elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Fiscalia

Guerra entre fiscales saca a la luz asignación fraudulenta de contratos de la Faja del Orinoco por Maibort Petit – La Patilla – 29 de Septiembre 2017

Luisa-Ortega-Diaz-y-Tareck-William-Saab.jpgEl estado Anzoátegui es el escenario donde se protagoniza uno de los escándalos de corrupción más grande que se haya conocido en la historia la industria petrolera venezolana. Grupos de contratistas saquearon las finanzas de PDVSA sin que haya habido la aplicación de la justicia a los responsables de los delitos cometidos. Por más de una década, un sin número de supuestos empresarios lograron asaltar el erario nacional a través de esquemas de corrupción conformado por empresas de pantallas que ofrecían servicios y venta de equipos con sobreprecios, y que gracias al pago de sobornos a funcionarios del gobierno, obtenían jugosos contratos públicos que los convirtieron en millonarios de la noche a la mañana, publica la periodista Maibort Petit en su blog. Leer más de esta entrada

Zair Mundaray desde la ONU: En Venezuela se premian las violaciones a los derechos humanos – NTN24 – 11 de Septiembre 2017

onu.jpg

Zair Mundaray, director de Actuación Procesal del Ministerio Público durante la gestión de la fiscal destituida por la Constituyente Luisa Ortega Díaz, aseguró este lunes que el gobierno de Venezuela premia a aquellos funcionarios cuya responsabilidad ha sido comprobada en sistemáticas violaciones a los derechos humanos.

Tal aseveración la realizó en el trigésimo sexto período de reuniones del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), el cual se lleva a cabo en la ciudad de Ginebra, Suiza, donde además explicó que luego que el Ministerio Público intentó imputar a diversos funcionarios militares de altos rangos, éstos fueron condecorados y promovidos a otros cargos de mayor relevancia y desde el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) fueron protegidos con decisiones violatorias de la Constitución, según Nota de Prensa.

Uno de las casos al que hizo referencia fue el del Ex Comandante General de la Guardia Nacional, M/G Antonio Benavides Torres, quien fue citado en calidad de imputado por los fiscales, pero no asistió debido a que fue promovido a Jefe de Gobierno del Distrito Capital y desde el TSJ decidieron que tenía prerrogativas constitucionales para protegerlo de la acción de la justicia y dejar impune su conducta.

“Bajo el mando de Benavides Torres, la Guardia Nacional cometió sistemáticas violaciones de derechos humanos durante las protestas que ocurrieron recientemente en el país. Se disparaba contra manifestantes y se modificaban las municiones para incrementar su letalidad”, aseguró Mundaray.

Por otra parte, señaló que actualmente “en Venezuela no es posible la obtención de justicia” pues el Máximo Tribunal del país actúa bajo la subordinación del interés políticos de la Presidencia de la República.

Por tal razón, Mundaray informó que Ortega Díaz, trabaja de manera articulada con diversos organismos internacionales para lograr justicia ante los diversos delitos de corrupción y violación de derechos humanos en los que han incurrido las personas que detentan el poder en Venezuela.

Durante la reunión, el abogado también afirmó que Luisa Ortega Díaz tiene las pruebas suficientes para demostrar que en Venezuela existe una feroz persecución penal contra la disidencia política, la cual es una de las graves consecuencias de la toma armada del Ministerio Público venezolano y la usurpación de funciones de una nueva directiva.

 

Entre la ley y el queso blanco por Alberto Barrera Tyszka – ProDaVinci – 3 de septiembre, 2017

unknownEn medio del júbilo y la alegría que distingue a la alta sociedad caraqueña, el pasado 2 de septiembre se inauguró una importante exposición fotográfica en los espacios de la conocida Casa Amarilla de la capital del país. La gala, donde se dio cita buena parte de lo más granado de nuestra élite, estuvo coronada nada más y nada menos que por Delcy Rodríguez. La flamante presidenta de la ANC, con el savoir faire que la caracteriza, explicó a la concurrencia la importancia y la trascendencia del evento. La exposición es una muestra de 40 retratos de Nicolás Maduro en muy diferentes facetas y distintos momentos de su vida. Las imágenes van desde la etapa más nice, en la infancia, hasta la época actual. En una transmisión televisiva, el propio Presidente agradeció –con su modestia de siempre– el homenaje. Antes de terminar, en esta tournée llena de emoción y de sorpresas, Rodríguez anunció que, a partir de ese momento, “cada constituyente sale a sus municipios con una maleta cargada de esta exposición, de estas fotografías, para ser expuestas en todas las plazas Bolívar del país para compartir la visión del presidente Maduro como político, como humanista, como presidente”. La ovación puso a más de uno a punto de lágrimas. La sala se deshizo en aplausos.

El mismo día, en otro país, en un lugar que no ve o no quiere ver la casta oficialista, Susana Rafalli, experta en seguridad alimentaria, hablaba del informe que adelanta Cáritas sobre el aumento de la desnutrición infantil en Venezuela. Las estadísticas son aterradoras. Desde hace tiempo, Rafalli viene alertando sobre un problema que ya tiene dimensiones de tragedia. Ahora el hambre es lo único que avanza a paso de vencedores.

Para poder existir, el oficialismo necesita construir una ficción de país. La fantasía necesita más coherencia que la realidad. Ahora, por ejemplo, pareciera que el Fiscal designado por la ANC es un hombre nuevo, que salió de la nada, que recién aterriza en el poder. ¡Qué eficiencia! ¡Qué velocidad! ¡Qué precisión!… ¡En menos de un mes le ha abierto los ojos al país! Ha descubierto –¡Santo Cristo de Urachiche!– que había unos civiles inconstitucionalmente juzgados por tribunales militares. ¿Cómo se dio cuenta? ¿Cómo logró dar con eso en tan poco tiempo? El nuevo Fiscal siempre puede sorprendernos. Su primera evaluación sobre las protestas fue reveladora: ¡Tala de árboles! ¡Ecocidio! El tipo está en todo. Tiene brío, empuje, decisión. En pocos días descubrió que la otra fiscal es una delincuente. ¡Qué ojo, carajo! Casi parece que la hubiera conocido desde hace tiempo. Pero no. Llegó, olfateó el aire, abrió una gaveta y listo. Ya descubrió que Luisa Ortega Díaz es corrupta, mafiosa, subversiva, proyankee y, además, por si fuera poco, una insoportable narcisista. ¿Dónde estaba este Fiscal antes? ¿Por qué el oficialismo lo tenía escondido? Estos son los funcionarios que necesita el país. ¿Dónde estaba este Fiscal cuando robaron 300 mil dólares de la casa de Nelson Merentes? ¿Dónde estaba cuando la Asamblea chavista se negó a debatir el caso de Antonini Wilson y su maleta con más de 700 mil dólares?

El nuevo Fiscal tiene una memoria flexible y una moral caprichosa. Mientras él declara orondo frente a las cámaras, en otro país, en un territorio que la oligarquía bolivariana se empeña en negar, Isaías Baduel pasa más de 20 días desaparecido en los sótanos del poder. Cientos de presos aún esperan un proceso y un trato acordes con la ley. Yon Goicoechea y muchos otros siguen secuestrados por la inteligencia militar. La violencia del Estado es una acción pero también una amenaza, un miedo que se distribuye para crear el espejismo de la normalidad. El Poder Originario no está en el pueblo. El Poder Originario se lo robó el Sebin.

Pero por mucho que quieran imponérnoslo, el país de la ficción gubernamental no puede sobrevivir en las calles. Es cierto: el liderazgo de la oposición subestima al oficialismo, le cuesta mucho adelantarse a las acciones. Pero el oficialismo comete un error mucho más grave: subestima al pueblo. Ahora salen a promover las elecciones como si todos los venezolanos no supiéramos que han pasado casi dos años evitándolas, impidiendo que el pueblo vote. Ahora hablan de paz y de justicia, como si pudiéramos olvidar lo que los militares hicieron durante todos estos meses. Ahora le echan la culpa a Donald Trump de la crisis humanitaria, como si nadie recordara que siempre negaron que en el país hubiera hambre y escasez. La revolución es una quimera cada vez más frágil.

En el otro país, en el mapa que el gobierno ya no sabe leer, los noticieros van a los buses y la urgencia se expresa de otras maneras. Un tuit de Laura Helena Castillo lo resume perfectamente: “Si ganas salario mínimo integral, el ingreso completo de dos días de trabajo equivale a 420 gramos de queso blanco”. Ese es el límite de la fantasía oficial. Pueden prohibir el odio, pero no pueden prohibir el hambre. Entre la ley y el queso blanco, la Constituyente es una ilusión desechable.

 

Lilian Tintori denuncia que las autoridades venezolanas le prohíben la salida del país por Ewald Scharfenberg – El País – 2 de Septiembre 2017

Cuando le fue retenido el pasaporte, la esposa del preso político Leopoldo López iba acompañada de los embajadores en Venezuela de España, Italia y Alemania
1504309296_259388_1504341622_noticia_fotograma.jpg
A Lilian Tintori, la esposa del preso político venezolano Leopoldo López, le fue prohibida la salida de Venezuela este sábado, cuando se disponía a viajar a Europa, donde tenía prevista a partir del lunes una apretada agenda de reuniones con varios jefes de Gobierno. Funcionarios de migración del aeropuerto internacional de Maiquetía, cercano a Caracas, impidieron a Tintori abordar un vuelo a Panamá, primera escala de viaje a Europa que iba a emprender con el presidente del Parlamento y jefe del partido de oposición Primero Justicia, Julio Borges. Los dos activistas venezolanos tienen programadas entrevistas durante toda la próxima semana con el presidente francés, Emmanuel Macron; el español, Mariano Rajoy; la canciller Angela Merkel; y la primera ministra británica, Theresa May.

Cuando le fue prohibida la salida y retenido su pasaporte, a Tintori la acompañaban los embajadores en Venezuela de España, Italia y Alemania, quienes presenciaron lo ocurrido, como reveló ella en un tuit. López permanece bajo arresto domiciliario en Caracas.

La decisión está relacionada con la imputación de la que un tribunal de Caracas, el 48 de Control, la informará el próximo martes en una audiencia a la que fue citada en la víspera de su viaje. Aunque se desconoce de qué delito se le acusará, se da por descontado que se deriva del decomiso el pasado martes de 200 millones de bolívares en efectivo —unos 10.000 euros en el mercado negro— en un vehículo de su propiedad.

“Queda en evidencia por qué la dictadura monta ollas [historias falsas] en mi contra”, comentó Tintori en su cuenta de Twitter, poco después de su retención en el aeropuerto. “Impide que hable de la crisis humanitaria que vivimos en Venezuela”.

Según trascendió, fue el Ministerio Público —controlado ahora por el fiscal general, Tarek William Saab, impuesto hace casi tres semanas por la chavista Asamblea Constituyente en sustitución de la titular del despacho, Luisa Ortega Díaz, hoy en el exilio— quien solicitó la medida. El propio Saab adelantó el martes pasado la apertura de una investigación penal contra Tintori por el hallazgo de esos cuantiosos caudales. “Por ser esto un presunto delito que implica, por supuesto, vinculación con las legislaciones penales vigentes, el Ministerio Público procederá a investigar”, dijo Saab el martes al informar del decomiso.

“Están haciendo, de un caso personal, un escándalo donde no la hay”, reaccionó Tintori en un vídeo colgado este viernes en Twitter, tras saberse citada para conocer de la imputación penal. Desde que la Fiscalía y la policía política encontraron los billetes en una camioneta de su propiedad, la ex figura de televisión ha alegado que era un dinero destinado a sufragar los costos de “emergencias familiares”, entre ellas, los gastos médicos de su abuela de 100 años de edad, que no contaría con póliza de seguro. “No es delito tener dinero en efectivo y yo no soy funcionario público, soy mamá, esposa y activista por los derechos humanos”, insiste también en el vídeo, que puso en línea bajo el título de “Sigue la persecución contra nuestra familia”.

El Gobierno español ha condenado la decisión de las autoridades venezolanas a través de un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación. “España condena esta nueva violación de los derechos humanos en Venezuela, que no contribuye a una solución pacífica y democrática a la crisis en ese país”, reza la nota. También Rajoy, que tenía previsto reunirse el martes con Tintori, ha denunciado lo ocurrido a través de un mensaje colgado en su perfil de Twitter: “Lamentable la prohibición de la salida a @liliantintori. Pueden encerrar a las personas pero no a los ideales. Libertad para Venezuela”. También el presidente francés, Emmanuel Macron, ha mandado un mensaje a Tintori a través de un tuit: “Esperamos a Lilian Tintori en Europa. La oposición venezolana tiene que permanecer libre”.

Lilian Tintori contrajo matrimonio en 2007 con el entonces alcalde del municipio Chacao del noreste de Caracas, Leopoldo López. Al caer este en prisión en febrero de 2014, cuando el Gobierno de Nicolás Maduro le achacó la responsabilidad por las protestas callejeras o guarimbas del primer semestre de ese año, Tintori se convirtió en la dedicada vocera de la campaña por la liberación de su marido hasta llevarlo a la categoría de causa célebre internacional. Sin embargo, en septiembre de 2015, un tribunal de Caracas condenó a López a casi 14 años de prisión, al cabo de un proceso parcializado y puesto en duda por sus irregularidades de procedimiento.

En julio reciente, a López le fue concedido el traslado desde la prisión militar de Ramo Verde, a las afueras de Caracas, a un arresto domiciliario. La pareja aprovechó el nuevo estatus de López para anunciar que esperan a su tercer hijo, una niña.

El oficialismo ha sacado provecho del traspiés de Tintori. En el principal canal de televisión del Estado se transiten a diario cortos “periodísticos” donde se encuesta a ciudadanos en la calle que coinciden en calificar como sospechosa o irregular la cantidad de dinero hallada en poder de la activista. En el mismo canal de televisión, el poderoso número dos del chavismo y diputado de la Asamblea Constituyente, Diosdado Cabello, denunció el miércoles que el dinero era parte de una remesa enviada por el Banco Occidental de Descuento (BOD), una entidad financiera controlada por Víctor Vargas Irausquín.

Vargas es un magnate vinculado a los sectores de la banca, seguros y petróleo, cuyos negocios crecieron de manera significativa durante los regímenes revolucionarios de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, y a quien comúnmente se le tiene por un miembro de la llamada “boliburguesía”, la clase empresarial enriquecida a la sombra de negocios con el Estado chavista. Vargas es suegro de Luis Alfonso de Borbón, Duque de Anjou y pretendiente a la abolida corona de Francia.

“Si esa camioneta hubiese sido de Diosdado Cabello, ¿qué estarían diciendo la derecha y los medios de comunicación de la burguesía?”, se preguntó Cabello, excapitán del Ejército, en su maratónico programa semanal, en el que despliega denuncias contra la dirigencia opositora y opositores ante un público en vivo, conformado por lo general por militantes oficialistas y oficiales militares, mientras hace gala de sus contactos con los servicios de inteligencia del Estado. “Si ese dinero salió del BOD con autorización de sus directivos, o si es el mismo banco el financista, tendrán que decirlo”, advirtió.

El viernes en la noche se supo a través de medios electrónicos que dos vicepresidentes de la entidad bancaria fueron detenidos por agentes del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Policiales y Criminalísticas (CICPC, órgano auxiliar de la fiscalía) por haber sido quienes habrían permitido el envío de los billetes a Tintori. Los ejecutivos puestos a la orden de las autoridades son Junior Márquez Ramírez, vicepresidente de Operaciones Interbancarias, y Luis Antonio Llavanero, vicepresidente de Operaciones y Servicios.

 

¡Matarile! por Charito Rojas – Notitarde – 31 de Agosto 2017

unnamed-3

“¿Y qué nombre le pondremos?, matarile rile ron. Le pondremos dictadura, matarile rile ron”. Canción infantil, adaptada a tiempos modernos.

A la misma velocidad que avanza el descontento, las sanciones y el rechazo internacional, el régimen copa todos los espacios de libertad, de disenso, para ahogar los gritos de S.O.S de los venezolanos. Ya lo definió el presidente de Francia, Emmanuel Macron: “Una dictadura que intenta sobrevivir al precio de un costo humano sin precedentes”.

Las sanciones vía orden ejecutiva del presidente norteamericano Donald Trump, cortan el flujo de divisas fáciles para el gobierno venezolano. No podrá emitir deuda (bonos) estatales ni de PDVSA negociables en la bolsa de EEUU, no podrá obtener préstamos de bancos ni comprar nada a compañías norteamericanas. Y devolviéndole al presidente Maduro la misma medida que él aplica en Venezuela desde 2013 para no honrar el cambio a dólares de las ganancias de transnacionales y compañías aéreas, no podrá sacar de Estados Unidos los dividendos de Citgo, la caja de los dólares del gobierno venezolano. La orden ejecutiva no afecta negociaciones entre particulares, ni comercio de alimentos y medicinas. Está destinada a “negar a la dictadura de Maduro una fuente crítica de financiación para mantener su gobierno ilegítimo y proteger al gobierno de Estados Unidos de complicidad en la corrupción de Venezuela y en el empobrecimiento del pueblo venezolano”. ¡Matarile rile ron!

Lo cierto es que por más que el gobierno diga “no me dolió”, todavía se está sobando el bolsillo e inventando que va a cambiar el negocio hacia China y Rusia. Pero sucede que el gobierno revolucionario se ha endeudado hasta los tuétanos con préstamos chinos y compra de chatarra bélica rusa, el negocio petrolero con ellos es difícil, entre otras cosas, porque quieren cobrar la deuda con activos de la nación. Y éstos, ahorcados, son capaces de vender hasta el Panteón Nacional.

Por donde se mire, la situación financiera es comprometida, no sólo para el gobierno sino para los venezolanos, que van a sentir-aún más- el impacto de las medidas sobre un gobierno que no tiene npi de cómo arreglar el berenjenal económico y siempre va en dirección contraria a la prosperidad y el desarrollo. Por un lado es muy bueno que el gobierno no tenga divisas para comprar el apoyo de los más necesitados. Pero esos necesitados van a terminar de colapsar. Será duro para quienes llevan años pasando hambre, muriendo de mengua, aguantando humillaciones y colas para conseguir pañales, pensiones o la medicina que salvará al niño enfermo. Mientras más pobres, más dependientes de las dádivas del gobierno, que los extorsiona por hambre y necesidad para que apoyen irrestrictamente el “proceso” a perpetuidad. ¿Y qué nombre le pondremos a este hambreador, matarile rile ron?

Quienes alcen la voz, se rebelen, cambien de acera, se arrepientan, protesten o ventilen públicamente la verdad de lo que está sucediendo en un país que era democrático, son perseguidos, apaleados, encarcelados, condenados, cuando no logran fugarse, exiliarse, huir como parias. Es terrible oír las historias de los 32 magistrados legítimos nombrados con todas las de ley por la Asamblea Nacional, juristas de brillante trayectoria, ex jueces, profesores titulares de universidades, SEÑORES, en fin, todo lo que no son los togados exprés que se han obrado en el estado de derecho. Esos SEÑORES han tenido que asilarse en embajadas, disfrazarse, esconderse, salir en peñeros por altamar, solo con su ropa encima, para escapar de las garras de la venganza de quien tiene el poder pero nunca la razón. Lo que logró el régimen es regalar testigos de excepción al Tribunal de La Haya. ¿Y qué nombre le pondremos a esta persecución, matarile rile ron?

El pueblo salió a las calles a protestar, a enfrentarse con unos gorilas que asesinaron a 136 personas, la mayoría de ellos muchachitos, todos desarmados, hirieron a más de 2.000, detuvieron a más de 3.000. La represión incluye incursiones con tanques derribando cercas, tumbando puertas, rompiendo cámaras de circuito cerrado para que no los identifiquen, violando hogares y personas, robando equipos electrónicos, dinero, celulares. La tortura, el maltrato físico y verbal, la amenaza cruel, fue el común denominador de la represión que durante 4 meses asoló al país y acorraló al gobierno, que para sacar las patas del barrial en que estaba metido inventó dos elecciones: una asamblea constituyente que no podía ser sino fraudulenta sin el apoyo popular y unas elecciones de gobernadores que sabe que va a perder corrido y para la cual los malvados ya deben estar inventando otra trampa para torearlas. ¿Y qué nombre le pondremos al criminal, matarile rile, ron?

Destituyeron inconstitucionalmente a la Fiscal, que ahora está cantando mejor que Pavarotti y con pruebas en la mano, la obertura Odebrecht, el aria Narcotráfico y el solo Corrupción. Ahora es “traidora, corrupta, inmoral”, solo porque abandonó la banda. Y así mismo tratan de asesinar moralmente a todos los líderes que asoman la cabeza en la oposición, en los gremios, en la sociedad civil. Casi 600 presos políticos pregonan la muerte de la democracia en Venezuela. ¿Y qué nombre le pondremos a esta mafia, matarile rile ron?

La “omertá”, código de silencio de la “familia”, la aplican las dictaduras para que no se cuele la verdad, para que no se conozcan sus oscuros secretos. Por eso el finado cerró a RCTV y a 32 emisoras, por eso el régimen madurista ha cerrado 10 emisoras con la excusa de que no tienen la concesión renovada, situación en la que está el 80% de las radios y todas las televisoras comerciales. La intencionada omisión de Conatel de no tramitar renovaciones, solo tiene como fin mantener esa espada de Damocles sobre los medios audiovisuales para utilizarla como lo hizo esta semana con la 92.9 , la FM de Radio Caracas y con Mágica 99.9, emisoras donde estaban los humoristas del Monstruo de la Mañana, Marianella Salazar, Mingo Blanco, ninguno grato al gobierno. Y como la Ley Resorte no aplica para la prensa escrita, monopolizaron el papel periódico para extinguir a diarios como El Carabobeño, que esta semana cumple 84 años y sigue publicando en la web, al igual que los más de 40 periódicos que han cerrado en esta nefasta revolución. Los periodistas no pueden nombrar “dictadura”, “saqueo”, “narcosobrinos”, “cartel de los soles”, no pueden entrevistar a exiliados, perseguidos, juzgados o a ciertos opositores que le dan lechina al gobierno. Nunca antes ejercer el periodismo había sido tan peligroso, tan limitado. ¿Y qué nombre le pondremos al censor, matarile rile ron?

La ANC va a producir una ley contra el odio. No nos reímos, aunque nos provoque, porque el régimen es experto en gallos tapados como éste o como los ridículos ejercicios militares del fin de semana donde expusieron al escarnio público a ancianos y famélicos. Ojalá esa ley sirva para juzgar y castigar a quienes han sembrado el más profundo rencor, resentimiento, maldad y odio, a quienes matan de hambre y enfermedades a los venezolanos, a quienes asesinaron la democracia. Y a quienes quieren callarnos, matarile rile ron!

 

Fiscal General mostrará al mundo pruebas que incriminan a Maduro y entorno en graves hechos de corrupción – La Patilla – 22 de Agosto 2017

2017-05-24T173048Z_1005284470_RC117285C200_RTRMADP_3_VENEZUELA-POLITICSLa fiscal general Luisa Ortega Díaz ofreció una declaración, la primera luego de haber salido de Venezuela tras la persecución del régimen de Nicolás Maduro.

Ortega llegó a Colombia el viernes pasado y ya partió hacia Brasil, donde participará este miércoles en la Reunión de Fiscales y Procuradores del Mercosur a celebrarse en Brasil.

Agregó que “este evento me va permitir mostrar al mundo las pruebas que incriminan a Nicolás Maduro y su entorno en graves hechos de corrupción”.

A continuación la Declaración completa

En mi condición de Fiscal General de Venezuela estaré este miércoles participando en la Reunión de Fiscales y Procuradores del Mercosur a celebrarse en Brasil.

Allí ratificaré al mundo mi denuncia acerca del rompimiento del hilo constitucional en mi país, Venezuela. Y la instauración de la dictadura auspiciada desde la fraudulenta e inconstitucional Asamblea Constituyente.

Los venezolanos hoy son perseguidos, encarcelados por pensar distinto al régimen del dictador Nicolás Maduro y la cúpula corrupta que le rodea.

Este evento me va permitir mostrar al mundo las pruebas que incriminan a Nicolás Maduro y su entorno en graves hechos de corrupción.

Le reitero a los venezolanos mi compromiso por alcanzar la paz en Venezuela y el regreso de las libertades hoy conculcadas por la dictadura.

Le pido a todos no abandonen a Venezuela.

 

Los vínculos entre Maduro y Odebrecht que aceleraron la huida de la fiscal rebelde de Venezuela por Jacobo García/Sally Palomino – El País – 20 de Agosto 2017

Horas antes de escapar en lancha por Aruba y llegar a Colombia denunció la corrupción entre el círculo de Maduro y la constructora brasileña
636366269923001711-1
Los últimos meses de su vida han sido de película y de película fue también la huida de Venezuela de la fiscal rebelde Luisa Ortega, declarada enemigo público número uno del régimen de Nicolás Maduro.

La mañana del viernes, a la misma hora que en la ciudad mexicana de Puebla comenzaba una reunión con fiscales de todo el continente en la que estaba prevista la participación de Ortega, ella atravesaba a gran velocidad el mar Caribe para recorrer la distancia existente entre la península venezolana de Paraguaná y la isla de Aruba, a casi 30 kilómetros y tres horas de distancia con buen mar.

Cuando llegó el momento de su intervención, la fiscalía mexicana difundió un audio grabado desde un lugar desconocido en el que Ortega denunciaba los vínculos de corrupción entre el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y su entorno, con la constructora brasileña Odebrecht.

Cuando se difundió el audio, Ortega, fiscal general venezolana hasta hace unas semanas, estaba ya a salvo en Aruba donde se preparaba para tomar un vuelo privado que finalmente la dejó a las 15:30 hora local en el aeropuerto El Dorado de Bogotá, confirmaron autoridades migratorias.

La fiscal que desafió al régimen al oponerse a la Asamblea Constituyente de Maduro aterrizó en Colombia acompañada de su esposo, el diputado oficialista Germán Ferrer y otras dos personas que trabajaban con ella: Gioconda del Carmen González y el fiscal anticorrupción Arturo Vilar.

Ortega: “están muy angustiados porque saben que tenemos el detalle de todas las operaciones y montos”

La situación de Ortega y su marido en Venezuela se había vuelto insostenible desde que fue destituida de su cargo por oponerse a la Constituyente. Además de asaltar sus oficinas y su vivienda, la nueva Asamblea también levantó la inmunidad parlamentaria a su esposo y puso en marcha la maquinaria represiva al pedir que fuera procesado por, supuestamente, formar parte de una red de extorsión que se exigía dinero a delincuentes para evitar que prosperaran las acusaciones.

Con la llegada a Colombia de ambos quedan dos preguntas en el aire ¿huyó o el régimen les abrió la puerta a ella y su marido? ¿Quién organizó el vuelo privado pilotado por dos hombres de nacionalidad colombiana para que llegara a Bogota? Teóricamente, Ortega estaba bajo vigilancia después de que el Gobierno de Nicolás Maduro le prohibiera salir de Venezuela.

A la hora en la que se emite su programa de televisión de la tarde, ya se conocía la huida de Ortega. Pero Maduro, que atacó incluso al director Gustavo Dudamel por criticarlo, no hizo alusión alguna.

Sin embargo, al margen de la cinematográfica escapada, el audio de cinco minutos enviado por Ortega a sus colegas de todo el continente incluía una grave denuncia de quien fuera la mujer más poderosa en el Ministerio Público.

Según reveló Ortega en la grabación, la razón de fondo para la “persecución sistemática” del Gobierno de Maduro hacia ella y su personal de confianza estaría los sobornos de Odebrecht a funcionarios del Gobierno venezolano, dijo a sus colegas.

“Y eso los tiene muy preocupados y angustiados porque saben que tenemos la información y el detalle de todas las operaciones y montos”, afirmó en la grabación difundida durante la Cumbre de Fiscales de América Latina.

“Tenemos el detalle de toda la cooperación, montos y personajes que se enriquecieron y esa investigación involucra al señor Nicolás Maduro y a su entorno”, señaló la mujer más perseguida por el chavismo.

La presencia de Odebrecht en Venezuela no es un tema menor. Durante la etapa de Hugo Chávez Odebrecht se convirtió en la constructora favorita del régimen y en los últimos 20 años ha recibido importantes contratos, coincidiendo con el idilio político entre el entonces presidente de Brasil, Lula da Silva, y el comandante bolivariano.

Según las investigaciones en marcha en Brasil, Venezuela es el segundo país donde la empresa repartió más dinero en sobornos, unos 98 millones de dólares, entre 2006 y 2015, a “funcionarios e intermediarios del Gobierno” para “obtener y retener contratos de obras públicas”.

Actualmente la empresa de Marcelo Odebrecht tiene en marcha 11 importantes proyectos en suelo venezolano entre los cuales se incluyen la línea 5 del Metro de Caracas, la modernización del Aeropuerto de Maiquetía de Caracas, la construcción de una Central Hidroeléctrica, el Metrocable La Dolorita o un puente sobre el Lago de Maracaibo, todos ellos a medio construir.

Sin embargo, las investigaciones emprendidas en Brasil y que han tenido consecuencias en países como Brasil o Peru, donde fue encarcelado los expresidentes Ollanta Humala y Alejandro Toledo o en México- donde el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, tuvo que comparecer ante la Procuraduría, han encontrado un muro de silencio y obstrucción del chavismo que lejos de colaborar persigue a los fiscales que investigación la participación en sobornos.

Según el audio difundido por Ortega 64 fiscales venezolanos especializados en corrupción tienen prohibido salir del país debido al caso Odebrecht. En consecuencia, la exfiscal advirtió a sus colegas que “cualquier información que envíen al Ministerio Público (de Venezuela) servirá para todo lo contrario (…) atentar contra la fuente”, señaló en la grabación.

La exfiscal fue destituida el 5 de agosto de su cargo por la nueva Asamblea Nacional Constituyente, después de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) aprobara el antejuicio de mérito. El parlamentario Pedro Carreño pidió que se investigara a Ortega Díaz por “atentar, lesionar o amenazar la ética pública y la moral administrativa”, según dijo.

El actual fiscal general de Venezuela y uno de los hombres más cercanos a Maduro, Tarek William Saab, puso a Ortega en la diana al acusarla de ser la “autora intelectual” de las muertes y heridos de las últimas semanas. “Me podrán inventar delitos pero defenderé hasta el último aliento la democracia”, se defendió no obstante ante sus colegas latinoamericanos al explicar las razones de fondo de la persecución.

La llegada de Ortega a Colombia coincide con un papel cada vez más activo de los países de América Latina en contra del viraje totalitario de Maduro. En los últimos meses el gobierno colombiano de Juan Manuel Santos pasó de ser uno de los principales valedores de Maduro por su contribución al proceso de paz con la guerrilla de las FARC, a exigir el regreso de la democracia. “Maduro tal vez pensaba que, por ayudarnos en el proceso de paz, nos taparíamos los ojos” escribió recientemente en un artículo publicado en EL PAÍS titulado Lloramos por ti, Venezuela.

Paralelamente, México, el país que encabeza la oposición diplomática a los planes de Maduro de disolver la Asamblea opositora, movió ficha en Cuba, principal aliado de Maduro.

El canciller mexicano Luis Videgaray viajó el viernes a La Habana donde se reunió con su homólogo Bruno Rodríguez para presionar al régimen de la isla con un cambio de actitud hacia su socio bolivariano.

 

Mar de leva por Ramón Peña – La Patilla – 20 de Agosto 2017

La justicia se hizo a la mar huyendo de la injusticia. La Fiscal General de la República logró evadir el asedio de los sabuesos del hampa oficial. Se salvó, como esos testigos que saben mucho y buscan protección para no ser decapitados por la mafia. El cabo de San Román, el punto más septentrional de nuestra tierra firme, desde donde en las noches claras se atisban las luces de la isla de Aruba, se convirtió para la Fiscal en cabo de Buena Esperanza. Ya no la alcanzan las amenazas de esa perturbadora fémina del aquelarre revolucionario, musa de los pranes, quien con su odio espontáneo le había ofrecido un traje fucsia para su enrejado destino. Para provocar mayor ansiedad en los predios revolucionarios de Alí Baba, la Fiscal no viaja sola, además de su esposo el diputado, la acompaña también un fiscal anti corrupción, probablemente con un pen drive bien documentado.

Este régimen pasará a la historia, más como un escandaloso caso judicial que como un fenómeno político por la suma y dimensión de sus delitos: corrupción, cuantificada en más de 350 mil millones de dólares, participación activa en narcotráfico, asociación con bandas forajidas como las Farc y otras organizaciones terroristas, acumulación de fraudes y trampas electorales, y muchos otros. Su huella moral –o inmoral- será superior a todo su despropósito en el plano político.

Por eso es significativa la fuga de la Fiscal, como lo ha sido la de testigos de cargo que ya han solicitado refugio en Estados Unidos y otros países, a cambio de evidenciar fechorías de todo orden. Vivimos una dictadura, pero de tan bajo pelaje, que comparada con las tiranías militares de la segunda mitad del siglo XX en Argentina, Brasil, Chile, Perú o Uruguay, éstas se nos antojan cada vez mas presentables.

Fiscal general de Venezuela y su esposo estarían en Colombia o Brasil solicitando asilo Por Orlando Avendaño – 17 de Agosto 2017

fiscalluisaortega-950x468.jpg

Varios medios informaron que Luisa Ortega Díaz abandonó Venezuela junto con su esposo y estaría solicitando asilo político.
En la noche de este 17 de agosto varios medios informaron que, aparentemente, la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Días, abandonó su país para solicitar asilo en una nación vecina. Se presume que estaría en Colombia.

El principal medio que lo señaló fue el diario argentino Infobae: “Fuentes confirmaron que la funcionaria chavista que se rebeló contra el régimen militar de Nicolás Maduro partió desde Venezuela hacia un destino incierto, aunque se estima que iría a Colombia o a Brasil”.

Asimismo, el medio El Tiempo Latino, escribió en su cuenta de Twitter: “Fuente en Washington confirma que fiscal general de la República de Venezuela y su esposo están refugiados en un país latinoamericano”.

Algunas personas, como el dirigente político venezolano Alejandro Conejero, se atrevieron a asegurar que la fiscal se encuentra asilada en la República de Colombia. Por su parte, la periodista Ibéyise Pacheco publicó la misma información en su cuenta de Twitter.

La información surge horas después de que el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), la policía política de Nicolás Maduro, allanara su residencia en Caracas y se llevara detenida a una empleada de Luisa Ortega Díaz.

La fiscal general aparentemente había estado recopilando pruebas de una presunta corrupción relacionada con la empresa Odebrecht y en la que están vinculados varios funcionarios de la dictadura chavista.

 

Luisa Ortega, la chavista rebelde por Alfredo Meza – El País – 15 de Agosto 2017

La fiscal general destituida por Maduro es el puente que comunica al chavismo crítico con la oposición
1502797680_267224_1502798093_noticia_normal_recorte1.jpg
“Chávez era el muro de contención de esas ideas locas que se nos ocurrían a nosotros”. El número dos del régimen venezolano, Diosdado Cabello, pronunció estas palabras en un acto televisado en 2013, 15 días después de la muerte del presidente, y en medio de la campaña electoral que escogería como su sucesor al entonces vicepresidente, Nicolás Maduro. La frase es memorable porque retrata cómo los acólitos de Chávez carecían de la visión estratégica del líder.

Hoy los diques han saltado y esas “ideas locas” se pueden resumir en la deriva acelerada hacia la aniquilación de la democracia. Ahí están las maniobras para posponer o evitar las elecciones, y el bloqueo de cualquier iniciativa para entenderse con sus adversarios del poder legislativo, controlado por la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática. El chavismo, que mostraba pequeñas fisuras, ha terminado de romperse. Las críticas a las decisiones de Maduro han salido de la intimidad del movimiento para convertirse en un escándalo público. Y, en ese nuevo escenario, la destituida fiscal general del Estado, Luisa Ortega Díaz, ha emergido como la principal voz discordante entre las filas chavistas.

La guillotina revolucionaria en la que Maduro ha prometido convertir la recién estrenada Asamblea Constituyente —hecha a medida de sus intereses para suplantar a la Asamblea Nacional controlada por la oposición— empezó a funcionar hace una semana con la fiscal general como objetivo. La primera decisión del nuevo órgano, cuya legitimidad no ha sido reconocida por la UE ni por los principales países latino­americanos, fue expulsar a Ortega Díaz del cargo que ocupaba desde 2007. Sus cuentas bancarias han sido congeladas y se le ha prohibido la salida del país por “la presunta comisión de faltas graves”.

Muchos no olvidan cómo puso la institución al servicio de régimen para condenar a los opositores

Su ruptura formal con Maduro se produjo a finales de marzo, cuando dos sentencias del Tribunal Supremo de Justicia despojaron al Parlamento de sus poderes y retiraron la inmunidad a los diputados. “Lo que ha ocurrido es un golpe de Estado”, clamó entonces Ortega. La corriente chavista con la que se identifica esta experta en leyes tiene a la Constitución de 1999, promovida por Chávez, como bandera. Es una Carta Magna criticada por presidencialista y gaseosa, abierta a las interpretaciones convenientes de quien tiene el poder. Aun así, establece términos claros sobre la duración de los mandatos y la manera de convocar una Asamblea Constituyente.

A esas premisas y a la división de poderes se ha aferrado Ortega Díaz, nacida en Calabozo (centro de Venezuela) hace 59 años, para alejarse de Maduro. “Defenderé la Constitución con mi vida”, dijo en respuesta a los planes del presidente de reformarla.

La fiscal general destituida, casada con el exguerrillero y hoy diputado Germán Ferrer, ya había mostrado diferencias con el Ejecutivo en el pasado. En marzo de 2016 desmintió al Gobierno cuando dijo que la desaparición de 28 mineros en el poblado de Tumeremo era un invento de los medios. Un equipo de expertos de la fiscalía encontró 16 cadáveres e identificó al sospechoso, Jamilton Andrés Ulloa Suárez, El Topo, un delincuente que tenía aterrorizados a los habitantes de la región. El régimen tuvo que reconocer los crímenes y ordenar su detención.

Los operativos policiales desplegados en las barriadas populares también fueron objeto de crítica por parte de la fiscal general por las constantes denuncias de violaciones de derechos humanos. Y no pasó inadvertido su viaje en febrero a Brasil para reunirse con el procurador general de ese país y conocer los detalles del caso Lava Jato (sobornos a las más altas autoridades de varios países latinoamericanos a cambio de contratos que favorecieron a la constructora Ode­brecht). Aquello no fue un gesto menor: en el expediente aparecen mencionados Cabello y Maduro como receptores de fondos para sus campañas electorales.

Desde entonces, los colaboradores de Chávez que rompieron con Maduro se hicieron más visibles. Son un grupo que, aunque dividido en un archipiélago de organizaciones, parece decidido a transmitir la idea de que el chavismo no es una banda de forajidos que desconocen el Estado de derecho. Luisa Ortega Díaz no está integrada en ninguna de esas nacientes estructuras, pero su liderazgo podría aglutinar a todos ellos en una corriente que rompa la polarización de Venezuela. Que recoja quienes, siendo chavistas u opositores, están convencidos de que un grupo no podrá aplastar al otro.

Su ruptura con el Gobierno llegó en marzo: afirmó que se había perpetrado un golpe de Estado

Con todo, no es fácil para la oposición reconocer su liderazgo y olvidar que, cuando Chávez vivía, o incluso pocos meses después de su muerte, Ortega Díaz puso la institución al servicio del régimen para apuntalar las condenas de los opositores. Sucedió a partir de febrero de 2014 con la investigación penal de la acusación al dirigente opositor Leopoldo López. El tribunal estableció la culpabilidad de López a partir del testimonio de una experta (vinculada al chavismo) que analizó la arenga del político. Según el Gobierno, esos discursos fueron clave en el inicio de las protestas del primer semestre de 2014, que dejaron 43 muertos y centenares de heridos. El Ministerio Público nunca contrastó aquel análisis con las opiniones de otros profesionales.

Mucho antes de eso, tras las muertes ocurridas en la manifestación de 2002 —previa al intento de derrocamiento de Chávez—, Ortega Díaz, entonces una fiscal rasa, solicitó la pena máxima de 30 años para los policías involucrados. Ellos están considerados los chivos expiatorios. Quince años después, los oficiales todavía están presos sin beneficios procesales. El jefe, Iván Simonovis, en prisión domiciliaria, es uno de los legendarios prisioneros políticos del régimen.

La situación es ahora muy diferente para Ortega Díaz. El Gobierno la considera una traidora y, aunque formalmente no se han presentado cargos contra ella, el Tribunal Supremo ha prometido llevarla a juicio. Ella cree que su vida está amenazada o que puede ser encarcelada de forma arbitraria, según ha declarado esta semana a la agencia Reuters. Lleva días escondida en distintas casas. Cambia de lugar una vez al día para evitar ser localizada. A pesar de todo, ha asegurado, no está en sus planes retirarse.

 

A %d blogueros les gusta esto: