elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Gasolina

Un poquito de sarcasmo para Nico por Claudio Nazoa – Venezuela en Resistencia – 17 de Febrero 2020

claudio.jpgQuerido Líder:

Yo lo admiro porque usted y los amigos que lo mantienen en el poder, como buenos toreros, han logrado lidiar con la oposición de la derecha apátrida que está acompañada por la del centro traidora y por la izquierda moderada burguesa, es decir, por el 87% de los venezolanos.

Lo que más he admirado en este tiempo convulso y gracias a su sapiencia infinita, es que decidió que ya no le gustaba la Constitución de su comandante eterno ¿se acuerda?, el que nació en Sabaneta de Barinas), él decía: “esta es la mejor Constitución del mundo”. Sin embargo usted, mi admirado Comandante en Jefe, dijo que había que cambiarla por otra que fuera la más mejor del mundo. Para eso, con el TSJ que nombró, montó una Asamblea Nacional paralela a la legítima y la nombró legítima y a la legítima, la declaró ilegitima. Nunca había visto algo tan maquiavélicamente bien hecha. De ñapa, sus amigos nombraron al Fiscal General, al Contralor y al Defensor del Pueblo.

Estoy emocionado querido Líder y sin que me malinterprete, confieso que me gustaría invitarlo a bailar porque es que ¡usted sí que tiene son! Inventa vainas que parecen que son verdaderas aunque todo el mundo sabe que no lo son.

Dígame cuando el otro día, es que usted no deja de sorprenderme, unos muchachitos en el destruido, abandonado y malogrado Hospital de Niños, morían por falta de tratamiento a pesar de los esfuerzos de los médicos héroes y usted, orondo y rodeado de militares, dijo que iba a inaugurar una fábrica de ametralladoras y mostró en cámara unas motos rarísimas que, según sus palabras, “fueron hechas con material de desecho” a las que les instalaron un lanza granadas y una ametralladora. ¡Genial! Esa vaina no se le ocurre a nadie pero la cosa no quedó allí, me encantó cuando dijo que iba a mandar esas motos a los barrios con 10.000 simuladores de tiros “para que el pueblo agarre puntería”. ¡Tremenda idea! mi querido Comandante en Jefe, lo único, y perdone que humildemente le sugiera algo, es que creo que hay que tener cuidado para que a los malandros no se les ocurra atracar con lanza granadas y ametralladoras.

Extraordinaria lo de dejar a la gente sin dinero en efectivo. Usted está dando una lección de comunismo, es malo que el pueblo se acostumbre a tener plata para comprar las cosas que quiera ya que lo ideal es que mendiguen la bolsa de comida que les regala. Lo del metro que nunca funciona también le está quedando sensacional, es ideal para que los venezolanos hagan ejercicio. Lo del apagón de cuatro días, ¡ni hablar! y qué bellos se ven las estructuras de cemento por donde iba a pasar un tren que costó 10.000.000.000 de dólares y que hoy, ornamentalmente, decora la autopista desde Aragua hasta Carabobo y de Petare hasta Guarenas. Fíjese que en Egipto tuvieron que esperar 4.000 años para que las cosas se arruinaran, en cambio usted ya las construye hechas ruinas.

Ah, no, pero dónde me deja eso de que la gente se quede sin gasolina. ¡Eso sí que no tiene nombre!, qué venganza tan sabrosa le ha hecho usted a ese 87 % de venezolanos que no lo quieren y a quienes lo quieren también. ¡Bien hecho! ¡Se lo tienen merecido! Eso es terapia ocupacional, ya que en lugar de estar maquinando en cómo salir de usted, ellos se mantendrán ocupados durante tiempo infinito haciendo cola.

Y hablando de cola, lo de poner durante horas y a veces hasta días a los abuelitos en una interminable fila india como cuando eran niños de Kinder para cobrar una pensión que no alcanza para comprar un pollo, es sencillamente extraordinario y plausible, porque tengo entendido que esos viejitos fueron adecos y copeyanos y eso hay que pagarlo.

Querido Líder, usted se ha convertido en un mago extraordinario: mete la mano en el petróleo y lo desaparece, mete la mano en el cemento y lo desaparece, mete la mano en los pasaportes y los desparece para siempre a menos que los de la derecha se bajen mínimo con mil dólares. Mete la mano en las siembras de caña de Aragua que tenían 300 años y en un santiamén convierte aquella belleza en un tierrero infértil. Mete la mano en las empresas básicas de aluminio y acero y más nunca nadie ve una cabilla ni un simple papel aluminio. ¡Usted logró tamaña proeza!, desaparecer la mayor reserva de gas del planeta de un solo tiro. Pero lo más arrecho, es cuando usted agarra preso a los diputados con inmunidad parlamentaria… ¡zúas!, también los desaparece.

¡Usted es grande, hermano! Tan grande como el extraordinario Harry Houdini, aquel mago escapista del siglo pasado quien, amarrado, encadenado y sumergido en un pipote gigante de agua, siempre lograba huir. A Houdini le salieron bien sus trucos de escapismo hasta que un día se ahogó ante los ojos atónitos del público y de sus ayudantes, quienes por cierto no hicieron nada para salvarl. Dios me lo salve a usted.

Bueno, mi querido Kim Jong-un, me despido diciendo como usted siempre dice: “La lucha sigue” ¡Claro que sigue y va muy bien!
Y tocando otro tema, me tiene preocupado otro mago buenísimo que apareció por allí, uno de apellido Guaidó que… ¡Ay, se me acabó la página

74% de especialistas aprueba privatización del sector energético por Erika Hidalgo López – El Estimulo – 5 de Febrero 2020

Expertos piensan que el petróleo, el gas y la electricidad deberían ser privatizados en todas sus fases, producción, transporte, distribución y comercialización

La energía en Venezuela y su destino son temas protagónicos en los últimos tiempos. Las disputas sobre cómo debe conducirse el sector conforma uno los tantos enfrentamientos, que lejos de congeniar, ahondan cada vez más la brecha política e ideológica entre el gobierno y la oposición.

Entretanto, el ejecutivo nacional busca oxígeno en medio de la peor crisis energética que ha atravesado el país. Sin éxito. Y sin planes claros.

Pero ¿qué piensan los expertos sobre el tema?

El energista, Nelson Hernández, realizó una encuesta con la idea de pulsar varios aspectos sobre lo que piensan políticos, economistas, ingenieros, periodistas y otros profesionales relacionados directa o indirectamente con el área sobre la privatización de varios sectores.

Los resultados muestran una tendencia clara. La solución a la debacle energética que atraviesa Venezuela, hoy sin respuestas, pasa necesariamente por la privatización de la triada: petróleo, gas y electricidad.

Según la consulta, 74,2% de los encuestados estima que los tres sectores deben colocarse en manos de privados para ser reflotados. Es más, una gran mayoría, sostiene que la entrega del control a privados debe incluir las cuatro fases de la cadena: producción, transporte, distribución y comercialización. La privatización es la vía clara, según las encuestas.

Screen Shot 2020-02-06 at 8.02.29 PM.png

En el estudio, que procesó 178 respuestas, se señala que 145 (81%) de ellas ven conveniente que la privatización petrolera abarque la etapa de producción. Mientras que 138 (77,5%) considera que también debe privatizarse la producción de gas y 138 (77,5%) la de electricidad.

En torno al transporte, 140 (78,6%) encuestados señalan que los privados también deben tener el control en materia petrolera; 140 (78,6%) estima que también el del gas y 129 (72,4%) el del sector eléctrico.

En materia de distribución 132 (74,1%) respuestas señalan que la privatización del petróleo también debe incluir este segmento del negocio. Además, 136 (76,4%) especialistas entrevistados consideran que debe hacerse lo propio con el gas y 149 (83,7%) con la electricidad.

El último eslabón de la cadena, la comercialización, muestra que 83,7% de los encuestados consideran necesario que el control del servicio eléctrico esté en manos privadas. En materia petrolera 135 (75,8%) encuestados privatizarían la comercialización y 135 (75,8%) opinan que también el gas.

Screen Shot 2020-02-06 at 8.02.51 PM.png

Seguridad energética, una ilusión discursiva

La investigación registra que los consultados tienen serias dudas de que Venezuela sea una potencia energética. De hecho, el 73% de las respuestas señala que no lo es. Inclusive, 35,4% no cree que Venezuela sea el primer reservorio de petróleo del planeta.

Screen Shot 2020-02-06 at 8.03.10 PM.png

Para mayores argumentos, la encuesta revela que 97,8% de los participantes asegura que Venezuela no tiene una política clara ni coherente y mucho menos integral en materia energética. Mientras que el 87,6% sostiene que la seguridad energética es baja.

“Las políticas energéticas en Venezuela, están al servicio del control social de la dictadura, aparte de hay un plan deliberado para la destrucción sistemática del aparato energético del país”, señaló uno de los encuestados, cuya identidad no se revela en el documento.

Otra opinión es que: “Venezuela tiene un gran potencial energético tanto en el uso de energía, mediante el consumo de materia prima fósil como hidráulica y renovable. Sin embargo, su desarrollo actual no la clasifica como potencia energética”.

Las respuestas en términos generales apuntan a que el discurso gubernamental, durante estos últimos 20 años, ha sido dirigido a la creación de un marketing que ha ubicado a Venezuela en el top como potencia energética planetaria.

Pero la realidad no tiene relación con esa venta de imagen, dicen. La caída de la producción, el deterioro generalizado de la infraestructura de extracción y refinación, la pérdida incalculable de recursos humanos, la falta de inversión en todas las áreas, y por ende de mantenimiento, así como al saqueo del que ha sido objeto cada uno de los sectores de la triada energética, evidencian que no existe ningún plan y tampoco un “país potencia”, en nada.

Precios de la gasolina sin consenso

Entre los aspectos resaltantes del sondeo, titulado “La energía en Venezuela”, sobresale el hecho de que no hay un consenso en lo atinente al precio de la gasolina. Sin embargo, priva un valor por debajo de 1 dólar por litro, y el argumento principal es porque Venezuela es una nación petrolera y el mayor reservorio de petróleo del mundo.

El 32% asegura a estar dispuesto a pagar un importe al consumo final de 0,5 centavos de dólar por litro. Mientras que 20,2% considera que podría sufragar 1 dólar. Por su parte, 13,5% de los encuestados piensa que es justo cancelar 0,1 centavos. El 11,2% estaría en disposición de cancelar un valor en torno a 0,3 centavos; 7,9% pagaría 0,2 centavos de dólar y 5,6% considera que el precio debería ser de 0,7 centavos.

Screen Shot 2020-02-06 at 8.04.02 PM.png

Screen Shot 2020-02-06 at 8.03.46 PM.png

Los consultados señalan que en la actualidad es extremadamente complejo definir un precio para los combustibles. La opacidad de las cifras y la crisis de la producción impiden hacer cálculos razonables, verdaderos, reales y duraderos. Resulta absurdo pretender hacerlo, ante un cuadro de escasez, un mercado negro inclemente que se extiende a lo largo de la geografía nacional, con la excepción de la consentida Región Capital.

Otro argumento que esbozan algunos encuestados es que “el valor del litro de gasolina debe estar relacionado con el desarrollo de la producción, el poder adquisitivo del venezolano, el desarrollo y diversificación del transporte público y el cambio de paradigmas de la sociedad”.

¿Cero subsidios?

Análisis señalan además que el subsidio a los combustibles debiera eliminarse y ajustar su valor conforme a los costos de producción o al juego de la oferta y la demanda.

“Los subsidios a la energía dejan cuantiosas pérdidas al Estado y son regresivos”.

Para otros, “el precio de la gasolina no debe depender del costo de producirla. Debe estar basado en el costo de oportunidad de colocarlo en el mercado mundial”.

Otro grupo de ideas apunta a que debe definirse un precio que impida el contrabando de extracción y que sea rentable para la industria y al mismo tiempo que sea razonable para los conductores. “En Colombia el litro vale cerca de 1 dólar por lo que 0,40 centavos es un precio que puede evitar el contrabando que a los zulianos nos tiene contra la pared”.

Pdvsa usa buques fantasmas para contrabandear petróleo por Desiree Parra – El Nacional – 29 de Enero 2020

El régimen usa variadas estrategias para disfrazar los buques que salen de las refinerías de petróleo venezolanas

venezolano

El país importa un promedio de 170.000 barriles por día

Tres buques petroleros con cargamentos de gasolina 91 octanos salieron de aguas venezolanas para ser descargados en Colombia, Cuba y Panamá este mes. La empresa estatal que maneja el petróleo venezolano usa estrategias de contrabando para que eso sea posible.

El Queen Zenobia zarpó a las 6:00 pm del 23 de enero rumbo a Cartagena de Indias, así lo informó Iván Freites, secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros a El Nacional.

Ese día más temprano, a las 7:00 am, el Alicia salió rumbo a Matanzas, Cuba.

La tercera embarcación, Sandino, tuvo como destino Panamá y su ruta comenzó el 24 de enero a las 12:00 del mediodía.

Freites denunció que Pdvsa actúa con empresas contrabandistas de Aruba, Curazao, Trinidad, Colombia, Brasil, Rusia, Singapur, India, China, Malasia, República Dominicana, Georgia y España.

«Pdvsa está convertida en una empresa contrabandista y las autoridades de la petrolera están muy involucradas con bandas internacionales, no solo los funcionarios venezolanos están involucrados, incluyendo militares, sino empresas de esos países», afirmó.

El sindicalista explicó que la estatal venezolana, al no poder vender libremente el crudo venezolano por las sanciones de Estados Unidos, se dedica a contrabando y trueque.

«La gasolina que falta en Venezuela, esa gasolina se compra a escala internacional pero se hace un trueque y la cambian por crudo. 1 millón de barriles de crudo merey 16, lo cambian por 200.000 barriles de gasolina«, aseguró.

Venezuela importa un promedio de 170.000 barriles por día, 30.000 quedan en el mercado interno, los 140.000 restantes van para el contrabando.

Entrega de petróleo venezolano en alta mar

El régimen de Nicolás Maduro ha usado «buques fantasmas» para hacer la transferencia barco a barco de petróleo venezolano en alta mar.

Apagar los radares, cambiar el nombre de los barcos, salir con banderas abajo, son parte de los mecanismos que usa Pdvsa para evadir el rastreo de las autoridades.

«Todos los días salen buques y tienen las banderas abajo. Hay buques que aparecen registrados en Aruba y resulta que están aquí en el Centro Refinación Paraguaná. Hay barcos que se supone que están en Trinidad y resulta que están en Jose», denunció Freites.

Parte del monitoreo de las embarcaciones a escala internacional se hace vía satélite a través de Marine Traffic; sin embargo, muchos de los que tienen como ubicación el Caribe en realidad atracan en Venezuela.

Iván Freites, secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros, afirma que esta es una de las tantas medidas que usa el régimen para sacar la mayor cantidad de petróleo sin ser supervisado.

«El Powe M aparece atracado en Aruba y resulta que ese buque está aquí en Amuay.Así, hay barcos que se ubican en otro lado del Caribe o del mundo y resulta que están aquí en Venezuela, en los puertos venezolanos. Esa es una manera de evadir las sanciones, el control internacional y de sacar el petróleo del país».

El sindicalista señaló que en estas operaciones participan bandas criminales internacionales que tienen como centro de operaciones Venezuela y su industria petrolera nacional.

También destacó que empresas mixtas y funcionarios de estas empresas están involucrados.

El 23 de enero, Rafael Ramírez, quien fue presidente de Pdvsa y ministro de Petróleo durante la gestión de Hugo Chávez, acusó directamente a Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación del régimen, de participar en el saqueo de la estatal venezolana y en el Arco Minero del Orinoco.

«Jorge Rodríguez: eres el colmo del cinismo. Quien se hizo millonario con contratos eléctricos fue tu testaferro Majed Khalil. Alejandro Betancourt es socio de ustedes en Pdvsa con la empresa mixta Petrozamora y en la Faja con una empresa de maletín de Malta. Tengo las pruebas», escribió en Twitter el ex ministro.

Rafael Ramírez

@RRamirezVE

1/3 eres el colmo del cinismo. Quien se hizo millonario con contratos eléctricos fue tu testaferro Majed Khalil. Alejandro Betancourt es socio de ustedes en PDVSA con la empresa mixta Petrozamora y en la Faja con una empresa de maletín de Malta. Tengo las pruebas

Rafael Ramírez

@RRamirezVE

3/3 eres un miserable tú sabes que Alejandro Betancourt es un operador económico de Maduro y su entorno y que hay un juicio en Florida por los 1200 MM$ que se robaron de PDVSA en Dic. 2014. Que es socio de los rusos, pero ¡oh sorpresa! Trabaja para maduro y guaido

Venezuela’s PDVSA touts gasoline delivery to fuel-starved OPEC nation – Oil & Companies News – 2 de Enero 2020

With an emoji of a flexing bicep, Venezuelan state oil company Petróleos de Venezuela, S.A., or PDVSA, on Tuesday celebrated what was once a routine task in the OPEC nation: delivering gasoline.

Acute gasoline shortages in much of Venezuela’s interior have in recent days reached the capital Caracas, which has been largely insulated from the service station queues and rolling blackouts plaguing the rest of the country.

While intermittent fuel shortages have long troubled Venezuelans, days-long waits for gasoline became routine this year. U.S. sanctions, intended to force out socialist President Nicolas Maduro, have made importing fuel more costly and complicated, while refineries are largely shut due to underinvestment.

PDVSA has not commented on the recent wave of shortages, which have added to the daily frustrations in a country suffering from hyperinflation and a sixth straight year of recession.

But on Tuesday, the company sent six tweets touting fuel deliveries in various parts of the South American country.

“That’s how to end the year,” the company tweeted, using a bicep emoji, alongside a picture of a fuel truck filling up in eastern Anzoategui state, one of the country’s largest crude-producing regions.

Earlier this month, in El Tigre in central Anzoategui, where the first successful oil well in the region was drilled in the 1930s, lines of more than 200 cars waited at the city’s handful of service stations, which were all closed, to hold their spot for when the next fuel truck arrived.

“It is hard to believe that in our country, which is rich in oil, there is no gasoline,” said Daniel Guevara, a 33-year-old farmhand at a nearby ranch who arrived at 4 a.m. to line up at a PDVSA gas station.

Shortages grew after fuel imports fell to 135,000 barrels-per-day (bpd) in November from 210,000 bpd in October, according to Refinitiv Eikon tanker tracking data and internal PDVSA documents.

Esta es la razón por la que no hay gasolina en el país por Desiree Parra – El Nacional – 28 de Diciembre 2019

El régimen de Nicolás Maduro envía 137.000 barriles de gasolina y más de 200.000 barriles refinados a Cuba. Entre noviembre y diciembre, Venezuela importó 6.230.000 barriles de gasolina, sin embargo, se desconoce el paradero de ese  cargamento, dijo el sindicalista

Se ha emplazado a la Asamblea Nacional a suspender el convenio Cuba-Venezuela, pero aún no ha dado respuestas, denunció el secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros, Iván Freites | @SuperMagab

Venezuela está sin gasolina y no hay reservas para abastecer toda la demanda del país, informó Iván Freites, secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros.

Esto explica las largas colas en las gasolineras del interior del país. Hay estados como Táchira, Carabobo, Mérida y Zulia en los que los conductores hacen filas durante varios días para cargar el tanque de sus vehículos. La crisis se agrava con el tiempo, aunque en Caracas no se siente.

Freites indicó que el 3 de noviembre se paralizó la única planta catalítica de Amuay que estaba funcionando, la cual producía en el año un promedio de 35.000 a 40.000 barriles diarios de combustible.

«Entonces, ese poquito de producción servía para por lo menos atender el mercado interno», señaló a El Nacional el gremialista.

«Todas las plantas de gasolina están paralizadas, nada más estaba funcionando la planta de catalítica de Amuay. Se paró hace un mes por problemas en unos equipos y la parada se puede alargar entre tres y seis meses», indicó el sindicalista.

Venezuela, importa y regala

«Nosotros estamos importando diariamente entre 100.000 y 150.000 barriles diarios de gasolina a través del trueque. Cambiamos gasolina por crudo a precios muy por debajo de los del mercado internacional», denunció Freites.

El secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros aseguró que, a pesar de obtener combustible por este medio, el país termina pagando el doble de lo que cancelaría en el mercado internacional.

Pero, estas importaciones no van al mercado interno sino al  cubano, como parte del convenio Cuba-Venezuela del chavismo, dijo. Otra parte también se va en el contrabando, lo que agrava aún más la crisis de combustible.

«La semana pasada, el sábado, salió un buque hacia Cuba, el buque Alicia con bandera cubana, salió hacia Cuba con 50.000 barriles de gasolina y 140.000 barriles de gasoil», afirmó Freites.

Barriles fantasmas

Entre noviembre y diciembre, Venezuela recibió una importación por parte de la petrolera rusa Rosneft de 6.230.000 barriles de gasolina, de acuerdo con Freites. Sin embargo, se desconoce el paradero de ese  cargamento.

@IvanRFreites@IvanRFreites

En Noviembre Rosneft trajo a Venezuela 2.730 000 barriles de gasolina,en Diciembre 3.500.000 barriles. Total 6.230.000 barriles.Donde está esa gasolina ?Que dicen los funcionarios de control de @PDVSA? que hacen los diputados de la @AsambleaVE ? Son cómplices todos en el saqueo

Consumo nacional de gasolina

Para el consumo nacional se necesitan por el orden de 100.000 a 120.000 barriles por día de gasolina y aproximadamente 80.000 barriles de gasoil. El país no los está produciendo.

Al respecto, el líder sindical aseguró que han emplazado a la Asamblea Nacional a suspender el convenio Cuba-Venezuela, pero no han recibido una respuesta satisfactoria.

Freites ha informado al Parlamento que este mecanismo vulnera la soberanía venezolana y deja a los ciudadanos sin gasolina, lo que afecta significativamente la movilidad y la producción del país.

El secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros confía en que su denuncia sea escuchada en el hemiciclo.

El costoso modo en que Venezuela importa gasolina desde Europa por Sabrina Martín – PanamPost – 13 de Diciembre 2019 

Para evadir las sanciones el régimen decidió traspasar la carga barco a barco que proviene de Europa.

Las transferencias se realizan cuando los operadores de barcos, que inicialmente transportan el combustible desde el Mediterráneo, buscan mantenerse alejados de los puertos de Venezuela en medio de las sanciones (Wikimedia)

La escasa gasolina que está llegando a Venezuela se obtiene a través de traspasos de un buque a otro, tal y como si se tratara de contrabando para evadir las sanciones internacionales.

Desde hace más de cinco años la nación suramericana sufre una escasez de combustible única en su historia por la falta de producción nacional; el interior del país enfrenta intermitentemente largas cosas en las estaciones de servicio mientras que los ciudadanos se han visto obligados a amanecer en las filas. Pero recientemente la situación empeoró, la escasez de gasolina se extendió a Caracas y podría mantenerse por más tiempo.

Un reportaje de la agencia de noticias Bloomberg reveló que tras la paralización de la mayoría de las refinerías en Venezuela, la nación importará grandes cantidades de gasolina; sin embargo, para evadir las sanciones se ha visto obligada a traspasar la carga barco a barco que proviene de Europa. En total, Venezuela importó 3,62 millones de barriles de gasolina en noviembre y octubre.

«Las transferencias se realizan cuando los operadores de barcos, que inicialmente transportan el combustible desde el Mediterráneo, buscan mantenerse alejados de los puertos de Venezuela en medio de las sanciones», explica Bloomberg.

Explica el economista Reid I’Anson a la agencia de noticias, que todas estas transferencias no solo son inusuales, sino que también serían «poco económicas» para el país suramericano pues el recorrido para llegar a su destino se ha vuelto sumamente complejo.

«Después de cargar el combustible en Italia y Grecia, los buques Gemma y Chance navegaron a Malta, un popular centro de transferencia de barcos, y descargaron la carga en el Suezmax Alburaq (…) luego navegó a Aruba donde se transfirió la carga en mar abierto a los buques Serengeti y Margarita que, a su vez, descargaron la gasolina en Venezuela», señalan las investigaciones.

Mientras la dictadura sigue enviando petróleo, gasolina y diesel a Cuba, las refinerías en Venezuela están prácticamente paralizadas; apenas dos de ellas trabajan pero a menos del 10 % de su capacidad.

“El petróleo venezolano abastecía el 10 % del mercado interno de Estados Unidos (…) allí, a través de siete grandes refinerías, en 15 750 estaciones de servicio se atendía el mercado (…) hoy en día el pobre mercado venezolano destruido por la crisis económica ya no es capaz de ser abastecido por nuestras refinerías y estamos dependiendo de gasolina importada de otras procedencias para poder resolver temporalmente el problema”, explicó a NTN24, el economista venezolano José Toro Hardy.

Jose Toro Hardy@josetorohardy

La producción petrolera de Venezuela aumentó sólo 12.000 barriles diarios en noviembre según la OPEP

Ver imagen en Twitter

Por su parte, Iván Freites, secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros, afirmó que no hay reservas para abastecer toda la demanda de combustible en el país.

«Todas las plantas de gasolina están paralizadas, nada más estaba funcionando la planta de catalítica de Amuay. Se paró hace un mes por problemas en unos equipos y la parada se puede alargar entre tres y seis meses», manifestó.

Todo indica que la promesa del régimen de Maduro, de producir 1,6 millones de barriles diarios, será imposible de cumplir, pues en Venezuela no están dadas las condiciones, ya que para tal fin se debería acondicionar la infraestructura petrolera, reparar los daños, aumentar las ventas y contar con personal capacitado para producir al menos un millón de barriles. Cuando Hugo Chávez llegó al poder en Venezuela se producían 3.2 millones de barriles diarios, hoy la cifra se encuentra alrededor de los 650 000 barrilles diarios.

Para Cuba, todo

Así como el régimen de Nicolás Maduro hace lo imposible para abastecerse de gasolina importada; también invierte todos sus esfuerzos en hacerle llegar crudo a Cuba a costa de lo que sea.

Cuba es uno de los principales aliados de Venezuela, país del que recibe unos 100 000 barriles de petróleo cada día,  a través de varios acuerdos de cooperación. La isla envía médicos, militares y funcionarios de inteligencia a cambio de que Maduro le envíe petróleo.

Entre tanto, el Gobierno de Estados Unidos busca con sanciones interrumpir dichas relaciones comerciales para presionar aún más a la dictadura de Maduro y al régimen de Cuba.

El modus operandi de la empresa estatal es hacer una especie de relevo: transfiere en altamar los barriles de crudo a buques cubanos que se dedican a llevar la carga a su destino, evitando así las incautaciones.

Un artículo de Bloomberg revela que el régimen de Maduro está cambiando el nombre de los buques y les está apagando sus transpondedores para «desaparecerlos» de los radares y así puedan llegar a Cuba.

Asímismo, la tiranía decidió convertir algunos buques petroleros en barcos de guerra tras custodiarlos con personal activo de la Fuerza Armada de Venezuela (FANB) ante la posibilidad de que Estados Unidos intente bloquear el envío de crudo a la isla.

Maduro suspende el suministro de gasolina para bloquear la marcha opositora de este sábado por Ludmila Vinogradoff – ABC – 16 de Noviembre 2019

Enfrentamiento de estudiantes con la PNB a la entrada de la Universidad Central de Venezuela, en Caracas, este jueves
Enfrentamiento de estudiantes con la PNB a la entrada de la Universidad Central de Venezuela, en Caracas, este jueves – EFE

Largas filas de coches en las gasolineras mientras el régimen militariza Caracas con la «Operación Centurión» y Guaidó anuncia una «protesta sostenida, la de una calle sin retorno»

La capital de Venezuela amaneció este viernes con largas filas de coches para poner gasolina ante la suspensión decretada por Nicolás Maduro para evitar la movilización de gente que van este sábado a la marcha de protesta convocada por el presidente interino Juan Guaidó, reconocido por más de 50 países.

Pero además grandes contingentes de hasta 320.000 milicianos armados con fusiles mezclados con «colectivos« y paramilitares circulando en motos, bajo la denominada «Operación Centurión» anunciada por Maduro para «garantizar la paz» han tomado la ciudad, dando una imagen de una peligrosa militarización.

Las entradas a la ciudad fueron bloqueadas. Y es que para este sábado habrá dos marchas, la primera convocada hace un mes por el también presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, y la contramarcha organizada hace apenas cuatro días por el chavismo para respaldar al boliviano Evo Morales, tras su renuncia y salida del país.

Para la manifestación opositora se han destinado cinco puntos de concentración para marchar desde las 10 de la mañana, hora local, hacia la Plaza José Martí en Chacaíto, avenida Francisco de Miranda, mientras que la oficialista será en el centro de Caracas, por lo que los manifestantes no deberían coincidir en la caminata.

Protesta sostenida

Juan Guaidó ha anunciado que la protesta del sábado puede prolongarse los «días necesarios», es decir, se sabe cuándo comienza pero no cuando termina. «Hay miles de razones para protestar», dijo en sus contactos con los estudiantes universitarios.

«El 16 de noviembre y los días que sean necesarios estaremos en protesta sostenida en el país, eso significa calle sin retorno. La protesta sostenida no es un slogan ni una varita mágica. No sobran razones para protestar el 16 y los días que sean necesarios hasta lograr el cambio que urge en el país», dijo Guaidó.

En lo que va de año se han producido más de 10.000 protestas pequeñas en diferentes sectores laborales y sociales, que reclaman la falta de alimentos y medicamentos, viviendas, trabajo, electricidad y agua. Van cuatro años de recesión y destrucción económica con una caída del 43% del PIB. La inflación de los últimos 12 meses ha escalado a 24.000%. Y la pobreza es del 90%.

En los sondeos de la semana pasada, 7 de cada 10 manifestantes iban a participar en la marcha de la oposición. Pero esta relación ha aumentado desde este lunes cuando renunció Evo Morales a la presidencia de Bolivia, lo que es «un aliciente» para los venezolanos, dijo Guaidó, quien desde hace diez meses predica la ruta del «cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres».

El régimen teme que haya una réplica de Evo Morales en Caracas, de ahí que está armado hasta los dientes para «garantizar la paz» con 320.000 milicianos chavistas uniformados, que no es otra cosa que reprimir a los manifestantes opositores.

El Ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, en un memorando interno ordenó acuartelamiento de la tropa y prohibición de sacar equipos militares a la calle sin notificarlo previamente.

«Por ahí andan paseando como carrozas de carnaval unas unidades anti motín. Sus carrozas del terror no nos van a hacer arrodillar ante la dictadura. No son las amenazas del régimen lo que nos ha detenido», dijo Guaidó

 

Racionamiento de gasolina – PDVSA – Octubre 2019

Para salvar a las refinerías casi que hay que reconstruirlas por Gabriela Saavedra – El nacional – 25 de Agosto 2019

Iván Freites reveló que alrededor de 100.000 barriles diarios de productos refinados, producidos en el Complejo de Refinación de Paraguaná, van destinados al contrabando y hacia Cuba.

Refinerías de Pdvsa
En 2018 renunciaron 342.000 trabajadores, según cifras de Petróleos de Venezuela. | FOTO: @PDVSA

La empresa petrolera China Wison Engineering desmintió el pasado martes las afirmaciones del régimen de Nicolás Maduro. Negó que acordara reparar las principales refinerías de Petróleos de Venezuela a cambio del suministro de productos de petróleo pesado.

«Wison no está involucrado en ningún contrato de trueque en Venezuela para reparar el Complejo de Refinación de Paraguaná», aseguró a Argus un portavoz de la sede de la compañía en Shanghai.

Iván Freites, secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros y Gasíferos, corroboró esa información en una entrevista concedida a El Nacional. Aclaró que una delegación china acudió a las refinerías del CRP para evaluar su situación, no para negociar.

El motivo de la evaluación china

Detalló que ese estudio de campo tiene como objetivo mostrarle a China información fidedigna de la situación de las refinerías. En especial, el estado de las plantas productoras de gasolina, tales como las de alquilación, las reformadoras de nafta y de destilación.

Agregó que el propósito es que ante un eventual cambio de poder en el país, el gobierno chino sepa qué va a plantear y acordar en una negociación de la deuda que Pdvsa tiene con China.

“Lo que quieren tener a la mano es una información fidedigna en las que ellos puedan decir: ‘Esta planta, estos pozos, estas instalaciones, son las que yo puedo negociar en caso del pago de la deuda’”, indicó Freites.

La nación asiática ha prestado 50 mil millones de dólares al oficialismo a cambio de petróleo en la última década, según BloombergAdemás, es uno de los 14 gobiernos que respaldan a Maduro.

Críticas condiciones de las refinerías

Freites aseguró que el estado de las refinerías en el país es muy grave. Recordó que en 1998, Pdvsa tenía 4.400.000 barriles de capacidad de refinación, ello debido a las plantas que había en el extranjero.

En la actualidad, ese panorama es distinto pues Pdvsa apenas logra procesar 700.000 barriles diarios.

En Venezuela, solo se están produciendo 120.000 b/d, obtenidos únicamente en la refinería de Amuay, de 1.300.000 barriles en 1998.

“Perdimos a nivel internacional más de 2.000.000 de barriles diarios de capacidad instalada. Todas las plantas fueron vendidas”, señaló Freites.

Precisó que Venezuela cuenta con una sola planta catalítica encargada de producir las gasolinas básicas, mientras que las otras tres restantes, Cardón, El Palito y Puerto La Cruz, se encuentran paralizadas.

“Apenas estamos produciendo entre 30.000 y 40.000 diarios en la refinería de Amuay, es decir, el déficit sobrepasa los 120.000 barriles por día”, señaló sobre la situación del consumo nacional.

Dijo que las precarias condiciones en la que se encuentran las refinerías son tan críticas que prácticamente es necesario reconstruirlas de nuevo.

“Muy pocas plantas se salvan de este desastre de la no inversión, del saqueo, del desmantelamiento”, afirmó Freites.

Indicó que, aunque el régimen pretenda culpar a los trabajadores petroleros de los hurtos de equipos en las refinerías, la realidad es otra.

“Las personas que ingresan a Pdvsa y los efectivos de la Fuerza Armada que custodian las instalaciones petroleras del país se roban los equipos de las plantas”, expuso.

Dijo que aunque se hiciera una gran inversión para intentar restaurar las refinerías, habrá plantas que no se podrán recuperar como las de alquilación.

Añadió que esas instalaciones están irrecuperables porque han utilizado un material llamado monel, una aleación de níquel y cobre, en los equipos y tuberías.

De exportadora a importadora

Freites sostuvo que hace más de 20 años en el país se vendían 800.000 barriles diarios de productos refinados. En la actualidad, sin embargo, Venezuela no es exportador y se convirtió en importador.

“La producción de las refinerías cayó a cero”, aseveró. Explicó que todos los días salen cargamentos, sobre todo del  CRP, con 57.000 barriles de productos refinados: gasolina, nafta y gasoil. Además, también existe un promedio de 40.000 b/d destinados al contrabando.

85 años de lucha sindical perdidos

Aseguró que en la estatal petrolera se ha retrocedido 85 años en relación a las conquistas laborales que lograron los trabajadores. Se trasladó a 1936, cuando los empleados ganaron la batalla contra las transnacionales y obtuvieron los mismos beneficios que las personas que estas compañías traían a Venezuela.

Especificó que, en la actualidad, en las instalaciones nacionales petroleras no hay agua potable, herramientas o repuestos. Aunado a ello, la protección personal no se entrega desde hace tres años.

“Los trabajadores están con salarios de 20.000 bolívares quincenales. Eso no alcanza para nada, lo que ha ocasionado es una huida masiva de las instalaciones”, declaró.

En 2018 renunciaron 342.000 trabajadores, según cifras de Pdvsa, contó. Develó que hace tres semanas se fueron 18 operadores de la refinería de Amuay porque cobraron 30.000  bolívares en su quincena.

“En Venezuela se perdió el salario, se perdió la salud, se perdió la educación, se perdió el plan de vivienda, el plan de jubilación”, recalcó.

“El día que Rusia deje de suministrar gasolina, Venezuela se detiene” por Michael Stott y David Sheppard en Londres y Henry Foy en Moscú- La Patilla – 9 de Agosto 2019

Fotografía del 1 de abril del 2019, donde se observa un camión cisterna de gasolina en una calle de Caracas (Venezuela).EFE/MIGUEL GUTIERREZ

La compañía petrolera estatal rusa Rosneft se ha convertido en el último gran proveedor de gasolina a Venezuela, apuntalando el régimen del presidente Nicolás Maduro a medida que Estados Unidos intensifica la presión económica sobre Caracas, según personas familiarizadas con los acuerdos de envíos.

El salvavidas le ha dado a Moscú una influencia sin precedentes sobre el país afectado por la crisis, frustrando los esfuerzos de Washington y la UE para expulsar al presidente socialista y dar paso al líder opositor Juan Guaidó.

Los datos vistos por el Financial Times muestran que Rosneft suministró las importaciones enteras de gasolina de Venezuela en junio, ya que otros proveedores se retiraron.

Ocho cargas de gasolina por un total de 1,7 millones de barriles organizados por Rosneft Trading, el brazo comercial de la compañía con sede en Ginebra, se cargaron en transferencias de barco a barco que se realizan en alta mar cerca de Malta, Gibraltar y Aruba, según los documentos.

Luego, los petroleros se dirigieron a los puertos venezolanos, donde la gasolina fue entregada a PDVSA, la compañía petrolera estatal de Venezuela. Las señales de envío satelital disponibles al público, recopiladas por la compañía de análisis de petróleo Vortexa, confirmaron que las entregas se habían realizado.

No está claro si las compañías que suministran a Rosneft las cargas, algunas de las cuales se originaron en puertos en los Países Bajos, así como en Grecia y Turquía, antes de ser transferidas al mar, sabían que estaban destinadas a Venezuela.

“Los suministros de gasolina de Venezuela dependen de Rusia”, dijo una persona familiarizada con el acuerdo de suministro. “El día que Rusia deja de suministrar gasolina, Venezuela se detiene”.

Otra persona con conocimiento de los envíos dijo que eran “una operación puramente comercial” basada en “contratos previamente acordados”.

Si bien no hay indicios de que Rosneft haya violado las sanciones de Estados Unidos contra Venezuela (las medidas se aplican a individuos y empresas estadounidenses), el acuerdo de suministro convierte a Rosneft y al Kremlin en uno de los mayores obstáculos para los planes estadounidenses de impulsar el cambio de régimen en Caracas.

Washington y la UE han reconocido a Guaidó, el presidente de la Asamblea Nacional, como el líder interino legítimo de Venezuela en espera de elecciones libres.

La administración Trump impuso sanciones económicas contra Venezuela, incluida una prohibición total a los ciudadanos, empresas o bancos estadounidenses que se ocupan de PDVSA, que entró en vigencia en abril de este año. El lunes, Washington aumentó aún más la presión sobre Caracas al anunciar un embargo económico casi total en el país, que posee las mayores reservas de petróleo del mundo.

Venezuela solía refinar su propia gasolina, pero años de negligencia y baja inversión, así como la caída de la producción interna de crudo, han hecho que el país sea dependiente de las importaciones.

Ahora hay escasez de suministros y largas colas en las estaciones de combustible en la mayor parte del país. Los 1,7 millones de barriles suministrados por Rosneft Trading en junio corresponden a un suministro de aproximadamente 56.000 barriles por día, o aproximadamente una cuarta parte del consumo de gasolina de Venezuela hace dos años.

En enero, antes de la imposición de sanciones estadounidenses a PDVSA, Venezuela estaba comprando gasolina a una variedad de proveedores extranjeros, incluida la española Repsol, según muestran los datos. Repsol confirmó que la compañía había dejado de suministrar gasolina a Venezuela.

La principal fuente de ingresos de Caracas se ha visto afectada ya que su producción de petróleo crudo ha caído bruscamente. Mientras tanto, los comerciantes internacionales se han vuelto cada vez más cautelosos de suministrar al país el combustible refinado que necesita a medida que las sanciones estadounidenses se han endurecido. La crisis venezolana ha llegado a un punto muerto en gran medida porque el régimen autoritario ha recibido apoyo financiero y material de Rusia, China y Cuba.

Según la legislación de sanciones de los EE. UU., Washington puede, a su discreción, castigar a cualquier entidad, incluso fuera de los EE. UU., que se considere que proporciona un apoyo sustancial a PDVSA.

Un alto funcionario del gobierno de EE. UU. dijo al Financial Times que el continuo comercio de Rosneft con PDVSA había puesto a la compañía rusa como un objetivo potencial para sanciones “en múltiples ocasiones”, pero la administración Trump se había abstenido de golpear a la compañía hasta ahora por temor a ramificaciones más amplias .

Estados Unidos ya había impuesto algunas sanciones a Rosneft en 2014 por la participación de Rusia en la crisis de Ucrania, pero le dio a la compañía la libertad suficiente para continuar comerciando, incluida la capacidad de acceder a financiamiento a corto plazo.

La compañía con sede en Moscú produce casi 5 millones de barriles por día de crudo y otros líquidos, o aproximadamente el 5 por ciento del suministro mundial, por lo que cualquier interrupción en su producción podría conducir a un fuerte aumento en el precio del petróleo.

Desde 2014, Rosneft ha proporcionado más de $ 7 mil millones al gobierno de Maduro, principalmente en forma de prepagos para entregas de crudo, y ha invertido en varios campos de petróleo y gas en el país.

Igor Sechin, director ejecutivo de Rosneft, es uno de los ayudantes más cercanos y de mayor servicio del presidente Vladimir Putin y es visto como uno de los líderes de la facción de línea dura del Kremlin estrechamente asociada con sus servicios de seguridad. Está bajo sanciones personales de Estados Unidos y ha realizado varias visitas a Venezuela para negociar con el gobierno de Maduro.

El Kremlin también ha apoyado directamente a Caracas con líneas de crédito, acuerdos de defensa y asesoramiento militar, y un préstamo soberano de $ 3,15 mil millones que Moscú acordó reestructurar en 2017.

Rosneft declinó hacer comentarios. El departamento del Tesoro de Estados Unidos, que tiene la responsabilidad de las sanciones, se negó a comentar sobre las transacciones de Rosneft. PDVSA también declinó hacer comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: