elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: FAN

No hay dictadura sin militares por Andrés Velásquez – Caraota Digital – 10 de Julio 2020

Valor del trabajo
Foto: Caraota Digital

“No serán poder político en Venezuela jamás en la vida mientras exista una fuerza armada como la que hoy tenemos”

Después de estas infelices declaraciones del gral. Vladimir Padrino López, queda hoy alguna duda de que las Fuerza Armadas, dirigidas por este sujeto, es el brazo armado de esta dictadura feroz que nos ha conculcado cada derecho, que ha secuestrado cada institución democrática, que ha desconocido cada ley y libertad.

Nunca, en nuestra historia republicana, las Fuerzas Armadas habían desconocido como en estos últimos años la voluntad popular, el derecho soberano a elegir, la democracia, la Constitución, para ser juez y parte de un andamiaje delictivo que ha enterrado la legalidad y la justicia, con la fuerza de las armas de la república.

No hay dictadura sin militares y la declaración del gral. Padrino López, lo confirma.

Es la confesión inequívoca de que él es un actor político más de la dictadura, que defiende y forma parte de la usurpación, pero con un agregado inaceptable: son políticos armados con el dominio de las armas de la república.

Desde hace tiempo ya, he venido advirtiendo sobre el deterioro institucional de las Fuerzas Armadas Nacionales y como se han venido apartando de su rol de garante de nuestra soberanía, porque sencillamente han sido convertidas en una guardia pretoriana, adoctrinada y entrenada por el castrocomunismo, para formar parte de un proyecto de perpetuidad en el poder, llevándola al extremo de transformarlas prácticamente, en un partido político más, del régimen.

Muy lejos están de los objetivos y lineamientos para lo que fueron creadas y sus funciones descritas en la Constitución, que le asigna el monopolio de las armas de la república para garantizar la soberanía nacional, la seguridad y el bienestar de los venezolanos.

Y debemos tener claro que esta Fuerza Armada de hoy es el resultado de un plan premeditado de Hugo Chávez y Maduro, para garantizarse el poder indefinidamente con el disparate de una torcida “unión cívico-militar” que les ha servido de mampara para desconocer y pisotear nuestra democracia y nuestra Constitución Nacional.

La reconstrucción de Venezuela a nuestro modo de ver, tiene unos códigos obligatorios de rigurosa aplicación y uno de ellos es reinstitucionalizar la FAN, entendiendo ésta como una organización de tan estratégica importancia para la reconstrucción y recuperación de nuestro territorio, hoy ocupado por tantos grupos criminales y terroristas.

Concluyo preguntándome: ¿Acaso toda la oficialidad de las FAN, piensan como el general Vladimir Padrino Lopez ? No hay dictadura sin militares? O por el contrario existe preocupación y malestar por su desvío antidemocrático?

Guaidó califica de insolentes y dictatoriales las amenazas de Padrino López – El Nacional – 6 de Julio 2020

El ministro de la Defensa del régimen afirmó el domingo 5 de julio que la oposición jamás tendrá el poder político en Venezuela

Guaidó Padrino López
Foto Centro de Comunicación Nacional

De insolentes y dictatoriales calificó el presidente encargado Juan Guaidó las amenazas del ministro de Defensa del régimen, Vladimir Padrino López, en las que afirmó que la oposición venezolana nunca tendrá el poder político en Venezuela.

“El general Padrino López ha emitido unas declaraciones insolentes, dictatoriales y violatorias de todo orden constitucional al exclamar públicamente y de manera textual que las fuerzas democráticas no serán poder político en Venezuela”, expresó el presidente de la Asamblea Nacional en un comunicado publicado en la página oficial del gobierno interino, en el que también alertó a la comunidad internacional por lo dicho por el militar.

“El general ha demostrado nuevamente que en nuestro país la soberanía popular está secuestrada y que el dictador ha bloqueado las soluciones electorales con el respaldo de la cúpula militar, pues admite que son ellos y no el voto de nuestro pueblo los que deciden quiénes deben detentar el poder político del país”, agregó Guaidó.

En su declaración por el Día de la Independenia, Padrino López tildó a los diputados aliados a Guaidó de maleantes por “robar los activos de Venezuela en el exterior”.

Y subrayó: “No pasarán, no serán poder político jamás en la vida mientras exista una Fuerza Armada Nacional Bolivariana como la que hoy tenemos, una Fuerza Armada antiimperialista, revolucionaria y bolivariana”.

Guaidó recordó en su comunicado que Nicolás Maduro y Padrino López pervirtieron a la Fuerza Armada al convertirla en un grupo de secuestradores de la soberanía popular y protectores de la corrupción y el narcotráfico.

“Declaraciones de este tipo no pueden ser ignoradas y exigen una expresión de condena por parte de la institucionalidad de la Fuerza Armada Nacional y de la comunidad internacional, al mismo tiempo que ratifican la necesidad de incrementar al máximo la presión interna y externa contra los colaboradores del dictador”, indicó el presidente encargado.

Como el chiste de Jaimito por Laureano Marquez – TalCual – 11 de Junio 2020

downloadNosotros estamos como aquel chiste de Jaimito en el que está jugando con dos perritos y su tía se le acerca y le comenta:
– Qué lindos perritos, Jaimito, ¿de qué raza son?
– ¡Uno es dálmata!
– ¿Y el otro?
– También.
– Ah, ¿y son machos?
– Uno sí.
– ¿Y el otro?
– También.
La tía ya un poco molesta, le pregunta de nuevo:
– ¿Se portan bien?
– Uno sí.
– ¿Y el otro?
– También.
– Pero bueno, Jaimito, ¿por qué siempre me respondes uno sí y luego el otro también en lugar de decirme los dos?
– Ah, es que uno es mío.
– ¿Y el otro?
¡También!
Frente a las adversidades que enfrentamos nosotros estamos como este chiste:
Venezuela es el país con las mayores reservas de crudo del planeta, su industria petrolera fue de las primeras del mundo. Si nos llega gasolina importada de Irán es indicio inequívoco de que estamos bastante mal…
¿Y si no nos llega?
También.
Si no hay control de las autoridades, la venta de gasolina en dólares será el nuevo Cadivi…
¿Y si hay control?
También.
En esta pandemia del covid 19, con la infraestructura hospitalaria colapsada y en ruinas, si aumentan los casos del coronavirus en Venezuela tendríamos una situación sanitaria muy complicada…
¿Y si no aumentan?
También.
Para los venezolanos que han emigrado a los países vecinos, la crisis del coronavirus ha supuesto desprecio y maltrato…
¿Y para los que regresan?
También.
Frente a un régimen arbitrario como el que tenemos, sin apego ninguno a la institucionalidad democrática ni al ordenamiento constitucional, si no interviene la fuerza armada, será muy difícil lograr volver a la democracia…
¿Y si interviene?
También.
Si no establecemos un diálogo con el oficialismo que permita unos acuerdos básicos para sacar al país de la crisis, seguiremos empeorando…
¿Y si lo establecemos?
También.
Por último: si no participamos en las elecciones parlamentarias, la oposición –que es mayoría– perderá el control de la Asamblea Nacional…
¿Y si participamos?
También.
Cómo haremos para salir de de este círculo infernal, porque este régimen sí que nos ha complicado la vida…
¿Y la oposición?
¡También!

El General Dinero por José Guerra – Entornointeligente.com – 24 de Mayo 2020

downloadSe le atribuye a un conocido líder político la siguiente anécdota… Estando una vez reunido con sus ministros le dijeron: “Presidente hay una conspiración militar en puertas. Cómo es eso, replicó el presidente. Si, dijo el interlocutor con la noticia. Tomó la palabra el presidente y afirmó: a los militares hay que aplicarles la política del General Obregón. Cómo es eso presidente, inquirió uno de los presentes, a lo que el presidente respondió: no hay General que aguante un cañonazo de cuarenta mil pesos por el estómago”. Se refería al presidente de México, Álvaro Obregón uno de los líderes de la Revolución Mexicana y presidente de su país entre 1920 y 1924.

Cuando Hugo Chávez asumió la presidentica de la Republica el 2 de febrero de 1999, una de las primeras cosas que hizo fue incorporar activamente a oficiales de la Fuerza Armada Nacional en la dirección y ejecución de ambiciosos programas sociales y de construcción, siendo los primeros de ellos el Plan Bolívar 2000 y el Fondo Único Social, orientado a la realización de obras en hospitales y escuelas, para lo cual encargó al General Víctor Cruz Weffer y a un grupo numeroso de oficiales. Esa experiencia fue traumática al propagarse la corrupción. Chávez tenía profunda desconfianza en los civiles y por esos recurrió a sus colegas.

Con el transcurso del tiempo, los oficiales ahora en funciones en la Administración Pública, tuvieron especial predilección por tres posiciones: la gestión del control de cambios, la cartera de finanzas y el ministerio con competencia en la alimentación. El servicio a la patria estaba en vuelto con papel del Dios Dinero. Eso permitió que el General Manuel Barroso despachara desde Cadivi, tal vez el mayor foco de corrupción desde los años que corrieron entre 2003 y 2015. Doce años de saqueo a punta de empresas de maletín. Recordemos que Cadivi y Cencoex distribuyeron más de US$ 200.000 millones en divisas preferenciales en aquel lapso.

Otra presa muy gustosa fue el Ministerio de Finanzas y sus entes tales como la Tesorería Nacional y la Dirección de Crédito Público. Con la primera, se controlaba la asignación de los depósitos del Gobierno en el sistema bancario y con la segunda, la colocación de deuda pública, tanto interna como externa, en un país donde entre 2007 y 2014 hubo un verdadero festival de emisión de deuda. Allí aparecieron dos figuras muy vinculadas a Chávez, los tenientes de la FAN, Rafael Isea y Alejandro Andrade. Fue tal el escándalo, que tuvieron que prescindir de ellos luego que se hizo manifiesto el latrocinio.

El Ministerio de Alimentación tuvo dos personajes emblemáticos, los Generales Carlos Osorio, hombre polifacético debido a que ocupó varios cargos ministeriales y Rodolfo Marco Torres. La estampa del testaferro adquirió dimensiones épicas. Cuñados, tíos y otros parientes se encargaron de crear empresas fantasmas, para comprar alimentos a raudales y con sobre precios en Brasil y Argentina, aprovechando la complicidad de Lula da Silva y Nestor y Cristina Kirschner. La Asamblea Nacional en 2016. encontró elementos para declarar la responsabilidad administrativa de ambos y el caso fue llevado a la Fiscalía, pero el resultado fue que al diputado que investigó le abrieron un expediente en el TSJ.

La lista da para hacer una enciclopedia de la corrupción. Allí, forzosamente hay que incorporar al General Carlos Rotondaro Cova, ex presidente del Seguro Social, cuyo más importante contratista fue el Mayor William Hernández Cova, hoy flamante empresario de bodegones y del petróleo con Atina Energy Services. Los casos del Ministerio de Energía Eléctrica son prolíficos. El profesor Héctor Navarro, ministro de Chávez, se presentó voluntariamente ante la Asamblea Nacional para explicar que, desde 2013, con las gestiones del Teniente Jesse Chacón y el General Luis Motta Domínguez, al frente del sector eléctrico, el robo superó los US$ 2.000 millones en adquisiciones con sobre precios, equipos pagados y no instalados, entre otras anomalías. Ahora estamos padeciendo la falta de electricidad. El tránsito del General Manuel Quevedo, quien cambió la peinilla de guardia nacional por el taladro en PDVSA, dejó una doble huella: la ineptitud y la corrupción, hecho que es vox populi en el medio petrolero. Insisto, los casos dan para escribir una enciclopedia. ¿Para esto fue que dijeron que harían una revolución? ¿Para robar? ¿Hoy Venezuela está peor o mejor que en 1992 cuando la primera asonada militar? No ha habido un período donde haya florecido la corrupción como el de 1999-2020.

Mientras los dineros púbicos eran sustraídos a mansalva por parte de esos oficiales de la FAN, otros hombres de verde seguían en sus cuarteles trabajando en su profesión y vocación: servir a la patria. Porque el que se quiere enriquecer siendo militar activo, entonces que cuelgue el uniforme y se incorpore a la ruleta del mundo financiero, pero que no manche el honor de la institución. Este escrito está destinado al país civil decente y aquellos militares que no se dejaron tentar por el porcentaje corruptor, el nuevo riquismo, la ostentación y el dinero mal habido y hoy conservan el invalorable tesoro de la honestidad, en un país corrompido hasta los tuétanos.

Maduro ordenó realizar pruebas con misiles en aguas venezolanas mientras espera la llegada de los buques del régimen de Irán – Infobae – 22 de Mayo 2020

Los ejercicios se enmarcan en entrenamientos militares llamados “Escudo Bolivariano”, un despliegue permanente ordenado en febrero con el que el dictador venezolano renovó su retórica antiimperialista contra Washington

Misiles venezolanos Misiles venezolanos

La Fuerza Armada de Venezuela hizo este jueves pruebas de misiles en La Orchila, una isla que está ubicada al norte del país caribeño, según dijo el dictador Nicolás Maduroquien se encuentra a la espera de la llegada de buques petroleros por parte del régimen Irán en medio de tensiones con Estados Unidos.

“Fuimos testigos de ejercicios militares (…) en la isla de La Orchila, con la prueba de sistemas misilísticos de máxima precisión para la defensa de las aguas y las costas”, expresó Maduro durante un encuentro con el alto mando militar transmitido por la televisión estatal, sin mencionar directamente las embarcaciones iraníes cargadas de gasolina y otros productos petroleros que se dirigen a Venezuela.

“Estuvimos haciendo pruebas del misil (ruso) Buk, precisión absoluta (…), un misil de gran alcance”, agregó el dictador socialista en Fuerte Tiuna, el mayor complejo militar de Caracas.

Las pruebas se enmarcan en ejercicios militares llamados “Escudo Bolivariano”, un despliegue permanente ordenado en febrero con el que Maduro renovó su retórica antiimperialista contra Washington, que ha aumentado su presión sobre Venezuela al recrudecer sanciones contra el país y su industria petrolera y al acusar al mandatario de “narcoterrorismo”, ofreciendo una recompensa por él.

Algunas de las armas rusas más importantes del arsenal venezolano (en sentido horario): cazas Sukhoi Su-30, misiles S-300, lanzadores portátiles Igla-S y tanques T-72Algunas de las armas rusas más importantes del arsenal venezolano (en sentido horario): cazas Sukhoi Su-30, misiles S-300, lanzadores portátiles Igla-S y tanques T-72

Juan Guaidó, líder parlamentario opositor reconocido por medio centenar de gobiernos -encabezados por Estados Unidos- como presidente encargado del país sudamericano, tildó al “Escudo Bolivariano” de “ejercicio de propaganda”.

El miércoles, Maduro celebró el próximo arribo de los barcos de Irán, luego de que Teherán advirtiera de “consecuencias” si Estados Unidos impidiera su llegada a Venezuela.

Se trata de cinco buques cisterna, según reportes de prensa, que transportan 1,5 millones de barriles de gasolina.

La escasez de combustible en el país, crónica desde hace años en zonas fronterizas, se disparó durante la cuarentena por el nuevo coronavirus y golpea a Caracas. Aún no se ha anunciado en qué fecha entrarán los navíos en aguas venezolanas.

“Estamos listos para lo que sea y cuando sea”, manifestó Maduro.

Padrino López con un arma misilísticaPadrino López con un arma misilística

El ministro de la Defensa del régimen, el general Vladimir Padrino López, aseguró que los buques “serán escoltados” por aire y por mar por la Fuerza Armada una vez entren en la zona económica exclusiva venezolana.

Según la ONU, un país tiene en su zona económica exclusiva soberanía para la “exploración y explotación” de recursos, pero terceros Estados tienen “libertades de navegación y sobrevuelo”.

En un comunicado, Guaidó consideró este jueves que los barcos “solo servirán para enriquecer a la mafia dictatorial”, refiriéndose a un mercado negro que florece con la escasez de gasolina, y “suministrar por pocas semanas” a la población.

El texto tilda las tensiones surgidas alrededor de los buques como un “montaje” con el que “pretenden simular” una “crisis de los misiles, pero en el año 2020”.

Del 14 al 28 de octubre de 1962, misiles instalados en Cuba por la desmantelada Unión Soviética fueron descubiertos por Estados Unidos, desatando una grave crisis que hizo temer una guerra.

Sueños rotos por Adriana Morán – TalCual – 13 de Mayo 2020

Sueños rotos

 

La abstención promovida desde los principales partidos políticos en 2018 ante la imposibilidad de sus dirigentes de llegar a un acuerdo por una candidatura unitaria para enfrentar a la minoría en el poder, fue apoyada por muchos que creyeron en una estrategia secundada por países democráticos, que desmovilizaría a la ciudadanía y dejaría solo a Maduro frente a las urnas, sin la necesidad siquiera de hacer trampa, para obligarlo a abandonar el cargo.

Pero una vez consumado el acto electoral que dejó calles y centros de votación vacíos, la estrategia que presionaría al mandatario ahora electo por unos pocos demostró que no tenia la fuerza para desalojarlo y que haberlo dejado solo en la contienda le acababa de dar otros 6 años de un mando que usaría para seguir destruyendo al país. No hubo marchas de protesta, ni salida masiva de embajadores, ni articulación para luchar por mejores condiciones y forzar unas nuevas elecciones.

2018 terminó de transcurrir entre reuniones por el mundo y comunicados de apoyo infinito, mientras las calles se quedaban tan vacías como aquellos centros electorales de mayo y los ciudadanos volvían a ser arropados por la ya conocida desesperanza.

Y aún así, esa golpeada oposición fue capaz de sobreponerse a su frustración y volvió a llenar las calles en enero tras la elección de un nuevo presidente de la AN para acompañar la promesa de un cambio y una lucha.

Pero no hubo lucha. Hubo soledad y el silencio de esas Fuerzas Armadas que supuestamente apoyaban la acción temeraria y al nuevo líder en una autopista de Altamira. Una vez más, se alardeaba de una fuerza y de un apoyo que no se tenía mientras se despreciaba la fuerza real de la gente decidida a cambiar para apostar a unos fusiles que se quedaron fríos en esa mañana de abril de insurrección fallida.

La playa de Macuto no es una nueva invención del gobierno que engolosinado con esta nueva oportunidad de llamar golpista y traidora a la oposición, lo adorna y lo cuenta a su modo.

Macuto es la playa en la que vinieron a desembocar los sueños rotos de los que acompañamos en enero el resurgimiento de la esperanza. La playa en la que terminaron de expirar las ya maltrechas esperanzas que fueron heridas de muerte en aquella autopista un 30 de abril.

Los militares venezolanos y la tentación pretoriana por Hernán Castillo – Papel Literario El Nacional – 3 de Mayo 2020

Screen Shot 2020-05-04 at 6.56.16 PM

Los militares no son para definir al Estado, son para defenderlo.

Richard Kohn

Este escrito se titula: “Los militares venezolanos y la tentación pretoriana”, porque tentación es una fuerza interior que nos puede llevar a hacer algo malo; tal como dice la oración católica, el Padre Nuestro: “…no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén”. Y no ha existido nada más perjudicial políticamente para Venezuela que el mantenimiento de las condiciones que han permitido el incubamiento y desarrollo del mutante virus pretoriano entre nuestras Fuerzas Armadas.

El tema esencial, diría el aspecto clave para comprender el proceso político venezolano contemporáneo, luego de la creación del Ejército Nacional por Juan Vicente Gómez, ha sido paradójicamente uno de los temas menos estudiado por nuestra sociedad civil; para ser más preciso, me refiero a las relaciones civiles y militares venezolanas, y la seguridad y defensa del Estado democrático.

Hay varias razones que pueden explicar por qué la academia venezolana, con importantes excepciones, no ha tenido entre sus prioridades la investigación rigurosa de este problema histórico. Entre otras, no ha sido posible, y tampoco creo que nos hayamos propuesto hacer el esfuerzo por eliminar el tabú que existe en Venezuela sobre los estudios militares. Estos trabajos, en cierta forma, son percibidos como peligrosos, donde el investigador académico puede correr riesgos importantes; especialmente en el estudio de los temas relacionados con el control civil de las Fuerzas Armadas y la seguridad y defensa del Estado.

La problemática de las relaciones civiles y militares en sociedades institucionalmente frágiles como Venezuela tiene características dramáticas, donde, entre otros problemas importantes, el lugar y la función que deben ocupar los militares en la sociedad y el Estado no están absolutamente claros y bajo control. Brian Loveman (1999) así lo plantea en su libro Por la Patria, que es probablemente el estudio más completo sobre la evolución histórica del rol político que han desempeñado los militares en América Latina, desde la Colonia hasta finales del siglo pasado, aunque lamentablemente no estudia en detalle el caso Venezuela.

La élite civil y dirigencia política nacional, particularmente la representada en el Parlamento y en el máximo Tribunal de Justicia del país, en ciertas ocasiones ha mantenido en igualdad de plano la relación entre civiles y militares; incluso, a veces ha auspiciado la supremacía militar sobre la sociedad civil, cuando debe ser lo contrario. Cuando de lo que se trata es de asegurar la supremacía civil sobre lo militar. O mejor dicho, garantizar la obediencia y subordinación militar al sector civil de la sociedad, tal como funciona en las sociedades democráticas modernas del mundo occidental.  La idea de la unión cívico militar es una desviación civilizatoria que amenaza la supervivencia de la sociedad civil, ya que en esa entidad los militares están armados y los civiles disponemos solo del ejercicio de la libertad de información y expresión del pensamiento, y de la organización democrática.

Para Venezuela, la abusiva intervención política de los militares y sus orígenes ideológicos en el siglo XX, comienzan así:

“El pretorianismo parte de la convicción de que es el Ejército el que debe llevar la patria a la grandeza (…) y al inventársele al Ejército moderno la tradición que lo empalma con los Padres de la Patria se le estaba dando una carga ideológica que escapaba, largamente, de las  sanas intenciones (…) que siempre tuvo López Contreras”. (Straka, 2003: 38-39).

Es decir, se puede afirmar, sin temor a equivocarse, que el pretorianismo venezolano tiene su naturaleza histórica en la exaltación del papel que jugó el Ejército de Simón Bolívar en la guerra de independencia y, luego, en la creación del Ejército Nacional por Juan Vicente Gómez.

Ahora bien, Gene Bigler, primer esREFLEXIÓN>>LA HERENCIA CULTURAL EN LAS FUERZAS ARMADAS Los militares venezolanos y la tentación pretoriana (1/3) tadounidense en estudiar académicamente el tema de las relaciones civiles y militares venezolanas, plantea el surgimiento y consolidación de nuevos parámetros ya estando fuera del poder el pretorianismo perezjimenista. Parámetros centrados entre dos grandes aspectos: el proceso de profesionalización militar y el sistema sociopolítico en el que se desempeñó el estamento militar, con cinco factores principales que sirvieron de base para institucionalizar el control civil de los militares, luego de 1958. 1. La cohesión de las élites; 2. El alto prestigio del liderazgo civil; 3. El fracaso de los militares en la dirección del Estado; 4. El sentimiento antimilitarista de la sociedad; y 5. La profunda división de la institución militar. La combinación de este grupo de factores impusó la visión del Estado, primero en el pacto de Punto Fijo y luego en la Constitución de 1961. Por último: la importante amenaza que representó el apoyo de la revolución castrocomunista cubana terminó por establecer las bases para lograr el respaldo de la institución militar, en conjunto, al experimento político que recién se iniciaba, ya que la lucha guerrillera y la violencia subversiva amenazaba mortalmente la propia existencia física de los militares y los organismos de seguridad del Estado (Bigler, 1981: 85-142 y 1982: 175-196).

Este autor, Bigler, también alerta sobre cuatro grandes puntos de tensión y potenciales conflictos en las relaciones civiles y militares venezolanas. 1. El tema fronterizo y territorial, especialmente con Colombia, en el que las Fuerzas Armadas prácticamente tuvieron un poder de veto; 2. El escaso escrutinio, supervisión y contraloría de la sociedad civil y la opinión pública en general sobre los militares en problemas relacionados con el funcionamiento de la institución militar asociados con la seguridad y defensa nacional; 3. El restablecimiento de los derechos políticos de los militares; y 4. El nivel socioeconómico de vida de los militares y sus familiares.

Las características que le asigna Bigler a las relaciones civiles y militares en la democracia venezolana fueron circunstancias que permitieron mantener dentro de los mecanismos institucionales a los militares, pero eso no necesariamente significó la existencia real de control civil efectivo, tal como me propongo demostrar.

En la historia de Venezuela no ha existido nunca un verdadero y riguroso, efectivo e institucional control civil sobre sus Fuerzas Armadas. Afirmar que durante la vigencia del pacto de Punto Fijo y la Constitución de 1961 existió control civil sobre los militares es un juicio superficial, o, al menos una ingenuidad política. Pero bien, si en Venezuela no ha existido control civil sobre las Fuerzas Armadas, ¿qué fue entonces lo que permitió que respaldaran el proyecto político democrático?

Los factores que de acuerdo con Bigler le dieron al sistema democrático las bases para institucionalizar el control civil a las Fuerzas Armadas, luego de 1958, no constituyen el desempeño efectivo del control civil sobre los militares, tal como veremos más adelante. Esos factores son los rasgos más sobresalientes de la retórica para tratar de explicar la fortaleza de la actuación institucional de las Fuerzas Armadas durante los años de vigencia de la Constitución de 1961 y el pacto de Punto Fijo. Sin embargo, comparto el juicio según el cual, durante la década de los años sesenta, con la violencia subversiva guerrillera castrocomunista, ese grupo de factores ayudó decididamente a evitar que la situación se desbordara. Se mantuvo la situación bajo control; y, muy importante, se logró incorporar a los militares al nuevo proyecto. Pero el hecho de alcanzar objetivos muy importantes no significa la existencia de mecanismos institucionales en el sistema político democrático que garanticen un efectivo y riguroso control civil de los militares.

Bigler omite la presencia del elemento crucial: el pretorianismo; en otras palabras, la intervención abusiva militar en política. Es más, las Fuerzas Armadas, a partir de la victoria militar sobre la izquierda subversiva marxista leninista de los años sesenta, se mantuvieron dentro del sistema y gradualmente fueron conquistando mayores autonomías, privilegios e independencias; al fin y al cabo, eran ellos quienes exponían sus vidas, pero un efectivo y riguroso control civil, no existió.

Es importante reiterar que los factores que propone Bigler no son indicadores de control civil. La especialización técnica de las funciones militares rigurosamente no se debe llamar profesionalización militar, además las actividades técnicas propias de la división del trabajo en la guerra subversiva fueron resultado de la intensificación de las amenazas que vivió Venezuela en esa década. El sentimiento antimilitarista del pueblo venezolano es resultado de la represión, de las violaciones de los militares a los Derechos Humanos, y del fracaso de los militares en la conducción del Estado, pero no implica control civil efectivo; aunque ese sentimiento puede actuar como una muralla cultural ante las pretensiones golpistas.

Luego del fracaso del decenio militar (1948-1958), los distintos sectores pretorianos, resultado de la división política interna de las Fuerzas Armadas, se vieron forzados a respaldar el nuevo experimento democrático y principalmente se vieron en la necesidad de enfrentar conjuntamente la subversión armada comunista, pero, debo insistir, esa conducta no significa control civil sobre las Fuerzas Armadas. Y la derrota de todos los alzamientos y rebeliones militares en Venezuela a partir de 1958 tampoco significa la existencia de control civil sobre los militares venezolanos; esas derrotas pueden significar, entre otras cosas, que los alzados no evaluaron correctamente las circunstancias ni los costos del fracaso de las felonías. Pasaron cerca de treinta años para que se volvieran a presentar una serie de condiciones en el funcionamiento político y socioeconómico de la democracia que eventualmente, estimularon nuevos alzamientos en febrero y noviembre de 1992, y también fueron derrotados con los propios recursos de las Fuerzas Armadas. No obstante, el alto prestigio y la cohesión del liderazgo nacional no tuvo la visión de atribuirle a los poderes públicos y a la sociedad civil facultades de un fuerte y riguroso control civil sobre las Fuerzas Armadas; de hecho, apenas ciertos ascensos militares requerían de la autorización parlamentaria.

En conclusión, los militares pueden acatar y respetar la Constitución Nacional por múltiples y complejas razones, lo cual no significa necesariamente la existencia de control civil efectivo y una verdadera subordinación al poder civil.

Este punto es clave, porque cuando S.E. Finer, autor poco estudiado en nuestro ambiente académico, plantea el nivel de baja o mediana cultura política en su modelo teórico sobre las relaciones civiles y militares, se refiere a que los civiles pueden gobernar, pero otorgándoles a los militares total autonomía; es decir, la legitimidad de las autoridades civiles es importante pero refractaria a los militares. El modelo teórico de Finer sobre las relaciones civiles y militares lo veremos un poco más adelante.

Ahora bien, el problema principal está, por una parte, en que en el análisis a veces se desestima la herencia cultural y las profundas fuerzas de la historia venezolana. Y por otra parte se tiende a obviar la conciencia histórica que tienen las Fuerzas Armadas sobre la significación del rol que han jugado en la política venezolana, de modo que la herencia militar pretoriana tiene largas raíces muy profundas en nuestra historia. Es así como en las relaciones civiles y militares venezolanas todavía hay problemas históricos importantes que deben sacarse a la luz para que el siglo XXI, que recién comienza, sea plenamente un siglo de la supremacía de la sociedad civil, tal como el siglo XIX fue de los caudillos y el siglo XX de los militares, según decía Domingo Irwin.

La amenaza pretoriana, con sus ofensivas, avances y repliegues, siempre ha estado presente en Venezuela; pero eso no es lo más grave, el pretorianismo se ha incubado y desarrollado por el propio desprecio, ignorancia, permisividad, tolerancia y desconocimiento teórico por parte de nuestra dirigencia civil respecto al enorme poder destructivo de la abusiva intervención de los militares en política, lo que en definitiva ha bloqueado la posibilidad de establecer  un efectivo y riguroso control civil sobre las Fuerzas Armadas. Sin embargo, luego de la catastrófica experiencia de los militares en el poder político de estas últimas dos décadas estamos empezando a tomar conciencia de la profundidad y gravedad del problema.

*Este artículo remite, en una buena parte, a mi libro Militares, control civil y pretorianismo en Venezuela, disponible en http://www.amazon.com. *Originalmente ese escrito fue una conferencia dictada en la Cátedra José Gil Fortoul de la Academia Nacional de la Historia, Caracas, 2014. *Las partes 2 y 3 de este artículo, serán publicadas los días sábado 9 y sábado 16 de mayo, en la sección Papel Literario, en http://www.elnacional.com

Habla el general del 30 de abril: No me quedan dudas de que Maduro y el grupo en el poder son narcotraficantes por Juan Carlos Zapata – ALnavío – 28 de Abril 2020

Hace un año fue la megaconspiración que intentó sacar a Maduro del poder. El protagonista militar de esta evento, hace un balance. ¿Fue un fracaso? ¿Qué se logró? ¿Y qué nuevas revelaciones hay sobre la mesa?
A Maduro todavía lo apoya la Fuerza Armada / Foto: FANB
A Maduro todavía lo apoya la Fuerza Armada / Foto: FANB

El general Manuel Cristopher Figuera era el jefe de la policía política de Nicolás Maduro. Desde el Sebin fue uno de los que armó lo que más tarde se va a llamar la megaconspiración en la que aparecieron involucrados jerarcas militares y de inteligencia, el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno, el boliburgués dueño de Globovisión, Raúl Gorrín, y algunos testaferros de los grupos de poder. Hoy el general hace el balance para el diario ALNavío. El general ahora explica por qué no actuaron los otros protagonistas cuando les tocaba actuar.

La fecha sirve también para hablar de la situación del país, de Maduro, los bunkers y la seguridad cubana de Maduro, del narcotráfico, de Diosdado Cabello, del general Vladimir Padrino López, de la Fuerza Armada, y los miedos del régimen de Maduro, de Delcy y Jorge Rodríguez y Cilia Flores. Hay mucho que contar.

-A un año de la operación de la operación contra Nicolás Maduro, ¿Cuál cree que es el balance? ¿Qué se logró?

-Se logró que buena parte del mundo se diera cuenta de la situación en Venezuela. Se hizo una fisura que cada vez se hace más ancha.

-Cree que esa fisura existe. Hasta ahora la gran presión para fracturar a la Fuerza Armada no ha funcionado.

-La presión no es para fracturar a la Fuerza Armada sino para que tomen conciencia. El mundo se ha dado cuenta que Maduro ha permitido la corrupción y ha corrompido a los altos mandos militares para mantenerse en el poder. En estos momentos hay todo un proceso investigativo con el tema de la droga y lo que ocurre en los estados Falcón, en Zulia, en Carabobo no es diferente a lo que ocurre en Táchira, en Amazonas, en Apure, en Bolívar, en Sucre, en Delta Amacuro. Es un tema bien sensible.

-Sea lo que sea, la Fuerza Armada no ha actuado. Así que la estrategia de la presión ha fracasado. No le ha dicho a Maduro que se vaya o que se ponga a un lado.

-Porque lamentablemente están comprometidos en esa corrupción, en ese esquema de antivalores. Los jefes. Pero ha habido subalternos que han intentado que su voz sea escuchada para que se cambie el rumbo. Porque muchos subalternos han tratado de rebelarse pero han sido agredidos de manera inclemente, torturados e incluso matados. No podemos hablar de la institución como un todo. Lamentablemente la institución es uno de los rehenes de Maduro para mantenerse en el poder. Hay voces que están clamando que cambie ese modelo.

-Pero Estados Unidos presiona. Juan Guaidó hace lo mismo. Puede haber presión de algunos factores de la Fuerza Armada. Pero allí sigue Maduro, en el poder. Y la Fuerza Armada le brinda apoyo a Maduro. La operación antidrogas del Comando Sur no los asusta. Después del 30 de abril la Fuerza Armada se ha pronunciado en comunicados y con discursos de lealtad y de apoyo a Maduro.

-No sé qué medidor tiene usted sobre la operación del Comando Sur y más de 20 países en el Caribe. Yo tengo otra información distinta a esa de que no se han asustado. Hay oficiales de distintas graduaciones que no tienen nada que ver, que son honestos, y eso les preocupa. Sobre los discursos de lealtad, muchos son preparados para que ellos los digan y dar la sensación de compromiso con quienes ellos llaman su Comandante en Jefe que no es otro que el dictador Maduro, que ha mostrado toda su faceta de dictador después del 30 de abril. Esas manifestaciones de lealtad no son tales. Tengo este ejemplo. Cuando circuló el mensaje que envié recordando lo que yo le dije a Maduro el 10 de abril de 2019 de que cambiara el rumbo, la primera respuesta de algunos oficiales fue insultándome por teléfono. Pero después, desde teléfonos desconocidos se identificaban y me apoyaban. Decían: Mira, soy tal, y tuve que responder aquello porque esa fue la orden que me dieron. Y me decían que le habían ordenado que no comentara el mesaje, que no lo reenviara. Le estoy hablando de oficiales superiores, incluso. Eso tiene una lectura. Es el miedo, es el terror que sufren los militares. No se les olvida lo que le hicieron a Jesús García Hernández, a Rafael Acosta Arévalo, que el general Raúl Baduel está secuestrado y el general Miguel Rodríguez Torres sigue preso. Hay cierto temor pues cuando no se tienen escrúpulos y se actúa con la saña con la que actúa Maduro, con la saña de un carnicero, genera cierto miedo. Pero el miedo se acaba. Poco a poco se va acabando.

-Los grupos de poder tampoco se han dividido. Se mantienen unidos los grupos de Diosdado Cabello, el de Tareck El Aissami, el de los hermanos Jorge y Delcy Rodríguez. Siguen unidos por el poder. ¿Cómo romper esa unidad? Al cabo de un año no ha saltado ningún factor que los traicione. Ahí sigue el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno, y tanto que ese especuló de que se iba para Turquía; y sigue Raúl Gorrín, testaferro de la cúpula.

-Están vigilados. Quienes puedan tomar una acción de esa naturaleza están vigilados. Ellos pertenecer a una gran mafia. Si alguien quiere salirse de allí, digamos Gorrín, que sabemos que su fortuna es mal habida, y estaba dispuesto a cooperar para que Maduro saliera y seguir disfrutando de su fortuna. ¿Hasta cuándo les puede durar eso? Están jugando a la resistencia.

-¿Algunos de esos grupos puede decir hasta aquí llegamos?

-Se ha filtrado alguna información. Que algunos tienden puentes. Que hay conversaciones para negociar una salida. Es posible. Con toda la riqueza que tienen, por el daño que han hecho, por lo que han saqueado, no duermen tranquilos. De eso estoy seguro. No tienen paz.

-¿Dónde vive Maduro?

-No duerme nunca en la misma cama.

-¿Usted que sabe de los bunkers?

-Existen. Hay muchos más de cuatro. No sé si por todo lo que ha ocurrido sigue estando allí (en esos que conocí cuando era director de Inteligencia). En la Comandancia del Ejército hay bunkers. Hay espacios. Hay diferentes construcciones que pueden ser utilizadas como bunkers. Maduro estaba viviendo, hasta el momento en que yo estuve allá, en Fuerte Tiuna.

-El que no ha aparecido más es el hijo de Maduro, Nicolasito.

-Ese es otro que quedó el descubierto. La gente se da cuenta de cómo viven, qué hacen, qué no hacen, cómo mienten. ¿Para qué va a salir? ¿Cómo le pide uno a la gente que se sacrifique si yo ando en mi gran camioneta, que no me falta combustible y como bien? Vivo a mis anchas como si fuera un rey, mientras hay gente en la calle pasando horas y horas tratando de poner un poco de combustible y si lo consigue tiene que pagarlo en dólares. Personas que comen una sola vez al día para que les rinda. ¿Cómo va a salir este joven a decir qué? Cada vez cuesta más utilizar el simbolismo. Les resulta más difícil usar patria, soberanía.

Cristopher Figuera: El 30 de abril se justifica / Foto: Youtube

Cristopher Figuera: El 30 de abril se justifica / Foto: Youtube

-¿Usted cree que toda esa jerarquía es narcotraficante?

-Sí. Ya no me quedan dudas de Maduro y el grupo en el poder. En estos momentos no me quedan dudas con toda la información de carácter investigativo y oficial que yo poseo. No me queda duda porque no es posible que se hayan utilizado barcos de PDVSA para el tráfico de drogas. No me quedan dudas que hayan usado lugares para que salieran embarcaciones o submarinos artesanales para el transporte de la droga. Y allí están involucrados lo militares navales y algunos gobernadores. No me queda duda cuando se le baja potencia a los radares para que no capten algunas aeronaves que entran por corredores que utilizan para el tráfico.

-Por qué si el grupo que controla el poder es narcotraficante hoy combate el narcotráfico. La semana pasada, Diosdado Cabello anunció una operación contra el narcotráfico en Falcón y dijo que eso se iba repetir en varios estados de Venezuela. ¿Cómo se explica esto?

-Yo no sé si Diosdado Cabello habrá tenido conversaciones sobre ese tema con los Estados Unidos; o el mismo Maduro. Alguno de esos que aparecen en el cartel que publicó el fiscal de los Estados Unidos debe estar diciendo: Yo quiero colaborar. Ahí está el ejemplo del general Clíver Alcalá, que se entregó. La información que tengo es que está en disposición de colaborar. Hay un ejercicio de sobrevivencia por algunos de ellos. Y habrá quien quiera deslindarse de esta cuestión del narcotráfico.

-¿Es decir, Cabello aparece anunciando este operativo, él que no es ministro ni fiscal antidrogas, para deslindarse?

-Eso sugiere muchas cosas. El a veces dice cosas que a veces uno no se explican. Recuerda que él dijo que el capitán Acosta Arévalo estaba a buen resguardo y después apareció moribundo en el tribunal y más tarde murió, y Cabello no era fiscal, ni miembro de un tribunal ni de un órgano de justicia.

-¿Cuál es su opinión de Cilia Flores? (Esposa de Maduro). Usted la conoció.

-Corrupción, tráfico de influencia, nepotismo.

-¿Cuál es su opinión sobre la vicepresidenta Delcy y el ministro Jorge Rodríguez?

-Constituyen un enigma. Era impensable que ellos avalaran este sistema de torturas de maltrato cuando de alguna manera ellos sufrieron cosas como esas.

-Por la muerte de papá.

-Si. Pero, además, son personas preparadas, que estudiaron. Pero son muy ambiciosos del poder.

-¿Y su opinión sobre Tareck El Aissami?

-Es ambicioso del poder. Es el poder por el poder. Todos los grupos que están allí están por el poder. Han tenido la oportunidad de hacer cosas elevadas, nobles. ¿Y por qué no lo han hecho?

-Siguen en el poder. No tienen dinero. El país se derrumba. No los reconoce la comunidad internacional. Pesan sobre ellos acusaciones por narcotráfico. Pero siguen en el poder.

-Sí. Pero llegará el momento en que no podrán sostenerse más. ¿A quién van a gobernar? ¿A un poco de zombis? En estos días alguien me preguntaba que por qué yo había dado ese paso. Un general es un hombre de Estado. Y yo no podía llegar allí para convertirme en un vigilante de las tropelías de Maduro y sus secuaces. Yo tenía que hacer recomendaciones oportunas, tal como lo hice. Al mismo Diosdado una vez le plantee que se pusiera al frente de PDVSA porque veía que la situación del país estaba crítica. Y me dijo: Yo no quiero saber nada del Ejecutivo. Me cortó. No me dejó siquiera que le explicara. Yo planteaba que se recuperaran empresas, algunas cosas, porque el país iba a un despeñadero. Y cuando le señalé a Maduro que cesara la Constituyentes, fue por el análisis que hacíamos en el centro de estudios de la patria. Allí hacíamos esos análisis.

-Usted cree que el 30 de abril se justifica y el balance ha sido bueno.

-Se justifica, a todas luces. El balance no ha sido el mejor. Todavía esos malhechores permanecen en el poder. Pero si no lo hubiese yo, tal vez lo hubiesen hecho otros muchachos. Quedaron al descubierto. Ahí está el Informe Bachelet. El informe de Acnur.

-Pero eso no es producto del 30 de abril, eso tiene una dinámica propia que es la crisis humanitaria.

-Pero se le prestó más atención por lo que ocurrió el 30 de abril. Quiero puntualizar algo. Ya a finales de diciembre de 2018 y principios de enero de 2019, había conversado con el general Vladimir Padrino López. Porque había que hacer algo. Yo tenía información de lo que estaba ocurriendo. Le entregaba informes al Presidente. Creo que ni los leía. Si los hubiese leído se hubiera dado cuenta de que algo estaba en marcha. Yo estaba dispuesto a hacer cualquier cosa. Y así se lo hice saber a Padrino. Pero entonces me encuentro con que Padrino López había tenido conversaciones con Estados Unidos, el general Iván Hernández Dalla había tenido conversaciones, Maikel Moreno había tenido conversaciones con los Estados Unidos, pero yo no. Habían tenido conversaciones relacionadas con el cambio y la salida de Maduro. Yo no. Cuando Maduro denuncia que yo hablé con la gente de la CIA, le digo que yo hablé porque tú me mandaste, y los cuatro mensajes que me instruyó se los di a la CIA. Yo podía haber hecho algo, y solo. Pero cuando me plantean la idea de que van a hacer algo dentro de la norma, de lo constitucional, que Maikel Moreno había redactado un documento que revisé, y lo vi perfecto, de modo que solo faltaba que me incorporara a ese grupo, y participar. Y de repente cuando se tuvo que adelantar para que no hubiera un derramamiento de sangre, nadie actuó. Y se quedaron ahí, y ahora resulta que son los más patriotas de la galaxia. Eso no lo pueden negar.

-A qué atribuye por qué no actuaron.

-Habría que preguntárselo a ellos. Maikel Moreno quería ser él quien dirigiera la transición. Entiendo que el general Padrino también quería. Las ambiciones de ellos. Las ambiciones políticas.

-Y por qué si quedaron al descubierto, allí siguen, no se les ha castigado.

-Una sociedad de cómplices. Incluso, he llegado a pensar que lo hicieron para sacarme a mí del juego. Como sabían que yo no era comprable, tenían que sacarme del juego.

-Ahora lo harán sin usted.

-Lo que les queda es salvar su pellejo. Tendrán que buscar la manera de cómo lo hacen. Para dónde se van a ir con esa solicitud de la fiscalía de los Estados Unidos. Con elementos criminalísticos probatorios de lo que ellos están haciendo. Van a tener que sacar la valentía de presentarse. Como lo hizo Clíver Alcalá. Por qué no nombran abogados. Porque hay muchos elementos que los involucran.

-¿Usted cree que Cabello se le puede voltear a Maduro?

-No sé si voltearse es lo correcto. Hay que darle la interpretación adecuada. Todos están así por Maduro.

-Ni Cabello deja a Maduro ni Maduro puede con Cabello. Es un juego perverso.

-Allí todo el mundo anda cuidándose de todo el mundo. Unos dudan de otros.

-La seguridad de Maduro es cubana?

-Sí.

-¿Cuánta gente lo rodea?

-En cada casa donde tenía su guarida había un grupo de funcionarios de seguridad cubana.

La ideologización de los oficiales en la FAN y la presencia cubana e iraní por Tamara Suju – El Nacional – 25 de Abril 2020

download

Mucho se habla de la invasión e injerencia silente de organismos de inteligencia y militares extranjeros en Venezuela. Están presentes en todos los estratos de la sociedad, conocen las fortalezas y debilidades económicas, sociales y políticas, e intervienen directamente en la formación de venezolanos para la represión sistemática que viven mis compatriotas.  Sobre todo,  teniendo en cuenta cómo ha se ha incrementado la persecución e intimidación contra la población civil a medida que crece el malestar social, producto del hambre, las carencias del sector salud,  la pobreza extrema, la falta de servicios básicos en más de 70% del país,  que tienen que subsistir sin agua potable, sin luz, sin gas para cocinar, sin transporte, sin gasolina y con la inflación más alta del globo terráqueo.

La pandemia producto del coronavirus ha servido de herramienta para el control social e incluso para inducir a la represión de aquellos que se atreven a denunciar posibles brotes del virus. Médicos, profesionales de la salud y comunicadores sociales han sido acosados, intimidados e incluso detenidos por informar.

Educar para ideologizar y controlar, educar para reprimir, educar para torturar y amedrentar, ha sido parte de la formación que la Fuerza Armada Nacional y civiles han recibido durante estos 20 años del chavismo. La dictadura cubana es hoy el principal sostén estratégico para mantener a Nicolás Maduro y  a su estructura criminal usurpando el poder. Sabemos que habitan en instalaciones militares y en hoteles dispuestos por la tiranía, que disponen de más de 20.000 “médicos” para infiltrarse en las comunidades y que reportan al embajador de ese país, lo que permite tomarle el pulso al malestar social para estrategias de contención y represión que planifican con el Alto Mando Militar.

Sobre la presencia de iraníes, tanto de inteligencia como de oficiales militares, la primera vez que tuve conocimiento de que ellos estaban infiltrados entre nosotros, fue en las protestas del año 2014, cuando algunos testigos en las distintas manifestaciones reportaron la presencia de personas de ese país en las manifestaciones, que se dedicaban a tomar fotos y que no hablaban con nadie.

Conocemos la afinidad ideológica y los negocios del régimen con Irán, que según el propio Maduro se extienden al sector energético, financiero y agrario, asi como también a la explotación del #OrodeSangre en el que están directamente involucrados. Hoy  quiero referirme a la formación de oficiales de nuestra FAN que se lleva a cabo en la “Escuela de Operaciones Psicológicas” que está ubicada en Fuerte Tiuna, y de la cual les hablé en un artículo anterior.

Como mencioné en esa oportunidad, el curso tiene duración de un año y dos meses, y se fundamenta en enseñar a los cursantes a manipular a las personas a través de la propaganda política, terapias de choque (torturas, tratos crueles, inhumanos y degradantes) y en la manipulación y adiestramiento en comunicaciones. Este curso lo dictan oficiales venezolanos, cubanos e iraníes, a los que visten de civiles, y a los que nuestros oficiales deben dar parte.

Comparto con ustedes  estimados lectores parte del contenido del curso.  Recibí el “pensum” de manos de un oficial disidente, quien fue “escogido” para realizarlo, y en desacuerdo con la grosera injerencia cubana e iraní  en su formación, además de la inacción de la FAN por la tragedia que atraviesa nuestro país, decidió entregarme el material. Tengo la seguridad de que será un interesante punto de estudio para sociólogos, psicólogos, historiadores y otros especialistas. Además, hay que tomar en cuenta que los cubanos y los iraníes lo imparten desde sus propios intereses y experiencias, aplicándolos a distintos contextos históricos en el mundo.

No olvidemos que una vez que los oficiales han terminado su pasantía por esta “Escuela de formación”, deben ejercer sus habilidades en distintos cargos a los que son enviados,  en contacto directo con la sociedad civil, para luego aplicarlos como parte de la estructura represiva.

Teoria de la Imagen y Semiótica

    • El discurso
    • Análisis del discurso (conversación, psicología cognitiva, inteligencia artificial y crítico del discurso)
    • Circulación del sentido
    • Sentido construyendo realidad
    • Percepción
    • Psicología del color
    • El símbolo
    • Lingüística general
    • Lingüística estática y evolutiva
    • Teoría de Ferdinard de Saussure
    • Signo lingüístico
    • Teoría del valor
    • Semiótica, cultura y comunicación
    • La sociedad del espectáculo
    • La publicidad de lo privado
    • La imagen como discurso
    • La imagen como texto
    • Semiótica (origen y definición)
    • Disciplinas homónimas
    • La semiología frente a la semiótica
    • Fundamento de la semiología
    • Semiótica y comunicación
    • El signo
    • El sistema de signos
    • Giro lingüístico
    • La cultura de los signos

Teoria de la Comunicación

    • Comunicación humana
    • Elementos que conforman la comunicación
    • Contexto físico, biológico, cultural, social y psicológico que impactan en la comunicación
    • Conceptos (manipulación, propaganda, coerción y persuasión)
      • Espiral de silencio
      • La sociología de la comunicación
      • La Teoría de la Aguja Hipodérmica
      • La Teoría de los Efectos
      • La Teoría de los Efectos Limitados
      • La Teoría de la Agenda Setting
      • La Teoría Crítica
      • La Teoría de la Tuba de Schiramm
      • Los medios de comunicación y su impacto en la vida social
      • Barrera de la comunicación
      • Axiomas de la comunicación
      • Metacomunicación

Operaciones psicológicas

  • Las operaciones psicológicas y operaciones de información de campaña
  • La propaganda
  • La propaganda nazi
  • Campana comunicacional
  • Tarea submente
  • Las operaciones psicológicas y operaciones de información de campana
  • Auditorio objetivo
  • Objetivo psicológico
  • Indicaciones de impacto
  • El rumor
  • Comunicación interpersonal
  • La televisión
  • La radio
  • Medios de imprenta improvisados
  • El altoparlante
  • Contra propaganda y análisis de propaganda
  • Estrategia
  • Estrategia de medio
  • Principios de la propaganda de Paul Joseph Goebbels

Psicología y Psicologia Social

  • Concepto
  • Antecedentes y aportes principales
  • Evolución de la psicología
  • Conceptos básicos
  • Teorías de la personalidad
  • Concepto de la personalidad
  • Modos de clasificación y diferenciación de las teorías de la personalidad
  • Características
  • Complejos de Edipo y Electra
  • El Ello, el Yo y el Superyó
  • Psicoanálisis
  • Comportamiento humano
  • Conducta humana
  • Psicología de la percepción de la forma
  • Psicología Gestalt

Antropología

  • Bonte (De la etnología a la antropología)
  • Dialéctica de la identidad nacional. Esteban Emilio Mosonyi
  • Gustavo Bueno, Etnología y Utopía
  • Halls, S. Quién necesita la Identidad
  • Los desórdenes étnicos
  • Barley, N. El antropólogo y sociedad
  • El ritual como la forma de adoctrinamiento
  • El ritual como proceso
  • El sujeto y el poder. Michael Foucault
  • Eliade, M. Mito y realidad
  • LLobera, J. Antropología política. Idea de una antropología política
  • Radcliffe Brown. Estructura y función en la sociedad
  • Magia religión y poder de los cultos afroamericanos
  • Política y poder
A %d blogueros les gusta esto: