elecciones7Oenbilbao

Punto de encuentro de Venezolanos votantes en Bilbao

Archivos por Etiqueta: Exodo

Panorama venezolano desde Cuba por Carlos Alberto Montaner – Gentiuno – 17 de Febrero 2019

Raúl Castro y Diaz Canel foto 2

El Comité Central del Partido Comunista de Cuba (o sea, Raúl Castro) está muy preocupado. Ha hecho publicar en Granma, su tribuna, una “Declaración del Gobierno Revolucionario” con el objeto de “detener la aventura militar imperialista contra Venezuela”.

Los operadores políticos cubanos radicados en Venezuela saben (y así se lo han hecho saber a La Habana) que Nicolás Maduro está liquidado sin remedio. No tienen forma de salvarlo. Juan Guaidó tuvo el respaldo del 87% de los venezolanos, pero, según las encuestas, en los últimos días aumentó más de 3 puntos. Ya exhibe el 90.08 % frente al 3.75% satisfecho con Maduro.

Guaidó buena imagen
Por la otra punta, 51 de las mayores y más acreditadas democracias del planeta reconocen a Guaidó. Asimismo, es el gobernante legítimo de acuerdo con la Constitución del país, mientras la Asamblea Nacional, la única institución oficial del país internacionalmente aceptada, lo ha convertido en “presidente interino”.

La hipótesis que todos manejan (incluido el régimen cubano) es que el 23 de febrero, o antes, cuando lleven la ayuda humanitaria a los venezolanos, el mínimo respaldo que posee Maduro se desmoronará.

En ese punto, la dictadura cubana podrá darle a su colonia la orden de utilizar la violencia, pero Estados Unidos, Brasil, Colombia y otras naciones libres latinoamericanas entrarán en combate junto los demócratas venezolanos e impedirán rápidamente un triunfo de los golpistas de Maduro. Esto acabaría con la infraestructura de las FARC, el ELN y los islamistas.

Ya navega cerca de Venezuela una escuadra estadounidense que incluye un portaviones, mientras en Cartagena fondean decenas de buques de guerra y varios submarinos. Al fin y al cabo, es imprescindible ponerle fin al éxodo de los venezolanos hacia Colombia y Brasil, y eso no se logrará mientras Maduro mantenga el poder secuestrado y la hiperinflación destroce la economía del país.

Raúl Castro no sabe qué hacer. Resistir inútilmente le parece una sangrienta idiotez, pero la vorágine acaso lo arrastre, como le sucedió a Cuba en Granada en 1983. Los rusos no pueden darle protección real a Maduro. Se limitarán a declaraciones retóricas que serán utilizadas por los camaradas de todos los países para reclutar pacifistas ingenuos o acanallados agitando el fantasma de una guerra mundial.

USA China y Rusia
No habrá tal conflicto. El acuerdo tácito entre Moscú y Washington es que “los rusos” actúan en Ucrania o en el Cáucaso y “los americanos” en su inmediata zona de influencia, es decir, en Venezuela y América Latina. A los chinos lo único que les interesa es cobrar los 65.000 millones de dólares adelantados al inútil de Maduro y asegurarse el suministro de materias primas. Si lo logran con Guaidó, excelente. Para pagar y vender cualquiera es bueno.

Ahí no terminan las cuitas de Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel. El 24 de febrero adoptarán una nueva Constitución mediante un referéndum señalado para ese día. La consulta electoral ya ha sido totalmente deslegitimada por Transparencia Electoral, una institución dirigida por el politólogo argentino Leandro Querido, y por los opositores –entre otros– Rosa María Payá, José Daniel Ferrer y Guillermo Toledo.

Todos, pese a carecer del menor acceso a los medios de comunicación, les han pedido a los cubanos que voten NO a una Constitución que consagra el partido único y posee unos candados legales que hacen imposible modificar ese régimen absurdo. El “aparato” castrista, por su parte, mediante un sistema triple de sondeos constantes, ha logrado saber que una parte sustancial de los cubanos se dispone a votar NO, y la respuesta ha sido brutal: palo y tentetieso.

¿Cómo han conseguido burlar a los cancerberos propagandísticos del régimen? Por algo que, en su momento, señaló Yoani Sánchez: porque la revolución digital es casi imposible de detener, incluso en Cuba. Basta un simple teléfono “inteligente” para que penetren mil mensajes, Facebook, Twitter, Instagram y el resto de las herramientas que sirven para acallar la propaganda de los regímenes totalitarios. Y basta un simple error para que caigan los muros y surjan las “primaveras” liberadoras sin que nadie sepa cómo y sin que nadie sepa cuándo.

Es posible que el fin de la tiranía venezolana afecte a Nicaragua a Bolivia y a Cuba. 

Raúl Castro Evo Morales y Ortega
Esos son los restos del Socialismo del Siglo XXI. ¿Se inmolarán Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel defendiendo la causa perdida de Nicolás Maduro? El último párrafo del análisis-advertencia publicado en Granma asegura que lo harán. Yo los creía más inteligentes.






La izquierda y el autoritarismo por Héctor E. Schamis – El País – 3 de Febrero 2019

El verdadero progresismo no convive con dictadura alguna

La izquierda y el autoritarismo
EFE

En los años setenta, durante la presidencia de Jimmy Carter, el Departamento de Estado había iniciado una agresiva política de promoción de derechos humanos con especial énfasis en las dictaduras del cono sur de América Latina. En coordinación con la OEA y la CIDH, ello continuó en los ochenta con Ronald Reagan y George H. W. Bush en la Casa Blanca.

El embajador de Estados Unidos era Harry Barnes Jr., un diplomático de excepción y un demócrata de principios. Cuando Barnes presentó sus credenciales a Pinochet en 1985 le dijo que “los defectosde la democracia se curan con más democracia”. Pinochet no pudo contener su ira: “¿Desde cuándo son los embajadores árbitros de nuestros problemas internos? No somos colonia ni esclavos de nadie”.

Eso como contexto, pues en el drama de aquella noche de 1988 el embajador Barnes levantó el teléfono varias veces. Primero para hablar con sus colegas de otros países democráticos. Luego para hablar con Pinochet, a quien le manifestó que el gobierno de Estados Unidos le exhortaba a reconocer su derrota e iniciar la transición democrática tal cual estaba estipulado por su propia Constitución, la de 1980.

La llamada en cuestión convenció al general Fernando Matthei, Comandante de la Fuerza Aérea, dela inconveniencia de no reconocer el resultado. Tanto que fue el primer integrante de la Junta deGobierno en dar a conocer el resultado a los periodistas, ignorando al propio Pinochet. Fait accompli,hecho consumado.

La Concertación por el no —alianza de centro-izquierda entre Democristianos, Radicales y Socialistas que enfrentó a la dictadura—reconoció y agradeció la intervención del Embajador Barnesen innumerables ocasiones. Quien aquí escribe escuchó esta historia contada por los protagonistas decenas de veces. Un fraude electoral fue así sorteado, la democratización fue posible.

Si hace el lector fast forward, verá que Maduro le pidió prestado el script a Pinochet, nótese el lenguaje. El Embajador Barnes bien podría haberle prestado el suyo a Luis Almagro, o a Marco Rubio que se ha puesto a Venezuela al hombro en el Senado.

La izquierda de hoy, sin embargo —Noam Chomsky y sus seguidores, Bernie Sanders y los ultra liberales del Partido Demócrata, el laborismo de Jeremy Corbyn, las mascotas con ventrílocuos en La Habana o en Pdvsa— no parece tener libreto alguno, solo tiene confusión e hipocresía. No es capaz de explicar porqué la intervención de Estados Unidos y otras democracias fue válida para que Pinochet no cometiera fraude electoral y saliera del poder, pero no es válida para que Maduro haga lo propio después de haber cometido varios fraudes electorales.

Si es porque Maduro se define de izquierda, son ingenuos o cómplices. Según la Cepal, el índice de pobreza en Venezuela es cercano al 90% y ya era de 48% en 2014. Casi 3.5 millones de Venezolanos han emigrado, en la crisis de refugiados más grande en las Américas en toda la historia. Y el régimen ha sido denunciado ante la Corte Penal Internacional por crímenes de lesa humanidad.

Solo se trata de una organización criminal en el poder. Los jerarcas chavistas son billonarios, el grueso de sus activos está en Estados Unidos. Es que hay una premisa de la política que el régimen de Maduro ha violado. La misma dice que ningún gobierno, sea de derecha o de izquierda,autoritario o democrático, busca el sufrimiento de su propio pueblo. Es una máxima que no tiene validez para Venezuela: Maduro ha buscado deliberadamente el saqueo de su país y el sufrimiento de su pueblo.

El verdadero progresismo no convive con dictadura alguna, no evalúa si los derechos humanos son violados por la izquierda o por la derecha. Progresismo es entender el valor supremo de la libertad en un Estado Constitucional, el principio que establece la separación y el equilibrio de poderes, única manera de proteger los derechos fundamentales de las personas. Y sabe que ello solo se logra en democracia.

Es fundamental la activa intervención del mundo democrático para acelerar la partida de Maduro del poder, ya mismo, hoy, en realidad ayer. Así lo entendieron el embajador Barnes y la centro-izquierda chilena en aquel momento decisivo para la transición chilena, que a su vez fue imprescindible para toda la región.

Treinta años más tarde, la supervivencia de la democracia en América Latina depende de la democratización de Venezuela.

Bicefalia en Venezuela por Carmen Beatriz Fernández – Estudios de Politica Exterior – 25 de Enero 2019

De la verdadera concordia por Ramón Pérez-Maura – ABC – 5 de Enero 2019

No es frecuente ver en tiempos recientes a un grupo notable de políticos, en su mayoría católicos, salir a contestar al Papa

Ramón Pérez-Maura

Veinte expresidentes latinoamericanos se han dirigido por escrito a Su Santidad el Papa para llamarle la atención sobre lo equivocado que resulta en esta hora hacer llamamientos a la concordia en países como Venezuela y Nicaragua. La concordia puede ser un bien, pero no a cualquier precio. El Papa Francisco ha hecho un llamamiento a la concordia en su reciente mensaje de Navidad a los pueblos de ambas naciones. Pero, como recuerdan esos veinte expresidentes en la carta encabezada por el premio Nobel de la Paz Oscar Arias, los venezolanos hoy son «víctimas de la opresión de una narco-dictadura militarizada, que no tiene reparos en conculcar de manera sistemática los derechos a la vida, a la libertad y a la integridad personal y, además, como consecuencia de sus políticas públicas deliberadas y una palmaria corrupción que escandaliza mundialmente, somete a éstos a condiciones de hambruna generalizada y falta de medicinas». Y en el caso de los nicaragüenses, «a mediados año, fueron víctimas de una ola de represión que deja como saldo casi 300 muertos y unos 2.500 heridos». En ese contexto, los expresidentes manifiestan una lógica preocupación por el llamamiento del Papa a la concordia porque «en el contexto actual puede entenderse como un pedido a los pueblos que son víctimas para que se acuerden con sus victimarios; en lo particular, en el caso venezolano, con el gobierno que ha causado 3.000.000 de refugiados, en una diáspora que proyecta la ONU, para 2019, a 5,4 millones de personas».

Los expresidentes, agrupados en torno a Idea, la Iniciativa Democrática de España y las Américas, admiten la buena fe del Santo Padre y su espíritu de pastor, pero le advierten de que ese llamamiento a la concordia «está siendo interpretado de un modo muy negativo por las mayorías de Venezuela y Nicaragua. Sobre todo, por cuanto no existe, actualmente, en dichos países, un diferendo político que reclame de entendimiento, tolerancia, entre fuerzas encontradas con narrativas distintas, dentro de una democracia normal o deficiente que hoy lamentablemente no existe en estos. Sus poblaciones enteras son sometidas al sufrimiento por sus gobiernos, bajo regímenes que sirven a la mentira, y los líderes sociales y políticos, los conductores de opinión y prensa, sufren cárcel, persecuciones y también la muerte, como le consta a los organismos americanos y europeos de derechos humanos».

Y para que no haya dudas de la legitimidad de su denuncia sobre el llamado papal a la concordia, los expresidentes fundan su licitud en San Juan XXIII: «La encíclica Ad Petri Cathedram reza que el llamado a la concordia ha de hacerse, fundamentalmente, “a los que gobiernan las naciones”. “Los que oprimen a otros y los despojan de su debida libertad no pueden ciertamente contribuir a esta unidad” de las inteligencias, de los espíritus, de las acciones, como lo recuerda su predecesor, San Juan XXIII, y que todos anhelamos reconquisten los queridos pueblos de Venezuela y de Nicaragua a partir de la verdad y de la justicia, para que gocen de una justa paz».

 

México evita firmar el acuerdo del Grupo de Lima que rechaza al nuevo Gobierno de Maduro por JacquelineFowks y Luis Pablo Beauregard – El País – 5 de Enero 2019

López Obrador apuesta por una salida negociada mientras el bloque diplomático pide nuevas elecciones y amenaza con sanciones económicas

El Grupo de Lima, reunido en la sede de la cancillería peruana. FOTO/ VIDEO: EFE

México ha consolidado el giro ideológico en su política exterior que había adelantado el triunfo de Andrés Manuel López Obrador. El país se ha negado este viernes a sumarse a 13 naciones del Grupo de Lima que han rechazado el nuevo Gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela. Los cancilleres, reunidos en Perú, han concluido que no reconocerán el nuevo mandato del régimen venezolano porque la elección celebrada el 20 de mayo de 2018 fue “ilegítima”, según el comunicado conjunto que ha sido desairado por la Administración de López Obrador. El bloque diplomático no participará en la toma de posesión de Maduro, el próximo 10 de enero para un nuevo período que concluirá en 2025.

“México hizo una declaración previa de que no se sumarían, pero seguirán siendo miembros plenos y activos del Grupo de Lima, porque prefieren mantener abiertos los canales diplomáticos para ver si a través de ellos es posible llegar a una solución negociada”, informó a EL PAÍS una fuente de la cancillería peruana. “México continuará promoviendo la cooperación internacional, el respeto a la autodeterminación de los pueblos y la solución pacífica de controversias y el respeto”, anunció Reyes a sus contrapartes.

Esta posición fue la única fisura en la postura conjunta adoptada ayer en Lima en el Palacio de Torre Tagle, la sede de la cancillería. “La declaración tiene un mensaje político contundente, el principal es el no reconocimiento de la legitimidad del nuevo régimen venezolano”, aseguró el canciller peruano Néstor Popolizio. El Grupo de Lima ha instado a Maduro a respetar las atribuciones de la Asamblea Nacional, el Congreso en manos de la oposición que ha sido neutralizado con el chavista Asamblea Constituyente. Los cancilleres latinoamericanos incluso instaron a Caracas que le transfiera el poder ejecutivo aquella Asamblea para realizar nuevas elecciones presidenciales.

Los 13 cancilleres pactaron también “reevaluar el estado de las relaciones diplomáticas” con Caracas e impedir la entrada de altos funcionarios del régimen chavista a sus países. Tampoco descartan prevenir el acceso al sistema financiero del Gobierno venezolano o congelar sus activos, precisó Popolizio. El Grupo ha decidido elaborar listas de personas y empresas “con las que entidades financieras y bancarias de sus países no deberán operar o deberán tener una especial debida diligencia”. También suspenderán cualquier cooperación militar con Caracas evitando la transferencia de armas y evaluarán los permisos de sobrevuelos de naves de las fuerzas armadas chavistas.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, aseguró a este periódico que el Gobierno de México “coincide” en la preocupación que la crisis política de Venezuela ha generado en la región. “Pero no coincidimos en las medidas”, ha señalado el encargado de Exteriores de López Obrador, quien no viajó a Lima. La postura coincide con el principio de no intervención en asuntos internos que la nueva Administración mexicana perfiló en la campaña presidencial de este verano.

El giro impreso por Ebrard rompe con el de su antecesor, Luis Videgaray. El canciller de Peña Nieto había sido uno de los principales críticos del régimen de Maduro, llegándose a reunir con varios opositores, y uno de los protagonistas dentro del Grupo. Pero las elecciones de julio permitieron que las relaciones entre México y Caracas subieran de temperatura. El gesto más notorio de esto fue la presencia de Maduro en la recepción oficial de López Obrador el pasado 1 de diciembre. El venezolano, sin embargo, no tuvo un rol estelar en la ceremonia debido al gran repudio que su presencia desató en México. México, sin embargo, no devolverá el favor el próximo 10 de enero. Será la encargada de negocios de la embajada quien acudirá al inicio del nuevo Gobierno venezolano.

El régimen venezolano enfrenta una creciente presión internacional. Aunque Estados Unidos no hace parte formalmente del Grupo de Lima, el secretario de Estado, Mike Pompeo, aprovechó esta semana su visita a la toma de posesión del ultraderechista Jair Bolsonaro para apuntalar el frente continental contra Maduro, informa Santiago Torrado. En Brasilia, el jefe de la diplomacia estadounidense pactó con el recién posesionado presidente cooperar para impulsar los derechos humanos en Venezuela, y en su escala en Colombia elogió el compromiso del Gobierno de Iván Duque para restablecer la democracia y articular los esfuerzos regionales. “Debemos unirnos para rechazar la dictadura de Venezuela”, declaró Duque, que ha prometido cercar diplomáticamente a Caracas.

AYUDA AL ÉXODO VENEZOLANO

El canciller Popolizio hizo un llamado a la cooperación internacional para los países que están siendo afectados por el éxodo de tres millones de venezolanos, que tan solo en Colombia ha superado el millón de personas. En Perú viven unos 600.000 venezolanos, la mayoría subsiste en el mercado laboral informal y no logra encontrar un puesto de trabajo correspondiente a su nivel educativo.

“Hemos resaltado la gravedad de la crisis humanitaria y hacemos un llamado a la comunidad internacional para que preste el debido apoyo financiero a nuestros países, porque el éxodo de esta naturaleza desborda nuestras capacidades nacionales”, añadió el ministro de Exteriores peruano.

La inmigración venezolana se dispara un 60% en un año por Olga Sanmartin – El Mundo – 14 de Diciembre 2018

Geraldine Pérez, de 25 años, llegó hace un mes a Madrid procedente de Caracas (Venezuela). Esta licenciada en Periodismo, que posee la nacionalidad española porque su familia paterna es de Tenerife, decidió que tenía que salir de su país porque era imposible que las cosas mejorasen. Se dio cuenta un día al encontrarse a un grupo de niños rebuscando en la basura. Críos hambrientos que se llevaban a la boca restos de alimentos podridos y después los vomitaban.

«Yo era afortunada, porque trabajaba de diseñadora en una agencia de publicidad. En julio ganaba 30 dólares al mes, un buen salario. Comía tres veces al día, pero siempre lo mismo: arepa por la mañana, pasta al almuerzo y arepa de cena. Mi mamá se puso enferma y el ingreso en una clínica privada costaba 400 dólares al día. Vi que, por mucho que quisiera, no podía ayudar más. Ni emanciparme, ni comprar un carro. Las colas para conseguir carne eran de cuatro horas».

Geraldine es una de los miles de venezolanos que han fijado su residencia en España durante los últimos años huyendo de un régimen que ha creado una «situación política y económica nefasta», en palabras del propio Pablo Iglesias. El Instituto Nacional de Estadística (INE) presentó ayer sus datos migratorios, en los que se constata que los extranjeros ya vienen como antes de la crisis económica y compensan la baja natalidad y la elevada mortalidad. Estas cifras dicen también que son venezolanos el 11% de esos 287.883 inmigrantes registrados durante el primer semestre de 2018.

Sólo en la primera mitad del año se han contabilizado 32.088 nuevas entradas de Venezuela, un 60% más que las 19.975 del mismo periodo de 2017. En apenas un año han llegado 84.473 inmigrantes procedentes de este país suramericano. Desde que Maduro fue proclamado presidente, en abril de 2013, se han exiliado 153.200. A partir de 2015 se disparó el éxodo a la desesperada.

En conjunto, hay 274.000 ciudadanos nacidos en Venezuela residiendo en España, lo que supone un incremento del 76% en cuatro años. Una parte de ellos tiene, como Geraldine, la nacionalidad española. Quienes disponen de recursos consigue la residencia si compran inmuebles por valor de medio millón de euros, la llamadagolden visa. El resto solicita protección internacional: cada día piden asilo 56venezolanos.

«Mis dos hermanas ya están aquí desde hace tiempo y vivo con ellas. No he conseguido trabajo aún», relata Geraldine. Familias enteras de venezolanos componen la diáspora. Vienen más mujeres que hombres y el grupo de edad más numeroso es el que tiene entre 20 y 35 años. Proceden de un entorno socioeconómico medio o medio-alto, explica Antonio Izquierdo, catedrático de Sociología de la Universidad de La Coruña. También hay profesionales y pequeños comerciantes de origen español.

La inmigración venezolana es la que más ha crecido en el registro del INE, aunque cada vez es más difícil ahondar en los datos, porque la población colombiana e italiana residente en España también se ha disparado y un buen puñado de ellos pertenece asimismo a ese colectivo de exiliados de Maduro. Las cifras de inmigrantes de origen extranjero e inmigrantes españoles se entrelazan, y además hay que distinguir entre los españoles nacidos en España y los nacionalizados españoles.

«Hay 4.133.887 personas nacidas en el extranjero, a los que hay que sumar los2.190.188 naturalizados españoles.Son 6,3 millones de inmigrantes en una población de 46,7 millones de habitantes. Esto quiere decir que está incrementándose la mezcla de la población española», apunta Izquierdo.

Antonio Argüeso, subdirector general de Estadísticas Sociodemográficas del INE añade que, a diferencia de lo que ocurría la década pasada, ahora viene más gente, pero también hay más personas que se van. Las entradas y salidas de españoles están prácticamente igualadas, pero los españoles nacidos en España siguen marchándose en mayor proporción que los que vuelven. No hay muchos alicientes para regresar.

¿Cuántos migrantes y refugiados más podemos esperar de Venezuela? por Dany Bahar y Douglas Barrios – Brookings – 11 de Diciembre 2018

El éxodo de venezolanos por la crisis pone a prueba la hermandad con Colombia

El éxodo de venezolanos por la crisis 

Los venezolanos que han huido del país ya superan los 3 millones, con más de un millón en Colombia. Las autoridades colombianas han declarado que esperan que la cantidad de venezolanos en el país se duplique en los próximos 12 meses. Venezuela parece estar atrapada trágicamente en una perversa “trampa maltusiana” moderna, donde la falta de acceso a los alimentos es un determinante importante de la tasa de emigración. Las condiciones actuales son tan complicadas que incluso si el gobierno pusiera todos sus ingresos netos del petróleo—la principal y casi única exportación de Venezuela, que es de propiedad pública— para alimentar a los más necesitados, todavía habría una parte sustancial de la población cuyas necesidades calóricas básicas no serían cubiertas.

La herramienta que desarrollamos (abajo) muestra que, en función de los factores que determinan el ingreso extranjero de Venezuela (producción de petróleo, precio del petróleo y entradas de otras fuentes de recursos extranjeros, como remesas), el número total de migrantes y refugiados venezolanos en el mundo podría llegar a 8.2 millones. Nuestro cálculo incluye los 3 millones de venezolanos que ya están fuera del país. Si esto se materializa, la tragedia venezolana eventualmente superaría la crisis de refugiados sirios, como argumentamos en un post anterior. Leves cambios en las condiciones que definen la situación económica en el país pueden afectar significativamente el número esperado de migrantes y refugiados totales, como se puede ver a continuación.

The Venezuelan Exodus: How many more migrants and refugees might flee?

The United Nations recognizes that 3 million Venezuelans have already left the country given the ongoing humanitarian crisis. Use our tool and move the sliders below to estimate the totalnumber of Venezuelan migrants and refugees that we can expect in the near future, given slight changes in the country’s ability to provide for its own people, as determined by its income in terms of oil production, oil prices, and access to foreign resources (remittances or aid).

Parametros del modelo:

  • Producción petróleo : 1.17 MMBPD
  • Precio barril : 54 US $
  • Remesas/Ayuda : 2400 MM US$
  • Proyección migrantes : 8.2 MM personas equivalentes al 25.8 % de la población 2018

Nuestro escenario base refleja las condiciones actuales. La capacidad de producción de petróleo de Venezuela se ha derrumbado y, en noviembre de 2018, el país produjo 1.17 millones de barriles por día. El precio promedio del petróleo venezolano en noviembre de 2018 fluctuó entre $ 53 y $ 55 por barril; y, según algunas fuentes independientes, las remesas se estiman en $ 2400 millones por año. El modelo utiliza varias suposiciones que detallamos en este documento.

¿Cómo llegamos a estos números? Modelamos cuántas calorías se podrían importar si toda la moneda extranjera que ingresa al país se utiliza para importar alimentos para ayudar a la población necesitada. En nuestro modelo, esos recursos incluyen financiamiento gubernamental a través de los ingresos netos de las exportaciones de petróleo más recursos privados en forma de remesas. Además, el modelo asume que las importaciones de alimentos son eficientes: el país solo importa bienes que brindarán el mayor beneficio nutricional al menor costo posible, con los bienes asignados perfectamente de modo que cada individuo reciba lo suficiente para complementar su ingesta actual cubrir estándares mínimos nutricionales. Si el proceso en la realidad no fuere tan eficiente como suponemos, es probable que estemos subestimando los números.

Sin embargo, cualquiera que sea la suposición que usemos, una conclusión es clave: la situación actual en Venezuela es tan crítica que todos los recursos disponibles que fluyen en el país simplemente no son suficientes para importar todos los alimentos necesarios para complementar las necesidades nutricionales básicas de los venezolanos viviendo bajo la línea de pobreza. Nuestra estimación es que las personas cuyas necesidades calóricas mínimas no pueden satisfacerse bajo estas dinámicas eventualmente se verán obligadas a migrar.

Es importante tener en cuenta que éste es un modelo simple y no captura muchas dinámicas importantes. Por ejemplo, algunas de las personas que no pueden cumplir con los niveles mínimos de subsistencia podrían ser muy débiles como para hacer el difícil viaje que enfrentan muchos migrantes venezolanos. Alternativamente, la población restante que sí puede alcanzar los niveles de subsistencia no necesariamente tiene buena calidad de vida: de hecho, enfrentarían aún una inseguridad alimentaria, acceso limitado a la medicina y tratamientos médicos apropiados, además de represión política y actividades delictivas desenfrenadas. Por lo tanto, éste último grupo también podría migrar dada las circunstancias. En fin, éste modelo no pretende ser una estimación precisa de los flujos migratorios, sino más bien indicar su escala potencial.

Nuestra herramienta muestra que la situación puede empeorar rápidamente. Si la producción de petróleo sigue colapsando y alcanza un millón de barriles por día, sin cambiar ninguna otra variable, podríamos esperar que el número total de migrantes y refugiados llegue a más de 10 millones. Incluso si el precio del petróleo se recupera en 2019 a un nivel de alrededor de $60 por barril, lo que puede ser una estimación alta basada en las cotizaciones actuales de los precios futuros del petróleo, eso no sería suficiente para evitar un aumento significativo en la escala de la crisis migratoria.

Recientemente, las Naciones Unidas anunció una asignación de $9.2 millones de dólares en fondos de emergencia para Venezuela. Para revertir la catástrofe humanitaria que obliga a las personas a migrar, muestra nuestro modelo, se necesita ayuda a mucha mayor escala, probablemente en los miles de millones. Esto supone que cualquier cantidad de ayuda extranjera otorgada en un acuerdo con el gobierno venezolano, ya sea por $9 millones o cualquier otra cantidad, se utilizará para ayudar al pueblo de Venezuela y no se perderá en la corrupción característica del gobierno.

La crisis venezolana de migrantes y refugiados probablemente empeorará ante la ausencia de cambios que mejoren en Venezuela. Reconocemos la simplicidad de nuestro modelo y somos plenamente conscientes de que esta crisis se debe a muchos más factores que los que se incluyen en nuestra simple ecuación. Muchos otros factores son parte de lo que impulsa a cada individuo y su familia a dejar todo atrás y huir. Solo esperamos poder contribuir con una estimación para que la región se prepare de acuerdo con parámetros claves que determinan la profundidad de la crisis humanitaria de Venezuela, una tragedia creada por el régimen actual.

Tocar para vivir: los sonidos del éxodo – Latin Vox Machine – Diciembre 2018

 

Latin Vox Machine es un proyecto sinfónico ideado en el año 2017 por el productor y realizador venezolano Omar Zambrano junto a varios artistas y colaboradores locales en la ciudad de Buenos Aires, Argentina.

UN Annual Humanitarian Plan to Include Nations Assisting Venezuelan Exodus – Latam Herald Tribune – 4 de Diciembre 2018

The United Nations included Venezuela within its annual contingency plans for the first time on Tuesday and said it will assist South American and Caribbean nations that have led the humanitarian assistance to the residents of the country that have been forced to flee as a result of the acute crisis it is enduring.
Venezuelans at Colombia - 3.jpg

The UN’s plans will neighboring countries to cope with the inflow of millions of Venezuelan refugees and migrants who have no prospect of returning in the short to medium term.

“There is one crisis which, for the first time, we have a response plan for, which is to help those countries neighboring Venezuela deal with the consequences of large numbers of Venezuelans leaving,” UN emergency relief coordinator Mark Lowcock said.

The UN has estimated the Venezuelan crisis will require $738 million (648 million euros) to reach 2.2 million beneficiaries.

Lowcock explained that nearly all neighboring countries will obtain financial assistance according to their humanitarian work-load.

Lowcock added the UN had reinforced its health and food assistance to Venezuela and more can be done if the authorities voiced their agreement.

The Humanitarian aid chapter devoted to Venezuela states that 2.6 million nationals have fled the country due to the crisis and that 1.9 million left since 2015.

However, the UN warned of increased vulnerability among Venezuelan refugees, in recent months, after being forced to walk for weeks, sometimes crossing two borders before reaching their final destinations.

“In 2019, an estimated 3.6 million people will be in need of assistance and protection,” the UN appeal warned.

“What we have agreed with the government of Venezuela is we should strengthen our collaborative work and support for example in the area of health services and nutrition,” the coordinator added.

A %d blogueros les gusta esto: