elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Grupo de Puebla

Por aquí lo estuvimos esperando por  Armando Martini Pietri – El Nacional – 15 de Noviembre 2019

Caracas ha sido tierra abierta a exiliados, aunque hoy sea exportadora obligada de quienes abandonan al país para refugiarse en otro por razones políticas, económicas y sociales, no solo de italianos, españoles, portugueses y otros que migraron a Venezuela y contribuyeron a fundarla. También vinieron Juan Domingo Perón, habitué del Todo París –dicen que ahí conoció a su segunda esposa, heredera del poder–, y que solo se fue cuando los caraqueños civiles y militares que se les pegaron, echaron a Pérez Jiménez y con él también se fue el argentino.

Años después ambos terminaron en España. Perón pudo regresar a intentar la tarea imposible que es gobernar Argentina. Pérez Jiménez, tras breve estancia encarcelado, se fue a envejecer y morir en Madrid. Ambos dictadores diseñaron, difundieron, cada uno por su cuenta, sus explicaciones de mandatos. Perón hasta una avenida tiene su nombre en la capital de España, que ahora inicia un nuevo, vacilante y peligroso rumbo con una izquierda que coquetea con el chavismocastrista y carga a Pablo Iglesias y su coleta como vicepresidente. ¡Qué vergüenza! triste la plaga que ha caído sobre la madre patria.

Con esa y muchas historias algunos imaginamos que, dado el pensamiento revolucionario, castrista y alejadamente sindicalista del usurpador, Evo Morales vendría a echar anclas rojas y cocaleras en esta Venezuela desordenada, hambrienta, sin medicinas, insegura, hiperinflacionaria, pero leal al castrismo, revolucionaria, fidelista, chavista y todo eso que tanto le gusta al hermano Juan Evo Morales Ayma.

Quizás el que falló fue Maduro; no atinó a enviarle uno de tantos jets privados tal vez ocupados en trasladar diamantes, oro, traer dólares y euros, pero pudo facilitarle uno de los transportes militares chinos que hasta ahora parecen haber demostrado ser confiables a pesar de las fallas castromaduristas de mantenimiento.

Imaginemos el recibimiento luminoso para un jefe del Estado, esplendoroso, honores militares y demás ceremonias protocolares que los camaradas al frente de la tiranía hubieran hecho al hermano Evo, vociferando que fue echado a palos y gritos por la alta burguesía boliviana desatada en las calles de La Paz, El Alto y Cochabamba, menos en Santa Cruz, la burguesía cuida sus vainas.

Si formaron una alharaca por el rescate del Pollo Carvajal en Aruba, piensen en el escándalo de Maduro recibiendo al martirizado y víctima del imperio estadounidense en la Rampa 4 de Maiquetía o en La Carlota. Lo recibiría el gabinete ejecutivo en pleno, la primera combatiente rodeada de carajitos, con ramos de flores, serpenteando banderitas de ambos países y entregando manifiestos atiborrados de ridiculeces, estulticias y sandeces, exaltando embustes de las bondades del indígena nacido en la comunidad Isallavi, del cantón Orinoca en el Departamento de Oruno, derrocado por tramposo, bribón y pícaro electoral.

En estos momentos ya en Caracas estaría celebrando el desecho fecal del Foro de Sao Paulo y su más reciente secreción, el grupo de deslastrados triunfadores de la miseria que son los caballeros del Grupo de Puebla, encabezados por el iletrado Rodríguez Zapatero.

Maduro debe estar llorando de la envidia; el héroe del rescate no fue él, se le atribuye a ese pequeño burgués manejado por los Kirchner, que dentro de unos días se encargará de la Argentina, Alberto Fernández, gestor esforzado de los permisos internacionales para cruzar cielos que querían ver a Morales más de lejos que de cerca.

Hubiera llegado seguramente el hermano Evo y acompañantes a su propio bunker en Fuerte Tiuna, custodiado, atendido con buena comida y excelente bebida, protegido por nuestros militares con tanques rusos, tanquetas chinas y la admiración de los leales siempre traidores nunca.

Eso de irse a México, al lado de Estados Unidos, es una afrenta, un insulto. Aquí estarían a su disposición canales de televisión, montón de emisoras, la tarima –sitial de honor– de oradores en la asamblea cubana constituyente, periódicos y medios digitales, no muy buenos, pero con sus grupitos de lectores, ¿qué carajo fue a buscar a la tierra de charros con un López Obrador que madruga, pero ni pendejo bloquea contactos con el catire Trump; el mismo que según Maduro diseñó, financió y supervisó el golpe de Estado que le propiciaron al indígena de ascendencia aymara?

Eso, aparte de que aquí tiene selvas para quemar, asesorías de narcoguerrilleros y muchos oídos para sus interesantes explicaciones sobre por qué la pachamama y los ciudadanos bolivianos, que pasan menos hambre y necesidades que los criollitos venezolanos, lo tiraron al pajón. Lo mandaron muy recto a lavarse el paltó.

Confiamos en que reflexionará y que la nación de la cultura maya será una escala hacia un destino en Caracas. Por lo menos se ahorraría unas horas de vuelo de regreso a Bolivia, donde más temprano que tarde regresara a rendir cuentas ante la justicia y cancele sus deudas con la sociedad.

El plan chavista del Foro de Sao Paulo parece que no es tan perfecto por Pedro Benítez – ALnavío – 12 de Noviembre 2019

Los acontecimientos indican que si el Foro de Sao Paulo tiene un plan este no se está cumpliendo a la perfección como se han ufanado Nicolás Maduro y Diosdado Cabello. Ni perfecto, ni infalible. Por el contrario, la “brisa bolivariana” no se ha llevado (por ahora) ni a Lenín Moreno ni a Sebastián Piñera, sino a Evo Morales.
Maduro y Cabello celebran las crisis de Lenín Moreno y Sebastián Piñera / Foto: PSUV
Maduro y Cabello celebran las crisis de Lenín Moreno y Sebastián Piñera / Foto: PSUV

Hasta hace apenas un mes Nicolás Maduro, Diosdado Cabello y Rafael Correa se frotaban las manos ante lo que parecía ser la inminente caída (o derrocamiento) del presidente de Ecuador, Lenín Moreno.

Consciente de las dificultades económicas que le había dejado a su sucesor (y exvicepresidente) y de las restricciones que le imponía la dolarización, Correa calculaba la inminente caída de quien se había convertido en su peor enemigo. Maduro también lo esperaba por el mismo motivo. De un tiempo a esta parte Moreno se había transformado en su más duro crítico. Era el inicio de la “brisa bolivariana” como la bautizó el segundo al mando del régimen chavista en Venezuela.

Nadie había previsto este giro de los acontecimientos dentro y fuera del Foro de Sao Paulo (y ahora el Grupo de Puebla). Mucho menos en Caracas, donde Maduro teme con mucha razón que la ola de protestas alcance a Venezuela, donde hay todavía más razones para protestar que en Bolivia o Chile y donde de paso Juan Guaidó ha convocado una movilización para el próximo 16 de noviembre.

Por esos días una grave crisis institucional sacudía a Perú. Al presidente Martín Vizcarra se la acusó de dar un golpe de Estado (la expresión mágica) por disolver el Congreso. Como el conflicto político no derivó en desórdenes en las calles el tema peruano salió rápidamente de las primeras planas de la prensa y los portales de noticias.

Pero inesperadamente la ola de protestas que se inició en Ecuadorllegó al más estable y próspero de los países latinoamericanos: Chile. La violencia con que se iniciaron esas protestas sorprendió al presidente Sebastián Pinera, quien evidentemente no supo manejarlas en un principio y el asunto se le transformó en una grave crisis de gobernabilidad.

Todo eso sumado a la inminente victoria electoral del candidato peronista Alberto Fernández en las elecciones argentinas dibujaba un cuadro casi perfecto para Nicolás Maduro en Caracas y sus padrinos políticos en La Habana.

Acosado durante meses por la presión internacional, Maduro no ha podido sino disfrutar de las dificultades de ese grupo de mandatarios latinoamericanos que tanto lo han criticado y de paso apoyado a la oposición venezolana, reconociendo como el presidente legítimo de Venezuela a Juan Guaidó.

La salida por vía electoral de Mauricio Macri, y de Sebastián Piñera y Lenín Moreno por la insurreccional, cambiaba la correlación de fuerzas en Suramérica. Maduro podía, además, seguir contando con Bolivia y Uruguay. Más al norte el otro gigante de la región, México, ya había virado a la izquierda con Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

De modo que la estrategia cubana de resistir a todo evento, sin importar que una parte de la población venezolana se muriera por desnutrición y otra emigrara masivamente, pero conservando el poder hasta que cambiaran las circunstancias internacionales, estaba funcionando. Ya Fidel Castro la había aplicado con éxito en Cuba en los años 90 del siglo pasado.

Además, no podía faltar quien afirmara que detrás de las protestas estaba la siniestra mano del Foro de Sao Paulo. Es lo que creyeron y denunciaron tanto Lenín Moreno como Piñera, sin haber mostrado pruebas hasta hoy.

Incluso en un comunicado difundido por la cancillería de Colombia, los gobiernos de ese país, Argentina, Brasil, El Salvador, Guatemala, Paraguay y Perú rechazaron lo que calificaron como una “acción encaminada a desestabilizar nuestras democracias por parte del régimen de Nicolás Maduro”.

Lo que sí es cierto, y fácilmente demostrable (basta ver su cobertura diaria) es que tanto TeleSur (con sede en Caracas), como RT en español (la cadena de televisión rusa del gobierno de Vladímir Putin) se dedicaron a subirle el volumen mediático tanto a las protestas en Ecuador como a las de Chile, incitando claramente al derrocamiento de estos dos gobiernos.

En el caso chileno no han desperdiciado la ocasión de presentar la crisis de ese país como una derrota ideológica del que se ha considerado, hasta ahora, como el más exitoso modelo de economía de mercado de esta parte del mundo.

En Caracas, tanto Nicolás Maduro como Diosdado Cabello no podían desperdiciar la oportunidad de quedarse callados. El primero afirmó: “Estamos cumpliendo el plan del Foro de Sao Paulo (…) está en pleno desarrollo y se está cumpliendo a la perfección”. “Vamos mejor de lo que pensábamos, y todavía lo que falta… No puedo decir más”.

A confesión de parte relevo de pruebas. Era la confirmación de lo que los teóricos de la conspiración mundial venían advirtiendo. Era el plan del Foro de Sao Paulo, que por cierto, se había reunido en Caracas en julio pasado. Para Maduro es una forma de decir que su poder era continental. Me querían tumbar, pues yo los puedo tumbar a todos. Ni Fidel Castro en los años 60.El régimen de Evo Morales se desmoronó en cuestión de horas / Foto: @evoespueblo

Por su parte, y con el estilo fanfarrón que le caracteriza, Cabello dejaba deslizar una pretendida profecía que sonó más a amenaza: “es apenas la brisita. Ahora viene el huracán bolivariano”.

Sin embargo, Lenín Moreno, dando muestras de habilidad política, ha logrado sortear (por ahora) una situación que a varios de sus antecesores les costó el poder, aprovechando entre otras cosas que el combativo movimiento indígena ecuatoriano es anticorreísta. Más al sur Sebastián Piñera tiene tres semanas aguantando con la autoridad del Estado casi diluida, sin controlar el orden público y tomando medidas como si de un gobierno de izquierda de tratará. Incluso está ofreciendo convocar un Congreso Constituyente. Pero al menos a esta hora sigue despachando en el Palacio de La Moneda.

Si cualquiera de los dos (o los dos) hubiese caído, ni TeleSur, ni RT, ni Nicolás Maduro, ni Alberto Fernández, ni Miguel Díaz-Canel, ni José Miguel Insulza, hubieran calificado el hecho como golpe de Estado. En los dos casos habría sido una insurrección popular contra “las políticas neoliberales”.

Exactamente lo contrario de lo que dicen ahora de lo acontecido en Bolivia, donde el régimen de su aliado, Evo Morales, se ha desmoronado en cuestión de horas. No lo hicieron tampoco cuando este violó su propia Constitución, y la voluntad de sus conciudadanos expresada en referéndum, y se postuló a un cuarto mandato presidencial.

Desde la cuestionada elección del pasado 20 de octubre centenares de miles de bolivianos han permanecido en las calles de ese país presionando por la salida de Morales, pero el foco informativo no ha estado allí. Para resumir: el detonante de la crisis fue un proceso electoral, el colofón la intervención del alto mando militar, en medio del amotinamiento de las policías en ocho de las nueve ciudades más importantes de ese país.

Nadie había previsto este giro de los acontecimientos dentro y fuera del Foro de Sao Paulo (y ahora el Grupo de Puebla). Mucho menos en Caracas, donde Maduro teme con mucha razón que la ola de protestas alcance a Venezuela, donde hay todavía más razones para protestar que en Bolivia o Chile y donde de paso Juan Guaidó ha convocado una movilización para el próximo 16 de noviembre.

Por lo pronto la ola de protestas ha llegado a Brasil, donde este fin de semana miles de personas han salido a manifestarse en Río de Janeiro y Sao Paulo… contra la libertad del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. Paradójicamente una buena noticia para la decaída popularidad de Jair Bolsonaro, a quien la polarización con su adversario le favorece.

Mientras tanto, con más de 300.000 millones de dólares en reservas internacionales la economía de Brasil empieza a salir de la recesión estimulada por las reformas del ministro del área, Paulo Guedes.

Situación muy distinta a la de Argentina, donde el presidente electo Alberto Fernández está obligado a negociar con Estados Unidos y el FMI si no quiere caer en cesación de pagos e hiperinflación. Y también de México, donde la economía se estanca por falta de inversión y el recrudecimiento de la violencia del narcotráfico ha puesto en evidencia que AMLO no tiene ninguna estrategia para enfrentarla.

Como vemos si el Foro de Sao Paulo tiene un plan para América Latina, el mismo no es perfecto ni infalible.

¿Cuál es el plan de la izquierda detrás de los disturbios en Latinoamérica? por Didiana Patricia Archila – El Nacional – 22 de Octubre 2019

El politólogo Pedro Urruchurtu, Coordinador Nacional de Formación de Vente Venezuela -movimiento fundado por María Corina Machado- y profesor de la UCV, explicó la relación de los actos de vandalismo en el continente con el Foro de São Paulo y el Grupo de Puebla como un plan para “reivindicar a la izquierda”

“Debemos aglutinarnos como región y como democracias liberales, porque el Grupo de Puebla no es más que una contrafigura del Grupo de Lima. Y lo van a ir desmantelando a medida que vayan sustituyendo gobiernos”, dijo el profesor Urruchurtu |

Latinoamérica parece sumida en un gran caos. En los últimos días se han presentado disturbios violentos en países como Chile, Ecuador y Bolivia. Sin embargo, no parecieran ocurrir por casualidad. “Hay una secuencia y una articulación”, aseguró el politólogo y profesor universitario Pedro Urruchurtu.

Urruchurtu explicó en entrevista a El Nacional que estas protestas responden a un proyecto mayor de líderes de izquierda agrupados en el Foro de São Paulo y el Grupo de Puebla. Estas organizaciones pretenden generar desestabilización en los gobiernos que promueven mayor apertura económica.

Medidas impopulares

“Las decisiones que se han tomado, sobre todo decisiones políticas y económicas, para llevar a cabo la liberalización de la economía, se convierten en los detonantes de estas supuestas protestas en las que, sin desmeritarlas, hay grupos que se aprovechan para promover el vandalismo”, indicó.

El objetivo, añadió el politólogo, es dar a entender que son medidas impopulares, que ponen en riesgo la justicia social. Además, permitirán levantar un discurso de división y de resentimiento en la gente con la finalidad de decir que ellos van a encarar el retorno de la “verdadera justicia” porque estos años de “giro hacia la derecha” fueron negativos para Latinoamérica.

Urruchurtu señaló que los comunistas tienen sus grupos de choque y sus partidarios armados en casi todos los países de Latinoamérica “para que se aprovechen de las revueltas, de la indignación y de los discursos que atraen masas para, en función de esto, alterar una ciudad completa”.

La reivindicación de la izquierda

“Esto siempre acarrea un proceso secuencial que deriva en solicitar la renuncia del mandatario nacional. Tal es el caso de Chile, donde un aumento, que proporcionalmente era inferior a los que la propia presidente Bachelet hizo durante su mandato, dejó al presidente Sebastián Piñera en jaque. Así también en Perú, en Ecuador y demás”,  comparó.

Cabe destacar, que el sitio oficial del Grupo de Puebla expresa claramente su objetivo: Retomar el poder de la región para “adueñarse del mañana”.

El profesor alertó sobre Colombia como la joya de la corona debido a que “los progresistas” jamás han logrado hacerse del poder.

Asimismo, se detuvo en los casos de Chile y Argentina, donde la vuelta de la izquierda al poder es una especie de reivindicación moral: “Tal es el caso de Alberto Fernández en Argentina, que repunta en las encuestas como favorito. De las primeras cosas que hará será salirse del Grupo de Lima, y adoptará una posición como la de México y Uruguay”.

Hacer contrapeso

Urruchurtu instó a los gobiernos democráticos a ser firmes y comunicar eficientemente sus ideas, porque pueden caer en el chantaje de los vándalos.

Recientemente, Nicolás Maduro aseguró que todos los objetivos del Foro de São Paulo se estaban realizando. “Estamos cumpliendo todas las metas que nos propusimos. Es la unión de los movimientos sociales, progresistas y revolucionarios”, dijo.

El profesor alentó a hacer una contrafigura que reconozca la amenaza que este proyecto representa. “Aglutinarnos como región y como democracias liberales. Porque el Grupo de Puebla no es más que una contrafigura del Grupo de Lima. Y lo van a ir desmantelando a medida que vayan sustituyendo gobiernos. Pueden ir haciendo lobby que incluso podría llegar con sus tentáculos a sustituir al secretario Almagro de la OEA”, expuso.

El Foro de São Paulo

El Foro de São Paulo es una cumbre anual que nació a partir de la caída del Muro de Berlín en el año 1991 y la disolución de la Unión Soviética. Fue fundado por Luiz Inácio Lula da Silva con el apoyo de Fidel y Raúl Castro. Su propósito fue replantearse la organización mundial, más que todo porque su principal benefactor económico e ideológico había caído.

El primer logro político triunfal en Latinoamérica lo tuvieron con Hugo Chávez en el año 1998. De ahí en adelante la región entró en un proceso conocido como “el giro a la izquierda”. Abundaron los gobiernos de corte “progresista” que fueron tomando el poder.

Para el año  2009, el foro llegó a tener 14 gobiernos en Latinoamérica. Es un proyecto de poderes que no solo es político sino ideológico y económico. Disfrutaron de altos precios de los commodities, como fueron los casos del petróleo en Venezuela y de la soja en Argentina. Mientras, se curtieron de casos de corrupción, como el de Odebrecht.

El profesor señaló que ante la realidad decidieron reorganizarse: “Se amparan bajo un discurso de victimización, como en los casos de Cristina Kirchner, Lula y Dilma Rousseff”.

Grupo de Puebla

Destacó que en julio se fundó el Grupo de Puebla: “Una especie de barniz rejuvenecido del mismo Foro de São Paulo, que no incluye a Cuba ni a Venezuela, para diferenciarse y marcar distancia aparente. Pero cuando ves quiénes están allí, desde José Luis Rodríguez Zapatero hasta Lula da Silva, te das cuenta de que no es más que una modernización o replanteamiento del proyecto político del Foro de São Paulo”.

“Aseguran que tienen unas ideas progresistas ‘más jóvenes y refrescadas’, pero que al final son lo mismo”, concluyó Urruchurtu.

 

Alerta que caminan los malandros de la izquierda extrema por América Latina por José Gregorio Meza – El Nacional – 21 de Octubre 2019

Los que se hacen llamar revolucionarios prepararon el contrataque. No esperan más y decidieron que ya está bueno de gobiernos decentes y progresistas en América Latina.

Los recientes disturbios en Chile: la destrucción de estaciones del Metro, autobuses, la quema de edificios, la destrucción de patrimonio de la nación, da cuenta que no se trata de algo casual. Esto es planificado. No queden dudas. La izquierda extrema está de vuelta y hace lo que sea para recuperar el terreno perdido.

El Mercurio

@ElMercurio_cl

Estupor y rabia en las 36 horas más violentas de Santiago desde el regreso a la democracia https://digital.elmercurio.com/2019/10/20/C/MQ3MJT0H#zoom=page-width 

Ver imagen en Twitter
Ya antes lo han hecho en Argentina, donde están a una semana de recuperar el poder a menos que ocurra un milagro, y en Ecuador, con un Lenín Moreno emproblemado porque no ha podido manejar la crisis que heredó de Rafael Correa, uno de los líderes de la contraofensiva.

«Atiendan a sus países que los tienen alborotados», recomendó Nicolás Maduro a los gobernantes del continente, en una seña clara para que dejen tranquilo al régimen, ahora con un escaño en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. En una de sus alocuciones, cada vez más soporíferas, criticó al Grupo de Lima, al que calificó de cartel del narcotráfico.

Diosdado Cabello tuiteó en la misma línea de su jefe político. Luego de un toma y daca con el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, aseguró que el huracán bolivariano, del que el chavismo pretende ser dueño e intérprete, volverá a enseñorearse en el continente.

Diosdado Cabello R@dcabellor

Recuerdo perfectamente el Huracan Bolivariano que fue capaz de derrotar al alca y al imperialismo en Mar del Plata, nada ni nadie podrá detener a los Pueblos cuando luchan por su Independencia, todo mi apoyo y solidaridad, desde Venezuela decimos con ellos: Nosotros Venceremos!!

No solo están en lista Chile, Argentina y Ecuador. Perú, Colombia y Brasil también han recibido los embates de la desestabilización, y en España, lo de Cataluña no pinta bien, con infiltrados que llegan de Europa y Latinoamérica para apoyar la independencia y empantanar un deseo legítimo de una parte de la población.

Para la izquierda extrema esas protestas son legítimas, aunque acudan a la violencia y destruyan patrimonio de la nación. Todo justifica a los pueblos oprimidos, dicen. En el fondo lo que quieren es generar un caos que sea caldo de cultivo para retomar el gobierno. El discurso de la autonomía de los pueblos es basura, pero le suena bien a los que no han logrado nada en su historia de vida.

Ya lo dijo el politólogo Pedro Urruchurtu en un hilo de Twitter: las protestas sociales de Iberoamérica tienen un oscuro interés por detrás, buscan acabar con el Grupo de Lima y desestabilizar la región.

Pedro A. Urruchurtu

@Urruchurtu

[] ¿Ha escuchado usted sobre el “Grupo de Puebla”? Preste atención a este hilo y entenderá por qué mucho de lo que está pasando en Iberoamérica bajo pretexto de “protestas sociales”, tiene interés muy oscuro por detrás: Acabar con el Grupo de Lima/Desestabilizar a la región.

Ver imagen en Twitter
No es lo mismo, eso sí, acá en Venezuela, donde Maduro y su combo han creado un complejo aparato represivo y comunicacional para mantenerse en el poder y limitar al máximo a los disidentes, como ya pasó en Cuba. Protestar es subversivo y hacerlo contra un régimen de izquierda casi que es un pecado y tiene sus consecuencias, la cárcel lo menos oneroso.

Después de la semana pasada, con la vergüenza de lo que aconteció en la ONU, es claro que las cosas cambiaron. Visto lo sucedido dudo que los que se hacen llamar revolucionarios se conformen con preservar el botín que significa Venezuela, van por más. Se vienen situaciones más rudas en todo el continente. Lo de estas semanas es solo la cuota inicial de lo que nos espera.

¿La «Unión Soviética Hispana»? La Conspiración Comunista contra Latinoamérica está en pleno desarrollo por José Valdivia Sotomayor – El Político – 19 de Octubre 2019

¿La «Unión Soviética Hispana»? La Conspiración Comunista contra Latinoamérica está en pleno desarrollo

El Objetivo fundamental del Foro de Sao Paulo es establecer en el Continente Americano una Unión de Paises bajo gobiernos comunistas semejante a la desaparecida Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas (URSS)

Desde el punto de vista político, los términos Comunismo, Socialismo, Progresistas, Vanguardistas, Liberalismo, Izquierdismo, son sinónimos.
El Grupo de Puebla es un frente del Foro de Sao Paulo que aglutina a los líderes comunistas de Latinoamèrica y España.

La aparente ventaja del Foro de Sao Paulo se la da el viraje táctico que hicieron para tomar el control de paises en la región. Abandonan la lucha armada y utilizan las vulnerabilidades que presentan los gobiernos democráticos para apoderarse por esta via del poder en los países blanco.

En este País, el partido Demócrata está muy penetrado por polìticos izquierdistas, muchos de ellos radicales y otros, confesos comunistas, como el pre candidato presidencial Sander,s que quieren instaurar en USA un gobierno socialista.

El Grupo de Puebla

Como anunciaran la “Republica Bolivariana de Venezuela” años antes de que Hugo Chavez tomara el poder y después la “República Plurinacional de Bolivia”, ahora lo hacen con el Perú.

El «Grupo de Puebla» dice que ya tiene una nueva “Constitución Socialista del Siglo XXI» para el Perú.

El «Grupo de Puebla» aplaude la disolución del Congreso en Perú, y felicita al pueblo combativo peruano, que hoy celebra feliz en las calles, la derrota del Imperialismo y el triunfo de las clases oprimidas.

El «Grupo de Puebla» manifestó que la nueva Constitución de la “República Andina Multicultural del Perú ”, ya ha sido redactada y se está a la espera del nuevo Congreso, para reemplazar la obsoleta Constitución capitalista y opresora.

Pero antes un poco de historia para saber

¿Qué es el «Grupo de Puebla»?

El “Grupo de Puebla” es la reunión “de los más altos lideres Socialistas de Latinoamérica y España”, y se basa en el «Foro de SaoPaulo». Éste Grupo tiene otros nombres: «Grupo Progresista», «Los Progresistas», «Partido Progresista».

La última reunión del Grupo se llevo a cabo en México, bajo la venia del Partido Político «MORENA», cuyo líder es Andrés Manuel Lopez Obrador (AMLO), actual presidente de México y miembro del Foro de Sao Paulo.

Al “Grupo de Puebla” pertenecen el cubano Raul Castro, el ex presidente español Jose Luis Rodriguez Zapatero, el español Pablo Iglesias (líder de «PODEMOS»), el chileno Jose Miguel Insulsa, Nicolás Maduro, el ecuatoriano Rafael Correa, Kristina Fernandez de Kritchner, Lula Da Silva, entre otros.

Michelle Bachelet, siendo miembro del Foro de Sao Paulo, está un poco alejada del «Grupo de Puebla» debido al informe sobre Venezuela en el que expresó, “aunque muy suavemente”, los atropellos a los derechos humanos.

¿Qué es el «Foro de Sao Paulo»?

En 1989, a la caída del Muro de Berlín y de la Unión Soviética (URSS), se reunieron en Sao Paulo (Brasil), con la venia de la «Internacional Comunista», muchos partidos Comunistas, Socialistas y Grupos Guerrilleros de Sudamérica, convocados por Fidel Castro.

La finalidad fue establecer «nuevas estrategias», en vista que ya no habría más dinero para armas, ni para solventar movimientos guerrilleros desde la URSS.

Se le llamó, el «Foro de Sao Paulo».

Entre los personajes que asistieron al «Foro de Sao Paulo» están: Lula Da Silva, Hugo Chavez, Kristina Krichner, Daniel Ortega, Rafael Correa, Evo Morales, López Obrador, Jesús Santrich, Elena Iparraguirre, Genaro Ledesma, Nestor Cerpa Cartollini, etc.

Además fueron representantes de grupos comunistas-guerrilleros como Sendero Luminoso, FARC, ELN, los Montoneros, el ERP, La Campora argentina y el Sandinismo, entre otros.

¿Qué pretende el «Foro de Sao Paulo»?

El Foro de Sao Paulo tiene como objetivo «recomponer» las ideas comunistas en el mundo hispano y lograr que España, Sudamérica y el Caribe se conviertan en sociedades socialistas, es decir “una Unión Soviética Hispana”.

Para ello usó los criterios del libro “Socialismo del Siglo XXI” de Manuel La Guarda. En otras palabras, «llegar al poder por las armas ya no era la prioridad; la nueva idea, es llegar al poder por la vía democrática, ofreciendo al pueblo, normalmente no instruido y crédulo, todo lo que sea necesario (Populismo), algo muy parecido a lo que estamos viviendo hoy en día en el Perú, que ha propiciado la crisis política del Estado, a vista y recompensada paciencia del «Foro de Sao Paulo» sin pronunciamiento en contra por ahora, de ningún ente democrático.

Para cumplir los objetivos, dicho Foro determinó algunos pilares:

Cuba:

A cargo de la parte estratégica y en razón de su experiencia. Ellos operan escuelas de la antigua KGB y que tiene mas de 25,000 ex agentes rusos y cubanos entrenados con las estrategias de esa agencia de inteligencia soviética

Conseguir dinero

La estrategia consiste en que los países que van formando parte del Eje Socialista del Siglo XXI, provean con sus recursos naturales, dinero para continuar la estrategia. El petróleo Venezolano, las empresas brasileñas, los minerales del Perú, el sílice de Bolivia, el petrolero ecuatoriano, etc.

Odebrecht, herramienta del Foro de Sao Paulo

Recordemos que “Odebrecht” fue inicialmente una herramienta del gobierno socialista de Lula Da Silva para esparcir la ideología socialista por Sudamérica, pagar coimas y obtener financiamiento para cumplir con los objetivos finales del Foro.

Actualmente Odebrecht, «está jugando con los gobiernos» haciendo tiempo, ayudando a crear el caos, y descalificar las instituciones y personas.

El «Grupo de Puebla» nunca imaginó que la “herramienta Odebrecht” sería tan efectiva para cumplir uno de sus mejores objetivos fundamentales: que los países digan: “Todo esto está podrido, tiremos abajo la democracia”.

Foto: Notiamerica

Usar cualquier medio posible

El Objetivo es conquistar el poder ¿“democráticamente”? por lo cual, la finalidad es aprovechar cualquier sentimiento, rechazo o sentido de debilidad existente en el pueblo, tales como: el Nuevo Orden Mundial, el aborto, el ambientalismo, la identidad de género, el feminismo, el cambio climático, la inmigración indiscriminada, etc.

Además, infiltrar las universidades, organizaciones de la sociedad civil, organizaciones de derechos humanos, OEA y ONU (Michelle Bachelet es ahora parte de la ONU).

Que es el G-2

Al producirse la revolución cubana, Fidel Castro pidió asistencia a la URSS para “controlar” al pueblo, Nikita Serguéievich Krushchev envió a agentes de la KGB e instaló varias Escuelas de Formación de la KGB en todo el territorio cubano, donde perfeccionaron técnicas de tortura, e interrogatorio.

¿Los G-2 son cubanos?

No todos, es más, en las Escuelas G-2 cubanas se han formado miles de agentes peruanos, venezolanos, bolivianos, argentinos, etc. Es por eso que alguien podría decir: «yo no veo cubanos en Venezuela o Bolivia, cómo es entonces dicen que hay 25,000 G-2? Es que la mayoría de Agentes G-2 que imponen el terror en Venezuela, son venezolanos formados en las Escuelas Cubanas.

La Estrategia

Aunque hay muchos libros al respecto, partiendo del libro de La Guarda, la estrategia podría resumirse en la siguiente:

1.- Desacreditar las instituciones democráticas del país objetivo: Congreso, Poder Judicial, Poder Ejecutivo, Fuerzas Armadas, Tribunal Constitucional, Medios de Comunicación, organizaciones políticas, organizaciones de la sociedad civil, etc.
2.- Copar las nuevas instituciones luego del Caos.
3.- Tomar el poder
4.- Apoyar al nuevo líder nacional con un grupo numeroso de miembros del G-2 cubano (Escuelas KGB) para reducir a los altos mandos de las FFAA y a cualquier opositor.
5.- Reemplazar la Constitución existente por una compatible con el Socialismo del Siglo XXI, previamente preparada y redactada por el «Grupo de Puebla», tal como pasó en Venezuela, Nicaragua, Bolivia, etc.
6.- Usar los recursos económicos del país para el progreso de la causa en los otros países objetivo.

Ejemplo Venezuela

Se siguió los pasos anteriores en estricto orden, luego de desacreditar al Congreso, Ejecutivo, Poder Judicial y otras instituciones, apareció Hugo Chávez que prometio hacerlos ricos y vivir mucho mejor.

Chávez tomó el poder, llegaron de Cuba inicialmente 20,000 miembros del G-2 que fueron colocados como “asesores” en puestos clave, quitando poder a las fuerzas militares. Luego todo fue más fácil.

Impuso la Constitución «previamente ideada y redactada» por el «Foro de Sao Paulo» (todavia no existía el Grupo de Puebla), cambió el nombre del país por República Bolivariana de Venezuela, y el resto es conocido.

Otro ejemplos idénticos fueron Bolivia, Nicaragua y Ecuador, éste último se salvo por suerte.

Países Objetivo

México:

AMLO ya es presidente de México, en estos momentos están distribuyendo los G-2 en las instituciones militares y de poder; tomará un tiempo pues es un país muy grande y deben de ser muy cuidadosos por su cercanía con EEUU.

Argentina y Perú:

25.000 miembros del G-2 cubano mayormente de nacionalidades peruana y argentina (ex componentes del MRTA, Sendero Luminoso, La Campora, el ERP, etc.) se encuentran en Bolivia con la misión de saltar sobre Argentina y Perú.

Ya han establecido contacto y se han infiltrado en organizaciones ecologistas, anti-mineras, partidos políticos, organizaciones campesinas, universidades, colegios de abogados, asociaciones de médicos, etc. de Perú y Argentina.

Argentina
Aquí se está trabajando y sólo se esperan las elecciones de Octubre y que gane Kristina Fernández, miembro del «Foro de Sao Paulo» y Socialista del Siglo XXI de conocida trayectoria y de triste recordación.

Perú
En Perú las instituciones democráticas han sido avasalladas, producto de su propia corrupción, los miembros del G-2 se han infiltrado en proyectos mineros como «Las Bambas» o «Tía María», en organizaciones LGTB, en ONGs, partidos politicos, en medios de radio y televisión, en la Policía, en el Ejército del Perú, juzgados en diferentes niveles, Poder Judicial, Universidades importantes, etc.

El Congreso ha sido disuelto y se llamará a Elecciones en Enero del 2020. Es el momento ideal para que muchos miembros del G-2 se hagan congresistas.

Actualmente en Perú se cuenta con conocidos políticos, periodistas, jueces, fiscales, empresarios, que se han preparado en las Escuelas G-2 cubanas, y muchos, ni siquiera se conocen entre ellos.

Éste es el panorama actual y lo que se vislumbra sin ser adivino ni agorero con predicciones a futuro. Es una realidad que invito a comprobar sin dejarse llevar por apasionamientos, rivalidades, encono simpatías, empatías o antipatias. Está en juego el Perú de un mañana muy cercano
mucho más de lo que se puedan imaginar

Dejemos fanatismos intrascendentes que no conducen a nada, sino a la fácil polémica para tratar de demostrar quién tiene o tuvo la razón.

Por tanto fijarnos en el triste pasado, hemos perdido de vista un presente tortuoso y un futuro más que peligroso para los que somos realmente Demócratas.

 

A %d blogueros les gusta esto: