y el gas atrapado en los poros de esa formación. Será el efecto multiplicador de las inversiones que vengan al petróleo y a todos los demás sectores de la economía. El verdadero motor capaz de desatar el potencial de crecimiento del país», añadió.

Explicó que la mayoría del crudo en la cuenca generó originalmente una formación del cretáceo tardío que se extiende por casi todo el occidente de Venezuela. Abunda el petróleo de lutitas, señaló el experto.

«La recuperación del país pasa por la reactivación de su industria petrolera. Son tan altas las inversiones que se necesitarán que es evidente que el Estado, que está quebrado, no tiene cómo aportarlas. Tendremos que recurrir a la inversión privada», dijo.

Toro Hardy manifestó que, siendo Venezuela un país altamente dependiente del petróleo, la industria está devastada. Agregó que no existe otro sector de la economía que por los momentos pueda reemplazarlo y aporte asimismo los recursos que se requerirán para superar la tragedia.

«Estamos sumidos en una crisis multidimensional, inducida por la acción humana de unos dirigentes corruptos e ineptos que se decían socialistas, pero que en la práctica destruyeron y saquearon al país. Hoy en día la economía venezolana colapsó», afirmó.

""

Transformación energética, gas y nueva Ley de Hidrocarburos por Juan Fernández  – El Nacional – 10 de Junio 2020

Hoy todos sentimos cómo el mundo transformó drásticamente producto de la pandemia del covid-19, haciéndonos tomar conciencia del cambio como constante. Cada nuevo hito en tecnología, en medicina, en biotecnología, en nuevas fuentes de energía, inteligencia artificial, etc., y además la presión pública exigiendo un tema clave para la humanidad, como es preservar el ambiente, nos viene indicando claramente cómo hoy en día las empresas más valoradas son las tecnológicas, obligando a las empresas en sus diversos sectores “tradicionales” a transformarse, o de lo contrario desaparecerán.

El proceso de transformación que vive el mundo es evidente, esto a su vez implica el desarrollo de estrategias, planes que nos permitan estar mejor preparados para lo que viene, una realidad que nos plantea el reto de aproximar nuestro futuro.

Con la política petrolera que se ha desarrollado, sobre todo en estos últimos 20 años, basada fundamentalmente en el paradigma fiscal de la renta petrolera con un Estado empresario del sector y buscando en los precios del petróleo la solución mágica a los problemas económicos, el régimen que usurpa el destino de nuestra nación quiere condenarnos a la pobreza, la mendicidad y la destrucción de nuestros tradicionales valores como sociedad y en ese camino negarnos el futuro.

Haber convertido al país en ultradependiente del ingreso petrolero no nos ha servido como impulsor de otros sectores productivos y ha mantenido nuestro desarrollo económico anclado a los vaivenes del precio hoy aún más grave, pues no representamos nada en el mercado.

El modelo económico actual, además de perverso para el ciudadano, es insostenible. Hoy sabemos que a la economía de Venezuela no le será suficiente con el ingreso petrolero y por lo tanto se requiere un cambio de modelo económico, con base en reformas estructurales para ser competitivos, generar riqueza, y de esta manera tener un estado del bienestar para la gente e insertarnos en el siglo XXI.

En los últimos 20 años, Venezuela ha sufrido una sistemática destrucción de su economía y con ella todas las fuentes de trabajo. La industria petrolera nacional ha sido blanco selectivo de la corrupción, la ignorancia y de las peores prácticas. Los daños han sido cuantiosos y su recuperación plantea retos de gran magnitud.

En días recientes he tenido la oportunidad de participar en una reunión de la Comisión de Energía y Petróleo, conjuntamente con otro grupo de conocedores del tema. Agradezco la invitación de los diputados Elías Matta y Luis Stefanelli, así como a los demás parlamentarios, para plantear ideas sobre cómo prepararnos para los cambios en el sector petrolero, que cada día más se transforma hacia el desarrollo de un portafolio energético. Veremos en un relativo corto plazo cómo todas las empresas petroleras se mueven hacia empresas energéticas.

Sostengo que el centro del nuevo paradigma debe ser la nueva Ley Orgánica de Hidrocarburos. Hoy se hace obligatoriamente necesaria para renacer de la destrucción y recuperar la industria petrolera, desarrollándola hacia su transformación. Naturalmente, el proyecto de la nueva ley tiene áreas de mejora y es precisamente importante lograr el consenso, lo cual daría un impacto positivo a quienes observan a Venezuela como una oportunidad y crearía un elemento de confianza el futuro por venir. Actualmente, también hay una propuesta de reforma parcial de la ley actual de hidrocarburos, mucho de su contenido ya se estipula en el proyecto de la nueva ley. La integración de los dos proyectos en uno sería una excelente señal de cómo el país se pone de acuerdo por la vía del consenso.

En su exposición de motivos la nueva Ley Orgánica de Hidrocarburos elimina la participación obligatoria del Estado en las actividades, se establece el acceso abierto del sector privado en toda la infraestructura y cadena de valor del negocio. La versión actual incluye tanto las áreas de aguas arriba como de aguas abajo. Aun cuando en su contenido la exposición también reconoce cómo el sector de los hidrocarburos se transforma hacia la energía, la urgencia del país sugiere que se acelere ese proceso y este instrumento legal debe ser palanca para estimular el nuevo alcance energético.

Se crea la Agencia Venezolana de Hidrocarburos para dar mayor transparencia, siendo un ente técnico y económico para los procesos de participación del sector privado y de los entes del Estado en condiciones iguales y competitivas, para someter sus ofertas de negocio a la agencia. Es muy importante la alineación y claros el alcance entre el rector de la política petrolera el ministerio del ramo, que por cierto se reserva el área del mercado interno y las tareas de la agencia como ente.

Sin lugar a dudas, la Agencia Venezolana de Hidrocarburos es para el manejo profesional, transparente y competitivo, sin los vicios del actual sistema corrupto de la usurpación. Por último, la nueva ley deroga todo el entramado legal existente elaborado por la supuesta revolución, razón de la destrucción de la industria petrolera.

La nueva Ley Orgánica de Hidrocarburos, por ser el núcleo de la nueva arquitectura legal del sector, debe contener e incorporar, además del desarrollo de la producción de crudo, su almacenamiento, transporte, distribución y disposición en  terminales y puertos por parte del sector privado hacia las exportaciones petroleras. No obstante, un sentido más explícito de Estado como promotor del desarrollo económico interno es necesario. En función de ello, hay oportunidades por desarrollar, tanto en la  integración horizontal como en la vertical, e incluso en energías alternativas y más limpias.

Una oportunidad importante es incorporar plenamente al sector privado a la expansión de las actividades de transporte, distribución hasta los hogares y la industrialización del gas asociado y no asociado, dentro de las energías alternativas y amigables con el ambiente. Estas actividades del gas, ya con mucho retraso en su implementación, impulsarán el empleo, liberarán para la exportación líquidos que hoy se queman en el sector termoeléctrico y dejarán al talento de los emprendedores la transformación del gas natural en nuevas industrias y nuevos productos. En este sentido, el regulador deberá en conjunto con el ministerio respectivo y las variables del mercado, establecer una adecuada política de precios y tarifas que haga factible las economías de proyectos de transmisión y la esencial distribución y comercialización hasta todos los hogares, sustituyendo así direccionalmente el consumo de LPG. De esta manera, la reconstrucción del sector impulsará y hará sentir su efecto dentro del país, y permitiendo la ventaja competitiva con respecto al costo de la energía para desarrollar y recuperar otros sectores de la economía.

Un aspecto relevante lo representan los recursos financieros necesarios para la recuperación del Estado, sus instituciones y la infraestructura física. La economía pospandemia vislumbra un escenario difícil para la recuperación mundial y la competencia por recursos. La aparición descollante de la producción de petróleo proveniente de esquistos y una oferta petrolera abundante hacen suponer precios moderados prolongados, y nuestra política fiscal e impositiva deberá tomar en cuenta estas consideraciones para ser flexible, dinámica y de fácil ajuste, dotando de la rentabilidad necesaria a yacimientos maduros, nuevos descubrimientos y diversos proyectos de explotación. El núcleo fiscal de la regalía e impuestos en conjunto tendrán un rol determinante para atraer inversiones, no olvidemos que hay muchos otros países interesados en promover y atraer inversiones, casos como  Brasil, Colombia, Guyana, Ecuador. También debe considerarse como un factor, el canje (SWAP) de la deuda soberana y de Pdvsa bajo las condiciones actuales del mercado como un mecanismo para su reducción y utilizarla  parcialmente como instrumento de pago por participaciones de las oportunidades de negocio que desarrolle la agencia.

El mundo se moviliza y se transforma cada día, las nuevas tecnologías, el cambio climático y el cada vez mayor uso de energías renovables, nos hacen pensar sobre qué existirá más allá del petróleo, por lo que debemos ser visionarios y comenzar desde ya nuestro proceso de transición hacia una industria energética.

Nos esperan grandes retos, tenemos una gran responsabilidad con nuestros hijos y con la sociedad venezolana como un todo, tenemos una prioridad para poder lograr las ideas de cambio, de oportunidades, que todos en su mayoría deseamos para Venezuela. Lo primero es no sucumbir ante los obstáculos y estar  centrados en derrotar al régimen usurpador, al Estado fallido, para que salga del poder cuanto antes,

Pago de deuda: el argumento de Repsol para seguir operando en Venezuela pese a las sanciones – El Nacional – 8 de Junio 2020

La participación de la petrolera española se ha reducido por 10 en los últimos 5 años

 

Repsol

Pese a las sanciones impuestas por Estados Unidos contra Pdvsa, el petróleo y el gas de Venezuela siguen cruzando las fronteras de la mano de la petrolera española, Repsol. Así lo señaló Sputnik News este lunes.

La deuda que contrajo Pdvsa con Repsol es el salvoconducto que utiliza la multinacional para evitar las consecuencias de comerciar con Venezuela, señala el trabajo publicado por Sputnik News.

Pago de deudas

Pese a las advertencias de Estados Unidos sobre los vínculos comerciales con el régimen de Nicolás Maduro, la compañía española no tiene previsto abandonar Venezuela por el momento, pues argumenta que cumple en su totalidad con el régimen de sanciones.

La multinacional sigue exportando hidrocarburos venezolanos gracias a una excepción en el sistema de sanciones respecto al pago de deuda con petróleo.

«Repsol comunicó al Departamento de Estado de Estados Unidos a través de la Embajada de España en Washington que el crudo que se lleva de Venezuela es la forma de pago de una deuda que tiene Petróleos de Venezuela con la petrolera española», afirmó Antonio De la Cruz, experto petrolero.

Esto se debe a que en 2016 Repsol otorgó un préstamo por más de 1.000 millones de euros a Pdvsa, en una compañía conjunta.

«Dicho préstamo lo ha ido recuperando, recibiendo crudo venezolano como pago de estas deudas acumuladas. En la actualidad esta deuda se ha reducido a algo más de 340 millones a finales de 2019. Evidentemente Repsol pretende seguir operando en Venezuela para reducir aún más esta deuda», indicó el ingeniero Adolfo Núñez, profesor de la Universidad a Distancia de Madrid.

Aun así, la compañía española tiene que hacer un seguimiento constante de la evolución de las sanciones.

Menos presencia

Aunque en febrero Antonio Brufau, presidente de Repsol, dijo que esperaba que la compañía mantuviera su presencia en Venezuela al menos dos décadas más, en los últimos años la empresa española ha ido reduciendo poco a poco su exposición en el país.

Actualmente, Repsol posee participaciones de 50% del Proyecto Perla, en Cardón IV, uno de sus mayores descubrimientos en explotación de gas; 60% en Quiriquire Gas, en el estado  Monagas; 40% en Petroquiriquire; 11% en Petrocarabobo, y 15% para la producción de gas natural junto con otras empresas, y el desarrollo de los bloques Yucal Placer Norte y Sur en el estado Guárico.

Al cierre de 2019, el valor patrimonial de Repsol en territorio venezolano era de 239 millones de euros, 10 veces menos que en 2016.

Inestabilidad y sanciones

La disminución de la presencia de la compañía española en Venezuela ocurre en el contexto de una marcada inestabilidad, a la que se unen las sanciones del Departamento del Tesoro estadounidense.

De hecho, Mauricio Claver-Carona, director para las Américas del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, aseveró recientemente que cualquier corporación que operen en Venezuela enfrentará sanciones.

«Les prometemos que nadie tiene excepciones para las sanciones que podamos imponer debido al transporte y los negocios con el régimen de Nicolás Maduro. Lo tenemos muy claro», dijo.

 

Número de taladros de perforación petrolera en Venezuela – RigZone – 8 de Junio 2020

Resumen conferencia de Gerver Torres – VenamCham – 3 de Junio 2020

LOGO-70-ANIVERSARIO-DEFINITIVO

1.      Escenarios más negativos o pesimistas sobre Venezuela: los venezolanos se han acostumbrado que cada día es peor que el anterior. Es decir la mala situación no se estabiliza, empeora.
2.      Los países no tienen fondo, pueden caer y caer. Por ejemplo: Haití, Cuba, y otros países en África, Asia y Medio Oriente que llevan prolongados periodos de deterioro y cayendo en un precipicio sin fondo.
3.      Venezuela se parece a Libia, con fuerzas paramilitares, hay zonas como el arco minero, zonas de paz, que no están bajo el control del gobierno sino de otros grupos. Un país donde todo el mundo se quiere ir, que se acostumbra a vivir de la ayuda internacional.
4.      Acaba de reeditar el libro Un sueño para Venezuela, analizan todas las variables: inflación, deuda, crecimiento económico, etc. Al ver todas las variables juntas, el efecto es demoledor, un abismo, un hueco negro.
5.      94% de la población en Venezuela está en situación de pobreza. Una de las 3 más altas del mundo. La mayoría de los venezolanos no conoce la gran dimensión de los problemas de Venezuela.
6.      Los problemas que los venezolanos perciben se dividen en tres grupos: 1. Variables que sufrimos a diario: escasez, inflación, inseguridad. 2. Variables que oímos hablar pero no las vivimos directamente: deterioro ambiental, por ejemplo, el Arco Minero. 3. Variables de la investigación: Venezuela tiene años que no genera ni una patente, cuando hace años se generaban gran cantidad de patentes sobre todo en el sector petrolero, no hay invención, no hay desarrollo de investigación y tecnología, el deterioro en la calidad de la educación, Venezuela ha desaparecido de muchos indicadores internacionales porque no hay estadísticas.
7.      Con todo lo serio que son los problemas en Venezuela, en realidad es mucho peor, porque solo conocemos algunos problemas, la realidad es mucho peor.
8.      La economía pasó de ser la 4ta economía de Latinoamérica, ahora es tan pequeña como la de un país de Centroamérica con 3 millones de habitantes. Estamos en $60 millardos de PIB, Panama tiene $70 millardos de PIB.
9.      Y esto antes del coronavirus, lo que empeorara aún más la situación.
10.     En la reconstrucción de Venezuela se pensaba en las inversiones externas, pero con la crisis del coronavirus, el desplome de las economías mundiales y la caída de los precios del petróleo, muchísimos países están buscando ayuda internacional. Hay más competencia por los recursos. Los países más desarrollados están enfocados en reconstruir sus economías, y miran menos hacia afuera. Ya estábamos mal y con el coronavirus estamos peor.
11.     Pero también hay algunas oportunidades que debemos mirar para reconstruir al país. 1. Desaparición del petroestado. 2. Tierra arrasada 3. Diáspora 4. Vecindario 5. Cambios que hemos experimentado
12.     Petroestado: la industria petrolera venezolana ha colapsado, en un estado que ha perdido su capacidad de invertir en la industria petrolera, solo tiene capacidad regulatoria. Esto es una buena señal. Porque en el corazón de nuestro estado ha estado el control del petróleo que ha impedido el desarrollo de los ciudadanos, del ejercicio de la libertad, ya no puede ser un estado paternalista, que le resuelve el problema a todos los venezolanos y enriquece a algunas élites. Esto abre muchas posibilidades de libertad. Somos pobres pero estamos libres del petroestado, aunque no estamos libres de un gobierno tirano, y eso es una situación que seguramente cambiará. El mejor negocio era estar conectado con el gobierno y eso ha desaparecido o está a punto de desaparecer.
13.     Tierra Arrasada. Esto nos abre la posibilidad de reconstruir el país que queremos construir. La Alemania que se reconstruyó después de la II guerra mundial, Japón, Europa, se reconstruyeron y son mucho mejores que antes. Tomaron lo mejor de antes y se hicieron nuevos. Esto sumado a la desaparición del petroestado nos da una gran oportunidad, porque tenemos petróleo, pero el estado no va a poder invertir en el petróleo.
14.     Diáspora: uno de los grandes dolores del venezolano es la migración. A principios de año hizo un estudio con grupos focales. Cuando un venezolano muere en Venezuela, los que han emigrado y los que se quedan sufren un luto migratorio un gran dolor. Cuando les pidieron que pintaran el sueño que tienen, la gran mayoría soñaba en la reunificación de la familia. Los venezolanos quieren tener la familia unida. La diáspora constituye un luto migratorio significativo importante. Pero la diáspora puede ser una gran oportunidad, cómo ha sido en otros países: India, Polonia, los judios, Senegal (la diáspora ha financiado proyectos en su país a través de fondos de inversión). El que salió busca la manera de ayudar al que se quedó, bien sea regresándose o enviando ayuda. Un número importante de emigrantes sigue conectado al país, deseando regresar o que su país se recupere. Eso depende por una parte de los líderes políticos y empresariales que prometen que van a recuperar y reconstruir el país. Y por otra parte corresponde a los venezolanos que se quedaron que se queden atentos a cuando el país se recuperará y sus familiares puedan regresar. Y esto tarde o temprano será posible. La diáspora ha ayudado mucho a reconstruir a sus países, promoviendo sus productos, sirven de embajadores, siguen formándose. La diáspora no es una tragedia, sino una gran oportunidad. La gente que se ha ido no solo porque lo que ha hecho el régimen, sino por lo que no han hecho los líderes de la oposición para convencer qué hay alguna esperanza real de cambio, porque ven que el futuro es muy duro, no hay esperanza.
15.     Vecindario: América Latina ha progresado mucho, la clase media ha crecido un 50%, se ha organizado en varios mercados regionales. Las realidades son mucho mejores que la venezolana, donde el estado puede atender a los emigrantes venezolanos. La migración venezolana, la más grande que hemos conocido en este hemisferio, y la más rápida, ha generado algo de xenofobia. Los factores regionales hemisféricos presionan contra la creación de un Irak en América Latina. Venezuela está en el centro del continente. Este vecindario emite dos señales: podemos evolucionar como otros países lo han hecho como Chile y Peru, con muchos menos recursos de los que tuvo Venezuela. La segunda señal es que los países vecinos opongan resistencia y presionen para que Venezuela no se transforme en un Irak.
16.     Cambios que hemos experimentado. En el 2006 Venezuela era el país más feliz del mundo, y los venezolanos creían que aún mejorarían más en los próximos 5 años. Eso ha cambiado drásticamente. Venezuela ha experimentado la caída más abrupta en los niveles de bienestar, según estas encuestas de Gallup. Venezuela ahora es un país de muchas emociones negativas. Venezuela conjuntamente con los demás Latinoamericanos son países de alegria, según los vê el mundo. Han aparecido nuevos sentimientos, como la humillación, lo que sienten los venezolanos que reciben la caja CLAP o que mendigan por servicios públicos.
17.     Los venezolanos sientan responsabilidad en la recuperación. Hay una apelación a los valores, la sociedad se ha vuelto más volcada a los valores, a lo espiritual. Es verdad que se ha deteriorado el estado, por ejemplo reconectar un teléfono CANTV, en empresas privadas, y personal, nos convierte a todos en violadores de la ley. Esto ha sucedido en muchas dictaduras. El venezolano con valores sobrevirá, con muchos de sus rasgos originarios.
18.     Conclusión: así como hay muchos factores que nos llevan a pensar que el país se hunde, también hay muchos que nos hacen pensar qué hay un futuro optimista para Venezuela.
19.     Al final ser pesimista u optimista, depende de lo que uno quiera, de cómo uno lo quiera ver, es una decisión  individual. Cada quien toma los argumentos que mejor le sirven. Pero es importante mantener la esperanza. La esperanza es vida. Gallup ha hecho estudios sobre la esperanza: dos desempleados, uno optimista y otro pesimista. El más feliz es el optimista que cree que puede reconstruir su futuro, aunque las realidades de ambos sean objetivamente iguales.
20.     Uso de la riqueza petrolera en Venezuela. El papel del estado debe ser regulatorio y no de inversionista. Las élites han accedido a esta inmensidad de recursos del estado. Venezuela hubiese llegado mucho más lejos si hubiese tenido una participación privada mucho mayor. Se debe abrir la industria petrolera al sector privado. Nadie le va a prestar al estado venezolano para que invierta en el sector petrolero. Le prestarán para invertir en salud, educación, etc. Este régimen está haciendo privatizaciones perversas cómo está ocurriendo con las estaciones de servicio. Esas empresas están en manos de mafias privadas, no empresariales, pero privadas. Si el estado define un marco regulatorio, vendrán inversiones petroleras, porque Venezuela tiene grandes reservas petroleras, una ubicación estrategica, recursos humanos formados.
21.     En este entorno de nuevas fuentes de energía, de nuevas tecnologías, cómo va a impactar Venezuela. A mucha gente le preocupa el rezago tecnológico que está sufriendo Venezuela. Sin embargo, esto le da la oportunidad a Venezuela de dar saltos. Ejemplo en África no habían teléfonos fijos, cuando surgió la telefonía celular, Africa dio un salto y se ubicó de una vez en la nueva tecnología telefónica. Venezuela está en posición de dar saltos cuando se recupere. El mundo está avanzando hacia tecnologías limpias. Habrá disminución progresiva del uso del petróleo, pero no va a desaparecer de la noche a la mañana.
22.     Se dice que Venezuela ha perdido valores. Pero cuales valores? La solidaridad es uno de los valores que salía más bajos en Venezuela, según Gallup. Venezuela nunca ha sido un país de gente solidaria. Hemos tenido una clase media muy despreocupada y poco solidaria. No debemos mitificar los valores de los venezolanos. Debemos conocernos mejor como sociedad. Durante muchos años invertimos mucho en infraestructura y poco en conocernos como sociedad. Hay atributos del venezolano que están ahí, aunque se han ocultado por la crisis, por ejemplo, el humor. Esto es un activo del venezolano, pero no lo es la solidaridad.
23.     Cómo será la nueva industria petrolera? El estado venezolano se volvió un estado criminal. Venezuela tiene una condición geográfica inalterable. Otras potencias petroleras están muy lejos. Esto atrae actores privados internacionales. Las empresas petroleras asumen grandes riesgos en el mundo. Pero Venezuela tiene potencial para seguir explotando el sector petrolero. Pero donde hay que ser radical es que el estado no debe tener ningún papel como empresario en el sector petrolero. No hay ningún objetivo de política pública que requiera de la propiedad y la gerencia de una empresa operadora de petróleo.
24.     El sistema financiero se ha reducido, qué rol se le atribuye a la banca en la nueva Venezuela?. Venezuela se ha reducido a un extremo insólito en el sector financiero. El sistema financiero venezolano total no llega al tamaño de un solo banco mediano regional. Cuando recuperemos la economía se necesitan créditos y hay que fortalecer la capacidad de la banca y su recapitalizacion, privatización y atracción de capitales foráneos, que inviertan en el sector. Los recursos humanos venezolanos bancarios son muy valiosos y tienen un gran knowhow.
25.     Otro aspecto para reconstruir Venezuela es el fortalecimiento de sus instituciones como por ejemplo: el BCV, la justicia, la sociedad civil organizada. Se requiere reconstrucción ciudadana, que fortalecerá al resto del país. El venezolano se debe involucrar en la reconstrucción del país desde su entorno. Hay cambios que ya están sucediendo en Venezuela, por ejemplo las juntas de condominio.
26.     A algunas personas les preocupa el tiempo que va a tomar la reconstrucción de Venezuela, pero eso no le preocupa nada. Puede tomar 10 años, 20 o 50. Apenas Venezuela empiece a reconstruirse, nuestra felicidad va a ser mayor, solo porque pensamos que el mañana va a ser mejor! Si tengo esperanza, me siento mejor, y hago cosas mejores. Apenas cambie la dirección del país, Venezuela empezará a mejorar, porque los venezolanos seremos optimistas y actuaremos así. Venezuela será noticia por su reconstrucción, atraerá no sólo a la diáspora, sino a extranjeros que se sientan atraídos para emigrar a Venezuela, como europeos, canadienses, y otros ciudadanos que quieran apoyar la reconstrucción de Venezuela. También hay casos muy exitosos de atracción de la diáspora como Corea del Sur, que debe servirnos de ejemplo.
27.     El individuo, los ciudadanos seremos el centro de la reconstrucción de Venezuela. “Nosotros somos aquellos por quienes hemos estado esperando” como dice Obama. Seremos los protagonistas del cambio en Venezuela.

Rafael Ramírez: “Quiero volver a mi país y recuperar Pdvsa” – Diario Contraste – 3 de Junio 2020

El ingeniero Rafael Ramírez, ex ministro de petróleo de Hugo Chávez, señaló que es el peor momento para el ajuste en el precio de los combustibles en el país y señaló que la gasolina iraní traída por el régimen durará “lo que ellos la administren”.

Precisó que la industria petrolera (Pdvsa), “se recupera con una buena gestión del sector petrolero, en Venezuela todo el mundo conoce de petróleo, tenemos mucha capacidad”, por lo que dijo en exclusiva a Impacto Venezuela, “quiero volver a mi país y recuperar Pdvsa”

Ramírez dijo sentir una “gran frustración”, por la llegada de buques con combustible provenientes de Irán.

“En Venezuela la capacidad de nuestro sistema de refinación es de 1,3 millones de barriles día de petróleo, en 2014 nosotros producíamos 1,1 millones, destinábamos 600 mil para la demanda interna y todavía exportábamos 466 mil para el resto del mundo”, explicó.

Indicó que Nicolás Maduro destruyó la industria petrolera por “pura incapacidad”

“Maduro se puso a jugar un juego que el llama control obrero, sacó a los gerentes (…) sacó a toda esa gente y entonces puso a los suyos (…) puso mucha gente con incapacidad y mucha impericia”, recalcó.

Aseveró, que la capacidad de las refinerías en el país están en 10%, en referencia a algunos pronósticos alentadores que la ubicaban en menos del 60% de operatividad.

“Apenas está produciendo 120 mil barriles y hay componentes que no pueden producir, ellos dicen que son por las sanciones, no no es verdad, siempre se producían en Venezuela”, dijo.

Explicó, que algunos componentes necesarios para la refinación de combustible de alto octanaje se pueden adquirir fácilmente en China o Rusia.

“Ellos han querido crear las condiciones para vender las refinerías para privatizar el sector, están privatizando a favor de sus amigos”, expresó.

Indicó, que la lista de los privados que Nicolás Maduro anunció se encargaran de algunas gasolineras para vender a precio internacional “son sus privados”.

“Esto le puede durar de acuerdo como ellos lo administren, ya tu ves las colas, él llamó el primero de junio a resolver y las colas son peores que antes”, indicó en relación a la venta del combustible.

“Este es el peor momento para ajustar los combustibles, lo hace un gobierno desesperado, un gobierno incapaz y un gobierno que se está lucrando de todo este tema”, manifestó al argumentar que no es posible cobrar a 0.5 dólares el litro de combustible cuando el salario mínimo es de 2 dólares.

Calderón Berti: «Venezuela ya no es un país petrolero» – El Nacional – 3 de Junio 2020

El experto petrolero dijo que la recuperación de la industria no pasa por Pdvsa porque está en pésimo estado. Esto dependerá, en cambio, del sector privado nacional e internacional

Berti petrolero

Debido a que tiene meses sin exportar nada y la grave caída de la producción y la refinería, Venezuela ya no es un país petrolero, afirmó el exministro de Energía y experto petrolero Humberto Calderón Berti.

«La caída de la producción de petróleo hace a Venezuela un país de segunda o de tercera categoría. Un país que fue el primer exportador petrolero de la OPEP en los años 70, en esa época Venezuela producía 3,7 millones de barriles diarios», expresó Calderón Berti en entrevista para la página La Gran Aldea.

El experto recordó que antes de la llegada del chavismo al poder Venezuela tenía una capacidad gigantesca para producir y para refinar gasolina, tanto así que era posible abastecer el mercado interno de combustible exportar. «Ninguna de esas dos cosas existe y la refinación está en el suelo».

Hoy día, por el contrario, Venezuela ha tenido que recurrir a Irán para traer gasolina y abastecer la crisis interna. Los cinco buques que llegaron , sin embargo, son suficientes por apenas unos pocos meses. De hecho este miércoles se cumplen tres días desde que se empezó a despachar este combustible y las colas, las fallas técnicas y las protestas continúan.

Según la agencia Reuters, la producción de crudo en el país cayó a 452.000 barriles diarios.

«Se tuvo que tener un esfuerzo arduo para llegar a los 3,3 millones en 1999. Pero después 20.000 personas fueron sustituidas por razones políticas. La expulsión a la que Chávez sometió a miles de empleados de la industria conllevó a que declinara progresivamente (…) Lo triste de esto es que Venezuela tuvo con Chávez y Maduro los mayores ingresos petroleros de su historia», explicó Calderón Berti.

A su juicio, recuperar la industria petrolera no pasa por Pdvsa, pues está en pésimo estado desde el punto de vista financiero y operacional. «La recuperación de la industria, tomando en cuenta los recursos que existen, tendrá que ser hecha por el sector privado nacional e internacional. Pdvsa evidentemente tendrá un rol relativamente pequeño», dijo.

«A lo mejor habría que crear una empresa nueva que no tenga los problemas de Pdvsa. Repetir la Pdvsa que teníamos antes es imposible. La empresa fue destruida», agregó.

Por lo tanto, será necesario, dijo el experto, que las compañías de Pdvsa sean puestas bajo tutelaje de otros organismos del Estado y, en segundo lugar, es necesario un periodo de transición para organizar el sector y buscar la manera de atraer capitales.

 

Gasolina en Venezuela: las claves de la histórica decisión de Maduro de poner fin a décadas de combustible casi gratis en el país por Guillermo D. Olmo – BBC News – 2 de Junio 2020

Gasolinera
El Estado venezolano subsidia la gasolina desde 1945.

Se acabó. La gasolina dejó de ser casi un regalo en Venezuela.

El gobierno de Nicolás Maduro comenzó a aplicar este lunes un nuevo esquema de precios que rompe con décadas de subsidio casi total a la compra de combustible y llega tras semanas de escasez solo paliada por la reciente importación de gasolina iraní.

Con el nuevo modelo, los precios oscilarán de los 5.000 bolívares (unos 2,50 centavos de dólar) por litro, que abonarán quienes sigan recibiendo los subsidios del gobierno, ahora recortados, hasta los US$0,50 por litro que se pagarán en 200 gasolineras del país que venderán el combustible en divisas.

La medida supone un incremento de hasta un estratosférico 50.000.000.000%, ya que el carburante tenía hasta ahora un insignificante coste de 0,00006 bolívares el litro, mucho menos que un centavo de dólar.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela
Maduro hizo el anuncio este sábado.

Aunque muchos expertos llevan años advirtiendo de que aumentar el precio de la gasolina era la única manera de hacer viable la industria petrolera venezolana, muchos pensaron que nunca verían algo así en el país que se precia de tener las mayores reservas petroleras del mundo.

Por qué es histórico el nuevo precio de la gasolina

El economista José Toro Hardy, quien lleva años estudiando la industria petrolera en Venezuela, le dijo a BBC Mundo que “el Estado venezolano subsidia la gasolina desde 1945, porque existía el consenso social de que, en un país que tenía tanta riqueza petrolera, la gente no tenía por qué pagar por ella”.

Cuando en 1989 estalló la revuelta conocida como el Caracazo, que dejó saqueos y centenares de muertos, muchos lo interpretaron como una reacción a la decisión del entonces presidente Carlos Andrés Pérez de subir el precio de la gasolina para intentar corregir el fuerte déficit fiscal que sufría el país.

“Desde entonces, todos los gobiernos le tuvieron miedo a esa medida”, señala Toro Hardy. Solo Rafael Caldera en 1995 y Maduro en 2016 habían decretado incrementos, pero muy limitados.

Estación de PDVSA
Venezuela atraviesa por una grave escases de combustibles, a pesar de ser una nación rica en petróleo.

Según publicó el economista Giorgio Cunto en el portal Prodavinci, “el subsidio al combustible, o el ajuste de los mismos, es un tema políticamente tabú en Venezuela y América Latina, especialmente en periodos de inestabilidad”.

En fecha tan reciente como octubre de 2019, Ecuador vivió intensas protestas contra el presidente Lenín Moreno, después de que este aprobara una subida del precio del combustible.

Para Cunto, el hecho de que Maduro dé ahora el paso “es evidencia tanto de las restricciones fiscales del Ejecutivo como de la confianza que tiene la administración en que podrá efectuarlos sin que esto signifique un costo político elevado”.

El economista Luis Oliveros le dijo a BBC Mundo que una de las claves es que la oposición “está en horas muy bajas”.

Estación de gasolina
La gasolina está estrictamente racionada en Venezuela.

El anuncio contrasta con años de políticas del chavismo, cuya retórica asegura todavía hoy que el Estado debe garantizar la “soberanía energética del pueblo venezolano” y permitirle disfrutar de los recursos naturales de su país frente a las amenazas del “imperio de Estados Unidos” que quiere arrebatárselas.

Oliveros cree: “A los venezolanos les vendieron muchos mitos, entre ellos el de que éramos una potencia energética, pero hemos aprendido por las malas, y hoy somos cortoplacistas: estamos centrados en la supervivencia”.

Cómo se ha llegado hasta aquí

El subsidio a la gasolina le cuesta al Estado unos US$10.000 millones al año”, estima Toro Hardy, que formó parte de la directiva de PDVSA, la petrolera estatal venezolana, a finales de la década de 1990.

Después de siete años de crisis económica que han consumido más de la mitad del Producto Interno Bruto, agravada por el impacto de la pandemia del coronavirus, el gobierno venezolano, incapaz de garantizar la prestación de suministros esenciales como el agua o la luz, no parece en condiciones de mantener ese esfuerzo.

Los venezolanos están acostumbrados a no pagar prácticamente nada por la gasolina
Los venezolanos están acostumbrados a no pagar prácticamente nada por la gasolina.

Los expertos señalan que las raíces del problema vienen de años atrás.

Oliveros recuerda que “Chávez pudo permitirse no subir el precio de la gasolina porque el petróleo estaba en su época en máximos históricos”.

Toro Hardy cree que “todas las decisiones económicas que se tomaron en Venezuela en los últimos 20 años fueron irracionales y en PDVSA llevaron al colapso de las refinerías, que hoy están paralizadas por la falta de mantenimiento”.

El gobierno, en cambio, asegura que los problemas son resultado de las sanciones de Estados Unidos, con las que Donald Trump busca forzar la salida del poder de Maduro, a quien acusa de irregularidades en las elecciones presidenciales de 2018.

Hasta el pasado marzo había paliado su incapacidad para producir recurriendo a intercambios de crudo por gasolina con filiales de la multinacional rusa Rosneft, pero una nueva ronda de sanciones estadounidenses cerró esa vía y obligó a un estricto racionamiento justo cuando el país se disponía a hacer frente a la pandemia de covid-19.

Después, llegó una flotilla de barcos iraníes cargados con gasolina y el anuncio de los cambios en los precios.

Qué pasará a partir de ahora

Muchos expertos lamentan que la medida del gobierno llega tarde y está mal diseñada.

El primer día de su funcionamiento las colas y los problemas continuaron en las gasolineras del país.

En las que BBC Mundo recorrió en Caracas, reinaba la confusión y la inmensa mayoría de los ciudadanos que acudieron no pudieron repostar.

El vicepresidente del área de Economía, Tareck El Aissami, no obstante, calificó de “éxito” la jornada y aseguró que “no se ha presentado ningún incidente”.

Persisten las dudas sobre el abastecimiento de combustible en el país, ya que la mayoría de analistas calculan que el que llegó en los buques iraníes se agotará en pocas semanas.

Si el gobierno no logra reactivar las refinerías, tendrá que importar más, pronostican.

Un buque petrolero
Cinco buques iraníes llegaron a Venezuela con petróleo la semana pasada.

Pero la mayoría de las críticas al nuevo modelo se han centrado en que fomentará el contrabando de gasolina, un problema ya muy extendido en el país y que se ha agravado en las últimas semanas de escasez severa, llevando a que se llegara a pagar hasta US$4 por el litro de carburante en el mercado negro.

Toro Hardy alerta de que “los allegados al gobierno comprarán la gasolina subsidiada a 5.000 bolívares el litro y la revenderán a medio dólar” en las “gasolineras premium”, como definió Maduro a las que venderán combustible en divisas.

Esto permitiría un beneficio veinte veces superior a la cantidad invertida.

Giorgio Cunto advierte: “El mercado negro de combustible se va a esparcir con más velocidad que la covid-19” en Venezuela.

A %d blogueros les gusta esto: