elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: GNB

En Cotiza el poder popular salió a pedir que Maduro se fuera por Xabier Coscojuela – TalCual – 21 de Enero 2019

No podemos afirmar si lo ocurrido la madrugada del pasado 21 de enero en las dependencias de la Guardia Nacional en Cotiza, Caracas, sea un peine del Gobierno o haya sido una iniciativa de quienes participaron en un alzamiento. A estas alturas, nada se puede descartar. Menos de un régimen como el actual en el que todo es posible.

Tampoco descartamos que la desesperación que existe en una parte importante de los venezolanos se haya extendido dentro de los integrantes de la Fuerza Armada Nacional. Las calamidades generadas por Maduro y su camarilla afectan a todos los venezolanos, sea cual sea su posición política. Solo los altos jerarcas del gobierno, civiles o militares, tienen como soportar la grave crisis nacional.

De lo que sí estamos seguros, vistos los videos grabados en las cercanías del cuartel en Cotiza, es que el llamado poder popular cambió de manos. Los vecinos de ese sector de Caracas que salieron a la calle lo hicieron para apoyar a los alzados, para pedir la salida de Maduro. Una de las consignas que corearon fue “no queremos bono, no queremos CLAP, lo que queremos es que se vaya Nicolás”. Más claro imposible.

Los integrantes de las Unidades Bolívar-Chávez, de los CLAP, de las Redes de Articulación y Acción Sociopolítica, brillaron por su ausencia. Según la narrativa oficial quienes integran esas organizaciones de base chavista deben acompañar al Gobierno ante cualquier agresión, incluyendo la del Imperio; pero en la madrugada de hoy se hicieron los locos, porque durmiendo no estaban.

Lo que se demostró en Cotiza es que el gobierno de Maduro está cada día más huérfano de apoyo popular. Que el chavismo hace rato dejó de ser un movimiento cívico-militar, como todavía pregona, y es un movimiento militar-cívico cerca de convertirse solo en movimiento militar. Que lo sostiene la cúpula de la Fuerza Armada Nacional, pero ese piso también se le empieza a mover. No es casualidad que haya más de 130 militares presos por tratar de salir de Maduro. Tiempo al tiempo.

El Gobierno de Maduro detiene a un grupo de militares que intentó sublevarse por Alonso Moleiro – El País – 21 de Enero 2019

Un comando de la Guardia Nacional asaltó dos guarniciones en Caracas. Vecinos de la zona salieron a apoyar el alzamiento, que fue contenido horas después

Un grupo reducido de militares se ha alzado en Cotiza, un barrio de Caracas VIDEO: ATLAS

Caracas amaneció sobresaltada este lunes. Alrededor de las tres de la madrugada, un grupo de 27 militares del Escuadrón Montado de la Guardia Nacional, liderados por el sargento José Gregorio Bandres, asaltó el puesto militar de Cotiza, en el noroeste de la ciudad. El comando emitió un comunicado en el cual desconoció al Gobierno de Nicolás Maduro, lo llamó tirano y usurpador, y envió un mensaje a la población y al resto de los militares para restaurar el orden constitucional en el país sudamericano.

Los sublevados, integrantes del Comando de Seguridad Urbana de la Guardia Nacional, habían tomado antes los puestos militares de Maracao y Petare, al suroeste y este de la ciudad, respectivamente, llevándose consigo 55 fusiles Ak108 y 55 pistolas que ya fueron recuperadas por las fuerzas armadas. Cuando se apostaron en Cotiza, enviaron algunos vídeos que pudieron ser vistos en las redes sociales, en las cuales aludían a “la tiranía” de Maduro y agregaban: “Venezuela, esto lo hacemos por ustedes, estamos respondiendo al llamado del pueblo”. En la mañana, varios usuarios de redes sociales informaron del bloqueo de Instagram y de Twitter en varias zonas.

La Guardia Nacional, tradicionalmente el componente más débil de las Fuerzas Armadas venezolanas, ha conocido una clara metamorfosis en estos años: sus unidades han crecido mucho en atribuciones, efectivos y armamentos, han recibido un adiestramiento especial para enfrentar las manifestaciones opositoras, y son vistas como uno de los bastones naturales de Nicolás Maduro para afianzarse en el poder.

EL SUPREMO DECLARA NULO NOMBRAMIENTO DE DIRECTIVA DE LA ASAMBLEA

Muy poco después del alzamiento de los oficiales, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, controlado por el chavismo, se reunió para declarar “inconstitucional” a la actual directiva de la Asamblea Nacional, presidida por Juan Guaidó, afirmando que, en consecuencia, el poder legislativo “no tiene junta directiva” y declarando nula la ceremonia del 5 de enero.

La decisión, anunciada por el magistrado Juan José Mendoza, tiende a precipitar la marcha de la crisis venezolana. Mendoza recordó que el cuerpo legislativo, de mayoría opositora, “está en desacato” después de una sentencia del propio tribunal, emitida en marzo de 2017, que le impide legislar bajo el argumento de que el organismo ha violentado procesos constitucionales, desconociendo la decisión del Tribunal y el resto de las instituciones del Estado.

Al conocer la medida del Supremo, Guaidó afirmó que las decisiones y la conducta de los magistrados del Supremo “no constituyen nada nuevo”, y agregó que el poder legislativo que preside, “se mantiene firme”. “Esta es el único poder público que ha sido electo por el voto de todos los venezolanos”. Guaidó, que ha sido reconocido por casi todos los embajadores destacados en Caracas, invitó a todo el país a manifestarse en contra de la usurpación de Maduro el próximo 23 de enero.

Este pronunciamiento se produce poco después de que la Asamblea Nacional, que domina la oposición, aprobara una resolución para declarar una amnistía a todos los efectivos militares que hayan participado en actividades represivas y de orden público obedeciendo órdenes superiores. Algunos observadores habían comentado que esta disposición caló positivamente en unidades militares que han sido educadas en valores chavistas, pero en las cuales se cuece un descontento objetivo ante la marcha general del país.

Alrededor de las nueve de la mañana, la propia Fuerza Armada Nacional Bolivariana emitió un comunicado en el cual reconocía lo sucedido. Llama “delincuentes” a los sublevados, promete un castigo ejemplarizante para ellos y atribuye lo ocurrido a “oscuros intereses de la extrema derecha”. El texto promete ceñirse expresamente a lo dispuesto en la Constitución, pero, como es habitual, concluye sus líneas con la consigna “Chávez vive, la patria sigue. Independencia y patria socialista, viviremos y venceremos”.

Como ya se ha vuelto costumbre en un entorno sobresaltado y hermético, parte de la población desconfiaba de la veracidad del alzamiento, e interpretada lo sucedido como un montaje orquestado por Miraflores para enturbiar los multitudinarios pronunciamientos en contra de Maduro que han tenido lugar en estos días en los Cabildos Abiertos de todo el país, convocados por el nuevo presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó.

Algunos temen que con lo sucedido el Gobierno de Maduro encuentre una excusa perfecta para reprimir de forma indiscriminada. Para este miércoles 23 de enero, Guaidó está convocando en nombre de la oposición a la población a manifestarse en contra de la usurpación de Maduro en todo el país. Se prevé que la asistencia a estas concentraciones sea masiva.

El propio Guaidó, así como el líder opositor Julio Borges, en el exilio en Colombia, se refirieron al alzamiento. Guaidó afirmó en su cuenta de Twitter que “lo que sucedió en el cuartel de Cotiza es una muestra de un sentimiento generalizado en las Fuerzas Armadas. “Nuestros militares saben que la cadena de mando está rota por la usurpación del cargo presidencial. La Asamblea Nacional se compromete a brindar todas las garantías necesarias a los miembros de la FAN que contribuyan activamente con la restitución de la Constitución”, escribió. Borges, por su parte, dijo que “el mismo deseo de cambio que motivó la sublevación de la Guardia Nacional en Cotiza existe dentro de toda las Fuerzas Armadas. Apoyamos ese sentimiento y la Ley de Amnistía de la Asamblea Nacional es para dar garantías a todos los militares que impulsen el regreso de la democracia”.

A media mañana, se reportaba un dispositivo de protección especial en las instalaciones militares de Fuerte Tiuna en Caracas y la Comandancia del Ejército, donde había apostados tanques. El alto mando castrense estaría evaluando el alcance y efectos de los cabildos de la oposición, unas reuniones vecinales, con vistas a la concentración del 23 de enero. Dos días atrás, Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, había sugerido que las instituciones del Estado, comenzando por el Tribunal Supremo de Justicia y la Fiscalía General de la República, controlados por el chavismo, investigarían el proceder de Guaidó y la Asamblea Nacional.

¿Se alza la sargentada en la Fuerza Armada de Venezuela? por Juan Carlos Zapata – ALnavío – 21 de Enero 2019

En Caracas, un puesto de la Guardia Nacional amaneció tomado esta mañana del lunes. Según los videos que se han difundido, los efectivos alzados denuncian la situación de penuria que sufren mientras la oficialidad, la alta oficialidad se llena de dinero, o lo que es lo mismo, se enriquece a base de la corrupción. El puesto rebelde es el Escuadrón Montado de Cotiza.
En Caracas, un puesto de la Guardia Nacional amaneció tomado este lunes / Foto: Cortesía
En Caracas, un puesto de la Guardia Nacional amaneció tomado este lunes / Foto: Cortesía

El presidente de la Asamblea NacionalJuan Guaidó, se ha hecho eco de la situación, y le da crédito al mensaje de los efectivos en rebeldía. “Lo que sucede en el comando de la GN (Guardia Nacional) en Cotiza es una muestra del sentimiento generalizado que impera dentro de la (Fuerza Armada Nacional) FAN”, ha colgado en su cuenta de Twitter, Guaidó, quien hoy por hoy es el dirigente de mayor jerarquía de la oposición venezolana.

No es desconocido el malestar que reina en la Fuerza Armada. El propio Guaidó ha venido denunciando que el régimen de Nicolás Maduro mantiene al menos 160 oficiales detenidos. Muchos oficiales han escapado de Venezuela. Las deserciones son casi a diario. Y en la Guardia Nacional, que es la maquinaria represiva del régimen, los efectivos se niegan a reprimir como lo hicieron en el pasado.

Juan Guaidó

@jguaido

1/3 Lo que sucede en el comando de la GN en Cotiza es una muestra del sentimiento generalizado que impera dentro de la FAN.

Una fuente consultada por ALnavío señala que esta es una expresión de la sargentada que hace dos años, inclusive uno, contaba con privilegios y ahora no. Se le suministraban carros, casas, artículos de economato y ahora no.

Por si faltara poco, dice esta fuente que se mantiene en los cuarteles porque fue oficial y es contratista de la Fuerza Armada, los subalternos son testigos de lo que hacen los superiores. De los negocios de los superiores. Como se sabe, los militares en Venezuela son el poder que sostiene a Maduro y tienen bajo su responsabilidad las áreas claves de la economía como el petróleo y la minería, fuentes de divisas.

Señala la fuente que un escenario posible es que ocurra en Venezuela una especie de sargentada. Antes -y ese fue el caso de Hugo Chávez y su grupo- se alzaban los comandantes. Ahora se pueden alzar los sargentos. “Son limitados, pero actúan y pueden poner en aprietos al gobierno de Maduro”.

Dice la fuente que los sargentos, vaya ironía, son una fuerza dentro de la lucha de clases que Chávez les vendió. Y lo que ocurrió, afirma, es expresión de la rabia acumulada. Tenían que salir. En cualquier momento tenía que producirse una situación así.

Una fuente consultada por ALnavío señala que esta es una expresión de la sargentada que hace dos años, inclusive uno, contaba con privilegios y ahora no. Se le suministraban carros, casas, artículos de economato y ahora no

Pasa que el movimiento, aislado, pequeño, hasta ahora, ocurre justo cuando la oposición ha convocado para este 23 de Enero a una jornada de protestas en toda Venezuela, pero principalmente en Caracas. El 23 de Enero es la fecha en que cayó la dictadura de Marcos Pérez Jiménez en 1958 y con las protestas se pretende debilitar a Maduro. El plan trazado por Guaidó consiste en tres líneas políticas. Que cese la usurpación de la Presidencia por parte de Maduro. Poner en marcha un gobierno de transición y convocar elecciones libres.

La fuente no descarta que estos movimientos aislados desaten una crisis real. Mientras, Juan Guaidó apunta que quiere una Fuerza Armada unida para lograr el propósito del cambio político. “No queremos que la FAN se divida ni se enfrente, queremos que se ponga como un solo hombre del lado del pueblo, la Constitución y en contra de la usurpación”.

Comunicado de la Fanb ante alzamiento de la GNB en Cotiza – Descifrado – 21 de Enero 2019

Segun el comunicado los guardias, luego de sustraer un grupo de armas en Petare se dirigieron a la sede de la unidad especial de seguridad ubicada en Cotiza, lugar en donde, según información del Estado, lograron ser detenidos por otros efectivos de seguridad que se encontraban en ese lugar.

Tras el hecho ocurrido la madrugada de este lunes 21 de enero donde varios efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) se sublevaron y desconocieron a Nicolás Maduro como presiente el Ministerio de Defensa emitió un comunicado en nombre de las Fuerzas Armadas.

En este oficio comunicado menciona que los guardias, luego de sustraer un grupo de armas, se dirigieron a la sede de la unidad especial de seguridad ubicada en Cotiza, lugar en donde, según información del Estado, lograron ser detenidos por otros efectivos de seguridad que se encontraban en ese lugar.

Ante esta situación, vecinos de las adyacencias del destacamento comenzaron a lanzar objetos contundentes a los funcionarios de la GNB y de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) que intentaban controlar la situación.

A continuación el comunicado íntegro.

LA FUERZA ARMADA NACIONAL BOLIVARIANA, INFORMA AL PUEBLO DE VENEZUELA, QUE EN LA MADRUGADA DEL 21 DE ENERO DE 2019, APROXIMADAMENTE A LA 02:50 AM, UN REDUCIDO GRUPO DE ASALTANTES ADSCRITOS AL COMANDO DE ZONA NRO 43 DE LA GUARDIA NACIONAL BOLIVARIANA, TRAICIONANDO SU JURAMENTO DE FIDELIDAD A LA PATRIA Y SUS INSTITUCIONES, SOMETIÓ AL CAP. GERSON SOTO MARTÍNEZ, COMANDANTE DEL PUESTO DE COORDINACIÓN POLICIAL MACARAO, DESDE DONDE SE DESPLAZARON EN DOS (02) VEHÍCULOS MILITARES; LUEGO IRRUMPIERON CONTRA LA SEDE DEL DESTACAMENTO DE SEGURIDAD URBANA UBICADO EN PETARE, MUNICIPIO SUCRE, SUSTRAYENDO DE ALLÍ UN LOTE DE ARMAS DE GUERRA Y SECUESTRANDO BAJO AMENAZA DE MUERTE, A DOS (02) OFICIALES Y DOS (02) GUARDIAS NACIONALES DEL REFERIDO DESTACAMENTO.

LOS DELINCUENTES FUERON RENDIDOS Y CAPTURADOS EN LA SEDE DE LA UNIDAD ESPECIAL DE SEGURIDAD WARAIRA REPANO, EN COTIZA, MUNICIPIO LIBERTADOR, TAMBIÉN ADSCRITA A LA GUARDIA NACIONAL BOLIVARIANA; A DONDE SE HABÍAN DIRIGIDO, ENCONTRANDO FIRME RESISTENCIA POR PARTE DE LOS OFICIALES Y TROPAS PROFESIONALES ALLÍ ACANTONADOS. CABE DESTACAR, QUE DURANTE LA DETENCIÓN SE LOGRÓ RECUPERAR EL ARMAMENTO ROBADO Y EN LOS ACTUALES MOMENTOS SE ENCUENTRAN BRINDANDO INFORMACIÓN DE INTERÉS A LOS ORGANISMOS DE INTELIGENCIA Y AL SISTEMA DE JUSTICIA MILITAR. A ESTOS SUJETOS SE LES APLICARÁ TODO EL PESO DE LA LEY.

LA FUERZA ARMADA NACIONAL BOLIVARIANA RECHAZA CATEGÓRICAMENTE ESTE TIPO DE ACTOS, QUE CON TODA SEGURIDAD ESTÁN MOTIVADOS POR OSCUROS INTERESES DE LA EXTREMA DERECHA Y SON CONTRARIOS A LAS NORMAS ELEMENTALES DE LA DISCIPLINA MILITAR, AL HONOR Y A LAS TRADICIONES DE NUESTRA INSTITUCIÓN. EN TAL SENTIDO, RATIFICA ANTE LA COLECTIVIDAD, QUE TODAS SUS UNIDADES OPERATIVAS, DEPENDENCIAS ADMINISTRATIVAS E INSTITUTOS EDUCATIVOS, SE ENCUENTRAN FUNCIONANDO BAJO COMPLETA Y ABSOLUTA NORMALIDAD. ASÍ MISMO RATIFICAMOS NUESTRO IRRESTRICTO APEGO A LA CONSTITUCIÓN Y LAS LEYES DE LA REPÚBLICA.

Venezuela se convierte en el último reducto de la lucha armada en Latinoamérica por Pedro Benítez – ALnavío – 16 de Noviembre 2018

Paradojas de la historia. Hace casi 60 años Venezuela fue el primer país latinoamericano donde se intentó replicar la experiencia cubana de la lucha armada con apoyo material de La Habana. El primero donde se las derrotó. Pero ahora, es el último reducto de las guerrillas de filiación comunista que aún sobreviven: el ELN y los disidentes de las FARC.
Disidentes de las FARC se refugian en Venezuela / Foto: FARC
Disidentes de las FARC se refugian en Venezuela / Foto: FARC

A raíz de la emboscada de que fuera objeto una unidad de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) de Venezuela el pasado domingo 4 de noviembre por parte de miembros del Ejército Nacional de Liberación (ELN)de Colombia, que le costó la vida a tres funcionarios y dejó a otros 12 heridos, medios de comunicación de ese país han realizado una serie de reportajes sobre las circunstancias que rodearon el hecho. De todas destacan los trabajos del diario El Tiempo firmado por su corresponsal en Caracas Valentina Lares Martiz, y otro de la redacción internacional de El Espectador.

El primero da cuenta de la presencia de guerrilleros del ELN, junto con disidentes de las FARC en los estados Bolívar, Apure y Amazonas, fronterizos con Colombia y Brasil.

El ELN no sólo ha conseguido un aliviadero en el territorio venezolano sino que además le sirve como una fuente considerable de ingresos por la explotación aurífera que compartiría con los jefes militares de este país

Además, ratifica la versión del Gobierno de Colombia según la cual Luis Felipe Ortega Bernal(alias Garganta) es el comandante del Frente José Daniel Pérez del ELN, organización a la que ha pertenecido por 30 años. Su captura por parte de la Guardia Nacional venezolana fue lo que dio origen a la emboscada por parte de los guerrilleros.

Por su parte El Espectador cita a la organización no gubernamental de monitoreo del crimen organizado InSight Crime (IC), según la cual la presencia del ELN se extiende a 12 estados de Venezuela.

Los dos trabajos dan por ciertas las denuncias del diputado opositor Américo De Grazia, que no sólo ha expuesto la presencia de estos elementos subversivos, sino que además los ha señalado como operadores en la explotación y tráfico de oro, diamantes y coltán en el denominado Arco Minero, en connivencia con las autoridades venezolanas.

Es decir, en el caso concreto del ELN no sólo ha conseguido un aliviadero en el territorio venezolano (que ha disfrutado por años) sino que además le sirve como una fuente considerable de ingresos por la explotación aurífera que compartiría con los jefes militares de este país.

Por otro lado, el trabajo de El Tiempo destaca la presencia de alias Jhon 40, jefe de la disidencia del Frente 16 de las FARC en Ciudad Bolívar (estado Bolívar), a varios centenares de kilómetros de distancia de la frontera con Colombia, casi al otro lado de Venezuela, acompañado de hombres armados y que se lucra también de la actividad minera ante la pasividad de las autoridades venezolanas.

Todo esto viene a ratificar lo que desde hace años han denunciado varios periodistas venezolanos especializados en el tema: la presencia en el país de grupos paramilitares armados leales al “proceso revolucionario” (guerrilla de las FARC, el ELN de Colombia o los llamados colectivos) en los campos y en las ciudades.

La penetración de la guerrilla en Venezuela fue una decisión de Hugo Chávez / Flickr: Randal Sheppard

Hace una década Juan Carlos Zapata en su libro Doña Bárbara con Kalashnikov hacía un recuento de la penetración de estos grupos en Venezuela y su impacto social, económico y político en el país. Lo que entonces parecía una elucubración del antichavismo más radical hoy se juzga como la tesis más cercana a la verdad y la más aceptada: ese proceso de penetración fue consecuencia de una decisión deliberada por parte del expresidente Hugo Chávez. Una de las caras de su proyecto de poder continental.

Paradojas de la historia

Así, en Venezuela se da una paradoja de la historia, porque este fue el primer país del continente donde se ensayó la lucha armada inspirada en la revolución cubana.

La caída de Fulgencio Batista y la entrada en La Habana de Fidel Castro y sus barbudos en enero de 1959 tuvo un impacto emocional y político muy fuerte en toda Latinoamérica, pero particularmente en Venezuela, donde el suceso se vio como propio.

El primer país al que Castro visitó luego de su ascenso al poder fue Venezuela, tan temprano como el 24 de enero de 1959. En un mitin multitudinario que realizó en Caracas para agradecer el entusiasta apoyo a su revolución ofreció devolver el favor de ser necesario, pues “aquí hay montañas más altas que la Sierra Maestra”, dijo.

Ese proceso de penetración de la guerrilla fue consecuencia de una decisión deliberada por parte del expresidente Hugo Chávez. Una de las caras de su proyecto de poder continental

En los siguientes meses, a medida que el gobierno revolucionario de Castro avanzaba, se radicalizaba la izquierda venezolana, precipitando la división del principal partido político del país (entonces en el gobierno) Acción Democrática, lo que daría origen al Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR).

En muy poco tiempo tanto el MIR como el Partido Comunista venezolano (PCV) tomaron el camino de la insurrección armada con la naciente democracia del país, constituyendo las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN) con la asesoría y el apoyo material de la Cuba castrista.

Así fue como entre 1962 y 1963 aparecieron las primeras guerrillas izquierdistas en varias zonas montañosas de Venezuela que seguían el modelo de la Sierra Maestra. Con todo el apoyo cubano esas fueron las primeras de América Latina por su clara filiación ideológica, incluso previas a las de Colombia, puesto que los restos de las guerrillas liberales que sobrevivían no se constituirán en las FARC hasta 1964, luego de la operación Marquetalia.

Fidel Castro apostó fuertemente por esa experiencia en la esperanza de que la revolución prendiera en toda la región. El Che Guevara consideró la posibilidad de ir a Venezuela para incorporarse a la lucha. E incluso en mayo de 1967 un grupo de cubanos y venezolanos entrenados en la isla protagonizaron un incidente que se conoció como la invasión de Machurucuto, cuando desembarcaron en la costa del centro del país y penetraron tierra adentro con la intención de establecer un foco guerrillero.

La lucha armada irá menguando y permaneciendo sólo en Colombia, hasta que los gobiernos de Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos la redujeron a casi la mínima expresión. Ahora los restos de esos grupos consiguieron el último refugio en Venezuela

No sería la única de esas operaciones organizadas en Cuba, en las que estaría muy activamente involucrado, por cierto, Arnaldo Ochoa, el general que luego sería jefe de las fuerzas cubanas que participaron en la guerra de Angola y que sería fusilado en 1989 acusado de narcotráfico.

Aquel intento (poco conocido fuera de Venezuela) sería el inició de la ola subversiva procastrista que barrería casi toda América Latina.

De modo que el Ejército venezolano fue el primero de Latinoamérica que derrotó militarmente a la insurrección comunista en su territorio en los años 60. La mayoría de aquellos jóvenes guerrilleros se acogieron a la política de pacificación del expresidente Rafael Caldera a inicios de los años 70 y volverían a vida política electoral.

En el resto del continente la lucha armada que alcanzó su pico con la revolución sandinista en Nicaragua y la guerra civil de El Salvador, irá menguando y permaneciendo sólo en Colombia, hasta que los gobiernos de Álvaro Uribe primero, por medio de la presión militar, y luego Juan Manuel Santos, con el controversial proceso de paz lo redujeron a casi la mínima expresión. Ahora los restos de esos grupos consiguieron el último refugio en Venezuela. Un giro de 180 grados de la historia.

De Grazia: «Maduro ha dado a la narcoguerrilla ELN las minas de oro a cambio de protección» por Ludmila Vinogradoff – ABC – 7 de Noviembre 2018

download.jpg

Américo De Grazia, nacido hace 58 años en la localidad minera de Upata, Bolívar, no tiene miedo a los riesgos que generan sus denuncias. Sus siete hijos han tenido que huir al extranjero por las amenazas y la falta de seguridad

En cadena nacional de radio y televisión el presidente Nicolás Maduro amenazó públicamente con «desaparecer y extinguir» al diputado Américo de Grazia y al excandidato presidencial Andrés Velásquez, ambos dirigentes del partido Causa R, por denunciar a las mafias criminales que trafican oro y diamante en el denominado Arco Minero, estado Bolívar al sur de Venezuela, apoyadas por el mandatario.

En su entrevista con ABC, Américo De Grazia, nacido hace 58 años en la localidad minera de Upata, Bolívar, no tiene miedo a los riesgos que generan sus denuncias. Sus siete hijos han tenido que huir al extranjero por las amenazas y la falta de seguridad. «El régimen chavista desintegró mi familia», se lamenta el diputado, que sobrevive gracias a las remesas que le envían sus hijos porque el Gobierno dejó de pagar el salario de los parlamentarios desde hace tres años.

El Arco Minero tiene una superficie de 111.800 kilómetros cuadrados y es más grande que Portugal y Bélgica. Tiene minas a cielo abierto y en el subsuelo ricas en oro, diamante, coltán, tirio, uranio, hierro y bauxita. A partir del 2006, cuando el extinto Hugo Chávez tomó control de sus riquezas y le abrió las puertas a la guerrilla colombiana, la zona se convirtió literalmente en «la tierra de nadie, en el salvaje lejano oeste donde se impone la ley de la selva con la devastación ambiental más grande de la Amazonía», dice el diputado.

¿Qué ha producido la fiebre del oro en el Arco Minero?

Un mundo sórdido de muerte, devastación ambiental, desolación y enfermedades como la malaria, tuberculosis y el sarampión que habían sido erradicadas.

¿Quiénes controlan la zona?

Primero fue Hugo Chávez que acabó con la paz de la zona al permitir la presencia de la narcoguerrilla colombiana. Después Maduro amplió las operaciones del ELN y la disidencia de las FARC, los islamistas del hizbolá y los «pranes» (jefes delincuentes) bajo la mirada complaciente de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y el Ejército, que se lucran de las mafias criminales.

¿Con qué propósito?

Maduro le ha cedido territorio a la narcoguerrilla del ELN en Amazonas, Apure, Bolívar y otros estados, a cambio de protección, seguridad y custodia de sus negocios turbios. Los grupos criminales colombianos le también le han ofrecido defender su régimen en caso de una intervención militar extranjera.

¿Cómo ocurrió el ataque del colombiano ELN contra los militares venezolanos hace dos días si se toleraban bien?

La GNB había detenido a uno de los cabecillas del ELN que portaba cédula de identidad y carnet de la patria falso y los «elenos» emboscaron a los militares cerca de Puerto Ayacucho, Amazonas. Resultaron 4 soldados asesinados y 12 heridos venezolanos. Los del ELN estaban «cuidando» las minas de oro y coltán de «Nicolasito», el hijo del Presidente, en Parguaza, Amazonas.

¿Y las otras masacres?

En todo el Arco Minero han ocurrido 42 masacres desde el 2006 cuando Hugo Chávez le abrió las puertas a las mafias. Las fuerzas armadas venezolanas han sido cómplices. El 4 de marzo de 2016 marcó un hito porque aparecieron primero 17 y luego 18 mineros enterrados en una fosa común en Tumeremo, Bolívar. En el 2017 ocurrió otra matanza y hace 15 días masacraron 8 mineros.

¿Por qué Maduro se apoya en el ELN colombiano?

A Maduro le ha ido bien con el ELN porque le limpia el camino. Son más serios y confiables porque le entregan dinero seguro de la explotación del oro y otros minerales y además los narcoguerrilleros han sacado a los «garimpeiros» brasileños y acaban con los archipiélagos de los “pranes” que dejó el anterior gobernador de Bolívar, Francisco Rangel Gómez.

¿Cómo operan las mafias en las minas?

Un día de zafra puede dejar muertos. Sin un minero se pasa de la línea roja le pegan un tiro a las manos para inhabilitarlo de por vida. Y si no entrega el “impuesto” lo matan. Los “elenos” cobran el 10% de impuesto para ellos de la producción de oro y luego con el 90% restante le pagan al minero el precio que ellos decidan.

¿Y la presencia del Hizbolá?

Los musulmanes del hizbolá le responden al vicepresidente económico Tareck El Aissami. Operan en las minas Las Rositas de Angostura y el Lago de Guri donde extraen el oro y diamantes. Hay dos mezquitas en las minas. Queda a dos horas de Ciudad Piar en Bolívar.

¿Qué países hacen negocios con Maduro?

Maduro ha hecho negocios turbios del oro de empresas ficticias con Turquía, China y Rusia.

¿A falta de petróleo, cree que el oro puede mantener a Maduro en el poder?

Claro que sí. Maduro podrá tener capacidad de maniobra y control con el oro (anunció 5.000 millones de dólares) para continuar en el poder pero no podrá gobernar.

¿Cómo son las amenazas en su contra?

Primero la persecución. Los sicarios de Maduro pueden inventar accidentes de tránsito o asaltos para robar y matar a sus adversarios.

 

El arco miserable por Trino Márquez – Noticiero Digital – 8 de Noviembre 2018

download

A Teodoro Petkoff,

a quien mucho interesaba el tema de este artículo.

El asalto perpetrado en el estado Amazonas por guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN), en el cual murieron tres guardias nacionales, resultando heridos otros diez, revela cuán importante se ha convertido el Arco Minero del Orinoco (AMO) para los insurgentes y la desprotección en la que se encuentra ese vasto territorio, convertido en una nueva colonia por la voracidad insaciable del gobierno nacional y su total abandono del medio ambiente, tema que representa una de las principales preocupaciones de los gobiernos democráticos y de los grupos ecologistas en todo el planeta. Esta indiferencia ocurre a pesar de que en la Constitución de 1999 se le concede vital importancia al área ambiental. Con los derechos ambientales ocurre lo mismo que con los derechos humanos en general: sirven para alimentar la demagogia de Maduro.

Algunos intelectuales ocupados en tratar el asunto –entre ellos Alexander Luzardo, Santiago Arconada y Edgardo Lander  y líderes políticos –como Andrés Velásquez y Américo de Grazia- han denunciado con insistencia la forma obscena como se depreda el medio ambiente y se destruye el ecosistema con la aplicación de técnicas de extracción que violan la normas internacionales establecidas en los protocolos que deben seguirse para reducir la erosión de la naturaleza. The New York Times, entre otras publicaciones mundiales, le ha dedicado amplios reportajes a la materia. En ellos se denuncian las terribles condiciones en las que se extrae oro, diamantes y minerales de gran valor comercial. TNYT en un trabajo reciente comparó la experiencia del AMO con lo exhibido en Diamantes de sangre, la impactante película de 2006 dirigida por Edward Zwick y actuada por Leonardo de Caprio, en la cual se presenta la explotación inmisericorde a las que son sometidos los trabajadores esclavizados que extraen diamantes, los cuales posteriormente son distribuidos en Europa, Estados Unidos y otros mercados mundiales. La historia transcurre en Sierra Leona y describe la red de mafias y complicidades que se teje alrededor de este lucrativo negocio.

Algo similar sucede en el AMO. La explotación de los minerales y piedras preciosas que se encuentran allí, se lleva a cabo sin  ninguna clase de supervisión de los organismos internacionales creados para vigilar esas actividades y sin que la Asamblea Nacional, los organismos legislativos regionales –consejos legislativos y consejos municipales- y las organizaciones de la sociedad civil independientes, ONG, puedan supervisar y reportar lo que acontece en ese territorio colocado al margen de la ley. En el AMO sucede lo mismo que ocurría durante la Colonia en las minas de plata y oro en Perú y México, aunque en una escala ampliada. La naturaleza está siendo objeto de un ultraje al estilo de los saqueadores de tumbas.

Maduro designó a Ernesto Villegas responsable político del Instituto Nacional de Descolonización de Venezuela. Hace algunos años, en vida de Chávez, el gobierno alentó la destrucción de la estatua de Cristóbal Colón, en el paseo que llevaba su nombre en Caracas. El 12 de octubre dejó de llamarse el Día de la Raza o el Día de la Hispanidad para pasar a llamarse el Día de la Resistencia Indígena. Supuestamente, Colón y el  12 de octubre eran símbolos del pillaje y la colonización ominosa a los que fueron sometidos los pueblos prehispánicos.

Esa historia, totalmente distorsionada por la interpretación maniquea de la realidad, ahora se reproduce, con la diferencia de que no son los españoles rústicos de los siglos XVI y XVII quienes saquean nuestras riquezas naturales, sino mafias y compañías chinas o rusas dirigidas por gerentes desalmados, ávidos de extraer el mayor beneficio posible del medio ambiente, sin importarles el costo ocasionado por su desmedida ambición. Lo único que les interesa es el beneficio propio y suministrarle a la cúpula gobernante el oxígeno financiero suficiente para que se perpetúe en el poder. Es el extractivismo, como lo han calificado algunos expertos, actuando de forma desbocada.

En este pingüe negocio desea participar el ELN. No quiere quedar fuera de la danza de millones de dólares en juego. Su cercanía ideológica con Maduro determinan que la relación de esos facinerosos con la Guardia Nacional sea muy tramada. Este cuerpo vigila que la extracción transcurra sin la presencia incómoda de los factores que se le oponen  y denuncian. La complejidad de la trama puso en un aprieto al general Padrino López cuando tuvo que referirse a la masacre de los miembros de la GNB. No sabía cómo condenar el crimen de los guardias nacionales. Optó por llamar a los insurgentes “grupos paramilitares” colombianos, cuando todo el mundo sabía, entre ellos el gobierno neogranadino, que los invasores son guerrilleros del ELN.

A la oposición venezolana y a los organismos internacionales responsables de velar por la preservación del medio ambiente y el desarrollo sustentable, les corresponde la tarea de evitar que en el arco miserable siga depredándose la naturaleza, con el único propósito de mantener en el poder al grupo que ha arruinado al país.

Al sur del Orinoco por Ibsen Martínez – El País – 6 de Noviembre 2018

download.jpg

Nicolás Maduro ha dispuesto recurrir a la legendaria riqueza aúrifera de esta región para diversificar las fuentes de ingreso fiscal de Venezuela.

Una columna de la Guardia Nacional Bolivariana (GMB) fue emboscada el fin de semana pasado por el ELN (Ejército de Liberación Nacional) colombiano en un paraje de la Amazonía venezolana, sobre la margen derecha del río Orinoco. Al menos cuatro efectivos de la GNB resultaron muertos y gravemente heridos más de una docena de sus compañeros. Se admite ya en la zona que el ataque ocurrió en retaliación de la captura, por parte de la GNB, de dos miembros del ELN.

Con seguridad, éste no será el último suceso sangriento asociado a la locura minera que se ha enseñoreado en el vasto territorio oficialmente llamado Arco Minero del Orinoco.

Hablamos nada menos que del 12,2% del territorio venezolano, una comarca que ocupa grandes extensiones de tres Estados, linda con Colombia y Brasil, y entraña un potencial minero calculado en unas 7.000 toneladas de oro, diamantes, hierro, bauxita y coltán.

Oficialmente, Nicolás Maduro ha dispuesto recurrir a la legendaria riqueza aúrifera de esta región para diversificar las fuentes de ingreso fiscal del país. Hace dos años, Maduro anunciaba promisorias asociaciones estratégicas con más de 135 compañías internacionales.

La retórica del régimen enfatiza el compromiso de fiscalizar el impacto ambiental de la minería, promover únicamente tecnologías amigables con el ambiente, preservar el modo de producción ancestral y el patrimonio cultural de las comunidades indígenas, contemplar la asociación entre el Estado y el minero informal brindando créditos y apoyo técnico calificado y gratuito. ¡Ah!, casi olvido la defensa de la soberanía venezolana sobe la riqueza minera.

En los hechos, lo que viene ocurriendo desde aquellos anuncios es un salvaje y masivo asalto al territorio donde mitológicamente estuvo el reino de Manoa, la región de El Dorado. Solo que esta vez no son enfebrecidos conquistadores españoles quienes despliegan una bárbara empresa en la que se combinan masacres y delitos ambientales, sino grupos armados del crimen organizado y columnas guerrilleras del ELN. Es un hecho documentado que estos grupos son tolerados, cuando no alentados, por oficiales de la Fuerza Amada Bolivariana.

La violencia desatada entre éstas por el control de las concesiones mineras legales, los enclaves ilegales y las rutas de extracción se acompaña de robos, secuestros y extorsión —cobro de “vacunas”— a las comunidades mineras. También ocurren asaltos al comercio local y a las redes de transporte regional. Y, desde luego, masacres punitivas como las que se registran en la zona desde hace ya más de un lustro y cuyas víctimas han sido comunidades dedicadas a la minería artesanal.

Los sucesos del Arco Minero son típicos de la dinámica que se entabla entre grupos armados irregulares en territorios ricos en recursos minerales. Hace décadas que Sir Paul Collier, celebrado economista oxoniense, describió el complejo de tensiones activo en varias guerras civiles africanas y validó sus conclusiones para otras regiones del planeta.

Collier centró su estudio en naciones ricas en materias primas de alto valor y logró discernir que la duración e intensidad de los conflictos armados internos guardaban estrecha relación con dos tipos de “agendas”— mutuamente excluyentes: la agenda de los agraviados y la de los codiciosos.

Dicho en español básico, la agenda de agravios no es otra cosa que el proyecto político-ideológico del grupo armado. La de codicia no necesita elucidación.

Collier demostró que, más temprano que tarde, las agendas de codicia prevalecen por sobre las ideológicas. Y tienden a prolongar indefinidamente el conflicto, haciéndolo cada vez más intenso, entrópico y letal.

Por vía de ejemplo, menciono solo la variable “reclutamiento” de nuevos efectivos. Este se hace más fácil en zonas sumamente deprimidas donde el incentivo para unirse a un grupo dedicado a “custodiar” centros de explotación y rutas de extracción es irresistible para un joven sin recursos ni escolaridad. Las “condiciones Collier”, si bien aún en germen, están todas presentes en el Arco Minero del Orinoco.

Sin embargo, y por lo visto, los generales venezolanos que subcontratan al ELN y a los llamados trenes de pranes —versión venezolana de las maras salvadoreñas— para el control ilegal del tráfico minero ignoran o desestiman el potencial que tiene este modelo de negocios de desbordar la Fuerza Armada Bolivariana y desembocar en un conflicto internacional de impredecibles proporciones.

Nicolás Maduro afirma que Juan Manuel Santos ha intentado asesinarlo por Maolis Castro – El País – 5 de Agosto 2018

Una explosión, supuestamente desde un dron, interrumpe un discurso del presidente de Venezuela. El Gobierno colombiano condena los señalamientos: “Resultan absurdos y carecen de todo fundamento”

Nicolás Maduro en el momento de las explosiones durante un acto militar en Caracas. EPV

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, su esposa Cilia Flores, y el alto mando militar de Venezuela han sido desalojados este sábado de emergencia de la celebración del 81º aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en la avenida Bolívar de Caracas después de producirse al menos una explosión, que el Gobierno ha atribuido a drones con supuestos explosivos que sobrevolaban la zona. Según el régimen, los aparatos fueron derribados por francotiradores. En un discurso televisado dos horas después del suceso, Maduro ha acusado directamente al presidente saliente de Colombia, Juan Manuel Santos, de haber intentado asesinarlo a través de unos sicarios que, según él, han ejecutado el supuesto atentado. Se trata de una acusación inaudita y sin precedentes incluso dentro de la abierta hostilidad verbal de ambos Gobiernos.

El personal de seguridad del presidente Maduro le protege en el momento del incidente.
El personal de seguridad del presidente Maduro le protege en el momento del incidente. XINHUA AP
El sábado por la noche el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia ha rechazado “enfáticamente las acusaciones” contra Santos. En un comunicado han señalado que “resultan absurdos y carecen de todo fundamento los señalamientos de que el mandatario colombiano sería el responsable del supuesto atentado en contra del presidente venezolano”. Y añaden que: “Ya es costumbre que el mandatario venezolano culpe permanentemente a Colombia de cualquier tipo de situación. Exigimos respeto por el presidente Juan Manuel Santos, por el Gobierno y por el pueblo colombiano”.

 

La primera versión oficial de lo sucedido la ha dado Jorge Rodríguez, vicepresidente de Comunicación, Cultura y Turismo, ha afirmado que se ha tratado de un atentado frustrado contra el mandatario y su Gabinete. “Exactamente a las 5:41 minutos de la tarde se escucharon unas detonaciones que las averiguaciones ya establecen con claridad que correspondían a artefactos voladores de tipo dron, varios artefactos voladores, que contenían una carga explosiva que detonó en las cercanías de la tarima presidencial y en algunas zonas del desfile”.

En vídeo, Nicolás Maduro acusa a Juan Manuel Santos de la explosión. EFE / QUALITY-REUTERS

La agencia Associated Press asegura que “varios bomberos” presentes en el lugar de los hechos “contradicen” la versión de los hechos del Gobierno. Según AP, tres agentes dijeron de forma anónima que en realidad se trató de una explosión de una bombona de gas en un apartamento cercano.

Un militar presente en el acto, a unos cinco metros de Nicolás Maduro, mostró a EL PAÍS su escepticismo con la versión oficial. No oyó ningún disparo, por lo que la versión de que las fuerzas de seguridad dispararon contra un dron “no es creíble”. De hecho, según cuenta este militar bajo la condición de anonimato, darle a un dron en movimiento con un fusil es casi imposible. “Además si se le da no explota. El explosivo es estable. Necesitas un arma de dispersión a ser posible con dirección de tiro. Si le das cae el dron, pero no explota. Fue una explosión como de mortero de 81 mm (el proyectil tradicional de infantería). Altura de 20 metros. Sin metralla… si tuviera metralla habría hecho una escabechina”, explicó, aunque descarta que lo ocurrido se trate de una simulación.

Un militar venezolano herido, momentos después del incidente.
Un militar venezolano herido, momentos después del incidente. XINHUA AP

Según la versión del Gobierno, siete efectivos de la GNB resultaron heridos. Maduro y sus funcionarios han salido ilesos. El acto oficial se transmitía en vivo en todas las televisiones y radios locales, pero en el momento del percance se ha cortado de modo abrupto.

En ese fragmento de la retransmisión, distribuido en redes sociales, se aprecia como Maduro, su esposa y los presentes en la tribuna miran al cielo durante el discurso. De pronto, hacen un gesto como si se protegieran de algo. El sonido de la retransmisión se corta en ese momento y se oyen voces confusas. Entonces, se ve desde otra cámara a los militares que formaban en el desfile romper filas y salir corriendo. Ahí acaba la retransmisión.

Agentes de policía recogen pruebas en un edificio cercano al suceso.
Agentes de policía recogen pruebas en un edificio cercano al suceso. MIGUEL GUTIÉRREZ EFE

Antes de que Maduro acusara al presidente colombiano, el Gobierno ha culpado de inmediato a la oposición del atentado. “Compatriotas la derecha insiste en la violencia para tomar espacios que no pueden por los votos, nuestro hermano Presidente Nicolás Maduro y el alto mando político y militar ilesos luego del atentado terrorista durante el acto de la GNB. No podrán con nosotros”, ha escrito Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, en su cuenta de Twitter.

En medio de la confusión sobre lo sucedido, el grupo opositor Movimiento Nacional Soldados de Franela se han atribuido el ataque a través de su cuenta de Twitter creada en marzo de 2014. “La operación era sobrevolar 2 drones cargados con C4 el objetivo el palco presidencial, francotiradores de la guardia de honor derribaron los drones antes de llegar al objetivo. Demostramos que son vulnerables, no se logró hoy, pero es cuestión de tiempo”, han escrito en la red social.

Agentes de policía desplegados cerca del lugar de la explosión.
Agentes de policía desplegados cerca del lugar de la explosión. MIGUEL GUTIÉRREZ EFE

También ha circulado un comunicado que denomina al asalto como Operación Fénix. En el documento se anuncian “acciones militares”, supuestamente respaldadas en artículos de la Constitución, para restablecer la democracia en el país. “Pueblo de Venezuela, para culminar con éxito esta lucha emancipadora, es necesario que salgamos todos a las calles, sin retorno, apoyando a nuestros militares constitucionales y líderes políticos civiles para la toma y consolidación del poder, hacia la conformación de una Junta de Gobierno de Transición”, agrega.

El Gobierno de España reaccionó el domingo por la mañana a lo ocurrido. El ejecutivo del socialista Pedro Sánchez, a través del Ministerio de Asuntos Exteriores, ha expresado su “firme condena” al supuesto ataque y ha subrayado que la crisis que atraviesa Venezuela “demanda una salida pacífica, democrática y negociada entre venezolanos”. Esta salida debe tener como “elementos fundamentales” el retorno a la institucionalidad democrática, el respeto a los derechos humanos, la liberación de los presos políticos y la atención a las apremiantes necesidades de la población”, ha destacado España.

Los oficiales de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana han decomisado los equipos de grabación, los vídeos, de la televisora digital privada VivoPlay que hacía cobertura periodística del evento.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa ha denunciado que tras este incidente se desconoce el paradero de los periodistas y trabajadores de ese medio de comunicación y de TV Venezuela, Neidy Freytes, César Díaz y Alfredo Valera. “Permanecen desaparecidos, luego de que GNB los abordara en la Avenida Bolívar y les impidiera transmitir”, han asegurado.

 

La mafia de los militares extorsiona a los venezolanos en el aeropuerto internacional de Caracas por Gabriela Ponte – ABC – 28 de Mayo 2018

 

images.jpeg

El procedimiento para revisar el equipaje obliga a los viajeros a llegar con tres o cuatro horas de antelación al vuelo

Sofía Guerra, 26 años, llegó ayer a Madrid después de un largo viaje de ocho horas desde Caracas. La última vez que salió del país fue el año pasado cuando fue a Estados Unidos y no recuerda haber sufrido un control tan intenso y abusivo por parte de los militares en el Aeropuerto Internacional de Maiquetía. Guerra es de los pocas venezolanos que ha logrado obtener, en una batalla titánica contra el Saime (el Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería), la prórroga del pasaporte que da el Gobierno de Maduro a aquellos que se les haya vencido, ya que no hay recursos para imprimir los nuevos documentos.

«A dónde vas, quién te espera allá, quién te pagó el pasaje, tu te pagaste el pasaje y en qué trabajas, cuánto dinero ganas, por qué tienes una maleta tan grande, por qué llevas tanta ropa para 15 días, cómo conseguiste los dólares si hay control de cambio», eran las preguntas que realizaba el militar en el primer punto de control ubicado en la entrada de los mostradores de la aerolínea Estelar.

Desde hace poco más de un año, la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) tomó por completo el recinto aéreo. La mafia militar ahora es la encargada de controlar, revisar y organizar a los pasajeros que se disponen a salir del país. El procedimiento obliga a los viajeros a llegar con tres o cuatro horas de antelación al vuelo. Sin embargo, este «control» termina siendo un acto de extorsión, chantaje y, en algunos casos, hasta de hurto de objetos de valor.

 

Los venezolanos describen el hecho de salir o entrar al país como «una verdadera tortura». Sobre todo, se alarman en el segundo punto de control de la GNB en el aeropuerto donde le piden a los pasajeros colocar el equipaje sobre una mesa para proceder a revisarlo. «Te sacan todo de la maleta para ver que llevas dentro. Mientras un militar te vuelve a interrogar, el otro está revolviendo la ropa. Hay que estar muy pendiente de sus manos para que no te roben nada», comentó Daniel Isturiz, 44 años, pasajero de la misma aerolínea. «Si te ven dólares o euros en la cartera tienes que tener cuidado porque quieren quitártelos con a excusa del control cambiario», señaló.

A Alicia Tosta, 57 años, le hicieron la respectiva requisa y en el procedimiento le extrajeron un reloj. «Uno me hablaba buscando información mientras el otro revisaba. No puedes reclamar porque te da miedo que te retengan y no te dejen abordar el vuelo», explicó con rabia. La venezolana comenta que cuando viajas sola, como en su caso, los militares son mas invasivos que con los grupos familiares.

Una vez la Guardia ha dado el visto bueno, coloca un precinto de seguridad de color azul que indica a las autoridades que ya revisaron el equipaje y así no lo vuelven a abrir cuando pasa por el escáner. Después de pasar por los dos puntos de control de los militares, las personas tienen acceso a los mostradores de la aerolínea en donde realizan el procedimiento habitual para registrarse.

Detención de militares

Toda la zona del Aeropuerto Internacional de Maiquetía de Venezuela está militarizada. Actualmente operan tan solo 16 aerolíneas que en su mayoría tienen un solo vuelo al día. Con tan pocas salidas internacionales, la Guardia Nacional controla muy bien el perímetro, así que cuando intenta extorsionar a los pasajeros lo hacen con mucha prudencia.

El último caso conocido de detención de militares por extorsión fue el pasado mes de diciembre, cuando detuvieron a cuatro funcionarios de la GNB y a un policía después de que un comerciante alegó que le quitaron 400 dólares y 200 euros, según el portal digital Efecto Cocuyo. Durante la revisión encontraron 400 dólares y 50 euros en el calcetín del sargento primero Wilmer Parra Flores, mientras que a Henssy Mendoza Martínez, funcionario policial, le cogieron con 150 euros en su billetera. La Fiscalía 9° del estado Vargas acusó a los militares de ser los coautores del crimen.

 

A %d blogueros les gusta esto: