elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Grupo de Lima

Discurso del Embajador John Bolton Conferencia Internacional por la Democracia en Venezuela – Lima, Perú – 6 de Agosto 2019

Muchas gracias señor Presidente, y gracias a todos los representantes internacionales que están presentes hoy aquí y a todos los que colaboraron para que este evento fuera posible. Además, quisiera dar la bienvenida a todos los representantes de los 56 países que reconocen al presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, y a todas las demás naciones que están aquí hoy y que apoyan un proceso democrático.

Es muy grato para mí estar en Lima, donde se creó el “Grupo de Lima”, en un país que ha demostrado su determinación de ayudar a su vecino, Venezuela, en los momentos más oscuros. Estados Unidos agradece a Perú por todos los esfuerzos que ha hecho para abordar la crisis humanitaria en Venezuela.

También agradecemos a los otros países, en especial Colombia y Brasil, que han asumido un rol de liderazgo en responder a la crisis de refugiados. Ustedes han dado un ejemplo de cómo ayudar a sus hermanas y hermanos venezolanos.

En 1910, el presidente estadounidense Theodore Roosevelt dio un discurso en París con el título Ciudadanía en una República, en el cual se refirió a las cualidades necesarias para ser buenos ciudadanos y buenos líderes. Los buenos ciudadanos se atreven a actuar en nombre de sus familias, sus comunidades y sus países. Roosevelt expresó que era cobarde mantenerse al margen y limitarse a criticar. Él dijo : “No son los críticos los que cuentan… el mérito es de los hombres que están efectivamente en la arena, que se ensucian el rostro con polvo, sudor y sangre”.

Cincuenta y seis países reconocen al presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, como el “hombre en la arena”, que une a la Oposición y que lucha por la libertad contra un régimen autoritario ilegítimo. Maduro utiliza escuadrones de la muerte, entrenados y equipados por Cuba, para secuestrar, encarcelar, torturar y matar a casi 10.000 de sus ciudadanos. Su régimen ha reducido el salario básico a menos del 5 por ciento del precio de la canasta alimentaria esencial, lo cual obliga a las familias a revolver la basura en busca de algo para alimentarse ellos y sus hijos. Su régimen ha rechazado entregas de medicamentos, lo que implica condenar a muerte a más de 1.600 hombres, mujeres y niños inocentes. Y su régimen ha instalado equipos de vigilancia de China para controlar lo qué hacen los ciudadanos comunes y manipular a los medios de comunicación con el fin de que difundan mentiras y propaganda.

Con gente hambrienta en las calles, el régimen de Maduro politizó un programa de alimentos subsidiados como parte de sus acciones para imponer controles sociales. La semana pasada, Estados Unidos anunció sanciones y cargos penales contra los responsables de un mecanismo de corrupción masivo; los secuaces de Maduro se apropiaron de millones de dólares correspondientes a un programa destinado a alimentar a millones de venezolanos hambrientos.

Ya hemos visto esto antes. Estas no son las acciones de un presidente legítimo o un “servidor del pueblo”. Estas atrocidades son los actos de un cruento dictador. Tienen que preguntarse… ¿quiénes pueden apoyar a un tirano así? Pues basta mirar a Cuba, Rusia, China e Irán.

Las fuerzas de seguridad y los servicios de inteligencia de Cuba son el pilar del apoyo exterior a este dictador. Estados Unidos está tomando medidas afirmativas para cortar los lazos entre Venezuela y Cuba. Nuestras sanciones contra embarcaciones que transportan petróleo entre ambos países son apenas una primera medida.

A ambos, a Rusia y a China les decimos que el apoyo que brindan al régimen de Maduro es intolerable, en particular para el régimen democrático que reemplazará a Maduro. A Rusia, y sobre todo a quienes controlan sus finanzas, les volvemos a decir lo siguiente: “¡No redoblen una apuesta equivocada!”. Para China, que ya se muestra desesperada por recuperar las pérdidas financieras, la vía más rápida para recuperar su dinero es apoyar un nuevo gobierno legítimo.

China se opone a la intervención extranjera en Venezuela, y ese sería un argumento más que válido para que todas las fuerzas militares y paramilitares cubanas y rusas se vayan de Venezuela de inmediato. En este Hemisferio, tenemos el imperativo moral de defender a nuestros vecinos frente a amenazas, ya sean internas o externas, que socaven la paz, la seguridad y la prosperidad.

Maduro ha estado apostando a que el mundo le permita seguir burlándose de la Oposición, mientras sigue oprimiendo, robando y asesinando en beneficio propio. Sin embargo, Maduro se está quedando sin cuerda. Venezuela está ahora entre los países más pobres del planeta. Las personas huyen por millones. Maduro no puede confiar en sus generales. Los soldados han decidido que el régimen va en contra de la población, y están desertando en cifras record.

Ahora está seriamente en duda la disponibilidad de las fuerzas militares venezolanas, algo que no hace más que fortalecer el peso de los cubanos y otros actores externos. Maduro confía en ganarles por cansancio a la comunidad internacional y al pueblo de Venezuela. Con nuestra presencia hoy aquí, mostramos que la comunidad internacional mantiene su firme determinación de incrementar la presión y acelerar la transición pacífica hacia la única institución gubernamental legítima que hay en Venezuela hoy, la Asamblea Nacional. Estados Unidos no se quedará pasivo mientras se secuestra, tortura y asesina a venezolanos, y millones de personas se ven obligadas a huir.

Vemos que Maduro sigue usando las tácticas de siempre, simulando estar interesado en el diálogo, cuando todos sabemos que simplemente está ganando tiempo y no hace otra cosa que burlarse de todos.

No vamos a caer en estas viejas artimañas de un agotado dictador. No más burlas. Ahora es momento de la acción.

Estados Unidos ha dejado en claro desde enero que nuestra política es apoyar al presidente interino Guaidó, a la Asamblea Nacional democráticamente electa y al pueblo venezolano. Reconocer a la Asamblea Nacional ha sido nuestro paso individual más importante para promover una transición constitucional pacífica. Nos hemos asegurado de que haya una vía constitucional para terminar con la dictadura y que puedan llevarse a cabo elecciones libres y justas.

Desde 2017, Estados Unidos ha realizado más de 200 designaciones relacionadas con Venezuela conforme a varias Órdenes Ejecutivas y leyes federales.

Nuestra política ha impuesto presión a Maduro y a sus colaboradores y a quienes lo sostienen, que se benefician con la miseria del pueblo venezolano.

Nuestras acciones han sido deliberadas, precisas y meditadas, a fin de cerciorarnos de que protejan al pueblo venezolano y que este tenga acceso a lo que necesita para sobrevivir. En los últimos seis meses, hemos emitido sanciones contra más de 100 personas y entidades clave que han servido de sostén a Maduro, como PdVSA, el Banco Central de Venezuela y el Banco de Desarrollo de Venezuela (BANDES). Nos cercioraremos de que Maduro se quede sin formas de mantenerse económicamente.

Pero, en el día de hoy, estamos aquí para hacer más. No solo estamos dispuestos a NO mitigar las sanciones contra el régimen de Maduro, ayer el Presidente Trump firmó una orden ejecutiva por el cual impuso sanciones de bloqueo total a activos del Gobierno de Venezuela en nuestra jurisdicción. Esta Orden Ejecutiva inmoviliza todos los activos del Gobierno venezolano y prohíbe realizar transacciones con estos, a menos que esté expresamente prevista una excepción. Fundamentalmente, esta Orden Ejecutiva también autoriza sanciones contra personas extranjeras que brindan apoyo o bienes o servicios a CUALQUIER persona designada, incluido el Gobierno de Venezuela. Asimismo, esta medida restringe sustancialmente el ingreso a Estados Unidos por parte de personas sancionadas. Quisiera dejar en claro que este Decreto Ejecutivo, con vastos efectos, autoriza al Gobierno estadounidense a identificar y convertir en blanco de sanciones a personas que sigan brindando apoyo al régimen ilegítimo de Nicolás Maduro.

Actuando directamente contra las instituciones gestionadas ilegítimamente por Maduro o alineadas con este, y envía un mensaje directo a todos aquellos que sostienen su dictadura y atentan contra la Asamblea Nacional democráticamente electa o el presidente interino Juan Guaidó. Estamos dando este paso para privar a Maduro del acceso al sistema financiero global y seguir aislándolo internacionalmente. Asimismo, estamos enviando un mensaje a los terceros países que desean hacer negocios con el régimen de Maduro, y les decimos que actúen con suma cautela. No hay necesidad de poner en riesgo sus intereses comerciales con Estados Unidos para lucrar mediante un régimen corrupto y agonizante.

Es la primera vez en 30 años que estamos imponiendo una inmovilización de activos contra un gobierno en este Hemisferio. La dictadura de Maduro ha quedado advertida. No hemos tomado una medida de este tipo desde la inmovilización de activos del gobierno de Noriega en Panamá en 1988, el embargo comercial a Nicaragua en 1985, o la vasta inmovilización de activos y embargo comercial de Cuba en 1962. En cada uno de estos casos, utilizamos sólidas herramientas económicas contra dictaduras que estaban destruyendo a sus países con corrupción, violencia y represión.

Funcionó en Panamá, funcionó una vez en Nicaragua y volverá a funcionar allí, ¡y funcionará en Venezuela y Cuba! Estados Unidos ha usado herramientas similares, e incluso más enérgicas, en Irán, Corea del Norte y Siria. Ahora Venezuela forma parte de este exclusivísimo club de Estados delincuentes.

Este bloqueo no es en contra del pueblo de Venezuela, sino del régimen de Maduro. Estados Unidos ha tomado cuidadosas medidas para proteger el acceso del pueblo venezolano a bienes humanitarios y necesidades básicas. Como prueba de nuestra determinación de ayudar a los venezolanos, hemos actuado para proteger al presidente interino Guaidó, la Asamblea Nacional y sus aliados, emitiendo 21 nuevas Licencias Generales para excluir actividades, como la provisión de artículos humanitarios, la entrega de correo, las telecomunicaciones, el acceso a Internet y las actividades que desarrollan organizaciones internacionales y no gubernamentales.

Y, hoy más tarde, el Secretario de Comercio, Wilbur Ross, les describirá los planes que él y otros han estado haciendo para el día después en Venezuela, cuando caiga la dictadura.

Aspiramos a que se produzca una transición pacífica del poder, pero como lo ha manifestado el presidente Trump desde un primer momento: “Todas las opciones están sobre la mesa”.

Ahora es el momento de actuar. Estados Unidos está actuando con contundencia para aislar financieramente a Maduro y acelerar una transición democrática pacífica. Esperamos que nuestros socios internacionales tomen medidas, porque cuanto más esperemos, más sufrirá el pueblo venezolano. Hemos dejado en claro que Maduro, los rusos y los cubanos no deberían hacer nada que perjudique a más civiles inocentes, ni deberían tomar represalias contra Juan Guaidó. Debemos trabajar juntos para proteger a este Hemisferio de injerencias extranjeras, que amenazan la paz y la seguridad regional, la democracia y la prosperidad.

Es tiempo de que se ponga fin de manera pacífica al régimen tiránico de Maduro, para bien de todo el Hemisferio Occidental. Estados Unidos apoya al pueblo venezolano en su esfuerzo por reclamar su orgulloso patrimonio, recuperar la vida pacífica y recobrar su libertad.

Gracias señor Presidente.

Canal de Panamá niega retención de barco con soya que iba a Venezuela – PanamPost – 7 de Agosto 2019

“Ningún buque se encuentra retenido como ha circulado en redes sociales durante el día de hoy”

Rodríguez denunció la supuesta retención de la embarcación. EFE/ Cortesía prensa Palacio de Miraflores

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) negó este miércoles que un barco cargado de soya con destino a Venezuela se encuentre retenido en la vía interoceánica, como denunció la vicepresidenta usurpadora, Delcy Rodríguez.

«El Canal de Panamá informa que todos los tránsitos programados se realizan con absoluta normalidad y sin contratiempos. Ningún buque se encuentra retenido como ha circulado en redes sociales durante el día de hoy», dijo la ACP en un escueto mensaje en Twitter.

Rodríguez denunció la supuesta retención de la embarcación y la vinculó con el «criminal bloqueo» que el presidente estadounidense, Donald Trump, ordenó el pasado lunes a los bienes del Gobierno de Venezuela en territorio estadounidense en un nuevo intento por deponer a Nicolás Maduro.

«Venezuela denuncia ante el mundo que en este momento se encuentra retenido en el Canal de Panamá un barco que trae 25 000 toneladas de torta de soya para producción de alimentos en nuestro país, en atención al criminal bloqueo impuesto por Donald Trump«, escribió en Twitter la funcionaria chavista.

Rodríguez exigió a las Naciones Unidas «detener esta grave agresión» contra Venezuela y culpó a Estados Unidos de pretender «impedir el derecho a la alimentación» de la población venezolana.

Por el canal interoceánico, construido por Estados Unidos entre 1903 y 1914 y traspasado a Panamá el 31 de diciembre de 1999, pasa cerca del 6 % del comercio mundial y se conectan más de 140 rutas marítimas y 1 700 puertos en 160 países.

Rodríguez indicó en la misma red social que el dueño del barco «fue informado por la empresa aseguradora» de que no podía llevar esa carga a Venezuela debido a las «ilícitas» sanciones del Gobierno de EE. UU., que el chavismo califica de «terrorismo económico».

Panamá es miembro del denominado Grupo de Lima, integrado por una docena de países americanos que apoyan al líder del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, y que desconocen a Maduro porque consideran que fue reelegido en unas elecciones fraudulentas.

La Administración chavista defiende que la escasez de medicinas y alimentos en el país se debe a las sanciones que impone Estados Unidos desde 2017, pero lo cierto es que la grave crisis económica que sufre Venezuela dura ya más de un lustro.

Más sanciones, más presiones – Editorial El Nacional – 7 de Agosto 2019

Las nuevas sanciones impuestas por el gobierno de Estados Unidos a la dictadura de Nicolás Maduro son el resultado de un seguimiento de los acontecimientos nacionales y de la influencia de la oposición que lidera el presidente Guaidó junto con sus aliados del exterior. Observadas desde esta perspectiva, dan cuenta de un plan debidamente orquestado que procura resultados inmediatos.

El hecho de que el nuevo programa de limitaciones impuesto por el presidente Trump coincida, además, con una nueva reunión del Grupo de Lima, demuestra cómo no se está actuando a la ligera. Estamos ante un concierto programado meticulosamente, en el cual tienen arte y parte los líderes venezolanos que trabajan el tema internacional desde el exilio y los embajadores nombrados por el presidente Guaidó en representación del gobierno legítimo.

Trabajo de filigrana y entendimiento preciso de la evolución de las situaciones que desembocan en el rompecabezas venezolano, y que va juntando sus piezas progresivamente: es lo que se desprende de la continuidad de un intento de estrangulamiento de la dictadura que se hace cada vez más férreo, y que, asunto de vital importancia, demuestra la coherencia de los esfuerzos que se realizan para hacer que la usurpación llegue a su fin. Los políticos apresurados, los guerreros que sueñan con una invasión armada que debe suceder en breve, los animadores de un levantamiento popular que puede conducir a situaciones calamitosas, los críticos que  atacan la supuesta lentitud de las búsquedas llevadas a cabo hasta ahora para salir de Maduro y de sus acólitos, deben mirarse en este espejo de coherencia y de análisis atento que nos ofrece ahora una nueva cosecha de presiones que son todo menos inocuas, todo menos insignificantes.

¿Qué le dejó a Guaidó y Maduro la Conferencia Internacional de Lima? por Zenaida Amador – ALnavío – 7 de Agosto 2019

La cita de Lima de este martes, a la que asistieron representantes de 57 países, no tenía como meta emitir un comunicado final o un pronunciamiento en bloque sobre la situación de Venezuela. Buscaba ser una caja de resonancia ante los problemas que la nación implica para la comunidad internacional y un escenario para llamar a la urgente necesidad de acelerar soluciones a la crisis venezolana, y ese objetivo se cumplió. Sin embargo, en el ambiente queda la sensación de que la Conferencia Internacional por la Democracia en Venezuela concluyó sin novedades y sin contundencia. ¿Por qué?
A la Conferencia Internacional de Lima asistieron más de 60 delegaciones / Foto: Gobierno de Perú
A la Conferencia Internacional de Lima asistieron más de 60 delegaciones / Foto: Gobierno de Perú

No se puede perder de vista que en la noche del lunes el presidente Donald Trump, mediante una Orden Ejecutiva, congeló todos los activos del gobierno de Venezuela en territorio estadounidense, medida que entró en la agenda de la Conferencia Internacional de Lima sin que muchos países tuvieran una postura fija al respecto, sin importar si consideran ilegítimo a Nicolás Maduro o si han reconocido a Juan Guaidó como Presidente Encargado.

La Conferencia Internacional por la Democracia en Venezuela debía concentrar a unos 100 países, porque la idea era hacer una evaluación plural y desde varias perspectivas de la crisis venezolana para buscar opciones que ayuden a su resolución. Sin embargo, días antes de la cita declinaron su participación algunos aliados estratégicos de Maduro, como Rusia y Cuba

Pero con las medidas de Trump las bajas se acentuaron a último minuto. “México y Uruguay estaban invitados, pero a último momento decidieron no participar, creo que habría que preguntarles a ellos cuáles han sido los motivos para que no participen de la reunión”, dijo el canciller de PerúNéstor Popolizio.

Al ser consultado sobre la postura de los participantes sobre las sanciones de EEUU señaló que los países escucharon las medidas, “las han planteado en la reunión y lo que hemos hecho es tomar nota de ellas, porque sabemos que van a tener un impacto real dentro del régimen de Maduro”.

Otro elemento que influyó fue la presencia en la capital peruana de Julio Borges, embajador de Guaidó ante el Grupo de Lima, ya que originalmente se había indicado que en la Conferencia no habría representantes ni del chavismo ni de la oposición venezolana.

Vale decir que Rusia, por ejemplo, argumentó que no iría a la Conferencia porque le parecía necesario que estuviera presente el gobierno de Nicolás Maduro.

“No ha habido representantes de Venezuela, ni del presidente encargado Guaidó ni de Maduro”, dijo Popolizio, quien aclaró que antes de la sesión formal hubo una reunión matutina “a la cual se convocó a todos los países que apoyan a Guaidó” y a la que se circunscribió la participación de Borges.

La negociación es la manzana de la discordia

Estados Unidos jugó sus cartas en contra del proceso de negociación entre los representantes de Maduro y los de Guaidó, generando así otra línea de debate.

Desde la Casa Blanca se emitió un comunicado este martes donde se expresa que “la dictadura de Maduro debe terminar para que Venezuela tenga un futuro estable, democrático y próspero, libre de los horrores del socialismo que han devastado este gran país”. Según el texto, “todas las opciones están sobre la mesa. Estados Unidos utilizará todas las herramientas apropiadas para poner fin al control de Maduro sobre Venezuela, apoyar el acceso del pueblo venezolano a la asistencia humanitaria y garantizar una transición democrática en Venezuela”.

“Vemos a Maduro usando sus mismas viejas prácticas, pretendiendo interesarse en dialogar, cuando todos sabemos que solo está comprando tiempo. No caeremos en esos viejos trucos de un dictador ya agotado; ha terminado el tiempo del diálogo”, señaló John Bolton, Asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

Este criterio no es compartido por todos, como dejó en claro el canciller Popolizio. “No todos los países tienen la misma postura acerca de los diálogos. Tenemos expectativas, pero son con escepticismo y para que no se produzca una especulación”.

El Grupo Internacional de Contacto, por su parte, emitió un comunicado al término de la conferencia donde reiteró la “necesidad urgente de una salida pacífica y democrática de la crisis (venezolana) en rápido deterioro que está afectando gravemente a la región, particularmente debido a los flujos masivos de migración a los países vecinos”.

Y le dio “su pleno apoyo a la participación de los actores nacionales venezolanos en las conversaciones en curso en Barbados facilitadas por el gobierno de Noruega. Un resultado negociado sigue siendo la única forma sostenible de superar esta crisis multidimensional”.

El propio Juan Guaidó dijo desde Caracas que, aun con las nuevas sanciones de EEUU y la situación actual, “continúa el mecanismo de Noruega, porque nosotros estamos generando las condiciones para una solución real a la crisis que se vive en Venezuela”.

Las elecciones, otro punto crítico

Según las declaraciones de Popolizio en su rol de anfitrión de la Conferencia, hubo coincidencia entre los asistentes en que “la realización de elecciones en Venezuela es el punto de inicio para la solución de la crisis que atraviesa” el país. “En ello será fundamental el papel de la comunidad Internacional para apoyar que dicho proceso electoral sea libre, justo y transparente”, dijo.

Al respecto el Grupo de Contacto Internacional aseguró que “continuará su trabajo para apoyar un camino electoral tan pacífico como una salida a la crisis en estrecha cooperación con todos los actores relevantes de la región y la comunidad internacional”. De allí “su fuerte rechazo” a cualquier solución violenta a la situación, ya que se debe buscar que las partes se comprometan para “alcanzar resultados concretos urgentes que permitan elecciones transparentes y monitoreadas internacionalmente, la reinstitucionalización de los poderes públicos relevantes y el fomento nacional reconciliación y recuperación económica”.

Pero Bolton ya había puesto sobre la mesa que EEUU se opone a unas elecciones mientras Maduro se mantenga en el poder, ya que podría manipular el sistema electoral.

Desde la Casa Blanca se emitió un comunicado este martes donde se expresa que “la dictadura de Maduro debe terminar para que Venezuela tenga un futuro estable, democrático y próspero, libre de los horrores del socialismo que han devastado este gran país”. Según el texto, “todas las opciones están sobre la mesa. Estados Unidos utilizará todas las herramientas apropiadas para poner fin al control de Maduro sobre Venezuela, apoyar el acceso del pueblo venezolano a la asistencia humanitaria y garantizar una transición democrática en Venezuela”.

Máxima presión

John Bolton dice que las empresas deben escoger entre Maduro y EEUU / Flickr: Gage Skidmore

Estados Unidos le subió el tono al caso Venezuela y puso los términos en blanco y negro, lo que le robó peso a cualquier postura diplomática gestada en el marco de la Conferencia.

A tal efecto John Bolton usó el evento como palestra antes, durante y después de su realización. Así, además de los discursos y de las declaraciones a la prensa, utilizó las redes sociales para seguir reforzando sus mensajes y meterle fuelle a la presión.

“Más de 50 países se reunieron en Lima en reconocimiento al presidente interino Guaidó como el ‘hombre en el terreno de juego’ del pueblo venezolano y como la voz unida por la libertad”, dijo en su cuenta de Twitter a modo de balance.

Previamente había dicho que con la medida ejecutiva de Trump se actuó “para proteger a Juan Guaidó, la Asamblea Nacional y sus aliados emitiendo 21 licencias generales (en el marco de las nuevas sanciones) para algunas actividades, como proveer bienes humanitarios, correo, telecomunicaciones, acceso a internet y actividades desarrolladas por organizaciones internacionales o no gubernamentales”.

La idea es negarle a Maduro el acceso al sistema financiero global y aislarlo aún más internacionalmente. Por ello “las sanciones se aplicarán contra cualquier individuo extranjero que provea apoyo, bienes o servicios a las personas incluidas en los listados elaborados por Washington”, ya que las medidas alcanzan a “todo lo que tenga que ver con el Gobierno de Maduro, en todos sus aspectos”.

En resumen, según dijo Bolton, o “¿quieres hacer negocios en Venezuela o quieres hacerlos con los EEUU? Creo que, para cualquier empresa internacional, ya sea en EEUU o Europa, o en donde estén, sus consejos de dirección y sus accionistas estarán preguntando a sus gerentes si merece la pena arriesgar, por un goteo de ingreso de un gobierno ilegítimo, sus negocios en los EEUU”.

Prometió que este esquema de precisión rendirá sus frutos. “Funcionó en Panamá, funcionó en Nicaragua una vez, y va a funcionar allí otra vez, y va a funcionar en Venezuela y Cuba”.

Para Rusia y China también tuvo algo que decir: “La ruta más fácil para cobrar su deuda es apoyar el nuevo Gobierno legítimo (de Guaidó)”.

Bolton en el Grupo de Lima: Ha terminado el tiempo del diálogo en Venezuela – La Patilla – 6 de Agosto 2019

Bolton
El asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, John Bolton, reacciona mientras asiste a una cumbre para discutir la crisis política en Venezuela, en Lima, Perú, el 6 de agosto de 2019. REUTERS / Guadalupe Pardo

El consejero de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton, dijo este martes que los países reunidos en Lima en la conferencia internacional por la democracia en Venezuela apoyan el bloqueo contra el régimen de Maduro anunciado por la administración Trump.

En relación al dialogo, el asesor de seguridad señaló que “Vemos a Maduro usando sus mismas viejas prácticas, pretendiendo interesarse en dialogar, cuando todos sabemos que solo está comprando tiempo. No caeremos en esos viejos trucos de un dictador ya agotado; ha terminado el tiempo del diálogo”, dice asesor de Seguridad Nacional de EEUU”.

Bolton explicó las recientes sanciones de la administración Trump contra el régimen de Maduro “es un paso tomado con la intención de negar a Maduro el acceso al sistema financiero global y para aislarlo aún más internacionalmente. Las sanciones se aplicaran contra cualquier individuo extranjero que provea apoyo, bienes o servicios a las personas incluidas en los listados elaborados por Washington”.

Es la primera vez en 30 años que se aplica en América una medida similar a esta, que comparó con los embargos impuestos al régimen de Manuel Noriega en Panamá (1988), Nicaragua (1985) o la congelación integral de bienes y el embargo comercial de Cuba impuesto en 1962.

“Estados Unidos ha usado herramientas similares o incluso mas agresivas que estas en Irán, Corea del Norte y Siria. Ahora Venezuela es parte de este muy exclusivo club de Estados canallas”, afirmó el experto en seguridad..

Bolton también aclaró que la medida de Washington, es “cuidadosas” para salvaguardar el acceso del pueblo de Venezuela a bienes humanitarios y para cubrir sus necesidades básicas.

“Hemos actuado para proteger al presidente interino Guaidó, la Asamblea Nacional y sus aliados emitiendo 21 licencias generales para algunas actividades, como proveer bienes humanitarios, correo, telecomunicaciones, acceso a internet y actividades desarrolladas por organizaciones internacionales o no gubernamentales”, acotó.

Boltón reiteró que “los Estados Unidos está preparado para asistir al pueblo venezolano el día después que el dictador Maduro caiga”.

Colombia y Brasil estudian propuesta de EE.UU. para salida de Maduro por Angel Ocampo Rodríguez – La FM – 24 de Julio 2019

El canciller Carlos Holmes Trujillo no reveló el contenido de la declaración, aunque señaló que ya la analizan.
colp_098298_b46c0_0.jpg

El canciller Carlos Holmes Trujillo anunció que llamará a su homólogo de Brasil para analizar unas declaraciones que hizo un “alto funcionario” del Gobierno de Estados Unidos, al finalizar el encuentro del Grupo de Lima que se realizó en Buenos Aires este martes, y llevar una propuesta a esta cumbre internacional.

Trujillo García no reveló el contenido de la declaración del funcionario de Estados Unidos, pero manifestó que es una salida para sacar a Nicolás Maduro de Venezuela y cumplir con el objetivo del presidente interino de ese país, Juan Guaidó, que es el de llegar al “fin de la usurpación”, transición y convocatoria de elecciones en el país vecino.

“Concluida la reunión del Grupo de Lima se conoce una declaración de un altísimo funcionario del gobierno americano, en la cual hace referencia de una eventual acción del Grupo de Lima, con la cual quiero señalar que lo que he dicho es que voy a proponerle a mi colega del Brasil que solicitemos que esa reflexión se haga formalmente. Se trataría es de analizar conjuntamente la importancia de esa declaración”, manifestó el Canciller colombiano.

El Ministro de Relaciones Exteriores manifestó que luego de la intervención del funcionario del gobierno del presidente Donald Trump, se reunió con el canciller de Brasil, Ernesto Araújo, para reflexionar sobre esas declaraciones.

“En una reunión interna entre Brasil y Colombia tratamos el tema relacionado con lo que debería ser la posición del Grupo de Lima, frente al esquema de un planteamiento concreto de salida de Maduro del poder“, manifestó el canciller Trujillo.

Manifestó, además, que fue elevada una denuncia ante la Corte Penal Internacional (CPI) sobre el informe entregado por la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos HumanosMichelle Bachelet, sobre la violación de derechos civiles, políticos, sociales y económicos a los venezolanos de parte del régimen de Nicolás Maduro.

La denuncia está presentada y cuenta con el respaldo de varios jefes de Estado de diferentes países. El contenido del informe de la señora Bachelet debe convertirse en un elemento adicional a disposición de la Corte Penal para que se avance en el fin de la usurpación”, manifestó el Canciller.

Maduro reta al mundo aspirando a integrar el Consejo de Derechos Humanos de la ONU por Zenaida Amador – ALnavío – 24 de Julio 2018

A Nicolás Maduro no le importa que la comunidad internacional -a través de la ONU- haya verificado las denuncias que por años han hecho los venezolanos sobre sus constantes atropellos a los derechos humanos y sus recurrentes prácticas de represión y tortura como vías para sostenerse en el poder. Tan poca importancia le da que fue capaz de cometer tales acciones durante la visita a Venezuela de Michelle Bachelet, Alta Comisionada de los Derechos Humanos. Pero la procacidad de Nicolás Maduro va más allá y ahora reta al mundo aspirando a formar parte el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.
Maduro acusa a Bachelet de ser aliada de Washington / Foto: PSUV
Maduro acusa a Bachelet de ser aliada de Washington / Foto: PSUV

El informe sobre Venezuela presentado el 4 de julio por Michelle Bachelet sacudió al mundo. Allí se compiló la información colectada a lo largo de varios meses y la que se levantó directamente en Venezuela luego de entrevistas con Nicolás Maduro y sus funcionarios, con líderes de la oposición y Juan Guaidó, con familiares de presos políticos y víctimas de la represión, así como con organizaciones no gubernamentales que llevan el seguimiento de diversos sectores en un país que carece de información oficial y estadísticas.

“Reafirmar su posición de principio y su firme compromiso con la lucha contra el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones y, en ese sentido, reiterar la obligación de todos los Estados Miembros a prevenir y suprimir el financiamiento de actos terroristas, de abstenerse de proveer cualquier forma de apoyo, activo o pasivo, a las entidades o personas involucradas en actos terroristas, incluso suprimiendo el reclutamiento de miembros de grupos terroristas y el suministro de armas a los terroristas, negarle a los terroristas el refugio seguro, la libertad de operaciones, movimiento y reclutamiento”

Declaración política de Caracas

Además de violaciones al derecho a la alimentación y la salud, entre otros, “ACNUDH pudo documentar información detallada de 135 casos de personas (23 mujeres y 112 hombres) privadas arbitrariamente de la libertad entre 2014 y 2019. De ellas, 23 fueron detenidas en 2018 y 8 en 2019. Algunos de esos casos fueron desapariciones forzadas hasta que las autoridades revelaron el paradero de las personas detenidas, días o semanas después de sus detenciones”. Además, documentó “ejecuciones extrajudiciales perpetradas por las fuerzas de seguridad” y casos de maltratos y tortura.

Antes de que Bachelet culminara su visita a Venezuela, ocurrida entre el 19 y el 21 junio, el régimen de Maduro realizó varias desapariciones forzadas de militares retirados de los cuales uno, el capitán Rafael Acosta Arévalo, resultó muerto a causa de las torturas recibidas estando en manos de la Dirección General de Contrainteligencia Militar.

Maduro y sus funcionarios han tratado de desestimar el hecho e insisten en señalar que son de los principales defensores de los derechos humanos a nivel internacional. También han cuestionado de forma airada el informe de Bachelet acusándola de actuar como un operador político “del imperio”.

“Su reporte (Bachelet) se alinea de manera lamentable con el relato mediático y político impuesto desde Washington, que agrede simbólicamente a Venezuela al repetir el guion acerca de la existencia de un supuesto gobierno dictatorial y de una supuesta crisis humanitaria”, dijo Maduro.

Pero no conforme con todo esto, el chavismo ha dado un paso más. La reunión ministerial del Movimiento de Países No Alineados (Mnoal) celebrada el fin de semana en Caracas fue el escenario donde se planteó la opción de lanzar la candidatura de Venezuela para ser parte del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, en lo que luce como un claro reto del régimen de Maduro a la comunidad internacional.

El representante de Maduro ante el Mnoal, Samuel Moncada, dijo que la propuesta obtuvo el respaldo de varios Estados, aunque dicho apoyo no quedó reflejado en la llamada “Declaración Política de Caracas” que oficialmente salió del encuentro.El Grupo de Lima rechazó la candidatura del “régimen ilegítimo de Maduro” / Foto: @Julio Borges

A pesar de ello el régimen de Maduro da por hecho que cuenta con varios aliados que le darán su voto en la elección que tendrá lugar en octubre en Nueva York. El canciller Jorge Arreaza aseguró que “se aprobó el respaldo de los 120 Estados miembros a la candidatura de Venezuela para el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en la elección que habrá para el año 2020 y 2022”.

El Consejo de Derechos Humanos está integrado por 47 Estados miembros de la organización, que son elegidos por mayoría de la Asamblea General de las Naciones Unidas a través de votación directa y secreta. “La Asamblea General tiene en cuenta la contribución de los Estados candidatos a la promoción y protección de los derechos humanos, así como las promesas y compromisos en este sentido voluntarias”, se lee en la página web de la ONU, lo que resulta un contrasentido con lo que ha sido el desempeño del régimen de Maduro.

Los países miembros del Grupo de Lima fueron de los primeros en responder a esta pretensión del régimen de Nicolás Maduro y es de esperarse que se sumen más próximamente. Así, en la declaración emitida este martes 23 de julio los representantes de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Paraguay, Perú y Venezuela (del gobierno interino de Juan Guaidó) repudiaron “la candidatura presentada por el régimen ilegítimo de Maduro, a nombre de Venezuela, para un asiento en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y requieren que, de ser electa, dicho asiento sea ocupado por el gobierno legítimo de Venezuela. Asimismo, expresan su apoyo a la candidatura de Brasil a dicho Consejo”.

El Grupo de Lima pide al Consejo de Seguridad que discuta las violaciones a los derechos humanos en Venezuela por Federico Rivas Molina – El País – 24 de Julio 2019

La reunión en Buenos Aires coincide con los primeros seis meses de Juan Guaidó como presidente encargado

Los cancilleres del Grupo de Lima reunidos en Buenos Aires escuchan por videoconferencia al venezolano Juan Guaidó.

El Grupo de Lima eleva la presión sobre el gobierno de Nicolás Maduro. Tras una reunión en Buenos Aires, los cancilleres de los países americanos que lo integran, más la Unión Europea, hicieron suyo el informe de la ONU sobre violaciones a los derechos humanos en Venezuela, que habla de 7.000 muertes violentas durante los últimos 18 meses, y pidió al Consejo de Seguridad que discuta sus resultados. La intención del Grupo ha sido sumar el compromiso de países que hoy apoyan políticamente a Caracas, como China y Rusia.

El Grupo de Lima nació para acompañar a la oposición venezolana en la búsqueda de una solución pacífica a la crisis política y económica que atraviesa el país caribeño. Desde entonces, concentró sus esfuerzos en apoyar a Juan Guaidó, el hombre al que ven como sucesor natural de Maduro. Guaidó no estuvo en Buenos Aires, pero habló a los cancilleres por videoconferencia al cumplirse seis meses desde que el líder opositor jurase ante una multitud como presidente encargado. En un breve mensaje, Guaidó destacó el apoyo regional a la transición, recordó la gravedad de los resultados del informe de la ONU y puso como ejemplo de la crisis el apagón que desde el lunes por la tarde mantiene a oscuras a buena parte de Venezuela. El líder opositor agradeció además “todo el esfuerzo que los países del Grupo de Lima están realizando para albergar a los venezolanos” que huyeron de su país, unos cuatro millones, según estadísticas de la ONU.

En la apertura del encuentro, el canciller anfitrión, Jorge Faurie, dijo que la situación es “el episodio más traumático de la institucionalidad y de la paz en las últimas décadas”, una amenaza que “compromete la seguridad regional y también internacional”. De ahí el llamado al Consejo de Seguridad de la ONU, integrado por Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Reino Unido. Es el consejo el que discute, por ejemplo posibles intervenciones militares en terceros países. El Grupo de Lima “considera que el Informe de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos no deja margen para que algunos países sigan apoyando al régimen ilegitimo de Maduro”, dice el texto, leído por Faurie ante periodistas.

El canciller argeinto pidió elecciones anticipadas, un reclamo constante del Grupo de Lima, como única salida para “el restablecimiento del orden democrático en Venezuela”. Argentina es, junto con Perú y Brasil, uno de los países que más presiona por una salida ordenada de Maduro. En la previa de la reunión, el gobierno de Mauricio Macri dijo que recibirá denuncias de exiliados venezolanos sobre violaciones a los derechos humanos que luego remitirá a organismos internacionales. Guaidó celebró la iniciativa.

Además de la representante de Venezuela ante la Argentina, Elisa Trotta, y el canciller Faurie, participaron de la reunión en Buenos Aires los cancilleres de Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana y Perú. Canadá, Honduras, Panamá, Paraguay y Santa Lucía enviaron representantes y Ecuador y El Salvador se sumaron por primera vez como observadores. Por la Unión Europea participó Enrique Iglesias, asesor especial para Venezuela. El Grupo de Lima lleva el nombre de la capital que albergó la primera reunión, hace dos años. La intención de los fundadores fue evitar el bloqueo en la OEA, donde países como Bolivia y Ecuador se negaban a condenar a Maduro y la presencia de Estados Unidos daba armas a Caracas para rechazar de plano las declaraciones.

Grupo de Lima se reunirá por Venezuela el 23 de julio – Voz de América – 16 de Julio 2019

El Grupo de Lima lo integran más de una decena de países, como Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía.
El Grupo de Lima lo integran más de una decena de países, como Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía.

Representantes de los países miembros del Grupo de Lima, -una de las iniciativas diplomáticas para poner fin a la crisis en Venezuela-, se reunirán el próximo 23 de julio en Argentina para abordar la situación actual en la nación sudamericana.

Con sede en Buenos Aires, este encuentro llega tras el informe del pasado 5 de julio de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, quien instó al presidente en disputa Nicolás Maduro a terminar con lo que calificó como “graves vulneraciones” a los derechos humanos de los venezolanos.

Bachelet reveló en su informe más de 6.800 ejecuciones extrajudiciales por parte de las fuerzas de seguridad chavistas. Maduro lo rechazó y tildó el texto de “parcial”.

El Grupo de Lima se fundó en 2017. Lo integran más de una decena de países, como Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía.

El embajador del gobierno encargado de Venezuela ante el Grupo de Lima, Julio Borges, ha denunciado la grave crisis que vive la nación a través de este mecanismo diplomático.

Embedded video

Julio Borges

@JulioBorges

La dictadura de @NicolasMaduro esta develada ante el mundo como lo que realmente es , un sistema diseñado para mantenerse en el poder violando los Derechos Humanos de todos los venezolanos

La anterior reunión del grupo ocurrió en la Ciudad de Guatemala el 6 de junio pasado.

La agencia Reuters informó que el gobierno de Perú invitó a China, Rusia, Cuba, Bolivia, Turquía y a otra docena de países a una reunión en Lima el próximo 6 de agosto. Buscarán discutir la crisis política de Venezuela, según dijo a comienzos de julio el ministro de Relaciones Exteriores peruano, Néstor Popolizio.

A %d blogueros les gusta esto: